Está en la página 1de 4

I.

Equipos y materiales
Nivel automático óptico:

Su uso es imprescindible para realizar tareas de nivelación tradicional, tales


como la determinación y la transferencia de alturas o la medición de
ángulos, tanto en campo abierto como en edificios de todo tipo.

Nivel digital:

Los niveles digitales suelen disponer de dos elementos sensores


ligados a una misma escala de medida para trabajar con la diferencia
entre sus indicaciones, eliminando así los errores procedentes de
vibraciones o alteraciones de otro tipo.

En cuanto a su exactitud y precisión es necesario calibrar nivel


digital para trabajar conforme a un sistema de calidad.

Nivel láser:
El éxito de las pequeñas y las grandes construcciones y estructuras radica
fundamentalmente en la exactitud y precisión de sus medidas y de su
nivelación. Pero en la actualidad estas herramientas han sido digitalizadas
con el objetivo de facilitar los trabajos, optimizar el tiempo y obtener una
precisión y exactitud asombrosas.

Niveles De inclinación
A diferencia de los anteriores, en estos niveles el anteojo no
está sujeto a la plataforma nivelante y la horizontalidad se
logra independientemente para cada línea de colimación.
Cuentan con un nivel de burbuja esférico para la nivelación
grosera del aparato con ayuda de tornillos y de un nivel de
burbuja de mayor precisión, que se desplaza con el anteojo y
cuyo eje debe ser paralelo, por construcción, al eje de
colimación.
Niveles de plano
Fueron los primeros instrumentos utilizados en las mediciones
topográficas para la diferencia de altura y hoy han caído
prácticamente en desuso. Se basan simplemente en un nivel
de burbuja adosado a un telescopio o anteojo topográfico y un
sistema de tornillos nivel antes, todo el conjunto formando una
sola pieza perpendicular a su eje vertical. La línea de
colimación describe un giro en un plano (de allí su nombre)
horizontal. Sin embargo, la dificultad para el calado de la
burbuja en radios de curvatura muy grandes resta precisión a
las mediciones efectuadas con este tipo de aparatos, los
cuales con el tiempo han sido reemplazados por otros con
distintos mecanismos.
1, procedimiento de instalación de equipos en campo
1 se sueltan los tornillos de las patas del trípode; se coloca la pata junta tal como se muestra hasta
que el nivel de plataforma coincida aproximadamente con el de la quijada del operador. En esa posición
se ajustan los tornillos antes mencionados

2 se instalan en equipo en la plataforma del trípode con ayuda de los tronillos de sujeción; este
proceso debe realizarse con mucho cuidado para evitar que el equipo caiga al suelo.
Se extienden las patas del trípode teniendo en cuenta lo siguiente
- la base de las patas del trípode deben formar aproximadamente un triángulo equilátero
- la plataforma del trípode debe estar en la vista del operador en posición horizontal.
Dicha operación se realiza con ayuda de los tornillos de las patas del trípode, hasta centrar
aproximadamente el nivel circular.
3 se realiza el calado del nivel esférico. Para este proceso existen dos posibilidades
- cuando el nivel esta proviso de tornillos nivelantes
- cuando el equilimetro no tiene tornillos nivelantes:
Se aflojan el tornillo de sujeción del instrumento y movimiento este coordinamente con el equipo,
se realiza el calado de ojo de pollo

4 se dirige la visualización hacia el alineamiento elegido


5 se realiza el centrado definitivo, para lo cual se presentan dos posibilidades:
- cuando el equipo tiene nivel tubular: para calar la burbuja se hace uso de tornillos nivelantes
que más se acerque al eje directriz del nivel tubular

- Cuando el equipo tiene un nivel de burbuja partida: en este caso se realiza el centrado de la
burbuja con ayuda del tornillo basculante