Está en la página 1de 8

1.

ONCHOCERCA
Onchocerca er un género de gusanos redondos parásitos de animales domésticos y salvajes
que pertenecen al grupo de las filarias (Filarioidea). Según las especies se dan en todo el
mundo, incluidas partes de Europa y los EE.UU., o mayormente en regiones tropicales y
subtropicales
Localización de Onchocerca
Los órganos predilectos dependen de cada especie:

 Onchocerca dukei tejidos subcutáneos, muscular y perimuscular en bovinos.


 Onchocerca ochengi causa nódulos en flancos, ubres y escroto en bovinos.
 Onchocerca armillata en la túnica media de la aorta en bovinos en bovinos.
 Onchocerca gutturosa en el ligamentum nuchae y en el tejido conjuntivo alrededor
del bazo y del rumen en bovinos.
 Onchocerca gibsoni causa nódulos subcutáneos en la pechera y en la superficie
externa de los cuartos traseros en bovinos.
 Onchocerca lupi en la esclerótica de los ojos de los perros.
 Onchocerca cervicalis en el ligamentum nuchae de caballos.
 Onchocerca reticulata en el tejido conjuntivo del flexor y del ligamento suspensorio
del tobillo (espolón), sobre todo en las patas delanteras de caballos. 
 Onchocerca raillieti in ligamento cervical (adulto), quistes en el pene y el tejido
conjuntivo perimuscular de caballos.

La localización puede variar regionalmente, dependiendo también del comportamiento del


hospedador intermediario (cfr. ciclo vital). Las microfilarias en migración se pueden
encontrar también en la sangre de modo transitorio

Descripción de Onchocerca
Los machos adultos de Onchocerca pueden alcanzar hasta 6 cm de longitud. Las hembras
pueden llegar hasta más de 50 cm. La cutícula muestra estriaciones transversales y anillos
en espiral. Las espículas de los machos son desiguales. Las microfilarias, o sea, las larvas
inmaduras de todas las especies, no superan los 0,5 mm.
Daños, síntomas y diagnóstico de Onchocerca
El daño principal causado por todas estas especies al ganado es que los cueros e incluso
toda la canal puede ser decomisada en matadero debido a los repugnantes nódulos. De
ordinario, la mayoría de las especies no producen síntomas clínicos. Los nódulos pueden
detectarse en las localizaciones predilectas por palpación.

En caballos, Onchocerca cervicalis y Onchocerca raillieti no son patógenos, pero las


microfilarias pueden irritar la piel. Onchocerca reticulata puede causar irritación crónica
con calcificación y cojera.
En perros se forman nódulos del tamaño de hasta un frijol en la membra esclerótica ocular.

El diagnóstico depende de cada especie. Los nódulos subcutáneos pueden identificarse por
palpación, los que se forman en tejidos más profundos sólo suelen detectarse tras el
sacrificio. En caballos, una biopsia de piel completa (>6 mm) debidamente macerada y
coloreada puede revelar la presencia de microfilarias bajo el microscopio.
2. WUCHERERIA
Wuchereria bancrofti es un parásito nemátodo, causante de la parasitosis humana llamada
filariasis linfática y transmitida por varias especies de mosquitos.
Patologia
La aparición de los síntomas es lenta, pero los efectos de una parasitosis pueden
permanecer aparentes por años. Durante la fase inicial inflamatoria, un hospedador puede
exhibir hinchazón, lesiones granuladas y circulación defectuosa. Luego, los ganglios se
agrandan y dilatan, endureciéndose y tamponándose con tejido fibroso, que previene el
sistema linfático opere correctamente. Las microfilaria causan también hinchazón,
engrosamiento y descoloración de la piel. Sin un drenaje apropiado de fluidos, los tejidos
afectados se expanden y la elefantiasis, con su característica expansión corporal, se instala,
seguida a veces por la muerte.
Tratamiento
Los síntomas más severos pueden ser evitadas con el uso de drogas terapéuticas. Tanto la
dietilcarbamazina y la ivermectina son usados para eliminar los gusanos y las microfilarias.
La dietilcarbamazina es la más común y se administra por vía oral. La protección es similar
a aquellas enfermedades transmitidas por otros mosquitos: el uso de barreras físicas como
las mallas y químicas, como los repelentes de insectos.
3. LOA
Patógeno: gusano nematodo Loa loa (Familia Onchocercidae; Orden Spiruroidea).
Distribución: África occidental: de Guinea a Angola y desde el Golfo de Guinea hasta
Uganda.
Mecanismo de transmisión: picadura de mosquitos del género Chrysops infectados con la
larva.
Clínica: prurito en tronco, cabeza y extremidades superiores, edema, eosinofilia y
presencia del gusano en la conjuntiva.
Diagnóstico: observación directa y tinción de Giemsa de las microfilarias en sangre.
Tratamiento: extracción del gusano mediante cirugía junto al empleo de dietilcarbamazina
o albendazol.
Prevención: evitar las picaduras del insecto mediante uso de repelentes, mangas largas y
pantalones largos, así como evitar zonas húmedas y sombrías de ríos.

