Está en la página 1de 5

Tarea Historia Dominicana unidad 1-5

Dianik Matos LR-19-20964

Nombre del libro de texto, origen del mismo y nombre del autor.
Apuntes para la Historia Critica Dominicana
Domingo Silie Gaton

Hacer una síntesis del prefacio.


La sociedad dominicana reclama constantemente una explicación sobre su origen o
aparición en la vida de los pueblos del orbe como nación, y sobre los hechos y
acontecimientos que permitieron su existencia. Y decimos la escuela porque es en sus
aulas donde reverbera la llama del saber y de las inquietudes estudiantiles. En esta
obra hemos tomado muy en cuenta la parte didáctica, para ajustarla a las inquietudes
básicas de todo estudiante, que no son otras que las del saber de los avatares de
nuestros antepasados, en la búsqueda de una nacionalidad.

Hacer una síntesis del prólogo.


Este texto reúne los requerimientos pedagógicos básicos para la Formación Académica.
Antes de adentrarse a la narración concisa de los eventos más relevantes de la
evaluación nacional, el profesor Silie Gaton brinda al estudiante la oportunidad de adquirir
conocimientos esenciales de la historia universal con los breves pero útiles, reseñas
escritas con profesionalidad y lujo; brillantemente describe los acontecimientos que
forjaron el nacimiento de la nación dominicana, desde la llegada de los descubridores de
la isla el 6 de diciembre de 1492, las negociaciones que la dividieron en dos estados a
través del Tratado de Ryswick en 1697; las luchas por la independencia de 1844 a 1856;
el periodo de consolidación, hasta los procesos políticos de la actualidad.

Enumerar los objetivos del libro de texto.


1-Lograr que los estudiantes de esta materia sientan la importancia de la historia, no sólo
como parte de sus estudios, sino como un complemento cultural, bajo el concepto de la
crítica bien entendida, sobre los hechos y los acontecimientos que a través de los años
que pasan, se hacen cada vez más interesantes, es el propósito de este esfuerzo.

2-Con ese fin ofrecemos a ellos la oportunidad de discernir, comentar, analizar y hasta
criticar los hechos que dependieron del comportamiento humano, más que de los
fenómenos naturales que siempre forman parte de la historia de los pueblos.

3-El presente tratado va a procura de que siempre haya un respeto reverencia hacia lo
que encierra la historia, en cuanto a la reverencial hacia lo que encierra la historia, en
cuanto a la veracidad de los acontecimientos y de los hechos que forman parte de la
idiosincrasia de los pueblos y de la seriedad de aquellos historiadores o historiógrafos,
que ceñidos a las verdades de limitan a comentar las ocurrencias de los sucesos y a
respetar el recuerdo y la ejecutorias de los protagonistas y de los personajes que entran
en el marco de lo pasado, que como una paradoja del destino, siempre será un presente.

4-De la misma manera, por la libertad de conciencia y de criterio personales, el estudiante


tiene la oportunidad hasta de discrepar sobre lo que determinados historiadores han
manejado la realidad de los hechos, inclinándose hacia el apasionamiento que en pro o
en contra de una causa, que siendo del pasado, le pertenece tanto al presente como a
las generaciones venideras.

5-El estudiante puede y debe tratar de indagar y aclarar todos los conceptos que crea
errados, situándose en el plano de lo analítico, concluyendo con la crítica respetuosa y
acorde con el sano pensamiento.

6-Se trata aquí de crear en el estudiante, una conciencia sana, aunque alguna vez
necesariamente severa, sobre lo que como patrimonio cultural nos pertenece a todos, y
que por tanto estamos llamados a saber sus verdades, no dejando de comprender que
unas veces pueden ser amargas y otras dulces.

7-Los acontecimientos históricos son parte del proceder de la humanidad, por lo que
jamás habrá perfección en ellos, por eso, buenos o malos, hay que divulgarlo con la
justeza que debe imperar en la investigación, proceda de quien proceda, del historiador,
del maestro, del estudiante, etc.

8-Como nuestro objetivo es el de proporcionar al estudiante los elementos necesarios


para el estudio crítico sobre la Historia, y considerando lo limitado del tiempo disponible
para su enseñanza y aprendizaje, nos limitaremos a ofrecer medianamente aquellos
factores o elementos que pudieran servirle de base a sus apreciaciones y a sus críticas,
por lo que este tratado no pasa de ser un compendio básico para la materia de Historia
Crítica, en cuyas unidades encontrará las bases para sus estudios.

Definir los términos: prefacio y prólogo


Prefacio:
Un texto de introducción y de presentación, ubicado al inicio de un libro. Asunto principal
de un discurso o tratado.

Prólogo:
Escrito colocado al comienzo de una historia en el que se hacen comentarios sobre la
misma o su autor, o se introduce en su lectura. A menudo es realizado por una persona
distinta del autor.

.
Los nombres de la primera, segunda, tercera, cuarta y quinta
unidad son:

1) La historia y sus definiciones.


2) El Descubrimiento.
3) Resultados y efectos del Descubrimiento.
4) La colonización de la española.
5) origen de los Dos santo Domingo.

Defina Historia.

El relato de los acontecimientos y de los hechos dignos de memoria. Conjunto de los


sucesos referidos por los historiadores. Desarrollo de la vida de la humanidad.

● Señalar cinco historiadores dominicanos.


-José Gabriel García
-Bernardo Pichardo.
-Frank Moya Pons
-Euclides Gutiérrez Félix
-Roberto Cassa

● Señalar tres historiadores griegos.


