Está en la página 1de 69

ANANÍASConectando Creyentes

Multiplicando Discípulos

Generación de Fe – Una Iglesia de Alcance Mundial


Pastores Juan Carlos Letelier y Claudia Flores
Teléfono: (56)-2-27251020
e-mail: contacto@generaciondefe.cl
Website: www.generaciondefe.cl
Santiago – Chile
A menos que indique lo contrario todas las escrituras citadas en
este libro, son de la versión Nueva Traducción Viviente de la
Biblia .

Primera Impresión 2018

Título:

Ananías
Misiones Globales AMM – AID NICARAGUA

Teléfono: (505) 2226-4577


e-mail: info@aidnicaragua.net
Website: www.aidnicaragua.org
Nicaragua , America Central

Adaptación y Diseño:
Producciones AMM Global.

Esta Tercera edición de 1000 ejemplares


Se terminó de imprimir en:

Marzo de 2020
¡BIENVENIDOS al MANUAL!
Conectando Creyentes - Multiplicando Discípulos

Felicidades por haber decidido ser un discípulo de Jesucristo.


Tú estás haciendo la voluntad de Dios.
1 Timoteo 2:3-4, dice: “Esto es bueno y le agrada a Dios
nuestro Salvador, quien quiere que todos se salven y lleguen
a conocer la verdad.”

Esta es una serie de doce enseñanzas que presentan lo


necesario para darte a conocer a Cristo en tu vida. Al mismo
tiempo, es un entrenamiento para el que discípula, mentores y
líderes de grupos.
Las lecciones han sido preparadas en un lenguaje sencillo y
tienen varias referencias Bíblicas.
Jesucristo dio a la iglesia un mandato de ir a las naciones y
formar discípulos. Este manual es una herramienta diseñada
para ayudarte a cumplir esta misión.
Mateo 28:19-20, dice: “Por lo tanto, vayan y hagan discípulos
de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos
discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y
tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta
el fin de los tiempos.”

Te aseguro que este manual será de beneficio para tu nueva


vida en Cristo.
Para comenzar pueden llenar los datos personales en la “Hoja
de Progreso”. Esta hoja se encuentra al inicio del libro para el
registro del discipulado.
Datos de Contacto

Nombre Discipulador
Apellidos
Estado Civil
Teléfono
Celular
Correo Electrónico

Hoja de Progreso
Mi avance
Tema Fecha Observación
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
CONTENIDO

TEMA 1: La Salvación..……..………..1

TEMA 2: La Fe ………..………………6

TEMA 3: El Espíritu Santo…..……...11

TEMA 4: La Oración ...…….………..15

TEMA 5: La Palabra de Dios....…….20

TEMA 6: La Iglesia ..………………...24

TEMA 7: Las Ordenanzas. .……..….29

TEMA 8: La Sanidad.. …………...….33

TEMA 9: La Familia ..………………..37

TEMA 10: Evangelismo ..…….……..41

TEMA 11: El Seguimiento …….……46

TEMA 12: La Visión ………………....50


TEMA 1 – LA SALVACIÓN
El plan original de Dios para el hombre
Dios creó al hombre a su imagen y semejanza para disfrutar
una buena e íntima comunión con él.
Génesis 1:27, dice: “Así que Dios creó a los seres humanos a
su propia imagen. A imagen de Dios los creó; hombre y mujer
los creó.”
Sin embargo, en Génesis 3, vemos que el hombre eligió vivir
separado de Dios, y él tomó sus propias decisiones sin
considerar lo que Dios dijo e hizo para su beneficio. Al
desobedecer, el pecado tomó dominio (control) de él, su
naturaleza cambio y se separo de Dios.

Juan 15:5, dice: “Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las


ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán
mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada.”

Sin tener comunión con Dios, el hombre cometió graves


errores en su vida con consecuencias nefastas para las futuras
generaciones.

Romanos 3:23, dice: “Pues todos hemos pecado; nadie puede


alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.”

Dios en su infinito amor por nosotros nos dio una nueva


oportunidad para elegir y por eso envió a su hijo Jesús para
rescatarnos de la esclavitud del pecado y restituir lo que se
había perdido. Todo el que cree en Él es rescatado.

Dios quiere salvar a toda la humanidad


1 Timoteo 2:3-4, dice: “Esto es bueno y le agrada a Dios
nuestro Salvador, quien quiere que todos se salven y lleguen
a conocer la verdad.”

1
Dios es bueno y quiere que todos los seres humanos sean
salvos. Esta salvación es para todo aquel que cree en Jesús.

Juan 3:16, dice: “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su
único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino
que tenga vida eterna.”

¿ Cómo se recibe la salvación?


La Biblia declara que recibimos la salvación por creer en Jesús
el Cristo y confesarle como nuestro Señor.

Romanos 10:9-10, dice: “Si confiesas con tu boca que Jesús


es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los
muertos, serás salvo. Pues es por creer en tu corazón que eres
declarado justo a los ojos de Dios y es por confesarlo con tu
boca que eres salvo.”

Confesar es reconocer, es admitir que necesitamos un


Salvador.

1 Timoteo 1:15-16, dice: “La siguiente declaración es digna


de confianza, y todos deberían aceptarla: «Cristo Jesús vino
al mundo para salvar a los pecadores», de los cuales yo soy
el peor de todos. Pero Dios tuvo misericordia de mí, para que
Cristo Jesús me usara como principal ejemplo de su gran
paciencia con aun los peores pecadores. De esa manera, otros
se darán cuenta de que también pueden creer en él y recibir
la vida eterna.”

Arrepentirse es cambiar nuestra manera de pensar con respecto


a Dios y el pecado. Convertirse es volverse a Dios como única
fuente de salvación.

La obra redentora de Jesús en la cruz es completa, suficiente,


está terminada y es para siempre, No podemos agregarle
nada.

2
Juan 14:6, dice: “Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la
verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio
de mí.”

La salvación es un regalo
Efesios 2:8-9, dice: “Dios los salvó por su gracia cuando
creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un
regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas
buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros
puede jactarse de ser salvo.”

No necesitamos hacer ninguna obra o sacrificio meritorio para


ser salvos. Jesús murió, resucitó y está sentado a la diestra de
Dios para dar vida eterna a todos los que creen en Él. ES
SÓLO SU MÉRITO.

Al recibir la salvación, también recibimos la sanidad, la paz y


la provisión en abundancia para nuestras vidas.
La salvación es el milagro más grande que existe. En la obra
de Cristo Jesús en la cruz todos nuestros pecados fueron
perdonados una vez y para siempre, y fuimos hechos hijos de
Dios. Este es el nuevo nacimiento, y sólo se recibe por fe.

La familia de Dios
Cuando nacemos de nuevo al creer en Jesús, entramos a la
gran familia de Dios.
Juan 1:12-13, dice: “Pero, a todos los que creyeron en él y lo
recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.
Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como
resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por
medio de un nacimiento que proviene de Dios.”
El Bautismo en agua
Es importante ser bautizado en agua después de recibir la
Salvación. Este acto es una identificación con la obra de
Cristo Jesús en la cruz.

3
Marcos 16:16, dice: “El que crea y sea bautizado será salvo.
Pero el que se niegue a creer, será condenado.”
Es la declaración externa de lo que hemos creído internamente.
Hacemos esto para mostrar al mundo que hemos creído en Él.

La salvación es segura
Para recibir la vida eterna, sólo es necesario creer que Jesús
es el Señor y aceptarlo como nuestro substituto en la cruz
UNA SOLA vez; aunque lo mostramos diariamente delante
de los hombres con nuestro nuevo estilo de vida.
1 Juan 5:11-13, dice: “Y este es el testimonio que Dios ha
dado: él nos dio vida eterna, y esa vida está en su Hijo. El que
tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no
tiene la vida. Les he escrito estas cosas a ustedes, que creen
en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida
eterna.”

El Espíritu Santo da testimonio que somos salvos. Podemos


confiar en Dios y su Palabra. ¡Tenemos al Hijo!
Romanos 8:16, dice: “Pues su Espíritu se une a nuestro
espíritu para confirmar que somos hijos de Dios.”

La obra de redención fue completa y perfecta, si nos


equivocamos Él es nuestro abogado. ¡Jesús nos representa!
1 Juan 2:1-2, dice: “Mis queridos hijos, les escribo estas
cosas, para que no pequen; pero, si alguno peca, tenemos un
abogado que defiende nuestro caso ante el Padre. Es
Jesucristo, el que es verdaderamente justo. Él mismo es el
sacrificio que pagó por nuestros pecados, y no sólo los
nuestros sino también los de todo el mundo.”

Si alguien se ha alejado de Dios, sólo debe retomar su


comunión con Él sabiendo que Él nunca lo echará fuera. ¡YA
FUIMOS ACEPTADOS!

4
Resumen
Por lo tanto, podemos decir que para recibir la salvación solo
se necesita creer y confesar la obra completa de Cristo Jesús.
Metas - Tema 1 - La salvación
Orar y recibir la salvación.

 Enseñar al discípulo cómo orar con alguien más para


ser salvo.
Si el discípulo todavía no es Salvo, el Ananías puede guiarlo
en “La Oración Para Salvación” pidiéndole que repita en voz
alta. Si es salvo, y se alejó de Dios, orar con él y guiarlo a
restaurar su comunión con Dios el cual nunca lo ha
abandonado. Un ejemplo de cómo orar para recibir la
salvación puede ser:
“Dios, gracias porque me amas, Me arrepiento de haber
hecho mi vida sin considerarte a ti primero, me vuelvo a ti,
Creo que Jesús murió por mis pecados y resucitó para
darme vida eterna, Jesús te confieso como mi Señor y
Salvador, Te acepto en mi vida, Gracias por salvarme y
hacerme tu hijo, Amén.”
No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

5
TEMA 2 – LA FE
La importancia de la fe
Tener fe es creer a Dios y a su Palabra. Es creer y recibir la
Obra terminada de Cristo Jesús. Por medio de la fe recibimos
todo lo que nos ha sido dado en Cristo.

