Está en la página 1de 9

Resumen de Costos. Primer Parcial.

Costos

Los costos consisten en toda vinculación coherente entre los objetivos de un proceso productivo y los factores
considerados de consumo necesario para su desarrollo. El concepto de necesariedad posee, por un lado, una
perspectiva cualitativa, la cual consiste en la calidad o característica que debería tener el factor para ser considerado de
consumo necesario; y por otro lado, una perspectiva cuantitativa, la cual consiste en la cantidad del factor que debería
ser considerado de consumo necesario. Por último, los elementos del costo son los factores, las acciones y los
productos.

Componente físico y componente monetario

El componente físico del costo consiste en la cantidad física de cada factor considerada de consumo necesario. El
componente monetario del costos consiste en la cantidad de unidades de dinero consideradas necesarias para disponer
de cada unidad del factor.

Costo, precio y valor

El costo consiste en toda vinculación cogerente entre los objetivos de un proceso productivo y los factores considerados
de consumo necesario para su desarrollo. El precio consiste en la cantidad de unidades monetarias que se deben pagar
para disponer de un bien, con lo cual es un dato objetivo que proviene de las transacciones en el mercado entre
oferentes y demandantes. El valor consiste en la capacidad de satisfacción de necesidades que posee el bien o servicio, y
por ende es un concepto subjetivo, dado que depende de cada cliente. Por último, para que el vendedor acepte vender
el producto, el precio de venta debe ser mayor al costo, mientras que para el cliente acepte comprar el producto, el
valor debe ser mayor al precio de venta.

Factores productivos

Los factores productivos consisten en los bienes y servicios que se emplean en el proceso productivo con el fin de lograr
objetivos productivos. Los factores productivos pueden ser recursos humanos (consisten en la capacidad de trabajo de
los individuos), recursos naturales (consisten en las riquezas y fuerzas de la naturaleza que resultan necesarias en ciertos
procesos productivos) o capital financiero (consiste en el dinero inmovilizado que resulta necesario para desarrollar los
procesos de producción). Por último, los factores productivos pueden ser internos, es decir, bienes y servicios generados
en otras acciones del proceso productivo; o externos, es decir, bienes y servicios adquiridos en los mercados
correspondientes.

Proceso productivo

El proceso productivo consiste en un sistema de acciones dinámicamente interrelacionadas, orientado a la


transformación de ciertos elementos denominados factores productivos, en otros elementos denominados productos,
con el objetivo de incrementar su utilidad, es decir, la capacidad de satisfacer necesidades. Las acciones que se llevan a
cabo en el proceso productivo pueden ser acciones mediatas (consisten en las acciones productivas que generan
servicios que son consumidos por otras acciones o actividades del proceso productivo) o acciones inmediatas (consisten
en las acciones productivas que generan servicios que son consumidos por el producto final en cualquier estado de su
transformación).
Clasificación de los procesos productivos

Los procesos productivos, según el tipo de transformación que llevan a cabo, se clasifican en transformaciones técnicas
(consisten en aquellas modificaciones de las propiedades intrínsecas de las cosas), transformaciones de modo (consisten
en aquellas transformaciones de selección, forma o modo de disposición de las cosas), transformaciones de lugar
(consisten en aquellas transformaciones producto del desplazamiento de las cosas en el espacio) o transformaciones de
tiempo (consisten en aquellas transformaciones producto de la conservación en el tiempo). Según el modo de generar
los productos, los procesos productivos se clasifican en producciones simples (consisten en aquellos procesos
productivos que generan un bien o servicio único) o producciones múltiples (consisten en aquellos procesos productivos
que generan más de un bien o servicio; donde si dichos bienes o servicios se producen alternativamente se denominan
producciones múltiples alternativas mientras que si dichos bienes o servicios se producen de forma tal que es imposible
obtener un bien o servicio sin obtener el otro bien o servicio se denominan producciones múltiples conexas). Según el
rendimiento temporal, los procesos productivos se clasifican en producción continua (consisten en aquellos procesos
productivos que se desarrollan en forma ininterrumpida) o en producción por lotes (consisten en aquellos procesos
productivos que surgen de pedidos de los clientes). Según la secuencia de actividades, los procesos productivos se
clasifican en producción monoetapa (consisten en aquellos procesos productivos en los cuales la transformación se
produce en una sola etapa como por ejemplo la producción de madera en un aserradero donde solo se corta) o
producción plurietapa (consisten en aquellos procesos productivos en los cuales la transformación se realiza mediante
distintas etapas, como por ejemplo la producción de sillas de madera). Por último, según la estructura de las acciones
productivas, los procesos productivos se clasifican en flujo en línea (consisten en los procesos productivos en los cuales
hay una secuencia lineal de las operaciones necesarias para producir el bien o servicio y por ende una distribución de
planta por producto), en flujo intermitente (consisten en los procesos productivos donde existen centros de trabajo con
distintas habilidades que generan viene o servicios específicos, y por ende una distribución de planta por proceso) o en
flujo por proyecto (consisten en los procesos productivos en los cuales se produce un producto único).

