Está en la página 1de 5

Un camión es un vehículo motorizado diseñado para el transporte de productos y mercancías.

A diferencia de los automóviles, que suelen tener una construcción monocasco, muchos


camiones se construyen sobre una estructura resistente denominada chasis (bastidor). La
mayor parte de la estructura está integrada por un chasis portante, generalmente un marco
estructural, una cabina y una estructura (o caja) para transportar la carga.
El vocablo camión se puede referir a dos vehículos diferentes: camiones rígidosNota 2
y camiones articulados.

1. En los «camiones rígidos» no se puede separar la caja de la cabina1 (donde se sitúa la


cabeza tractora); pueden tener dos o tres ejes.2 Están diseñados para el transporte de
carga relativamente liviana y distancias cortas o medias;3 generalmente, se utilizan
para el transporte de cargas menores, carga frágil... Son camiones rígidos los
camiones de reparto de muebles, artículos de hogar, comestibles, área de la salud,
vestuario, mudanzas, bomberos, emergencias, etc.
2. Los «camiones articulados» se componen de tractocamión y remolque o, más
frecuentemente, semirremolque; se utilizan para largas distancias y carga pesada,
tanto de líquidos como material seco o a granel, como los camiones de transporte de
combustible, camiones madereros, camiones para el transporte de contenedores4
y cajas móviles.
Existen diversas clasificaciones de camiones: por su peso, por su volumen o capacidad de
carga y por la función que desempeñan. Hay camiones de todo tipo y de diversos tamaños:
pequeños (ordinarios), medianos (camiones todoterreno de 200 toneladas usados en minería)
y extragrandes («trenes de carretera»).
Los camiones se han ido especializando y adoptando una serie de características propias del
trabajo al cual se destinan. Han evolucionado desde una simple caja —abierta o cerrada—,
hasta formas sofisticadas con diseño y equipamientos específicos adecuados a la materia por
transportar: peligrosa, líquida, refrigerada, en giro continuo que impida el fraguado, con grúa,
etcétera.
En el eje trasero suelen poseer juegos dobles de ruedas, denominadas popularmente
«gemelas», «pachas» en Colombia, o «morochas» en Venezuela, o también llamadas duales.

Índice

 1Historia

o 1.1Los primeros camiones de vapor

o 1.2Del vapor a la combustión interna

o 1.3La era de los motores diésel

 2Partes de un camión

o 2.1Cabina

o 2.2Chasis
 3Clases y tipos de camiones

o 3.1Por su tamaño

o 3.2Por su uso

o 3.3Por su categoría

o 3.4Por el tipo de rueda

 4Camiones militares

 5Galería

 6Véase también

 7Referencias

 8Notas

 9Bibliografía

 10Enlaces externos

Historia[editar]
Los primeros camiones de vapor[editar]
Camiones y coches tienen un ancestro común: el primer vehículo de vapor Fardier que el
francés Nicolas-Joseph Cugnot construyó en 1769. Sin embargo, los camiones de vapor no
eran comunes hasta mediados de la década de 1800. Los caminos de la época, construidos
para caballos y carruajes, limitaban estos vehículos a trayectos muy cortos, por lo general de
una fábrica a la estación de tren más cercana. El primer semirremolque apareció en 1881,
remolcado por un tractor a vapor fabricado por De Dion-Bouton. Los camiones con generador
de vapor se vendieron en Francia y en los Estados Unidos hasta la víspera de la Primera
Guerra Mundial y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial en el Reino Unido, donde eran
conocidos como los «vagones de vapor».

