Está en la página 1de 93

Download the Audio Book Version of This Book for FREE

If you love listening to audio books on-the-go, I have great news for you.
You can download the audio book version of this book for FREE just by
signing up for a FREE 30-day audible trial! See below for more details!

Audible Trial Benefits


As an audible customer, you will receive the below benefits with your 30-day
free trial:

FREE audible book copy of this book


After the trial, you will get 1 credit each month to use on any
audiobook
Your credits automatically roll over to the next month if you don’t
use them
Choose from Audible’s 200,000 + titles
Listen anywhere with the Audible app across multiple devices
Make easy, no-hassle exchanges of any audiobook you don’t love
Keep your audiobooks forever, even if you cancel your
membership
And much more

Click the links below to get started!


For Audible US
For Audible UK
For Audible FR
For Audible DE
Psicología Oscura y
Manipulación
Cómo reconocer las técnicas de control mental y usar los secretos de la
inteligencia emocional, la persuasión y
Influencia para su ventaja

Rhys Baker
©Copyright 2020 por Rhys Baker - Todos los derechos reservados
Este libro electrónico se proporciona con el único propósito de proporcionar información relevante
sobre un tema específico para el cual se han realizado todos los esfuerzos razonables para garantizar
que sea exacto y razonable. Sin embargo, al comprar este libro electrónico, usted acepta el hecho de
que el autor, así como el editor, no son de ninguna manera expertos en los temas aquí contenidos,
independientemente de cualquier reclamo como tal que pueda hacerse dentro. Como tal, cualquier
sugerencia o recomendación que se haga dentro se hace únicamente por valor de entretenimiento. Se
recomienda que siempre consulte a un profesional antes de emprender cualquiera de los consejos o
técnicas discutidas en este documento.
Esta es una declaración legalmente vinculante que es considerada válida y justa tanto por el Comité de
la Asociación de Editores como por la American Bar Association y debe considerarse legalmente
vinculante dentro de los Estados Unidos.
La reproducción, transmisión y duplicación de cualquiera de los contenidos que se encuentran en este
documento, incluida cualquier información específica o extendida, se realizará como un acto ilegal,
independientemente de la forma final que tome la información. Esto incluye versiones copiadas del
trabajo tanto físicas, digitales y de audio a menos que
El consentimiento expreso del editor se proporciona de antemano. Cualquier derecho adicional
reservado.
Además, la información que se puede encontrar dentro de las páginas descritas a continuación se
considerará precisa y veraz cuando se trata del recuento de hechos. Como tal, cualquier uso, correcto o
incorrecto, de la información proporcionada hará que el Editor esté libre de responsabilidad en cuanto a
las acciones tomadas fuera de su alcance directo. Independientemente, hay cero escenarios en los que el
autor original o el Editor pueden ser considerados responsables de cualquier manera por los daños o
dificultades que puedan resultar de la información aquí discutida.
Además, la información en las siguientes páginas está destinada únicamente a fines informativos y, por
lo tanto, debe considerarse como universal.
Como corresponde a su naturaleza, se presenta sin garantía con respecto a su validez prolongada o
calidad provisional. Las marcas registradas que se mencionan se realizan sin consentimiento por escrito
y de ninguna manera pueden considerarse un endoso del titular de la marca registrada.
Tabla de contenidos

Introducción
Capítulo 1: Control mental e influencia emocional
¿Qué es la influencia emocional?
¿Qué es el control mental?
Capítulo 2: El proceso de control mental
Capítulo 3: El Engaño
¿Qué es el engaño?
El papel de la influencia emocional en el engaño
El proceso del engaño
Detectar un engaño
Características de los estafadores
Áreas de nuestra vida donde el engaño es común
Capítulo 4: Técnicas utilizadas en el engaño
Capítulo 5: Cómo defenderse de las Técnicas de engaño
Capítulo 6: Manipulación
¿Qué es la manipulación?
Las cualidades de una persona manipuladora
Los comportamientos de las personas manipuladoras
Ejemplos de manipulación
Capítulo 7: Técnicas utilizadas en la manipulación
Capítulo 8: Cómo defenderse de la manipulación técnica
Conclusión
Introducción

Felicitaciones por descargar Psicología Oscura y Manipulación, y gracias por


hacerlo. La psicología oscura es una rama de la psicología que no es muy
popular, pero, sin que lo sepamos, este es un aspecto que nos afecta todos los
días. El hecho de que este es un tema infravalorado ha llevado a muchas
personas a caer en las trampas de las personas maliciosas que utilizan
diferentes formas de psicología oscura para aprovecharse de otros
desprevenidos. Sin embargo, este mismo libro que acaba de descargar
profundizará en el oscuro e inexplorado mundo de la psicología teñida y
garantizará que, al final, comprenda mejor este misterioso concepto.
El libro explicará el control mental como uno de los temas principales de la
psicología oscura. Aprenderá todo lo que hay que saber sobre dos tipos de
control mental, a saber, la manipulación y el engaño. Es posible que se
sorprenda al darse cuenta de cómo estos dos aspectos del control mental se
han utilizado para influir en sus decisiones y en su vida en general. No hay
razón para preocuparse por las revelaciones impactantes a punto de
desarrollarse, ya que este libro también lo guiará para comprender las
técnicas utilizadas en estos dos mecanismos de control mental. Mejor aún,
aprenderá cómo evitar o recuperarse en caso de que alguna vez se encuentre
enredado en las astutas redes de control mental.
El Capítulo 1 utilizará el lenguaje más simple para explicarle qué es el
control mental (o influencia emocional). Comprenderá que, en la medida en
que se dice que el cerebro es uno de los órganos más complicados y
avanzados del universo, puede verse influenciado externamente sin el
conocimiento del propietario y convertirse en un robot o máquina. El
Capítulo 2 definirá el primer ejemplo de control mental: el engaño.
¡Entenderás lo que significa ser engañado ingeniosamente en la medida en
que nunca lo sabrás, por supuesto, hasta que leas este libro! Además, habrá
ejemplos de casos reales de engaño. El Capítulo 3 ampliará el tema del
engaño y proporcionará las principales técnicas utilizadas en el arte del
engaño. El Capítulo 4 resaltará los métodos efectivos para defenderse de ser
engañado. El Capítulo 5 presentará el segundo ejemplo de control mental: la
manipulación. En esta parte, obtendrá la definición, así como ejemplos de
cómo funciona la manipulación en la vida real. El Capítulo 6 explicará las
técnicas comunes utilizadas en la manipulación y cómo identificarlas. El
Capítulo 7 será el capítulo final de este libro y lo llevará a través de las
formas de defenderse de ser manipulado.
Al comprender la manipulación y el engaño, que son formas de control
mental que se enmarcan en la psicología oscura, podrá ejercer extrema
precaución para no ser una víctima. De otra manera, en caso de que ya sea
uno, sabrá fácilmente cómo salir de la trampa y recuperar el control total de
su vida.

Hay muchos libros sobre este tema en el mercado, ¡gracias de nuevo por
elegir este! Se hizo todo lo posible para garantizar que esté lleno de tanta
información útil como sea posible. ¡Por favor, disfruta!
Capítulo 1: Control mental e influencia emocional
¿Qué es la influencia emocional?

La psicología oscura siempre utiliza alguna forma de emoción para lograr su


propósito. Por lo tanto, solo es importante si comenzamos definiendo la
influencia emocional. En el lenguaje más simple, la influencia emocional es
el intento deliberado de un individuo o grupo de afectar los sentimientos y
pensamientos de otro de una manera ingeniosa, de modo que la persona que
está siendo manipulada no se dé cuenta.
Una influencia emocional que ocurre bajo la psicología oscura es maliciosa y,
por lo tanto, el manipulador siempre trata de permanecer discreto. En
resumen, harán todo lo posible para ocultar la verdadera naturaleza de sus
acciones o intenciones. Si la influencia tiene éxito, las víctimas nunca sabrán
que han sido manipuladas, no comprenderán la forma en que se produjo la
influencia y es posible que nunca entiendan la motivación del manipulador.
Podemos definir la influencia emocional como un terrorista psicológico
silencioso que evita con éxito la defensa y la detección hasta que sea
demasiado tarde.
El influencer en esta forma de manipulación se enfoca principalmente en el
aspecto emocional de su objetivo.
Otras formas de manipulación pueden apuntar a la fuerza de voluntad, las
creencias y el comportamiento, pero, en este caso, las emociones son el juego
final. Es posible que el influencer se enfoque en el aspecto emocional, ya que
entiende que, al manipularlo, puede interferir con todos los demás aspectos
de la personalidad de la víctima. Interferir con las emociones de una persona
es como perforar su vena yugular. Brevemente, si una persona está a cargo de
sus emociones, entonces tiene el control total de su personalidad y vida en
general.
Si tuviéramos que mapear la influencia emocional en la vida real, las
relaciones serían suficientes como un lugar potencial para encontrarla, debido
a la cantidad de sentimientos que conectan a dos personas. Una pareja
controladora en una relación poseerá motivos ocultos, muy probablemente
adquiriendo influencia sobre el otro. Para adquirir esto, mencionan
situaciones que hacen que el otro compañero se sienta culpable o
simpatizante de ellos. Dado que el otro compañero ya siente que ha
perjudicado al manipulador, se vuelve fácil de controlar. Peor aún, podrían
permanecer en esa situación durante mucho tiempo sin darse cuenta de que
sus vidas están siendo controladas por la misma persona por la que sienten
pena.

¿Qué es el control mental?


El concepto de control mental ha existido durante el tiempo que se ha
estudiado la psicología. Probablemente haya escuchado a una persona
expresar su fascinación o miedo con respecto a lo que sucedería si alguna vez
existiera la posibilidad de que alguien pudiera controlar las mentes de los
demás y hacer que siguieran sus órdenes. Del mismo modo, ha habido
múltiples teorías de conspiración sobre personas poderosas o autoridades que
utilizan sus posiciones para obligar a pequeños grupos de personas a hacer
ciertas cosas. Incluso ha habido casos judiciales en los que los acusados
culpan al "lavado de cerebro" por haberles incitado a cometer crímenes. En
conjunto, estos tres ejemplos nos dicen que las personas entienden que el
control mental es real.

Sin embargo, la forma de control mental que las personas parecen definir es
la que ha sido retratada por las películas y los medios de comunicación, que,
desafortunadamente, es solo una punta del iceberg. El control mental existe
en muchas formas, y las personas parecen entender muy poco al respecto.
Esto empuja la necesidad de una comprensión definitiva y una descripción de
qué es exactamente el control mental.
Si tomamos las palabras del psicólogo Philip Zimbardo, el control mental se
define como un proceso mediante el cual la libertad de acción y la elección de
un individuo o grupo se ve comprometida por agencias o agentes que
distorsionan o modifican la motivación, la percepción, el comportamiento y /
o los resultados cognitivos. En resumen, el control mental es un sistema que
interrumpe a una persona o grupo en su núcleo, es decir, el nivel de su
identidad (que incluye comportamientos, decisiones, preferencias, creencias y
relaciones, por mencionar solo algunos) y crea una pseudo personalidad o
pseudoidentidad.
Las descripciones anteriores dejan en claro que una persona podría estar
equivocada al suponer que está siempre en control de sus acciones y
pensamientos. A estas alturas, ya debería saber que nuestras mentes no están
únicamente a nuestra discreción, ya que son susceptibles de influencia y
control. Tomemos un ejemplo muy común. Cuando estás viendo una película
emocional, los directores utilizan tomas de cámara, iluminación, color,
música y otras mejoras para controlar tus emociones. Por mucho que sepas
que lo que estás viendo no es real, tu cerebro sigue jugando y te encuentras
absorto en la película.
Algunas personas lloran ante escenas tristes, mientras que otras saltan o se
encogen al ver películas de terror.