Productos

Los productos consisten en todos aquellos bienes o servicios surgidos de un proceso productivo, y por ende son el
resultado colectivo del desarrollo de las acciones que componen el proceso productivo. Los productos pueden ser
resultados productivos finales (consisten en los bienes o servicios ofertables en los mercados) o resultados productivos
intermedios (consisten en bienes o servicios internos, obtenidos de una o varias acciones productivas y que serán
utilizados como factores por otras acciones productivas).

Clasificación de los costos según la naturaleza de los elementos involucrados

Los costos, según la naturaleza de los elementos involucrados, se pueden clasificar en bienes intermedios (consisten en
elementos materiales provenientes de procesos productivos desarrollados por otras unidades de producción que operan
dentro del sistema económico y se caracterizan por ser consumibles con su primer uso), bienes de capital (consisten en
elementos materiales provenientes de procesos productivos desarrollados por otras unidades de producción que operan
dentro del sistema económico y se caracterizan por no ser consumibles con su primer uso, sino que son bienes durables
en el tiempo), servicios intermedios (consisten en elementos no materiales provenientes de procesos productivos
desarrollados por otras unidades de producción que operan dentro del sistema económico, como por ejemplo la energía
eléctrica), recursos humanos (consisten en los servicios de la fuerza laboral, los cuales son prestados por el personal de
una organización), recursos naturales (consisten en bienes originalmente provistos por la naturaleza, que no han sido
modificados en su esencia aunque si han sido apropiados) o capital financiero (consiste en el dinero que resulta
necesario inmovilizar para disponer de los medios de producción necesarios para desarrollar los procesos productivos).
Clasificación de los costos según la función a la que están destinados

Los costos, según la función a la que están destinados, se pueden clasificar en costos de la función de producción
(consisten en los insumos utilizados por cualquier unidad productiva con el objetivo de producir uno o más bienes o
servicios, como por ejemplo salarios del personal de producción; y se clasifican en materia prima, mano de obra
productiva o carga fabril); costos de la función de comercialización (consisten en los costos relativos a la
comercialización y entrega de los productos a los clientes, como por ejemplo depreciación de los locales de venta,
salarios y comisiones de los vendedores, entre otros); costos de la función de administración (consisten en costos
incurridos para llevar a cabo las funciones de administración y dirección, como por ejemplo el salario de los directores y
síndicos, salarios del personal de administración, entre otros); o costos financieros (consisten en costos como por
ejemplo intereses).

Clasificación de los costos según su temporalidad

Los costos, según su temporalidad, se pueden clasificar en costos históricos (consisten en los costos generalmente
utilizados en las registraciones contables, los cuales pueden ser expirados, es decir, costos que perdieron su capacidad
de generar ingresos para el ente; o no expirados, es decir, costos que mantienen la capacidad de generar ingresos para
el ente) o costos futuros (consisten en los costos que se espera incurrir en ejercicios futuros, los cuales pueden ser
costos estimados, es decir, costos calculados en base a costos incurridos anteriormente donde luego se ajustan en base
a los costos efectivamente incurridos; o costos estándar, es decir, costos calculados sobre ciertas bases de eficiencia
fabriles para un periodo de tiempo determinado).