Hebreos 11:1, dice: “La fe es la confianza de que en verdad


sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las
cosas que no podemos ver.”
Lo que agrada a Dios es que creamos en Jesús y su obra
completa en la cruz. De esta forma podemos recibir lo que nos
ha sido dado como herencia.
Hebreos 11:6, dice: “De hecho, sin fe es imposible agradar a
Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él
existe y que él recompensa a los que lo buscan con
sinceridad.”

La medida de fe
Dios ha dado a cada uno de nosotros “La medida de fe” para
realizar nuestro destino en Él.

Romanos 12:3, dice: “Basado en el privilegio y la autoridad


que Dios me ha dado, le advierto a cada uno de ustedes lo
siguiente: ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean
realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la
medida de fe que Dios les haya dado.”

Nuestra fe puede crecer y ser más fuerte, todos tenemos la fe


de Dios, la misma medida de fe de Jesús, la misma fe.

¿Cómo se origina la fe?


La fe viene cuando oímos la Palabra de Dios sobre un tema
específico (por ejemplo: sanidad). Cuando estudiamos la
Biblia, nuestra fe se fortalece. Oímos y viene entendimiento y

6
cuando sabemos, podemos andar (actuar) en lo que hemos
creído después de oír.

Romanos 10:17, dice: ”Así que la fe viene por oír, es decir,


por oír la Buena Noticia acerca de Cristo.”

La Palabra de Dios nos revela su perfecta voluntad. Cuando


sabemos lo que Dios quiere, es fácil creer.

1 Juan 5:14-15, dice: “Y estamos seguros de que él nos oye


cada vez que le pedimos algo que le agrada. Y, como sabemos
que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también
sabemos que nos dará lo que le pedimos.”

Nuestra fe también crece por el uso, no necesitamos más fe.


Podemos comparar la fe con los músculos del cuerpo. Las
personas que hacen ejercicio continuamente desarrollan más
fuerza.

¿Cómo funciona la fe?


Cuando Dios creó el cielo y la tierra, Él simplemente hablo su
deseo, pronunció palabras, su voluntad.

Génesis 1:3, dice: “Entonces Dios dijo: «Que haya luz»; y


hubo luz.”

Hebreos 11:3, agrega: “Por la fe entendemos que todo el


universo fue formado por orden de Dios, de modo que lo que
ahora vemos no vino de cosas visibles.”

Dios es nuestro Padre espiritual, y como sus hijos podemos


causar cambios en la vida por hablar su Palabra en fe.
Heredamos su lenguaje. Tenemos el tipo de fe de Dios.

2 Corintios 4:13, dice: “Sin embargo, seguimos predicando


porque tenemos la misma clase de fe que tenía el salmista
cuando dijo: «Creí en Dios, por tanto hablé».”

7
Hablamos de lo que abunda en nuestro corazón, sea bueno o
malo, pero si hay fe en nuestro corazón, hay fe en nuestra boca.

Marcos 11:22-24, dice: “Entonces Jesús dijo a los discípulos:


—Tengan fe en Dios. Les digo la verdad, ustedes pueden decir
a esta montaña: “Levántate y échate al mar”, y sucederá.
Pero deben creer de verdad que ocurrirá y no tener ninguna
duda en el corazón. Les digo, ustedes pueden orar por
cualquier cosa y, si creen que lo han recibido, será suyo.”

La diferencia entre la fe y la esperanza


La esperanza tiene que ver con el futuro, mientras que la fe
opera en el presente. La esperanza dice: “algún día…”

Hebreos 11:1, dice: “La fe es la confianza de que en verdad


sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las
cosas que no podemos ver.”
La fe toma posesión de lo que Dios ha provisto en Jesucristo,
y dice: “lo recibo ahora, lo tengo ahora”
Mateo 21:22, dice: “Ustedes pueden orar por cualquier cosa
y, si tienen fe, la recibirán.”

Por la fe, creemos que tenemos lo que hemos pedido a Dios


antes de verlo con nuestros ojos físicos.

La fe y la paciencia
Después de pedir algo a Dios (en fe) es necesario mantenerse
en (paciencia) hasta que la respuesta se manifieste en lo
natural. ¡Expectativa favorable!
Hebreos 6:12, dice: “Entonces, no se volverán torpes ni
indiferentes espiritualmente. En cambio seguirán el ejemplo
de quienes, gracias a su fe y perseverancia, heredarán las
promesas de Dios.”

8
Hebreos 10:36, dice: “Perseverar con paciencia es lo que
necesitan ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios.
Entonces recibirán todo lo que él ha prometido.”

Podemos mantenernos en fe y en paciencia dando gracias y


gloria a Dios.

Romanos 4:20-21, dice: “Abraham siempre creyó la promesa


de Dios sin vacilar. De hecho, su fe se fortaleció aún más y así
le dio gloria a Dios. Abraham estaba plenamente convencido
de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete.”

La fe en acción
La Biblia dice que la fe sin obras es muerta. La fe necesita ser
expresada para funcionar en nuestras vidas.

Santiago 2:26, dice: “Así como el cuerpo sin aliento está


muerto, así también la fe sin buenas acciones está muerta.”

La fe es activada por medio de las palabras y manifestada por


las acciones.

Santiago 2:18, dice: “Ahora bien, alguien podría argumentar:


«Algunas personas tienen fe; otras, buenas acciones». Pero
yo les digo: ¿Cómo me mostrarás tu fe si no haces buenas
acciones? Yo les mostraré mi fe con mis buenas acciones.”

La fe es un estilo de vida
Dios quiere que vivamos su vida por medio de la fe. Ya sea
tener Comunión, disfrutar la vida eterna, autoridad como
miembro de su familia, todo lo vivimos por medio de la fe.

Hebreos 10:38-39, dice: “Mis justos vivirán por la fe. Pero no


me agradará aquél que se aparte de mí. Pero nosotros no
somos de los que se apartan de Dios hacia su propia
destrucción. Somos los fieles, y nuestras almas serán salvas.”

9
“Vivir por la fe “, es vivir confiando en la obra hecha por Jesús
en la cruz y disfrutar los beneficios de este nuevo pacto.

Resumen
 La fe recibe de la obra terminada de Cristo Jesús.
 La fe tiene voz y acción.

Metas - Tema 2 - La fe
 Instruir al discípulo cómo hablar y orar en fe.
 Enseñar al discípulo cómo creer, como desarrollar su
fe.

Instruye al discípulo en la importancia de hablar lo correcto,


hablando lo que Dios dice al respecto, con la convicción que
tenemos un Si de Dios en lo que pedimos en su buena, perfecta
y agradable voluntad. Explica al discípulo que la fe crece por
medio del oír, meditar y confesar la Palabra de Dios. ¡Lo que
decimos por fe, se realiza en nuestras vidas!

No olviden llenar la” Hoja de Progreso.”

10
TEMA 3 – EL ESPÍRITU SANTO
La comunión del Espíritu Santo
Dios es tres en uno; El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. El
Espíritu Santo tiene su propia personalidad. Es el espíritu de
Dios y podemos tener Comunión, compañerismo con Él.
2 Corintios 13:14, dice: “Que la gracia del Señor Jesucristo,
el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con
todos ustedes.”

El testimonio del Espíritu Santo en el mundo


Juan 15:26, dice: “Pero a ustedes yo les enviaré al Abogado
Defensor, el Espíritu de verdad. Él vendrá del Padre y dará
testimonio acerca de mí.”

El Espíritu Santo convence a los incrédulos de la necesidad de


cambiar su manera de pensar y volverse a Dios para salvación
al oír el mensaje del evangelio. Ser salvo o “nacer de nuevo”
es una obra del Espíritu Santo.

Juan 3:6, dice: “El ser humano sólo puede reproducir la vida
humana, pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo.”

Cuando alguien recibe a Jesús como Señor, el Espíritu Santo


entra en esa persona para vivir para siempre en su espíritu.

1 Corintios 3:16, dice: ”¿No se dan cuenta de que todos


ustedes juntos son el templo de Dios y que el Espíritu de Dios
vive en ustedes?”

El Espíritu Santo es más poderoso que todo lo que hay en este


mundo, Él vive en nosotros y nos guía a vivir la victoria en
Cristo.

1 Juan 4:4, dice: “Pero ustedes, mis queridos hijos, pertenecen


a Dios. Ya lograron la victoria sobre esas personas, porque el

11
Espíritu que vive en ustedes es más poderoso que el espíritu
que vive en el mundo.”

La guía del Espíritu para tomar buenas decisiones


Romanos 8:14, dice: “Pues todos los que son guiados por el
Espíritu de Dios son hijos de Dios.”

El testimonio de Dios se percibe con paz y gozo en el corazón.


El Espíritu Santo siempre nos guía de acuerdo a lo que está
escrito en la Palabra de Dios.

El Bautismo en el Espíritu Santo


Jesús vino para salvarnos y bautizarnos en el Espíritu Santo.

Mateo 3:11, dice: “Yo bautizo con agua a los que se


arrepienten de sus pecados y vuelven a Dios, pero pronto
viene alguien que es superior a mí, tan superior que ni
siquiera soy digno de ser su esclavo y llevarle las sandalias.
Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.”

