Está en la página 1de 2

Medida de crecimiento microbiano

Recuento microscópico

Se determina directamente el número de células contándolas al microscopio con la ayuda de


cámaras especiales que albergan un volumen conocido de líquido (Hemocitómetros, Cámara de
Petroff- Hausser). El recuento directo al microscopio es tedioso, pero es una forma rápida de
estimar el número de células microbianas. Sin embargo, presenta algunas limitaciones:

• No se pueden distinguir las células vivas de las células muertas.

• Las células muy pequeñas son difíciles de contar.

• La precisión es difícil de lograr

• El método no es adecuado para suspensiones celulares de baja densidad, es decir las soluciones
deben contener aproximadamente 107 células/mL o más. A continuación, se desarrolla, como
ejemplo, el recuento directo al microscopio utilizando la cámara de Petroff-Hausser. En este
método la suspensión de la muestra se coloca en la cavidad cuadriculada de dimensiones
conocidas de la cámara, y se tapa con el cubre objetos. Como se conoce el área de las cuadrículas
y la altura de la cámara de recuento, el volumen ocupado por la suspensión en cada cuadrícula
queda determinado. Por tanto, para obtener el número de bacterias por mililitro de suspensión,
todo lo que se requiere es contar el número de microorganismos en varias cuadriculas, calcular el
promedio de recuento por cuadricula y multiplicar este promedio por el factor correspondiente.

Recuentos Directos

Recuento microscópico: Es una técnica común, rápida y barata que utiliza un equipamiento
fácilmente disponible en un laboratorio de microbiología. Para estos recuentos se utilizan
generalmente cámaras de recuentos, aunque también pueden realizarse a partir de muestras filtradas
en membranas y transparentadas o teñidas con colorantes fluorescentes (Naranja de acridina).

La mayor dificultad del recuento en cámara es obtener reproducibilidad en el llenado de la cámara con
líquido. Otra dificultad es la adsorción de las células en las superficies del vidrio, incluyendo pipetas.
Esta adsorción es crítica en el proceso de dilución de la muestra y se minimiza al realizar las diluciones
en medios de alta fuerza iónica (solución fisiológica o medios mínimos sin fuente de carbono).

Las cámaras más utilizadas son las de Hawksley y la de Petroff-Hausser. La primera tiene la
ventaja que puede ser utilizada con objetivos de inmersión, aunque la mayoría de los recuentos se
realizan con objetivos secos. Una de las mayores ventajas del recuento microscópico es brindar
información adicional sobre el tamaño y la morfología de los objetos contados.
Recuento con cámara de Petroff-Hauser o Hemocitómetro. Este método consiste en
colocar una diminuta gota de cultivo en un portaobjetos especial llamado Hemocitómetro
(porque fue ideado originalmente para el recuento de glóbulos rojos). La muestra queda
depositada en un espacio de 0,02 mm entre el porta y el cubreobjeto. La excavación
completa tiene 25 cuadrados cada uno dividido en 16 cuadrados más pequeños. Para
calcular el número de células por ml de muestra, se debe hacer la siguiente operación:
- Contar las células presentes en varios cuadrados grandes y sacar un promedio. -
Multiplicar el promedio por 25 (con esto se obtiene el Nº de células en un mm
2 ). - Multiplicar por 50 (esto entrega el número de células en un mm
3 ). - Multiplicar por 1000, para transformar todo a cm3 . Nº cel/ml = X cel x 25 x 50 x 1000
Este recuento representa la cantidad de células vivas y muertas. El método es aplicable a
cualquier suspensión de partículas microscópicas.

También podría gustarte