Está en la página 1de 3

13 CARACTERÍSTICAS DEL COMUNISMO

El comunismo es una doctrina ideológica, política, económica y social que propone la


igualdad de clases sociales por medio de la supresión de la propiedad privada, la
administración de los medios de producción por parte de los trabajadores y la
distribución equitativa de la riqueza. Entre las principales características del
comunismo, tanto ideológicas como pragmáticas, podemos señalar las siguientes:

1. Se Fundamenta En La Doctrina Marxista

Carl Marx y Friedrich Engels son los ideólogos de este modelo de pensamiento. Juntos
redactaron y publicaron en el año 1848 el Manifiesto Comunista. Marx profundizó sus
planteamientos en su obra cumbre, El Capital, publicada en 1867. A partir de sus
planteamientos, han surgido diferentes corrientes de pensamiento marxista y se han
generado diversos regímenes políticos de tipo comunista, como los de la antigua
URSS, Cuba, China y Corea del Norte, entre otros.

2. Nace Como Crítica Al Capitalismo

El comunismo nace como una crítica al capitalismo liberal desarrollado en Europa


desde la revolución industrial, que había supuesto la transformación de los modos de
producción y, en consecuencia, del orden social. Entre dichos cambios se cuentan: la
consolidación de la alta burguesía como clase dominante, la aparición de la clase
obrera o proletariado, la masificación de la sociedad, la absolutización del capital como
valor social y la profundización de las desigualdades sociales.

3. Introduce Los Conceptos De Estructura Y Superestructura

Según Marx y Engels, en la sociedad capitalista se puede distinguir una estructura y


una superestructura. La estructura estaría conformada por la sociedad y el aparato
productivo. La superestructura correspondería a las instituciones que controlan el
imaginario social (la cultura) y justifican la desigualdad, tales como el Estado
(capitalista), el sistema educativo, las instituciones académicas, la religión, etc.

4. Se Justifica En El Principio De Lucha De Clases

El comunismo se justifica por la existencia de la lucha de clases y la necesidad de


alcanzar la igualdad socioeconómica. Si la alta burguesía es la propietaria de los
medios de producción, el proletariado es la fuerza de trabajo y está subordinada al
poder de la primera.

El comunismo plantea que en el capitalismo el proletariado no tiene control sobre los


medios de producción, sobre los productos que elabora o sobre las ganancias que su
trabajo genera. Esto deriva en explotación, opresión y alienación. Por ello, existe una
tensión inherente al sistema que debe ser liberada por medio de la revolución y la
instauración de un nuevo orden.

5. Concibe La Alienación Como Un Problema Social

El comunismo sostiene que la alienación es un problema social y no estrictamente


individual. La concibe como la naturalización y justificación ideológica de la desigualdad
social, la explotación y la opresión. La alienación, según el comunismo, es promovida
por la cultura dominante y es responsable de que el proletariado no tome conciencia
sobre su condición, lo que favorece la perpetuación del sistema capitalista. Por lo tanto,
la revolución pretende despertar la conciencia social.

6. Propone La Eliminación De La Propiedad Privada

Para que sea posible la igualdad de clases y el fin de la explotación, el comunismo


plantea eliminar la propiedad privada de los medios de producción, lo que se traduce
en el control de los trabajadores sobre estos a través del sindicato y las organizaciones
colectivas de base. Al no haber propietarios, no puede existir ni la explotación ni la
desigualdad.

7. Es Anti-Individualista

El comunismo es contrario al individualismo, pues hace de la conciencia de clase un


principio fundamental e interpreta el individualismo como un rasgo capitalista. Por ello,
todo individuo es visto como expresión de su clase, y solo la clase proletaria es
considerada como representación genuina del “pueblo” y del bien común. En este
sentido, la auto-promoción social y la libertad económica individual no son bien vistas.

8. Combate A La Burguesía

El comunismo ve a la burguesía como el enemigo a combatir. Esto no se limita solo a la


alta burguesía, propietaria de los medios de producción, sino también a la mediana y
pequeña burguesía que normalmente ocupa las instituciones estatales, académicas,
profesionales, culturales y religiosas, responsables de la formación ideológica
(superestructura).

9. Propone Una Sociedad Autónoma

Desde el punto de vista teórico, el comunismo plantea que la sociedad aprenda,


eventualmente, a regularse a sí misma sin necesidad de la intervención del Estado o de
una élite gobernante. Ninguna experiencia histórica del comunismo ha llegado a este
nivel.
10. Los Regímenes Comunistas Se Auto-Promueven Como Conciencia Del
Pueblo

Ya que llegar a ser una sociedad autónoma es un proceso largo, le corresponde al


Estado revolucionario garantizar la distribución de la riqueza en los términos
propuestos. Los regímenes comunistas pretenden actuar, pues, como la conciencia del
pueblo, el único intérprete válido de sus necesidades y el único administrador de sus
bienes (único distribuidor de la riqueza).

11. Promueve El Unipartidismo

Para el comunismo, una sociedad igualitaria pasa por una cultura política unitaria,
justificación para rechazar la diversidad ideológica y promover el unipartidismo. Sin
embargo, ya que los regímenes comunistas se promueven a sí mismos como sistemas
populares y democráticos, puede que el unipartidismo no derive en la ilegalización de
los partidos opositores, pero sí en su desmoralización, persecución y arrinconamiento.

12. Tiende Al Capitalismo De Estado

En algunos modelos comunistas, los medios de producción expropiados permanecen


bajo la tutela del Estado que, a su vez, controla a los sindicatos. Por ello, existe la
tendencia del comunismo a derivar en un capitalismo de Estado, que actúa como un
ente monopolizador.

13. Tiende Al Totalitarismo

Los regímenes comunistas tienden a penetrar todos los ámbitos de la vida social en
virtud de sus principios anti-individualistas. Así, en los regímenes comunistas es común
observar el control y censura de los medios de comunicación y los sistemas educativos,
la injerencia del Estado sobre la familia, el unipartidismo, la persecución política, la
prohibición de la religión, la estatización de los medios de producción, la estatización de
la banca y el sistema financiero y la perpetuación de la élite gobernante en el poder.

También podría gustarte