Está en la página 1de 22

SÍNTESIS TEOLÓGICA II (ECLESIOLOGÍA, SACRAMENTOS Y MORAL)

Profesora: Leonor Rodríguez Domínguez

_________-___

TEMA 5
LOS SACRAMENTOS DE INICIACIÓN
CRISTIANA

Programa de “Teología católica y su pedagogía”


para la obtención de la Declaración Eclesiástica de
Competencia Académica (DECA)
en Educación Infantil y Primaria
Curso Académico
2018 | 2019

BLOQUE II: SACRAMENTOS

Tema 5: LOS SACRAMENTOS DE LA INICIACIÓN CRISTIANA:


BAUTISMO, CONFIRMACIÓN Y EUCARISTÍA

Objetivos del tema:

En este tema se pretende que el alumno comprenda y asimile:


- Cuáles son los sacramentos de la iniciación cristiana.
- El sacramento del bautismo: qué es, cómo se celebra y sus efectos
- El sacramento de la confirmación como plenitud del vida cristiano al recibir con plenitud
al Espíritu Santo
- La Eucaristía como centro y culmen de la vida cristiana. Entender qué es, su significado,
cómo se celebra y los principales efectos en el creyente.

Contenidos:

Introducción
1. Bautismo:
a. Significado ¿qué es el bautismo?
b. Celebración del bautismo
• ¿Quién puede ser bautizado?
• Rito del bautismo – partes
Materia, forma y ministro
c. Efectos
d. Necesidad

2. Confirmación
a. Qué es
b. Celebración de la confirmación
¿Quién puede confirmarse?
Rito de la confirmación: materia, forma, ministro y partes del rito
c. Efectos

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 2


Curso Académico
2018 | 2019

3. Eucaristía
Introducción – La presencia sagrada de Dios
a. El significado: ¿Qué es la Eucaristía?
• Banquete
• Sacrificio
• Memorial
• Acción de gracias
• Presencia real
b. Celebración de la Eucaristía
• ¿Quién puede recibir la Eucaristía?
• Materia, Forma y Ministro
• Partes de la Misa
c. Efectos

INTRODUCCIÓN

Los tres primeros sacramentos (bautismo, confirmación y eucaristía) son como tres partes
distintas de lo que se ha llamado el “gran sacramento de la iniciación”, es decir, el proceso por el
cual un hombre llega a ser cristiano. El hombre, nacido por el bautismo, es fortalecido por la
confirmación y alimentado por la eucaristía. (Semejante al proceso biológico del crecimiento
humano).
“El bautismo es el sacramento en el cual se funda nuestra fe” Papa Francisco 8 enero 2014

El mandato de Cristo resucitado a sus discípulos antes de subir al cielo fue:


“Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo…” Mt 28, 19

I. EL BAUTISMO

A. EL SIGNIFICADO: ¿QUÉ ES EL BAUTISMO?

Bautismo (en griego baptidsein) – hundir, zambullirse, sumergirse, empapar, meter en agua,
lavar con agua,… El Bautismo cristiano es como una inmersión o como zambullirse en la victoria
de Jesús sobre el pecado y la muerte.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 3


Curso Académico
2018 | 2019

El bautizado es sumergido, inundado y empapado en la vida divina, se convierte en hijo de


Dios, es puesto bajo su amparo y protección. Es el momento del encuentro y del abrazo entre el
Padre y el hijo.

San Agustín y los Padres de la Iglesia al hablar de la pila bautismal dicen que es el útero, el
seno de la Iglesia de donde salen los nuevos hijos.
“Por el Bautismo morimos al pecado y resucitamos a la vida nueva de la gracia” (Rm 6, 3-
11)

“El bautismo es el camino que lleva desde el reino de la muerte a la Vida;


la puerta de entrada a la Iglesia y
el comienzo de una comunión permanente con Dios”
YOUCAT 194

IMAGEN: Bautismo como puerta


CEC: - El bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana
- El Pórtico de la vida del espíritu
- La puerta que abre el acceso a los demás sacramentos.
Lugar que pone en relación dos espacios:
Espacio de fura NO VIDA

Espacio de dentro LA VIDA


La vida de Dios Padre, la vida del Hijo, la vida del Espíritu Santo
Nos inserta en la vida divina.
Situaciones de vida y no vida:
¡Esto no es vida! Donde hay miedo, odio, dolor, oscuridad, agobio, ansiedad, preocupación,
turbación….
¡Esto es vida! – donde hay amor, armonio, belleza, progreso, paz, tranquilidad.

