Está en la página 1de 7

LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO

NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO


ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
La labor objeto principal de este análisis, se fundamenta en el estudio de
elementos de los sistemas carcelarios de Brasil y la similitud en cuanto al déficit
carcelario se refiere en Colombia, además de la evidente vulneración del Conjunto
de Principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier
forma de detención o prisión propuesta por las Naciones Unidas y que proyectan o
intentan establecer una base de tipo internacional para la constitución de cualquier
régimen penitenciario. Se dirá entonces que, la política criminal, específicamente a
lo relacionado con sistemas penitenciario y carcelarios, además de la necesidad
obvia de una nueva estructuración, que sea garante de derechos humanos.

La legislación que define los crímenes y las ejecuciones de las penas es


competencia de los estados, mientras la materialización de estas directrices es, y
debería serlo siempre el sistema penal, es mayormente realizada por los
directores de los mismos sistemas de cárceles. Así, se atribuye al estado la
responsabilidad, por la falta coordinación del sistema penitenciario. El desarrollo
de la criminología situacional, a través de la cual se propugna como bien jurídico
esencial la seguridad, ha llevado a la aplicación de acciones mediáticas y nuevas
estrategias punitivas que implican la vulneración de derechos humanos de la
población reclusa; por lo que a través de un enfoque garantista se plantean los
mecanismos que, desde la política criminal, se deben efectuar a fin de garantizar
el ejercicio de sus derechos por parte de la población privada de la libertad.

En ese orden de ideas, reconociendo, como se supone fundamentada en el


respeto a la vida, la dignidad y a la integridad personal en la detención en centros
carcelarios. Aun así, el problema de sobre hacinamiento que se observa en estos
países mencionados, son en sí mismas violatorias de la integridad personal
protegida por diversos instrumentos internacionales, como la Convención
Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles
y políticos, teniendo como eje estructural El súper hacinamiento carcelario, como
me atrevería a llamarlo, que se puede evidenciar en la mayoría de los sistemas
latinoamericanos de penitenciarias, es una problemática con afectaciones social
LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO
NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO
ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
de niveles apoteósicos, que generan disgusto y violación de derechos humanos en
grandes cantidades en la población de personas privadas de libertad.

La precaria situación, que se logra observar en las instalaciones penitenciarias,


sumado las condiciones denigrantes en las que pasan los reclusos, muestran la
falta de compromiso por parte del Estado como administrador de derechos
fundamentales. Esta situación ha evolucionado a través de los medios de
comunicación, generando discordia por parte de los ciudadanos con los
gobernantes, ya que, reconocen que el estado debe garantizar los derechos
fundamentales a las personas privadas de su libertad, y no hacen esto, sino, que
como se ve a diario a veces estos mismos son cómplices de esto.

Dicho esto, el presente trabajo tiene como objetivo principal establecer cuáles, a
criterios de grupo creemos que son los principios vulnerados por el sistema
penitenciario brasilero y colombiano, además de lo expuesto por los videos
brindados por el tutor, en clases y que serán fundamento principal de este y, Con
el fin de analizar, desde una perspectiva descriptiva, la situación de sobre
hacinamiento carcelario, y de esta manera formular propuestas de mejora.