4. DIROFILARIA
Dirofilaria immitis es una especie de gusano redondo (nematodo), parásito específico de los
perros y otros cánidos (zorros, coyotes, lobos, etc.), pero que también puede infectar a gatos
y muy ocasionalmente a seres humanos.
Localización de Dirofilaria
Los órganos predilectos de los adultos de Dirofilaria immitis son las arterias pulmonares y
el ventrículo derecho del corazón. Las larvas pueden hallarse en la piel, músculos torácicos
y abdominales y en la sangre.
Descripción de Dirofilaria
Los adultos de Dirofilaria tienen la típica forma de gusano redondo y pueden alcanzar hasta
30 cm de longitud y 1-2 mm de espesor. Las larvas (microfilarias) miden pocos mm de
longitud. Las hembras son vivíparas, es decir, no ponen huevos, sino que estos se
desarrollan a larvas en el útero.
Daño, síntomas y diagnóstico de Dirofilaria
La infección con Dirofilaria es notablemente grave y dañina en perros. Los adultos pueden
obstruir las arterias pulmonares, y también vasos sanguíneos menores en los pulmones. La
irritación mecánica de la pared arterial puede causar edemas locales lo que favorece la
deposición de material trombótico. El flujo de trombos o restos de gusanos muertos a los
pulmones puede producir obturación de los vasos sanguíneos e inflamaciones locales
agudas.
El diagnóstico no es trivial en perros, y menos aún en gatos. Deformaciones arteriales o
cardíacas pueden detectarse mediante rayos X, y sobre todo ecocardiografía que permite
también la visualización directa de los parásitos en el corazón.

También pueden detectarse al microscopio las microfilarias sanguíneas en muestras de


sangre, mejor tras centrifugación, o tras filtración, pero estas pruebas pueden dar falsos
negativos: porque las hembras del helminto no están reproduciéndose en ese momento, o
porque no hay hembras adultas en el hospedador.

También hay pruebas serológicas (p.ej. ELISA) para detectar los antígenos específicos
producidos por el gusano en la sangre del hospedador, hoy en día disponibles en algunos
países en kits de fácil uso para el médico veterinario. Pero estos tests se basan a menudo en
proteinas del útero de las hembras del gusano. Y si no hay tales hembras, de nuevo pueden
darse falsos negativos.
5. MANSONELLA
Es la condición de infección en humanos por especies de nematodos del género
Mansonella.
Las especies del género que producen la enfermedad son M. perstans, M. streptocerca y M.
ozzardi.
El tercer estadio del nematodo se encuentra en la sangre, que ingresa al díptero durante la
picadura. Las siguientes picaduras infectan a un hospedador humano nuevo, las larvas
penetran y según la especie pueden desarrollarse hasta adultos en la cavidad peritoneal, la
cavidad pleural, el pericardio, el tejido subcutáneo o el dérmico.
El examen de muestras de sangre o de biopsias de piel afectada pueden permitir la
identificación de Mansonella.
Hay tratamientos por drogas poco efectivos, siendo el más eficiente un cóctel de drogas.
Se recomienda el uso de repelentes para prevenir la enfermedad.

