Está en la página 1de 37

NATURALEZA Y ALCANCE DEL SISTEMA DE TESORERÍA Y CRÉDITO

PÚBLICO.

EL SISTEMA DE TESORERÍA

Conjunto de órganos, normas, procedimientos, técnicas e instrumentos


orientados a la administración de los fondos públicos, en las entidades y
organismos del Sector Público, cualquiera que sea la fuente de financiamiento
y uso de los mismos.

Según la ley orgánica de administración financiera y control, loafyc:

El sistema comprende todos los componentes del proceso de percepción,


depósito y colocación de los recursos financieros públicos a disposición de las
entidades y organismos del sector público, para la cancelación oportuna de sus
obligaciones, y de utilización de dichos recursos, de acuerdo a los planes y
presupuestos correspondientes.

El componente de Tesorería establecerá una administración eficiente, efectiva 
y transparente de los recursos financieros públicos de la Cuenta Única del Tes
oro Nacional, para responder a las necesidades de pago que demanda el
Presupuesto General del Estado.

Objetivos.- Sus objetivos principales son:

1. Programar el flujo de los recursos financieros públicos;

2. Establecer las necesidades de financiamiento por medio de préstamos,


emisión de bonos y otros mecanismos;

3. Captar oportunamente todos los ingresos tributarios y no tributarios y obtener


los recursos provenientes de las operaciones de crédito público;

4. Depositar inmediatamente, en los depositarios oficiales, los recursos


financieros obtenidos;

5. Administrar los recursos financieros de manera eficiente, efectiva y


económica;

6. Asegurar el óptimo rendimiento de los recursos financieros, temporalmente


no necesarios, mediante su inversión a corto plazo;
7. Garantizar la disponibilidad de los recursos financieros necesarios en
períodos de insuficiencia temporal, por medio de préstamos u otras
operaciones de crédito a corto plazo;

8. Poner a disposición de las entidades y organismos del sector público los


recursos financieros del Gobierno Nacional, con oportunidad y de acuerdo con
las necesidades preestablecidas, para la cancelación de sus obligaciones
legalmente exigibles; y,

9. Asegurar en las entidades y organismos del sector público, autofinanciados o


con autonomía financiera, la adecuada programación del flujo de recursos
financieros y la racional administración de los mismos.

COMPONENTES DE TESORERÍA

El Sistema de Tesorería comprende todos los siguientes componentes:

1. Universalidad

El subsistema de Tesorería se referirá al total de las disponibilidades de


recursos financieros y de su utilización.

UNIVERSALIDAD DE LOS RECURSOS

 Los recursos que por cualquier concepto obtengan, recauden o reciban


las entidades y organismos que conforman el Presupuesto General del
Estado son recursos públicos, por lo que su uso no podrá ser
determinado directamente por aquellas entidades u organismos.
 Se exceptúan los recursos fiscales generados por las instituciones, los
mismos tendrán una reglamentación específica.
 Los pres asignaciones constitucionales deberán constar cada año de
manera obligatoria como asignaciones de gasto en el PGE.
 El estado garantizará la entrega oportuna de las asignaciones
específicas e ingresos permanentes y no permanentes para los
Gobiernos Autónomos Descentralizados. El ente rector de las Finanzas
Públicas, en casos de fuerza mayor, podrá anticipar las transferencias a
los Gobiernos Autónomos, dentro del mismo ejercicio fiscal.
 En la proforma del PGE deberá constar como anexo los justificativos de
ingresos y gastos; así como las estimaciones de gasto tributario,
subsidios, pre asignaciones, pasivos contingentes, gastos para cierre de
brechas de equidad, entre otros.
2. Unidad

El subsistema de Tesorería se construirá bajo criterios uniformes que permitan


la estandarización de todas las fases del proceso.

3. Equilibrio

El subsistema de Tesorería debe guardar un balance entre las fuentes de


disponibilidades de fondos y su utilización.

4. Flexibilidad

El subsistema de Tesorería se orientará a la administración eficiente de los


recursos, susceptible de modificaciones para adaptarla a las circunstancias que
imponga su ejecución.

PROGRAMACIÓN DE CAJA

Determina las operaciones de ingresos y gastos públicos que afectan al saldo


de caja del tesoro nacional y a los movimientos de la deuda pública para cubrir
obligaciones y la liquidez necesaria.

La Programación de Caja es el instrumento con el que se establece la previsión


calendarizada de las disponibilidades efectivas de fondos y de su
correspondiente utilización en concordancia con la programación de la
ejecución presupuestaria.

OBJETIVOS DE LA PROGRAMACIÓN DE CAJA

 La finalidad fundamental de la Programación de Caja es compatibilizar la


programación presupuestaria anual en función de las disponibilidades.
 Identificar la necesidad de financiamiento del Tesoro en el corto plazo,
analizar las fuentes alternativas de financiamiento y concretar lo más
conveniente a los intereses del Estado Ecuatoriano para cubrir el déficit
de caja.
 Anticipar la existencia de eventuales excedentes de caja, evaluar las
posibilidades de inversiones temporales y concretar las más
convenientes para el Tesoro Nacional.

ESTRUCTURA

A la unidad responsable del Tesoro Nacional, le corresponde elaborar la


Programación de Caja del Presupuesto General del Estado.

La periodicidad de la Programación de Caja responderá a los requerimientos


de la unidad responsable del Tesoro Nacional, pudiendo ser diaria, semanal,
quincenal, mensual, cuatrimestral y anual.

El flujo de los ingresos esperados se realizará sobre la base de la estimación


de la recaudación suministrada por el SRI, CAE, DNH, Banco Central del
Ecuador, Instituciones (Autogestión) y la unidad responsable de la
administración de la deuda pública.

El flujo de egresos esperados se realizará sobre la base de la programación de


devengo de los gastos corrientes, de capital e inversión que informe la unidad
responsable de los presupuestos públicos y de la programación de deuda
pública que informe la unidad responsable de la administración de la deuda
pública.

Dentro de la programación de caja los ingresos estarán desglosados a nivel de


ítem-fuente y los egresos a nivel de grupo-fuente.

Sobre la base de la programación anual de caja, se definen las cuotas


cuatrimestrales de compromiso que servirán para la definición de las cuotas
mensuales de devengo que constituye el techo de gasto para el respectivo
mes.

A estos se incluirán los movimientos no presupuestarios que afecten las


disponibilidades de caja.
La programación de caja que proponga la unidad responsable del Tesoro
Nacional se pondrá a consideración del Comité de las Finanzas Públicas que
será responsable de su aprobación.

Contando con la aprobación de la instancia superior, la unidad responsable del


Tesoro Nacional ejecutará la programación de caja establecida.

De no contar con las disponibilidades suficientes, la unidad responsable del


Tesoro Nacional utilizará los mecanismos de financiamiento que le permite la
ley, a efectos de garantizar el cumplimiento total de las obligaciones
generadas.

De generarse superávits temporales de caja, la unidad responsable del Tesoro


Nacional, podrá invertirlos a corto plazo, asegurando su óptimo rendimiento.

Mensualmente se realizará la evaluación de la ejecución de caja que será


puesta en conocimiento del Comité de las Finanzas Públicas como responsable
de la aprobación de la Programación de Caja.

