Está en la página 1de 51

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/309213228

Aporte del Agave americana a los servicios ecositémicos en la Comunidad


Campesina de Joras-Ayabaca-Piura; Perú

Research Proposal · June 2016


DOI: 10.13140/RG.2.2.26969.72807

CITATIONS READS

0 2,015

1 author:

Carlos Javier Rivera- Rivera


Universidad Nacional Agraria La Molina
1 PUBLICATION   0 CITATIONS   

SEE PROFILE

All content following this page was uploaded by Carlos Javier Rivera- Rivera on 18 October 2016.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA
LA MOLINA
ESCUELA DE POSGRADO
MAESTRÍA EN CIENCIAS AMBIENTALES

PROYECTO DE TESIS:
“APORTE DEL Agave americana A LOS SERVICIOS ECOSISTÉMICOS
EN LA COMUNIDAD CAMPESINA DE JORAS-AYABACA-PIURA;
PERÚ.“

EJECUTOR:

Carlos Javier Rivera-Rivera.

ASESORA:

Diana Zulema Quinteros Carlos.

La Molina, 2016

1
I. INTRODUCCIÓN:

En los últimos 50 años, los seres humanos han transformado los ecosistemas más rápidos y
extensamente que en ningún otro período de tiempo de la historia humana, en gran parte
para resolver las demandas crecientes de alimento, agua dulce, madera, fibra y
combustible, esto ha generado una pérdida considerable y en gran medida irreversible de la
diversidad de la vida sobre la Tierra (EM, 2003), poniendo en riesgo la propia existencia
del ser humano y de los demás seres vivos. Es por ello que la comunidad científica,
sociedad civil organizada ha planteado la necesidad de preservar los ecosistemas para
garantizar un desarrollo sostenido para las generaciones de hoy y las venideras,
considerando que los ecosistemas aportan servicios. Lo cual hace que el hombre sea
dependiente de estos.

Se considera los beneficios que brindan los ecosistemas a las poblaciones humanas, ya
sean rurales u urbanas como servicios ecosistémicos, estos servicios son directos o
indirectos y se genera interdependencia con el hombre y con los demás seres vivos que se
desarrollan en este. Los ecosistemas aportan los servicios de (EM, 2003):
aprovisionamiento (alimento, agua dulce, leña, fibras); servicios de regulación (regular
el clima, regulación de enfermedades, regulación y saneamiento del agua, polinización);
servicios de soporte (formación de suelo, reciclaje de nutrientes) y servicios culturales
(espiritual y religioso, recreativo y turístico, estético, identidad de sitio, herencia cultural);
los servicios mencionados son considerados servicios ecosistémicos.

Se genera una inquietud científica cuando se observa que una sola especie vegetal como es
el Agave americana desarrolla el servicio de aprovisionamiento, de regulación, de
soporte y servicios culturales en suelos de geografía difícil. El Agave americana crece
con gran facilidad en pisos altitudinales que van de los 800 a 3700 m.s.n.m, la temperatura
óptima va de 22ºC a 27°C, pero resiste con éxito las bajas temperaturas de las noches
serranas, siempre y cuando estas se compensen con el calor del medio día; se desarrolla

1
bien en los suelos alcalinos, arenosos o francos; enraíza con facilidad, aun en suelos muy
superficiales o pedregosos (Poma, 2001).

En la comunidad Campesina de Joras, en los sectores Joras Centro, Minas de Joras y Tierra
Colorada del distrito y provincia de Ayabaca, región Piura, el Agave americana es
cultivada en cercos o pucaras y posteriormente utilizada; satisface necesidades de
salubridad y económicas; por lo que en la presente investigación se plantea: ANALIZAR LA
CONTRIBUCIÓN DEL AGAVE AMERICANA A LOS SERVICIOS ECOSISTEMICOS EN
LA COMUNIDAD CAMPESINA DE JORAS, considerando la diversidad funcional del
Agave y las parcelas de los comuneros para referenciar la contribución del Agave a los
servicios ecosistémicos.

2
II. JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN.

La presente investigación quiere contribuir a las ciencias ambientales, los aportes del
Agave americana a los servicios ecosistémicos (aprovisionamiento, regulación, soporte
y culturales) y la importancia en los ecosistemas andinos, interandinos y de la costa, y
como ésta herbácea genera servicios ecosistémicos y su repercusión en el bienestar de la
población rural y urbana.

Considerar como los campesinos y campesinas de la comunidad de Joras (Ayabaca) ha


domesticado, valorado y practicado el cultivo del Agave americana, por los múltiples
beneficios que obtiene. La utilización y beneficios del Agave americana es histórica en el
espacio andino, se puede señalar a grandes rasgos su uso como: alimento (miel, chancaca,
aceite,); en uso medicinal (cicatrizante, desinflamante estomacal, desinflamante ocular), en
uso ambiental (plaguicida orgánico, cercos vivos, estabilización de muros y andenes) y la
obtención de materiales (vigas, sogas, jabón) y otros usos.

Otro aporte de la investigación del Agave americana y sus aportes a los servicios
ecosistémicos, es la utilización de esta especie vegetal para solucionar problemas
ambientales, reconociendo que el Agave americana se adapta a condiciones climáticas
desfavorable, soporta periodos de estrés hídricos y se adapta a estas condiciones; por lo
que se lo puede emplear para contrarrestar la desertificación y erosión del suelo; utilizar
esta especie para fijar nutrientes, regular el clima, obtener alimento, etc. para generar
bienestar en la población rural y urbana, la sostenibilidad en los ecosistemas y la
adaptación al cambio climático desde el espacio rural y andino.

Un aporte más de la investigación, que en los andes septentrionales del país, en los andes
de la región Piura existió y existe aún la domesticación de este género por las campesinas y
campesinos Ayabaquinos. La domesticación, cultivo, conocimiento y uso del género
Agave, ha permitido el desarrollo de la etnia de los Guayacundos, quienes utilizaban al
máximo el Agave para satisfacer sus múltiples necesidades, siendo un cultivo de

3
domesticación histórico, que desde la botánica y etnobotánica no se ha considerado la
domesticación de género Agave y a la vez afirmar que los antiguos peruanos sabían utilizar
el Agave, al igual que los Mesoamericanos. Se considera y se plantea de una manera
parcializada que solo en Mesoamérica y en particular México ha existido la domesticación
de este género, por lo que en la presente investigación se aportará y plantear que en el Perú
también existió la domesticación del Agave americana. Para ello se consideran fuentes
históricas y etnohistóricas de los trabajos de Garcilaso Inca de la Vega, Espinoza Soriano y
J. Murra que dan sustento a lo planteado sobre la domesticación y usos del Agave
americana en el Perú.

4
III. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN.

3.1.Objetivo General.
 Analizar la contribución del Agave americana a los servicios ecosistémicos
en la comunidad campesina de Joras, en los sectores de Joras centro, Minas
de Joras y Tierra Colorada.

3.2. Objetivo específicos:


3.2.1. Cuantificar la población de Agave americana en los sectores de Joras
centro, Minas de Joras y Tierra Colorada, de la comunidad campesina
de Joras.
3.2.2. Describir los servicios ecosistémicos que el Agave americana aporta a
los sectores de Joras Centro, Minas de Joras y Tierra Colorada, de la
comunidad campesina de Joras
3.2.3. Describir el uso que realizan los pobladores locales del Agave
americana en los sectores de Joras Centro, Minas de Joras y Tierra
Colorada, de la comunidad campesina de Joras.
3.2.4. Realizar la reconstrucción histórica-ambiental del uso, domesticación y
manejo del Agave americana y la repercusión en los servicios
ecosistémicos.

5
IV. MARCO TEÓRICO.

4.1.Taxonomía y ecología del Agave americana:


El género agave es endémico en el continente americano, se encuentra desde el sur de
Canadá (Jacques-Hernández & Salazar, 2009) Estados Unidos, México, América Central y
los Andes Sudamericanos. Se considera que hay aproximadamente 300 especies de plantas
americanas (Eguiarte & Sousa, 2007) de cuales 150 a 160 habitan en México, por lo que
este es el país que cuenta con la mayor riqueza en este grupo (Eguiarte & Sousa, 2007;
García-Mendoza, 2007, Colunga et al., 2007, Molphe et al., 2012). Se considera que el
género Agavaceae su origen es en Mesoamérica, llegando a ser domesticado y de uso
agrícola (Gentry, 1982; Colunga et al., 2007). De los 32 estados federativos de México en
24 estados se encuentra el género Agave (Colunga et al., 2007) destacando uso industrial
en la elaboración de bebidas alcohólicas como es el pulque, mezcal y el tequila, así como
en Colombia mediante el desarrollo de la industria fiquera, donde cultivan alrededor de 23,
000 hectáreas (MAVDT 2005)

Fue Carlos Linneo quien estableció, en el año 1748, en Hortus Upsalensis el género Agave.
Linneo tomó el vocablo griego Agavos, que significa algo grande, ilustre, noble o
admirable para la designación de este género, quizá basándose en la morfología de esta
planta cuando ocurre su reproducción sexual (Jacques-Hernández & Salazar, 2009).

Los europeos quedaron sorprendidos por el uso que le daban los nativos peruanos y
mesoamericanos a la pita, maguey o cabuya por los múltiples usos como alimento,
medicinal, ambiental o como fuente de materiales para satisfacer sus necesidades y
demandas, por lo que hace sustentar y reconocer que ésta herbácea es noble y admirable
como lo clasifico y acertó Linneo.

El Agave se le considerada una especie exitosa, por sus adaptaciones morfológicas,


reproductivas y ecológicas, su plasticidad genética, la tolerancia ecológica, la capacidad de

6
dispersión y germinación de sus semillas y su interacción biótica con otros organismos
como son los polinizadores (León et al., 2013)

El género Agave presenta gran variedad genotípica y fenotípica que ha hecho que su
clasificación taxonómica varié en el tiempo, en la presente tabla se muestra las propuestas
de su clasificación taxonómica

Tabla 1. Ubicación Taxonómica del género Agave en la Familia Agavaceae.


