Está en la página 1de 17

www.flacsoandes.edu.

ec

ECUADOR
DEBATE 93
Quito-Ecuador, Diciembre 2014

PRESENTACION / 3-6

Coyuntura

Diálogo sobre la coyuntura / 7-22


Conflictividad socio-política: Julio-Octubre 2014 / 23-30

Tema central

¿Cómo eran las huacas?, el lenguaje de la sustancia y de la transformación en el


manuscrito quechua de Huarochirí
Frank Salomon / 31-46
Historiando la crisis de 1859
Miguel Ángel González Leal / 47-62
Llakikawsay, llakiwanuy: la mala vida y la peor muerte de los indígenas en los Andes
del Ecuador (siglos XVIII y XIX)
María José Vilalta / 63-80
Fausto Reinaga y los dilemas del indianismo en Bolivia
H.C.F. Mansilla / 81-98
Infracción electoral y violencia política en la construcción de la ciudadanía de
América Latina. Propuesta conceptual a partir del caso boliviano (1825-1952)
Marta Irurozqui / 99-122

Debate Agrario-Rural

Mutaciones de la agricultura familiar y retos para el desarrollo territorial en los Andes


del Ecuador
Nasser Rebaï / 123-140
2 / Contenido

Análisis

Democracia disciplinaria y participación social. Paradojas de la interacción entre


el proyecto político de la Revolución Ciudadana con la sociedad civil ecuatoriana
Andrés Ortiz Lemos / 141-154
Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo ciclo de gobernabilidad. Gobierno y
empresas recuperadas
Natalia Vanesa Hirtz, Marta Susana Giacone / 155-170

RESEÑAS

De Yucatán a Chiloé, Dinámicas territoriales en América Latina / 171-178


Historia Agraria y social de Cayambe / 179-182
Tzantismo: tierno e insolente / 183-186
Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo ciclo de
gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas
Natalia Vanesa Hirtz
Marta Susana Giacone
Durante los años 1990 Argentina atravesó un ciclo de rebelión, caracterizado por un aumento
cuantitativo y cualitativo de luchas sociales desde el que emergieron distintas formas de resis-
tencia. Las empresas recuperadas por los trabajadores se convirtieron en uno de los emblemas
de estas nuevas formas de lucha. Actualmente, existen más de 200 empresas recuperadas en
el país. En este trabajo se analiza de manera transversal el contexto político y económico en
el que estas empresas emergen, resisten y se consolidan. Se busca comprender el proceso de
institucionalización de estas prácticas dentro de un nuevo ciclo de gobernabilidad.

Introducción La información documental da cuen-

E
ta de que durante los años 1990 se
n 1993 Argentina entró en un recuperaron 27 empresas en todo el
ciclo de rebelión1, caracterizado país, pero se trataba de casos aislados.
por la acentuación de los con- No existía un lazo organizativo entre los
flictos sociales, dando nacimiento a múl- trabajadores de las diversas ER. En 2001
tiples formas de resistencia. Las empresas cuando las luchas sociales en Argentina
recuperadas por los trabajadores (ER) se llegan a su punto máximo, estas expe-
convirtieron en uno de los referentes de riencias se multiplican rápidamente y
estas formas de lucha. Se trata de traba- los trabajadores comienzan a crear sus
jadores que resisten recreando nuevas primeras organizaciones y a desarrollar
formas de acción frente al cierre de su estrategias colectivas.
fuente de ingresos. En la mayoría de De esta manera, las primeras ER sur-
los casos, estos trabajadores ocupan la gen en un momento histórico en el que
empresa (como modo de protesta y opo- el grado de conflictividad social facilita
sición al cierre) y terminan relanzando una relación de fuerzas favorable a los
la producción y la venta de mercancías.

1 Hacemos referencia a la periodización desarrollada por Nicolás Iñigo Carrera, María Celia Cotarelo y
los investigadores de PIMSA. Para una lectura más detallada sobre este ciclo de rebelión (1993-2003)
ver Cotarelo y Carrera (2003).
156 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

trabajadores. Este contexto posibilitó el renovadas formas de control que tienen


desarrollo de múltiples prácticas que no como objetivo disolver las relaciones, los
estaban enmarcadas por la Ley. Los inten- vínculos y conocimientos construidos en
tos de desalojo de los trabajadores y los la resistencia y la lucha.
métodos coercitivos, no lograron frenar Con respecto a las ER, el Estado ins-
el proceso de recuperación de empresas titucionalizó la manera en que se debía
que se multiplicó con fuerza durante los recuperar una empresa, coartando y
años 2001 a 2003. Sin embargo, a medi- excluyendo otras formas no instituidas.
da que estas experiencias avanzaban, los Actualmente existen alrededor de 240
trabajadores necesariamente tenían que ER, las cuales ocupan a más de 10.000
obtener una cobertura legal para conso- trabajadores. En este trabajo, intentamos
lidar su situación. Esta cuestión planteó explicar el proceso por el cual, estas
dos alternativas: la expropiación de la prácticas, que atentan contra uno de los
empresa por el Estado y la transferencia principios sagrados del sistema (la “pro-
de ésta a los trabajadores; o la estatiza- piedad privada”) logran consolidarse e
ción bajo control obrero. institucionalizarse.
En 2002 el ciclo de rebelión entra en
una fase descendente y con las eleccio- Antecedentes de las luchas obreras
nes presidenciales en 2003, se inaugura
un nuevo ciclo de gobernabilidad.2 El Al hablar de “nuevas” formas de
ciclo de rebelión marcó el desgaste de gobernar, hacemos referencia a un pro-
un modelo basado en la coerción de los ceso histórico en el cual el capitalismo
movimientos sociales. El gobierno com- desarrolla un abanico de mecanismos de
prende que debe implementar nuevas control para dar resolución a la protes-
formas de gobernar que logren institu- ta social. Para comprender este proceso
cionalizar o cooptar ciertos movimientos debemos recordar ciertos hechos que
de resistencia. Los métodos coercitivos marcaron, durante las últimas décadas,
no desaparecen, sino que se implemen- el punto de inflexión social, político y
tan de manera selectiva hacia aquellos económico.
grupos que no logran institucionalizar Frente a las luchas de clase, desa-
o cooptar. El ciclo de gobernabilidad se rrolladas en distintos puntos del mundo
caracteriza, en este trabajo, por la emer- durante los años 1960 y con la aparición
gencia de nuevas formas de gobernar de la crisis del modelo económico de
descritas por Zibechi como el estable- posguerra en 1974, el capitalismo lanza
cimiento de “nuevos modos de relación una ofensiva general para controlar los
Sociedad-Estado” (Zibechi, 2011: 93). conflictos, disciplinar a los trabajadores
Éstas, incluyen la implementación de y reestructurar el modelo productivo (con
políticas sociales que responden a los el fin de recuperar las tasas de ganancia).
reclamos de los movimientos nacidos Se introducirán nuevas medidas políti-
durante el ciclo de rebelión. Representan cas y económicas, que con la llegada

