Está en la página 1de 4

Yo soy el camino, la verdad, la vida (Juan 14.

6)

Reflexión

Hermanas que el Señor les bendiga. Me gozo de esta oportunidad que me concede el Señor. Agradezco a la
hermana Karina por la confianza que puso en mi.

Las invito a buscar su biblia y me acompañen a lo largo del mensaje. La palabra que vamos a considerar se
encuentra en Juan capitulo 14.6) y dice a la gloria del padre hijo y del espíritu santo, Amen. “ Yo soy el
camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al padre si no por mi” gracias señor por esta palabra te pido que
sea tu espíritu transmitiendo este mensaje y sea de bendición a tu pueblo”, en el nombre de Jesús Amen.

Bueno hermanas quiero compartirles que este tema fue de mucho aprendizaje y bendición en mi vida y
espero igualmente puedan recibirle.

Todo comienza en capitulo 12 en donde Jesús les anuncia su muerte, había llegado la hora que el hijo del
Hombre sería glorificado, en el V32 frente a una multitud dice “si fuere levantado de la tierra a todos atraeré
a mí mismo” en otras palabras que el resucitaría y los llevaría a él. Los que estaban allí se turbaron y no
podían entenderlo ya que la ley decía que el Cristo permanecería para siempre.

Acompáñenme en el capítulo 13 vemos que Jesús antes de tomar la cena, en el V33-35 le dice “Hijitos aún
estaré con vosotros un poco. Me buscareis; pero como dije a los judíos, así os digo ahora a vosotros; A
donde yo voy, vosotros no podéis ir. Un mandamiento nuevo os doy; que os améis unos a otros;
como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos,
si tuvieres amor los unos con los otros.” Importante el dijo en esto se conocerán que son mis discípulos,
amándonos los unos a los otros,, como él les amo.. y ¿Como él les amo?, hasta ese entonces él les había
demostrado su amor por qué no los rechazo por ser pecadores, les enseñaba el camino al Padre, Manifestó
milagros en donde sano enfermos, liberto endemoniados, alimento multitudes, fue manso y humilde tanto
así que se despojo de su gloria y vino a sufrir en la cruz del calvario para darnos vida y vida en abundancia.
El los mando a que amaramos como el nos amó, por tanto debemos manifestar nuestro amor, no solo con
palabras, si también con hechos, con compasión, misericordia, enseñando a otros el verdadero camino,
haciendo el bien, viviendo en un mismo espíritu, en un mismo sentir, llorar con los que lloran y reír con los
que ríen. El apóstol pablo en la 1ra carta que envió a los corintios, nos presenta el amor como un camino.
Dice en el cap. 12.v31 “Procurad, pues los dones mejores, Mas yo os muestro un camino aun mas
excelente”. Y cuál es ese camino aun mas excelente,, el amor.. en el cap. 13 el apóstol pablo, nos habla de
la preeminencia del amor, el cual nos dice que el amor NUNCA dejara de ser, entiéndase que es eterno. El
amor es un camino eterno.

Ok. Continuemos, donde nos quedamos en Juan 13,V36 Pedro le pregunta; Señor “A dónde vas” Jesús
responde “A donde voy no me podéis seguir por ahora; mas me seguirás después”. Refiriéndose a que aun
no era el tiempo. Ellos pensaban que iban a otro lugar pero el Señor le dejaba saber que iría al Padre.
Sigamos en el cap. 14 daré lectura del 1 al 6 donde Jesús comienza diciéndoles “no se turbe vuestro corazón,
creéis en Dios, creed también en mi, en la casa de mi padre .. Jesús le responde : “Yo soy el camino, y la
verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí, Si me conocieses, también a mi Padre conoceríais, y
desde ahora le conocéis y le habéis visto”.

En estos textos leídos podemos ver con certeza que Jesús es el único camino, la única verdad, y el dador de
la vida, para llegar el Padre. Jesús nos conduce a la eternidad a su lado, en donde no habrá más afición sino
que habrá gozo. Veremos su gloria. Estas son palabras de esperanza y consuelo. El les dijo No se turbe
vuestro corazón, voy a preparar lugar para vosotros. Que misericordioso es nuestro Señor, siendo nosotros
pecadores vino a padecer en este mundo, pero el venció la muerte y preparo un camino para que nosotros
fuéramos con él, no importa lo que estemos pasando tenemos esa esperanza esa promesa que vendrá otras
vez a morar con él.