Taxonomía del Clasificaciones de
Agave. Hutchinson. (1959) Dahlgreen. et.al. Cronquist. CONABIO
(1985) (1981 y 1998) (2006)
Reino. Plantae. Plantae. Plantae. Plantae.
Subreino. Tracheobionta.
División. Angiospermae. Magnoliophyta. Magnoliophyta.
Clase. Monocotiledoneae. Liliopsida. Liliopsida. Liliopsida.
Subclase. Liliidae. Liliidae.
Orden. Agavales. Asparagales. Liliales. Liliales.
Familia. Agavaceae. Agavaceae. Agavaceae. Agavaceae.
Agaveae Agavoideas.
Dracaenae. Yuccoideae.
Subfamilia Nolineae.
(Tribus) Phormieae
Polyantheae.
Yucceae.

Agave Agave Agave Agave


Beschorneira. Beschorneira.
Furcraea. Furcraea. Furcraea.
Doryanthes. Doryanthes
Cordyline. Cordyline.
Cohnia.
Dracaena. Dracaena.
Sansevieria. Sansevieria.
Género Nolina. Nolina
Calibanus.
Dasylirion. Dasylirion.
Phormiun.
Phormiun. Phormiun.
Polyanthes.
Polianthes. Polyanthes.
Prochriyanthes.
Pseudobravoa. Prochnyanthes.
Hesperaloe.
Clistoyucca. Hesperaloe. Hesperaloe.
Yucca.
Samuela. Yucca. Yucca. Yucca.
Manfreda. Manfreda.
Subgénero Littaea.
Agave.
Fuente: Hernández & Salazar. (2009).
las especies de Agave son plantas perennes o multianuales, con hojas dispuestas en forma
de roseta, de tallos generalmente acaule, que se encuentran en la base de las hojas, y su

7
meristemo apical o punto de crecimiento se ubica en la parte más alta del tallo, justo
debajo del cogollo de donde se desprenden las hojas nuevas. Las rosetas tienen un tamaño
muy variable: puede ser muy pequeño (algunos centímetros) o muy grande (más de dos
metros, hasta cuatro metros). Las hojas son fibrosas, suculentas o carnosas y de acuerdo a
la forma de limbo se clasifica en linear, lanceolada (en forma de lanza), espatulada (en
forma de espátula), deltoide (en forma de delta), Oblonga (más larga que ancha) y Ovada
(con la base y el ápice redondeado). Las hojas siempre tienen sólo una espina Terminal, y,
aunque en algunas especies están ausentes, en la mayoría de ellas, las hojas tienen en su
margen muchas espinas. Se considera que los caracteres de las hojas, como forma, tamaño,
color y tipo de armadura, están muy diversificados y proveen los caracteres taxonómicos
suficientes para diferenciar a los taxa. (Gentry, 1982 citado por Hernández & Salazar,
2009)

El sistema de la raíz de los Agaves es superficial, lo cual facilita la absorción del agua de
lluvia, de tal manera de que la probabilidad de supervivencia de una roseta en sequias
prolongadas depende del volumen de agua y de los carbohidratos almacenado durante la
época favorable. Asimismo, en época seca el agua almacenada ayuda a mantener las
reacciones bioquímicas y la apertura de estomas para la asimilación de carbono (CO 2), aun
en condiciones prolongadas de sequias que pueden durar hasta siete años. El abundante
desarrollo de fibras en los tejidos de las hojas mantiene su rigidez durante los periodos de
pérdida de agua, logrando con esto que no se deformen los tejidos, esta función se
completa con la presencia de dientes en el margen y una espina terminal (García-Mendoza,
2007)

Las características que tienen los Agaves de evitar una excesiva transpiración son: la
presencia de una cutícula gruesa en la epidermis de la hoja, la acumulación de cera en la
superficie y la presencia de estomas de naturaleza compleja que aseguran una protección
adicional contra la evaporación en los periodos de sequía. El excesivo calentamiento de la
lámina foliar disminuye con el arreglo de las hojas en el espacio (fitotaxia) y la orientación
favorece la sombra de unas sobre las otras, el metabolismo de ácido crasuláceo (CAM)
constituye una especialización fisiológica de algunos género de agaves que crecen en zonas
con altas temperaturas, las plantas con metabolismo CAM tienen transpiración nocturna,
abren sus estomas en la noche, fijan el carbono en algunos ácidos orgánico, principalmente
ácido málico, que se acumulan en las vacuolas, durante el día el ácido málico es

8
descarboxilado y se obtiene carbono, el cual es utilizado por el agave para la producción de
carbohidratos. El metabolismo CAM permite obtener ganancias netas de carbono con una
pérdida minina de carbono (García-Mendoza, 2007).

Los agaves emiten una inflorescencia, conformada por un escapo alto, semileñoso y una
terminal en forma en espiga donde se encuentran las flores. Al ser monocárpicos, la
florescencia acontece sólo una vez en su existencia, que dependiendo de la especie, sucede
entre los 5 y los 20 años (Hernández & Salazar, 2009).

Los agaves se reproducen de manera sexual y asexual, la reproducción sexual se logra


mediante la polinización; puede intervenir en este proceso murciélagos nectarívoros,
insectos diurnos y nocturnos como abejas y abejorros y aves como colibríes. El sistema de
reproducción es semélparo o monocárpico, es decir, las plantas mueren después de
reproducirse; la semelparidad es una forma poco común con las plantas con flores y pudo
haber evolucionado debido a la altura de la inflorescencia, ya que las flores a mayor altura
son más atractivas para los polinizadores, al incrementar las plantas su esfuerzo
reproductivo, los recursos alcanzado al despliegue floral alcanza un máximo causando la
muerte de la planta. La producción de frutos (capsula oblonga de 4 a 5 cm) y semillas (6 a
8 mm) de los agaves es grande y una vez madura es dispersada por el viento. Son también
alimento de numerosas larvas de insectos, que las horadan a la altura donde se encuentra el
embrión y la sustancia de reserva, por lo que las semillas están huecas y adheridas e n sí,
una vez en el suelo son también el alimento favorito de una gran cantidad de insectos como
las hormigas (Pardo, 2005; García-Mendoza, 2007 & León et al., 2013).

Los agaves cuando su reproducción es asexual, producen clones en diferentes partes de la


roseta o la inflorescencia. Los hijuelos se desarrollan en la base de la planta, o mediante
estolones emergen a alguna distancia de la planta madre, producen raíces y, con el tiempo
crecen de manera independiente. Los hijuelos infrafoliares se originan entre las hojas de las
rosetas y se desarrollan cuando se desprenden de la planta madre o ésta muere. La
producción de clones es un mecanismo que le permite a la planta una mayor capacidad de
ampliar su área de distribución. (García-Mendoza, 2007).

El Agave americana tienen características xerófitas, adaptadas a vivir en condiciones


climáticas desfavorables, tanto en ecosistemas andinos como de costa a partir de 800 msnm

9
a 3700 msnm con largos periodos de sequía y variadas temperaturas de 12°C a 30°C, su
estructura morfológica se adapta a estas condiciones y se adapta como respuesta a las
presiones del ambiente como son ambientes secos o periodos secos, especialmente en el
suelo; acumulan agua en tejidos especializados y no la deja perder por la transpiración, el
desarrollo de suculencia en las hojas es una de sus adaptaciones más sobresalientes, ya que
el agua almacenada durante la época de permite que las plantas sobrevivan durante la
escases del agua del exterior (Dávila, 2002; García-Mendoza, 2007). Por lo que el Agave
americana presenta alta resiliencia frente a factores físicos extremos. Y es una especie
dominante en los ecosistemas que se adaptan y convirtiéndose en especies clave por la
cantidad de recursos que produce, particularmente en flores, polen y néctar (Eguiarte &
Souza, 2007)

10
Figura 1: Partes de una Agavaceae
Agave Montium. A. Roseta; B. Hoja; C. Margen de la Hoja. D. Ápice de la hoja; E.
Bráctea del pedúnculo; F. Inflorescencia; G. Flor; H. Corte longitudinal de la flor; I.
Cápsula; J. Semilla. Fuente: García-Mendoza et al. (2007)

11
Fotos (J. Rivera):
Figura Agave
2: Agaves en elamericana
sector deen el sector
Joras de Joras Centro-Comunidad
Centro-Comunidad Campesina de Joras-
Campesina de Joras –Ayabaca.
Ayabaca. (Foto: J. Rivera-Rivera)

12
4.2.Usos del Agave americana: de acuerdo a las fuentes consultadas se ha llegado
a la siguiente sistematización del uso del Agave americana, clasificando en uso
para alimento, medicinal, ambiental, materiales y otros usos.

Tabla 2: clasificación y usos del Agave americana.


Usos
Del Agave americana se obtiene:
 Miel.
 Arrope.
 Aceite.
 Vinagre.
Alimento.  chancaca (dulce).
 Néctar a partir del agua miel.
 De la Alcaparra se hace encurtido.
 Como fuente de aminoácidos que hay en el agua miel:
lisina, triptófano, histidina, fenilalanina, leucina, tirosina,
metionina, valina y arginina.
 Contiene las vitaminas del Complejo “B” y “C”.
 El agua miel contiene: Hierro (Fe), calcio (Ca) y fosforo
(P).
El Agave americana lo emplean para:
 Cicatrizante.
 Desinflamante estomacal.
 Uso de la savia para combatir la hidrofobia.
 Desinflamante ocular.
 tratamiento ictericia.
Medicinal.  Dolencias hepáticas y de apendicitis.
 Conjuntivitis.
 Laxante.
 Antirreumático.
 Diurético.
 Antisifilítico.
 Quebraduras y luxaciones.
 Etnoveterinaria: donde el jugo de maguey con aceite y sal
común se utiliza contra los cólicos.
La industria farmacéutica obtiene del Agave corticoides, hormonas
sexuales y fructanos.
El Agave americana, en la parte ambiental se lo emplean para:
 Plaguicida contra la rancha, enfermedad fungosa de la
papa.
 Plaguicida para la polilla de la papa.
 Obtención de vigas techumbres para la estabilización de
Ambiental canales.
 Utilización en acequias, muros y andenes.
 Empleo para linderos y cercos vivos.
 Control de la erosión en laderas, retención de suelo.
 Para combatir la polilla de la papa.

