Está en la página 1de 2

Texto argumentativo – reflexivo

Para nadie es un secreto que en Colombia la labor docente no es de los mejores


trabajos remunerados en el país, por esto ha influenciado en la caída tanto de la
calidad de los nuevos egresados como de la cantidad de personas que han visto
la docencia, especialmente para primaria y secundaria, una opción viable de
empleo y futuro profesional; por lo que muchas personas no asocian la docencia
con el prestigio y siendo uno de los oficios a los cuales le huyen, porque lo que
buscan es reconocimiento personal y profesional por medio de otros cargos,
queriendo dinero fácil o por no tener la vocación para enseñar a niños y jóvenes.

Cabe resaltar que el paro de maestros ha evidenciado varias realidades, aunque


se diga lo contrario, los profesores aún no son vistos como protagonistas o
prioridad en la construcción de país. Las garantías que se dan a los maestros en
los colegios públicos no corresponden en muchos casos con su nivel de esfuerzo.
Además que los docentes que trabajan en escuelas rurales reciben salarios bajos
y muchos de ellos no viven con las condiciones básicas para subsistir. La poca
valoración que se da en algunos sectores a los maestros no es algo exclusivo de
este gobierno. Es por esto, que como profesor de lengua me voy a enfrentar a un
contexto social con diferentes necesidades de los estudiantes y también con
estudiantes de bajas y altas condiciones sociales; en cuanto al contexto
económico y político, se espera que con la elección del nuevo presidente se
genere un cambio con los docentes en cuanto al pago, las condiciones laborales y
mejores oportunidades de trabajo a docentes recién graduando, donde se brinda
un trabajo digno con el propósito de adquirir experiencia hacia los docentes.

Por otra parte, hablando de cómo fue mi proceso en el curso, quiero resaltar que
al principio no tenía idea sobre la materia “electiva” pensé que sería algo
totalmente distinto y no que tendría que ver con analizar textos críticamente,
además durante este proceso, es decir a lo largo del semestre, se trabajaron
diferentes textos los cuales se debían leer cautelosamente y por ende hacer un
análisis del mismo, los textos que se leyeron fueron totalmente nuevos para mi
aprendizaje, ya que en algunos casos fueron textos que se veían fáciles pero que
necesitaban de una gran comprensión lectora para poder entenderlos y asimismo
para participar en las clases cuando el profesor lo indicaba. Además, en un inicio
de semestre, fue un proceso que comenzó con las bases necesarias para hacer
pie a una lectura y a medida que pasaba el semestre y que eran otros textos los
cuales toca leer, este proceso fue cambiando porque ya habían bases suficientes
y conocimientos que el profesor daba en la clase para poder abordar un texto.

Quiero resaltar que, uno de los textos que más llamó mi atención fue “Ítaca”
porque en un principio no lograba entender por qué teníamos que leer este texto o
qué tenía que ver con nosotros, si simplemente mencionaba las aventuras de su
protagonista, teniéndolo que leer varias veces para lograr entender qué mensaje
había más allá de unas simples letras; y fue cuando con ayuda del profesor
logramos entender lo que realmente significa el texto y lo que generó en mí al
saber que deja un mensaje a medida que vamos cumpliendo una meta pero sin
ser esta el final del camino.

Uno de las cosas que aprendí en el curso, el cual antes no lo sabía de la mejor
manera, fue el de las falacias argumentativas, no sabía que estas tenían varias
clases de falacias, las cuales se reconocían al momento de leerlas aunque
muchas veces pasaban desapercibidas antes nuestros ojos y sin brindarle la
importancia necesaria a estos aspectos en un texto. Una de las formas de
aprender a identificar falacias en un texto, partió con la explicación y los ejemplos
que nos dieron en clase a aprender a identificarlas y saber por qué se hacía llamar
así ese tipo de falacia; incluso también opté por indagar en internet sobre las
falacias y saber más de estas, realizando todo tipo de actividades hasta lograr
identificarlas en un texto y también buscando frases en las cuales se hallaran
estas falencias. Fue una actividad que disfruté mucho, porque me hizo
comprender que la mayoría de lo que leemos o nos muestran los medios de
comunicación está llenos de falacias. Finalmente, sé que lo aprendí porque lo
puse a prueba en lo que leía a diario, identificando los diferentes tipos de falacias
y así adquirir una mejor comprensión de lo que nos muestran en un texto.

Laudy Silvana García López.

También podría gustarte