Ahora, piénsalo; Si su cerebro puede responder a un mensaje que claramente


entiende que no es real, ¿cómo reaccionaría ante mensajes ocultos
(encubiertos)? Esto nos lleva al control mental encubierto, que es la forma de
control mental donde la víctima no es consciente de que se está aplicando
alguna distorsión. El control mental encubierto es la forma más brutal de
control conocida por los psicólogos hoy en día. Esto se debe a que, si una
persona se da cuenta de que está siendo controlada, puede tratar de escapar de
la situación, a diferencia del control mental encubierto donde uno nunca llega
a saberlo. El resultado es que el controlador se carga completamente y puede
llevar a la víctima a la destrucción sin que se den cuenta.
El control mental puede ser ético o poco ético. Quizás se pregunte cómo tener
su mente moldeada por otra persona puede ser bueno para usted. Bueno, un
buen ejemplo de control mental ético comenzó cuando eras niño. Cuando tus
padres te criaron, aplicaron mucho control mental. De hecho, eres la persona
que eres hoy debido a este control mental. La mayoría de las creencias,
valores y comportamientos que posee, aunque podría haber alterado algunos,
fueron transmitidos por sus padres. Seamos un poco más prácticos: cuando
te despiertes, tus acciones inmediatas incluyen cepillarte los dientes,
ducharte, ponerte ropa limpia, maquillarte y desayunar, antes que nada.
¿De dónde crees que vino esta rutina? Obviamente, te lo pasaron tus padres o
tutores. Este es un ejemplo de control mental positivo. Sin embargo, este
libro se basa en la psicología oscura; así, discutiremos principalmente las
formas poco éticas de control mental.
En el próximo capítulo, veremos el proceso de control mental.
Capítulo 2: El proceso de control mental

Un controlador mental se acerca a la víctima con la única intención de


clonarse a sí misma, lo que hace que la otra persona piense como ellos. Esto
es algo complicado de hacer, por lo tanto, para lograrlo, uno debe poseer un
ego inflado, carecer de dudas sobre sí mismo y tener un alto sentido de
derecho. Todos somos susceptibles de manipulación, y lo que importa es
cuánto efecto tendrá el control mental en nosotros.
Los psicólogos que estudian el control mental han descubierto que todo el
proceso parece adherirse a una estructura común. Esta conclusión se hizo
después de que se realizó un estudio sobre múltiples compañías de mercadeo
y redes que utilizaron el control mental para persuadir a los clientes a
comprar sus productos. Una de las similitudes sobresalientes es que todos los
nuevos miembros que se unieron a las compañías se sometieron a una
capacitación planificada previamente sobre cómo reclutar a más personas y
convencer a los clientes potenciales para que compren sus productos. Las
sesiones de capacitación están destinadas a hacer que los empleados piensen
como la empresa quiere y utilizar una forma de giro mental para convencer a
las personas.
Veamos ahora el proceso de control mental en detalle.
Paso 1 – Comprender el objetivo
Antes que nada, el manipulador buscará establecer un vínculo o conexión con
su víctima potencial. La buena intención, o la amistad, será el primer paso
porque hace que la víctima reduzca todas sus defensas sociales y
psicológicas. Una vez que el controlador gana la confianza del objetivo,
ahora comienza a leerlos para idear el método más efectivo para invadirlos.
El objetivo de la lectura es saber si su víctima es susceptible a su
manipulación. Al igual que cualquier gerente de proyecto, no les gusta perder
el tiempo en un tema que sospechan que podría ser más listo que ellos y
conducir al fracaso.
Hay múltiples pistas que se utilizan para escanear a la víctima. Incluyen estilo
verbal, lenguaje corporal, estatus social, género, estabilidad emocional, etc.
Los rasgos de una persona se pueden usar para decodificar la fuerza de sus
defensas. Todo este tiempo, el manipulador se hará preguntas como "¿Eres
introvertido o extrovertido?" "¿Eres débil?" "¿Eres emocional?" "¿Estás
seguro de ti mismo?" Los humanos dan mucha información sobre ellos
mismos cuando interactúan entre ellos, y esto es algo que el controlador
conoce muy bien. A partir de estos signos, pueden saber fácilmente si la
persona está cooperando. Observarán la postura del cuerpo e inmediatamente
analizarán a la víctima. El parpadeo excesivo puede insinuar que una persona
está mintiendo. Los brazos cruzados sobre el cofre pueden mostrar una falta
de interés o inseguridad.
Dar grandes pasos mientras camina puede representar el miedo. Como puede
ver, el cuerpo libera tantos datos en un momento dado que es importante
tener en cuenta los signos que está dando (esto se cubrirá en detalles más
adelante en este libro).
Cuando el atacante ha recopilado suficientes datos del objetivo, ahora
comprende sus intereses, fortalezas, debilidades, rutinas, etc. Con esta
información, pueden decidir sobre un punto de entrada, lo que permitirá una
manipulación fácil y precisa. También deciden si el objetivo vale la pena. En
el caso de que vean a uno como un objetivo favorable, pasan al siguiente paso
en el proceso de control mental: descongelar creencias y valores sólidos.
Paso 2- Descongelar creencias y valores sólidos
Cada uno de nosotros tiene algunas creencias y valores grabados en lo más
profundo. La mayoría de ellos son los principios que se nos inculcaron desde
la infancia, y otros se han adquirido de las experiencias a medida que
envejecemos. Raramente los soltamos, pero los revisamos a medida que
avanzamos. La mayoría de ellos son los que componen nuestras identidades,
por lo tanto, no nos gusta que interfieran con ellos.
Si en algún momento, estos principios se ven amenazados, contradichos o
cuestionados, nuestra reacción natural es defenderlos por todos los medios
posibles. Sin embargo, si se nos da una razón suficientemente buena,
entonces nosotros mismos los cuestionamos voluntariamente; Nos
sometemos a un proceso conocido como "descongelación".
Toneladas de razones pueden llevarnos a descongelarnos: una ruptura, la
muerte de un ser querido, interferencia religiosa, ser desalojado de nuestras
casas, por mencionar solo algunas. Estas situaciones nos obligan a comenzar
a buscar respuestas a situaciones complejas, y esto es tan profundo como
cuestionar nuestras creencias y valores únicos. Tome esto, por ejemplo:
Cuando era adolescente, teníamos algunos amigos de la familia que eran
cristianos sólidos. Dio la casualidad de que mi mejor amigo, que tenía mi
edad exacta, provenía de esta familia. Se llamaba Sam. Sam solía contarme
sobre la Biblia y sus enseñanzas, tratando de convencerme de aceptar la
salvación y vivir de acuerdo con sus enseñanzas. Recuerdo haberle
preguntado por qué insistía tanto en este tema, y él respondía que, con
salvación, todos los problemas tenían solución y que la vida era mucho más
fácil y más feliz. Avance rápido unos quince años, la madre de Sam fue
diagnosticada con cáncer de mama.
Intentaron todas las formas de tratamiento disponibles en ese momento, pero
el cáncer volvería a crecer. Un día, mientras hablaba con él sobre el tema, me
miró con una cara pálida y dijo: "¡Creo que lo que dicen sobre el cristianismo
no es real!" Inseguro sobre lo que acababa de decir, le pregunté por qué
pensaba eso. Su respuesta fue que se habían reunido con decenas de líderes
espirituales para orar, pero el cáncer de su madre solo estaba empeorando.
Qué es peor; ella no viviría más de un año.
Triste como es la historia de Sam, nos hace darnos cuenta de que algunas
situaciones en la vida podrían obligarnos a cuestionar los fuertes principios
con los que crecemos. En este caso, mi mejor amigo había llegado a dudar de
la misma religión que alguna vez sintió que tenía soluciones automáticas a
todos los problemas de la vida. De la misma manera, un manipulador
profundizará en la vida de sus víctimas para comprender sus vulnerabilidades
y explotarlas por completo. Estas personas dirán cualquier cosa que crean que
a sus objetivos les encantaría escuchar. Una vez que la víctima se traga la
comodidad del manipulador, hay un cambio en la dinámica de poder, y el
objetivo ahora está listo para la manipulación.

Paso 3 - Reprogramando la mente


El proceso de control mental busca separar al objetivo de sus creencias
iniciales y comenzar a reprogramar su mente. La reprogramación está
destinada a instalar las creencias y valores del manipulador en la mente de la
víctima. Además de distanciar los principios iniciales, el controlador también
hace todo lo posible para que se vean mal o mal, o la causa de percances
pasados en la vida de la víctima. Si la víctima absorbe esta reprogramación,
su defensa se reduce literalmente a cero y ahora se convierte en un robot que
está listo para aceptar cualquier sistema operativo que se le ofrezca.
Durante la fase de reprogramación, el atacante intentará asegurarse de que la
víctima tenga un contacto mínimo con el mundo exterior. Hacen que todos
los demás parezcan insignificantes para la víctima porque esto aumenta su
oportunidad de depositar sus principios maliciosos en ellos. Este
comportamiento es común en los cultos, que en su mayoría están diseñados
para influir en sus seguidores de la vida humana convencional. Algunos
cultos van tan lejos como controlar la ingesta de alimentos de sus seguidores
como una forma de debilitarlos. La psicología detrás de esta idea es que una
persona débil siempre recurrirá a la persona que siente que tiene el poder de
protegerla o aliviar su sufrimiento.
Lo mismo sucede en las relaciones, donde un compañero desempeña el papel
de control y la víctima no tiene más remedio que adherirse al otro. Quizás se
pregunte por qué algunas personas soportan a parejas violentas, pero hasta
ahora, al leer este libro, ya debe comprender que el problema es más
profundo de lo que parece. Si controlas la mente de una persona, puedes
controlar sus vidas.
Una vez que la víctima ha sido reprogramada, el manipulador pasa a la fase
final del proceso de control mental conocido como "congelamiento".

Paso 4: Congelar las nuevas creencias y valores


¿Recuerdas el proceso de "descongelación" que discutimos anteriormente?
Entonces, una vez que la víctima ha sido alimentada con principios
contrastantes por el delincuente, el delincuente aplica tácticas destinadas a
cimentar las nuevas creencias en sus cerebros. Esto es lo que los psicólogos
llaman "congelación". La congelación es necesaria porque el controlador
conoce las nuevas creencias de la persona que podrían chocar con las
iniciales. Como tal, deben obligar a la víctima a elegir sus principios
maliciosos sobre los antiguos. Para hacer esto, pueden aplicar cualquiera de
los siguientes métodos.
Uno de los métodos es utilizar el enfoque de recompensa / castigo. Cuando la
víctima actúa de acuerdo con las demandas del manipulador, son
recompensados. Con suerte, verá la similitud entre el proceso de congelación
y el entrenamiento del perro. El perro recibe golosinas cuando sigue las
instrucciones del entrenador. El entrenador tiene como objetivo solidificar la
nueva habilidad en el perro recompensándolo. En el futuro, si el perro recibe
instrucciones de hacer lo mismo, no dudará, ya que se ha hecho pensar que
obedecer la orden es bueno y atrae una recompensa. Lo mismo se aplica al
control mental; Cuando la víctima obedece, se les hace sentir que lo que
hicieron fue correcto y merece una recompensa.
Los castigos son el segundo enfoque más aplicado en el proceso de
congelación. Si la víctima se desvía de los comandos del controlador, son
castigados. Si volvemos al escenario de un culto, generalmente tienen
castigos definidos por violaciones de términos. Durante el Holocausto, por
ejemplo, cualquier alemán que no pudo llamar a Hitler fue castigado con
prisión o muerte. Del mismo modo, cualquier alemán sospechoso de proteger
a los judíos recibió un disparo. Hitler entendió que al castigar a cualquiera
que fuera en contra de sus reglas, obligaría a todos los alemanes a ayudarlo a
alcanzar su objetivo de limpieza étnica.
El truco psicológico utilizado en estas situaciones es que la víctima está
obligada a ver el castigo como un acto de justicia por romper las reglas.
El método final utilizado por los controladores mentales para solidificar su
manipulación es transformar a sus víctimas en sus agentes. Mejor dicho, una
vez que el controlador siente que la pseudo personalidad de la víctima se ha
materializado, los usa para distribuir sus visiones del mundo. Al comienzo de
este libro, dijimos que la agenda del controlador mental es crear una réplica
de ellos mismos en la otra persona. Por lo tanto, una vez que se completa el
proceso de control, la víctima comienza a vivir como el atacante sin darse
cuenta. Dependiendo de la naturaleza de la manipulación, la víctima también
podría usarse para reclutar más víctimas en la forma de pensar y vivir del
opresor. Esto es especialmente cierto en el contexto del marketing y la
creación de redes, que discutiremos bajo el tema del engaño. A partir de esta
explicación, podemos decir fácilmente por qué es probable que una esposa
sea violenta con los niños si el esposo es violento. También es probable que
los niños sean violentos entre sí o con sus amigos. Claramente, el proceso de
control mental es lento, pero una vez que se solidifica, puede tener efectos
devastadores.

La relación entre el control mental y la influencia emocional.