13
 Larvicida en garrapatas, actividad antimicrobiana
espermicidad y molusquicida
 Como aislante térmico para construcciones de locales en
zonas alto andinas.
 Cerco
Del Agave americana, se obtienen los siguientes materiales:
 Agujas.
 Fibras.
Materiales.  Hilos.
 Cuerdas.
 Sogas.
 Mantas.
 Tejidos
 Jabón.
 Combustible (hojas secas).
Otros usos de Agave americana
 Uso ornamental.
Otros Usos  Forraje.
 Aguardiente.
 Utilización del tronco como depósito.
 Utilización de la planta para lavar la ropa.
 Utilización de la hoja para escribir en ella, está practica se
hacía en la comunidad campesina de Joras, a falta de
cuaderno en la década de los 60s.
Fuente: Soukup (1987); Poma (2001); Pardo (2005); Venero (2006); Espinoza (2006),
Bautista (2006); García (2007), La Torre et al. (2013)

4.3. Aproximación de la distribución del Agave americana en el Perú.

Lodé & Pino (2007) registran los siguiente lugares donde se distribuye el Agave americana
en el país: Provincia de Huarochirí (departamento de Lima): A lo largo de toda la Carretera
Central desde Surco (2160 m.s.n.m.), ciudad de Matucana, hasta pasado el pueblo de San
Mateo (3700 m.s.n.m.); Provincia de Huaral, Distrito. Atavillos Alto. Valle del Río
Chancay, Carretera de Acos a Pacaraos; Provincia de Canta. Distrito. Canta, Carretera a
Lachaki. En el Departamento de. Huánuco, Provincia de Ambo: Huancahuasi (2100-2200
m.s.n.m.) Ferreyra 6908, USM 214784. En el Departamento de Ancash, Provincia de
Bolognesi: Cerro Chacchash, cerca de Chiquián (3260 m.s.n.m.) Cerrate 348, USM
125066; Provincia de Yungay, Mancos, Callejón de Huaylas, E. Smith 4885, USM
186724; Departamento de Junín: Rio Mantaro (entre Huancayo-Ayacucho); Departamento
de Piura: en la provincia de Ayabaca; Departamento de Cuzco: Urubamba, Moray, Salinas,
Maras, Lucre-Huacarpay. En el Departamento de Huancavelica; En el Departamento de
Ayacucho. En el Departamento de Cajamarca, Provincia de Cajamarca: Carretera
Cajamarca-Chilete, a 5Km de Cajamarca.

14
MAPA 1: Aproximación de la distribución del Agave americana en el Perú.

15
4.4. Contexto y la concepción de los servicios que prestan los ecosistemas.

La degradación de los ecosistemas, en particular generadas por el hombre más el modelo


de desarrollo y la creciente demanda de recursos naturales, en consecuencia genera
problemas ambientales a una escala local y global como el cambio climático, pérdida y
deterioro del suelo, de bosques tropicales y biodiversidad (genética, de especies, de
ecosistemas y cultural); reducción de la capa de ozono, contaminación por emisiones de
gases de efecto invernadero, utilización y contaminación por compuestos químicos tóxicos
(abonos sintéticos, pesticidas e insecticidas organoclorados), uso inadecuado de áreas
costeras y marinas (sobreexplotación y colapso de recursos hidrobiológicos), crecimiento,
desigualdad e impactos urbanos, la práctica de trasladar sustancias peligrosas de países
industrializados a países no industrializados, el consumismo como modelo de bienestar,
crecimiento poblacional asociado a la pobreza y su repercusión en el uso de recursos
naturales, en la biosfera, en los seres vivos. En lo social la hegemonía y homogenización
cultural occidental hacia las concepciones y cosmovisiones originarias y el conflicto de
visiones sobre el uso de ecosistemas, territorio que repercuten en el bienestar del hombre y
la biosfera, en síntesis se ha generado un cuestionamiento a la racionalidad y práctica del
modelo y paradigma de crecimiento económico y desarrollo vigente.

Este cuestionamiento adquirió carácter institucional en la Organización de las Naciones


Unidas, con la conferencia sobre Medio Humano en Estocolmo de 1972. Otro
cuestionamiento y alerta sobre el uso y manejo de los recursos naturales y la naturaleza,
viene del informe de los límites del crecimiento en 1972, encargado por el club de Roma a
un grupo de investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) bajo la
dirección de Dennis L. Meadows; en referencia al informe del MIT, Mansholt (1975)
argumentaba que el informe del MIT no ha aportado ninguna solución, pero ha posibilitado
tomar conciencia sobre el particular.

La crítica y cuestionamiento al paradigma y sistema de desarrollo con su lógica de libre


mercado, también provienen de la sociedad civil organizada en colectivos, instituciones no
gubernamentales, científicos sociales y de las ciencias naturales, colectivos indigenistas
que han logrado que se considere un sobre-desarrollo o mal desarrollo a plantear
alternativas como ecodesarrollo, el otro desarrollo.

16
En 1987 la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo, luego de cuatro
años de trabajo de evaluación del impacto del desarrollo sobre la naturaleza en el ámbito
planetario, entregó a las Naciones Unidas, el informe "Nuestro futuro común", este es
conocido también como el informe de la comisión Brundtland, con él se dio nacimiento a
un concepto mayor y más complejo: el desarrollo sostenible o durable. (Valcárcel, 2006).
La comisión Brundtland Define al desarrollo sostenible como un desarrollo que satisface
las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las
generaciones futuras, para satisfacer sus propias necesidades.

Pero como señala Montes (2007) la concepción de desarrollo sustentable no reconoce la


relación que existe entre los ecosistemas y las especies y la repercusión en satisfacer la
vida humana. Así como la importancia de la cultura autóctona y sus saberes emergiendo
así el concepto de los servicios de los ecosistemas o servicios ecosistémicos para reconocer
el real aporte de los ecosistemas.

La acuñación de los servicios de los ecosistemas como concepto científico es usado en la


década de los 70s, pero adquiere mayor connotación con el Programa Científico
Internacional promovido por las Naciones Unidas denominado la Evaluación de los
Ecosistemas del Milenio (EM). Los servicios que prestan los ecosistemas son los
beneficios que las personas obtienen de los ecosistemas. Estos beneficios contemplan
servicios de suministro, como los alimentos y el agua; servicios de regulación, como la
regulación de las inundaciones, las sequías, la degradación del suelo y las enfermedades;
servicios de base, como la formación del suelo y los ciclos de los nutrientes; y servicios
culturales, como los beneficios recreacionales, espirituales, religiosos y otros benefici os
intangibles. Donde los definen como beneficios directos e indirectos que reciben las
sociedades (EM, 2005) clasificándolos en cuatro categorías: aprovisionamiento,
regulación, soporte y culturales.

Los modos de producción y sistemas económicos utilizan y se sirven de la naturaleza y de


los ecosistemas de acuerdo a su paradigma, los sistemas económicos y los modos de
producción va a permitir si desarrollan una armonía o explotación ilimitada de los recursos
naturales, así como si respetan o no cosmovisiones de naciones étnicas que se
desenvuelven en los ecosistemas.

17
De Groot & Gómez-Baggethun (2007) sostienen que todo sistema económico reposa sobre
los cimientos de la naturaleza. Por una parte, los ecosistemas son la fuente de todos los
materiales y la energía procesados a lo largo del sistema productivo hasta su
transformación en bienes o servicios de consumo. Por otra parte, los ecosistemas son el
sumidero al que van a parar todos los residuos derivados del metabolismo socioeconómico,
tanto en sus fases productivas como consuntivas. La necesidad de reflejar este hecho erige
la noción de capital natural como concepto clave para deponer de relieve el papel que
juegan los ecosistemas en el sustento de las economías, permitiendo su articulación en la
económica.

Los ecosistemas se convierten en un capital natural, que va más a allá de lo planteado en la


economía clásica y el modelo de desarrollo con la teoría de libre mercado vigente, y por
ello la importancia de nuevo modelo, paradigma y conceptualización de los beneficios
directos e indirectos que se obtienen de los ecosistemas, que generan bienestar a las
poblaciones.

El capital natural engloba todos aquellos procesos e interacciones entre los mismos
(funcionamiento del ecosistema) que determinan su integridad y resiliencia ecológica, por
lo que los servicios de los ecosistemas, englobando también todos aquellos beneficios de
los ecosistemas que sin pasar por los mercados (y por tanto careciendo de precios
asociados), tienen una incidencia directa o indirecta en las diferentes componentes del
bienestar humano (De Groot & Gómez-Baggethun, 2007)

Irwin et al. (2008) señala que la naturaleza proporciona las condiciones para una existencia
saludable, segura y plena. Entre los muchos beneficios que las personas reciben de la
naturaleza se incluyen el agua, los alimentos, la protección contra inundaciones y la
conexión espiritual. Es difícil pensar en una decisión sobre desarrollo o inversiones que de
alguna manera no dependa y afecte la naturaleza.

De Groot & Gómez-Baggethun (2007), sugieren que existen 30 funciones básicas de los
ecosistemas organizadas en función de regulación, hábitat, de producción, de información
y de sustrato y estas están relacionadas con los servicios de los ecosistemas y generando
bienes naturales.