La vida de Dios es donde hay amor, belleza, verdad


En el corazón de todos los hombres siempre ha estado el deseo de que la vida no se terminara,
de tener una vida superior: ej los griegos tenían la gran preocupación o deseo de acceder a la vida de
los dioses y consideraban la vida digna si esta no se terminaba.
Pues este deseo Dios también lo quiso para todos los hombres, todos fuimos llamados a
participar de la misma vida de Dios, de vivir fundidos en Él y de disfrutar de su riqueza y amor: Dios
nos ha llamado a vivir su misma vida y nos introduce a ella por medio del bautismo.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 4


Curso Académico
2018 | 2019

“El santo bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico a la vida en el


Espíritu, y la puerta que da acceso a los demás sacramentos. Mediante el bautismo somos
liberados del pecado y renacemos como hijos de Dios; nos convertimos en miembros de
Cristo, somos incorporados en la Iglesia y nos hacemos partícipes de su misión: El bautismo
es el sacramento de la regeneración a través del agua en la palabra”1

B. CELEBRACIÓN DEL BAUTISMO – EL RITO

El rito del bautismo se celebra normalmente en una iglesia. Para este fin suele haber una pila
bautismal, y un cuenco con agua; algunas iglesias tienen una pila más grande para realizar el bautismo
por inmersión.

En los primeros siglos de la Iglesia se hacía por inmersión (sumergir en el agua). Ahora se
hace por infusión (se vierte el agua sobre la cabeza que es la parte más noble del cuerpo donde reside
la vida).

• ¿Quién puede ser bautizado?


Cualquier persona que haya alcanzado el uso de razón si2:
- Manifiesta la intención de recibir el bautismo
- Ha sido suficientemente instruida sobre las verdades y obligaciones de la fe cristina
- Y ha experimentado la vida cristiana a través del catecumenado.

El bautismo de niños pequeños se ha practicado desde los comienzos de la Iglesia y


aparece implícitamente en las Escrituras, cuando Pablo dice haber bautizado “la casa de
Estéfanas”3 lo cual incluía probablemente a niños.
“La práctica de bautizar a los niños pequeños es una tradición inmemorial de
la Iglesia. Está atestiguada explícitamente desde el siglo II. Sin embargo, es muy
posible que, desde el comienzo de la predicación apostólica, cuando "casas" enteras
recibieron el Bautismo (cf Hch 16,15.33; 1Co 1,16), se haya bautizado también a los
niños (cf CDF, instr. "Pastoralis actio": AAS 72 [1980] 1137-56).” CEC nº 1252

En el caso de los bebés, la Iglesia reconoce la necesidad del don inestimable del
bautismo y proclama la responsabilidad de los padres católicos para que sus hijos sean
bautizados lo antes posible.

1
Cf. CEC nº 1213
2
Cf. CEC n 864 - 865
3
Cf. I Co 1,16

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 5


Curso Académico
2018 | 2019

• Rito del bautismo: (partes)

- Acogida de la comunidad: padres y padrinos y se signa al niño en la frente


- Petición del bautizado de serlo y aceptación
- Liturgia de la Palabra - lecturas
- Invocaciones a los santos
- Exorcismo y unción pre-bautismal
- Liturgia bautismal:
o bendición del agua
o renuncia a satanás
o profesión de fe
o bautismo
o unción con el crisma
o Imposición de la vestidura
blanca
o Entrega del cirio encendido
o Effetá
o Despedida

Se derrama agua (materia) sobre la cabeza diciendo: “N., Yo te bautizo en el nombre del
Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (forma)

En el momento que la materia (el agua) se une a la forma (las palabras que pronuncia el
ministro) sucede la cosa más maravillosa del mundo: el bautizado es sumergido, inundado y
empapado en la vida divina, se convierte en hijo de Dios, es puesto bajo su amparo y protección.
Es el momento del encuentro y del abrazo entre el Padre y el hijo.

Materia:
o Agua: como origen de la vida. Saciar la sed, refresca, limpia, lava, hace fructificar la
tierra… si no hay agua hay muerte
o Oleo o crisma que es aceite mezclado con bálsamo y especias perfumadas. Es una
medicina, un alimento, un reconstituyente, da fuerza. Se unge a los atletas y también a los
reyes. Cristo es el Ungido, el elegido por excelencia.
o Luz – vela: Jesús es la luz del mundo, es la verdad
o Vestido blanco: expresa la novedad de la vida cristiana, la belleza del alma, del hombre
nuevo que surge del bautismo.

Forma: palabras o diálogos


a) ¿Qué nombre habéis elegido para éste niño? - N
¿Qué pedís a la Iglesia para N? - El bautismo

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 6


Curso Académico
2018 | 2019

b) Tres renuncias y tres aceptaciones

Renuncias: • A satanás
• A todas sus obras
• A todas sus seducciones
“pompas” – burbuja en la que nos envuelve.
Aceptaciones:
• ¿Creéis en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra?
¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació de Santa María
Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la
derecha del Padre?
¿Creéis en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los
Santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de los muertos y en la vida
eterna?

c) “N., Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”

Ministro: El ministro ordinario es el sacerdote u obispo.


