Está en la página 1de 5

LOS LIMITES DE EGIPTO SON:

Por el sur: limita con Sudán.


Por el oeste: limita con Libia.
Por el noreste: limita con el Estado de Palestina e Israel.
Por el norte: limita con el mar Mediterráneo.
Por el sureste: limita con el mar Rojo.
CMO ESTABA DIVIDIDO EGIPTO
Egipto estaba dividido en dos reinos, conocidos como Alto Egipto Ta Shemau y Bajo Egipto Ta Mehu.
CIUDADES MAS IMPORTANTES
 El Cairo.
 Guiza.
 Alejandría.
 Luxor.
 Asuán
 Sharm en Sheikh
 Edfu
 Hurgada
ÁREA DEL NILO MÁS RICO
EN el Delta mejor dicho en la separación del rio nilo en el Bajo Egipto (parte sur)
LA MUJER EN EGIPTO
El lugar que ocupaba la mujer en el Antiguo Egipto es mejor que el que ocupaba en otras culturas de
la época, e incluso de épocas posteriores. Aunque el hombre y la mujer tradicionalmente tenían
prerrogativas bien diferenciadas en la sociedad, no parece que hubiera una barrera insuperable para
quien quisiera variar el esquema. El egipcio de aquel tiempo no reconocía a la mujer como igual al
varón, sino como su complemento. Este respeto se expresaba claramente tanto en la teología como
en la moral, pero es bastante difícil determinar su grado de aplicación en la vida cotidiana de los
egipcios.
ESCRITURA EGIPCIA
Los antiguos egipcios usaron tres tipos básicos de escritura: jeroglífica, hierática y demótica; esta
última corresponde al Periodo tardío de Egipto
DIFÍCIL PARA LOS ARQUEÓLOGOS ESCRITURA JEROGLÍFICA
La ortografía en los jeroglíficos es mucho más relajada que los idiomas modernos. De hecho, una o
varias variantes existen para casi todas las palabras. Se pueden encontrar:
 Redundancias;
 Omisión de grafemas, que son ignorados sin importar si son intencionados;
 Sustitución de un grafema por otro, de forma que es imposible distinguir un "error" de una
"ortografía alternativa";
 Errores de omisión en el dibujado de signos, que son más problemáticos cuando la escritura
es cursiva, pero especialmente en demotico, cuando la esquematización de los signos es
extrema.
Sin embargo, muchos de estos aparentes errores de ortografía constituyen un problema de
cronología. La ortografía y los estándares han variado con el tiempo, por lo que la escritura de una
palabra durante el Imperio Antiguo puede ser considerablemente diferente durante el Imperio Nuevo

EL FARAÓN NARMER, EL PRIMER FARAÓN DEL ANTIGUO EGIPTO


Narmer fue el primer faraón del Antiguo Egipto y fundador de la primera Dinastía en el año 3050 antes de
Cristo. También es conocido con el nombre de Meni en la Lista Real de Abidos, y Men por el historiador griego
Heterodoxo; y como Menes de Tis por otros historiadores antiguos como Julio Africano y Eusebio de Cesarea.
 Según el historiador Julio Africano, Namer reinó por 62 años, aunque Herodoto afirmó que su reinado duró 60
años. Otros historiadores en cambio escribieron que estuvo en el poder por solamente 30 años.
Originalmente, Narmer era gobernante del Alto Egipto, probablemente era el sucesor de Horus Escorpión.
Después de conquistar el Bajo Egipto que estaba ubicado en el delta del Nilo, instauró su capital en la ciudad
de Ineb Hedy, la que posteriormente se convertiría en Menfis.
Después se movilizó con su ejército mas allá de las fronteras de su reino, para morir al poco tiempo arrollado
por un hipopótamo. Su mayor triunfo fue la unificación del Antiguo Egipto.
Era originario de la ciudad de Tinis la capital del Alto Egipto. Estaba casado con Neithotep la cual provenía de la
ciudad de Naqada. Al parecer esta unión tenía como fin sellar la alianza entre ambas ciudades, es decir que era
una unión de carácter político.
Narmer llegó a ser el primer gran faraón que unificó y gobernó todos los territorios egipcios, lo cual fue
reconocido por sus sucesores. Al parecer veía al Bajo Egipto como un pueblo conquistado, lo cual se refleja en
la construcción de Menfis ubicada a cientos de kilómetros de la capital del Alto Egipto. De esta manera Narmer
afianzó su poder sobre el territorio recién conquistado.
Según el historiador Herodoto, para construir la ciudad Narmer hizo desviar el cauce del Nilo para después
levantar un dique de contención. En aquel entonces, el Nilo atravesaba grandes dunas hacia Libia. Gracias a los
diques, Narmer desvió el curso del rio aguas arribas de de donde estaría ubicada Menfis, de manera que este
corriera por un canal construido entre las dunas.
Una vez que Narmer hubo desecado el cauce original del río, inicio la construcción de Menfis en esa llanura.
Poco después el faraón hizo construir un lago al norte y oeste de la ciudad el cual se alimentaría del Nilo.
El nombre del faraón Narmer ha sido encontrado en fragmentos de cerámica ubicados en la región del delta
del Nilo, así como en sitios más alejados como Palestina lo que es prueba del comercio existente entre ambas
regiones. Gracias a la riqueza agrícola de la zona del delta, la confluencia de varias rutas comerciales en Menfis
y los recursos minerales del Alto Egipto, empezó a levantarse un gran imperio.
Además de desviar el curso del Nilo y construir la ciudad de Menfis, Narmer construyó un gran templo
dedicado a “Ptah”, dios creador de la mitología egipcia.
Se cree que fue enterrado en la tumba B17-18, ubicada en la necrópolis de Umm el-Qaab, en Abidos la cual
está junto a la tumba de Aha (segundo faraón de la I Dinastía de Egipto). También se especula que fue
enterrado en Saqqara o en la necrópolis de Tarjan.
Paleta de Narmer