18
Tabla 3 Funciones de los ecosistemas y servicios de los ecosistemas.
Funciones Componentes y procesos Ejemplos de bienes y
de los ecosistemas servicios
FUNCIONES DE REGULACIÓN.
1.-Regulación  Mantenimiento de los  Protección del ozono
atmosférica. ciclos biogeoquímicos frente a los rayos UVA y
(equilibrio CO2/O2, capa prevención de
de ozono, etc.) enfermedades.
 Mantenimiento de la
calidad del aire.
 Influencia en el clima.
2. Regulación climática  Influencia sobre el clima  Mantenimiento de un
ejercida por coberturas clima adecuado
de suelo y procesos (temperatura,
biológicos (ej. precipitaciones) para la
producción de salud, la agricultura, etc.
dimetilsulfato)
3.-Amortiguamiento de  Influencia de las  Protección frente a
perturbaciones. estructuras ecológicas en tormentas (Ej. Arrecifes
la amortiguación de de coral) o inundaciones
perturbaciones naturales (Ej. bosques y
marismas).
4.-Regulación hídrica  Papel de la cobertura del
suelo en la regulación de  Drenaje e irrigación
la escorrentía mediante natural
las cuencas de drenaje
5.-Disponibilidad Hídrica  Percolación, filtrado y  Disponibilidad de agua
retención de agua dulce para usos consuntivos
(ej. acuíferos) (bebida, riego, industria)
6.-Sujeción del suelo.  Papel de las raíces de la  Mantenimiento de zonas
vegetación y fauna roturadas.
edáfica en la retención  Prevención de la erosión.
del suelo.  Control del balance
sedimentario.
7.-Formación del Suelo.  Meteorización de la roca  Mantenimiento de la
madre y acumulación de productividad de los
materia orgánica. Cultivos.
 Mantenimiento de la
productividad natural de
los suelos
8.-Regulación de  Papel de la biodiversidad  Mantenimiento de la
nutrientes. en el almacenamiento y salud del suelo y de los
reciclado de nutrientes ecosistemas productivos
(ej. N, P y S)
9.-Procesos de residuos.  Papel de la vegetación y  Detoxificación y control
la fauna en la y de la contaminación
procesado de nutrientes  Filtrado de aerosoles
y contaminantes (calidad del aire)
orgánicos  Atenuación

19
contaminación acústica.
10.-Polinización.  Papel de la fauna en la  Polinización de especies
dispersión de gametos silvestres
florales.  Polinización de cultivos
y plantaciones
11.-Control biológico  Control de poblaciones  Control de pestes, plagas
mediante relaciones y enfermedades
tróficas dinámicas.  Reducción de la
herbivoría (control de
daños a cultivos)
FUNCIONES DE HÁBITAT.
12.-Función de refugio  Provisión de espacios  Mantenimiento de la
habitables a la fauna y biodiversidad (y por
flora silvestre. tanto de la base de la
mayor parte de las
funciones restantes)
 Mantenimiento de
especies de explotación
comercial
13.-Criadero.  Hábitats adecuados para  Mantenimiento de la
la reproducción. biodiversidad (y por
tanto de la base de la
mayor parte de las
funciones restantes)
 Mantenimiento de
especies de explotación
comercial.
FUNCIONES DE PRODUCCIÓN.
14.-Comida.  Conversión de energía  Caza, recolección, pesca.
solar en animales y  Acuacultura y agricultura
plantas comestibles de subsistencia y
pequeña escala.
15.-Materias primas.  Conversión de energía  Material para
solar en biomasa para construcciones y
construcción y otros manufacturas
usos  Combustibles y energía
 Piensos y fertilizantes
naturales
16.-Recursos genéticos.  Material genético y  Mejora de los cultivos
evolución en animales y frente a pestes y agentes
plantas silvestres patógenos Otras
aplicaciones (p. ej. salud)
17.-Recursos medicinales.  Sustancias  Medicinas y otras drogas.
biogeoquímicas.  Modelo y herramientas
químicas.
18.-Elementos  Especies y ecosistemas  Materias para artesanía,
decorativos. con usos decorativos joyería, adoración,
potenciales decoración, pieles, etc.
FUNCIONES DE INFORMACIÓN.
19.-Información estética.  Oportunidades para el

20
desarrollo cognitivo,  Disfrute paisajístico
características estéticas
de los paisajes
20.-Función recreativa.  Variedad de paisajes con  Ecoturismo.
uso recreativo potencial
21.-Información artística  Variedad de  Expresión de la
y cultural. características naturales naturaleza en libros,
con valor artístico películas, cuadros,
folclore, arquitectura
22.-Información  Variedad de  Uso de la naturaleza con
histórica. características naturales fines históricos o
con valor histórico y culturales (herencia
espiritual. cultural y memoria
acumulada en los
ecosistemas)
23.-Ciencia y educación.  Variedad de  Naturaleza como lugar
características naturales para la educación
con valor científico y ambiental
educativo  Usos con fines científicos
FUNCIONES DE SUSTRATO.
24.-Vivienda.  Provisión de un sustrato  Espacio para vivir, ya sea
adecuado para el en pequeños
desarrollo de actividades asentamientos o en
e infraestructuras ciudades.
25.-Agricultura. humanas.  Comida y materias
primas provenientes de
cultivos agrícolas y
acuícolas.
26.-Conversión  Energías renovables
energética.  Dependiendo del uso como la eólica, la solar o
específico del suelo, se la hidráulica
27.-Minería. requerirán distintas  Minerales, petróleo,
cualidades ambientales metales preciosos.
28.-Vertedero. (p. ej. estabilidad del  Vertedero de residuos
suelo, fertilidad, clima, sólidos
29.-Transporte. etc.  Trasporte por agua y
tierra
30.-facilidades turísticas.  Actividades turísticas
(turismo de playa,
deporte al aire libre, etc.).
Fuente: De Groot & Gómez-Baggethun.

Los mercados generalmente son incapaces de enfrentar temas de equidad intra e


intergeneracional relacionados con el manejo de los ecosistemas para las actuales y futuras
generaciones (EM, 2003) Por lo que es necesario un empoderamiento para el cambio de
paradigma vigente desde el ámbito local hasta global.

21
4.5. Ecosistemas, los servicios ecosistémicos y bienestar humano.
En el presente proyecto de investigación se considera al ecosistema como un sistema y no
como la clásica definición de unidad estructural de organización, para resaltar el origen y
el concepto de los servicios ecosistémicos, para ello consideramos tanto para ecosistemas
marinos y terrestres lo planteado por Margalef (2005) que es un sistema formado por
individuos de muchas especies, en un ambiente de características definibles en un proceso
dinámico e incesante de interacción, ajuste y regulación de materia y energía, con efectos
de nacimientos y muertes y cuyo resultado es la evolución de especies y la sucesión a nivel
del sistema entero; un sistema de este tipo, formado por organismos vivos, un retazo de la
biosfera, es un ecosistema.

La evaluación de los ecosistemas del milenio (EM) consideró a los ecosistemas marinos y
terrestres como una unidad funcional, compleja y dinámica de comunidades de plantas,
animales y microrganismos y la interacción con el medio ambiente inorgánico,
considerando que los seres humanos son parte integral de los ecosistemas. La evaluación
de los ecosistemas planteó un enfoque diferente hacia la percepción de los ecosistemas
marinos y terrestres, dando un enfoque más sistémico, holístico, transversal acercándolo a
una comprensión de la complejidad (teoría) y considerar una distinta epistemología hacia
la comprensión y funcionamiento de los ecosistemas, ampliando su discusión con los
partidarios de economía neoliberal y el crecimiento económico, que tiene un alto costo por
el uso de los recursos de los ecosistemas, por ello lo de servicios ( de base,
aprovisionamiento, regulación y cultural con connotación económica-ecológica), la
discusión centrada en el bienestar humano (y demás seres vivos) generada por los
ecosistemas a través de servicios como la amplia biodiversidad marina y terrestre para la
obtención de alimentos, de materias primas, formación de suelo, producción de oxígeno,
combustible, fibras, agua pura, recursos genéticos, calidad del aire, la regulación del clima,
el control de la erosión, la regulación de las enfermedades humanas y la purificación del
agua, la consideración espiritual de los ecosistemas que son beneficios intangibles que
permiten el enriquecimiento espiritual, el desarrollo cognitivo, la reflexión, la estética y la
recreación.

Por lo que el objetivo de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio fue evaluar las
consecuencias de los cambios en los ecosistemas sobre el bienestar humano, y las bases
científicas para las acciones que se necesita emprender a fin de reforzar la conservación y

22
el uso sostenible de esos sistemas y su contribución al bienestar humano (EM, 2005). Se
considera las poblaciones rurales frente a la degradación de los ecosistemas, que son
aquellas poblaciones (pobres) de manera directa, que reciben los impactos directos y
graves que las poblaciones urbanas.

En la siguiente tabla presentamos un resumen de los servicios de los ecosistemas

Tabla 4: Servicios Ecosistémicos


Servicios de los Ecosistema
Aprovisionamiento: productos
obtenidos de los ecosistemas.
 Alimento.
 Agua dulce.
 Madera y Fibra.
 Combustible.
 Fibras.
 Productos bioquímicos.
 Recursos genéticos.
 Recursos ornamentales.
De Apoyo o de soporte: servicios Regulación: Beneficio de la regulación
necesarios para el sostenimiento de la de los procesos de los ecosistemas.
estructura y funcionamiento de los  Regulación del clima.
ecosistemas, indispensables para la  Regulación de crecidas.
producción de todos los demás servicios.  Regulación de enfermedades.
 Purificación del agua.
 Ciclo de nutrientes.  Polinización.
 Formación de Suelo.  Control de la erosión.
 Producción primaria.  Mantenimiento de la calidad del
 Provisión de hábitat. aire.
 Mantenimiento del ciclo  Control biológico.
hidrológico.  Protección contra tormentas.
Culturales: beneficios no materiales que
se obtienen de los ecosistemas.
 Estéticos.
 Espirituales y religiosos.
 Recreación y ecoturismo.
 Educacionales.
 Inspiración.
 Sentido de lugar.
 Herencia cultural.
 Diversidad cultural y sistemas de
conocimiento.
 Relaciones sociales.
Fuente: Evaluación de los Ecosistemas del  Recreativos.
Milenio.

