Está en la página 1de 15

Incidente de suspensión 171/2018

Resolución incidental
En la ciudad de Ensenada, Baja California, siendo
las nueve horas con veinticinco minutos del
veintinueve de noviembre de dos mil dieciocho ,
estando en audiencia pública, Miguel León Bio, juez
Noveno de Distrito en el estado de Baja California ante
Silvia León Orozco, secretaria que autoriza y da fe, se
procedió a celebrar la audiencia prevista por el artículo
138 fracción II de la Ley de Amparo, en los términos que
dispone el artículo 144 del mismo ordenamiento legal.

Acto continuo, se hace relación de las constancias


relativas a este asunto, entre las que se encuentran
copia de la demanda de amparo, proveído de veinticinco
de septiembre del año en curso, en el que se aperturó el
incidente en que se actúa, se negó la suspensión
provisional y se señaló fecha y hora para la celebración
de la audiencia incidental.

Asimismo, hago constar que obran los informes


previos rendidos por el Administrador Central de
Apoyo Jurídico de Recursos y Servicios, por sí y en
representación del Administrador General de
Recursos y Servicios y Administrador de Apoyo
Jurídico de Recursos y Servicios “3”, todos del
Servicio de Administración Tributaria, con sede en la
Ciudad de México.

A lo que el juez acuerda: téngase por hecha la





relación de constancias.

Abierto el periodo de ofrecimiento y desahogo


de pruebas la secretaria hago constar que la parte
quejosa ofreció como pruebas de su parte, las
documentales que obran en fojas 14 17 y 20 a 23 de
autos, sin que las demás partes hayan ofrecido prueba
alguna.

A lo que el juez acuerda: Con fundamento en el


artículo 143 de la Ley de Amparo, se tienen por
admitidas y desahogadas por su propia naturaleza las
pruebas de referencia, para los efectos legales a que
haya lugar y por perdido el derecho de las demás partes
a ofrecer las de su intención, con lo anterior, se cierra el
periodo de pruebas.

Una vez cerrada la etapa probatoria y sin pruebas


pendientes por desahogar, se da apertura a la etapa de
alegatos, en la que la secretaria hago constar que a
fojas 87 a 90 de autos obra el alegato formulado por la
parte quejosa. A lo que el juez acuerda: se tienen por
realizadas las manifestaciones formuladas por la parte
quejosa, las cuales serán tomadas en consideración tal y
como lo prevé el artículo 144 de la Ley de Amparo; con lo
anterior se declara cerrada la presente audiencia y se
declaran vistos los autos para dictar la resolución
correspondiente.

Vistos para resolver los autos del incidente de


suspensión relativo al juicio de amparo número
171/2018; y,

R e s u l t a n d o:
Único: En la correspondiente demanda de amparo
promovida por Luis Fernando Gómez Navarrete, éste
solicitó la suspensión definitiva de los actos que reclama
del Administrador General de Recursos y Servicios,
con residencia en la Ciudad de México y otras
autoridades.

Acto reclamado
“[…] De todas las autoridades se reclama la
emisión y notificación del oficio 300-05-03-00-00-
2018-462, de fecha 09 de Marzo de 2018, emitido por
la Administración Central de Apoyo Jurídico de
Recursos y Servicios, derivado de la petición formulada
por el suscrito para garantizar el DERECHO AL
MINIMO VITAL […]”

Sentido de
F
Informe
Autoridades responsables Foja
previo

Administrador Central
de Apoyo Jurídico de
Recursos y Servicios, del Niega el
(64 y
1 Servicio de Administración acto
65)
Tributaria, con sede en la reclamado
Ciudad de México.

Administrador General
de Recursos y Servicios, del
Niega el
Servicio de Administración
2 acto (66)
Tributaria, con sede en la
reclamado
Ciudad de México.

Administrador de
Apoyo Jurídico de Recursos
y Servicios “3” -en su
Acepta el
denominación correcta-, del (68 a
3 acto
Servicio de Administración 73)
reclamado
Tributaria, con sede en la
Ciudad de México.

