Está en la página 1de 95

Doctor Francis Lefebure

CURSO COMPLETO DE
FOSFENISMO

Inicio del curso de Fosfenismo


Doctor Francis LEFEBURE

Medalla de Oro y Premio del Concurso Lépine 1963


Medalla de Oro del Salón Internacional de Inventores de
Bruselas 1964, por la acción sobre el cerebro de su aparato
para la Audición Alternativa

Fosfenismo® España e Iberoamérica Escuela del Doctor Lefebure® Fosfenología® Edición y Producción
fosfenismo@telefonica.net www.fitness-mental.com www.fosfenismo.com tel. 609331111 tel. 934909128
ES36560189X ROI60180002K
Alcolea 32-34 7º 2ª 08014 Barcelona. España

Marca registrada para libros, aparatos y método pedagógico


http://www.fosfenismo.com
http://www.fitness-mental.com
1ª Edición en castellano
I.S.B.N: 84-95720-19-1
Depósito legal: B-18245-2001
Reservados todos los derechos de traducción y de
reproducción total o parcial para todos los países
Doctor Francis Lefebure
9

INTRODUCCIÓN

Es un privilegio poder presentar el Curso Completo del Doctor


Lefebure. Hace bastante tiempo que lo teníamos traducido pero
se ha retrasado su publicación porque nuestra intención, para la
edición castellana, era poder presentarlo en papel y edición
digital además de posteriormente, en audio, como originalmente
está concebido. Esto nos ha acarreado un trabajo añadido de
corrección pues los CDS son grabaciones de conferencias y
cursos del Doctor Lefebure en los que, evidentemente, la forma
de hablar y de estructurar las frases y las argumentaciones nada
tiene que ver con las de un guión preparado para la grabación de
un curso práctico; por esa razón nos hemos visto obligados a
retocar algunas frases para ajustarlas mejor a la edición impresa.

Nuestra idea es favorecer, con la edición de los libros, un


acercamiento muy fácil y económico a la obra del Doctor
Lefebure creando una colección de 16 libros con un coste muy
asequible para poder profundizar de forma paulatina, fácil y
rápida en la obra del Doctor Lefebure.

En el Curso Completo del Doctor Lefebure encontrará una


cantidad ingente de información y muchos ejercicios, realmente es
una fuente inagotable de conceptos y aplicaciones prácticas para
mejorar las capacidades mentales, emocionales y, si se desea,
sutiles del individuo. Del mismo modo que cuando uno entra en
un polideportivo no se siente en la obligación de practicar todos
los deportes que ofrece y va a buscar la sección que a uno le
interesa, así hay que actuar con el método, entendiendo que
siempre se agradece que exista una gran variedad de posibilidades.

Curso completo de Fosfenismo 1


10

No es lo mismo ir con nuestros hijos a hacer deporte que con un


amigo, no es igual el deporte que puede apetecer practicar en
verano que en invierno, en ocasiones nos apetece una sauna,
otras el ejercicio cardiovascular, otras el anaeróbico, etc. es
decir, dependiendo de su interés podrá aplicar un tipo de
ejercicios u otros, obtener resultados en un campo u otro.

Los tres primeros libros del Curso Completo del Doctor Lefebure
presentan, básicamente, las aplicaciones del método en
pedagogía y desarrollo personal así como una visión histórica de
la utilización del fosfeno, de la luz en definitiva, en todas las
religiones, iniciaciones y culturas, hemos decidido formar con
ellos un bloque independiente; será el fin de trayecto para los
interesados únicamente en estos aspectos, pues dispondrán de
toda la información para la aplicación del método con
conocimiento y conciencia, ya sólo les faltará el material básico
para ponerlo en práctica.

Inicio del curso de Fosfenismo

El Fosfenismo en el origen de las religiones y de las diferentes


tradiciones

Aplicaciones pedagógicas del Fosfenismo

Para quien quiera sumergirse en las aplicaciones más sutiles, el


viaje continua con trece libros más de un valor incalculable para
el interesado en los aspectos iniciáticos tratados con el rigor de
un gran científico, pondré un ejemplo entre miles.

He estado leyendo hace poco, Incertidumbre de David Lindley,


un libro que repasa la historia de la física cuántica; con respecto
a Wolfgang Pauli, Sommerfeld, su jefe y mentor se encontraba
preocupado por su extraña conducta:

Doctor Lefebure
11

… Pauli tenía el tic de balancearse adelante y atrás


constantemente mientras estaba sentado pensando en su silla.
Sommerfeld llegó a la conclusión de que no podía moldear a su
extraño y brillante estudiante hacía lo que él consideraba un
comportamiento normal y cedía ante sus excentricidades …

Los Balanceos es el título del sexto libro de la colección; todas


las religiones, todos los ritos, todas las iniciaciones han
practicado los balanceos y como con el fosfeno, la luz, nadie ha
explicado porqué; se trata de provocar un ligero masaje del
cerebro que produzca un ritmo que favorezca el pensamiento. Lo
importante es conseguir un buen ritmo en el cerebro al mover la
cabeza, que provoque una variación de presión que de lugar a
una variación de la circulación y también del campo eléctrico,
para repercutir en el pensamiento.

De eso trata el resto del curso, de los ejercicios de expansión de


la conciencia que se realizan de forma regular desde que el
hombre es hombre, ya sea de manera coordinada como hacen
todas las iniciaciones o de forma instintiva como en el caso de
Pauli y de muchos de nuestros hijos… Le aseguro que, se quede
en la estación que se quede, el viaje no le defraudará y habrá
valido la pena por el placer intelectual que obtendrá y sobre todo,
por los resultados prácticos que cambiarán su vida, por ello, al
hilo de la física cuántica, como siempre, hago mía la frase de
Nihels Bohr.

Quien no haya quedado fuertemente impresionado por el


Fosfenismo es que no lo ha entendido.

Francesc Celma

Director de Fosfenismo España e Iberoamérica

Curso completo de Fosfenismo 1


13

INICIO DEL CURSO DE FOSFENISMO

En primer lugar vamos a describir las generalidades sobre el


conjunto de este curso. Por Fosfenismo, entendemos la
recuperación de todos los métodos de desarrollo personal, de
desarrollo místico, de todas las técnicas iniciáticas pero
ilustradas por el estudio y el método de los fosfenos. Por una
parte, los fosfenos – después definiré esta palabra – constituyen
un maravilloso método de análisis de la acción sobre el cerebro
de todo lo que le es favorable o desfavorable.

Con un material sencillo pero específico (véase nota),


rápidamente nos damos cuenta del efecto de un medicamento,
una dieta alimentaria, una postura, un ejercicio de gimnasia, una
meditación o una enfermedad del cerebro.

Esto permite pues, preparar exacta y concienzudamente


ejercicios tradicionales. Algunos decían antaño que habían
conseguido resultados extraordinarios mediante estos ejercicios,
otros perseveraban durante toda una vida sin conseguir
demasiados resultados, excepto algunos beneficios físicos.

Mediante el estudio de los fosfenos, nos damos cuenta del ritmo


exacto que permite conseguir de forma segura el efecto deseado,
como también de la duración óptima de cada ejercicio y de su
frecuencia, y se elimina la forma superflua de practicar estos
ejercicios, que en realidad no tienen ningún efecto cuando se
controla la acción de los fosfenos sobre el cerebro.
Nota: El material imprescincible y adecuado para la práctica del método lo facilita Ediciones
Fosfenismo.

Curso completo de Fosfenismo 1


14

Doctor Lefebure
15

Veremos que esto está de acuerdo con tradiciones como los


misterios de Eleusis, por ejemplo. Por otra parte, los fosfenos
constituyen lo que yo llamo, en mi libro La iniciación de Pietro,
(véase nota), el cordón umbilical que nos une al otro mundo.

En realidad, los fosfenos son una sustancia sutil intermediaria


entre el pensamiento (lo que los teósofos llaman las formas-
pensamiento) y la materia, de tal manera que, si se añaden
fosfenos a cualquier ejercicio tradicional o a los ejercicios
modernos de desarrollo personal, pero se añaden de la forma que
explicaremos, no de cualquier manera, se multiplican sus efectos
en una proporción considerable, memoria, atención, inteligencia
y espíritu de iniciativa en el plano en intelectual, pero también se
desarrolla una gran mejora en aspectos sutiles que los
movimientos iniciáticos consideran que dan a sus adeptos desde
la noche de los tiempos.

Éste es el conjunto del curso de Fosfenismo. En resumen, es el


método para analizar el efecto de cada ejercicio y adición a todos
estos ejercicios como medio de multiplicar sus efectos de forma
extraordinaria.

La primera clase es el estudio de la «mezcla fosfénica» desde el


punto de vista pedagógico y en la historia de las religiones: las
generalidades. Después emprenderemos, de una forma más
profunda, la historia de las religiones y seguidamente, las
aplicaciones pedagógicas.
Éstas son las tres primeras clases para entrar en materia en el
estudio del Fosfenismo.
Empecemos pues por las generalidades sobre la «mezcla
fosfénica» en pedagogía y en la historia de las religiones.
Nota: de próxima aparición en esta editorial.

Curso completo de Fosfenismo 1


16

Doctor Lefebure
17

Doctor, como información general, ¿cuáles son los resultados


que se pueden obtener en pedagogía mediante la «mezcla
fosfénica»? ¿Se han hecho experimentos precisos sobre el tema?

Pues bien, veamos primero algunos resultados individuales y


después pruebas colectivas. En el ámbito individual, tenemos el
ejemplo de un alumno muy malo en cálculo que alcanzó la
normalidad en 15 días. Podemos hablar también de tres niños
que siempre sacaban cero en ortografía y que tres meses después
sacaban 13, 14 y 16 sobre 20. En cuanto a la acción sobre el
carácter, en Chicoutime, en Quebec, tuvimos a un niño de 12
años que se peleaba siempre en el recreo y tenían que llevarlo
ante el director a causa de esto. Insultaba a los profesores y su
única distracción era que había formado una banda de pequeños
gánsters con la que había roto los cristales de los vecinos y
arrancado las plantas.

El psicólogo escolar había intentado ya varios métodos sin éxito.


Pero, simplemente con mis libros sobre Fosfenismo y sin haber
hablado conmigo personalmente, el psicólogo aplicó el método
durante tres semanas a este niño. Después de estas tres semanas,
era él quien impedía a sus antiguos cómplices que hicieran
disparates, ya no se peleaba en el recreo, iba a la biblioteca para
pedir libros prestados en lugar de callejear, y sus notas pasaron
de 50%, como se valora en Quebec, al 75%. Podríamos
multiplicar así los ejemplos, pero podemos decir que, de una
forma absolutamente general, cualquier niño que empieza a
estudiar sus lecciones mediante este método todos los días
(fundamentalmente desde el punto de vista pedagógico se trata
de un método para estudiar las lecciones), tiene mejores notas a
partir del primer mes.

Hablemos ahora de las pruebas colectivas que ha realizado,


principalmente en Portugal, el profesor Cruse.

Curso completo de Fosfenismo 1


18

Se trata de pruebas de atención que han confirmado lo que yo


digo en mis libros, que después de una sola sesión de «mezcla
fosfénica» la atención del niño aumenta y que basta con repetir
las sesiones cada día durante unas semanas para que la mejora de
la atención persista entre las sesiones.

Hemos hecho también pruebas con el mismo psicólogo escolar


en Chicoutimi, principalmente la prueba del dibujo. Es bien
sabido que los niños retrasados hacen dibujos más pequeños y
con menos detalles que los niños normales. Esta prueba había
sido realizada con decenas, centenares y a veces miles de casos
por mi maestro de psiquiatría infantil cuando yo era externo de
los hospitales de París, el doctor Fais, que habla de ello en su
obra de psiquiatría infantil. Se le da al niño esta frase: una mujer
se pasea bajo la lluvia. Tiene diez minutos para dibujar lo que
esto le sugiere y después, según el tamaño del dibujo y el número
de detalles, se sabe la edad mental del sujeto de forma muy
exacta.