Esto se cumplió con los discípulos quienes fueron llenos del


Espíritu Santo.

Hechos 2:1-4, dice: “El día de Pentecostés, todos los


creyentes estaban reunidos en un mismo lugar. De repente,
se oyó un ruido desde el cielo parecido al estruendo de un
viento fuerte e impetuoso que llenó la casa donde estaban
sentados. Luego, algo parecido a unas llamas o lenguas de
fuego aparecieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Y
todos los presentes fueron llenos del Espíritu Santo y
comenzaron a hablar en otros idiomas, conforme el Espíritu
Santo les daba esa capacidad.”

Ser bautizados en el Espíritu Santo es ser lleno de Él.

12
¿Cómo recibir el bautismo en el Espíritu Santo?
El Bautismo en el Espíritu Santo es para todos los creyentes.

Lucas 11:13, dice: “Así que, si ustedes, gente pecadora, saben


dar buenos regalos a sus hijos, cuánto más su Padre celestial
dará el Espíritu Santo a quienes lo pidan.”

Una de las maneras de recibir el Bautismo en el Espíritu Santo


es por medio de la oración, el discípulo debe cederse y hablar
las expresiones o palabras que el Espíritu Santo le da desde su
interior.

También, se puede recibir por medio de la imposición de


manos.

Hechos 19:6, dice: “Después, cuando Pablo les impuso las


manos, el Espíritu Santo descendió sobre ellos, y hablaron en
otras lenguas y profetizaron.”

El hablar y orar en otras lenguas


La evidencia inicial de ser bautizado en el Espíritu Santo es el
hablar en otras lenguas.

1 Corintios 14:2, dice: “Pues, si alguien tiene la capacidad de


hablar en lenguas, le hablará sólo a Dios, dado que la gente
no podrá entenderle. Hablará por el poder del Espíritu, pero
todo será un misterio.”

Como edificación personal es bueno hablar en otras lenguas


todos los días en forma privada.

Las manifestaciones del Espíritu Santo


El Espíritu Santo se manifiesta de distintas maneras. En la
presencia del Espíritu Santo hay gozo y libertad.

2 Corintios 3:17, dice: “Pues el Señor es el Espíritu y, donde


está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.”

13
Cuando las personas experimentan el mover del Espíritu
Santo, lo expresan en saltos, risas, júbilo y algunas veces caen
al piso. También el Espíritu Santo se manifiesta por sus dones
en palabras y acciones para ayudar y bendecir a todos.

1 Corintios 12:7-11, dice: “A cada uno de nosotros se nos da


un don espiritual para que nos ayudemos mutuamente. A uno
el Espíritu le da la capacidad de dar consejos sabios; a otro
el mismo Espíritu le da un mensaje de conocimiento especial.
A otro el mismo Espíritu le da gran fe y a alguien más ese
único Espíritu le da el don de sanidad. A uno le da el poder
para hacer milagros y a otro, la capacidad de profetizar. A
alguien más le da la capacidad de discernir si un mensaje es
del Espíritu de Dios o de otro espíritu. Todavía a otro se le da
la capacidad de hablar en idiomas desconocidos, mientras
que a otro se le da la capacidad de interpretar lo que se está
diciendo. Es el mismo y único Espíritu quien distribuye todos
esos dones. Sólo él decide qué don cada uno debe tener.”

Resumen
 El Espíritu Santo es una persona.
 Los hijos de Dios son guiados por el Espíritu Santo.
 El Espíritu Santo es nuestro ayudador.

Metas - Tema 3 - El Espíritu Santo


 Orar por el discípulo para que sea bautizado en el
Espíritu Santo.
 Enseñar al discípulo como ayudar a otros para que sean
llenos del Espíritu Santo.

El Ananías puede orar con imposición de manos.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

14
TEMA 4 – LA ORACIÓN
La oración es tener comunión con Dios
Es hablar con Dios y podemos orar a cualquier hora y en
cualquier lugar.

1 Tesalonicenses 5:16-18, dice: “Estén siempre alegres.


Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia,
pues ésta es la voluntad de Dios para ustedes, los que
pertenecen a Cristo Jesús.”

Dios es bueno y responde a nuestras oraciones.

Jeremías 33:3, dice: “Pídeme y te daré a conocer secretos


sorprendentes que no conoces acerca de lo que está por
venir.”

Mateo 7:7-11, agrega: “Sigue pidiendo y recibirás lo que


pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la
puerta se te abrirá. Pues todo el que pide, recibe; todo el que
busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la
puerta.» Ustedes, los que son padres, si sus hijos les piden un
pedazo de pan, ¿acaso les dan una piedra en su lugar? O, si
les piden un pescado, ¿les dan una serpiente? ¡Claro que no!
Así que, si ustedes, gente pecadora, saben dar buenos regalos
a sus hijos, cuánto más su Padre celestial dará buenos regalos
a quienes le pidan.”

Dios es nuestro Padre y podemos hablar con Él sobre cualquier


cosa. Podemos pedir ayuda, dar gracias o simplemente tener
una relación porque le amamos.

Santiago 5:13, dice: “¿Alguno de ustedes está pasando por


dificultades? Que ore. ¿Alguno está feliz? Que cante
alabanzas.”

15
El nombre de Jesús en la oración
Juan 16:23-24, dice: “Ese día, no necesitarán pedirme nada.
Les digo la verdad, le pedirán directamente al Padre, y él les
concederá la petición, porque piden en mi nombre. No lo han
hecho antes. Pidan en mi nombre y recibirán y tendrán alegría
en abundancia.”

Su nombre es Jesús y es todo lo que ÉL representa. Jesús nos


dio el derecho de usar su nombre en oración. Esto significa
que Dios nos escucha como si Jesús mismo estuviese orando.

Orando la voluntad de Dios


1 Juan 5:14-15, dice: “Estamos seguros de que él nos oye cada
vez que le pedimos algo que le agrada. Y, como sabemos que
él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también
sabemos que nos dará lo que le pedimos.”

La Palabra de Dios produce fe al oirla, por eso podemos recibir


y disfrutar lo que Dios nos ha dado.

Mateo 21:22, dice: “Ustedes pueden orar por cualquier cosa


y, si tienen fe, la recibirán.”

Santiago 1:6-7, agrega: “Pero, cuando se la pidan, asegúrense


de que su fe sea solamente en Dios. Y no duden, porque una
persona que duda tiene la lealtad dividida y es tan inestable
como una ola del mar que el viento arrastra y empuja de un
lado a otro. Esas personas no deberían esperar nada del
Señor.”

Es bueno ser específico en la oración y pedir lo que


necesitamos de acuerdo a la voluntad de Dios.

Mateo 6:7-8, dice: “Cuando ores, no parlotees de manera


interminable como hacen los seguidores de otras religiones.
Piensan que sus oraciones recibirán respuesta sólo por
repetir las mismas palabras una y otra vez. No seas como

16
ellos, porque tu Padre sabe exactamente lo que necesitas,
incluso antes de que se lo pidas.”

Dar gracias a Dios por la respuesta


Después de recibir algo de Dios en oración, le damos gracias
aunque la respuesta no se haya manifestado en lo natural.

Filipenses 4:6-7, dice: “No se preocupen por nada; en cambio,


oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias
por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de
Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de
Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo
Jesús.”

Diferentes tipos de oración


Hay diferentes tipos de oración. La oración no es solamente de
petición. Hay varias clases de oración.

Efesios 6:18, dice: “Oren en el Espíritu en todo momento y en


toda ocasión. Manténganse alerta y sean persistentes en sus
oraciones por todos los creyentes en todas partes.”

-Podemos orar por y con otras personas:

Santiago 5:16, dice: “Confiésense los pecados unos a otros y


oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración
ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da
resultados maravillosos.”

-Es también de provecho orar con otros creyentes en acuerdo.

Mateo 18:19, dice: “También les digo lo siguiente: si dos de


ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra con respecto a
cualquier cosa que pidan, mi Padre que está en el cielo lo
hará.”

-La oración en unidad es muy poderosa.

17
Hechos 4:24, dice: “Cuando los creyentes oyeron las noticias,
todos juntos alzaron sus voces en oración a Dios: «Oh
Soberano Señor, Creador del cielo y de la tierra, del mar y de
todo lo que hay en ellos.”

La oración en otras lenguas


Cuando oramos en otras lenguas, nos edificamos
espiritualmente. Nuestro hombre interior se fortalece.

Judas 1:20, dice: “Pero ustedes, queridos amigos, deben


edificarse unos a otros en su más santísima fe, orar en el poder
del Espíritu Santo.”

El Espíritu de Dios nos guía a orar según la voluntad de Dios.

Romanos 8:26-27, dice: “Y el Espíritu Santo nos ayuda en


nuestra debilidad. Por ejemplo, nosotros no sabemos qué
quiere Dios que le pidamos en oración, pero el Espíritu Santo
ora por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con
palabras. Y el Padre, quien conoce cada corazón, sabe lo que
el Espíritu dice, porque el Espíritu intercede por nosotros, los
creyentes, en armonía con la voluntad de Dios.”

Resumen
 Dios escucha y responde a la oración.
 Hay diferentes tipos de oración.

Metas - Tema 4 - La oración


 Orar juntos por alguna necesidad o situación.
 Aprender a dar gracias a Dios.
 Orar juntos en otras lenguas.