PRINCIPIOS VULNERADOS

I. LA PERSONA DETENIDA A CAUSA DE UNA INFRACCIÓN


PENAL TENDRÁ DERECHO A SER JUZGADA DENTRO DE UN
PLAZO RAZONABLE O PUESTA EN LIBERTAD EN ESPERA DE
JUICIO. (PRINCIPIO38). La ejecución dictada por los diferentes
sistemas, para vulnerar este principio, se hace visible en el momento
que, no respetan la ni si quiera, en primera medida, la presunción de
inocencia, ya que, primero se debe probar que una persona
efectivamente es la autora de una conducta punible, antes de
proceder a la privación de la libertad, que en última instancia deberá
ser valorada por un juez y sus criterios; cosa que no aplica para la
situación en específico, porque como podemos observar ni tienen
LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO
NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO
ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
pronta justicia las personas privadas de la libertad y, no hay solución
de fondo a los casos concretos de muchas de estas personas.
II. LAS PERSONAS DETENIDAS RECIBIRÁN UN TRATO
APROPIADO A SU CONDICIÓN DE PERSONAS QUE NO HAN
SIDO CONDENADAS. EN CONSECUENCIA, SIEMPRE QUE SEA
POSIBLE SE LAS MANTENDRÁ SEPARADAS DE LAS
PERSONAS PRESAS. (PRINCIPIO 8). Inexistencia categoría de
este principio en las penitenciarías de Brasil, Colombia e incluso en
muchos sistemas judiciales; derivado del precepto de que la
privación de la libertad se ha vuelto la medida principal de los
sistemas, dejando de lado las consideraciones internacionales que
proyectan la libertad de las personas mientras se tiene investigación
en contra de ellas, hasta lograr probar de manera eficiente su
culpabilidad.
III. TODA PERSONA SOMETIDA A CUALQUIER FORMA DE
DETENCIÓN O PRISIÓN SERÁ TRATADA HUMANAMENTE Y
CON EL RESPETO DEBIDO A LA DIGNIDAD INHERENTE AL
SER HUMANO. (PRINCIPIO1).
Como podría ser posible el respeto o la garantía de este principio,
cuando vemos en las cárceles el sobre hacinamiento en condiciones
totalmente absurdas, donde se encuentran más de 10 reclusos por
celdas, donde no hay criterios de sanidad definidos en los penales,
donde no cuentan con respaldos de salud mínimos.
IV. NADIE SERÁ MANTENIDO EN DETENCIÓN SIN TENER LA
POSIBILIDAD REAL DE SER OÍDO SIN DEMORA POR UN JUEZ
U OTRA AUTORIDAD. LA PERSONA DETENIDA TENDRÁ EL
DERECHO DE DEFENDERSE POR SÍ MISMA O SER ASISTIDA
POR UN ABOGADO SEGÚN PRESCRIBA LA LEY.
(PRINCIPIO11). Analizar este principio, genera algo de amplitud de
desarrollo, ya que, se entiende que la criminalidad parte del precepto
LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO
NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO
ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
para muchos de los reclusos en Brasil, es la pobreza extrema, la
falta de trabajo e incluso la falta de educación; como será posible
para un estado que no cuenta con las estructuras sistemáticas
mínimas para garantizar los derechos de un solo individuo, teniendo
que abastecer el déficit para 700.000 del ellos.
V. LA PERSONA DETENIDA O PRESA TENDRÁ DERECHO A
OBTENER, DENTRO DE LOS LÍMITES DE LOS RECURSOS
DISPONIBLES SI SE TRATA DE FUENTES PÚBLICAS,
CANTIDADES RAZONABLES DE MATERIALES
EDUCACIONALES, CULTURALES Y DE INFORMACIÓN, CON
SUJECIÓN A CONDICIONES RAZONABLES QUE GARANTICEN
LA SEGURIDAD Y EL ORDEN EN EL LUGAR DE DETENCIÓN O
PRISIÓN. (PRINCIPIO 28)
Se complica a los sistemas jurídicos, abastecer las necesidades de
toda la población civil, que es donde se fundamenta la soberanía del
estado, como podrán en ese sentido solventar la de las personas
privadas de la libertad. La educación en estas naciones, no cuenta
con la cobertura suficiente para que pueda transferirse incluso, a los
centros carcelarios y específicamente a los presos.
VI. SE OFRECERÁ A TODA PERSONA DETENIDA O PRESA UN
EXAMEN MÉDICO APROPIADO CON LA MENOR DILACIÓN
POSIBLE DESPUÉS DE SU INGRESO EN EL LUGAR DE
DETENCIÓN O PRISIÓN Y, POSTERIORMENTE, ESAS
PERSONAS RECIBIRÁN ATENCIÓN Y TRATAMIENTO MÉDICO
CADA VEZ QUE SEA NECESARIO (PRINCIPIO 24). Violación
sistemática de derecho, es la manera cómo podríamos definir a la
población brasilera y, en ciertos aspectos a la colombiana, ya que,
son países donde los derechos fundamentales, por muy obligatorios
que sean, se evidencia que se brindan en los campos de cobertura
hasta donde pueda llegar y auto solventarse el sistema.
LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO
NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO
ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
VII. NO SE RESTRINGIRÁ O MENOSCABARÁ NINGUNO DE LOS
DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS SOMETIDAS A
CUALQUIER FORMA DE DETENCIÓN O PRISIÓN
RECONOCIDOS O VIGENTES EN UN ESTADO EN VIRTUD DE
LEYES, CONVENCIONES, REGLAMENTOS O COSTUMBRES SO
PRETEXTO DE QUE EL PRESENTE CONJUNTO DE PRINCIPIOS
NO RECONOCE ESOS DERECHOS O LOS RECONOCE EN
MENOR GRADO(PRINCIPIO3).
Se podría decir, que en ocasiones no es culpa de los gobernantes,
por el contrario, se le atribuiría por si sola la responsabilidad al
mismo sistema, y la forma en cómo fueron creados y se aplican,
evidenciando errores de ejecución de los mismos. En ese orden de
ideas, lo correcto no sería vulnerar el derecho a la salud y bienestar
de una persona privada de la libertad, pero como no hacerlo si no se
cuentan condiciones mínimas propicias para garantizarlas.
VIII. NINGUNA PERSONA SOMETIDA A CUALQUIER FORMA DE
DETENCIÓN O PRISIÓN SERÁ SOMETIDA A TORTURA O A
TRATOS O PENAS CRUELES, INHUMANOS O DEGRADANTES.
NO PODRÁ INVOCARSE CIRCUNSTANCIA ALGUNA COMO
JUSTIFICACIÓN DE LA TORTURA O DE OTROS TRATOS O
PENAS CRUELES, INHUMANOS O DEGRADANTES. (PRINCIPIO
6) No es posible decir que existe justificación alguna para la lesión
de este principio, empezando por la sencilla razón de que es el
mismo sistema quien proporciona esta violación, es decir, las
complicaciones y errores presentados por el aparato jurídico,
trascienden hacia el sistema carcelario, de una forma propia, y
voluntaria de los mismos actos o acciones en función de ejecución
de los instrumentos penitenciarios. No se configura la tortura de
manera directa, es solo que se evidencia el trato degradante hacia
las personas en esta condición de privados de la libertad.
LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO
NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO
ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
RECOMENDACIONES

