Está en la página 1de 3

1.

PROBLEMAS SOCIO-POLÍTICOS Y ECONÓMICOS EN LA FRONTERA

1.1 PROBLEMAS SOCIALES.

Esta crisis a ocasionado problemas de contrabando ya sea de alimentos o

combustibles, entre otros, también inmigración ilegal e inseguridad tanto en Colombia como

en Venezuela, como la presencia de la guerrilla, el narcotráfico y varias bandas criminales,

un alto porcentaje de desempleo y muy pocos servicios básicos para las familias.

La mayor parte del contrabando que ingresa por la Guajira, estos negocios que

surgen por la frontera para ser distribuidos por distintos lugares y así mismo cada parte de la

frontera Colombia-Venezuela tiene su propia problemática.

1.2. PROBLEMAS POLÍTICOS.

Uno de los mayores problemas políticos es el número de deportados del país vecino

Venezuela por el cierre de la frontera por parte del presidente Nicolás Maduro.

Claramente la situación ha empeorado cada vez más por el cierre de la frontera, el

presidente de Colombia Juan Manuel Santos ha tratado de dialogar con Nicolás Maduro

para llegar a un acuerdo o a una solución de forma directa, algo que hasta el momento no se

ha podido dar.

Por otra parte, Venezuela ha sido un socio importante para Colombia y ha logrado

ser relevante por una parte en el proceso de Paz en la Habana con las FARC.

En pocas palabras la crisis humanitaria, se aleja cada vez más de poder mejorarse.
1.3. PROBLEMAS ECONOMICOS.

En nuestro país vecino Venezuela se ve el poco movimiento comercial y una muy

escasa actividad empresarial, ya que el sector empresarial y comercial la mayor parte de las

empresas cerraron debido a la situación económica, provocando un gran desempleo, la

calidad de vida de los habitantes de la frontera ha desmejorado cada día, la mayor parte de

los que se mantienen con ingresos para sobrevivir son los transportadores de gasolina de

contrabando de Venezuela a Colombia.

Podemos apreciar que el contrabando cada día está afectando más el tema de la

seguridad, una gran parte cultural de Cúcuta y como también social.

Una de las formas de subsistir para algunos de los venezolanos es vendiendo el

cabello para así poder alimentarse y alimentar a su familia, que para muchas mujeres con el

dolor del alma han tenido que cortárselo porque no encuentran una forma de poder

conseguir dinero para sobrevivir.

Mientras no mejore la situación económica el hambre y la desolación seguirán,

muchos venezolanos tienen la esperanza de un cambio político como el referendo o la

revocatoria presidencial, algo que en Venezuela aún está descartado.