Está en la página 1de 15

Facultad de Odontología

Escuela de Graduados
Especialidad de Endodoncia

Seminario, Uso del ozono en


Endodoncia

Alumno: Felipe Aguilera Muñoz.


Postgrado Especialidad en Endodoncia 2013, Universidad de Valparaíso
Docente coordinador: Dra. Alicia Caro
Introducción

El Ozono es un compuesto natural que consta de tres átomos de oxígeno.


Se encuentra en la naturaleza en forma de gas presente en la estratosfera en una
concentración de 1-10 ppm, que continuamente se crea y se destruye en O2
molecular. (Grootveld M et al., 2004). Ambas reacciones químicas son catalizadas
por luz ultravioleta solar de alta frecuencia.
El ozono en la estratosfera juega un rol crítico tanto en la estructura térmica
de la estratosfera como en el marco ecológico para la vida en la superficie
terrestre. Por otra parte, el ozono en la troposfera es considerado toxico para el
tracto respiratorio. En la troposfera, el ozono es producido en una complicada
serie de reacciones químicas que involucran componentes de desechos de los
autos (NO2), luz solar (especialmente en meses calurosos de verano) y oxigeno.
Las propiedades microbiológicas y metabólicas fiables del ozono, en fase
gaseosa o acuosa, lo hacen útil como desinfectante, con un amplio rango de
actividad (Nagayoshi M et al., 2004). En fase gaseosa o acuosa, es un potente y
fiable antimicrobiano frente a bacterias, hongos, protozoos y virus (Arita M et al.,
2005) (Kim JG et al., 1999). Generalmente se acepta que por su potencial
oxidante, el ozono puede provocar la destrucción de paredes y membranas
citoplasmáticas celulares de bacterias y hongos. Durante este proceso, ataca
glucoproteínas, glucolípidos y otros aminoácidos e inhibe el sistema de control
enzimático de la célula (Celiberti P et al., 2006). Así se aumenta la permeabilidad
de la membrana, elemento clave de la viabilidad celular, provocando el cese
funcional inmediato. Las moléculas de ozono luego entran en la célula y matan al
microorganismo (Nagayoshi M et al., 2004). Además, el ozono ataca a muchas
biomoléculas, como residuos proteicos de cisteína, metionina e histidina (Holmes
J., 2003).
Al oxidar las biomoléculas en enfermedades dentales, el ozono tiene un
gran efecto disruptor en bacteria cariogénicas, dando lugar a la eliminación de
bacterias acidogénicas. El ácido pirúvico (producido por bacterias acidogénicas
durante la cariogénesis) es el ácido natural más fuerte. El ozono puede
descarboxilarlo en ácido acético. Se ha observado que puede producirse la
remineralización de lesiones cariadas incipientes cuando la producción de ácido
acético, o de otros ácidos con pKa alto en la placa en reposo, amortigua el líquido
de la placa (Margolis HC., 1985).
Durante la Primera Guerra Mundial, se utilizó el gas ozono para el
tratamiento de gangrena gaseosa post- traumática, heridas infectadas, y fístulas
en soldados Alemanes (Bocci V., 2004). La ozonoterapia fue aceptada como
medicina alternativa en los EE.UU. a partir de 1880 hasta 1932. Hasta la fecha, la
terapia de ozono ha sido reconocida como modalidad de tratamiento en 16 países
(Grootveld M et al., 2004). Su uso ha sido investigado en el tratamiento de
enfermedades oculares bacterianas agudas y crónicas (por ejemplo, neuropatías
ópticas, glaucoma, obstrucción de vena central de la retina, y enfermedades
retinianas degenerativas), infecciones víricas y fúngicas, enfermedades
isquémicas, enfermedades ortopédicas, y dermatológicas, pulmonares, renales,
hematológicas y enfermedades neurodegenerativas. Se puede reaccionar con
componentes de la sangre (eritrocitos, leucocitos, plaquetas, células endoteliales y
del sistema vascular) e influir positivamente en el metabolismo del oxígeno,
energía celular, la propiedad immunomodular, sistema de defensa antioxidante, y
microcirculación (Bocci V., 2004)( Baysan A & Lynch E., 2004).
En odontología, el Dr. E.A. Fisch (1899-1966) fue el primer odontólogo en
utilizar el agua ozonizada en su práctica y por primera vez, lo introdujo el médico
alemán Dr. Erwin Payr (1871-1946) quien lo utilizó a partir de entonces en cirugía.
En cirugía dental, el agua ozonizada fue utilizada para promover la hemostasia,
aumentar la oferta local de oxígeno, e inhibir la proliferación bacteriana.
Teóricamente, el ozono puede reducir el recuento de bacterias en las lesiones de
caries activa y por lo tanto, puede detener temporalmente la progresión de la
caries, lo que resulta en la prevención o retraso de la necesidad de restauraciones
dentales. (Rickard GD et al., 2004).

