Está en la página 1de 147

Diploma de Especialización Profesional

Universitario en Instructor en Servicios


Operativos de Emergencia.
MÓDULO I. SERVICIOS DE EMERGENCIA:
PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Irene Verde Peleato Jaime Andrés Senabre Pastor


Doctora en Pedagogía por la Universidad Licenciado en Psicología. Técnico en
de Valencia. Profesora Facultad de Emergencias y Prevención de Riesgos
Filosofía y Ciencias de la Educación. Laborales. Jefe de Unidad de Brigadas de
Universidad de Valencia. Emergencia. Generalitat Valenciana.
Marcel.lí Rosaleny Romero José Antonio Jiménez Fraile
Profesor Asociado Universidad Medico Jefe División De Guardia SAMUR
Politécnica de Valencia. Ingeniero de Madrid
Edificación, Mando Operativo Cos de
Rafael Martínez Alzamora
Bombers C P Valencia. Instructor Mandos
Operativos y Bomberos Räddningsverket Arquitecto. Ex Director Técnico del
Suecia Cuerpo de Bomberos C P Valencia
Ángel García Solaz Antonio José Luzón Fernández
Jefe de Relaciones Institucionales y Inspector Policía Local Ayuntamiento de
Comunicación Pública BIEM III- Unidad Massamagrell
Militar de Emergencia (UME) Raúl Moraño Cánovas
Enfermero Servicios de Emergencias y
Helicóptero sanitario. Profesor
Colaborador IVASPE, EVES, Univ.
Cardenal Herrera
ISBN: 978-84-9075-310-1
ISBN Obra Completa: 978-84-9075-309-5
Depósito Legal:
© Los autores
Composición - compaginación: General Asde, S.A.®
Imprime: Alfa Delta Digital S.L.
Editorial: Alfa Delta Digital S.L.
C/ Albocacer, 25 - 46020 Valencia (España)
Printed in Spain
Reservados todos los derechos.
No puede reproducirse, almacenarse en sistema de recuperación o transmitirse en forma
alguna por medio de cualquier procedimiento, sea éste mecánico, electrónico, de
fotocopia, grabación o cualquier otro, sin el previo permiso escrito del editor.
SUMARIO 
1. SERVICIOS DE EMERGENCIA: DEFINICIÓN Y ASPECTOS CLAVES EN SU
ORGANIZACIÓN .................................................................................................................................. 5 
1.1.  INTRODUCCIÓN ...................................................................................................................... 5 
1.2.  DEFINICIÓN.............................................................................................................................. 6 
1.3.  TIPOS Y CARACTERÍSTICAS DE LOS SERVICIOS DE EMERGENCIA .......................... 93 
1.4.  FUNCIONES GENERALES DE LOS SERVICIOS DE EMERGENCIA ............................... 94 
2.  FORMACIÓN: REQUISITO EN EL DESEMPEÑO PROFESIONAL.......................................... 97 
2.1.  ANTECEDENTES ................................................................................................................... 97 
2.2. CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS DE LA FORMACIÓN.............................................. 101 
2.3. PAUTAS PARA DAR UNA FORMACIÓN ADECUADA EN UNA ORGANIZACIÓN.... 103 
2.4. MODALIDADES FORMATIVAS......................................................................................... 106 
2.4.1. Formación presencial........................................................................................................ 106 
2.4.2. Formación a distancia....................................................................................................... 108 
2.4.3. Modalidad puesto de trabajo............................................................................................. 111 
3. GESTIÓN Y EVALUACIÓN DE PLANES FORMATIVOS......................................................... 114 
3.1. LA EVALUACIÓN DE LA FORMACIÓN: CONCEPTOS CLAVE ...................................... 114 
3.2. MODELOS EN LA EVALUACIÓN DE LA FORMACIÓN ................................................... 117 
3.2.1. Modelo Phillips ................................................................................................................. 118 
3.2.2. Modelo Wade..................................................................................................................... 118 
3.2.3. Modelo Meignant .............................................................................................................. 118 
3.2.4. Modelo Holístico ............................................................................................................... 119 
3.3. NIVELES DE EVALUACIÓN EN PROGRAMAS DE FORMACIÓN .................................. 119 
3.3.1. Nivel de satisfacción del participante................................................................................ 120 
3.3.2. Nivel de logro de objetivos ................................................................................................ 121 
3.3.3. Nivel de adecuación pedagógica....................................................................................... 122 
3.3.4. Nivel de transferencia al puesto de trabajo....................................................................... 123 
3.3.5.Nivel de impacto................................................................................................................. 124 
3.3.6.Nivel de rentabilidad .......................................................................................................... 125 
4.  DIAGNOSTICAR NECESIDADES FORMATIVAS DEL SERVICIO DE EMERGENCIA..... 126 
4.1.  DETECCIÓN DE NECESIDADES FORMATIVAS ............................................................. 126 
4.2.  MÉTODOS DE ANÁLISIS DE NECESIDADES .................................................................. 130 
4.2.1.Modelo prescriptivo............................................................................................................ 130 
4.2.2.Modelo participativo o colaborativo .................................................................................. 132 
5.  FASES Y ELEMENTOS DEL DISEÑO DE LA FORMACIÓN ................................................... 137 
5.1.  INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 137 
5.2.  FASES .................................................................................................................................... 137 
5.3.  ELEMENTOS......................................................................................................................... 138 
BIBLIOGRAFIA............................................................................................................................................... 146 
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

1. SERVICIOS DE EMERGENCIA: DEFINICIÓN Y


ASPECTOS CLAVES EN SU ORGANIZACIÓN

1.1. INTRODUCCIÓN
En las últimas décadas las Administraciones Públicas y Entidades Privadas
responsables de la gestión de las emergencias están tomando una especial sensibilización en
la preparación de los agentes involucrados en éstas, aumentando notablemente los programas
formativos en todos los Servicios y Cuerpos a los que llamamos Servicios Operativos en las
Emergencias.

Esta especial sensibilización debe de ir acompañada de un alto


nivel didáctico del personal que debe implementar en los
servicios las nuevas técnicas, estrategias, equipos y materiales
indispensables para la actividad diaria y respuesta operativa.

Los objetivos del Diploma de Especialista Profesional Universitario en Instructor en


Servicios Operativos de Emergencias, son los siguientes:

 Adquirir las competencias pedagógicas y didácticas necesarias para el diseño,


la planificación, la gestión y la implantación de un Plan de Formación en su ámbito
profesional (servicio operativo correspondiente).

 Mejorar sus habilidades comunicacionales a través de exposiciones didácticas


aplicadas tanto a la operativa de gestión como a la práctica profesional.

 Formular objetivos formativos adaptados al entorno de la emergencia.

 Diseñar las actividades de aprendizaje relacionados con las emergencias


adaptadas a los recursos del Servicio, utilizando distintas metodologías de
enseñanza-aprendizaje activas.

 Elaborar recursos eficaces que fomenten el aprendizaje de los profesionales de


los distintos servicios.

 Diseñar un sistema de evaluación práctica con criterios de calidad con


repercusión operativa en el servicio.

Atendiendo a los objetivos propuestos incluimos cuatro núcleos temáticos que


explican cómo se integra la formación y adiestramiento del personal operativo y técnico que
se ve involucrado en las situaciones de emergencia.

Pág. 5
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

1.2. DEFINICIÓN
En el primer apartado del presente módulo se muestra qué son las Emergencias y qué
entes operativos tienen la misión de dar una respuesta efectiva para la protección de las
personas, bienes y el medio ambiente.

Así pues, una manera de situarnos en el entorno formativo al que va dirigida la


formación de los futuros Instructores en servicios operativos de emergencia, es definir el
entorno en el que van a poder desarrollar sus futuras competencias, incluyendo conceptos
como: emergencias, catástrofes y servicios de emergencia.

 Definición de emergencia

Según la RAE (Real Academia Española), la palabra emergencia procede del latín
emergens, -entis, emergente. Tiene tres acepciones:

Acción y efecto de emerger.

Suceso, accidente que sobreviene.

Situación de peligro o desastre que requiere una acción


inmediata.

Podemos decir que una emergencia es una situación fuera de control que se
presenta por el impacto de un desastre. El entorno de gestión de la emergencia viene
amparado por el concepto de Protección Civil, una manera de definirla podría ser:

“Incidente, accidente o suceso que por su naturaleza puede


alterar el normal funcionamiento de una comunidad, en que se
pueden generar víctimas o daños materiales y ecológicos,
afectando la organización social y económica de una
comunidad, una región, un país. Etc…Emergencia que puede ser
atendida eficazmente con los recursos propios de los organismos
de primera intervención del entorno en que se produce.”

La emergencia se manifiesta cuando, en la conjunción de factores conocidos, aparece un


suceso o fenómeno inesperado, de carácter eventual y desagradable por causar daños a las
personas, bienes, servicios o el medio ambiente, sin exceder la capacidad de respuesta de la
comunidad afectada.

Pág. 6
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

 Definición de catástrofe

Según la RAE (Real Academia Española), la palabra catástrofe procede del latín
catastrophe, abatir, destruir. Concepto asociado al de desastre.

Se trata de sucesos que afectan de forma negativa la vida y que, en ocasiones,


producen cambios permanentes en la comunidad o sociedad o el medio ambiente.

Puede ser por un suceso natural o antrópico, (producido por el hombre)

 Definición de los servicios de emergencia

Desde la antigüedad el ser humano se ha protegido y organizado para hacer frente a las
emergencias, existe registro documental de los primeros servicios u organizaciones en la
antigua Grecia y en el imperio romano servicios que han llegado hasta la actualidad.

Los servicios de emergencia son los servicios encargados de prestar ayuda en casos como
los que venimos comentando y se organizan bajo la denominación general de protección civil.

Así pues, entendemos por protección civil el sistema organizado con el que un país
proporciona protección y asistencia a la población en casos de emergencia, catástrofe o
accidente o toda organización de personas que de una manera institucionalizada organizada y
coordinada, da respuesta operativa a un incidente, o a un siniestro. Con este concepto tan
amplio englobamos todos los entes que van a intervenir para minimizar y, siempre que se
pueda, solucionar la emergencia.

Las emergencias pueden ser de diferente naturaleza: naturales (seísmos, inundaciones,


tsunamis, etc.) o producidas por el hombre (bélicas, químicas, nucleares, etc.)

A continuación, incluimos las definiciones de los principales servicios de emergencia, así


como información detallada de cada colectivo:

- Bomberos

- Sanitarios (I y II)

- Seguridad pública y privada

- Bomberos forestales

- Protección civil

- UME-Ejército

Pág. 7
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

de Defensa

SERVICIO DE EMERGENCIA: BOMBEROS

SERVICIBOMBEROS – SERVICIO DE PREVENCIÓN, EXTINCIÓN DE


SERVICIO DE INCENDIOS Y SALVAMENTOS
EMERGENCIA:
BOMBEROS
Para definir el servicio de emergencias que denominamos
“SPEIS, Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y
Salvamentos” nos podemos remitir a la legislación de cada país, a
excepción de la condición institucional o laboral como funcionario
o laboral, profesional o voluntario, la definición de las funciones
viene a variar con pequeños matices, valga como ejemplo tipo, la
legislación en la Comunidad Valenciana. Ley 13/2010, de 23 de
noviembre, de la Generalitat Valenciana, de Protección Civil y
Gestión de Emergencias publicada en el DOCV nº 6.405, en fecha
25 de noviembre de 2010, en el TITULO IV – Servicios de
intervención frente a emergencias, en su artículo 30 – Definición
de los servicios de intervención frente a emergencias dice:
“Son servicios de intervención frente a emergencias los
colectivos, servicios y organizaciones en la Comunitat Valenciana
que tienen por objeto la protección de las personas, los bienes y el
medio ambiente tanto ante situaciones de grave riesgo, catástrofe y
calamidad pública, como en accidentes graves y otras análogas.
Definición Según lo redactado en la Ley 7/2011, de 1 de abril, de la
Generalitat Valenciana, de los servicios de Prevención, Extinción
de Incendios y Salvamento de la Comunidad Valenciana
(S.P.E.I.S), publicada en el DOCV nº 6.496, en fecha 6 de abril de
2011, en el TITULO II – De los servicios de prevención, extinción
de incendios y salvamento, en su artículo 4 – Concepto y funciones
dice:
“Integran los servicios de Prevención, Extinción de
Incendios y Salvamento de la Comunitat Valenciana el personal
perteneciente a los servicios de Prevención, Extinción de Incendios
y Salvamento de las administraciones públicas de la Comunitat
Valenciana, los bomberos voluntarios y los bomberos de empresa”.
Nos podemos trasladar a la legislación de nuestro entorno
territorial (Pais, Comunidad, localidad, etc.), y observamos que las
funciones son prácticamente las mismas.

Constituye el objeto de estos, la prestación de los servicios


Objetivos
de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento”.

Pág. 8
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Los Entes, prestaran sus servicios en los territorios de los


que los son responsables. Así mismo deberán prestar los servicios
de prevención y extinción de incendios en los municipios del
territorio, independiente del modelo (Servicio Municipal,
Límites internos y Comarcal, Consorciado, autonómico, etc.)
externos Estos servicios procurarán siempre la coordinación con
otros servicios de contenido semejante, cualquiera que sea su
ámbito territorial (estatal, autonómico o local).

Este aspecto también viene definido en los diferentes


estatus de composición, variando ligeramente para cada
organismo, en los SPEIS (Servicios de Prevención, Extinción de
Incendios y Salvamentos).
Así pues como ja he comentado anteriormente nos podemos
encontrar con referencia a la condición de los SPEIS, y sus
Composición modelos, ya sean, institucionales o laborales como funcionario o
personal laboral, personal profesional o voluntario. Dentro de esta
primera clasificación, nos vamos a encontrar en general en los
SPEIS, personal operativo, personal técnico y el personal
administrativo. Cada uno de ellos con unas funciones propias y un
desarrollo funcional diferente, lógicamente con una formación
diferente dentro de la singularidad propia de los SPEIS.

En general en los estatutos constitutivos, encontraremos los


fines de los SPEIS. Son funciones concretas a desarrollar, entre
otras, las siguientes:
a) Luchar contra el fuego en caso de siniestro y otras
situaciones de emergencia.
b) Realizar el salvamento de personas, semovientes,
bienes y protección al medio ambiente, en caso de siniestro u otra
situación de emergencia.
c) Intervenir en el salvamento acuático y subacuático y en
Funciones el rescate y salvamento de montaña y cavidades subterráneas.
d) Adoptar medidas de seguridad extraordinarias y
provisionales, a la espera de la decisión de la autoridad
competente, sobre el cierre y desalojo de locales y
establecimientos públicos, y la evacuación del inmueble y
propiedades en situaciones de emergencia mientras las
circunstancias del caso lo hagan imprescindible, así como limitar o
restringir por el tiempo necesario, la circulación y permanencia en
vías o lugares públicos en los supuestos de incendio, catástrofe o
calamidad pública
e) En los supuestos de intervención, recuperar las
víctimas y coordinar su traslado urgente, incluso realizarlo cuando
sea preciso.

Pág. 9
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

f) Intervenir en operaciones de protección civil, de


acuerdo con las previsiones de los planes territoriales y de los
planes especiales correspondientes, así como elaborar los planes de
actuación respectivos del servicio de Prevención, Extinción de
Incendios y Salvamento.
g) Dirigir los puestos de mando avanzado que les
corresponden según la planificación vigente.
h) Elaborar los procedimientos de actuación del servicio
para cada tipo de siniestro.
i) Investigar e informar sobre los siniestros en que
intervengan por razón de su competencia, así como en caso de
requerimiento por la autoridad competente.
j) Obtener la información necesaria de las personas y
entidades relacionadas con las situaciones y lugares en donde se
produzca el incendio, la catástrofe o calamidad pública para la
elaboración y ejecución de las tareas encaminadas a resolver
situaciones.
k) Estudiar e investigar las técnicas, instalaciones,
sistemas de protección contra incendios y salvamento.
Funciones l) Organizar y participar en campañas de divulgación
dirigidas a incrementar el conocimiento de la ciudadanía sobre la
normativa de prevención de incendios y otras emergencias.
m) Ejercer funciones de prevención para evitar o
disminuir el riesgo de incendios u otros accidentes, mediante la
inspección del cumplimiento de la normativa en vigor.
n) Aquellas otras funciones que le atribuya la legislación
vigente y cualquier otra dirigida a la protección de personas y
bienes, siempre que sean necesarias y proporcionadas a los hechos.
Con referencia al ámbito laboral, nos vamos a encotrar
desde personal funcionario, de las Administraciones, personal
contratado laboral, personal perteneciente a bolsas de trabajo-
interinos- personal voluntario con retribución por prestación,
personal voluntario sin prestación económica.
En cuanto a su duración, viene a ser el régimen contractual,
ligado a su estatus como funcionario como contratado para la
administración o para entes o empresas privadas.
En los estatutos propios de cada servicio deben venir
definidos los tipos de servicios y prestaciones las que se da
cobertura, tanto para la movilización de los Recursos, como para la
Clasificación de las diferentes “TIPOLOGÍAS DE SERVICIOS”, y
Tipos de intervención lo hace en aplicación legislativa por la que se establece el parte
unificado de actuación de los Servicios contra Incendios y de
Salvamento.

Pág. 10
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

En este apartado nos podemos encontrar diferentes


organizaciones jerárquicas, por ejemplo una tipo puede ser la
siguiente:
Estructura con 2 grandes AREAS, por una parte A.-Servicios
Generales y el propio B.-Cuerpo de Bomberos.
A su vez de cada una de éstas áreas se descuelgan 2
Organización Jefaturas de Servicio Respectivamente.
La Jefatura de Servicios Económicos y Administrativos, y
la Jefatura de Servicio de Recursos Humanos, pertenecen al Área
de Servicios Generales.
El Área de Los SPEIS (ó Cuerpo de Bomberos) está
ocupada por el Inspector Jefe del Cuerpo de Bomberos. La Jefatura
de Operaciones y la Jefatura de Apoyo Logístico.

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

Como se ha observado en puntos anteriores atendiendo al área, nos podemos


encontrar diferentes MECANISMOS DE COORDINACIÓN pero en general podemos
hablar del modelo siguiente:

Estandarización: Coordinación por medio del establecimiento de pautas que


determinan lo que deben hacer los miembros de la organización.
1. De los procesos de trabajo: se programa (se elaboran instrucciones) el contenido del
trabajo (qué se hace) y los procedimientos a seguir (cómo se hace).

2. De los resultados: se programan las expectativas en cuanto a los resultados deseados,


lo cual implica que se establezca a priori el ajuste mutuo entre los trabajos.
3. De los conocimientos y habilidades: se especifica el tipo de preparación requerida por
las personas para realizar el trabajo que, habitualmente, se recibe fuera de la
organización. La coordinación se produce al aprender las personas implicadas lo que
pueden esperar unas de otras.
4. De las normas: la coordinación se basa en el desarrollo de creencias compartidas
entre los miembros de la organización.

Pág. 11
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL INSTRUCTOR


DE ESTE SERVICIO DE EMERGENCIAS:
¿En qué Atendiendo a los diferentes colectivos que nos podemos
medida las tareas encontrar en los SPEIS, la formación debe ir diseñada, programada y
se dividen en ejecutada a tendiendo a las necesidades de cada colectivo y de cada
trabajos puesto de ese colectivo.
separados?
Atendiendo a:
‐ Procesos de trabajo.
¿Sobre ‐ De los resultados.
qué base se ‐ De los conocimientos y habilidades.
agrupan los
trabajos?
¿Quién es
el responsable de Viene directamente reflejado en la estructura jerárquica de cada
cada individuo y SPEIS
grupos?
Atendiendo a dos aspectos:
-Al funcionamiento rutinario. (Limitado al personal
perteneciente al servicio.
- Sección Operaciones
-Personal asignado al cargo de cada mando
Operativo.
¿Cuántos
-Secciones de Administración y Apoyo
individuos/grupos
puede dirigir -Personal de cada categoría auxiliares, auxiliares
eficazmente un administrativos, Administrativos, Técnicos, etc.
responsable?

-Al funcionamiento en la emergencia.


Ilimitado atendiendo al personal de todos los servicios
intervinientes en la emergencia. Por ejemplo en los últimos grandes
Incendios Forestales en la Comunidad Valenciana (el caso del incendio
de Cortes de Pallás en el 2012 el mando operativo llego a tener bajo su
responsabilidad a unos 1.700 operativos pertenecientes a varios
servicios (Bomberos, Brigadistas, medios aéreos, la UME, asociaciones
de voluntarios, servicios de seguridad Policías, etc.)

¿En qué
medida los
empleados y En general las propias de las Administraciones y las de los
administradores SPEIS
se regirán por
reglas y normas
establecidas?

Pág. 12
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SERVICIO DE EMERGENCIA. COLECTIVO SANITARIOS: SAMUR (Servicio de


atención municipal de urgencias y rescate)- PROTECCIÓN CIVIL y SAMU (Servicio
de Ayuda Médica Urgente)

SERVICIO DE – SAMUR (Servicio de Atención Municipal de Urgencias y Rescate)


EMERGENCIA:
SANITARIOS – Protección Civil
(I)
SAMUR (Servicio de Atención Municipal de Urgencias y Rescate)–
Protección Civil, depende de la Dirección General de Emergencias y
Protección Civil, encuadrada dentro de la Coordinación de Seguridad y
Emergencias dependiente del Área de Gobierno de Seguridad y
Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.
Definición
La creación de SAMUR–Protección Civil se enmarca en la
responsabilidad municipal de hacer frente de forma urgente, rápida y
efectiva a las urgencias, emergencias y catástrofes que se produzcan en la
vía y locales públicos de la ciudad de Madrid, específicamente en su
vertiente sanitaria.

El objetivo de este servicio es resolver rápida y eficazmente


aquellas emergencias sanitarias que se produzcan en la vía pública dentro
del término municipal de Madrid. Se rompe así con la heredada filosofía
Objetivos del "traslado" siendo sustituida por la de "atención al paciente en el lugar
del suceso y transporte sanitario asistido". Además, se asumen
competencias relacionadas con la gestión y resolución sanitaria de las
posibles catástrofes que puedan darse en la ciudad.

Actualmente el término municipal de Madrid tiene una extensión


de 604,20 km2 y una población de derecho de 3.207.247 habitantes*,
además de aquellas personas que por diferentes motivos acuden a la
capital.
Límites internos Este Servicio presta asistencia de urgencia y emergencia en vía
y externos pública y en aquellos lugares y estamentos públicos o privados que se
encuentran en dicho termino municipal según “Convenio para la
Coordinación de la Atención de Urgencias extrahospitalarias y
Emergencias sanitarias entre la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de
Madrid, Cruz Roja Española y INSALUD” de 29 de abril de 1998.

En SAMUR-Protección Civil trabajan actualmente 657 personas


entre médicos, técnicos, enfermeros, administrativos, psicólogos, un
Composición sociólogo y un farmacéutico.

Pág. 13
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SAMUR-Protección Civil se configura como un servicio de doble


escalón: Soporte Vital Avanzado y Soporte Vital Básico, siendo el único
Funciones servicio en España que tiene este escalón formado por personal propio.

Las funciones se detallan en el apartado “tipos de intervención”.

Se contempla la siguiente CARTERA DE SERVICIOS:

1. Asistencia sanitaria y resolución de las urgencias y emergencias


en la vía pública o locales públicos de la ciudad.

2. Gestión, coordinación y atención sanitaria de las situaciones de


grave riesgo colectivo, calamidad pública o catástrofe
extraordinaria en el municipio de Madrid o donde se le requiera.

3. Colaboración y asistencia a través de su Unidad de Apoyo ante


desastres, en catástrofes internacionales

4. Cobertura sanitaria de situaciones previsibles de riesgo, mediante


Tipos de el desplazamiento preventivo de medios adecuados a actos
intervención
multitudinarios o con factores de peligro añadidos.

5. Canalización y organización de la respuesta ciudadana voluntaria


ante situaciones de urgencia y emergencia sanitaria. Gestiona y
organiza el voluntariado de Protección Civil, formándolo y
capacitándolo para su desempeño en los servicios antes
mencionados.

6. Por último, desarrolla una fundamental función formativa tanto


de la ciudadanía para conseguir que este capacitada para
enfrentarse a situaciones de urgencia y emergencia individual o
de catástrofe, como de otros profesionales de este ámbito.

SAMUR PROTECCIÓN CIVIL en cuanto a la gestión se


conforma como una Subdirección General con 3 departamentos :
1. D. de OPERACIONES
2. D. de CALIDAD Y FORMACIÓN
3. D. de PROTECCIÓN CIVIL
Organización Del Departamento de Operaciones, como ejemplo, dependen
diferentes Secciones con responsabilidades de gestión: gestión de
Recursos Humanos, gestión del centro de comunicaciones / centro
coordinador, mantenimientos de vehículos y materiales incluida la
electromedicina y gestión de la farmacia.

(*) El organigrama se verá en otro apartado.

Pág. 14
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

La Gestión de la Actividad Asistencial, tiene unas características básicas:


5. Adaptación de la oferta de unidades a la demanda asistencial ciudadana, de manera que
el número de unidades es diferente en cada periodo del día. Esto se puede producir
gracias a la existencia de un horario de 17 horas que permite, según las combinaciones de
turnos, tener un mayor o menor número de unidades.
6. Modelo de doble escalón propio. Basado en la existencia de dos tipos de recursos
asistenciales, fundamentalmente: Soporte Vital Avanzado (USVA) y Soporte Vital
Básico (USVB), ambos propios del Servicio.
7. Apoyo asistencial a los pacientes más complicados a través de la aparición en escena de
los Jefes de Guardias o los supervisores de enfermería, que al mismo tiempo ejercen la
labor de control de la calidad asistencial.
8. Todos los pacientes graves son atendidos al menos por dos médicos (el Médico de la
USVA y el Médico Jefe de guardia).
9. Recepción de la llamada a través de dos Centrales de Comunicaciones. La demanda
ciudadana es recibida a través de la Central de Comunicaciones 112, y la demanda
institucional a través del CISEM (Centro Integral de Seguridad y Emergencias del
Ayuntamiento de Madrid).
10. Todos los ciudadanos demandantes reciben un SMS en su teléfono móvil, en el que se
indica el momento de salida de la unidad hacia el lugar, de manera que puedan controlar
el tiempo de respuesta.
11. Apoyo Logístico en escena. A través de un vehículo específico que proporciona un
aislamiento del entorno, posibilitando mejores condiciones de intimidad para el paciente
así como climatológicas y lumínicas.
12. Control operativo y asistencial en la escena, a través de una serie de responsables con
responsabilidad de mando que supervisan los diferentes aspectos de la actuación.
13. Apoyo psicológico en la escena en tiempo real para las segundas victimas del incidente.
Familiares, amigos o implicados son atendidos en el momento por los psicólogos de
plantilla del Servicio.
14. En la actualidad, el Servicio gestiona a través de uno de sus Departamentos la actividad
de más de 2000 voluntarios, el mayor Cuerpo de Protección Civil de España, cuya
actividad principal se centra en los siguientes puntos: Cobertura de Servicios preventivos
de riesgo; Formación a la Ciudadanía; Respuesta a las Catástrofes; Atención psicológica
de emergencias; y, Respuesta Internacional a desastres.
15. La política de calidad es una de las señas de identidad de SAMUR-Protección Civil,
basada en: Servicio procedimentado; Control de calidad asistencial y Gestión integral a
través de indicadores.

Pág. 15
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL INSTRUCTOR DE


ESTE SERVICIO DE EMERGENCIAS:
¿En qué medida Existen 2 lugares clave:
las tareas se
dividen en 1. Centro coordinador (Central de comunicaciones).
trabajos
separados? 2. Recursos asistenciales: USVA, USVB, USVB psiquiátrica
Charly (Médico jefe de guardia), DELTA (jefe de enfermería) y
Unidades de Apoyo (logístico, farmacia móvil, psicólogos, etc)
bajo el mando de dos jefes de guardia (médicos).

¿Sobre qué base La asistencia sanitaria y resolución de urgencias y emergencias


se agrupan los en la vía pública o locales públicos de la ciudad de Madrid.
trabajos?

¿Quién es el Estructuralmente, SAMUR-Protección Civil es un Servicio de


responsable de Emergencias Médicas Extrahospitalarias mixto, compuesto por
cada individuo y profesionales y voluntarios, uniformado y jerarquizado.
grupos?
SAMUR-Protección Civil se configura como un modelo mixto,
constituido por 700 profesionales y 2.100 voluntarios. Se dispone de dos
centros coordinadores:

1. Uno de ellos integrado en el centro del 112, situado en Pozuelo


de Alarcón (Madrid), siendo este un centro de coordinación de
servicios multisectoriales.

2. CISEM (Centro Integrado de Seguridad y Emergencias


Municipales (bomberos, policía y SAMUR-Protección Civil). A
través de este se gestiona la demanda institucional. La creación
del CISEM ha facilitado la gestión de dicha demanda.

El jefe de división de guardia seria el responsable de coordinar,


organizar, evaluar y supervisar el correcto funcionamiento de todos los
componentes del Servicio.

¿Cuántos En el contexto de una asistencia y dependiendo del tipo, del nº de


individuos/grupos víctimas y de la gravedad los trabajadores intervinientes pueden variar.
puede dirigir En condiciones normales el responsable médico de la USVA (UVI
eficazmente un móvil) tiene 2 compañeros (1 DUE y un Técnico sanitario en
responsable? emergencias médicas) y si el caso lo precisa 1 USVB (2 técnicos
sanitarios en emergencias médicas)

Pág. 16
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

¿Quién tiene la En la guardia hay 2 médicos jefes de guardia que se ocupan de


autoridad en la sendas mitades del territorio y que acuden a cualquier incidente en el
toma de que se produzca una asistencia sanitaria con pronóstico grave y también
decisiones? a cualquier otra asistencia por iniciativa propia con el fin de evaluar la
actuación de los componentes de la Unidad Asistencial (Valoración del
desempeño).

El responsable de la USVA sería el médico.

¿En qué Todas las actividades están procedimentadas.


medida los
empleados y Asistencialmente, el servicio funciona con protocolos basados en
administradores la evidencia científica desde el año 2004. Dichos protocolos son
se regirán por revisados y avalados por la Comisión Científica del Colegio de Médicos.
reglas y normas
establecidas? Estos protocolos, una vez supervisados y publicados no son unas
simples guías o recomendaciones, sino que se convierten en
instrucciones del Servicio, por decreto del Concejal de Seguridad.

Pág. 17
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SERVICIO DE EMERGENCIA: SERVICIO AYUDA MÉDICA URGENTE (SAMU)

SERVICIO DE SERVICIO DE AYUDA MÉDICA URGENTE (SAMU)


EMERGENCIA:
SANITARIOS
(II)
Según el Art. 5 de la ORDEN de 25 de febrero de 2000, de la
Conselleria de Sanidad, por la que se regulan los Centros de Información
y Coordinación de Urgencias (CICU) y los Servicios de Ayuda Médica
Urgente (SAMU).
El Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) es un servicio
extrahospitalario especializado en la atención a las urgencias vitales o
emergencias y catástrofes, las 24 horas del día, que atiende al paciente o
accidentado in situ, además es el encargado, tras la estabilización del
paciente, de realizar el transporte asistido primario (el que se realiza
desde el lugar en que ocurre la emergencia hasta un centro sanitario) y
secundario, (el que se realiza desde un centro sanitario a otro centro
sanitario) en las unidades medicalizadas terrestres y aéreas o en otros
dispositivos destinados al efecto.
Esta misma orden regula las funciones del personal.
6.1. Funciones médico SAMU. El personal facultativo del
Servicio de Ayuda Médica Urgente realizará las funciones inherentes a
su titulación de acuerdo a las instrucciones recibidas desde el CICU, en
coordinación con el resto del equipo y desarrollará las siguientes
Definición funciones:
6.1.1. Prestar la atención sanitaria en el origen de la demanda (vía
pública, domicilio del paciente, centro sanitario) de acuerdo a las
instrucciones recibidas del CICU y a la valoración realizada in situ de la
alerta recibida y del plan de actuación establecido.
6.1.2. Atender al paciente en las condiciones adecuadas de
soporte vital y mantenimiento durante el transporte sanitario primario y
secundario en las unidades móviles destinadas al efecto, tanto terrestre
como aéreo, hasta el centro sanitario asignado.
6.1.3. Asumir la responsabilidad y coordinación del equipo
SAMU.
6.1.4. Participar en los equipos de alerta y prevención de
situaciones de riesgo, simulacros etc. que se determinen.
6.1.5. Constituir y/o formar parte del Puesto de Mando Avanzado
(PMA) así como asumir la jefatura o dirección del grupo sanitario en el
lugar de la emergencia, en las situaciones de emergencia y/o catástrofe
que así lo requieran, siempre en coordinación con el CICU
correspondiente.
6.1.6. Responsabilizarse de la adecuada información a los

Pág. 18
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

familiares.
6.1.7. Corresponsabilizarse con el resto del equipo del
mantenimiento y conservación del vehículo así como del material
asistencial y de telecomunicaciones del mismo.
6.1.8. Cumplimentar y tramitar la documentación oficial que le
sea propia derivada de la asistencia sanitaria prestada y del servicio en el
modo que se establezca por la dirección del servicio.
6.1.9. Participar en la elaboración y actualización de los
protocolos de actuación, planificación y realización de simulacros, de
dispositivos de riesgo previsible, comisiones de calidad, docencia,
farmacia, etc., así como en las actividades de formación y promoción de
la salud u otras actividades que con relación al desarrollo de los objetivos
del servicio se establezcan por la dirección.
6.1.10. Participar en las actividades de formación continuada e
investigación que se desarrollen dirigidas al servicio.
6.1.11. Realizar todas aquellas actividades que por la Dirección
del servicio o por el CICU se les asigne con relación al desarrollo de los
objetivos del servicio.

6.2. Funciones enfermero SAMU. El personal de enfermería del


Servicio de Ayuda Médica Urgente realizará las funciones inherentes a
su titulación de acuerdo a las instrucciones recibidas desde el CICU, en
coordinación con el resto del equipo y desarrollará las siguientes
funciones:
Definición
6.2.1. Prestar la atención sanitaria en el origen de la demanda (vía
pública, domicilio del paciente, centro sanitario, etc.).
6.2.2. Prestar los cuidados de enfermería al paciente en las
condiciones adecuadas de soporte vital y mantenimiento durante el
transporte sanitario y secundario en las unidades móviles destinadas al
efecto, tanto terrestre como aéreo.
6.2.3. Revisar y mantener adecuadamente la dotación y reposición
de medicamentos, material sanitario, instrumental y aparataje tanto del
habitáculo asistencial como de los dispositivos portátiles (incubadora,
mochila, maleta, etc.) necesarios para el servicio.
6.2.4. Supervisión de las actuaciones asistenciales y funciones
que sobre el material asistencial tiene asignadas el conductor camillero.
6.2.5. Corresponsabilizarse con el resto del equipo en el
mantenimiento y conservación del vehículo así como del material
asistencial y de telecomunicaciones del mismo.
6.2.6. Cumplimentar y tramitar la documentación oficial que le
sea propia derivada de la asistencia sanitaria prestada y del servicio en el
modo que se establezca por la dirección del servicio.

Pág. 19
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

6.2.7. Participar en los equipos de alerta y prevención de


situaciones de riesgo, que se determinen.
6.2.8. En el Puesto de Mando Avanzado (PMA) que se constituya
en las situaciones de emergencia y/o catástrofe, actuará a las órdenes del
director del grupo sanitario, siempre en coordinación con el CICU
correspondiente.
6.2.9. Participar en la elaboración y actualización de los
protocolos de actuación, planificación y realización de simulacros, de
dispositivos de riesgo previsible, comisiones de calidad, docencia,
farmacia, etc., así como en las actividades de formación y promoción de
la salud u otras actividades que con relación al desarrollo de los objetivos
del servicio se establezcan por la dirección.
6.2.10. Participar en las actividades de formación continuada e
investigación que se desarrollen dirigidas al servicio.
6.2.11. Realizar todas aquellas actividades que por la dirección
del servicio o por el CICU se les asigne con relación al desarrollo de los
objetivos del servicio.