Del vapor a la combustión interna[editar]

Daimler-Lastwagen, 1896
En 1895 Karl Benz diseñó y construyó el primer camión de la historia utilizando un motor de
combustión interna. Más tarde ese año algunos de los camiones de Benz se modificaron para
convertirse en el primer autobús por el Netphener, la primera empresa de motorbus en la
historia. En 1896, otro camión, con motor de combustión interna fue construido por Gottlieb
Daimler. Otras compañías, como Peugeot, Renault y Büssing, también construyeron sus
propias versiones. El primer camión en los Estados Unidos fue construido por Autocar en 1899
y estaba disponible con 5 u 8 motores de potencia opcionales.
Los camiones de esa época utilizaban sobre todo motores de dos y cuatro cilindros y tenían
una capacidad de carga de 1500 a 2000 kilogramos (3300 a 4400 libras). En los Estados
Unidos, en 1904 se construyeron 700 camiones, 1000 en 1907, 6000 en 1910 y 25.000 en
1914.
Después de la Primera Guerra Mundial, se realizaron varios avances: los neumáticos de
caucho sustituyeron a los de goma maciza, se añadieron los motores de arranque eléctricos,
los frenos, motores de 4, 6 y 8 cilindros, se cerraron las cabinas, que se dotaron de
iluminación eléctrica. Aparecieron los primeros camiones semiremolque modernos. Los
fabricantes de automóviles como Ford y Renault entraron en el mercado de los camiones
pesados.

La era de los motores diésel[editar]


A pesar de que se había inventado en 1890, el motor diésel era poco frecuente en los
camiones en Europa hasta la década de 1930. En los Estados Unidos, tomó mucho más
tiempo que los motores diésel fueran aceptados; todavía existían motores de gasolina en uso
en camiones pesados en la década de 1970, mientras que en Europa y Asia ya habían sido
completamente reemplazados 20 años antes.

Partes de un camión[editar]
La mayoría de los camiones comparten el mismo tipo de fabricación: se integra un chasis, un
motor, una transmisión, una cabina, una zona para la colocación de la carga o el equipo, ejes,
suspensiones, dirección y llantas/neumáticos. Los sistemas eléctrico, neumático, hidráulico,
así como el agua y los líquidos también se incluyen. Algunos camiones pueden ser adaptados
para remolcar uno o varios remolques o semirremolques.

Cabina[editar]
La cabina es un espacio cerrado donde se sienta el conductor o operador. El camarote es un
espacio adjunto a la cabina donde el conductor descansa mientras no puede conducir; es
propio de los camiones articulados con tractocamión y semirremolque.
Hay varias configuraciones de cabina posibles:

 Cabina sobre el motor (en inglés, Cabin Over Engine, COE), o «cabeza plana», «sin
trompa» o «cabina chata»,5 en la que el conductor tiene el asiento sobre el eje delantero y
el motor. Este diseño es casi omnipresente en Europa, donde las longitudes totales de
camiones están estrictamente reguladas. El estilo era muy común en los camiones
pesados de América del Norte, pero perdió protagonismo cuando la longitud permitida se
extendió a principios de 1980. Sin embargo, este diseño sigue siendo popular en América
del Norte en los camiones de servicio mediano y ligero. Para acceder al motor, toda la
cabina se inclina hacia adelante, por lo que también se conoce como «cabina abatible».5
Este tipo de cabina es especialmente adecuado para las condiciones de entrega en
Europa, donde muchas vías siguen un trazado de caminos mucho más antiguos, y en
muchos lugares se necesita dar vuelta en un espacio corto, que requieren la capacidad de
giro adicional dada por la corta distancia entre ejes de la cabina sobre el tipo de motor. El
diseño COE fue inventado por Viktor Schreckengost.
 Cabina convencional, la más frecuente en América del Norte y Australia, por su
aspecto se denomina «cabina de morro»,5 en el Reino Unido se conoce como «cabina
americana» y en los Países Bajos como «cabina torpedo». El conductor está sentado
detrás del motor, como en la mayoría de los vehículos de pasajeros o camionetas. Las
cabinas convencionales más modernas tienen diseños aerodinámicos, con el capó
inclinado y otras características de baja fricción.
 Cabina lateral al motor, un diseño poco frecuente que se utiliza principalmente en el
interior de los astilleros u otros lugares donde se requiera el vehículo para transportar
cargas largas, tales como tubos, barras de metal, planchas y otros materiales de
construcción. Estas cabinas suelen construirse por encargo.

