Está en la página 1de 8

EVALUACIÓN FISICOQUÍMICA Y MICROBIOLÓGICA DEL AGUA

DEL ACUÍFERO DE LA COMUNIDAD DE LA PECHUGA MUNICIPIO


DE IXMIQUILPAN HIDALGO.

Mtro. Carlos Abraham Reynoso Ocampo1, M.C. Luis Salazar Cervantes2, P.I.P.B. Ezequiel Fuentes
López3, P.I.P.B Eric Nicolás Hernández4

1,2,3,4
Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital

Dirección: Carr. Ixmiquilpan-Capula Km. 4, Col. El Nith

Ixmiquilpan, Hidalgo, México C.P. 42300.

creynoso@utvm.edu.mx

Resumen: La calidad del agua está dada por el contenido de sustancias minerales junto con las propiedades
fisicoquímicas y biológicas. Es un concepto, de alguna manera relativa, ya que no se puede hacer una
clasificación absoluta de la “calidad (Robles, 21012). Bajo este contexto se analizó la calidad de agua del
acuífero “La Pechuga-Ixmiquilpan, Hidalgo México. El acuífero se ubica al norte del estado de Hidalgo.
Colinda en la porción norte con el municipio de Nicolás flores estado de Hidalgo, al oeste con el municipio de
Zimapán estado de Hidalgo y al este con el municipio de cardonal del mismo estado”. Se efectuaron tres
muestreos por cada pozo de los tres existentes del acuífero antes de añadirle cloro. Se determinó dos
parámetros microbiológicos y 18 fisicoquímicos. Los resultados mostraron que el agua del acuífero está por
debajo de los límites permisibles (NOM-127-SSA1-1994, NOM-201-SSA1-2015, NOM-003-CNA-1996),
mostrando concentraciones menores de sólidos disueltos y con un pH dentro de norma. Para el análisis de
resultados microbiológicos se desarrolló un diseño experimental mediante un diseño de bloques al azar, con la
finalidad de comprobar si existen diferencias significativas entre los resultados microbiológicos obtenidos
(coliformes totales y coliformes fecales) por cada pozo, seguido de un juego de hipótesis sobre la media
abarcando los resultados obtenidos de los análisis microbiológicos, con respecto al límite máximo que la
normatividad nos indica y comprobando que los resultados obtenidos se encuentran dentro de los límites
permisibles. Microbiológicamente, los 3 pozos son adecuados para el suministro de agua potable para el
municipio de acuerdo a los resultados obtenidos. El control de servicios sanitarios, el drenaje del municipio y
agua infiltrada no interfieren en el deterioro de la calidad del agua del acuífero en dicha zona.
Palabras clave: Evaluación fisicoquímica del agua, evaluación microbiológica del agua, acuífero la Pechuga-
Ixmiquilpan.