La interacción entre el control mental y la influencia emocional es clara. El
control mental es general en el sentido de que la libertad de elección y acción
de la víctima está controlada por el opresor. Cuando se trata de influencia
emocional, el ataque es más específico, ya que se centra en los sentimientos.
De todos modos, las consecuencias de ambas interferencias son que
eventualmente arrebatan la independencia de la víctima y la colocan a merced
del opresor. Por lo tanto, podemos concluir que la influencia emocional y los
controles mentales son lo mismo; solo que uno es específico mientras que el
otro es más amplio.
Tipos de control mental
¿No es este tema interesante?
Como se dijo anteriormente, el control mental es un término general que
alberga diferentes formas de control. En resumen, hay diferentes tipos de
controles que pueden aplicarse a la víctima. La elección del control está
determinada por el opresor. En las definiciones de los tipos de control mental,
verá pilares claros como hemos discutido en este capítulo. Sin embargo, al
profundizar en los temas, verá que cada tipo de control es diferente del otro
en términos de las técnicas aplicadas, así como el impacto en la víctima. Hay
cinco formas principales de control mental estudiadas bajo la psicología
oscura. Son:
Hipnosis: el proceso de interacción maliciosa en el que el controlador utilizó
trucos mentales para hacer que la víctima acepte sus recomendaciones o
cambie la forma en que reacciona a su entorno.
Manipulación: un tipo de influencia social a través del cual una persona
puede influir en la percepción o el comportamiento de otra persona utilizando
tácticas poco claras.
Engaño: El proceso de propagar creencias en cosas y eventos usando
mentiras parciales o completas.
Persuasión: una forma de control que tiene como objetivo influir en las
creencias, actitudes, motivaciones y comportamientos de la víctima.
Lavado de cerebro: El proceso de convencer ingeniosamente a una persona
para que abandone las creencias que ha mantenido durante mucho tiempo y
manipularlas para que adopten otras nuevas.
Dado que este es un tema vasto que no podemos cubrir en un solo libro, nos
centraremos en solo dos de estos tipos de control mental: manipulación y
engaño.
En los siguientes capítulos, comprenderá qué es el engaño y la manipulación,
así como las técnicas utilizadas para promoverlos. A medida que conozca la
forma en que funcionan estas formas de control mental, también aprenderá a
detectar a los manipuladores y superar sus esfuerzos.
Elegí discutir la manipulación y el engaño por otras razones diferentes al
tema del control mental. Honestamente, una de las fuerzas impulsoras es que
fuera de los cinco tipos de control mental, engaño y manipulación son los que
se pueden aplicar en los escenarios cotidianos. Estos escenarios pueden variar
desde relaciones hasta conversaciones normales, anuncios y creencias
religiosas. Debe reconocer que el control mental no tiene que obligar a una
persona a cambiar aspectos importantes de sus vidas, como la personalidad.
El control se puede usar en escenarios mínimos, como ser persuadido para
comprar un par de zapatos en la tienda local o votar por alguien que
idealmente no sería su candidato favorito.
Además, estas dos formas de control mental pueden ser aplicadas por las
personas más cercanas a usted. Por lo tanto, es importante comprender el
nivel más básico donde puede ser manipulado y mantenerse a salvo. Si esto te
ha convencido, aunque prometo que no es control mental, avancemos y
discutamos el engaño.
Capítulo 3: El Engaño

Ya es hora de que pasemos a nuestra primera forma de control mental: el


engaño. Verá muchas similitudes entre el engaño y la manipulación a medida
que continúe leyendo. Una de las razones es que ambos son tipos de sistemas
de control mental encubiertos, por lo que los objetivos y los procesos son de
alguna manera similares. Una vez más, se sabe que las personas
manipuladoras despliegan mucho engaño para lograr sus objetivos. Esto es
cierto a juzgar por los comportamientos y las técnicas como veremos en
capítulos posteriores que hablarán sobre la manipulación. En esta parte del
libro, definiremos el engaño, proporcionaremos algunos ejemplos reales de lo
mismo, discutiremos las técnicas comunes de engaño y finalmente le
informaremos cómo mantenerse a salvo de ser engañado.

¿Qué es el engaño?
El engaño se identifica como el acto de engañar, promover una idea, concepto
o creencia que es falsa o simplemente ocultar la verdad. Si alguien tiene 25
años y dice que tiene 30 años, está cometiendo el acto de engaño. Como
humanos, engañamos a otros muchas veces. Incluso las personas que
consideramos honestas engañan a los demás y sí mismos varias veces al día,
según diversos estudios.
Engañar a otros puede no ser necesariamente algo malo, ya que puede ayudar
a evitar situaciones negativas. En la sociedad, algunas mentiras pueden usarse
para mantener un funcionamiento adecuado siempre que no surjan
consecuencias negativas del engaño. Por ejemplo, si la policía anuncia que
realizarán redadas en lugares frecuentados por jóvenes ociosos para
mantenerlos alejados de las calles, pero no lo logran; Podemos referirnos a
esto como una forma necesaria de engaño.
Sin embargo, en el contexto de nuestro libro, estamos hablando del tipo
oscuro de engaño que tiene el potencial de causar daño a otras personas. Por
lo tanto, podemos agregar a la definición de engaño como el acto de ocultar
la verdad y hacer que las personas crean en la falsedad para obtener
beneficios egoístas mientras los exponemos al daño. Entonces, si un niño
miente acerca de ser perseguido por un perro como la razón para llegar tarde
a la escuela, no está exponiendo al maestro a ningún daño. Incluso si se
descubriera el engaño, solo significaría más castigo para el estudiante.
Cuando hablamos de engaño dañino, es en el que el agente promueve la
falsedad para obtener una ventaja sobre su víctima. Si se detecta tal engaño,
corre el riesgo de dañar al sujeto más que al agente.
Tengamos un ejemplo de engaño dañino.
Se cuenta una historia sobre tres niños de primaria que estaban en un parque
en una noche en la década de 1980 cuando se llamó a la policía sobre una
mujer que había sido violada y golpeada gravemente. Al llegar a la escena, la
policía llevó a la mujer a un hospital mientras otros buscaban pistas dentro
del vasto parque en busca de pistas o sospechosos. En el otro extremo del
parque, vieron a los tres niños sentados debajo de algunos árboles mientras
bebían alcohol y se reían. Sin realizar ninguna investigación adecuada, la
policía arrestó de inmediato a los niños bajo el supuesto de que habían
cometido el delito.
En la estación de policía, el investigador principal escribió una declaración
alegando que los niños fueron encontrados cerca de la mujer inconsciente y
se reían del asunto cuando la policía los encontró. La mujer había sufrido un
severo trauma en la cabeza que condujo a la pérdida de memoria y la
incapacidad para hablar bien. Por lo tanto, no pudo confirmar ni negar si los
tres niños eran sus atacantes. La única evidencia que existía era el semen en
la ropa interior de la mujer y el hecho de que los niños estaban en el parque la
misma noche del abuso. Desafortunadamente para los niños, el juez le creyó
a la policía y encarceló a cada uno de ellos a 25 años de prisión.
10 años después, un hombre se acercó al juez que había condenado a los
niños y confesó haber atacado a la mujer.
En este momento, la tecnología de ADN había surgido. Al comparar el ADN
del semen encontrado en la mujer con el del hombre, coincidieron. Confesó
haber estado en una misión de venganza después de que la mujer abandonó
su matrimonio. Los jóvenes fueron liberados después de pasar 10 años en un
encarcelamiento inmerecido.
Tras nuevas investigaciones, se descubrió que el oficial de policía que había
mentido acerca de encontrar a los niños cerca de la mujer y reírse de sus
acciones había estado bajo presión para reducir el crimen en su área de
trabajo. Para demostrar su efectividad, había mentido sobre los niños. Este
acto no solo engañó al juez para que encarcelara a hombres inocentes, sino
que también demostró a sus superiores y a la comunidad que era un oficial
efectivo. El juez se disculpó cuando el oficial fue enviado a prisión.
De esta historia, podemos ver que el engaño tiene como objetivo engañar y
engañar a la otra parte para obtener ganancias personales. Podemos suponer
que, si el oficial no estuviera bajo presión para demostrar su valía, no habría
mentido sobre los muchachos. Para él, el crimen en el parque se presentó
como una oportunidad para redimir su carrera sin preocuparse por las
consecuencias que sus acciones tendrían sobre las víctimas.
También es evidente que el engaño oscuro puede llevar algún tiempo antes de
que se descubra. A veces, puede que no, en absoluto. Sin embargo, en caso de
que se descubra, tiene consecuencias devastadoras tanto para las víctimas
como para el delincuente. En este caso, los tres hombres habían estado
sufriendo por un crimen que no cometieron. Aunque fueron puestos en
libertad, los 10 años que habían perdido no se iban a recuperar. El juez
también se sintió culpable de enviar a los niños inocentes a la cárcel y tuvo
que disculparse. El autor también se vio afectado porque fue castigado por
engañar al sistema de justicia.
En resumen, el engaño en el contexto de la psicología oscura beneficia al
estafador más que al sujeto. El engaño se puede usar para crear una relación
entre los dos, permitiendo que el estafador entre en la mente del sujeto. Una
vez que se crea una relación, el estafador comienza a explotar a su víctima y a
extraer sus beneficios.

El papel de la influencia emocional en el engaño


Como vimos en el último capítulo, el control mental depende en gran medida
de la influencia emocional. La mayoría de las técnicas de psicología oscura
no serían efectivas sin involucrar algunas emociones.
El caso del engaño no es una excepción. La emoción más comúnmente
aplicada en el engaño es la confianza. La confianza es el acto de tener una
creencia firme en la capacidad, la verdad y la fiabilidad de alguien. Confiar
en alguien significa que lo percibes como confiable. Como tal, cualquier cosa
que hagan o digan es fácilmente aceptable.

Los manipuladores como los mentirosos son conscientes de que la confianza


es el vínculo más fuerte que puede existir entre dos personas. Por lo tanto,
generalmente lo crean entre ellos y su víctima antes de iniciar su proceso de
control mental. Por otro lado, cuando la víctima confía en el estafador, este
acto es equivalente a dejar caer la guardia que evita que sean controlados sin
su conocimiento. Si podemos volver a nuestra historia, sabemos que el juez
confió en el oficial de policía investigador. En la mente del juez, los oficiales
de policía han jurado ser sinceros. Como tal, cuando le dijeron que los niños
fueron encontrados cerca de la mujer inconsciente y que se habían estado
riendo de sus acciones, estaba obligado a creerlo. En resumen, el oficial había
traicionado la confianza e influido en la mente del juez.
La parte más triste del engaño es que utiliza la confianza para dañar a la
víctima. Esto hace que sea muy doloroso para la víctima cuando se dan
cuenta.
En cierto modo, se perciben a sí mismos como engañados y, de hecho,
ayudan al agente a aprovecharlos. La confianza, como muchas emociones,
tiene la capacidad de convencer a las personas de hacer cosas que no harían si
no hubiera existido. Por ejemplo, en el comercio electrónico, las personas
compran cosas por pedido previo. Esto se debe principalmente a que confían
en las empresas que ofrecen productos como Apple. Si Apple fuera una
nueva compañía sin reputación en línea, la gente no pagaría por artículos que
no han visto o tocado. Esta confianza es lo que los estafadores usan para
acceder a sus víctimas y controlarlas como lo deseen.
Evidentemente, la confianza es la emoción que permite al agente controlar a
la víctima. La víctima cree en el estafador e incluso podría basar sus planes
futuros en el engaño. Todo este tiempo, todo lo que el estafador dirá o hará es
falso. Otra cosa que el estafador es consciente es que la confianza se puede
arruinar en caso de que el sujeto descubra que se le ha mentido. Por lo tanto,
deben ser buenos para cambiar las cosas a fin de reducir sus posibilidades de
ser descubiertos. Más características de los estafadores se enumeran a
continuación.