“…en caso de necesidad, cualquier persona, incluso no bautizada, si tiene la intención
requerida, puede bautizar”. CIC 1256

Para consultar: Audiencias del Papa Francisco sobre el bautismo4

C. EFECTOS DEL BAUTISMO:

En el bautismo es Dios mismo que coge al hombre y lo introduce en su propia vida, esto es
toda acción del Espíritu Santo, no de los hombres, no es visible pero sí se realiza y se simboliza en
gestos y diálogos.
Por el bautismo nacemos a la vida de gracia y somos recibidos por Dios como hijos que pasamos a
formar parte de su familia que es la Iglesia.

“No se limpia el vaso en el bautismo sino que se hace uno nuevo”


S. Juan Crisóstomo

4
Conviene leer: 8 enero 2014 - http://www.vatican.va/holy_father/francesco/audiences/2014/documents/papa-
francesco_20140108_udienza-generale_sp.html
15 enero 2014 - http://www.vatican.va/holy_father/francesco/audiences/2014/documents/papa-
francesco_20140115_udienza-generale_sp.html

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 7


Curso Académico
2018 | 2019

Los efectos los podemos deducir de los mismos elementos sensibles del rito sacramental.

La inmersión en el agua evoca los símbolos de la muerte y de la purificación, pero también de


regeneración de nueva vida:

- Perdona los pecados; el pecado original y cualquier otro cometido. Sin embargo
permanecen las consecuencias del pecado original que se llama concupiscencia.
- Nos da una vida nueva, es una “nueva creación”:

- Nos hace hijos de Dios


- Nos incorpora a la Iglesia que es cuerpo de Cristo,
- Nos da la gracia santificante, que es la participación de la vida divina
- Nos hace templos del Espíritu Santo, capaces de adorar a Dios como Él desea.
- Nos infunde las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad) y las morales
sobrenaturales (prudencia, justicia, templanza y fortaleza)
- Nos une a todos los cristianos (comunión de los santos)
- Nos imprime un sello imborrable, un sello que imprime carácter, de pertenencia a
Cristo
- Hace posible que algún día lleguemos al cielo.
“El bautismo “es el más bello y magnifico de los dones de Dios…. Lo llamamos don,
gracia, unción, iluminación, vestidura de incorruptibilidad, baño de regeneración,
sello y todo lo más precioso que hay. Don, porque es conferido a los que no aportan
nada; gracia, porque es dado incluso a culpables; bautismo, porque el pecado es
sepultado en el agua; unción, porque es sagrado y real (tales son los que son ungidos);
iluminación, porque es la luz resplandeciente; vestidura, porque cubre nuestra
vergüenza; baño, porque lava; sello, porque nos guarda y es el signo de la soberanía
de Dios”5

D. NECESIDAD EL BAUTISMO:
Jesús resucitado les pide a sus apóstoles:
“Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo” Mt 28, 19-20

Y Pedro después de Pentecostés cuando muchos se le acercan para preguntarle qué tienen que
hacer les responde: “Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de
Jesucristo” Hch 2,38

5
Cf. San Gregorio Nacianceno, Oratio 40, 3-4

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 8


Curso Académico
2018 | 2019

Así desde el inicio el mismo Jesús afirma la necesidad del bautismo para la salvación y por
eso pide a los discípulos que vayan por todo el mundo predicando el evangelio y bautizando.
Pero aunque el bautismo es el medio ordinario para acceder a la vida de Dios esto nos significa
que la acción divina quede limitada al sacramento del bautismo:

“Todo hombre que, ignorando el Evangelio de Cristo y su Iglesia, busca la verdad y hace la
voluntad de Dios según él la conoce, puede ser salvado. Se puede suponer que semejantes
personas habrían deseado explícitamente el Bautismo si hubieran conocido su necesidad”
CIC 1260

“Puede surgir en nosotros una pregunta: ¿es verdaderamente necesario el Bautismo para
vivir como cristianos y seguir a Jesús? ¿No es en el fondo un simple rito, un acto formal de la Iglesia
para dar el nombre al niño o a la niña? Es una pregunta que puede surgir. Y a este punto, es
iluminador lo que escribe el apóstol Pablo: «¿Es que no sabéis que cuantos fuimos bautizados en
Cristo Jesús fuimos bautizados en su muerte? Por el Bautismo fuimos sepultados con Él en la muerte,
para que, lo mismo que Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también
nosotros andemos en una vida nueva» (Rm 6, 3-4). Por lo tanto, no es una formalidad. Es un acto
que toca en profundidad nuestra existencia. Un niño bautizado o un niño no bautizado no es lo mismo.
No es lo mismo una persona bautizada o una persona no bautizada. Nosotros, con el Bautismo, somos
inmersos en esa fuente inagotable de vida que es la muerte de Jesús, el más grande acto de amor de
toda la historia; y gracias a este amor podemos vivir una vida nueva, no ya en poder del mal, del
pecado y de la muerte, sino en la comunión con Dios y con los hermanos.”6

Resumen:

Si el pecado es muerte el bautismo es vida

Si el pecado mancha el bautismo limpia

Si el pecado es alejamiento y extravío el bautismo es acercamiento


y reconciliación con Dios

Si el pecado es tiniebla el bautismo es luz

Si el pecado es esclavitud el bautismo es filiación divina.