2 Periodizamos este momento histórico a partir del análisis realizado por Raúl Zibechi (2011) sobre las
nuevas formas de gobernanza desarrolladas por los llamados gobiernos progresistas de América Latina.
Ecuador Debate / Análisis 157

al poder de Thatcher en Inglaterra y de este gobierno, se juzgó y condenó a los


Reagan a los Estados Unidos se genera- principales responsables de violaciones
lizarán en distintos países del mundo y de derechos humanos durante la dicta-
bajo distintas formas. En Argentina (como dura. Sin embargo, bajo fuerte presión
en la mayoría de los países de América militar se paralizarán los juicios de nume-
Latina) el Ejército tomará el mando del rosos responsables de genocidio, con la
Estado en 1976 instaurando una dictadu- ley de Punto Final en 1986 y un año más
ra cívico militar que empleará mecanis- tarde con la ley de Obediencia Debida.
mos de represión extremos, con el fin de La primera es un mecanismo de prescrip-
desarticular las luchas obreras - estudian- ción anticipada, mientras que la segunda,
tiles. En materia económica, el régimen disculpa a los responsables de atrocida-
aplicó el “Programa de Recuperación, des cometidas bajo las órdenes de los
Saneamiento y expansión Económica distintos comandantes en jefe de las fuer-
Argentina” cuyos componentes principa- zas armadas. En materia económica este
les eran la liberalización de los mercados gobierno, seguirá aplicando las medidas
y la apertura económica. Otro elemento introducidas durante la dictadura.
central de la política económica del Frente a la grave situación econó-
régimen fue el fuerte endeudamiento mica y sin lograr un acuerdo con la
externo, que superaba su capacidad real Central sindical, Raúl Alfonsín decide
de pago (Godio, 2000: 1130- 1131). finalizar antes su mandato adelantando
En 1983 frente al reiterado fracaso de la fecha de las elecciones. En mayo de
la dictadura cívico militar (en el plano 1989 resultó electo el dirigente peronista
socio económico y militar, con la derrota Carlos Menem, quien a poco tiempo de
de Malvinas) no queda otra salida que asumir la presidencia indultó a todos los
llamar a elecciones “democráticas”, en un responsables juzgados por crímenes de
contexto en el que la relación de fuerza de lesa humanidad.
los trabajadores había sido desarticulada. Las reformas de ajuste estructural
La dictadura militar no solo se encargó introducidas durante la dictadura militar
de asesinar, desaparecer, torturar o enviar (1976-1983) fueron profundizadas por
al exilio a miles de militantes sino que el gobierno dirigido por Carlos Menem,
también, reestructuró las organizaciones quien será el encargado de aplicar los pos-
sindicales interviniéndolas e introducien- tulados del “Consenso de Washington”.
do nuevos dirigentes que respondieran al En 1989 las instituciones financieras
régimen. Sin embargo, las organizaciones internacionales (Banco Mundial y Fondo
de derechos humanos entre las que se Monetario Internacional), elaboran nue-
destacaban las Madres de Plaza de Mayo vas medidas destinadas a los Estados de
(asociación de madres de desaparecidos América Latina con el propósito de ase-
y ejecutados durante la dictadura), se gurarse el pago de sus créditos. El paque-
caracterizaron por su resistencia y lucha te de reformas a implementar, conocido
obteniendo parte de sus reivindicaciones como “Consenso de Washington”, reúne
con la llegada de la democracia. las recetas redactadas por el econo-
El 30 de octubre de 1983 la Unión mista Jhon Williamson, que implicaron
Cívica Radical (UCR) presidida por Raúl esencialmente: la racionalización de los
Alfonsín, gana las elecciones. Durante gastos públicos; una reforma fiscal; la
158 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

liberalización del comercio internacional En 1998 el país entra en recesión.


y las inversiones extranjeras; la privatiza- Las medidas aplicadas por el gobierno
ción de empresas y servicios públicos; y de Fernando de la Rúa4 (que sucedió al
la aplicación de tipos de cambio com- de Menem), no hicieron más que desme-
petitivos. jorar las condiciones de los trabajadores
En el campo del trabajo la flexibili- y aumentar las tasas de desempleo sin
zación laboral introducida durante esta lograr reactivar la economía. Las huelgas,
década significó eliminar la estabilidad los piquetes de ruta y las manifestacio-
laboral, desmantelando los escalafones nes se intensificaron en 2001. El 19 de
para lograr la polivalencia del empleo y diciembre de ese año ante el clima de
una estructura empresarial más flexible rebelión De la Rúa decreta el Estado de
adaptada al mercado. Hoy las empresas sitio. Esta declaración tuvo como conse-
cuentan con un porcentaje de empleados cuencia la movilización espontánea de
efectivos, otros tercerizados y contrata- millares de habitantes. Durante dos días
dos a término, lo que facilita la rotación seguidos los manifestantes confrontarán
y los despidos de los trabajadores. con las “fuerzas del orden” bajo las
consignas: “¡Abajo el Estado de sitio!” y
Ciclo de rebelión y emergencia de ER “¡Que se vayan todos! ».
La movilización fue fuertemente
La aplicación de reformas estructura- reprimida. Según las declaraciones ofi-
les durante los años 1990 tuvo por resul- ciales más de 35 manifestantes fueron
tado: una inédita precarización del tra- asesinados durante los dos días de con-
bajo y de los salarios, el aumento en las frontación. El 20 de diciembre De la Rúa
tasas de desempleo, el desequilibrio de debió abandonar la presidencia y fue
la balanza comercial y el cierre masivo sucedido por tres presidentes interinos en
de empresas.3 En este contexto, se abre menos de dos semanas, que no lograron
un ciclo de rebelión caracterizado por la estabilizar la situación social y política. El
acción directa y por movilizaciones que 2 de enero de 2002, el Congreso nombró
se volverán cada vez más sistemáticas, a Eduardo Duhalde para acabar el man-
dando nacimiento a movimientos socia- dato presidencial.
les específicos como las organizaciones La llegada a la Presidencia de Duhalde
piqueteras (movimiento de trabajadores marca un momento descendiente de la
desempleados que reivindican traba- lucha y el comienzo del cierre del ciclo
jo y/o subsidios de desempleo), HIJOS de rebelión. Las primeras empresas recu-
(organización de hijos de los desapare- peradas surgieron dentro de este ciclo.
cidos durante la dictadura, quienes se Estas experiencias se multiplicaron frente
movilizarán activamente contra el indul- a una crisis económica sin precedentes en
to hacia los militares) y las empresas Argentina. Así, la mayoría de las recupe-
recuperadas por sus trabajadores. raciones de empresas tuvo lugar durante