El proceso de engaño
El concepto general de engaño es propagar un falso sentido de la realidad,
como una historia, para que el objetivo lo crea y luego haga algo totalmente
diferente. Dicho esto, el proceso de engaño se puede dividir en tres partes,
como se explica a continuación:

a. El objetivo

Una vez que se establece el objetivo, van a identificar el tipo de personas más
vulnerables. Al igual que los animales salvajes prefieren las presas más
vulnerables, como los jóvenes, ancianos, enfermos, heridos o más débiles, un
estafador también es muy cuidadoso al elegir su presa. Volviendo al ejemplo
del estafador, suponiendo que su objetivo es robar los detalles de la tarjeta de
crédito de alguien, tal vez prefieran ir a personas mayores que no están
familiarizadas con las compras en línea. Una persona mayor es más fácil de
engañar en Internet que una joven.
b. Identificación de objetivos potenciales

Una vez que se establece el objetivo, van a identificar el tipo de personas más
vulnerables. Al igual que los animales salvajes prefieren las presas más
vulnerables, como los jóvenes, ancianos, enfermos, heridos o más débiles, un
estafador también es muy cuidadoso al elegir su presa.
Volviendo al ejemplo del estafador, suponiendo que su objetivo es robar los
detalles de la tarjeta de crédito de alguien, tal vez prefieran ir a personas
mayores que no están familiarizadas con las compras en línea. Una persona
mayor es más fácil de engañar en Internet que una joven.

c. Estudiando el objetivo

Una vez que el estafador ha identificado el objetivo potencial, comienza el


proceso de estudiarlo. La meta aquí es descubrir las vulnerabilidades y
fortalezas del objetivo. Estos incluyen sus capacidades, emociones, creencias,
preconceptos, estatus social y familiar, etc. Si tienen éxito en "predecir" la
vulnerabilidad de sus objetivos, saben exactamente dónde golpear para
mejorar su eficiencia. En esta etapa, se mueven para crear confianza como
una técnica para reducir las sospechas y obtener el control de la mente del
objetivo.

d. Estableciendo en la mejor técnica

La etapa final del proceso de planificación del engaño es formular la historia


o la forma más apropiada de engañar. Existen múltiples tipos de engaño,
como el camuflaje, el señuelo, el acondicionamiento, el deslumbramiento, la
imitación, la diversión y la desinformación. Estos se expondrán más en el
capítulo 4.
Este proceso de cuatro pasos puede parecer que puede llevar semanas o
meses planificarlo, pero incluso se puede hacer en unos minutos. Un buen
ejemplo es cuando un acosador quiere robar la propiedad de otra persona.
Aunque el proceso de planificación puede llevar unos minutos, se adhiere a la
plantilla anterior.
La historia del caballo de Troya
Usemos la historia del caballo de Troya para comprender mejor este proceso.
Los griegos habían intentado invadir y destruir la ciudad de Troya (troyano)
durante casi una década sin ningún éxito. Cuando finalmente se dio cuenta de
que invadir Troya no iba a ser fácil, decidieron aplicar una estrategia
diferente. Esta estrategia iba a involucrar el control mental. En este punto,
podemos decodificar fácilmente el objetivo de los griegos como invadir
Troya y ganar la guerra.
Luego, los griegos decidieron atraer al ejército de Troya fingiendo retirarse.
Sabían que, al retirarse, el ejército de Troya supondría que la guerra había
terminado y bajaría la guardia.
Este fue visto como el mejor plan en comparación con su método de
emboscada anterior, que había fallado durante una década. En este punto,
nuevamente, vemos a los griegos identificando la vulnerabilidad de su
objetivo.
El tercer paso fue estudiar el objetivo y crear confianza con ellos. Para
ganarse la confianza de los troyanos, los griegos decidieron "regalarles" un
símbolo que representaría su retirada. El regalo era un gran caballo de madera
que podía albergar a varios soldados griegos dentro. Cuando los troyanos
vieron el caballo, se alegraron y creyeron que los griegos habían renunciado a
la victoria a su favor. Para agregar a la manipulación, los griegos navegaron
sus naves.
Mientras los griegos zarpaban, el ejército troyano trasladó el caballo de
madera a su ciudad. Desconociendo, que el caballo contenía algunos hábiles
soldados griegos. Esa noche, mientras la ciudad dormía, los soldados saltaron
del caballo y abrieron las puertas de la ciudad. Los barcos también habían
regresado, y todo el ejército griego emboscó la ciudad y la destruyó.
Podemos decir que los griegos se habían decidido por la técnica de engaño o,
en cierta medida, deslumbrante. Finalmente, lograron su objetivo.

Detectar un engaño
La detección de cualquier forma de control mental, y mucho menos el
engaño, puede ser difícil debido al ingenio de las personas tóxicas, así como a
los procesos cuidadosamente planificados que utilizan. La mayoría de las
veces, el engaño se descubrirá una vez se haya alcanzado el objetivo o si el
estafador se equivoca. De lo contrario, si el mentiroso es bueno, hará
malabarismos con la mente del sujeto hasta que haya logrado sus objetivos.
Por lo tanto, detectar el engaño puede ser difícil ya que no hay indicadores
precisos o confiables que puedan detectar cuándo está ocurriendo el engaño.
Por difícil que parezca detectar el engaño, puede haber algunas lagunas que
se presenten durante el proceso. Según los psicólogos, engañar a otros puede
poner una gran carga sobre el perpetrador, ya que necesitan mantener sus
tapas perfectamente ocultas. Hasta cierto punto, necesitan luchar con la
noción de engañarse a sí mismos mientras intentan controlar a sus súbditos.
El riesgo de perder un solo paso y hacer sospechoso al sujeto generalmente
abruma al estafador. Por lo tanto, en algún momento del proceso de engaño,
las sugerencias pueden ser descartadas, aunque inconscientemente. Algunas
de las pistas son verbales, mientras que el resto no son verbales, como el
lenguaje corporal.
Aldert Vrij, un erudito que estudia el engaño, no hay signos reveladores
específicos que puedan sugerir que está ocurriendo el engaño. Sin embargo,
puede haber algunas pistas, pero corren el riesgo de confundirse con otros
rasgos que representan ideas diferentes. Por lo tanto, la forma más segura de
saber si un manipulador está utilizando el engaño es cuando son atrapados.
La falta de métodos definidos para detectar el engaño no significa que
debamos ignorar los posibles signos que pueden indicar que algo sospechoso
está sucediendo. Los psicólogos han encontrado varias pistas verbales y no
verbales que pueden ocurrir durante el proceso de engaño. Echemos un
vistazo a algunos de ellos.

Características de los estafadores/mentirosos

1. Son manipuladores

Se sabe que los estafadores son personas manipuladoras. Pueden cambiar


entre situaciones y personalidades para poder persuadir a otros, a través de la
fuerza encubierta, a cumplir sus objetivos egoístas. Una mentira normal no
requiere que una persona preacondicione a la otra para que pueda tener éxito.
Más bien, se usan palabras o acciones, generalmente no planificadas
previamente. Sin embargo, un estafador pragmático muestra rasgos
manipuladores.
En una relación, por ejemplo, el amante que siempre está obligando al otro a
cambiar sus hábitos para que pueda estar satisfecho es más probable que sea
un estafador. Las mentiras frecuentes generalmente se acumulan a la
manipulación crónica. En resumen, una persona que muestra un carácter
manipulador es un estafador obvio.

2. Son buenos actores

Una persona que es buena para engañar a los demás es un actor definido.
Actuar es el proceso de presentar un espectáculo falso, ya sea física o
psicológicamente. Un buen actor puede armarse con comportamientos o
historias falsas para convencer a sus sujetos. Por ejemplo, una persona sana
puede fingir una enfermedad y pedirle dinero al público o a sus amigos para
buscar atención médica. Si no son buenos actores que pueden cambiar sus
voces, apariencia y estado de ánimo, corren el riesgo de no convencer a otros
de que les den dinero. Por otro lado, si presentan espectáculos convincentes,
pueden ganar fácilmente simpatía.

3. Son inteligentes

Se necesita mucha inteligencia para convencer al cerebro humano de que


perciba la realidad de una manera que dudaría de circunstancias normales.
Crear un plan efectivo después de observar a una persona durante un corto o
largo tiempo es una tarea difícil.
Sin embargo, los estafadores son rápidos en descifrar el comportamiento
humano. Pueden predecir el resultado de situaciones antes de que sucedan y
planificar en consecuencia. También se requiere inteligencia cuando se trata
de la carga cognitiva, que llevan. Les ayuda a superar este factor limitante sin
filtrar sus planes y / o intenciones.

4. Son seguros

La confianza es uno de los rasgos humanos más atractivos y convincentes. La


confianza es la capacidad de acercarse a las personas y las situaciones sin
temor ni dudas. Cuando alguien se nos acerca sonriendo y hablando con
fluidez, es más probable que lo escuchemos. Por el contrario, si alguien
intenta hablar con nosotros, pero son inaudibles o tímidos, nuestra atención e
interés se pierden. Dicho esto, un estafador intenta tener mucha confianza al
hacer sus movimientos para minimizar las sospechas y mejorar su apariencia
general. Parecen tener respuestas satisfactorias a todo. La confianza es muy
importante para ellos porque también necesitan vencer su conciencia, lo que
podría desanimarlos de aprovecharse de los demás.
5. Son elocuentes

Los mentirosos nacen con elocuencia o la practican. Se dice que son artistas
suaves y naturales.
Durante una interacción, se hacen cargo y hacen que el momento sea lo más
animado posible. Hablan sin tartamudear ni dudar, incluso cuando hablan de
cosas falsas. Los estafadores son excelentes oyentes, ya que saben que las
personas se sienten atraídas por aquellos que les escuchan. Cuando es su
turno de hablar, incluso después de que surjan algunas dudas, su juego de
palabras es poderoso en la medida en que puede hacer que una mentira sea
aceptable. Los "Eh" y "Uhm" nunca son parte de su vocabulario.

6. Son perspicaces

Desconocidos para nosotros, tenemos el don innato de detectar sospechas


cuando hemos hecho algo mal. Por ejemplo, si mentimos acerca de nuestras
edades, buscamos pistas que puedan insinuar que la otra parte no está
mintiendo. Algunas pistas podrían estar levantando las cejas, mirándonos de
pies a cabeza o lanzando una declaración sarcástica, que busca dudar. Del
mismo modo, los estafadores están demasiado interesados. Saben leer señales
verbales y lenguaje corporal. Esta habilidad se usa para evaluar su progreso,
saber cuándo cambiar una narrativa o abandonar la misión en general

7. Tienen una memoria aguda

Probablemente haya escuchado el dicho de que la desventaja de mentir es que


debe obligarse a recordar todo.
Uno de los traidores del engaño está en dar declaraciones contradictorias de
lo que uno había dicho anteriormente. Un sujeto entusiasta puede detectar a
un estafador si nota una narrativa conflictiva. Para superar este déficit, los
estafadores se han adaptado desarrollando un recuerdo agudo. Si alguien les
pregunta acerca de algo que habían dicho anteriormente, expresan sus
sentimientos exactos. Este rasgo solo hace que sea difícil para ellos
equivocarse y muy difícil para los extraños detectar sus falacias.

8. Dicen medias verdades


La alta inteligencia que poseen los estafadores aumenta su habilidad para
engañar a las personas. Entienden que fabricar una mentira desde cero es
difícil y es más fácil de detectar. Por lo tanto, recurren a flexiones de
verdades. Una verdad a medias es más convincente ya que parte de ella se
puede verificar. También se traduce en una menor carga cognitiva, ya que
solo necesitan fabricar parte de la historia. Por ejemplo, una tienda minorista
podría anunciar una venta en la que han reducido los precios de las verduras.
Si bien esto podría ser cierto, también podrían estar vendiendo las verduras a
bajo precio ya que son de calidad inferior. Para ellos, no tienen
remordimiento por vender alimentos malos siempre que eviten pérdidas a
expensas de los clientes.

9. Son expresivos

Un estafador está destinado a ser alguien que puede expresar una idea de tal
manera que el destinatario no tenga espacio para preguntas o dudas. Son
buenos para detallar y articular problemas porque una narrativa que no tiene
lagunas es más fácil de adoptar. La expresividad se despliega en su primera
interacción con el objetivo como una forma de crear una buena primera
impresión. Las primeras impresiones influyen en la forma en que vemos a los
demás. Como tal, si hacen que valga la pena en la primera interacción, hacen
que el objetivo sea más fácil de influir debido a su buena imagen.

Los falsos amantes son ejemplos de personas expresivas. Cuando se les


pregunta por qué aman a alguien, brindan razones jugosas que convencen a
sus inocentes.

10. Piensan Rapido

El otro rasgo que se ve comúnmente en los mentirosos es la capacidad de


pensar rápido. Esto es especialmente cierto con los estafadores que buscan
víctimas en público o cuando tienen un tiempo limitado. Tienen que idear
planes efectivos de la manera más corta posible antes de que sus sujetos
desaparezcan o se vuelvan sospechosos. Del mismo modo, también muestran
un pensamiento rápido cuando son arrinconados u obligados a hacer
explicaciones improvisadas.
Algunos de ellos son profesionales en el arte del engaño de que pueden llegar
a las declaraciones más convincentes en poco tiempo.
Un buen ejemplo de pensamiento rápido es desplegado por los vendedores.
Durante sus juergas de marketing, pueden reunirse con clientes potenciales
que hacen todo tipo de preguntas. Por ejemplo, una mujer con la intención de
comprar un reloj podría preguntar: "¿Es resistente al agua?" El vendedor, con
el objetivo de asegurar un trato, se apresura a responder: “Sí, señora. Ni
siquiera el aire puede entrar. ¡Nuestros jefes usan estos relojes, y solo te lo
estoy vendiendo porque estás vestido como un jefe! " Tal engaño gana
fácilmente la confianza del cliente que podría llegar a casa solo para
encontrar el reloj, es lo contrario de todo lo que se les dijo.