6.3. Funciones conductor-camillero SAMU/ técnico de transporte


sanitario. El personal conductor-camillero del Servicio de Ayuda Médica
Urgente realizará las funciones inherentes a su titulación de acuerdo a las
instrucciones recibidas desde el CICU, en coordinación con el resto del
equipo y desarrollará las siguientes funciones:
Definición
6.3.1. Realizar la conducción de la ambulancia destinada al
servicio del modo más adecuado y eficaz para un desplazamiento seguro.
6.3.2. Elegir el trayecto más adecuado para lograr una mayor
eficacia, rapidez y seguridad.
6.3.3. Situar el vehículo de forma correcta de acuerdo a la
valoración
de la situación en el punto de destino
6.3.4. Responsabilizarse del medio de transporte, custodia de
llaves, vigilar las funciones del vehículo durante la jornada laboral
(frenos, carburante, niveles, luces, presión neumáticos, aire
acondicionado, limpieza. etc.),
6.3.5. Comprobación de la disponibilidad y funcionalidad del
material de movilización (silla, camillas, etc.) y de la lencería del
vehículo.
6.3.6. Controlar la disponibilidad y el correcto funcionamiento de
las comunicaciones fijas y móviles, así como transmitir correctamente y
en el momento preciso los mensajes de situación, de tiempos,
incidencias, etc. al CICU.

Pág. 20
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

6.3.7. Comprobar la disponibilidad de todos los requerimientos


que bajo su competencia son necesarios para iniciar un servicio y
comunicar adecuadamente las incidencias habidas.
6.3.8. Utilizar de modo correcto las señales luminosas y acústicas.
6.3.9. Adoptar medidas de seguridad vial necesarias, respecto al
lugar donde se realiza la asistencia, a falta de cuerpos de seguridad.
6.3.10. Comunicar al CICU en tiempo y forma adecuados las
distintas movilizaciones y actuaciones del equipo SAMU de acuerdo a
los procedimientos establecidos.
6.3.11. Conocer el material y equipamiento sanitario así como su
ubicación en el vehículo asistencial.
6.3.12. Realizar el camilleo de los pacientes, así como la
adecuada movilización e inmovilización de los mismos.
6.3.13. Colaborar bajo las indicaciones y supervisión del personal
sanitario en la estabilización de los pacientes incluyendo las técnicas de
soporte vital básico.
6.3.14. Conocer y manejar la incubadora de transporte.
6.3.15. Colaborar con el personal de enfermería y bajo su
supervisión en la reposición del material, control de las cargas y del
correcto funcionamiento del material de electromedicina y
comunicaciones, así como los niveles y cuidados de las balas de oxigeno
fijas y portátiles.
Definición 6.3.16. Limpieza y desinfección del vehículo y habitáculo
asistencial necesarios durante el turno de trabajo.
6.3.17. En el Puesto de Mando Avanzado (PMA) que se
constituya en las situaciones de emergencia y/o catástrofe, actuará a las
órdenes del director del grupo sanitario, siempre en coordinación con el
CICU correspondiente.
6.3.18. Cumplimentar y tramitar los documentos oficiales en el
modo que se establezca por la dirección del servicio y entre ellos el parte
de relevo a la entrada y salida de la guardia.
6.3.19. Participar en la elaboración y actualización de los
protocolos de actuación, planificación y realización de simulacros, de
dispositivos de riesgo previsible, comisiones del servicio, etc., así como
en las actividades de formación y promoción de la salud u otras
actividades que con relación al desarrollo de los objetivos del servicio se
establezcan por la dirección.
6.3.20. Participar en las actividades de formación continuada que
se desarrollen dirigidas al servicio.
6.3.21. Realizar todas aquellas actividades que por la dirección
del servicio o por el CICU se les asigne con relación al desarrollo de los
objetivos del servicio.

Pág. 21
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Atención a las urgencias vitales o emergencias y catástrofes, las


24 horas del día, que atiende al paciente o accidentado in situ, además es
Objetivos
el encargado, tras la estabilización del paciente, de realizar el transporte
asistido primario y secundario.
Director/a de los Centros de Información y Coordinación de
Urgencias – En la actualidad 1 para los CICU provinciales
(anteriormente uno por provincia).
Composición Médicos Coordinadores/as CICU Y Locutores/as CICU
Teleoperadores/as (en la actualidad integrados en la plataforma de
Emergencias del 112). Médicos/as SAMU, Enfermeros/as SAMU Y
Conductor-Camillero – SAMU/Técnico en Transporte Sanitario
Ámbito de la Comunidad Valenciana más convenio con
Funciones
autonomías limítrofes (por ejemplo Aragón).
4 tipos de intervenciones. Extraordinaria/Ordinarias/Primarios/
Secundarios
Extraordinarias-Dispositivos de Riesgo Previsible AMV
Primarios: Asistencia y traslado si lo precisa de pacientes en el
lugar donde se origine la urgencia /emergencia (accidentes de tráfico,
laborales, deportivos,… Enfermedad agudizada en domicilio, en
establecimientos públicos, …
Secundarios: Traslado de pacientes entre dos centros sanitarios de
carácter hospitalario, normalmente el segundo con mayor capacidad
asistencial. Los motivos que pueden ocasionar los mismos son ausencia
de camas de UCI, no disposición del servicio/especialista necesario
(como quemados, uci pediátrica, neurocirugía, hemodinámica, cámara
hiperbárica, etc), sectorización (envío del paciente a su hospital de
referencia – próximo).
Tipos de Dispositivos de Riesgo Previsibles – Cobertura con recursos
intervención adicionales para no verse afectada la demanda diaria de eventos como
han podido ser las carreras en el Circuito de Cheste, en el Circuito
Urbano de Valencia, el V Encuentro Mundial de las Familias en Valencia
(2006), etc.
También pertenecen a esta categoría la participación de los
representantes sanitarios de emergencia en dispositivos de mando y
seguimiento de situaciones como incendios forestales.
AMV – Accidentes de Múltiples Víctimas. Situación
extraordinaria que sobrepasa la actividad ordinaria de los servicios de
emergencia y que exige de unos procedimientos y entrenamiento
periódico para dar una respuesta rápida y eficaz a dicha demanda.
En la actualidad existen un recurso (vehículo) en cada provincia
con medios materiales reservados por si fuesen necesarios para este tipo
de situaciones y que permiten disponer de medios que normalmente no se
llevan en los vehículos SAMU o SVB.

Pág. 22
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Consellería de

Secretaría
Autonómica de Sanidad
ORGANIZACIÓN
D.G. de Asistencia
Sanitaria

Sub D.G. de
Actividad Asistencial, Salud
Mental y Drogodependencias

Servicio Atención
Sanitaria a las Urgencias y las
Emergencias

Servicios de
Emergencias Sanitarias de la
Comunidad Valenciana

CICU de las
provincias de Alicante,
Castellón y Valencia
Médico

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

Es un modelo de estandarización, existen unas pautas que determinan lo que deben de


hacer los miembros de la organización.
‐ Fichado: Control de asistencia a los turnos de trabajo mediante registro informático a
través de comunicación Tetra al iniciar y finalizar turno.
‐ Uso de la uniformidad reglamentaria proporcionada.
‐ Firma del parte de Actividad diaria que incluye revisión de algunos medios de la
unidad y comunicación de incidencias detectadas.
‐ Cumplimentación y firma de las Historias Clínicas de las asistencias que se generen
durante el turno de trabajo.
‐ Envío periódico (trimestral) de los partes de actividad para su revisión y custodia por
los centros de coordinación.
‐ Cobro de productividad, atendiendo a ítems como de satisfacción del paciente
‐ Satisfacción de pacientes, Tiempo medio de respuesta, Indicadores clínicos,
Cumplimentación de la documentación

Pág. 23
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL INSTRUCTOR DE


ESTE SERVICIO DE EMERGENCIAS:
¿En qué medida las tareas se La unidad básica de funcionamiento son las unidades
dividen en trabajos separados?
SAMU y SVB
¿Sobre qué base se agrupan los Los trabajos tienen como base la unidad SAMU
trabajos?
(ambulancia tipo UVI Móvil) de cuyo funcionamiento el
médico SAMU de guardia es responsable.
¿Quién es el responsable de cada
individuo y grupos?
¿Cuántos individuos/grupos Los médicos coordinadores CICU dirigen las unidades
puede dirigir eficazmente un
responsable? SAMU y SVB de su provincia
¿Quién tiene la autoridad en la La directora del SES de la Comunidad Valenciana; por
toma de decisiones?
delegación, el coordinador médico del CICU de cada provincia.

Artículo 10
El personal médico-coordinador CICU, locutor CICU, médico

SAMU, enfermero SAMU, y conductor-camillero SAMU, depende

orgánica y funcionalmente del director del Servicio Especial de

Urgencias de la provincia en que radiquen (en la actualidad es un


único director para las tres provincias), a quien corresponde las funciones de
gestión de personal

¿En qué medida los empleados y Existen procedimientos para las situaciones
administradores se regirán por
reglas y normas establecidas? extraordinarias. La demanda ordinaria es dirigida por el
coordinador médico del CICU , siendo responsable de la
asistencia final de cada paciente el médico SAMU

Pág. 24
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SERVICIO DE EMERGENCIA: SEGURIDAD PÚBLICA Y PRIVADA EN


ESPAÑA
En el ámbito de la seguridad púbica en España, la norma de referencia es la
Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y
adicionalmente, cada Servicio u Organización, encuentra su desarrollo normativo
en el ámbito estatal, autonómico y local.
Inicialmente, nos referiremos a la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad
para la definición más genérica de los Servicios de Seguridad Pública.
Artículo 1.
1.- La Seguridad pública es competencia exclusiva del Estado. Su
mantenimiento corresponde al Gobierno de la Nación.
2.- Las Comunidades Autónomas participarán en el mantenimiento de la
seguridad pública en los términos que establezcan los respectivos Estatutos y en el
marco de la Ley Orgánica 2/986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad.
3.- Las Corporaciones Locales participarán en el mantenimiento de la
seguridad pública en los términos establecidos en la Ley reguladora de las Bases
de Régimen Localy en el marco de la Ley Orgánica 2/986, de 13 de marzo, de
Definición Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
4.- El mantenimiento de la seguridad pública se ejercerá por las distintas
Administraciones Públicas a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
Artículo 2.
Son Fuerzas y Cuerpos de Seguridad:
a) Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dependientes del
Gobierno de la Nación.
b) Los Cuerpos de Policía dependientes de las Comunidades
Autónomas.
c) Los Cuerpos de Policía dependientes de las Corporaciones Locales.
Artículo 3.
Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ajustarán su
actuación al principio de cooperación recíproca y su coordinación se efectuará a
través de los órganos que a tal efecto establece la Ley Orgánica 2/986, de 13 de
marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Artículo 4.
Todos tienen el deber de prestar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el
auxilio necesario en la investigación y persecución de los delitos en los términos
previstos legalmente.
Las personas y entidades que ejerzan funciones de vigilancia, seguridad o
custodia referidas a personal y bienes o servicios de titularidad pública o privada

Pág. 25
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

tienen especial obligación de auxiliar o colaborar en todo momento con las


Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
Artículo 7.
1.- En el ejercicio de sus funciones, los miembros de las Fuerzas y Cuerpos
de Seguridad tendrán a todos los efectos legales el carácter de Agentes de la
Autoridad.

Definición 3.- La Guardia Civil sólo tendrá consideración de fuerza armada en el


cumplimiento de las misiones de carácter militar que se le encomienden, de
acuerdo con el ordenamiento jurídico.

SEGURIDAD PRIVADA
De conformidad con lo establecido en el artículo 2, de la Ley 5/2014, de 5
de abril de Seguridad Privada, es “el conjunto de actividades, servicios, funciones
y medidas de seguridad adoptadas, de forma voluntaria u obligatoria, por
personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, realizadas o prestados por
empresas de seguridad, despachos de detectives privados y personal de seguridad
privada para hacer frente a actos deliberados o riesgos accidentales, o para
realizar averiguaciones sobre personas y bienes, con la finalidad de garantizar la
seguridad de las personas, proteger su patrimonio y velar por el normal
desarrollo de sus actividades.”

Son principios básicos de actuación de los miembros de las Fuerzas y


Cuerpos de Seguridad los siguientes: (Art. 5 L.O. 2/1986)
1. Adecuación al ordenamiento jurídico, especialmente:
a) Ejercer su función con absoluto respeto a la Constitución y el
resto del ordenamiento jurídico.
b) Actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta
neutralidad política e imparcialidad y, en consecuencia, sin
discriminación alguna por razón de raza, religión u opinión.

Objetivos y c) Actuar con integridad y dignidad. En particular, deberán


fines del abstenerse de todo acto de corrupción y oponerse a él resueltamente.
servicio. d) Sujetarse en su actuación profesional a los principios de
jerarquía y subordinación. En ningún caso la obediencia debida podrá
amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos que
manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitución
o a las Leyes.
e) Colaborar con la Administración de Justicia y auxiliarla en
los términos establecidos en la Ley.
2. Relaciones con la comunidad. Singularmente:
a) Impedir, en el ejercicio de su actuación profesional, cualquier
práctica abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrañe violencia
física o moral.

Pág. 26
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

b) Observar en todo momento un trato correcto y esmerado en


sus relaciones con los ciudadanos, a quienes procurarán auxiliar y
proteger, siempre que las circunstancias lo aconsejen o fueren
requeridos para ello. En todas sus intervenciones, proporcionarán
información cumplida, y tan amplia como sea posible, sobre las causas
y finalidad de las mismas.
c) En el ejercicio de sus funciones deberán actuar con la
decisión necesaria, y sin demora cuando de ello dependa evitar un daño
grave, inmediato e irreparable; rigiéndose al hacerlo por los principios
de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los
medios a su alcance.
d) Solamente deberán utilizar las armas en las situaciones en
que exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad
física o las de terceras personas, o en aquellas circunstancias que
puedan suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana y de
conformidad con los principios a que se refiere el apartado anterior.
3. Tratamiento de detenidos, especialmente:
a) Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad
deberán identificarse debidamente como tales en el momento de
efectuar una detención.
Objetivos y
fines del b) Velarán por la vida e integridad física de las personas a
servicio. quienes detuvieren o que se encuentren bajo su custodia y respetarán el
honor y la dignidad de las personas.
c) Darán cumplimiento y observarán con la debida diligencia
los trámites, plazos y requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico,
cuando se proceda a la detención de una persona.
4. Dedicación profesional.
Deberán llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo
intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de
servicio, en defensa de la Ley y de la seguridad ciudadana.
5. Secreto profesional.
Deberán guardar riguroso secreto respecto a todas las
informaciones que conozcan por razón o con ocasión del desempeño de sus
funciones. No estarán obligados a revelar las fuentes de información, salvo
que el ejercicio de sus funciones o las disposiciones de la Ley les
impongan actuar de otra manera.
6. Responsabilidad.
Son responsables personal y directamente por los actos que en su
actuación profesional llevaren a cabo, infringiendo o vulnerando las
normas legales, así como las reglamentarias que rijan su profesión y los
principios enunciados anteriormente, sin perjuicio de la responsabilidad
patrimonial que pueda corresponder a las Administraciones Públicas por
las mismas.

Pág. 27
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SEGURIDAD PRIVADA

El objeto de la Ley de Seguridad Privada es regular la realización y la prestación


por personas privadas, físicas o jurídicas, de actividades y servicios de seguridad
privada que, desarrollados por éstos, son contratados, voluntaria u
obligatoriamente, por personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, para la
protección de personas y bienes. Igualmente regula las investigaciones privadas
que se efectúen sobre aquéllas o éstos. Todas estas actividades tienen la
consideración de complementarias y subordinadas respecto de la seguridad
pública.

Asimismo, esta ley, en beneficio de la seguridad pública, establece el marco para


la más eficiente coordinación de los servicios de seguridad privada con los de las
Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de los que son complementarios.

Objetivos y La seguridad privada tiene como fines:


fines del
servicio. a) Satisfacer las necesidades legítimas de seguridad o de
información de los usuarios de seguridad privada, velando por la
indemnidad o privacidad de las personas o bienes cuya seguridad o
investigación se le encomiende frente a posibles vulneraciones de
derechos, amenazas deliberadas y riesgos accidentales o derivados de la
naturaleza.
b) Contribuir a garantizar la seguridad pública, a prevenir
infracciones y a aportar información a los procedimientos relacionados con
sus actuaciones e investigaciones.
c) Complementar el monopolio de la seguridad que corresponde al
Estado, integrando funcionalmente sus medios y capacidades como un
recurso externo de la seguridad pública.

Establece el artículo 9 de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de


Seguridad que:
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ejercen sus funciones en
todo el territorio nacional y están integradas por:
Límites a) El Cuerpo Nacional de Policía, que es un Instituto Armado de
internos y naturaleza civil, dependiente del Ministro del Interior.
externos
b) La Guardia Civil, que es un Instituto Armado de naturaleza militar,
dependiente del Ministro del Interior, en el desempeño de las funciones que
esta Ley le atribuye, y del Ministro de Defensa en el cumplimiento de las
misiones de carácter militar que éste o el Gobierno le encomienden. En tiempo
de guerra y durante el estado de sitio, dependerá exclusivamente del Ministro
de Defensa.
Por su parte, el artículo 51 de la misma Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos

Pág. 28
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

de Seguridad, establece que los Cuerpos de Policía Local, sólo podrán actuar en el
ámbito territorial del municipio respectivo, salvo en situaciones de emergencia y
previo requerimiento de las autoridades competentes.
No obstante, cuando ejerzan funciones de protección de autoridades de las
corporaciones locales, podrán actuar fuera del término municipal respectivo, con
autorización del Ministerio del Interior o de la correspondiente autoridad de la
comunidad autónoma que cuente con cuerpo de policía autonómica, cuando
desarrollen íntegramente esas actuaciones en el ámbito territorial de dicha
comunidad autónoma.

Límites SEGURIDAD PRIVADA


internos y
externos La Ley de Seguridad Privada, en su artículo 3, cita que: Las disposiciones de esta
ley son de aplicación a las empresas de seguridad privada, al personal de seguridad
privada, a los despachos de detectives, a los servicios de seguridad privada, a las
medidas de seguridad y a los contratos celebrados en éste ámbito.

Igualmente, en la medida que resulte pertinente en cada caso, se aplicarán a los


establecimientos obligados a disponer de medidas de seguridad, a los usuarios de
los servicios de seguridad privada, a los ingenieros y técnicos de las empresas de
seguridad, a los operadores de seguridad, a los profesores de centros de formación,
a las empresas prestadoras de servicios de seguridad informática, a las centrales
receptoras de alarmas de uso propio y a los centros de formación de personal de
seguridad privada.

GUARDIA CIVIL
Unidades de Seguridad Ciudadana
La misión de las unidades territoriales de Seguridad Ciudadana es la
de proteger del libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos
mediante la prevención y primera investigación de las conductas delictivas,
así como el auxilio y atención a los requerimientos de la población las 24 horas del
día, durante todos los días del año.
Tipos de Unidades de Seguridad Ciudadana (USECI)
intervención
Son unidades de reserva de ámbito provincial capacitadas para el apoyo
operativo a las Compañías y Puestos Territoriales en las tareas de prevención,
mantenimiento y restablecimiento de la seguridad ciudadana.
Centros Operativos de Servicios (COS)
A nivel provincial se despliegan los Centros Operativos de Servicios que
coordinan las 24 horas del día los servicios de las unidades territoriales de su
demarcación y atienden las demandas de los ciudadanos, a través del teléfono
062.
Paulatinamente se están implantando los Centros Operativos Complejos

Pág. 29
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

(COC) que amplían las funcionalidades de los tradicionales COS y cuyo objeto es
mejorar la respuesta a las incidencias con la ayuda de nuevas tecnologías, como el
Sistema Integrado de Radiocomunicaciones Digitales de Emergencia del Estado
(SIRDEE) que permite tiempos de respuesta y comunicación mucho más ágiles, el
sistema de localización geográfica de vehículos (AVL) por GPS, circuitos
cerrados de televisión (CCTV) y otros medios técnicos avanzados.
Agrupación de Tráfico
La Agrupación de Tráfico tiene como misión la vigilancia, regulación,
auxilio y control del tráfico y del transporte, así como garantizar la seguridad
de la circulación en las vías interurbanas.
Intervención de Armas y Explosivos
La misión general de la especialidad de Intervención de Armas y
Explosivos es ejercer todas las competencias que a la Guardia Civil otorga la Ley
Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana,
en materia de armas y explosivos.
Grupo de Acción Rápida (GAR)
Misión específica:

 La lucha contra elementos terroristas.


Tipos de
intervención  La ejecución de operaciones que entrañen gran riesgo y requieran una
respuesta rápida.
Misión prioritaria:

 La lucha contra el terrorismo de ETA en apoyo de las Unidades


Territoriales del País Vasco y Navarra, así como de la Jefatura del
Servicio de Información.

 La ejecución de operaciones que entrañen gran riesgo y requieran una


respuesta rápida en apoyo de las Unidades Territoriales.

 Constituye una reserva especializada a disposición del Director


General para la actuación, dentro de su misión específica, dentro y fuera
del territorio nacional.

 Unidad de apoyo en materia NRBQ.


Criminalística
Una vez cometido un acto delictivo, es deber de la Policía Judicial auxiliar
al ministerio público u órgano judicial competente, investigando y aportando
pruebas fehacientes que lo esclarezcan.
La criminalística es una de las disciplinas clave en el trabajo policial.
Desde los primeros trabajos para identificar huellas dactilares junto a los avances
de la medicina forense ha incrementado sus áreas de estudio, pudiendo afirmarse

Pág. 30
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

que es la ciencia aplicada a la investigación judicial. Los expertos en criminalística


valoran los resultados de los informes periciales de acuerdo con criterios
científicos. No todas las disciplinas criminalísticas tienen el mismo poder de
discriminación, destacando entre ellas la prueba del ADN.
La criminalística se encarga de prestar los servicios propios de la ciencia
forense, desarrollando proyectos de investigación científica que resulten de interés
policial. El estudio del lugar de los hechos de la comisión de delito es el campo de
actuación de los especialistas en esta disciplina; lo protegerán, observarán,
preservarán y obtendrán todos los indicios del hecho a investigar. También
confeccionarán los informes periciales solicitados por Juzgados, Tribunales,
Ministerio Fiscal, Unidades del Cuerpo y otras Instituciones.
Como actuaciones destacadas del Servicio de Criminalística se encuentran
las realizadas en la identificación de víctimas en catástrofes y en accidentes de
circulación o aéreos con un importante número de personas fallecidas.
Equipo de Mujer-Menor (EMUME), lucha contra la violencia de
género y la ejercida contra los menores
Corresponde a los Especialistas Mujer Menor de la Guardia Civil
la investigación de los delitos cometidos contra estas personas así como aquellos
en los que participan como autores, prestándoles una atención
Tipos de especializada durante la intervención policial, de forma inmediata, adaptada al
intervención tipo de delito y a sus circunstancias.
Servicio de Costas y Fronteras
Las unidades de vigilancia de Costas y Fronteras constituyen la primera
línea de defensa frente al tráfico de drogas y mercancías ilícitas, el
contrabando y las redes internacionales de tráfico de personas y de sustancias
ilegales. Complementan este despliegue las Unidades de puertos y aeropuertos.
Servicio Fiscal
La misión general comprende:

 Ejercer la función de resguardo fiscal del Estado encomendada a la


Guardia Civil.

 Prevenir y perseguir el contrabando, fraudes y demás ilícitos de carácter


fiscal, en todo el territorio nacional.

 Materializar el enlace, cooperación y colaboración operativa en materia


fiscal con servicios afines nacionales y extranjeros.
Servicio Marítimo
Ejercer las funciones que le corresponden a la Guardia Civil en las aguas
marítimas españolas y las aguas continentales. También incluye las actividades en
el medio subacuático, y en particular la custodia de las costas y el control de la
inmigración irregular en este ámbito.

Pág. 31
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Unidad de Actividades Subacuáticas


Su misión general es ejercer las funciones que corresponden a la Guardia
Civil relacionadas con el medio acuático y subacuático, requieran o no de
medios autónomos de respiración.
Servicio Aéreo
Le corresponde la organización, empleo y mantenimiento de los medios
de vuelo con que cuenta la Guardia Civil y además:

 Colaboración con la Autoridad Judicial en el ámbito de su


competencia.

 Asesoramiento en materia de policía administrativa en el ámbito


aeronáutico a otras Unidades del Cuerpo.
Servicio de Rescate e Intervención en Montaña
El Servicio de Montaña tiene la misión de ejercer las funciones
encomendadas a la Guardia Civil en las zonas de montaña y de difícil
acceso. Concretamente:

 Rescate de personas.
Tipos de  Investigación de accidentes.
intervención
 Conservación de la Naturaleza.

 Seguridad ciudadana en instalaciones deportivas de montaña, estaciones


de esquí y competiciones deportivas.

 Colaboración en la prevención de accidentes y promoción de la


seguridad en montaña.
Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA)
La misión del SEPRONA es velar por la protección de suelo, agua y
atmósfera, de la sanidad animal y de la conservación de especies de flora y
fauna. El Servicio lucha además contra vertidos y contaminación del medio
ambiente, el comercio ilegal de especies protegidas, actividades cinegéticas y de
pesca irregulares, defensa de los espacios naturales, la prevención, investigación y
extinción de incendios.
Agrupación de Reserva y Seguridad
Como Unidad de Reserva posee y puede adquirir diversas capacidades para
su empleo temporal en beneficio de la acción de otras unidades, resultando idónea
para prestar colaboración en casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública,
e igualmente para realizar o colaborar en el desarrollo de las misiones
internacionales que se le asignen.

Pág. 32
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Protección de altas personalidades


Seguridad de la Casa de S.M. El Rey
El Servicio de Seguridad, del que la Unidad de la Guardia Civil es parte
esencial, tiene asignadas entre otras misiones, la seguridad inmediata de
SS.MM. los Reyes, SS.AA.RR. los Príncipes de Asturias y la de los altos
cargos de la Casa de S.M. y la seguridad próxima de toda la Familia Real.
Seguridad de Presidencia del Gobierno
La misión general de la Unidad de Seguridad de la Guardia Civil del
Departamento de Seguridad de la Presidencia del Gobierno es:

 Ejecutar y controlar el Plan General de Seguridad del Complejo de la


Moncloa, sede la Presidencia del Gobierno, y los Planes Integrales de
Seguridad tanto permanentes como especiales, que haya que establecer al
Presidente del Gobierno y familia, así como a las personalidades e
instalaciones que determine el Secretario General de la Presidencia del
Gobierno.

 Ejecutar, coordinar e inspeccionar los planes de emergencia y


evacuación, permanentes y especialices, que coadyuven a la seguridad
Tipos de inmediata del Complejo de la Moncloa y de las residencia oficiales,
intervención privadas y centro de trabajo de las personalidades objeto de protección.

 Ejecutar y colaborar en los planes de protección de instalaciones de


comunicaciones y documentales del Complejo de la Moncloa.
Grupo de delitos telemáticos (GDT), lucha contra el Ciberdelito
La misión del Grupo de Delitos Telemático es:

 Llevar a cabo investigaciones relacionadas con la delincuencia


informática y los fraudes en el sector de las telecomunicaciones bien
por propia iniciativa, a requerimiento de las Autoridades Judiciales o por
denuncia de los ciudadanos.

 Detección de delitos informáticos en la Red (patrullas cibernéticas).

 Apoyar las investigaciones del resto de las Unidades de la Guardia Civil.


Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ (Nuclear,
Radiológica, Biológica y Química)
El SEDEX-NRBQ tiene como misión la detección, neutralización y
desactivación de artefactos explosivos, incendiarios, radiactivos, biológicos y
químicos, así como el estudio y análisis de las técnicas de desactivación.
Unidad de Protección y Seguridad, proteger instalaciones y edificios
públicos

Pág. 33
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Protección y vigilancia de redes de servicios públicos esenciales, vías de


comunicación terrestres, costas y fronteras, puertos, aeropuertos, establecimientos
penitenciarios, edificios públicos y aquellos centros e instalaciones que por su
interés así lo requieran.
La protección de la red de servicios públicos esenciales, así como la de
edificios públicos es competencia de las unidades territoriales de la Guardia Civil.
En Madrid, dada la concentración de órganos de las Administraciones
Públicas y de representaciones diplomáticas, esta misión está encomendada a una
unidad específica, la Unidad de Protección y Seguridad (UPROSE).

CUERPO NACIONAL DE POLICÍA


Todas las Unidades del Cuerpo Nacional de Policía están especialmente
preparadas para las funciones que han sido creadas. Dentro del amplio abanico de
actividades que se desarrollan, existen una serie de Unidades muy conocidas por
los ciudadanos con características muy particulares, especialmente preparadas para
prestar servicios en situaciones y/o condiciones complejas.
GRUPO ESPECIAL DE OPERACIONES (G.E.O.)
Unidad de élite del Cuerpo Nacional de Policía, desde 1977 lucha contra el
terrorismo y los grupos de delincuencia organizada. Se caracterizan sus integrantes
Tipos de
por tener una muy especial preparación, una gran capacidad de resolución para
intervención
poner fin a situaciones especialmente críticas y una vitalidad para llevar a cabo
otras misiones.

TEDAX
Unidad de élite del Cuerpo Nacional de Policía, desde 1975 lucha contra el
terrorismo y los grupos de delincuencia organizada. Se caracterizan sus
integrantes por tener una muy especial preparación, una gran capacidad de
resolución para poner fin a situaciones especialmente críticas y una vitalidad para
llevar a cabo sus misiones.
Brigada de Investigación Tecnológica (B.I.T.)
Es la Unidad policial destinada a responder a los retos que plantean las
nuevas formas de delincuencia tecnológica (pornografía infantil, estafas y fraudes
por Internet, fraudes en el uso de las comunicaciones, ataques cibernéticos,
piratería).
Brigada Central de Estupefacientes (B.C.E.)
Es la encargada de combatir el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes.
Las modernas técnicas informáticas utilizadas por los grupos organizados, ha
hecho que la BCE amplíe su área de actividad profesional a la lucha contra el
tráfico de drogas en la red.
Unidades de Intervención Policial (U.I.P.)
Las Unidades de Intervención son Órganos móviles de seguridad pública
con la misión de actuar en todo el territorio nacional, principalmente en los
supuestos de prevención y de peligro inminente o de grave alteración de la

Pág. 34
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

seguridad ciudadana.
Unidad de Caballería
Una de las Unidades más antigua policía, tiene una gran capacidad de
movimiento e intimidación. Participa en dispositivos de seguridad de
concentración de masas, protección de personalidades, restablecimiento de la
seguridad ciudadana, vigilancia y control de áreas marginales y zonas de difícil
acceso y actuación en actos protocolarios.
Unidad de Guías Caninos
Las especiales características de los perros adiestrados permiten su lucha
contra los diversos tipos de delincuencia. Cuentan con perros adiestrados en las
especialidades de: localización de explosivos, búsquedas de drogas, defensa y
acompañamiento, rescate, detección de acelerantes del fuego búsqueda,
localización y recuperación de restos humanos, búsqueda de billetes de curso
legal.
Brigada Móvil - Policía en el Transporte
La policía en el transporte tiene como objetivos la prevención de los
delitos, la atención al viajero y el control de la utilización de los medios de
transporte por delincuencia organizada, tráfico de seres humanos, estupefacientes,
vehículos.... Está presente en aeropuertos, tren, barco y estaciones de autobús.
Unidad de Subsuelo y Protección Ambiental
Tipos de La utilización del subsuelo por parte de los delincuentes suele comportar
intervención una problemática añadida a la actividad policial de superficie, por lo que se
utilizan las Unidades de Subsuelo como servicios especializados, colaborando
activamente en la prevención e investigación de acciones delictivas de diversa
índole.
Unidades de Prevención y Reacción
En el contexto del empleo eficiente de los recursos pretendido por el Plan
Estratégico del Cuerpo Nacional de Policía, con la finalidad de mejorar los
servicios que la Policía ofrece a la sociedad y el objetivo de potenciar la capacidad
operativa de las Brigadas de Seguridad Ciudadana que por su problemática
policial lo requieren, se despliegan las Unidades de Prevención y Reacción que el
Catálogo de Puestos de Trabajo vigente establece, para afrontar, con garantías de
éxito, los servicios y actividades policiales que precisan la implicación de
unidades convenientemente adiestradas, adecuadamente estructuradas y dotadas de
los medios necesarios.
Unidades de Seguridad Privada
Ejerce las funciones de control de las empresas y del personal de seguridad
privada, así como todas aquellas que le están atribuidas en la normativa específica
sobre esta materia.
Unidades de Prevención, Asistencia y Protección a mujeres víctimas de
violencia de género (UPAP)
A nivel periférico en todas las plantillas del Cuerpo Nacional de Policía
existen Unidades de Prevención, Asistencia y Protección a mujeres víctimas de

Pág. 35
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

violencia de género (Jefaturas Superiores de Policía, Comisarías Provinciales,


Comisarías Locales y de Distrito), incardinadas en el área de Seguridad
Ciudadana, donde existe un núcleo básico de funcionarios dedicados de forma
exclusiva a las tareas de prevención, asistencia y protección a las mujeres víctimas
de malos tratos.
Servicio de Medios Aéreos
La misión principal del Servicio de Medios Aéreos es dar apoyo operativo
al resto de las unidades y servicios del Cuerpo Nacional de Policía y participar en
misiones humanitarias y de auxilio a los ciudadanos.
Unidad contra redes de inmigración y falsedades documentales
La UCRIF Central es la encargada de la investigación de las actividades
delictivas, de ámbito nacional y trasnacional, relacionada con el tráfico de
personas, la inmigración irregular y las falsedades documentales.
Brigada de Delincuentes Extranjeros
La actividad de la BEDEX se concreta fundamentalmente en tratar de
llevar a cabo la expulsión de ciudadanos extranjeros que se encuentran internados
en los Centros Penitenciarios y sobre todo de aquellos que han hecho del delito su
forma de vida.
Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina
Unidad policial operativa especializada en la lucha contra la inmigración
Tipos de clandestina y el control de fronteras, reforzando, en momentos puntuales, a las
intervención unidades territoriales, y muy especialmente a los Puestos fronterizos, ante
situaciones de gran demanda de los servicios de transporte aéreo, marítimo y
terrestre.
POLICÍAS AUTONÓMICAS Y/O UNIDADES ADSCRITAS
Siguiendo a la Constitución se distingue entre Comunidades Autónomas
con Cuerpos de Policía propios, ya creados, Comunidades cuyos Estatutos prevén
la posibilidad de creación de Policías y Comunidades cuyos Estatutos no
contienen tal previsión; ofreciéndose a las segundas la posibilidad de ejercer sus
competencias policiales, acudiendo a la adscripción del Cuerpo Nacional de
Policía.
Para comprender el reparto de competencias, entre el Estado y las
Comunidades autónomas, en materia de seguridad, es preciso señalar que tal
delimitación tiene dos soportes fundamentales: la Constitución y los Estatutos de
Autonomía.
Régimen Estatutario de las Policías Autonómicas
El Régimen Estatutario de las policías autonómicas, será el que determine
la Comunidad respectiva, con sujeción a las bases que en la Ley se establecen,
como principios mínimos que persiguen una cierta armonización entre todos los
colectivos que se ocupan de la seguridad. Tales principios mínimos son los
siguientes: El reconocimiento de la potestad reglamentaria de las Comunidades
Autónomas; la intervención en el proceso de creación de los Cuerpos, del Consejo
de Política de Seguridad, obedeciendo a consideraciones de planificación, de

Pág. 36
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

coordinación y de interés general.

