Está en la página 1de 21

Tecnológico Nacional de México, Campus

San Luis Potosí

HABILIDADES DIRECTIVAS I

Introducción a las Habilidades Directivas

Profesora:

María de Lourdes Viera Silva

Integrantes:

Alvarez Hernández Raúl  (Representante del equipo)

Balderas López Rodrigo Rodolfo

Chávez Avilés Estefanía

Grimaldo Urbina Uriel Isaí

Ruíz Mendoza Zaira del Socorro

Fecha de entrega:

04 de octubre de 2020
INDICE

Introducción las habilidades directivas........................................3


1.1 Definir que son las habilidades directivas..............................4
1.2 Importancias de los directivos competentes..........................4
1.3 Clasificación de las habilidades directivas.............................7
1.3.1 Habilidades personales.......................................................10
1.3.2 Habilidades interpersonales................................................14
1.3.3 Habilidades de grupo...........................................................16
1.3.4 Habilidades de comunicación.............................................17
1.4 Mejora de las habilidades directivas esenciales..................18
Conclusión individual...................................................................20
Conclusión Final............................................................................21

2
Introducción las habilidades directivas

“Las habilidades directivas forman el vehículo mediante el cual la estrategia y las prácticas de
la administración, las herramientas, las técnicas, los atributos de la personalidad y el estilo
trabajan para producir resultados eficaces en las organizaciones. Son los medios con los
cuales los directivos traducen su propio estilo, estrategia y herramientas a la práctica”.

whetten (2005)

Durante el transcurso del tiempo se han hecho estudios en diversas partes del mundo y en
diversos sectores industriales, donde sus resultados fueron que en la última década los
directivos que ejecutan una administración eficaz y eficiente, es decir, que logran que las
organizaciones tengan éxito, ya sea nacionalmente o mundialmente, es porque detrás de ellas
existe un personal bien preparado, significa que, las habilidades directivas dotan en ese
directivo que tiene la empresa u organización.

En muchos años nos hemos encorado con estas habilidades, pero en el panorama laboral
contemporáneo, requiere cada vez más las habilidades directivas, estas realmente son
necesarias para aspirar a puestos gerenciales o directivos, donde abarquen áreas como el
liderazgo, tengas una excelente comunicación con su equipo, iniciativa, una perspectiva global,
capacidad de motivar a sus compañeros de trabajo, entre otras.

En esta unidad conoceremos algunas de ellas y aprenderemos a como desenvolvernos para


poder conseguirlas, también nos daremos cuenta sobre su clasificación y la importancia que
tiene en nuestro desarrollo académico.

México se localiza en un proceso competitivo global, donde la formación y el desarrollo de las


habilidades directivas del personal de coordinación y mando del sector público, son
fundamentales para lograr los objetivos que realiza cada organización en su ámbito de
competencia.

3
1.1 Definir que son las habilidades directivas
Son todas aquellas competencias necesarias para gestionar con afinidad, dirigir con precisión y
liderar con éxito a una organización. Todo administrador, gerente o directivo requiere de estas
aptitudes para llevar al éxito a su equipo de trabajo. Para muchas personas, adquirir esas
aptitudes es la pieza clave en su crecimiento profesional hacia mejores puestos.

Sería imposible listar todas las habilidades que un Director moderno necesita desarrollar, pero
creemos que estas cinco son representativas del tipo de líder que los puestos más exigentes
solicitan:

1. Habilidades de liderazgo y comunicación: Como Directivo tendrás la responsabilidad de


un equipo a tu cargo. Aprender a escuchar, comprender, dar retroalimentación
propositiva y saber comunicarse asertivamente será parte de tu día a día.
2. Gestión de crisis: Mantener la calma, pensar con la mente fría y buscar soluciones
rápidas es necesario para enfrentarse al a veces impredecible mundo de las
organizaciones.
3. Inteligencia de negocios: en la era donde todo es cuantificable, no hay excusa para no
saber cómo medir resultados con los indicadores apropiados para aprovechar la
retroalimentación. La inteligencia de negocios está disponible a todos, aprender a
usarla va por tu parte.
4. Creatividad: el trabajo es cada vez menos mecánico. Un directivo líder debe tener la
chispa de la creatividad en todo lo que haga.
5. Postura analítica y proactiva: como líder, más de una vez tendrás en tu escritorio
situaciones que ningún protocolo podrá advertir. Aquí has de hacer uso de tu
creatividad y flexibilidad, así como tú capacidad de toma de decisiones, para llegar a
una solución práctica y funcional.