C o n s i d e r a n d o:

Primero. Competencia. Este Juzgado Noveno de


Distrito en el estado de Baja California, es competente
para resolver el presente incidente de suspensión, en
términos de lo dispuesto por los artículos 103 y 107 de la



Constitución Federal, 125, 128, 140, 144 y 146 de la Ley


de Amparo, y el Acuerdo General 3/2013 emitido por el
Pleno del Consejo de la Judicatura Federal.
Segundo. Negativa de actos y negativa de
suspensión. Las autoridades responsables
Administrador Central de Apoyo Jurídico de
Recursos y Servicios, por sí y en representación del
Administrador General de Recursos y Servicios,
ambos del Servicio de Administración Tributaria, con
sede en la Ciudad de México, al rendir sus informes
previos manifestaron que no son ciertos los actos que
de ellas se reclaman; lo que hace prueba plena de
conformidad con el artículo 202 del Código Federal de
Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la Ley
de Amparo, ya que se trata de documentos públicos
emitidos por autoridades en ejercicio de sus funciones.

En ese tenor, ya que durante la secuela procesal


de este asunto, la parte quejosa no aportó medio de
convicción alguno tendente a desvirtuar la negativa en
comento vertida por las autoridades responsables antes
precisadas y de autos no se advierte ni indiciariamente
su existencia, es por lo cual se debe negar la
suspensión definitiva que se solicita, respecto de dichas
autoridades.

Sirve de apoyo a lo anterior, la tesis emitida por el


Tercer Tribunal Colegiado del Segundo Circuito,
consultable en el Semanario Judicial de la Federación,
Octava Época, tomo X, octubre de 1992, página 356,
materia común, con número de registro 218207, cuyo
rubro y texto son del tenor literal siguiente:

“INFORME PREVIO. Si el recurrente no


aporta prueba alguna para desvirtuar la negativa
de las autoridades señaladas como responsables
al rendir su informe previo, el mismo debe tenerse
como cierto y, consecuentemente, negarse la
suspensión, a no ser que en la audiencia se rindan
pruebas en contrario.”
Tercero. Certeza del acto reclamado. La
autoridad responsable Administrador de Apoyo
Jurídico de Recursos y Servicios “3”, del Servicio de
Administración Tributaria, con sede en la Ciudad de
México, al rendir su informe previo manifestó que es
cierto el acto reclamado, consistente en la emisión del
oficio 300-05-03-00-00-2018-462 de nueve de marzo de
dos mil dieciocho, en el que dio respuesta a la solicitud
formulada por el quejoso, para que se le garantice el
derecho al mínimo vital.

Cuarto. Concesión de la suspensión. En el


caso, el quejoso acredita de manera presuntiva su
interés suspensional, toda vez que del informe previo
rendido por la autoridad responsable Administrador de
Apoyo Jurídico de Recursos y Servicios “3”, del
Servicio de Administración Tributaria, con sede en la
Ciudad de México, se advierte que el quejoso Luis
Fernando Gómez Navarrete es empleado de base del
Servicio de Administración Tributaria.

Asimismo, del referido informe se advierte que


existe un juicio en materia laboral iniciado por la citada
autoridad en contra del quejoso, radicado bajo el número
900/2015, ante la Tercera Sala del Tribunal Federal de
Conciliación y Arbitraje, que se encuentra en etapa de
instrucción, que se promovió en términos del artículo 46
Bis, párrafo segundo de la Ley Federal de Trabajadores
al Servicio del Estado, para efectos de la terminación
definitiva de su nombramiento, por imputársele una
conducta grave de falta de probidad y honradez que



motivó que por oficio 300-04-00-00-00-2015-0161, de


nueve de marzo de dos mil quince se le notificara la
suspensión temporal de los efectos de su
nombramiento, hasta en tanto se resolviera si
procedía su suspensión definitiva; por tanto, la
relación de trabajo se encuentra sujeta a lo que resuelva
la autoridad laboral; de lo que se advierte que la
suspensión efectuada al quejoso Luis Fernando
Gómez Navarrete no es definitiva, sino temporal, hasta
en tanto la autoridad laboral resuelva lo conducente en
dicho juicio.

De igual manera, se desprende que en el oficio


que constituye el acto reclamado, la autoridad
responsable no acordó de conformidad a la solicitud
formulada por el quejoso, en el sentido de que se le
otorgara el derecho al mínimo vital, en virtud de que se
encontraba en trámite el juicio laboral 900/15 radicado
en la Tercera Sala del Tribunal Federal de Conciliación y
Arbitraje, por lo que debería estarse a lo que resolviera
dicha autoridad.