23
La Evaluación de los Ecosistemas de Melino considera lo propuesto por Sen (2000) para
generar bienestar humano, como la libertad (como fin principal), seguridad, la salud, la
participación e identidad, las oportunidades, la no exclusión, la equidad económica y el
funcionamiento de los mercados, la extrema pobreza, el bienestar humano tiene múltiples
componentes, la pobreza también es multidimensional y se define como la privación
ostensible del bienestar. La manera en que se experimenten y expresen el bienestar, las
malas condiciones de vida o la pobreza dependen del contexto y la situación, y reflejan
factores físicos, sociales y personales, como la geografía, el medio ambiente, la edad, el
género y la cultura (EM, 2003). Los ecosistemas son esenciales para generar bienestar
humano gracias al aporte de los servicios ecosistémicos.
La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio Señala que el cambio en los ecosistemas
afecta el bienestar humano en los siguientes aspectos:
 La seguridad se ve afectada, en primer lugar, a raíz de los cambios que se
producen en los servicios de suministro que afectan los abastecimientos de
alimentos y otros bienes, y que posibilitan los conflictos en torno a los recursos
escasos y, en segundo término, producto de los cambios en los servicios de
regulación, que pueden influir en la frecuencia y magnitud de las inundaciones, las
sequías, los desprendimientos de tierra y otras catástrofes. Puede, también, verse
afectada por cambios en los servicios culturales, como en casos en que la pérdida
de importantes rasgos ceremoniales o espirituales de los ecosistemas contribuye al
debilitamiento de las relaciones sociales al interior de una comunidad. Estos
cambios, a su vez, afectan el bienestar material, la salud, la libertad y las opciones,
la seguridad y las buenas relaciones sociales.
 El acceso a bienes materiales básicos para una buena vida se relaciona
estrechamente con los servicios de suministro, como la producción de alimentos y
fibras, y los servicios de regulación, incluyendo la purificación del agua.
 La salud se relaciona estrechamente con los servicios de suministro, como la
producción de alimentos, y los servicios de regulación, incluyendo aquellos que
influyen en la distribución de insectos transmisores de enfermedades y de
sustancias irritantes y patógenas a través del agua y el aire. La salud también puede
relacionarse con los servicios culturales a través de los beneficios recreacionales y
espirituales.
 Las relaciones sociales se ven afectadas por los cambios en los servicios
culturales, que afectan la calidad de la experiencia de vida de las personas.

24
 La libertad y las opciones se apoyan ampliamente en la existencia de los demás
componentes del bienestar y, por ende, se ven influenciadas por los cambios en los
servicios de suministro, de regulación y culturales que prestan los ecosistemas.
En la siguiente tabla presentamos un resumen de los componentes del bienestar

Tabla 5: Componentes del bienestar.

Componentes de Bienestar
Seguridad
 Seguridad personal.
 Acceso seguro a los recursos.
 Seguridad ante los desastres.
Materiales esenciales para una vida
decorosa.
 Suministros adecuados.
 Suficiente alimento nutritivo. Libertad de elección y acción
 Acceso a bienes. Oportunidad para poder lograr lo
Salud que un individuo valora hacer y ser.
 Fortaleza.
 Sentirse bien.
 Acceso a agua y aire limpios.
Buenas relaciones sociales
 Cohesión social.
 Respeto mutuo.
 Capacidad para ayudar a otros.
Fuente: Evaluación de los Ecosistemas del Milenio.

Tabla 6: Los ecosistemas producen servicios ecosistémicos y es inherente a ello la


generación de bienestar para los seres humanos.
SERVICIOS ECOSISTEMICOS BIENESTAR
 Soporte.  Libertad.
ECOSISTEMA  Aprovisionamiento.  Seguridad.
 Reguladores.  Salud.
 Culturales.  Materiales.
 Buenas relaciones sociales.
Fuente: elaboración propia.

25
Figura 3: Relación de los servicios de los ecosistemas y la generación de bienestar
Fuente: EM (2003)

26
Figura 4: Relación de los Ecosistemas, producción de servicios ecosistémicos y cambios a
un nivel local, regional y global
Fuente: EM (2003)

4.6. El Agave americana en un Sistema Social Ecológico y el aporte a los


Servicios Ecosistémicos

La cabuya-Agave americana, en el proceso de domesticación y su manejo, se lo considera


dentro de un sistema socio ecológico. Daw et al 2016, considera que en los sistemas socio-
ecológicos existen características no lineales por lo que hay que considerar el contexto y la
historia, generándose una elasticidad (negativa o positiva) que repercute en el sistema y
los servicios ecosistémicos, por lo que el uso del agave en sistemas socio-ecológicos,
permite considerar el contexto y la historia del agave. Y así realizar una aproximación a
los usos del Agave, desde la etnia de los Guayacundos, la utilización en el Tawantisuyo, en
la Colonia en los procesos sociales de explotación en las reducciones y las encomiendas y
los tributos y hasta el inicios del Siglo XXI por los y las comuneras y comuneros de los
sectores de Joras Centro, Minas de Joras y Tierra colorada que pertenece a la comunidad

27
campesina de Joras del distrito y provincia de Ayabaca, desde la perspectiva de panarquía (Holling, 2001) y el ciclo adaptativo del Agave
americana que permite aproximarnos a las fases de crecimiento, desarrollo, colapso y reorganización que conduce a la resiliencia y sostenibilidad
del Agave americana. Considerando lo propuesto por Urquiza & Cadenas, 2015, de los sistemas socio-ecológicos como la relación de variables
sociales con las ambientales para generar bienestar humano en un espacio determinado (Urquiza & Cadenas, 2015) Desde la concepción de
panarquía (Holling, 2001) el ciclo adaptativo del Agave americana ha pasado por las fases de crecimiento, acumulación, colapso y
reorganización que se puede considerar resiliencia y sostenibilidad del Agave americana.

Tabla 6: Ciclo Adaptativo del Agave americana.


FASE
VARIABLE VARIABLE
PERIODO-AÑO DEL EVENTOS FUERZAS EXTERNAS PARADIGMA
LENTA RÁPIDA
CICLO
Uso de territorio para
Atuncuracazgo agricultura y Ganado
Guayacundo- de tierra: vicuñas,
Uso de recursos naturales y Adaptación a su sistema Cosmovisión de los Domesticación de
Periodo intermedio r domesticación. ecológico social local. Guayacundos. territorio. alpacas y llamas-
tardío-Horizonte
tardío.
(Hocquenghem
1989)
Uso de territorio para
Domesticación y uso agricultura y Ganado
Domesticación y múltiples usos Conocimiento de la de tierra: vicuñas,
del Agave Adaptación a su sistema Cosmovisión de los
K del Agave americana, por los agricultura y alpacas y llamas-
americana. ecológico social local. Guayacundos.
Guayacundos. ganadería.
Horizonte Tardío (Hocquenghem
1989)
Enfrentamiento Inca con los
Conquista Inca a los Expansionismo y Uso de recursos
Ω Guayacundos-Expansionismo Conquista e ideología Inca. Conquistar territorios
Guayacundos- 1490 cosmovisión Inca. naturales.
cuzqueño.
Uso de tecnologías
incas para la
Incorporación de los
Anexión al Tahuantinsuyo y ser Expansionismo y Uso de recursos agricultura y
Guayacundos al α parte del Chinchaysuyo.
Conquista e ideología Inca.
cosmovisión Inca. naturales. ganadería en el
Tawantisuyo 1490
territorio de los
Guayacundo.

28
Uso de tecnologías
Atuncuracazgo Se sigue usando el Agave incas para la
Producción agrícola
Guayacundo con americana por parte de los Expansionismo y agricultura y
r-K Conquista e ideología Inca. y ganadera con
influencia Inca Guayacundos y también es cosmovisión Inca. ganadería en el
enfoque inca.
1490-1532 usado por los incas territorio de los
Guayacundo.
-Invasión española.
-Tributación compulsiva, se
tributa con productos de Agave Expansión española en
Mercantilismo Desmembramiento Exportar oro y plata
1532-1548 Ω americana. busca de nuevas rutas para
Europeo. del Tawantisuyo a España.
-Se implementan las primerias las indias.
haciendas en territorio
Guayacundo.
-Se instaura la Encomienda en
el Atuncuracazgo de los Adaptación de la
Mercantilismo y demanda
1536 R Guayacundos. Feudalismo población local al Tributo indígena.
de recursos naturales.
-Se tributa con Agave sistema
americana.
-Desmembramiento del
atuncuracazgo de los Llegada de colonos Tributo indígena.
1548 Guayacundos. Mercantilismo y demanda españoles a -Encomiendas y
Ω Feudalismo.
1560 -Se implementa las reducciones de recursos naturales. territorio haciendas.
y se tributa con Agave Guayacundo. -Reducciones.
americana.
-Predominio de haciendas en la -Tributo indígena.
provincia de Ayabaca y la Mercantilismo- -Haciendas.
Haciendas y
1560-1969 α región Piura. Latifundismo Feudalismo.
latifundismo
-Agroexportación de
-Uso limitado de Agave agroexportador. los andes y del
americana. litoral.
-Constitución de
-Reforma agraria y desaparición -Movimientos campesinos
comunidades
de las haciendas. a lo largo del territorio -Toma de tierras y -Uso limitado del
1969 α - r- Ω -Uso limitado de Agave peruano demandando reforma agraria. Agave americana.
campesinas.
-Aparición del
americana. tierras.
minifundio.
-Comunidades campesinas. -Desarrollo agropecuario
-Uso del Agave americana en tecnificado para la costa y -La globalización, -“Modernización en
-Agricultura de
1969-2015 r-k unas cuantas comunidades su influencia para los neoliberalismo. todo el Sistema
minifundio.
campesinas como planta andes. -Neoruralidad Ecológico social ”
cultivada y el Agave tiende a ser -Minería

29
silvestre.
-Tejidos sociales andinos
inexistentes.
Fuente: Elaboración propia.
Donde:
r Organización del sistema.
K Mantenimiento y proliferación del sistema
Ω Colapso del sistema.
α Reorganización del sistema.