Pues bien, en Chicoutimi, pedimos a los niños de una clase que


hicieran este dibujo. A continuación, pedimos a la mitad de la
clase que mirara fijamente la lámpara para hacer un fosfeno.
Después, pedimos a todos los niños que se taparan los ojos con
las manos durante tres minutos y seguidamente dibujaran de
nuevo lo que les sugería la frase en cuestión. Por lo tanto, las
condiciones eran iguales para los dos grupos excepto que una
mitad había hecho un fosfeno y la otra no.

El resultado fue que la mitad de la clase que había hecho el


fosfeno hizo el dibujo más grande y con más detalles, excepto
uno o dos niños, pero ningún dibujo era peor. La mitad de la
clase que no había hecho el fosfeno hizo los dibujos más
pequeños y con menos detalles, excepto uno o dos niños, pero
ningún dibujo era mejor.

Doctor Lefebure
19

Curso completo de Fosfenismo 1


20

Esta prueba fue totalmente categórica. La repetimos en Costa de


Marfil, donde el gobierno me invitó para hacer algunos
experimentos en escuelas, con el mismo resultado. Y además,
después de mi partida (lo cual es importante para demostrar que
no se trata de la influencia de mi personalidad), se realizó el
siguiente experimento en una escuela de la periferia de Abidján.
Tres clases del mismo nivel debían presentarse al mismo
examen. A una de las clases se le hizo hacer solamente la
revisión con Fosfenismo, a las otras dos no. La clase que había
hecho la revisión con Fosfenismo tuvo 26 aprobados sobre 30,
las otras clases solamente 12 y 13 aprobados sobre 30.
La prueba del dibujo se repitió de forma diferente con mariposas
y lápices de colores en Antibes. Allí los resultados fueron
extraordinariamente interesantes. Después de los fosfenos, todos
los dibujos eran mucho más grandes, con muchas más
variedades de colores y, como se trataba de niños pequeños, en
el primer dibujo los colores se indicaban mediante un trazo
simbólico en el lugar que tenía que ser coloreado, pero en el
segundo dibujo la distribución de los colores era mucho más
amplia. Así pues, en Antibes tenemos la confirmación del
aumento de la inteligencia después de un solo fosfeno, pero con
una clara orientación hacia el sentido de la apreciación de los
colores.

Naturalmente, hacer un solo fosfeno no basta para ser


definitivamente más inteligente, pero si el niño, durante el
periodo de formación de su cerebro, aprende cada día sus
lecciones con el Fosfenismo y lo utiliza también como ayuda
para hacer los deberes, será definitivamente más inteligente,
como lo demuestra el estudio de casos de personas que han
practicado espontáneamente la «mezcla fosfénica» durante la
infancia sin saberlo – veremos este caso más tarde – y se han
convertido en lo que llamamos un genio.

Doctor Lefebure
21

Curso completo de Fosfenismo 1


22

Yo creo que muchos genios son simplemente niños que al


principio eran normales, pero vivieron en unas condiciones de
existencia que les permitieron seguir el hilo de su instinto y
practicar la «mezcla fosfénica» de forma espontánea.

Doctor Lefebure, creo que ha realizado usted con éxito


numerosos experimentos, pero, ¿cuánto tiempo hace que creó
este método?

En septiembre de 1964, tuve por primera vez la idea de ver lo


que ocurría cuando se mezclaba un pensamiento con el fosfeno.
Pero en 1959 hice mi primer descubrimiento sobre el fenómeno
fosfénico, un fenómeno desconocido hasta entonces y que
estudiaremos en la clase sobre balanceos. En 1964, realicé
pruebas, primero en mí mismo, en algunos amigos y poco a poco
me di cuenta de que en las escuelas los resultados eran siempre
excelentes.

Doctor, se nos hace la boca agua. ¿Puede decirnos


concretamente qué es un fosfeno y lo que entiende por «mezcla
fosfénica»?

Considero que sólo hay una definición correcta de lo que es un


fosfeno, la del diccionario Littré, que dice que un fosfeno es toda
sensación luminosa subjetiva. Así pues, tenemos diferentes tipos
de fosfenos. Por ejemplo, tenemos los fosfenos producidos por la
corriente eléctrica con la que se estimula la protuberancia
posterior del lóbulo occipital llamada «cuneus»; en este caso, el
sujeto ve fosfenos informes. A su alrededor, si se estimula la
región que rodea en círculo al «cuneus», el sujeto verá fosfenos
en forma de línea quebrada o con formas geométricas. Y la
tercera zona concéntrica, de visión en el adormecimiento, recibe
el nombre de ipnagógica, es precisa, breve y está relacionada con
el psiquismo.

Doctor Lefebure
23

Recuerde bien esto, lo necesitaremos a lo largo de todas estas


clases. Tenemos otro tipo de fosfenos producidos eléctricamente,
mediante electrodos colocados en las sienes, de forma que la
corriente atraviesa el cruce que llamamos «quiasma» del nervio
óptico; en este caso, el sujeto ve pequeños fosfenos granulosos y
le resulta molesto. Esto no tiene prácticamente relación alguna
con lo que nosotros utilizamos.

Después tenemos los fosfenos producidos por los alucinógenos.


Pero, cosa muy curiosa, la luminosidad producida por estos
productos tóxicos tiene efectos exactamente simétricos de los
que obtenemos mediante la «mezcla fosfénica», como veremos a
medida que estudiemos los efectos de la «mezcla fosfénica». Por
lo tanto, hay que recordar que la «mezcla fosfénica» no tiene
nada que ver con las drogas alucinógenas, que sin embargo
también producen fosfenos, pero sus efectos son inversos. Por
otra parte, si un gamberro le da un puñetazo en un ojo, cuando
vaya a la comisaría de policía, le tomarán mucho más en serio si
dice señor comisario, este gamberro me ha hecho un fosfeno por
compresión que si dice me ha hecho ver las estrellas.

Naturalmente nosotros no utilizamos estos fosfenos por


compresión, aunque existen métodos de entrenamiento que
aconsejan presionar sobre la parte lateral del ojo para producir
este tipo de fosfenos. Nosotros no utilizamos mucho este
método y evidentemente sería peligroso porque podría acabar
produciendo un desplazamiento del cristalino, por ejemplo.
Además los fosfenos así obtenidos no son buenos. En cambio,
nosotros utilizamos el tipo de fosfenos que los oftalmólogos
llaman «postimagen» o «imagen de remanencia» o «imagen de
persistencia». Como esto no se estudió antes de que yo lo hiciera,
cada autor utilizó su término, pero actualmente se utiliza sobre
todo el de «postimagen». Ahora bien, ¿por qué yo no utilizo la
palabra «postimagen»?

Curso completo de Fosfenismo 1


24

En primer lugar, porque hablamos mucho de imagen mental y


sería una verdadera ensalada de imágenes. Además, la palabra
«fosfeno» es eufónica, recuerda a «febus», tiene la misma raíz,
que significa sol. De manera que he hecho lo que se llama en
gramática un neologismo por restricción. He aplicado a un caso
particular la postimagen de los oftalmólogos, la palabra general
de fosfeno, toda sensación luminosa subjetiva. Así pues, si su
médico, su oftalmólogo, le dice que este doctor Lefebure ni
siquiera sabe lo que es un fosfeno, puede responderle: sí, pero ha
hecho un neologismo por restricción. Como se verá obligado a
consultar la gramática para saber lo que esto significa, no le
causará más problemas.

La «mezcla fosfénica» consiste en mezclar un pensamiento con


el fosfeno, de la misma manera que una batidora es un aparato
que mezcla frutas, por ejemplo.

Pero, ¿cómo se obtienen los fosfenos que se utilizan en


pedagogía? ¿Puede describirlo?

Lo veremos ahora con las indicaciones prácticas para poder


seguir el resto de las clases, porque es deseable que realice las
experiencias al mismo tiempo. Debe conseguir el matrial
adecuado para realizar fosfenos de calidad y sin ningún riesgo
ocular, lámpara fosfénica del Doctor Lefebure 2008® (véase
nota). Coloque esta lámpara a 1 o 2 metros, porque es importante
que no se fatigue la vista. Mire fijamente la lámpara durante
aproximadamente 40 segundos. Después apáguela y quédese a
oscuras. Para no molestar a las personas que están en la misma
habitación, puede muy bien conformarse, para estar a oscuras,
con una venda en los ojos.
Nota: hemos adecuado el material a los avances que Ediciones Fosfenismo ha incorporado a lo
largo de los años para mejorar la calidad de la luz con la que se trabaja, actualmente incluso
Fosfenismo fabrica unas bombillas especiales de luz natural para facilitar la práctica.

Doctor Lefebure
25

Curso completo de Fosfenismo 1


26

Como ve, el material es muy sencillo. Cuando haya mirado


fijamente la lámpara durante 40 segundos y se encuentre a
oscuras, gracias antifaz o apagando la luz de la habitación, en
general, justo después de apagar la lámpara fosfénica del Doctor
Lefebure 2008®, se produce una corta fase blanca, de 1 o 2
segundos.

Aunque esto sólo ocurre con una iluminación bastante intensa. A


continuación, quizá después de una fase oscura, las primeras
veces que haga las pruebas verá, generalmente, un color
amarillo rodeado de un marco rojo y, al cabo de unos días de
entrenamiento, ya no lo verá amarillo, sino verde rodeado de
rojo.

Este rojo crece hacia el interior por sacudidas, retrocede durante


un momento y después avanza; sacudidas muy irregulares y muy
bruscas. El resultado es que, al cabo de un minuto y medio, el
fosfeno es totalmente rojo y más pequeño, naturalmente.

Este rojo será menos intenso que el primer color y continuará


disminuyendo su superficie y oscureciéndose durante otro
minuto y medio. Después, cambiará, siempre a sacudidas, a azul,
generalmente primero rodeado de rojo y después azul o negro.

En esta fase, preste mucha atención. Alrededor se desarrolla una


nube gris, pálida, con bordes desdibujados mucho menos
estables que el núcleo central, de forma que esta nube gris es
muy fácil de diferenciar del núcleo central. Algunas personas la
ven ligeramente rosada o ligeramente amarilla.

Esta nube crece hacia el interior, de manera que, durante un


instante infinitamente pequeño, esta nube que llamamos
resplandor difuso pasa por su máxima expresión y después
disminuye lentamente.

Doctor Lefebure
27

Curso completo de Fosfenismo 1


28

Debo insistir sobre este fenómeno que tiene un aspecto


insignificante, porque tenemos experiencias que muestran que,
cuando ya no hay núcleo central multicolor y sólo hay este
resplandor difuso, ya no ocurre nada en la retina, sino que este
resplandor difuso procede únicamente de un trabajo en el interior
del cerebro y de un intercambio de energía entre los dos
hemisferios cerebrales; y por otra parte, desde el punto de vista
de la parapsicología, este resplandor difuso permite a más de dos
tercios de las personas ver un objeto físico que lo atraviesa como
una sombra, aunque el sujeto tenga varias vendas sobre los ojos
y se encuentre en una habitación totalmente oscura. Más
adelante estudiaremos este fenómeno.

Ésta es pues la descripción del fosfeno consecutivo a la


iluminación que da lugar a un posfosfeno. Si no añado nada al
fosfeno, hablaré de posfosfeno.

Pero, ¿bajo el antifaz debemos tener los ojos abiertos o


cerrados?