11. Son decentes

Hay una observación divertida pero injusta en psicología de que las personas
atractivas tienen más probabilidades de ser confiables que sus contrapartes de
aspecto promedio. El estafador de hoy se presenta como un caballero
caballeroso o una dama bien arreglada. Los humanos están acostumbrados a
las personas "malas" que poseen miradas duras o que son hostiles.
Esta es una noción anticuada porque los estafadores se han convertido en las
personas encantadoras que conocemos en línea, los niños necesitados que
lamentamos, las mujeres hermosas que encontramos con neumáticos
pinchados a la vuelta de la esquina y las mismas personas cuyas caras
brillantes vemos a primera hora de la mañana. El engaño comienza con la
creación de una falsa confianza.

12. Son de sangre fría

La empatía es el sentimiento innato, que limita la medida en que podemos


llegar al interactuar con los demás. Si nos ponemos en su lugar y tenemos una
idea de las malas acciones que tendrían sobre ellos, naturalmente
reaccionaremos al no hacerlas o al compensarlas. Los estafadores son una
raza diferente. No experimentan ninguna culpa o remordimiento cuando
lastiman a alguien. Esto se debe en parte a que saben que las reacciones
emocionales pueden obstaculizar sus planes y, además, porque son maestros
en suprimir sus emociones. Sus lados oscuros quedan expuestos cuando son
atrapados o después de haber logrado sus objetivos.
Por ejemplo, un hombre podría seducir a una dama, pretendiendo amarla.
Después de un tiempo, la mujer queda embarazada y el hombre la abandona
porque no la amaba genuinamente, sino que la usaba para tener relaciones
sexuales.
Puede ignorar sus avances en adelante y volverse abusiva de una manera que
la mujer no hubiera anticipado antes del embarazo. Es en este momento que
ella ve sus verdaderos colores; que son las de un psicópata.

Los estafadores, como es evidente anteriormente, poseen muchos rasgos


admirables. Se empaquetan de una manera que desarma las sospechas y les
genera confianza instantánea. Estos rasgos los hacen muy difíciles de
detectar. De todos modos, la mayoría de sus características son falsas, lo que
significa que pueden dejarlas caer accidentalmente; exponiendo sus
intenciones maliciosas. Es importante tener en cuenta que, si bien una
persona puede representar una o más de estas características, no califican
automáticamente como estafadores. Es posible que se requieran más pistas
antes de sacar conclusiones, como comprender las técnicas que utilizan para
engañar a los demás. En nuestro próximo capítulo, vamos a discutir esto.

Áreas de nuestra vida donde el engaño es común


La gente se engaña unos a otros todos los días. Mentir y engañar son rasgos
humanos aceptables si se controlan. Sin embargo, al igual que todo lo demás,
si se exagera, el engaño puede arruinar nuestras interacciones interpersonales
y causar problemas mucho mayores en la sociedad.
En todas partes donde hay humanos, el engaño debe existir. Dicho esto,
enumeraremos algunas de las áreas en nuestras vidas donde un engaño es un
evento común.

Redes sociales
La otra forma en que las redes sociales pueden ser engañosas es cuando las
personas usan imágenes y videos diseñados para crear una mejor impresión
de sí mismos. Podrían atraer a otras personas con las que eventualmente se
encontrarían más allá del mundo virtual. Para sorpresa de muchas personas
que se encuentran de esta manera, encuentran que las personas que conocen
son muy diferentes de las que habían visto en línea. Tales interacciones
terminan siendo decepcionantes, y una de las partes se siente engañada o
aprovechada.

Relaciones románticas
El engaño prospera exponencialmente en las relaciones románticas debido a
la cantidad de emociones invertidas en ellas. La alta conectividad significa
que cuando un compañero decide engañar al otro, puede hacerlo fácilmente
sin ser detectado. Una de las formas más comunes de engaño puede ocurrir
cuando una pareja le dice a su amante que inicie una relación romántica, pero
no está realmente enamorada de ellos. Pueden estar persiguiendo agendas
ocultas como beneficios sexuales o financieros.
Los amantes tóxicos pueden incluso manipular a sus parejas solo para jugar
con sus sentimientos.
Otro hecho que no es nuevo en los lazos de amor es el engaño. Esta es la
situación por la cual una pareja tiene relaciones extramaritales. Salen con
terceros mientras mantienen sus amores en la falsa creencia de que son fieles.
En tales circunstancias, el compañero que está siendo engañado está siendo
engañado. Su confianza ha sido ganada y utilizada para obtener una ventaja
sobre ellos de tal manera que no pueden darse cuenta de que sus amantes
están durmiendo con otros.

Sistema de justicia criminal


El engaño en el sistema de justicia penal comienza con la interacción entre
los encargados de hacer cumplir la ley y los sospechosos. Cuando los
sospechosos son arrestados, siempre intentan convencer a la policía de que
son inocentes para evitar los viajes a las estaciones de policía. En este punto,
pueden intentar torcer la verdad para demostrar su inocencia; que a veces
logran hacer. Por ejemplo, un conductor a exceso de velocidad puede
mentirle a un oficial de tránsito que se apresura a recoger a sus esposas o
hijos que se han derrumbado en la casa. Debido a esta situación de alto
riesgo, el oficial podría creerles y liberarlos.
El segundo nivel en el sistema de justicia donde el engaño es un visitante
frecuente es durante las sesiones de la corte. Los abogados son los principales
culpables aquí. Son pagados por delincuentes que saben muy bien que son
culpables de sus crímenes para tratar de salvarlos del encarcelamiento.
Dependiendo de la presentación de los hechos y contrarrestando el
enjuiciamiento, los delincuentes incondicionales, como los asesinos y los
estafadores, podrían terminar regresando a la sociedad. En tales casos, se dice
que los abogados engañaron a la fiscalía y ayudaron a un criminal a escapar
de un delito.
En otro nivel, los delincuentes en la cárcel entienden que si mostraban un
comportamiento reformado, podrían ser puestos en libertad condicional
mucho antes del final de sus sentencias. Para lograr la libertad condicional,
usan el disfraz para crear la impresión de prisioneros reformados. Algunos de
ellos tienen la suerte de engañar a los sistemas penitenciarios. Una vez que
salen de la cárcel, pueden abandonar sus personalidades falsas y regresar a la
vida del crimen.

El Ejercito
Todos hemos escuchado historias de cómo los ejércitos en las dos guerras
mundiales desplegaron una serie de trucos de control mental para obtener
influencia sobre sus oponentes.
Una de las tácticas que conocemos fue el uso de tanques señuelo y aviones
para desequilibrar a las tropas enemigas. Un ejército enviaría un pelotón de
tanques y aviones falsos hacia el enemigo. Cuando el enemigo respondía, el
ejército se acercaba a ellos desde un ángulo diferente y los emboscaba. Esto
equivalía al uso de la diversión para engañar a sus enemigos.
Los militares también son los reyes del camuflaje. Todo, desde sus mochilas
hasta equipos y vehículos, aviones e infraestructura, están hechos para
integrarse con el medio ambiente. El camuflaje les permite ocultar su
presencia cuando no necesitan atención. En las Guerras Mundiales, se sabía
que los ejércitos cubrían sus camiones cisterna y camiones con lona verde
jungla para ocultarlos de los aviones enemigos. De esta manera, les jugaron
el truco de la ausencia.

Comercio electrónico
Los mercados electrónicos son las vías de compra más preferidas en el
planeta en la actualidad. Las personas disfrutan de la comodidad de realizar
compras en línea y recibir sus productos en la puerta de su casa. Sin embargo,
esta eficiencia también tiene un costo.
Primero, existe el riesgo de ser defraudado. Una tienda en línea puede
pretender ser genuina y comercializarse en línea. Sin embargo, cuando un
cliente realiza una compra, toman su dinero, pero no cumplen con su parte
del trato. El fraude es una forma de engaño. Un escenario como este significa
que el comprador confió en el vendedor con su dinero, pero el vendedor no
fue genuino todo el tiempo.
Existe otra tendencia emergente en la que los vendedores en línea son
artículos publicitarios, pero al momento de la compra, los clientes se dan
cuenta de que han sufrido un cambio. Por ejemplo, es posible que te
encuentres con un hermoso par de zapatos recubiertos de oro por un precio
increíblemente bajo. Sin embargo, al realizar el pedido, recibirá un par de
zapatos de muñeca. Bueno, es el mismo par que viste en línea, solo que nunca
dijeron que eran zapatos de muñeca. Los ángulos de cámara y la edición se
usaron para dar la impresión de que eran zapatos humanos promedio.

Abuso de drogas
¿Sabía que más del 60% de todos los usuarios de drogas fueron introducidos
por sus conocidos? ¡Ahora ya lo sabes! Podemos suponer que a la mayoría de
los influenciados se les pidió que "tomaran una bocanada", "solo un jab" o
"probaran uno para el camino" solo para despertarse una mañana y descubrir
que eran fumadores habituales o borrachos.
La influencia de este tipo califica como engaño porque si la persona no
consintió en probarlos, pero fue seducida o coaccionada, fue en contra de su
voluntad. De manera concisa, fueron engañados para probarlos, y eso terminó
siendo el comienzo de un camino interminable hacia la dependencia.

Los medios
Los medios de comunicación son uno de los mayores influenciadores del
mundo. Bajo este término general, tenemos música, anuncios, películas,
periódicos, revistas y noticias. La lista es interminable. Como dependemos de
la información de los medios para planificar nuestras vidas,
inconscientemente nos convertimos en sus títeres.

Si miramos el tema de las noticias falsas, pueden causar pánico, desinformar


a las masas o causar disturbios civiles, como enfrentamientos.
Desafortunadamente para nosotros, tendemos a absorber ciegamente todo lo
que nos alimentan las fuentes de noticias. El tema de las noticias falsas ocupó
los titulares después de las elecciones de 2016 del presidente de los Estados
Unidos, Donald Trump. Algunos periódicos afirmaron que deportaría a todos
los no estadounidenses, mientras que otros afirmaron que sus partidarios
estaban atacando a los no blancos.
Esto llevó a protestas y escaramuzas menores en algunos estados importantes
como Nueva York, Oakland, Seattle, Filadelfia y Chicago. Años después de
su elección, la noticia llegó a ser falsa. Los medios de comunicación habían
engañado a los estadounidenses.
La influencia engañosa de la música no puede pasarse por alto. En los
últimos tiempos, se ha observado que los estilos de vida que muestran los
músicos pueden ser engañosos para algunos públicos. Los jóvenes, que son
los más afectados, creen que todo lo que ven en los videos es cierto. Intentan
vivir como los músicos y cuando fallan, los efectos cognitivos negativos,
como la baja autoestima y la depresión, entran en acción. Como tal, podemos
cuantificar algo de música en posibles engaños.

Comunicación
Por último, pero no menos importante, tenemos la comunicación en términos
de relaciones interpersonales. Las conversaciones desagradables como
chismes y vergüenzas se componen de información falsa sobre otras
personas. Los estafadores pueden usar hablar mal para hablar mal de los
demás con el objetivo de pintarlos con poca luz. Si los receptores de
información falsa creen en ella, la víctima del chisme o la vergüenza gana
una reputación negativa pero falsa; haciéndolo ser engaño. El engaño de este
tipo hace uso de mentiras y diversión para cumplir su mandato.
Capítulo 4: Técnicas utilizadas en el engaño

El engaño es un tipo de expresión que utiliza mentiras y omisiones para


persuadir a la víctima de que se ajuste al mundo que el agente desea. Se debe
involucrar una forma de interacción o comunicación. El engaño puede
manifestarse en diferentes tipos según la situación en la que se aplica. Como
se dijo anteriormente, es muy difícil saber cuándo alguien está tratando de
engañar a otros. Afortunadamente, sin embargo, hay algunos componentes
que, cuando se identifican, apuntan a la probabilidad de que esté involucrado
el engaño. Después de muchos años de estudiar el engaño, los psicólogos han
presentado tres clasificaciones de engaño: camuflaje, simulación y disfraz.
De las tres clasificaciones de engaño, podemos identificar las técnicas
comunes utilizadas en el engaño. Primero definamos las clasificaciones.