REPROGRAMACIÓN DE CAJA

La programación de caja podrá ser modificada en función de la evaluación de


los ingresos efectivamente recaudados, para que en lo posible se garantice el
cumplimiento de las cuotas aprobadas, misma que será aprobada por el
Comité de las Finanzas Públicas.
Gestión de la recaudación

La gestión de la recaudación comprende los procesos que permiten que los


recursos, producto de los derechos generados por conceptos de impuestos,
tasas y contribuciones; los generados por las entidades del Presupuesto
General del Estado (autogestión) y los provenientes del financiamiento interno
y externo se depositen en las cuentas de recaudación de las entidades y que
estos recursos finalmente sean trasladados a la Cuenta Corriente Única del
Tesoro Nacional, de acuerdo a lo dispuesto en el art. 163 del Código Orgánico
de Planificación y Finanzas Publicas.

Para optimizar esta gestión es necesario contar con mecanismos que permitan
el intercambio de información con los recaudadores, así como con el Banco
Central del Ecuador.

El registro de la recaudación debe estar integrado con la contabilidad y el


presupuesto, así como con los módulos de facturación, financiamiento público,
especies valoradas y transferencias.

Programación Financiera

La programación financiera comprende la generación de diferentes escenarios


de ingresos y egresos futuros, identificando la estacionalidad de los mismos,
para distintos periodos de tiempo (anual, mensual, diaria), que sirvan para
identificar los posibles déficits o superávits de la caja fiscal.

Para elaborar estos escenarios se debe contar con información histórica,


supuestos macroeconómicos, información de los entes encargados de la
recaudación y las necesidades de las instituciones.

Por esta razón, en este componente se debe considerar herramientas que


permitan realizar proyecciones y simulaciones, agregar pedidos de las
instituciones, estructura la programación considerando los ingresos y egresos
para determinar la situación de la caja fiscal.

Finalmente debe permitir realizar el seguimiento para detectar las desviaciones


de la programación en relación con lo realmente ejecutado.

Flujos de la Cuenta Corriente Única

El modelo de Cuenta Única está basado en el principio de mantener una sola


cuenta (o unas pocas) en el Banco Central del Ecuador, en la cual se acrediten
todos los recursos que financian el Presupuesto General del Estado y que los
recursos disponibles únicamente sean debitados de esta cuenta, cuando se
haya generado la obligación y se deba transferir los fondos a los beneficiarios
finales.

La operación eficiente de este modelo implica que el Tesoro Nacional, similar a


lo que ofrece una entidad bancaria, mantenga cuentas individuales para sus
clientes que son las entidades que conforman el Presupuesto General del
Estado, de tal manera de poder contar con información detallada de cada una
de las transacciones realizadas y que afectaron a sus disponibilidades (cuenta
de bancos), así como de los saldos que pueden utilizar.

Gestión de Giros y Transferencias

Las entidades que forman parte del Presupuesto General del Estado realizarán
los pagos de sus obligaciones legalmente exigibles, de acuerdo a los límites
establecidos en la programación financiera y la disponibilidad de la Cuenta
Corriente Única.
Todos los pagos realizados por las entidades que conforman el Presupuesto
General del Estado deben ser consolidados por el Tesoro Nacional como
administrador de la Cuenta Única, para ser enviados al Banco Central del
Ecuador, que como Administrador del Sistema Nacional de Pagos, debe
acreditar los recursos en las cuentas de los beneficiarios finales.

Las entidades al momento de elaborar los pagos deben considerar diferentes


formas de pago: transferencias en efectivo, títulos valores, débito automático,
compensaciones, etc. De la misma manera, los beneficiarios pueden tener
cuentas en el sistema financiero nacional o internacional.

Por estos motivos, dentro de este componente se debe considerar la


comunicación en línea con el administrador del Sistema Nacional de Pagos con
la posibilidad de intercambiar grandes volúmenes de información.

También se debe considerar el seguimiento a los pagos, para conocer su


estado e informar a los beneficiarios a través de distintos canales: consultas en
la página web, correo electrónico, mensajes de texto, etc.

Finalmente se debe considerar la relación con el presupuesto y la contabilidad,


en primer lugar para tener la información de las obligaciones legalmente
exigibles y para generar la información que se debe enviar a estos subsistemas
para reflejar los pagos realizados.

Administración del Sistema Único de Cuentas

El Sistema Único de Cuentas está conformado por la Cuenta Única del Tesoro
Nacional y las cuentas especiales. También se debe considerar las cuentas
que las entidades mantienen en los recaudadores que pueden ser nacionales o
internacionales y su relación con la Cuenta Única.

El Tesoro Nacional como responsable de la administración de la cuentas debe


tener la posibilidad de relacionarse con el Banco Central del Ecuador de
manera de poder crear, modificar y eliminar cuentas bancarias, así como
conocer al detalle los movimientos de cada una de las cuentas a través de la
recepción de estados bancarios.

Gestión de la Liquidez

La gestión de la liquidez constituye una actividad esencial dentro del


subsistema de tesorería ya que permite facilitar la gestión presupuestaria de las
instituciones para lograr los objetivos y metas planteados.

La gestión de la liquidez y la programación financiera están fuertemente


relacionadas ya que se tiene prever la disponibilidad de recursos de tal manera
que se cumplir oportunamente con las obligaciones. En caso de detectar
deficiencias temporales de la caja, tomar las acciones necesarias para financiar
estos déficits considerando las posibilidades que tiene el Tesoro Nacional de
acuerdo a la normativa vigente. De la misma manera, se debe contemplar la
posibilidad de identificar excedentes de caja para invertirlos de forma rentable o
disminuir la necesidad de endeudamiento.

Administración de Clientes y Beneficiarios

Para operativizar el registro de las recaudaciones así como de los pagos, se


requiere disponer de la información de los clientes y beneficiarios así como de
sus cuentas bancarias.

Al momento de registrar esta información es necesario tener la mayor certeza


posible de que los datos son correctos, por lo tanto se requiere validar esta
información en línea con diferentes actores externos que tienen el control sobre
la información de personas naturales y jurídicas, funcionarios públicos,
ciudadanos, etc.

Extinción de obligaciones

Como parte de la administración eficiente de la caja se debe considerar la


extinción de obligaciones entre entidades del Sector Público, para lo cual se
requiere en primer lugar disponer de la información financiera que permita
identificar deudas reciprocas entre dos o más entidades del Estado, conminar a
las instituciones para que suscriban el convenio de extinción y hacer el
seguimiento para que se cumpla con este proceso hasta llegar al registro
contable.
Deudores del Estado

Para salvaguardar los intereses del estado se debe tener la posibilidad de


intercambiar información con diferentes entidades, las cuales tienen la
capacidad legal de determinar obligaciones a las personas naturales o
jurídicas, de esta manera cuando una de estas personas sea beneficiaria de
recursos por tener relación con algunas de las entidades del Presupuesto
General del Estado, poder recuperar los recursos adeudados.

Custodia de Valores

La custodia de valores, desde la perspectiva del subsistema de tesorería


comprende la recepción de los mismos a través de los responsables
institucionales de su aceptación, el registro y la devolución una vez que se
hayan cumplido con los requisitos necesarios, con la posibilidad de que en
algunos casos estos valores que están en custodia pase a formar parte del
patrimonio institucional.

Fideicomisos

La normativa vigente, prevé la posibilidad de que las empresas públicas e


instituciones financieras públicas y en casos excepcionales otras entidades del
sector público, gestionen recursos a través de fideicomisos, previa la
autorización del ente rector de las finanzas públicas.