6
Audiencia del Papa Francisco sobre el bautismo, 8 de enero de 204
https://www.youtube.com/watch?v=xWwiFXMYrgY

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 9


Curso Académico
2018 | 2019

II. CONFIRMACIÓN

a. QUÉ ES
La confirmación es el sacramento de iniciación por el que
Dios deja en herencia la gracia de Pentecostés y perfecciona la
gracia recibida en el bautismo. Aquí recibimos con mayor
intensidad los dones del Espíritu Santo, que nos fortalecen para
servir a la Iglesia y atraer a otros a la amistad con Dios.

Estos dones son de vital importancia para todos los que


vivimos en este mundo. En la sociedad actual se ataca con
frecuencia a la Iglesia y sus enseñanzas. Los periódicos y la
televisión a menudo critican a la Iglesia por atreverse a defender las
enseñanzas de Jesucristo en cuestiones relativas al respeto de la vida
humana, el matrimonio, la guerra, y nuestra obligación para con los
pobres. Precisamente a través del sacramento de la confirmación
recibimos la fuerza espiritual para dar testimonio de Cristo y
llevarlo al mundo en medio de la adversidad.

“La confirmación perfecciona la gracia bautismal; es el sacramento que da el Espíritu Santo


para enraizarnos más profundamente en nuestro ser hijos de Dios, incorporándonos más
firmemente a Cristo y a su Iglesia, para asociándonos más a su misión y ayudarnos a dar
testimonio de la fe cristiana con nuestra vida.” CIC 1315

• Raíces en el Antiguo Testamento: Isaías profetizó que el Espíritu del Señor vendría a
reposar sobre el Mesías, y que el Espíritu le facultaría para su misión de salvación.7

• Instituida por Cristo: Él prometió una efusión del Espíritu Santo sobre su pueblo varias
veces, sobre todo a los apóstoles. Esta promesa se cumplió de manera espectacular en
Pentecostés, cuando el Espíritu Santo descendió sobre los apóstoles, “como lenguas de
fuego”8, animándoles a predicar la Buena Nueva a todos los pueblos, como Cristo les había
mandado antes de su Ascensión al cielo.

“…pero recibiréis la virtud del Espíritu Santo, que descenderá sobre vosotros, y seréis
mis testigos en Jerusalén, en toda la Judea, en Samaría y hasta los extremos de la tierra.”
(Hch 1,8)

7
Cf. Isaías 11,2-3
8
Cf. Hch 2,3

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 10


Curso Académico
2018 | 2019

De hecho poco después vemos como San Pedro y Juan fueron a Samaria y vieron como
muchas personas estaban aceptando el mensaje de Cristo9. Estos nuevos discípulos
“estaban sólo bautizados en el nombre del Señor Jesús” y a su llegada rezaron sobre ellos
para que recibieran también el Espíritu Santo. Por lo tanto vemos ya en la narración de los
Hechos de los apóstoles como estos confieren el Espíritu Santo mediante la imposición de
las manos.

b. CELEBRACIÓN DE LA CONFIRMACIÓN
En los ritos orientales de la Iglesia católica los bebés
y los niños, como ya hemos indicado, reciben en la misma
celebración los tres sacramentos de iniciación: bautismo,
confirmación y Eucaristía. Sin embargo, en el rito latino
normalmente la confirmación es el último sacramento de
iniciación que se recibe, y se confiere separadamente, con
excepción de los catecúmenos adultos, que reciben los tres
sacramentos en la Vigilia Pascual.

• ¿Quién puede recibir la confirmación?


Toda persona bautizada que no lo haya recibido
anteriormente y quiere confirmarse para
completar su iniciación en la Iglesia.

El bautizado que ha alcanzado el uso de


razón
Debe profesar la fe
Estar en gracia
Tener la intención de recibir el sacramento
(saber qué significa)
Estar preparado para asumir su papel de discípulo y de testigo de Cristo.

“La preparación para la Confirmación debe tener como meta conducir al


cristiano a una unión más íntima con Cristo, a una familiaridad más viva con el
Espíritu Santo, su acción, sus dones y sus llamadas, a fin de poder asumir mejor las
responsabilidades apostólicas de la vida cristiana. Por ello, la catequesis de la
Confirmación se esforzará por suscitar el sentido de la pertenencia a la Iglesia de
Jesucristo, tanto a la Iglesia universal como a la comunidad parroquial. Esta última
tiene una responsabilidad particular en la preparación de los confirmandos” CEC n1
1309

9
Cf. Hch 8, 14 -17

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 11


Curso Académico
2018 | 2019

• El rito de la confirmación:

- Materia: en este caso es doble:


o El santo crisma con el que se le unge en la frente - símbolo bíblico que
significa: Abundancia, Alegría, Purificación (se unge antes y después del
baño), Agilidad (a los atletas), Curación….
Es el mismo crisma con que se unge en el bautismo y esto habla de la
continuidadEn la confirmación es signo de “consagración”

o La imposición de las manos

- Forma: “Recibe por esta señal el don del Espíritu Santo”

- Ministro: el obispo, para significar que este sacramento robustece el vínculo


eclesial

“… este sello del Espíritu Santo, marca la pertenencia total a Cristo, la puesta
a su servicio para siempre, pero indica también la promesa de la protección divina
en la gran prueba escatológica” CEC nº 1296

- Partes del rito

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 12


Curso Académico
2018 | 2019

c. EFECTOS

La confirmación es la plena efusión plena del Espíritu Santo, como sucedió a los apóstoles en
Pentecostés:

Nos introduce más profundamente en ser hijos de Dios


Nos une más firmemente a Cristo
Aumenta la gracia y los dones del Espíritu Santo
Hacer más perfecto nuestro vínculo con la Iglesia.
Nos concede una fuerza especial para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras
como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente su nombre.
Imprime un carácter indeleble en el alma, por ello solo se recibe una vez.

III. EUCARISTIA

A. INTRODUCCIÓN10:

La Eucaristía completa y es la culminación de la “Iniciación Cristiana”

Es el mayor de los sacramentos porque:


- Todos los sacramentos:
o Son medios para llegar a Cristo
o Se nos da la gracia al recibirlos
o Están en función de la Eucaristía
- La Eucaristía:
o Contiene a Cristo mismo
o Se da la gracia y esta permanece en nosotros al recibirlo
o Es fuente y cima de toda la vida cristiana

Desde los inicios del cristianismo y especialmente en los momentos de mayor persecución por la
fe la Eucaristía se ha convertido en el pan de los fuertes:
Tarcisio: el joven mártir de la Eucaristía
Maximiliano Kolbe
Van Thuan 11
Juango Callejas…

10
Puede ayudar a entender este sacramento la explicación que da el P. Manglano:
https://www.youtube.com/watch?v=_Vz32Z6Se9k
11
Leer el anexo con su testimonio – La Eucaristía en el campo de Concentración por Van Thuan

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 13


Curso Académico
2018 | 2019

La presencia sagrada de Dios:


El Evangelio de san Lucas narra la historia de dos discípulos de Cristo en el camino
de Emaús12 después de la resurrección. Cuando estaban caminado con Cristo, pero no le reconocieron.
Les explicó la resurrección y la manera en que se cumplirían las profecías de la Escritura.

“Y Él les dijo: ¡Oh hombres sin inteligencia y tardos de corazón para creer todo lo que
vaticinaron los profetas! ¿No era preciso que el Mesías padeciese esto y entrase en su gloria?
Y, comenzando por Moisés y por todos los profetas, les fue declarando cuanto a El se refería
en todas las Escrituras.” (Lc 24,25-27)

Luego Cristo compartió la cena con ellos.

“Puesto con ellos a la mesa, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio. Se les abrieron los
ojos y le reconocieron, y desapareció de su presencia.” (Lc 24,30-31)

Y luego ellos mismos decían: “¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y
nos explicaba las escrituras?”13. Cristo ha elegido revelarse a sí mismo en la fracción del pan
sacramento de la Eucarística. Estos versículos no sólo nos ofrecen con viveza este relato de Cristo
resucitado, sino que también nos enseñan que, igual que estos discípulos, encontramos a Cristo en la
Eucaristía. En este sacramento, Cristo está presente de forma única y tangible, como lo estuvo
hace dos mil años en el camino de Emaús.

A. EL SIGNIFICADO: ¿QUÉ ES LA EUCARISTÍA?

La Eucaristía es el tercer sacramento de la iniciación cristiana. En la Eucaristía, Cristo nos da


su Cuerpo y su Sangre como alimento espiritual, nos llena de gracia santificante y nos une más a él y
a su Cuerpo místico que es la Iglesia.

• Raíces en el Antiguo Testamento: hay muchos antecedentes. Durante la primera Pascua, los
israelitas comieron el cordero sin mancha ni defecto como adelanto a su liberación de la
esclavitud de Egipto. También cuando vagaron por el desierto durante cuarenta años les dio
el maná, pan bajado del cielo para alimentarse diariamente.14

• Instituido por Cristo: Cristo instituyó la Eucaristía, la nueva Pascua, en la última Cena, como
promesa de su amor, como forma de quedarse con nosotros para siempre, como memorial de

12
Cf. Lc 24, 25-31
13
Cf. Lc 24,32
14
Cf. Ex 16

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 14


Curso Académico
2018 | 2019

su muerte y resurrección y como sacrificio de la Nueva Alianza. A través del sacrificio en la


Santa Misa, nos hacemos partícipes del sacrificio de Cristo en la cruz.