Ahora, en el caso concreto, se reúnen los


requisitos establecidos por el artículo 128 de la Ley de
Amparo, pues la suspensión fue solicitada
expresamente por la parte quejosa, además de que, con
su concesión no se causan perjuicios al orden público ni
se contravienen disposiciones de interés social, sino
que, por el contrario, la sociedad está interesada en que
se garantice el derecho mínimo vital para la
subsistencia, que permita respetar la dignidad humana,
para la supervivencia económica y existencia libre y
digna.

Luego, con fundamento en la fracción X del


artículo 107 constitucional, se procede a analizar la
naturaleza de la violación alegada, atendiendo a la
apariencia del buen derecho que rige en materia de
suspensión, a fin de determinar el grado de
afectación que sufriría la parte quejosa en caso de
seguir ejecutándose el acto respecto del cual solicita
la medida cautelar, para lo cual, resulta necesario que
objetivamente se encuentre tutelado el derecho
invocado, y que no se trate de una pretensión
infundada o temeraria, sino que exista una
credibilidad objetiva sobre aquél, por tratarse de un
análisis preliminar sobre la constitucionalidad del acto
reclamado, para efectos exclusivos del incidente de
suspensión.

Precisado lo anterior, al solicitarse la medida


cautelar con efectos restitutorios, debe analizarse si
además de reunir los requisitos establecidos por el
artículo 128 de la Ley de Amparo, se acredita la
apariencia del buen derecho y el peligro en la demora.

Ahora bien, la apariencia del buen derecho, ha


sido definida por el Pleno de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, como la comprobación aparente
del derecho invocado por la parte quejosa, de modo tal
que, según un cálculo de probabilidades, sea posible
anticipar que en la sentencia de amparo, se declarará la
inconstitucionalidad del acto reclamado.

Lo anterior, sin prejuzgar sobre la certeza del


derecho, es decir, sobre la constitucionalidad o
inconstitucionalidad de los actos reclamados, ya
que esto sólo puede determinarse en la sentencia de
amparo con base en un procedimiento más amplio y
con mayor información, teniendo en cuenta siempre que



la determinación tomada en relación con la suspensión


no debe influir en la sentencia de fondo, toda vez que
aquélla sólo tiene el carácter de provisional y se funda
en meras hipótesis, y no en la certeza de la existencia
de las pretensiones.

Definición que se desprende de la jurisprudencia


949, visible en la página mil sesenta y seis del Apéndice
al Semanario Judicial de la Federación 1995-2011,
Tomo II, Procesal Constitucional 1, Común Primera
Parte – SCJN Novena Sección - Suspensión del acto
reclamado Subsección 1- Reglas generales, Materia:
Común, Novena Época, de rubro y texto:

"SUSPENSION. PARA RESOLVER SOBRE


ELLA ES FACTIBLE, SIN DEJAR DE
OBSERVAR LOS REQUISITOS CONTENIDOS
EN EL ARTÍCULO 124 DE LA LEY DE AMPARO,
HACER UNA APRECIACION DE CARACTER
PROVISIONAL DE LA
INCONSTITUCIONALIDAD DEL ACTO
RECLAMADO. La suspensión de los actos
reclamados participa de la naturaleza de una
medida cautelar, cuyos presupuestos son la
apariencia del buen derecho y el peligro en la
demora. El primero de ellos se basa en un
conocimiento superficial dirigido a lograr una
decisión de mera probabilidad respecto de la
existencia del derecho discutido en el proceso.
Dicho requisito aplicado a la suspensión de los
actos reclamados, implica que, para la concesión
de la medida, sin dejar de observar los requisitos
contenidos en el artículo 124 de la Ley de Amparo,
basta la comprobación de la apariencia del
derecho invocado por el quejoso, de modo tal
que, según un cálculo de probabilidades, sea
posible anticipar que en la sentencia de
amparo se declarará la inconstitucionalidad del
acto reclamado. Ese examen encuentra además
fundamento en el artículo 107, fracción X,
constitucional, en cuanto establece que para el
otorgamiento de la medida suspensional deberá
tomarse en cuenta, entre otros factores, la
naturaleza de violación alegada, lo que implica que
debe atenderse al derecho que se dice violado.
Esto es, el examen de la naturaleza de la violación
alegada no sólo comprende sino que implica
también el hecho o acto que entraña la violación,
considerando sus características y su
trascendencia. En todo caso dicho análisis debe
realizarse, sin prejuzgar sobre la certeza del
derecho, es decir, sobre la constitucionalidad o
inconstitucionalidad de los actos reclamados,
ya que esto sólo puede determinarse en la
sentencia de amparo con base en un
procedimiento más amplio y con mayor
información, teniendo en cuenta siempre que la
determinación tomada en relación con la
suspensión no debe influir en la sentencia de
fondo, toda vez que aquélla sólo tiene el
carácter de provisional y se funda en meras
hipótesis, y no en la certeza de la existencia de
las pretensiones, en el entendido de que deberá
sopesarse con los otros elementos requeridos
para la suspensión, porque si el perjuicio al interés
social o al orden público es mayor a los daños y
perjuicios de difícil repartición que pueda sufrir el
quejoso, deberá llegarse la suspensión solicitada,
ya que la preservación del orden público o del
interés de la sociedad están por encima del interés
particular afectado. Con este proceder, se evita el
exceso en el examen que realice el juzgador, el
cual siempre quedará sujeto a las reglas que rigen
en materia de suspensión." (negritas y subrayado
añadido).