Por esta razón, se debe considerar funcionalidad que permita llevar el control
de los fideicomisos, que debe abarcar, la autorización para su apertura, el
registro de los recursos entregados, el seguimiento de resultados y al final de la
gestión la recepción de los resultados obtenidos y los recursos que no hayan
sido utilizados, dependiendo del tipo de entidad que haya constituido el
fideicomiso.

CUENTAS EN EL DEPOSITARIO OFICIAL DE LOS FONDOS PÚBLICOS

Las cuentas aperturadas en el Depositario Oficial de los Fondos Públicos


serán: la Cuenta Corriente Única del Tesoro Nacional y sus auxiliares, las
cuentas exclusivas que reciben desembolsos de préstamos y donaciones del
exterior, las cuentas de las empresas públicas, de la Contraloría General del
Estado y la cuenta CEREPS (Cuenta Especial de Reactivación Productiva y
Social). 

OBLIGATORIEDAD

Toda entidad y organismo del Sector Público mantendrá en el depositario oficial


de los fondos públicos sus saldos disponibles en una o las cuentas que fueren
necesarias en función de los requerimientos que demande el eficiente manejo
financiero o lo requiera el proceso de descentralización y desconcentración. En
consecuencia ninguna institución pública podrá aperturar cuentas fuera del
depositario oficial de los fondos públicos. Sólo en los casos que por
circunstancias geográficas y tecnológicas no sea factible mantener una cuenta
en el depositario oficial, la unidad responsable del Tesoro Nacional autorizará
la apertura en el Banco Nacional de Fomento. La facultad para disponer la
apertura de una Cuenta en el depositario oficial corresponde a la unidad
administrativa responsable del Tesoro Nacional en el Ministerio encargado de
las finanzas públicas.

SISTEMA ÚNICO DE CUENTAS

El Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, define que el Sistema


Único de Cuentas está conformado por: la Cuenta Única del Tesoro Nacional;
las Cuentas de los gobiernos autónomos descentralizados; las cuentas de la
Seguridad Social; las cuentas de las empresas públicas; y, las cuentas de la
banca pública. Todo organismo, entidad y dependencia del Sector Público no
Financiero, con goce o no de autonomía económica y/o presupuestaria y/o
financiera, deberá acreditar la totalidad de recursos financieros públicos que
obtenga, recaude o reciba de cualquier forma a las respectivas cuentas
abiertas en el Banco Central del Ecuador. La Constitución de la República,
establece que el Presupuesto General del Estado (Gobierno Central y
Universidades) se gestionará a través de la Cuenta Única del Tesoro Nacional
(CUTN) abierta en el Banco Central del Ecuador (BCE), con las subcuentas
correspondientes.

Los ingresos de cualquier fuente se depositarán en la Cuenta Corriente Única


del Tesoro Nacional, abierta en el depositario oficial de los fondos públicos.
Su utilización dispondrá el Ministro encargado de las finanzas públicas y, por
delegación, el responsable del tesoro nacional.

Banca Pública

Los recursos públicos se manejarán a través de la banca pública, considerando


en lo pertinente, las respectivas normas técnicas y las capacidades de gestión
de las entidades

Que conforman la banca pública. El cobro, pago o transferencia de dichos


recursos se podrá realizar a través de otras entidades financieras.

TIPOS DE CUENTAS DENTRO DEL SISTEMA ÚNICO DE CUENTAS

Dentro del Sistema Único de Cuentas se han creado diferentes tipos de


cuentas, que permiten tener una clara identificación del origen de los recursos.

 Cuenta Única (CU): Cuenta exclusiva para el manejo del Tesoro Nacional,
en la que se acreditan los recursos que alimentan el Presupuesto General del
Estado

 Cuenta de Registro (CR): Prevista para las entidades de Gobierno Central y


Universidades. En esta cuenta se acreditan los valores que ingresan a la
institución por autogestión o por devolución, depositados a través de la Cuenta
Recolectora o transferencia electrónica interbancaria. Esta cuenta es de
balance cero.

 Transferencias Exclusivas (TE) y Donación Nacional (DN): Cuentas


previstas para donaciones de organismos internacionales (TE) y organismos
nacionales (DN)

 Créditos Externos (CX) y Créditos Nacionales (CN): Cuentas previstas


para créditos otorgados por organismos internacionales (CX) u organismos
nacionales (CN)

 Transferencias (TR): Cuentas previstas para la mantención de valores


pertenecientes a gobiernos autónomos descentralizados, empresas públicas y
financieras públicas.
 En Divisas (DI): Cuentas donde se acreditan valores provenientes del
exterior en divisas distintas al dólar norteamericano.

 Fondos de terceros (FT): Cuentas previstas para depósitos de terceros.


Valores que se mantienen temporalmente hasta la emisión de sentencia de
juez competente, resolución institucional, identificación del beneficiario final,
etc.

 IESS ÚNICA (IU) y Transferencias IESS (TI): Cuentas para el manejo de los
recursos de la Seguridad Social

GESTIÓN Y ACREDITACIÓN DE LOS RECURSOS PÚBLICOS.

El Presupuesto General del Estado se gestionará a través de la Cuenta Única


del Tesoro Nacional abierta en el depositario oficial que es el Banco Central del
Ecuador, con las subcuentas que el ente rector de las finanzas públicas
considere necesarias.

Para el manejo de los depósitos y créditos de las empresas públicas, gobiernos


autónomos descentralizados y las demás que correspondan, se crearán
cuentas especiales en el Banco Central del Ecuador.

Todo organismo, entidad y dependencia del Sector Público no Financiero, con


goce o no de autonomía económica y/o presupuestaria y/o financiera, deberá
acreditar la totalidad de recursos financieros públicos que obtenga, recaude o
reciba de cualquier forma a las respectivas cuentas abiertas en el Banco
Central del Ecuador.

La salida de recursos de la Cuenta Única del Tesoro Nacional se realizará


sobre la base de las disposiciones de los autorizadores de pago de las
entidades y organismos pertinentes y del ente rector de las finanzas públicas.
Dicha salida de recursos se efectuará cuando exista obligaciones de pago,
legalmente exigibles, debidamente determinadas por las entidades
responsables correspondientes, previa afectación presupuestaria o registro
contable.

Se faculta a las entidades y organismos del sector público a gestionar anticipos


a través de varios desembolsos, a gestionar proyectos a través de fondos a
rendir cuentas, entre otros mecanismos; para lo cual el ente rector de las
finanzas públicas emitirá la normativa correspondiente.

No se aplicará el sigilo bancario a los recursos de las entidades del sector


público, con excepción de los créditos otorgados por la banca pública a favor
de personas jurídicas de derecho privado.

La Tesorería de la Nación ordenará el reintegro inmediato a la Cuenta Única


del Tesoro Nacional, de los recursos de las entidades públicas que violen el
artículo 299 inciso tercero de la Constitución, sin perjuicio de las
responsabilidades administrativas, civiles y penales, a que hubiere lugar.

La República del Ecuador previa autorización del Ente Rector de las Finanzas
Públicas, podrá aperturar y mantener en el exterior, cuentas de depósito fijo o a
la vista, para gestionar, conceder o realizar pagos, endeudamiento, inversión e
interés de seguridad.

Rendimientos.

