Está en la página 1de 17

Base experimental de la teoría cuántica

Los primeros intentos de los físicos del siglo xix para comprender el
comportamiento de los Átomos y de las moléculas no fueron exitosos del
todo. Al suponer que las moléculas se comportan como pelotas que
rebotan, los físicos fueron capaces de predecir y explicar algunos
fenómenos 
microscópicos, como la presión que ejerce un gas. Sin embargo, este
modelo no informaba del todo la estabilidad de las moléculas; es decir,
no podía explicar qué fuerzas mantenían unidos a los átomos. 
Pasó mucho tiempo para que se descubriera (y aún más para que se
aceptara) que las propiedades de los átomos y de las moléculas no son
gobernadas por las mismas leyes físicas que rigen a los objetos más
grandes. La nueva era de la física comenzó en 1900 con el joven físico
alemán Max Planck, al examinar los datos de la radiación que emitían
los sólidos calentados a diferentes temperaturas, Planck descubrió que
los átomos y las moléculas emiten energía sólo en cantidades discretas o
cuanto. Las propiedades características de las ondas son su longitud y
altura, así como el número de ondas que pasan por determinado punto
en un segundo, la longitud de onda, λ (lambda), es la longitud entre
puntos iguales de ondas sucesivas, la frecuencia, ν (nu), es el numero
de ondas que pasan por un punto particular en un segundo y la amplitud
de la onda es la longitud vertical de la linea media de una onda a su
cresta o a su valle.
Radiacion del cuerpo negro y teoría de plank
El cuerpo negro:

Es una fuente de energía radiante teóricamente perfecta que se usa como patrón
de color y la composición espectral de la luz. El término radiación de un cuerpo
negro se utiliza para describir la dependencia de la energía de la radiación emitida
por un objeto con la longitud de onda a cierta temperatura. Planck propuso la
teoría cuántica para explicar esta dependencia. El término radiación de un cuerpo
negro se utiliza para describir la dependencia de la energía de la radiación emitida
por un objeto con la longitud de onda a cierta temperatura. Planck propuso la
teoría cuántica para explicar esta dependencia.

Cuando los sólidos se someten a calentamiento emiten radiación electromagnética


que abarca una amplia gama de longitudes de onda. La luz rojiza tenue de un
calentador eléctrico o la luz blanca brillante de una lámpara de tungsteno son
algunos ejemplos de radiación que emiten los sólidos calentados. Las mediciones
hechas en la última parte del siglo XIXmostraron que la cantidad de energía
radiante que emitía un objeto a cierta temperatura dependía de su longitud de
onda. Sin embargo, la explicación de esta dependencia con la teoría ondulatoria
establecida y con las leyes de la termodinámica no era del todo satisfactoria.
Planck resolvió el problema con una suposición que se apartaba en forma radical
de los conceptos establecidos. La física clásica asumía que los átomos y las
moléculas emitían (o absorbían) cualquier cantidad arbitraria de energía radiante.
En cambio, Planck proponía que los átomos y las moléculas emitían (o absorbían)
energía sólo en cantidades discretas, como pequeños paquetes o cúmulos. A
la minima cantidad de energia que sepodia emitir (o absorber) en forma de
radiacion electromagnetica, Planck la llamó cuanto. La energía E de sólo un
cuanto de energía está dada por:
E =hν
Donde h es la constante de Planck y ν es la frecuencia de radiación. El valor de la
constante de Planck es 6.63 × 10–34 J · s.
La superficie de un cuerpo negro es un caso límite, en el que toda la energía
incidente desde el exterior es absorbida, y toda la energía incidente desde el
interior es emitida. Sin embargo, un cuerpo negro se puede sustituir con gran
aproximación por una cavidad con una pequeña abertura. La energía radiante
incidente a través de la abertura, es absorbida por las paredes en múltiples
reflexiones y solamente una mínima proporción escapa (se refleja) a través de la
abertura. Podemos por tanto decir, que toda la energía incidente es absorbida.