30
4.7.Historia ambiental, domesticación en Mesoamérica y los Andes Peruanos
del género Agave.
Gentry (1982), sostiene que la utilización del Agave americana se remonta a unos diez a
quince mil años, y fue el soporte para sostener civilizaciones, la mayor región de desarrollo
y uso es Mesoamérica por presentar una gran variedad en este género, fueron los animales
que primero mostraron al hombre la comestibilidad de agave, y de allí el hombre ha
masticado agave durante al menos nueve mil años (encontrados en restos de coprolitos),
por lo que hubo una evolución en su uso como herramienta, alimento, fibra, bebida,
refugio, cercas y más productos diversos desarrollando una relación hombre-agave. Se
reconoce que el agave tuvo mucho que ver en el fomento de los inicios de la agricultura
como cualquier otro género de plantas, por lo que Mesoamérica es el centro de origen
agrícola del género agave.

En el Perú, el género agave su uso y domesticación se remonta a periodos prehispánicos,


con la etnia Guayacundo, dicha etnia existió en las actuales provincias andinas de Ayabaca
y Huancabamba en el departamento de Piura.

Espinosa (2006) & Hocquenghem (1989), disciernen que los Guayacundo fueron de origen
jíbaro, o por lo menos retenían una enorme influencia jíbara que es de 500 años d.C y hubo
un intenso desplazamiento de jíbaros para radicarse en la sierra y costa de Piura entre los
siglos XII y XIII, pudieron asimilar la lengua de los serranos que invadieron, que con el
correr de los siglos, hasta acabaron quechuizándose totalmente.

En este proceso de asentamiento en los andes piuranos por parte de los Guayacundos, ya
utilizaban el agave como alimento, en hilos, tejidos y elaboración de indumentaria para los
curacas, el Agave americana para los locales la llamaban: chuchau o chagual, pacpa o
quellupancarita o pasla, es decir para los andinos tenía su propio nombre, así como para
los mesoamericanos le llaman maguey.

Espinoza (2006) confirma que era y es el vegetal de más rendimiento para los campesinos
Guayacundos, a la planta total la explotaban en importantes y diferentes aplicaciones,
destacando la cordelería, la utilizaban con champas para emplearlas en la erección de
pircas o muros que servía de elemento de linderación de una chacra con otras, de las hojas
la utilizaban para cubrir sus casas, las espinas de sus puntas servían para condicionar

31
agujas y prendedores, de las hojas secas las utilizaban como combustible para coser sus
alimentos, del tronco lo aprovechaban como depósito para guardar sus prendas de vestir,
las pencas también las empleaban para la fabricación de jarcia (enormes mantas) para el
velamen de navíos y otros usos y cuando la planta alcanza su madurez, en que descuella el
maguey, la destinan al tabicado de sus viviendas y para preparar los enserches de las
mismas. El agujereado circular en el tronco del Agave americana es una práctica común
que se da en los Andes y en Mesoamérica para obtener la savia, la que recibía el nombre de
guarapo para el ande. La savia la usaban para curarse de reumatismo, resfríos y
blenorragias. Sus flores, antes de abrirse, constituían un buen alimento para el ganado, le
daban un uso religioso y de protegerse de la infiltración de daños y maleficios, que es
efectiva contra la hechicería.

En lo pertinente a la primera etapa de la era del Tahuantinsuyo es vital conocer que la


momia del cápac-curaca Sinchi Roca fue amortajada con un tejido producido con cabuya,
así mismo a los runas comunes y sencillos, sus restos mortales disecados y en cuclillas, los
envolvían, como aprisionados, con fibras de maguey, depositando a su lado sus
herramientas, hubieron etnias que elaboraban sus tocados, consistentes en guirnaldas,
cordones y ramales, manipulando hebras de cabuya, unas más delgadas que otras y cada
cual con su colorido distintivo que identificaba a cada “provincia o nación”. El jugo de sus
hojas es viscoso y mucilaginoso; azucarado y evaporado conforman la miel del maguey o
agua miel, al que llamaban chaguarmisqui, también se usaban las flores para alimentación,
mediante un proceso de remojo y fermentación en chicha de jora con sal. (Espinoza, 2006)

García (2007) realiza una descripción etnográfica sobre la cabuya en la provincia de


Ayabaca, que es muy abundante y antiguamente tenía mucha importancia y hasta ahora
sigue siendo útil, sirve para elaborar la llamada miel de méjico

Garcilaso de la Vega (2005) realiza una descripción del Agave americana y hace una
comparación como la llaman los indios como chuchau y los españoles llaman maguey,
Garcilaso cita la descripción del chuchau que ha hecho el padre Blas Valera, citando lo
recogido por el padre, destacando los siguientes provechos: la utilización del zumo que
sirve para quitar las manchas de la ropa y de curar las llagas canceradas o inflamadas y de
extirpar los gusanos de las llagas, el mismo zumo es utilizado para quitar el cansancio y
realizar lavatorios medicinales, de las hojas que se sazonan y secan al pie del tronco, sacan

32
cáñamo fortísimo, de que hacen las suelas del calzado y las sogas, jáquimas y cabestros y
otras cosas groseras, hacen ropa de vestir donde había falta de lana o de algodón. Hacen
muy lindo hilo para redes, con que se casan los pájaros, hacen también un brebaje
fortísimo, mezclándola con el maíz o la quinua o con la semilla del árbol mulli, también
hacen de ella miel y vinagre; las raíces del chuchau muelen, y hacen de ellas panecillos de
jabón, con las que las indias se lavan las cabezas, quitan el dolor de ellas y las manchas de
la cara, crían los cabellos y los ponen muy negros.

Garcilaso de la Vega (2005) describe la práctica de utilizar las raíces del agave, por parte
de las indígenas para tratar sus cabellos cuando se les ha ahorquillado, o se les cae el pelo
al momento de peinar o se les ha puesto de color castaño, manifiesta que a las indígenas les
gusta mucho el color del cabello sea negro, la practica consiste en que cuecen al fuego en
una caldera de agua con yerbas dentro, una de las yerbas debía ser la raíz del
chuchau…Metían los cabellos dentro de la caldera, que con los menjurges hervía al fuego,
se echaba la india de espaldas; al pescuezo le ponían algún reparo porque el fuego no le
ofendiese. Tenían cuenta con que el agua que hervía no llegase a la cabeza, porque no
cociese las carnes; para los cabellos que quedaban fuera del agua también los mojaban con
ella, para que gozasen de la virtud de las yerbas del cocimiento, por lo que era esta práctica
era un tormento voluntario, por lo que sacaban sus cabellos más negros y más lustrosos que
las plumas del cuervo recién mudado, tanto como esto y mucho más puede el deseo de la
hermosura.

Murra (1975) describe como contabilizaban los objetos confeccionados por agaves,
mediante los khipus, y hace referencia al khipu jaujino donde se registraba los tributos que
hacían los indígenas a la corona española, además añade que desde 1537 se confecciono un
artefacto europeo, la alpargata y además jáquimas donde se utilizan fibras de agave, se
presenta el siguiente tabla sobre tributos de indígenas a base de agave:

Tabla 7. Basado en el Khipu-memorial de los señores de Hatun Xauxa, presentado a la


audiencia, Ciudad de los Reyes, 1561.

Alpargatas Ojotas de Alpargatas Ojotas TOTAL


cabuya rancheadas rancheadas
1, 385 1, 742 2, 666 6, 556. 12, 349
Fuente: Elaboración propia. Tomado de Murra, la contabilización de los productos
derivados del agave va del año 1533-1548.

33
En el proceso de domesticación del agave en los andes peruanos, adquirió una variedad de
nombres expresándose en quechua con su vertientes norteña, central y sur o también jíbaro,
los diferentes nombres también derivan de la influencia del territorio o espacio donde se
han desarrolla diferentes grupos étnicos a lo largo de los andes, la costa y selva. Los
nombres locales con que se conoce al Agave americana en el país son (Soukup, 1987;
Pardo, 2005; Garcilaso, 2005; Bautista, 2006; Espinoza, 2006 & García, 2007) chaguar,
cabuyo negro, penco, penca, fique, pajpa, cabuya, chuchau, chagual, pacpa, paxpa,
pate, pasla, (esta última, uso mayor en el Chinchaysuyo-hoy extremo norte peruano y sur
del Ecuador) penca, pinca, ancash, chanpatra, pita, cocuisa, okce packpa, cocui, penca
azul, kellupancarita, ckara. Confirmando que en los andes peruanos también existió la
domesticación del género agave, así como en Mesoamérica. También se le conoce con los
nombres de Mesoamérica y los nombres como llamaban los españoles al agave, como:
maguey, méjico, cabuya americana, chichimeco y meco.

4.8. Cuantificación de Servicios Ecosistémicos y la Diversidad Funcional.


Para cuantificar los servicios ecosistémicos, sea de una especie o comunidad en vegetales,
se considera sus características morfológicas a nivel individual (altura máxima, densidad,
número de hojas, biomasa, etc.), que también se le conoce como caracteres funcionales, o
los llamados rasgos funcionales que son parte de una diversidad funcional que están dentro
y afectan a un ecosistema, los servicios ecosistémicos dependen de la diversidad funcional,
varios estudios han profundizado sobre cómo distintos caracteres y tipos funcionales se
relacionan con las distintas propiedades de los ecosistemas, por lo que la diversidad
funcional es el componente que mejor explica los efectos de la biodiversidad en la mayoría
de los servicios vitales para el bienestar humano (CATIE, 2011).

En la siguiente tabla se describe las relaciones que se dan entre los servicios ecosistémicos,
propiedades ecosistémicas y rasgos funcionales:

34
Tabla 8: ejemplos de rasgos relacionados con propiedades ecosistémicas que, a su vez
están en la base de diferentes servicios ecosistémicos.