1.2 Importancias de los directivos competentes


Las organizaciones de hoy requieren de directivos altamente competitivos, buenos estrategas,
innovadores, proactivos, participativos, verdaderos coaching, que sepan manejar
adecuadamente sus recursos, un humano que debe estar altamente integrados con los
colaboradores superiores e inferiores.

Hoy se considera muy seriamente, el que se tenga un directivo que sea proactivo; es decir, que
logre anticiparse a lo que va a suceder y que estimule el cambio, que cuente con una visión
más estratégica del negocio y que sea capaz de conformar e integrar equipos. ¿Por qué de

4
ello? Justamente se dice que se atribuye este cambio a la creciente integración de nuestra
sociedad y economía al mundo.

En el presente, se busca contar con un directivo que equilibre tanto su vida personal como su
vida laboral, porque a la larga, éstos resultan más exitosos. Se requiere de un directivo que sea
un formador de personas que capacite permanentemente a su gente, por eso, su ejemplo
personal es fundamental. Ahí está la diferencia entre directivos administradores y directivos
líderes y un buen ejecutivo reúne ambas cualidades.

En una organización es muy importante contar con un personal competente para el


cumplimiento de sus metas.

En el caso de los directivos, es especialmente necesaria su competencia debido a que al tener


la habilidad de trabajo en equipo, relaciones interpersonales y solución de problemas, en ellos
recae la capacidad de administrar, delegar, innovar y tener una amplia visión de la
organización.

Para que un directivo sea competente deber principalmente ser:

 pro activo
 dinámico,
 honrado,
 respetuoso
 Veraz
 Autoconocimiento
 Visión y pensamiento estratégico
 Dominio de las técnicas de captación de información
 Conocimiento del negocio y capacidad sistémica
 Gestión de equipo
 Comunicación
 Control y supervisión
 Estilo de liderazgo

Debe tener la capacidad de lograr que su personal tenga estas características.

Al emplear habilidades directivas en administración de personal ha llevado al éxito a muchas de


estas empresas; ya que el grado de compromiso de sus directivos por demostrar que poseen y
usan la competencia personal en habilidades directivas puede ser una estrategia vital.

La administración efectiva de personal era el factor más importante para predecir la longevidad,
aun cuando daba razón de tipo, tamaño y utilidades del sector industrial.

5
En la última década, más o menos, se ha producido una abundancia de evidencia de que la
administración habilidosa (especialmente la competencia en la administración de la gente
dentro de las organizaciones) es el determinante fundamental para el éxito organizacional.
Estos estudios se han llevado a cabo a través de numerosos sectores de la industria, contextos
internacionales y tipos de organizaciones. Los hallazgos de la investigación ponen ahora de
manifiesto, casi incuestionablemente, qué si las organizaciones quieren tener éxito, deben
tener directivos hábiles y competentesUn estudio de empresas alemanas en 10 sectores
industriales produjo resultados similares: “Las empresas que ponen a los trabajadores en el
centro de sus estrategias producen rendimientos más altos en el largo plazo... que sus iguales
de la industria”. Un estudio de supervivencia de cinco años en 136 compañías no-financieras
que emitieron su oferta pública inicial de acciones a finales de la década de 1980, halló que la
administración efectiva de personal era el factor más importante para predecir la longevidad,
aun cuando daba razón del tipo, tamaño y utilidades del sector industrial. Las empresas que
lograron manejar bien a su gente tendían a sobrevivir; no así las otras. Un estudio de Hanson
(1986) investigó los factores que mejor justificaban el éxito financiero en un lapso de cinco años
de 40 empresas importantes de manufactura. La pregunta que se les planteaba era: “¿Qué
explica el éxito financiero de las empresas que son altamente efectivas?” Se identificaron y
evaluaron los cinco factores de predicción más poderosos. Incluían la cuota de mercado
(suponiendo que cuanto más alta es la cuota de mercado de una empresa, mayor es su
rentabilidad); si la empresa hacía uso intensivo de los bienes de capital (asumiendo que cuanto
más automatizada y actualizada en tecnología y equipos está una empresa, más rentable es);
el tamaño de la empresa en activos (asumiendo que en las compañías grandes pueden usarse
las economías de escala y la eficiencia para aumentar la rentabilidad); el rendimiento promedio
del sector industrial por ventas (asumiendo que las empresas reflejarían el desempeño de una
industria altamente rentable) y la habilidad de los directivos para manejar efectivamente a su
personal (asumiendo que un énfasis en la buena administración del personal ayuda a producir
rentabilidad en las empresas). Los resultados revelaron que un sólo factor (la habilidad de
administrar efectivamente a la gente) ¡era tres veces más poderoso que todos los demás
factores combinados para justificar el éxito financiero de una empresa durante un periodo de
cinco años! Repetimos, la buena administración fue más importante que todos los demás
factores juntos para predecir la rentabilidad.