Después de la multiplicación de los panes y los peces, Cristo se comparó con el maná
del cielo que los israelitas comieron en el desierto.15

a) BANQUETE: Es un verdadero banquete. En el centro vemos un altar, que es una mesa,


cubierta de un mantel… esto nos hace pensar en un banquete.

Cada Eucaristía es aún hoy el mismo banquete que celebró Jesús con sus discípulos, y
al mismo tiempo la anticipación del banquete que el Señor celebrará con los redimidos al fin
de los tiempos. No somos nosotros, los hombres, los que hacemos la celebración, es el Señor
quien convoca a ella y está presente en ella de modo misterioso.

En él nos alimentamos, nos nutrimos, nos fortalecemos especialmente con dos alimentos:

o La palabra de Dios – que es proclamada desde el ambón


o El pan y el vino – que es el mismo Cristo que se hace alimento espiritual bajo los
signos del pan y del vino y entra en cada uno de nosotros

b) SACRIFICIO: Es un auténtico sacrificio por eso sobre la mesa hay siempre una cruz.

A la Eucaristía se le llama también


“Santo Sacrificio” o “Sacrificio de la
misa” es la celebración de único sacrificio
de Cristo en la cruz. La Iglesia y los
creyentes se incluyen a sí mismos, con su
entrega, en el sacrificio de Cristo.

c) MEMORIAL de la pasión, muerte y


resurrección de Cristo.

No es un simple recuerdo sino que


quiere decir que cada vez que celebramos
este sacramento participamos en el
misterio de la pasión, muerte y
resurrección de Cristo.

Es como si el tiempo y el espacio


(realidades humanas) se rompieran y en

15
Cf. Leer el texto de Jn 6, 48-58 que se le suele llamar el discurso eucarístico.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 15


Curso Académico
2018 | 2019

cada misa estamos presenciando a los pies de Cristo, como María, su pasión y muerte.
Por eso no hay muchas misas sino una sola misa la del año 33 y todos participamos en ella.

En la misa nos unimos todos los hombres, toda la Iglesia: la del cielo, la del purgatorio
y la de la tierra. 16

“En el sentido empleado por la Sagrada Escritura, el memorial no es solamente el


recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino la proclamación de las maravillas
que Dios ha realizado en favor de los hombres (cf Ex 13,3). En la celebración
litúrgica, estos acontecimientos se hacen, en cierta forma, presentes y actuales” CEC
nº 1363

d) ACCIÓN DE GRACIAS:

Eucaristía – del griego eucharistia = acción de gracias


Este término resume todo lo que sucede:
o Es la acción de Gracias que dirige Cristo al Padre por su amor y misericordia, a la que
nosotros nos unimos.
o Es la acción de gracias al Padre, que nos ama tanto que nos dio a su Hijo por amor.
“La Sagrada Eucaristía es el Sacramento en el que Jesús entrega por nosotros su Cuerpo
y su Sangre: a sí mismo, para que también nosotros nos entreguemos a él con amor y nos
unamos a él en la Sagrada Comunión. Así nos unimos al único cuerpo de Cristo, La
Iglesia” Youcat nº 208

e) PRESENCIA REAL:

Al repetir las palabras de Cristo de la última Cena: “Esto es mi cuerpo… esta es mi


sangre”17, los evangelistas utilizan el verbo “ser”, que tiene una connotación literal en lugar
de figurativa. El lenguaje de Cristo aquí no da pie a la equivocación. Él es el Pan de Vida en
un sentido real y no en sentido metafórico. La presencia sustancial del Hijo de Dios (Cuerpo,
Sangre, Alma y Divinidad) en la Eucaristía se llama presencia real.

“Los signos esenciales del sacramento eucarístico son pan de trigo y vino de vid, sobre
los cuales es invocada la bendición del Espíritu Santo y el presbítero pronuncia las
palabras de la consagración dichas por Jesús en la última cena: "Esto es mi Cuerpo
entregado por vosotros...Este es el cáliz de mi Sangre..." CEC nº 1412

16
Aconsejo ver o leer, para ilustrar este punto, la homilía del Papa Francisco en misa en Santa Marta 10
febrero 2014 - La misa es el tiempo de Dios https://www.youtube.com/watch?v=WEa5g3227mI
17
Cf. Mt 26, 26-28

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 16


Curso Académico
2018 | 2019

Mientras que nuestros sentidos perciben todavía el pan y el vino, sabemos por la fe
que, bajo estas apariencias, Cristo está realmente presente en Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad. Como escribe Santo Tomás de Aquino en el himno Tantum Ergo “Que la fe supla
lo que falta al defecto de los sentidos”.

La transformación del pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo se conoce


como transustanciación.

