Está en la página 1de 7

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


INSTITUTO UNIVERSITARIO
MARIO BRICEÑO IRAGORRY
IUTEMBI-EXTENSION CARORA

INTEGRANTE:

ANDRES DIAZ

C.I. Nº 27.553.884

CARORA, JULIO 2.020

SISTEMA CONTABLE
Un sistema contable contiene toda la información de la empresa tanto los datos
propiamente contables como financieros. Gracias a ello, es posible entender la situación
económica de una sociedad de manera rápida y eficaz. Mediante este tipo de sistemas se
prevé crear unas normas o pautas para controlar todas las operaciones de la empresa, y a
su vez clasificar todas aquellas operaciones contables y financieras del día a día.

Mediante la contabilidad, las empresas poseen una herramienta que les permite
tener un registro y control exhaustivo de las operaciones que realizan diariamente. La
principal característica de la contabilidad, pero, reside en que permite trasladar esos
movimientos diarios en dinero, de manera que tan solo mirando las notas contables
podemos conocer como entra y sale el dinero de la sociedad, y por donde estamos
teniendo pérdidas. A su vez, un sistema de información contable está formado por
aquellos métodos y procedimientos que van a seguirse para llevar el control de las
actividades que acabamos de describir, para que posteriormente los superiores
jerárquicos puedan usar la información en su toma de decisiones.

IMPORTANCIA PARA LAS EMPRESAS

La contabilidad es un pilar fundamental en la administración de una empresa.


Para que una empresa funcione adecuadamente es necesario tener una buena visión de
negocio y controlar multitud de factores. Uno de los más importantes es el control de
sus cuentas y de su situación financiera, ya que son los aspectos que garantizarán su
continuidad y estabilidad.

Es prácticamente imposible tener un manejo razonable de una organización sin


conocer con exactitud sus números y circunstancias patrimoniales, sus relaciones entre
activos y activos. Esta circunstancia es cierto tanto para una gran empresa como para un
micro emprendimiento, aunque es cierto que en el segundo caso puede existir un
registro muy rudimentario. La contabilidad en la empresa es llevada concienzudamente
por especialistas y es fundamental para evaluar las decisiones que a futuro se tomarán.
En términos profesionales se sigue utilizando el sistema de partida doble.

A la hora de tomar decisiones de tipo económico es enormemente importante


llevar un buen seguimiento que dé cuenta de la situación en la que una organización o
una persona se encuentran. Esta circunstancia hizo que se desarrollen a lo largo del
tiempo distintas formas de hacer un seguimiento de distintos tipos de escenarios.
Una empresa, por otra parte, tiene como finalidad la obtención de una
rentabilidad. Para lograr este objetivo se observan los precios que tienen los bienes y
servicios en el mercado y se intenta producirlos con un costo que sea inferior. La
diferencia entre estos precios y los costos será la denominada rentabilidad de la
empresa. Ahora bien, a pesar de que estas consideraciones son fáciles de entender, lo
cierto es que se requiere de un seguimiento exhaustivo de estos valores, seguimiento
que solo se puede llevar adelante mediante un registro pormenorizado de todas las
transacciones, de todas las decisiones que se tomen y que impliquen salida y entrada de
dinero. Es así como la contabilidad se constituye como una herramienta fundamental en
una empresa para llevar adelante sus objetivos.

ELEMENTOS DE UN SISTEMA CONTABLE

Documentos de soporte:

Son documentos que dan evidencia de la realización de transacciones u operaciones


comerciales, estos tienen carácter de legalidad delante de la empresa y terceros.

         Dan constancia de operaciones realizadas

         Informan las operaciones efectuadas

         Sirven como base de datos para registros contables


         Facilitan tareas de fiscalización y control fiscal

Los documentos son: facturas, recibos de caja, comprobantes de egreso, facturas de


servicios públicos y privados, consignaciones bancarias

Comprobante de contabilidad:

Son de carácter interno en las empresas y permiten el registro de las transacciones en los
libros de contabilidad

         Deben elaborarse con base en los soportes de orden interno o externo

         Debe tener numeración consecutiva, dejando constancia de personas que lo


elaboraron y aprobaron, fecha, origen, descripción, cuantía de operaciones, cuentas
afectadas con código y nombre en el PUC

Plan de cuentas:

Conjunto de cuentas con un código y nombre, que describen categorías en las que se
registran las operaciones. Las NIIF no consideran un plan de cuentas.

Libros de contabilidad:

Cada país determinará que libros deben inscribirse en la Cámara Comercio, en


Colombia no se inscriben pero se conservan como práctica contable debido a que no
están reconocidos en los Códigos de Comercio. Los libros elaborados manualmente que
se llevan en la practica comercial se clasifican como

         Libro diario

         Libro mayor

         Balances

         Libro de inventarios

Estados financieros:

Son informes financieros clasificados como:

Generales: balance general, estado de resultado, estado de flujos de efectivo, estado de


cambios en la situación financiera, estado de cambios en el patrimonio

Bajo las NIIF se consideran cuatro estados de propósito general: estado de situación
financiera, estado integral de resultados, estado de flujos de efectivo, estado de cambios
en el patrimonio.
Los estados financieros también muestran los resultados de la gestión llevada a cabo por
la gerencia, dan cuenta de la responsabilidad en la gestión de los recursos confiados a la
misma

COMO SE TRANSFIERE LA INFORMACION EN UN SISTEMA CONTABLE

Un sistema contable debe proporcionar información a los gerentes y también a varios


usuarios externos que tienen interés en las actividades financieras de la empresa.
Aunque la información contenida en un sistema varía según las industrias y el tamaño
de las empresas, un sistema de información contable típico incluye datos relacionados
con ingresos, los gastos, la información del cliente, la información del empleado y la
información fiscal.