1. Introducción

La calidad del agua está dada por el contenido de sustancias minerales junto con las
propiedades fisicoquímicas y biológicas. Es un concepto, de alguna manera relativa, ya que
no se puede hacer una clasificación absoluta de la “calidad”. Esto es porque el grado de
calidad del agua ha de referirse a los usos a que se destina. La calidad necesaria para cada
uso varía, al igual que los criterios utilizados para evaluarla. Por ejemplo, para el agua
potable se exigen altos estándares de calidad, mientras que se admite una menor calidad
para su uso en los procesos industriales. En el caso del agua potable, estas normas se
establecen para asegurar un suministro de agua limpia y saludable para el consumo humano
y de este modo, proteger la salud de las personas. Estas normas se basan normalmente en
unos niveles de toxicidad científicamente aceptables tanto para los humanos como para los
organismos acuáticos (PNUMA, 2008).
Por lo general, la calidad del agua se determina comparando las características físicas,
químicas y microbiológicas del agua con unas directrices de calidad del agua o estándares.
Para ello, se mide la concentración de sus componentes y los efectos o propiedades
causadas por la presencia de estas sustancias. El riesgo más grave para la salud humana
relacionada con la calidad del agua de beber es el que derivada de la contaminación
microbiológica, particularmente la fecal. Por lo que la protección de la salud exige que las
fuentes de contaminación microbiológicas estén situadas lo bastante lejos de las fuentes de
agua potable para eliminar o reducir el riesgo que representan (PNUMA, 2008; Foster et al,
2003).
El agua subterránea generalmente es de buena calidad ya que el agua filtrada por el suelo
elimina los microorganismos que contiene. Pueden a veces contener, según la naturaleza
del suelo, elementos a concentraciones superiores superando ampliamente las normas de
potabilidad. Se puede encontrar por ejemplo hierro o manganeso (PSA, 2010).
Las aguas subterráneas desempeñan un papel de ascendente importancia en el crecimiento
socioeconómico del país, gracias a sus características físicas que les permiten ser
aprovechadas de manera versátil, pues funcionan como presas de almacenamiento y red de
distribución, siendo posible extraer agua en cualquier época del año de prácticamente
cualquier punto de la superficie del acuífero. Funcionan además como filtros purificadores,
preservando la calidad del agua (CONAGUA, 2014).
La provisión de agua potable y de saneamiento es un factor significativo en la salud de la
población, al evitar su exposición a los agentes patógenos. El acceso adecuado a estos
servicios es crucial para la reducción de la mortalidad y morbilidad entre la población
menor de cinco años; la disminución de enfermedades de transmisión hídrica (hepatitis
viral, fiebre tifoidea, cólera, disentería y otras causantes de diarrea), así como de afecciones
resultantes del consumo de componentes químicos patógenos (arsénico, nitratos o flúor)
(CONAGUA, 2014).

1.1. Situación del agua en el estado de Hidalgo


Debido a la baja disponibilidad de aguas superficiales, el aprovechamiento de aguas
subterráneas reviste mayor importancia, siendo en algunas zonas el único recurso
disponible para satisfacer las crecientes demandas provocadas por el desarrollo que va
experimentando la Entidad. Las regiones montañosas son la fuente principal de recarga de
los mantos acuíferos. En estos últimos se ubica una infraestructura subterránea de 1550
aprovechamientos de los cuales 1110 son pozos profundos y 440 son norias, mediante ellos
se extrae un volumen anual de 659.8 Mm³, que son utilizados para uso agrícola en un 44%,
público urbano un 18%, industrial un 11%, generación de energía eléctrica 2% y otros usos
el 25%. En el Estado se tienen identificados 22 acuíferos en un área del orden de 6400
Km2, con una extracción total anual de 660 Mm3 los cuales se describen a continuación
(CONANP, 2014).
Un aspecto relevante en el valle del Mezquital es que recibe aproximadamente 50 m3 /s de
agua residual no tratada proveniente de la Ciudad de México, a través del Gran Canal del
Desagüe, el Interceptor Poniente y el Emisor Central. Esta agua se utiliza para el riego de
alrededor de 45214 ha y parte se infiltra al acuífero. El 81% de los canales principales y el
52% de los canales laterales no se encuentran revestidos, permitiendo la infiltración y
recarga del agua residual directamente al acuífero (Lesser, 2011).

Materiales y Métodos
Zona de estudio
El acuífero de la pechuga-Ixmiquilpan se ubica al norte del estado de Hidalgo. Colinda en
la porción norte con el municipio de Nicolás flores estado de Hidalgo, al oeste con el
municipio de Zimapán estado de hidalgo, al este con el municipio de cardonal estado de
Hidalgo, como se observa en la figura 1.

Fig.1. Localización del municipio de Ixmiquilpan en el mapa.


Fuente: INEGI, 2009.

De acuerdo a la información de los pobladores, se ubica espacialmente La Pechuga en


relación a las localidades vecinas. Además de que es posible apreciar la ubicación en
cuanto a la cabecera municipal y la cercanía con otras localidades, como se observa en la
(figura 2), en relación al abastecimiento de agua su principal fuente es un manantial del
cual se provee la población, los animales y es de uso para actividades domésticas y
agrícolas; cabe señalar este manantial se encuentra en una propiedad de la comunidad
vecina Banxu porque el dueño vive en Banxu, pero todavía no hay división, no se sabe a
quién pertenecerá. El agua se trae por medio de tuberías a dos depósitos o tanques
construidos en la localidad, así como las líneas necesarias para llevar el agua a las
respectivas viviendas. En la siguiente (Figura 3). Se muestran las corrientes de agua del
municipio de Ixmiquilpan (UAEH, 2015).
Fig.2. Croquis regional de la comunidad de La Fig.3. Corrientes de agua del municipio de
Pechuga. Ixmiquilpan.
Fuente: INEGI, 2009. Fuente: INEGI, 2009.