Clasificación de los costos según su vinculación con el nivel de actividad

Los costos, según su vinculación con el nivel de actividad, se pueden clasificar en costos variables (consisten en aquellos
costos que crecen o decrecen directamente con el volumen de producción, y poseen una variación proporcional), costos
fijos (consisten en aquellos costos que permanecen estables para un periodo de tiempo y no varían ante variaciones del
nivel de producción, dado que no están afectados por el volumen de producción), costos semifijos (consisten en
aquellos costos que se mantienen constantes para un cierto rango de nivel de producción, y luego al cambiar de rango,
aumentan el nivel de costos pero se mantienen constante para dicho rango, y así sucesivamente) o costos semivariables
(consisten en aquellos costos que poseen un componente fijo y un componente variable, por lo que a partir de cierto
nivel de producción se comportan como costos variables mientras que para niveles de producción menores, se
comportan como costos fijos).

Clasificación de los costos según su vinculación con el objeto de costo

Los costos, según su vinculación con el objeto de costeo, se pueden clasificar en costos directos (consisten en aquellos
costos que se pueden vincular en forma clara, evidente e inequívoca con un objeto de costo, como por ejemplo en una
empresa que produce sillas y mesas y que posee dos plantas de producción, una para producir sillas y otra para producir
mesas, la depreciación de la fábrica donde se producen sillas es un costo directo de las sillas) o en costos indirectos
(consisten en aquellos costos que no se pueden vincular en forma clara, evidente e inequívoca con un objeto de costo,
sino que se asignan a uno o varios objetos de costo, como por ejemplo, en el caso de una empresa que produce sillas y
mesas en la misma fábrica, el pegamento que se utiliza en la producción de los dos productos es un costo indirecto).

Clasificación de los costos según su impacto financiero

Los costos, según su impacto financiero, se pueden clasificar en costos erogables (consisten en aquellos costos que
implican una salida de dinero en el periodo de análisis) o en costos no erogables (consisten en aquellos costos que no
implican una salida de dinero en el periodo de análisis, como por ejemplo una depreciación de bienes de uso).
Modelos de costeo

Los modelos de costeo consisten en concepción o formas de acumular los costos de un producto o servicio. Los objetivos
de los modelos de costeo son valuar los activos, medir los resultados totales, medir los resultados por línea de producto,
brindar información para la toma de decisiones, entre otros.

Modelo de costeo variable resultante

El modelo de costeo variable resultante consiste en considerar como cualitativamente necesarios solo a los factores
variables, es decir, los factores sensibles a los cambios en el volumen de producción; y como cuantitativamente
necesarios a todos los factores que efectivamente se hayan utilizado en el proceso de producción.

Modelo de costeo completo resultante

El modelo de costeo completo resultante consiste en considerar como cualitativamente necesarios tanto a los factores
fijos como a los factores variables, y como cuantitativamente necesarios a todos los factores que efectivamente se
hayan utilizado en el proceso de producción.

Modelo de costeo variable normalizado

El modelo de costeo variable normalizado consiste en considerar como cualitativamente necesarios solo a los factores
variables, es decir, los factores sensibles a los cambios en el volumen de producción; y como cuantitativamente
necesarios solo a los factores establecidos como norma de consumo en el proceso de producción.

Modelo de costeo completo normalizado

El modelo de costeo completo normalizado consiste en considerar como cualitativamente necesarios tanto a los factores
fijos como a los factores variables, y como cuantitativamente necesarios solo a los factores establecidos como norma de
consumo en el proceso de producción.