El objetivo principal de este seminario es presentar las propiedades del


ozono y discutir su uso en la terapia endodóntica.
Mecanismos de acción terapéutica del Ozono.

Hay varias acciones conocidas del ozono sobre el cuerpo humano, tales
como actividad anti-microbiana, inmuno estimulación, antihipóxico, analgésico,
desintoxicante , bioenergético y biosíntesis (activación del metabolismo de los
hidratos de carbono, proteínas y lípidos ), etc.

Acción anti – microbiana: El efecto antimicrobiano del ozono se produce como


resultado de su acción sobre la membrana citoplasmática de la célula produciendo
daño debido a la ozonólisis de enlaces dobles y también a la modificación inducida
por el ozono del contenido intracelular debido a los efectos oxidantes secundarios.
Esta acción no es específica y selectiva para las células microbianas; no daña las
células del cuerpo humano, debido a su gran capacidad antioxidante. El ozono es
muy eficiente en cepas resistentes a los antibióticos. Esta actividad anti –
microbiana se incrementa en medios líquidos de pH ácido. En infecciones virales
la acción del ozono se encuentra en la intolerancia de las células infectadas a
peróxidos y el cambio de la actividad de transcriptasa reversa, que participa en la
síntesis de proteínas virales.

Acción inmunoestimulante: El Ozono influye en el sistema inmune celular y


humoral. Estimula la proliferación de células inmunocompetentes y la síntesis de
inmunoglobulinas. También activa la función de los macrófagos y aumenta la
sensibilidad de los microorganismos a la fagocitosis. Cuando se administra en
bajas concentraciones, el ozono re activa el sistema inmune. Como respuesta a
esta activación a través del ozono, las células inmunes del cuerpo producen
mensajeros especiales llamados citoquinas. Estas moléculas en a su vez activan
otras células inmunes, lo que desencadena una cascada de cambio positivo en
todo el sistema inmune, que es estimulado para resistir las enfermedades. Esto
significa que la aplicación de ozono en medicina es extremadamente útil para
activar el sistema inmune en pacientes con un estado inmune bajo y / o déficit
inmunológico. El Ozono causa la síntesis de sustancias biológicamente activas
tales como interleucinas, leucotrienos y prostaglandinas, que es beneficioso en la
reducción la inflamación y curación de heridas.

Acción anti-hipóxica: El Ozono provoca el aumento de pO2 en los tejidos y mejora


el transporte de oxígeno en la sangre, el cual resulta en un cambio en la activación
del metabolismo celular de los procesos aeróbicos (glucólisis, ciclo de Krebs, B-
oxidación de los ácidos grasos) y el uso de recursos energéticos. También
previene la formación de eritrocitos agregados y aumenta la superficie de contacto
del transporte de oxígeno. Esta habilidad para estimular la circulación es utilizada
en el tratamiento de trastornos circulatorios y se hace valiosa en la revitalización
de funciones orgánicas.

Analgésico y acción desintoxicante: El ozono provoca la secreción de


vasodilatadores como el NO, que es responsable para la dilatación de las
arteriolas y vénulas.
Bioenergética y acción biosintética: El Ozono activa los mecanismos de la síntesis
de proteínas, aumenta la cantidad de ribosomas y las mitocondrias en las células.
Estos cambios sobre el nivel celular explicar la elevación de la actividad funcional
y potencial de regeneración de los tejidos y organos.

Acciones diversas: El ozono mejora la circulación, interrumpe el metabolismo


tumoral y estimula el metabolismo del oxígeno.