Ésta es una buena pregunta. En efecto, las experiencias


fosfénicas funcionan tanto mejor cuanto mayor es la oscuridad,
sobre todo para el tipo que empezamos a estudiar. Por lo tanto,
cerrando los ojos se aumenta la oscuridad, porque puede parecer
fácil conseguir una buena oscuridad pero cuando se busca, uno
se da cuenta de que es muy difícil; sólo en el 6º sótano del
Collège de France hay una habitación donde existe la oscuridad
necesaria para los experimentos con rayos cósmicos.

Así pues, cierre los ojos, pero procure no hacerlo como los niños
que simulan que están durmiendo, pues hay adultos que hacen
esto con el antifaz de relajación. Así se crispan los párpados de
manera que se mezclan el fosfeno por compresión y el fosfeno
consecutivo a la iluminación.

Doctor Lefebure
29

Por otra parte, se dará cuenta de que, si la oscuridad es buena,


tanto con venda como sin, tanto con los ojos abiertos como
cerrados, el fosfeno es exactamente igual. Por lo tanto, cierre los
ojos para disponer de una oscuridad todavía mejor.

Usted ha realizado varias experiencias fosfénicas.

Sí.

¿Qué es lo que le ha parecido más interesante y destacable en


estas experiencias?

Pues mire, la primera cosa curiosa es que el fosfeno tiene


tendencia a desaparecer y que personalmente siempre he tenido
problemas para intentar impedir que desapareciera. Después de
esto, una cosa también curiosa es el cambio de color, que es
diferente, que cambia realmente de manera extraña en el sentido
de que no puedo controlarlo.

A pesar de todo, hay formas que cambian y que son repetitivas.


Además, he observado a veces divisiones del fosfeno, el fosfeno
se divide, es decir, mantiene siempre una figura general pero
también hay pequeñas figuras que parecen salir del fosfeno
principal.

En último lugar, creo que debo decir que me produjo cierto


placer el hecho de esforzarme voluntariamente para hacer volver
el fosfeno, porque me parece que son colores hermosos y me
producen cierto bienestar. Sin embargo, siento que no soy el
dueño del fosfeno, en otras palabras, que no lo controlo.

Todos sus planteamientos son muy interesantes. Hablemos


primero de la tendencia a desaparecer.

Curso completo de Fosfenismo 1


30

Se produce sólo durante el primer periodo de entrenamiento, y


compararía lo que ocurre con el lactante que se mira la mano
para aprender a coordinar su visión con la sensación que
proporciona la noción de la existencia del cuerpo, que llamamos
cenestésica, la sensación debida al movimiento.

Puede hacer el siguiente experimento en el primer tiempo de


entrenamiento: coloque un libro delante de usted sobre una
mesa, mire fijamente la lámpara, apáguela, póngase el antifaz,
baje la cabeza y tendrá la certeza de que el fosfeno se proyecta
sobre el libro; si en este momento toca el libro con las manos, a
menudo tendrá la sensación de que el fosfeno está fuera de las
manos y no entre los dos.

Así pues, se ha producido una falta de coordinación entre el


sentido del espacio que procede de la visión en la oscuridad, en
un campo visual que es negro, y la sensación cenestésica que nos
da la noción de la existencia del cuerpo, y esto explica que, al
cabo de unos días de entrenamiento, esto desaparezca.

Lo que no hay que hacer es correr tras el fosfeno con los ojos,
simplemente hay que dejar la mirada muy tranquila delante de
uno mientras el fosfeno se apaga y se vuelve a formar. Después
de unos días dejará de moverse.

Ahora nos referimos al segundo tema que ha mencionado. Ha


señalado una tendencia repetitiva en el fosfeno.

Por eso, hablo de una función ritmofosfénica. Existe una función


especial del cerebro que tiene una enorme repercusión sobre el
pensamiento, pero cuyo punto de partida es el fosfeno; es la
función que genera el ritmo en el pensamiento, y veremos que
esta función ritmofosfénica ha desempeñado un papel esencial
en el origen de todos los ritos religiosos.

Doctor Lefebure
31

Curso completo de Fosfenismo 1


32

Por ejemplo, cuando se reza mirando fijamente el sol, lo cual


está en el origen de todas las religiones, el fosfeno asociado sin
que uno se dé cuenta impone su ritmo al pensamiento, este ritmo
genera corrientes de fuerza en el cuerpo, danzas, posturas, por
eso la plegaria con fijación de la mirada en el sol está en el origen
de todos los ritos religiosos. Vemos pues que esta tendencia
repetitiva tiene mucha importancia y la analizaremos con detalle.

Ha comentado también que no se siente dueño del fosfeno.

Esto me permite hablar de otro fenómeno. Si en lugar de una


lámpara coloca dos para generar mediante, por ejemplo, un
cartón, dos fosfenos, me he dado cuenta de que, si se enciende
dos segundos la de la derecha y dos segundos la de la izquierda
durante, por ejemplo, un minuto –lo fundamental es el ritmo de
dos segundos– los fosfenos consecutivos, en lugar de coexistir,
se alternan. Verá ocho segundos un fosfeno y ocho segundos el
otro, en caso de un sujeto normal, durante tres minutos, con un
ritmo bastante regular.

Algunas personas me han comentado que si quieren pueden


hacer volver el fosfeno a voluntad, más deprisa o más
lentamente. Muy bien, pero con esto sólo conseguirán estropear
el ritmo. Esto es lo que descubrí, se puede actuar a voluntad
sobre el fosfeno pero sin ser realmente el dueño. A fin de
cuentas, él es el que impone la serie, como si usted se
abandonara a él, y si lo fuerza sólo consigue estropear un ritmo
regular y natural.

También me ha hablado de los diferentes colores.

Esto nos acerca al tema que usted habría podido plantear, pero yo
sabía de antemano que no lo plantearía.

Doctor Lefebure
33

Porque la observación de fosfenos se altera mucho debido a un


fenómeno curioso y esto es lo que explica que, a pesar de que
desde los orígenes de la humanidad se hayan observado, se
hayan estudiado tan poco.
La observación de fosfenos se altera por lo que he llamado en mi
libro sobre la respiración que abre las puertas del más allá «la
sensación de evidencia».
Lo que ocurre en uno debido a los fosfenos parece tan evidente
que describir y asombrarse de lo que ocurre se nos escapa;
porque ¿qué es lo más extraordinario de los fosfenos? Pues bien,
eso se le ha escapado y no me sorprende porque yo, después de
más de veinte años de hacer fosfenos me dije, es extraordinario,
he aquí lo incomprensible desde el primer fosfeno, y nadie antes
que yo se había planteado la cuestión ni había pensado en ello,
que yo sepa. Yo ya hacía veinte años cuando me planteé la
pregunta.
Porque la percepción de los colores se produce gracias a unas
células retinianas que se llaman conos. Hay tres tipos de conos,
clásicamente, aunque en ciencias los autores no están todos de
acuerdo, pero clásicamente se considera una variedad para el
verde, una variedad para el rojo y una variedad para el azul.

Estos tres colores se encuentran para formar el color blanco


cuando se mira fijamente la lámpara. Entonces, ¿cómo es que, al
apagarla, los tres tipos de conos no trabajan simultáneamente
para dar lugar a la luz blanca?

Esto era lo más extraordinario, lo más incomprensible. Y antes


que yo, creo que a causa de esta sensación de evidencia que
altera la observación de los fosfenos, nadie había hablado de
ello. Por ejemplo, que yo sepa, Goethe fue el primero que señaló
en su tratado de los colores la tercera fase azul del fosfeno.

Curso completo de Fosfenismo 1


34

Pero la fisiología moderna habría tenido que preguntarse por qué


los tres tipos de conos no trabajan juntos para reproducir
inmediatamente el blanco, ya que sólo al final del fosfeno
aparece el blanco y justamente cuando ya no pasa nada en la
retina sino solamente en el interior del cerebro, como he dicho.
Hay pues un misterio fisiológico en este desarrollo de los
colores, siempre en el mismo orden, en un sujeto normal.
Veo que la práctica de la «mezcla fosfénica» proporciona
muchas ventajas, sobre todo intelectuales. Hacer un fosfeno sin
mezclar un pensamiento ¿puede producir estos efectos?
No. Es indispensable que haya al mismo tiempo pensamiento y
fosfeno, de la misma manera que para producir una sal se
necesita un ácido y una base; si sólo está presente uno de los dos,
no se formará la sal.

En el ámbito escolar ¿cuál es el método o la práctica, por


ejemplo, para una lección de geografía?

Para una lección de geografía, el problema es muy sencillo,


porque generalmente, en la lección hay al menos un mapa.
Normalmente, el niño estudia su libro, cierra el libro y repasa la
lección mentalmente. En el caso de una lección de geografía,
intenta representarse el mapa que sirve un poco de ancla para
fijar los otros temas.

La única diferencia aquí es que, después de haber estudiado y de


haber cerrado el libro como de costumbre, mira fijamente la
lámpara durante 40 segundos y, para no perder tiempo, ya puede
empezar a recitar mentalmente la lección durante la fijación de
la mirada. No hay ningún inconveniente, sólo hay ventajas.
Después apaga la lámpara, se pone el antifaz y se queda a
oscuras, y durante los tres minutos del fosfeno, repasa su lección
como de costumbre, ni más ni menos.

Doctor Lefebure
35

¿El fosfeno puede durar más de tres minutos?


Normalmente no. El fosfeno normal dura alrededor de tres
minutos, es decir, contando hasta el inicio del resplandor difuso.
El momento en que hay mucha energía dentro, que es muy verde,
muy brillante, es el más útil para la memorización, porque es el
momento en que la transferencia de energía al pensamiento se
realiza con mayor facilidad.
¿Cuáles son los efectos de esta experiencia durante su
desarrollo y después?
Sus efectos son muy variables según el sujeto, pero a pesar de
todo, lo que ocurre puede describirse. Lo más interesante es que,
desde las primeras experiencias, el pensamiento, en el tiempo de
un relámpago, se vuelve más claro. Esto corresponde a lo que he
llamado, con un nombre que hay que tomar en su sentido
simbólico y filosófico, «sal fosfénica», el resultado de la
combinación entre el pensamiento y el fosfeno.

No tiene importancia que sea en el tiempo de un relámpago que


el pensamiento es más claro y no lentamente, porque
observamos que, por ejemplo, si conduce por una autopista y
delante de usted hay un accidente, esto durará el tiempo de un
relámpago, pero se verá tan impresionado que recordará todos
los detalles durante toda la vida. En efecto, estará tan
impresionado por la emoción que la imagen se grabará con
detalle. Aquí ocurre lo mismo.

En el tiempo de un relámpago, el pensamiento se vuelve mucho


más claro y a causa de esto estará durante mucho más tiempo en
el recuerdo y con mucho más detalle. Si es un mapa de geografía,
por ejemplo, el sujeto se da cuenta de que los detalles se
recuerdan con mayor facilidad. Suben a la superficie de su
conciencia muchos más recuerdos.

Curso completo de Fosfenismo 1


36

Doctor Lefebure
37

Así pues, acción sobre la memoria de la fijación de la mirada por


la claridad de la imagen y acción sobre la memoria de evocación
por la cantidad de recuerdos. Pero en muchos sujetos esto no se
produce durante la experiencia, sino después. Quizá en los
instantes siguientes o las horas que siguen o en los dos o tres días
siguientes, cuando el sujeto vuelva a pensar en lo que haya
evocado durante la presencia del fosfeno, recordará la imagen
más clara y más firme. Por ejemplo, yo tenía estudiantes en la
ciudad universitaria que habían realizado la experiencia de
asociar todas las noches el mismo pensamiento al fosfeno
durante un tiempo. Observaron que, durante la experiencia el
pensamiento era siempre igual, pero después, cuando caminaban
bajo la influencia de los movimientos automáticos, de repente, el
pensamiento se volvía más claro, más firme y más grande.
En su camino hacia la visión, el pensamiento se había
fosfenizado sin que ellos lo supieran. También puede ocurrir que
durante la experiencia aparezca una visión que no tenga ninguna
relación con el pensamiento mezclado con el fosfeno. El
pensamiento permanece muy débil y aparece una visión súbita;
esto es comparable a lo que ocurre cuando se pone un catalizador
en una solución; el catalizador no interviene en la reacción pero
desencadena combinaciones químicas.