Por tanto, las diferentes comunidades y ciudades autónomas, desarrollan su


modelo policial en base a las funciones que determinarán los tipos de intervención
que pueden desarrollar las Policías Autonómicas y Unidades Adscritas del C.N.P.,
y que cita el artículo 38 de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo de Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad:
1. Con carácter de propias:
a) Velar por el cumplimiento de las disposiciones y órdenes
singulares dictadas por los órganos de la Comunidad Autónoma.
b) La vigilancia y protección de personas, órganos, edificios,
establecimientos y dependencias de la Comunidad Autónoma y de sus
entes instrumentales, garantizando el normal funcionamiento de las
instalaciones y la seguridad de los usuarios de sus servicios.
c) La inspección de las actividades sometidas a la ordenación o
disciplina de la Comunidad Autónoma, denunciando toda actividad
ilícita.
d) El uso de la coacción en orden a la ejecución forzosa de los
actos o disposiciones de la propia Comunidad Autónoma.
2. En colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado:
Tipos de
intervención a) Velar por el cumplimiento de las Leyes y demás
disposiciones del Estado y garantizar el funcionamiento de los
servicios públicos esenciales.
b) Participar en las funciones de Policía Judicial, en la forma
establecida en el artículo 29.2 de esta Ley.
c) Vigilar los espacios públicos, proteger las manifestaciones y
mantener el orden en grandes concentraciones humanas.
El ejercicio de esta función corresponderá, con carácter prioritario,
a los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas, sin perjuicio de
la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando,
bien a requerimiento de las Autoridades de la Comunidad Autónoma, o
bien por decisión propia, lo estimen necesario las Autoridades estatales
competentes.
3. De prestación simultánea e indiferenciada con las Fuerzas y Cuerpos
de Seguridad del Estado:
a) La cooperación a la resolución amistosa de los conflictos
privados cuando sean requeridos para ello.
b) La prestación de auxilio en los casos de accidente, catástrofe
o calamidad pública, participando en la forma prevista en las Leyes, en
la ejecución de los planes de Protección Civil.
c) Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a
la conservación de la naturaleza y medio ambiente, recursos
hidráulicos, así como la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de

Pág. 37
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

cualquier otra índole relacionada con la naturaleza.


POLICÍAS LOCALES/MUNICIPALES
Sin perjuicio de las que pudieran estar reguladas en cada Ley autonómica
de coordinación de los Cuerpos de Policía Local de esas comunidades, el artículo
53 de la Ley 2/1986, de 13 de marzo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, establece
las siguientes funciones:
a) Proteger a las autoridades de las Corporaciones Locales, y vigilancia
o custodia de sus edificios e instalaciones.
b) Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de acuerdo
con lo establecido en las normas de circulación.
c) Instruir atestados por accidentes de circulación dentro del casco
urbano.
d) Policía Administrativa, en lo relativo a las Ordenanzas, Bandos y
demás disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.
e) Participar en las funciones de Policía Judicial, en la forma
establecida en el artículo 29.2 de esta Ley.
f) La prestación de auxilio, en los casos de accidente, catástrofe o
Tipos de calamidad pública, participando, en la forma prevista en las Leyes, en la
intervención ejecución de los planes de Protección Civil.
g) Efectuar diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan a
evitar la comisión de actos delictivos en el marco de colaboración establecido
en las Juntas de Seguridad.
h) Vigilar los espacios públicos y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos
de Seguridad del Estado y con la Policía de las Comunidades Autónomas en la
protección de las manifestaciones y el mantenimiento del orden en grandes
concentraciones humanas, cuando sean requeridos para ello.
i) Cooperar en la resolución de los conflictos privados cuando sean
requeridos para ello.
SEGURIDAD PRIVADA
El artículo 5 de la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada, prevé el
tipo de actividades que puede desempeñar y desarrollar el personal del servicio de
seguridad privada.
1. Constituyen actividades de seguridad privada las siguientes:
a) La vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y
eventos, tanto públicos como privados, así como de las personas que
pudieran encontrarse en los mismos.
b) El acompañamiento, defensa y protección de personas físicas
determinadas, incluidas las que ostenten la condición legal de autoridad.
c) El depósito, custodia, recuento y clasificación de monedas y
billetes, títulos-valores, joyas, metales preciosos, antigüedades, obras de
arte u otros objetos que, por su valor económico, histórico o cultural, y

Pág. 38
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

expectativas que generen, puedan requerir vigilancia y protección especial.


d) El depósito y custodia de explosivos, armas, cartuchería
metálica, sustancias, materias, mercancías y cualesquiera objetos que por
su peligrosidad precisen de vigilancia y protección especial.
e) El transporte y distribución de los objetos a que se refieren los
dos párrafos anteriores.
f) La instalación y mantenimiento de aparatos, equipos, dispositivos
Tipos de y sistemas de seguridad conectados a centrales receptoras de alarmas o a
intervención centros de control o de videovigilancia.
g) La explotación de centrales para la conexión, recepción,
verificación y, en su caso, respuesta y transmisión de las señales de alarma,
así como la monitorización de cualesquiera señales de dispositivos
auxiliares para la seguridad de personas, de bienes muebles o inmuebles o
de cumplimiento de medidas impuestas, y la comunicación a las Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad competentes en estos casos.
h) La investigación privada en relación a personas, hechos o delitos
sólo perseguibles a instancia de parte.

CUERPO NACIONAL DE POLICÍA


‐ Director Adjunto Operativo.
‐ Subdirector General.
‐ Comisario General
‐ Jefe División.
‐ Jefe Superior

Escala Superior
‐ Comisario Principal
‐ Comisario

Composició Escala Ejecutiva


n del ‐ Inspector Jefe
servicio
‐ Inspector

Escala Subinspección
‐ Subinspector

Escala Básica
‐ Oficial de Policía
‐ Policía
‐ Policía en Prácticas

Pág. 39
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

‐ Policía Alumno

GUARDIA CIVIL
Escala Superior de Oficiales Generales
‐ Teniente General
‐ General de División
‐ Generales de Brigada

Escala de Oficiales (Facultativa Técnica)


‐ Coronel
‐ Teniente Coronel
‐ Comandante
‐ Capitán
‐ Teniente
‐ Alférez

Escala Suboficiales
Composició ‐ Suboficial Mayor
n del ‐ Subteniente
servicio
‐ Brigada
‐ Sargento Primero
‐ Sargento
‐ Escala de Guardias y Cabos
‐ Cabo Mayor
‐ Cabo Primero
‐ Cabo
‐ Guardia Civil

CUERPOS DE POLICÍAS LOCALES


Debido a la diversas de reglamentación en los sistemas de coordinación de
los Cuerpos de Policías Locales en las distintas Comunidades Autónomas de
España, no se puede hablar una distribución homogénea de escalas y empleos, ya
que difiere en la mayoría de las Comunidades, adoptándose modelos similares al
ejército o a Cuerpos estatales.
Artículo 11
Funciones 1. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen como misión
del servicio proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad
ciudadana mediante el desempeño de las siguientes funciones:
a) Velar por el cumplimiento de las Leyes y disposiciones generales,
ejecutando las órdenes que reciban de las Autoridades, en el ámbito de sus

Pág. 40
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

respectivas competencias.
b) Auxiliar y proteger a las personas y asegurar la conservación y
custodia de los bienes que se encuentren en situación de peligro por cualquier
causa.
c) Vigilar y proteger los edificios e instalaciones públicos que lo
requieran.
d) Velar por la protección y seguridad de altas personalidades.
e) Mantener y restablecer, en su caso, el orden y la seguridad
ciudadana.
f) Prevenir la comisión de actos delictivos.
g) Investigar los delitos para descubrir y detener a los presuntos
culpables, asegurar los instrumentos, efectos y pruebas del delito, poniéndolos
a disposición del Juez o Tribunal competente, y elaborar los informes técnicos
y periciales procedentes.
h) Captar, recibir y analizar cuantos datos tengan interés para el orden
y la seguridad pública, y estudiar, planificar y ejecutar los métodos y técnicas
de prevención de la delincuencia.
i) Colaborar con los Servicios de Protección Civil en los casos de grave
riesgo, catástrofe o calamidad pública, en los términos que se establezcan en la
Funciones
legislación de Protección Civil.
del servicio
2. Las funciones señaladas en el párrafo anterior serán ejercidas con
arreglo a la siguiente distribución territorial de competencias:
a) Corresponde al Cuerpo Nacional de Policía ejercitar dichas
funciones en las capitales de provincia y en los términos municipales y núcleos
urbanos que el Gobierno determine.
b) La Guardia Civil las ejercerá en el resto del territorio nacional y su
mar territorial.
3. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, los miembros del
Cuerpo Nacional de Policía podrán ejercer las funciones de investigación y las de
coordinación de los datos a que se refieren los apartados g) y h) del número 1 de
este artículo, en todo el territorio nacional.
La Guardia Civil, para el desempeño de sus competencias propias, podrá
asimismo realizar las investigaciones procedentes en todo el territorio nacional,
cuando ello fuere preciso.
En todo caso de actuación fuera de su ámbito territorial, los miembros de
cada Cuerpo deberán dar cuenta al otro de las mismas.
4. Sin perjuicio de la distribución de competencias del apartado 2 de este
artículo, ambos Cuerpos deberán actuar fuera de su ámbito competencial por
mandato judicial o del Ministerio Fiscal o, en casos excepcionales, cuando lo
requiera la debida eficacia en su actuación; en ambos supuestos deberán
comunicarlo de inmediato al Gobernador civil y a los mandos con competencia
territorial o material; el Gobernador civil podrá ordenar la continuación de las
actuaciones o, por el contrario, el pase de las mismas al Cuerpo competente, salvo

Pág. 41
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

cuando estuvieren actuando por mandato judicial o del Ministerio Fiscal.


5. En caso de conflicto de competencias, ya sea positivo o negativo, se hará
cargo del servicio el Cuerpo que haya realizado las primeras actuaciones, hasta
que se resuelva lo procedente por el Gobernador civil o las instancias superiores
del Ministerio del Interior, sin perjuicio de lo dispuesto para la Policía Judicial.
6. Al objeto de conseguir la óptima utilización de los medios disponibles y
la racional distribución de efectivos, el Ministerio del Interior podrá ordenar que
cualesquiera de los Cuerpos asuma, en zonas o núcleos determinados, todas o
algunas de las funciones exclusivas asignadas al otro Cuerpo.
Artículo 12
1. Además de las funciones comunes establecidas en el artículo anterior, se
establece la siguiente distribución material de competencias:
A) Serán ejercidas por el Cuerpo Nacional de Policía:
a) La expedición del documento nacional de identidad y de los
pasaportes.
b) El control de entrada y salida del territorio nacional de
españoles y extranjeros.
Funciones c) Las previstas en la legislación sobre extranjería, refugio y
del servicio asilo, extradición, expulsión, emigración e inmigración.
d) La vigilancia e inspección del cumplimiento de la normativa
en materia de juego.
e) La investigación y persecución de los delitos relacionados
con la droga.
f) Colaborar y prestar auxilio a las Policías de otros países,
conforme a lo establecido en los Tratados o Acuerdos Internacionales
sobre las Leyes, bajo la superior dirección del Ministro del Interior.
g) El control de las entidades y servicios privados de seguridad,
vigilancia e investigación, de su personal, medios y actuaciones.
h) Aquellas otras que le atribuya la legislación vigente.
B) Serán ejercidas por la Guardia Civil:
a) Las derivadas de la legislación vigente sobre armas y
explosivos.
b) El resguardo fiscal del Estado y las actuaciones encaminadas
a evitar y perseguir el contrabando.
c) La vigilancia del tráfico, tránsito y transporte en las vías
públicas interurbanas.
d) La custodia de vías de comunicación terrestre, costas,
fronteras, puertos, aeropuertos y centros e instalaciones que por su
interés lo requieran.
e) Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a
la conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos

Pág. 42
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de


cualquier otra índole relacionada con la naturaleza.
f) La conducción interurbana de presos y detenidos.
g) Aquellas otras que le atribuye la legislación vigente.
2. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están obligadas a la
cooperación recíproca en el desempeño de sus competencias respectivas.
3. Las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil
actuarán recíprocamente como oficinas para la recepción y tramitación de los
documentos dirigidos a las Autoridades de cualquiera de los dos Institutos.
Artículo 53

1. Los Cuerpos de Policía Local deberán ejercer las siguientes funciones:


a) Proteger a las autoridades de las Corporaciones Locales, y
vigilancia o custodia de sus edificios e instalaciones.
b) Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de
acuerdo con lo establecido en las normas de circulación.
c) Instruir atestados por accidentes de circulación dentro del casco
urbano.
Funciones d) Policía Administrativa, en lo relativo a las Ordenanzas, Bandos y
del servicio demás disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.
e) Participar en las funciones de Policía Judicial, en la forma
establecida en el artículo 29.2 de esta Ley.
f) La prestación de auxilio, en los casos de accidente, catástrofe o
calamidad pública, participando, en la forma prevista en las Leyes, en la
ejecución de los planes de Protección Civil.
g) Efectuar diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan
a evitar la comisión de actos delictivos en el marco de colaboración
establecido en las Juntas de Seguridad.
h) Vigilar los espacios públicos y colaborar con las Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad del Estado y con la Policía de las Comunidades
Autónomas en la protección de las manifestaciones y el mantenimiento del
orden en grandes concentraciones humanas, cuando sean requeridos para
ello.
i) Cooperar en la resolución de los conflictos privados cuando sean
requeridos para ello.
2. Las actuaciones que practiquen los Cuerpos de Policía Local en el
ejercicio de las funciones previstas en los apartados c) y g) precedentes deberán
ser comunicadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes.
3. En los municipios de gran población y en las Ciudades con Estatuto de
Autonomía podrá asignarse, por el Pleno de la Corporación o por sus respectivas
Asambleas, al ejercicio exclusivo de las funciones previstas en el párrafo b) del
apartado 1 a parte de los funcionarios pertenecientes a las mismas, que tendrán la

Pág. 43
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

consideración de agentes de la autoridad, subordinados a los miembros de los


respectivos Cuerpos de Policía Local, sin integrarse en las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad y de manera que ello no comporte un incremento en el número de
efectivos ni en los costes de personal.

FUNCIONES D E S E G U R I D A D P R IV A D A (L EY S E G U R I D A D P R I V A D A )

Artículo 32

Vigilantes de seguridad y su especialidad

1. Los vigilantes de seguridad desempeñarán las siguientes funciones:

a) Ejercer la vigilancia y protección de bienes, establecimientos,


lugares y eventos, tanto privados como públicos, así como la protección de
las personas que puedan encontrarse en los mismos, llevando a cabo las
comprobaciones, registros y prevenciones necesarias para el cumplimiento
de su misión.
b) Efectuar controles de identidad, de objetos personales,
paquetería, mercancías o vehículos, incluido el interior de éstos, en el
acceso o en el interior de inmuebles o propiedades donde presten servicio,
sin que, en ningún caso, puedan retener la documentación personal, pero sí
impedir el acceso a dichos inmuebles o propiedades. La negativa a exhibir
la identificación o a permitir el control de los objetos personales, de
Funciones paquetería, mercancía o del vehículo facultará para impedir a los
del servicio particulares el acceso o para ordenarles el abandono del inmueble o
propiedad objeto de su protección.
c) Evitar la comisión de actos delictivos o infracciones
administrativas en relación con el objeto de su protección, realizando las
comprobaciones necesarias para prevenirlos o impedir su consumación,
debiendo oponerse a los mismos e intervenir cuando presenciaren la
comisión de algún tipo de infracción o fuere precisa su ayuda por razones
humanitarias o de urgencia.
d) En relación con el objeto de su protección o de su actuación,
detener y poner inmediatamente a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad competentes a los delincuentes y los instrumentos, efectos y
pruebas de los delitos, así como denunciar a quienes cometan infracciones
administrativas. No podrán proceder al interrogatorio de aquéllos, si bien
no se considerará como tal la anotación de sus datos personales para su
comunicación a las autoridades.
Lo dispuesto en el párrafo anterior se entiende sin perjuicio de los
supuestos en los que la Ley de Enjuiciamiento Criminal permite a
cualquier persona practicar la detención.
e) Proteger el almacenamiento, recuento, clasificación, transporte y
dispensado de dinero, obras de arte y antigüedades, valores y otros objetos
valiosos, así como el manipulado de efectivo y demás procesos inherentes
a la ejecución de estos servicios.

Pág. 44
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

f) Llevar a cabo, en relación con el funcionamiento de centrales


receptoras de alarmas, la prestación de servicios de verificación personal y
respuesta de las señales de alarmas que se produzcan.
Además, también podrán realizar las funciones de recepción,
verificación no personal y transmisión a las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad que el artículo 47.1 reconoce a los operadores de seguridad.
2. Los vigilantes de seguridad se dedicarán exclusivamente a las
funciones de seguridad propias, no pudiendo simultanearlas con otras no
directamente relacionadas con aquéllas.
3. Corresponde a los vigilantes de explosivos, que deberán estar
integrados en empresas de seguridad, la función de protección del
almacenamiento, transporte y demás procesos inherentes a la ejecución de
estos servicios, en relación con explosivos u otros objetos o sustancias
peligrosas que reglamentariamente se determinen.
Será aplicable a los vigilantes de explosivos lo establecido para los
vigilantes de seguridad respecto a uniformidad, armamento y prestación
del servicio.
Artículo 33 Escoltas privados

1. Son funciones de los escoltas privados el acompañamiento,


Funciones defensa y protección de personas determinadas, o de grupos concretos de
del servicio personas, impidiendo que sean objeto de agresiones o actos delictivos.

2. En el desempeño de sus funciones, los escoltas no podrán realizar


identificaciones o detenciones, ni impedir o restringir la libre circulación,
salvo que resultare imprescindible como consecuencia de una agresión o de
un intento manifiesto de agresión a la persona o personas protegidas o a los
propios escoltas, debiendo, en tal caso, poner inmediatamente al detenido o
detenidos a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, sin
proceder a ninguna suerte de interrogatorio.

3. Para el cumplimiento de las indicadas funciones será aplicable a


los escoltas privados lo determinado en el artículo 32 y demás preceptos
concordantes, relativos a vigilantes de seguridad, salvo lo referente a la
uniformidad.

Artículo 34 Guardas rurales y sus especialidades

Los guardas rurales ejercerán funciones de vigilancia y


protección de personas y bienes en fincas rústicas, así como en las
instalaciones agrícolas, industriales o comerciales que se encuentren en
ellas. Se atendrán al régimen general establecido para los vigilantes de
seguridad, con la especificidad de que no podrán desempeñar las
funciones contempladas en el artículo 32.1.e).

2. A los guardas de caza corresponde desempeñar las funciones

Pág. 45
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

previstas en el apartado anterior para los guardas rurales y, además, las


de vigilancia y protección en las fincas de caza en cuanto a los distintos
aspectos del régimen cinegético y espacios de pesca fluvial.

3. Corresponde a los guardapescas marítimos desempeñar las


funciones previstas en el apartado 1 para los guardas rurales y, además,
las de vigilancia y protección de los establecimientos de acuicultura y
zonas marítimas con fines pesqueros.

4. Los guardas de caza y los guardapescas marítimos podrán


proceder a la retirada u ocupación de las piezas cobradas y los medios
de caza y pesca, incluidas armas, cuando aquéllos hubieran sido
utilizados para cometer una infracción, procediendo a su entrega
inmediata a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad competentes.

Artículo 35 Jefes de seguridad

1. En el ámbito de la empresa de seguridad en cuya plantilla están


integrados, corresponde a los jefes de seguridad el ejercicio de las
siguientes funciones:

a) El análisis de situaciones de riesgo y la planificación y


programación de las actuaciones precisas para la implantación y
Funciones
realización de los servicios de seguridad privada.
del servicio
b) La organización, dirección e inspección del personal y
servicios de seguridad privada.
c) La propuesta de los sistemas de seguridad que resulten
pertinentes, y el control de su funcionamiento y mantenimiento,
pudiendo validarlos provisionalmente hasta tanto se produzca la
inspección y autorización, en su caso, por parte de la
Administración.
d) El control de la formación permanente del personal de
seguridad que de ellos dependa, y la propuesta de la adopción de las
medidas o iniciativas adecuadas para el cumplimiento de dicha
finalidad.
e) La coordinación de los distintos servicios de seguridad
que de ellos dependan, con actuaciones propias de protección civil
en situaciones de emergencia, catástrofe o calamidad pública.
f) La garantía de la colaboración de los servicios de
seguridad con los de las correspondientes dependencias de las
Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
g) La supervisión de la observancia de la normativa de
seguridad privada aplicable.
h) La responsabilidad sobre la custodia y el traslado de
armas de titularidad de la empresa a la que pertenezca, de acuerdo
con la normativa de armas y con lo que reglamentariamente se
determine.

Pág. 46
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

2. La existencia del jefe de seguridad en las empresas de seguridad


privada será obligatoria siempre que éstas se dediquen a todas o algunas de
las actividades previstas en los párrafos a), b), c), d) y e) del artículo 5.1.
En función de la complejidad organizativa o técnica, u otras circunstancias
que se determinen reglamentariamente, podrá exigirse la existencia de un
jefe de seguridad específico para algunas de dichas actividades de
seguridad.
3. El ejercicio de funciones podrá delegarse por los jefes de
seguridad en los términos que reglamentariamente se dispongan.
Artículo 36 Directores de seguridad
1. En relación con la empresa o entidad en la que presten sus
servicios, corresponde a los directores de seguridad el ejercicio de las
siguientes funciones:
a) La organización, dirección, inspección y administración
de los servicios y recursos de seguridad privada disponibles.
b) La identificación, análisis y evaluación de situaciones de
riesgo que puedan afectar a la vida e integridad de las personas y al
patrimonio.
Funciones
c) La planificación, organización y control de las
del servicio
actuaciones precisas para la implantación de las medidas
conducentes a prevenir, proteger y reducir la manifestación de
riesgos de cualquier naturaleza con medios y medidas precisas,
mediante la elaboración y desarrollo de los planes de seguridad
aplicables.
d) El control del funcionamiento y mantenimiento de los
sistemas de seguridad privada.
e) La validación provisional, hasta la comprobación, en su
caso, por parte de la Administración, de las medidas de seguridad
en lo referente a su adecuación a la normativa de seguridad privada.
f) La comprobación de que los sistemas de seguridad
privada instalados y las empresas de seguridad privada contratadas,
cumplen con las exigencias de homologación de los organismos
competentes.
g) La comunicación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad
competentes de las circunstancias o informaciones relevantes para
la seguridad ciudadana, así como de los hechos delictivos de los
que tenga conocimiento en el ejercicio de sus funciones.
h) La interlocución y enlace con la Administración,
especialmente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, respecto de
la función de seguridad integral de la entidad, empresa o grupo
empresarial que les tenga contratados, en relación con el
cumplimiento normativo sobre gestión de todo tipo de riesgos.
i) Las comprobaciones de los aspectos necesarios sobre el
personal que, por el ejercicio de las funciones encomendadas,

Pág. 47
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

precise acceder a áreas o informaciones, para garantizar la


protección efectiva de su entidad, empresa o grupo empresarial.
2. Los usuarios de seguridad privada situarán al frente de la
seguridad integral de la entidad, empresa o grupo empresarial a un director
de seguridad cuando así lo exija la normativa de desarrollo de esta ley por
la dimensión de su servicio de seguridad; cuando se acuerde por decisión
gubernativa, en atención a las medidas de seguridad y al grado de
concentración de riesgo, o cuando lo prevea una disposición especial. Lo
dispuesto en este apartado es igualmente aplicable a las empresas de
seguridad privada.
3. En las empresas de seguridad el director de seguridad podrá
compatibilizar sus funciones con las de jefe de seguridad.
4. Cuando una empresa de seguridad preste servicio a un usuario
que cuente con su propio director de seguridad, las funciones
encomendadas a los jefes de seguridad en el artículo 35.1.a), b), c), y e)
serán asumidas por dicho director de seguridad.
5. El ejercicio de funciones podrá delegarse por los directores de
seguridad en los términos que reglamentariamente se disponga.
Artículo 37 Detectives privados

Funciones 1. Los detectives privados se encargarán de la ejecución personal de los servicios


del servicio de investigación privada a los que se refiere el artículo 48, mediante la realización
de averiguaciones en relación con personas, hechos y conductas privadas.

2. En el ejercicio de sus funciones, los detectives privados vendrán obligados a:


a) Confeccionar los informes de investigación relativos a los asuntos que
tuvieren encargados.
b) Asegurar la necesaria colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad cuando sus actuaciones profesionales se encuentren relacionadas con
hechos delictivos o que puedan afectar a la seguridad ciudadana.
c) Ratificar el contenido de sus informes de investigación ante las
autoridades judiciales o policiales cuando fueren requeridos para ello.
3. El ejercicio de las funciones correspondientes a los detectives privados
no será compatible con las funciones del resto del personal de seguridad privada,
ni con funciones propias del personal al servicio de cualquier Administración
Pública.
4. Los detectives privados no podrán investigar delitos perseguibles de
oficio, debiendo denunciar inmediatamente ante la autoridad competente cualquier
hecho de esta naturaleza que llegara a su conocimiento, y poniendo a su
disposición toda la información y los instrumentos que pudieran haber obtenido
hasta ese momento.

Pág. 48
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de


marzo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
Artículo 10
1. Corresponde al Ministro del Interior la administración general de la
seguridad ciudadana y el mando superior de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad
del Estado, así como la responsabilidad de las relaciones de colaboración y auxilio
con las Autoridades policiales de otros países, conforme a lo establecido en
Tratados y Acuerdos Internacionales.
2. Bajo la inmediata autoridad del Ministro del Interior, dicho mando será
ejercido en los términos establecidos en esta Ley por el Director de la Seguridad
del Estado, del que dependen directamente las Direcciones Generales de la
Guardia Civil y de la Policía, a través de las cuales coordinará la actuación de los
Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
3. En cada provincia, el Gobernador Civil ejercerá el mando directo de las
Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con sujeción a las directrices de los
órganos mencionados en los apartados anteriores, sin perjuicio de la dependencia
funcional de las Unidades de Policía Judicial, respecto de los Jueces, de los
Tribunales y del Ministerio Fiscal, en sus funciones de averiguación del delito y
descubrimiento y aseguramiento del delincuente.
La Guardia Civil
Organización
Artículo 13
1. El Cuerpo de la Guardia Civil se estructura jerárquicamente según los
diferentes empleos, de conformidad con su naturaleza militar.
2. El régimen estatutario de la Guardia Civil será el establecido en la
presente Ley, en las normas que la desarrollan y en el ordenamiento militar.
Artículo 14
1. El Ministerio del Interior dispondrá todo lo concerniente a
servicios de la Guardia Civil relacionados con la seguridad ciudadana y
demás competencias atribuidas por esta Ley, así como a sus retribuciones,
destinos, acuartelamientos y material.
2. Conjuntamente, los Ministros de Defensa y de Interior
dispondrán todo lo referente a la selección, formación, perfeccionamiento,
armamento y despliegue territorial, y propondrán al Gobierno el
nombramiento del titular de la Dirección General de la Guardia Civil, así
como la normativa reguladora del voluntariado especial para la prestación
del servicio militar en la misma.
3. El Ministro de Defensa dispondrá lo concerniente al régimen de
ascensos y situaciones del personal, así como a las misiones de carácter
militar que se encomienden a la Guardia Civil, ejerciendo, respecto al
voluntariado especial para la prestación del servicio militar en la misma,
las competencias que normativamente le correspondan.
Artículo 15

Pág. 49
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

1. La Guardia Civil, por su condición de instituto armado de


naturaleza militar, a efectos disciplinarios, se regirá por su normativa
específica. Cuando la Guardia Civil actúe en el cumplimiento de misiones
de carácter militar o cuando el personal de dicho Cuerpo se integre en
unidades militares, resultará de aplicación el régimen disciplinario de las
Fuerzas Armadas.
En todo caso, será competente para la imposición de la sanción de
separación del servicio el Ministro de Defensa, a propuesta del de Interior.
El Cuerpo Nacional de Policía
Artículo 16
1. La estructura y competencia de los órganos de dirección del
Cuerpo Nacional de Policía serán las que se establezcan en las normas
orgánicas del Ministerio del Interior.
Artículo 17
El Cuerpo Nacional de Policía constará de las siguientes Escalas y
categorías:
 La Escala superior, con dos categorías.
Organización  La Escala ejecutiva, con dos categorías.
 La Escala de subinspección, con una sola categoría.
 La Escala básica, con dos categorías.
En el Cuerpo Nacional de Policía existirán las plazas de Facultativos y de
Técnicos, con títulos de los Grupos A y B, que sean necesarias para la cobertura y
apoyo de la función policial.
Excepcionalmente, si las circunstancias lo exigen, podrán contratarse,
temporalmente especialistas para el desempeño de tales funciones.
Los Cuerpos de Policía Local
Artículo 52

1. Los Cuerpos de Policía Local son Institutos armados de naturaleza civil, con
estructura y organización jerarquizada, rigiéndose, en cuanto a su régimen
estatutario, por los principios generales de los capítulos II y III del título I y por la
sección 4.ª del capítulo IV del título II de la presente Ley, con la adecuación que
exija la dependencia de la Administración correspondiente, las disposiciones
dictadas al respecto por las Comunidades Autónomas y los Reglamentos
específicos para cada Cuerpo y demás normas dictadas por los correspondientes
Ayuntamientos.
PERSONAL DE SEGURIDAD PRIVADA (L E Y S E G U R I D A D P R I V A D A )
Artículo 26 Profesiones de seguridad privada
1. Únicamente puede ejercer funciones de seguridad privada el
personal de seguridad privada, que estará integrado por los
vigilantes de seguridad y su especialidad de vigilantes de
explosivos, los escoltas privados, los guardas rurales y sus

Pág. 50
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

especialidades de guardas de caza y guardapescas marítimos, los


jefes de seguridad, los directores de seguridad y los detectives
privados.
L A L E Y O R G Á N I C A 2/1986, D E 13 D E M A R Z O , D E F U E R Z A S Y C U E R P O S
DE S E G U R I D A D , RE G U L A Y E S T A B L E C E U N O S Ó R G A N O S D E
COORDINACIÓN:
Artículo 48
1. Para garantizar la coordinación entre las políticas de seguridad pública del
Estado y de las Comunidades Autónomas se crea el Consejo de Política de
Seguridad, que estará presidido por el Ministro del Interior e integrado por
los Consejeros de Interior o Gobernación de las Comunidades Autónomas
y por un número igual de representantes del Estado designados por el
Gobierno de la Nación.

2. El Consejo de Política de Seguridad ejercerá las siguientes


competencias:
- Aprobar los planes de coordinación en materia de seguridad y de
infraestructura policial.
- Informar las plantillas de los Cuerpos de Policía de las Comunidades
Autónomas y sus modificaciones. El Consejo podrá establecer el número
máximo de los efectivos de las plantillas.
Organización - Aprobar directivas y recomendaciones de carácter general.
- Informar las disposiciones que dicten las Comunidades Autónomas, en
relación con sus propios Cuerpos de Policía, así como la creación de éstos.
- Informar los convenios de cooperación, en materia de seguridad, entre el
Estado y las Comunidades Autónomas.
- Las demás que le atribuya la legislación vigente.

3. Para su adecuado funcionamiento el Consejo de Política de Seguridad


elaborará un Reglamento de régimen interior que será aprobado por el
mismo.

Artículo 49
1. Dentro del Consejo de Política de Seguridad funcionará un Comité de
Expertos integrado por ocho representantes, cuatro del Estado y cuatro de
las Comunidades Autónomas, designados estos últimos anualmente por los
miembros del Consejo de Política de Seguridad que representen a las
Comunidades Autónomas. Dicho Comité tendrá la misión de asesorar
técnicamente a aquél y preparar los asuntos que posteriormente vayan a ser
debatidos en el Pleno del mismo y con carácter específico:
‐ Elaborar y proponer fórmulas de coordinación.
‐ Preparar acuerdos de cooperación.
‐ Proponer programas de formación y perfeccionamiento de las
Policías.
‐ Elaborar planes de actuación conjunta.

2. El Reglamento de régimen interior del Consejo de Política de Seguridad


determinará las normas de composición y funcionamiento del Comité de

Pág. 51
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Expertos.

Artículo 50
1. En las Comunidades Autónomas que dispongan de Cuerpos de Policía
propios podrá constituirse una Junta de Seguridad, integrada por igual
número de representantes del Estado y de las Comunidades Autónomas,
con la misión de coordinar la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Policía de la Comunidad
Autónoma, en los términos que reglamentariamente se determinen.

2. La Junta de Seguridad será el órgano competente para resolver las


Organización incidencias que pudieran surgir en la colaboración entre los miembros de
las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Policía
de la Comunidad Autónoma.

A TAL EFECTO, LAS AUTORIDADES COMPETENTES DE LAS


COMUNIDADES AUTÓNOMAS Y LOS GOBERNADORES
CIVILES DEBERÁN INFORMAR PERIÓDICAMENTE A DICHA JUNTA
A C E R C A D E L A S D E F I C I E N CI A S Q U E S E O B S E R V E N E N L A
COORDINACIÓN, MUTUO AUXILIO E INFORMACIÓN RECÍPROCA
E N T RE A Q U É L L O S , I N D I C A N D O L A S M E D I D A S O P O R T U N A S P A R A
CORREGIR LOS PROBLEMAS SUSCITADOS.

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

La Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, regula


y establece unos órganos de coordinación:
Artículo 48
1. Para garantizar la coordinación entre las políticas de seguridad pública del Estado
y de las Comunidades Autónomas se crea el Consejo de Política de Seguridad, que estará
presidido por el Ministro del Interior e integrado por los Consejeros de Interior o
Gobernación de las Comunidades Autónomas y por un número igual de representantes del
Estado designados por el Gobierno de la Nación.
2. El Consejo de Política de Seguridad ejercerá las siguientes competencias:
- Aprobar los planes de coordinación en materia de seguridad y de infraestructura
policial.
- Informar las plantillas de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas y
sus modificaciones. El Consejo podrá establecer el número máximo de los efectivos de las
plantillas.
- Aprobar directivas y recomendaciones de carácter general.

Pág. 52
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

- Informar las disposiciones que dicten las Comunidades Autónomas, en relación con
sus propios Cuerpos de Policía, así como la creación de éstos.
- Informar los convenios de cooperación, en materia de seguridad, entre el Estado y
las Comunidades Autónomas.
- Las demás que le atribuya la legislación vigente.
3. Para su adecuado funcionamiento el Consejo de Política de Seguridad elaborará un
Reglamento de régimen interior que será aprobado por el mismo.
Artículo 49
1. Dentro del Consejo de Política de Seguridad funcionará un Comité de Expertos
integrado por ocho representantes, cuatro del Estado y cuatro de las Comunidades
Autónomas, designados estos últimos anualmente por los miembros del Consejo de Política
de Seguridad que representen a las Comunidades Autónomas. Dicho Comité tendrá la
misión de asesorar técnicamente a aquél y preparar los asuntos que posteriormente vayan a
ser debatidos en el Pleno del mismo y con carácter específico:
- Elaborar y proponer fórmulas de coordinación.
- Preparar acuerdos de cooperación.
- Proponer programas de formación y perfeccionamiento de las Policías.
- Elaborar planes de actuación conjunta.
2. El Reglamento de régimen interior del Consejo de Política de Seguridad
determinará las normas de composición y funcionamiento del Comité de Expertos.
Artículo 50
1. En las Comunidades Autónomas que dispongan de Cuerpos de Policía propios
podrá constituirse una Junta de Seguridad, integrada por igual número de representantes del
Estado y de las Comunidades Autónomas, con la misión de coordinar la actuación de las
Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Policía de la Comunidad
Autónoma, en los términos que reglamentariamente se determinen.
2. La Junta de Seguridad será el órgano competente para resolver las incidencias que
pudieran surgir en la colaboración entre los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad del Estado y de los Cuerpos de Policía de la Comunidad Autónoma.
A tal efecto, las Autoridades competentes de las Comunidades Autónomas y los
Gobernadores civiles deberán informar periódicamente a dicha Junta acerca de las
deficiencias que se observen en la coordinación, mutuo auxilio e información recíproca entre
aquéllos, indicando las medidas oportunas para corregir los problemas suscitados.