Fundamentos de la Ozono terapia

El criterio de atención y los objetivos terapéuticos deben ser basados en evidencia


científica, lo cual es crítico. Los objetivos terapéuticos son incluidos y no
excluyentes del criterio de atención.

Los objetivos de la terapia oxígeno / ozono

1. Eliminación de los agentes patógenos.


2. Restauración del metabolismo del oxígeno adecuado.
3. Inducción de un ambiente ecológico agradable.
4. Aumento de la circulación.
5. La activación inmunitaria.
6. La estimulación del sistema humoral anti – oxidante.

Indicaciones de ozono terapia

1. Trastornos circulatorios arteriales


2. Inmunodeficiencia e immuno valencia
Terapia adicional en pacientes con carcinoma
Enfermedades causadas por virus ( por ejemplo, hepatitis )
3. Condiciones inflamatorias
4. Enfermedades reumáticas
5. Úlceras externas y lesiones cutáneas
6. Odontología

Contraindicaciones de la ozono terapia


1. Embarazo.
2. Deficiencia de glucosa - 6 -fosfato – deshidrogenasa (favismo).
3. Hipertiroidismo.
4. Anemia severa.
5. Miastenia gravis
6. Intoxicación alcohólica aguda.
7. Infarto de miocardio reciente.
8. Hemorragia de cualquier órgano.
9. Alergia ozono.
10. Trombocitopenia
Formas de aplicación

Formas de aplicación sistémica

- Major Auto Hemo Therapy (MAH) como terapia extracorporal de la sangre


con O3 y reinfusión de sangre activada.
- Insuflación rectal de O3 y O2 mixta
- Minor auto hemo terapia con inyección intramuscular de sangre activada.

Formas de aplicación tópica

- Aplicación de gas ozono subcutáneo en gas-hermético y ozono-resistente


en cubiertas de plástico
- Agua de Ozono en forma de aerosol o compresas.
- Insuflación rectal de O3 y O2
- inyecciones intra articulares
- inyecciones intramusculares
- Aceite de oliva ozonizado.

Sistemas para la generación de gas Ozono

1. Sistema Ultravioleta : Produce bajas concentraciones de ozono, que se utiliza


en la estética y purificación del aire.
2. Sistema de plasma en frío: Se utiliza en la purificación del aire y agua.
3. Sistema de descarga de Corona: Produce altas concentraciones de ozono. Es
el sistema más común utilizado en el campo médico / dental. Es fácil de manejar y
tiene una tasa de producción de ozono controlada.

Ozonoterapia en Odontología

La Odontología está cambiando, ya que ahora estamos utilizando la ciencia


moderna para practicar la odontología. La terapia de ozono ha sido más
beneficiosa que las modalidades terapéuticas convencionales actuales. Este
estado de tecnología más avanzada nos permite tener un enfoque mínimamente
invasivo y conservador para el tratamiento dental.
El principal uso del ozono en odontología es el uso de sus propiedades anti -
microbianas. Se ha demostrado ser eficaz contra, las bacterias Gram negativas
como Gram positivas, virus y hongos. En odontología, el ozono tiene un papel en
diversas modalidades de tratamiento dental. La terapia de ozono presenta grandes
ventajas cuando se utiliza como apoyo a tratamientos convencionales como:

1. Profilaxis y la prevención de la caries dental.


2. Remineralización de fosas y fisuras, raíz y caries de superficie lisa.
3. Restauración de cavitaciones abiertas junto con medidas conservadoras
convencionales.
4. Blanqueamiento de dientes tratados endodónticamente con cambios de
coloración.
5. En tratamiento de endodoncia.
6. Desensibilización de los dientes extremadamente sensibles.
7. Patogenia de tejidos blandos.
8. Tratamiento de las heridas infectadas, mal curadas y procesos inflamatorios.

Baysan et al. 2000, evaluó el efecto antimicrobiano del dispositivo HealOzone


Kavo en lesiones primarias de caries radiculares (PRCL) y evaluó la eficacia del
ozono para eliminar específicamente en S. mutans y S. sobrinus. Como resultado,
a la exposición de ozono ya sea a 10 o 20 s bajo condiciones experimentales, se
redujeron los niveles totales de microorganismos en las PRCL a < 1 % de los
valores de control. La aplicación de ozono durante un período de 10 s también fue
capaz de reducir el número de S. mutans y S. sobrinus in vitro.