Base Experimental De La Teoria Cuantica


Teoría cuántica, teoría física basada en la utilización del concepto de unidad
cuántica para describir las propiedades dinámicas de las partículas subatómicas y
las interacciones entre la materia y la radiación. Las bases de la teoría fueron
sentadas por el físico alemán Max Planck, que en 1900 postulo que la materia
solo  puede emitir o absorber energía en pequeñas unidades discretas llamadas
cuantos. Otra contribución fundamental al desarrollo de la teoría fue el principio de
incertidumbre, formulado por el físico alemán Werner Heisenberg en 1927, y que
afirma que no es posible especificar con exactitud simultáneamente la posición y
el momento lineal de una partícula subatómica.
La teoría cuántica fue principalmente introducida por Planck, en 1900. Max Planck
(1858-1947) nacido en Kiel, Alemania el 23 de abril de 1858. Es el “padre de la
cuántica”. Planck dedujo la hipótesis de la discontinuidad de la energía y en el año
de 1900 Planck descubre los cuantos y formula la teoría que lo haría famoso, y
que daría nacimiento a un campo desconocido hasta entonces, la Mecánica
Cuántica, la cual da una nueva y muy especial forma de ver los fenómenos físicos.
Planck recibió el premio Nobel de Física en 1918.
Planck retomo la teoría defendida hace tiempo por Newton, la cual en ese
entonces ya no tenía validez alguna. Newton consideraba a la luz como un haz de
corpúsculos que se propagaban en línea recta, al aparecer la teoría ondulatoria de
Huygens (1678), la teoría de los corpúsculos de Newton se vio destruida, pero era
retomada nuevamente por Planck en 1900.
La teoría cuántica básicamente nos dice que la luz no llega de una manera
continua, sino que está compuesta por pequeños paquetes de energía, a los que
llamamos cuantos. Estos cuantos de energía se llaman fotones. Los fotones son
las partículas “fundamentales” de la luz, así como los electrones son las partículas
fundamentales de la materia, esta analogía es la que sirvió para realizar el
descubrimiento del carácter cuántico de la luz. Por esta misma analogía, años
después, de Broglie desarrollo la teoría que formula que la materia también tiene
un carácter ondulatorio. La carga eléctrica y la energía tiene una estructura
granular (está formada por cuantos), al igual que la materia.
La teoría cuántica ha servido para demostrar los fenómenos que no se pudieron
explicar con la teoría ondulatoria de la luz, pero hay fenómenos que no pueden ser
explicados con la teoría cuántica, y además hay ciertos fenómenos que pueden
ser explicados por ambas teorías.
.2.2. RADIACION DEL CUERPO NEGRO Y TEORIA DE PLANCK.

Un Cuerpo Negro es aquél que absorbe toda la radiación


electromagnética que recibe y emiten todas las frecuencias.
Cuando el cuerpo está caliente emite radiación
electromagnética y su comportamiento está gobernado por
las siguientes leyes, encontradas primero experimentalmente
y cuya explicación teórica fue dada por M.  Planck  (1900) lo
que constituyó el primer éxito de la Mecánica Cuántica.
Un Cuerpo Negro se construye experimentalmente
mediante una cavidad hueca con un pequeño orificio al
exterior. Las paredes internas de la cavidad se recubren con
hollín por lo que en frío prácticamente toda la radiación que
entra por el orificio es absorbida. La boca del orificio se
comporta entonces como un cuerpo negro. Un metal a altas
temperaturas se comporta aproximadamente también como
un cuerpo negro .La intensidad detectada de la emisión de un
cuerpo negro (potencia detectada por unidad de superficie
del detector) presenta una dependencia con el inverso del
cuadrado de la distancia entre emisor y detector.
TEORÍA DE PLANCK DE LA RADIACIÓN.