Los rendimientos que se generen de las inversiones de la Cuenta Única del


Tesoro Nacional se restituirán a esa cuenta en su totalidad, salvo las
comisiones pertinentes que autorice el ente rector de las finanzas públicas
dentro de las operaciones financieras. Estos recursos no formarán parte de los
ingresos del Banco Central del Ecuador.

Por su naturaleza las transacciones que se generen de la Cuenta Única del


Tesoro Nacional están exentas de todo tipo de retención incluidas las
tributarias.

Fondos de reposición.

Las entidades y organismos del sector público pueden establecer fondos de


reposición para la atención de pagos urgentes, de acuerdo a las normas
técnicas que para el efecto emita el ente rector de las finanzas públicas. La
liquidación de estos fondos se efectuará dentro del ejercicio fiscal
correspondiente.

Manejo de la liquidez.
El ente rector de las finanzas públicas manejará y administrará los excedentes
de liquidez de la Cuenta Única del Tesoro Nacional de conformidad con las
normas técnicas que emita para el efecto.

Excedentes.

Todos los excedentes de caja de los presupuestos de las entidades del


Presupuesto General del Estado, al finalizar el año fiscal se constituirán en
ingresos de caja del Presupuesto General del Estado del siguiente ejercicio
fiscal

Los excedentes de caja de los gobiernos autónomos descentralizados que se


mantengan al finalizar el año fiscal se constituirán en ingresos caja del
siguiente ejercicio fiscal.

Inversión de recursos financieros públicos en el extranjero.

Cualquier inversión de recursos financieros públicos en el extranjero sólo podrá


realizarse previa autorización del ente rector de las finanzas públicas.

La inversión y operación de los activos internacionales de inversión del Banco


Central del Ecuador, incluyendo la Reserva Internacional de Libre
Disponibilidad, se realizarán sin autorización previa.

Especies valoradas.

El ente rector de las finanzas públicas, es el único organismo que autoriza la


emisión y fija el precio de los pasaportes y más especies valoradas de los
organismos, entidades y dependencias del Sector Público no Financiero, a
excepción de aquellas emitidas por los gobiernos autónomos descentralizados,
las entidades de seguridad social y las empresas públicas.

Los costos por emisión y los ingresos por la venta de las especies valoradas
deberán constar obligatoriamente en los presupuestos. Ningún organismo,
entidad o dependencia del sector público no financiero sujetas al ámbito de
aplicación del presente código podrá cobrar tarifa alguna por la venta de bienes
y servicios sin que medie la comercialización de especies valoradas, la factura,
nota de venta u otros instrumentos autorizados para el efecto.

Sentencias.
Las entidades y organismos del sector público deberán dar cumplimiento
inmediato a las sentencias ejecutoriadas y pasadas en autoridad de cosa
juzgada, y si implican el egreso de recursos fiscales, dicha obligación se
financiará con cargo a las asignaciones presupuestarias de la respectiva
entidad u organismo, para lo cual si es necesario se realizarán las reformas
respectivas en el gasto no permanente. Los recursos de la Cuenta Única del
Tesoro son inembargables y no pueden ser objeto de ningún tipo de apremio,
medida preventiva ni cautelar.

Certificados de Tesorería.

El ente rector de las finanzas públicas, en el evento de presentarse deficiencias


temporales y/o para la optimización de la liquidez en la economía, podrá emitir
Certificados de Tesorería para financiar egresos permanentes o no
permanentes. Los Certificados de Tesorería, por su naturaleza, no obstante
constituir obligaciones de pago, no estarán sujetos, para su emisión, al trámite
y requisitos previstos para operaciones de endeudamiento público, excepto la
escritura pública de emisión cuyo contenido será establecido en las normas
técnicas. En ningún caso, el plazo para el pago efectivo de los certificados
podrá superar los 360 días.

Liquidación y extinción de obligaciones entre entidades del sector


público.

Cuando el ente rector de las finanzas públicas, establezca que entre dos o más
entidades del Estado, o el Estado con otras entidades pueden extinguirse
obligaciones existentes entre ellas, ya sea por haberse efectuado el pago,
operado la compensación o por condonación de la deuda, les conminará para
que en un plazo determinado suscriban obligatoriamente un convenio de
extinción de obligaciones. Para los efectos anotados, las entidades del Estado
observarán obligatoriamente las normas que expida el ente rector de las
finanzas públicas.

La liquidez del Sector Público.

Para el manejo integrado de la liquidez del Sector público, el Banco Central del
Ecuador en coordinación con el ente rector de las finanzas públicas, podrá
gestionar la liquidez de las cuentas creadas en dicha entidad, de conformidad
con el Reglamento de este Código. No se afectará la disponibilidad de recursos
de todas las entidades y organismos del sector público y su exigibilidad
inmediata

ADMINISTRACIÓN DEL SISTEMA ÚNICO DE CUENTAS:

El Ministerio de Finanzas, como ente Rector de las Finanzas Públicas, a través


de la Subsecretaría del Tesoro Nacional (STN), administra el Sistema Único de
Cuentas, por tanto, define su estructura, los tipos de cuentas, las
características e instruye al Banco Central del Ecuador el manejo de las
mismas, procurando con esto, armonizar: la ejecución del presupuesto, la
identificación de fuentes de financiamiento, el uso de la herramientas oficiales
para la administración de los recursos públicos y el uso de los aplicativos de
cobros y pagos suministrados por el Banco Central del Ecuador como
depositario oficial de los recursos públicos y agente financiero del Estado. La
autorización de apertura de cuentas institucionales que forman parte del
Sistema Único de Cuentas, excepto las de la Seguridad Social, la otorga la
Subsecretaría del Tesoro Nacional, mismas que por mandato de Ley, deben
mantenerse en el BCE.

LA ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS

La Tesorería de la Nación administra con eficiencia, eficacia y oportunidad los


recursos del Estado generados por impuestos, tasas y contribuciones, venta de
bienes y servicios, renta de inversiones y multas, donaciones, venta de activos
financieros, ingresos por la actividad hidrocarburífera, etc., pagando y
transfiriendo recursos a los beneficiarios y acreedores con oportunidad,
exactitud, eficiencia y calidad.

ADMINISTRACIÓN FINANCIERA DEL GOBIERNO NACIONAL

Art. 19.- Descripción.- La administración financiera del Gobierno Nacional


comprende el conjunto de actividades del Ministerio de Finanzas y de los
demás organismos de recaudaciones y pago, ordenadas a la gestión de los
recursos financieros.
Art. 20.- Dirección.- La dirección general de la administración financiera del
Gobierno Nacional corresponde al Presidente de la República, quien la ejercerá
por medio del Ministro de Finanzas y de los organismos previstos en la ley.

Art. 21.- Alcance.- La administración financiera del Gobierno Nacional incluye


las operaciones de presupuesto, determinación, recaudación, depósito,
administración, inversión, transferencia y registro de los recursos financieros.