1. Camuflaje

El camuflaje es la primera clasificación del engaño. Este es el proceso por el


cual el estafador trabaja para ocultar la verdad de sus intenciones de una
manera que el sujeto no pueda descifrar. Al igual que el camuflaje típico
desplegado por animales y plantas para esconderse de los depredadores o
para acercarse a las presas sin ser detectados, los estafadores utilizan métodos
que son difíciles de detectar sin observación adicional. Principalmente, el
camuflaje se aplica como medias verdades durante las interacciones.
Una parte de la comunicación es verdadera, pero también hay un elemento
malicioso que la víctima no puede ver. La víctima no puede detectar el
engaño hasta que el agente decida mostrarlo. En la mayoría de los casos, esto
será después de que hayan logrado sus objetivos. El camuflaje es una
habilidad peligrosa cuando se implementa, ya que es una de las formas de
engaño más difícil de detectar.

2. Simulación

La segunda clasificación del engaño es la simulación. La simulación es el


acto de imitar o pretender ser algo. En el engaño, la simulación se define
como exponer a la víctima a información falsa como una herramienta para
engañarla. Hay tres tipos de simulación que se enumeran a continuación:
Fabricación
Fabricación significa alterar la realidad. El estafador puede usar algo real y
cambiarlo para que funcione a su favor. Por ejemplo, pueden agregar o
reducir detalles a una historia para mejorarla o empeorarla y convencer a la
persona. Un ejemplo de la vida real, es cuando un sospechoso por robo podría
decirle al juez que robaron comida porque estaban casi hambrientos. Sin
embargo, tenían la intención de vender su botín para obtener ganancias
financieras.
Imitación
El segundo tipo de simulación se conoce como mimetismo. La mímica se
define como el arte de imitar con el objetivo de ridiculizar o confundir una
situación. En el engaño, la imitación ocurre cuando el estafador finge ser algo
o alguien que no es. Un estafador podría robarle una idea a alguien y en lugar
de citar al dueño; Lo usan como propio. Un ejemplo de mimetismo es cuando
un autor usa el nombre de un escritor popular para engañar a los lectores a
comprar su libro.
Distracción
El último tipo de simulación se llama distracción. La distracción es el acto de
forzar astutamente a la víctima a desviar su atención de la realidad y centrarse
en la falsedad. Para desviar el tema, un estafador puede usar una forma de
cebo que podría parecer más convincente o beneficioso que la verdad. Un
ejemplo de distracción es cuando alguien pierde la propiedad de otra persona
y no está dispuesto a decírselo. Se les ocurren múltiples excusas, que
cambian cada vez que se enfrentan. La desventaja de la distracción es que no
ofrece una solución permanente, por lo que el estafador debe encontrar
constantemente nuevas mentiras para mantener el proceso de engaño.
Disfraz
La tercera clasificación del engaño es el disfraz. El disfraz se define como el
acto en la cual finge una apariencia diferente con el objetivo de ocultar la
identidad real. Cuando se implementa, el estafador da la impresión de ser
alguien o algo diferente de lo que son. Prácticamente, el disfraz significa que
el agente le está ocultando algo a la víctima, como sus intenciones, a qué se
dedican, si están saliendo, etc. El disfraz es más complicado que poner una
pseudo apariencia temporal. Implica que el estafador cambie toda su forma de
existencia, por lo que salen con una personalidad diferente con el objetivo de
engañar a sus víctimas.
Puede haber diferentes aplicaciones del disfraz. Uno de ellos es ocultar
identidad para volverse irreconocible. El estafador podría hacer esto para
hacer que otros los acepten en caso de que sospechen que ser original
conduciría al rechazo. El segundo uso del disfraz podría implicar el uso de
propuestas convincentes para ocultar un efecto desfavorable que podría
resultar de exponer el artículo genuino. Un buen ejemplo de este disfraz se
usa en política o propaganda.
El disfraz es un estilo dañino de engaño porque tiene el potencial de
confundir al sujeto.
Cuando el sujeto no puede identificar al estafador, carece de la información
adecuada para tomar las decisiones correctas, ya que su pensamiento está
nublado. La víctima podría asumir que ha estado tomando decisiones lógicas
e independientes, mientras que, en realidad, el estafador las está controlando.
Los tres componentes anteriores del engaño son clasificaciones generales que
nos pueden dar diferentes técnicas en el arte de los temas engañosos. Las
siguientes son algunas de las tácticas comunes utilizadas por los estafadores
para controlar las mentes de sus víctimas.

3. Mentiras

Una mentira se refiere al acto del engaño, inventando y alimentando a la


víctima con información que no es cierta. Al presentar una mentira, el
estafador la hace aparecer como un hecho, haciendo que la víctima la absorba
como la verdad. Las mentiras son las técnicas más comunes utilizadas en el
engaño, ya que desvían a la víctima de hechos verificables y los convierten
en objetivos fáciles de manipulación.
Si toma el dinero de alguien y prometes comprar algo, solo para luego huir
con él sin la intención de devolverlo, ha mentido. En este caso, ha utilizado
una mentira para engañar al propietario del dinero, ya que su objetivo final es
diferente de sus expectativas.

4. Encubrimiento

La ocultación o el encubrimiento es el acto de evitar que algo sea reconocido.


En el engaño, se despliega principalmente mediante el uso de medias
verdades. El estafador, mientras da información, omite intencionalmente
algunas partes importantes para mantener cierta verdad del receptor. Si bien
el estafador no habrá mentido directamente a la víctima, se habrá asegurado
de que se les haya ocultado la información más importante.
Un buen ejemplo es cuando un periodista le pregunta a un portavoz del
ejército sobre algunos terroristas que se dice que fueron detenidos. El
portavoz responde que, de hecho, algunos terroristas están bajo su custodia,
solo que no revela que han sido asesinados.

5. Creando ilusiones

Los estafadores son expertos en crear ilusiones convincentes. Una vez que
han adquirido la atención del sujeto, demuestran imágenes imaginarias que
les hacen asociarse con ellos. Se les ocurren ilusiones que parecen ser
realistas y viables en todos los sentidos. El primer paso para crear las
ilusiones es explicar sus "ideas" a la mente de la víctima. Después de eso,
retroceden un poco para esperar y ver si la victima desarrollará interés en las
ilusiones.
Dichas ilusiones pueden variar, desde ideas de negocios hasta relaciones
románticas y todo lo demás que prometa algun beneficio a la víctima.
Tomando la idea de una inversión, los dos podrían hablar sobre administrar
un negocio en una ciudad importante, incluidas las estrategias de marketing,
las ganancias potenciales y el tipo de negocio. El estafador conducirá
ingeniosamente todo esto. Una vez que la víctima está convencida, pueden
decidir iniciar los planes. Inmediatamente, la víctima ha cumplido con su
parte del acuerdo, tal y como reunir el capital necesario. Una vez alcanzada
esta meta, el estafador desaparece con él dinero.
6. Ambigüedad

La ambigüedad es la aplicación de un lenguaje o una cualidad de ambiguo


para ocultar la verdad. El lenguaje ambiguo puede ser indirecto o
contradictorio. El objetivo de las ambigüedades es confundir a la víctima,
para que no se dé cuenta de lo que está sucediendo. Si se le hace una pregunta
al estafador, este evita dar respuestas definitivas y proporciona respuestas
generales. También pueden ser utilizados por el estafador para escapar de
cualquier culpa en caso de que sea descubierto. En el caso de que se sospeche
de él, este da muchas explicaciones cuyo objetivo es confundir al acusador.
Tome un ejemplo donde una chica le pregunta a su novio: "¿Me amas?"
entonces el novio responde: "No tienes motivos para dudar de mí". Esto evita
dar una respuesta directa y sin dejar ninguna pista sobre si el chico ama a la
chica o no. En resumen, la deja confundida.

7. Subestimaciones

Una subestimación es una situación que se ha minimizado o disminuido pero


que tiene el potencial de causar más efectos de los que se ha manifestado. El
estafador entrega una declaración a su víctima mientras hace que parezca un
pequeño trato de lo que es. Sin embargo, la declaración tiene el potencial de
influir en la víctima más de lo que se les ha hecho creer. Una vez que se ha
demostrado la magnitud real de la declaración, el estafador finge estar
sorprendido, sin embargo, estuvieron conscientes desde el principio. Podrían
convencer al sujeto de que no lo sabían, haciéndolos parecer insensibles si
continuaban con el asunto.
Un depredador sexual astuto podría mentirle a otra persona que tomar un solo
trago de alguna bebida alcohólica no tendría ningún efecto sobre ellos. Para
sorpresa de la víctima desprevenida, se despiertan unas horas más tarde sin
darse cuenta de lo que sucedió cuando se habían desmayado.

8. Exageración

La exageración es lo contrario de un eufemismo. Esto es por lo que una


situación se estira demasiado o se exagera para alterarla. Es posible que el
estafador no le mienta directamente a la víctima, pero convierten una
situación en un negocio mucho más grande de lo que realmente es. Las
exageraciones se pueden usar para convencer a la víctima en una situación en
la que no se la tendrían si se le hubiera dado la versión genuina de la
situación.
Un ejemplo de exageración es cuando un oficial de policía dispara fatalmente
a un sospechoso mientras intenta arrestarlo. Al ser interrogado, responde que
el sospechoso sacó un arma y estaba a punto de disparar; incitándolo a
disparar primero. Sin embargo, la verdad es que el sospechoso solo trató de
resistir el arresto, y su arma nunca fue sacada.

9. Seducción

Seducir a alguien significa atraerlo a creer o hacer algo. Los estafadores usan
este método para atraer a las personas a sus trampas. Pueden usar enfoques
ocultos como elogiar, encantar, alentar, halagar, brindar apoyo financiero,
etc.
La seducción también está destinada a hacer que el objetivo reduzca sus
mecanismos de defensa. Esta técnica funciona para atraer a una persona a
hacer algo usando una forma de atracción irresistible. El estafador sabe que al
crear un escenario que despertará el interés del objetivo; pueden hacer que
hagan lo que quieran.

La seducción es común en las redes sociales, donde las personas pueden


escribir una biografía atractiva sobre sí mismas y completarla con fotos o
videos cuidadosamente procesados para llamar la atención de los demás. El
problema es que tanto la biografía como el contenido multimedia
proporcionados por esas personas pueden ser falsos y solo están destinados a
atraer seguidores o amantes.

10. Racionalización
La racionalización es el despliegue de argumentos débiles o descabellados
con la intención de convencer a alguien de que algo es más agradable de lo
que parece. En el contexto del engaño, es cuando el agente presenta ideas
convincentes para convencer a la víctima de hacer algo que es difícil de
aceptar o desagradable en circunstancias normales. Básicamente, es una
forma de comportamiento engañoso oculto. El estafador santifica una idea
dañina para que pueda beneficiarse de los efectos negativos que le ocurrirán a
la víctima.
Una vez que han surgido los efectos negativos, el estafador salva su rostro
diciendo que solo tenían buenas intenciones de ayudar a la víctima. La
racionalización también se conoce como spinning o giro.
Además de convencer a la víctima, el estafador utiliza la racionalización para
reprimir sus emociones o retener su autoestima cada vez que hace algo mal.
Esto se debe a que justifica sus comportamientos negativos y los alienta a
defenderlos en lugar de simpatizar con sus víctimas.
Un esposo que abusa de su esposa al golpearla podría explicar a sus hijos
que, como cabeza de familia, debe disciplinar a cualquiera que sea
desobediente. También podría mentirles que, si no golpeaba a su madre, ella
se iría. Los niños, al ver algo de lógica en los argumentos débiles, pueden
percibir el abuso de su madre como necesario.

11.Jugando al sirviente
Otro método utilizado para engañar a las personas es desempeñar el papel de
voluntario o servidor. En este caso, el estafador oculta su agenda haciendo
creer a sus víctimas que están haciendo algo por una causa noble. Es menos
probable que los sujetos sospechen que alguien está haciendo travesuras si
afirman que están haciendo algo para ayudar a otros.
Por lo tanto, terminan confiando en ellos y al mismo tiempo reducen sus
mecanismos de defensa. Una vez que los estafadores se salen con la suya,
desentrañan sus planes maliciosos.
Se sabe que los terroristas utilizan este enfoque cada vez que necesitan
inspeccionar un lugar antes de emboscarlo. Pueden ser voluntarios para
trabajar en una determinada comunidad, pero su intención es llevar a cabo la
vigilancia y recopilar datos que se utilizarán para elaborar los planes para
futuros ataques. Actuar como voluntarios hace que sean percibidos como
personas de buen corazón. También logran evitar sospechas. Su verdadera
naturaleza se revela cuando regresan en el futuro y dañan a las mismas
personas a las que servían.