En el caso, el quejoso reclama la determinación


contenida en el oficio 300-05-03-00-00-2018-462, de
nueve de marzo de dos mil dieciocho, emitida por la
Administración Central de Apoyo Jurídico de Recursos
y Servicios, en la que se negó su petición relativa a que
se le garantice el derecho al salario mínimo vital de
subsistencia y como se dijo, acredita su interés
suspensional en virtud de lo manifestado por la
autoridad responsable en su informe previo, en el
sentido de que Luis Fernando Gómez Navarrete es
empleado de base del Servicio de Administración
Tributaria.

Asimismo, sobre el tópico que aquí se trata, el





Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha


determinado que atendiendo a los principios de
presunción de inocencia y derecho al mínimo vital,
previsto en los artículos 1°, 3°, 4°, 6°, 13, 14 16, 17, 27,
31 y 123 de la Constitución Política de los Estados
Unidos mexicanos, así como 8, numeral 2, de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos, que
potencializan significativamente la protección de la
dignidad humana, cuando un servidor público es
investigado y separado temporalmente de su empleo y
por tanto, del pago de sus emolumentos, durante el
tiempo que dura las investigaciones respectivas y se
dicte la resolución definitiva que ponga fin al
procedimiento, la autoridad debe garantizar el derecho a
un ingreso mínimo vital para la subsistencia del
trabajador; lo anterior a fin de garantizar su derecho al
mínimo vital que permita respetar su dignidad humana
para la supervivencia económica y existencia libre y
digna, en términos de lo dispuesto por el artículo 1°
Constitucional.

Ello, sin prejuzgar sobre la responsabilidad que se


le impute al servidor público, en el procedimiento
respectivo, pues la suspensión del empleo no es
propiamente una sanción, sino una medida cautelar
dictada en tanto se resuelva definitivamente si el
servidor público suspendido es responsable de la falta
que se le imputa o no.

En ese sentido, debe determinarse que en el caso


en estudio queda acreditada la apariencia del buen
derecho que rige en materia de suspensión; toda vez
que el quejoso acredita de manera presuntiva la
existencia del derecho alegado, al ser sujeto de
suspensión temporal en su trabajo como empleado de
base, hasta en tanto se dicte el laudo correspondiente
en el juicio laboral 900/2015, tramitado ante la Tercera
Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, que
se inició en su contra, en términos del segundo párrafo
del artículo 46 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores
al Servicio del Estado, para la terminación de su
nombramiento de base, por atribuírsele por la patronal,
una conducta grave de falta de probidad y honradez; y
por tanto, destinatario del derecho fundamental al
mínimo vital para su subsistencia consagrado en el
artículo 1° Constitucional; por tanto, con fundamento en
lo dispuesto por el artículo 147 de la Ley de Amparo, y
atendiendo a principio de presunción de inocencia y
derecho al mínimo vital, se concede la suspensión
definitiva al quejoso Luis Fernando Gómez Navarrete,
para el efecto de que sin reinstalarlo en su empleo, la
autoridad responsable en el ámbito de su respectiva
competencia, garantice el mínimo vital de
subsistencia del aquí quejoso, para lo cual deberá
determinar y cubrirle la cantidad correspondiente al
treinta por ciento (30%) de su salario
correspondiente a su empleo de base, para
satisfacer sus necesidades básicas de alimentación,
vestido, vivienda, salud, entre otras; en la
inteligencia que no podrá ser menor al salario
tabular más bajo que se cubra en la institución que
laboraba al decretarse la suspensión temporal; lo
anterior a fin de garantizar su derecho al mínimo vital
que permita respetar su dignidad humana para la
supervivencia económica y existencia libre y digna, en
términos de lo dispuesto por el artículo 1° constitucional.