Que el artículo 299 de la Constitución de la República del Ecuador dispone que


el Presupuesto General del Estado se gestionará a través de una Cuenta Única
del Tesoro Nacional abierta en el Banco Central del, con las subcuentas
correspondientes. En el Banco Central del Ecuador se crearán cuentas
especiales para el manejo de los depósitos de las empresas públicas y los
gobiernos autónomos descentralizados, y las demás cuentas que
correspondan. Los recursos públicos se manejarán en la banca pública, de
acuerdo con la ley. La ley establecerá los mecanismos de acreditación y pagos,
así como de inversión de recursos financieros. Se prohíbe a las entidades del
sector público invertir sus recursos en el exterior sin autorización legal; Que el
artículo 36 del Código Orgánico Monetario y Financiero establece como
funciones del Banco Central del Ecuador, entre otras, el operar el sistema
central de pagos y actuar como agente fiscal, financiero y depositario de
recursos públicos; Que el artículo 40 del Código Orgánico Monetario y
Financiero dispone que los depósitos del sector público que comprenden, los
recursos públicos de las instituciones, organismos y empresas del sector
público no financiero, se mantendrán en depósito en el Banco Central del
Ecuador de conformidad con las regulaciones que emita la Junta de Política y
Regulación Monetaria y Financiera. El mismo artículo, inciso segundo, manda
que las entidades del sistema financiero nacional participarán en la
recaudación de los recursos públicos a través de cuentas recolectoras a
nombre de las entidades públicas no financieras, de conformidad con las
regulaciones que expida la Junta de Política y Regulación Monetaria y
Financiera.

USO DE RECURSOS INGRESADOS A LAS CUENTAS DEL SISTEMA


ÚNICO DE CUENTAS
 Gobierno Central y Universidades: La salida de recursos de la CUTN y sus
subcuentas, se la realiza sobre la base de las autorizaciones de pago
generadas por las instituciones de Gobierno Central y Universidades, que son
consideradas en la programación de Caja del Tesoro Nacional. Debiendo
señalar que las instituciones para transaccionar utilizan la herramienta
informática oficial (e-SIGEF), y que previo pago deben cumplir con los procesos
de afectación al presupuesto y registros contable, mismos que se encuentran
relacionados, lo que posibilita mantener información financiera en línea. Las
autorizaciones de pago son consolidadas por la Subsecretaría del Tesoro
Nacional en formatos acordes a los requeridos por el BCE, los que son
enviados a través del Sistema de Pagos de esta entidad financiera, para
posibilitar el depósito a las cuentas personales o institucionales de los
beneficiarios finales, asegurando de esta manera el crédito el mismo día que
fue solicitado el pago.

 GADs, Empresas Públicas, Financieras Públicas e IESS: Las


transferencias se realizan a los Consejos Provinciales, Municipios y Juntas
Parroquiales (Gobiernos Autónomos Descentralizados –GADs-)

Para la utilización de los recursos estas entidades deben cumplir con los
registros presupuestarios, contables y de tesorería, debiendo señalar que para
el crédito en las cuentas de los beneficiarios cada entidad utiliza directamente
el Sistema de Pagos del Banco Central del Ecuador con afectación a las
cuentas que mantienen aperturadas en el BCE.

El Sistema de Crédito Público

El sistema de crédito público, siendo este es el conjunto de principio,


órganos, normas y procedimientos que regulan la celebración, ejecución
y administración de las operaciones de endeudamiento que realice el estado,
con el objeto de captar medios de financiamiento.

Las operaciones de crédito público comprenden:

a. El Conjunto de transacciones, individuales o colectivas, con acreedores


internos o externos, efectuadas a corto o largo plazo, basadas en contratos de
derecho público, en virtud de los cuales el Sector Público' obtiene recursos.
Sujetos a repago de acuerdo a las condiciones "que se establezcan en los
Contratos respectivos.

b. El Conjunto de transacciones, individuales o colectivas; que suponen la


transferencia, de créditos ya contratados a otras entidades del sector público,
establecidas en los Convenios Subsidiarios respectivos.

Objeto de las Operaciones de crédito público:

Las operaciones de crédito público tienen por objeto, obtención


de financiamiento interno o externo para llevar a cabo inversiones o gastos que
estimulen el desarrollo económico y social o para cubrir desequilibrios
financieros que presente el fiscal o atender casos de emergencia.

Deuda Pública

Es un instrumento que usan los estados para resolver el problema de la falta


puntual de dinero, por ejemplo:

 Cuando se necesita un mínimo de tesorería (dinero en caja) para


afrontar los pagos más inmediatos.

 Cuando se necesita financiar operaciones a medio y largo plazo,


fundamentalmente inversiones.

Según el tipo específico de problema, el Estado puede emitir (comprar o


vender) activos financieros como bonos, obligaciones o letras del tesoro, y de
esta forma atender los mayores gastos que no se pueden compensar con
los ingresos de la hacienda pública..

Clasificación de la Deuda Pública:

A efectos de la aplicación de las presentes Normas Básicas y para los fines de


la administración financiera gubernamental, la deuda pública, se clasifica en
interna y externa.

DEUDA EXTERNA

Deuda Pública Externa, es el conjunto de operaciones de crédito público que


generan pasivos contractuales desembolsados o por desembolsar que se
contraen con otro Estado u organismo internacional o con otra persona natural
jurídica sin residencia ni domicilio en indeterminado país, con el compromiso de
rembolsar el capital, con o sin intereses, o de pagar intereses, con o sin
reembolso de capital u otros gastos y comisiones que pudiesen generarse.

La historia de la deuda externa ecuatoriana se inicia antes de que el Ecuador


se constituyera en República. Es necesario distinguir en esta historia, dos
fases, la primera es la deuda de la independencia, desde los inicios del siglo
XIX. La segunda fase comprende el último cuarto del siglo XX, cuando Ecuador
se convierte en un rico exportador de petróleo, lo que llevó a instalar la idea del
boom petrolero, y continúa presente hasta la actualidad.2

Durante los peores momentos del siglo XX Ecuador tuvo que realizar enormes
esfuerzos presupuestarios que afectaron negativamente a su población. Para
pagar las obligaciones del endeudamiento externo, el país debía cumplir
ineludiblemente con las disposiciones de los organismos financieros
internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que
siempre exigían planes de ajuste estructural lo que llevaba inevitablemente a
priorizar las obligaciones financieras del Estado, en desmedro de las
obligaciones sociales para el pueblo ecuatoriano. Para Eloy Alfaro la deuda es
el Nudo gordiano de Ecuador ya que impedía el desarrollo económico y social
lastrado por los programas de ajuste estructural (paquetazos económicos)
provocados por el endeudamiento externo. El Presupuesto General del Estado
a lo largo de la vida republicana ha destinado altos porcentajes más del 50 %
en muchos momentos de su historia.

Siglo XIX

1800-1830 Las primeras deudas: independencia de Ecuador y la Gran


Colombia

A inicios del siglo XIX, los hijos de los españoles nacidos en América (criollos)
eran marginados del poder político, por lo que se comenzaron a gestar las
ideas libertarias del poder español. El proceso independentista requirió la
formación y el mantenimiento de un ejército, lo que demandó la inversión de
grandes cantidades de recursos económicos que se obtuvieron de aportes de
la población y de préstamos externos.
En esa época eran potencias mundiales: Francia, Inglaterra y los Estados
Unidos, quienes tenían sus propios intereses sobre las colonias españolas,
Francia estaba en guerra con España, Estados Unidos interesado en posponer
la libertad de los criollos y mestizos hasta que ellos pudieran beneficiarse y no
Inglaterra, los ingleses interesados en disminuir el poderío español en América.

En estas circunstancias, el primer empréstito se lo hizo fue a Inglaterra


inicialmente al 85% y en la práctica se lo hizo al 88.5%, con cobro de intereses
por adelantado, por lo que gran parte de 4TTdeudores que tuvieron que
someterse al pago de onerosas deudas.

