Está en la página 1de 7

EXP 047-2016-01-2132

Asunto: Conclusiones.

CIUDADANO
INSPECTOR DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL
ESTADO NUEVA ESPARTA.
Su Despacho.-

Yo, ELSYNKER J. FIGUEROA P., venezolana, mayor de edad, titular de la Cédula de


Identidad Nro. V-23.182.301, Abogado en ejercicio, inscrita en el Instituto de Previsión
Social del Abogado bajo el Nro.217.709, asistiendo en este acto al ciudadano JAVIER
ALEXANDER PEREZ, venezolano, mayor de edad, de éste domicilio, titular de la
cédula de identidad Nro. V-18.865.3475, ocurro ante su competente autoridad, siendo la
oportunidad procesal para Presentar Conclusiones en el presente expediente de
SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN PARA DESPEDIR, incoado en contra de mi
Representada por la Entidad de Trabajo “SIGO, S.A”, plenamente identificada en autos,
procedo a promover las siguientes conclusiones:

CAPITULO I
PUNTO PREVIO
1.- Como punto previo alego a favor de mi representada el hecho de que el presente
expediente se encuentra PERIMIDO, esto debido que de conformidad con el Articulo 64
LOPA, la falta de impulso procesal por parte del accionante generara como consecuencia
jurídica fatal la PERENCION DE LA INSTANCIA, por consiguiente el mismo no solo se
encuentra bajo una CADUCIDAD, sino que, como agravante de su situación jurídica se
sustenta la PERENCION DE LA INSTANCIA en beneficio de mi defendida.

2.-En virtud de ello y sin que nuestra actuación en el presente expediente signifique
convalidación de los actos procedimos a hacer acto de presencia en la Audiencia de
Contestación, en la cual quedó plasmada la negativa nuestra de admitir los supuestos
hechos que atribuye la entidad de trabajo Sigo, S.A., a mi representado, pues el hecho cierto
es que el día 07 de octubre de 2017 mi representado ingreso a su lugar de trabajo e ingreso
–como todos los días- a las 9:16 am (45 minutos antes de su jornada laboral) su huella
dactilar en el sistema biométrico de la empresa para iniciar su jornada laboral, jornada que
inicio y cumplió a cabalidad desde las 10 am hasta las 19:03 pm, en virtud de ello puede
plasmarse evidentemente en el INFALIBLE sistema biométrico que mi representado
JAMAS abandono su lugar de trabajo y por consiguiente, mal pudiera el representante
patronal o la empresa alegar el abandono intempestivo de su lugar de trabajo, pues jamás
ocurrió.
3.-En virtud de la negativa a conciliar en la audiencia de contestación las partes procedimos
a promover pruebas, para ello fue promovido escrito de pruebas en el cual se consignaba
documento CARTA PODER, sin embargo, la misma por un error involuntario no fue
anexada al expediente en el cual corría la presente causa, pese a ello, en el escrito
probatorio CONSTA LA FIRMA DEL TRABAJADOR como evidente señal de que fue
asistido en dicho acto, FIRMA QUE CONVALIDA LA REPRESENTACIÓN y que
pese a la desaparición del documento carta poder, acredita la representación hecha al
trabajador desde la cual fueron promovidas pruebas testimoniales y documentales,
representación a través de asistencia la cual consta en el Código de Procedimiento Civil
Venezolano en su artículo 168:

Artículo 168° …Por la parte demandada podrá representarse además


sin poder, cualquiera que reúna las cualidades necesarias para ser
apoderado judicial...

4.- Asimismo, las partes procedimos a realizar la evacuación de las pruebas, para lo cual
fue ratificado el alegato previo referido a la PERENCION DE LA INSTANCIA por falta de
impulso procesal y aun así, fueron evacuadas las testimoniales, al respecto la parte
accionante promovió como testigo para la ratificación de documental marcado con la letra
A, folio cincuenta y dos a los ciudadanos Félix Linares y Alexander Velázquez, los cuales
no comparecieron y como consecuencia de ello y al haber sido impugnadas en su
oportunidad procesal pertinente por esta defensa, no revisten carácter jurídico para ser
valoradas y por consiguiente son desechadas, en virtud de tal incomparecencia y la no
ratificación de documentales la Ley Orgánica Procesal Laboral ha establecido:

Artículo 82. Los documentos privados emanados de terceros,


que no son parte en el proceso ni causantes del mismo, deberán
ser ratificados por el tercero mediante la prueba testimonial.