Jesús estaba dándole palabras de aliento para que confiaran en el, que el Padre estaba en él, y que aunque
en este mundo encuentren aflicción estén confiados por que él ha vencido al mundo. Les dijo; “Salí del Padre
y he venido al mundo otra vez dejo el mundo y voy al Padre”. A través de la fe en él, pasamos de muerte a
vida, obtenemos la salvación y el camino directo al Padre. Hechos 4.12”Porque no hoy ningún nombre bajo
el cielo, dado a los hombres en que podamos ser salvos.” Para alcanzarlo es necesario confiar, pero
nosotros tenemos esa decisión en nuestras manos, Jesús es un caballero el no obliga a nadie. Muchas
moradas hay en su casa, para llegar allá demos seguirle.

Cuando comenzó el Evangelio de Jesús en la tierra, Sus discípulos dejaron todo y siguieron a Jesús porque le
creyeron. Alrededor de tres años caminaron con él, lo vieron hacer la voluntad de su padre, soportar la
tentación, El les enseñaba el camino al Dios, fue misericordioso, llego a los necesitado, a los pobres, a los
pecadores, manifestaba milagros de sanidad, liberación, en todo esto sus discípulos le acompañaron. Pero
llego su hora, y ahora ya no podrían ir con él, por el momento. Se llenaron de tristeza pero el Jesús les decía
les conviene que yo me valla, porque enviare al Consolador, quien los guiara a toda verdad, Ahora ustedes
en están tristes pero esa tristeza se convertirá en gozo, yo les enviare el Espíritu de verdad, el cual el mundo
no le puede recibir porque no le ve, ni le conoce, pero vosotros le conocéis porque mora con vosotros, y
estará en vosotros. No os dejare huérfanos, El consolador, el espíritu Santo, a quien el Padre os enviara en
mi nombre el os enseñara todas las cosas y los hará recordar lo que yo os he dicho.’’… El señor le afirma a los
discípulos que aun cuando él se valla seguirá morando con vosotros a través de su Espíritu Santo quien nos
guiara a toda verdad, y convencerá de pecado, justicia y juicio.. El espíritu Santo morara en todos los que le
aman, Jesús dijo 14 v.20 “ El que tiene mis mandamiento y los guarda, ese es el que me ama, y el que me
ama, será amado por mi padre, y yo le amare y me manifestare en el” El se manifestara a través del espíritu
santo.

Si nuestra haz creído que Jesús es el camino, pues deberías seguir a Jesús El Camino, ¿y si te preguntas como
lo seguiremos? en su palabra están la respuestas. A través del espíritu y la lectura de la palabra el Seños nos
guiara a él. La palabra nos muestra el camino, y la verdad y la vida veamos...

El camino: En los salmos 119.105 encontramos que la palabra es la que alumbra el camino,

La Verdad; la palabra nos muestra que él es la Verdad. en Juan 5.39 la palabra da testimonio de Jesús es el
Verdadero el Cristo. Además Jesús orando le pido al Padre “Santifícalos en tu verdad, tu palabra es la
verdad”.
La Vida: El oír la palabra no da vida. en Juan 5.24 dice “ De cierto os digo, Que el oye mi la palabra y cree al
que me envió; tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. en Juan 1v 4
nos dice “En el estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres´. Heb.4.12 Porque la palabra de Dios es viva
y eficaz’. ,

En su palabra encontramos el camino, Pero Jesús advirtió; Mirad que nadie os engañe porque vendrán
muchos en mi nombre.