12. Desviación
La desviación es la acción de cambiar el curso natural o aceptable de algo. En
el engaño, la diversión es un esfuerzo engañoso que tiene como objetivo
causar la destrucción de un sujeto. Los controladores mentales son
conscientes de los rasgos humanos que dirigen sus respuestas,
comportamientos y personalidades como la autoestima y la disciplina. Por lo
tanto, hacen todo lo posible para desviar objetivos potenciales de tales pilares
para que puedan volverse más vulnerables. En resumen, atacan los
mecanismos de autodefensa.
La presión de grupo es una forma de engaño que hace uso de la diversión.
Una persona malcriada puede persuadir a su amigo para que tome un mal
comportamiento, lo que lleva a su destrucción.
El estafador también puede utilizar la desviación para ocultar las
consecuencias reales de sus acciones. Esto se puede lograr haciendo que la
víctima pase por alto los posibles efectos secundarios de las acciones
negativas. Tome esta declaración como un ejemplo, "Fume esto. Te hará
sentir tan alto que no te importará que sea ilegal ".

13. Jugando a la víctima


El engaño toma mucha consideración por las emociones. Un estafador usa el
acto de interpretar a las víctimas para que puedan parecer más débiles o
lastimadas, mientras que ellos son los que tienen el control. La idea es hacer
que otros crean que son víctimas de las circunstancias para evocar simpatía,
compasión y lástima de las personas que esperan engañar. Una vez que una
víctima muestra algún tipo de preocupación por el estafador, coopera con
ellos y se vuelve fácil de engañar.
Hay historias de carteles de todo el mundo que usan niños pequeños o
personas discapacitadas para ganar dinero.
Los reúnen y los colocan en lugares estratégicos en las grandes ciudades para
que puedan pedir prestado dinero a personas desprevenidas. Al final del día,
los carteles que pagan a los niños o las personas discapacitadas que usan
parte del botín se quedan con todo el dinero que se recauda. Este es un truco
que se usa para engañar a las personas que piensan que están ayudando a los
necesitados, pero su dinero lo toman personas intrigantes.
14. Deslumbrar
Deslumbrar es el acto de utilizar un enfoque súper impresionante para cegar a
una persona temporalmente antes de aprovecharla a largo plazo. Este es un
método popular utilizado por los especialistas en marketing, especialmente al
lanzar nuevos productos. También puede suceder en las relaciones
interpersonales donde una persona usa una forma de encanto para atraer a
otro y luego mostrar sus verdaderos colores. En el aspecto de marketing, una
empresa presentará sus productos a precios muy bajos para que la gente se
acostumbre a ellos. Una vez que sus productos ganan popularidad, suben los
precios. Del mismo modo, podrían estar vendiendo productos de alta calidad
al principio solo para reducir la calidad una vez que el producto haya
adquirido una cuota de mercado.
Deslumbrar se utiliza para atraer la atención del objetivo y crear una buena
primera impresión. Una vez hecho esto, el agente cambia gradualmente su
color y comienza a explotar al sujeto que podría tomarse un tiempo para
darse cuenta.

15. Fingir Autoridad


La técnica final que veremos es fingir autoridad como método de engaño.
Algunos estafadores fingen poseer cierta autoridad como una forma de
aumentar su simpatía y confianza. Como humanos, tenemos una tendencia a
confiar un poco más en las personas con autoridad. Es por eso que es
probable que nos acerquemos a un oficial de policía para obtener
instrucciones cuando estamos perdidos que un extraño al azar. Esto es cierto
porque las personas con autoridad son profesionales y tienen el mandato de
mejorar la vida de los ciudadanos comunes. También tienen más conexiones
en lugares más altos. Por lo tanto, cuando un estafador pone la cara de una
persona con autoridad y se acerca al tema, tiene las mayores posibilidades de
guiarlo.
Las técnicas anteriores son algunas de los muchos tipos de engaño que
existen. Un estafador no dudará en utilizar cualquier método que considere
que lo ayudará a lograr sus objetivos sin mucho esfuerzo. Esto es similar a lo
que hacen otros tipos de controladores mentales.
Tienen una amplia gama de técnicas de control mental, pero solo usan las que
mejor se adaptan al objetivo en cuestión. Como tal, los estafadores también
pueden hacer uso de otras técnicas más allá de las que hemos enumerado. Por
lo tanto, esto no debe ser percibido como la lista exclusiva de todas las
posibles tácticas de engaño. Finalmente, lo mejor que puedes hacer una vez
que sospechas que alguien te está engañando es crear la mayor distancia entre
ustedes dos.
Capítulo 5: Cómo defenderse de las Técnicas de engaño

Hemos llegado a uno de los capítulos más importantes e informativos de


nuestro libro. Ahora que entendemos qué es el engaño bajo la psicología
oscura y la manipulación, es hora de revelar las muchas formas en que
podemos evitar ser víctimas. En el capítulo anterior, leemos cómo podría ser
imposible saber cuándo alguien intenta engañarnos. Las pistas que dimos
sobre el comportamiento sospechoso no pueden ser también indicadores
precisos para identificar a los estafadores en nuestro medio.
Afortunadamente, para nosotros, hay docenas de formas en que podemos
mantener el engaño alejado. Si se puede poner de una mejor manera, vamos a
tratar de prevenir la enfermedad del engaño en lugar de esperar a atraparla y
comenzar a intentar curarla. Aquí hay algunas formas comprobadas que
pueden ser muy útiles para defendernos de caer presas de controlar a los
estafadores.

1. Cuando el trato suena demasiado bueno ...


Sí, debe comenzar a pensar dos veces en adelante cada vez que se encuentre
con una situación o persona que parezca que tiene el cielo para ofrecer. Si lo
que sea que alguien presente suena demasiado bueno para ser realista,
entonces probablemente no lo sea. En la mente de un estafador, saben que,
como humanos, nos encanta mejorar continuamente. Queremos un nuevo
trabajo que pague tres o más veces mejor.
Estamos constantemente buscando mejores amigos. Si aparece una idea de
negocio viable, la tomamos del cuello. Sin embargo, esta búsqueda de
ganancias materiales y no materiales nos pone en la línea de peligro.
Es probable que un estafador se acerque a nosotros con ofertas que son
demasiado deliciosas para resistir. Si bien no todo buen trato es una trampa,
la mayoría de ellos son trampillas, lo que beneficiará al controlador más que a
nosotros. Por lo tanto, cada vez que se te presente un trato más dulce que la
vida, piénsalo dos veces. Veremos algunas formas de hacer esto. Saltar sin
precaución puede dar lugar a arrepentimientos que pueden tener
consecuencias nefastas. A veces, se dará cuenta del impacto de su ignorancia
cuando sea demasiado tarde para regresar. Por lo tanto, abra su tercer ojo
antes de aceptar ofertas escandalosas.

2. Investiga
El hecho de que haya llegado a un buen acuerdo no debería ser una razón
para huir. Eso no es lo que implicaba el punto anterior. Debe hacer su propio
pensamiento e investigación antes de decidirse por tomarlo o dejarlo.
Obtenga tanta información sobre lo que está sobre la mesa y comience
indagar para comprenderlo mejor. Si necesita hacer preguntas, no lo dude.
Si necesita involucrar a un tercero, hágalo. En el caso de que el presentador
del acuerdo sea reacio a ofrecerle tiempo suficiente para cavar, percibir el
acto como una bandera roja y renunciar. Uno de los trucos utilizados por los
mentirosos es crear ideales confusos que sean difíciles de verificar. Evitan el
uso de enfoques comunes que pueden detectarse fácilmente si comienzan a
aplicar sus giros. En resumen, asegúrese de tener una comprensión absoluta
del funcionamiento del acuerdo antes de asumir compromisos como el pago.
3. Solicite pruebas
Los estafadores son excelentes para hacerse parecer más valiosos, atractivos,
más inteligentes o importantes de lo que realmente son. En un intento por
atraer nuestra atención y crear falsas impresiones, se nos ocurren algunas
formas de disfrazarse para engañarnos. Permita que las personas se presenten
y expresen sus opiniones sin sospechar de ellas. Recuerde, todos los que
están afuera no son estafadores. Sin embargo, una vez que una persona haya
terminado de decir qué tan bien puede realizar una tarea, cuánto les gustaría
ser sus amigos, cómo tienen algunas ideas de negocios increíbles o cómo esa
pasta de dientes blanqueará sus dientes en 2 días, simplemente solicite
pruebas.
Como la víctima potencial y el receptor del acuerdo, usted tiene el poder de
todo el proceso.
Debe hacer que la otra parte entienda que ellos tienen su parte y que usted
tiene la suya. Pida alguna forma de evidencia que la persona pueda mostrar
para demostrar su valía. Si afirman que pueden escribir algunas buenas
novelas en una semana, permítales presentar muestras y luego demostrar que
terminaron en una semana. Una carta de recomendación de un empleador
anterior puede servir como prueba de la competencia de un nuevo empleado.
Basar su juicio en meras palabras puede tener consecuencias negativas en sus
decisiones.

4. Eleve su cociente de relaciones


As humans, our lives can be determined by the nature of our networks. A
good network will support your goals, keep you safe, draw opportunities, and
open more doors. In short, the better you relate with others, the more
successful you can be. To some extent, though, building excess relationships
can be dangerous. The more people you invite into your life, the higher the
risk that some of them might be malicious.
Ponga énfasis en construir menos conexiones, que son de mayor calidad.
Algunas personas confiables valen más que un gran número de conocidos que
no ofrecen beneficios. Asegúrese de tomarse el tiempo para conocer a alguien
antes de invitarlo a su círculo íntimo o trabajar con él o ella.
Cuando se trata de negocios, calcule bien sus pasos para evitar la confianza
ciega. Si una relación personal o profesional parece arrastrarlo hacia abajo,
nunca tenga miedo de alejarse y esperar mejores oportunidades.

5. Pida ayuda
La belleza de la vida es que por cada problema que enfrentas, alguien ya lo ha
encontrado en el pasado y lo superó. Como tal, si llega a un punto en el que
sospecha que algún engaño es inminente, pero no está seguro, no dude en
pedir ayuda. Es posible que tengas algunas pistas de que tu pareja te está
engañando. Tal vez alguien está vendiendo una casa a un precio exorbitante.
Sea como sea, hay alguien por ahí que puede ayudarlo a descifrar la verdad.
Busque la opinión de un amigo cercano o profesional cuando ocurran tales
dilemas. Expresa tu versión de la historia y da todos los detalles importantes.
Luego, escuche lo que su colega o el profesional tiene que decir sobre la
situación. Puede que no te atraiga de inmediato, pero tal vez te salve de la
trampa de un estafador. Una vez que haya recibido orientación, asegúrese de
tomar la decisión por su cuenta. El hecho de que busque asesoramiento no
significa que deba cumplirlo. Al final del día, el riesgo es suyo.
6. Rechazar asistencia no solicitada
¿Alguna vez ha estado atrapado en una situación difícil solo para que un
correo electrónico o una persona lo reciban y ofrezcan una solución?
Probablemente todos lo hemos hecho, y esto apunta a la cantidad de
violaciones de privacidad que experimentamos en los tiempos modernos.
Debido a la cantidad de sufrimiento que podrías haber sufrido, un enfoque
como este puede confundirse con el ángel guardián que aparece justo a
tiempo para salvarte. ¡Ay de ti! ¡podría ser el demonio disfrazado con
atuendo de ángel! Su primera reacción debería ser saber dónde llegó la
persona a conocer su necesidad de asistencia.
Recuerde que los estafadores son buenos observadores. Pueden estudiarnos
sin nuestro conocimiento y usar la información que obtienen para
engañarnos. Por lo tanto, cualquier persona que parece saber acerca de sus
máximos deseos es una bandera roja. Tu desesperación no debería sacarte lo
mejor de ti y darle la bienvenida a un extraño para que intente arreglar tu
desorden. Si resultan ser estafadores, a quienes sabemos que no tienen
simpatía o vergüenza, se quedará con un problema adicional.
7. Ten cuidado con personas astutas
Si alguna vez has pasado por una angustia, entiendes el dolor de darlo todo a
alguien y que luego te traicionan. Al igual que como el desamor comenzó con
el intercambio de palabras lindas y astutas, un juego de engaño puede tomar
la misma ruta.
Los estafadores son conversadores astutos. Tratan de barrer a sus víctimas
con ofertas atractivas, halagos irresistibles y propuestas de negocios sexys.
Estas personas saben qué decir a qué hora para que puedan usar su sentido
común y hacer que traguen su cebo de un solo trago. Derrótalos en su propio
juego. Permítales hablar, pero siempre mire más allá de las palabras
atractivas. Dese más tiempo para cavar un poco o solicite asesoramiento. La
mayoría de los estafadores son impacientes y se rendirán si se dan cuenta de
que no es fácil complacerlos. Más importante aún, saber lo que quieren.