En nuestro caso, el pensamiento mezclado con el fosfeno se


queda igual pero de repente produce una combinación entre el
fosfeno y el subconsciente, es decir, el resto del cerebro, que
genera una visión. Este fenómeno es raro y no hay que prestarle
atención. Se trata de fenómenos de adaptación al inicio. Lo
importante es esta mayor claridad del pensamiento durante o
después del mismo. Podemos compararlo con lo que ocurre
cuando se sumerge una esponja en yeso; mientras está en el yeso,
la vemos mal, pero cuando la sacamos nos damos cuenta de que
ha adquirido una cierta densidad, una cierta firmeza.

Curso completo de Fosfenismo 1


38

Doctor Lefebure
39

En nuestro caso ocurre lo mismo, después del fosfeno es cuando


el pensamiento se vuelve más firme y más claro.

He comprendido, sobre todo, lo que hace referencia a una


representación imaginaria como un mapa de geografía, pero
¿cuál sería el método en una poesía, por ejemplo, o en un área
de música?

Bien, no hay que creer que porque el fenómeno fosfénico es


visual está más relacionado con el pensamiento visual. Al
contrario, hay una especie de reacción cruzada, de forma que el
fosfeno se asocia todavía mejor con el pensamiento auditivo; y
el equivalente al fosfeno en el ámbito auditivo, lo que llamamos
acufeno y que estudiaremos más adelante, se combina mejor con
el pensamiento visual que con el pensamiento auditivo. Por lo
tanto, obtendrá todavía mejores resultados con la recitación de
una poesía, por ejemplo, o con un área de música. Debe intentar
representarse el sonido mentalmente como si viniera del interior
del fosfeno o, si esto le parece molesto, puede observar el
fosfeno mientras hace su recitación mental. Hay que señalar que,
en un pequeño porcentaje de personas, en un primer tiempo se
produce una alternancia entre el pensamiento y el fosfeno, tanto
en la primera experiencia que hemos descrito como en ésta.

Cuando el sujeto presta atención al pensamiento, deja de prestar


atención al fosfeno; uno se apaga cuando el otro se enciende. Pero
esto no dura mucho. Se trata de reacciones de adaptación
iniciales, y después la mezcla se hace bien y el sujeto percibe
todavía mejor esta gran densificación del pensamiento. Entonces,
igual que en el caso de la combinación entre un ácido y una base
se produce un desprendimiento de energía, aquí ocurre lo mismo,
y se produce también, además de la sal fosfénica, el pensamiento
más denso del que he hablado, un desprendimiento de energía
pero de entrada en el ámbito cerebral.

Curso completo de Fosfenismo 1


40

Este desprendimiento de energía se traduce de varias maneras.


Por una parte, un aumento de las asociaciones de ideas, es decir,
aumento de la inteligencia, y por otra parte, uno de los efectos
más curiosos de la «mezcla fosfénica» y ciertamente de los más
importantes, un aumento del espíritu de iniciativa.

Todos los que practican la «mezcla fosfénica» tienen más


iniciativa que antes, y ésta es una de las razones principales por
la cual las personas que practican la «mezcla fosfénica» tienen
más éxito estadísticamente que las personas que no la practican.

Hace un momento hablaba de reeducación del carácter de niños


inadaptados. ¿Cómo les ayuda la práctica del Fosfenismo y
cómo hace usted para conseguirlo?

Debe comprender que al principio le he separado la imagen


mental visual y la imagen mental auditiva únicamente para un
aprendizaje progresivo y para que no creyera que porque el
fosfeno es un fenómeno visual está especialmente relacionado
con el pensamiento visual. Pero decir tengo una memoria sobre
todo visual o sobre todo auditiva es como empeñarse en caminar
con un pie cuando se tienen dos. En realidad, son ideas falsas
adquiridas durante la infancia por diversas circunstancias. Daré
un ejemplo.

Una vez, una madre me trajo a un niño de nueve años que


trabajaba bien pero ella quería que trabajara todavía mejor. Le
dije que se aprendiera la lección antes de hacer el fosfeno y la
madre me respondió: no puede, está acostumbrado a que yo le
lea la lección, para aprenderla.

¿Se da cuenta? Atrofia de la memoria visual y atrofia de la


costumbre de hacer un esfuerzo, ¿verdad? Pues bien, el fosfeno
desprende una gran cantidad de energía.

Doctor Lefebure
41

Curso completo de Fosfenismo 1


42

Esta energía se distribuye por el cerebro y pone en


funcionamiento regiones que no tienen la costumbre de trabajar,
de tal manera que el fosfeno ayuda a hacer trabajar
simultáneamente la memoria visual y la memoria auditiva.
Suponga, por ejemplo, que se trata de una fórmula de álgebra. El
sujeto puede representársela escrita en la pizarra, por lo tanto hay
un esfuerzo de memoria visual, y al mismo tiempo recitársela
auditivamente. Pero si quiere estudiar de forma más detallada la
acción del Fosfenismo sobre el carácter, puede elegir una
persona con la que quiera mejorar sus relaciones. Se la
representa en su aspecto visual pero sobre todo en su aspecto
auditivo, es decir, imagine o recuerde palabras que le ha oído
pronunciar, porque no se elige la estatura o el color de los ojos,
sino que cada uno se siente muy emocionado por las propias
palabras que pronuncia, ¿verdad? y por lo tanto estamos más en
contacto con el psiquismo de un sujeto mediante el recuerdo de
las palabras que se le han oído pronunciar que simplemente por
su aspecto visual.
Y cuando haya hecho esta doble evocación de la persona, visual
y auditiva, háblele mentalmente como a través del fosfeno. Puedo
citarle casos de familias en que hermano y hermana se peleaban
con mucha frecuencia y, a partir del momento en que la madre ha
hecho hacer a los niños una sesión de «mezcla fosfénica» en
común cada noche, ha prevalecido el buen entendimiento y los
hermanos se han entendido mucho mejor.
Usted, que ya tiene cierto entrenamiento en estas tres experiencias
de «mezcla fosfénica» que he descrito, ¿qué le ha parecido la
acción sobre la atención de estas experiencias?
He observado que la atención es mucho más intensa de lo
normal, sobre todo más mantenida, lo cual facilita la actividad
intelectual. Por otra parte, no soy el único que lo ha observado.

Doctor Lefebure
43

Tengo una amiga que se ha sacado el permiso de conducir


fácilmente gracias a este método, cuando su trabajo es muy
absorbente.

Bien, esta acción sobre la atención se ha confirmado, como he


dicho, por pruebas realizadas en Portugal y ciertamente es uno de
los efectos principales del Fosfenismo. Porque, ¿qué se le
reprocha a un niño?

Que no preste suficiente atención en la escuela, ¿verdad? Y


¿cómo se producen la mayoría de accidentes de coche? Debido a
una falta de atención.

Justamente, no hay que sorprenderse de que la acción sea


especialmente útil en el aprendizaje de las señales necesarias
para sacarse el permiso de conducir, porque no es por casualidad
que estas señales se han hecho verdes y rojas, ya que son los dos
colores más importantes para los que hay conos especializados,
como hemos visto, verde, rojo y azul.

Así pues, no es por casualidad que los colores fundamentales del


fosfeno, los dos primeros más intensos, se hayan tomado para las
señales necesarias para aprender a conducir y por eso se aprende
mucho más deprisa el código de circulación si se hace con la
ayuda del Fosfenismo.

Yo lo había previsto y lo he confirmado en una autoescuela cuyo


director se interesó por el Fosfenismo y también por otra persona
que, sin avisar a la dirección, aprendió mediante el Fosfenismo
lo necesario para obtener el permiso de conducir.

Hemos estudiado el posfosfeno, es decir, el fosfeno consecutivo


a la iluminación. Ahora vamos a estudiar otro tipo de fosfeno que
utilizamos: el cofosfeno o fosfeno asociado a la iluminación.

Curso completo de Fosfenismo 1


44

Doctor Lefebure
45

Para obtenerlo, en lugar de mirar fijamente la lámpara durante 40


segundos, debe mirarla 3 minutos; pero, tanto durante la fijación
de la mirada de 40 segundos como durante la fijación de la
mirada de 3 minutos, puede parpadear las veces que quiera y, en
la fijación de la mirada de 3 minutos, si le parece que se le
fatigan un poco los ojos, puede cerrarlos a ratos. Es importante
no cansarse.
Verá, al cabo de 20 segundos, un tono azul pálido alrededor de la
bombilla, en el interior del reflector y en parte sobre la lámpara.
Este tono azul pálido durará un minuto y medio y, hacia el final
de este tiempo, aparecerán manchas rosadas en este azul pálido.
Estas manchas aumentarán y se unirán, entonces verá un rosa
pálido, que durará un minuto y medio. El rosa pálido
generalmente terminará en un tono gris, aunque a veces aparece
muy rápidamente un tercer color, un poco de verde, entre el rosa
pálido y el gris, pero no es frecuente.

Las personas que nunca han visto un posfosfeno creen que este
gris es un efecto de la fatiga de la retina, cuando en realidad se
trata del resplandor difuso. Las personas que han observado la
última fase del posfosfeno que hemos llamado «resplandor
difuso» señalan la similitud de este gris.

Esto es muy importante porque, como he dicho, el resplandor


difuso permite ver los objetos físicos que lo atraviesan en la
oscuridad como una sombra, por lo tanto, es algo exterior al
cerebro y esto indica que, cuando fija la mirada durante un
tiempo en una luz suficientemente intensa, es muy probable que
su cerebro irradie una sustancia.

Así pues, éste es el cofosfeno, el fosfeno asociado a la


iluminación. Al cabo de 3 minutos, cuando aparezca el gris,
apague la luz y observe el cofosfeno como anteriormente.

Curso completo de Fosfenismo 1


46

Compare las dos experiencias y la que hemos hecho también la


última vez. Para empezar, observará que hay una simetría en el
orden de colores entre el co y el posfosfeno, pero también una
cierta similitud que permite afirmar que ambos forman parte de
los fosfenos. La similitud está en que los dos empiezan por un
periodo blanco y terminan por un periodo gris, y que en el centro
entre estos dos extremos hay tres colores, de forma que los dos
primeros sobre todo duran un minuto y medio cada uno; pero
observará que el cofosfeno, es decir, el fosfeno asociado a la
iluminación, empieza por el azul cuando el posfosfeno termina
en azul, o fosfeno consecutivo a la iluminación.

En el verde empieza el posfosfeno, el fosfeno consecutivo a la


iluminación, y les he dicho que si hay un tercer color en el
cofosfeno antes del gris, lo cual es raro, en general es el verde.
Pero aparte de esta simetría, con el rojo siempre en el centro, los
dos fenómenos son similares.

Observará también que el posfosfeno, es decir, el fosfeno


consecutivo a la iluminación, después de 3 minutos de fijación
de la mirada, no es más duradero, no es más brillante, no es más
grande que el fosfeno obtenido con 40 segundos de fijación de la
mirada, el fosfeno que hemos estudiado antes.

