Está en la página 1de 6

CASO CLINICO METABOLICAS: HIPOFOSFATEMIA.

Historia clínica.

Establo lechero en Chalco Edo. de México al pie de los volcanes con 400 vacas en
ordeño con un promedio en línea de 28 litros. La alimentación que reciben es con base a
alfalfa y concentrado durante todo el año. No se suplementa con sales minerales. Los
parámetros reproductivos están por debajo de lo establecido, siendo notorios los
problemas de infertilidad. Se vacuna contra todas las enfermedades infecto-contagiosas.

Signos clínicos.

En general el hato presenta retraso en el reestablecimiento de la actividad ovárica


posparto, incremento en el intervalo parto- primera inseminación, aumento en el número
de servicios por concepción, aumento en los días abiertos y un intervalo entre partos
prolongado. A la palpación transrectal del aparato reproductor, de 15 vacas vacías, en 7
de ellas los ovarios se encuentran sin estructuras.
A través de la anamnesis se obtiene el antecedente de una vaca que presentó
hemoglobinuria después de su tercer parto.
Diagnóstico diferencial.

Hipofosfatemia: Las manifestaciones clínicas de una deficiencia de fósforo solo se


pueden presentar después de varios meses de ingestión insuficiente. Los primeros signos
que se observan son un desarrollo pobre, pelo hirsuto, producción de leche disminuida y
parámetros reproductivos disminuidos. La mayoría de los animales del hato están
afectados.

Después se puede presentar “Pica”, incluyendo osteofagia con posibles complicaciones


de Botulismo y Reticulitis Traumática.

Las manifestaciones agudas de la deficiencia de Fósforo son raras. Postración debida a


una aparente debilidad sin hemólisis o letargia se ve ocasionalmente en vacas lecheras
al final de la gestación o al inicio de la lactación. Hemólisis intravascular con
hemoglobinuria también puede ocurrir en el ganado lechero en el posparto.

Leptospirosis: Enfermedad infecciosa de todas las especies, causada por Leptospira


interrogans. En bovinos las principales serovariedades son Hardjo bovis y pomona. En
ganado adulto los síndromes comunes son tormenta de abortos o una infección
subaguda febril. En becerros se presenta como una anemia hemolítica aguda con
ictericia y hemoglobinuria y una nefritis intersticial.

Hemoglobinuria bacilar:
Hemoglobinuria bacilar, enfermedad aguda con una toxemia altamente fatal, causada
por Clostridium haemolyticum C. (novyi Tipo D). Se caracteriza por hemoglobinuria,
ictericia y muerte súbita, encontrándose a la necropsia grandes infartos aislados en el
hígado.
Las enfermedades en las cuales toxinas bacterianas causan hemólisis intravascular, son
hemoglobinuria bacilar y leptospirosis.
Con base a la historia y signos clínicos, diga su diagnóstico.

Leptospirosis.

Hipofosfatemia.

Hemoglobinuria bacilar.

Diagnóstico.

El diagnóstico de la deficiencia de fósforo puede ser difícil y a menudo requiere de la


exclusión de otras causas de deficientes parámetros reproductivos y pobre actividad
reproductiva, incluyendo desnutrición calórica-protéica, deficiencia de selenio y
parasitismo. El análisis del alimento con particular énfasis en el contenido y forma del
fósforo, es el camino más directo para diagnosticar una deficiencia. En los síndromes
crónicos de deficiencia, las concentraciones séricas están bajas.
Tratamiento.

a) Fosfato monosódico o fosfato ácido de sodio por vía intravenosa para corregir
rápidamente la hipofosfatemia (DOSIS). Suplementos minerales con fósforo de
alta biodisponibilidad en la dieta diaria.

b) Administración por vía endovenosa de un producto comercial conteniendo la sal


sódica del ácido dimetil-aminometilfenil-fosfinoso 10 ml.

c) Administración endovenosa de 500 ml. de borogluconato de calcio e hipofosfito


de magnesio 500ml.
Que medidas de prevención implementaría.

a) La mejor forma de prevenir la deficiencia de fósforo, es asegurando una


ingestión dietaria adecuada. Las recomendaciones varían con el área, edad y la
función zootécnica del animal. Manteniendo por lo menos 0.042% de fósforo
dietario en ganado lechero, parece adecuado para prevenir la enfermedad aguda
en la mayoría de los hatos. La tasa de calcio: fósforo en la dieta, no debe ser
menor de 2:1.

b) Suplementación de niveles bajos en calcio para equilibrar la relación calcio:


fósforo y administración de fósforo en el agua de bebida durante el periodo seco.

c) Disponibilidad permanente de saladeros conteniendo sal de mina y


administración de tequezquite, a razón de 50 g/cabeza/día.

También podría gustarte