Frase célebre: “Nada hay más importante en la gestión empresarial como el saber motivar a
las personas, una motivación vale por amenazas, dos presiones, y seis memorandos”.

6
1.3 Clasificación de las habilidades directivas
Hay diferentes clasificaciones de habilidades. Para que el directivo de cualquier empresa y
organización logren un mejor desempeño, se requiere entender, desarrollar y aplicar
habilidades interpersonales, sociales y de liderazgo. Las otras habilidades que se presentan
son complementarias, lo cual llevará al directivo a contar con el perfil ideal para su desempeño.
En la tabla adjunta aparecen las habilidades principales que se requiere conocer y desarrollar
para el mejor desempeño en la dirección.

Tabla 1.1. Clasificación de las habilidades directivas


Habilidades Alcance
Técnicas Desarrollar técnicas específicas
Interpersonales Se refiere a la habilidad de trabajar en grupo, con espíritu de
colaboración, cortesía y cooperación para resolver las necesidades de
otras personas e incluso para obtener objetivos comunes.
Sociales Son las acciones de uno con los demás y los demás con uno. Es donde
se da el intercambio y la convivencia humana.
Académicas Capacidad y habilidad para hacer análisis, comparación,
De innovación Invención, descubrimiento, suposición, formulación de hipótesis y
teorización
Prácticas Aplicación, empleo e implementación (hábito).
Físicas Autoeficiencia, flexibilidad, salud.
De pensamiento Aprender a pensar y generar conocimientos
Directivas Saber dirigir, coordinar equipos de trabajo
De liderazgo Guiar, impulsar, motivar al equipo hacia un bien común
Empresariales Emprender una nueva idea, proyecto, empresa o negocio
Todas y cada una de las habilidades citadas en la tabla anterior, se pueden desarrollar y
cultivar, para ello reforzamos este comentario con lo que dice José Enebral (2007) cuando se
refiere a las habilidades de pensamiento: ¡se aprende a pensar! Este mismo enfoque se puede
dar a todos los tipos de habilidades que deben desarrollarse para tener directivos y líderes
preparados y eficientes.

Otra clasificación de habilidades directivas y sus alcances, es la que se muestra a continuación:

Administrativas

• Toma de decisiones oportunas y congruentes


• Crear y desarrollar organizaciones
• Planear, organizar y dirigir el trabajo hacía resultados positivos

7
• Emplear la informática, para realizar sus funciones y diseñar sistemas novedosos y
productivos de información
• Aplicar la creatividad y un criterio amplio, en la práctica de todos los conocimientos
adquiridos
• Ejercer y delegar la autoridad con firmeza y seguridad
• Diagnosticar y evidenciar desviaciones administrativas de naturaleza preventiva y
correctiva

Habilidades interpersonales e intrapersonales

Son todas aquellas habilidades que nos permiten relacionarnos mejor con las personas, es la
capacidad para entender a otras personas, que les motiva y utilizar dicho conocimiento para
relacionarse con los demás.

Habilidades intrapersonales

Es la capacidad para construir una percepción precisa respecto a uno mismo y utilizar dicho
conocimiento para organizar y dirigir la propia vida

• Liderar equipos de trabajo


• Negociar
• Trabajar en equipos multidisciplinarios
• Innovar el clima organizacional y a las nuevas generaciones
• Promover el cambio y el desarrollo organizacional social
• Comunicarse organizacionalmente

Intelectuales

• Ser, comprender y emprender

• Analizar, sistematizar e interpretar información

• Usar, calcular e interpretar cifras

• Desarrollo continuo de la creatividad y la productividad.

