Está en la página 1de 2

El microcosmos y la evolucion de la vida.

Uno de los cambios más destacados ennuestra visión de la Tierra en la últimas decadas ha
sido el reconocimiento de la importancia que tiene la vida en la geoquímica de nuestro
planeta, especialmente las formas de vida microscopicas. La Tierra ha funcionado como un
sistema vivo mucho antes que apareciera nuestra especie. Comunidades de
microorganismos muy distintas colaboran con el matenimiento de los sedimentos de la
superficie y de la atmósfera del planeta; lo están haciendo desde hace más de 3500 millones
de años. Y lo siguen haciendo aunque nuestra especie llegase a desaparecer algun día. No
hay ningún bosque, desierto, lago o cualquier otros sistema ecológico de cualquier tamaño
que no se encuentre infiltrado, cubierto o penetrado por un tipo u otro de sistema
microbiano.
El estudio de comunidades microbianas que cubren los suelos, especialmente en algunas
zonas costeras y lagunas hipersalinas, nos proporcionan algunas claves para saber cómo
han podido mantenerse dinámicamente estables los ecosistemas bacterianos. Es probable
que esos tapetes microbianos hayan cubierto todas las costas y los continentes emergidos
durante más de 3000 millones de años y que hayan actuado como una fuerza geológica,
dejando su huella en el paisaje. La observación al microscopio electrónico de los
sedimentos, que parecen barro sucio, nos muestra una gran variedad biológica y una gran
cantidad de microorganismo; se cuentan por cientos de millones en un solo centímetro
cúbico.
Después de la aparición de la vida, el siguiente hito fue el establecimiento de los primeros
ecosistemas, lo que permitió que la vida persistiera y aumentara enormemente su
diversidad. Las frecuentes catástrofes ocurridas desde entonces no han eliminado la vida,
sino que esta ha vuelto a proliferar con formas más evolucionadas. Las condiciones físicas
y químicas de la superficie de la Tierra, de la atmósfera y de los océanos se han hecho
adecuadas para la vida debido a las actividades de los propios organismos.
Nuestro planeta es un conjunto un sistema vivo, resultado de la interacción entre la biota y
los componentes geoquímicas de la Tierra; los principales mecanismos de control
ambiental son el metabolismo, el crecimiento, la muerte y la extinción de las poblaciones
que la integran. Debemos tomar ejemplo de las comunidades microbianas: darnos cuenta
que nuestro bienestar depende del bienestar de las demás formas de vida.

Los microorganismos son fundamentales para la vida por:


Dar el bienestar que la comunidad requiere.
Establecer un equilibrio con la geoquímica de nuestro planeta.
Hacer que los organismos creen defensas en su cuerpo.
Colaborar con el mantenimiento de sedimentos en la superficie terrestre y la atmósfera.
Con respecto a la importancia de los microorganismos en la Tierra, a partir del texto se
podría inferir que:

Los microorganismos no han proliferado en todos los ecosistemas.


Las comunidades microbianas utilizaron la simbiosis durante la formación de la Tierra,
El ser humano realiza simbiosis adecuada con la Tierra.
La interacción entre la biota y la geoquímica de planeta es un ejemplo de simbiosis.

El rol del ser humano en el planeta debe ser:

Procurar bienestar a los microorganismos.


Dominar los ecosistemas con su tecnología.
Integrarse en el sistema como un ser vivo.
Buscar fuentes de vida en los sedimentos.

Una de las ideas principales del artículo es:

Las condiciones fisicoquímicas del planeta se han modificado gracias a los seres vivos.
Los seres vivos han modificado sus propias condiciones.
La interacción entre la biota y el ambiente ha formado los sistemas vivos.
El ser humano debe aprender de las comunidades microbianas.

Que exista gran variabilidad biológica en los microorganismos indica:

Que hay mucha competencia por territorio y alimento.


Que las especies microbianas están muy bien adaptadas a las condiciones del planeta.
Que hay contaminación en los suelos y el aire.
Que permanentemente se extinguen y aparecen nuevas especies.