Planck supuso que, al menos para la radiación de cavidad, la


energía promedio de las ondas estacionarias es dependiente
de las frecuencias. Además, Planck supuso que la energía
correspondiente a cada modo no es una variable continua,
sino que discreta. El físico alemán Max Planck, descubrió la
ley que gobierna la radiación de los cuerpos en equilibrio
termodinámico. Según Planck, la intensidad de radiación
para cada longitud de onda depende únicamente de la
temperatura del cuerpo en cuestión.
En 1900 Planck formuló que la energía se radia en unidades
pequeñas separadas denominadas cuantos. Avanzando en el
desarrollo de esta teoría, descubrió una constante de
naturaleza universal que se conoce como la constante de
Planck. La ley de Planck establece que la energía de cada
cuanto es igual a la frecuencia de la radiación multiplicada
por la constante universal. Sus descubrimientos, sin
embargo, no invalidaron la teoría de que la radiación se
propagaba por ondas. Los físicos en la actualidad creen que
la radiación electromagnética combina las propiedades de las
ondas y de las partículas. Los descubrimientos de Planck,
que fueron verificados posteriormente por otros científicos,
promovieron el nacimiento de un campo totalmente nuevo de
la física, conocido como mecánica cuántica y proporcionaron
los cimientos para la investigación en campos como el de la
energía atómica.
En 1900 emitió una hipótesis que interpretaba los resultados
experimentales satisfactoriamente como los cuerpos
captaban o emitían energía. Según Planck,
la energía emitida o captada por un cuerpo en forma de
radiación electromagnética es siempre un múltiplo (n) de la
constante h, llamada posteriormente constante de Planck por
la frecuencia v de la radiación.
         e =nhv
         h=6.62 10-34 J·s, constante de Planck
         v = frecuencia de la radiación
         A hv le llamó cuanto de energía. Que un cuanto sea más
energético que otro dependerá de su frecuencia.

Efecto fotoeléctrico
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Un diagrama ilustrando la emisión de los electrones de una placa metálica, requiriendo de la energía
que es absorbida de un fotón.

Heinrich Hertz, alrededor de 1890, descubridor del efecto fotoeléctrico.

El efecto fotoeléctrico consiste en la emisión de electrones por un material al incidir sobre él


una radiación electromagnética (luz visible o ultravioleta, en general).1 A veces se incluyen en
el término otros tipos de interacción entre la luz y la materia:

 Fotoconductividad: Es el aumento de la conductividad eléctrica de la materia o en


diodos provocada por la luz. Descubierta por Willoughby Smith en el selenio hacia la mitad
del siglo XIX.
 Efecto fotovoltaico: Transformación parcial de la energía lumínica en energía eléctrica.
La primera célula solar fue fabricada por Charles Fritts en 1884. Estaba formada por
selenio recubierto de una fina capa de oro.
El efecto fotoeléctrico fue descubierto y descrito por Heinrich Hertz, en 1887, al observar que
el arco que salta entre dos electrodos conectados a alta tensión alcanza distancias mayores
cuando se ilumina con luz ultravioleta que cuando se deja en la oscuridad. La explicación
teórica fue hecha por Albert Einstein, quien publicó en 1905 el revolucionario artículo
“Heurística de la generación y conversión de la luz”, basando su formulación de la
fotoelectricidad en una extensión del trabajo sobre los cuantos de Max Planck. Más
tarde Robert Andrews Millikan pasó diez años experimentando para demostrar que la teoría
de Einstein no era correcta, para finalmente concluir que sí lo era. Eso permitió que Einstein y
Millikan fueran galardonados con Premios Nobel en 1921 y 1923, respectivamente.
Se podría decir que el efecto fotoeléctrico es lo opuesto a los rayos X, ya que el efecto
fotoeléctrico indica que los fotones pueden transferir energía a los electrones. Los rayos X (no
se sabía la naturaleza de su radiación, de ahí la incógnita "X") son la transformación en un
fotón de toda o parte de la energía cinética de un electrón en movimiento. Esto se descubrió
casualmente antes de que se dieran a conocer los trabajos de Planck y Einstein (aunque no
se comprendió entonces).

Introducción[editar]

Célula fotoeléctrica donde "1" es la fuente lumínica, "2" es el cátodo y "3", el ánodo.

Los fotones tienen una energía característica determinada por la frecuencia de onda de la luz.