Habilidades personales

Dependen en su mayor parte de nosotros mismos. Son más el fruto de nuestra formación que
de nuestra educación. Por lo tanto, tenemos una mayor injerencia en cuanto a nuestro
potencial a desarrollar.

Las habilidades personales deseables son:

• Capacidad en la toma de decisiones

8
• Saber negociar

• Tener pensamiento estratégico (ver el panorama completo, a mediano y largo


plazo)
• Ser un experto en el tema que maneja

• Apasionado por su trabajo

Habilidad de grupo

Estas habilidades no solo garantizan una mejor calidad de la labor realizada, sino que también
garantizan el continuo aprendizaje y crecimiento del individuo a través de su interacción con los
demás.

Trabajar en equipo implica también:

• Compromiso
• Liderazgo
• Armonía
• Responsabilidad
• Creatividad
• Voluntad
• Organización
• Cooperación

Habilidades de comunicación

Las personas deben poder comprender los mensajes que recibe de los grupos en los que
participa y de su entorno, así como debe poder formular y expresar sus ideas, opiniones,
necesidades e intereses. Ambas habilidades no deben ser consideradas como parte de un
proceso discontinuo de escuchar y expresarse, sino que deberían permitir la interlocución
continua de las personas en debates fluidos que lleven a la creación de valor y nuevos
conocimientos.

El mejor análisis no producirá frutos si no se pueden comunicar adecuadamente sus resultados


y conclusiones.

La mejor opinión no será escuchada si no es debidamente formulada y presentada.

El mejor análisis, la mejor opinión, la mejor labor son imposibles de realizarse si no se


interactúa con las demás personas.

9
1.3.1 Habilidades personales
¿Qué son las habilidades personales?

Las habilidades o competencias personales como su nombre indica, son completamente


individuales para cada persona. Sin embargo, generalmente no se trata de si se tiene tal
competencia, sino de cuán acentuada es en el individuo para desenvolverse en su ámbito
profesional.

Habilidades personales: ¿qué se supone que son? En cualquier caso, es mucho menos
complicado de lo que se puede suponer. La resistencia, el conocimiento de sí mismo, la
autoconfianza, el pensamiento analítico, la conciencia del riesgo, etc. son algunas de las
"habilidades personales" más necesarias en el campo laboral.

En términos generales, las habilidades personales son aquellas que describen a una persona
en la vida privada y profesional, a través de cuyo control de la persona, independientemente de
la situación, permanece en los recuerdos de otras personas.

Importancia de las habilidades personales

Dependiendo de la situación y el trabajo, ciertas habilidades personales de un empleado o, por


supuesto, el empleador puede determinar el éxito o el fracaso de un proyecto. Solo por esta
razón y también por un ambiente armonioso en el trabajo, las habilidades personales son muy
importantes en el mundo de hoy.

Lo más importante son las competencias personales en las profesiones con responsabilidad del
personal, un administrador debe transmitir confianza en sí mismo para poder llevar a su equipo
al éxito, actuar de manera auténtica para llevar la organización a los procesos profesionales,
tolerar el estrés, de modo que incluso en situaciones difíciles la tranquilidad predomine en el
ambiente

Todo esto se aplica no solo a los jefes, superiores y gerentes, el interno y todos los miembros
del equipo también necesitan destacar en habilidades personales, porque ¿quién quiere
trabajar con personas arrogantes y desmotivadas?

Las habilidades personales, dependiendo del trabajo, la industria y muchos otros aspectos,
tienen gran peso al momento de presentarse mejores oportunidades laborales (ascensos a
altos puestos).

Las 12 habilidades personales más elementales en el campo laboral

10
Las habilidades personales se relacionan con valores y actitudes particulares. Estas a su vez
influyen en el comportamiento en situaciones de la vida. Aquí presentamos una lista de las
habilidades personales más elementales en el campo profesional.

1. Resistencia. Es la capacidad de conocer el desempeño personal y usarlo en el sentido de la


tarea sin sufrir daños psicológicos o físicos.

 Puede lidiar con la presión específica del trabajo.


 Reconoce los límites de desempeño y la reacción en consecuencia.
 Ve como un desafío las situaciones estresantes.
 Explota el desempeño a pesar del estrés personal.
 Conoce estrategias para regenerarse después del estrés.
 Puede distanciarse emocionalmente.

2. Conocimiento de sí mismo: Es la capacidad de adquirir conciencia de su propia


personalidad a través de la observación y la reflexión.