Cabeza tractora plana.


 

Cabeza tractora convencional con línea aerodinámica.


 

Camión de cabina lateral al motor.

Chasis[editar]
Hoy en día, todos los camiones están repartidos según sus categorías de tamaño, tracción, y
carrocerías diseñadas para el transporte. Gracias a los accesorios para camiones6 se permite:

 Renovar las piezas desgastadas; pastillas de freno, neumáticos, etc.


 Elementos de recambio en el interior de la cabina.
 Componentes para decorar el exterior de los vehículos pesados.
Clases y tipos de camiones[editar]
Por su tamaño[editar]
•Ligeros: Categoría que se asigna a los vehículos que se distinguen debido a que su
capacidad está comprendida entre 500 kg y 2,5 toneladas, se mueven con motores de
gasolina o diésel y utilizan neumáticos sencillos.
•Livianos: Son un poco más largos y algo más potentes que los ligeros, pero al igual que la
mencionada categoría, son angostos; su capacidad está entre 2,5 y 3,5 toneladas, se mueven
generalmente con motor a gasolina o diésel y tienen las ruedas dobles a cada lado.
•Semilivianos: Este tipo de camiones son un poco anchos y poco largos, la capacidad
comprendida está entre 3,5 y 4,5 t, se mueven con diésel aunque también hay
modelos híbridos y a gas GNC/GNL.
•Medianos: Son similares a los semilivianos, pero se diferencian por su chasis (algo más
largo), porque su motor diésel es más potente, y porque disponen de frenos de aire
comprimido y de motor; la capacidad está comprendida entre 4,5 y 5,5 t.
•Semipesados: Variante intermedia entre la versión anterior y los pesados; al igual que los
medianos, son largos, más potentes al contar con motores diésel modificados y utilizan frenos
de aire y de motor/ahogo; su capacidad está entre 5,5 y 7,5 t. Se especializa en el transporte
de carga por carretera y la distribución urbana de mercancías.
•Pesados: Modelo más grande que todos los anteriores, pero inferior a las siguientes
categorías restantes. Se diferencian por estos motivos: tiene la cabina de los semipesados,
las llantas/neumáticos son más grandes, al igual que los rines/llantas que tienen 8 pernos,
chasis más largo, y sobre todo, el motor diésel que puede ser o de 4 cilindros en versiones
doble turbo, súper turbo, o bien, máquinas de 5 cilindros turbodiésel, o 6 cilindros también
turbodiésel unidos a cajas mecánicas de 7 u 8 velocidades. Además, su capacidad varía entre
7,5 y 9 t.
•Extra pesados: Son grandes y adecuados para el transporte de mercancías tanto en la
ciudad como en el campo a distancias semicortas, medianas y semilargas; la cabina de esta
versión es de diseño diferente, chasis un poco largo y se mueven con máquinas diésel de un
solo o doble-turbo de 6 cilindros en línea o en V; la capacidad está entre 9 y 11,5 t.
•Mega pesados: Idénticos al anterior, pero sin embargo, tiene la cabina un poco alta, son más
potentes, tienen cajas mecánicas o automáticas de hasta 12 velocidades y además, vienen en
tres tipos de chasis:
Corto: Para las aplicaciones de construcción, (volquetes, hormigoneras, etc.) o bien,
para remolcamiento de vehículos (grúa de gancho).
Mediano: Para los transportes combinados de cargue y arrastre, como camión-
remolque, camión-acoplado etc. debido a que algunos modelos tienen quinta rueda.
Largo: Para transportes variados de semilargo alcance tanto en el área urbana como 

También podría gustarte