Si un átomo absorbe energía de un fotón y tiene más energía que la necesaria para expulsar
un electrón del material y además posee una trayectoria dirigida hacia la superficie, entonces
el electrón puede ser expulsado del material. Si la energía del fotón es demasiado pequeña, el
electrón es incapaz de escapar de la superficie del material. Los cambios en la intensidad de
la luz no modifican la energía de sus fotones, tan sólo el número de electrones que pueden
escapar de la superficie sobre la que incide y por tanto la energía de los electrones emitidos
no depende de la intensidad de la radiación que le llega, sino de su frecuencia. Si el fotón es
absorbido, parte de la energía se utiliza para liberarlo del átomo y el resto contribuye a dotar
de energía cinética a la partícula libre.
En principio, todos los electrones son susceptibles de ser emitidos por efecto fotoeléctrico. En
realidad los que más salen son los que necesitan menos energía para ser expulsados y, de
ellos, los más numerosos.
En un aislante (dieléctrico), los electrones más energéticos se encuentran en la banda de
valencia. En un metal, los electrones más energéticos están en la banda de conducción. En un
semiconductor de tipo N, son los electrones de la banda de conducción los que son más
energéticos. En un semiconductor de tipo P también, pero hay muy pocos en la banda de
conducción. Así que en ese tipo de semiconductor hay que tener en cuenta los electrones de
la banda de valencia.
A la temperatura ambiente, los electrones más energéticos se encuentran cerca del nivel de
Fermi (salvo en los semiconductores intrínsecos en los cuales no hay electrones cerca del
nivel de Fermi). La energía que hay que dar a un electrón para llevarlo desde el nivel de Fermi
hasta el exterior del material se llama función de trabajo, y la frecuencia mínima necesaria, de
radiación incidente, para sacar un electrón del metal, recibe el nombre de frecuencia umbral.
El valor de esa energía es muy variable y depende del material, estado cristalino y, sobre
todo, de las últimas capas atómicas que recubren la superficie del material. Los metales
alcalinos(sodio, calcio, cesio, etc.), presentan las más bajas funciones de trabajo. Aún es
necesario que las superficies estén limpias a nivel atómico. Una de las mayores dificultades
en los experimentos de Millikan era que había que fabricar las superficies de metal en el
vacío.

1.2.4 ESPECTROS DE EMISIÓN Y SERIES ESPECTRALES.

Espectros de emisión: El trabajo de Einstein preparó el camino para solucionar otro"misterio" de la


Física del siglo XIX, los espectros de emisión de los átomos. Desde elsiglo XVII, en que Newton
demostró que la luz solar está compuesta por varioscomponentes coloridos que se pueden
recombinar para producir luz blanca, losquímicos y los físicos han estudiado las características de
los espectros de emisión devarias sustancias, esto es, la radiación emitida por las sustancias, ya
sea continua o enforma de líneas. El espectro de emisión se obtiene suministrando a una muestra
del material energía térmica o alguna otra forma de energía (como una descarga eléctricade alto
voltaje, si la sustancia es gaseosa). Una barra de hierro al "rojo caliente" o"blanco caliente" recién
removida de una fuente de alta temperatura brilla de unamanera característica. Este resplandor
visible es la porción de un espectro de emisiónque es percibido por el ojo. El calor que se siente a
distancia de la misma barra dehierro es otra porción de su espectro de emisión, esta porción es de
la región delinfrarrojo. Una característica común del espectro de emisión del sol y del
calentamientode un sólido caliente es que ambos son continuos; es decir, todas las longitudes
deonda de la luz están representadas en el espectro (figura 10).Los espectros de emisión de
átomos en fase gaseosa, por otro lado, no muestran unadistribución continua de longitudes de
onda desde el rojo al violeta; en lugar de ello, losátomos emiten luz sólo a longitudes de onda
específicas. Dichos espectros se llamanespectros de líneas porque la radiación se identifica por la
aparición de líneas brillantesen el espectro. La figura 16 es un diagrama esquemático de un tubo
de descarga quese utiliza para estudiar los espectros de emisión.