 Observa y refleja su propio comportamiento.


 Conoce los valores personales y cómo influyen en el comportamiento laboral.
 Tiene una visión personal y objetivos generales en la vida.
 Conoce los motivadores personales.
 Conoce fortalezas y debilidades personales.

3. Autoconfianza: Es la capacidad de presentar su propia persona de manera convincente y


auténtica.

 Se hace esperar a través de declaraciones sobre sí mismo y el comportamiento es


correspondiente.
 Hace que los valores sean visibles con el comportamiento.
 Sabe lo que da seguridad y actúa en consecuencia.
 Elige un lenguaje contextual.
 Viste apropiadamente.

4. Pensamiento analítico: Es la capacidad de dividir situaciones complejas en sub-aspectos,


reconocer sus dependencias y actuar.

 Aclara problemas.
 Se basa en hechos.

11
 Mantiene los incidentes separados.
 Percibe dependencias (causa, efecto, interacción).
 Proporciona resultados de una manera apropiada para el destinatario.

5. Conciencia del riesgo: Es la capacidad de evaluar oportunidades y riesgos en situaciones,


tomar decisiones y actuar de manera responsable.

 Asume la responsabilidad de acuerdo con su función en las decisiones arriesgadas.


 Percibe los peligros y puede evaluar su importancia según la situación.
 Respeta los riesgos conocidos y actúa en consecuencia.
 Sopesa las posibles consecuencias y toma una decisión clara.

6. Pensamiento positivo: Es la capacidad de influir en el cumplimiento de las tareas de


manera constructiva a través de una actitud positiva.

 Ve oportunidades donde otros ven problemas.


 Saca aspectos positivos del tema.
 Comunica el significado de tareas y objetivos.
 Transmite confianza.
 Ve la luz al final del túnel.

7. Asertividad: Es la capacidad de lograr que las personas cooperen contra su convicción


primaria en términos de los objetivos generales.

 Argumenta convincentemente.
 Hace referencia a hechos, consecuencias e instancias.
 Prevalece incluso con resistencia, escepticismo y consternación emocional.
 Resiste con fortaleza.

8. Compromiso: Es la capacidad y voluntad de dedicar el potencial personal a una tarea u


objetivo.

 Pone sus recursos al servicio de la consecución de objetivos con alegría.


 Asume la responsabilidad de todo.
 Subordina sus necesidades a las exigencias operativas si es necesario
 Hace una contribución especial al éxito.

12
 Proporciona un rendimiento extraordinario en situaciones normales.
 Asume tareas además de sus especificaciones.

9. Disposición para aprender: Es la voluntad de lidiar constructivamente con los avances,


repensar el conocimiento y el comportamiento adquirido y la capacidad de combinar nuevos
conocimientos con la experiencia.

 Centra la atención en las oportunidades cuando ocurren cambios.


 Ayuda a dar forma a los procesos de cambio de manera constructiva.
 Está listo para analizar la solución personal y los patrones de pensamiento.
 Está interesado en soluciones en contextos comparables.
 Deriva conocimiento de la experiencia y lo usa en el futuro.
 Toma en cuenta los avances actuales y futuros durante la capacitación adicional.

10. Capacidad de toma de decisiones: Es la capacidad de percibir aspectos fácticos,


temporales y humanos al mismo tiempo que, sopesar las dependencias, las posibles
consecuencias y tomar una decisión adecuada.

 Recoge las bases para la toma de decisiones.


 Percibe conexiones y las interpreta holísticamente.
 Decide tener en cuenta las condiciones generales.
 Toma decisiones, si es necesario, incluso si no toda la información está disponible.
 Mantiene una visión general incluso en situaciones complejas.

11. Fiabilidad: Es la capacidad de trabajar con cuidado y cumplir de manera consistente con la
propiedad, los requisitos y acuerdos específicos del trabajo.

 Trabaja con altos estándares de calidad.


 Concede gran importancia a los resultados sin errores.
 También se adhiere a los estándares para tareas repetitivas.
 Se apega a los acuerdos.
 Realiza tareas de acuerdo con la normativa.
 Cumple el pedido correctamente.

13
12. Responsabilidad: Es la conciencia de que "hacer y dejar ir" tiene un efecto y la voluntad
de subordinar el comportamiento personal al trabajo y la comprensión de la tarea de la
organización.