5.-Igualmente fue promovida la testimonial del Supervisor de Seguridad Jesús Reyes, el


cual ante la repregunta alego que “SI representaba a la empresa frente a terceros, incluso
para la redacción del Informe Promovido por la empresa” testimonial que fue atacada por
esta defensa y opuesta en virtud de que el referido trabajador ADMITIO ejercer un cargo de
dirección que por consiguiente se encarga de representar al patrono frente a tercero y cuyo
valor perceptivo se encuentra EVIDENTEMENTE VICIADO, así mismo, alegato este que
se sustenta en la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras en la
presente cita:

Trabajador o trabajadora de dirección


Artículo 37. Se entiende por trabajador o trabajadora de dirección
el que interviene en la toma de decisiones u orientaciones de la
entidad de trabajo, ASÍ COMO EL QUE TIENE EL CARÁCTER
DE REPRESENTANTE DEL PATRONO O PATRONA FRENTE
A OTROS TRABAJADORES, trabajadoras o terceros, y puede
sustituirlo o sustituirlas, en todo o en parte, en sus funciones.

Representante del patrono o de la patrona


Artículo 41. A los efectos de esta Ley, se considera representante
del patrono o de la patrona toda persona natural que en nombre y
por cuenta de éste ejerza funciones jerárquicas de dirección o
administración o que lo represente ante terceros o terceras. Los
directores, directoras, gerentes, administradores, administradoras,
jefes o jefas de relaciones industriales, jefes o jefas de personal,
capitanes o capitanas de buques o aeronaves, liquidadores,
liquidadoras, depositarios, depositarias y demás personas que
ejerzan funciones de dirección o administración se considerarán
representantes del patrono o de la patrona aunque no tengan poder
de representación, y obligarán a su representado o representada
para todos los fines derivados de la relación de trabajo.

6.- Al respecto la representación patronal realizo un punto posterior en el que alegaba la


falta de cualidad de esta defensa para repreguntar al testigo Jesús Reyes y siguientes,
debido a que “por no encontrarse presente carta poder en el escrito de promoción de
pruebas esta representación no estaba en derecho de repreguntar ni mucho menos de ser
apreciadas jurídicamente nuestros alegatos, por lo que debían ser desechados” -obviando
totalmente la asistencia que represente al trabajador con constancia en su propia firma de
puño y letra, al respecto esta defensa debe pronunciarse alegando lo siguiente, en primer
lugar para la consignación del escritor probatorio el trabajador acudió y fue asistido por lo
cual firmo su escrito probatorio e incluso fue promovida carta poder, sin embargo, la
misma no reposa en el expediente por un error involuntario, en segundo lugar, en el hecho
hipotético de que esta defensa ni siquiera hubiese promovido documentales es necesario
aclararle a la representación patronal que aun y en ese caso, el trabajador –asistido o
representado a través de poder judicial, apud acta o carta poder- está en el derecho de
adherirse a la comunidad de la prueba y ejercer el mandato constitucional de DEBIDA
DEFENSA, por cuanto las pruebas no pertenecen a las partes promoventes sino al
procedimiento, es decir, incluso en el caso de no haber promovido escrito de pruebas el
mismo está en el derecho ABSOLUTO de tener oportunidad de defenderse en las
oportunidades procesales que fueren, en tercer lugar y último punto referido a este
particular, esta defensa no solo se encuentra en TOTAL Y ABSOLUTA FACULTAD DE
REPRESENTACION, sino que evidentemente también se encuentra en absoluta facultad
para repreguntar, evacuar, exhibir o valerse de cualquier medio procesal que certifique la
debida defensa del trabajador, asistiéndole –como en efecto ocurrió- o a través de
representación judicial por medio de mandato expreso.

7.- Seguidamente la representación patronal tuvo oportunidad de evacuar las testimoniales


de los ciudadanos: Carmen Espinoza, Nelson London, y María Jacome, quienes NO
COMPARECIERON al acto y por consiguiente dicha prueba quedo desierta, asimismo, la
Ciudadana Carmen Espinoza y el ciudadano Nelson London al no comparecer ni testificar
tampoco RATIFICARON las documentales identificadas bajo las nomenclaturas “B” folios
cincuenta y tres y cincuenta y cuatro, “D” folio cincuenta y seis respectivamente, las cuales
al ser impugnadas por esta defensa, no deberán ser valoradas en virtud de lo establecido en
la Ley Orgánica Procesal Laboral (LOPTRA):

Artículo 82. Los documentos privados emanados de terceros,


que no son parte en el proceso ni causantes del mismo, deberán
ser ratificados por el tercero mediante la prueba testimonial.