3 Entre 1998 y 2002 desaparecieron 48.000 empresas, lo que se tradujo en la eliminación de 431.000
empleos (Castillo et al., 2006: 43).
4 De la Rúa presidía una alianza entre militantes de la UCR y peronistas.
Ecuador Debate / Análisis 159

los años 2001 a 2003. Pero esta práctica blecidas. La lucha contra el cierre de las
sigue desarrollándose en la actualidad. El empresas, su ocupación y el lanzamiento
último relevamiento estadístico muestra un de la producción que muchas veces se
aumento de ER más lento pero constante: realizó en principio de manera clandesti-
en 2003, se relevaron 128 ER; en 2004, na, crea nuevas solidaridades entre traba-
161, que contaban con 6900 trabajadores; jadores y forja métodos de organización
y en 2010, 205, en las cuales trabajaban más horizontales. La jerarquía se pone en
9362 personas (Ruggeri, 2010: 7-8). cuestionamiento, tanto para la gestión de
la empresa como para la redistribución
Las empresas recuperadas de los beneficios. Mientras las decisiones
políticas, jurídicas y productivas se deci-
La multiplicación de ER durante la den en Asambleas Generales (AG) en las
crisis económica de 2001-2002 resulta- que participan todos los trabajadores.
ron mayoritariamente de conflictos que Además, en muchas de las ER la redistri-
comenzaron con el proceso de crisis bución de los beneficios dependerá del
de la empresa. Para los trabajadores la tiempo trabajado y no del tipo de trabajo
situación se traduce en la disminución realizado (intelectual, manual, calificado
y/o el no pago de sus salarios, la pérdida o no calificado).
de los beneficios sociales y los despidos. Pero estas ER no pueden funcionar
Esta precarización sostenida en el tiem- mucho tiempo sin una cobertura legal. La
po, tuvo como consecuencia la reacción primera diferenciación entre los trabajado-
de los trabajadores. En la mayoría de res se refirió a las estrategias a desarrollar
los casos el conflicto desembocó en la para acceder (legalmente) a la recupera-
ocupación de la empresa, la cual puede ción de la empresa. Así, en los primeros
llegar a sostenerse durante varios meses encuentros entre trabajadores, surgieron
sin que la justicia encuentre una solución dos estrategias: una que opta por la reivin-
a la problemática. Mientras tanto, los tra- dicación de expropiación de las empresas
bajadores quedan sin acceso a sus sala- por el Estado y su donación a los traba-
rios y/o indemnizaciones. Esta situación jadores organizados en cooperativa de
los condujo a relanzar la producción y trabajo; otra que reivindica la estatización
la venta de mercancías. Los trabajadores bajo control obrero de las empresas.
no contaban con una autorización legal De la primera estrategia surgirá el
para producir, pero si con la legitimidad Movimiento Nacional de las Empresas
social, la solidaridad y la relación de Recuperadas (MNER) el cual reunirá la
fuerza necesaria para hacerlo. Los inten- mayoría de ER. La segunda estrategia
tos de desalojo no lograron detener el será defendida en particular por los tra-
desarrollo de estas experiencias. bajadores de la fábrica de cerámicos
Los trabajadores no buscaban con- Zanón y por las obreras de la fábrica
trolar la producción, sino conservar los textil Brukman, que se organizarán en
salarios. Sin embargo, durante el proceso la Comisión Nacional de Solidaridad
de lucha desarrollado los trabajadores se con las Fábricas Ocupadas. Pocas ER
unen, se movilizan y llegan a constituir seguirán esta reivindicación, que será
una fuerza social que cuestiona algunos rápidamente excluida por el gobierno de
aspectos de las relaciones sociales esta- las negociaciones políticas y sus trabaja-
160 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