Un dispositivo experimental para estudiar los espectros de emisión deátomos y moléculas. El gas
en estudio está en un tubo de descarga quecontiene dos electrones. A medida que los electrones
fluyen del electrodonegativo al electrodo positivo, chocan con el gas. Este proceso de
colisióneventualmente conduce a la emisión de luz por los átomos (y moléculas).La luz emitida se
separa en sus componentes por un prisma. Cadacomponente colorido se presenta en una posición
definida de acuerdo consu longitud de onda y forma una imagen colorida del colimador en la
placafotográfica. Las imágenes coloridas se llaman líneas espectrales.Cada elemento tiene un
espectro de emisión único. Las líneas características de losespectros atómicos se pueden utilizar
en análisis químico para identificar átomosdesconocidos, así como las huellas digitales sirven para
identificar una persona.Cuando las líneas del espectro de emisión de un elemento conocido
concuerdanexactamente con las líneas de un espectro de emisión de una muestra desconocida,
laidentidad de esta última se establece rápido. A pesar de que de inmediato se reconoció

1.3. TEORÍA ATÓMICA DE BOHR.


Entre 1911 y 1913 existió gran incertidumbre acerca
de la estructura atómica. Se había descartado el
modelo de J.J. Thomson porque no pudo explicar la
desviación de los rayos alfa; el modelo de Rutherford
estaba de acuerdo con los experimentos de
desviación de partículas alfa, pero éste, además de ser
inestable (porque el electrón perdía energía en forma
de radiación electromagnética), no podía explicar la
naturaleza de los espectros de emisión y absorción
atómica.
En 1913, Bohr desarrolló unmodelo
atómico abandonando las consideraciones de la física
clásica y tomando en cuenta laTeoría cuántica de
Max Planck. Niels Bohr no desechó totalmente el
modelo planetario de Rutherford, sino que incluyo en
el, restricciones adicionales. Para empezar, consideró
no aplicable el concepto de la física clásica de que una
carga acelerada emite radiación continuamente.
Según la teoría cuántica de Planck, la absorción y
emisión de energía tiene lugar en forma de fotones o
cuantos. Bohr usó esta misma idea para aplicarla al
átomo; es decir, el proceso de emisión o absorción de
radiación por un átomo solo puede realizarse en forma
discontinua, mediante los fotones o cuantos que se
generen por saltos electrónicos de un estado
cuantizado de energía a otro. El modelo de Bohr está
basado en los siguientes postulados, que son válidos para
átomos con un solo electrón como el hidrógeno y
permitió explicar sus espectros de emisión y absorción.
1. Primer Postulado: Estabilidad del Electrón.
Un electrón en un átomo se mueve en una órbita
circular alrededor del núcleo bajo la influencia de la
atracción coulómbica entre el electrón y el núcleo,
obedeciendo las leyes de la mecánica clásica.
Las únicas fuerzas que actúan sobre el electrón son
las fuerzas de atracción eléctrica (Fa) y la fuerza
centrípeta (Fc), que es exactamente igual a la fuerza
centrífuga.
2. Segundo Postulado: Orbitas o niveles
permitidos
En lugar de la infinidad de órbitas posibles en la
mecánica clásica, para un electrón solo es posible
moverse en una órbita para la cual elmomento
angular L es un múltiplo entero de la constante de
Planck h.
3. Tercer Postulado: Niveles Estacionarios de
Energía
Un electrón que se mueva en una de esas órbitas
permitidas no irradia energía electromagnética, aunque
está siendo acelerado constantemente por las fuerzas
atractivas al núcleo. Por ello, su energía total E
permanece constante.
4. Cuarto Postulado: Emisión y Absorción de
Energía
Si un electrón que inicialmente se mueve en una órbita
de energía Ei cambia discontinuamente su movimiento
de forma que pasa a otra órbita de energía Ef se emite
o absorbe energía electromagnética para compensar
el cambio de la energía total. La frecuencia ν de la
radiación es igual a la cantidad (Ei – Ef) dividida por la
constante de Planck h.
1.3.1 Teoría atómica de Bohr-Sommerfeld.

En 1916, el físico alemán Arnold Sommerfeld modificó el modelo de Bohr en el sentido que las
órbitas permitidas para los electrones debían ser elípticas más que circulares. El modelo de Bohr -
Sommerfeld es un buen ejemplo de un tipo de evolución de las teorías científicas: un modelo
antiguo es modificado para incorporar y explicar datos nuevos.

