Está en la página 1de 13

Les invito para que juntos hagamos una Cuaresma al Espíritu Santo,

comenzando el 21 de Abril hasta el 30 de mayo (sábado). El domingo


31 de mayo es Pentecostés.

La Cuaresma consiste en ofrecerle diario a Ruah un espacio de 20


minutos de oración, dedicada a Él (por lo menos).

Petición por excelencia:

LUZ, GUÍA Y COMPAÑÍA.

1
Peticiones Generales:

Renovar la faz de la tierra:


Los corazones
Los matrimonios
Las familias
Los jóvenes
Los sacerdotes y religiosos
La Santa Madre Iglesia
Nuestro México
El mundo entero

Peticiones particulares:

Ser adoradores en “Espíritu y Verdad”


Discernimiento de la Voluntad Divina
Discernimiento de espíritus, para saber inmediatamente que viene de
Dios y qué no viene de Él
Revelación, restauración y purificación para que haya “Pentecostés en
nuestro corazón".

Peticiones personales:

Tu linaje
Tu familia
Tu Árbol Genealógico
Etc, etc.

Recuerda todos los días consagrarte a Él

Herman@s, pongan su fe, su confianza… y sobre todo su esperanza


en Él… porque para nuestro Dios Espíritu Santo, no hay nada
imposible…

Bendiciones en Ruah Hakodesh.


2
Bienvenidos hermanos, una vez más. Hoy vamos a agregar una oración muy
importante, es un acto de contrición al Espíritu Santo (Ruah Hakodesh).

Antes de hacer las oraciones de consagración, necesitamos reconocernos


pecadores, deficientes, débiles y frágiles ante Dios; para que Él, al ver nuestra
imperfección y miseria, tenga piedad y misericordia de nosotros; escuche nuestro
clamor y nos asista en nuestras necesidades.

¡¡Ven, mi Dios Espíritu Santo!!


Ten piedad y misericordia de mí y escucha mi oración.

ORACIONES
(Acto de contrición al Espíritu Santo)

ACTO DE CONTRICIÓN

Mi Dios Espíritu Santo


Beso de la boca de Dios (San Bernardo de Claraval):
Te pido perdón porque te he contristado
Te pido perdón porque no he sido dócil a tus santas y secretas inspiraciones.
Te pido perdón porque me he identificado más con mi ego, que con el corazón de
Mi Jesús y de Mamita María.
3
Te pido perdón porque me han seducido más las cosas del mundo que las cosas
del cielo.
Te pido perdón por mi vida intrascendente, frívola y superficial, que me ha hecho
cieg@, sord@ y mud@ a tu presencia en mi vida.
Perdón Ruah Hakodesh, porque se ha hecho tarde y me has estado esperando:
“Porque tú sólo conoces el tiempo de amor”
¡¡Perdón Ruah Perdón!!

¡¡Hoy, reconozco que necesito que tu luz sea la lámpara que alumbre mis pasos!!
(Sal. 118). Hoy con un corazón contrito y humillado te pido: ¡¡Dame Luz!!
Luz para disipar el caos, la tiniebla y la confusión de mi corazón.
Luz para saborear y celebrar el amor con que soy amad@.
Luz para que haya: orden, paz, armonía y alegría perenne en mi corazón.
Luz para verte en toda Tu Creación y en Toda tus Creaturas y se extasíe mi alma,
al recordar, que todo lo creaste por amor a mí.
Luz para discernir lo bueno y lo malo.
Concédeme un espíritu de discernimiento para:
Discernir en “Proyecto de Vida”, que Dios tiene para mí.
Discernir “La Voluntad Divina”, cada día de mi vida: sus tiempos, sus formas, sus
modos… para mí y para cada alma.
Discernimiento de espíritus para percibir inmediatamente, que viene del cielo y
que no.
¡¡Mi Dios Espíritu Santo!!!
Concédeme “sentido espiritual agudo”, para detectar el mal.