Holmes. 2003, observó el efecto del KaVo HealOzone en PRCL seguido por la
aplicación profesional de una solución de xilitol, flúor, calcio, fosfato y zinc. Esta
modalidad de tratamiento se aplicó a 89 pacientes mayores de 60 años. Después
de 18 meses el 100% de los dientes con PRCL tratados con Ozono habían
mejorado. En el grupo de control, donde las lesiones se dejaron sin tratamiento,
sólo algunas PRCL habían mejorado. En 62% de los casos el estado permanecido
similar, mientras que en el 37% de los dientes con PCRL habían empeorado
respecto a su textura.

La influencia del agua ozonizada en el proceso de curación epitelial de una herida


en la cavidad bucal fue observada por Filippi. 2011. Se encontró que el agua
ozonizada aplicada en un periodo diario puede acelerar la tasa de curación de la
mucosa oral. Este efecto se observó en los dos primeros días del postoperatorio.
El tratamiento diario con agua ozonizada acelera la tasa de curación fisiológica de
las heridas tratadas como tales, lo que no fue visto en las heridas no tratadas con
ozono.

Formas de aplicación en Odontología

1. En forma de infusión en el hueso maxilar infectado (cavitación).


2. En forma de infusión en la articulación temporomandibular para el tratamiento
del dolor y la inflamación.
3. Como irrigante durante la nueva terapia del conducto radicular para desinfectar
el diente afectado.
4. Tratamiento complementario mediante el uso de aceite de oliva ozonizado para
el tratamiento de la enfermedad periodontal.
Ozono en endodoncia

El gas ozono es usado clínicamente para tratamientos de endodoncia en una


concentración de ~ 4 g/m3 (HealOzone ; KaVo , Biberach , Alemania).

Figura 1. HealOzone ; KaVo , Biberach ,


Alemania

Figura 2. Heal Ozone. a) Para una hermetización adecuada del diente están
disponibles cinco capas de silicona con cinco tamaños diferentes. b) Introducción
de la cánula de ozono en el conducto radicular preparado. c) Tratamiento de
ozono endodóntico bajo hermetización completa.
Actividad antibacteriana

La mayoría de los estudios sobre las aplicaciones de ozono en endodoncia se


centran en su actividad antimicrobiana. Nagayoshi et al.2004, encontró que el
agua ozonizada (0,5-4 mg / L) fue eficaz en eliminar bacterias tanto gram positivas
como gram negativas. Las bacterias Gram negativas, tales como Porphyromonas
endodontalis y P. gingivalis eran sustancialmente más sensibles al agua
ozonizada que las gram positivas como estreptococos y C. albicans en cultivos
puros.

Muller et al. 2007, comparo la influencia de gas ozono con la terapia fotodinámica
(PDT) y agentes antisépticos conocidos (soluciones de clorhexidina al 2%,
hipoclorito al 0,5 y 5%) en una biopelícula oral de especies múltiples in vitro. Las
bacterias en estudio fueron Actinomyces naeslundii, Veillonella dispar,
Fusobacterium nucleatum, Streptococcus sobrinus , S. oralis, y Candida albicans.
El gas de Ozono fue producido por el sistema Kavo HealOzone (Biberach ,
Alemania). Llegaron a la conclusión de que sólo la solución de NaOCl al 5% fue
capaz de eliminar todas las bacterias con eficacia.
EL Gas ozono o PDT no fueron capaces de reducir significativamente o eliminar
por completo las bacterias en la biopelícula.

Hems et al. 2005, evaluó el potencial del ozono como agente antibacteriano
usando Enterococcus faecalis como especie de prueba. El ozono fue utilizado
como gas (producida por el dispositivo Pure zone), y acuoso (concentración
óptima de 0,68 mg / L ) . Se llego a la conclusión que el ozono en solución fue
antibacteriano contra E. faecalis después de 240 s de tratamiento. Sin embargo,
no fue eficaz contra E. faecalis en un biofilm artificial. Hiploclorito de sodio (2,5%)
sigue siendo más efectivo en la eliminación de E. faecalis.