Diferencia entre modelos de costeo y técnicas de costeo

La diferencia entre modelos de costeo y técnicas de costeo consiste en que los modelos de costeo consisten en
concepción o formas de acumular los costos de un producto o servicio, mientras que las técnicas de costeo consisten en
el conjunto de procedimientos concretos que los analistas de costos emplean en la determinación de los costos de los
objetivos productivos. Las técnicas de costeo pueden responder conceptualmente a un modelo específico, con lo cual se
denominan técnicas puras; o pueden responder a una combinación conceptual de distintos modelos, con lo cual se
denominan técnicas mixtas.

Mecanismos de costeo

Los mecanismos de costeo consisten en el conjunto de pasos y criterios a seguir para la determinación, registro y análisis
de los costos en atención a la índole de la actividad desarrollada en pos del objetivo del ente y las características que de
dicha actividad se derivan. Los mecanismos de costeo pueden ser por órdenes, es decir, los objetivos productos con
cambiantes de acuerdo a pedidos de los clientes; o por procesos, es decir, los objetivos productivos son constantes,
dado que el producto que se fabrica o el servicio que se presta siempre es similar o divisible en unidades homogéneas y
fungibles.
Capacidad

La capacidad consiste en el máximo nivel de producción o prestación de servicio que puede alcanzar la empresa en un
periodo determinado, en función de los recursos disponibles. La capacidad, en cuanto al uso de los recursos disponibles,
queda determinada por el comportamiento de dos factores, por un lado el tiempo de uso y por otro lado, la eficiencia.
Cuando se decide fijar un nivel de producción por debajo del nivel de producción máximo, se puede alcanzar dicho nivel
de producción utilizando menor cantidad de tiempo los factores productivos como por ejemplo los recursos humanos o
los bienes de capital; o utilizando el mismo tiempo pero con menor carga en los bienes de capital. Para optimizar la
capacidad práctica se debe utilizar los recursos el mayor tiempo posible y con la mayor eficiencia posible, es decir,
produciendo más con los mismos recursos o produciendo lo mismo con menos factores productivos.

Capacidad teórica y capacidad practica

La capacidad teórica consiste en el máximo nivel de producción que la empresa puede alcanzar, en pleno
funcionamiento, sin interrupciones ni limitaciones de ningún tipo. La capacidad teórica es un concepto fijado con
anterioridad al funcionamiento de la empresa y es un concepto inalcanzable, dado que ninguna empresa puede producir
continuamente las veinticuatro horas del día sin parar ni siquiera a reponer combustible y lubricante de una maquina
por ejemplo. La capacidad práctica consiste en el máximo nivel de producción que la empresa puede alcanzar, teniendo
en cuenta las limitaciones e interrupciones habituales en el desarrollo de las actividades productivas.

Nivel de actividad

El nivel de actividad consiste en el grado de utilización de la capacidad práctica, el cual puede ser previsto, normal o real.
El nivel de actividad previsto consiste en el nivel de actividad establecido con anterioridad, producto de información
sobre la demanda esperada, el comportamiento del mercado, el comportamiento de la economía, entre otros. El nivel
de actividad normal consiste en el nivel de actividad que la empresa espera alcanzar para permitir satisfacer la demanda
promedio para un determinado periodo, teniendo en cuenta situaciones cíclicas o estacionales; y es un concepto más
estable que el nivel de actividad previsto, dado que se basa en un promedio de los últimos años. Por último, el nivel de
actividad real consiste en el nivel de actividad que la empresa efectivamente tuvo para un periodo determinado, y por
ende es un concepto que se analiza con posterioridad al periodo de análisis.

Materiales

Los materiales consisten en elementos tangibles y almacenables, que la empresa adquiere del exterior con el fin de
utilizarlos en el proceso productivo, ya sea para la obtención de bienes o servicios o para el mantenimiento de los
equipos productivos.

Funciones de compas

Las funciones de compras son aprovisionar a la empresa de los materiales necesarios para la realización del proceso
productivo, mantener un contacto con los proveedores, a los cuales se les pone de manifiesto las condiciones de
suministro y pago, recibir la mercadería comprada y realizar un control de calidad, entre otros. El objetivo de la función
de compras es la provisión de los materiales necesarios para la actividad productiva a un costo mínimo.