Heródoto.
Tucídides.
Jenofonte.

● Señalar tres historiadores romanos.


Tito Livio.
Cornelio Lacito.
Marco Anneo Lucano.

● Señalar cinco historiadores de Latinoamérica.


Vicente Fidel López
Bartolomé Mitre
Manuel Vicente Ballivian.
Diego Barros Arana
León Fernández Bonilla.
Hablar sobre las edades históricas y las eras.

1. Edad Antigua.
Trata desde los orígenes de la Era Cristiana hasta el año 395, que es cuando sucede la
muerte Teodosio, el emperador Romano, nacido en Coca (Segovia) en el año 347.

2. Edad Media.
Desde el año 395 hasta el 1453 o hasta el 1492, cuando toma de Constantinopla por los
turcos y el Descubrimiento de América.

4. Edad Moderna.
Siglos XV y XVI, cuyo elemento predominante es el Renacentismo, donde hubo una
exaltación de los valores humanos y de las cualidades individuales. Esta inicia con el
Descubrimiento de América.

5. Edad Contemporánea.
Caracterizada por la revolución francesa y la trascendencia de Napoleón Bonaparte. Por
El neoclasicismo, el romanticismo y los movimientos científicos y sociopolíticos.

Las Eras.
Son otras etapas que se reconocen como puntos de partidas de cada cronología
particular, tales como la era cristiana, la era mahometana, etc. Son épocas que significan
puntos fijos en la historia y abarcan diferentes edades. Fechas en que sucedieron
algunos hechos notables. Son espacios de tiempo que dan origen a expresiones como
son las siguientes: la época actual, la época de las modas extravagantes; la época de las
dictaduras, etc.

Resumir las unidades segunda hasta la quinta.


Segunda unidad
Corría el mes de diciembre de 1492, y casi en los albores de la madrugada de día 5,
apareció ante la vista de los navegantes del descubrimiento de América de esplendor de
la península de san Nicolás, bañada por las olas del océano Atlántico. Venía el
Descubridor Don Cristóbal Colón, lo más preocupado, al mando de las tres carabelas, las
cuales, por motivo de orden social y religioso habían sido bautizadas con los nombres de
La Santa María, La Pinta y La Niña. Había salido del Puerto de Palos de Moguer, en
España, el día 3 de agosto del mismo año. Setentinueve días habían transcurrido, y ya el
sueño de Colón era una realidad. Había descubierto nuevas tierras, y con ellas un nuevo
mundo, sobre cuyas páginas históricas se escribiría muchas hazañas épicas, muchos
atropellos, muchas intrigas, muchos despojos y muchos otros atropellos.

Tercera unidad
Europa tuvo la oportunidad de ensanchar su comercio y dominio, gracias al
descubrimiento. Pudo conocer bellezas naturales, que unidad a la fauna hicieron posible
que el hombre ensanchara sus conocimientos científicos, tales como los geográficos y
los geológicos.
El hombre europeo ensanchó sus conocimientos cartográficos, mejoró la tecnología
marina y la economía, ya que Europa logró un sorprendente apoyo para su incipiente
capitalismo, el cual dependía de operaciones bancarias basadas en el papel moneda y
en los empréstitos, controlados por los genoveses, florentinos y venecianos. Necesitaba
las especias como materia prima para la conservación de las carnes, que ya se le hacía
difícil conseguirlas, después que los turcos se posesionaron de Constantinopla,
restringiendo de esta manera el comercio entre Oriente y occidente a causa de los
grandes impuestos que exigían.

Cuarta unidad
El período comprendido entre los años 1502 y 1514 es el que contempla la administración
de la isla, y su pacificación. Pero primero veamos porqué se habla de pacificación: las
intrigas y la mala administración de Francisco Bobadilla, durante la cual hubo mucha
indulgencia para unos y muchas restricciones para otros, dieron, por resultados el
descontento y el desorden.

Para fines fue investido de amplios poderes y con instrucciones tan determinantes, que
fueron suficientes para que apareciera en la isla lo que pudiéramos considerar como el
primer dictador de América.

Quinta unidad
En el siglo XVIII se provocó lo que podía considerarse la división territorial de la española,
ocurrida en primer lugar por el abandono de la Banda del norte, una porción de terreno
que en el año 1606 sufrió los rigores de las llamadas devastaciones de Osorio, llevadas
a cabo por el entonces gobernador de la isla Antonio de Osorio, quien recibiera del rey
Felipe III, a instancias del consejo de la corte, la orden de realizarlas.

Fueron muchas las consecuencias que se originaron debido a esta orden, entre ellas la
despoblación de los pueblos del norte, por la cual se crearon varias poblaciones en las
cercanías de santo domingo: de monte Cristi y Puerto plata se formó monte plata.

Algunos historiadores consideran a dicha como la madre futura de Haití, y a D'oregon su


"padre".

Cuando en el 1679 finalizaron las pugnas entre España y las naciones europeas, se firmó
en Nimega, una ciudad de Holanda, un tratado que dio por resultado la tolerancia de una
colonia francesa en la parte occidental de la isla, a la cual se le llamó Saint Domíngue.

El documento fue escrito en francés y en español; y ratificado al año siguiente (1777) por
el Conde de Florida Blanca, de España y como el tratado de Aranjuez, por haberse
firmado en una ciudad de España que lleva dicho nombre, situada a orillas de río tajo y
donde fue construido el palacio Real.