Está en la página 1de 3

PROJECT MANAGEMENT INSTITUTE (PMI)

Es la asociación profesional sin fines


de lucro más importante y de mayor
crecimiento a nivel mundial que tiene
como misión convertir a la gerencia de
proyectos como la actividad
indispensable para obtener resultados
en cualquier actividad de negocios. En
la práctica es un grupo de profesionales de la gerencia de proyectos que se dedican a
promover el desarrollo del conocimiento y competencias básicas para el ejercicio
profesional. A la fecha tiene más de medio millón de asociados acreditados y
certificados en más de 178 países y se ha convertido en la acreditación más requerida
por las empresas para la contratación de profesionales en el área de la gerencia de
proyectos.

El PMI ofrece a sus afiliados una serie de recursos para el avance del conocimiento del
profesional de la gerencia de proyectos tales como el desarrollo de estándares, un
programa amplio investigación, programas educativos para entrenamiento y
adquisición de nuevos conocimientos, oportunidades para establecer redes de pares
profesionales locales para la discusión de asuntos de interés, conferencias y la emisión
de certificaciones para el ejercicio profesional reconocidas internacionalmente. Tales
credenciales son:

 Certified Associate in Project Management (CAPM)


 Project Management Professional (PMP)
 PMI Scheduling Professional (PMI-SP)
 PMI Risk Management Professional (PMI-RMP)
 Program Management Professional (PgMP)

El Project Management Institute define la gestión de proyectos como la aplicación de


conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas a las actividades de un proyecto
para satisfacer sus requisitos. Para que la gestión de proyectos sea satisfactoria es
imprescindible partir de una planificación coherente y que permita alcanzar los
objetivos del proyecto optimizando la asignación y coste de recursos.

El más famoso y reconocido producto del PMI es el Project Management Body of


Knowledge (PMBOK). Como su nombre lo sugiere describe un conjunto de
conocimientos y de prácticas aplicables a cualquier situación que requiera formular, las
cuales han sido concebidas luego de evaluación y consenso entre profesionales pares
sobre su valor y utilidad. Tales prácticas han sido compiladas y mejoradas durante los
últimos veinte años gracias al esfuerzo de profesionales y académicos de diversos
ámbitos profesionales y especialmente de la ingeniería.

El PMBOK no debe entenderse como una metodología per se, sino como una guía de
estándares internacionales para que los profesionales puedan adaptar a cada caso y
contexto particular los procesos, reconocidos como buenas prácticas por el PMI que se
pueden aplicar a la mayoría de los proyectos en la mayoría de los casos. La importancia
del PMBOK es que provee un marco de referencia formal para desarrollar proyectos,
guiando y orientando a los gerentes de proyectos sobre la forma de avanzar en los
procesos y pasos necesarios para la construcción de resultados y alcanzar los objetivos.

El PMBOK documenta la información necesaria de los procesos generales de la


administración de Proyectos que son: iniciación, planificación, ejecución, supervisión,
control y cierre de un proyecto, e identifica los procesos de la dirección de proyectos
que han sido reconocidos como buenas prácticas para la mayoría de los proyectos, la
mayor parte del tiempo. Estos procesos se aplican globalmente y en todos los grupos
de negocios o industriales.

Por último, según el PMBOK, la dirección de proyectos es la aplicación de


conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas a las actividades del proyecto para
satisfacer los requisitos del mismo. La dirección de proyectos se logra mediante la
ejecución de procesos, usando conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas de
dirección de proyectos que reciben entradas y generan salidas.

Los conocimientos diferenciados que deben ser competencia del Gerente de Proyectos
son: Gestión del Alcance e Integración, Gestión del Tiempo y Costos, Gestión de las
Comunicaciones, Riesgos y Calidad, Gestión del Recurso Humano y de las
Adquisiciones. Todas estas áreas de competencia implican el conocimiento de
estándares de control y ejecución que son combinadas con técnicas, métricas y
procesos predefinidos que producen entregables que permiten llevar a cabo los
proyectos de una manera ordenada y efectiva.

De la confluencia de los procesos centrales y de las áreas de conocimiento se crean


una matriz de procesos que son las líneas guías de la metodología PMI. Esta Matriz se
muestra a continuación.

El llevar proyectos de manera estructurada y ordenada permite administrar y medir las


tareas de manera más sencilla y eficiente.