Además, mucho del armamento se compró a precios altos y luego se vendió


como chatarra. La deuda externa de la independencia, además de los
empréstitos para las acciones libertarias; comprende también los recursos
gestionados en Europa por Bolívar y los dirigentes colombianos para consolidar
la independencia, proteger la agricultura y fomentar el desarrollo industrial de la
naciente república de Colombia, esta es la “deuda inglesa”.

Al finalizar el año de 1822, en que se concretó la independencia de lo que


había sido la Real Audiencia de Quito, y que posteriormente constituiría el
territorio de la República del Ecuador, la deuda arrojaba los siguientes saldos:

1970-1980 La paradoja de la exportación petrolera y el aumento de la


deuda

A inicios de la década de los 70, el boom petrolero cambió substancialmente la


estructura económica del país. A partir de 1972, la producción y
comercialización externa del petróleo toman impulso. Las condiciones del
mercado internacional propician una notable mejora en los términos de
intercambio dado el constante incremento del precio del crudo en el mercado
mundial, el cual, entre 1972 y 1980 ascendió de 2.5 a 35.2 dólares el barril.
Este período se da «durante el triunvirato militar encabezado por el
vicealmirante Alfredo Poveda, empezó el endeudamiento agresivo de la
Dictadura Militar, paradójicamente cuando nuestro país tenía una economía
boyante, producto de la explotación y exportación petrolera»

A nivel internacional, los bancos árabes tenían gran acumulación de dólares


«producto de la subida del precio del barril de petróleo (como consecuencia de
la conformación de la OPEP), y no supieron qué hacer con el excedente
monetario. En esa coyuntura, el asesor del Banco Central Saudita sugirió a los
bancos árabes colocar sus fondos en bancos de los Estados Unidos».

Durante la primera mitad de la década existió un endeudamiento moderado


debido a que la dictadura militar dispuso cautela para el endeudamiento
externo, pero esta actitud cambió en la segunda mitad de los años 70 regida
también por militares.

En 1975 se produjo un debilitamiento en la economía debido al incremento de


las importaciones y limitaciones a las exportaciones petroleras, el gobierno
adquirió nuevas deudas, lo que motivó el crecimiento desmesurado de la
deuda.

Entre 1970 y 1979 crece el endeudamiento público 12,41 veces, y el privado


crece 57,89 veces; por lo tanto, crece la sangría de recursos hacia el exterior.
Pago de la deuda inglesa

Para 1976, en la bonanza petrolera, y después de más de 160 años de su


contratación inicial, el país termina de cancelar la deuda inglesa convertida
luego en la del ferrocarril, cuando esta representaba 1.5 % del total, y su valor
equivalía a 3.2 millones de dólares. Se cancela esta deuda, pero se adquieren
nuevas deudas con el Fondo Monetario Internacional.

La década de los 80

Los años ochenta se inician con cambios importantes de orden político y


económico, estos son: el retorno en 1979 al régimen democrático y, el
agravamiento de los desequilibrios económicos que venían acumulándose
desde la década anterior.

A esto se sumó un contexto internacional desfavorable, caracterizado por:

1. La moratoria de la deuda externa mexicana y la imposibilidad de pago


de los compromisos financieros adquiridos por parte de los países en
desarrollo, que determinaron el cierre del financiamiento externo para
América Latina.

2. La elevación de las tasas de interés en el mercado internacional, los


intereses de los préstamos convenidos en los años 70 al 1 y 2 %
aumentan al 18 %, elevando el servicio de la deuda externa a niveles
preocupantes.

3. la contracción del comercio internacional debido a la baja en los precios


y demanda de productos primarios y, a restricciones al comercio por
parte de Estados Unidos.

4. El debilitamiento del mercado petrolero.

Posteriormente a la crisis de 1982 la banca privada internacional y los


organismos financieros internacionales, para evitar el colapso del sistema
financiero internacional privado desplegaron mecanismos de préstamos que
consistían en la concertación de paquetes de refinanciamiento anuales, junto
con la provisión de nuevos créditos conocidos como «dinero fresco» destinados
a cubrir el pago de intereses y la aplicación de estrictos programas de ajuste
que serían supervisados por el Fondo Monetario Internacional como condición
previa a la suscripción de nuevos acuerdos de reprogramación.

La deuda privada también crece excesivamente, en 1979 era de 706.3 millones


de dólares, y llega hasta los 1.628.5 millones en 1982.

En 1983 el gobierno del Dr. Oswaldo Hurtado asume la deuda privada en


dólares de los empresarios, banqueros y personas particulares, a cambio,
éstos se comprometieron a pagar su equivalente en sucres al Instituto Emisor,
a tasas de interés bajas, medida polémica en alto grado pues, le hacía blanco
de las críticas a ultranza de sectores extremistas que miraban la medida fuera
del complejo contexto económico que vivía el Ecuador y que no dejaba margen
de maniobra. Cabe recalcar que dichos pagos nunca fueron efectuados y el
Estado Ecuatoriano asumió enteramente la deuda de los empresarios.

Esta medida conocida como la «sucretización» representó la más grande


transferencia de recursos del Estado al sector privado, realizado en medio de
una de las más graves crisis económicas de nuestra historia. En el gobierno de
León Febres Cordero, el plazo de pago en sucres al Banco Central se amplió
de tres a siete años y se congelaron los intereses, así la deuda del estado
frente a los acreedores crecía constantemente por la devaluación
del sucre frente al dólar, mientras que para los empresarios esta deuda era
cada vez más pequeña.

La violenta baja en el precio del petróleo en 1986 y el terremoto de marzo de


1987, determinaron que el Ecuador empiece a acumular atrasos en los pagos
de la deuda externa bancaria, lo que significó la restricción de nuevos
desembolsos externos por la suspensión del servicio de la deuda externa,
hecho que incidió en la caída de su valor en el mercado secundario.
El traspaso de la deuda externa privada a deuda externa pública determinó que
ésta baje de 1.138,3 millones de dólares en 1983 a 227,2 millones de dólares
en 1984.

1990-1999 Especulación sin límites: 3/4 partes de los ingresos nacionales


para pagar la deuda

En el año 1987, el gobierno del Ecuador tenía un atraso en los pagos que
alcanzó al 7 % del total de la deuda y en 1990 el porcentaje de atraso llegó al
25 %. El país no tenía recursos, al igual que otros países latinoamericanos,
entonces la banca acreedora propuso en mayo de 1989, la aplicación del Plan
Brady como mecanismo de reducción voluntaria de deuda atrasada, y así
salvar a los bancos acreedores que tenían pocas posibilidades de cobrar los
préstamos y además en los mercados de valores los títulos de la deuda no se
vendían ni al 15 % de su valor nominal, situación que pudo ser aprovechada
para renegociar la deuda a los valores del mercado, pero no se hizo así sino
que se revivió la deuda.2

En 1994, el Ecuador acepta el Plan Brady, en el gobierno de Sixto Durán-


Ballén, Alberto Dahik y Ana Lucía Armijos, la deuda alcanzó los 13.758
millones de dólares., de los cuales 6.990 estaban vencidos.