Esto indica una cosa muy importante, que el fosfeno obedece a


una ley del universo que se llama ley del todo o nada. Una ley
que encontramos tanto en el mundo mineral como en el mundo
orgánico. En el mundo mineral, si tenemos dos recipientes de
porcelana llenos de agua y le damos un pequeño martillazo a uno
de ellos no pasa nada, aumentamos la fuerza y sigue sin pasar
nada, pero con una cierta fuerza del martillazo, el recipiente se
rompe y el agua se derrama. Pero si golpeamos 4 veces más
fuerte el otro recipiente no se derramará 4 veces más agua. Este
hecho se observa también en física.

Doctor Lefebure
47

Curso completo de Fosfenismo 1


48

Si enviamos un neutrón contra cierto núcleo de átomo, este


neutrón puede tener la energía suficiente para romper el núcleo o
bien no la tenerla; pero si rompe el núcleo, en el mismo tipo de
átomo siempre se liberará la misma cantidad de energía. Al
principio, sorprendió encontrar esta ley también en biología; por
ejemplo, si sacamos un corazón del organismo y le hacemos
pasar una corriente eléctrica débil por su interior, no ocurre nada,
el corazón debe estar perfundido, ¿verdad?, para que no muera,
le hacemos pasar un líquido que lo nutra; aumentamos
progresivamente la fuerza de la corriente y sigue sin pasar nada,
hasta un cierto umbral en que la contracción es total y normal, y
si se sigue aumentando la fuerza de la corriente, el corazón no se
contraerá más fuerte.
Lo mismo ocurre con las hormonas; inyectamos a un pollo
castrado una dosis baja de hormonas y no ocurre nada; si se
aumenta hasta cierta dosis, desarrollará todos los caracteres
sexuales secundarios, normalmente, pero si le inyectamos 5
veces más hormonas, no le saldrá una cresta 5 veces más grande,
al contrario, como es un ser biológico, se intoxicará. Por lo tanto,
vemos que el fosfeno sigue una ley general, tanto en el mundo
mineral como en el mundo orgánico, la ley del todo o nada.

Esto es muy importante porque, cuando utilicemos el sol para


hacer las experiencias fosfénicas, veremos que no hay ningún
peligro de fatigar los ojos a partir del momento en que
comprendamos que lo que es útil en estas experiencias es la
mezcla entre el pensamiento y el fosfeno. Y, dado que el fosfeno
obedece a la ley del todo o nada, si respeta la ley «fosfeno
máximo con iluminación mínima», verá que una iluminación no
muy fuerte, bastante fuerte pero no terriblemente fuerte, basta
para conseguir un fosfeno normal, y por consiguiente no abusará
y tendrá un rendimiento muy alto con una iluminación incluso
intensa. Veremos más adelante cómo se utiliza esta iluminación.

Doctor Lefebure
49

Acaba de mencionar la utilización del sol para hacer fosfenos.


¿No hay peligro?
No, si se respetan todas las precauciones que voy a indicar. La
primera es que hay que descartar ciertos casos patológicos, y esto
sirve también para las experiencias con una lámpara que hemos
descrito en la lección anterior. Hay que descartar los casos de
glaucoma, es decir, de hipertensión del líquido del ojo. Si se
padece un glaucoma inaparente y se practica el Fosfenismo
incluso con una lámpara un poco fuerte, la persona se da cuenta
porque después de la sesión tiene un dolor en el interior del ojo.

No hay que asustarse si a veces la conjuntiva se vuelve roja en la


primera sesión o escuece un poco, esto se debe a que no se ha
parpadeado lo suficiente. El escozor es una sequedad de la
conjuntiva por falta de parpadeo. Y el hecho de que la conjuntiva
se vuelva roja, en algunas personas, muy pocas, se debe a una
vasodilatación que se produce en las primeras experiencias, pero
como no es infeccioso, no tiene ninguna gravedad, y en dos o
tres días los ojos dejarán de congestionarse al mirar fijamente la
lámpara o al mirar fijamente el sol, como vamos a indicar.

En cambio, si el dolor está en el interior del ojo, esto es muy


sospechoso de glaucoma. Hay personas que nos han dado las
gracias porque, gracias a las sesiones de Fosfenismo, se han dado
cuenta de que tenían un glaucoma inaparente y han podido tomar
las medidas necesarias, con el consejo de su oftalmólogo. Antes
de una sesión con el sol o una iluminación intensa, al igual que
antes de tomar el sol, hay que beber para que haya una buena
evaporación, y también antes de hacer ejercicios de fijación de la
mirada en el sol; y si se sale para ello por la tarde, porque a veces,
cuando se ha empezado, uno se siente tan bien que tiene tendencia
a hacerlo cada vez más, hay que llevarse una bebida sin alcohol y
sin gas, porque el gas modifica la vasomotricidad de los capilares.

Curso completo de Fosfenismo 1


50

Naturalmente, al ir al trabajo o en la calle, se pueden hacer


experiencias con el sol, sin peligro, pero para una sesión larga,
hay que respetar estas precauciones. Además, es absolutamente
necesario sacarse las gafas antes de mirar fijamente el sol,
porque las gafas tienen un efecto de lupa y se produciría una
quemadura instantánea del ojo si se mirara fijamente el sol con
gafas, porque la superficie de las gafas es mucho más grande que
la superficie de la córnea.

Por eso, pido que se quiten siempre las gafas para practicar el
Fosfenismo, incluso con una lámpara, para que las personas que
practiquen el Fosfenismo se acostumbren a quitarse siempre las
gafas y no se olviden de quitárselas si hacen fijación de la mirada
en el sol.

A menudo me preguntan: ¿y las lentillas? ¿Hay que quitarse las


lentillas?. En este caso el peligro es menor porque la superficie
es más pequeña, pero debemos desconfiar de ciertas reflexiones
en el borde del cristal, que podrían producir una pequeña
quemadura anular. Y sobre todo he observado que, más o menos
para la mitad de las personas, incluso practicar el Fosfenismo
con una lámpara con las lentillas puestas es desagradable.

Supongo que se debe a que las lentillas impiden el enfriamiento


de la córnea y también el lagrimeo, naturalmente, de tal manera
que el ojo es más sensible al calentamiento producido por una
luz un poco intensa. Por lo tanto, para practicar el Fosfenismo
con la lámpara, y con mayor motivo con el sol, es mejor quitarse
las lentillas.

Por otra parte, el sol se mira fijamente sólo durante periodos de


dos o tres segundos. Pero es necesario preparar primero el
pensamiento. Veremos este punto más adelante, el trabajo de
pensamiento y fijación de la mirada en el sol asociados.

Doctor Lefebure
51

Digamos también que es bueno entrenarse, por ejemplo, durante


uno o dos meses, con la lámpara fosfénica del Doctor Lefebure
2008®, después con un sol suave, con bruma de la mañana o del
atardecer; después, cuando se está entrenado, se puede hacer con
el sol de mediodía.

Yo lo he hecho personalmente, por ejemplo, en Yibuti con el sol


vertical sobre la cabeza y también en la alta montaña, en los
Pirineos, durante varios meses para hacer demostraciones a
grupos, y durante días y días enteros, y tengo una vista muy
superior a la normal para mi edad. Por lo tanto, si se hace
correctamente, no hay ningún peligro, al contrario, conserva la
salud de la retina y la revitaliza, porque la púrpura retiniana se
destruye con la iluminación intensa y se vuelve a fabricar en la
oscuridad.

Esta alternancia de iluminación muy intensa y después la


oscuridad, obtenida colocándose por ejemplo las manos ante los
ojos después de la fijación de la mirada en el sol, produce una
gimnasia química de la retina que acelera la circulación en este
órgano, lo cual explica que, en promedio, cuando se practica la
«mezcla fosfénica», el primer mes se produce una ganancia de
una dioptría, que se mantiene después, sea cual sea la visión,
porque es una ganancia que se debe a una mayor sensibilidad de
la retina.
En primer lugar hablaremos del posfosfeno solar, el fosfeno
consecutivo a la fijación de la mirada en el sol, después del
cofosfeno solar, que acompaña a la fijación de la mirada, y por
último de la mezcla entre el pensamiento y la fijación de la
mirada en el sol. El posfosfeno solar a menudo se considera
menos bueno que el posfosfeno que se obtiene con una lámpara,
se dice que es más pequeño, que parece roto y es más azulado,
menos brillante.

Curso completo de Fosfenismo 1


52

Doctor Lefebure
53

¿Por qué? Porque es más pequeño ya que es proporcional al


diámetro angular de la fuente. Es aparentemente irregular,
deforme, es lo que algunas personas consideran roto. Podemos
hacer el experimento siguiente: si mira, no la lámpara, sino un
dedo que sube y baja y después va de derecha a izquierda delante
de la lámpara, el fosfeno tendrá un aspecto de cruz, es decir, que
el fosfeno tiene la forma del movimiento de los ojos cuando la
fuente es fija y la mirada se mueve.

Por lo tanto, si se eleva bruscamente la mirada hacia el sol, sin


haber cerrado antes los ojos o haberse puesto la venda, tendrá
una cola hacia el lado de lo que normalmente se considera el
fosfeno, es decir, el círculo de luz, pero esta cola naturalmente
forma parte del fosfeno, puesto que es una cola de luz subjetiva.
Además, si bajo el efecto del deslumbramiento, se mueven un
poco los ojos, el fosfeno tendrá la forma de un zigzag, el fosfeno
consecutivo.

Éste es el motivo por el cual tiene un aspecto irregular con el sol.


Es más azulado, menos brillante que con la lámpara. ¿Por qué?
Bien, hemos visto en la última clase la ley del todo o nada.

Este fosfeno es menos brillante precisamente porque la luz solar,


incluso durante 2 segundos, es mucho más intensa para
conseguir un fosfeno, el posfosfeno, normal. Así pues, con el sol,
la utilización del posfosfeno es menos interesante, pero para no
perder tiempo, se puede mezclar un pensamiento entre cada
período de fijación de la mirada en el sol de 2 o 3 segundos,
luego se observará el posfosfeno durante 2 o 3 minutos para
descansar el ojo, y después se continúa mirando fijamente el sol.
Ahora hablemos del cofosfeno solar. No se puede mirar
fijamente el sol sin tener un cofosfeno asociado. Este cofosfeno
no será tan aparente como con la lámpara, pero algunas
experiencias sencillas pueden ponerlo en evidencia.

Curso completo de Fosfenismo 1


54

Por ejemplo, si se encuentra en la montaña, con un aire muy


puro, al mediodía, en verano, mire el sol y haga ascender un
fósforo apagado o una ramita horizontalmente; la verá antes y
después de que pase por delante del sol, pero no la verá mientras
pasa por delante del sol.

Si se tratara de un contraste de luz, debería ver al menos una


línea negra. Si fuera una difracción, un pequeño arco iris, una
difracción en el borde del fósforo.

Por lo tanto, se trata de otra cosa, y es que, cuando uno mira


fijamente el sol, cree que ve el sol todo tiempo, cuando en
realidad por momentos se ve solamente su cofosfeno, que se le
parece mucho. Si en este momento se mira una flor, por ejemplo,
sólo se ve un círculo blanco, es lo que recibe el nombre de estar
deslumbrado, si después se cierran los ojos se ve un color verde,
todos ellos colores fosfénicos.

Quizá usted ya ha hecho el siguiente experimento o ha observado


el siguiente fenómeno de forma accidental. Si mira un sol, no
muy intenso esta vez, en un cielo algo brumoso o un sol no
demasiado elevado sobre el horizonte, y después cierra los ojos,
tendrá la sensación de que ve el sol durante 1 o 2 segundos
después de haber cerrado los ojos.

No se trata de la persistencia retiniana que se utiliza en el cine,


porque esta persistencia retiniana sólo dura entre una dieciséis y
una veinticuatroava parte de segundo según los sujetos.

Por lo tanto, se trata de un posfosfeno, pero que se parece tanto


al sol que se toma este posfosfeno por el sol.