Cada vez que estén juntos pueden orar. Un creyente nuevo


aprende cómo orar correctamente por el buen ejemplo de los
cristianos maduros. Recuerden dar gracias a Dios por la
comida y por todas sus infinitas bendiciones.
No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

18
TEMA 5 – LA PALABRA DE DIOS
Dios nos habla por medio de su Palabra escrita
Desde el principio, Dios tuvo una comunicación directa con la
humanidad, con hombres y mujeres, y siempre nos habla
basado en la Obra completa de Cristo Jesús, a través de Su
palabra escrita: la Biblia.
Hebreos 1:1-2, dice: “Hace mucho tiempo, Dios habló muchas
veces y de diversas maneras a nuestros antepasados por
medio de los profetas. Y ahora, en estos últimos días, nos ha
hablado por medio de su Hijo. Dios le prometió todo al Hijo
como herencia y, mediante el Hijo, creó el universo.”

La palabra “Biblia” significa “Libros” y es una colección de


66 libros divididos en dos partes: el Antiguo y el Nuevo
Testamento. Dios nos habla por medio de toda la Biblia, pero
en el Nuevo testamento nos habla por Jesús.

En las epístolas, Dios habla directamente con la iglesia.

1 Corintios 1:1-2, dice: “Yo, Pablo, elegido por la voluntad de


Dios para ser un apóstol de Cristo Jesús, escribo esta carta
junto con nuestro hermano Sóstenes. Va dirigida a la iglesia
de Dios en Corinto, a ustedes que han sido llamados por Dios
para ser su pueblo santo. Él los hizo santos por medio de
Cristo Jesús, tal como lo hizo con todos los que en todas partes
invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos
y de nosotros.”

La Biblia es la Palabra de Dios expresada en forma escrita.

2 Timoteo 3:16-17, dice: “Toda la Escritura es inspirada por


Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para
hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige
cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.
Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que
haga toda buena obra.”

19
La Palabra de Dios es verdad
Juan 17:17, dice: “Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu
palabra, la cual es verdad.”
Juan 8:32, agrega: “Y conocerán la verdad, y la verdad los
hará libres.”

La Palabra es poder para cambiar nuestras vidas


Hebreos 4:12, dice: “Pues la palabra de Dios es viva y
poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos;
penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la
médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos
y deseos más íntimos.”

La Palabra es alimento espiritual


Mateo 4:4, dice: “Pero Jesús le dijo: — ¡No! Las Escrituras
dicen: “La gente no vive sólo de pan, sino de cada palabra
que sale de la boca de Dios.”

La Palabra nos habla en diferentes situaciones


Salmo 119:105, dice: “Tu palabra es una lámpara que guía
mis pies y una luz para mi camino.”

La Palabra nos enseña cómo vivir correctamente


Salmo 119:11, dice: “He guardado tu palabra en mi corazón,
para no pecar contra ti.”

La Palabra debe ser aplicada


Santiago 1:22-25, dice: “Pero no sólo escuchen la palabra de
Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario,
solamente se engañan a sí mismos. Pues, si escuchas la
palabra pero no la obedeces, sería como ver tu cara en un
espejo. Te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo
eres. Pero, si miras atentamente en la ley perfecta que te hace
libre y si la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste,
entonces Dios te bendecirá por tu obediencia.”

20
Dios también nos habla a través del Espíritu Santo
No encontramos información específica de los detalles de
nuestra vida en la Biblia, pero somos guiados por el Espíritu
Santo. Su voluntad produce paz y gozo en nuestro espíritu.

Romanos 8.14, dice: “Pues todos los que son guiados por el
Espíritu de Dios son hijos de Dios”.

El Espíritu Santo siempre nos guía de acuerdo a la Palabra de


Dios, Él nunca nos obliga hacer cosas fuera de su voluntad.

Dios también nos habla por medio de otras personas


En los mensajes y prédicas de la iglesia, los ministros explican
y simplifican la Palabra de Dios.

Efesios 4:11-12, dice: “Ahora bien, Cristo dio los siguientes


dones a la iglesia: los apóstoles, los profetas, los evangelistas,
y los pastores y maestros. Ellos tienen la responsabilidad de
preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de
Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo.”

Dios ministra nuestras vidas a través de una iglesia local, por


lo cual es necesario pertenecer y asistir a las reuniones. Es una
gran inversión el tomar tiempo para estudiar la Palabra de
Dios.

Dios puede hablarnos de otras formas también


La Biblia nos muestra que Dios también habla por medio de
visiones y sueños que nos muestran la constante comunicación
del Padre parar edificación de sus hijos. Es importante siempre
pedir al Espíritu Santo la interpretación correcta.

Hechos 26:19, dice: “Por lo tanto, rey Agripa, obedecí esa


visión del cielo. Primero les prediqué a los de Damasco, luego
en Jerusalén y por toda Judea, y también a los gentiles: que
todos tienen que arrepentirse de sus pecados y volver a Dios,

21
y demostrar que han cambiado por medio de las cosas buenas
que hacen.”

Una visión de acuerdo con la gran comisión. Es un privilegio


tener una relación personal con el creador del universo
Nuestro Padre.

Proverbios 4:20, dice: “Hijo mío, presta atención a lo que te


digo. Escucha atentamente mis palabras.”

Resumen
 Dios nos habla por medio de la Biblia.
 Dios nos guía por el Espíritu Santo.
 Dios nos habla por medio de las predicas y enseñanzas.

Metas - Tema 5 - La Palabra de Dios


 Enseñar al discípulo a leer y aplicar la Biblia en su
vida.
 Enseñar al discípulo a cómo ser guiado por el Espíritu
Santo.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

22
TEMA 6 – LA IGLESIA
La familia de Dios
Tú eres parte de una gran familia donde Dios es el Padre, por
lo que es importante que tengamos comunión los unos con los
otros como cuerpo.

1 Timoteo 3:15, dice: “Para que, si me retraso, sepas cómo


deben comportarse las personas en la familia de Dios. Ésta es
la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la
verdad.”

Todas las personas son bienvenidas a esta gran familia.

Salmo 122:1, dice: “Me alegré cuando me dijeron: Vayamos


a la casa del SEÑOR.”

Jesús estableció su iglesia y la edifica en base al fundamento.


Cristo “La Roca” y nosotros “pedazos de esa roca”.

Mateo 16:18, dice: “Ahora te digo que tú eres Pedro (que


quiere decir “roca”) y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y
el poder de la muerte no la conquistará.”

Mateo 28:19, agrega: “Por lo tanto, vayan y hagan discípulos


de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo.”

El Cuerpo de Cristo
La Biblia nos enseña que la iglesia es el cuerpo de Cristo. Jesús
es la cabeza y nosotros los miembros.

Efesios 1:22-23, dice: “Dios ha puesto todo bajo la autoridad


de Cristo, a quien hizo cabeza de todas las cosas para
beneficio de la iglesia. Y la iglesia es el cuerpo de Cristo; él
la completa y la llena, y también es quien da plenitud a todas
las cosas en todas partes con su presencia.”

23
Nosotros somos el templo de Dios.

1 Corintios 3:16, agrega: “¿No se dan cuenta de que todos


ustedes juntos son el templo de Dios y que el Espíritu de Dios
vive en ustedes?”

La iglesia no es un edificio o un local, pero si es importante


tener un lugar donde reunirse con otros creyentes.

Las reuniones de la iglesia


Durante las reuniones la iglesia Canta, alaba y glorifica a Dios
como una expresión de nuestro amor por Él, la familia se reúne
para celebrar juntos la victoria obtenida por el Señor.

Hebreos 10:25, dice: “Y no dejemos de congregarnos, como


lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo
ahora que el día de su regreso se acerca.”

Jesús tenía la costumbre de congregarse, así mismo los


discípulos. Recibimos ánimo, consuelo, nos alegramos,
cuando estamos juntos.

¿Cómo se financia la misión de la iglesia?


2 Corintios 9:7-8, dice: “Cada uno debe decidir en su corazón
cuánto dar. Y no den de mala gana ni bajo presión, porque
Dios ama a la persona que da con alegría. Y Dios proveerá
con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre
tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra que
compartir con otros.”

Dios ya nos dio todas las cosas en Cristo, y damos porque


sabemos que lo tenemos todo en Él. La ley espiritual de la
siembra y la cosecha funciona, recibir es una consecuencia de
dar pero no lo hacemos como objetivo final. Este principio
funcionará igual, pero nuestra actitud es ser generoso siempre,
dadores.

24
Salmo 23:1, dice: “El Señor es mi pastor tengo todo lo que
necesito.”

Lucas 6:38, agrega: “Den, y recibirán. Lo que den a otros les


será devuelto por completo: apretado, sacudido para que
haya lugar para más, desbordante y derramado sobre el
regazo. La cantidad que den determinará la cantidad que
recibirán a cambio.”

Filipenses 4:18-19, enfatiza: “Por el momento, tengo todo lo


que necesito, ¡y aún más! Estoy bien abastecido con las
ofrendas que ustedes me enviaron por medio de Epafrodito.
Son un sacrificio de olor fragante aceptable y agradable a
Dios. Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que
necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por
medio de Cristo Jesús.”

Los hermanos contribuyen con sus ofrendas y donaciones para


cubrir los gastos de operación de la iglesia, arriendos, sueldos,
etc. Dar es un acto de confianza y fe en el área de las finanzas.
Si es casado hable con su cónyuge al respecto para que sea un
acuerdo colaborar con la misión de la Iglesia en la tierra.

La organización de la iglesia local


Jesús nos dio Ministros para perfeccionarnos y edificarnos con
la instrucción de la Palabra de Dios.