Pág. 53
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL INSTRUCTOR


DE ESTE SERVICIO DE EMERGENCIAS:
¿En qué Debido al amplio espectro de materias objeto de actuación de
medida las tareas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como del personal de
se dividen en seguridad privada, resulta conveniente y necesario establecer divisiones
trabajos de trabajos por Cuerpos de seguridad pública, dentro de estos definir
separados? las funciones, y finalmente las especialidades que diversifiquen las
actuaciones, las profesionalicen y generen la eficacia, eficiencia y
confianza en el tejido social, para así, desarrollar y establecer con
fundamentos sólidos dichas especializaciones.
La base más importante sobre la que se agrupan los trabajos, es la
conveniencia y necesidad de especialización del personal, dentro del
¿Sobre gran abanico de funciones que se les atribuyen a los distintos colectivos
qué base se para el desarrollo y garantía de la seguridad pública y privada.
agrupan los
trabajos?
¿Quién es Las dimensiones de los grupos es muy diversa, podemos
el responsable de encontrar colectivos en los que en un especialización exista una única
cada individuo y persona (por ejemplo un especialista en documentoscopia en un Cuerpo
grupos? de Policía Local), y otros colectivos que cuenten con cientos de
profesionales en la misma especialización de una misma organización
(como el caso de las Unidades de Intervención Policial del Cuerpo
Nacional de Policía).
Por lo tanto, la responsabilidad de cada y sobre cada uno de los
individuos, dependerá de la complejidad de la organización a la que se
pertenezca, y del grupo en el que se especialice.
¿Cuántos La composición de los grupos es muy diversa, y depende en
individuos/grupos todo caso de las funciones a realizar y necesidades de prestación del
puede dirigir servicio, pero generalmente, en los que respecta a la seguridad pública
eficazmente un y privada, la ratio de personal dependiente de un superior jerárquico, se
responsable? sitúa en torno a 5 ó 6 personas por cada responsable o mando, aunque
esto puede variar dependiendo de la disponibilidad de personal y/o
complejidad de las tareas o funciones asignadas.
¿Quién La autoridad en la toma de decisiones está diversificada
tiene la autoridad respecto del tipo de decisiones a tomar, especialmente en la seguridad
en la toma de pública.
decisiones?
Las decisiones más inmediatas suelen ser tomadas por los
responsables de la dirección operativa del personal, es decir, aquellos
mandos o responsables que están en contacto directo con el servicio
que se está prestando.

No obstante, cuando se trata de decisiones que suelen afectar a


autorización de ejercer los derechos que impliquen manifestación de
personas o uso de los bienes de dominio público, así como la afectación
al desarrollo de espectáculos, establecimientos públicos, actividades
recreativas, etc., la autoridad pasa a ser desempeñada por el mando

Pág. 54
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

político como máximo responsable de las decisiones que se toman para


limitar el desarrollo de tales derechos o actividades.

¿En qué Debido al inminente sistema jerarquizado en las Fuerzas y


medida los Cuerpos de Seguridad y en la mayoría de las empresas de seguridad
empleados y privada, así como la normativa en materia de actuación para la
administradores seguridad pública y privada, todo el personal está sujeto a un especial
se regirán por sometimiento de cumplimiento de las reglas y normas establecidas, ya
reglas y normas que son éstos los garantes del respeto y hacer respetar las mismas, por
establecidas? lo que difícilmente puede exigirse el cumplimiento de las normas si
aquellos que tienen encomendada esta misión actúan al margen de las
mismas.

Pág. 55
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SERVICIO DE EMERGENCIA: BOMBEROS FORESTALES


La defensa contra los incendios forestales a nivel nacional se ha ido
desarrollando, a lo largo del tiempo, de forma muy amplia, variada y
compleja, suponiendo la implicación de numerosos sectores, organismos,
empresas y administraciones, entre otros.
Los bomberos forestales en España tienen reconocida la categoría
profesional mediante el Real Decreto 1591/2010, de 26 de noviembre, donde
se aprueba la Clasificación Nacional de Ocupaciones 2011, teniendo la
clasificación 5932.
Son una figura profesional muy presente debido al gran problema que
tiene este país con los incendios forestales. Trabajan para el ciudadano y el
medio ambiente en las distintas emergencias producidas por incendios
forestales, protegiendo así a las personas, los bienes personales, económicos
y medioambientales. Cuentan con medios técnicos y humanos (brigadas
terrestres y helitransportadas), con una alta cualificación física y técnica en
las distintas técnicas de extinción de incendios forestales. Sirven de apoyo en
distintas situaciones de emergencia en el medio rural como inundaciones,
caída de árboles, incendios en viviendas o vehículos, etc.
En la Comunidad Valenciana, el Servicio de Unidad de Brigadas de
Emergencia (UBE) sería el referente en este sentido, es decir, representaría la
figura del bombero forestal, aunque no tenga reconocida todavía esa
categoría profesional.
Definición
En la actualidad (2015), las UBE dependen de la Dirección General
de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias de la Consellería de
Gobernación y Justicia de la Generalitat Valenciana. Un Servicio permanente
(con personal contratado los 365 días del año) que tiene como misión y razón
de ser las actuaciones que, con motivo de catástrofes o emergencias de
cualquier tipo, se puedan ocasionar en dicha Comunidad Autónoma,
especialmente en su medio rural. Esa quizá sea su segunda seña de identidad.
Así pues, podríamos concretar que la UBE es un Servicio Esencial
de Emergencias, cuya principal labor sea la prevención y extinción de
incendios forestales, y la actuación en toda aquella situación de
emergencia que se declare, principalmente, en el medio rural y natural.
En origen, 1992, eran denominadas Brigadas Forestales, pasando a
llamarse a lo largo de los años de diferentes maneras, como por ejemplo:
Bomberos Forestales, Brigadas Rurales de Emergencia y, actualmente,
Brigadas de Emergencia. No obstante, hoy día, para referirnos al Servicio de
Brigadas de Emergencia de la Generalitat Valenciana, hemos de hacer una
parada necesaria en la Ley 13/2010, de 23 de noviembre, de la Generalitat,
de Protección Civil y Gestión de Emergencias (Diario Oficial de la
Comunitat Valenciana, nº 6405, 25/11/2010, pág. 43470-43497). Dicha Ley,
señala algunos de los aspectos más relevantes de este Servicio, que, de
manera literal, transcribimos en este y otros apartados, dada su importancia.

Pág. 56
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

CAPÍTULO II. De los CAPÍTULO II. De la


servicios esenciales de Unidad de Brigadas de
intervención. Emergencia.
Artículo 32. Servicios Artículo 59. La Unidad de
esenciales. Brigadas de Emergencia (UBE).
1. Se crea la Unidad de
Brigadas de Emergencia,
Pertenecen a los servicios
dependiente de la consellería
esenciales de intervención, «1·1·2
competente en materia de
Comunitat Valenciana», los
protección civil y gestión de
técnicos de emergencias de la
emergencias.
consellería competente en materia
de protección civil y gestión de 2. La Unidad de Brigadas de
emergencias, los Servicios de Emergencia es un servicio público
Prevención, Extinción de con carácter autonómico, por lo que
Incendios y Salvamento el mando de la misma lo ostentará
dependientes de las la consellería competente en
administraciones públicas, los materia de protección civil y
bomberos voluntarios, la Unidad gestión de emergencias, a través de
de Brigadas de Emergencia, los la dirección general
técnicos forestales y los agentes correspondiente.
Definición medioambientales de la 3. La Unidad de Brigadas de
consellería competente en Emergencia estará integrada por el
prevención de incendios forestales, conjunto de personas que,
los Servicios de Atención Sanitaria pertenecientes a la administración o
de Emergencias y los Cuerpos y contratadas por ella, por su
Fuerzas de Seguridad. formación específica y dedicación
exclusiva, tienen como misión la
intervención esencial frente a
emergencias.

Para conocer los principales objetivos y fines de este servicio, cabe


remitirse a la definición ofrecida anteriormente, que de manera sucinta ya los
describe. No obstante, veamos que nos aporta, en este sentido, la Ley
13/2010, de 23 de noviembre, de la Generalitat, de Protección Civil y
Gestión de Emergencias.
Artículo 37. La Unidad de Brigadas de Emergencia.
Objetivos
1. La Unidad de Brigadas de Emergencia de la Generalitat
estará integrada por las Brigadas de Emergencia, terrestres y
helitransportadas.
2. La Unidad de Brigadas de Emergencia tendrá como misión
la extinción de incendios forestales y la intervención frente a
emergencias en los términos previstos en esta ley y en los diferentes
planes frente a emergencias.
3. La estructura, organización y funcionamiento de la Unidad

Pág. 57
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

de Brigadas de Emergencia se regulará por decreto, de acuerdo con lo


dispuesto en el capítulo II del título VI de la presente ley.
Observamos que dicha Ley deja abiertos, tantos los objetivos como
los fines de la creación de este Servicio. Este hecho poco determinante, no
ayuda a clarificar las competencias profesionales, por lo que se presta a crear
situaciones ambiguas y de conflicto de roles entre los diferentes colectivos
Objetivos implicados en las emergencias y la protección civil. Lo que la Ley deja bien
claro es la competencia principal de las UBE, que no es otra que la extinción
de los incendios forestales. De ahí, la vieja reivindicación que desde este
colectivo se viene haciendo, que no es otra que la del reconocimiento de la
categoría profesional, esto es, bombero forestal, independientemente de la
denominación del Servicio.
La organización de los servicios de prevención y extinción de
incendios forestales, desde el punto de vista laboral, podríamos decir que es
entendida en España casi de 17 maneras diferentes, debido a la división
territorial y al Estado de las Autonomías. El grado de especialización y
dedicación de los trabajadores, y todo aquello que afecta a la seguridad y
salud en el trabajo no se aborda de manera unitaria o normalizada en todo el
territorio nacional. Los requisitos exigidos en materia de prevención de
riesgos laborales están inspirados en una política de mínimos.
Estos aspectos propician la desigualdad en cuanto a recursos humanos
y técnicos, así como la disparidad en los modelos de gestión y contratación
del personal y de los medios. Así pues, podemos encontrar zonas de España
en las que los Servicios de Bomberos Forestales trabajan todo el año (p.e.
Comunidad Valenciana) y otras en las que los periodos de contratación del
Límites personal se limitan a 9, 6 ó incluso 3 meses. En este sentido, resulta
internos y arriesgado pretender tener un servicio de emergencia profesional basado en la
externos temporalidad y precariedad laboral. A nuestro modo de ver, esto puede
suponer una gran limitación, tanto para el desarrollo profesional del colectivo
como para la calidad del servicio que se presta a la población.
La delegación de las competencias en materia de Protección Civil y
Gestión de Emergencias a las Comunidades Autónomas por parte de la
Administración General del Estado, puede facilitar el desequilibrio de las
balanzas y, las diferencias competitivas y de profesionalidad entre los
diferentes colectivos de iguales.
Así mismo, en términos generales, a dependencia funcional o, lo que
es lo mismo, el Mando del operativo va a variar en función del ámbito
territorial en el que se desarrolle la situación de emergencia. Sirvan de
ejemplo, la Comunidad Valenciana (donde el mando y responsabilidad del
operativo en caso de incendios forestales está encomendado a los Servicios
de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento-SPEIS- provinciales) o
Castilla La Mancha, donde esa misión corresponde al Cuerpo de Agentes
Medioambientales.
En definitiva, aunque existe la figura del Mando Único en la gestión
de las emergencias, el hecho de que haya diversidad de colectivos
implicados, diferentes Administraciones Públicas titulares de los mismos y,
variedad de empresas públicas y privadas concesionarias de la contratación

Pág. 58
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

del personal, limita y dificulta, tanto interna como externamente, la gestión


Límites
del personal, tanto en el día a día como a la hora de desarrollar su cometido,
internos y
la atención a la emergencia.
externos
Según establece el artículo 22 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 24
de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de
los Trabajadores, en relación con la Disposición Adicional novena de la Ley
3/2012, del Sistema del Clasificación profesional, se procede a continuación
a realizar la adaptación del sistema de clasificación profesional del Servicio
de Brigadas de Emergencia, que queda articulado en base a Grupos
Profesionales, cada uno de los cuales está integrado por los siguientes
puestos de trabajo:

GRUPO PROFESIONAL 1 ( Modelo Comunidad Valenciana)


Puestos de trabajo
‐ Jefe de Dotaciones Consorcio
‐ Jefe de Dotaciones TRAGSA
GRUPO PROFESIONAL 2
Puestos de trabajo
‐ Jefe de Unidad
‐ Subjefe
Composición GRUPO PROFESIONAL 3
Puestos de trabajo
‐ Correturnos
‐ Sustituto de Vacaciones
‐ Conductor de Autobomba
GRUPO PROFESIONAL 4
Puesto de trabajo
‐ Brigadista

Cada puesto de trabajo tiene asignados los requisitos de acceso,


funciones específicas conocimientos, responsabilidades y habilitaciones. En
esta clasificación no se incluyen los distintos grupos de dirección y mando
(p.e. Técnicos de incendios, Jefaturas de Empresa, etc.).
En 2014, el Servicio de Brigadas Terrestres de Emergencia de la
Generalitat Valenciana ha contado durante todo el año con: 34 brigadas y 34
autobombas, añadiendo un refuerzo de 19 brigadas y 7 autobombas en época
de mayor riesgo, esto es, durante los meses de verano.
La Ley 13/2010, de 23 de noviembre, de la Generalitat, de Protección
Civil y Gestión de Emergencias, tipifica en su Art. 60 las funciones de las
Funciones UBE, y que se detallan a continuación:
Artículo 60. Funciones.
1. La extinción de incendios forestales.

Pág. 59
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

2. La colaboración en la prevención de incendios forestales.


3. La intervención en situaciones de emergencia de origen
meteorológico tales como nevadas, inundaciones, fuertes vientos, y
otros fenómenos meteorológicos adversos.
4. La colaboración en otras situaciones de riesgo
contempladas en planes y procedimientos de protección civil y
Funciones emergencias, de acuerdo con la legislación vigente.

5. Aquellas otras que les atribuya la legislación vigente y


cualquiera otra función dirigida a la protección de las personas, los
bienes y el medio ambiente.
No obstante, este colectivo también participa en actividades técnicas-
divulgativas, como por ejemplo, en simulacros de emergencias, jornadas de
información y educación pública (p.e. demostraciones, ferias, colegios).
El principal tipo de emergencia que atiende este Servicio de UBE es
el referido a la extinción de los incendios forestales. En ese sentido, según
establece el Plan Especial frente al Riesgo de Incendios Forestales (PEIF) de
la Comunidad Valenciana, las Brigadas de Emergencia se consideran
Unidades Básicas de Intervención Directa, formando parte del conjunto de
medios humanos y materiales llamados a intervenir en caso de emergencia,
siguiendo unas pautas de actuación concretas, previamente establecidas.
Estas unidades, tienen como principal cometido:
 Recibir en primera instancia la notificación de la emergencia
por parte del Centro de Coordinación de Emergencias
provincial.

 Combatir el incendio, auxiliar a las víctimas (en su caso) y


aplicar las medidas de protección para las personas y los
Tipos de bienes que puedan verse amenazados por el fuego.
intervención
 En la fase inicial, asumir funciones y agrupar componentes de
todas las Unidades Básicas de Intervención.

Los tipos de intervención de las UBE se podrían sintetizar en tres


grandes grupos: incendios, salvamento y asistencia técnica. No obstante, y
dada la versatilidad de estas brigadas, se señalan a continuación los
requerimientos de intervención más destacados:
 Silvicultura preventiva en áreas de riesgo potencial, así como
para la adecuación y mantenimiento de las infraestructuras
para la lucha contra incendios forestales (p.e. depósitos de
agua para abastecimiento de helicópteros).

 Caída de árboles (p.e. en calzadas o vías públicas).

 Búsqueda y rastreo de personas desaparecidas, así como el

Pág. 60
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

rescate de víctimas accidentadas (p.e. senderistas,


excursionistas, etc.).

 Nevadas y heladas (p.e. aseguramiento de vehículos atrapados


en la nieve, ayuda a personas incomunicadas por temporales,
ayuda en la colocación de cadenas a vehículos, quitar nieve de
calzadas o prevención de heladas con sal).

 Inundaciones (p.e. achique de agua, rescate de personas,


vigilancia y seguimiento de caudales fluviales, limpieza de
calzadas o retirada de elementos obstructivos).

 Vigilancia en actos multitudinarios (p.e. romerías, grandes


conciertos o festivales musicales).

 Fuegos artificiales pirotécnicos (p.e. vigilancia preventiva y


Tipos de
sofocación de posibles conatos, en su caso).
intervención
 Accidentes de tráfico (p.e. señalización, notificación,
estabilización de vehículo, rescate y atención a víctimas).

 Terremoto (p.e. salvamento y desescombro).

 Primeros Auxilios Sanitarios y Psicológicos (p.e. en


cualquiera de las situaciones anteriores).

Cabe señalar, que este listado de posibles intervenciones no es


exhaustivo ni concluyente, puesto que tal y como se refleja en la Ley
13/2010, de 23 de noviembre, de la Generalitat, de Protección Civil y
Gestión de Emergencias, se puede requerir a las Brigadas de Emergencia
para la colaboración en otras situaciones de riesgo contempladas en los
planes y procedimientos de protección civil y emergencias, de acuerdo con la
legislación vigente, así como ante cualquier tipo de emergencia o catástrofe.

Volvemos a revisar, en este sentido, la Ley 13/2010, de 23 de


noviembre, de la Generalitat, de Protección Civil y Gestión de Emergencias.
CAPÍTULO II. De la Unidad de Brigadas de Emergencia.
Artículo 59. La Unidad de Brigadas de Emergencia (UBE).
4. La Consellería competente en materia de protección civil y
Organización
gestión de emergencias podrá encomendar la gestión ordinaria y
extraordinaria de la Unidad de Brigadas de Emergencia a los servicios
de prevención, extinción de incendios y salvamento (SPEIS) de
carácter provincial, que contarán con personal especializado para
realizar esta función.
5. De encomendarse la gestión de la Unidad de Brigadas de
Emergencia a los SPEIS, dicha gestión se realizará siguiendo las

Pág. 61
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

directrices y procedimientos establecidos por la dirección general


competente en materia de protección civil y gestión de emergencias,
los recursos humanos destinados por los servicios de prevención,
extinción de incendios y salvamento se dedicarán exclusivamente al
fin encomendado e identificarán en su uniformidad la imagen
corporativa de la Unidad de Brigadas de Emergencia.
6. El sistema de movilización y gestión de la Unidad de
Brigadas de Emergencia será el sistema integral de gestión de
emergencias «1·1·2 Comunitat Valenciana» y las comunicaciones se
realizarán a través de la Red de Comunicaciones de la Generalitat.
Desde 1992, la empresa pública TRAGSA, perteneciente al Grupo
SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), constituye, gestiona
y pone a disposición de la Administración Autonómica Valenciana a las,
actualmente, llamadas Brigadas de Emergencia, cuando la Generalitat
Valenciana encarga a dicha empresa la gestión del personal para la
realización de actividades forestales y la prestación del servicio de extinción
de incendios forestales y otras situaciones de emergencia. Señalar que
TRAGSA, únicamente tiene la encomienda del Servicio de Brigadas
Organización Terrestres de Emergencia, ya que las Brigadas Helitransportadas de
Emergencia son gestionadas por la empresa FORESMA. Estas Brigadas
Helitransportadas constituyen una unidad rápida de acción de alto
rendimiento en extinción de incendios forestales.
De acuerdo con la clasificación de Componentes de la estructura
organizacional por niveles de Gil y Alcover (2005:139), trataremos de
simplificar.
1. Nivel estratégico: En nuestro caso, y a nivel de la empresa gestora del
Servicio de UBE, la Gerencia de Incendios Forestales y Emergencias a
nivel Nacional del Grupo Tragsa.
2. Nivel funcional o táctico: Delegación Autonómica Provincial del
Grupo Tragsa.
3. Nivel operativo: compuesto por distintas Jefaturas a nivel autonómico
y provincial, mandos intermedios y personal de base.
4. Tecnoestructura: desconocido
5. Personal de apoyo: desconocido
6. Ideología: desconocido

Pág. 62
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

En el Servicio de UBE, los mecanismos de coordinación son de supervisión directa,


por un lado, y de estandarización, por el otro.
Supervisión directa, puesto que es un Servicio muy estructurado y jerarquizado.
Cada superior inmediato se responsabiliza del trabajo de sus subordinados. Por ejemplo, el
Jefe de Unidad sería el responsable y coordinador del trabajo del conjunto miembros de la
brigada. Asimismo, por encima de éste, el Jefe de Dotaciones haría esa misma función sobre
el Jefe de Unidad. El Jefe de Dotaciones, sería supervisado y recibiría órdenes, tanto del
Técnico provincial de Incendios, como del Jefe de Actuación, quienes, a su vez estarían al
mando del Jefe de Obra provincial. Y así, sucesivamente, y en escala ascendente.
16. También, se establece un modelo de mecanismo de coordinación por
Estandarización, puesto que el Servicio de UBE tiene bien estructuradas y
determinadas las pautas de actuación, tanto en las actividades ordinarias
(programación de tareas diarias), como en las extraordinarias (en caso de
emergencia). Asimismo, están tipificados los principales riesgos profesionales
conocidos, así como los procedimientos de actuación para la prevención de
accidentes y, en su caso, del accidentado.

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL INSTRUCTOR


DE ESTE SERVICIO DE EMERGENCIAS:
¿En qué El primer factor que ha de tener en cuenta un futuro instructor
medida las tareas de cualquier servicio de emergencia, es el contexto en el que se
se dividen en desarrolla la actividad profesional, así como el estado del arte del
trabajos mismo. Otro aspecto, a mi juicio, de especial relevancia, es conocer la
separados? jerga profesional y las funciones del mismo. De no ser así, puede que la
propuesta formativa, aun siendo inicialmente interesante y atractiva,
acabe propiciando el desinterés y la motivación del alumnado.
De una manera simplificada, las tareas de las UBE se resumen
en:
¿Sobre ‐ Preparación física.
qué base se ‐ Prevención de incendios forestales.
agrupan los ‐ Prácticas con herramientas manuales y mecánicas.
trabajos? ‐ Extinción de incendios forestales.
‐ Rescate y salvamento de víctimas.
‐ Nevadas y heladas.
‐ Inundaciones.
‐ Extinción de incendios en vertederos de residuos sólidos
urbanos (RSU).
‐ Labores de prevención de diversa índole.
‐ Otras emergencias.
En ocasiones, las tareas pueden ser varias en el contexto de un
mismo escenario de la emergencia, por lo que, en estos casos, conviene

Pág. 63
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

tener una visión global de la tarea.


¿Quién es La responsabilidad de cada Unidad es su jefe natural, el Jefe de
el responsable de Unidad. No obstante, el territorio está dividido en zonas o áreas
cada individuo y operativas, cada una de las cuales cuenta con sus respectivos Jefes de
grupos? Dotaciones, figura del responsable del grupo de UBE´s de su zona. Y
como se ha comentado anteriormente, en el apartado de la organización
de la empresa, las responsabilidades van en jerarquía ascendente,
dentro de la estructura piramidal de la empresa.
¿Cuántos Cada Unidad o brigada está compuesta por:
individuos/grupos ‐ 1 Jefe de Unidad.
puede dirigir ‐ 1 Subjefe.
eficazmente un ‐ 3 Brigadistas
responsable? ‐ 1 Conductor de Autobomba.
El Jefe de Dotaciones suele tener a su cargo entre dos o tres
Unidades. El Jefe de Actuación y de Obra, puede tener a su cargo un
número variable de Unidades. Sirva como punto de partida, un mínimo
de 8 Unidades.

¿Quién La autoridad en la toma de decisiones la tiene el mando natural


tiene la autoridad de la Unidad, quien no deja de ser un subordinado en la propia escala
en la toma de de mandos del Servicio. En función de la tarea y de la situación la toma
decisiones? de decisiones corresponderá a un u otro mando.

¿En qué El funcionamiento del Servicio está regulado por la Ley de


medida los Protección Civil y Gestión de Emergencias de la Generalitat, el Plan
empleados y Especial de Defensa contra Incendios Forestales, el pliego de
administradores condiciones de la encomienda del Servicio a la empresa adjudicataria
se regirán por del mismo, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el Convenio
reglas y normas Colectivo de las UBE y, la normativa y filosofía interna de la empresa.
establecidas? En definitiva, todo el Servicio UBE está planificado,
estructurado y normalizado.

Pág. 64
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SERVICIO DE EMERGENCIA: COLECTIVO DE PROTECCIÓN CIVIL (


Administraciones)
Según la definición oficial de la Organización Internacional de
protección Civil:

"La protección civil es el sistema por el que cada país proporciona la


protección y la asistencia para todos ante cualquier tipo de catástrofe o
accidente relacionado con esto, así como la salvaguarda de los bienes del
conglomerado y del medio ambiente."
A rasgos generales podemos concretar que la protección civil es la
gestión de los servicios de emergencias de un país, extendida a todos los niveles,
e involucrando a todas las partes. Sin embargo, se entiende como protección
civil en el sentido estricto a los cuerpos específicos encargados de proteger a los
ciudadanos de un país ante catástrofes de cualquier tipo, sean de proveniencia
humana o natural. Los organismos que regulan la protección civil suelen,
además, definir una forma de participación ciudadana por la que se tenga a un
grupo de personas preparadas para actuar ante catástrofes, en apoyo a los
servicios de emergencias asalariados, y que sirvan como responsables en la
organización de la ayuda ciudadana.
En España estos colectivos se estructuran como Agrupaciones
Municipales o Asociaciones de Voluntarios de Protección Civil, gestionadas por
los respectivos ayuntamientos en caso de las primeras o auto-gestionadas con
carácter de ONG las segundas.
Definición
En su conjunto, se caracteriza por responder a los principios de
coordinación, planificación, autonomía de organización, complementariedad,
subsidiariedad, solidaridad, capacidad de integración y garantía de información.
El marco jurídico de la protección civil en España tiene su origen en la
Constitución de 1978. De ella deriva la Ley de Protección Civil de 1985, la
Norma Básica de Protección Civil, las Directrices Básicas de Planificación ante
Riesgos Especiales y los Planes de Emergencia a diferentes niveles: estatales,
autonómicos y locales.
ANTECEDENTES DE LA PROTECCION CIVIL EN ESPAÑA

En España el desarrollo de la protección civil se puede resumir en las


siguientes etapas:

El primer antecedente nos lo encontramos en 1941, cuando se crea la


Jefatura Nacional de Defensa Pasiva, que tenía la exclusiva finalidad de
organizar y dirigir la protección de las poblaciones como consecuencia de
posibles ataque aéreos. No hay que olvidar que en aquella época España
acababa de salir de una contienda civil y estaba muy cerca de los lugares donde
se entraban los escenarios de batalla de la Segunda Guerra Mundial, en
pleno apogeo.
En 1960 nace la primera Dirección General de Protección Civil que con tal

Pág. 65
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

nombre existió en nuestro país. Dependía de la Presidencia del gobierno,


dirigida por mandos del Ejército.
En 1967 desaparece la Dirección General de Protección Civil como tal. Pasa
a ser una Subdirección General dependiente de la Guardia Civil.
En plena transición política, 1976, la Subdelegación General de Protección
Civil se encuadra en la Dirección General de Política Interior del entonces
Ministerio de la Gobernación (hoy Ministerio del Interior).
Promulgada la Constitución española y configurado el Estado como una
monarquía parlamentaria, en 1980 reaparece la Dirección General de Protección
Civil, dependiente del Ministerio del Interior, creándose la Comisión Nacional
de Protección Civil cómo órgano consultivo y deliberante en la materia.
El campeonato mundial de fútbol celebrado en España en 1982 y la visita
del Papa Juan Pablo II ese mismo año, da a conocer la existencia de la
protección civil entre la población española. La necesidad de organizar grupos
de voluntarios para la realización de servicios de orden y asistenciales en
aquellos masivos acontecimientos, propició el primer impulso de la protección
civil ante los ciudadanos.
Fruto de las primeras acciones de la entonces incipiente Dirección
General de Protección fue la Ley de Protección Civil, promulgada en 1985,
promulgándose en 1992 la Norma Básica de Protección Civil y las
sucesivas Directrices Básicas de Planificación ante diversos Riesgos, aprobadas
en los últimos años.
Paralelamente al desarrollo de la protección civil estatal, nos encontramos
Definición con la creación de los sistemas de protección civil autónomos y locales, cuya
evolución y resultados en estos momentos son de diferente grado y situación, en
función de la comunidad autónoma a la que nos refiramos.
CONCEPTO DE LA PROTECCION CIVIL EN ESPAÑA

La protección civil es un servicio público que se orienta al estudio y


prevención de las situaciones de grave riesgo colectivo, catástrofe extraordinaria
o calamidad pública en las que pueda peligrar de forma masiva la vida e
integridad física de las personas y a la propia protección de éstas y sus bienes
en los casos en que dichas situaciones se produzcan (artículo 1º de la Ley de
Protección Civil 2/85)

Según esta definición, las actuaciones de protección civil no se limitan a


menos o simples accidentes ordinarios – entendiendo por éstos aquellos que
pueden ser solventados por los servicios de emergencia con sus propios medios-
, sino que se encaminan a la intervención en las situaciones de grave riesgo,
catástrofe o calamidad pública, las cuales se pueden definir como:
Grave riesgo:
Posibilidad de que ocurra algún suceso que ponga en peligro masivo la vida
y/o los bienes de los ciudadanos.

Catástrofe:

Pág. 66
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Siniestro cuya amplitud e intensidad ha originado daños significativos a


personas y/o bienes, haciendo preciso la ayuda extraordinaria se servicios
procedentes de otros ámbitos.

Calamidad pública:
Siniestro producido por la alteración grave de la normalidad por crisis
sanitaria, paro de servicios públicos esenciales, desabastecimiento de productos
de primera necesidad, etc.
Es un Servicio Público en cuya organización, funcionamiento y ejecución
participan las diferentes Administraciones Públicas así como los ciudadanos
mediante el cumplimiento de los correspondientes deberes y la prestación de
su colaboración voluntaria” (artículo 2 de la Ley de Protección Civil
2/85).

La Protección Civil, conforme a las disposiciones legales que la regulan, es


un servicio público, que compete a la Administración Civil del Estado y en los
términos establecidos en la Ley a las restantes Administraciones Públicas. En
este sentido las Administraciones Públicas implicadas, cuentan cada una de ellas
con un conjunto de elementos actuantes, que en ningún caso con servicios
creados ex novo para suplantar o ejercer directamente los servicios
públicos que con ella puedan tener relación, sino los servicios públicos ya
existentes, que puedan estar relacionados con la gestión y la actuación en la
emergencia que se trata de afrontar (servicios de extinción de incendios y
Definición salvamento, orden público, servicios sanitarios, etc. Por tanto, está basada en la
coordinación, por lo que se plantea la necesidad de elaborar Planes de
Emergencia, entendiendo el término planificación como un sinónimo de
organización coordinada, establecida de antemano para poder dar respuestas
inmediatas a las distintas situaciones de emergencia que se presenten en los
diferentes ámbitos territoriales.
La Protección Civil es definida por nuestro Tribunal Constitucional en su
sentencia 123/1984 como el conjunto de acciones dirigidas a evitar, reducir o
corregir los daños causados a personas y bienes por toda clase de medios de
agresión y por los elementos naturales o extraordinarios en tiempos de paz
cuando la amplitud y gravedad de sus efectos les hace alcanzar el carácter de
calamidad pública. Constituye la afirmación de una amplia política de
seguridad, que encuentra actualmente su fundamento jurídico, dentro de la
Constitución, en:
- El derecho a la vida y a la integridad física (artículo 15 Constitución
española), cuya preservación en las situaciones de grave riesgo o
catástrofe constituye el objeto esencial de la protección civil.
- La seguridad pública (artículo 149.1.29º Constitución española), en cuya
esfera de actuación pública se inscribe la protección civil y que, por ser
considerada como una esfera de competencia exclusiva del Estado, en su
remisión al interés nacional, constituye la clase de bóveda del diseño
competencial en materia de protección civil.

Pág. 67
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

- La habilitación para regular los deberes de los ciudadanos en los casos de


catástrofes o calamidad pública (artículo 30,4. Constitución española), que
constituye una referencia sustantiva para el desarrollo de la autoprotección.

- Los principios de eficacia y coordinación administrativa, que implican


también los de jerarquía, descentralización y desconcentración (artículo 103.1
Constitución española), que aportan la urdimbre para diseñar la estructura
organizativa del sistema.
Definición

Los objetivos del sistema español de la Protección Civil son;

Informar y preparar a los ciudadanos a través de la


autoprotección

Se trata de conseguir que la población pueda prevenir y afrontar por sí


misma y con sus propios recursos, al menos inicialmente, aquellos riesgos que
pueden sufrir. Para ello han de familiarizarse con las medidas de protección que
en cada caso sean más adecuadas para la prevención, reducción o neutralización
de los efectos de la emergencia.
Objetivos y La protección civil comienza con la autoprotección del ciudadano.
Fines Seguir al pié de la letra los consejos de prevención que sobre los distintos
peligros puedan dar los organismos competentes –consejos sobre el hogar, de
trabajo, el colegio, etc. – Es un primer paso para alcanzar con éxito los fines
perseguidos por la protección civil.

Constituir una organización que agrupe a todas las


entidades públicas y privadas para el salvamento de las personas y sus
bienes, en los supuestos de calamidades o catástrofes.

Siempre mediante el óptimo aprovechamiento de los recursos


existentes. Como ya se ha dicho, no se pretende crear organizaciones
“exnovo” sino coordinar las ya constituidas.

Intervenir coordinadamente y con eficacia en las situaciones


de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública.

De aquí la necesidad de una planificación previa para organizar


sistemáticamente la intervención de todos los medios y servicios frente a la
situación de emergencia.

PRINCIPIOS INFORMADORES DE LA PROTECCIÓN CIVIL

Pág. 68
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Para la consecución de los objetivos anteriores, la Protección Civil


actúa a través de procedimientos de ordenación, coordinación y dirección de
los distintos servicios públicos relacionados con la emergencia que se trata de
afrontar. Todo ello se logrará mediante el cumplimiento de los siguientes
principios:

Subsidiariedad
Los distintos escalones que configuran la organización de protección
civil, aseguran la atención subsidiaria de forma que los superiores hayan de
afrontar las emergencias que no puedan atender los inferiores, en razón de la
insuficiencia de recursos o la evolución expansiva del fenómeno.

Solidaridad
Objetivos y El principio de solidaridad es fundamental para la ejecución de una
Fines acción conjunta, ya que las consecuencias de una catástrofe o calamidad pública
afectan a la totalidad de las administraciones pública y de la ciudadanía.

Integrabilidad
Toda organización y actuación de los medios de cada una de las
Administraciones Públicas deben ser concebidas de forma que se asegure su
integración eficaz tanto en los aspectos doctrinales como técnicos.

Información
Los ciudadanos han de estar suficientemente informados de cómo actuar
ante una emergencia, así como la evolución de ésta y sus consecuencias, para lo
cual los poderes públicos dirigirán esta información a través de los medios de
comunicación.

Debe existir una información completa y extensiva sobre riesgos,


medios, recursos, organización y actuaciones en ambas direcciones entre las
Administraciones y con los ciudadanos que tienen el deber de
colaborar.

Planificación 
Toda acción de protección civil, por simple que sea, debe obedecer a una
previa planificación. Los planes de emergencia regulan la actuación de los
órganos que integran el sistema de protección civil en los correspondientes
ámbitos territoriales o especiales, obedeciendo a unos criterios generales
Objetivos y comunes que aseguren una coherencia entre todos ellos y su posible
Fines integrabilidad.