El modelo mecánico cuántico. La teoría de Bohr - Sommerfeld fue una pieza maestra de
simplicidad, belleza y elegancia, que explicó satisfactoriamente el espectro del hidrógeno. Sin
embargo, tenía una contradicción fatal: funcionaba sólo con átomos de hidrógeno e iones que
contenían sólo un electrón. El usuario solo podrá utilizar la información entregada para su uso
personal y no comercial y, en consecuencia, le queda prohibido ceder, comercializar y/o utilizar la
información para fines no académicos. Sin duda, Bohr hizo una contribución, significativa para la
comprensión de los átomos y su sugerencia que la energía de un electrón en un átomo está
cuantizada permanece inalterada. Pero su teoría no proporciona una descripción completa del
comportamiento electrónico en los átomos. Cuando los científicos se dieron cuenta de esto,
empezaron a buscar una ecuación fundamental que pudiera describir el comportamiento y la
energía de partículas submicroscópicas, en general, una ecuación análoga a las leyes de
movimiento de Newton para los objetos macroscópicos. En 1926 Erwin Schröedinger, utilizando
una técnica matemática complicada, formuló la tan buscada ecuación, La ecuación de

Página 28

Schrödinger requiere cálculos avanzados para ser resuelta, los que no se analizarán aquí. Sin
embargo, es importante destacar que esta ecuación incorpora ambos comportamientos, en
términos de masa m, y ondulatorio, en términos de una función de onda Ψ (psi) que depende de la
posici ón del sistema en el espacio (como la de un electrón en un átomo). La función de onda en sí
misma no tiene significado físico

1.4.1 Principio de dualidad. Postulado de De Broglie.

En 1924 el físico francés Louis Víctor de Broglie sugirió que era posible contemplar las partículas
elementales como si fuesen ondas. Utilizando la famosa ecuación de Einstein que relaciona masa y
energía y la ecuación de Planck que relaciona la energía de una radiación con su frecuencia, de
Broglie demostró que toda partícula actúa también como una onda de cierta longitud.

En principio, esta conclusión puede ser extendida a cualquier cuerpo. Sin embargo, de la expresión
obtenida por de Broglie y las observaciones experimentales hechas se deduce que cuanto más
masiva es una partícula, más prominente es su comportamiento como tal, y menor es la
posibilidad de contemplar su aspecto de onda. La dualidad onda-partícula tiene consecuencias
importantes a nivel subatómico, pero también sirve para explicar ciertos comportamientos
experimentales de la luz y otras radiaciones, como la difracción y los fenómenos de interferencia.

La teoría de los “cuantos” fue revolucionaria para su época. Incluso el mismo Planck no creyó en la
existencia real de los fotones en un principio y su aplicación al análisis de la radiación del cuerpo
negro fue casi un juego mental. Pero pronto, la virtud de apreciar el trabajo en equipo entre los
hombres de ciencia, de reunirse a debatir sus hipótesis y valorar el intercambio de opiniones, hizo
posible el desarrollo de la mecánica cuántica, base de la física moderna. Un logro de esta magnitud
no podía haber sido obra de un solo hombre, sino la integración del trabajo de muchos equipos,
primero en Europa, hasta la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente, en Estados Unidos. Estos
experimentos en los que la luz y los electrones se comportaban como partículas condujeron al
francés Louis De Broglie en 1924 a enunciar su famosa hipótesis de la dualidad onda-corpúsculo,
afirmando que la luz tiene una doble naturaleza, es decir, se propaga mediante ondas
electromagnéticas y manifiesta el comportamiento ondulatorio, pero que en ciertos experimentos
de interacción con la materia ofrece un comportamiento

Página 31

corpuscular. Eso sí, jamás presenta simultáneamente el doble carácter. Esta hipótesis no la redujo
De Broglie exclusivamente a la luz, sino a todas las partículas materiales.