Con este Plan Brady, el Banco Central intercambia deuda vieja devaluada por
deuda nueva al emitir de títulos de deuda garantizados con Títulos del Tesoro
de los Estados Unidos que también fueron comprados con préstamos de
organismos financieros internacionales. El 52 % de la deuda externa se
convierte en bonos Brady, cada bono valía 250.000 dólares el pago del capital
se lo haría en 30 años plazo (en el año 2025 pagaríamos todo), los intereses se
pagaban en febrero y agosto de cada año (160 millones de dólares cada
semestre) , estas condiciones de pago originaron , que los especuladores de
divisas (bancos y personas particulares) aprovechen la situación , aumenten la
cotización del dólar , para ganar dinero fácilmente perjudicando a la economía
nacional.

En esta negociación también se incluyeron 1.600 bonos que correspondían a la


deuda externa privada de los empresarios y banqueros. Además, este Plan
incluye la prohibición de que el gobierno recompre deuda a valores bajos, si
quiere recomprar tiene que ser a la par (valor nominal).

Siglo XXI

Endeudamiento externo 2000-2008

La deuda externa total presenta una tendencia progresivamente descendente a


partir de 2000, asociada a la reducción de deuda externa pública más que al
comportamiento de la deuda privada. El sector público en los últimos años se
ha convertido en un amortizador neto de deuda externa (mayores
amortizaciones que desembolsos). La Deuda Externa Pública totalizó USD
12,052 millones en 1990 equivalente a 108.1 % del PIB, uno de los porcentajes
más altos desde los años 70 que comprometía más de los recursos que la
economía generaba. En 1994 el Ecuador se acogió a la renegociación de la
deuda externa pública a través del Plan Brady, lo que permitió reducir la
relación deuda externa / PIB. Dado el deterioro de la economía nacional y el
incumplimiento en el pago de las obligaciones externas, la deuda que el país
mantenía con los tenedores de Bonos Brady y Eurobonos fue renegociada en
el año 2000 a través de la emisión de Bonos Global con vencimiento a 12 y 30
años.

Se emitieron USD 3,950 millones en bonos Globales y el descuento promedio


ascendió al 40 % del monto nominal original. Un 98.6 % de los tenedores
ofrecieron sus títulos en el canje. Esta operación redujo el valor nominal de la
deuda y se logró colocar bonos en plazo más largo y en mejores condiciones
financieras a las originalmente determinadas. En el año 2000 se concretó la
renegociación de la deuda pública que se mantenía con los distintos gobiernos
del Club de París, bajo los términos de Houston aplicados a los países de
ingresos medios y bajos. En el marco del acuerdo se logró diferir en un plazo
de 5 años los atrasos de capital e intereses (incluidos 3 años de gracia) sobre
la deuda no elegible y los intereses de mora.

En 2001 se realizó la reestructuración de las obligaciones comerciales


contraídas por los bancos ecuatorianos que estaban en “saneamiento cerrado”
en poder de la AGD y que fueron garantizadas por el gobierno del Ecuador, a
través del Acuerdo Barclays. Dados los procesos de reestructuración de la
deuda y el crecimiento de la economía a partir del año 2000, la relación deuda
externa pública/PIB muestra una tendencia descendente pasando de 69.6 % en
2000 a 29.4 % en el año 2005. Cabe destacar que en diciembre de 2005 el
Ecuador reingresa nuevamente a los mercados internacionales a través de la
colocación de USD 650 millones en Bonos Global con vencimiento en el año
2015.

En el año 2006 se llevó a cabo la recompra de una parte de los Bonos Global
2012 en el marco de un proceso de reingeniería de la deuda que buscaba
mejorar el perfil de vencimientos de la deuda pública y canjear deuda onerosa
por deuda más barata. En el año 2009 se empezó un proceso de renegociación
de la deuda pública comercial y el 20 de abril se anunció a los tenedores de
Bonos 2012 y 2030 que, bajo el procedimiento de una subasta holandesa
modificada, el Ecuador estaría dispuesto a establecer un precio mínimo de 30
centavos de dólar por cada bono, indistintamente de su denominación
incluyendo los intereses.

El 3 de junio, una vez cerrada la subasta, el país retiró el 91 % de la deuda


representada en los bonos 2012 y 2030, la misma que, en su conjunto, a fines
de diciembre de 2008 alcanzaba USD 3,241 millones. Al analizar el
endeudamiento externo público por acreedor, se observa una recomposición
del mismo, la deuda con los organismos internacionales a diciembre de 2009
representa el 66 % del total, dentro de éste se observa un mayor
endeudamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la
Corporación Andina de Fomento (CAF). De otro lado, se destaca la disminución
de la deuda mantenida en Bonos (Brady) que alcanzó el 48 % del total de la
deuda a diciembre de 1996 y pasó a 14 % a fines de 2009 como consecuencia
de la renegociación de los Bonos Global a 12 y 30 años plazo ya mencionada.

En cuanto al endeudamiento por parte del sector privado, éste empieza a tomar
mayor representatividad a partir de 1995, año en que alcanza el 7.7 % del PIB
y llega hasta el 15.2 % en 1999. A partir de 2000 se observa un incremento
importante de esta deuda, llegando a representar en 2002, el 19.8 % del PIB. A
fines de 2009 la deuda privada representó alrededor del 11.6 % y alrededor del
44 % de las exportaciones.

2008; Rafael Correa: auditoría a la deuda y calificación de deuda odiosa


de Ecuador

Rafael Correa, Ministro de Economía y Finanzas en 2005 ya consideró que el


80 % del dinero obtenido por el petróleo ecuatoriano debía destinarse a la
población y solamente el 20 % al pago de la deuda, ante las amenazas del
Banco Mundial dimitió como ministro alegando que no iba a someterse al
mandato del Banco Mundial.

En 2008, ya como Presidente de Ecuador, Rafael Correa declaró que la deuda


contraída por Ecuador era una deuda ilegítima, odiosa e inconstitucional que
obligaba a destinar más del 50 % de los recursos económicos del estado a
pagar la deuda. Correa manifestó: Lo primero es la vida, después la deuda. El
gobierno de Rafael Correa tuvo que enfrentarse a las amenazas del Banco
Mundial y del Fondo Monetario Internacional, expulsó a los enviados del FMI
del Banco Central de Ecuador, creó un Comité de Auditoría, y con la
participación de economistas, abogados y representantes de organizaciones
sociales tanto de Ecuador como internacionales, que concluyó que una gran
parte de la deuda de gobiernos anteriores era ilegítima, especialmente los
contratos de deuda del año 2000. El informe fue trasladado tanto al gobierno
como a los ciudadanos de Ecuador.2

El Gobierno de Rafael Correa declaró el cese de pagos del 70 % de la deuda


de Ecuador en bonos. Ante el cese de pagos los acreedores o tenedores de la
deuda de Ecuador sacaron al mercado, con valores muy bajos sobre el 20 %
de su valor, los bonos de deuda ecuatoriana. Ecuador, de forma secreta, utilizó
800 millones de dólares para comprar 3.000 millones de su propia deuda lo que
supuso una reducción de su deuda real y de los intereses lo que pudo suponer
un ahorro de unos 7.000 millones de dólares para Ecuador.

2019-2020

Entre enero de 2019 y enero de 2020, la deuda total pasó de USD 55.813
millones a USD 58.559 millones. La deuda pública llegó a USD 58.559 millones
en enero de 2020, lo que equivale al 53,4% del Producto Interno Bruto (PIB) de
Ecuador. Entre enero de 2019 y el mismo mes de 2020 la deuda total subió
4,9%, es decir, creció USD 2.746 millones

Durante el mismo periodo, la deuda externa subió 8%, o el equivalente a USD


3.087 millones. Dentro de la deuda externa se cuentan:

 Las obligaciones que tiene Ecuador con organismos internacionales.