Diseño experimental
Se recolectaron 3 muestras de 100 mL por pozo de agua de los tres existentes del acuífero
“La Pechuga, Hidalgo México”, para su evaluación microbiológica y fisicoquímica para
comprobar la viabilidad para el consumo humano. Entre las pruebas fisicoquímicas se
determinó, pH, conductividad, dureza total, Dureza debido al calcio, dureza debido al
magnesio, alcalinidad total, alcalinidad a la fenolftaleína, acidez a la fenolftaleína, acidez al
anaranjado de metilo, nitratos, fosfatos, hierro, zinc, sílice, cloro total, cloruros, Sólidos
disueltos, cloruro de sodio total, de acuerdo a las NOM-127-SSA1-1994, NOM-201-SSA1-2015,
NOM-003-CNA-1996. Se determinó el número más probable (NMP) de microorganismos
coliformes fecales y totales, de acuerdo a la técnica de cultivo en agar nutritivo descrito por
la NOM-127-SSA1-1994
Para comprobar que los resultados obtenidos están dentro de la norma oficial mexicana, se
realizó una prueba de hipótesis de la media sobre la muestra de cada parámetro con el nivel
de significancia α= 0.005, (con la metodología estadística propuesta por Infante y Zarate
2000).
Planteando las siguientes Hipótesis:
Ho: µ≥ 350 NMP vs Ha: µ < 350 NMP
Ho: Rechazar, siendo < 350 NMP de microorganismos fecales por lo tanto cumple con la
norma oficial mexicana.
Ho: µ≥ 350 NMP vs Ha: µ < 350 NMP
Ho: Rechazar, siendo < 350 NMP de microorganismos totales por lo tanto cumple con la
norma oficial mexicana.
Los datos microbiológicos obtenidos fueron definidos mediante un diseño en bloques
completamente al azar, el análisis de los resultados contemplo un análisis de la varianza,
para evaluar si existían diferencias significativas entre los tratamientos, con el nivel de
significancia α= 0.005, (de acuerdo a la metodología descrita por Infante y Zarate 2000).
Planteando las siguientes Hipótesis:
Rechazar Ho: τ1= τ2= τ3 vs Ha: τ1≠ τ2≠ τ3
Ho: No hay diferencias significativas de NMP coliformes en los pozos.
Ha: SI hay diferencias significativas de NMP coliformes en los pozos.
Asumiendo el siguiente modelo:
yi= µ + τi + βi + εij
Donde:
yi= Es el NMP de coliformes totales y fecales contenido en el i-esimo pozo.
µ= Media general.
τi= Efecto del contenido microbiano en los pozos.
βi= Efecto del tipo de microorganismo.
εij= Error experimental.

2. Resultados
En la tabla 1 se muestran los parámetros fisicoquímicos obtenidos de las muestras
evaluadas procedentes de cada uno de los pozos, las pruebas de hipótesis planteadas con α=
0.005, confirman que cumplen con la norma oficial mexicana, con una confianza del 95%.
Tabla 1.- Promedios de los parámetros fisicoquímicos y límites máximos permisibles de la NOM
127-SSA1-1994 (SSA, 2000) y de la NOM-201-SSA1-2015.