Pág. 69
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

La organización de los servicios de protección civil, desde el punto de


vista laboral, podríamos decir que es entendida en España casi de 17 maneras
diferentes, debido a la división territorial y al Estado de las Autonomías. El
grado de especialización y dedicación de los trabajadores, y todo aquello que
afecta a la seguridad y salud en el trabajo no se aborda de manera unitaria o
normalizada en todo el territorio nacional. Los requisitos exigidos en materia de
prevención de riesgos laborales están inspirados en una política de mínimos.
Estos aspectos propician la desigualdad en cuanto a recursos humanos y
técnicos, así como la disparidad en los modelos de gestión y contratación del
personal y de los medios. Así pues, podemos encontrar zonas de España en las
que los Servicios de protección civil trabajan a nivel profesional, otras en que
solo dependen del voluntariado, otras que tienen servicios mixtos voluntario
profesional. Estas diferencias son grandes a nivel de comunidad autónoma en
cuanto a salarios, turnos de trabajo, periodos de trabajo pero se hacen más
significativas si lo trasladamos a nivel local (Municipal). En este sentido, resulta
Límites arriesgado pretender tener un servicio de protección civil profesional basado en
internos y diferencias laborales, formativas y contractuales entre las diferentes
externos administraciones que tienen responsabilidad en el sistema. A nuestro modo de
ver, esto puede suponer una gran limitación, tanto para el desarrollo profesional
del colectivo como para la calidad del servicio que se presta a la población.
La delegación de las competencias en materia de Protección Civil y
Gestión de Emergencias a las Comunidades Autónomas por parte de la
Administración General del Estado, puede facilitar el desequilibrio de las
balanzas y, las diferencias competitivas y de profesionalidad entre los diferentes
colectivos de iguales.
Así mismo, en términos generales, a dependencia funcional o, lo que es
lo mismo, el Mando del operativo va a variar en función del ámbito territorial en
el que se desarrolle la situación de emergencia.
En definitiva, aunque existe la figura del Mando Único en la gestión de
las emergencias, el hecho de que haya diversidad de colectivos implicados,
diferentes Administraciones Públicas titulares de los mismos y, variedad de
empresas públicas y privadas concesionarias de la contratación del personal,
limita y dificulta, tanto interna como externamente, la gestión del personal, tanto
en el día a día como a la hora de desarrollar su cometido, la atención a la
emergencia.

Pág. 70
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

La estructura organizativa del Sistema de Protección Civil español


refleja los niveles básicos en los que se articulan las Administraciones
Públicas:

 Nivel Estatal
 Nivel Autonómico
 Nivel Local
A cada uno de estos niveles de intervención corresponderá una propia
estructura de protección civil para el desarrollo de las funciones que son de
su competencia.
Es necesario a la hora de examinar los órganos que actúan en el
sistema de protección civil en España el diferenciar, en cuanto a las
funciones que tienen encomendadas, dos aspectos. Por una parte aquellos que
tienen competencia en la elaboración, aprobación, homologación y
mantenimiento de la eficacia de los Planes de protección civil; y por otro
lado, estarían los que se encargan de la aplicación de tales Planes en las
situaciones de emergencia.
NIVEL ESTATAL
De acuerdo con lo que establece la Ley 2/1985, sobre protección
Composición civil, se establece una estructura en materia de dirección y coordinación. A
tales efectos, el Gobierno es el órgano superior de dirección y coordinación
de la Protección Civil, y más concretamente el Ministerio del Interior. El
Ministro del Interior puede en los casos en los que la naturaleza de la
emergencia así lo aconseje, delegar todo o parte de sus funciones en el
Presidente de la Comunidad autónoma o de la entidad local afectada.
Y dentro de este Ministerio del Interior es concretamente a la
Dirección General de Protección Civil y Emergencias a la que corresponde el
ejercicio de las competencias del Ministerio del Interior, y las funciones que
señala el Real Decreto 1599/2004, de 2 de julio, por el que se desarrolla la
estructura orgánica básica del Ministerio del Interior. En él se establece que
el Ministerio se estructura en dos grandes organismos, por una parte la
Secretaria de Estado de Seguridad y por otra parte la Subsecretaria del
Interior de la que depende la Dirección General de la Protección Civil y
Emergencias.
Comisión Nacional de Protección Civil
En el Real Decreto 1547/1980, de 24 de julio, sobre reestructuración
de la protección Civil, se creó la Comisión Nacional de Protección
Civil como órgano coordinador, consultivo y deliberante en la materia
Más tarde, la Ley 2/1985, sobre Protección Civil, en su artículo 17,
determina las funciones y composición de la Comisión Nacional de
Protección Civil, remitiéndolo en cualquier caso su fijación a un posterior
desarrollo reglamentario que se produjo con la aprobación del Real Decreto
888/1986, de 21 de marzo, sobre composición, organización y régimen de
funcionamiento de la Comisión Nacional de Protección Civil. Este RD ha

Pág. 71
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

sido modificado en repetidas ocasiones al objeto de adaptarlo a las sucesivas


reestructuraciones producidas en la Administración General del Estado,
finalmente para su adaptación a las modificaciones de la estructura
administrativa, y con objeto de mejorar el ejercicio de las funciones que la
Comisión Nacional de Protección Civil ha de desempeñar como
instrumento de coordinación interadministrativa fue sustituido por el Real
Decreto 976/2002, de 20 de septiembre, por el que se regula la
composición y régimen de funcionamiento de la Comisión Nacional de
Protección Civil.
a) Composición y funcionamiento.
La Ley señala que tal Comisión está integrada por los
representantes de a Administración del Estado además de un
representante designado por los Órganos de Gobierno de cada una de las
Comunidades Autónomas.
La Comisión Nacional de Protección Civil puede funcionar en Pleno
o en Comisión permanente.
Asimismo, se prevé que además de funcionar en Pleno y en
Permanente, para el estudio de aspectos concretos, dentro de las
competencias de la Comisión Nacional de Protección Civil, se pueden crear
Comisiones técnicas o grupos de trabajo. La creación de estas Comisiones
o de los grupos de trabajo es una decisión del Pleno de la Comisión
Nacional de Protección Civil o de la Comisión permanente en cuyo caso la
elevará después al pleno.
Composición

NIVEL AUTONÓMICO
Las Comunidades Autónomas elaborarán y aprobarán sus
correspondientes Planes Territoriales, así como los Planes Especiales cuyo
ámbito territorial de aplicación no exceda del de la propia Comunidad
Autónoma.
La dirección y coordinación de tales Planes será ejercida por la
correspondiente Comunidad Autónoma, salvo cuando sea declarado el interés
nacional según lo previsto en el artículo 1.2 de la Norma Básica de
Protección Civil.

La Comisión de Protección Civil de la Comunidad Autónoma


Estas Comisiones están compuestas por al menos tres
representantes de la administración del Estado, designados por ella, además
de representantes de la Comunidad Autónoma y de las corporaciones locales
incluidas en su ámbito territorial.
Cada una de las Comunidades Autónomas tiene competencia para
dictar los reglamentos de organización y funcionamiento de estas
Comisiones.
NIVEL LOCAL
La Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del Régimen

Pág. 72
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Local (LBRL) establece competencias tanto para los Municipios como para
sus Alcaldes en materias relacionadas con la protección civil. Así el artículo
25.2.c) determina que el Municipio ejercerá, en todo caso, las
competencias de protección civil, prevención y extinción de incendios, en
los términos que se señalen por la legislación del Estado y de las
Comunidades Autónomas.
Ahora bien, la prestación de aquellos servicios, a tenor de lo dispuesto
en el artículo 26 de la Ley 7/1985, sólo es obligatoria para los Municipios
con población superior a 20.000 habitantes, pudiendo solicitar de la
Comunidad Autónoma respectiva la dispensa de esta obligación cuando, por
sus características peculiares, resulte de imposible o muy difícil
cumplimiento el establecimiento y prestación de dichos servicios por el
propio Ayuntamiento. Estas circunstancias han motivado que los Municipios
que no llegan al límite de población se hayan despreocupado de regular y
planificar adecuadamente sus actuaciones en las emergencias que sucedan
en su término municipal. La aprobación de planes municipales de emergencia
es más bien escasa en los pequeños Municipios.
No debemos olvidar que el Alcalde en su condición de Presidente de
la Corporación, ostenta la atribución de “… adoptar personalmente y bajo
su responsabilidad, en caso de catástrofe o infortunios públicos o grave riesgo
de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas, dando cuenta inmediata
al Pleno”. Estos mandatos imperativos vienen recogidos en el artículo 21. j)
Composición de la Ley de Bases de Régimen Local y artículo 41,24 del Reglamento de
Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales
(ROF) aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre (BOE nº
305, de 22-12-86). Corrección de errores en BOE nº 12, de 14.1.87).
Por otra parte, la Ley de Protección Civil y el Real Decreto
1378/1985, de 1 de agosto, sobre medidas provisionales para la actuación en
situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o
calamidad pública, contienen diversos preceptos en los que se señala al
Municipio como Administración Pública facultada para el ejercicio de
competencias en materia de protección civil, a través de sus propios servicios,
con la posible colaboración de otras administraciones y particulares con sede
en el término municipal.
Las actuaciones sobre protección civil, respecto a la esfera local,
corresponderán “al Municipio, mediante los servicios municipales
relacionados con la materia, con la posible colaboración de otras
Administraciones o particulares con sede en el término Municipal de interés
para la protección civil”. En el punto 3º del citado artículo recoge que “los
órganos competentes de las Entidades Locales… podrán desarrollar las
acciones a que se alude…, con la asistencia de la correspondiente Comisión
de Protección Civil, cuya organización y funcionamiento podrán establecer
en el ejercicio de la potestad de auto-organización atribuida a las mismas por
la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local”.

La dirección y coordinación de las actuaciones de emergencia,


siempre que la misma no rebase el término municipal, corresponderá al

Pág. 73
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Alcalde. Ademas, de las directrices emanadas de la Norma Básica de


Protección Civil se extrae la necesidad de que los Municipios,
independientemente del tamaño de su población, hayan de realizar u esfuerzo
para fijar una estructura organizativa del servicio de protección civil
municipal, porque en definitiva, el Alcalde es el Jefe Local de
Protección Civil.

En todo caso, las Diputaciones Provinciales han de asistir a los


Municipios para asegurar el establecimiento y adecuada prestación de los
servicios municipales, entre ellos el de protección civil, prevención y
extinción de incendios, a tenor de lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley
reguladora de las bases del Régimen Local. Subsidiariamente, pues, es
responsabilidad de las Diputaciones garantizar el funcionamiento de las
actividades de protección civil en todos los Municipios que no excedan de
Composición los 20.000 habitantes, incorporando al Plan Provincial de Protección Civil
que han de elaborar y aprobar dichas Diputaciones, el desarrollo de las
funciones que corresponden a los pequeños municipios cuya capacidad es
insuficiente para hacer frente por sí solos a las emergencias que sucedan en
su término municipal.

FUNCIONES BÁSICAS DE LA PROTECCIÓN CIVIL

Son las siguientes:

 Previsión

Funciones Analizar los supuestos de riesgo, su causa y efectos, así como las zonas
que pudieran resultar afectadas

 Prevención
Adoptar las medidas necesarias para evitar o reducir las situaciones de
peligro, con los medios disponibles

 Planificación

Pág. 74
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Elaborar los planes de emergencia, las líneas de actuación, para hacer


frente a las situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública

 Intervención
Coordinar y dirigir la intervención de todos los elementos componentes
de la protección civil, para la protección y socorro de las personas y sus
bienes.

 Rehabilitación
Asistir a los órganos institucionales competentes en la planificación y
actuación de medidas para el restablecimiento de los servicios públicos
esenciales y de las condiciones socioeconómicas y ambientales, indispensables
para normalizar la vida de las comunidades afectadas.

FUNCIONES A NIVEL ESTATAL


Las funciones que le corresponden al Ministro del Interior en
materia de Protección Civil son:
a) Elaboración de la norma básica de Protección Civil, los planes
Funciones especiales de ámbito estatal o que afecten a varias comunidades autónomas
y sus correspondientes reglamentos.
b) Realizar un catálogo nacional de recursos movilizables de
emergencias, integrando en este los recursos que resulten de los planes
territoriales especiales.
c) Desarrollar las normas de actuación que apruebe el Gobierno en
materia de Protección Civil
d) Ostenta la superior dirección, coordinación e inspección de las
acciones y los medios de ejecución de los Planes de Actuación Civil.
e) Puede requerir a las Administraciones Públicas,
organizaciones privadas y ciudadanos la colaboración para la realización de
simulacros o ejercicios prácticos de control de emergencia
f) Disponer la intervención de las fuerzas y cuerpos de
seguridad y solicitar al Ministro de Defensa la colaboración de las Fuerzas
Armadas.
g) Solicitar a las autoridades locales y autonómicas la
intervención de sus cuerpos de policía y otros servicios relacionados con la
protección civil, que actuaría bajo la dirección de sus mandos naturales.

FUNCIONES DE LA COMISIÓN NACIONAL DE


PROTECCIÓN CIVIL.

La Comisión nacional de Protección Civil es un órgano

Pág. 75
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

colegiado que tiene como finalidad esencial el conseguir una adecuada


coordinación entre los órganos de la Administración Central del Estado y
las Comunidades Autónomas. Las funciones concretas que tiene asignadas
en el ya citado artículo 17 de La Ley 2/1985 son:

a. Informar las normas técnicas que se dicten en el ámbito nacional


en materia de Protección Civil.
b. Elaborar los criterios necesarios para establecer el catálogo de
recursos movilizables en casos de emergencia, sean públicos o privados.
c. Participar en la coordinación de las acciones de los órganos
relacionados con la Protección Civil.
d. Informar las disposiciones y normas reglamentarias que, por
afectar a la seguridad de las personas o bienes, tengan relación con la
protección Civil.
e. Proponer la normalización y homologación de las técnicas y
medios que puedan utilizarse para los fines de Protección Civil.
f. Homologar los planes de Protección Civil cuya competencia
tenga atribuida.
La Comisión Nacional de Protección Civil tendrá también el carácter
de Comité Español de la Estrategia Internacional para la Reducción de
Desastres, con las funciones siguientes:
a. Conocer los criterios, directrices e iniciativas de las
Administraciones públicas en relación la prevención y mitigación de riesgos
de carácter catastrófico.
Funciones b. Promover iniciativas de las diferentes e iniciativas de las
Administraciones públicas y de las entidades privadas, para la realización
de actuaciones que contribuyan a la mejora de la prevención y mitigación de
riesgos de carácter catastrófico.
c. Promover el desarrollo de una cultura social preventiva en
relación con los riesgos catastróficos.
d. Conocer y difundir los informes, recomendaciones, directrices y
programas emanados de los órganos de las Naciones Unidas encargados de
la puesta en práctica de la Estrategia Internacional para la Reducción de
Desastres.
e. Fomentar la participación y la coordinación de actividades de las
distintas Administraciones públicas, entidades privadas y personal
especializado, en programas de cooperación internacional relativos a
prevención y mitigación de desastres.

FUNCIONES DE LA COMISIÓN PERMANENTE


a) Asegurar la continuidad de la Comisión Nacional de Protección
Civil en los períodos comprendidos entre los sucesivos Plenos.
b) Elaborar criterios, estudios, propuestas e informes sobre
programas, planes y procedimiento de actuación.
c) Estructurar y efectuar el seguimiento y evaluación de las
actividades de las comisiones técnicas y grupos de trabajo.

Pág. 76
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

d) Todas aquellas funciones cuyo ejercicio le sea delegado por el


Pleno o le sean encomendadas expresamente por éste.

FUNCIONES A NIVEL AUTONÓMICO

a. Informar las normas técnicas que se dicten en su ámbito territorial en


materia de Protección Civil.
b. Participar en la coordinación de las acciones de los órganos
relacionados con la Protección Civil.
c. Homologar los planes de Protección Civil cuya competencia tenga
atribuida.

FUNCIONES A DESARROLLAR POR LA ADMINISTRACIÓN


LOCAL EN MATERIA DE PROTECCIÓN CIVIL

a) Dirección y coordinación de las actuaciones relacionadas con la


protección civil en situaciones de emergencia siempre que éstas no rebasen el
respectivo término municipal.
Esta facultad corresponde al Alcalde, el cual determinará con
carácter general o para cada caso concreto, cuando las circunstancias lo
requieran, quién debe asumir el mando único en la dirección de las actuaciones
en la zona siniestrada, si bien en tanto no se prevea a la designación de tal
mando, dicha dirección y coordinación queda bajo la responsabilidad del
Funciones propio Alcalde, asesorado por los responsables de los servicios
municipales intervinientes.
b) Aprobación de los respectivos Planes Territoriales o Especiales de
Emergencia, de ámbito municipal, para cuya elaboración están facultados los
Municipios para interesar de cualquier entidad o persona, pública o privada, la
información necesaria al efecto.
c) Aplicación de dichos Planes y movilización de los servicios y medios
necesarios en las situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad
pública.
d) Promoción de autoprotección corporativa y ciudadana, para lograr
que la población se organice y haga frente, con sus propios medios, a las
situaciones de emergencia.
e) Revisión del cumplimiento de los Reglamentos y Ordenanzas sobre
seguridad de empresas, actividades edificaciones, industrias, medios de
transporte colectivo, espectáculos, locales y servicios públicos.
f) Ejercicio de la potestad sancionadora de las infracciones que se
cometan contra lo dispuesto en la legislación vigente, por incumplimientos a
normativas de seguridad y protección civil, en las cuantías legalmente
atribuidas.

Pág. 77
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Funciones

Se entiende por Protección Civil el cumplimiento de algunas o de todas


las tareas humanitarias que se mencionan a continuación, destinadas a proteger a
la población contra los peligros de las hostilidades y de las catástrofes y a
ayudarla a recuperarse de sus efectos inmediatos, así como a facilitar las
condiciones necesarias para su supervivencia. Estas tareas son las siguientes:
1. Servicio de alarma,

2. Evacuación,

3. Habilitación y organización de refugios,

4. Aplicación de medidas de seguridad,

5. Salvamento,

6. Servicios sanitarios, incluidos los de primeros auxilios, y asistencia


religiosa;
Tipos de
intervención 7. Lucha contra incendios;

8. Detección y señalamiento de zonas peligrosas;

9. Descontaminación y medidas similares de protección;

10. Provisión de alojamiento y abastecimientos de urgencia;

11. Ayuda en caso de urgencia para el restablecimiento y el mantenimiento


del orden en zonas damnificadas;

12. Medidas de urgencia para el restablecimiento de los servicios públicos


indispensables;

13. Servicios funerarios de urgencia;

14. Asistencia para la preservación de los bienes esenciales para la


supervivencia;

15. Actividades complementarias necesarias para el desempeño de una


cualquiera de las tareas mencionadas, incluyendo entre otras cosas la
planificación y la organización.

16. Captura y combate de animales peligroso.

INTERVENCIONES DE LAS AGRUPACIONES DE

Pág. 78
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

VOLUNTARIOS DE PROTECCIÓN CIVIL


Son organismos locales formados en exclusiva por voluntarios y
supervisados por personal del Ayuntamiento, normalmente técnicos de
Protección Civil, las funciones de las agrupaciones de voluntarios son las
siguientes:
Prevención
1. Colaborar con los técnicos de Protección Civil a requerimiento de estos
en los estudios de riesgos de la localidad preferentemente orientados a
edificios, locales y establecimientos de pública concurrencia.

2. Colaboración con los técnicos de Protección Civil a requerimiento de


estos en la divulgación de los planes de autoprotección de dichos
centros.

3. Colaboración con los técnicos de Protección Civil a requerimiento de


estos en el mantenimiento de los planes territoriales municipales y planes
de actuación municipal frente a riesgos específicos.
Tipos de
intervención 4. Confección con los técnicos de Protección Civil a requerimiento de estos
a la realización de campañas de información y divulgación a la
población afectada por los distintos riesgos, cumpliendo con las
directrices dadas por el Ayuntamiento.

5. Participación en dispositivos operativos de carácter preventivo (en


grandes concentraciones humanas, vigilancia forestal, etc.), siempre
coordinados por el servicio competente que corresponda.'

Intervención
1. Apoyo a los servicios operativos de emergencia a requerimiento de los
mismos.

2. Colaborar en la atención a afectados en emergencias (evacuación,


albergue, abastecimiento...), siempre coordinados por el servicio que
corresponda.

Pág. 79
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

El marco organizativo general del nivel local, viene dado por el


correspondiente Plan Territorial de Comunidad Autónoma. Este Plan
establecerá que las entidades locales elaborarán sus propios Planes de
Emergencia. En estos casos, la dirección y coordinación de las acciones
previstas en los mismos corresponderá a la máxima autoridad local que, en el
caso de un municipio, es el Alcalde.
Para asegurar que los Planes de ámbito local se han elaborado
conforme a los criterios marcados por parte de la Comunidad Autónoma
correspondiente y asegurar así su integración, estos deberán ser homologados
por la correspondiente Comisión Autonómica de Protección Civil.
Es imprescindible que los Alcaldes designen un Concejal como
Delegado de Protección Civil que les asista en el ejercicio y coordinación
de los servicios locales de protección civil. Además aquellos Ayuntamientos
cuya capacidad económica, alto índice de riesgos, y en todo caso los de
población superior a 20.000 habitantes deberán contar con un
departamento específico de protección civil, con el personal técnico
necesario.
Cómo órgano colegiado de asesoramiento del Ayuntamiento en
acciones de protección civil, es imprescindible disponer de una Comisión
Local de Protección Civil.
Organización Por todo lo anterior expuesto, y a modo de resumen, frente a la
intervención en una emergencia podemos fijar una ESTRUCTURA
COMPETENCIAL que, por las situaciones de emergencia, se clasifican
conforme a los siguientes criterios:

 El ámbito territorial de la emergencia.


 Los medios humanos y materiales que son necesarios para hacer frente
a las emergencias.
 Las consecuencias socioeconómicas que se deriven de las situaciones
de emergencia.
Combinando los tres criterios anteriores, con especial consideración
del ámbito territorial las emergencias tendremos tres clases.
a) Emergencias de ámbito municipal
Aquellas que abarcando exclusivamente el territorio de un solo
término municipal, pueden ser controladas con la utilización de los medios
propios del Ayuntamiento correspondiente, bajo el mando del Alcalde.
b) Emergencias de ámbito comarcal, insular o provincial
Aquellas que afectando a uno o varios términos municipales, pueden
ser afrontadas con los medios propios de la Diputación Provincial, Cabildo
Insular o Mancomunidad de Municipios.
c) Emergencias de ámbito autonómico
Aquellas que afectan a dos o más provincias de una misma
Comunidad Autónoma, bajo el mando del Presidente de la Junta de Gobierno
de la respectiva Comunidad Autónoma.

Pág. 80
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

d) Emergencias de ámbito estatal


Aquellas en las que esté presente el interés nacional, es decir, cuando
concurre alguno de los siguientes requisitos:
1.- Las que requieran para la protección de personas y bienes la
aplicación de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, reguladora de los
estados de alarma, excepción y sitio.
2.- Aquellas en las que sea necesario prever la coordinación de
Administraciones diversas porque afecten a varias Comunidades Autónomas
y exijan una aportación de recursos a nivel supra-autonómico.
3.- Las que por sus dimensiones efectivas o previsibles requieran
una dirección nacional de las Administraciones Públicas implicadas.
La estructura organizativa de los planes territoriales de emergencia en
España sigue el siguiente esquema, con pequeñas variaciones según la
comunidad autonómica.

Organización

De acuerdo con la clasificación de Componentes de la estructura


organizacional por niveles de Gil y Alcover (2005:139), trataremos de
simplificar.
7. Nivel estratégico: En el caso de Protección civil, este nivel recae en el
ministro del interior asesorado por la dirección nacional de protección
civil y emergencias así como la comisión nacional de protección civil y la
comisión permanente
8. Nivel funcional o táctico: Delegación Autonómica en los diferentes
directores regionales de protección civil y emergencias así como en las

Pág. 81
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

delegaciones del gobierno.


9. Nivel operativo: En los Jefes de servicio de la dirección de emergencias.
En los directores provinciales de protección civil. Las agrupaciones de
voluntarios de protección civil, los técnicos municipales de protección
civil.
10. Tecnoestructura: desconocido

Organización
11. Personal de apoyo: desconocido
12. Ideología: desconocido

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

En el Servicio de protección civil, los mecanismos de coordinación son de


supervisión directa, por un lado, y de estandarización, por el otro.
Supervisión directa, puesto que es un Servicio muy estructurado y jerarquizado.
Cada superior inmediato se responsabiliza del trabajo de sus subordinados. Por ejemplo, el
Presidente de la Agrupación de Voluntarios de P.C sería el responsable y coordinador del
trabajo del conjunto miembros de la asociación. Asimismo, por encima de éste, el técnico
municipal de P.C haría esa misma función sobre el Presidente de la agrupación. En el caso
de no existir técnico municipal las funciones de supervisión y coordinación las haría el
alcalde o por delegación del mismo el concejal. A nivel operativo cuando la actuación
exceda el término municipal las labores de supervisión y coordinación pasarían a los Jefes
Provinciales de Protección civil y subdelegados del gobierno. En el caso de que la
intervención exceda las competencias provinciales la supervisión y coordinación será
llevada por el delegado del gobierno y el director de emergencias regional o por delegación
alguno de los jefes de servicio o técnicos de guardia. Ya si es una situación de emergencia
que excede las competencias regionales sería el Director General de Protección Civil por
Delegación del Ministro de Interior el que realizaría estas labores de coordinación y
supervisión.
17. También, se establece un modelo de mecanismo de coordinación por
Estandarización, puesto que el Servicio de protección Civil tiene bien estructuradas
y determinadas las pautas de actuación, tanto en las actividades ordinarias
(programación de tareas diarias), como en las extraordinarias (en caso de
emergencia). Asimismo, están tipificados los principales riesgos profesionales
conocidos, así como los procedimientos de actuación para la prevención de
accidentes y, en su caso, del accidentado.

Pág. 82
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL INSTRUCTOR


DE ESTE SERVICIO DE EMERGENCIAS:
¿En qué El primer factor que ha de tener en cuenta un futuro instructor,
medida las tareas es el contexto en el que se desarrolla la actividad profesional, así como
se dividen en los tipos de tareas y trabajos en función del grado de responsabilidad y
trabajos el nivel territorial en el que se esté trabajando. Otro aspecto, de especial
separados? relevancia, es conocer el vocabulario específico de este tipo de
servicios, conocer las herramientas, maquinaria y vehículos utilizados
en cada una de las tipologías de emergencias que están
protocolarizadas.
Las tareas de los servicios de protección civil se resumen en:
¿Sobre ‐ Preparación física.
qué base se ‐ Formación teórica y práctica.
agrupan los ‐ Prevención de riesgos y emergencias.
trabajos? ‐ Prácticas con herramientas manuales y mecánicas.
‐ Mantenimiento de instalaciones, herramientas, maquinaria y
vehículos.
‐ Elaboración de planificaciones de autoprotección
‐ Intervención en todo tipo de siniestros que tengan que ver con
las labores de protección civil. ( Apoyo a emergencias,
logística, prevención en inundaciones, prevención en eventos
multitudinarios, etc.)
‐ Otras emergencias.
En ocasiones, las tareas pueden ser varias en el contexto de un
mismo escenario de la emergencia, por lo que, en estos casos, conviene
tener una visión global de la tarea.
¿Quién es La responsabilidad de cada Agrupación de Voluntarios recae en
el responsable de su Presidente. No obstante, el territorio está dividido en zonas o áreas
cada individuo y operativas normalmente delimitadas por los términos municipales y
grupos? provinciales. Cada una de las cuales cuenta con sus respectivos
presidentes o directores. Y como ya se ha comentado, las
responsabilidades van en jerarquía ascendente, dentro de la estructura
piramidal de nivel administrativo y territorial.
¿Cuántos Cada Agrupación de Voluntarios de PC está compuesta :
individuos/grupos ‐ 1 Presidente.
puede dirigir ‐ 1 Secretario
eficazmente un ‐ 1 Tesorero
responsable? ‐ Vocales
‐ Jefes de Servicio
‐ Voluntarios
El Presidente, dependiendo de la dimensión de la Agrupación
suele tener a su cargo varios Jefes de Servicio que se encargan de los
operativos con los voluntarios.

Pág. 83
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

¿Quién La autoridad en la toma de decisiones la tiene el mando natural


tiene la autoridad de la Unidad que es el presidente de la Agrupación de Voluntarios,
en la toma de quien no deja de ser un subordinado en la propia escala de mandos del
decisiones? Servicio. En función de la tarea y de la situación la toma de decisiones
corresponderá a un u otro mando.

¿En qué El funcionamiento del Servicio está regulado por la Ley de


medida los Protección Civil y Gestión de Emergencias, las diferentes legislaciones
empleados y sobre voluntariado, los Planes de emergencia territoriales y los planes
administradores de emergencia especiales, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales,
se regirán por La ley de marco jurídico de las Administraciones públicas, el Estatuto
reglas y normas Básico del Empleado Público y la Ley de Función Pública.
establecidas? En definitiva, todo el Servicio de Protección Civil está
planificado, estructurado y normalizado.

Pág. 84
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

SERVICIO DE EMERGENCIA: COLECTIVO UME- EJÉRCITO

La Constitución establece que las Fuerzas Armadas Españolas (FF.


AA. o FAS), son una organización de carácter militar encargada de garantizar
la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el
ordenamiento constitucional.
Para ello, la estrategia de defensa desde finales del siglo XX, se ha
fundamentado en la proyección internacional de España, como observadores,
como fuerzas de interposición, de mantenimiento de la paz y de ayuda
humanitaria.
Pero las FAS, no son utilizadas solo para ejercer la acciones en el
exterior, también están diseñadas para interactuar con el resto de las
organizaciones estatales e instituciones en múltiples facetas, especialmente en
aquellas dirigidas a proporcionar garantía de bienestar y seguridad a sus
ciudadanos.
El apoyo y ayuda de las FAS a la población civil, cuando se ha visto
afectada por algún tipo de catástrofe o calamidad no es una actividad que se le
Definición ha atribuido en el siglo XXI. El ejército, en los siglos anteriores ya había
intervenido en labores de restablecimiento del bienestar de sus ciudadanos,
tras situaciones de emergencia.
La LO 05/2005, se establece como misiones de la Fuerzas Armadas,
entre otras, que “junto con las Instituciones del Estado y las Administraciones
públicas, deben preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los
supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas”
y entre sus operaciones “la colaboración con las diferentes Administraciones
públicas en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras
necesidades públicas”. Siendo liderados ambos aspectos por la UME.
Finalmente con la Directiva de Defensa Nacional 1/2012, ya especifica
que, la Unidad Militar de Emergencias, es una fuerza conjunta (formada por
personal de los tres ejércitos) que tiene como misión la intervención en
cualquier lugar del territorio nacional y en operaciones en el exterior, para
contribuir a la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de
grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

Tal y como se refiere en el Protocolo de intervención de la UME, la


Unidad Militar de Emergencias, tiene como misión intervenir en cualquier
Objetivos
lugar del territorio nacional y en el exterior para contribuir a la seguridad y
bienestar de los ciudadanos, junto con las Instituciones del Estado y las
Administraciones Públicas, en los supuestos de grave riesgo, catástrofe,
calamidad u otras necesidades públicas, conforme a lo establecido en la Ley
Orgánica 5/2005, de, 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, en la Ley
2/1985, de 21 de enero, sobre protección civil y en el resto de la legislación
vigente.

Pág. 85
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Objetivos La UME siempre ha sido consciente de su papel de apoyo y


colaboración en situaciones de emergencia, asumiendo que la dirección de las
mismas recae sobre los organismos civiles responsables. Además, la Unidad
se prepara para asumir la dirección operativa en el caso de posibles
emergencias declaradas de interés nacional.
Los cometidos que desarrolla la UME son también competencia de
diferentes organismos, tanto en el ámbito nacional como en el autonómico, el
provincial e incluso el local. En el ámbito nacional, las principales
competencias son del Ministerio del Interior a través de la Dirección General
de Protección Civil y Emergencias, del Ministerio de Hacienda y
Administraciones Públicas a través de los delegados y subdelegados del
Gobierno en las comunidades autónomas, estando también implicados el
Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el de Fomento.
En los ámbitos autonómico y provincial, los órganos responsables son las
Consejerías específicas de las comunidades autónomas, incluyendo unidades
de intervención propias de diversa índole. Por último, en el ámbito local
existen entidades de todo tipo (Corporaciones Locales, Unidades de
Protección Civil, Bomberos, Policía Local, etc.) que también desarrollan
cometidos relacionados con las emergencias.
Límites
internos y La gran cantidad de actores implicados en la gestión y resolución de
externos las emergencias obliga a la UME a establecer relaciones a múltiples niveles,
así como a realizar un gran esfuerzo de coordinación con multitud de
organismos y unidades de intervención, tanto a nivel estatal, como autonómico
y local.
La autoridad superior en materia de protección civil es atribuida, según
la Ley 2/1985, al ministro del Interior, quien posee la facultad de disponer la
movilización de los recursos del Estado cuando la intensidad de las situaciones
de emergencia así lo exija o cuando así lo soliciten las comunidades
autónomas. De igual modo, este ministro es el responsable de solicitar la
intervención de las Fuerzas Armadas.
La intervención de la UME posee características diferentes según sea
la intensidad de la emergencia, de tal modo que conviene diferenciar entre una
emergencia declarada de interés nacional y otra, aunque grave, no declarada
así.
La Unidad está alerta 365 días al año y cuando se encuentra en
operaciones de emergencias, mantiene su actividad 24 horas al día con los
relevos que sean necesarios, con la premisa de que el despliegue de la UME
está basado en el principio de desplegar en cualquier lugar del territorio
nacional en menos 3 h, activando los destacamentos que sean precisos para
Composición
ello (por ejemplo en las islas baleares en campaña LCIF).
Los cinco Batallones disponen en sus bases de despliegue de un hangar
de alerta, donde hasta 25 militares, con medios técnicos suficientes, están
prevenidos para, en un plazo máximo de una hora, iniciar su desplazamiento a
la zona de emergencia.
Ésta es la primera unidad de la UME que interviene en caso de ser
requerida. Posteriormente, esta primera unidad será convenientemente

Pág. 86
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

reforzada de forma progresiva, atendiendo al desarrollo de la emergencia y la


Composición
demanda del director de la emergencia así como para garantizar el esfuerzo
sostenido de 24 horas.
Aunque el modo de actuar de la UME es similar para todo tipo de
emergencias, hay que tener en cuenta que el número de personal y materiales
alertados, van cambiando, dependiendo de la campaña en la que se encuentre.
Así encontraremos anualmente, una campaña de LCIF, otra de inundaciones y
otra de tormentas invernales. ¿Quiere decir que la UME sólo actúa con los
Funciones medios que tiene preparados para cada campaña? No. Tiene estructurado un
“sistema de transición” para utilizar los medios que se necesitan dependiendo
de la emergencia. Así, si por ejemplo, ocurre un incendio en la campaña de
tormentas invernales, el personal alertado, dejará los medios alertados en su
base (quitanieves, transporte de personal, etc.), para coger las autobombas y
nodriza necesarias para actuar en primera instancia en un incendio.
La intervención de la UME podrá ser ordenada cuando alguna de las
siguientes situaciones de emergencia se produzca, siguiendo el protocolo
establecido y que analizaremos en el tema de gestión militar:
 Las que tengan su origen en riesgos naturales, entre ellas inundaciones,
avenidas, terremotos, deslizamientos de terreno, grandes nevadas y otros
fenómenos meteorológicos adversos de gran magnitud.

 Los incendios forestales.

 Las derivadas de riesgos tecnológicos, y entre ellos el riesgo químico, el


nuclear, el radiológico y el biológico.

Tipos de  Las que sean consecuencia de atentados terroristas o actos ilícitos y


intervención violentos, incluyendo aquéllos contra infraestructuras críticas,
instalaciones peligrosas o con agentes nucleares, biológicos, radiológicos o
químicos.

 La contaminación del medio ambiente.

 Cualquier otra que decida el Presidente del Gobierno.

Las actuaciones de la UME ante alguna de estas situaciones se


concretan en la planificación, el adiestramiento y la intervención. Sin embargo
la UME no realiza tareas de prevención y sus efectivos actuarán siempre
encuadrados en la unidad a la que pertenecen y dirigidos por sus cuadros de
mando.

La Unidad Militar de Emergencias tiene una doble dependencia:


 Orgánica y operativamente del Jefe de Estado Mayor de la Defensa
(JEMAD).
 Funcionalmente de la Secretaría de Estado de Defensa, de la
Subsecretaría de Defensa y de la Secretaría General de Política de

Pág. 87
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Defensa, en los ámbitos de sus respectivas competencias.