Restos de la tumba de Narmer


NEFERTITI
Una belleza legendaria la caracterizó. Fue la reina de
la dinastía XVIII de Egipto y esposa de Ajenatón, quien
comúnmente es conocido como Akenatón. Si no sabes
mucho de su vida, puedes leer la biografía de
Nefertiti, quien nació en el año 1370 A.C.
El padre de Nefertiti fue Ay, quien logró alcanzar el
rango de faraón, tras suceder a Tutankamón, el cual
murió muy prematuramente. Ay estaba casado con
una mujer llamada Tey, pero a lo largo del tiempo, se
ha sostenido que ella no era la madre de Nefertiti.
Algunas evidencias apuntan que Tey era la madrasta
de Nefertiti, quien se quedó huérfana de madre a muy
temprana edad.
NOTA
Otras hipótesis señalan que Nefertiti fue la princesa
de Taduhepa, debido a que ella presentaba una
cabeza ovalada a raíz de una manipulación artificial de
su cráneo durante su infancia. Esta práctica no era
común en Egipto, pero sí en Mitani, en donde se les realizaba a las personas de alta clase social.
Su unión con Akenatón 
Nefertiti se casó con Akenatón, pero no se sabe la fecha exacta del matrimonio entre ambos. De su
unión nacieron seis hijas que fueron: Meritatón, nacida en el año 1348 A.C; Meketatón, la cual vino al
mundo en el 1347 A.C y Anjesenpaatón, quien nació en el 1346 A.C. En el año 1344 A.C tuvieron
a Neferneferuatón-Tasherit y tres años después fueron padres de Neferneferura. Dos años después
verían nacer a Setepenra.
El reinado de Nefertiti 
Nefertiti siempre acompañó a su esposo, Akenatón, por lo que él decidió elevarla al cargo de Gran
Esposa Real, convirtiéndola en una reina-faraón a su lado, bajo el nombre de Neferneferuatón. 
Sobre su permanencia en el trono no se conoce mucho debido a que en el año 1336 A.C desapareció
por completo.
La desaparición de una reina 
En el decimocuarto reinado de Akenatón, Nefertiti desapareció de los papiros y los grabados de
piedra. Este hecho coincidió con la desaparición de la otra esposa del rey, Kiya. También con el
ascenso al trono de la princesa Meritatón y la aparición de la fantasmal figura de Semenejkara.
NOTA
Nada se sabe de la muerte de Nefertiti. Muchos se preguntan si fue poco después de su desaparición
o unos años después.
El descubrimiento de la momia de Nefertiti 
La momia de Nefertiti fue descubierta hace 100 años en el Valle de los Reyes (Egipto), pero no se
había podido identificar quién era su dueña. En el año 2003, el especialista en análisis capilar de la
Universidad de Nueva York, Joann Fletcher, demostró que pertenecía a Nefertiti.
Tiempo después, el director de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, negó rotundamente que esta
representación fuera de la reina, por lo que prohibió al investigador ingresar nuevamente al país para
hacer nuevos estudios.
La imagen del busto de Nefertiti se encuentra representada en el Museo de Berlín, Alemania. Allí se
ve reflejada una profunda belleza. Esta obra fue realizada por el Escultor Real, Tutmose, quien era el
artesano y maestro escultor del reinado de Akenatón.