¡¡Ruah Hakodesh!!
Beso de la boca de Dios
Regalo hermoso del Eterno Padre!!
Revélame con tu luz admirable, lo que necesito saber de mi vida, de mi historia,
para ser más libre y más feliz y amar profundamente a la Sacrosanta Trinidad y a
Mamita María; y a mi prójimo, como a mi mism@.

Guíame en mi manera de orar, servir, interceder, evangelizar, para que haya


mucho fruto que sea para Gloria de Dios y bendición y salvación de las almas.
Ilumíname, clarifícame, purifícame para reconocer tus operaciones divinas y ser
dócil a tus santas y secretas inspiraciones.
Dirígeme, rígeme, corrígeme y gobiérname en cada instante de mi vida.
¡¡Ruah Hakodesh!!
Por tu influencia benéfica y saludable en mi vida.

Amén Amén Amén.


4
ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
(Beata Conchita Cabrera)

Recibe ¡Oh Espíritu Santo!, la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser,


que hago en este día para siempre; para que te dignes ser en adelante, y en cada
uno de los instantes de mi vida, y en cada una de mis acciones: mi director, mi luz,
mi guía, mi fuerza y todo el amor de mi corazón.

Yo me abandono sin reservas a tus divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil
a tus santas inspiraciones.

¡Oh Santo Espíritu!, dígnate formarme con María, en María y por María en otro
Jesús y en otra María para Gloria del Padre.

Gloria al Padre Creador,


Gloria al Hijo Redentor,
Gloria al Espíritu Santo Santificador.

Amén Amén Amén.

5
CONSAGRACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

En presencia del cielo y de la tierra, llena de tu gloria, nos consagramos a Ti, Dios
Espíritu Santo. Espíritu de Dios, dirige nuestro pensamiento, para que percibiendo
tu voz, seamos dóciles a tus secretas inspiraciones. Concédenos la gracia, ¡Oh
Espíritu Santo! De poder decir siempre y en todo lugar: ¡¡habla Señor que tu siervo
escucha!!.

¡Oh, Espíritu de Sabiduría!!


Oriéntanos desde hoy, hasta la hora de nuestra muerte.

¡Oh, Espíritu de Entendimiento!!


Ilumínanos e Instrúyenos

¡Oh, Espíritu de Consejo!!


Condúcenos y amonéstanos, remediando nuestra inexperiencia.

¡Oh, Espíritu de Ciencia!!


Disipa nuestra ignorancia

¡Oh, Espíritu de Fortaleza!!


Socorre nuestra debilidad

¡Oh, Espíritu de Piedad!!


Danos la gracia de perseverar en el camino correcto.

¡Oh, Espíritu de Temor de Dios!!


Líbranos de todo mal.

Espíritu Santo concédenos la fuerza y la Gracia de actuar siempre y en todo lugar:


con gozo y con paz, con paciencia y clemencia, con bondad y benignidad, con
mansedumbre y fidelidad. Que los frutos celestiales de la pureza y la templanza,
adornen nuestro templo escogido por Ti, como morada. ¡Oh, Espíritu de Santidad!!
Conduce a todas las almas a la verdad.

Haznos mensajeros del amor de Dos, como hiciste con los Apóstoles en
Pentecostés. Atráeme, Santo Espíritu de Dios, para buscar y cuidar lo que es
Santo y no perderlo jamás.

Amén Amén Amén.

6
Envía Señor tu Espíritu a renovar la faz de la tierra. ¡¡Oh Dios!!, que instruiste los
corazones de tus fieles, concédenos que animados y guiados por el mismo
Espíritu, aprendamos a discernir rectamente, y así, gozar del bien y de sus divinos
consuelos.

¡¡Ven, Espíritu Santo!!. Llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el
Fuego de Tu Amor. ¡Ven, Ruah Hakodesh y renueva la faz de la Tierra!!.

Renueva:
Los corazones
Los matrimonios
Los jóvenes
Los sacerdotes y religiosos
La Santa Madre Iglesia
Nuestro México
Y el Mundo Entero

Amén Amén Amén.