Por esta razón, si se mira fijamente el sol, siempre se tiene un


fosfeno asociado, que un análisis fino puede poner en evidencia.

Doctor Lefebure
55

Esto explica que sea muy ventajoso preparar un pensamiento


antes, como decía, repetirlo durante la fijación de la mirada en el
sol, 2 o 3 segundos, girar la cabeza, cerrar los ojos, ponerse las
manos delante de los ojos, si se quiere, para conseguir una mejor
oscuridad, continuar durante el posfosfeno para descansar los
ojos, continuar repitiendo el pensamiento, y después volver a
empezar. Hágalo de esta manera.

La fijación de la mirada en el sol asociada al pensamiento no


fatiga la vista, al contrario, la fortalece, siempre que se realice un
entrenamiento de forma progresiva. Si lo hace con el mismo
tema de meditación, de reflexión, durante una sesión de tres
cuartos de hora o con motivo de un paseo, un domingo, por
ejemplo, es decir, si le dedica un tiempo importante, después
notará que su pensamiento ha adquirido una fuerza y una
densidad extraordinaria.

Tendrá la sensación de que es como una sustancia exterior al


cerebro, sentirá en él un calor, una vibración, cosas que hay que
haber vivido para comprender lo que estas palabras significan en
este caso. ¿Y cómo se explica esto? A mi modo de ver, lo que
ocurre es que la energía de la luz se transforma en energía
mental, lo cual es el objetivo de todas estas sesiones de «mezcla
fosfénica». Usted me dirá: si se trata de una transformación de
energía luminosa en energía mental, ¿para qué sirven los
fosfenos? ¿y por qué no pasar por los circuitos habituales?

Porque los circuitos habituales consisten en que la luz sea


captada por las plantas mediante la función clorofílica, la
energía de la luz se transforma en el oxígeno que respiramos y
el carbono que comemos, y de la recombinación de los dos en
nosotros desprende toda la energía necesaria para el
funcionamiento de nuestro organismo, incluida la energía
cerebral en el ámbito fisiológico.

Curso completo de Fosfenismo 1


56

Entonces, ¿por qué pensar al mismo tiempo que miramos


fijamente el sol? Porque con ello nos saltamos la función
clorofílica.

Hay que pasar por la experiencia para darse cuenta. La


transformación de la energía luminosa en energía mental es
absolutamente fantástica. Pero entonces me dirá: ¿por qué
contentarse con mirar fijamente la lámpara y pensar al mismo
tiempo?

Como dije la última vez, a propósito de la fijación de la mirada


en el sol, para no perder tiempo, se puede empezar la fijación de
la mirada en la lámpara; el fosfeno aparece como el estadio
intermedio entre el pensamiento y la energía de la luz, el estadio
de transformación. Tome, por ejemplo, el caso de la energía
hidroeléctrica de Hydroquebec. Esta energía sale a un millón de
voltios; después de atravesar regiones desérticas, se distribuye a
redes de 200.000 voltios y después a 120 voltios a las casas. Por
lo tanto, ha sido necesario un estadio intermedio para facilitar la
transformación de la energía eléctrica a su salida de la fábrica en
una para uso doméstico.

En los aparatos de telefonía sin hilos, tenemos la alta


frecuencia que recibe la antena, de miles de vibraciones por
segundo, después tenemos la baja frecuencia, que es lo
suficientemente lenta para poner en movimiento la
relativamente pesada membrana del micro, pero entre las dos
tenemos la frecuencia media para facilitar la transformación de
la alta frecuencia que llega por la antena a la baja frecuencia
que mueve la membrana del micro. Aquí ocurre lo mismo. El
papel del fosfeno es ser el estadio intermedio que permite la
transformación de la energía luminosa en energía mental, o al
menos lo que aumenta el rendimiento de esta transformación en
unas proporciones considerables.

Doctor Lefebure
57

Ahora comprenderá por qué es inútil mirar fijamente el sol


durante mucho rato, porque lo que buscamos es la
transformación de la energía luminosa en energía mental. Si mira
fijamente el sol durante unos instantes, la vista se adapta y el ojo
crea una barrera al exceso de energía que se precipitaría sobre el
organismo.
Por lo tanto, en los primeros instantes de esta fijación de la
mirada es cuando se produce la transformación de la energía
luminosa en energía mental, el máximo de energía de la luz que
podrá llegar al cerebro. Luego se establece una barrera.
Así pues, no se obtiene ningún beneficio entrenándose en mirar
fijamente el sol durante mucho tiempo, pero sí que es
beneficioso repetir con mucha frecuencia la experiencia, siempre
teniendo en mente el pensamiento desde el inicio de la fijación
de la mirada.
Ahora suponga que ha exagerado un poco su entrenamiento.
Existen unos signos de alarma que hay que conocer. Las
personas que ya han hecho fosfenos se habrán dado cuenta de
que en el fosfeno se produce una agitación permanente, unos
puntos que se desplazan, oscuros o claros; pero si observa tres o
cuatro puntos que dibujan como una constelación fija, tanto si
estos puntos son negros como brillantes y con mayor motivo si
estos puntos se repiten en varios fosfenos sucesivos, debe
considerarlo como un signo de alarma y no debe continuar, hay
que dejar de hacer fosfenos durante unos días y desaparecerá.
Tampoco hay que hacer como algunas personas, que dicen que
hacen un fosfeno magnífico porque les dura 24 horas, que
continúan viendo una mancha de color amarillo claro por todas
partes donde miren. Naturalmente, esto es un grado muy ligero
de quemadura, constituye un signo de alarma que desaparece en
24 horas o en 2 o 3 días, si se dejan de hacer fosfenos.

Curso completo de Fosfenismo 1


58

Si este color dura más de 30 minutos, se debe a una fatiga de la


retina; si esto ocurre, no hay que ponerse nervioso, porque he
conocido el caso de un hombre joven que fue a Israel y, sin saber
muy bien por qué, miró fijamente el sol durante veinte minutos;
tuvo una mancha negra en el campo visual que le duró 2 años,
pero que le desapareció después.

Por lo tanto, si ha exagerado un poco y sólo tiene un ligero color


en el campo visual, seguro que le desaparecerá en unos días.

Pero, naturalmente, no hay que hacer como una mujer que vino
a verme después de una conferencia y me dijo:

Lamento no haber sabido esto antes porque me habían dicho


que, si iba a Nápoles en mayo y miraba fijamente el sol, vería a
la Virgen. Fui a Nápoles, miré fijamente el sol durante tres
cuartos de hora y no vi aparecer a la Virgen, pero desde entonces
tengo una quemadura, una mancha roja permanente en el campo
visual, que no me ha desaparecido nunca.

Por supuesto, si se sobrepasa el tiempo de iluminación que he


mencionado, pueden producirse accidentes.

¿Existen casos en los que es más preferible utilizar la lámpara


fosfénica del Doctor Lefebure 2008® o el sol?

Bien, es evidente que en el ámbito escolar, la lámpara es


preferible, porque el éxito en un examen no puede hacerse
depender de la meteorología, ¿verdad?

Por otra parte, el posfosfeno actúa principalmente sobre la


memoria, sobre la comprensión y todas las facultades necesarias
en el ámbito escolar. En cambio, cuando se utiliza el cofosfeno,
es mejor hacerlo con el sol.

Doctor Lefebure
59

Al parecer, el cofosfeno obtenido con la lámpara no es tan


agradable, quizá por la siguiente razón: los 50 impulsos de
corriente por segundo, aunque son débiles con una bombilla de
filamento a causa de la inercia calórica, todavía puede
detectarlos un contador de fotones y, en cambio, con el sol se
tiene una impresión mucho más agradable que en parte se debe a
esto, y también quizá porque es una luz más natural. De tal
manera que, en todas las experiencias relacionadas con el
desarrollo espiritual, el misticismo y el estudio de los fenómenos
religiosos, es preferible operar con el sol. Sin embargo,
naturalmente todo esto no es categórico y hay que adaptarse a las
circunstancias.

Curso completo de Fosfenismo 1


61

OTROS TÍTULOS DE FOSFENISMO


ESPAÑA E IBEROAMÉRICA, ESCUELA DEL
DR. LEFEBURE, FOSFENOLOGÍA EDICIÓN Y
PRODUCCIÓN

La audición alternativa consiste en escuchar primero por el oído


derecho y después por el izquierdo, a un ritmo regular y
regulable, un sonido que puede ser un zumbido, un chasquido o
los dos asociados, o incluso una instrucción oral o música. Los
efectos fueron verificados en diversos laboratorios del Estado
Francés, el C.N.R.S, el Instituto Nacional de Deportes y en el
laboratorio central de los P.T.T. La Audición Alternativa es muy
utilizada en:
Pedagogía: la utilización del Alternófono en el estudio permite
una mejor comprensión. La atención se mantiene sin que
aparezca fatiga; el trabajo intelectual es de mejor calidad y
más organizado.

Curso completo de Fosfenismo 1


62

El Alternófono se utiliza regularmente entre los estudiantes para


preparar los exámenes. Las materias incluso las difíciles, se
vuelven más atractivas durante la audición alternativa. Así se
logra una mayor motivación para en el estudio.

Desarrollo psíquico: las técnicas iniciáticas son más eficaces si


se asocian con el Alternófono. Se accede con facilidad a
numerosos fenómenos psíquicos, a estados de relajación y de
vacío mental.

Los sueños se vuelven proféticos, con revelaciones relacionadas


con el tema de meditación personal. El Alternófono facilita el
desdoblamiento y la subida de kundalini.

Doctor Lefebure
63

Yoga de dos Segundos es un manual práctico de los ejercicios


iniciáticos tradicionales Zoroástricos, descritos en La iniciación
de Pietro. Su práctica regular es la llave para despertar facultades
psíquicas supranormales, así como maravillosos fenómenos:
estados de iluminación, visiones proféticas y fenómenos de
premonición y de videncia.

Esta técnica es el perfeccionamiento, con bases fisiológicas, de


métodos antiguos y empíricos que tenían resultados a veces
grandiosos pero inconstantes.

Desde el comienzo de las experiencias, el sujeto se siente


profundamente en contacto con la verdadera fuerza oculta que
sólo es revelada por esta técnica.

Curso completo de Fosfenismo 1


65

La no-violencia es un método de combate, y el mejor de todos.


La estructura psicológica de quien practica los mandamientos del
Evangelio es exactamente opuesta a la estructura del paranoico.

En muchos pasajes del Evangelio, se hace alusión a los


principales ejercicios de yoga, pero en el pasaje siguiente se crea
una ruptura narrativa que esconde el significado del ejercicio
para quien no está iniciado.

Las reglas morales de Cristo derivan de la aplicación de la ley


del karma de los hindúes.

La plegaria asociada a los balanceos del cuerpo, como es


costumbre en Asia, tiende a crear un flujo del pensamiento, en
una forma que contiene un alto grado de simetría y de
polarización. Esta costumbre explica el número impresionante
de palabras de Cristo marcadas con el sello de esta dualidad.
En los Evangelios apócrifos, que, sin embargo, contienen
diversos pasajes realmente auténticos, esta polarización del
pensamiento está todavía más marcada.

Curso completo de Fosfenismo 1


66

La comunión es, entre otras cosas, un símbolo de la forma en que


los mandamientos del Evangelio deben ser asimilados por
nuestra inteligencia y deben manifestarse en nuestro
comportamiento por una recombinación entre ellos en función de
nuestra naturaleza.

La reencarnación, claramente indicada en varios pasajes del


Evangelio, es la cicatrización de la muerte.

La interjección «amén» es la deformación que ha hecho


necesaria la trascripción al alfabeto latino de un sonido hebraico
de tres letras, que muy probablemente se pronunciaba A-U-N y
expresaba mucho mejor fonéticamente el equilibrio de las
polaridades y la relación entre ellas.