Determinación Límite máximo P-1 P-2 P-3


permisible
pH 7.9 6.26 6.20 6.65
Conductividad 47 MS 9.1 MS 9.18 MS 11.36 MS
Dureza total 220 mg/L 108 mg/L 84mg/L 80mg/L
Dureza debido al 300 mg/L 100 mg/L 80mg/L 76mg/L
calcio
Dureza debida al Sin límite 9 mg/L 4 mg/L 4 mg/L
magnesio establecido
Alcalinidad total 223 mg/L 116 mg/L 156mg/L 72mg/L
A, a la fenolftaleína Sin límite 0 mg/L 0mg/L 0mg/L
establecido
Acidez a la Sin límite 32 mg/L 24mg/L 40mg/L
fenolftaleína establecido
A, Anaranjado de Sin límite 40 mg/L 28mg/L 24mg/L
metilo establecido
Nitratos 10 mg/L 0.01 mg/L NO3 0.01 mg/L NO3 0 mg/L NO3
Fosfatos Sin límite 11.1 mg/L PO4 10 mg/L PO4 3.3 mg/L PO4
establecido
Hierro Sin límite 0.01 mg/L Fe 0.07 mg/L Fe 0 mg/L Fe
establecido
Zinc 5 mg/L 0.06 mg/L Zn 0.07 mg/L Zn 0.06 mg/L Zn
Sílice 40 mg/L 13.34 mg/L SIO2 1.78 mg/L SIO2 3.79 mg/L SIO2
Cloro total 18 mg/L 0 mg/L cl2 0 mg/L cl2 0.01 mg/L cl2
Cloruros 250 mg/L 13.5 mg/L 12 13.5
Sólidos disueltos 120 ppm 45.8 ppm 4.59 ppm 5.75 ppm
Cloruro de sodio total 4 mg/L 0.2 mg/L 18 22.6

En la tabla 2, se presentan los datos obtenidos de la evaluación microbiológica del NMP de


coliformes totales y fecales, analizados en cada uno de los tres pozos mostrando el limite permisible
de acuerdo a la NOM-003-CNA-1996.
Tabla 2.- Promedios de los parámetros microbiológicos y límites máximos permisibles de la NOM-
003-CNA-1996

Determinación P- 1 P- 2 P- 3 Límite máximo


aceptable
Coliformes totales 210 NMP/100 ml 43 NMP/100 ml 20 NMP/ 100 ml 350 NMP/100 ml
Coliformes fecales 43 NMP/100 ml 9 NMP/100 ml 20 NMP/100 ml 350 NMP/100 ml

En la tabla 3 se muestra el análisis de varianza que confirma que no hay diferencias significativas
del NMP de coliformes totales y fecales de los tres pozos analizados y la prueba de hipótesis
confirma que las muestras cumplen con los parámetros permisibles especificados en la norma
oficial mexicana.

Tabla 3.- Resultados obtenidos de las pruebas microbiológicas realizadas a los tres pozos en
realización al Diseño en bloques al azar.

Bloques Tratamientos Sumatoria


P-1 P-2 P-3
Coliformes Totales 210 NMP/100 ml 43 NMP/100 ml 20 NMP/100 ml 273
Coliformes Fecales 43 NMP/100 ml 9 NMP/100 ml 20 NMP/100 ml 72
Sumatoria 253 52 40 345

Tabla 4.- ANOVA Diseño en bloques al azar.


ANOVA
F.V G.L S.C C.M Fo
Tratamiento 2 14,319 7,159.5 1.83
Bloques 1 6,733.5 6,733.5
Error 2 7,789 3,894.5
Total 5 28,841.5

3. Conclusiones
Acorde con los resultados obtenidos, los pozos 3 evaluados cumplen fisicoquímicamente y
microbiológicamente con las normatividades vigentes citadas en el documento, bajo este
contexto se determinó que el acuífero ubicado en la localidad “La Pechuga, Hidalgo
México”, cumple con las normas oficiales mexicanas como fuentes de suministro para agua
potable.
En función al diseño experimental completamente al azar y una prueba estadística de
análisis de la varianza (ANOVA), se acepta Ho porque no hay diferencia significativa de
coliformes totales y fecales en los pozos cumpliendo con el límite aceptable del NMP de
acuerdo a la norma NOM-003-CNA-1996. Se encontró que de acuerdo a la hipótesis planteada
no existe diferencia significativa entre los tratamientos.
Mediante el juego de hipótesis de la media sobre la muestra se demostró que los 3 pozos
cumplen y están dentro de los límites permisibles con respecto a la norma oficial mexicana
NOM-003-CNA-1996 como fuentes de suministro para agua potable.