Efesios 4:11-12, dice: “Ahora bien, Cristo dio los siguientes


dones a la iglesia: los apóstoles, los profetas, los evangelistas,
y los pastores y maestros. Ellos tienen la responsabilidad de
preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de
Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo.”

La iglesia local es dirigida por un pastor y administrada por un


equipo de apoyo pastoral. Ellos guían y entrenan a la
congregación en el cumplimiento de la misión de la iglesia.

25
1 Corintios 12:27-28, dice: “Todos ustedes en conjunto son el
cuerpo de Cristo, y cada uno de ustedes es parte de ese cuerpo.
A continuación hay algunas de las partes que Dios ha
designado para la iglesia: en primer lugar, los apóstoles, en
segundo lugar, los profetas, en tercer lugar, los maestros,
luego los que hacen milagros, los que tienen el don de
sanidad, los que pueden ayudar a otros, los que tienen el don
de liderazgo, los que hablan en idiomas desconocidos.”

Dios nos ha llamado a todos a participar en la iglesia local. Es


importante que cada uno encuentre y contribuya con su parte
en el servicio a los demás.

La misión de la iglesia
Antes de ir al cielo, Jesús nos mandó a compartir el evangelio
con todas las personas del mundo. Este manual es una
herramienta para cumplir con esa tarea.

Mateo 28:19-20, dice: “Por lo tanto, vayan y hagan discípulos


de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos
discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y
tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta
el fin de los tiempos.”

Algunos miembros de la iglesia van a otras naciones y culturas


para compartir el evangelio. Los que no van pueden
involucrarse por medio de la oración y apoyo financiero.

Gálatas 6:10, dice: “Por lo tanto, siempre que tengamos la


oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la
familia de la fe.”

Todos los miembros son importantes para el servicio de la


iglesia local. Servimos a Dios, a los hermanos y al mundo.
Ayudamos a los enfermos y necesitados.

26
También podemos ser de bendición a las personas que no son
miembros de la iglesia, mostrándoles el amor de Dios en forma
tangible.

Resumen
 En la iglesia local los miembros son instruidos,
bendecidos e integrados a la familia de Dios.
 Se cubren los gastos de la iglesia local con los diezmos
y ofrendas.
 Es importante servir en la iglesia local.

Metas - Tema 6 - La Iglesia


 Llenar formulario “Quiero ser miembro de la iglesia
local.”
 Invitar al discípulo a la siguiente reunión “Punto de
partida.”
 Enseñar al discípulo cómo diezmar y ofrendar.
 Mostrar al discípulo las oportunidades de Contribuir en
el servicio de la iglesia local.
 Conectarlo con los líderes de las diferentes aéreas de
funcionamiento de las reuniones.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

27
TEMA 7 – LAS ORDENANZAS
Orden y obediencia
Es importante seguir el orden que Dios ha establecido porque
nos permite disfrutar de un mejor funcionamiento.

1 Corintios 14:33,40, dice: ”Pues Dios no es Dios de desorden


sino de paz, como en todas las reuniones del pueblo santo de
Dios, pero asegúrense de que todo se haga de forma
apropiada y con orden.”

Dos de las ordenanzas principales en la Biblia para la iglesia


son el Bautismo en agua, y la Cena del Señor.

El Bautismo en agua
Como creyentes, expresamos nuestra fe y obediencia a Cristo
a través del Bautismo en agua.
El Bautismo en agua es una enseñanza sencilla, pero de
poderoso significado. Es una confesión pública de nuestra fe
en Cristo Jesús.
Mateo 10:32, dice: “Por tanto, todo el que Me confiese delante
de los hombres, Yo también lo confesaré delante de Mi Padre
que está en los cielos.”

Colosenses 2:12, agrega: “Pues ustedes fueron sepultados con


Cristo cuando se bautizaron. Y con él también fueron
resucitados para vivir una vida nueva, debido a que confiaron
en el gran poder de Dios, quien levantó a Cristo de los
muertos.”
Nos identificamos con la muerte, entierro y resurrección del
Señor. El Bautismo simboliza ser sepultado, dejar la vida del
pecado y resucitar para una vida nueva con Cristo.

Romanos 6:4, dice: “Pues hemos muerto y fuimos sepultados


con Cristo mediante el bautismo. Y, tal como Cristo fue

28
levantado de los muertos por el poder glorioso del Padre,
ahora nosotros también podemos vivir una vida nueva.”

La Biblia nos muestra que las personas deben ser bautizadas


como un acto público de reconocimiento.

Marcos 16:16, dice: “El que crea y sea bautizado será salvo.
Pero el que se niegue a creer, será condenado.”

Mateo 28:19-20, nos recuerda que es parte de nuestra misión


bautizar a los discípulos en todas las naciones.

La manera bíblica de bautizar


Hechos 8:36, dice: “Mientras iban juntos, llegaron a un
lugar donde había agua, y el eunuco dijo: « ¡Mira, allí hay
agua! ¿Qué impide que yo sea bautizado? ».”
El único requisito para ser bautizado en agua es creer en Jesús.
La palabra “bautizar” significa “sumergir” o “teñir”.
Hechos 8:38, dice: “Ordenó que detuvieran el carruaje,
descendieron al agua, y Felipe lo bautizó.”

Se puede bautizar en un rio, lago o una piscina, y algunas


iglesias locales tienen un bautisterio.

Hechos 19:3-5, dice: “—Entonces, ¿qué bautismo recibieron?


—preguntó. Y ellos contestaron: —El bautismo de Juan.
Pablo dijo: —El bautismo de Juan exigía arrepentirse del
pecado. Pero Juan mismo le dijo a la gente que creyera en el
que vendría después, es decir, en Jesús. En cuanto oyeron
esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.”

La Cena del Señor es para todos los creyentes


La siguiente ordenanza para la iglesia es la Cena del Señor. El
cuerpo del Señor Jesucristo fue quebrantado, y su sangre fue
derramada en la cruz del Calvario.

29
1 Corintios 11:26, dice: “Pues, cada vez que coman este pan
y beban de esta copa, anuncian la muerte del Señor hasta que
él vuelva.”

La Cena del Señor nos muestra la unidad del cuerpo de


Cristo. De igual manera, examinamos nuestro entendimiento
de la obra de Cristo Jesús y el valor del cuerpo.

1 Corintios 11:28-31, dice: “Por esta razón, cada uno debería


examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la
copa. Pues, si alguno come el pan y bebe de la copa sin honrar
el cuerpo de Cristo, come y bebe el juicio de Dios sobre sí
mismo. Esa es la razón por la que muchos de ustedes son
débiles y están enfermos y algunos incluso han muerto. Pero,
si nos examináramos a nosotros mismos, Dios no nos juzgaría
de esa manera.”

El “pan” representa el cuerpo de Cristo que fue herido para


nuestra sanidad. El “vino” representa el nuevo pacto en la
sangre de Cristo y el perdón de nuestros pecados.

1 Pedro 2:24, dice: “Él mismo cargó nuestros pecados sobre


su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar
muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas,
son sanados.”

Cuando celebramos la Cena del Señor, declaramos el poder de


Dios.

Juan 6:54-56, dice: “Pero todo el que coma mi carne y beba


mi sangre tendrá vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.
Pues mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera
bebida. Todo el que come mi carne y bebe mi sangre
permanece en mí y yo en él.”

30
Resumen
 Todas las personas que han recibido a Cristo requieren
ser bautizadas.
 La Cena del Señor es una celebración para recordar a
Jesús y su obra por nosotros.

Metas - Tema 7 – Las ordenanzas


 Llenar formulario “Quiero bautizarme”.
 Bautizar al discípulo en agua.
 Enseñar al discípulo sobre la Cena del Señor y su
significado.

La ceremonia de Bautismo puede ser realizada en la local de


reuniones o en cualquier otro lugar. El Ananías participará de
la ceremonia y utilizará la siguiente declaración:

“Por el mandato de Jesucristo y por tu confesión, yo te


bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y
del Espíritu Santo”
Luego pídele que diga con voz fuerte y clara:
“Jesucristo es mi Señor”.

El Ananías puede celebrar y servir la Santa Cena con el


discípulo, y explicar el significado del pan y el vino. No es
necesario esperar a que se celebre en una de las reuniones de
la iglesia local.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

31
TEMA 8 – LA SANIDAD
Dios puede y quiere sanar a todos
Cuando tenemos algún problema con nuestra salud física
podemos recibir lo provisto en la obra completa de Jesús la
cual demuestra la voluntad de Dios.
Hechos 10:38, dice: “Y saben que Dios ungió a Jesús de
Nazaret con el Espíritu Santo y con poder. Después Jesús
anduvo haciendo el bien y sanando a todos los que eran
oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.”

La fe para recibir y disfrutar la sanidad que Dios nos ha


regalado se origina cuando oímos lo que la Biblia dice al
respecto.

Marcos 1:40-42, dice: “Un hombre con lepra se acercó, se


arrodilló ante Jesús y le suplicó que lo sanara. —Si tú quieres,
puedes sanarme y dejarme limpio —dijo. Movido a
compasión, Jesús extendió la mano y lo tocó. —Sí quiero —
dijo —. ¡Queda sano! Al instante, la lepra desapareció y el
hombre quedó sano.”

3 Juan 2, agrega: “Querido amigo, espero que te encuentres


bien, y que estés tan saludable en cuerpo así como eres fuerte
en espíritu.”

El Señor es nuestro médico


La última parte de Éxodo 15:26b, dice: “porque yo soy el
Señor, quien los sana.” Otra versión dice “tu médico”, “tu
sanador.”

