Está en la página 1de 3

3. Del texto Soto, M. R. (2006).

Una reflexión sobre el metasentido de la praxis científica : la


propuesta de Ignacio Martín-Baró desde la psicología social, Cap 3. ¿Psicología de la liberación o
psicología con conciencia? (p. 102 a la 116), conteste los siguientes interrogantes:

3.1. De acuerdo al autor, la utilización del sustantivo “liberación” hasta el momento trae consigo
cuatro (4) dificultades. Explique cada una de ellas.

Según el material de estudio, inicialmente el autor nos permite identificar el termino liberación
como un riesgo práctico, de ahí que es importante tener en cuenta la advertencia de Montero
sobre la necesidad de adoptar, mantener y desarrollar una perspectiva crítica que ayude a salvar
las virtualizaciones alienantes y las transformaciones del calificativo "liberador" y del apelativo "de
la liberación", y lo conviertan en meras etiquetas destinadas a encubrir las prácticas repetitivas de
las que la psicología crítica pretende huir, en las cuales se vuelven a guarecer el abuso, la opresión,
y la exclusión del otro. Enseguida, se refiere como a la segunda libertad (política, individual,
democrática, de mercado, etc.) que es uno de los ideales en que se basa el actual modelo
neoliberal de organización económico-social. Entre los ideales que heredó la modernidad de la
revolución francesa: libertad, fraternidad, igualdad, y que la sociedad occidental hizo suyos como
modelos a seguir, tienen en la libertad su estandarte colocando a ésta como eje articulador
alrededor del cual debe girar la sociedad moderna. Finalmente, se concluye que en contexto
latinoamericano, este concepto tiene un sentido cercano a la teología de la liberación. En la obra
Martín-Baró este sentido cobra especial relevancia, éste era un sacerdote latinoamericano
identificado con esta tendencia teológica

3.2. El término liberación es considerado por Martín-Baró como una característica esencial en
ACCION y no como un hecho. Esta acción liberadora se encuentra en su obra de tres formas.
Explique cada una de estas formas.

 Primero, significa un riesgo práctico. En este sentido nos hacemos eco de la advertencia de
Montero (1998) sobre la necesidad de adoptar, mantener y desarrollar una perspectiva
crítica que ayude a salvar las ritualizaciones alienantes y las transformaciones del
calificativo "liberador" y del apelativo "de la liberación", y lo conviertan en meras
etiquetas destinadas a encubrir las prácticas repetitivas de las que la psicología crítica
pretende huir, en las cuales se vuelven a guarecer el abuso, la opresión, y la exclusión del
otro.

 La segunda libertad (política, individual, democrática, de mercado, etc.) es uno de los


ideales en que se basa el actual modelo neoliberal de organización económico-social.
Entre los ideales que heredó la modernidad de la revolución francesa, «libertad,
fraternidad, igualdad», y que la sociedad occidental hizo suyos como modelos a seguir,
tienen en la libertad su estandarte colocando a ésta como eje articulador alrededor del
cual debe girar la sociedad moderna.

 La tercera traba que encontramos en el concepto de liberación es que, en algunos ámbitos


del contexto latinoamericano, este concepto tiene un sentido cercano a la teología de la
liberación. En la obra Martín-Baró este sentido cobra especial relevancia, éste era un
sacerdote latinoamericano identificado con esta tendencia teológica. Algo que está
presente en su obra y que para algunos (Cabrera, 1990a; Becker, 1990; entre otros) es el
fundamento principal que hace de su obra algo tan especial.

3.3. ¿Por qué se considera que la obra de Ignacio Martín-Baró es de inspiración marxista?
Argumente su respuesta.

A pesar de la utilización de la argumentación marxista y de que su obra está plagada de


terminología marxista, Martín-Baró nunca se declaró marxista, y ni quienes lo conocían de cerca
pensaban que lo fuera. Esto no ha impedido que en ocasiones su obra sea considerada marxista
(Argueta et. al., 1992) por su afinidad práctica en el análisis social y su naturaleza netamente
católica como sugiere la interpretación latinoamericana de la doctrina cristiana (en defensa del
oprimido). La denominación marxista también guarda afinidad con la finalidad de su obra, ya
mantuvo, a lo largo de ésta, especialmente en El Salvador y extensible a toda América Latina, el
propósito de la psicología social es una lucha liberadora y, por tanto, una lucha de clases. De esta
manera, no creemos que Martín-Baró llegase a "ser" o a "sentirse" marxista pero otra cosa muy
distinta era su predisposición a la utilización el bagaje del marxismo para el análisis de la realidad
social latinoamericana por las razones que hemos señalado.

3.4. Martín-Baró desarrolla una psicología que tenga en cuenta el sentido común muy similar a
la propuesta europea de la psicología popular. Explique en qué consiste la psicología popular.
3.5. ¿Cómo logra Martín-Baró superar la separación que hay entre ciencia y religión?

Para Martin-Baro (1987), la psicología social estudia al comportamiento humano en la medida en


que es significado y valorado, y en esta significación y valoración vincula a la persona con una
sociedad concreta.

la psicología social salida de la crisis requiere una labor urgente de teorización que le permita
superar sus modelos de corto alcance, reafirma la obligación moral de someter los propios
métodos a las teorías y las técnicas disponibles a los problemas humanos y exige una toma de
conciencia sobre el "enraizamiento social" de conocimiento que ella misma produce, como de los
intereses a los que la propia investigación psicosocial rinde pleitesía (precisamente por la
inconsciencia sobre esos condicionamientos que Martín-Baró comenta) (ver Martín-Baró, 1983a,
pp. 44-45).