8.- Seguidamente tuvo oportunidad la evacuación de testimoniales promovidos por esta


defensa a los fines de esclarecer el hecho cierto, por su parte al haber comparecido todos
los testigos y rendir declaraciones pudo evidenciarse por parte de los mismos que se
evidencia que mi representado en ningún momento abandono su lugar de trabajo, y que
mucho menos asistió a “paro ilegal alguno” por cuanto el hecho cierto es que el mismo no
ocurrió, pese a los intentos fallidos de la representación patronal de confundir a los testigos,
las testimoniales fueron claras, coincidiendo en un criterio unificado los testigos en alegar
que el ciudadano Javier Pérez el día 07 de octubre de 2016 ingreso a su lugar de trabajo y
permaneció allí hasta las 7 pm, hora en la que culmino su jornada laboral, sin retirarse de
ella, ni abandonar su lugar de trabajo en circunstancia alguna y que mal pudiera la
representación patronal atribuir faltas, acciones u omisiones que en nada concuerdan con la
verdad verdadera, ni mucho menos con la verdad procesal promovida en el presente
procedimiento.

9.- Igualmente esta defensa asistiendo al ciudadano Javier Pérez impugnó las documentales
promovidas por la parte accionante, específicamente las documentales:

- AMONESTACIÓN, identificada bajo la letra “A” y folio Cincuenta y dos (52),


en virtud de que la misma no se encuentra firmada por mi representado, pues JAMAS se le
fue otorgada ni presentada para su lectura debido a que mi representado JAMAS incurrió en
causal alguna de despido, ni mucho menos participó en el supuesto paro ilegal que alega la
empresa ocurrió.
- INFORME, identificada bajo la letra “B” y folios Cincuenta y tres (53) y
Cincuenta y cuatro (54) por cuanto la misma es inconducente, imprudente e inoportuna,
en virtud de que en la misma jamás se hace mención alguna de la presencia de mi
representado en el supuesto “paro ilegal” celebrado por los trabajadores, ni mucho menos
se deja constancia expresa alguna de que el mismo haya estado presente en tal hecho, por
consiguiente, la documental nada aporta al procedimiento ni mucho menos atiende en nada
a los limites litigiosos de la controversia, pues, mi representado jamás incurrió en falta
alguna, ni acudió a reunión alguna, ingreso a su lugar de trabajo y de inmediato se presentó
a trabajar.

-INFORME SOBRE PROTESTA DE EMPLEADOS SIGO PROVEEDURIA,


identificada bajo la letra “C” y folio Cincuenta y cinco (55), por cuanto la misma es
inconducente, imprudente e inoportuna, en virtud de que en la misma jamás se hace
mención alguna de la presencia de mi representado en el supuesto “paro ilegal” celebrado
por los trabajadores, ni mucho menos se deja constancia expresa alguna de que el mismo
haya estado presente en tal hecho, por consiguiente, la documental nada aporta al
procedimiento ni mucho menos atiende en nada a los limites litigiosos de la controversia,
pues, mi representado jamás incurrió en falta alguna, ni acudió a reunión alguna, ingreso a
su lugar de trabajo y de inmediato se presentó a trabajar.

- INFORME, identificado bajo la letra “D” y folios Cincuenta y seis (56) por
cuanto la misma es inconducente, imprudente e inoportuna, en virtud de que en la misma
jamás se hace mención alguna de la presencia de mi representado en el supuesto “paro
ilegal” celebrado por los trabajadores, ni mucho menos se deja constancia expresa alguna
de que el mismo haya estado presente en tal hecho, por consiguiente, la documental nada
aporta al procedimiento ni mucho menos atiende en nada a los limites litigiosos de la
controversia, pues, mi representado jamás incurrió en falta alguna, ni acudió a reunión.

-Asimismo, fue negado, rechazado y contradicho el análisis realizado por la parte


accionante a la prueba marcada con la letra “E” y folio Cincuenta y siete (57) por
cuanto en dicha prueba se ratifica que mi representado en efecto compareció a las 9 am a
prestar sus labores incluso una hora antes de su horario del día que correspondía iniciar a
las 10 am, y mal pudiera la parte accionante alegar que en la misma se evidencia la aparente
tardía incorporación de mi defendido, pues, ni se evidencia en dicha prueba, ni ocurrió
jamás, en vista de que mi defendido SI asistió en la hora y fecha pautadas para prestar sus
servicios cabalmente.