dores fuertemente reprimidos. Al mismo Si bien Kirchner ganó las elecciones


tiempo, la estrategia que apuntaba a la con algo menos del 30% de los votos, a
creación de cooperativas por los trabaja- poco tiempo de haber asumido su man-
dores y el traspaso de la propiedad de la dato los sondeos indicaban un 75% de
empresa (vehiculizada por el MNER) será popularidad; que se debió al hecho de
institucionalizada. En consecuencia, los que en un corto período su gobierno, logró
trabajadores de todas las ER terminaron encontrar una resolución a la crisis econó-
creando una cooperativa para obtener mica. Uno de los puntos esenciales por los
un marco legal. Sin embargo, Zanón y que alcanzó al mismo tiempo, resolver la
Brukman por su lucha, su solidaridad y crisis política y social que sacudían el país.
sus formas de organización, se convirtie- Pero esta popularidad se debió, ante
ron en los emblemas de las ER. todo, a las nuevas relaciones que se esta-
En 2003 la Comisión Nacional de blecieron entre el Estado y los movimien-
Solidaridad con las Fábricas Ocupadas, tos sociales. Los reclamos de los movi-
entró en un proceso de desintegración y mientos sociales, que habían logrado una
al finalizar el año se disolvió. Al mismo importante visibilidad durante el ciclo de
tiempo se produjo la primera gran rup- rebelión apuntaban esencialmente a la
tura dentro del MNER, la cual dio naci- problemática del desempleo (como los
miento a una ONG más ligada a los inte- piqueteros y también los trabajadores de
reses institucionales vigentes que se auto- ER, que luchaban principalmente contra
definió como apolítica: el Movimiento la pérdida del empleo); la impunidad
Nacional de Fábricas Recuperadas por hacia los militares que habían participa-
sus Trabajadores (MNFRT). En este pro- do durante la dictadura (como HIJOS y
ceso de disgregación, de fragmentación Madres de Plaza de Mayo) y la corrup-
y de “declarada” a-politización, el Estado ción política (expresada en el reclamo de
dará respuesta a ciertas reivindicaciones “que se vayan todos” en las manifestacio-
de las ER. Para comprender ese proceso, nes del 19 y 20 de diciembre).
se hace necesario analizar las relaciones Reactivando la economía e intervi-
que se fueron instalando entre estas orga- niendo en el plano social y jurídico, el
nizaciones y el Estado, así como también gobierno logra progresivamente respon-
la estructura económica, social y política der a ciertas demandas vehiculizadas por
en la que se desarrolló este movimiento. estas protestas y establecer una “buena
gobernabilidad”. Las políticas más desta-
El cierre de un ciclo de rebelión y la cadas respecto a estas demandas fueron:
apertura de un nuevo ciclo de gober- el decreto de inconstitucionalidad de
nabilidad las leyes de indulto a los militares (que
permitió que los responsables de los
Como quedó planteado, en 2002 el crímenes de la dictadura pudiesen ser
ciclo de rebelión entra en una fase descen- enjuiciados); la renovación de la Corte
dente y se cierra en 2003 en un contexto Suprema de Justicia (que respondía a
de elección presidencial y de constitución una demanda social importante contra
de un nuevo Gobierno (representado por la corrupción, ya que la Corte era fuerte-
el Presidente Néstor Kirchner). mente criticada por carecer de indepen-
Ecuador Debate / Análisis 161

dencia del Poder Ejecutivo); y el desarro- Gobernabilidad y ER


llo de diversos planes sociales destinados
a desempleados y a la población caren- Con respecto a las ER los mecanis-
ciada, los cuales, como plantea Zibechi mos de control desarrollados se fueron
(2009) serán muchas veces empleados construyendo progresivamente por medio
de manera selectiva y como medios de de la institucionalización de esta forma
control de los movimientos sociales. de lucha. Se vuelve a subrayar que ésta,
Esta nueva gobernabilidad, es carac- es indispensable para la consolidación
terizada siguiendo el análisis desarrolla- jurídica y económica de estas empresas,
do por Zibechi, como “la recuperación ya que su sobrevivencia en el tiempo
de la centralidad del Estado, convertido implica encontrar un marco legal. En este
en sujeto de los cambios”. Este proceso sentido, la forma en que las ER son insti-
implicó la desmovilización de la pobla- tucionalizadas depende tanto de las rei-
ción, la marginalización, la fragmenta- vindicaciones y de las estrategias desarro-
ción o la cooptación de los movimientos lladas por los trabajadores para recuperar
sociales “que en la década de 1990 y a una empresa, como de las relaciones que
comienzos de 2000 eran los protagonis- establecen con el Estado.
tas centrales de la resistencia al modelo Tanto la estrategia de estatización
neoliberal”. Esta gobernabilidad se defi- bajo control obrero (reclamada por la
ne por el empleo de nuevas formas de Comisión Nacional de Solidaridad con
control que son ejecutadas por funcio- las Fábricas Ocupadas), como aquella
narios, o por intermedio de fundaciones que apuntaba a la creación de coope-
u ONGs (Zibechi, 2009). Se busca así, rativas (reivindicada por el MNER y el
“crear Estado en las prácticas cotidianas MNFRT), implican la expropiación por
de los sectores populares, justo allí donde el Estado de la empresa. La expropiación
habían aprendido a crear movimiento. es una herramienta jurídica por la cual
Los planes sociales se dirigen al cora- el Estado puede apropiarse de un bien
zón de los territorios que generaron las pagando una indemnización a sus pro-
revueltas. Buscan neutralizar o modificar pietarios. La sanción de una ley de expro-
las redes y las formas de solidaridad, reci- piación debe ser fundamentada por “la
procidad y ayuda mutua creadas por los utilidad pública” del bien. La estrategia
de abajo para sobrevivir al modelo. Una legal de los trabajadores para obtenerla
vez desaparecidos los vínculos y saberes más fácilmente, consiste en argumentar
que les aseguran autonomía, pueden que el trabajo es un “derecho” y que los
ser controlados con mayor facilidad” instrumentos necesarios para su concre-
(Zibechi, 2009). ción deben considerarse como “bienes
Como veremos, con las ER las nuevas de utilidad pública”. Para obtener la
formas de control de los movimientos expropiación de una empresa, los traba-
sociales implican ciertas transformacio- jadores deben presentar un proyecto de
nes políticas y jurídicas, capaces también ley ante el Poder Legislativo y Ejecutivo
de responder a algunos reclamos de los (provinciales).5 El Poder Legislativo debe
movimientos sociales. votar la ley que declara la utilidad públi-