6. BRUGIA
Clasificación: Helminto. Filo Nematoda. Nematodo.
Localización en el huesped: El gusano adulto vive en los vasos linfáticos, aunque en
ocasiones se lo puede encontrar en los vasos sanguíneos. Las microfilarias circulan en
sangre periférica.
Morfología:
Parásitos adultos. Son filiformes; el macho mide de 13 a 25 mm por 70-80 µm y la hembra
de 43 a 55 mm por 130 a 170 µm.
Microfilarias. Poseen vainas. En frotis de sangre teñidos miden de 177 a 230 µm (promedio
220 µm) por 5 a 6 µm. En formol al 2% miden de 240 a 298 µm (promedio 270 µm) por 5
a 6 µm. La cola es aguzada y el núcleo subterminal está separado por un espacio del núcleo
terminal situado en el extremo de la cola.
Diagnóstico: Se establece por el hallazgo de microfilarias envainadas en la sangre. La
vaina se tiñe de color rosado con Giemsa. La disposición característica de los núcleos en la
cola permite diferenciar esta especie de W. bancrofti.
7. STEPHANOFILARIA
Stephanofilaria stilesi es una especie de gusano redondo (nematodo) del grupo de las
filarias que infecta sobre todo al ganado bovino.
Localización de Stephanofilaria
El órgano predilecto es la piel.
Descripción de Stephanofiliaria
S. Stilesies un gusano pequeño de unos 8 mm de longitud, las hembras son más largas que
los machos. Las espículas de los machos son desiguales. Los huevos contienen las larvas
(microfilarias) completamente formadas.
Daños, síntomas y diagnóstico de Stephanofilaria
Haematobia irritans, vector de Stephanofilaria stilesi sobre un bovinoLos gusanos adultos
se establecen en la dermis, mayormente en el vientre a lo largo de la línea central, también
en las ubres –sobre todo en la base de los pezones– y en otros lugares, en función del
comportamiento de las moscas vectoras. Los gusanos adultos bajo la piel destruyen los
folículos pilosos y las glándulas sudoríparas. Esto irrita enormemente a las reses afectadas
que se rascan y frotan intensamente, empeorando las heridas. Al inicio las heridas son
pequeñas pero pueden alcanzar dimensiones de 25 cm2 y más en pocos días. También
puede darse caída del pelo.

Los cueros se ven degradados o incluso decomisados en matadero. La infección de las


ubres puede dificultar considerablemente el ordeñe tanto manual como mecánico, y puede
hacer imposible cumplir las normas higiénicas exigidas.

Típicos síntomas de infecciones de Stephanofilaria son lesiones extensas en los sitios


predilectos, a veces con pápulas, así como animales que se rascan y frotan contra objetos
con gran intensidad. El diagnóstico puede confirmarse por la presencia de microfilarias en
frotis de piel profunda, si bien a veces son difíciles de detectar
8. PARAFILARIA
Parafilaria es un género de gusanos redondos (nematodos) del grupo de las filarias que
afectan la piel del ganado bovino y caballos.
Las especies de mayor importancia veterinaria son:

Parafilaria bovicola, afecta a bovinos domésticos y salvajes. Se da en todo el mundo, pero


es más frecuente en África, Asia y en algunas regiones europeas (p.ej. Rusia, Escandinavia,
países mediterráneos).
Parafilaria multipapillosa, afecta a equinos (caballos, asnos, mulas, etc.), particularmente
frecuente en Europa del Este.
Localización de Parafilaria
Los órganos predilectos son la piel y tejido conjuntivo intramuscular, sobre todo en forma
de nódulos en la parte superior del cuerpo.

Descripción de Parafilaria
Los machos adultos miden de 2 a 3 cm, y las hembras de 4 a 5 cm.
Los huevos tienen un diámetro de 30 x 45 micras, con una fina envuelta y una larva
(microfilaria) en el interior.