Primer paso. El registro de cada transacción en el libro diario constituye el punto de


partida del sistema contable de doble entrada. Con este sistema se analiza la estructura
financiera de una organización tomando en cuenta el doble efecto que toda transacción
tiene sobre dicha estructura (una compra de bienes constituye, por un lado, un aumento
del activo, pero también refleja una disminución del mismo al reducirse la cantidad de
dinero disponible). Por ello, toda transacción tiene una doble dimensión; la primera, el
deber (que aparece a la izquierda) y, la segunda, el haber (que aparece a la derecha).
Esta doble dimensión afecta de distinta forma a la estructura financiera. En función de
su naturaleza, una partida contable puede disminuir con el deber e incrementarse con el
haber, y otra puede aumentar con el debe y disminuir con el haber. Por ejemplo, la
compra de bienes al contado aumenta la cuenta de bienes (débito) y disminuye la cuenta
de caja (crédito).
Sin embargo, si el bien se compra a crédito se creará una cuenta de pasivo, y en
el libro diario aparecerá una nueva partida, incrementándose la cuenta de bienes (débito)
y aumentándose la partida que refleja el pasivo (crédito). El reconocimiento de la
obligación de pagar a los empleados aumentará la partida contable de salarios (débito) y
aumentará el pasivo (crédito). Cuando se paguen los salarios se producirá una
disminución en la cuenta de caja (crédito) y disminuirá el pasivo (débito).

Segundo paso. En la siguiente etapa del ciclo contable las cantidades reflejadas en el
libro diario se copian en el libro mayor, en el que aparece la cuenta concreta de cada
partida contable. En cada cuenta aparecen los débitos a la izquierda y los créditos a la
derecha, de tal forma que el saldo, es decir el crédito o el débito neto de cada cuenta,
puede calcularse con facilidad.

Cada cuenta libro del mayor puede a su vez desglosarse, es decir, en cada cuenta se
pueden diferenciar distintos aspectos. Por ejemplo, en la cuenta de clientes se pueden
desglosar, uno a uno, los clientes de la empresa, para saber cuánto ha comprado cada
uno de ellos. Por analogía, la cuenta de salarios se puede desglosar en función de cada
trabajador.

Tercer paso. Una vez reflejadas todas las transacciones en el libro mayor se procede a
obtener el saldo -deudor o acreedor- de cada cuenta. La suma de todos los saldos
acreedores debe ser igual a la suma de todos los saldos deudores, pero con signo
contrario, ya que cada transacción que genera un crédito provoca, al mismo tiempo, un
débito de la misma cuantía. Este paso, al igual que los siguientes, se produce al concluir
el año fiscal. En cuanto se han completado los distintos libros, finaliza la parte de la
sistematización de libros del ciclo contable.

Cuarto paso. Finalizadas las etapas correspondientes a la teneduría de libros, el


contable o contador público procede a ajustar una serie de cuentas con el propósito de
destacar hechos económicos que; aunque no se han producido de forma convencional, sí
representan transacciones finiquitadas. A continuación destacamos algunos de los casos
más comunes: ingresos pendientes de pago (por ejemplo, intereses a cobrar que todavía
no se han hecho efectivos); gastos pendientes (por ejemplo, salarios del mes corriente
que todavía no se han satisfecho); ingresos percibidos con antelación (por ejemplo,
cuando se recibe la cuantía de una suscripción por adelantado); gastos que se realizan de
una forma anticipada (el pago de la prima de un seguro de riesgo); la depreciación
(reconocimiento de que el coste de una máquina debe amortizarse a lo largo de los años
de su vida útil); inventarios (valoración de los bienes almacenados y verificación de que
la cantidad almacenada coincide con la que se deriva de las cuentas); e impagados
(consiste en declarar una serie de cuentas pendientes de pago como de dudoso cobro, de
forma que se reconozca el posible quebranto en el futuro).

Quinto y sexto pasos. Una vez realizados los ajustes anteriores, el contador público
realiza un primer balance de comprobación de saldos, adaptándolos con los ajustes
anteriores (paso quinto). Cuando se han actualizado todos los saldos se procede a
redactar el balance y preparar la cuenta de pérdidas y ganancias (paso sexto). Los saldos
de las distintas cuentas proporcionan la fuente de datos para la contabilidad financiera y
de costes de la empresa.

Séptimo paso. El último paso consiste en cerrar las cuentas anuales, transfiriéndolas a
la cuenta de pérdidas y ganancias con el propósito de que las cuentas que corresponden
tan sólo a la actividad anual se anulan unas a otras, para que los créditos y débitos del
siguiente año fiscal reflejen en particular la actividad fiscal de ese año.