5 Cada empresa expropiada necesita la sanción de una ley específica.


162 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

ca del bien. Luego, el Poder Ejecutivo lo tanto las leyes que se votaron no han
debe autorizarla y finalmente el bien sido reglamentadas. De esta forma, las
debe ser concedido por el juez que dirige leyes pueden ser revocadas en cualquier
el proceso de quiebra. Así, el proceso de momento, lo que genera una situación
expropiación implica múltiples negocia- de inestabilidad para los trabajadores
ciones entre los trabajadores y los tres y aumenta su dependencia frente a los
poderes estatales. Si durante el ciclo de poderes gubernamentales, prolongando
rebelión, los trabajadores contaban con el estado de incertidumbre, sin ofrecer
una relación de fuerza importante para soluciones definitivas. Por otro lado, la
exigir sus reivindicaciones, con el cierre mayoría de las ER no fueron expropia-
de este ciclo, este poder disminuye y la das definitivamente sino transitoriamen-
obtención de una ley de expropiación te (generalmente por dos años). Así en
comienza a depender más fuertemente 2010, el 81% de las expropiaciones eran
de la o las relaciones que los trabajadores temporarias (Ruggeri, 2010: 23). En estos
puedan llegar a establecer con el Estado. casos, las leyes se pueden renovar pero
Esa situación limita su campo de acción, esta situación posiciona a los trabajadores
así como su autonomía, posicionándolos en condiciones aún más inestables y de
de manera diferente frente al Estado, dependencia frente a la voluntad política
llevándolos a abandonar ciertas reivin- de los poderes gubernamentales.
dicaciones más radicales que pudiesen Pero la expropiación no se obtiene
provocar tensiones con el gobierno y fácilmente. Por lo tanto, aunque en un pri-
obstaculizar sus objetivos más urgentes, mer momento ciertos trabajadores ocupan
que son los de recuperar la empresa. la empresa sin disponer de una cobertura
El último relevamiento de ER realiza- legal para hacerlo,6 a medida que el tiem-
do por Facultad Abierta en 2010, indica- po avanza deben encontrar soluciones
ba que el 63% (de las 85 ER relevadas) legales intermedias para evitar los riesgos
habían obtenido una ley de expropiación de ser desalojados de la empresa.
(Ruggeri, 2010: 23). Ahora bien, si al La solución jurídica (transitoria) más
principio los trabajadores reivindicaban frecuentemente empleada por los trabaja-
la expropiación sin pago de indemniza- dores, consiste en recurrir al artículo 190
ciones, finalmente la casi totalidad de las de la Ley de quiebras. Este artículo esti-
ER debieron aceptar la sanción de una pula que los trabajadores pueden solicitar,
ley que contemplaba el pago de indem- ante el juez de la quiebra, la continuidad
nizaciones a los antiguos propietarios. de la explotación de la empresa hasta la
Las leyes estipulan que el Estado debe fecha en que ésta sea liquidada, para la
avanzar el importe de indemnización y cual no existe un plazo tope de tiempo
los trabajadores deberán devolver este (Rezzónico, 2003: 19-21). La introducción
crédito, en un lapso de tiempo determina- del artículo 190 en la Ley de quiebra, se
do por la ley. No obstante, hasta ahora el realizó en abril de 2002 bajo la propuesta
Estado no ha efectuado ningún pago, por presentada por el MNER. La Ley estipula

6 Según el relevamiento de Facultad Abierta, en 2010, el 5% de las ER funcionaban sin ningún tipo de
resolución legal (Ruggeri, 2010: 24).
Ecuador Debate / Análisis 163

que los trabajadores deben estar organiza- interino de Eduardo Duhalde: en 2002 se
dos en cooperativa para asumir la adminis- reforma la Ley de quiebras introduciendo
tración de la empresa. En la práctica, los el artículo 190. Además, la mayoría de las
jueces que autorizan la continuidad de la expropiaciones (46%) fueron sancionadas
explotación sobre la base del artículo 190, entre los años 2002-2003 (Ruggeri, 2010:
deben designar un funcionario encargado 27). Pero al mismo tiempo, es durante
de controlar su funcionamiento. Mediante esos años que la proporción de desalojos
este mecanismo el Estado pretende intro- o intentos de desalojos y represión de
ducirse dentro de la ER y controlar su los trabajadores de las ER fue más fuerte.
modo de funcionamiento interno. El relevamiento realizado por Facultad
Así, si en los primeros años de este Abierta muestra que: en el año 2002, el
siglo, la mayoría de las ER funcionaba sin 50% de las ER sufrió algún tipo de repre-
disponer de ninguna resolución legal para sión o amenaza; el 60% en 20037; y el
producir, en 2010 solo el 5% de las ER 50% en 2004 (Ruggeri, 2010: 17-18).
se encuentran en esta situación. De esta El proceso de institucionalización de
forma, si en ese entonces el Estado solo las ER implicó una política de integración
podía responder con políticas de repre- y de represión selectiva. Reformando la
sión hacia la ocupación de las empresas Ley de quiebras y sancionando algunas
por los trabajadores, progresivamente fue leyes de expropiación el Estado legaliza
enmarcando estas prácticas, para lograr algunas reivindicaciones, al mismo tiempo
institucionalizar las luchas y neutralizar que justifica la represión de otras formas
las confrontaciones sociales, las formas de lucha, en particular, las que apuntaban
de solidaridad y los conocimientos cons- a la nacionalización bajo control obrero
truidos por los trabajadores durante este de las ER (motivo por el cual sus trabajado-
proceso. De este modo los trabajadores res se negaban a formar una cooperativa).
ya no necesitan ocupar, resistir y producir
(consigna que era propia de las ER), hoy El caso de Brukman
la alternativa consiste en: conseguir un
buen abogado, pedir la continuación de A este respecto, la represión infligida
la explotación de la empresa, presentar a las trabajadoras de la fábrica Brukman8
un proyecto de expropiación a la legis- sirvió de ejemplo para disciplinar a
latura y producir eficazmente para poder aquellos que rechazaban las propuestas
constituir un capital que les permita en gubernamentales, exigiendo otras alter-
algún futuro más o menos cercano, pagar nativas como la estatización o la sanción
la indemnización de la empresa. de una ley de expropiación definitiva, sin
Las primeras políticas destinadas a las pago de indemnización. Las trabajadoras
ER fueron elaboradas durante el gobierno de Brukman9 reivindicaban la nacionali-

7 Este año es el que registra mayores hechos de represión contra los trabajadores de ER. Hay que subrayar
que en 2003, se llama a elecciones nacionales, luego de un año y medio de gobierno interino presidido
por Duhalde.
8 Esta fábrica textil ocupa alrededor de 60 obreras y obreros. Dada la preponderancia femenina, hablare-
mos de las trabajadoras u obreras.
9 Lo expuesto a continuación proviene de entrevistas y del trabajo de campo realizado en esta fábrica.
164 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

zación bajo control obrero de la fábrica. organizaciones políticas y sociales fueron