“Porque Cristo, nuestro Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era
verdaderamente su Cuerpo, se ha mantenido siempre en la Iglesia esta convicción,
que declara de nuevo el Santo Concilio: por la consagración del pan y del vino se
opera el cambio de toda la substancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo
nuestro Señor y de toda la substancia del vino en la substancia de su sangre; la Iglesia
católica ha llamado justa y apropiadamente a este cambio transubstanciación" CEC
nº 1376

B. CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA

En el sacramento de la Eucaristía se celebra el sacrificio de la Misa. En ella, los fieles


participan en el sacrificio de Cristo y, al recibir la Eucaristía, compartimos su vida divina, como
miembros de su Cuerpo místico.
Fuera de la Misa, la Eucaristía se reserva para distribuirla a los enfermos, así com para la
adoración y culto del sagrario.

• ¿Quiénes pueden recibir la Eucaristía? Cualquier católico bautizado que esté en estado de
gracia, libre de conciencia de pecado mortal. Debe tener uso de razón y haber guardado el
ayuno de comida y bebida (excepto agua y medicamentos) una hora antes de recibir la
comunión.

• Materia: pan de harina de trigo y vino de vid

• Forma: Las palabras de Jesús pronunciadas por el sacerdote (que actúa in persona Christi)
en el momento de la consagración:

“Este es mi Cuerpo…. Este es el cáliz de mi sangre”

• Ministro: sólo el obispo o el sacerdote tiene poder de consagrar en la Eucaristía.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 17


Curso Académico
2018 | 2019

• Estructura de la Misa – partes

RITOS
LITURGIA EUCARÍSTICA
RITOS LITURGIA DE LA PALABRA CONCLUSI
INICIALES ON

*Saludo PROCLAMACIÓN DE LA OFERTORIO:


* Acto PALABRA DE DIOS: presentación del
peniten-cial:
pan y del vino
Yo confieso *Primera lectura
*Salmo responsorial 2ª GRAN
• Canto de *Segunda lectura ORACIÓN SOBRE
alabanza: (*domingos y fiestas) LAS OFRENDAS
Gloria *EVANGELIO *Despe
(*domin- Homilía o explicación de la PLEGARIA dida:
gos y Palabra que hemos EUCARÍSTICA: BENDICI
fiestas) escuchado (*suele hacerse
CONSAGRACIÓN ÓN
los domingos y fiestas) y
1ª GRAN RITO DE COMUNIÓN:
PROFESIÓN DE FE: ENVÍO
ORACIÓN
CREDO (*domingos y *Padre nuestro
COLECTA
fiestas) *Comunión del Cuerpo del
Señor
*Acción de gracias
después de la

C. EFECTOS O FRUTOS:

Según las propias palabras de Cristo, su Cuerpo es verdadera comida y su Sangre verdadera
bebida. Mientras que los alimentos que consumimos se convierten en nuestros cuerpos, el alimento
espiritual del Cuerpo y la Sangres de Cristo nos convierte, sin embrago, en Cristo, vinculándonos
incluso más a Él y a la Iglesia, su Cuerpo Místico.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 18


Curso Académico
2018 | 2019

La digna recepción de este gran sacramento nos concede numerosas gracias:


- Me une más íntimamente con Cristo
- Me convierte en miembro vivo de la Iglesia
- Aumenta y renueva la gracia y las virtudes
- Nos fortalece en la lucha contra el pecado y nos perdona los veniales
- Cristo nos da en la Eucaristía la prenda de la gloria futura

Estos frutos los podemos ver especialmente en la vida de los santos

Conclusiones:

Dios nos ha llamado a la existencia para compartir su amor, y él quiere que nosotros
compartamos su amor con los demás. Ha elegido darse a nosotros en los sacramentos, de los cuales
el primero es el bautismo, que nos concede la gracia de entrar en el cielo (nos perdona el pecado) y
nos hace miembros de la Iglesia de Cristo. Este sacramento marca un cambio permanente en quiénes
somos y en qué podemos lograr con la gracia de Dios.

El efecto esencial de la confirmación es perfeccionar la gracia recibida en el bautismo, lo que


refuerza el vínculo ya existente entre el bautizado y la Iglesia a través del poder del Espíritu Santo.
Otorga la gracia de convertirse en testigo del mismo Cristo.

Dios demostró su amor infinito por nosotros al enviarnos a su Hijo para morir por nuestros
pecados. Cristo comparte este amor con nosotros uniéndose a nosotros en la Eucaristía, dándose como
verdadero alimento. Prometió quedarse con nosotros hasta el fin de los tiempos y así está en la
Eucaristía. Recibirle en la Eucaristía es participar en la vida de la Santísima Trinidad, participar en
su pasión, muerte y resurrección.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 19


Curso Académico
2018 | 2019

Vocabulario18:

Adoración: Culto, reconocimiento de los seres humanos como criaturas creadas por Dios. Al cumplir
el primer mandamiento, reconocemos y respondemos a la revelación de la gloria y el poder de Dios.