 Reconoce el alcance de la acción u omisión.


 Informa desviaciones, fallas y asegura constantemente que se quiten.
 Reconoce los límites personales y los comunica.

 Toma en cuenta la comprensión de la organización de las tareas al tomar decisiones.

1.3.2 Habilidades interpersonales


¿Qué son las habilidades interpersonales?

Las habilidades interpersonales son las habilidades que usamos todos los días cuando nos
comunicamos e interactuamos con otras personas, tanto individualmente como en grupos.

Las habilidades interpersonales incluyen una amplia variedad de habilidades, aunque muchas
se centran en la comunicación, como escuchar, preguntar y comprender el lenguaje corporal.
También incluyen las habilidades y los atributos asociados con la inteligencia emocional, o la
capacidad de comprender y gestionar las emociones propias y de los demás.

Las personas con buenas habilidades interpersonales tienden a ser capaces de trabajar bien
en un equipo o grupo, y con otras personas en general.

Pueden comunicarse eficazmente con los demás, ya sean familiares, amigos, compañeros del
trabajo o, en tu caso, tus alumnos.

Por lo tanto, son vitales en todas las áreas de la vida; en el trabajo, en la educación y
socialmente.

Todos hemos estado desarrollando estas habilidades desde la infancia, generalmente de forma
inconsciente. Son algo natural que damos por sentado, no paramos a reflexionar cómo nos
comunicamos con los demás. Sin embargo, a veces pueden estar frenando tus relaciones. Por
ello, un buen primer paso es fijarte en cómo te comunicas tú.

Tomando consciencia de cómo interactúas con los demás y a través de la práctica, puedes
mejorar tus habilidades interpersonales. Y esto es precisamente a lo que venimos hoy: a poner
énfasis en algunos aspectos clave para tomar consciencia y mejorar tus habilidades
interpersonales.

Consejos para mejorar las habilidades interpersonales

14
Escuchar con la mente abierta. ¿Dónde está tu mente cuando estás escuchando? Hay veces
en que escuchamos prestando mucha atención a lo que nos dice la persona que está
hablando, con paciencia y tolerancia. En cambio, otras veces, nuestra mente vaga y se sitúa en
un lugar de juicio e impaciencia, queriendo ir al grano.

Escuchar es el epicentro de cualquier relación social saludable.

Escuchar con la mente abierta significa hacerlo con curiosidad, compasión y de forma paciente.
Dar oportunidades para profundizar y fortalecer relaciones.

Prestar atención al lenguaje corporal. Lo habrás escuchado mil veces, pero realmente la
comunicación no verbal puede decir mucho más que las palabras que salen de tu boca.

A veces, el verdadero mensaje que deseas comunicar se envía a través de tu tono, volumen,
ritmo y lenguaje corporal.

Es necesario e importante examinar tus propias expresiones no verbales y considerar cómo


interpretas las de los demás.

A veces puedes no transmitir el mensaje que quieres por culpa del lenguaje corporal. Cuando
hablas con alguien y percibes un desajuste entre su selección de palabras y su comunicación
no verbal, tu confianza en esa persona, inconscientemente, disminuye. Lo mismo al revés.

Por ejemplo, si alguien te dice “no pasa nada” con los brazos cruzados y un tono un poco
arisco, por mucho que el mensaje sea “no te preocupes”, no lo percibes así, ¿verdad?

Es fundamental que ajustemos lo que decimos con lo que expresamos y el primer paso es
centrar tu atención en tus propias señales no verbales. Quizás no puedes cambiar las de los
demás, pero sí puedes cambiar las tuyas y aprender a interpretar las de los demás.

Y, ¿no te parece un aspecto interesante para poner en práctica con tus alumnos? Seguro que
puedes plantear alguna actividad en la que se trabaje el lenguaje corporal y ayudarles a
comprender la importancia de dar un mensaje congruente al comunicarse.

Ampliar la competencia cultural. La competencia cultural es la capacidad de comprender,


apreciar e interactuar con personas de culturas o sistemas de creencias distintos a los tuyos.
Es la capacidad para navegar a través de las diferencias interculturales, ya sea para enseñar a
los estudiantes, colaborar con compañeros de trabajo o socializar con amigos o nuevas
personas.