La presencia de los magos, es decir, de los sacerdotes de


Zaratustra, en el nacimiento de Cristo prueba la gran influencia
zoroástrica en el origen del cristianismo.

Una fotografía de las vidrieras de la catedral de Amiens, en la


que se observa claramente a los santos en posición de
convergencia ocular, muestra que durante las cruzadas el
catolicismo se fortaleció en las verdaderas fuentes del
cristianismo: los ejercicios iniciáticos.

Doctor Lefebure
67

Desde los años 1950, sabemos que la luz tiene una gran
influencia sobre las funciones hormonales por medio de la
hipófisis. Una serie de investigadores han utilizado
recientemente la acción estructurante de la luz sobre el sistema
nervioso en la depresión crónica.

En efecto, estos investigadores han observado que en ciertas


formas de depresión, las recaídas más graves se producen
durante el otoño, una época en que la luminosidad decrece.

En diversos hospitales, las personas que padecen una depresión


crónica se colocan bajo potentes lámparas capaces de producir al
menos 10.000 lux.

El SDE (síndrome depresivo estacional), muy extendido en los


países nórdicos a causa de la duración extrema de las noches, ha
impulsado a los médicos e investigadores a buscar una
alternativa a los medicamentos para combatir estos problemas.

La luz se utiliza también como sincronizador para regularizar los


ritmos de sueño completamente alterados.

Curso completo de Fosfenismo 1


68

Actualmente, el cuerpo médico reconoce de forma unánime los


beneficios que puede aportar el baño de luz mediante la lámpara
de «luz natural».

De ahí a pensar que la luz podía tener un efecto estimulante sobre


las facultades cerebrales, e intelectuales en particular, sólo había
un paso, que el Doctor Francis Lefebure ya había dado en 1959,
después de haber realizado numerosas observaciones detalladas.

Efectivamente, la luz es una energía que produce


sincronizaciones entre las células cerebrales, acelerando y
amplificando los procesos psicológicos. De forma que mirar
fijamente durante un corto período una fuente luminosa
adecuada aporta una energía suplementaria al conjunto de la
masa cerebral, lo cual mejora las capacidades mentales
(memoria, concentración, ideación, creatividad, iniciativa, etc.)
es decir, la inteligencia en su conjunto.

El extraordinario descubrimiento del Doctor Lefebure es que la


mezcla de un pensamiento con un fosfeno transforma la energía
luminosa en energía mental. Los fosfenos son las manchas de
colores cambiantes que se observan en la oscuridad después de
mirar fijamente durante un corto período una fuente luminosa
adecuada. La «mezcla fosfénica» consiste en mezclar un
pensamiento con un fosfeno.

La «mezcla fosfénica» es un método excepcional de desarrollo


personal que se puede aplicar a cualquier edad, sea cual sea el
grado de dificultad y en todos los ámbitos de la vida.

Doctor Lefebure
69

Los fosfenos son las manchas de colores cambiantes que se


perciben tras mirar fijamente durante un corto periodo de tiempo
una fuente luminosa adecuada. De esta forma despertamos una
energía que permite el desarrollo de la memoria y el acceso a
numerosos fenómenos psíquicos. La tercera fase del fosfeno, el
«resplandor difuso» es una energía que emana del cerebro. Se
puede fotografiar y permite percibir los objetos físicos en plena
oscuridad.

Está presente en el origen de fenómenos de videncia, sueños


premonitorios, visiones y apariciones, así como en todas las
manifestaciones sobrenaturales, como las que tuvieron lugar
durante los «prodigios solares» de Lourdes, Fátima y
Kerezinen, que siempre cuentan con la presencia de niños. Los
fosfenos se transmiten fácilmente por telepatía. Cuando un
grupo o una multitud hace fosfenos, éstos se aceleran y
provocan la «danza del sol», de ahí el oscurecimiento aparente
del sol, los balanceos, temblores, rotaciones y sensación de
caída, que no son más que los ritmos del cofosfeno solar
amplificados por la importancia del grupo.

Curso completo de Fosfenismo 1


70

Se obtienen los mismos fenómenos utilizando una «lámpara


fosfénica». Además, esta energía emitida por el cerebro se
acumula en el lugar donde se utilizan regularmente los fosfenos,
así como en el «aura» de las personas que los practican.

Estas sales fosfénicas, es decir, la energía producida por la


mezcla de un pensamiento con el fosfeno, constituyen lo que
antiguamente se llamaba los «egregores», que son la base de
todos los lugares santos y de todos los lugares sagrados, pues
permiten acceder a los planos sutiles, a los mundos invisibles.

Estos fenómenos no son tan raros como podría pensarse, pero


existe un cierto «tabú» y de ley del silencio impuestos para evitar
que los «secretos iniciáticos» se divulguen. ¿A quién pueden
beneficiar estos fenómenos y estos acontecimientos? Las
investigaciones del Dr. Lefebure muestran elementos que nadie
había analizado antes. El lector se sorprenderá al descubrir que
él también puede producir estos «milagros», así como otros
muchos fenómenos de los que habitualmente se habla poco.

Doctor Lefebure
71

Nuevo método de exploración del cerebro basado principalmente


en la alternancia de los fosfenos dobles.

Los fosfenos son las manchas luminosas que persisten en la


oscuridad después de haber mirado una luz intensa y adecuada.
Si miramos dos lámparas separadas por una membrana, veremos
un fosfeno con cada ojo.

El Dr. Lefebure descubrió que, si se ilumina alternativamente un


lado y otro, con un ritmo de dos segundos en cada lado, después
los dos fosfenos, en lugar de observarse al mismo tiempo,
aparecen de forma alterna, a la derecha y a la izquierda, no al
ritmo de la iluminación sino con un ritmo propio.

Este ritmo es tanto más regular cuanto que el sujeto se encuentre


en unas condiciones favorables a su buen funcionamiento
cerebral. Este ritmo es muy sensible y constituye una especie de
sonda que proporciona mucha información, de tipo psicológico y
médico. Con este sistema, el Dr. Lefebure estudió el efecto de
ciertos medicamentos.

Curso completo de Fosfenismo 1


72

Pero la mayor originalidad de sus investigaciones es el estudio


de las técnicas místicas e iniciáticas tanto orientales como
occidentales gracias a esta oscilación.

Otros ritmos de los fosfenos, que también descubrió el Dr.


Lefebure, presentan analogías evidentes con ciertos ritmos que a
veces descubren las personas contemplativas en su conciencia,
cuando intentar uniese a Dios. Se han descubierto también otros
ritmos de los fosfenos, en particular la «oscilación en zigzag»; un
experimento demuestra que durante la última fase del fosfeno,
no ocurre nada en la retina, sólo se produce una oscilación muy
lenta de un hemisferio cerebral a otro.

Estas investigaciones no impidieron al Dr. Lefebure dedicarse


principalmente a la práctica. Los principios que descubrió lo
llevaron, por ejemplo, a crear el Sincroscopio, un aparato cuya
acción sobre la memoria es incontestable y que por este hecho
tiene un gran interés para la preparación de exámenes.

Doctor Lefebure
73

Podemos considerar al ser psíquico como un organismo


autónomo, homólogo de su propio organismo físico: a ciertos
órganos del cuerpo les corresponden ciertas características del
otro, a ciertas funciones de uno, una actividad del otro. Éste es
uno de los grandes descubrimientos del Dr. Lefebure.

Otro principio seguido por el autor es el del trabajo sincrónico de


una facultad psicológica y de su homólogo físico. ¿Cuál es el
homólogo en el organismo de la facultad que llamamos
voluntad? La voluntad nos hace actuar. Físicamente, actuamos
sobre todo mediante los miembros; en este sentido, podemos
decir que los miembros son los homólogos en el cuerpo físico de
lo que es la voluntad en el psiquismo.

Si queremos desarrollar o formar la voluntad, debemos


esforzarnos en la realización de los ejercicios de los miembros
combinados con la volición.

La respiración rítmica ocupa un lugar preponderante en los


procesos de autorregulación.

Curso completo de Fosfenismo 1


74

La respiración, una función característica de la vida, que nos une


sin interrupción al medio en el que vivimos, es al mismo tiempo
la única función de nuestra vida vegetativa sobre la cual nuestra
voluntad puede actuar en gran medida.

La función respiratoria establece la unión entre nuestra vida de


relación y nuestra vida vegetativa, por lo tanto, desempeña un
papel esencial en el control del cuerpo.

Los ejercicios mentales combinados con la respiración rítmica


permiten a ésta alcanzar su mayor fuerza en la educación del
carácter y la inteligencia.

Doctor Lefebure
75

Todas las civilizaciones han hecho un amplio uso de las prácticas


de observación fija de fuentes luminosas y, por tanto, de los
fosfenos. Estuvo en el origen del poder de numerosos imperios,
pero si bien se conocía la importancia de los cultos solares,
lunares y de los cultos del fuego, en las civilizaciones antiguas se
ignoraba que la esencia de estos «cultos» estaba en la
observación fija de la luz.

Esto jamás se había evidenciado antes de los trabajos del Doctor


Lefebure. Algunos ocultaron estos conocimientos hasta que se
perdieron, y todavía en nuestros días, los residuos de estos
imperios se perpetúan sobre este impulso milenario que ha dado
origen a las religiones y a las tradiciones iniciáticas.

En definitiva, si tenemos en cuenta lo que nos enseñan los


fosfenos sobre el funcionamiento cerebral, tenemos muchas
probabilidades de descubrir nuevas facetas de la historia de la
humanidad.

Estas prácticas milenarias no derivan de simples creencias.

Curso completo de Fosfenismo 1


76

Los descubrimientos del Doctor Lefebure sobre los fosfenos, han


puesto de manifiesto desde 1959, que la luz tiene una influencia
extraordinariamente estructurante sobre todas las capacidades
cerebrales y sobre las capacidades intelectuales especialmente.

Esto explicaría que en determinadas épocas, estas prácticas se


consideraran como secretas, y fueran aplicadas por las elites
dirigentes que intentaban con este «secreto» conservar su poder.

Doctor Lefebure
77

Los fosfenos son las luces subjetivas, posfosfenos, que persisten


en la oscuridad durante tres minutos después de mirar fijamente
una lámpara adecuada; el cofosfeno, son los colores que
aparecen alrededor de la lámpara si la fijación de la mirada es un
poco más prolongada.

La mezcla entre los pensamientos y los fosfenos produce efectos


pedagógicos maravillosos. Por ejemplo, niños completamente
disléxicos leen de forma normal en tres meses, e incluso superan
a la media de los niños de su edad. Pero este fenómeno ha sido
utilizado instintivamente por todos los pueblos en algún estadio
de su evolución, en los cultos solares, que asocian la oración con
la fijación de la mirada en el sol. Esto sucede todavía con los
zoroástricos, cuyos sacerdotes se llaman «magos». Por lo tanto,
la magia, en el sentido original del término, es una ciencia de los
fosfenos que se ha perdido.

Los niños pastores tienen la costumbre de jugar con los fosfenos,


y mezclarlos con sus plegarias. Los principales hechos de la
Iglesia Romana tuvieron como protagonistas a niños pastores.

Curso completo de Fosfenismo 1


78

Otros niños utilizan instintivamente el reflejo del sol en el agua.


Éste fue el caso de la poetisa Minou Drouet, que desde muy
joven fue un prodigio.

Existen también pescadores que han adquirido cierto don de


videncia, rezando mientras trabajaban, con el reflejo del sol en
los ojos. Cuando Cristo nació, acudieron pastores y magos, las
dos grandes categorías de especialistas en fosfenos de la
Antigüedad, y Cristo fue a buscar a cuatro pescadores del lago
Tiberíades para comenzar su predicación. Por lo tanto, el
Fosfenismo desempeñó un importante papel en el nacimiento del
cristianismo.