Tanto por su combatividad como por permanentes durante la campaña elec-
su apertura hacia otras luchas sociales, toral.10 Lo que indica una intención por
Brukman como dijimos, era un emblema parte del gobierno interino de Duhalde,
de la lucha de las ER. por controlar y/o desarticular los movi-
En un año y medio, estas trabajadoras mientos sociales antes de las elecciones
debieron enfrentar tres desalojos. Frente presidenciales, dejando así el campo libre
a los dos primeros las obreras lograron para la instalación de una nueva “gober-
re-recuperar el edificio gracias a la enor- nabilidad” al futuro gobierno.
me solidaridad social recibida y a su En un contexto en el que el ciclo
enérgica lucha. El 17 de abril de 2003 fue de rebelión se encontraba en una fase
decisivo, aproximadamente 300 agentes descendente y en que la represión se
policiales procedieron al tercer desalojo acentuaba, las nuevas elecciones se pre-
de las obreras. Este episodio se caracteri- sentaban, a los ojos de algunos militan-
zó por la instalación de un impresionante tes, como la posibilidad de una apertura
dispositivo policial con el fin de impe- política. De este modo, se produjeron
dir nuevas tentativas de reocupación de diversas realineaciones y conflictos al
la empresa. En efecto, durante nueve interior de muchas organizaciones socia-
meses todas las calles adyacentes fueron les, provocando la disolución o la inte-
cercadas por las “fuerzas del orden” y rrupción de la unión construida en la
solamente los habitantes de la zona, lucha. Así, durante este año electoral,
obtuvieron la autorización de cruzar las el MNER sufrió una gran ruptura que
barreras y circular en el barrio, mediante dividió la organización en dos, dando
la presentación de una tarjeta que daba nacimiento al MNFRT y como veremos,
prueba de su domiciliación. la Comisión Nacional de Solidaridad con
Las manifestaciones y tentativas de las Fábricas Ocupadas se disolvió.
re-recuperación de la fábrica fueron fuer- Luego de la represión las trabaja-
temente reprimidas. El 21 de abril (seis doras de Brukman, decidieron instalar
días antes de la elección presidencial), una carpa delante del Congreso de la
miles de manifestantes intentaron recu- Nación, pero el invierno pasó y las
perar la fábrica, frente a lo cual la policía obreras seguían sin obtener respuestas.
desencadenó una represión brutal, dejan- Después de nueve meses de resistencia
do un saldo de varios heridos y cientos de sin poder regresar a la fábrica, termina-
detenciones. Una decena de manifestan- ron por aceptar las condiciones impues-
tes fueron procesados por la justicia. tas por el nuevo Gobierno para poder
Durante la campaña electoral de obtener la expropiación de la empresa.
2003 se acentuó la represión hacia los Sin otra alternativa, las trabajadoras
movimientos sociales. Brukman no fue aceptaron acoplarse a los consejos del
un caso aislado. Los ataques contra las abogado y presidente del MNFRT, Luis

10 Sobre la represión y criminalización de los movimientos sociales durante los últimos veinte años, ver:
Longo y Korol (2008).
Ecuador Debate / Análisis 165

Caro11 quien en poco tiempo, obtuvo integración dentro del MNFRT provocó
la sanción de una ley de expropiación fuertes tensiones y rupturas al interior
definitiva. Sin embargo, las condicio- de la fábrica. De hecho, las trabajadoras
nes para recuperar la fábrica fueron: la que se encontraban a la vanguardia de la
conformación de una cooperativa de tra- lucha por la nacionalización bajo control
bajo y el pago de indemnización por la obrero fueron señaladas por Luis Caro, y
expropiación. La ley sancionada prevé el luego por muchas de sus colegas, como
pago de la indemnización por el Estado, responsables del desalojo (a causa de su
quien provee un crédito a la cooperativa intransigencia y falta de flexibilidad para
que deberá devolver en el lapso de 20 la negociación con el gobierno). Estas
años. Sin embargo, hasta el momento, el tensiones se trasladaron a la Comisión
Estado aún no ha pagado la indemniza- Nacional de Solidaridad con las Fábricas
ción y por lo tanto las trabajadoras corren Ocupadas que, como ya dijimos, era
el riesgo de ser nuevamente desalojadas, principalmente una incitativa de los
en el caso de que la ley sea revocada. obreros de Zanón y de Brukman. Así,
Por otro lado, dado que la ley no ha sido una vez que estas trabajadoras entraron
reglamentada las obreras no son propie- a integrar el MNFRT debieron abandonar
tarias de la fábrica, lo cual les impide la Comisión, la que poco tiempo después
acceder a créditos, poniéndolas en una terminó por disolverse.
situación en la que la única posibilidad De esta forma, el proceso que inau-
de acceder a un capital para reparar las guró el nuevo ciclo de gobernabilidad
máquinas12 es solicitar algún tipo de sub- (mediante mecanismos de represión y de
sidio al Estado. institucionalización) reforzó las tensio-
Otra de las concesiones que debieron nes ya existentes dentro del movimiento
hacer las obreras, para obtener la sanción de ER, así como también, al interior de
de la ley de expropiación, implicó un cada empresa. A raíz de las represiones
acuerdo informal por el cual, solo podían sufridas por los trabajadores que reivindi-
realizar actividades productivas. Es decir caban la estatización bajo control obrero
que las trabajadoras no pueden desarro- todas las ER, terminaron por conformar
llar actividades políticas o sociales dentro cooperativas de trabajo. Y si en un prin-
de la fábrica. Hay que subrayar que antes cipio los trabajadores, reclamaban la
del desalojo, Brukman se había caracte- expropiación de la empresa sin pago de
rizado por ser un espacio abierto al desa- indemnizaciones, actualmente, las ER
rrollo de asambleas sociales y políticas. que fueron expropiadas deben reivindi-
Si bien las obreras recuperaron su car la efectivización del pago para lograr
fuente de trabajo, al mismo tiempo, su obtener la reglamentación de la ley.

11 Luis Caro, es un abogado con trayectoria política dentro del aparato peronista de la provincia de Buenos
Aires, por lo que no solo dispone de un diploma y un saber que lo posiciona favorablemente para obte-
ner la expropiación de las empresas, sino también con contactos dentro de la red política que facilitan
esta tarea.
12 Se debe subrayar que muchas máquinas fueron destruidas durante el último desalojo por las “fuerzas del
orden” y/o por individuos que respondían a los ex propietarios de la fábrica, que lograron introducirse
en ella gracias a la complicidad policial ya que en ese momento, la fábrica estaba bajo su custodia.
166 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