Daños, síntomas y diagnóstico de Parafilaria


Esta enfermedad presenta un desarrollo estacional paralelo al ciclo de las moscas vectoras.
En zonas de clima templado el máximo se da en primavera y verano, y en las zonas cálidas
tras las lluvias. Los nódulos que contienen los gusanos adultos resultan dolorosos para el
hospedador. También puede darse edema cutáneo. Los nódulos reventados causan
dermatitis hemorrágica y pueden infectarse con bacterias trasmitidas por las moscas
atraídas a las heridas. Las canales y cueros de animales infectados pueden ser decomisados
en matadero.
En caballos, la dermatitis puede interferir con los arreos de manejo.
Los criterios diagnósticos principales son hemorragia cutánea, nódulos en la piel con
gusanos en el interior, y presencia de microfilarias en el exudado. En algúnos países hay
disponibles métodos de serodiagnóstico (ELISA).

9. SUIFILARIA
Suifilaria suis es una especie de gusano redondo (nematodo) del grupo de las filarias que
infecta solamente a porcinos domésticos y salvajes.
Localización de Suifilaria
El órgano predilecto es el tejido conjuntivo subcutáneo e intramuscular.

Descripción de Suifilaria
Los adultos son de pequeña talla, pues no superan los 40 mm de largo y 0,2 mm de espesor.
Los huevos son ovoidales, de unas 30x55 micras, con una membrana fina, y en su interior
contienen un embrión ya formado.
Daño, síntomas y diagnóstico de Suifilaria
No afecta a la salud del ganado, pero las hembras causan la aparición de vesículas repletas
de huevos en la piel del hospedador que, al reventar, pueden infectarse con bacterias
secundarias.
Aparecen numerosos nódulos blanquecinos en la piel y en el tejido conjuntivo. Los nódulos
contienen huevos de unos 30x55 micras. Estos nódulos se distinguen de los de Cysticercus
cellulosae (estadio larval de Taenia solium) porque éstos contienen líquido y un escólex.

10. SETARIA

Setaria es un género de gusanos redondos (nematodos) parásitos de animales domésticos y


salvajes del grupo de las filarias.
Las especies de mayor importancia veterinaria son:
Ejemplar adulto de Setaria labiatopapillosa en la serosa intestinal. © J. Kaufmann /
Birkhäuser VerlagSetaria labiatopapillosa se da en todo el mundo en el ganado bovino y en
algunos cérvidos. Ocasionalmente pueden también infectar hospedadores inadecuados
como ovinos, caprinos y equinos.
Setaria congolensis afecta a porcinos.
Setaria digitata afecta a bovinos en Asia.
Setaria equina afecta a equinos.
Estos helmintos no afectan a perros o gatos, ni a seres humanos.
Localización de Setaria
El órgano predilecto es la cavidad peritoneal. Las larvas migratorias se pueden encontrar en
la sangre periférica.

Descripción de Setaria
Los adultos son blanquecinos y translúcidos. Los machos alcanzan hasta 6 cm de longitud y
las hembras hasta 15 cm. Ambos sexos tienen un anillo alrededor de la boca. Los machos
tienen espículas desiguales. La vulva de las hembras está próxima a la boca. Las
microfilarias alcanzan sólo unos 0,25 mm de longitud.
Daños, síntomas y diagnóstico de Setaria
Los gusanos adultos en la cavidad peritoneal no causan daño al ganado. No obstante, los
estadios inmaduros en migración errática en hospedadores inadecuados ocasionales
(ovinos, caprinos, etc.) pueden llegar al sistema nervioso central y provocar daños
considerables e incluso la muerte del hospedador.
Los gusanos adultos en la cavidad peritoneal no producen síntomas. Las larvas erráticas
pueden inducir síntomas nerviosos en función de las partes afectadas.
El diagnóstico se confirma por la presencia de microfilarias en frotis sanguíneos.

También podría gustarte