7
ORACIONES

ORACIÓN PARA ANTES DE LA REFLEXIÓN

Espíritu Santo guía y maestro de la vida espiritual, que explicas la suprema verdad
y nos haces experimentar las excelencias del amor de Dios.

Me pongo ante tu santísima presencia y humildemente te pido todas las gracias


que necesito para hacer con provecho ésta meditación.

Ilumina mi entendimiento. Caldea mi voluntad. Concédeme, Espíritu divino, que la


aridez no me domine, ni la razonable preocupación me distraiga, que venza el
sueño con diligencia, la pereza con amor, el tedio con el interés por conocerte
mejor, al apatía con la docilidad a tus divinas inspiraciones.

Reconozco que es un insigne don el saber meditar y que si Tú no lo concedes,


inútiles serán todos nuestros cuidadosos esfuerzos.

Espíritu Santo, concédeme tu gracia para hacer bien la meditación.

ORACIONES PARA DESPUÉS DE LA REFLEXIÓN

ORACIÓN PARA DESPUÉS DE LA REFLEXIÓN

Espíritu Santo, que socorres nuestras necesidades con la plenitud inagotable de tu


infinito amor.

Gracias te doy por todas las luces que a lo largo de estos momentos de
meditación has derramado en mi alma con tanta prodigalidad y largueza.

Gracias te doy por todos los excelsos deseos que has despertado en mi corazón.

Concédeme, Espíritu Divino, que los frutos, propósitos y demás determinaciones


de ésta meditación, por tu misericordia, alcancen una feliz concretización.

Te ofrezco desde éstos momentos los resultados de mi meditación. Bendícelos.

8
Espíritu Santo que suscitaste en Cristo aquel nobilísimo anhelo que lo llevó hasta
el extremo de ofrecer su vida en una total inmolación. Aviva en mí, Espíritu divino
todos aquellos sentimientos, que me hagan participar con mayor eficacia y
plenitud en el misterio del sacrificio de Cristo que en éstos momentos se va a
reactualizar.

Intensifica mi fe, para que con el auxilio de tu divina luz, vea, experimente y viva
en unión con Cristo este misterio de su amor hacia mí.

Acrecienta mi esperanza, para que todo mi ser se abra al torrente de gracias que
brotan de este momento de redención, que en forma personal me ofrece Dios.

Activa mi caridad, para que agradezca la misericordia infinita que me está


manifestando el Señor. Espíritu divino, hazme participar fructuosamente en este
misterio de redención.

VEN CREADOR ESPÍRITU

Ven, Creador Espíritu amoroso


Ven, y visita el alma que a ti clama
Con gracia de lo alto llena e inflama,
Los pechos que creaste poderoso.

Tú, que abogado fiel eres llamado


Del Altísimo don perenne fuente
Tú que te llamas caridad ferviente
Espiritual unción, fuego sagrado.

Tú, te infundes al alma en siete dones


Fiel promesa del Padre Soberano
Tú eres el dedo de su diestra mano
Tú no dictas palabras y razones.

Ilustra con tu luz nuestros sentidos,


Del corazón expulsa la tibieza,
Haznos vencer la corporal flaqueza
Con tu eterna virtud fortalecidos.

Por Ti, el maligno espíritu ahuyentado,


Gocemos de paz santa y duradera;
9
Y siendo Tú, guía cierto en la carrera,
Todo mal evitemos y pecado.

Por Ti al eterno Padre conozcamos


Y al Hijo Soberano y Omnipotente
Y en Ti, Espíritu de ambos procedente
Con viva fe y amor siempre creamos.

Toda Gloria sea dada al Padre Eterno


Y al Hijo que resucitó glorioso,
Y al Soberano Espíritu amoroso
Ahora y en los siglos sempiternos

Amén Amén Amén

OH ESPÍRITU SANTO

¡¡Oh Espíritu Santo!!


Amor del Padre y del Hijo,
Inspírame siempre
Lo que debo pensar,
Lo que debo decir,
Como debo decirlo,
Lo que debo callar,
Como debo de actuar,
Lo que debo de hacer
Para bien de las almas de mi propia santificación.