Servicio Ecosistémico. Propiedad Ecosistémica. Rasgo


Regulación del clima a Productividad primaria. forma y tasa de crecimiento,
través de secuestro de Acumulación de carbono en altura de la planta,
biológico de carbono. vegetación. longevidad de la planta,
Acumulación de carbono en densidad de madera,
suelo/descomposición. contenido de materia seca,
lignina, nitrógeno,
longevidad de hojas, dureza
de hojas, área foliar
específica (SLA) o masa
foliar por área (LMA), tasa
de descomposición
potencial de hojas y tallos,
longitud específica de raíces
Regulación climática a Albedo y rugosidad del forma de crecimiento, altura
través de intercambios de dosel Intercambio de calor de la planta, longevidad de
calor con la atmósfera entre vegetación y la planta, arquitectura de la
atmósfera copa, tamaño, textura
Evapotranspiración superficial, ángulo y
longevidad de las hojas,
profundidad de raíces
Evapotranspiración. forma y tasa de crecimiento,
Intercepción y escurrimiento longevidad de la planta,
fustal de precipitación. arquitectura de la copa,
Retención de agua en el clonalidad, rugosidad del
suelo. tronco, características del
Retención de agua en la xilema, tamaño, ángulo y
vegetación. longevidad de las hojas,
Retención de agua en contenido de materia seca,
Regulación de la cantidad y hojarasca. lignina, nitrógeno, fósforo o
calidad de agua disponible Balance entre evaporación, compuestos tóxicos activos
para consumo humano infiltración y escorrentía en hojas, presencia de
cubiertas de las hojas (pelos,
etc.), dureza de las hojas,
área foliar específica (SLA)
o masa foliar por área
(LMA), tasa de
descomposición potencial
de hojas y tallos, y
arquitectura y profundidad
de raíces.
Retención de agua y forma y tasa de crecimiento
sedimentos en suelo, de la planta, longevidad de
hojarasca y vegetación en la planta, arquitectura de la
pie Balance entre copa, clonalidad, longevidad
infiltración y escorrentía. de hojas, contenido de
materia seca, lignina y

35
Control de erosión hídrica. nitrógeno en hojas, tasa de
descomposición potencial
de hojas y tallos,
arquitectura y profundidad
de raíces y tallos
subterráneos y a ras del
suelo
forma y tasa de crecimiento,
longevidad de la planta,
altura de la planta,
capacidad de rebrote,
posición de las yemas de
renuevo, longevidad de
Producción de forraje para Provisión de alimento para hojas, contenido de materia
herbívoros importantes herbívoros seca, lignina, nitrógeno,
(ganado, especies silvestres fósforo o compuestos
con valor simbólico, etc.) tóxicos activos en hojas,
dureza de hojas, área foliar
específica (SLA) o masa
foliar por área (LMA),
simbiosis con
microorganismos fijadores
de nitrógenos o insectos (p,
ej. hormigas protectoras)
Forma y tasa de
Producción de madera y Productividad primaria neta crecimiento, longevidad de
combustible aérea biomasa en pie. la planta, altura de la planta,
arquitectura de la copa,
densidad de madera.
tasa de crecimiento,
densidad de madera,
longevidad de las hojas,
contenido de materia seca,
Fertilidad de suelos y Descomposición Ciclado de lignina, nitrógeno, fósforo o
remoción de necromasa nutrientes Acumulación de compuestos tóxicos activos
materia orgánica en el suelo en hojas y tallos, dureza de
hojas, área foliar específica
(SLA) o masa foliar por
área (LMA), tasa de
descomposición potencial
de hojas y tallos, longitud
Fuente: CATIE. específica de raíces

Para entender este enfoque debemos visualizar la diversidad funcional como sinónimo de
variedad de los rasgos funcionales en relación al servicio ecosistémico de interés y no
como los valores de estos rasgos (CATIE, 2011)

36
V. METODOLOGÍA.

La presente investigación es descriptiva que se aproxima analizar la contribución del


Agave americana a los servicios ecosistémicos en los sectores de Joras Centro, Minas de
Joras y Tierra Colorada pertenecientes a la Comunidad Campesina de Joras del distrito y
provincia de Ayabaca de la región Piura, para lo cual se desarrollara las siguientes acciones
y metodología:

 Se realizará un censo de población para el Agave americana, en los tres sectores ya


antes mencionados realizando un recuento total en las parcelas o chacras de los
campesinos.

 Se realizará la descripción de los servicios ecosistémicos que el Agave americana


aporta en los sectores antes mencionados, empleando la diversidad funcional y
características morfológicas (CATIE, 2011), los datos poblaciones del agave,
transectos lineales de 30 m (16) y los siguientes parámetros: altura total del agave,
diámetro mayor y menor de la roseta del agave, número de hojas, biomasa. Se
considera los aportes que sugieren en la guía de evaluación de flora y fauna
silvestre del Ministerio del Ambiente 2010. En la siguiente tabla se considera los
servicios ecosistémicos a describir y para cuantificar.

Tabla 9 Aporte del Agave americana a los servicios ecosistémicos


Servicio. Característica. Cuantificación
Aprovisionamiento. Savia elaborada (Chicha.) Biomasa seca-peso.
Litros.
Regulación. Regulación de clima. Biomasa seca-peso/tn.
Captura de carbono. Altura de la planta.
Herencia cultural. Cualitativo etnográfico.
Culturales. Conocimiento comunal. Cualitativo etnográfico.
Educacional Cualitativo etnográfico.
Soporte. Producción primaria. Biomasa.

Fuente: elaboración propia.

37
 Se describirá el uso que realizan los pobladores locales del Agave americana en los
sectores ya antes mencionados, empleando entrevista con enfoque de género, focus
grup, tomas fotográficas y la relación que hay con el servicio ecosistémico cultural
descrito en la tabla 9 donde se recaba la información.

 Se realizará la reconstrucción histórica-ambiental del Agave americana y la


repercusión en los servicios ecosistémicos empleando lo propuesto por Holling
2001, 2002 mediante los ciclos adaptativos.

 Se empleará instrumentos de colecta de datos como: observaciones de campo,


censo, entrevistas, registro fotográfico, matriz de características morfológicas del
agave, GPS, matriz de peso (seco y verde) del agave, focus grup, y se realizará el
procedimiento de análisis de datos de los instrumentos de colecta de datos.

38
VI. CRONOGRAMA.

Actividades Mes Mes Mes Mes Mes Mes


1 2 3 4 5 6
Aprobación del Perfil de Proyecto por la X
EPG.
Coordinación con el Patrocinador para X X X X X X
ejecutar el Proyecto de investigación.
Coordinar con los Comuneros de Joras centro X X X X X
para ejecutar el proyecto de Investigación.
Presentar avances al Patrocinador. X X X X X
Presentar avances del Proyecto a la EPG X
Buscar Apoyo de Colaboradores para el X X
Proyecto de Tesis.
Trabajo de Campo X X X
Sistematización de Resultados X X
Culminar Proyecto de Investigación X X
Observaciones del Patrocinador para ajustar X
el Trabajo.

39
VII. PRESUPUESTO.

Especificaciones Cantidad Precio unitario Total


Laptop. 01 2 500.00 2 500.00
cámara fotográfica 01 1 500.00 1 500.00
Filmadora digital. 01 2 000.00 2 000.00
Impresora. 01 400. 00 400.00
Grabadora digital. 01 300. 00 300.00
pizarra acrílica 01 150.00 150.00
Wincha. 02 50.00 100.00
Hojas A4 02 millares 25.00 50. 00
Lapiceros 20 unidades 0.20 4. 00
Tinta de impresora 8 cartuchos 30. 00 240.00
Papelotes 100 unidades 0.20 20.00
Plumones 20 unidades 2.00 40.00
Machetes. 04 25.00 100.00
Barretas 04 30.00 120.00
-Picos- 04 30.00 120.00
Palanas- 04 25.00 100.00
Carretas. 04 120.00 480.00
Obreros 02x (20)dias 20.00 800.00
Movilidad 500.00 500.00
Alojamiento 06 meses 100.00 600.00
Alimentación 900.00 900.00
Imprevistos 1000.00 1000.00
13 24.00

40
VIII. COLABORADORES.

 Instituto de Gestión de Cuencas Hidrográficas-Igch. Organismo no Gubernamental


de Desarrollo-ONGD-Piura.

41
IX. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Bautista, C. N. 2006. Estudio químico bromatológico y elaboración de néctar de agua miel


de Agave americana L. (Maguey) procedente de Ayacucho. Tesis para optar el título de
Químico. Farmacéutico. Lima-Perú. Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 88 p.

CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, CR). 2011


Valoración y análisis de la diversidad funcional y su relación con los servicios
ecosistémicos. Casanoves F; Pla L; Di Rienzo JA. Eds. Turrialba. 105 p

Colunga-GarcíaMarín, P; Zimzubo-Villareal, D & Martínez-Torres, J. 2007. Tradiciones


en el aprovechamiento de los agaves mexicanos: una aportación a la protección legal y
conservación de su diversidad biológica y cultural. In Colunga-GarcíaMarín, P; Larque S,
A; Eguiarte, LE & Zizumbo-Villareal, Daniel. Eds. En lo ancestral hay futuro: del tequila,
los mezcales y otros agaves. Centro de Investigación Científica de Yucatán, A.C. México
229-248 p.

Dávila, V. CV. 2002. Estrategias para la comercialización de los derivados de la cabuya


(Agave americana l.) Tesis para optar el grado de MSc. Lima-Perú. Universidad Nacional
Agraria la Molina. 95 p.

Daw, T. M., C. Hicks, K. Brown, T. Chaigneau, F. Januchowski-Hartley, W. Cheung, S.


Rosendo, B. Crona, S. Coulthard, C. Sandbrook, C. Perry, S. Bandeira, N. A. Muthiga, B.
Schulte-Herbrüggen, J. Bosire, and T. R. McClanahan. 2016. Elasticity in ecosystem
services: exploring the variable relationship between ecosystems and human well-being (en
línea) Ecology and Society 21(2):11. Consultado 03 junio de 2016. Disponible en
http://dx.doi.org/10.5751/ES-08173-210211

De Groot, R. & Gómez-Baggethun, E. 2007. Capital natural y funciones de los


ecosistemas: explorando las bases ecológicas de la economía. Ecosistemas 16 (3): 4-14

Eguiarte, LE. & Sousa, V. 2007. Historia natural del Agave y sus parientes: evolución y
ecología. In Colunga-GarcíaMarín, P; Larque S, A; Eguiarte, LE & Zizumbo-Villareal,
Daniel. Eds. En lo ancestral hay futuro: del tequila, los mezcales y otros agaves. Centro de
Investigación Científica de Yucatán, A.C. México 3-21.