Esto también es cierto para la religión de Mitra, en la que el


futuro iniciado debía observar fosfenos en una gruta; los
tibetanos también lo utilizaron y poseían en cada templo un libro
de interpretaciones de los signos que aparecen cuando se fija la
mirada en el sol; los brujos pigmeos miran fijamente una llama
para buscar un terreno rico en caza, y sucede a menudo que un
explorador que va con ellos tiene la misma visión en el mismo
momento, debido a la gran transmisibilidad telepática de los
fenómenos fosfénicos.

Doctor Lefebure
79

La interjección OM forma parte de todas las liturgias hindúes. La


física moderna pone de manifiesto que expresa mejor la ley de
polaridad universal pues la O se traduce por un círculo en el
osciloscopio catódico (pantalla de televisión que analiza los
sonidos), y la M por un cuadrado. Volvemos a encontrar esta
polaridad morfológica, círculo y recta, en todas las polaridades
de la naturaleza, principalmente entre el espermatozoide y el
óvulo.

La ola, cuando estalla, da una modalidad del OM (la O corta).


Otras modalidades vienen dadas por el ruido del viento en las
hojas o el sonido de la campana. Morfológicamente, cada
vértebra expresa el sonido OM por la polaridad entre el cuerpo y
las láminas, el conjunto de la columna vertebral por la oposición
entre la bola en que termina el coxis y la vértebra superior el
atlas, que está formado únicamente por láminas; incluso, en el
centro del cráneo, el cubo del seno esfenoidal. De estas múltiples
analogías, resultan diferentes maneras de repetir el sonido OM.
El acúfeno fisiológico (zumbido que escuchamos cuando nos
tapamos los oídos) es otro aspecto del sonido OM.

Curso completo de Fosfenismo 1


80

Concentrándonos en un detalle del acúfeno, conseguimos a


menudo en poco tiempo escuchar músicas celestiales.
Manteniendo un pensamiento preciso durante esta escucha,
practicamos la «mezcla acufénica» cuyos beneficios son
paralelos a los de la «mezcla fosfénica» (mejoría de la atención,
la memoria, y del espíritu de iniciativa). El método es fácilmente
aplicable en el terreno escolar. Un mantra es un sonido cuya
repetición mental actúa por su ritmo y sus resonancias
analógicas.

Una tabla racional de las letras, establecida en función de la


forma de los órganos vocales durante su pronunciación, permite
a cada uno de nosotros construir lógicamente los mantras mejor
adaptados a la meta perseguida. Esta tabla pone de manifiesto
que el sonido sagrado principal de todas las religiones es más o
menos el mismo y expresa la ley de polaridad universal. Los
chacras, o centros psíquicos del cuerpo etérico, aparecen como
los nudos de vibraciones engendrados por la repetición de los
mantras en el cañón de órgano que es el tubo hueco central de
este cuerpo sutil (nadi Sushumma del yoga). La repetición
mental del OM armoniza el conjunto del psiquismo y constituye
un poderoso estimulante de todas las funciones cerebrales.

Doctor Lefebure
81

El desdoblamiento no es un fenómeno raro. Se ha practicado en


todaslas épocas. Por ejemplo, en la Edad Media, los llamados
«brujos» obtenían el desdoblamiento mediante paralizantes
bulbares que provocaban un estado de muerte aparente, lo que
les permitía penetrar en los «mundos invisibles». Los cátaros y
los templarios utilizaban otras técnicas para conseguir el mismo
objetivo. La Iglesia católica desacreditó estas prácticas con el
pretexto de la herejía.

La Inquisición se encargó de hacer desaparecer a los molestos


defensores de estas prácticas. Sin este encarnizamiento en
querer destruir su conocimiento, los fenómenos de
desdoblamiento formarían parte de nuestra vida cotidiana. Sin
embargo, los niños conocen bien estos fenómenos. Algunos los
viven con frecuencia. Pero la mayor parte del tiempo no los
escuchamos y los regañamos. No obstante tienen algo que
enseñarnos, porque sin saberlo conocen perfectamente los
medios de producir estos estados maravillosos. La Escuela del
Doctor Lefebure le ofrece lo que jamás ha sido revelado sobre
el desdoblamiento, una facultad natural accesible a todos,
común a todos los seres humanos.

Curso completo de Fosfenismo 1


83

Las iniciaciones transmisibles a distancia son más fáciles de


provocar de lo que nos imaginamos, siendo uno de los
fundamentos el ritmo del pensamiento a la sexta parte de
segundo. Los mantras rápidos son quizá uno de los mayores
secretos de los yoguis. Sin embargo, nunca han podido explicar
las bases de sus conocimientos.

Muchos dan importancia al «significado» del mantra, olvidando


que la raíz de esta palabra significa «sonido mental». Por tanto,
el ritmo es lo más importante, provocando algunos de ellos una
verdadera explosión de fenómenos en la conciencia.
Bajo determinadas excitaciones, el fosfeno se pone a temblar al
ritmo de la sexta de segundo. Este ritmo también se ha revelado
como una de las claves de los poderes supranormales del
espíritu. Pero los efectos del mantra rápido son proporcionales a
la regularidad del ritmo; como ocurre con los columpios,
debemos empujar en el momento oportuno para mantener y
aumentar su movimiento. De ahí el empleo del Mantratón para
permitir el pleno rendimiento de esta meditación.

Curso completo de Fosfenismo 1


84

Obtenemos entonces una forma particular de iluminación, luego


de desdoblamiento (de la misma manera que una pieza de hierro
pegada a una pieza de madera se despega si la hacemos vibrar),
el despertar de los chacras, de visiones proféticas que se realizan
al poco tiempo; todo esto con una facilidad desconcertante.

Las tradiciones orientales y el despertar de kundalini. Los


efectos del pensamiento a la sexta parte de segundo.
Aplicaciones terapéuticas. Interacción con el sistema muscular.
Acción del mantra sobre la atención. Mantra rápido y kundalini.
Mantra rápido y purificación de los sentimientos. Iluminación.
Desdoblamiento. Despertar de los chacras. Temblor del sol en los
«prodigios solares».

Doctor Lefebure
85

La rotación es un movimiento universal. Desde el electrón


alrededor del átomo hasta las galaxias, vivimos en un Universo
que nos impulsa en un perpetuo movimiento espiral.
Esta rotación es un misterio pero, al armonizarnos con el
movimiento del Universo, producimos cierto resplandor
espiritual. Los derviches intentan fusionarse con el Universo y
pueden arrastrar a la conciencia de otros en este movimiento,
porque el girofeno es tan transmisible por telepatía como el
fosfeno. Por ello, los espectadores de estas ceremonias se sienten
elevados por encima de su cuerpo.
Las personas que han visitado Mevlana, centro importante del
sufismo, han observado que reina allí un ambiente especial y
sobre todo han sentido la impresión de encontrarse en otra parte,
en otro plano.
Esto se debe a los ritmos fosfénicos acumulados en este lugar
desde hace cientos de años. Además, gracias a los fosfenos, cada
uno conoce su velocidad de rotación óptima, así como la
duración de las sesiones y su frecuencia.

Curso completo de Fosfenismo 1


86

El Doctor Lefebure nos enseña cómo alcanzar estos estados de


iluminación y de superconciencia mediante la práctica de las
rotaciones.

En el apéndice, se expone, entre otras, la explicación del famoso


RAYO VERDE de los marinos, con el método para reproducirlo
experimentalmente.

Doctor Lefebure
87

¿Kundalini es la más profunda y la más misteriosa de las fuerzas


del Universo, la más potente, la más terrible? ¿Sólo algunos
grandes iniciados que se esconden en la inmensidad de Asia
poseen la técnica de su despertar y de su mantenimiento, muy
peligroso para los demás? ¿Existen realmente gurús que esperan
pacientemente a los alumnos más aventajados para transmitir sus
enseñanzas, que la mayoría de la humanidad todavía no es digna
de conocer?

NO, responde el Dr. Francis Lefebure. Lo que es peligroso son


los procedimientos que no tienen nada que ver con lo que actúa
efectivamente sobre el despertar de kundalini, pero que se
mezclan por rutina y falta de discernimiento con los elementos
necesarios y suficientes para provocar su despertar.

Por comparación, lo mismo sucedió con la inmunoterapia


preventiva, que en forma rudimentaria existía en África antes de
la llegada de los europeos: en las ferias, miembros de unas tribus
llamadas «de hombres serpiente» mostraban que podían ser
mordidos por serpientes venenosas sin morir.

Curso completo de Fosfenismo 1


88

El procedimiento era un «secreto iniciático». Consistía en cubrir


el cuerpo con múltiples laceraciones sobre las cuales se aplicaba
una mezcla de ingredientes, entre los que había cabezas de
serpiente aplastadas.
Estas poblaciones no sabían que sólo el veneno de serpiente era
útil para una inmunización progresiva, lo que hacía que el
método fuera doloroso y peligroso.

De la misma manera, cuando se ha comprendido lo que es esta


fuerza cuyo despertar es la finalidad del yoga, se ve claramente
que KUNDALINI ES MUY SIMPLE, MUY BENEFICIOSO,
SIN PELIGRO Y FÁCIL DE PROVOCAR, contrariamente a los
dogmas caducos debidos a interpretaciones occidentales
precipitadas.
Cuando se han depurado todas las prácticas inútiles para
despertar esta fuerza, queda un PRINCIPIO aplicable de muchas
maneras diferentes, pero entre las cuales la más rápida y eficaz
es la «máquina que despierta Kundalini», es decir, el Girascopio.

El Dr. Lefebure precisa como cada cual puede PROVOCAR EL


DESPERTAR DE KUNDALINI en UNA O DOS SEMANAS A
RAZÓN DE UNA HORA DE UTILIZACIÓN POR DÍA. En
este corto lapso de tiempo, la potencia de este despertar es en
general suficiente para que se produzcan los efectos clásicos del
ascenso de esta fuerza, experimentado en la columna vertebral, y
que provoca una iluminación cuando alcanza la cabeza,
engendrando una multitud de experiencias espirituales curiosas y
reconfortantes, de manera que el experimentador ya no duda de
que se trata del verdadero kundalini.

El resultado es absolutamente convincente. El sujeto entonces


es libre de pararse aquí, o de ir más allá en su desarrollo con
el Girascopio.

Doctor Lefebure
89

Resulta evidente que esta afirmación provocará al principio


vivas controversias en todos los medios que se interesan por el
yoga, por la teosofía o por el hinduismo. Pero esta vez, no habrá
términos medios: una u otra de las dos concepciones tiene razón
definitivamente y totalmente; para resumir: «kundalini, fuerza
difícil de despertar, y peligrosa» o «kundalini, fuerza muy fácil
de despertar, muy beneficiosa y sin ningún peligro». Se abre el
debate.

Curso completo de Fosfenismo 1


91

La iniciación Subud es el punto de partida de los trabajos del


Doctor Francis Lefebure sobre el Fosfenismo.

En este libro el Doctor Lefebure analiza dos métodos iniciáticos;


el primero le fue revelado cuando tenía 18 años por un
«maestro» zoroástrico y el segundo cuando contaba 44 años por
el «mago» Pak Subud.

De un modo ameno nos introduce al extraordinario mundo de los


fosfenos como herramienta de exploración cerebral.

El Doctro Lefebure explica cómo proyectar la gran fuerza de la


vida denominada así por Subud, ayudando a quien desee entrar
en el camino iniciático.

Curso completo de Fosfenismo 1


93

Conferencia de Fosfenismo en el centro INSAODYT. Ponente:


Francesc Celma

Aplicaciones teratéuticas, de desarrollo personal y pedagógico


del Fosfenismo.

Curso completo de Fosfenismo 1