Valor de ingreso de los materiales

El valor de ingreso de los materiales consiste en el precio de compra de contado, es decir, neto de componentes
financieros y bonificaciones (las cuales reducen el valor unitario de cada mercadería comprada), sumado a los impuestos
no recuperables (los impuestos recuperables no se incluyen), sumado a los gastos de transporte y los fletes de compra y
sumado a cualquier otro gasto realizado por la empresa hasta tener las mercancías en el almacén.
Gastos de adquisición

Los gastos de adquisición consisten en todos los gastos necesarios para adquirir, recibir y aprobar la calidad del material
comprado. Los gastos de adquisición son parte del costo de los materiales y por ende, para contabilizarlos, se suele
utilizar la cuota de gastos de adquisición, la cual es una relación entre la compra presupuestada y los gastos de
adquisición fijos y variables presupuestados. Luego, una vez realizada la compra real, se deben comparar los gastos de
adquisición reales con los gastos de adquisición presupuestados, determinando los desvíos y sus causas, las cuales se
pueden determinar a través de una análisis por el presupuesto rígido (si no se tiene información sobre los gastos de
adquisición fijos y variables) o a través de un análisis por el presupuesto flexibilizado (si se tiene información sobre los
gastos de adquisición fijos y variables).

Tratamiento de las mermas y evaporaciones

Las mermas y evaporaciones, si son normales, se consideran parte del costo del material, de manera tal que se divide el
costo del material (incluidos los gastos de adquisición), por la totalidad de las unidades buenas recibidas de manera tal
de distribuir el costo de las unidades perdidas en las unidades buenas. Si las mermas y evaporaciones son anormales, se
divide el costo del material (incluidos los gastos de adquisición), por la totalidad de las unidades recibidas, de manera tal
de no incluir en las unidades buenas, los costos de las unidades perdidas.

Tratamiento de los envases

Los envases consisten en los recipientes contenedores de los materiales que se compran. Los envases pueden ser
retornables o no retornables. Si los envases son retornables, pueden ser facturados por separado (de manera tal que no
son costo de los materiales), o no facturados por separado (de manera tal que se debe segregar el costo del envase del
costo de los materiales). Si los envases son no retornables, pueden ser con valor de mercado (de manera tal que se debe
segregar del costo de los materiales y se registra como un activo, dado que se lo va a vender) o sin valor de venta (de
manera tal que es considerado costo de los materiales).

Valuación de salida de los materiales de almacenes

La valuación de salida de los materiales de almacenes se puede llevar a cabo por el método primero entrado primero
salido (PEPS), de manera tal que las partidas en existencia se incorporan al proceso productivo en el mismo orden en
que ingresaron a almacenes; por el método ultimo entrado primero salido (UEPS), de manera tal que las partidas en
existencia se incorporan al proceso productivo valuadas al valor de las ultimas entradas a almacenes; o por el método
del precio promedio ponderado (PPP), de manera tal que las partidas en existencia se incorporan al proceso productivo
valuadas a un precio promedio ponderado por las unidades compradas.

Lote optimo

El lote optimo consiste en determinar la cantidad de unidades a comprar en cada pedido para satisfacer la demanda de
la empresa, determinar la cantidad de pedido a realizar para satisfacer la demanda de la empresa, y determinar la
frecuencia con la que se realizan los pedidos para satisfacer la demanda de la empresa, es decir, cada cuantos días se
debe realizar un pedido; de manera tal de minimizar los costos de mantener y los costos de comprar. Los costos de
mantener consisten en los costos de mantener en stocks los materiales, y es creciente a medida que aumenta el stock
de materiales. Los costos de comprar consisten en todos los gastos necesarios para adquirir, recibir y aprobar la calidad
del material comprado, y es creciente a medida que aumenta la cantidad de pedidos.
Supuestos sobre los que se basa el lote optimo

Los supuestos sobre los que se basa el lote optimo son las variables son constantes y conocidas, la demanda diaria es
continua y uniforme, los costos de los pedidos son independientes del tamaño del pedido y los cosos de mantener son
proporcionales a la cantidad almacenada y al tiempo de permanencia.