El Jefe de la UME, es un oficial general del Ejército de Tierra, al que le
corresponde su mando, dirección, organización, preparación y empleo
operativo, conforme a lo dispuesto en la doctrina militar y en su protocolo
específico de intervención.
Despliegue de la Unidad Militar de Emergencias
Cuartel General, en Torrejón de Ardoz (Madrid).
Unidad de Cuartel General, en T. de Ardoz (Madrid):
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
Batallón de Transmisiones, en T. de Ardoz (Madrid):
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 Compañía de Transmisiones de Puesto de Mando Fijo.
Organización  Compañía de Transmisiones de Puestos de Mando Desplegables.
I Batallón de Intervención en Emergencias, en T.de Ardoz (Madrid):
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 11 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 12 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 13 Compañía de Ingenieros.
II Batallón de Intervención en Emergencias, en Morón (Sevilla):
Mando y Plana Mayor.
Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 21 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 22 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 23 Compañía de Ingenieros.
 Unidad de Intervención en Emergencias Naturales de Canarias:
– Destacamento en Gando-Telde (Las Palmas).
– Destacamento en Los Rodeos-San Cristóbal de La Laguna (Santa
Cruz de Tenerife).
III Batallón de Intervención en Emergencias, en Bétera (Valencia):
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 31 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 32 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 33 Compañía de Ingenieros.
IV Batallón de Intervención en Emergencias, en Zaragoza:
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 41 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 42 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 43 Compañía de Ingenieros.

Pág. 88
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

V Batallón de Intervención en Emergencias, en San Andrés de


Rabanedo (León):
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 51 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 52 Compañía de Intervención en Emergencias Naturales.
 53 Compañía de Ingenieros.
Regimiento de Apoyo e Intervención en Emergencias, en T. de Ardoz
(Madrid):
 Mando y Plana Mayor.
 Compañía de Plana Mayor y Servicios.
 Grupo de Apoyo a Emergencias.
 Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y
Medioambientales
Además de sus unidades orgánicas, el general jefe de la UME ejerce el
mando operativo permanente de dos unidades dotadas con medios aéreos: el
43º Grupo de Fuerzas Aéreas, perteneciente orgánicamente al Ejército del
Organización Aire, y el Batallón de Helicópteros de Emergencias (BHELEME) II,
perteneciente orgánicamente al Ejército de Tierra.
Fuente: UME

El BIEM es la unidad fundamental con la que cuenta la UME para el


cumplimiento de las misiones asignadas. Interviene en cualquier situación en
la que la UME sea activada, pudiendo hacer frente a todo tipo de situaciones
en las que la vida o integridad de las personas y de sus bienes, el medio
ambiente, los espacios naturales y sus recursos y el patrimonio histórico y
artístico, puedan resultar afectados, de conformidad con lo dispuesto en el
Protocolo de Intervención de la Unidad.
Está mandado por un teniente coronel, y tiene una entidad entre 500 y
600 militares.
Las áreas de responsabilidad y localización de las unidades UME.

Pág. 89
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Organización

Fuente: www.ume.es
Es de señalar que, aunque cada batallón tiene un área de
responsabilidad, eso no quiere decir que no pueda desplazarse a otra zona de
responsabilidad, en apoyo a otro batallón. Así, ha ocurrido en intervenciones
importantes como por ejemplo el incendio de Cortes de Pallás y Andilla
(2012) o el terremoto de Lorca (2011) en el que estuvo implicado personal de
distintos batallones para apoyar al BIEM III.

MECANISMOS DE COORDINACIÓN

La estructura de la UME, hace que, dependiendo del nivel en el que nos encontremos,
el mecanismo de coordinación sea distinto.
Si vemos el organigrama desde el punto de vista del nivel estratégico, hablaríamos
del modelo de estandarización, ya que la UME da la misma formación básica a los miembros
de la misma. La intención de la Unidad es estandarizar el modo de trabajo para lo cual se
elaboran instrucciones para que el trabajo a desarrollar y los procedimientos a seguir para
afrontar una actuación en una emergencia sean similares en todas sus Unidades. Asimismo,
este sistema beneficia que la renovación de personal a medio o largo plazo no afecte a la
metodología de trabajo.
Se realizan ejercicios en los que tengan participación personal de las distintas
Unidades y evaluaciones periódicas, de manera que se analizan los resultados obtenidos y se
ajusta el método de trabajo.
Asimismo, se ponen en común los conocimientos y experiencias con otros
organismos externos, mediante seminarios y ejercicios conjuntos, aprendiendo así otras
formas de trabajar en el ámbito de las emergencias, mejorando así una intervención conjunta.
En el nivel funcional o táctico, los jefes de cada Batallón, vinculan el nivel
estratégico y el operativo, mediante sus jefes de compañía, siendo aquellos, el enlace entre el
personal interviniente y el jefe de la UME.

Pág. 90
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

A su vez, en el nivel operativo, la organización del personal UME desplegado en la


zona de la emergencia, nos encontramos con la supervisión directa, en la que el jefe de la
sección se responsabiliza del trabajo del personal bajo su mando, coordinándolo por medio
de órdenes o instrucciones y del control de sus acciones, para ejecutar la misión ordenada,
bajo supervisión y aprobación del jefe de Batallón.

ASPECTOS RELEVANTES QUE DEBE CONOCER EL FUTURO


INSTRUCTOR DE ESTE SERVICIO DE EMERGENCIA:
¿En qué medida Si nos centramos en una emergencia dirigida por la Comunidad
las tareas se dividen en
trabajos separados? Autónoma (en el tema de Gestión Militar ya analizaremos el nivel 3 –
Estatal-), se debe destacar que la intervención de la UME (reforzada en
caso necesario por el resto de las Fuerzas Armadas) una vez activado
para afrontar las emergencias, está basada en unidades subordinadas
que desarrollan cometidos bajo la dirección de los responsables de
Protección Civil de las comunidades autónomas, reforzando o
añadiendo las capacidades que poseen estas; pero siempre encuadradas
y dirigidas por sus mandos naturales. El director de la emergencia
asigna los cometidos a la unidad UME, pero es el jefe de la misma el
responsable de llevarlos a cabo.
Dentro de la vicisitud de cada emergencia, cada interviniente
tiene una misión asignada, lo cual no quiere decir, que ante una
incidencia no pueda realizar otra distinta si así se lo ordena su mando
natural. Por ejemplo, en el caso de LCIF, existe la figura del
interviniente, bien sea punta de lanza, bien portador de mangueras, lo
cual no quiere decir que no se puedan cambiar los papeles en un
momento dado si la situación lo requiere y tenga la formación
necesaria para ello.
¿Sobre qué base La estructura organizativa de una Unidad de intervención de la
se agrupan los trabajos?
UME está muy marcada y los trabajos están basados en la misma. A su
vez, hay que tener en cuenta los empleos militares, que también
marcan la responsabilidad dentro de la estructura.
¿Quién es el Si nos centramos en la estructura del Batallón, en primer lugar
responsable de cada
individuo y grupos? nos encontramos con el teniente coronel jefe del mismo, responsable
de toda la Unidad desplegada, y conforme vayamos bajando al nivel
operativo, están los jefes de compañía, los jefes de sección, jefe de
pelotón y jefe de equipo.
¿Cuántos Depende de la entidad de la emergencia y el personal
individuos/grupos puede
dirigir eficazmente un desplegado.
responsable?
En la UME, un mando puede dirigir sobre el terreno como
mínimo, una sección (50 militares) de forma eficaz y de manera
directa, ejecutando su trabajo con eficiencia, para realizar la misión

Pág. 91
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

asignada. Teniendo en cuenta, que si hubiera dos secciones


desplegadas, se desplazaría como mínimo un jefe de compañía para
dirigir a ambas, aunque cada sección mantuviera a su jefe sobre el
terreno.
3. ¿Quién tiene la Depende de la entidad de la misma. En primera instancia el jefe
autoridad en la
toma de del personal desplegado (jefe del personal de primera intervención).
decisiones? Pero siempre debe darlas a conocer a su puesto de mando UME, éste,
tiene que valorar si la decisión precisa autorización del nivel superior,
para lo cual debe solicitar permiso a su puesto de mando para poder
realizarla.
¿En qué medida La UME es un estamento militar y como tal, los intervinientes
los empleados y
administradores se deben regirse totalmente por las reglas y normas establecidas en el
regirán por reglas y mismo.
normas establecidas?

Pág. 92
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

1.3. TIPOS Y CARACTERÍSTICAS DE LOS SERVICIOS DE


EMERGENCIA
El aspecto más importante frente a las emergencias es salvaguardar la vida, bienes y el
medio ambiente. Todos ellos pueden estar amenazados por diferentes aspectos, y esto ha
llevado a la organización por ámbitos, así podemos hablar de distintos tipos de emergencias:

 Emergencias Médicas. Relacionadas con la salvaguarda de la vida (Personal


Sanitario).

 Emergencias de seguridad. Relacionadas con el orden público y la defensa de los


estados: las policías, el ejército y los entes privados de seguridad (vigilantes).

 Emergencias de rescate. Los cuerpos de rescate son: Bomberos, Equipos


especializados, buceo, escalada, salvamento y desescombro y la UME (Unidad Militar
de Emergencia).

En la sociedad moderna no podemos desatender los servicios de prevención, que tienen la


función de diseñar y ejecutar entornos con mayor seguridad, los cuerpos técnicos de las
administraciones.

La mejor lucha contra las emergencias y catástrofes es


siempre en la prevención.

Las crisis desafían a los servicios de emergencia a dar respuesta eficaz frente a
situaciones de riesgo o grave riesgo. Así pues no sólo los servicios tradicionales de
emergencia (policía, bomberos y equipos médicos de emergencia), han de estar preparados
para las crisis, sino también las organizaciones privadas, aquellas sin fines de lucro, así como
un amplio espectro más amplio de servicios pertenecientes al sector público (por ejemplo,
salud pública, transporte público, etc.).

La principal característica de las Emergencias es que la eficacia de la gestión, por


ejemplo, en un rescate no depende únicamente de un servicio, cada uno de ellos tiene unos
cometidos, unas funciones y unas responsabilidades que desarrollan bajo una organización
singular y propia pero que hacen que el rescate se desarrolle en parámetros de seguridad y
eficiencia.

Por ejemplo para que un sanitario pueda realizar una actuación sanitaria con una
víctima, el bombero habrá tenido que rescatarlo del entorno de riesgo y el policía habrá
acordonado la zona y facilitado el acceso a los equipos de rescate.

Pág. 93
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

1.4. FUNCIONES GENERALES DE LOS SERVICIOS DE


EMERGENCIA

Se exponen las funciones y cometidos de los diferentes servicios de una manera muy
genérica como introducción para profundizar en capítulos posteriores. En general las
funciones son las que se van a exponer, aunque en situaciones de catástrofe los servicios se
ven obligados a compartir e interaccionar directamente, así que podremos ver, a un Policía
rescatando, a un bombero haciendo una RCP a una víctima y a un sanitario generando un área
de seguridad.

Los servicios de
Rescate recaen
principalmente en el colectivo de los bomberos,
pero también en otros colectivos como equipos
de rescate especiales (buceadores,
escaladores, especialistas en salvamento y
desescombro y en situaciones catastróficas),
la UME (Unidad Militar de Emergencia).

Los bomberos también tienen otros cometidos a parte del principal del rescate a
víctimas, como son: el control de incendios, escapes químicos, rescates en ascensores, etc….

Los sanitarios, tienen el cometido principal de la salvaguarda de la vida, procediendo


al cuidado sanitario de las víctimas, atención en el siniestro, transporte e intervenciones de
todo tipo en los hospitales, ya sean oficiales o de campaña.

Los cuerpos y servicios de seguridad entre sus funciones van a mantener el orden
público, muy importante en cualquier situación pero mucho más en las situaciones de
emergencia, generando aéreas de intervención seguras y garantizando el acceso al resto de
servicios.

Pág. 94
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Un colectivo que cada vez va tomando más peso en la sociedad, es el voluntariado,


que colabora e interviene bajo el amparo de las administraciones como las organizaciones
denominadas como “voluntarios de protección civil”, al igual que los técnicos municipales,
que en las emergencias tienen que asumir responsabilidades como por ejemplo: valorar
estructuras inestables después de derrumbamientos por seísmos o patologías o después de
incendios, teniendo que informar y decretar la evacuación de un edificio y gestionar alojo en
catástrofes en edificios públicos.

Como ya podemos observar existen una gran cantidad de intervenciones que llevan a
cabo los servicios, cada uno de ellos con sus organizaciones y protocolos de intervención. Por
ejemplo el acceso a una víctima de un accidente o un derrumbamiento, conlleva multitud de
tareas.

Todos los servicios operativos tienen asumido que el


éxito de las operaciones de salvamento y rescate van
unidas a la formación y adiestramiento de los cuerpos
y servicios intervinientes.

Es común para todos, la realización de las intervenciones


con rapidez pero sobre todo con seguridad para los
rescatadores y las víctimas.

Todo ello implica la necesidad de una adecuada formación y adaptación a la


singularidad de los cuerpos y servicios de emergencia. La figura del formador de los
Servicios de Emergencia es relevante para conseguir los objetivos del servicio, por lo que
debe conocer las funciones, responsabilidades, técnicas y destrezas de los mismos. En estos
colectivos los instructores gozan de un gran prestigio y respeto profesional.

Pág. 95
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

La formación que van a recibir


los futuros instructores va a ser de gran
utilidad para los servicios y repercutirá
directamente en la eficiencia de las
intervenciones de cada profesional en su
respectivo servicio.

Pág. 96
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

2. FORMACIÓN: REQUISITO EN EL DESEMPEÑO


PROFESIONAL

2.1. ANTECEDENTES

Exponemos algunos de los antecedentes más relevantes de lo que ha supuesto a lo


largo del siglo XX, hasta nuestros días, la formación en las organizaciones. Pensamos es clave
para entender todo lo que en el módulo se abordará de cara a diagnosticar necesidades de
formación, planificar acciones formativas, gestionarlas y evaluarlas.

La lectura de este apartado ayudará a entender mejor cómo las organizaciones, con el
paso del tiempo, han ido poniendo la atención en la formación como agente de cambio. La
formación existe porque existen las personas y la evolución de éstas dentro de la organización
ha tenido, tiene y tendrá una gran repercusión en la formación en las organizaciones (Pineda,
2011).

Uno de los documentos de más trascendencia social del siglo XX lleva por título The
Principles of Scientific Management, publicado por Frederick W. Taylor en 1911. El libro
versa sobre la Organización Científica del Trabajo cuya aplicación de sus principios se hace
paradigmática en la cadena de montaje de automóviles de Henry Ford incrementando la
productividad. Ford consiguió fabricar coches a un ritmo rápido con empleados que poseían
habilidades relativamente escasas. De una manera brillante, lo reflejó Charles Chaplin en su
película Tiempos Modernos. No cabe duda que la obra de Taylor ha supuesto un antecedente
en las teorías de gestión organizativas.

Henry Fayol (1910-1920) completa el trabajo


iniciado por Taylor centrándose en la estructura general
de la organización. Se atreve a formular la gestión como
una secuencia de planificación, organización, mando,
coordinación y control (Palací, 2011).

Secuencia que, aún hoy en día, sigue vigente


como la directriz de los procesos de dirección, si bien las
funciones de mandar y coordinar han ido sustituyéndose
  por la de liderar. 

Henry Gantt, discípulo de Taylor, cuya investigación se centró en la teoría de las


organizaciones desde el análisis de las relaciones humanas, fue pionero con su propuesta de la
cooperación armónica entre la administración y los trabajadores subrayando la importancia de
la enseñanza para capacitar a los trabajadores.

Pág. 97
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Situándonos en la misma fecha, 1920, la teoría de la burocracia de Max Weber supone


el primer modelo teórico que ofrece una visión estructural de la organización y aborda su
estudio desde un nivel global (Peiró, 1983). Weber pretende demostrar que la organización
burocrática es una solución racional a las complejidades de los problemas. Insiste Weber en el
papel fundamental de las reglas escritas y los procedimientos formalizados para conseguir la
eficacia, a través del logro de un alto grado de coherencia en la gestión de la organización.

La década de 1930, del siglo XX, dio paso a modelos teóricos de organización en los
que el énfasis recaía sobre las personas como tales. Es el caso de Elton Mayo y su
experimento denominado Hawthorne sobre la iluminación en la Western Electric Company.
Tuvo la iniciativa de consultar a los trabajadores acerca de los niveles adecuados de
iluminación no tanto por la mejora en la iluminación, sino por la motivación que genera el
hecho de consultar a las personas miembros de una organización sobre aspectos que les atañe.

Mayo estaba convencido de que se podía comprar el


tiempo de un hombre y su trabajo, pero no su lealtad, su
entusiasmo y su iniciativa. Estas cosas decía él mismo, “hemos
de ganárnoslas”.

La investigación de Mayo y un estudio estadístico de gran magnitud realizado por


Herzberg (1950-1960) y las conclusiones que de esta investigación se desprenden, se han
convertido en un clásico en cuanto a los factores motivadores (trabajo, éxito, consideración,
respeto, etc.) e higiénicos (salarios, salud laboral, protección social, etc.) en las
organizaciones.

Las dos ideas que sostienen la tendencia actual a la formación y resumen la teoría de
Herzberg, llevándola a la práctica son:

 Crear dentro de la organización condiciones que permitan


que los factores higiénicos no provoquen insatisfacción
(salarios razonables, condiciones ambientales adecuadas,
políticas justas, etc.);

 Rediseñar cada puesto de trabajo de forma que resulten


más enriquecedores para el trabajador (incrementar la
responsabilidad, la autonomía, la posibilidad de desarrollo
personal, etc.).
 

El libro que más ha influido en la gestión de las organizaciones es el escrito por Peter
Drucker en 1954 que lleva por título The Practice of Management y que sienta las bases para
el análisis teórico y la puesta en práctica de una gestión eficaz.

Pág. 98
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 1. Necesidades de la pirámide de Maslow


NECESIDADES  DESCRIPCIÓN  EJEMPLO  
MUNDO LABORAL 
Supervivencia:  alimento,  agua, 
Sueldo 
FISIOLÓGICAS  protección  inclemencias  del  tiempo, 
Servicios médicos. 
etc. 
Condiciones mínimas de 
Protección  contra  peligros  o 
salud laboral; 
amenazas físicas, de tranquilidad, no 
SEGURIDAD  Plazo aceptable de 
ambigüedad, orden, de instituciones 
contrato de trabajo; 
que proporcionen seguridad, etc. 
Seguridad de una jubilación. 
De  pertenecer  y  ser  aceptado  por 
algún  grupo  y  de  recibir  y 
proporcionar afecto. 
Se  da  únicamente  cuando  se  han 
satisfecho  las  necesidades  Sentimiento de pertenencia a la 
SOCIALES 
anteriores.  El  ser  humano,  una  vez  organización y al departamento en 
(AFILIACIÓN) 
satisfechas  sus  necesidades  básicas,  que se trabaja. 
y  si  no  se  siente  amenazado, 
necesita  sentir  que  pertenece  a  un 
grupo (familia, amigos, organización, 
etc.).  
De  aprecio  y  estima.  La  persona 
Estatus que se disfruta y las 
necesita  estimarse,  tener  confianza 
características y comodidades del 
en  sí  misma,  tener  un  concepto 
AUTOESTIMA  puesto de trabajo. 
positivo  de  su  personalidad,  de  sus 
Satisfacción personal con el trabajo 
capacidades,  de  su  competencia, 
realizado. 
etc. 
De  desarrollar  las  potencialidades 
personales  (dar  de  sí  todo  lo 
posible),  ser  creativo,  expresarse,  Satisfacción personal con el puesto 
enfrentarse  a  nuevos  retos,  etc.  Se  de trabajo y las condiciones que lo 
AUTORREALIZA
da  cuando  se  han  cubierto  las  enmarcan así como con el trabajo 
CIÓN 
necesidades  anteriores.  Nunca  se  realizado; satisfacción que mueve a 
satisface  porque  la  persona  tiene  querer mejorar en el mismo puesto
posibilidades  y  capacidades 
ilimitadas. 
 
Fuente: Silva et al., (2008:95)

Abraham Maslow (1950-60) en su Teoría de la Jerarquía de las Necesidades (Robbins,


2004; Silva et al., 2008) establece, en una pirámide de 5 niveles, las siguientes necesidades
para explicar que solo se atienden necesidades superiores (de socialización, de autoestima y

Pág. 99
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

de autorrealización) cuando se han satisfecho las inferiores o más básicas (fisiológicas y de


seguridad).

Su teoría sigue siendo clave para entender e incentivar la motivación en la gestión de


las organizaciones. En la tabla 1, recogemos estas necesidades, su descripción y un ejemplo.

¿Por qué hacer alusión a la Teoría de Maslow?

Porque pensamos que es relevante para entender que de la motivación de las


personas que forman una organización depende, en gran parte, su éxito como tal.

Motivación para formarse, motivación para responder a las


demandas que el puesto de trabajo va exigiendo.

A partir de 1960, la teoría de gestión y su aplicación práctica, aumentan


considerablemente y ganan interés. Se incorporan a la gestión de las organizaciones las
escuelas de Calidad Total haciendo énfasis en la responsabilidad y, por lo tanto, en la
autoridad de los trabajadores que están en la primera línea de operaciones (Silva et al.,
2008).

El individuo recobra el protagonismo como persona, no solo como empleado, lo


que revierte en una descentralización de muchas de las funciones de la organización y una
transferencia de autoridad (empowerment).

Ante el crecimiento que están sufriendo de


las estructuras organizacionales, han surgido, en las
últimas décadas, nuevas tendencias tales como
“mentoring” o “coaching” o “círculos de calidad”
que no son más que nuevas modalidades formativas
para complementar otras ya existentes en la
organización, tanto presenciales como a distancia en
el puesto de trabajo para garantizar el éxito de las
organizaciones (Pineda, 2005).

Se están imponiendo nuevos planteamientos en el liderazgo y gestión de


organizaciones intentando dar respuestas innovadoras a la necesidad de rejuvenecimiento
de las organizaciones, mejora de la competitividad y necesidades de los trabajadores
poniendo el énfasis en la formación de las personas como clave para el cambio.

Pág. 100
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

El asentamiento de la cultura de la formación en las organizaciones ha ayudado a


desmontar ciertos mitos que siempre han existido sobre la formación (Chang, 1998). Estas
tendencias como puede observarse en la parte derecha de la tabla 2 sentarán la base de lo
que expondremos en el diseño de la formación.

Tabla 2. Mitos sobre la formación y tendencias a desmitificarlos


TENDENCIA QUE HA AYUDADO A LA 
MITO SOBRE LA FORMACIÓN 
DESMITIFICACIÓN 
 Exige planificación, evaluación, seguimiento y 
Es un acontecimiento aislado 
consolidación 
Es una experiencia que se da solo en el   Ha  pasado  a  desarrollarse  en  el  puesto  de 
aula  trabajo 
 La  documentación  es  un  elemento  más  pero 
Una  buena  documentación  garantiza  no suficiente.  
el éxito de la formación   La  autoformación  ha  de  ser  complementada 
con heteroformación 
 Para  que  el  formador  eficiente  imparta  una 
Un  formador  eficiente  imparte  una  formación  eficaz  ha  de  haber,  además, 
formación eficaz  material  de  enseñanza  y  recursos  necesarios 
para garantizar el éxito de la formación 
 La  formación  de  éxito  debe  mantenerse 
Se  da  por  finalizada  una  vez  evaluado 
operativa  meses  después  de  terminar  las 
el programa 
sesiones de formación 

2.2. CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS DE LA FORMACIÓN

La formación puede definirse como:

“Proceso sistemático y continuo a través del cual se


tratan de modificar o desarrollar las competencias de los
alumnos, a través de distintas acciones formativas, dentro del
marco definido por los objetivos y planes estratégicos de la
organización” Pereda y Berrocal, 1999:52

En la definición de formación se incluyen las principales características que debe reunir


la formación, si realmente ésta quiere proporcionar un valor añadido y contribuir a la
consecución de objetivos que tiene marcados la organización.

1. Proceso sistemático. La formación no puede entenderse como un conjunto aislado de


acciones, sino como un proceso sistemático y sistémico, ya que las decisiones que se tomen o
las acciones que se desarrollen en cada una de sus fases afectarán a las restantes.

Pág. 101
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

En este proceso, su punto de partida es la definición de las exigencias y necesidades


de formación existentes en la organización, a partir de las cuales se definirán los objetivos
formativos a corto, medio y largo plazo, se diseñarán las acciones formativas, se llevarán a la
práctica dichas acciones y se evaluarán los resultados para confirmar si se han alcanzado los
objetivos definidos, dando lugar al inicio de un nuevo ciclo.

2. Proceso continuo. Para que la formación sea realmente efectiva y contribuya al éxito de la
organización, proporcionando todo su valor tanto para la organización como para los
individuos, debe concebirse como un proceso continuo, no como la respuesta a un problema
puntual de eficacia, eficiencia y/o seguridad del personal en un momento dado, aunque
también tenga que responder a estos problemas puntuales.

3. Competencias y comportamientos. El objetivo de la función de formación es conseguir que


las personas que reciben la formación adquieran, desarrollen, activen las competencias que
necesitan para su trabajo y/o inhiban aquellas que les puedan dificultar la consecución de los
objetivos del puesto de trabajo.

Competencia:

Conjunto de comportamientos que permiten el desarrollo eficaz


de una determinada actividad laboral. Así, la formación se puede
referir o estar dirigida al desarrollo de cada uno de los
componentes de las competencias o a la unión integrada y
armónica de los tres componentes:
saber (conocimientos)
saber hacer (habilidades/destrezas)
saber estar y querer hacer (actitudes)

3. Alumnado. El centro de todo el proceso de formación son las personas que reciben la
formación, hecho que implica el tener en cuenta, a la hora de diseñar las acciones, sus
necesidades, expectativas, motivaciones e intereses.

4. Acciones formativas diferentes. La formación no se puede, ni se debe entender como un


conjunto de cursos o seminarios aislados a los que asisten, durante una o varias sesiones
los alumnos.

La formación puede ser presencial o a distancia; puede ser en un aula, en el propio lugar
de trabajo, o al aire libre; puede ser individual o colectiva; en suma, al hacer el plan de
formación, se deben estudiar todas las posibilidades existentes, para, de esta forma, elegir
las más eficientes y eficaces, las más adecuadas, para cada caso, en función de la

Pág. 102
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

situación concreta, de los objetivos perseguidos, de las características de los alumnos,


etc.

5. Objetivos y planes estratégicos de la organización. La formación no es una función


aislada ni independiente del resto de funciones del área de recursos humanos y de la
organización. Por ello, los objetivos y planes formativos deberán establecerse dentro del
marco definido por la estrategia organizacional.

La formación del personal es un proceso mucho más complejo


de lo que en ocasiones se entiende, implicando el desarrollo de
una amplia gama de funciones que deberán llevar a cabo los
profesionales de la formación.

Las nuevas tecnologías, los desafíos procedentes de la competitividad de los mercados


o los cambios organizativos son algunos factores que hacen necesaria la formación continua
de los efectivos de una organización porque, en la actualidad, las organizaciones, demandan
profesionales que “sepan hacer” frente a las demandas de su trabajo, es decir, que posean las
competencias necesarias para desarrollar las funciones y tareas incluidas en el mismo y
adaptarse al entorno en el que van a desarrollarlas (Pereda et al., 1999).

2.3. PAUTAS PARA DAR UNA FORMACIÓN ADECUADA EN UNA


ORGANIZACIÓN

El objetivo de ofrecer una formación adecuada en una organización implica considerar


las siguientes pautas:

1. Se debe partir de la realización de


un estudio profundo tanto de las
necesidades como de las
demandas de los recursos
humanos, así como considerar una
asequible respuesta a las mismas
desde la perspectiva formativa.

2. Ofrecer formación no es una tarea imposible pero sí minuciosa que exige del formador
o equipo de formadores un conocimiento de la organización, un diagnóstico de
necesidades real, la priorización de aquellas que verdaderamente generan problemas
de funcionamiento en la misma, eficazmente resueltos desde parámetros formativos, y
una consecuente planificación de las acciones, los recursos, los métodos y las personas

Pág. 103
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

que van a involucrarse en este proceso dinámico de cambio (Fernández-Salinero,


1999).

3. Debe plantearse teniendo en cuenta unos factores que facilitan el aprendizaje y


enseñanza de la persona adulta en las organizaciones y, también, debe surgir desde
unos principios dialógicos que los fundamentan.

Los factores facilitadores del proceso enseñanza-


aprendizaje son clave para que se dé el ajuste en lo que el título
de este apartado enuncia “formación como requisito en el
desempeño profesional”.

Una formación adecuada al puesto de trabajo exige del equipo formador partir de
unos puntos de partida que quedan resumidos en la tabla 3.

Tabla 3. Puntos de partida que se le exigen al equipo formador

1. Partir de las necesidades de aprendizaje de las personas participantes en 
la formación. 
2. Partir de capacidades y competencias de los alumnos. 
3. Conocer las motivaciones e intereses de los alumnos. 
4. Conocer el contexto en el que se va a desarrollar la formación. 
5. Utilizar metodologías interactivas. 
6. Facilitar el acceso a la red durante la formación. 
 

Las relaciones dialógicas en la organización conllevan la necesidad de orientar la


formación de acuerdo a principios comunicativos de diálogo igualitario y transformación.

El formador (ver módulo II) debe tener en cuenta las


características psico-sociales de la persona adulta a la que
forma, los factores que fomentan el proceso enseñanza-
aprendizaje, así como los nuevos modelos que se ajustan a las
nuevas demandas del entorno socio-laboral.

Tradicionalmente, los cursos de formación en las organizaciones se han desarrollado


en base a metodologías unidireccionales en las que ha primado el trasvase de información del

Pág. 104
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

técnico al participante desde una perspectiva de jerarquía del conocimiento, entendiendo la


adquisición de ciertos contenidos y técnicas como forma de cualificación.

Así, muchas personas con formación especializada han terminado convirtiéndose en


trabajadores “descualificados” ante las nuevas y continuas demandas del mercado laboral.

Desde una perspectiva dialógica, cambia el punto de partida de la formación,


apostando por una metodología de análisis comunicativa que permite saber las necesidades de
aprendizaje reales de las trabajadoras y los trabajadores desde su propio autoconocimiento.
Además, cuando se potencia el diálogo en las organizaciones, se ha visto cómo se posibilita el
incremento de la creatividad, la autonomía, la motivación, así como una mejora en la
colaboración entre departamentos (Gairín, 2000).

También, se hace necesaria una pedagogía que fomente la formación integral y


permanente, que proporcione los instrumentos intelectuales que permitan buscar la
información necesaria para desarrollar nuevos aprendizajes y conocimientos.

En definitiva, la formación se conforma como un


instrumento de mejora y optimización de las potencialidades de
los trabajadores, tanto de mejora individual como colectiva. Así
pues, no puede entenderse como un conjunto aislado de
acciones, sino como un proceso sistemático y sistémico para dar
respuesta a las demandas del puesto de trabajo, ya que las
decisiones que se tomen o las acciones que se desarrollen en
cada una de sus fases afectarán a las restantes.

Recuerda: En este proceso, el punto de partida es la definición de las exigencias y


necesidades de formación existentes en la organización, a partir de las cuales se definirán los
objetivos formativos a corto, medio y largo plazo, se diseñarán las acciones formativas, se
llevarán a la práctica dichas acciones y se evaluarán los resultados para confirmar si se han
alcanzado los objetivos definidos, dando lugar al inicio de un nuevo ciclo.

Pág. 105
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

2.4. MODALIDADES FORMATIVAS

Hay diferentes tipos o modalidades de formación, si bien no pueden obviarse unos


planteamientos básicos y comunes que han de tenerse en cuenta y que están presentes en la
estructura fundamental de cualquier modalidad (Fernández-Salinero, 2005:115):

 La formación busca cosas que ayuden a las personas en


su desempeño profesional.
 La formación ha de experimentar los conceptos
precedentes para verificar su utilidad.
 La formación necesita vivir los cambios que se operen en
el lugar de trabajo derivados de lo que se ha aprendido y de
cómo se está poniendo en práctica.

Las modalidades formativas más comunes, ordenadas según su mayor o menor


utilización por parte de las organizaciones en general, son las que aparecen en la tabla 4.

Tabla 4. Modalidades formativas

MODALIDADES FORMATIVAS 
PUESTO DE TRABAJO o 
PRESENCIAL  A DISTANCIA 
(Formación in situ) 
Grupos reducidos de (10 a Grupos grandes de Grupos pequeños o incluso
15) en cursos para participantes guiados por formación individual de “uno a
directivos y de (25-30) un tutor o equipo de uno” en la que frecuentemente está
para cursos de mandos formadores. el formador, el alumno y una
intermedios operarios o tercera personal que hace de
similares que se reúnen en coach/mentor/observador, etc.
un aula con un enfoque
común de aprendizaje

2.4.1. F O R M A C I Ó N PRESENCIAL

La formación presencial es la modalidad de formación que se realiza


presencialmente, puede adoptar distintas formas como puede verse en la tabla 5.

Tabla 5. Tipos de formación presencial

Conjunto de sesiones formativas sobre una temática.  
CURSO 
Es la más común de las formas de formación presencial. 
CONFERENCIAS  Habitualmente  para  personas  de  una  misma  profesión  o  con 

Pág. 106
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

MESAS REDONDAS   intereses  similares  que  adquieren  conocimientos  a  través  de 


JORNADAS  experiencias narradas o demostradas por los conferenciantes o a 
través de las informaciones trasmitidas por éstos. 
SEMINARIOS 
SIMPOSIO  Requieren un mayor grado de implicación de los participantes. 
CONFERENCIAS DE  Se centran, normalmente, en un solo tema. 
MENOR ESCALA 
Llevan consigo una cantidad considerable de participación práctica 
TALLERES 
de los que asisten que usarán lo aprendido al volver al trabajo. 
ESTANCIAS 
Hacen  alusión  a  visitas  de  corta  duración  que  reportan  más 
ENCUENTROS  información  que  formación  y  que  permiten  conocer  productos, 
REUNIONES  técnicas o el funcionamiento de nuevos prototipos, facilitando la 
INFORMATIVAS  relación  entre  profesionales  pertenecientes  a  distintas 
organizaciones y la comunicación interempresarial. 
FERIAS 

Hay otro factor importante en la formación presencial que se refiere al momento de la


formación ¿cuándo se realiza la formación en la organización?.

Conviene matizar que, aunque las sesiones de formación, debieran tener lugar en días
laborables y en horas de trabajo, la realidad es que la formación presencial se realiza en
horarios fuera de la jornada laboral, por la mañana o por la tarde según los turnos o bien se
recurre al final de semana si no existe actividad laboral en el mismo.

Una fórmula habitual es realizar los cursos los viernes


(laborable) y los sábados (no laborable para la mayor parte de
los trabajadores) o durante las dos últimas horas de trabajo y las
dos primeras de descanso.

Desde el punto de vista pedagógico, hay que recordar un matiz relevante en cuanto al
rendimiento de las personas implicadas en la acción formativa, tanto formadores como
personas que asisten a recibir formación.

El rendimiento es siempre mayor por las mañanas que


por las tardes y mayor también en los días centrales de la
semana y no el principio o el final de la semana.

Hay que tener en cuenta el calendario para que no coincida la formación con un
momento de máxima actividad en la organización o que no se superpongan varias actividades.
Recogemos en la tabla 6 las ventajas e inconvenientes de la modalidad de formación
presencial.

