Está en la página 1de 3

AULA TALLER ROBINSONIANA Y LA FORMACIÓN DOCENTE PARA LA TRANSFORMACIÓN

PEDAGÓGICA.

En el marco del Congreso Pedagógico Circuital “La escuela y la comunidad como centro de
diálogo para la educación popular y productiva” y como estrategia formativa del Plan de Acción
de la Investigación Acción Participativa y Transformadora que estoy desarrollando como asesora
del Programa Nacional de Formación Avanzada área Dirección y Supervisión Educativa titulada
“La Formación Docente y su impacto en la transformación pedagógica”, desarrollé la ponencia
central fundamentada en reflexionar acerca de las bases del pensamiento educativo
robinsoniano y el aula taller como el ambiente de aprendizaje efectivo y afectivo para la
vinculación de la teoría con la práctica, y el desarrollo de nuevas metodologías y la aplicación de
la visión educativa popular y liberadora de Simón Rodríguez, quien fue un pensador y activista
insurgente de abierta y declarada confrontación con los poderes coloniales, al considerar la
educación para las personas de todas las clases sociales de su época, incluso algunos registros
dan cuenta de que tuvo estudiantes que fueron exonerados de pagar lo correspondiente al
momento por estudiar, lo que revela su altruismos con los más necesitados, comprometido con
la causa independentista y por lo tanto un reivindicador de los excluidos, de los privados de la
educación y la libertad, y se constituyó su labor de maestro en la forma más digna de crear y
formar conciencias para la emancipación y para la formación de la sociedad, exaltó Rodríguez la
topofilia referida al amor al terruño, a lo propio y abanderado de la toparquía o gobierno
comunal, el poder de la gente de cada lugar, principios estos que regulan el diálogo y el
encuentro entre las familias, las escuelas y las comunidades para el logro de los fines
educativos. La base es la educación popular para todos, única y sin exclusión como lo establece
el artículo 102 de la Constitución Nacional, al considerarla un derecho humano y un deber social
que el estado garantiza para toda la población. En su visión pedagógica resalta la importancia
del trabajo intelectual educativo con el trabajo material productivo, integración esta que
permite generar la construcción y las vías para producir el conocimiento científico partiendo de
las complejidades dialécticas cotidianas de lo concreto a lo abstracto , de lo analítico a lo
sintético, así como reza el artículo 3 de la carta magna en cuanto a que la educación y el trabajo
son procesos fundamentales para lograr los fines del Estado. Estas ideas de Simón Rodríguez
adelantadas en siglo a las declaraciones de la UNESCO sobre el derecho a aprender y a la
declaración mundial de la educación, me permiten valorarlo como uno de los más grandes
estrategas de la educación como proceso de emancipación social, y me permiten reflexionar a
propósito de su pensamiento “ el alma de la sociedad es la crítica” si estaremos los docentes
guiando la educación con la filosofía de Don Simón Rodríguez, si nuestras aulas de clase son
aulas talleres? Que se distingan por las interacciones entre estudiantes y docentes, los roles de
cada uno, el ambiente, el desarrollo de habilidades, los procesos evaluativos constructivos y el
desarrollo de habilidades del pensamiento como síntesis, análisis, meta cognición,
autorregulación y las que exige la sociedad vertiginosamente cambiante; innovación,
creatividad, colaboración, y pensamiento crítico.

La estrategia para el desarrollo de la ponencia se basó en una propuesta de aula taller en la que
interactuaron e intercambiaron roles, tres docentes más , la supervisora circuital y las voceras
de investigación y formación y la de Recursos para el Aprendizaje del Circuito sede Gregorio
Rondón, dando sus aportes en el desarrollo de los ejes temáticos : escuela y comunidad como
centro de diálogo, educación popular y educación productiva, además se usó un mecate
temático para organizar e ir desarrollando los contenidos, y se dieron las interacciones con la
audiencia. Se mostró una nueva y práctica estrategia, un sencillo recurso para debatir y
reflexionar sobre el pensamiento político pedagógico de nuestro siempre Maestro Simón
Rodríguez. Y en el contexto de la gestión escolar los directores y supervisores están
planificando, orientando, acompañando los procesos pedagógicos curriculares,
Socioproductivos, sociocomunitarios , de gestión administrativa, entre otros, para que nuestras
escuelas sean aulas talleres? El debate está abierto, la tarea y el compromiso deben seguir para
que palabra y acción ejemplar se hagan una en el logro de la educación de calidad, más verbo
que sustantivo.

Lcda. Eyibelitce Rodríguez

Cédula de identidad 11339341

Asesora PNFAE en Dirección y Supervisión Educativa.

También podría gustarte