Stock de seguridad

El stock de seguridad consiste en el stock que las empresas suelen tener para evitar paros en la producción debido a
excesos en la producción o entregas de materiales comprados fuera de tiempo acordado con los proveedores.

Gestión de stocks just in time

La gestión de stocks just in time consiste en la reducción de costos mediante la disminución de inventarios y la
eliminación de los costos de mantener, así como la eliminación de los costos por defectos de producción mediante la
búsqueda de la calidad total. La gestión de stocks just in time busca hacer las cosas bien la primera vez, y para ello
requiere el compromiso de la alta dirección de la empresa y del personal de la empresa, el cual debe ser capacitado para
disminuir la cantidad de errores en la producción.

Mano de obra

La mano de obra consiste en las acciones que realizan las personas tanto de forma física como mental para crear o
producir un bien o servicio. La mano de obra se caracteriza por ser un elemento no almacenable, es decir, que su
momento de adquisición coincide con el momento de su utilización en el proceso productivo; posee costos derivados de
la relación laboral, como por ejemplo las cargas sociales; y es un elemento de adquisición comprometida, dado que la
empresa, a través de la relación laboral, se obliga a adquirir una determinada cantidad de tiempo de presencia de cada
empleado.

Tiempo de presencia y tiempo productivo

El tiempo de presencia consiste en la cantidad de tiempo que el empleado permanece en la empresa. El tiempo de
presencia se determina a través de un control de presencia, el cual se lleva a cabo mediante diferentes métodos como
por ejemplo, tarjetas magnéticas, tarjetas de proximidad, sistemas de control biométricos, entre otros. El tiempo
productivo consiste en la cantidad de tiempo que el empleado efectivamente dedica a las actividades del proceso
productivo. El tiempo improductivo consiste en la cantidad de tiempo que el empleado permanece en la empresa pero
que no dedica al proceso productivo. El tiempo improductivo puede ser por causas endógenas, como por ejemplo tareas
de mantenimiento; o por causas exógenas, como por ejemplo, cortes de energía, huelgas, entre otros.

Improductividad oculta

La improductividad oculta consiste en una reducción de la productividad producto de que los empleados trabajen a un
menor ritmo de producción, debido a una temperatura inadecuada, malestar gremial, funcionamiento defectuoso de la
maquinaria, entre otros.

Relación de aprovechamiento

La relación de aprovechamiento consiste en la relación entre el tiempo de presencia comprado por la empresa y el
tiempo productivo, y se utiliza para calcular el componente monetario de la mano de obra.
Sistemas de retribución

Los sistemas de retribución consisten en los métodos mediante los cuales la empresa define la retribución del operario.
Los sistemas de retribución deben compensar equitativamente la capacidad, esfuerzo y responsabilidad; la retribución
debe suponer una mayor productividad del trabajador sin que disminuya la calidad de la producción; el sistema debe ser
de fácil comprensión para el trabajador; el sistema debe permitir un control de operaciones y del trabajo en su conjunto;
y por último, el sistema debe permitir un cálculo y registración fácil y rápida. Por último, los sistemas de retribución
individuales pueden ser en base a los tiempos trabajados, en base a las unidades producidas (a destajo), sistemas de
retribución con incentivos, o sistemas basados en la valoración de puestos.

Sistemas de incentivos

Los sistemas de incentivos consisten en métodos que buscan incrementar la productividad como consecuencia de
mejorar la eficiencia, disminuir los costos unitarios al generar un mayor volumen de producción, disminuir la
supervisión, entre otros. Los sistemas de incentivos pueden ser empíricos o científicos. Los sistemas de incentivos
empíricos se basan en la experiencia de las personas que estén a cargo del sistema productivo, y buscan lograr el ahorro
del tiempo. Los sistemas de incentivos empíricos pueden ser el de Halsey o el de Rowan. Los sistemas de incentivos
científicos pueden ser el de Taylor (no asegura un salario base), Gantt, Bedeaux o Emerson (los cuales aseguran un
salario base para el trabajador).