Ser consciente de tu propia identidad, pero también de las diferencias que puedan existir, ya
sean generacionales, raciales, de género, nacionales, etc. y de los sesgos inconscientes que

15
realizamos. La cultura puede desempeñar un papel importante en la comunicación, las
emociones, el cumplimiento de las normas y las relaciones.

Y no olvides que los rasgos que compartimos en común (que siempre los hay), pueden ofrecer
oportunidades para construir puentes en favor de las relaciones.

Saber gestionar los conflictos. Ni a ti ni a nadie nos gusta tener conflictos, problemas o
malentendidos con otra persona. Pero la realidad es que es muy difícil que jamás surjan. Un
conflicto puede fortalecer o socavar una relación, pero la mayoría de nosotros somos reacios a
ellos, intentamos sortearlos como podemos y muchas veces carecemos de las habilidades
necesarias para enfrentarlos. Probablemente porque desde pequeños nos han educado para
evitarlos.

Pero necesitamos aprender a manejarlos, sobre todo cuando estás al mando de una clase.

Aunque te pueda costar, si tienes un problema o una queja sobre alguien, llévalo directamente
a esa persona. No te lo guardes, no empieces a contárselo a todo el mundo menos al
implicado, no lo dejes ir. Las cosas hay que solucionarlas al momento para evitar rencores,
resentimientos y grandes conflictos. Cuesta, pero te garantizamos que, a la larga, tú y las
personas de tu alrededor van a agradecértelo.

Una comunicación sólida y una comunidad saludable pueden reforzarnos a través de


momentos difíciles, traer alegría a nuestras vidas y mejorar nuestra capacidad de recuperación.

Además, no solo tú puedes trabajarlas a nivel personal, sino que puedes ayudar a tus alumnos
a desarrollarlas y mejorarlas a través de actividades y ejercicios, permitiéndoles ganar una
herramienta muy poderosa para su futuro.

1.3.3 Habilidades de grupo


Desarrollo de habilidades en donde las fortalezas y dones particulares de cada uno se
transfieran y se traduzcan efectivamente en fortalezas y bondades de los grupos que forma
parte.

Garantiza una mejor calidad de la labor realizada, sino que también garantizan el continuo
aprendizaje y crecimiento del individuo a través de su interacción con los demás.

Habilidades participativas

Las personas deben poder integrarse en los procesos y actividades de grupo y aportar valor
significativo a los mismos con su participación.

16
Habilidades comunicativas

Las personas deben poder comprender los mensajes que recibe de los grupos en los que
participa y de su entorno, así como debe poder formular y expresar sus ideas, opiniones,
necesidades e intereses.

Habilidades colaborativas

Cuando las personas trabajan juntas y en comunicación y coordinación directa para realizar
aportes significativos.

1.3.4 Habilidades de comunicación


Las habilidades comunicativas que posee una persona determinan el éxito de sus relaciones
interpersonales, comunicarse bien en el trabajo, es importante para lograr un ambiente laboral
agradable y cómodo, que permita desenvolverse y desarrollarse adecuadamente.

Algunas habilidades de comunicación, básicas e importantes son:

Escucha activa: Saber escuchar, aunque parezca simple, no todo el mundo tiene esta
habilidad. Muchas veces sólo se oye en lugar de escuchar. Escuchar activamente es prestar
atención plena, aplicando los cinco sentidos, para lograr captar no solo a lo que la persona
dice, también las ideas, emociones, sentimientos o pensamientos que el individuo expresa.

Empatía: Es importante situarse en el lugar del otro, de esto depende la convivencia con los
demás, es la que permite entender y respetar el punto de vista de otros así no se esté
totalmente de acuerdo con él. Debe haber feedback, escuchar sin juzgar y comunicar a la otra
persona que se le ha entendido.

Evitar malos gestos: La postura corporal, el contacto visual y los gestos, comunican más de lo
algunas personas creen, estar relajado evitar los gestos, puede maximizar el mensaje que se
desea trasmitir.

Resolver conflictos y negociación: El conflicto es inevitable en cualquier relación laboral,


aprender a manejarlo es una manera sana y esencial para hacer que las relaciones
interpersonales funcionen. Algunos individuos prefieren no afrontar los conflictos, esto solo
provoca malos entendidos y resentimientos.