Pág. 107
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 6. Ventajas e inconvenientes formación presencial

MODALIDAD PRESENCIAL 

VENTAJAS  INCONVENIENTES 

 Modalidad  de  formación  más   En  un  grupo  heterogéneo  el  ritmo  de 
económica para formar a un número de  aprendizaje  es  diferente  para  cada 
personas con necesidades similares.  persona;  sin  embargo,  se  fuerza  a  todo  el 
  grupo a llevar el mismo ritmo. 
 Al  haber  varios  asistentes,  se  pueden   La  motivación  de  cada  uno  de  los 
tratar  problemas  comunes  desde  participantes  puede  variar  e  incluso  cabe 
distintas  perspectivas,  intercambiar  la posibilidad de que alguna persona en el 
experiencias, adoptar nuevas ideas, etc.  grupo no tenga interés por participar en la 
  formación  pero  se  haya  visto  obligada  a 
hacerlo. 
 El  formador  puede  presentar  ideas  o   El  aprendizaje  presencial  exige 
técnicas  particulares  ante  un  gran  participación  activa  por  parte  de  los 
número de personas.  asistentes.  En  el  grupo  puede  haber 
individuos  con  limitaciones  o  barreras 
personales que limiten su implicación en el 
grupo  lo  que  influirá  en  el  aprendizaje  de 
todo el grupo. 

2.4.2. F O R M A C I Ó N A DISTANCIA

La formación a distancia es “una modalidad de enseñanza donde las tareas docentes


acontecen en un ámbito distinto de las discentes, de modo que éstas resultan, respecto de las
primeras, diferidas en el tiempo , en el espacio o en ambas dimensiones al mismo tiempo”
Moore (1990:168-171).
 Es un proceso bidireccional.
 Responsabilidad y seguimiento del formador.
 La distancia implica una planificación
minuciosa, rigor en la evaluación del proceso
formativo y mayor infraestructura administrativa.
 Libertad del sujeto que se forma en el ritmo de
aprendizaje y cuándo (temporalización) seguir el
curso o actividad formativa (Pineda, 2005).
Colom et al., (1991) afirman que la formación a distancia se sustenta en cinco
principios tal y como puede leerse en la tabla 7.

Pág. 108
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 7. Principios de la formación a distancia

 Aprendizaje abierto: Libertad de ejecución del aprendizaje, flexibilidad, 
adaptación  a  las  necesidades  y  condiciones  del  alumnado,  materiales 
didácticos de carácter multimedia, etc.. 

 Aprendizaje adulto: Madurez discente, motivación para el aprendizaje, 
posibilidad  de  evaluación,  funcionalidad  didáctica  de  los  medios  de 
comunicación, estructuración sistemática. 

 Tecnología  pedagógica:  Diagnóstico  de  las  necesidades  a  cubrir, 


análisis  de  los  recursos  disponibles,  identificación  del  grupo 
destinatario, planificación previa, autosuficiencia, estructuración de los 
aprendizajes,  selección  de  los  medios  instructivos,  posibilidad  de 
autocontrol,  flexibilidad  aplicativa,  delimitación  de  los  criterios  y 
confección  de  las  pruebas  de  evaluación,  posibilidad  de  crítica  e 
innovación. 

 Tecnología  de  la  información:  Existen  variedad  de  materiales 


(textos impresos, materiales de vídeo, materiales de audio y materiales 
informáticos. 

 De  la  economía  hace  referencia  a  los  costes,  la  rentabilidad  y  el 
incremento de la eficacia de la modalidad formativa. 

Las nuevas formas de formación a distancia que recoge Pineda (2005) en su obra son
las que aparecen de forma resumida en la tabla 8.

Tabla 8. Nuevas modalidades de formación a distancia

 Combinación  de  la  enseñanza  a  distancia  tradicional  y  de  la  enseñanza 


basada en el ordenador (CBT o Computer Based Training), a las que se ha 
añadido el uso de Internet como medio de transmisión de los contenidos 
FORMACIÓN 

CBT, junto con algunos de los servicios que proporciona Internet.  
ON LINE 

 Criterios claros para conseguir la máxima usabilidad (navegabilidad de su 
estructura,  claridad  y  concisión  en  la  exposición  de  los  contenidos  y  la 
facilidad en el acceso). 
  El formador pasa a ser la de facilitador de información, analista crítico 
de  áreas  de  conocimiento,  guía  de  estudio,  revisor  y  evaluador  de  la 
capacitación del que se está formando.  

Pág. 109
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

 
FORMACIÓN EN LA RED   Se fundamenta en dos pilares: los contenidos on line y las posibilidades 
de comunicación e interacción (campus virtual). 
E‐LEARNING  

  Modalidad  de  enseñanza  multidisciplinar  propia  con  el 


aprovechamiento  integral  de  las  posibilidades  de  Internet  que  resultan 
útiles para la formación. 
 Enseñanza  queda  auxiliada  por  el  empleo  de  nuevas  tecnologías  y 
procedimientos Web (correo electrónico, chats, videoconferencias, etc.).  
 

En estas modalidades de formación a distancia, también encontramos ventajas e


inconvenientes, como podemos ver en la tabla 9a y 9b.

Tabla 9a. Ventajas e inconvenientes de la formación a distancia


 
VENTAJAS  INCONVENIENTES 
   
A  pesar  de  la  distancia  y  la   Exige  el  esfuerzo  adicional  del  que 
FORMACIÓN 

diversidad  de  la  comunidad  en  está  formándose  para  la  utilización 
 ON LINE 

formación,  Internet  facilita  la  de la informática;  


comunicación entre el formador y el   Papel  del  formador  como  tutor, 
formando.  implica el seguimiento la tutoría; 
 Fallos de los sistemas técnicos. 
 

Pág. 110
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 9b. Ventajas e inconvenientes de la formación a distancia

   
Redundan  en  la  mejora  de  las   Fallo de os sistemas técnicos;  
cualificaciones del formando y de la   Gran  inversión  inicial  que, 
FORMACIÓN EN LA RED 

organización  de  un  entorno  de  luego, se rentabiliza;  


aprendizaje  lo  más  interactivo   Gran  esfuerzo  en  la 
LEARNING 

posible,  permitiendo  el  aprendizaje  planificación,  organización, 


individualizado significativo y activo. gestión, impartición y enfoques 
metodológicos  para  conseguir 
calidad. 
 Falta  de  interacción  física  con 
otras personas. 
 

2.4.3. M O D A L I D A D PUESTO DE TRABAJO

La modalidad de formación en el puesto de trabajo o formación in situ siendo en


realidad de las más antiguas, resurge en el contexto anglosajón de formación en las
organizaciones (on the job training) para referirse a la formación en el mismo puesto de
trabajo dejando atrás el espacio que supone un aula específica de formación, un formador, un
curso, etc.

La formación in situ no plantea problemas de equipamiento o infraestructuras. Es una


formación fácil de poner en práctica. Únicamente se requiere la presencia del que forma, del
que aprende, del tutor encargado de orientar al que aprende y de un supervisor que ayuda al
formador a preparar los planes de aprendizaje, revisa durante el proceso el progreso del
alumnado en los trabajos diarios asignados, discute los resultados de la formación con los
tutores y formadores.

La modalidad de formación en el puesto de trabajo supone un


entrenamiento o training del qué (actividades y tareas) y el
cómo (metodologías y técnicas de realización).

Entre las muchas modalidades de formación existentes, citaremos aquellas que se


están llevando más a cabo en las organizaciones y que, en nuestro contexto, se nombran según
la terminología en lengua inglesa (tablas 10a y 10b).

Pág. 111
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 10a. Modalidades de formación y ventajas en puesto de trabajo

NOMBRE  DESCRIPCIÓN  VENTAJAS 

   
Evaluación  del  potencial  de  un  conjunto  de   
individuos  mediante  metodología  basada  en   
La  simulación  permite 
ASSESSMENT CENTER 

técnicas de simulación.  
desarrollar la empatía. 
Se  orienta  a  la  identificación  de  necesidades  Favorece el trabajo en  
formativas  y  al  desarrollo  del  personal  en  las  equipo. 
organizaciones.  
 
Se  fundamenta  en  una  teoría  constructivista  del 
aprendizaje  que  sigue  un  modelo  de  aprendizaje 
activo y significativo. 
 
 
Proceso  continuo  de  medir  y  comparar  los 
productos,  servicios  y  prácticas  con  las 
organizaciones  líderes  tanto  en  el  mismo  sector  Favorece  el  proceso 
BENCHMARKING 

como  en  otros,  para  aprender  a  identificar  de formación continua 


iniciativas  válidas  para    la  organización  y  ya  que  la  revisión  “en 
establecer planes de acción.   bucle”  permite 
  corregir  errores  y,  en 
Se  enmarca  en  una  teoría  de  aprendizaje  de  definitiva, mejorar. 
constructivismo  social  y  sigue  un  modelo  de 
instrucción basado en la investigación‐acción. 
 
 
Mediante  actividades  al  aire  libre,  permite  el 
desarrollo  y  entrenamiento  de  habilidades  y 
actitudes  adecuadas  para  la  gestión  del  Potencia  el  clima  de 
OUTDOOR TRAINING 

comportamiento.   convivencia grupal 
  Permite  realizar 
Se  implica  al  equipo  de  participantes  en  nuevos  actividades  de 
retos  tanto  intelectuales  como  emocionales.  Se  formación  en  un 
actúa, de manera justificada, fuera de la “zona de  contexto  abierto  y  
confort” para explorar la “zona de  crecimiento o  diferente al del puesto 
de  reto”.    Parte  de  una  teoría  de  aprendizaje  de trabajo. 
empírica    fundamentándose  en  un  modelo  de 
instrucción basado en el aprendizaje vivencial. 
 

Pág. 112
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 10b. Modalidades de formación y ventajas en puesto de trabajo

 
Proceso  por  el  cual  una  persona  (mentor)  Permite  una  relación 
experimentada  y  ya  veterana  en  la  organización,  estrecha de “tú a tú”. 
comparte  su  conocimiento,  en  una  relación  de  La  motivación  surge 
MENTORING 

confianza,  con  el  propósito  de  facilitar  el  de  ambas  partes: 
desarrollo personal y profesional de otra persona.  “mentor 
  mentorizado”. 
Se  enmarca  en  una  teoría  de  aprendizaje    
cognitiva  y,  de  igual  manera  que  las  anteriores,  Mentor  rol  de 
sigue  un  modelo  de  instrucción  basado  en  la  acompañar  en  la 
enseñanza individualizada, activa e interactiva.  formación. 
 
  Se  parte  de  la 
Proceso  de  tutoría  inteligente  y  asesoramiento  situación  individual 
dinámico  mediante  el  cual  el  formador    (coach)  para  llegar  a  la  meta  
COACHING 

ayuda a otros a alcanzar sus propias conclusiones  que  cada  uno  se 


y lograr sus objetivos.   marca  en  su  proceso 
Se  enmarca  en  una  teoría  cognitiva  del  de formación. 
aprendizaje  y  sigue  un  modelo  de  enseñanza  El  coach  hace  una 
individualizada e interactiva.  labor  de 
acompañamiento. 
 

Pág. 113
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

3. GESTIÓN Y EVALUACIÓN DE PLANES


FORMATIVOS
3.1. LA EVALUACIÓN DE LA FORMACIÓN: CONCEPTOS CLAVE

Una vez explicados en el apartado anterior aspectos como concepto de formación,


modalidades de formación, pautas para ofrecer formación adecuada, etc., pasamos en este
apartado a presentar cuestiones clave relacionadas con la gestión y evaluación de los planes
formativos tales como qué entendemos por evaluación, para qué evaluar, modelos de
evaluación y niveles de evaluación.

Empezaremos retomando el término competencia, visto en el apartado anterior, que se


ha ido imponiendo en la última década en la literatura sobre gestión organizacional. Cada vez
son más las organizaciones, tanto públicas como privadas, que desarrollan e implantan sus
propios sistemas de gestión por competencias.

Las competencias tanto individuales como colectivas son el activo más importante de
las organizaciones (Pineda, 2005) ya que determinan su productividad, su competitividad y su
capacidad de adaptación y de proacción ante un entorno incierto.

La formación desempeña un rol estratégico para la generación de competencias en las


personas, ya que posibilita tanto su aprendizaje (adquisición de competencias nuevas) como
su “desaprendizaje” (cambio de competencias no adecuadas).

De esta consideración de la formación como estrategia fundamental, se desprende que,


la inversión realizada en formación, tanto por las organizaciones como por los individuos y la
administración sea considerable.

En España la firma del Acuerdo Nacional para la Formación Continua (ANFC), a


finales de 1992, y su posterior renovación y ampliación han supuesto un impulso importante
en la formación; aunque, países europeos como Francia, Alemania u Holanda nos aventajan
en cuanto a la cantidad destinada a la formación continua.

Así pues, si la formación quiere ser considerada como inversión, debe rendir cuentas
al igual que otras inversiones de la organización y debe demostrar la pertinencia y la
rentabilidad de las decisiones y las acciones llevadas a cabo. Dicho de otra manera, debe
mostrar la contribución real de la formación en los resultados de la organización y la
evaluación es la herramienta para hacerlo.

Por evaluación de la formación se entiende el “proceso sistemático que permite valorar


los resultados obtenidos con la formación y que aporta información valiosa para orientar la
toma de decisiones en relación a la función formativa” (Pineda, 2005:248).

Pág. 114
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Evaluar es una conducta que supone la adopción de una norma por la cual una
persona (formador, participante, observador, etc.) da una información sintética, a veces una
medida, con la ayuda de instrumentos, sobre el valor de la formación (aprendizaje, objetivos,
proceso, resultados, etc.) para orientar la toma de decisiones que conduzca a la mejora del
sistema.

La evaluación de la formación en las organizaciones debe centrarse en:

 Determinar el grado en que la formación ha dado


respuesta a las necesidades de la organización
 Traducir la respuesta de la formación en términos de
impacto y rentabilidad
 A partir del impacto y la rentabilidad, tomar decisiones
que optimicen el sistema de formación

La evaluación de la formación permite:

 Detectar los resultados de la formación


 Analizar las posibles deficiencias
 Introducir mejoras que optimicen la función formación
en su conjunto.

A su vez, la evaluación desempeña unas funciones que se dirigen a alcanzar la


finalidad última de la evaluación que, como ya hemos dicho, no es otra que aportar
información que oriente para la toma de decisiones y que conduzca a la introducción de
mejoras en la formación. Las funciones de la evaluación tal y como se ven en la tabla 11 son:

Tabla 11. Funciones de la evaluación

Permite  verificar  el  proceso  de  consecución  de  los 


PEDAGÓGICA 
objetivos para mejorar la propia formación. 
Permite  certificar  la  adquisición  de  unos 
SOCIAL 
aprendizajes por parte de los participantes. 

Permite  identificar  los  beneficios  y  la  rentabilidad 


ECONÓMICA 
que la formación genera en la organización. 

Para que la evaluación de la formación sea realmente efectiva tiene que estar integrada
en el proceso de planificación global. Es una fase más de todo el proceso y no un eslabón
aislado.

Pág. 115
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Además, durante el desarrollo del proceso de la formación existe, lo que en pedagogía


se llama, la evaluación continua. A lo largo del proceso de formación, se realizan varias
evaluaciones para comprobar que la aplicación del sistema pedagógico se hace
adecuadamente y se adapta en todo momento a las necesidades de los participantes. Una vez
finalizada la acción formativa, se obtienen unos resultados; aquí, la evaluación vuelve a
intervenir, para detectar los resultados obtenidos y para determinar su adecuación en función
de los objetivos esperados (Fernández-Salinero, 1999).

Los expertos en formación en las organizaciones reconocen la importancia y la


necesidad de evaluar la formación; sin embargo, siendo la fase de evaluación la más valorada
en el proceso de formación, es la menos desarrollada en la práctica diaria de las
organizaciones (Le Boterf, 1991).

En cuanto a modalidades de evaluación existen cinco, en función de la finalidad que


persiguen y el momento de su aplicación. Un proceso de evaluación exhaustivo debe
contemplar las cinco modalidades entre las que se da una interdependencia mutua. Estas
modalidades pueden verse en la tabla 12.

Tabla 12. Modalidades de evaluación

Se centra en el análisis de la coherencia pedagógica de la formación 
diseñada  y  en  su  adecuación  a  las  necesidades  de  formación 
DIAGNÓSTICA  detectadas en la organización y en los participantes. 
 
Analiza la marcha del proceso de enseñanza‐aprendizaje y el avance 
FORMATIVA 
en el logro de los objetivos planteados. 
Se centra en los resultados finales obtenidos por los participantes en 
SUMATIVA 
términos de competencias alcanzadas al finalizar la formación. 

TRANSFERENCIA  Determina  e  grado  en  que  los  participantes  transfieren  o  aplican  a 


AL PUESTO DE  su puesto de trabajo los aprendizajes y las competencias alcanzadas 
TRABAJO  al finalizar la formación 
Se  centra  en  determinar  las  repercusiones  que  la  formación    tiene 
en  la  organización  en  términos  de  beneficios  cualitativos  y 
IMPACTO 
cuantitativos  o  monetarios,  orientándose  así  a  descubrir  la 
rentabilidad económica de la formación para la organización. 

Pág. 116
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

3.2. MODELOS EN LA EVALUACIÓN DE LA FORMACIÓN

Una vez clarificados algunos conceptos clave sobre la evaluación de la formación, la


pregunta siguiente que nos surge es ¿cómo elaborar un plan para evaluar la formación?
Para ello, proponemos poner la mirada en 3 modelos que parten de las aportaciones de un
modelo clásico como es el de Kirkpatrick en la década de los años 60 del siglo pasado.

En 1959, Donald Kirkpatrick presentó su modelo de evaluación de acciones


formativas, y, aun cuando han transcurrido más de 50 años, el modelo sigue vigente. Todavía
hoy se mira a este modelo por la simplicidad con la que se presenta un proceso tan complejo
como es la evaluación de la formación. Puede verse en la tabla 13. Proponemos tenerlo como
referencia (Kirkpatrick, 1998).

Tabla 13. Modelo de evaluación de Kirkpatrick

Reacción  de  los  participantes  ante  la  formación:  equivale  a  la 


REACCIÓN  satisfacción con la formación recibida. 
 
 

Aprendizaje  realizado  por  los  participantes:  equivale  a  las 


APRENDIZAJE  competencias adquiridas gracias a la formación. 
 
 

Conducta  de  los  participantes  en  el  puesto  de  trabajo:  transferencia 
COMPORTAMIENTO  de los aprendizajes realizados al propio puesto de trabajo. 

 
 

Resultados  en  la  organización:  efectos  de  impacto  que  la  formación 
RESULTADOS  genera en las diferentes áreas de la organización. 
 
 

Este modelo huye de un enfoque economicista centrado en los resultados económicos


de la formación y en la rentabilidad de la inversión. Kirkpatrick considera un error convertir
la rentabilidad en la meta final de todo proceso evaluativo (Sanduvete, 2008). Otros modelos
de evaluación de la formación derivados de éste son los siguientes.

Pág. 117
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

3.2.1. M O D E L O P H IL L I P S

Modelo Phillips: añade al modelo de Kirkpatrick un nivel final que los autores llaman
Cálculo del retorno de inversión, traducción literal del término inglés Return of investment
(ROI) a la formación y que lo utiliza como instrumento para medir sus resultados únicamente
a nivel de rentabilidad.

Esta visión cuantitativa es reduccionista ya “que deja fuera gran parte de los efectos de
la formación - los resultados cualitativos- que, en la mayoría de los casos, son los más
importantes” (Pineda, 2005:254).

3.2.2. M O D E L O WADE

Modelo Wade: concibe la evaluación como la medición del valor que la formación
aporta a la organización. Desde esta perspectiva elabora un modelo de evaluación
estructurado en cuatro niveles:

 Respuesta: reacción ante la formación y apendizaje por


parte de los participantes.
 Acción: transferencia de aprendizajes al puesto de
trabajo.
 Resultados: efectos de la formación en el negocio,
medidos mediante indicadores cuantitativos o duros y
cualitativos o blandos.
 Impacto de la formación en la organización a través del
análisis del coste-beneficio.

3.2.3. M O D E L O MEIGNANT

El Modelo Meignant se sustenta en el modelo de Kirkpatrick y respeta los cuatro


niveles pero usa una terminología distinta (ver tabla 14).

Tabla 14. Niveles en el modelo de evaluación de Meignant

Evaluación de satisfacción  ¿Cuál  es  la  opinión  de  los  participantes  en 


NIVEL 1 
caliente sobre la formación recibida? 
Evaluación pedagógica  ¿Los  participantes  han  adquirido  los 
NIVEL 2  conocimientos y las habilidades previstas? 
 
NIVEL 3  Evaluación de la transferencia al  ¿Los han memorizado? 

Pág. 118
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

puesto de trabajo 
Evaluación  de  los  efectos  de  la  ¿La  formación  ha  permitido  alcanzar  los 
NIVEL 4  objetivos individuales o colectivos fijados? 
formación 

Independientemente del modelo, la pregunta que nos planteamos es ¿y cuál es el


modelo más adecuado?

3.2.4. M O D E L O HOLÍSTICO

Apostamos tal y como propone Pineda (2005) por un modelo holístico de evaluación
de la formación y que responde a los cinco grandes interrogantes básicos que afectan a
cualquier evaluación:

1. ¿Para quién evalúo? ¿Quiénes son los destinatarios


de las evaluaciones?
2. ¿Qué evalúo? (elementos y aspectos a evaluar)
3. ¿Quién evalúa? ¿Quiénes son los agentes de
evaluación?: participantes, dirección de la organización,
formador, supervisor, Departamento de formación, los clientes,
etc.
4. ¿Cuándo evalúo? ¿En qué momentos?: evaluación
diagnóstica (antes); evaluación procesual o formativa (durante);
evaluación final o sumativa (al acabar); evaluación diferida o de
transferencia e impacto (un tiempo después de acabar la
formación)
5. ¿Cómo evalúo? ¿Con qué instrumentos?: (cuestionarios,
entrevistas individuales y grupales, controles y tests finales,
indicadores cuantitativos y cualitativos del impacto, etc.

Para hacer posible este plan holístico de evaluación hay que cruzar las respuestas de
los cinco interrogantes básicos y de su integración en un todo global.

3.3. NIVELES DE EVALUACIÓN EN PROGRAMAS DE FORMACIÓN

Pág. 119
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Un programa de formación se puede evaluar desde diferentes o niveles que, a


continuación, exponemos. Igualmente, presentamos los instrumentos más adecuados para
evaluar la formación en cada nivel.

3.3.1. N I V E L D E S A TI S F A C C I Ó N D E L P A R T I C I P A N T E

El objetivo de esta evaluación es detectar la opinión de los/as


participantes sobre la formación recibida y su grado de
satisfacción al respecto.

Habitualmente, los aspectos que se evalúan en este primer nivel son los que aparecen
en la tabla 15.

Tabla 15. Aspectos que se evalúan en el nivel de satisfacción del participante


 Adecuación de la formación a las necesidades y expectativas individuales. 
 Logro de los objetivos planteados por la formación. 
 Calidad de los contenidos: adecuación, nivel, profundidad. 
 Calidad de la metodología y técnicas utilizadas: adecuación, variedad, amenidad, 
etc. 
 Calidad  de    los  recursos  pedagógicos:  documentación,  materiales  audiovisuales, 
equipamiento adecuado. 
 Adecuación  del  formador:  sus  conocimientos  y  habilidades  a  nivel  pedagógico, 
comunicativo, de dinamizador grupal. 
 Clima creado en el grupo y el nivel de participación. 
 Calidad  de  otros  recursos  que  han  influido  en  la  formación  como  son:  aula, 
iluminación, horarios, información recibida, etc.  

La técnica más utilizada consiste en pasar un cuestionario anónimo a los


participantes tras finalizar la formación (para conseguir la mayor sinceridad en las
respuestas) en la cual deberán responder a cuestiones relacionadas con los distintos aspectos
de la formación: formadores, contenidos, organización del curso, metodología, materiales, etc.

También puede evaluarse la satisfacción de las/los participantes en la formación


durante la misma y, para ello, pueden utilizarse técnicas grupales tales como pequeños
grupos de discusión sobre aspectos de la formación. En este caso, la dinámica puede estar
dinamizada por el mismo formador o una persona del departamento de formación. La

Pág. 120
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

observación participante por parte del formador y plasmada en un informe para entregar al
departamento de formación también es útil.

Con la información obtenida en este primer nivel se pueden


introducir cambios en la acción formativa para que la próxima
vez los/as participantes queden más satisfechos.

3.3.2. N I V E L DE LOGRO DE OBJETIVOS

El objetivo de esta evaluación es saber lo que las y los


participantes en la formación han aprendido al finalizar la
misma. Se evalúan tanto conocimientos como habilidades y
actitudes.

Es importante resaltar que la evaluación se realizará en tres momentos tal y como se


describe en la tabla 16.

Tabla 16. Momentos en los que debe realizarse la evaluación


MOMENTOS DE LA EVALUACIÓN 
AL INICIO  DURANTE   AL FINAL  
DE LA FORMACIÓN  LA FORMACIÓN  DE LA FORMACIÓN 
OBJETIVOS 
Saber el nivel de partida  Detectar  el  ritmo  de  Valorar  los  aprendizajes 
del alumnado.  aprendizaje  de  los  adquiridos. 
participantes e introducir 
mejoras,  si  fuera 
necesario  para  ayudarles 
a  alcanzar  el  nivel 
esperado. 
 

Los instrumentos más utilizados para realizar la evaluación de este nivel aparecen
detallados en la tabla 17 y son el examen o test, pruebas de simulación y actividades de
aprendizaje; si bien es cierto que, la elección depende mucho del tipo de formación que se
haya ofertado y de la cultura de evaluación que tenga la organización donde se ha llevado a
cabo la formación.
 
 
 

Tabla 17. Instrumentos para evaluar el nivel de logro de los objetivos

PRUEBAS TIPO TEST O  Deben pasarse en los tres momentos citados anteriormente. Hay un 
EXAMEN  fuerte rechazo a este tipo de pruebas así que si la formación no va 

Pág. 121
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

encaminada  a  la  obtención  de  un  título/certificado,  conviene  no 


abusar de ellas. 
PRUEBAS DE  Para  aplicarse  en  los  tres  momentos  mencionados.  Supone  la 
SIMULACIÓN O DE  resolución de un caso práctico. 
EJECUCIÓN REAL 
El  formador  las  ha  planteado  en  sus  sesiones  para  generar 
ACTIVIDADES DE 
aprendizaje pero pueden servir para evaluar los aprendizajes. Tiene 
APRENDIZAJE 
más sentido realizarles durante la formación. 
El alumnado lo aporta sobre su propio aprendizaje e incluye los tres 
INFORME DE 
momentos  antes‐durante‐después  de  la  formación.  Lo  puede 
AUTOEVALUACIÓN 
elaborar el Departamento de formación. 

3.3.3. N I V E L D E A D E C U A C I Ó N P E D A G Ó G IC A

El objetivo de esta evaluación es evaluar la coherencia


interna del proceso de formación desde un punto de vista
pedagógico.

Se evalúan todos los aspectos que tienen que ver con el diseño y la realización de la
formación y que pueden leerse en la tabla 18.

Tabla 18. Aspectos a evaluar en el nivel de adecuación pedagógica

 Objetivos: si están bien formulados, si se ajustan a las necesidades, si se adecuan al 
colectivo a quién se ha dado la formación. 

 Contenidos:  adecuación  a  los  objetivos,  adecuación  en  cuanto  a  la  selección, 


equilibrio entre contenidos teóricos y prácticos. 

 Metodología: adecuación a los objetivos y contenidos, presencia de metodologías 
prácticas e innovadoras, calidad en la aplicación de la metodología. 

 Recursos humanos: competencia docente del formador en cuanto a conocimientos, 
experiencia y dinamización de grupos. 

 Recursos  materiales  y  funcionales:  adecuación  y  pertinencia  de  espacios, 


mobiliario y disposición del mismo, horarios, otros aspectos materiales vinculados con la 
formación. 

Pág. 122
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Los instrumentos que, con mayor frecuencia, se utilizan para evaluar la adecuación
pedagógica aparecen en la tabla 19.

Tabla 19. Instrumentos para evaluar el nivel de adecuación pedagógica

 Cuestionario  al  participante  que  elabora  habitualmente  el  departamento  de 


formación.  Solo  aporta  la  opinión  del  participante  por  lo  que  hay  que 
complementarlo con otros instrumentos. 

 Entrevista  al  formador  que  realiza  el  departamento  de  formación  en  los  tres 
momentos  mencionados  anteriormente.  La  entrevista  recoge  aspectos  sobre  la 
adecuación pedagógica del diseño y de la impartición de la formación. 

 Observación  mediante  un  sistema  de  registro  tipo  “check  list”  que  realiza  el 
departamento de formación durante la acción formativa. 

3.3.4. N I V E L DE TRANSFERENCIA AL PUESTO DE TRABAJO

El objetivo de esta evaluación es detectar los cambios


acontecidos en el puesto de trabajo como consecuencia de la
formación. Estos cambios son los que, realmente, interesan a la
organización y no tanto la adquisición de aprendizajes en sí
mismos. La clave está en la transferencia.

Hay unos factores que facilitan el logro de este nivel (metodología práctica, aplicativa,
seguimiento y mantenimiento de la transferencia) aunque no siempre se alcanza el logro.

La orientación del diseño es clave en este nivel como también lo son los agentes que
intervienen en la formación (participantes, directivo o responsable de cada participante,
compañeros, clientes, etc.) garantizando la aplicación de lo aprendido, eliminando barreras y
recogiendo información que facilitará la evaluación.

Una crítica a la intervención de los agentes es la subjetividad de sus juicios por lo que
hay que insistir en que velen por la objetividad de la información que recogen.

El momento adecuado para evaluar que lo aprendido es transferido al puesto de trabajo


es entre uno y seis meses después de finalizar la formación. No se deben superar los seis
meses para evitar que el aprendizaje caiga en el olvido.

En cuanto a los instrumentos que se utilizan en este nivel para evaluar son los que
aparecen en la tabla 20.

Pág. 123
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 20. Instrumentos para evaluar el nivel de transferencia al puesto de trabajo


 Observación del rendimiento: sistemática para tareas repetitivas y participante para 
las  competencias  más  complejas.  La  crítica  que  se  le  hace  es  que  es  una  técnica 
lenta; sin embargo, aporta información muy valiosa.  

 Entrevista:  a  los  propios  participantes  como  a  sus  superiores.  Puede  hacerse  en 
cualquiera de sus modalidades (dirigida, informal, presencial, telefónica, etc.  

 Cuestionarios: a los participantes para que autoevalúen la propia transferencia de lo 
aprendido  y  a  los  colegas  de  los  participantes.  Es  una  técnica  que  sirve  para 
complementar la información obtenida con las técnicas anteriores. 

 Informes  de  los  superiores:  con  datos  concretos  y  detallados  sobre  los  resultados. 
Solicitar puntos fuertes y débiles. 

3.3.5.N I V E L DE IMPACTO

El objetivo de esta evaluación, que también se llama evaluación


de los resultados organizativos, es evaluar los efectos que la
formación genera en la organización o, detectar los beneficios
y resultados que la formación aporta a la organización.

El cálculo de beneficios se centra en medir los efectos de la formación mediante el


establecimiento de indicadores de impacto (unidad de medida que permite identificar los
efectos concretos y palpables de la formación en la organización. Los indicadores de impacto
pueden ser de dos tipos como podemos ver en la tabla 21.

Tabla 21.Tipos de indicadores de impacto


INDICADORES DE IMPACTO 

Duros o económicos:  Blandos o cualitativos: 
   
 objetivos   subjetivos 
 fáciles de medir y cuantificar   difíciles de medir y cuantificar 
 fáciles de traducir a valores monetarios   difíciles  de  traducir  a  valores 
 altamente  creíbles  para  la  dirección  de  monetarios 
la organización    escasamente  creíbles  para  la 
 poco presentes en la formación.  dirección 
   siempre presentes en la formación 

Pág. 124
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

3.3.6.N I V E L DE RENTABILIDAD

El objetivo de esta evaluación es obtener un índice de


rentabilidad expresado por el retorno de beneficios monetarios
que genera la inversión realizada en la formación a través del
cálculo de costes y del cálculo de rentabilidad.

La traducción del impacto de la formación a términos económicos permite obtener un


índice de rentabilidad, expresarlo por el retorno de beneficios monetarios que genera
inversión realizada en la formación. Para ello se siguen dos procedimientos: el cálculo de los
costes implicados y el cálculo de la rentabilidad

 Cálculo de costes: se centra en identificar los costes implicados en los procesos de


formación que realiza la organización (tabla 22). Todos ellos se clasifican en fijos y
variables.

Tabla 22. Tipos de costes implicados en los procesos de formación

TIPOS DE COSTES 

DIRECTOS  INDIRECTOS  DE ESTRUCTURA 

 formadores   dirección   servicios  generales 


 materiales   diseño  de  la  organización 
 alquiler  de   gestión,  como: 
espacios   comunicación,  o suministros 
 dietas..   salarios...  o limpieza 
  o amortizaciones... 

 Cálculo de la rentabilidad: se centra en la comparación entre costes y beneficios.


Puede calcularse siguiendo dos procedimientos distintos (tal y como aparecen en las
fórmulas que están a continuación) pero que convergen en la búsqueda de la
identificación de la rentabilidad que se desprende de las acciones formativas
realizadas.

Total beneficio- total costes = beneficio neto

ROI = Beneficios netos/costes x100

Pág. 125
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

4. DIAGNOSTICAR NECESIDADES FORMATIVAS DEL


SERVICIO DE EMERGENCIA

4.1. DETECCIÓN DE NECESIDADES FORMATIVAS


En primer lugar, para situar lo que presentaremos en este apartado, hacemos referencia al
término diagnóstico que procede del griego diagnostikós (dia-, “a través”, y gnosis-,
“conocimiento”); etimológicamente, es un conocer a través de.

Hacer un diagnóstico, de cara a planificar la formación en una


organización, nos llevaría a conocer de forma exhaustiva la
realidad objeto de estudio, el entorno, las personas y la situación
para actuar con eficacia (Gutiérrez et al., 2005).

El proceso de detección y análisis de necesidades de formación es fundamental en la


planificación posterior de la formación en nuestro caso del servicio de emergencia. Así pues,
la etapa de planificación requiere un trabajo pormenorizado para identificar las necesidades de
formación evitando que los contenidos de formación sean seleccionados por personas no
implicadas directamente en la formación e incluso que esta selección se realice sin consultar a
los interesados. Según expertos en Pedagogía Laboral es necesario realizar un análisis previo
de la situación antes diseñar la formación, es clave seguir los pasos de la figura 1.

Figura 1. Fases del análisis previo de formación

Pág. 126
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Estamos recurriendo al término “necesidades de formación” dando por hecho que


sobreentiende cuando, en definitiva, es una palabra polisémica que puede dar pie a confusión.
¿Qué se entiende por necesidad? Se puede abordar la necesidad de formación en una
organización con una doble perspectiva tal y como se recoge en la figura 2.

Figura 2. Fases del análisis previo de formación

La necesidad de formación es el índice de discrepancia entre dónde nos encontramos y


hacia dónde queremos llegar; o lo que es lo mismo, la manifestación de las diferencias entre
las cualificaciones y competencias de los recursos humanos de una empresa y las que son
deseables y alcanzables.

El responsable de formación ha de ser capaz de identificar las necesidades de


formación y de diferenciarlas de aquellas demandas que no pueden ser cubiertas por la misma.

La pregunta clave para detectar las necesidades formativas es:

Pág. 127
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

¿El trabajador sabe cómo alcanzar el nivel imprescindible


de ejecución de una tarea determinada?
 Si la respuesta es SÍ, no existe necesidad de formación.
Las deficiencias detectadas serán debidas a otros factores, pero
no a una falta de formación.

 Si la respuesta es NO, se trata de una clara necesidad de


formación tal.

Bajo un punto de vista estratégico se pueden distinguir dos tipos genéricos de


necesidades de formación (Solé y Mirabet, 1997; Pineda, 2005): las reactivas o de respuesta y
las proactivas o de anticipación.

En la tabla 23 aparecen explicadas ambos tipos de necesidades de formación.