Es por tal razón que es necesario escudriñar la Palabra de Dios que es Viva , En 2da Timoteo 3.16 dice: Toda
la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para corregir para instruir en justicia a fin de que el
hombre de Dios sea perfecto, eternamente preparado para buena obra. Prov. 4.26 nos dice Porque hay
caminos que a al hombre le parecen rectos pero su fin es camino de muerte. Ancha es la puerta que lleva a
la perdición y muchos entran por ella, y estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la Vida y pocos
son los que la hallan. Lo que significa que cómodo es el camino que lleva a la perdición, pero el que nos lleva
a la Vida solo un remanente está dispuesto a pasar por él, porque este camino exige sometimiento y pocos
son lo que quieren cargar el yugo en este camino, aunque Jesús dijo ligera es la carga y que este yugo es fácil
de llevar, muchos optan por no someterse a la palabra de Dios, y se desvían. Pero su misericordia es tan
infinita que cada mañana nos da una nueva oportunidad para si nos hemos desviados has desviado
volvernos al camino.

Así les decía continuamente el Antiguo Testamento, vuélvanse de sus malos caminos. Jehová solicitaba a su
pueblo que se volvieran a él, que cumplieran con sus estatutos, ya que había mucha maldad y se habían
desviado de su santidad y justicia. En libro del profeta Isaías c35. V. 4 dice: “Decid a los de corazón apocado,
Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá y os
salvara” Esta profecía hacer referencia que Jesús , que es Dios mismo, vendría a salvarnos. Por eso el decir
Yo Soy está haciendo referencia que él es Dios, el Creador de todas las cosas el que vino a salvarnos. En el
mismo cap.v8 de Isaías dice: “ Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasara
inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos, el que anduviere en este camino, por torpe que sea no
se extraviara.” Las palabras Camino de Santidad están en mayúsculas refiriéndose a un lugar y nos deja
saber que es un camino fácil de llegar. En cap. 57 v15 “…Yo habito en la altura y la santidad”. Ahora
tenemos acceso a llegar al Padre solo tenemos que creer en Jesucristo, el nos lleva al Padre, creyéndole a él,
entiéndase creer también en su palabra, seremos redimidos, lavados en la sangre del cordero, para con
alegría y gozo habitar en ese lugar por la eternidad. Jesús vino ser sumo sacerdote para permitirnos entrar
al Lugar Santísimo, Recordemos hermanos que en la ley de Moisés solo el sumo sacerdote podría entrar a
este lugar; veamos en la palabra en (Hebreos 9v11-12, V15)dice: pero estando ya presente Cristo, sumo
sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir no
de esta creación y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre entró una vez y
para siempre en el Lugar Santísimo habiendo obtenido eterna redención”. Así que por eso es mediador de un
nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer
pacto, los llamados, reciban la promesa de la herencia eterna. Hebreos 10.19-22 dice : Así que hermanos,
teniendo libertad de entrar Lugar Santísimo, por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él
abrió a través del el velo, esto es de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios,
acerquémonos pues con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala
conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura”.

Este caminar tal vez tendrá sus momentos de desierto, pero su fin es de gozo. En Apocalipsis 21 4-7 nos
muestra las recompensa que recibiremos; Enjugara Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá
muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron, Y el que está sentado en
el trono dijo: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas, Y me dijo: Escribe porque estas palabras son fieles y
verdaderas” Y me dijo: Hecho esta, YO soy el Alfa y la Omega, el Principio y el fin, al que tuviere sed, yo le
daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El que venciere heredara todas las cosas y yo seré su
Dios y el será mi hijo.

EN fin, puedo decir que el gran YO SOY, ES JESUS, Y DEBEMOS SEGUIIRLO, EL ES NUESTRO camino, la verdad
y la vida lo podemos alcanzar a través del FE, EL NO HACE ACEPCION DE PERSONA. El que a mi viene yo no
le echo fuera. Juan 10.28

Ahora bien, reflexionemos nuestro caminar ¿Estoy en el buen camino? ¿Estamos en la Verdad? ¿Estamos
Vivos espiritualmente? ¿Amo a mi prójimo? ¿Amo a los pecadores? ¿He hablado a otros sobre este caminar?
Si aun no estás seguro si vas en buen camino. “Jeremías 6; 16, nos dice Así dijo Jehová, paraos en los
caminos y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cual es el buen camino, y andad por él y hallareis
descanso para vuestra alma.

Hasta aquí mi parte espero se de bedicion a su vidas le pido a Dios que las guarde, las dirija y las cubra en
todo momento. Les amo!