Está en la página 1de 2

TALLER DE ARMONIA MODERNA

¿Cómo se consigue ese sonido de jazz moderno?

La respuesta será de gran interés para los arreglistas de música y para los teclistas que deseen
para agregar carácter, color y sofisticación a sus voces de acordes, así como a los estudiantes de
teoría quienes quieran aprender sobre la armonía del jazz contemporáneo. Pero antes de que
respondamos a la Pregunta, un poco de historia está en orden.

A principios de la década de 1920, cuando los arreglistas de jazz como Don Redman y Fletcher
Henderson Comenzaron a organizar grandes bandas, utilizaron las tríadas y acordes con séptima
en su su armonía principal. Cuando Duke Ellington entró en escena a fines de la década de 1920,
exploró la riqueza de las tensiones, primero en el piano y luego con su orquesta. En los años 40 y
50, Dizzy Gillespie, Charlie Parker, Bud Powell, Thelonious Monk y otros músicos bebop
Expandieron el uso de tensiones melódicas y armónicas. Las voces utilizadas por todos estos
musicos y arreglistas compartían una característica distintiva: Fueron ensamblados en intervalos
de terceras. En otras palabras, los músicos aprendieron a acordes de voz al apilarlos en tercios
mayores y menores (1-3-5-7-9-11-13). Ellos podrían luego acumúlelos desde la raíz o cualquier
otro tono de acorde (por ejemplo, l-3-5-t> 7 o 3-5-7-9). O podrían colgarlos debajo de una nota de
melodía (por ejemplo, l-l> 7-5-3 o 9 - \> 1-5 - \> Ъ).

A mediados de la década de 1950, este sistema, a veces llamado armonía “terciana” o “terciaria”,
significa "En tercios": era prácticamente universal en el jazz. Los músicos de Bebop en ese
momento también estaban aplicando el concepto de escalas de acordes (conjuntos específicos de
notas correspondientes a acordes particulares y Situaciones armónicas) para crear solos
improvisados. Entonces, gracias principalmente a Miles Davis y Bill Evans, la expresión de los
acordes se convirtió en una nueva dirección. Miles, un compositor y conceptualista, así como un
gran trompetista, fue exploro los modos y el ritmo armónico y forma extendida. En su grabación
seminal de 1959. Kind of Blue, alentó al pianista Bill Evans a usar voces en cuartas y segundas en
Además de las voces más habituales en terceras. Miles sintió que cuartas y segundas. serían más
compatible con las melodías modales como "So What", "All Blues" y "Flamenco Sketches", y
crearía un sonido diferente, contemporáneo. Desde entonces, los músicos de jazz de todas las
tendencias han abrazado esta temática posibilitando el sonido que provienen de voces en cuartas
y voces en segundas. Los arreglistas e improvisadores de hoy también usan estructura de tríadas,
otra técnica de voz avanzada, para agregar interés y complejidad a su música.
INTERVALOS