Nagayoshi M et al. 2004, evaluó el efecto antimicrobiano del agua ozonizada in


vitro en túbulos dentinarios de bovinos infectados con bacterias de Enterococcus
faecalis y Streptcoccus mutans.
Después de la irrigación con agua ozonizada, la viabilidad de los E. faecalis y S.
mutans que invaden los túbulos dentinarios disminuyó significativamente. En
particular, cuando era activado con ultrasonido el agua ozonizada tenía casi la
misma actividad antimicrobiana que el hipoclorito de sodio (NaOCl) al 2,5%.

Estrela et al. 2007, estudiaron los efectos antimicrobianos de agua ozonizada, el


ozono gaseoso y agentes antisépticos (2,5 %hipoclorito y clorhexidina al 2%) en
conductos radiculares infectados. Durante un tiempo de contacto de 20 min
ninguno de estas sustancias tenían efecto antibacteriano contra E. faecalis en los
conductos radiculares infectados.

Thanomsub et al. 2002, probó los efectos del tratamiento de ozono sobre el
crecimiento celular y cambios ultraestructurales en bacterias (Escherichia coli,
Salmonella sp. , Staphylococcus aureus y Bacillus subtilis) . Descubrió que el
ozono en 0,167 mg / concentración min / L pueden utilizarse para esterilizar el
agua, estando contaminada dentro de 30 minutos con un máximo de 105 ufc / ml
bacterias. Se observó la destrucción de la membrana celular de la bacteria, el cual
produjo fugas intercelulares y finalmente la lisis celular. Sin embargo, estas
concentraciones de ozono no tienen ningún efecto significativo sobre la viabilidad
celular de cultivos bacterianos en concentraciones más altas de 106 y 107
UFC / ml.

Polydorou et al. 2006, encontró que una aplicación de ozono de 80 s, así como de
40 s fueron eficaz en la eliminación de S.mutans. Esto, realizado sobre dientes
infectados de perros.
.
Silveira et al. 2007, mostró que el 77 % de los canales radicualres tratados con
aceite ozonizado resultó ser exitoso como medicación intraradicular.

Otro estudio evaluó la eficacia del agua ozonizada en la eliminación de C.


albicans, E. faecalis, y endotoxinas de canales radiculares (Cardoso MG et al.
2008). Los resultados revelaron que el agua ozonizada fue eficaz tanto contra C.
albicans y E. faecalis inmediatamente después del tratamiento (Tabla II, abajo), sin
embargo no tiene sustantividad.

El efecto desinfectante de oxigeno ozonizado (120 s desde el HealOzone) sobre


E. faecalis ha sido evaluado (Stoll R et al.2008). Los resultados revelaron que el
oxígeno ozonizado parece ser adecuado para la desinfección del sistema de
canales radiculares en los casos en que el hipoclorito de sodio no está indicado.

Huth et al. 2006, evaluaron la efectividad del ozono acuoso y gaseoso contra E.
faecalis, C. albicans, Peptostreptococcus micros y Pseudomonas aeruginosa
cultivados en medios planctónicos o en biopelículas mono – especies. Los
resultados demostraron que la alta concentración de ozono gaseoso y acuoso,
dosificada en función del tiempo y la cepa utilizada, demostró ser efectivo contra
los microorganismos analizados. La actividad antibacteriana de ozono gaseoso
demostró que era mayor que láser de KTP y menor que el NaOCl (Kustarci A et al.
2009) y el gas de ozono como liquido irrigante para el conducto radicular puede
ser útil como un complemento para la desinfección de endodoncia (Case PD et al.
2012).

Por lo mencionado anteriormente, el ozono aún sigue siendo estudiado para su


uso cotidiano en la práctica endodóntica. En una revisión publicada por Zehnder
M. 2006, se hace mención a los nuevos irrigantes como, uso de luz láser para
inducir fotosensibilidad letal sobre la microbiota del canal, uso de agua activada
electroquímicamente, y la infiltración de gas ozono para el tratamiento
endodóntico Sin embargo, en términos de eficacia en eliminar microbiota
endodóntica en biofilms, existe buena evidencia que ninguno de estos enfoques
puede coincidir con una irrigación simple de hipoclorito de sodio.
Efectos de adhesión a la dentina