La Palabra de Dios es una medicina milagrosa


Proverbios 4:20-22, dice: “Hijo mío, presta atención a lo que
te digo. Escucha atentamente mis palabras. No las pierdas de
vista. Déjalas llegar hasta lo profundo de tu corazón, pues
traen vida a quienes las encuentran y dan salud a todo el
cuerpo.”

32
Cuando una persona recibe la Palabra de Dios, podrá saber y
declarar lo que posee en Jesús y su obra redentora. La alegría
del Señor es medicina sobrenatural.

Proverbios 17:22, dice: “El corazón alegre es una buena


medicina, pero el espíritu quebrantado consume las fuerzas.”

Jesús llevó nuestras enfermedades en la cruz


Jesús cargó sobre sí mismo todos nuestros pecados y
enfermedades.

Mateo 8:17, dice: “Así se cumplió la palabra del Señor por


medio del profeta Isaías, quien dijo: «Se llevó nuestras
enfermedades y quitó nuestras dolencias».”

1 Pedro 2:24, agrega: “Él mismo cargó nuestros pecados


sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar
muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas,
son sanados.”

Podemos recibir la sanidad porque Dios nos ha sanado en


Jesús en su acto substitutivo en la cruz.

Salmos 103:1-5, declara los beneficios de este acto: ”Que todo


lo que soy alabe al SEÑOR; con todo el corazón alabaré su
santo nombre. Que todo lo que soy alabe al SEÑOR; que
nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí. Él
perdona todos mis pecados y sana todas mis enfermedades.
Me redime de la muerte y me corona de amor y tiernas
misericordias. Colma mi vida de cosas buenas; ¡mi juventud
se renueva como la del águila!”

Fe para ser sanado


Hay muchas maneras de recibir la sanidad de Dios. La forma
más simple es la oración de fe.

33
Santiago 5:13, dice: ”¿Alguno de ustedes está pasando por
dificultades? Que ore. ¿Alguno está feliz? Que cante
alabanzas.”

Se puede recibir la sanidad directamente de la provisión.


También oramos los unos por los otros para restauración.

Santiago 5:16, dice: “Confiésense los pecados unos a otros y


oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración
ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da
resultados maravillosos.”

Si el enfermo está muy débil y no puede recibir por sí mismo


se puede pedir a los líderes de la iglesia que lo hagan.

Santiago 5:14-15, dice: ”¿Alguno está enfermo? Que llame a


los ancianos de la iglesia, para que vengan y que oren por él
y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. Una oración
ofrecida con fe, sanará al enfermo, y el Señor hará que se
recupere. Y, si ha cometido pecados, será perdonado.”

En las reuniones de la iglesia, los ministros usualmente invitan


a las personas a pasar adelante para recibir sanidad por medio
de la imposición de manos. En la celebración de la Cena del
Señor, tenemos también la oportunidad para compartir y
recibir la sanidad que nos ha sido dada. Sólo debemos
comprender que es un regalo que recibimos junto con la
salvación.

¿Cómo vivir en salud constante?


La manera que nosotros vivimos afecta nuestra salud. Es
importante vivir de manera saludable y saber cuidarse. Una
vida de pecado tarde o temprano tiene consecuencias negativas
y naturales. Es bueno andar en nuestra nueva naturaleza;
actuar en amor con los demás y perdonar a los que nos
ofenden. Es también importante evitar el estrés y dejar las

34
preocupaciones. La alimentación y el ejercicio físico son otras
áreas que debemos considerar.

Orar por los enfermos es parte de la misión


Marcos 16:15,17,18, declara: “Y entonces les dijo: «Vayan
por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos. Estas
señales milagrosas acompañarán a los que creen: Pondrán
sus manos sobre los enfermos, y ellos sanarán.”

Dios quiere ministrar sanidad a los enfermos por medio de su


cuerpo en la tierra, ¡NOSOTROS!

Resumen
 Es voluntad del Señor que los enfermos sean sanados.
 Todos los creyentes pueden orar por los enfermos para
que reciban su sanidad.

Metas - Tema 8 – La sanidad


 Orar por sanidad si el discípulo está enfermo.
 Instruir como ministrar con imposición de manos.
 Compartir experiencias y testimonios de sanidad.

Pueden orar por sanidad y ministrar con imposición de manos


al discípulo y/o orar juntos por algún familiar o amigo
enfermo. Los testimonios de sanidad son muy importantes
porque dan esperanza y estimulan la fe en otras personas.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

35
TEMA 9 – LA FAMILIA
El matrimonio y la familia
En el comienzo Dios creó a la humanidad y estableció el
matrimonio entre un hombre y una mujer.

Génesis 2:18, dice: “Después, el SEÑOR Dios dijo: «No es


bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él.”

Génesis 2:21-22, agrega: “Entonces el SEÑOR Dios hizo que


el hombre cayera en un profundo sueño. Mientras el hombre
dormía, el SEÑOR Dios le sacó una de sus costillas* y cerró
la abertura. Entonces el SEÑOR Dios hizo de la costilla a una
mujer, y la presentó al hombre.”

Según nos enseña la Biblia, para poder disfrutar de un buen


matrimonio es importante que ambos compartan la misma fe
en Dios. Por el bien matrimonial, un creyente no debería
casarse con un incrédulo, alguien que no cree en Jesús.

2 Corintios 6:14, dice: “No se asocien íntimamente con los que


son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia asociarse con la
maldad? ¿Cómo puede la luz vivir con las tinieblas?”

Dios bendijo a Adán y Eva con la capacidad de tener hijos y


formar una familia.

Génesis 1:28ª, dice: “Luego Dios los bendijo con las


siguientes palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense.
Llenen la tierra y gobiernen sobre ella.”

La familia es la idea de Dios y Él quiere enseñarnos como


disfrutar la vida juntos.

Génesis 12:3b, dice: “... Todas las familias de la tierra serán


bendecidas por medio de ti.”

36
En Cristo, Dios quiere salvar, proteger y bendecir a todas las
familias.

Hechos 16:31, dice: “Ellos le contestaron. —Cree en el Señor


Jesús y serás salvo, junto con todos los de tu casa.”

Podemos orar y creer por la salvación de la familia. No es


automático cada uno debe creer el evangelio.

Una familia feliz


La voluntad de Dios es que tengamos una buena relación con
nuestra familia, amándonos y respetándonos unos a otros.
Según el plan de Dios, el varón tiene la responsabilidad de ser
la cabeza del hogar.

Efesios 5:23, dice: “Porque el marido es la cabeza de su


esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador
de su cuerpo, que es la iglesia.”

El esposo está presente para cuidar, proteger, bendecir, guiar


y proveer para su familia.

Efesios 5:33, dice: “Por eso les repito: cada hombre debe
amar a su esposa como se ama a sí mismo, y la esposa debe
respetar a su marido.”

Cuando hay amor y respeto en el matrimonio, toda la familia


está bien. Los padres entienden la importancia de preparar e
instruir a sus hijos para la vida. La tarea de los padres es
proveer lo mejor posible para la educación a sus hijos tanto en
el hogar como en la iglesia.

Proverbios 22:6, dice: “Dirige a tus hijos por el camino


correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán.”

37
Los niños necesitan crecer en armonía y aprender cuáles son
sus responsabilidades y ser obedientes y respetuosos con los
demás.

Efesios 6:1-3, dice: “Hijos, obedezcan a sus padres porque


ustedes pertenecen al Señor, pues esto es lo correcto. «Honra
a tu padre y a tu madre». Ése es el primer mandamiento que
contiene una promesa: si honras a tu padre y a tu madre, «te
irá bien y tendrás una larga vida en la tierra».”

Dios es un experto en relaciones


No hay ninguna familia “perfecta”, pero si tenemos todo lo
que Dios ha provisto para que opere en amor y paz.

La familia y la iglesia
En la iglesia estamos todos siendo entrenados por Dios para
disfrutar de la vida cristiana. Cada miembro de la familia, los
niños según su capacidad, los jóvenes según su situación e
interés, y los adultos pueden recibir enseñanzas específicas
para recibir dirección.

Mateo 19:13-15, dice: “Cierto día, algunos padres llevaron a


sus niños a Jesús para que pusiera sus manos sobre ellos y
orara por ellos. Pero los discípulos regañaron a los padres
por molestar a Jesús. Pero Jesús dijo: «Dejen que los niños
vengan a mí. ¡No los detengan! Pues el reino del cielo
pertenece a los que son como estos niños». Y les puso las
manos sobre la cabeza y los bendijo antes de irse.”

En el servicio especial de presentación de los bebés, los


dedicamos delante de Dios y la congregación, y damos gracias
por ellos. Así mismo, honramos a los padres y oramos a favor
de ellos por su compromiso público de guiar a sus hijos en la
vida cristiana.

Sirviendo a Dios como familia

38
Todos podemos estar involucrados en las diferentes áreas del
servicio de la iglesia local.

Josué 24:15b, dice: “… Pero en cuanto a mí y a mi familia,


nosotros serviremos al SEÑOR.”

Para trasmitir y fortalecer la fe de nuestros hijos es importante


ser fiel a Dios y a la iglesia local. Los niños aprenden por la
instrucción y el ejemplo que le dan sus padres y hermanos.

¡Dios tiene un plan maravilloso para toda la familia!

Resumen
 El Matrimonio y la Familia están dentro del plan de
Dios.
 Dios desea salvar a toda nuestra familia.
 La iglesia local es para toda la familia.

