Está en la página 1de 20

RETRASO MENTAL – SU CLASIFICACIÓN

Y EL CI
CODIGO 70-79
RETRASO MENTAL

 Leve: C.I. 50-69 – Edad 9- 12 años


 Moderado: C.I: 35-49 – Moderado 6-9
 Grave: C.I. 20-34 – Edad: 3- a 6 años
 Profundo: C.I. Inferior a 20 – Edad: menor a 3
Retraso Mental leve: C.I. 50 a 69
Coeficiente Intelectual: 35 a 49
C.I. 20 a 34
C.I: inferior a 20
TRASTORNOS POR TICS
F95
Trastornos de la eliminación

 ENURESIS NO ORGÁNICA
ENURESIS NO ORGÁNICA

 Emisión involuntaría

 Enuresis primaria (ENP) si el niño nunca se ha mantenido seco,


 Enuresis secundaria (ENS) si el niño, que ya antes de los 6 años había
controlado durante más de 6 meses, vuelve a mojar la cama
Trastornos de la conducta Alimentaria
TEORÍAS DEL DESARROLLO
Los estadios del Desarrollo planteados
por Erikson

 0 a 1 año: Confianza Básica versus Desconfianza Básica: En este estadio el


niño necesita recibir cuidados, atención y afecto al tiempo que le son
satisfechas sus necesidades. El desarrollo de la confianza se establece a
través de lo que el niño recibe de su madre o la persona que lo cuida, es
decir, de la calidad del cuidado que se recibe y del vínculo que se
establece entre ambos, en caso contrario primará en él un sentimiento de
desconfianza. De la resolución positiva de la antítesis confianza–
desconfianza surge la virtud de la esperanza. En la dinámica del dar y
recibir de la relación del niño con su madre, éste sabrá que puede
expresar sus demandas y que hay otro que las satisfará.
 2–3 años: Autonomía versus Vergüenza–Duda El segundo estadio corresponde al
llamado estadio anal–muscular de la niñez temprana, desde alrededor de los 18–24
meses hasta los 3–4 años de edad. Período de la maduración muscular –aprendizaje de
la autonomía física; del aprendizaje higiénico – del sistema retentivo y eliminativo y del
aprendizaje de la verbalización – de la capacidad de expresión oral. El ejercicio de estos
aprendizajes se vuelve la fuente ontogenética para el desarrollo de la autonomía, esto
es, de la auto–expresión de la libertad física, de locomoción y verbal; bien como de la
heteronimia, esto es, de la capacidad de recibir orientación y ayuda de los otros. El niño
aprenderá a controlar esfínteres, descubrirá sus habilidades y limitaciones: aprender a
hablar, a caminar, a trepar, a correr y a comunicarse con los demás mediante el
lenguaje hablado. Aprenderá a relacionarse de otra forma lo que le ayudará a ejercer
control sobre sí mismo y sobre el mundo que lo rodea. Si se desarrolla la confianza en la
etapa anterior, los niños ahora se darán cuenta que son entes separados de su madre y
comienzan a comprender que ellos pueden tener efecto en las personas que los rodean;
es la época del “yo puedo solito”, y la virtud que se desarrolla es la determinación y
voluntad.