Los parámetros microbiológicos utilizados son aceptados por la comunidad científica


internacional como buenos indicadores, ya que ofrecen la prueba más sensible para evaluar
la calidad sanitaria del agua. Su presencia indica la posibilidad de que también estén
presentes otros organismos fecales (virus, protozoos, etc.), y al contrario su ausencia
también orientará sobre la posible ausencia de otros organismos de contaminación fecal.
Es de notar que siendo un acuífero ubicado en una zona donde la contaminación y el
control de servicios sanitarios, el drenaje del municipio y agua infiltrada no interfieren en el
deterioro de la calidad del agua del acuífero en dicha zona, cumpliendo con la norma oficial
mexica NOM-003-CNA-1996 como fuentes de suministro para agua potable.
Hay que señalar que los manantiales superaron los criterios de potabilidad ya que en los dos
controles estudiados poseen una gran calidad en todos los parámetros de acuerdo a la
normatividad mexicana vigente.

REFERENCIAS
1. Cázares, M. (2014). Dirección general de educación tecnológica industrial.
Análisis microbiológico de la calidad del agua de ciudad Nezahualcóyotl. Acorde a
la norma oficial mexicana Nom-127-Ssa1-1994.
2. CONAGUA, (2013). Comisión nacional del agua subdirección general técnica
gerencia de aguas subterráneas.
3. CATIE. (2005). Centro Agronómico Tropical De Investigación Y Enseñanza.
Análisis De La Calidad Del Agua Para Consumo Humano Y Percepción Local De
Las Tecnologías Apropiadas Para Su Desinfección A Escala Domiciliaria, En La
Microcuenca El Limón, San Jerónimo, Honduras. Agosto 01. 2017, Centro
Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza.
orton.catie.ac.cr/repdoc/A0602e/A0602e.pdf
4. Rodríguez, G. R. (2003). Calidad del agua de fuentes de manantial en la Salud
Publica, 77, pp.423-432. ISSN: 11355727.
5. Foster, S., Hirata, R., & Gomes, D. (2002). Protección de Calidad del Agua
Subterránea. Agosto 02, 2017, de Autoridades municipales y agencias ambientales
Sitio web: livre.fnac.com › Livre
6. Infante, G.S. Zarate, L.G.P. (2000), Métodos Estadísticos. México: Trillas. ISBN
968-24-3838-1
7. INEGI, (2009). Prontuario de información geográfica municipal de los Estados
Unidos Mexicanos. Ixmiquilpan, Hidalgo.
8. Lesser, C.L.E. Lesser, I,J,M.& Arellano, I.S, González. P.D. (2011). Balance
hídrico y calidad del agua subterránea en el acuífero del Valle del Mezquital,
(BHCAS), México central. Revista Mexicana de Ciencias Geológicas, v28, p.323-
336. ISSN: 1026-8774
9. NOM-127-SSA1-1994 Norma Oficial Mexicana, salud ambiental, agua para uso y
consumo humano-límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe
someterse el agua para su potabilización.
10. NOM-201-SSA1-2015Norma Oficial Mexicana, Productos y servicios. Agua y hielo
para consumo humano, envasados y a granel. Especificaciones sanitarias.
11. NOM-003-CNA-1996 NORMA Oficial Mexicana, Requisitos durante la
construcción de pozos de extracción de agua para prevenir la contaminación de
acuí-feros.
12. PNUMA. (2008). Water Quality for Ecosystems and Human Health. 2ª ed.
PNUMA, ERCE, UNESCO.
13. Quezada, R. F. M. (2015). Las comunidades indígenas de Hidalgo. Ixmiquilpan
Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo Instituto de Ciencias Sociales y
Humanidades. vol. IV.
14. Ugarte, U. O. (2011). Reglamento de la calidad de agua para consumo humano.
Agosto, 01, 2017, de Ministerio De Salud de Lima Perú.
http://www.minsa.gob.pe/webftp.asp?ruta=normaslegales/2010/DS031-2010-
SA.pdf.

También podría gustarte