“Programa nacional de promoción y funcionamiento de la empresa. Esta cen-


asistencia en el trabajo autogestionado” tralización de los conocimientos termina
acentuado las tensiones y provocando
Las nuevas formas de gobernabilidad nuevos conflictos entre los trabajadores.
no apuntan exclusivamente a controlar Así, al comienzo, en la mayoría de las
los procedimientos por los cuales los tra- ER los trabajadores discutían y tomaban
bajadores deben recuperar una empresa, todas las decisiones relativas a la gestión
sino que también buscan controlar su y la organización del trabajo en asamblea
funcionamiento interno. Así, en 2004 el general. Al conformar una cooperativa,
Ministerio de Trabajo creó el “Programa los trabajadores deben crear un CA (para
nacional de promoción y asistencia en el poder inscribirse y ser reconocidos como
trabajo autogestionado” destinado a las cooperativa). Luego, para obtener un sub-
ER. Para los trabajadores este programa sidio, los miembros de este CA deben
representa prácticamente el único medio seguir una formación específica, que con-
por el cual pueden obtener un subsidio, tribuye y refuerza la formación de una
para reparar las máquinas y hacer trabajos jerarquía dentro de la cooperativa. De esta
de infraestructura. Para acceder, los tra- forma, si la autonomía y la autogestión de
bajadores deben realizar una formación las ER se asentaban en la construcción de
en gestión de empresa, garantizada por un conocimiento colectivo (al menos en
funcionarios nombrados por el Ministerio lo relativo al proceso de producción y de
de Trabajo. Se trata de una formación que gestión de la empresa), los mecanismos de
apunta a introducir la empresa dentro institucionalización de las ER y los progra-
del mercado para mejorar la rentabili- mas de ayuda económica desarrollados
dad, la competencia y la productividad. por el Estado, conducen progresivamente
La formación está exclusivamente des- a la destrucción de los lazos y de los
tinada a los miembros del Consejo de conocimientos colectivos de los trabaja-
Administración (CA) de la ER13, por lo que dores. Pero, para comprender el proceso
se forma a un grupo específico, creando o por el cual estos mecanismos de control
reforzando así, la división del trabajo en el llegan a imponerse, es necesario tener
que algunos se especializan en gestionar en cuenta no sólo los procesos políticos
la empresa y otros en ejecutar el trabajo. y jurídicos sino también las condiciones
De esta manera, se introducen formas económicas de estas ER.
de gestión diferentes a las que habían
sido desarrolladas por los trabajadores Situación económica de las ER
durante los primeros tiempos de la recu-
peración. A la vez, la formación desti- Una vez que los trabajadores reacti-
nada a algunos para que introduzcan van la producción, no sólo deben produ-
nuevas formas de gestión empresarial, cir sino también vender sus productos, es
excluye a la mayoría de los obreros decir introducirlos en el mercado. Dado
de los nuevos aprendizajes relativos al que la mayoría de las ER pertenece al

13 Para conformar una cooperativa de trabajo, las ER deben crear un CA.


Ecuador Debate / Análisis 167

sector de la producción14 nuestro análisis jadoras deberán proporcionar una gran


se centrará en este tipo de empresas. cantidad de trabajo en un tiempo limita-
Debido a que en un inicio la mayo- do, lo que las somete a tener que inten-
ría de las ER no cuentan con materia sificar los ritmos de trabajo y a veces,
prima ni con el capital necesario para prolongar el tiempo de jornada laboral.
su compra, muchos trabajadores acuden Sin embargo, si el trabajo a façon
al trabajo a façon para poder relanzar la limita la autonomía de los trabajadores,
producción.15 Si bien el trabajo a façon, las ER que venden directamente sus
permite a los trabajadores reactivar la productos tampoco son completamente
producción, esta modalidad de trabajo autónomas de un mercado en el que
aporta escasos ingresos y crea depen- deben comprar sus medios de produc-
dencia de las firmas que le proporcionan ción y vender sus productos. En el marco
el trabajo. El problema es que, algunas del sistema capitalista, las empresas bus-
de ellas, no logran salir de este esquema can permanentemente introducir nuevos
inicial de producción y siguen (al menos métodos y tecnologías que les permitan
con una parte de ella) realizando trabajos aumentar la productividad y la intensidad
a façon. Así, en 2010 el 49,50% de las ER de trabajo para acrecentar sus ganancias.
seguían produciendo a façon (Ruggeri, Las empresas que aplican estas inno-
2010: 34). Los trabajadores reciben la vaciones logran disminuir los costos de
materia prima necesaria para la produc- producción. Pero la competencia, las
ción de una determinada cantidad de induce a eliminar del precio de venta
bienes, que deben fabricar en un tiempo de sus mercancías al menos una parte
establecido por la empresa proveedora. de este beneficio. Por lo tanto, quienes
De esta forma, los trabajadores no sólo no logran aplicar estas innovaciones se
no son autónomos para decidir los ritmos ven obligados a disminuir el precio de
de trabajo más adecuados a sus nece- sus mercancías por las que el proceso
sidades, sino que también la relación de producción es más costoso que el de
con estas empresas proveedoras termina otras empresas, que disponen de nuevas
creando dependencia económica. tecnologías o métodos de producción.16
En la fábrica textil Brukman, por Los trabajadores de ER pueden con-
ejemplo, la mayoría de la producción formarse con una tasa de ganancia infe-
se realiza a façon. Las empresas provee- rior a la tasa de ganancia general ya que
doras efectúan sus pedidos para cada no hay un propietario capitalista. Sin
temporada. Una vez proporcionadas las embargo, deben asegurarse una determi-
prendas, la cantidad de pedidos dismi- nada ganancia con el fin de garantizar el
nuye precipitadamente hasta la próxima “consumo necesario” (para su manteni-
temporada, momento en que las traba- miento y reproducción) y poder asegurar

14 En el 2010, el 78% de las ER pertenecen al sector de la industria y la agricultura, mientras que el 22%
pertenecen al sector de servicio y comercio (Ruggeri, 2010: 10-11).
15 El trabajo a façon consiste en la fabricación de un producto para una empresa que es la que aprovisio-
na la materia prima necesaria para la producción de un bien y la que retira el producto final para su
comercialización.
16 Hacemos referencia a la teoría de la acumulación desarrollada por Marx (1950:7-151).
168 Natalia Vanesa Hirtz y Marta Susana Giacone / Argentina: de la rebelión del 2001 a un nuevo
ciclo de gobernabilidad. Gobierno y empresas recuperadas

la reproducción de los productos, es la comercialización de las mercancías.