 Créditos con gobiernos de otros países.
 Deudas por ventas anticipadas de petróleo.
 Obligaciones con bancos.
 Bonos soberanos Global y un remanente de USD 62 millones de bonos
Brady.

El incremento de la deuda externa obedece, en parte, a la emisión de bonos en


el mercado internacional.
 En 2019 hubo cuatro emisiones de bonos Global por un total de USD
4.525 millones: Bonos Soberanos 2019-2029: USD 2.125 millones.
 Bonos Soberanos 2019-2025: USD 600 millones.
 Bonos Soberanos 2019-2030: USD 1.400 millones.
 Bonos Soberanos 2019-2035: USD 400 millones

En los últimos meses, el Gobierno ecuatoriano ha debido recurrir a


endeudamiento para poder afrontar la pandemia de COVID-19. Además, los
créditos también buscan inyectar liquidez para reactivar la economía que ha
sido golpeada. Debido al poco acceso a crédito que tiene el país, el
Gobierno ha debido recurrir a los organismos multilaterales para conseguir
dinero que le permita hacer frente a sus gastos debido al desplome del
precio del petróleo en los mercados internacionales y la caída en la
recaudación de impuestos.

Solo en mayo, la deuda con los organismos multilaterales se incrementó $


1.411 millones, según el reporte del MEF. El país está aún a la espera de
más créditos provenientes de China que suman $ 2.400 millones y Ecuador
negocia un nuevo acuerdo con el FMI para acceder a más financiamiento. 

Según el mismo FMI, de acuerdo a su último reporte sobre Ecuador, se


espera que la deuda pública ecuatoriana alcance su punto máximo en
2023, cuando roce el 70 % del PIB y luego disminuya al 67,7 %, en 2025.
La meta es que en 2030 llegue al 45 % del PIB. 

DEUDA PÚBLICA EXTERNA SECTOR PÚBLICO TOTAL JUNIO DE 2020


DEUDA INTERNA

Es aquella que se genera, registra como tal y se cancela dentro del territorio
nacional, es decir, que los recursos que obtiene el beneficiario del
endeudamiento surgen de la economía nacional.

El endeudamiento interno, se da especialmente a través de la Emisión de


bonos y Certificados de Tesorería (CETEs) que han sido adquiridos en épocas
de elevadas tasas de interés por la banca privada nacional e internacional
cobrando en este caso también altos intereses por su tenencia, mientras que
cuando dichas tasas se reducen y los banqueros se alejan, se acude a los
fondos de los trabajadores y trabajadoras custodiados por el Instituto
Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Es decir, siempre se encuentra alguna
fuente para pagar el servicio de la deuda, incluso con los dineros de la
seguridad social.

Mientras que, por deuda interna, Ecuador debe pagar USD 285,8 millones
hasta marzo. De ellos:

 USD 214 millones por vencimientos de capital.


 USD 71,8 millones en intereses.
La mayor parte de los USD 71,8 millones por intereses de deuda interna
corresponden a las obligaciones con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad
Social (IESS).

Bonos del Estado: principal componente de la deuda interna pública El


endeudamiento interno del Estado comprende, de acuerdo con la clasificación
oficial: la emisión de bonos y de Certificados de Tesorería (CETES), los
préstamos a entidades por parte del Banco Central, del IESS, del Banco del
Estado para inversiones y los valores que se encuentran en fideicomisos.

En enero  de este año la deuda interna llegó a USD 13 886 millones y en


marzo llegó a 14 134 millones, según datos del Ministerio de Finanzas. La
deuda interna representaba en marzo pasado el 12,5% del Producto Interno
Bruto del país. Esta deuda  se concentra en bonos de largo plazo y en
entidades del Estado. En estas últimas se encuentran el Banco Central, el
IESS, entre otras.

La Deuda Pública Interna, considera a los instrumentos de deuda como


acreedores residentes e incluye:

Préstamos Internos con:

 Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE)


 Resto del Sector Residente

Títulos de Deuda:

 Bonos emitidos en el mercado nacional con:

 Tenedores privados

 Tenedores públicos

Letras del Tesoro: es un préstamo q le hacemos al estado a renta fija activos


a corto plazo que no suelen exceder en un tiempo superior a un año (3, 6, 9 o
12 meses)son emisión al descuento esto quieres decir que se compra por
debajo del valor nominal y cuando vence recibes el valor nominal y el total de
interés .

Riesgos: 1.estabilidad y solvencia del país es decir q el pais no pueda hacer


frente a los pagos de sus deudas.

2 Prima de riesgo es la variable que determina la salud financiera del país


podemos decir que si esta aumenta el riesgo aumenta.

3. Riego d inflación cuando el coste de vida aumenta y la rentabilidad d la


inversion no aumenta la inversion no es rentable ya que el poder adquisitivo
disminuye.es bueno invertir en un país solvente.

Bonos: se trata de un título que representa una parte de deuda emitida por una
entidad para la financiación de un proyecto. Los bonos son títulos a medio
plazo, con una duración de más de 5 años y con un tipo de interés explícito.
Renta fija

Obligaciones del Estado: la principal diferencia entre una obligación y un


bono reside en su plazo de reembolso. Tanto los bonos como las obligaciones
del Estado se emiten por el Gobierno para financiar el déficit público. Las
obligaciones del Estado se emiten a 10,15 y 30 años.

ATRASOS CON LAS UNIVERSIDADES (En millones de USD, corte 26 de


mayo de 2020)
DEUDA PÚBLICA INTERNA CONSOLIDADA JUNIO 2020

Noticias
Además, recientemente Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del
Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), dijo que el Estado tiene
una deuda histórica con la institución de más de 6,700 millones de dólares
principalmente por salud y por al retraso en el aporte del 40% al fondo de
pensiones.
IESS:Además, recientemente Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo
del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), dijo que el Estado tiene
una deuda histórica con la institución de más de 6,700 millones de dólares
principalmente por salud y por al retraso en el aporte del 40% al fondo de
pensiones.

De ese total, USD 1.671,3 millones obedecen a los atrasos por la contribución
de 40% que el Estado debe hacer al Fondo de Pensiones y se distribuyen de la
siguiente manera:

Y también planteó la toma de varios activos del Estado como parte de pago

Entre estos activos están:

 El Banco del Pacífico.


 El Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) que será revertido al Estado en
noviembre de 2023, cuando vence la concesión al consorcio privado
OCP Ecuador.
 La Central Hidroeléctrica Manduriacu, de propiedad de la holding estatal
de electricidad CELEC.
 Una mina de cobre.

BIEES: En total, la entidad tenía invertido en el Estado el 39% de su portafolio


de inversiones hasta diciembre del año pasado. Ese porcentaje corresponde a
USD 7 747 millones, una cifra casi equivalente al monto colocado en créditos
con afiliados y jubilados.

En 2020 se vencen deudas del Estado con el BIESS por valor de 1.400
millones, la entidad ha aceptado quedarse con USD 200 millones en Bonos del
Estado, por ahora, con lo que el gobierno podrá extender el plazo de
vencimiento de ese tramo de la deuda.