Está en la página 1de 5

TALLER FINAL DERECHO PROBATORIO

LA IDENTIFICACIÓN DE LOS HECHOS JURÍDICAMENTE RELEVANTES


COMO GARANTÍA DEL DEBIDO PROCESO

JESÚS ALBEIRO YEPES PUERTA

(ABOGADO LITIGANTE CON ÉNFASIS EN EL NUEVO SISTEMA PENAL


ACUSATORIO)

Por: Manuela Gonzalez Rodriguez, Laura Velásquez Fajardo


Calendario B, salón 401 Jornada Tarde
Docente: Jairo Alberto Martinez Idarraga.

1. Según la jurisprudencia, ¿que corresponde a un Hecho jurídicamente relevante?

De acuerdo a una decantación realizada mediante la siguiente línea jurisprudencial


identificada por considerarse esencial para un área especial del conocimiento que lo
conceptualiza para ser un precedente, obligatorio e imperativo: RAD 39.894/15, 48.200/16,
44.599/17, 53.311/18 y 51.007/19

Es aquel que se corresponde, se adecua o subsume en la descripción del tipo penal hasta
concretar la adecuación típica, es decir, constatar o verificar que el se adecua a cualquiera de
los elementos del tipo penal y en caso de no cumplir con esta función, no es un hecho
jurídicamente relevante.

2. ¿Cuáles son los dos presupuestos de control para la identificación de los hechos
jurídicamente relevantes para materializar el proceso de adecuación típica?
Explique cada uno.

1. El conocimiento y la interpretación del tipo penal: Este presupuesto hace referencia a


ir más allá de la literalidad del tipo penal, porque no siempre logra informar de manera
suficiente y de cara a las garantías cuál es la conducta que esta realmente prohibida, la
jurisprudencia soporta este presupuesto cuando se estudia a profundidad algún tipo, por
ejemplo en el prevaricato: no se trata de que la conducta sea contraríe el orden jurídico
sino que además ese comportamiento debe favorecer a un tercero.

2. El juicio valorativo de la adecuación típica a partir de los hechos jurídicamente


relevantes: Se refiere a que el tipo penal no es una fórmula que define las prohibiciones,
sino una fórmula para interpretarlo en forma reductora de los ámbitos de hipótesis de
prohibición, es decir, se debe formular una hipótesis realmente encaminada por los
hechos jurídicamente relevantes.
3. ¿Qué elementos son ilegales a la hora de realizar la imputación, es decir, los que
tergiversan la imputación con las implicaciones propias o garantías del
ciudadano? Mencione algunos

La narración ambigua, contradictoria o alternativa de los hechos jurídicamente relevantes, la


relación y contenidos de la denuncia, los juicios de valor sobre la personalidad del indiciado,
historias de contexto, escuchas sobre comunicaciones telefónicas interceptadas.

4. ¿Qué contenido debe tener una imputación y/o un escrito de acusación?

Debe limitarse a:

1. Identificar e individualizar al indiciado


2. Narrar el hecho o los hechos jurídicamente relevantes, con las circunstancias de
modo, tiempo y lugar, a través del qué, dónde, cómo, cuándo.
3. Cuando el hecho jurídicamente relevante es el resultado de una inferencia, debe
ofrecerse los hechos indicadores que lo permiten, aunque el proceso de subsunción
solo opera entre aquel hecho jurídicamente relevante y la norma penal en su mejor
comprensión.x
4. La relación de los elementos materiales probatorios o evidencias físicas que le han
permitido presentar la hipótesis de responsabilidad penal.

La narración de una imputación es la propia de un observador imparcial y objetivo, que


además es el cumplimiento del desarrollo del principio de objetividad consagrado en el Art.
115 del Código de Procedimiento Penal.

5. ¿Cuál es la utilidad de una debida formulación de imputación?

1. A futuro garantiza la preservación de la estructura básica del proceso, como


elemento del debido proceso y el derecho a la defensa técnica y material.
2. Evita las nulidades, los costos judiciales y económicos.
3. Crea una cultura judicial de control a la arbitrariedad en el ejercicio de la acción
pena. (A priori la puede evitar).
4. Garantiza la vigencia de un orden justo. El proceso penal también interesa a la
víctima y a la sociedad.
5. Evita las inusuales e irregulares adiciones al escrito de acusación (Art 337 Código
del Procedimiento penal).
6. Restringe las posibilidades de modificación de la imputación jurídica.
7. Aprestigia la administración de justicia, de la cual somos usuarios.

Caso práctico:

Hechos:

El 10 de mayo del 2020 en Pereira zona de bares de la Av. Circunvalar durante horas de la
tarde, Juan Jiménez le propina cuatro (4) disparos con arma de fuego a Pedro Pérez en zonas
que no acabaron con su vida, pero dieron lugar a incapacidad concedida por el Médico legal
de 55 días.

El procesado no contaba con permiso para portar el arma que utilizó para causar el daño.

La imputación:

Se imputan a el capturado los delitos de homicidio en grado de tentativa y Fabricación,


tráfico, porte o tenencia de armas de fuego y luego se decreta preclusión a favor del
indiciado en cuanto al primer tipo y se le imputan los delitos de Lesiones personales
agravadas porque actuó por un motivo “abyecto o fútil” en concurso con Fabricación, tráfico,
porte o tenencia de arma de fuego.