Sirve de apoyo por identidad jurídica la


jurisprudencia P./J. 2/207 (10a.), con número de registro
2013718, sustentada por el Pleno de la Suprema Corte
de Justicia de la Nación, visible en la página 7, libro 39,
Febrero de 2017, Tomo I, Décima Época, de la Gaceta



del Semanario Judicial de la Federación, de rubro y texto


siguiente:
“RESPONSABILIDADES ADMINISTRATIVAS
DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS. EL ARTÍCULO
21, FRACCIÓN V, DE LA LEY FEDERAL
RELATIVA, QUE PERMITE LA SUSPENSIÓN
TEMPORAL EN EL EMPLEO Y LA RETENCIÓN
DE PERCEPCIONES, DEBE INTERPRETARSE EN
EL SENTIDO DE QUE EL ÓRGANO INTERNO DE
CONTROL PREVENDRÁ UN INGRESO MÍNIMO
PARA LA SUBSISTENCIA DEL SERVIDOR
PÚBLICO DURANTE EL PROCEDIMIENTO
RESPECTIVO, HASTA EN TANTO NO SE DICTE
LA RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA QUE
DETERMINE AQUÉLLAS. En concordancia con los
principios de presunción de inocencia y derecho al
mínimo vital, previstos en los artículos 1o., 3o., 4o.,
6o., 13, 14, 16, 17, 27, 31 y 123 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, así
como 8, numeral 2, de la Convención Americana
sobre Derechos Humanos, que potencializan
significativamente la protección de la dignidad
humana, se concluye que el artículo 21, fracción V,
de la Ley Federal de Responsabilidades
Administrativas de los Servidores Públicos, en
cuanto permite la suspensión temporal en el empleo
y la retención de las percepciones del servidor
público que es investigado, resulta conforme con el
texto de la Norma Fundamental, particularmente con
su artículo 113, siempre y cuando se interprete en el
sentido de que la autoridad administrativa
sancionadora contemple en el acuerdo de inicio del
procedimiento de responsabilidades, el pago de una
cantidad equivalente al salario o ingreso mínimo de
subsistencia, esto es, desde el momento en que el
servidor público es notificado del inicio del
procedimiento de responsabilidad y suspendido en
sus labores y, por ende, en el pago de sus
emolumentos, durante el periodo en que se lleven a
cabo las investigaciones respectivas y hasta en tanto
la autoridad no dicte la resolución que ponga fin al
procedimiento de responsabilidad. En esa virtud, la
autoridad instructora debe garantizar el derecho a un
ingreso mínimo para la subsistencia del presunto
responsable; de ahí que, en forma simultánea, habrá
de determinar la cantidad que le otorgará para
cubrir sus necesidades básicas de alimentación,
vestido, vivienda, salud, entre otras, la cual
deberá ser equivalente al 30% de su ingreso real
y nunca inferior al salario tabular más bajo que
se cubra en la institución en la que laboraba el
servidor público al decretarse la suspensión,
dependiendo de la gravedad de la infracción
cometida, y que deberá cubrirse hasta en tanto
se dicte resolución administrativa en el
procedimiento de origen, pues sólo en el
supuesto de que se determine su
responsabilidad y se le destituya del cargo de
manera definitiva, al haber sido desvinculado de
la institución, podrá buscar otra fuente de
ingresos.”

Así como la jurisprudencia 3/2017 (10a.), con


número de registro 2013719, sustentada por el Pleno de
la Suprema Corte de Justicia de la Nación, visible en la
página 8, libro 39, Febrero de 2017, Tomo I, Décima
Época, de la Gaceta del Semanario Judicial de la
Federación, de rubro y texto siguiente:

“RESPONSABILIDADES
ADMINISTRATIVAS DE LOS SERVIDORES
PÚBLICOS. LAS MEDIDAS CONSISTENTES EN
LA SUSPENSIÓN TEMPORAL DEL EMPLEO Y LA
RETENCIÓN DE LAS PERCEPCIONES SIEMPRE
QUE RESPETE EL MÍNIMO DE SUBSISTENCIA
DURANTE EL PROCEDIMIENTO RESPECTIVO
PREVISTO EN EL ARTÍCULO 21, FRACCIÓN V,
DE LA LEY FEDERAL RELATIVA, HASTA EN
TANTO SE DICTA LA RESOLUCIÓN
ADMINISTRATIVA EN LA QUE SE DETERMINAN
AQUÉLLAS, SON CONSTITUCIONALES. Del
precepto y fracción citados se advierte que en el
procedimiento de responsabilidades administrativas
de los servidores públicos se otorga la facultad
discrecional en favor de la Secretaría de la Función
Pública, del contralor interno o, en su caso, del titular
del área de Responsabilidades, para suspender
temporalmente a un servidor público del empleo,
cargo o comisión, si así lo estima pertinente para la
conducción o continuación de las investigaciones.
En este sentido, dicha medida cautelar tiene por
objeto facilitar el curso de éstas y, por la naturaleza
de los procedimientos de responsabilidades
administrativas de los servidores públicos, busca
proteger y preservar los intereses públicos
fundamentales de legalidad, lealtad, honradez,
imparcialidad y eficiencia, así como el adecuado
desarrollo de la función pública y, en su caso,
prevenir que se sigan generando mayores daños a
la administración pública; de ahí que, en términos
del artículo 113 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, puede determinarse que



la suspensión temporal en el empleo del servidor


público es idónea y razonable, siempre que tenga
por objeto facilitar el curso de las investigaciones o
evitar un perjuicio ulterior a la administración pública.
Ahora bien, las razones que justifican dicha
suspensión son extensivas a la retención de las
percepciones del servidor público, en tanto se
respete el mínimo de subsistencia, por constituirse
como un aspecto inherente a la labor que
desempeña, es decir, en la medida en que los
ingresos a los que tiene derecho derivan del
desempeño de las funciones que le son
encomendadas y a los cuales tendrá derecho
siempre que dicha función se desarrolle; en el
entendido de que, dictada la resolución respectiva, si
el servidor público fuera exonerado de cualquier
responsabilidad, deberá cubrírsele el remanente del
total de las percepciones que dejó de recibir,
descontando la cantidad que se le cubrió por
concepto de ingreso subsistencial.”

En el entendido que la suspensión definitiva surte


efectos desde luego, y hasta en tanto cause ejecutoria la
sentencia que en su caso se dicte en el juicio de amparo
del que deriva el presente incidente.

Sin que sea el caso exigirse la garantía a que


alude el artículo 132 de la Ley de Amparo, en virtud de
que hasta este momento, no se acredita que la
concesión de la medida cautelar pueda ocasionar daño
o perjuicio a terceros.

Por lo expuesto y fundado, con apoyo, además en


los artículos 140, 144 y 146 y demás relativos de la Ley
de Amparo, se:
Resuelve
Primero. Se niega la suspensión definitiva que
solicita Luis Fernando Gómez Navarrete, respecto de
los actos reclamados a las autoridades responsables
Administrador Central de Apoyo Jurídico de Recursos y
Servicios, y Administrador General de Recursos y
Servicios, ambos del Servicio de Administración
Tributaria, con sede en la Ciudad de México, por los
motivos expuestos en el segundo considerando de esta
resolución.
Segundo. Se concede la suspensión definitiva
que solicita Luis Fernando Gómez Navarrete,
respecto del acto reclamado a la autoridad responsable
Administrador de Apoyo Jurídico de Recursos y
Servicios “3”, del Servicio de Administración Tributaria,
con sede en la Ciudad de México, por los motivos
expuestos en el cuarto considerando de esta resolución.

Notifíquese.
Así lo resolvió y firmó Miguel León Bio, juez
Noveno de Distrito en el estado de Baja California,
asistido de Silvia León Orozco, secretaria que autoriza
y da fe. Doy fe.

La secretaria que suscribe certifico que en esta foja concluye la


resolución incidental dictada el veintinueve de noviembre de dos mil
dieciocho, en los autos del incidente de suspensión derivado del juicio de
amparo 171/2018; asimismo que el auto que antecede coincide en su totalidad
con el expediente electrónico e impreso, lo anterior de conformidad con los
párrafos quinto y sexto del artículo 3º de la Ley de Amparo; asimismo, que se
giraron los oficios respectivos a la presente resolución interlocutoria, los cuales
fueron entregados a la actuaria del juzgado para su notificación, quien firma de
recibido. Doy fe



También podría gustarte