decir, invertir una parte de la ganancia Es de destacar que en 2003 las ER no
en medios de producción necesarios empleaban trabajadores externos; según
para producir nuevas mercancías. Una el relevamiento realizado por Facultad
de las mayores dificultades que tienen Abierta en 2010, en este año, el 46% de
las ER para poder garantizar la tasa las ER emplean trabajadores no asociados
mínima de ganancia, es que no dispo- a la cooperativa (o sea que son asalaria-
nen de capital para invertir en nuevas dos de ésta). Sin embargo, la proporción
tecnologías que les permitan aumentar es muy escasa: el 10% de los trabajado-
la productividad del trabajo. El acceso res. El relevamiento también muestra que
al crédito es prácticamente imposible solo el 8% de las ER afirmó tomar todas
para estos trabajadores, ya que al no ser las decisiones a través del CA. El 44%
propietarios, no tienen garantías para de las ER, realizan una asamblea general
ofrecer. Al mismo tiempo, las ER que una vez por semana. Se observa que en
han obtenido la sanción de una ley de la mayoría existe poco recambio de los
expropiación, deben ahorrar una parte miembros del CA. Así, en el 67% de las
de sus ganancias para devolver en un ER los miembros del CA conservan su
futuro más o menos cercano, el monto mandato luego de uno o varios períodos
de las indemnizaciones. La imposibilidad (Ruggeri, 2010:51, 47 y 49).
de conseguir crédito y la necesidad de En efecto, los procesos de solidaridad
ahorrar, limita la capacidad de inversión y de autogestión requieren de tiempo:
de estas ER en nuevas tecnologías que les para organizar y participar en las asam-
permita aumentar la productividad. Así, bleas generales, rotar los puestos de
para mejorar las ganancias, los trabajado- trabajo o de gestión o para participar
res sólo disponen de su trabajo. O sea, de en los conflictos de otros sectores de la
la intensidad y/o de la prolongación del población. El problema es que el tiempo
tiempo de trabajo. es indispensable para la producción de
Ahora bien, la intensificación del mercancías, y en un sistema de racio-
trabajo o la prolongación de la jornada nalización de empresa, el tiempo debe
laboral entra en tensión con los procesos ser empleado para prolongar la jornada
autogestionarios sostenidos por estas ER laboral y/o para intensificar el trabajo.
(caracterizada, entre otras cosas por la Para poder participar activamente los tra-
discusión y toma de decisiones colecti- bajadores necesitan recurrir a sus escasos
vas, la rotación de los puestos de trabajo, tiempos de descanso, dificultad objetiva
la adaptación de los ritmos de trabajo dado que las condiciones y los obstácu-
según las posibilidades de los trabajado- los laborales descritos, constituyen un
res, o la modificación de la cadena de gran gasto de tiempo y energía extra.
producción para que el trabajo sea más
agradable). De esta manera, se observa Consideraciones finales
que a medida que los trabajadores avan-
zan en la consolidación económica de la En este trabajo hemos destacado
empresa, los procesos de autogestión y algunos hechos que marcaron el proceso
solidaridad, ceden el lugar a cuestiones de institucionalización de las ER. Estos
vinculadas a la producción, la gestión y son esencialmente:
Ecuador Debate / Análisis 169

• El cierre de un ciclo de rebelión y estudios del trabajo: Los trabajadores


y el trabajo en la crisis, Buenos Aires:
apertura de un nuevo ciclo de gober-
Asociación Argentina de especialistas en
nabilidad caracterizado por la desarti- Estudios del Trabajo (ASET).
culación de las luchas y movimientos Godio, Julio
sociales. 2000 Historia del movimiento obrero argentino.
• La instauración de nuevos mecanis- 1870-2000, Buenos Aires: Corregidor.
Marx, Carlos
mos de control que apuntan a la des- 1950 Le Capital. Livre premier, Tome III. Paris:
trucción de los vínculos de solidari- Éditions Sociales.
dad y los conocimientos construidos Longo, Roxana y Korol, Claudia
colectivamente en la lucha por los 2008 “Criminalización de los movimientos
sociales en Argentina”, en Buhl Kathrin y
trabajadores de ER.
Korol Claudia, Criminalización de la protes-
• Una de las causas por las cuales estos ta y de los movimientos sociales, São Paulo:
mecanismos llegan a introducirse en Instituto Rosa Luxemburgo/ Rede Social de
las ER, es la debilidad económica justiça e dereitos humanos, pp. 18-73.
de éstas. Frente a la competencia de Rezzónico, Alberto
2003 Empresas recuperadas. Aspectos doctrina-
mercado, la mayoría de las ER solo rios, económicos y legales, Centro Cultural
puede sobrevivir a condición de que de la Cooperación, Cuaderno de trabajo n°
los trabajadores se centren casi exclu- 16, Buenos Aires.
sivamente en la productividad de la Ruggeri, Andrés (dir.)
2010 Las empresas recuperadas en la Argentina.
empresa, dejando en un segundo
2010: informe del tercer relevamiento de
plano la participación y el aprendi- empresas recuperadas por los trabajadores,
zaje de prácticas más autónomas, Buenos Aires: Programa Facultad Abierta,
democráticas y solidarias. Facultad de Filosofía y Letras Universidad
de Buenos Aires.
Zibechi, Raúl
Bibliografía
2009 “La compleja relación entre gobiernos y
movimientos”, Texto leído en el Festival de
Castillo, Victoria, Rivas, Diego, Rojo, Sofía y Rotondo
la Digna Rabia, Lienzo Charro, México D.
Sebastián
F., 28 de enero de 2008, tomado de Centre
2006 “La creación de nuevas empresas durante
tricontinental (CETRI) http://www.cetri.be/
la etapa post-convertibilidad (2003-2004):
spip.php?article1028 [19 de junio de 2013].
impacto sobre el empleo asalariado registra-
Zibechi, Raúl
do”, Trabajo, ocupación y empleo. Salarios,
2011 Política y miseria: una propuesta de debate
empresas y empleo 2003-2006, Serie Estudios
sobre la relación entre el modelo extrac-
N°5, Buenos Aires: Ministerio de Trabajo,
tivo, los planes sociales y los gobiernos
Empleo y Seguridad Social, pp. 41-74.
progresistas. Buenos Aires: La Vaca Editora.
Cotarelo, María Celia y Carrera, Nicolás Iñigo
2003 “Sujetos y formas de rebelión en Argentina
1993-2001”, 6to Congreso Nacional de