Año litúrgico: Ciclo de fiestas y tiempos de la Iglesia católica durante el año, que empieza con el
Adviento y llega hasta la fiesta de Cristo Rey.

Bendición: Oración de invocación a Dios y atención a una persona, lugar, cosa o tarea. La oración
de bendición reconoce a Dios como la fuente de toda bendición. La bendición del Santísimo
Sacramento se refiere a la liturgia, en la que se cantan himnos y oraciones ante el santísimo
Sacramento, normalmente expuesto en una custodia. Termina con la bendición de los fieles con el
Santísimo Sacramento.

Crisma: Del griego “unción”. Se trata de óleo mezclado con bálsamo y consagrado por el obispo
para simbolizar los dones del Espíritu Santo. El crisma se utiliza en los sacramentos del bautismo,
confirmación y orden sacerdotal.

Comunión: Del latí, “juntos en la unidad”: en el sentido de la Comunión, en la recepción del Cuerpo
y la Sangre de Cristo en la Eucaristía; en el sentido de la fraternidad, el lazo de unión con Cristo y los
bautizados de la Iglesia.

Consagración: Dedicación a un fin sagrado; condición del ser santificado. Esta dedicación o
condición puede referirse a una iglesia, persona u objeto de culto. Puede referirse específicamente a
un estado permanente de libre voluntad en respuesta a la llamada de Cristo y que se caracteriza por
la profesión de los votos o consejos evangélicos. En la Misa, la consagración es el momento en que
el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo.

Copón: Recipiente utilizado para contener las formas consagradas en la Misa para su distribución en
la Comunión o para su reserva en el Sagrario.

Custodia: Vasija de metal precioso que se utiliza en la exposición del Santísimo Sacramento para la
adoración. El centro de la custodia es un hueco de cristal que permite a los fieles ver el Santísimo
durante su exposición.

18
Cf. S. HAHN, La fe cristiana explicada, Edibesa 2015, 122-123

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 20


Curso Académico
2018 | 2019

Exorcismo: Acto público y acreditado de la Iglesia para liberar una persona u objeto del poder del
diablo en el nombre de Cristo.

Iglesias ortodoxas orientales: Tradiciones cristianas orientales que no están en unión con la Iglesia
católica. Las Iglesias ortodoxas se separaron en el año 1054 o antes.

Infusión: Práctica de bautizar vertiendo agua sobre la cabeza del bautizado. Para que un bautismo
sea válido debe ser administrado por infusión o inmersión.

Inmersión: Práctica de bautizar sumergiendo en una piscina de agua al bautizado.

Misal: Libro litúrgico que contiene las oraciones de la Misa para uso del sacerdote en el altar, junto
con las instrucciones para la celebración de la liturgia. También se denomina así a un pequeño libro
que pueden tener los fieles para seguir y preparar la Misa y otras oraciones. Las lecturas bíblicas están
contenidas en un libro llamado el Leccionario.

Mistología: Periodo de formación en la fe católica tras haber recibido los sacramentos de iniciación
cristiana.

Neófito: Cristiano recién bautizado.

Padrino: Católico bautizado, confirmado y practicante que presenta un niño o adulto al bautismo o
la confirmación. Esta persona reza por la persona apadrinada, la ayuda en su formación religiosa y se
asegura de que cumpla fielmente la vocación de seguimiento cristiano.

Rito: Acto formal de culto público u otra observancia solemne.

Sagrario: Caja de material noble y con adornos utilizada para guardar las formas consagradas
sobrantes de la Misa o para su reserva y adoración.

Unción: Aplicación de aceite en el cuerpo. Se trata de un símbolo del Espíritu Santo, por cuya unción
Jesús como Cristo cumplió el Antiguo Testamento. Cristo significa “ungido”. Esta es la materia de la
confirmación, la unción de los enfermos y el orden sacerdotal.

Transubstanciación: Término utilizado para designar el único cambio, de forma verdadera, real y
substancial, de toda la substancia del pan y del vino eucarístico en el Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad de Cristo, mientras conserva la apariencia accidental del pan y del vino.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 21


Curso Académico
2018 | 2019

Autoevaluación – preguntas guía:

1. Qué significa que Dios infunde la gracia santificante en el Bautismo.


2. ¿qué es el bautismo? ¿Qué significa?
3. Materia, forma y ministro de cada uno de los sacramentos vistos.
4. ¿Cuáles son los efectos fundamentales del bautismo?
5. ¿Es lo mismo estar o no bautizado?
6. ¿Qué es la confirmación?
7. ¿Qué efectos produce la confirmación?
8. Qué es la presencia real del Cristo en la Eucaristía
9. ¿Qué es “memorial”? ¿a qué se refiere?
10. Enumera y desarrolla alguno de los principales significados de la Eucaristía.
11. Frutos que deja recibir dignamente la Eucaristía.

Síntesis Teológica II - Eclesiología, Sacramentos y Moral – Tema 5 – pág. 22

También podría gustarte