Está en la página 1de 2

ARTICULO 25.

 El trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la
especial protección del Estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.

ARTICULO 25. El trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la
especial protección del Estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.

ARTICULO 26. Toda persona es libre de escoger profesión u oficio. La ley podrá exigir títulos de idoneidad.
Las autoridades competentes inspeccionarán y vigilarán el ejercicio de las profesiones. Las ocupaciones,
artes y oficios que no exijan formación académica son de libre ejercicio, salvo aquellas que impliquen un
riesgo social.

Las profesiones legalmente reconocidas pueden organizarse en colegios. La estructura interna y el


funcionamiento de éstos deberán ser democráticos.

La ley podrá asignarles funciones públicas y establecer los debidos controles.

Artículo 48. La Seguridad Social es un servicio público de carácter obligatorio que se prestará bajo
la dirección, coordinación y control del Estado, en sujeción a los principios de eficiencia,
universalidad y solidaridad, en los términos que establezca la Ley.

La Seguridad Social podrá ser prestada por entidades públicas o privadas, de conformidad con la
ley.

Artículo 53.

El Congreso expedirá el estatuto del trabajo. La ley correspondiente tendrá en cuenta por lo
menos los siguientes principios mínimos fundamentales: Igualdad de oportunidades para los
trabajadores; remuneración mínima vital y móvil, proporcional a la cantidad y calidad de trabajo;
estabilidad en el empleo; irrenunciabilidad a los beneficios mínimos establecidos en normas
laborales; facultades para transigir y conciliar sobre derechos inciertos y discutibles; situación más
favorable al trabajador en caso de duda en la aplicación e interpretación de las fuentes formales
de derecho; primacía de la realidad sobre formalidades establecidas por los sujetos de las
relaciones laborales; garantía a la seguridad social, la capacitación, el adiestramiento y el descanso
necesario; protección especial a la mujer, a la maternidad y al trabajador menor de edad. El Estado
garantiza el derecho al pago oportuno y al reajuste periódico de las pensiones legales. Los
convenios internacionales del trabajo debidamente ratificados, hacen parte de la legislación
interna. La ley, los contratos, los acuerdos y convenios de trabajo, no pueden menoscabar la
libertad, la dignidad humana ni los derechos de los trabajadores

el articulo 53 no manifiesta cuales son los principios mínimos laborales que debe tener un
trabajador, así vemos como se regula la estabilidad en el empleo, el principio de
favorabilidad, de primacía de la realidad sobre las formas, la capacitación, el descanso, la
protección especial a la mujer en la maternidad y a los menores de edad, entre otros, dichas
garantía deben estar previstas en el código sustantivo del trabajo. Igualmente, este artículo
manda acatar los tratados internacionales del trabajo que hagan parte de la legislación
interna, como una garantía amplia de protección, desde el espectro normativo nacional e
internacional.

El 25 consagra que el trabajo es un derecho y una obligación social y que toda


persona tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas. El artículo
37 reconoce el derecho de reunión, el 38 el de libre asociación y el 39 el
derecho tanto de trabajadores como de empleadores de formar organizaciones
sindicales.

 artículo 39  Constitucional  regula que los trabajadores y empleadores tienen derecho a


constituir sindicatos o asociaciones, sin intervención del Estado,

el artículo 55 garantiza el derecho de negociación colectiva para regular las relaciones


laborales, con las excepciones que señale la ley

artículo  56 garantiza el derecho de huelga, salvo en los servicios públicos esenciales
definidos por el legislador.

También podría gustarte