Después del análisis respectivo, para efectos de centralización de conceptos, es


menester de este aparte del trabajo establecer recomendaciones que serían aptas
para proponer a los estados. De esta forma y categorizándonos hipotéticamente
como relatores de la Comisión Interamericana De Derechos Humanos (CIDH),
organizaremos las nuestras de la siguiente manera:

1. Extender la cobertura a nivel de penitenciarias, respecto de las directrices


de la reglamentación internacional, para de esa manera, se pueda gozar de
un sistema carcelario, garante de derechos humanos, fundamentado en las
reglas básicas para el tratamiento de los reclusos.
2. Generar entidades de vigilancia eficaces, para que brinden informes
respecto de las situaciones concretas que puedan afectar a la sociedad; y
así fomentar acciones con el fin de señalar los posibles focos críticos, en
donde su puedan ver vistos afectados los individuos en el compendio de
sus derechos humanos.
3. Motivar el ejercicio legislativo, en razón de crear mejoría al problema del
sobre hacinamiento del país; para de esa forma direccionar de manera
oportuna el acatamiento a los preceptos internacionales de dignidad
humana, y respeto a la vida.
4. Elaborar un plan de acción, encaminado a la estructuración de un sistema
de educación, a nivel de penitenciarias, que permita alcanzar los que en
principio se conocen como fines de la pena, es decir, la perspectiva de
resocialización.
5. Crear instituciones de nivel educativo para preparar en derechos humanos
a los individuos que tengan en su obligación el cuidado de los reclusos,
además de los coordinadores del sistema nacional penitenciario.
6. Generar medidas en relación del sistema carcelario, para que de esa
manera se logre el cumplimiento de los fines previstos para las cárceles.
LUIS EDUARDO LOPEZ DEL RIO
NESTOR VISBAL BENITOREVOLLO
ESPECIALIZACION DERECHO PENAL Y CRIMINOLOGIA
SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS
(ELECTIVA)
7. Concebir las medidas necesarias para asegurar que las condiciones de
privación de libertad y de cierta forma garantizar el Conjunto de Principios
para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de
detención o prisión.
8. La construcción de una política criminal y penitenciaria, no solo para
generar garantías respecto a cumplir una pena, necesariamente con
medida Intramural.
9. La creación de herramientas de resocialización e integración, para así
devolverle y dar al ex convicto la posibilidad de nuevo vivir en sociedad.