- Igualmente fue impugnada la prueba identificada con el nombre INFORME, bajo


la letra “F” y folios Cincuenta y ocho (58) por cuanto la misma es inconducente,
imprudente e inoportuna, en vista de que en la misma no se demuestra que mi representado
se haya incorporado de forma tardía a su puesto de trabajo en fecha 07 de octubre de 2017,
como lo pretende hacer ver la representación patronal, por cuanto en la misma NO SE
INDICA A QUE FECHAS CORRESPONDEN LOS DESCUENTOS POR HORAS NO
LABORADAS, pudiendo corresponder a diferentes días del mes, que nada guarden
relación ni con el presente caso ni con incumplimiento alguno de las obligaciones de mi
representado, mal pudiera utilizar la representación patronal tal documental como prueba,
pues en la misma no se demuestra tal hecho, pues mi defendido asistió a su puesto de
trabajo en la hora y fechas indicadas.
-De la misma forma fueron impugnadas documentales promovidas por la parte
accionante con las letras “G-1” y “G-2” de los folios Cincuenta y nueve (59) y Sesenta
(60), por cuanto en dichas fotografías NO SE IDENTIFICA EL ROSTRO DE
NINGUN TRABAJADOR, ni mucho menos podría determinarse a ciencia cierta si se
trata de mi representado, -a pesar de que el hecho cierto es que mi representado conforme
llego a la entidad de trabajo se dirigió directamente a su puesto de trabajo a prestar
servicios´-, sin embargo, en dichas documentales no se puede verificar con certeza ni
mucho menos determinar acertadamente si la persona señalada es mi representado, incluso,
con dificultad se pueden identificar factores determinantes como la tez de piel -pues todos
los trabajadores se visualizan muy oscuros-, el sexo –pues no se visualiza bien si se trata de
hombres o mujeres-, mucho menos podría identificarse si se trata de un sujeto en particular,
incluso en la prueba G-2 en el sujeto que aparentemente la entidad de trabajo indica es mi
representado no se visualizan ni los ojos, nariz ni boca y con dificultad puede determinarse
a quien corresponde el rostro, por consiguiente dicha prueba nada aporta, y en caso de ser
valorada por esta Inspectoría del trabajo, a pesar de que no se visualiza el rostro de mi
defendido por cuanto él nunca estuvo allí, la misma debería ser ratificada por un experto
que dé certeza de lo allí plasmado.

En virtud de haber sido dichas documentales impugnadas, y en el caso de algunas de ellas


no haber sido ratificadas tal y como esta defensa plasmo previamente, solicitamos las
mismas sean desechadas y no consideradas por este honorable despacho.

10.- De igual manera ciudadano inspector y pese a que las documentales promovidas en las
cuales se alega mediante supuestos “INFORMES” el sustento de la aparente falta que
falsamente la empresa alega mi representada cometió fueron IMPUGNADAS, estas
pruebas no pueden ser valoradas procesalmente pues, que no solo fueron generadas por
representantes de la empresa o trabajadores que ejercen cargos de dirección en la misma,
sino que, en las mismas no media parte imparcial que deje constancia de su veracidad,
atentando así contra el principio de ALTERIDAD DE LA PRUEBA, según el cual, nadie
puede procurarse una prueba su favor sin la intervención de un tercero ajeno al que
pretende aprovecharse del medio, lo que implica excluir del análisis probatorio las pruebas
emitidas UNILATERALMENTE por la parte promovente, principio este que de
conformidad con la SALA DE CASACION SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE
JUSTICIA SENTENCIA 313 DE FECHA 31 DE MARZO DE 2011, debe aplicarse sin
que medie impugnación de la parte promovente.

11. Así mismo Ciudadano Inspector, alego a favor de mi representada que no consta en
autos ninguna actuación por parte de la entidad de trabajo para impulsar el procedimiento
administrativo, tal como lo establece la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos,
en vista de que han transcurrido más de 11 meses desde el momento de la interposición de
la acción y la respectiva notificación a mi representado, tal como se evidencia en autos, por
lo que ha ocurrido la perención de la instancia o abandono del procedimiento.

CAPITULO II
CONCLUSIONES
Ciudadano Inspector, con todo lo anterior expuesto, RECHAZO en todas y cada una de sus
partes la acción interpuesta por la entidad de trabajo “SIGO, S.A”, que pretende solicitar la
autorización para despedir a mi representada.
Finalmente, solicito que el presente Escrito sea Admitido y que el Procedimiento de
SOLICITUD DE CALIFICACIÓN DE FALTA Y AUTORIZACIÓN PARA DESPEDIR
incoado por la entidad de trabajo “SIGO, S.A”, en contra de mi representada, sea declarado
SIN LUGAR.
En la Ciudad de Porlamar, a la Fecha de su Presentación.

También podría gustarte