Costo total de la mano de obra

El costo total de la mano de obra consiste en la suma de todas las remuneraciones brutas debidas al operario, sumado a
todos los conceptos englobados dentro de la mano de obra adicional, como por ejemplo contribuciones patronales,
licencias por enfermedad, sueldo anual complementario, entre otros.

Índice de Mano de Obra Adicional

El índice de mano de obra adicional consiste en un coeficiente que permite distribuir en forma homogénea en todos los
meses del año la incidencia de las remuneraciones de las ausencias pagas, como por ejemplo, feriados nacionales,
licencias por enfermedad, vacaciones, sueldo anual complementario, etc. Si no se aplicara el índice de mano de obra
adicional se produciría una distorsión de los costos de producción, como por ejemplo, los meses en los que se paga el
sueldo anual complementario o los meses que poseen mayor cantidad de feriados tendrían un mayor costo de
producción que los meses con menor cantidad de feriados o que no se paga el sueldo anual complementario.

Normalización de horas extras programadas

Las horas extras programadas para cubrir un pico estacional de demanda pueden ser provisionadas para que su
incidencia en el costo sea homogénea en todos los meses del año y no genere un incremento en los meses
correspondientes a la estación en la cual se aplican.

Cierre de cuentas al final del periodo

En el caso de que el cierre de ejercicio coincida con el periodo para el cual se calculó el índice de mano de obra adicional,
las cuentas provisiones y previsiones deberían quedar saldadas, excepto, por un lado, la previsión para indemnizaciones
por despido, dado que es acumulativa porque el riesgo potencial se incrementa año a año producto de la antigüedad del
personal; y por otro lado, la provisión por vacaciones, en el caso de que existan vacaciones no gozadas que serán
gozadas por el personal en ejercicios futuros. Además, en el caso de que el cierre del ejercicio no coincida con los meses
en los cuales se paga el sueldo anual complementario, la provisión “SAC” debe quedar con saldo.
Otros costos de producción

Los otros costos de producción consisten en costos en los cuales necesita incurrir una empresa, cuya característica
común es no pertenecer a los conceptos de materiales ni mano de obra. Los otros costos de producción son de difícil
vinculación con una unidad de costos final, por lo que deben ser absorbidos por los centros de costos, con el objetivo de
luego ser asignados a la producción mediante alguna base de distribución. Los otros costos de producción son por
ejemplo, el consumo de energías o fluidos no almacenables (como la luz, el gas), la depreciación de los bienes de uso,
entre otros.

Centro de costos

Los centros de costos consisten en una unidad funcional útil a la determinación y control de costos, en el que se lleva a
cabo una parte, etapa o tarea que resulta importante medir o controlar por separado. Los centros de costos deben tener
un responsable, un área geográfica definida, un punto de inicio y de finalización de la tarea, y, por último, la posibilidad
de medir y controlar los factores del costo. Los centros de costos pueden ser centros de producción (son los centros de
costos en los cuales se lleva a cabo una etapa del proceso productivo) o pueden ser centros de servicio (son los centros
de costos que llevan a cabo una tarea auxiliar a los centros de producción).

Técnica de Costeo basado en Actividades

La técnica de costeo basado en actividades consiste en desagregar un proceso productivo en las diferentes acciones que
se desarrollan dentro de dicho proceso productivo, con el objetivo de determinar el costo de dichas acciones o
actividades. La técnica de costeo basado en actividades se basa en que las actividades consisten en un conjunto de
acciones coordinadas y dirigidas a incrementar el valor de los productos, es decir, la capacidad de satisfacer
necesidades; y además, en que las actividades son las que consumen factores o recursos y generan servicios que pueden
ser utilizados por otras actividades o pueden ser el producto final.