Metas - Tema 9 – La familia


 Visitar o aprender algo sobre la familia del discípulo.
 Hablar respecto al estado civil del discípulo.
 Ver la posibilidad de discipular a la familia del
discípulo.

Es importante, en lo posible, visitar a la familia del discípulo


para compartir a Cristo con ellos. Cuando una familia se
entrega al Señor es necesario orientarlos y enseñarles a recibir
de los diferentes ministerios instituidos en la iglesia, y así,
seguir desarrollándoles espiritualmente y proveer una
adecuada consejería familiar a los que lo necesiten.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

39
TEMA 10 – EL EVANGELISMO
La Gran Comisión
Dios cuenta con nosotros para compartir las Buenas Noticias
de Jesucristo. Somos sus embajadores en la tierra.
Marcos 16:15-16, dice: “Y entonces les dijo: «Vayan por todo
el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos. El que crea y
sea bautizado será salvo. Pero el que se niegue a creer, será
condenado.”
Jesús nos llamó para predicar y formar discípulos.
Mateo 28:19-20, dice: “Por lo tanto, vayan y hagan discípulos
de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre
y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos
discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y
tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta
el fin de los tiempos.”
Cuando todos obedecemos este mandato del Señor Jesús , es
posible llegar a todo el mundo con el Evangelio.
Juan 17:18-20, dice: “Así como tú me enviaste al mundo, yo
los envío al mundo. Y me entrego por ellos como un sacrificio
santo, para que tu verdad pueda hacerlos santos. »No te pido
sólo por estos discípulos, sino también por todos los que
creerán en mí por el mensaje de ellos.”
La misión de la iglesia
La iglesia local es un equipo de trabajo, y cada uno de nosotros
podemos trabajar e involucranos en la misión.
Lucas 10:2, dice: “Les dio las siguientes instrucciones: «La
cosecha es grande, pero los obreros son pocos. Así que oren
al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe
más obreros a sus campos.”

40
El Evangelio son las Buenas Noticias
La palabra “Evangelio” significa “Buenas noticias o Buenas
nuevas”. Jesús nos rescató de la condenación y del infierno, no
es correcto asustar a las personas para que reciban a Cristo, lo
más efectivo es testificar sobre el amor de Dios y su plan
perfecto para nuestras vidas.
Romanos 2:4, dice: “¿No te das cuenta de lo bondadoso,
tolerante y paciente que es Dios contigo? ¿Acaso eso no
significa nada para ti? ¿No ves que la bondad de Dios es para
guiarte a que te arrepientas y abandones tu pecado?”
Juan 3:17, agrega: “Dios no envió a su Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.”
Invitar personas a las reuniones de la iglesia local
Una forma simple para que los miembros contribuyan a la
misión es invitar personas a las reuniones de la iglesia, allí
podrán oír el Evangelio y recibir salvación.
Romanos 10:13-15, dice: “Pues «todo el que invoque el
nombre del SEÑOR será salvo». ¿Pero cómo pueden ellos
invocarlo para que los salve si no creen en él? ¿Y cómo
pueden creer en él si nunca han oído de él? ¿Y cómo pueden
oír de él a menos que alguien se lo diga? ¿Y cómo irá alguien
a contarles sin ser enviado? Por eso, las Escrituras dicen: «¡
Qué hermosos son los pies de los mensajeros que traen buenas
noticias!».”

Ganar personas sin palabras


Cuando disfrutamos la vida con Dios, las personas a nuestro
alrededor serán impactadas por nuestro estilo de vida.

1 Pedro 3:1-2, dice: “De la misma manera, ustedes esposas,


tienen que aceptar la autoridad de sus esposos. Entonces, aun
cuando alguno de ellos se niegue a obedecer la Buena Noticia,
la vida recta de ustedes les hablará sin palabras. Ellos serán
ganados al observar la vida pura y la conducta respetuosa de
ustedes.”

41
2 Corintios 3:2, agrega: “La única carta de recomendación
que necesitamos son ustedes mismos. Sus vidas son una carta
escrita en nuestro corazón; todos pueden leerla y reconocer
el buen trabajo que hicimos entre ustedes.”

El camino de los romanos


Es mejor enseñar al discípulo cómo presentar el plan de
salvación desde la Biblia y orar junto con los que quieren ser
salvos. Un conjunto de versículos han sido llamados “El
camino de Romanos” que muestran la salvación de una forma
muy simple.

Romanos 3:23, dice: “Pues todos hemos pecado; nadie puede


alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.”

Todos tienen la necesidad de recibir la salvación porque todos


nacen con la naturaleza pecaminosa.

Romanos 6:23, dice: “Pues la paga que deja el pecado es la


muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio
de Cristo Jesús nuestro Señor.”

La muerte eterna es la consecuencia de morir en el estado de


pecado, es la separación para siempre del hombre de Dios,
pero Él da vida eterna a todos los que creen en Jesús el Señor.
Esto es solo Gracia un favor inmerecido.

Romanos 10:9-10, dice: “Si confiesas con tu boca que Jesús


es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los
muertos, serás salvo. Pues es por creer en tu corazón que eres
declarado justo a los ojos de Dios y es por confesarlo con tu
boca que eres salvo.”

Cada uno gana uno


Es importante que cada uno de nosotros aceptemos nuestra
responsabilidad en la gran obra de Dios.

42
Romanos 1:16, dice: “Pues no me avergüenzo de la Buena
Noticia acerca de Cristo, porque es poder de Dios en acción
para salvar a todos los que creen, a los judíos primero y
también a los gentiles.”

Si todos predicamos el Evangelio a las personas que


conocemos, entonces, podemos alcanzar a mucha gente para
Cristo en poco tiempo. Un discípulo llamado Andrés fue a
buscar a su hermano para llevarlo a Jesús. Su hermano era
Pedro que luego se convirtio en uno de los pilares de la Iglesia.

Juan 1:40-42, dice: “Andrés, hermano de Simón Pedro, era


uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a
Jesús. Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo:
Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). Y le
trajo a Jesús.”

El Señor Jesús hablo ante multitudes pero también a Felipe y


Felipe a Natanael ( Juan 1:43-50). Jesús hablo también a la
mujer samaritana la cual se convirtió en una evangelista ( Juan
4:4-29) .

Veamos el caso de Felipe el evangelista y como Dios hizo


maravillas sobrenaturales por una sola persona.

Hechos 8:28-31, dice : “volvía sentado en su carro, y leyendo


al profeta Isaías. Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate
a ese carro. Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta
Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? El dijo: ¿Y cómo
podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese
y se sentara con él.”

¡ Esto es evangelismo !¡ Esto es multiplicación de discípulos!

43
El resultado es la multiplicación de discípulos y esto sucede
cuando las personas que discipulamos para Cristo tienen un
seguimiento efectivo y son entrenadas para discipular a otros.
Usando este manual, una persona teóricamente puede hacer y
alcanzar un gran número de discípulos y al mismo tiempo, es
una buena forma de conectar a nuevos creyentes.

Hechos 6:7, dice: “Así que el mensaje de Dios siguió


extendiéndose. El número de creyentes aumentó en gran
manera en Jerusalén, y muchos de los sacerdotes judíos
también se convirtieron.”

La matemática muestra el potencial teórico de crecimiento con


la aplicación del manual. Pero, se debe considerar el “factor
humano” que puede variar los resultados. Si nosotros somos
fieles y dedicados a la Gran Comisión, entonces
cosecharemos en abundancia.
Resumen
 Cada creyente es responsable de compartir el
evangelio.
 La multiplicación de discípulos sucede cuando los
discípulos son entrenados para alcanzar a otros con el
evangelio.

Metas - Tema 10 – El evangelismo


 Instruir al discípulo a presentar el evangelio desde la
Biblia.
 Entrenar al discípulo en terreno como guiar a alguien
para a Cristo. Evangelizar juntos.

Cada nuevo creyente tiene familia y amigos que no son


cristianos, busca la forma de presentarles el evangelio.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

44
TEMA 11 – EL SEGUIMIENTO
¿Cómo hacer discípulos?
Jesús nos dio el encargo de ir por todo el mundo, compartir el
evangelio y hacer discípulos.

Mateo 28:19, dice: “Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de


todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y
del Hijo y del Espíritu Santo.”

Un discípulo es alguien que sigue a Jesucristo, es un creyente


comprometido, es aquel que produce otro discípulo.

Mateo 9:9, dice: “Mientras caminaba, Jesús vio a un hombre


llamado Mateo sentado en su cabina de cobrador de
impuestos. «Sígueme y sé mi discípulo», le dijo Jesús.
Entonces Mateo se levantó y lo siguió.”

Mateo, como el resto de los discípulos, tomo la decisión de


seguir a Jesús. Un discípulo de Jesús es un miembro activo en
la iglesia. Es un pescador de hombres.

Mateo 4:19, dice: “Jesús los llamó: «Vengan, síganme, ¡y yo


les enseñaré cómo pescar personas!».”

Un “pescador de hombres” es una persona que gana a otras


personas para Cristo. La obra de discipular consiste en inspirar
e influir a otras personas a tomar una decisión de seguir a
Jesús.

Cuando compartimos las Buenas Noticias sobre la bondad y el


amor de Dios las personas se convierten al Señor. Este manual
contiene noticias explicadas de una manera sencilla.

1 Pedro 2:2-3, dice: “Como bebés recién nacidos, deseen con


ganas la leche espiritual pura para que crezcan a una
experiencia plena de la salvación. Pidan a gritos ese alimento
nutritivo ahora que han probado la bondad del Señor.”
45
En términos de enseñanza, la leche no adulterada es un
alimento que puede ser consumido sin resistencia o necesidad
de masticar, esto quiere decir directo, simple y explicativo.