La dualidad onda corpúsculo, también llamada onda partícula, resolvió una aparente paradoja,
demostrando que la luz y la materia pueden, a la vez, poseer propiedades de partícula y
propiedades ondulatorias. De acuerdo con la física clásica existen diferencias entre onda y
partícula. Una partícula ocupa un lugar en el espacio y tiene masa mientras que una onda se
extiende en el espacio caracterizándose por tener una velocidad definida y masa nula.
Actualmente se considera que la dualidad onda - partícula es un “concepto de la mecánica
cuántica según el cual no hay diferencias fundamentales entre partículas y ondas: las partículas
pueden comportarse como ondas y viceversa.” (Stephen Hawking, 2001) La longitud de onda de la
onda λ asociada a una partícula de masa m que se mueve con velocidad v se calcula, según De
Broglie, mediante la expresión:

Toda la materia presenta características tanto ondulatorias como corpusculares comportándose


de uno u otro modo dependiendo del experimento específico. Para postular esta propiedad de la
materia De Broglie se basó en la explicación del efecto fotoeléctrico, que poco antes había dado
Alberto Einstein sugiriendo la naturaleza cuántica de la luz. Para Einstein, la energía transportada
por las ondas luminosas estaba cuantizada, distribuida en pequeños paquetes energía o cuantos
de luz, que más tarde serían denominados fotones, y cuya energía dependía de la frecuencia de la
luz a través de la relación: , donde es la frecuencia de la onda luminosa y la constante de Planck
proponía de esta forma, que en determinados procesos las ondas electromagnéticas que forman
la luz se comportan como corpúsculos. De Broglie se preguntó que por qué no podría ser de
manera inversa, es decir, que una partícula material (un corpúsculo) pudiese mostrar el mismo
comportamiento que una onda.

1.4.2 Principio de incertidumbre de Heisenberg.

Principio enunciado en 1927 por el alemán Werner Heisenberg según el cual no puede ser
conocida con exactitud y simultáneamente la posición y la cantidad de movimiento de un electrón.
El físico alemán Werner K. Heisenberg es conocido sobre todo por formular el principio de
incertidumbre, una contribución fundamental al desarrollo de la teoría cuántica. Este principio
afirma que es imposible medir simultáneamente de forma precisa la posición y el momento lineal
de una partícula. Heisenberg fue galardonado con el Premio Nobel de Física en 1932. El principio
de incertidumbre ejerció una profunda influencia en la física y en la filosofía del siglo XX. El
principio de incertidumbre desempeñó un importante papel en el desarrollo de la mecánica
cuántica y en el progreso del pensamiento filosófico moderno.

En mecánica cuántica, la relación de indeterminación de Heisenberg o relación de incertidumbre


de Heisenberg afirma que no se puede determinar, simultáneamente y con precisión arbitraria,
ciertos pares de variables físicas, como son, por ejemplo, la posición y el momento lineal (cantidad
de movimiento) de un objeto dado. En otras palabras, cuanta mayor certeza se busca en
determinar la posición de una partícula, menos se conoce su cantidad de movimiento lineal. Este
principio fue enunciado por Werner Heisenberg en 1927.

Si se preparan varias copias idénticas de un sistema en un estado determinado las medidas de la


posición y el momento variarán de acuerdo con una cierta distribución de probabilidad
característica del estado cuántico del sistema. Las medidas del objeto observable sufrirá
desviación estándar Δ x de la posición y el momento Δ p verifican entonces el principio de
incertidumbre que se expresa matemáticamente como:

donde h es la constante de Planck (para simplificar, suele escribirse como ) En la física de sistemas
clásicos esta incertidumbre de la posición-momento no se manifiesta puesto que se aplica a
estados cuánticos y h es extremadamente pequeño.

Página 33

Una de las formas alternativas del principio de incertidumbre más conocida es la incertidumbre
tiempo-energía que puede escribirse como:

Esta forma es la que se utiliza en mecánica cuántica para explorar las consecuencias de la
formación de partículas virtuales, utilizadas para estudiar los estados intermedios de una
interacción. Esta forma del principio de incertidumbre es también la utilizada para estudiar el
concepto de energía del vacío.