Resolución del caso:

Para evitar violar los derechos del procesado, se debe corregir el primer tipo penal que se
había imputado, de manera que se concluye que realizó la agresión por un motivo “abyecto o
fútil”. De acuerdo a la doctrina, éste motivo es algo que no puede definir la ley, sino que es
un juicio de valor que el juez debe analizar, interpretando objetivamente los valores sociales
del contexto para traerlo al caso en concreto, lo que significa que todo depende realmente de
la intención que haya tenido el sujeto activo al obrar. (El homicidio por motivo abyecto o
fútil, precio o promesa remuneratoria, Dr. Orlando López Gómez).

Frente a esta circunstancia de agravación no existe relación fáctica entre la imputación y la


acusación, además de que no se demostró el motivo que tuvo el procesado para dispararle a
la víctima sumado a que no se realizó el juicio orientado a explicar por qué el motivo que
tuvo el procesado para realizar la acción puede tipificarse como “abyecto” o “fútil”, ya que
no se aclaró cuál de estos adjetivos es el aplicable al caso.

Esta confusión puede ser motivo para hacer conocer el contenido de los medios de prueba en
un escenario diferente al previsto por el legislador (el juicio oral), lo que puede entrañar la
violación del debido proceso, principalmente si esa información incide en la decisión judicial,
lo que se ve reflejado en el artículo 337 del Código de Procedimiento Penal, al regular el
contenido del escrito de acusación, dispone un acápite para la relación de los hechos
jurídicamente relevantes, y otro para la enunciación de los medios de prueba. Como lo ha
expresado la corte: “el hecho jurídicamente relevante es aquel que encaja en la norma penal,
que los hechos indicadores son aquellos a partir de los cuales puede inferirse el hecho
jurídicamente relevante y que los medios de prueba le permiten al juez conocer el referente
fáctico que se adecúa a la descripción normativa y también los datos a partir de los cuales
puede inferirse un aspecto puntual del mismo”.

Para discutir la circunstancia de agravación del delito de Lesiones personales, hay que
analizar diferentes aspectos, como la obligación que tiene la fiscalía de relacionar con
precisión los hechos jurídicamente relevantes que son objetos de la acusación (relación clara
y sucinta de los HJR’S en lenguaje comprensible según los art 288 y 337 de la Ley 906/04)
ya que estos hechos no pueden ser sustituidos por hechos indicadores u otros medios de
prueba.

Medios de prueba son aquellos instrumentos de los que se vale la ley para demostrar hechos
enunciados con carácter no taxativo en la norma, lo anterior según el Art. 165 del C.G.P; Los
hechos indicadores son una base desde la cual se puede inferir el Hecho jurídicamente
relevante y que por los medios de prueba se puede adecuar al tipo penal. Su diferencia en
cuanto a los HJR’S está relacionada con el objeto de la prueba que se refiere a que los
mencionados hechos deben ser susceptibles de descripción de circunstancias de MODO,
TIEMPO Y LUGAR, entonces cuando estos dos se confunden puede afectar en gran medida
el proceso, impidiendo delimitar el tema de prueba, afectando el derecho a la defensa del
procesado, dificultando el debate probatorio, entre otros.

Se debe aclarar que es necesario el estudio a fondo del hecho que se está discutiendo para la
correcta interpretación y posterior selección de la norma penal aplicable al caso, por ejemplo
cuando se trata de otros participantes como cómplices o coautores deben soportarse no sólo
en el elemento normativo sino también de manera doctrinal y jurisprudencial de manera que
pueda ser probado más allá de toda duda razonable el grado de participación del implicado.

Así como se estudia la coautoría y la participación se deben estudiar las circunstancias


agravantes o atenuantes consagradas en el Código penal y se deben tener conexidad los
motivos del juzgador para esta consecuencia agravante o no, en este caso se aumenta
significativamente la pena por lo tanto esta aseveración debe estar debidamente soportada.
Desde el momento de la interpretación se debe realizar el JUICIO DE TIPICIDAD que
verifica que los hechos encajen en la descripción normativa y cuando se trata de agravantes
debe especificarse en cuál de los que la norma incluye taxativamente se puede aplicar al caso
en concreto.

Para concluir, es importante la diferenciación de los Hechos jurídicamente relevantes de otro


tipo de hechos o Medios probatorios para la correcta aplicación de la norma penal y el
correcto desarrollo del proceso probatorio, ya que la finalidad de la prueba es convencer al
juzgador de la existencia y veracidad más allá de duda razonable de los HJR’S sin omitir
nunca la posibilidad que tiene la otra parte para controvertilos y así alcanzar la convicción
sobre su veracidad o falsedad.

Para el caso en concreto y previo entendimiento que estos Hechos y el hecho de probar en
general, es la actividad desplegada y encaminada por la parte para hacer conocidos al director
del proceso (juez) los supuestos fácticos que dan sustento a lo que ella solicita, por lo tanto y
encaminado a las pruebas se

RESUELVE

Condenar el imputado por los delitos de Lesiones Personales agravadas en concurso con
Fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego con pena privativa de la
libertad sin posibilidad de prisión domiciliaria además de consignar a la víctima
perjuicios causados por el daño antijurídico.

Bibliografía y Webgrafía:

Hechos jurídicamente relevantes como garantía del Debido proceso:


https://www.youtube.com/watch?v=94ziQKx6yNw
Libro:
EL HOMICIDIO POR MOTIVO ABYECTO O FÚTIL, PRECIO O PROMESA
REMUNERATORIA- Dr. Orlando López Gómez

Hechos jurídicamente relevantes no pueden ser suplidos por hechos indicadores.


https://www.ambitojuridico.com/noticias/penal/penal/hechos-juridicamente-relevantes-
no-pueden-ser-suplidos-por-hechos-indicadores

Apuntes del curso Derecho Probatorio.