Tabla 23. Tipos genéricos de necesidades de formación


NECESIDADES DE FORMACIÓN 

   
REACTIVAS O DE RESPUESTA  PROACTIVAS O DE ANTICIPACIÓN 
 

 Se deducen de la observación de problemas   Corresponden a los vacíos de formación 
concretos  y  que  responden  a  necesidades  que,  si  se  acertara  a  cubrirlos, 
formativas actuales y ciertas.   capacitarían  al  personal  de  la 
organización frente a la innovación.  
 Los  problemas  de  productividad  resultado 
de  la  falta  de  conocimientos  o  habilidades   Ejemplo:  con  un  “plus”  de  formación 
de  las  personas  que  ocupan  un  proactiva los ejecutivos podrían mejorar 
determinado  puesto  de  trabajo  son  la  su  valoración  del  entorno  y  su  visión 
evidencia de una necesidad de este tipo.   estratégica  y,  por  lo  tanto,  sus 
decisiones. 
 La  formación  reactiva  trata  de  ofrecer 
soluciones  formativas  a  los  desajustes  del 
presente. 

Las necesidades de formación pueden también clasificarse según el ámbito funcional


que se pretenda cubrir.

El tipo de sector o actividad en que la organización se mueve y su diseño organizativo


conllevarán o bien necesidades horizontales, o bien verticales. (tabla 24).

Pág. 128
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 24. Necesidades de formación según en ámbito funcional que pretenden cubrir

TIPO  
DESCRIPCIÓN  EJEMPLO 
DE NECESIDAD 

Cuando,  con  las  acciones  Dominio de una nueva técnica de 


formativas,  se  desea  cubrir  archivo o modificaciones del plan 
DE FORMACIÓN 
aspectos de una tarea específica o  contable. 
VERTICAL O DE 
VACÍO DE 
de  un  grupo  de  tareas  muy 
FORMACIÓN  relacionadas. 
VERTICAL 
Suele  tener  un  carácter  más 
aplicado que la horizontal. 

Cuando  vaya  a  resolver  La  informática,  los  cursos  de 


deficiencias  de  competencias  de  idiomas,  cursos  de  formación 
diversos  puestos  de  trabajo  que  centrados  en  la  seguridad  e 
DE FORMACIÓN  no  tienen  por  qué  estar  higiene en el trabajo. 
HORIZONTAL  relacionados entre sí. 

Suele  ser  más  proactiva  que  la 


formación vertical. 

De igual manera, a la hora de hablar de necesidades de formación, algunos autores


como Fernández Salinero (1999) diferencian entre micronecesidades y macronecesidades de
formación. Estas diferencias quedan reflejadas en la tabla 25.

Tabla 25. Diferencias entre micronecesidades y macronecesidades de la formación

MICRONECESIDADES DE FORMACIÓN MACRONECESIDADES DE FORMACIÓN


   
Las  que  afectan  a  una  sola  persona  o  a  Las  que  afectan  a  un  grupo  importante  de 
una  población  muy  reducida  y  que  se  trabajadoras y trabajadores, el cual generalmente 
derivan  de  situaciones  de  promoción,  pertenece  a  la  misma  categoría  profesional 
transferencia  de  puesto,  planes  de  (directivos, encargados, técnicos) y que proceden 
carrera, control de la calidad, accidentes  de los informes de la dirección, de la construcción 
de  trabajo,  conflictos  laborales  o  de nuevas plantas o secciones, del lanzamiento de 
proyectos de investigación y desarrollo  novedosos  productos,  la  compra  de  nuevos 
equipamientos o nuevas tendencias o políticas de 
la organización. 

Pág. 129
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

4.2.MÉTODOS DE ANÁLISIS DE NECESIDADES


“Método” deriva del griego “meta” (hacia, a lo largo) y “odos”
(camino). Por tanto, método es el camino a seguir mediante una
serie de operaciones, técnicas y procedimientos fijados de
antemano reflexivamente para alcanzar un determinado
conocimiento de la realidad. En este caso para analizar las
necesidades de formación.

En cuanto a los métodos para detectar necesidades de formación se derivan de dos


perspectivas que requieren métodos (como conjunto de ideas, explicaciones y epistemología)
cualitativos:

4.2.1.M O D E L O
P R E S C R I P T I V O O P A R A A N A L I ZA R N E C E S I D A D E S P A R T I E N D O D E
UNA PERSPECTIVA DE NECESIDAD COMO CARENCIA

Recogemos en la tabla 26 a y 26 b, toda la información que nos parece relevante para


explicar el modelo prescriptivo, también conocido como modelo para analizar las necesidades
partiendo de una perspectiva de necesidad como carencia.

Tabla 26a. Explicación del Modelo prescriptivo


MODELO PRESCRIPTIVO 

Este  enfoque  parte  de  que  el  proceso  de  valoración  de  necesidades 
pretende  descubrir  las  necesidades  que  las  personas  de  una 
organización  tengan, asumiendo que dichas necesidades son como las 
DESCRIPCIÓN  leyes  que  rigen  desde  siempre  la  naturaleza  y  solo  esperan  ser 
descubiertas por alguien.  

La forma más habitual para la detección de este tipo de necesidades 
de  formación  consiste  en  solicitar  la  colaboración  de  la  cadena  de 
mando,  cuanto  más  próxima  al  trabajador  investigado,  mejor,  para 
¿CÓMO DETECTAR  conocer los déficits personales del ocupante de un puesto de trabajo 
NECESIDADES DE  respecto  a  los  requisitos  que  el  puesto  exige.  Las  conclusiones  del 
FORMACIÓN?  análisis  realizado  deberán    incluirse  en  el  informe  de  resultados  y 
servirán  para  planificar  la  formación.  El  informe  deberá  contemplar  
tanto  los  déficits  observados  como  las  posibles  recomendaciones    de 
intervención. 

Pág. 130
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 26b. Explicación del Modelo prescriptivo


MODELO PRESCRIPTIVO 

Las herramientas  más utilizadas en esta perspectiva para la detección 
de necesidades son las también llamadas técnicas de autoinformación 
ya que son los propios sujetos o grupos los que facilitan la información: 
la  entrevista  en  todas  sus  modalidades  (abierta,  estructurada, 
semiestructurada; individual, en grupo, etc.) y la encuesta mediante un 
INSTRUMENTOS  cuestionario.  
PARA DETECTAR 
NECESIDADES  Cada  una  de  estas  herramientas  tiene  sus  ventajas  tal  y  como  puede 
observarse en la tabla 28 que mostramos a continuación. 

También,  pueden  usarse  la  observación  directa  del  trabajador  o  la 


observación  a  través  de  vídeo  u  otros  recursos  tecnológicos,  la 
evaluación externa o la auditoría.  

Las  fuentes  de  información  a  las  que  se  acude  son,  entre  otras: 
FUENTES DE  personas  de  la  propia  organización,  personas  externas  (clientes, 
INFORMACIÓN  proveedores,  externos,  etc.),  documentos  escritos,  documentos 
audiovisuales y evidencias del propio trabajo.  

Pág. 131
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 27 . Ventajas del cuestionario y entrevista como herramientas de detección de


necesidades

Fuente: Gutiérrez et al. (2005:91)


4.2.2.M ODELO PARTICIPATIVO/COLABORATIVO

El modelo participativo/colaborativo o también modelo para analizar necesidades


partiendo de una perspectiva de necesidad como problema se explica con detalle en la tabla
28.

Tabla 28. Explicación del modelo participativo o colaborativo


MODELO PARTICIPATIVO O COLABORATIVO 

Este enfoque da una respuesta estratégica a la necesidad de facilitar 
el  desarrollo  de  los  procesos  de  participación  para  diagnosticar 
necesidades de formación de un colectivo. 
 
Se trataría de que un grupo de personas de la organización sea capaz 
DESCRIPCIÓN 
de conocer las necesidades que les genera el desempeño de su labor 
en la organización para poder mejorarla lo que supone un proceso de 
un proceso de toma de conciencia de las necesidades y, por ende, de 
reflexión y de trabajo en equipo* 
 
NECESIDADES DE  Siguiendo  el  orden  de  la  figura  3  hay  que:  identificar,  categorizar  y 
FORMACIÓN 
priorizar las necesidades de formación. 
 

Pág. 132
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Lo  más  adecuado,  aplicar  técnicas  de  dinámica  grupal  (Francia  y 


Mata,  2001;  Trechera,  2003)  basándonos  en  una  metodología  que 
INSTRUMENTOS  inició y acuñó como dinámica de grupos Kurt Lewin en 1944 y cuyos 
PARA DETECTAR  continuadores  han  validado  como  herramienta  poderosa  en  los 
NECESIDADES  distintos  campos  de  la  vida  social  y,  por  ende,  en  la  dirección  y 
gestión de las organizaciones.  
 
El  proceso  a  seguir  requiere  la  colaboración  de  todas  las  personas 
FUENTES DE  implicadas  y,  en  definitiva,  persigue  que  el  grupo  se  transforme  en 
INFORMACIÓN  equipo de trabajo. 
 

*El entusiasmo actual de las organizaciones por fomentar los


equipos de trabajo y el trabajo en equipo refleja la creencia,
fuertemente arraigada, de que constituyen medios más eficaces
para alcanzar elevados niveles de rendimiento que los que
pueden lograrse a través de procedimientos de trabajo clásicos.

Figura 3. Proceso a seguir para diagnosticar las necesidades formativas.

En cuanto a las fases que previamente hemos mostrado en la figura 3 y que son la
clave del proceso a seguir en la detección de necesidades en este modelo, queremos
explicarlas con más detalle en la tabla 29.

Pág. 133
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 29. Fases en el proceso a seguir para diagnosticar las necesidades formativas

FASE  BREVE DESCRIPCIÓN  TÉCNICA ADECUADA 

  “Bola de nieve o pirámide” 
IDENTIFICACIÓN DE NECESIDADES 

A  partir  de  la  identificación  de   Intercambio de ideas o soluciones.  


necesidades  que,  todos  y  cada  uno   Formador hace de dinamizador. 
de  los  miembros  del  grupo  realice,  1º  Se  habla  de  las  necesidades  identificadas 
llegar  a  construir  una  identificación  en parejas 
colectiva  sentida  por  todos  y  en  la  2º  Las  parejas  amplían  a  grupos  de  cuatro 
que todos se reconozcan  personas  y  siguen  hablando  de  las 
  necesidades identificadas 
3º  Así,  sucesivamente  en  grupos  más 
numerosos 

Pág. 134
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Supone “pulir” el material obtenido en  “Discusión‐Debate” 
la  fase  de  identificación  mediante  una   El formador como moderador. 
reflexión más profunda.   1º  Se  toma  la  primera  necesidad  de  la  lista  del 
CATEGORIZACIÓN DE NECESIDADES 

La identificación previa de necesidades  gran grupo y, según su naturaleza, se enuncia una 
aún  necesita  ser  tratada  en  una  categoría. 
clasificación  en  categorías  2º  Se  revisa  la  lista  y  se  incluye  en  esa  primera 
significativas,  aunque  aleatorias  para  categoría todas las necesidades o problemas de la 
cada  caso,  que  permita  hacerse  una  misma naturaleza. 
idea  cabal  de  la  dimensión  del  3º Una vez se agotan las necesidades o problemas 
problema.   de  esa  categoría,  se  toma  la  siguiente  necesidad 
Cada categoría incluye las necesidades  no categorizada y se enuncia una nueva categoría.
que  puedan  abordarse  de  un  modo  4º El procedimiento se repite hasta que todas las 
similar en la fase de «Planificación para  necesidades o problemas están categorizados. 
la acción», esto es, que puedan tratarse 
mediante  un  mismo  plan  de  acción, 
aunque  requieran  de  alguna 
especificidad.  
Todas  las  categorías  establecidas  no  “Diamante” 
pueden abordarse al mismo tiempo por  1º  Cada  miembro  elige,  según  su  criterio, 
falta  de  disponibilidad  (tiempo,  individualmente y en su tiempo, de entre todas las 
recursos materiales y humanos, etc.), y  categorías  numeradas  con  números  romanos, 
porque  no  todas  se  consideran  nueve. 
igualmente  importantes  o  urgentes.  2º Posteriormente, y también de forma individual 
Ello  exige  una  nueva  y  última  fase  y en su tiempo, las ordena utilizando la técnica del 
conducente  a  su  priorización;  es  decir,  diamante: 
el  grupo  de  participantes  debe  decidir  En  el  vértice  superior  se  colocará  la  categoría 
qué  categorías  de  problemas  abordar   priorizada en primer lugar. En la fila siguiente, las 
en primer, segundo, tercer, (…) lugar.   dos categorías priorizadas en segundo lugar. En la 
PRIORIZACIÓN DE NECESIDADES 

  tercera  fila,  las  tres  categorías  priorizadas  en 


Advertencias:  tercer  lugar.  En  la  penúltima  fila,  las  dos 
El nombre que se le dé a cada categoría  categorías elegidas en cuarto lugar. Y en la última 
es lo de menos. Debe evitarse nombres  fila, la categoría priorizada en quinto lugar. 
muy  técnicos  que  dificulten  la 
comprensión  del  grupo  y  posibilitar  la 
utilización  de  palabras  que  todo  el 
mundo  entienda.  Debe  evitarse 
cualquier  discusión  sobre  los  nombres.   
Es  estéril  y  sólo  sirve  para  perder  3º  Una  vez  que  cada  miembro  del  grupo  ha 
tiempo  e  irritar  al  grupo.  Si  hace  falta  decidido  su  diamante,  se  procede  constituir  de 
se le da varios nombres.  nuevo  los  pequeños  grupos  (5‐6  personas)  y  a 
  poner  en  común  los  diamantes  de  cada  uno  de 
Las  necesidades  o  problemas  pueden  sus  componentes,  hasta  llegar  al  diamante 
incluirse  en  una  o  más  categorías.  Si  consensuado de cada pequeño grupo. 
ello  ocurre,  es  conveniente señalarlas  4º Cuando los pequeños grupos ya disponen de su 
de  algún  modo  (p.ej.  con  un  asterisco)  propio diamante consensuado, se pasa al proceso 
para  saber  las  que  pertenecen  a  una  de  construcción  del  diamante  del  gran  grupo, 
sola categoría o a más de una.  (priorización  de  las  categorías  por  todo  el 
personal implicado). 
Se  trata  de  que  haya  consenso  respecto  al 
diamante  resultante,  que  será  en  definitiva,  la 
base del plan de acción formativa. 

Pág. 135
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Ventajas del uso de técnicas basadas en la dinámica grupal


para la detección de necesidades de formación

Favorecen tanto la detección de necesidades formativas como el


desarrollo de unos procesos fundamentales en la construcción de
una cultura más colaborativa entre los miembros de la
organización.

Favorecen la implicación de los participantes en la detección de


necesidades formativas

Desarrollan la capacidad de los participantes para exponer sus


ideas. (No sólo se enseña a cada participante a colaborar, sino
que las ideas de los participantes forman parte del esfuerzo del
grupo).

Amplían la variedad de concepciones (a medida que el grupo se


hace más grande, una idea se evalúa de nuevo, de manera que, a
cada paso, la calidad de la misma mejora).

Pág. 136
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

5. FASES Y ELEMENTOS DEL DISEÑO DE LA


FORMACIÓN

5.1. INTRODUCCIÓN
Una vez hemos visto la fase de diagnóstico (explicada en el apartado 4), en la
siguiente fase de diseño, aparecen los problemas habituales de cualquier investigación
sociológica, por sencilla que sea, que es ligar la complejidad de la definición de los objetivos
con la complejidad de los múltiples factores de la realidad que se está analizando.

“Un plan de formación es un documento elaborado por la


dirección de la organización por lo que es un documento privado
que pertenece al fuero interno de las organizaciones o empresas
con la finalidad de asegurar la formación de su personal por un
período determinado” (Pineda, 2005:70).

Lo que se suele hacer público y es más conocido de los planes de formación son la
relación de cursos o acciones formativas en vistas a la comunicación entre los trabajadores y
su difusión.

El plan de formación (al igual que los planes estratégicos) supone un proceso de
reflexión sobre la situación real de la organización y es una respuesta a los interrogantes
clásicos que describen la situación actual de la organización (respuestas al qué, cómo, quién,
por qué, dónde, cuándo, etc.).

Los planes de formación arrancan, como punto de partida, de la situación real (visión
de presente) de la organización y aspiran, como punto de llegada, a la situación deseada para
el futuro (visión de futuro) y representan el punto de referencia entre el presente y el futuro.

El diseño de planes de formación en las organizaciones actuales se configura como


una de las alternativas estratégicas que posee la organización para desarrollarse, crecer y ser
más competitiva. Depende, por lo tanto, de la planificación general de la organización,
configurándose como uno de sus pilares cada vez más importantes, y ha de responder tanto a
los requerimientos presentes de cambio como a las transformaciones laborales futuras.

5.2. FASES
La estructura en la que se divide la planificación formativa varía según distintos
modelos, la utilización de uno u otro por parte de las organizaciones estará en función de sus
objetivos estratégicos, sus demandas de formación, su cultura organizativa y sus intereses
particulares. Sea cual sea el modelo elegido, en todos se deben seguir unas fases
indispensables (Solé y Mirabet, 1997; Fernández-Salinero, 1999) y que recogemos a modo de
resumen en la tabla 30.

Pág. 137
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Tabla 30 . Fases clave en el diseño de la planificación formativa

1. Identificación de la política de la organización

2. Análisis de las necesidades formativas

3. Precisión de las acciones formativas

4. Formulación de objetivos

5. Planificación operativa

6. Planificación logística

7. Comunicación y difusión del plan formativo

8. Seguimiento

9. Evaluación

El propósito de la formación concebida como un plan que sigue estas fases es el de


capacitar a un individuo para que pueda realizar convenientemente una tarea o un trabajo
determinados.

5.3. ELEMENTOS
En cada una de las fases van a ir apareciendo dentro de las mismas, como
explicaremos a continuación, los elementos del diseño de formación (necesidades, acciones
formativas, recursos humanos y materiales, presupuesto, resultados esperados, evaluación)
(Fernández-Salinero, 1999):

1. La identificación de la política de la organización servirá en el diseño para justificar el


plan de formación desde la propia cultura (Schein, 1988) de la organización.  

Cada organización tiene establecidas unas políticas y estrategias para mantener y ampliar
su dimensión y competitividad, o bien para ajustarse a las coyunturas de su sector y
mercado; el plan formativo debe constituirse en un pilar de apoyo para el éxito de esas
políticas respetando la misión y visión de la organización y, por lo tanto, los valores que
se desprenden de éstas.  
 
2. El análisis de las necesidades formativas se ha abordado de manera más detallada en el
apartado de este módulo titulado “diagnosticar las necesidades formativas”. Es clave saber
detectarlas, categorizarlas y priorizarlas para traducirlas, después, en acciones formativas
concretas.

Pág. 138
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

3. La precisión de las acciones formativas a realizar debidamente justificadas y priorizadas:


título, breve descripción de la misma, objetivo a conseguir, contenido de la acción, tipo de
metodología que se va a utilizar, etc.

4. La Formulación de objetivos a diferentes niveles de concreción (generales y específicos)


es muy importante. Entendiéndose por objetivo el resultado que se espera de los sujetos en
formación al finalizar ésta.

 Los objetivos generales: expresan, de manera sintética, el comportamiento


profesional global que debe alcanzarse al finalizar la formación y que ha de
ponerse en práctica en una situación de trabajo.

Son los que se vinculan con objetivos de recuerdo, resolución de problemas,


aplicación de normas, consolidación de compromisos personales.

 Los objetivos específicos: explican el conjunto de conocimientos, habilidades o


actitudes que es preciso adquirir para alcanzar el objetivo final.

Son los objetivos que pretenden la participación de los destinatarios de la


formación en los debates organizados, la aceptación de las orientaciones dadas por
el formador, el cumplimiento de las normas que rigen las acciones formativas
(horarios, plazos, etc.).

Recomendaciones a la hora de redactar objetivos:

 Enunciar lo que el alumno debe “ser capaz de” realizar al


término de la formación. Especificar con verbos de acciones
observables (conducir, evaluar, experimentar, trazar, reparar,
desmontar, etc.); es posible introducir otros que no resultan tan
fácilmente observables pero que, cada vez más, es necesario
identificar (comprender, conocer, ser sensible ante...).
 Elegir el verbo de acción que permita evidenciar el nivel
de objetivo al que se quiere llegar (información, dominio de un
lenguaje, dominio de una herramienta, dominio metodológico,
cambio actitudinal...).
 Expresar esta acción principal desde el punto de vista del
sujeto que aprende (el formando deberá ser capaz de...) y no
desde el punto de vista del formador.
 Evitar calificativos imprecisos tales como “minimiza,
maximiza, mejora”, etc.
 Formular el objetivo en términos de resultados y no en
términos de proceso de aprendizaje.

Pág. 139
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

5. La planificación operativa implica los aspectos clave de la formación: contenidos


(módulos, temas o unidades didácticas); actividades; y, metodología de formación.

 Los contenidos de la formación pueden ser de diversa índole pero deben responder
a estos tres campos:

Conocimiento de la propia organización: contenidos referidos


al conocimiento de la filosofía, la organización, la estructura, el
sistema, los productos, la imagen, etc., de la organización; es
decir, los contenidos que proporcionan conocimiento de todos
aquellos aspectos que permiten al trabajador identificarse con la
compañía y que dan sentido a su propio trabajo.

Conocimientos profesionales: contenidos que proporcionan los


conocimientos específicos necesarios para realizar las tareas que
integran cada puesto de trabajo. Estos no son los integrantes de
las tareas individuales, sino que abarcan una panorámica más
amplia del conjunto de una función determinada.

Formación personal: Integra todos los conocimientos que están


más allá de las técnicas profesionales y que preparan a la
persona considerándola como miembro de una comunidad
laboral y social. Así se contempla a la persona como una
totalidad, desde un enfoque integral que hace que la formación
en la empresa no sea sólo de tipo profesional, sino también
educativa y altamente enriquecedora para el individuo.

 Las actividades se definen como sinónimo de acción, actuación, movimiento,


comportamiento, proceso mental. Las características más significativas son:
 Se vinculan siempre a los contenidos;
 hacen referencia a un sujeto (participante en la actividad);
 deben ser propositivas; orientadas hacia un objetivo o meta;
 se formulan en términos de espacio y tiempo;
 deben contextualizarse;
 se precisan en razón de recursos y estrategias metodológicas;
 incorporan mecanismos de retroinformación (feedback) y
autorregulación.

Pág. 140
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

 La metodología que se va a seguir para impartir la formación debe tener en cuenta


unos criterios:
 La compatibilidad con objetivos y contenidos.
 La relación con los principios generales del aprendizaje adulto:
Individualización, autoformación, actividad, funcionalidad, economía,
practicidad, intereses.
 La congruencia con los principios de rigor, realismo y participación.
 El carácter eminentemente aplicativo de los aprendizajes (transferencia
al puesto de trabajo).
 La adecuación de los recursos disponibles, incluido el tiempo.
 La adaptación a los factores relacionados con los participantes (estilo de
aprendizaje, edad, tamaño del grupo, motivación, etc.).
Podemos agrupar las metodologías en tres grandes bloques, ver tabla 31. Lo
recomendable en un diseño de formación es contemplarlos todos.

Tabla 31. Tipos de metodologías para impartir la formación

METODOLOGÍAS
VINCULADAS DEL SABER HACER DEL LOGRO DE
AL SABER ACTITUDES
Expositivas,  Formación‐acción  Autoformativas  (referencia 
    personal) 
Autoformativas  y  a  distancia  Formación “in situ”,   
(objetivos de interiorización);     De simulación, como el trabajo 
  Método  del  en equipo o el role‐playing (de 
Método  del  caso  (objetivos  descubrimiento  y  círculos  referencia social). 
de integración);   de calidad. 
 
Solución  de  problemas 
(objetivos de innovación). 

6. Planificación logística: consiste en la organización de todos aquellos elementos,


situaciones y personas que resultan necesarios para el correcto y eficaz desarrollo del Plan
de Formación. Estos serían los siguientes:

 Formadores o personas que facilitan que se haga operativa la formación. Entre


los formadores, puede haber expertos y técnicos pedagógicos (que realizan
funciones más técnicas) y, por otro lado, el profesorado especializado (quien se
encarga de impartir la formación). Los formadores pueden ser internos o externos.

Pág. 141
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

 Organización: planificar condiciones ambientales adecuadas tales como


luminosidad o climatización adecuada; pensar en espacios apropiados (bien en la
propia organización o bien fuera de ella en centros de formación o residencias);
concretar horarios para impartir la formación (dentro o fuera del horario laboral
con lo que una opción y otra conllevan); determinar el tiempo global de la
formación y los tiempos secuenciales (media jornada –de 3 a 4 horas-/jornada
completa –de 6 a 8 horas-). La representación gráfica o cronograma de la
distribución temporal es un recurso de gran ayuda a la hora de planificar.

 La duración variará en función del objetivo de la formación:

 Adaptación al puesto (formación colectiva): Seminarios


nocturnos, cursillos de dos a cuatro días, estancias, encuentros o
reuniones informativas. Corta duración (hasta 40 horas).
Ventajas: concentrar la atención, hacer de una parte y de otra
(formador y participante), más sensible el progreso.

Inconvenientes: no permiten aclaración, asimilación controlada


ni el trabajo personal libre, amontonan para el asalariado el
trabajo sobre los despachos, las mesas de taller, las obras.

 Desarrollo de la competencia (formación individual y


colectiva): Programas basados en proyectos, grupos de
intercambio de experiencias o grupos de trabajo de comparación
entre empresas. Duración media (de 41 a 100 horas) o larga
(más de 100 horas). Se escalonan y reparten las jornadas y
medias jornadas a lo largo de semanas e incluso meses, para
favorecer la acción pedagógica, para responder a las exigencias
de la empresa y de los individuos y para conciliar las tres cosas.

 Formación individual (perfeccionamiento y


promoción): Autoformación, educación a distancia o sistemas de
enseñanza interactiva asistida por ordenador. Duración variable.

 El presupuesto (proyecto económico) que soporta un Plan de Formación puede


estar vinculado al presupuesto de un ámbito de mayor tamaño (por ejemplo,
recursos humanos, del cual Formación será una de sus funciones), o bien
constituirse en presupuesto diferenciado sin relaciones con otros (presupuesto de
Formación).

Pueden existir situaciones distintas e incluso mixtas: Por ejemplo, que los planes
sectoriales de la compañía tengan apartados con recursos financieros para acciones

Pág. 142
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

de formación (lanzamiento de nuevos productos, planes de calidad, etc.), o


también que cada división o área de línea tenga un presupuesto dirigido a costear
sus propias acciones. En cualquiera de estas claves organizativas se hace obligado
manejar un presupuesto, concretado en función de determinados criterios de cuota
sobre los que establecerlo (Gan et al., 1995: 151-153).
 

 Los recursos personales y materiales se refieren básicamente a, por un lado, los


sujetos implicados en el proceso formativo (recursos personales o humanos); y, por
otro lado, a los materiales que se usan en la acción formativa y que se dividen en
dos bloques (instalaciones y materiales pedagógicos).

Al hablar de personas implicadas en la acción formativa, contemplamos


tanto a formadores como participantes (clientes o usuarios) como personal de
secretaría, personal de mantenimiento o personal de limpieza.

En cuanto a los materiales pedagógicos los podemos agrupar en tres


grandes bloques: textos impresos, recursos audiovisuales y recursos informáticos.

7. La comunicación y difusión del plan formativo. Se debe realizar una vez planteado el
Plan de Formación. Hay que informar sobre él a la Dirección y personal de línea, a los
formadores externos que se contraten (si resulta necesario) o internos (si se encuentran en
la organización) y a los participantes. Aunque debe contarse con la participación de estos
tres grupos desde el principio de la planificación.

8. Seguimiento o feedback que se debe llevar a cabo durante el desarrollo del Plan de
Formación. Una tarea importante es garantizar la correcta evolución dcl mismo mediante
visitas, cuestionarios, entrevistas con los instructores, chequeo de la impartición con la
planificación establecida, observación, etc. Queremos resaltar algunas consideraciones a
tener en cuenta sobre el seguimiento de la formación:

Un Plan de Formación debe ir revisándose a lo largo de su


implementación y que debe permitir realizar correcciones
conforme vaya estructurándose en el tiempo y en el espacio.

Es necesario realizar una evaluación diagnóstica continua de las necesidades de la


población afectada y de los efectos sobre el contexto de trabajo y el mercado laboral, que
nos permita ir verificando las carencias descubiertas e ir conociendo otras ligadas a las ya
identificadas y posiblemente controlables a través de nuevas acciones de formación.

Pág. 143
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Hay que tener en el punto de mira el objetivo empresarial de manera constante a


medida que se prueba en la acción. Valorar periódicamente la formación realizada, sus
costes y su calidad por parte de los formadores y de los participantes.

9. La evaluación de la formación se realiza con unos propósitos básicos como Talbot y


Ellis (1969: 145) señalan para: “determinar si los objetivos y contenidos de las acciones
formativas son coherentes con las necesidades de la organización detectadas; valorar si los
objetivos fijados se están consiguiendo de la forma más efectiva y económica posible; en
el caso de que lo anterior no se dé, identificar los cambios y modificaciones necesarias
para su mejora”.

De evaluación de la formación se trata con más detalle en el apartado de este módulo


titulado “gestión y evaluación de planes formativos”.

La formación se define, por tanto, como “una estrategia


organizacional sistemática y planificada, destinada a habilitar
para la realización de tareas progresivamente más complejas y
responsables, a actualizar los conocimientos y habilidades
exigidos por el continuo desarrollo tecnológico y a lograr una
mejora de la competencia personal haciendo del trabajo una
fuente de aprendizaje y de satisfacción para la persona”
(Sánchez Cerezo, 1991: 249-250).

En definitiva, la formación no es un aspecto aislado e independiente de la actividad de


la organización. Debe ser un instrumento integrado en la planificación estratégica de la
organización que ha de ayudar a definir sus metas, mejorar su funcionamiento y aumentar el
nivel de satisfacción de las personas que trabajan en ella (Solé y Mirabet, 1997) y; por ello,
debe ser “un proyecto coherente (no difuso), dinámico (no rígido), concreto (no vago,
insignificante o demasiado ambicioso para que sea creíble, y que implique a los trabajadores
(que no sea tecnocrático)” (Louart, 1994:170).

La formación actualmente se desarrolla dentro de un nuevo concepto de


organización/empresa, considerada ésta como un sistema social abierto e integrado que se
encuentra sumergido en un contexto concreto. Ese entorno está compuesto por todos los
elementos sociales, económicos, políticos, axiológicos. etc., que integran nuestra actualidad.
Del contexto, se reciben una serie de «inputs», en forma de materias primas, información,
recursos financieros, tecnológicos y humanos. Estos recursos son utilizados o transformados
por la propia organización o empresa, la cual devuelve una serie de «outputs», consistentes en
bienes y servicios.

La organización participa, por consiguiente, de los principios y características de los


sistemas abiertos: sinergia (el todo es superior a la suma de las partes); importación,

Pág. 144
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

transformación y exportación de energía e información; feedback; orden y buen


funcionamiento (entropía negativa); estabilidad y homeostasis dinámica (tendencia al
crecimiento y expansión equilibrados); diferenciación (especialización); equifinalidad (iguales
fines desde posturas diversas).

Las principales fuerzas que actúan en el sistema organización, que potencian o frenan
su desarrollo y que queremos destacar son: la legislación, los sindicatos, los grupos de presión
(asociaciones de consumidores, movimientos ecologistas, etc.), las nuevas tecnologías, la
competencia, los valores sociales, la cultura empresarial (sistema de normas), los
proveedores, los clientes y los mismos trabajadores.

La organización que, actualmente, se denomina inteligente, es capaz de aprender y,


en consecuencia, de saber transformarse. Esta concepción implica que la organización está
sumergida en una dinámica de cambio que puede realizarse de tres formas: cambio reactivo
(supervivencia), cambio proactivo (anticipación) y cambio creativo (provocación y liderazgo
permanente).

Son cuatro los objetivos de desarrollo: aumentar la cantidad,


incrementar la calidad, disminuir los costes y optimizar la
satisfacción del cliente y del personal’.

La organización así concebida responde a lo que, actualmente, se denomina


“organización inteligente”, que se define como el sistema sociotécnico abierto que es capaz
de aprender y, en consecuencia, de saber transformarse.

Deben distinguirse los procesos de aprendizaje individual respecto de los


organizativos. Los primeros responden a la formación profesional, al desarrollo de los
conocimientos o aptitudes/actitudes y a la incorporación de determinadas habilidades y
destrezas en las personas o en los individuos; mientras que los segundos representan la
consecuencia o los resultados del aprendizaje en equipo (Silva et al.,2008), de la búsqueda, a
través de las relaciones interpersonales, de los fines organizativos comunes.

Para finalizar destacamos que la organización inteligente y sus procesos de


aprendizaje, se tiene que apoyar en cinco enfoques, que deben orientar los futuros planes de
formación:

 dominio personal y profesional de los trabajadores,


 sistema de razonamiento y de actuación de la organización,
 liderazgo compartido,
 aprendizaje en equipo
 integración sistémica de las cuatro anteriores en un proyecto de
organización común
(Senge, 1992).

Pág. 145
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

6. BIBLIOGRAFIA
Alonso, C. et al. (2004). Psicología Social y de las Organizaciones. Desarrollo institucional.
Madrid: Dykinson.

Berrocal, F. y Pereda, S. (1999). “La psicología del trabajo y la formación en la empresa”,


Revista Complutense de la Educación, 10, (1) pp.37-59.

Chang, R.Y. (1998). Cómo crear programas de formación de alto impacto. Madrid: Centro de
estudios Ramón Areces.

Fernández-Salinero, C. (1999). “El diseño de un plan de formación como estrategia de


desarrollo empresarial: estructura, instrumentos y técnicas”, Revista Complutense de
Educación, 10 (1), pp.181-242.

Francia, A. y Mata, J. (2001). Dinámica y técnicas de grupos. Madrid: CCS.

Gairín, J. (2000). Cambio de cultura en las organizaciones que aprenden, en Educar 27, pp.
31-85.

Gil, F. y Alcover, C.Mª. (2003). Introducción a la Psicología de las organizaciones. Madrid:


Psicología y Educación. Alianza Editorial.

Gutiérrez, I.; Sorribas, M. y Gil, M. (2005). Metodología de la intervención social.


Barcelona: Altamar.

Kirkpatrick, D.L. (1998). Evaluating Training Programs. San Francisco: Berrett-Koehler


Publishers.

Le Boterf,G. (1991). Ingeniería y evaluación de los planes de formación. Bilbao: Deusto.

Moore,M.G. (1990). “Management of distance learning”, en Husen, T., y Postlethwaite, T.N.


(eds.), The International Encyclopedia of Education. Research and Studies,
Suplementary Volume Two, Oxford: Pergamon Press, pp.168-171.

Palací, F.J. (2011). Psicología de la organización. Madrid: Pearson Educación.

Peiró, J.M. (1983). Psicología de la organización. Madrid: UNED.

Pereda, S. et al. (1999). Bases de Psicología del Trabajo para gestión de recursos humanos.
Madrid: Síntesis.

Pineda, P. (COORD.) (2002). Gestión de la formación en las organizaciones. Hospitalet de


Llobregat: Ariel.

Pág. 146
DIPLOMA EPU “INSTRUCTOR EN SERVICIOS OPERATIVOS DE EMERGENCIA”.
MÓDULO I: SERVICIOS DE EMERGENCIA: PASOS PREVIOS AL PLAN DE FORMACIÓN

Pineda, P. (2010). Evaluation of Training in Organisations: a proposal for an integrated


model. Journal of European Industrial Training, 34 (7), pp.673-693.

Robbins, S. (2004) Comportamiento organizacional. México. D.F.: Pearson Educación.

Sanduvete, S. (2008) Innovaciones metodológicas en la evaluación de la formación continua.


Sevilla: Universidad de Sevilla.

Silva, Mª del M. et al (2008). Las relaciones humanas en la empresa. Madrid: Paraninfo.

Solé, F., y Mirabet, M. (1997). Guía para la formación en la empresa. Madrid: Civitas.

Trechera, J.L. (2003). Trabajar en equipo: talento y talante. Técnicas de dinámica de grupos.
Bilbao: Desclée de Brouwer.

Pág. 147