Espíritu Santo
Dame agudeza para entender
Capacidad para retener,
Método y facultad para aprender,
Sutileza para interpretar,
Gracia y eficacia para hablar.

Dame acierto al empezar,


Dirección para progresar,
Y perfección al acabar

Amén Amén Amén


10
PRECES A RUAH HAKODESH

¡¡Ven Ruah!!
Se mi morada
Dulce huésped
Se el alma de mi alma
Y todo el amor de mi corazón.

¡Ruah de Dios!!
Que tu presencia
Alegre, sostenga, sustente y bendiga mi vida.

¡Aliento de Dios!!
Sopla sobre mí; paz, gozo, esperanza,
Alegría, Fe… vida en abundancia.

“Ven Espíritu Santo,


Sé mi luz, mi guía y mi compañía, porque sin Ti,
estoy segur@ que me perdería”.

ORACIÓN DE LA NOCHE

Espíritu Santo, al terminar este día, me acerco una vez más, confiadamente a Ti.
Te pido humildemente que aceptes los frutos de mis esfuerzos y trabajos, que han
querido ser una expresión de amor a la Augusta Trinidad. Corrige con el fuego de
tu Divina Caridad mis faltas, imperfecciones y pecados, mis rebeldías e
infidelidades en tu santo servicio.

Te pido mi Dios Espíritu Santo, que me concedas una noche tranquila y un sueño
reparador. Vigila mi sueño. Rechaza de mi casa (familia), todo daño y/o peligro.
Guárdame en la hoguera de tu apacible amor. Que recuerde cuando despierte
mañana, que la palabra entusiasmo significa: “Dios conmigo”, “Dios con nosotros”.

Espíritu Santo, en tu misericordia encomiendo mi vida y la de mi familia.

Amén Amén Amén.

11
MATERIAL DE APOYO

CORONITA AL ESPÍRITU SANTO


“No te soltaré hasta que me bendigas”
(Génesis 32, 27).

En lugar del Padre nuestro:


Ven mi Dios Espíritu Santo, por medio de la poderosa intercesión del Doloroso e
Inmaculado Corazón de María, tu dulce y amadísima esposa.

En lugar de las Aves Marías:


Ven Espíritu Santo,
Toma posesión de mí, sé:
Mi director
Mi luz
Mi guía
Mi compañía
Mi fuerza
Mi defensa
Mi Providencia
Mi salud
Mi paz
Y todo el amor del que soy capaz.

En vez del Gloria:


Espíritu Santo, no te soltaré, hasta que me bendigas (3 veces).

“Ven Espíritu Santo,


Sé mi luz, mi guía y mi compañía, porque sin Ti,
estoy segur@ que me perdería”.

12
PARA INICIAR EL DÍA

Espíritu Santo, desde éstos momentos quiero comenzar a vivir mi día bajo tu
divina acción.

Te entrego mi entendimiento para que lo vivifiques con tu radiante luz, te ofrezco


mi voluntad para que la entusiasmes con el fuego de tu transformante caridad.

Bajo tu amorosa protección pongo todas mis potencias y sentidos para que los
guíes y gobiernes como a ti más te plazca.

Auxíliame en los momentos de prueba y debilidad. Ahuyenta de mi vida el pecado,


toda clase de perversión y de mal. Cólmame de tu gracia, de tu consuelo y de tu
paz.

Hazme fiel a tus divinas inspiraciones en este día, Santo Espíritu.

RUAH DE DIOS

Ruah de Dios:
Te pido con todo mi corazón que envíes sobre mí, mi linaje, mi familia, mi Iglesia,
mis sacerdotes, mi México y al Mundo entero:

TU PODER VIVIFICADOR
TU PODER RESTAURADOR
TU PODER REVELADOR
TU PODER CONSOLADOR
TU PODER INTERCESOS
TU PODER SANTIFICADOR.

¡RUAH!
Envía “Tu fuego de Amor Purificador”
Para que limpie y renueve toda mi humanidad.

Amén Amén Amén.

13