Explicación cualitativa de la relación de incertidumbre Podemos entender mejor este principio si


pensamos en lo que sería la medida de la posición y velocidad de un electrón: para realizar la
medida (para poder "ver" de algún modo el electrón) es necesario que un fotón de luz choque con
el electrón, con lo cual está modificando su posición y velocidad; es decir, por el mismo hecho de
realizar la medida, el experimentador modifica los datos de algún modo, introduciendo un error
que es imposible de reducir a cero, por muy perfectos que sean nuestros instrumentos. No
obstante hay que recordar que el principio de incertidumbre es una limitación sobre el tipo de
experimentos realizables, no se refiere a la sensibilidad del instrumento de medida. No debe
perderse de vista que la explicación "divulgativa" del párrafo anterior no se puede tomar como
explicación del principio de incertidumbre.

Consecuencias de la relación de incertidumbre Este Principio supone un cambio básico en nuestra


forma de estudiar la Naturaleza, ya que se pasa de un conocimiento teóricamente exacto (o al
menos, que en teoría podría llegar a ser exacto con el tiempo) a un conocimiento basado sólo en
probabilidades y en la imposibilidad teórica de superar nunca un cierto nivel de error. El principio
de indeterminación es un resultado teórico entre magnitudes conjugadas (posición - momento,
energía-tiempo, etcétera). Un error muy común es decir que el principio de incertidumbre impide
conocer con infinita precisión la posición de una partícula o su cantidad de movimiento. Esto es
falso. El principio de incertidumbre nos dice que no podemos medir simultáneamente y con
infinita precisión un par de magnitudes conjugadas. Es decir, nada impide que midamos con
precisión infinita la posición de una partícula, pero al hacerlo tenemos infinita incertidumbre sobre
su momento. Por ejemplo, podemos

Página 34

hacer un montaje como el del experimento de Young y justo a la salida de las rendijas colocamos
una pantalla fosforescente de modo que al impactar la partícula se marca su posición con un
puntito. Esto se puede hacer, pero hemos perdido toda la información relativa a la velocidad de
dicha partícula. Por otra parte, las partículas en física cuántica no siguen trayectorias bien
definidas. No es posible conocer el valor de las magnitudes físicas que describen a la partícula
antes de ser medidas. Por lo tanto es falso asignarle una trayectoria a una partícula. Todo lo más
que podemos es decir que hay una determinada probabilidad de que la partícula se encuentre en
una posición más o menos determinada.

1.4.3 Ecuación de onda de Schrödinger.

En1926 Erwin Schrödinger formula la ecuación de onda de Schrödinger, que describe el


comportamiento y la energía de las partículas submicroscópicas. Es una función análoga a las leyes
de Newton para los sólidos macroscópicos que incorpora tanto el carácter de partícula (en función
de la masa) como el carácter de onda en términos de una función de onda Ψ ( psi).
Fig. 1.9 Ondas estacionarias

Podemos pensar en las ecuaciones de onda de Schrödinger como en ondas estacionarias de


diferente energía.

Página 35

El ejemplo del movimiento de una cuerda de guitarra nos ayudará a comprender el concepto de
onda estacionaria. La cuerda de guitarra vibra pero no se desplaza, por eso es estacionaria. Un
nodo es un punto que no se mueve. La longitud de la cuerda tiene que ser un múltiplo del valor de
media longitud de onda, ya que en los dos extremos de la cuerda que están fijos debe haber un
nodo. Para resolver la ecuación de onda Schrödinger requiere el uso de herramientas de cálculo
complejas, que no vamos a analizar. Aunque la ecuación no tiene en sí significado físico el valor de
la función de onda al cuadrado (ψ2) representa la distribución de probabilidad de encontrar al
electrón en cierta región del espacio, también denominado densidad electrónica. La ecuación de
Schrodinger inició una nueva era para la física y la química, y abrió un nuevo campo: él de la
mecánica cuántica (también conocido como mecánica ondulatoria).

1.4.3.1 Significado físico de la función de onda ψ

La ecuación de Schrödinger para una partícula libre describe la evolución temporal de la onda
asociada a la partícula (una onda de probabilidad según la regla de Born):

(1) Voy a mostrar como un cambio a un sistema de coordenadas uniformemente acelerado es


equivalente a considerar que la partícula está sujeta a un potencial gravitatorio uniforme, dando
lugar a una curiosa realización del principio de equivalencia.

También podría gustarte