Leer y escribir: Leer facilita el desarrollo intelectual y brinda las herramientas para dialogar
críticamente. Además, es importante tener un buen dominio de la comunicación escrita y más
en la actualidad, con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

17
Respeto: Las personas están más abiertas a comunicarse si se muestra respeto hacia ellas y
sus ideas. El contacto visual, usar su nombre, evitar burlas y reflejar la escucha activa muestra
respeto y se refleja en la confianza de quien se comunica.

Persuasión: Es clave en la comunicación especialmente en los negocios, es capaz de


transformar ideas, creencias, actitudes y comportamientos. Suele confundirse con la
manipulación por ello se debe aprender muy bien esta habilidad.

Credibilidad: Genera confianza y al igual que el respeto, es una gran aliada de la


comunicación. Las personas muestran mayor receptividad cuando hay confianza, expresar las
ideas con claridad y sin titubeos es parte de esta habilidad.

1.4 Mejora de las habilidades directivas esenciales.


La formación en habilidades directivas permite mejorar las prácticas de la organización y
conocer el sistema para la administración de la operación diaria del trabajo mediante la
identificación de los procesos clave y de apoyo, la clarificación de responsabilidades, clientes,
indicadores de desempeño y la estandarización de los mismos, con el fin de mantener bajo
control el trabajo diario y mejorarlo continuamente.

Dependiendo del nivel gerencial, se vuelven más o menos importantes las distintas habilidades.
Si bien en todos los niveles son importantes las habilidades humanas, en los altos niveles
gerenciales se hacen más importantes las habilidades conceptuales (para poder ver a la
organización como un todo, planificar, etc.), mientras que, en los niveles más bajos, tienen
mucha importancia las habilidades técnicas.

Los alcances de las habilidades esenciales de un directivo.

 Personales: Comprenden el desarrollo del autoconocimiento, el manejo del estrés y la


solución analítica y creativa de problemas
 Interpersonales: Incluye el manejo del conflicto, la motivación de los empleados, la
comunicación de apoyo y ganar poder e influencia
 Grupales: Que continúe la formación de equipos eficaces, dirección hacia el cambio
positivo y el facultamiento y delegación.
 Comunicativas o de Comunicación: Que se procure una buena comunicación entre
colaboradores superiores e inferiores dentro de la organización.

18
¿Cuáles son las habilidades directivas esenciales?

Resolución de problemas
Durante la ejecución de un proyecto, pueden surgir diversos conflictos, tanto internos como
externos. Pueden generarse disparidad de opiniones dentro del grupo de trabajo, o un GAP
(Análisis en la implementación de ISO 9001) en el proceso. Son infinidad de situaciones que
conviene resolver de una forma ágil, rápida y adecuada.

Toma de decisiones
Gran parte del trabajo consistirá en tomar diversas decisiones que, además, repercutirán
directamente sobre el resultado de tu trabajo. Para saber cómo elegir de forma correcta, es
imprescindible marcarse unos objetivos a cumplir, limitarte a ellos y tomar el camino que más te
aproxime a los resultados que esperas conseguir.

Flexibilidad y capacidad de adaptación


Debes ser capaz de adaptarte a las nuevas situaciones sin que suponga un problema para ti.
Esto ayudará, a tomar decisiones adecuadas.

Autoconfianza y autoconocimiento
Es una de las habilidades directivas más importantes, puesto que, si no crees en ti mismo,
nadie lo hará por ti. Además, el autoconocimiento de tus propios límites, así como de tus
motivaciones, te ayudarán a no perder el entusiasmo y el amor a tu trabajo.

Prudencia
Esta destreza suele adquirirse con el tiempo y la experiencia. Sin embargo, ser prudente y
saber cuándo pedir opiniones, esperar a la hora de tomar decisiones y valorar todas las
opciones disponibles, puede ahorrarte muchas situaciones complicadas a corto y largo plazo.

Delegar
Se ha hablado mucho de la gestión del equipo de trabajo, y dentro de ello entra también la
capacidad de delegar. Debes confiar plenamente en todas las personas que te rodean, para
poder asignarles las tareas más adecuadas para cada uno de ellos.

19
Conclusió n individual

RUIZ MENDOZA. -Este trabajo es una compilación de todos los temas que vimos en esta
unidad, en lo que constituye las habilidades directivas, su importancia y su clasificación. Pero
para ello esto lo tenemos que desarrollar individualmente, las habilidades directivas, es lo que
depende de una persona para alcanzar el éxito tanto personal como en una organización.

20
Conclusió n Final

21