¿Cómo responder a las preguntas?


Cada discípulo tiene preguntas y dudas. Nadie sabe o ha
aprendido todo, pero para poder responder tenemos que
estudiar la Palabra de Dios. En caso de preguntas difíciles
conectar al discípulo con los pastores de la iglesia.

Hacer la obra del ministerio


La voluntad de Dios es que cada creyente haga la obra del
ministerio. Los ministros entrenan a los creyentes para hacer
la obra.

Efesios 4:11-12, dice: “Ahora bien, Cristo dio los siguientes


dones a la iglesia: los apóstoles, los profetas, los evangelistas,
y los pastores y maestros. Ellos tienen la responsabilidad de
preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de
Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo.”

Los discípulos son las personas que desean hacer la voluntad


de Dios. Veamos un discípulo que hace discípulos.

Hechos 9:10-12,17-19, dice: “Ahora bien, había un creyente


en Damasco llamado Ananías. El Señor le habló en una visión,
lo llamó: —¡Ananías! —¡Sí, Señor! —respondió. El Señor le
dijo: —Ve a la calle llamada Derecha, a la casa de Judas.
Cuando llegues, pregunta por un hombre de Tarso que se
llama Saulo. En este momento, él está orando. Le he mostrado
en visión a un hombre llamado Ananías que entra y pone las
manos sobre él para que recobre la vista…Así que Ananías
fue y encontró a Saulo, puso sus manos sobre él y dijo:
«Hermano Saulo, el Señor Jesús, quien se te apareció en el
camino, me ha enviado para que recobres la vista y seas lleno
del Espíritu Santo». Al instante, algo como escamas cayó de

46
los ojos de Saulo y recobró la vista. Luego se levantó y fue
bautizado. Después comió algo y recuperó las fuerzas. Saulo
se quedó unos días con los creyentes en Damasco.”

Pablo fue sanado, lleno del Espíritu Santo y bautizado en agua


por medio de un discípulo llamado Ananías. Muchas personas
piensan que sólo los pastores deben hacer estas tareas.

Necesidades de un nuevo creyente


Un nuevo discípulo no puede cuidarse a sí mismo. Una
persona que toma cuidado de otra persona es un Ananías. Es
hermoso tener discípulos, pero también es una gran
responsabilidad.

1 Corintios 4:15-16, dice: “Pues, aunque tuvieran diez mil


maestros que les enseñaran acerca de Cristo, tienen sólo un
padre espiritual. Pues me convertí en su padre en Cristo Jesús
cuando les prediqué la Buena Noticia. Así que les ruego que
me imiten.”

Algo importante en la formación de un discípulo es la relación


personal con un Ananías. Por medio de esta relación, es natural
recibir consejos y orientación.

¿Qué pasa si un discípulo no quiere continuar?


Algunas veces un discípulo no seguirá con el discipulado por
diversas razones. En ese caso es mejor buscar a otra persona
para discipular. Lo esencial para que esta visión funcione, es
avanzar un tema por semana con un discípulo y siempre tener
alguien a quien enseñar.

Resumen
 Hemos recibido la tarea de ganar al mundo para Cristo.
 Los creyentes maduros deben cuidar a los nuevos
convertidos.

Metas - Tema 11 – El seguimiento

47
 Buscar a alguien en la iglesia que no ha sido entrenado
con el manual.
 Hacer planes y orar por las otras personas que puedan
hacer el manual.

Busca a otras personas para discipular. Se puede encontrar a


alguien en la iglesia que aún no está involucrado con la visión,
o un familiar, o un amigo que tenga interés. Entrena a una
persona que está buscando a Cristo de todo corazón.

No olviden llenar la “Hoja de Progreso.”

48
TEMA 12 – LA VISIÓN
¿Cómo elegir un discípulo?
Con este manual es fácil discipular a las personas. El primer
paso es elegir un discípulo. Se recomienda hombres con
hombres y mujeres con mujeres. La misión es anunciar el
evangelio a todas las personas, pidamos al Señor su guía para
escoger a la persona correcta.
2 Timoteo 2:2-3, dice: “Me has oído enseñar verdades, que
han sido confirmadas por muchos testigos confiables. Ahora
enseña estas verdades a otras personas dignas de confianza
que estén capacitadas para transmitirlas a otros.”

Un buen candidato a discípulo es aquel que te recibe, que tiene


interes, esta abierto a ti, te da la bienvenida.

Lucas 10:5-6, dice : “Cuando entren en la casa de alguien,


primero digan: “La paz de Dios sea sobre esta casa”. Si los
que viven en la casa son gente de paz, la bendición
permanecerá; si no lo son, la bendición regresará a
ustedes.”

Una vez encontrado el discípulo estudien juntos un tema por


semana durante 12 semanas. Es bueno elegir un día, lugar y
hora para reunirse. Se puede cambiar por otro día, pero cada
semana es necesario avanzar un tema sin fallar.

Es importante mantenerse en el tema. Un Ananías


experimentado puede enseñar con sus propias palabras y usar
el manual como guía. Al final de cada tema hay metas. Debe
llenar “La Hoja de Progreso” del manual en cada reunión.
El discípulo que ha completado su curso ahora es un nuevo
Ananías y puede comenzar a discipular a otras personas el
mismo. Esto es el proceso de multiplicación de discípulos.

49
Discipular grupos de personas con el manual
Muchas veces el nuevo Ananías puede sentirse algo inseguro,
En este caso se puede formar un grupo de cuatro personas. Así
el Ananías más experimentado puede ser un “mentor”
mientras todos avanzan juntos. Los grupos pueden contener
participantes de ambos sexos, es muy efectivo para un
matrimonio discipular a otra pareja, y de esta manera, familias
son ganadas para Jesús.

Se puede formar grupos de cuatro, seis, ocho, diez o más


personas. El grupo tiene un “guía”. El formato básico de este
manual, es que cada Ananías tiene su propio discípulo. Es
posible cuidar a más de un discípulo en el grupo, pero es
bueno tener a varios Ananías que trabajan en equipo,
reemplazando unos a otros cuando es necesario, para poder
avanzar cada semana sin detenerse.

Si un Ananías encuentra a tres personas para discipular, él


puede invitar a dos Ananías y formar un grupo. Cada Ananías
es responsable de su discípulo. Si un discípulo se atrasa con
un tema es necesario nivelarlo antes de la siguiente reunión.

Ventajas con el manual en grupos


Discipular individualmente tiene sus ventajas, pero no
podemos negar que muy dinámico juntarse en grupos. Un
buen consejo es compartir un refrigerio para disfrutar el
compañerismo unos con otros. Pueden reunirse en una casa,
escuela, universidad, trabajo, café, parque o en la iglesia. Es
importante dar a todos la posibilidad de expresarse y
preguntar sobre el contenido de cada tema.

La iglesia y el manual
La meta es desarrollar creyentes comprometidos y miembros
activos. Esto implica instruir a otros cómo vivir su nueva vida,
orar para salvación, bautizar en agua, ministrar sanidad y el
Bautismo en el Espíritu Santo.

50
Es vital informar a los Encargados de Ananías sobre el avance
y las experiencias que pueden inspirar y ayudar a los otros
Ananías. El manual causa un crecimiento espiritual y
numérico en la iglesia y también es útil en el proceso de plantar
nuevas obras e iglesias.

Resumen
 Ser guiado para escoger al nuevo discípulo.
 Compartir un tema por semana durante tres meses.
 Ministrar al discípulo según las metas.
 Completar la “Hoja de Progreso” cada semana.
 Asegurarse que el discípulo sea salvo, bautizado en
agua, y en el Espíritu Santo.
 Verificar si el discípulo necesita consejería familiar.
 Ayudar al discípulo a ser un miembro activo.
 Encontrar nuevos discípulos y reiniciar el manual
individualmente o en grupos.

Metas - Tema 12 – La Visión


 Definir un lugar y tiempo para seguir haciendo el
manual con otro discípulo.
 Llenar el Certificado para entregar a la iglesia y
reconocer al nuevo Ananías.

Dentro de una semana, ambos tienen que comenzar a


discipular a otra persona. El Ananías tiene la función de asistir
a su discípulo en la transición de ser ahora un Ananías. Este es
el tiempo crítico. Si los dos llegan a tener nuevos discípulos,
el manual ha sido un éxito y han llegado a la meta de
multiplicarse.

¡Felicidades! – No olviden llenar los últimos datos en la


“Hoja de Progreso” y directamente discipular a otras
personas.

51
Compromiso
Hoy: _____________de_________Del:______
Día Mes Año
“Con la gracia de Dios voy a formar discípulos y dedicare
tiempo semanalmente para avanzar con los temas del manual
con ellos. Así, juntos a los nuevos Ananías presentaremos el
Evangelio de Jesucristo a todas las personas en el mundo
entero.”

________________________________

Firma

52
Hoja de Progreso
Mi Primer Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Segundo Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Tercer Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Cuarto Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Quinto Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Sexto Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Septimo Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Octavo Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Noveno Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías
Hoja de Progreso
Mi Decimo Discípulo
Nombre Discípulo

Apellidos

Estado Civil

Teléfono

Celular

Correo Electrónico

Supervisión de Avance
Tema Fecha Observación

10

11

12

Requisitos para Certificado Fecha Observación


Salvación
Bautizado en Agua
Bautizado en el Espíritu Santo
Información para el Liderazgo Comentarios
Necesita consejería familiar
Nuevo miembro de la iglesia

La Multiplicación de Ananías

También podría gustarte