En la revisión publicada por Mohammadi Z et al, 2013, se hace mención de los


efectos del ozono sobre la adhesión a la dentina, y se menciona lo siguiente:
Magni et al. indica que el gas ozono no hizo comprometer las propiedades
mecánicas de los adhesivos [ incluyendo Prime & Bond NT ( Dentsply) , Excite
(Ivoclar - Vivadent) , Syntac / Heliobond ( Ivoclar - Vivadent) y Silorane Sistema
Adhesivo ( 3 M- ESPE ). Cuando el gas ozono era utilizado para la desinfección de
la cavidad antes de una restauración, este no tenia influencia inmediata sobre la
fuerza de adhesión al esmalte y dentina. Çehreli et al. reveló que el tratamiento
previo con ozono mejoró la capacidad de sellado marginal de sellantes de fisuras;
otro estudio demostró que la terapia de ozono mejora la resistencia al
cizallamiento del AH- 26 y el sellador de canales EX. Gurgan et al. demostró que
el tratamiento de ozono no altera la resistencia al cizallamiento de dos adhesivos
de auto-grabado ( Clearfil SE Bond y Clearfil Tri - S Bond) utilizado dentina coronal
radicular. Sin embargo, otros estudios mostraron que el ozono redujo la resistencia
de unión a la microtensión de la interfase resina - dentina y reduce la resistencia
de unión inicial de Clearfil SE Bond. De acuerdo con Arslan et al. el ozono no
afecta significativamente la resistencia de la unión a dentina en una resina basada
en silano compuesto, Filtek Supreme. Además, otro estudio reveló que el gas de
ozono y agua ozonizada no tuvieron efectos nocivos sobre las fuerzas y las
interfaces de enlace.

Toxicidad

La Inhalación de ozono puede ser tóxica para el sistema pulmonar y otros


órganos. Las complicaciones causadas por la terapia de ozono son poco
frecuentes en 0.0007 por aplicación. Algunos efectos secundarios conocidos son
lagrimeo , irritación de las vías respiratorias superiores , rinitis , tos, dolor de
cabeza , náuseas ocasionales , vómitos , falta de aliento , inflamación de los vasos
sanguíneos , problemas de circulación , problemas del corazón y incluso un
derrame cerebral. Debido al alto poder oxidante del ozono, todo material que entre
en contacto con el gas debe ser ozono resistente, tal como vidrio, silicio, y teflón.
Sin embargo, en el caso de intoxicación de ozono, el paciente debe ser colocado
en el posición supina y tratar con vitamina E y N-acetilcisteína (Bocci VA. 2006).
Conclusiones

En medicina la terapia de ozono ha sido ampliamente utilizada. En odontología al


igual que su uso en la terapia endodóntica el Ozono sigue siendo estudiado.
Aunque existen estudios que avalan el uso del ozono en la terapia, aún existe
controversia en algunos casos para que su uso sea rutinario.
El ozono puede ser utilizado como complemento para la desinfección del conducto
radicular ya que ha demostrado tener buenas propiedades antimicrobianas y en
casos en el que el hipoclorito de sodio no pueda ser utilizado o este
contraindicado.
Bibliografía

Arita M, Nagayoshi M, Fukuizumi T, Okinaga T, Masumi S, Morikawa M, et al.


Microbicidal efficacy of ozonated water against Candida albicans adhering to
acrylic denture plates. Oral Microbiology & Immunology 2005;20:206.

Azarpazhooh A, Limeback H. The application of ozone in dentistry: a systematic


review of literature. J Dent. 2008 Feb;36(2):104-16. Epub 2007 Dec 31.

Baysan A, Whiley RA, Lynch E. Antimicrobial effect of a novel ozone- generating


device on micro-organisms associated with primary root carious lesions in vitro.
Caries Res. 2000;34(6):498-501.

Bocci V. Ozone as Janus: this controversial gas can be either toxic or medically
useful. Mediators of Inflammation 2004;13:3.
.
Bocci VA. Scientific and medical aspects of ozone therapy. State of the art. Arch
Med Res. 2006;37(4):425-35.

Baysan A, Lynch E. Antimicrobial effects of ozone on caries. In: Lynch E, editor.


Ozone: the revolution in dentistry. London: Quintessence Publishing Co.; 2004. p.
165–72.

Cardoso MG, de Oliveira LD, Koga-Ito CY, Jorge AO. Effectiveness of ozonated
water on Candida albicans, Enterococcus faecalis, and endotoxins in root canals.
Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2008;105(3):e85-91.