Espinoza, S. W. 2006. La Etnia Guayacundo en Ayabaca, Huancabamba y Caxas Siglos


XV-XVI Instituto de Ciencias y Humanidades. Fondo Editorial del Pedagógico San
Marcos. Lima 307 p.

Ecosistemas del Milenio (EM). 2005. Estamos gastando más de lo que poseemos, capital
natural y bienestar humano, declaración del consejo (en línea) evaluación de los
Ecosistemas del Milenio consultado el 10 de abril de 2016. Disponible en
http://www.millenniumassessment.org/documents/document.440.aspx.pdf

42
___________________________. 2003 Ecosistemas y Bienestar Humano: Marco para la
Evaluación, resumen. Informe del grupo de trabajo sobre marco conceptual de EM. World
Resources Institute 20 p.

García, M, T. 2007. Voces y reflexiones Ayavaquinas. Centro Raíces. Piura 277 p.

García-Mendoza, AJ. Jacques-Hernández, C. & Salazar, B, A. 2007. Una nueva especie de


Agave, subgenero Littaea (Agavaceae) De Tamaulipas, México. Journal of the Botanical
Research Institute of Texas 1(1)

García-Mendoza, AJ. 2007. Los Agaves de México. Ciencias N° 87:14-23.

Garcilaso de la Vega, Inca. 2005 Comentarios Reales de los Incas, antología. El Comercio
S.A. Lima. 302 p.

Gentry, HS. 1982. Agaves of Continental North America. (en línea). Arizona. US.
Consultado 20 de junio de 2015. Disponible en
http://www.uapress.arizona.edu/catalogs/dlg_show_excerpt.php?id=159

Hocquenghem, AM. 1989. Los Guayacundos de Caxas y la Sierra Piurana siglos XV y


XVI. Centro de Investigación y Promoción del Campesinado-CIPCA & Instituto Francés
de Estudios Andinos-IFEA. Piura-Perú. 200 p.

Holling, CS. 2001. Understading the complexity of Economic, Ecological, and Social
Systems. Ecosystems N° 4: 390-405.

Holling, CS. & Gunderson, LH. 2002. Panarchy understanding transformations in human
and natural systems. Island Press. Washington 507 p.

Irwin, F., J. Ranganathan, M. Bateman, A. Cho, H. Dario C., R. Goodland, A. Janetos, D.


Jhirad, K. Krchnak, A. La Viña, L. Li, N. Lucas, M. Munasinghe, R. Norgaard, S. Chella
R, I. Rodríguez, G. Schmidt-Traub, & F. Seymour. 2008. Restaurando el Capital Natural,
un programa de acción para sustentar los servicios ecosistémicos, borrador. Instituto de
Recursos Mundiales-WRI. Washington 87 p

Jacques-Hernández, C. & Salazar, B. A. 2009. Caracterización y usos de las especies de


agave en Tamaulipas (en línea) Ciencia Conocimiento Tecnología N° 89. Consultado 10
junio 2015. Disponible en
https://issuu.com/rodrigosotomoreno/docs/revista_conocimiento_89

La Torre, MI., J. Iannacone, L. Alvariño, C. Cepeda, H. Ayala. I. Braga, & I. Braga. 2013.
Toxicidad de los bioplaguicidas Agave americana, Furcraea andina (Asparagaceae) y
Sapindus saponaria (Sapindaceae) sobre el caracol invasor Melanoides tuberculata
(Thiaridae). In Montoya, M. Ed. Encuentro Científico Internacional 2013 de Invierno-ECI.
Libro de resúmenes 170 p

León V, NI., GV. Campos, JR. Enríquez-del Valle, VA. Velasco, F. Marini, & G.
Rodríguez. 2013. Diversidad de especies de agave en San Miguel Tilquiapam, Ocotlán,
Oaxaca. Ciencias Agrícolas N° 6: 1185-1195 p.

43
Lodé, J. & Pino, G. 2008. Agave cordillerensis, una nueva especie para América del Sur.
Cactus-Aventures International N° 77. 6-17.

Mansholt, S. 1975. El gran problema es saber si siete mil millones de hombres pueden
vivir sobre nuestro planeta. In H. Marcuse, E. Morin, E. Mairce, M. Bosqued, E.
Goldsmith, & P. Saint-Marc. Ecología y Revolución. Nueva Visión SAIC. Tucumán-
Argentina. 85 p.

Margalef, R. 2005. Ecología 10 reimpresión. Omega S.A. Barcelona 950 p.

MAVDT (Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, CO). 2005. Guía


ambiental del subsector fiquero. 2 ed. USAID-ARD 121 p.

MINAM (Ministerio del Ambiente, PE) 2010. Guía de evaluación de Flora y fauna
silvestre, documento de trabajo 67 p.

Molphe B, E., M. Esparza, M. Pérez. 2012. Conservación in vitro de Germoplasma de


Agave ssp. Bajo Condiciones de Crecimiento Retardado”. Revista. Fitotecnia.
Mexicana.35 (4): 279-287.

Montes, C. 2007. Del desarrollo sostenible a los servicios de los ecosistemas. Ecosistemas.
16 (3): 1-3.

Murra, JV. 1975. Formaciones económicas y políticas del mundo andino. Instituto de
Estudios Peruanos. IEP. Lima. 339 p.

Pardo, O. 2005. El agave americano (Agave americana L.): uso alimentario en el Perú. (en
línea) Chloris Chilensis Año 8 (2). Consultado 20 de junio de 2014. Disponible en
http://www.chlorischile.cl

Poma C, RC. 2001. Evaluación del maguey (Agave americana) como material de
construcción, aplicado a locales de crianza de animales. Tesis para optar el Título de
Ingeniero Agrícola. Lima-Perú. Universidad Nacional Agraria la Molina. 98 p.

Sen, A. 2000. Desarrollo y libertad. Planeta S.A. Barcelona. 440 p.

Soukup, J. 1987. Vocabulario de los nombres vulgares de la flora peruana y catálogo de los
géneros. Salesiana. Lima 436 p.

Trejo-Salazar, RE., E. Scheinvar, & LE. Eguiarte. 2015. ¿Quién poliniza realmente los
agaves? Diversidad de visitantes florales en 3 especies de Agave (Agavoideae:
Asparagaceae) (en línea) Revista Mexicana de Biodiversidad. Consultado el 20 de junio de
2015. Disponible en http://dx.doi.org/10.1016/j.rmb.2015.04.007

Urquiza, G. A & Cadenas, H. 2015. Sistemas socio-ecológicos: elementos teóricos y


conceptuales para la discusión en torno a la vulnerabilidad hídrica (en línea) L'Ordinaire
des Amériques 218. Consulado 15 de octubre de 2015. Disponible en
http://orda.revues.org/1774

44
Valcárcel, M. 2006. Génesis y evolución del concepto y enfoques sobre el desarrollo,
documento de investigación. Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima. 40 p

Venero, JL. 2006. Formas de uso del maguey (Agave americana) en el humedal Lucre-
Hucacarpay. Cusco-Perú (en línea). Chloris Chilensis Año 9 (2). Consultado 20 de junio de
2014. Disponible en http://www.chlorischile.cl

45
X. ANEXOS

Anexo 1: Espacio geográfico donde se ejecutará el proyecto de investigación

46
Anexo 2: cuestionario de entrevista-focus grup para los campesinos(as) que utilizan Agave
americana.

1. ¿Cuál es su Nombre y Apellidos. Edad?


2. ¿A qué sector pertenece de la Comunidad Campesina de Joras?
3. ¿Cuáles son los usos que le dan al Agave americana?
4. ¿Cómo lo siembran el Agave americana, siembra usted Agave americana?
5. ¿A qué edad utilizan el Agave americana?
6. ¿Por qué ya no siembran el Agave americana en pucaras?
7. ¿Desde cuándo están estas pucaras en su sector?
8. ¿Está de acuerdo que el Agave americana genera bienestar?
9. ¿Qué ilusiones tienen con respecto al Agave americana para el futuro?
Gracias.

Anexo 3: Cuestionario de entrevista-focus grup para los y las productoras(es) de miel de


Agave americana.
1. ¿Cuál es su Nombre y Apellidos. Edad?
2. ¿A qué sector pertenece de la Comunidad Campesina de Joras?
3. ¿A qué edad utilizan el Agave americana para sacar la chicha, que le observan en el
Agave americana para poderlo utilizar?
4. ¿Cuál es el procedimiento para sacar la chicha de Agave americana?
5. ¿Cuántas botellas o litros de chicha cosechan del Agave americana?
6. ¿Por cuánto tiempo obtienen la chicha el Agave americana?
7. ¿Cómo elabora la miel de Agave americana?
8. ¿Qué tiempo lleva dedicándose a hacer miel de Agave americana?
9. ¿Durante el año cuantas botellas de miel hace?
10. ¿Dónde la vende la miel y a cuánto la vende?
11. ¿Tienen alguna asociación de productores de miel?
12. ¿Qué otros usos le dan al Agave americana, ha parte de sacar la miel?
13. ¿Es importante el Agave americana para ustedes, por qué genera bienestar?
14. ¿Qué ilusiones tienen con respecto al Agave americana para el futuro?
Gracias.

47
Anexo 4: matriz morfológica del Agave americana

PLANTA HOJA
Altura Ancho Tallo. Longitud- Ancho- Espinas Longitud Diámetro Diámetro
Unidad de N° de (m) (m) -Presente (P). cm cm laterales de espina mayor de la menor de la
Estudio. Agave. -Ausente(A). -Si. terminal. roseta. roseta.
-No

48
Anexo 5: matriz morfológica para peso verde y seco de Agave americana

Partes del Agave americana Peso (kg)


Piña del Agave americana
Hojas del agave
Escapo floral
Total

N° de Hojas Longitud de hoja (cm) Ancho de hoja (cm)

Altura de escapo floral m

49

View publication stats

También podría gustarte