Case PD, Bird PS, Kahler WA, George R, Walsh LJ. Treatment of root canal
biofilms of Enterococcus faecalis with ozone gas and passive ultrasound activation.
J Endod. 2012;38(4):523-6.

Celiberti P, Pazera P, Lussi A. The impact of ozone treatment on enamel physical


properties. American Journal of Dentistry
2006;19:67–72.

Filippi A. The influence of ozonised water on the epithelial wound healing process
in the oral cavity. Clinic of Oral Surgery, Radiology and Oral Medicine, University of
Basel, Switzerldand. 2011. Available at: WWW. OXYPLUS .NET.

Grootveld M, Baysan A, Sidiiqui N, Sim J, Silwood C, Lynch E. History of the


clinical applications of ozone. In: Lynch E, editor. Ozone: the revolution in dentistry.
London: Quintessence Publishing Co.; 2004. p. 23–30.

Hems RS, Gulabivala K, Ng YL, Ready D, Spratt DA. An in vitro evaluation of the
ability of ozone to kill a strain of Enterococcus faecalis. Int Endod J. 2005;38(1):22-
9.
Holmes J. Clinical reversal of root caries using ozone, double-blind, randomised,
controlled 18-month trial. Gerodontology 2003;20:106–14.

Huth KC, Jakob FM, Saugel B, Cappello C, Paschos E, Hollweck R, Hickel R,


Brand K. Effect of ozone on oral cells compared with established antimicrobials.
Eur J Oral Sci. 2006;114(5):435-40.

Kim JG, Yousef AE, Dave S. Application of ozone for enhancing the
microbiological safety and quality of foods: a review. Journal of Food Protection
1999;62:1071–87.

Kustarci A, Sumer Z, Altunbas D, Kosum S. Bactericidal effect of KTP laser


irradiation against Enterococcus faecalis compared with gaseous ozone: an ex vivo
study. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2009;107(5):e73-9.

Margolis HC, Moreno EC, Murphy BJ. Importance of high pKa acids in cariogenic
potential of plaque. Journal of Dental Research 1985;64:786–92

Mohammadi Z, Shalavi S, Soltani MK, Asgary S.A review of the properties and
applications of ozone in endodontics: an update.ran Endod J. 2013 Spring;8(2):40-
3.

Muller P, Guggenheim B, Schmidlin PR. Efficacy of gasiform ozone and


photodynamic therapy on a multispecies oral biofilm in vitro. Eur J Oral Sci.
2007;115(1):77-80.

Nagayoshi M, Kitamura C, Fukuizumi T, Nishihara T, Terashita M. Antimicrobial


effect of ozonated water on bacteria invading dentinal tubules. Journal of
Endodontics 2004;30:778.

Nagayoshi M, Kitamura C, Fukuizumi T, Nishihara T, Terashita M.Antimicrobial


effect of ozonated water on bacteria invading dentinal tubules.J Endod. 2004
Nov;30(11):778-81.

Nagayoshi M, Fukuizumi T, Kitamura C, Yano J, Terashita M, Nishihara T. Efficacy


of ozone on survival and permeability of oral microorganisms. Oral Microbiology &
Immunology 2004;19:240.

Polydorou O, Pelz K, Hahn P. Antibacterial effect of an ozone device and its


comparison with two dentin-bonding systems. Eur J Oral Sci. 2006;114(4):349-53.

Rickard GD, Richardson R, Johnson T, McColl D, Hooper L. Ozone therapy for the
treatment of dental caries. Cochrane Database of Systematic Reviews
2004:CD004153.
Stoll R, Venne L, Jablonski-Momeni A, Mutters R, Stachniss V. The disinfecting
effect of ozonized oxygen in an infected root canal: an in vitro study. Quintessence
Int. 2008;39(3):231-6.

Thanomsub B, Anupunpisit V, Chanphetch S, Watcharachaipong T, Poonkhum R,


Srisukonth C. Effects of ozone treatment on cell growth and ultrastructural changes
in bacteria. J Gen Appl Microbiol. 2002;48(4):193-9.

Zehnder M.Root canal irrigants. J Endod. 2006 May;32(5):389-98.