8. Conozca las intenciones de las personas


A veces, somos responsables de la mala suerte que nos sobreviene.
Permitimos que las personas hagan movimientos sobre nosotros sin que dejen
en claro sus intenciones. Cuando esto sucede, las personas a las que damos
nuestro consentimiento para caminar sobre nosotros terminan aprovechando.
Los estafadores son particularmente buenos para ocultar sus intenciones
finales. Depende de usted darse cuenta de lo que alguien está persiguiendo en
su vida.
Al identificar su objetivo, puede permitir que se queden o los expulsa.
Algunos hombres y mujeres pueden fingir ser meros amigos que permanecen
en nuestras vidas, pero sus objetivos son destruir nuestras relaciones. Si un
tercero está demasiado interesado en saber qué sucede en su vida amorosa,
colóquelo en el centro de atención. Cualquier otra persona que parezca
demasiado preocupada por otros asuntos privados de su vida también debe
ser sospechosa. Por último, no tengas miedo de preguntarle a alguien qué
piensa sacar de tus interacciones con él. Las personas genuinas darán
respuestas satisfactorias. Los estafadores, por otro lado, la mente da
respuestas que contradicen sus acciones.

9. Deja que la dignidad te guíe


En algún momento de tu vida, es posible que te hayan pedido un favor
inapropiado, como un soborno o sexo a cambio de algo como un trabajo.
¿Qué hiciste? ¿Qué harías? Si cediste, te engañaron. Para evitar que esto
suceda o se repita, debe guiarse por la dignidad. Los estafadores adoran
apuntar a las personas necesitadas ya que los perciben como débiles. Cuando
busca un trabajo, recauda dinero para algo, pregunta por direcciones y cosas
por el estilo, su vulnerabilidad al engaño es alta. Las personas tóxicas pueden
pretender ayudarlo, mientras que su intención es usarlo.
Por mucho que necesite algún tipo de asistencia, nunca deje atrás su
dignidad. Resulta útil para prevenir el mal uso y los errores, lo que podría
conducir a una mayor desesperación, una baja autoestima y una sensación de
impotencia. Defienda su respeto y hágale saber al estafador que, aunque
necesite asistencia, prefiere seguir los canales adecuados. Si se vuelven
persistentes, deja en claro que te ayudan voluntariamente o que terminas la
interacción. Tenga en cuenta que las oportunidades se pueden reemplazar
mientras que la dignidad no.

10. Sea independiente


La gente te va a engañar si confías en su validación y opiniones para vivir tu
vida. Los controladores mentales influyen fácilmente en una persona que no
tiene una posición sólida. Por ejemplo, si solo te sientes bella cuando otros lo
dicen en lugar de que provenga de tu interior cuando dicen que eres feo,
entonces te afectará. Te arriesgas a vivir tu vida sintiéndote mal contigo
mismo, sin embargo, sus sentimientos eran falsos. Del mismo modo, una
persona que deja que otras personas decidan en su nombre es vista como un
blanco fácil para el control mental. Estas personas pueden ser engañadas para
tomar decisiones desinformadas que conducen a pérdidas o efectos negativos
en sus vidas.
Por ejemplo, si cualquier político te convence fácilmente, corres el riesgo de
votar por la persona equivocada. Si, por el contrario, tienes principios que
determinan tu elección, incluso si alguien te ofreciera una recompensa, no
serías engañado. En resumen, la independencia es una herramienta efectiva
para defenderse contra el engaño.

11. No seas demasiado accesible


Un estafador no puede engañarte si no puede contactarte. La accesibilidad en
este contexto tiene dos definiciones. Primero, no seas demasiado
complaciente con los extraños y las personas que hacen muy poco en tu vida.
Oír a todos te expone a muchas formas potenciales de engaño. Un estafador
en el parque local no te convencería de dejarlos sostener tu cámara si los
ignoras. Del mismo modo, un pirata informático no se infiltraría en su
computadora y robaría sus contraseñas o la información de su tarjeta de
crédito si no respondiera al correo electrónico anónimo o la bandeja de
entrada en Facebook. A veces, eres tu propia seguridad.
El segundo tipo de accesibilidad involucra emociones. Las personas cercanas
a nosotros también pueden interferir con nuestras emociones y engañarnos.
Un buen ejemplo es cuando una pareja infiel puede convencer a su cónyuge
de que no ha estado durmiendo.
Si el compañero fiel es fácil de convencer, aceptará excusas y seguirá siendo
engañado. Sin embargo, si tenían razones sólidas para sospechar que sus
cónyuges estaban engañando, ninguna cantidad de convencimiento les haría
creer las falsas excusas.

12. Ejercite la paciencia


Aprende a tomar las cosas con calma. Enamorarse de ideas y personas
equivale a bajar la guardia. Tomar decisiones rápidas pasa por alto las
precauciones necesarias que es posible que deba observar para protegerse del
engaño. Una de las tácticas que los estafadores desplegarán es emboscarlo
con sus preposiciones y luego darle ultimátum como una forma de hacer que
se embarque en decisiones apresuradas. Si caes en este truco, más tarde te
darás cuenta de que te han cambiado. Los especialistas en marketing utilizan
este enfoque para engañar a sus clientes y hacer compras impulsivas. Podrían
anunciar ofertas por tiempo limitado, como precios reducidos durante una
fiesta o para una serie de las primeras compras para compensar las ofertas.
En algunos casos, los precios no se reducen. Solo los están publicitando
como reducidos a clientes ciegos. En otras ocasiones, los productos que se
ofrecen son obsoletos o inferiores, y su objetivo es eliminar las existencias
antiguas.
Para estar seguro en tales situaciones, tómese un momento para ver la verdad
sobre los precios y la calidad de los productos que se ofrecen. Un poco de
excavación puede ayudarlo a ahorrar su dinero duramente ganado en mentiras
y productos inferiores.
Del mismo modo, es posible que necesite más de un año antes de afirmar que
conoce a alguien lo suficientemente bien. Las personas se han apresurado a
entablar relaciones con personas que solo conocían por períodos cortos, solo
para descubrir más tarde que estaban siendo utilizados. Permitirse más
tiempo da sentimientos a corto plazo, como la lujuria, para desvanecerse. Las
personas genuinas también son pacientes y no obligan a otros a tomar
decisiones. Dicho esto, la impaciencia podría ser una señal de advertencia de
un estafador.

13. Esté atento a las pistas


Durante el proceso de mentir, especialmente en las interacciones cara a cara,
es fácil saber cuándo una persona está mintiendo. Hay señales verbales y no
verbales que muestran los humanos cuando ocultan la verdad. Por ejemplo,
cuando alguien te está mintiendo, puede evitar el contacto visual directo.
También pueden inquietarse mucho, tocarse la cara, parecer incómodos,
sudar en la frente y la nariz y tartamudear cuando intentan hablar.
No debe usar estas pistas como indicadores independientes de un estafador,
ya que pueden ser engañosas. Algunas personas son tímidas cuando hablan y
pueden mostrar un comportamiento similar. Combínalos con otros signos,
como tu sospecha, para mayor precisión.
También hay algunas pistas a largo plazo que pueden revelar un estafador.
Una es que una persona da versiones contradictorias de la misma historia. A
veces, cuando mentimos, olvidamos que mentimos y damos diferentes
versiones de las cosas que habíamos dicho anteriormente. A las personas
engañosas también les encanta guardar secretos y discutir. Debe permanecer
atento a estas y otras señales de advertencia. Leer el lenguaje corporal puede
ser de gran ayuda para evitar que te engañen.

14. Habla
Otro poderoso elemento disuasorio del engaño es descubrir una mentira o un
mentiroso; inmediatamente, lo reconoces. Sin embargo, tenga cuidado de no
acusar a una persona inocente. Asumiendo que tiene suficiente evidencia de
que su hijo ha mentido sobre para qué usa su dinero, enfréntelo primero.
Hágale saber al niño que usted es consciente del mal uso del dinero que le da.
Incluso si se negaran a aclarar la forma específica en que lo usan, podrían
intentar cambiar sus acciones.
Nada desalienta más a un estafador que saber que ha sido descubierto. Si
sospecha que alguien quiere hackear su cuenta, estafarlo, ganar dinero por
medios falsos, usarlo para tener relaciones sexuales o cualquier otra cosa
maliciosa, dígale que conoce sus intenciones. Por supuesto, la reacción
inmediata será la negación. Mientras esté seguro de lo que intentaron hacer,
cumpla con su palabra. Ellos retrocederán. Permanecer en silencio no solo
alienta al estafador a seguir mintiendo, sino que también puede imponerle
cargas mentales innecesarias.

15. Levántese y váyase


Si te tomas en serio algunas sospechas que albergas hacia una persona o una
situación, retírate. Los estafadores son buenos para persuadir o seducir a las
personas, por lo tanto, corre el riesgo de caer en sus trampas si permanece a
su alcance. Un buen ejemplo es cuando un buen amigo o pariente ha estado
tratando de inducir el hábito de oler cocaína. Es posible que lo hayas resistido
durante mucho tiempo, pero a medida que pases más tiempo con ellos,
podrían mostrar lo bien que se sienten solo para convencerte. También te
conocen un poco más. Una vez que te entiendan bien, sabrán qué botones
presionar para atraparte. Lo mejor que puede hacer es evitar su compañía.
Del mismo modo, estaría más seguro si terminara y contactara con un amigo
en línea cuando sospeche que está tratando de infiltrarse en su privacidad.
Los estafadores en línea pueden compartir enlaces o multimedia con malware
integrado o programas de phishing (suplantación de identidad) para infectar
sus dispositivos. En caso de que sospeche tal comportamiento, el mejor
movimiento sería bloquearlos permanentemente. Después de todo, es un
comportamiento humano típico correr cada vez que sentimos peligro.
16. Confía en tu instinto
Esto puede parecer irrazonable, pero tenemos un sexto sentido poderoso
conocido como instinto. Una voz interior puede decir cuándo algo está bien o
no. Desafortunadamente para nosotros, cada vez que lo escuchamos tratando
de hablar con nosotros, nos movemos para suprimirlo en lugar de escucharlo.
¿Cuántas veces has hecho algo, has escuchado tu un aviso interno en contra y
luego te has arrepentido de ignorarlo? Incontables veces, supongo. Bueno, ya
es hora de que aceptes el instinto como una guía y lo escuches un poco más.
Lo creas o no, si alguna vez tienes una razón para dudar de algo,
generalmente hay algo mal al respecto.
Sin embargo, al igual que todos los otros métodos, no confíes únicamente en
la intuición. Dependerá de por qué lo tienes.
Por ejemplo, si tiene la sensación de que algo que alguien le promete suena
sospechoso, priorice otro método de investigación, como encontrar más
información al respecto o solicitar asistencia externa. Nuestros cuerpos tienen
un lado físico y espiritual, y el instinto podría ser el lado espiritual que
comunica algo que el cuerpo físico no ha notado.
Lo último que debe hacer para evitar ser engañado es permanecer discreto.
Ser discreto se refiere a mantener su privacidad. Solo deje que las personas
sepan lo que necesitan saber. Todo lo demás debe permanecer dentro. Una
persona ruidosa da demasiadas pistas o demasiada información sobre sus
vidas o las de sus seres queridos. Los estafadores siempre están buscando
información, que podrían usar para infiltrarse en nuestras vidas y engañarnos.
Por lo tanto, cuanto más revelemos acerca de nosotros mismos, más fácil será
engañarnos.

Por ejemplo, si anuncia a las personas que está a un punto de comprar un


automóvil, podría atraer estafadores que le robarán su dinero. Si la gente sabe
que usted es soltero y solitario, puede estar enamorado de usted, solo para
usarlo y correr. Por lo tanto, para mantenerse a salvo de los estafadores,
mantener oculta tanta información secreta sobre usted. Los estafadores no
pueden atacarte si no saben a qué atacar.
Ahí lo tienes, 17 formas efectivas de defenderte del engaño. Puede decir
claramente que la mayoría de ellos dependen de su análisis y toma de
decisiones. Siempre debe estar atento a las personas y cosas que corren el
riesgo de ser agentes de engaño. Estos métodos son solo pautas; son ejemplos
de las muchas formas efectivas que pueden protegerlo de los estafadores. En
resumen, la lista no es exclusiva. Si se aplican con precisión, estas 17
técnicas pueden recorrer un largo camino para alejar a los controladores
mentales, como los estafadores.
Capítulo 6: Manipulación
Ahora que entendemos completamente el engaño, en el aspecto del control
mental y la psicología oscura, reduzcamos aún más el estudio y tomemos el
segundo ejemplo de control mental: la manipulación. En este capítulo,
volveremos la manipulación al revés para comprender qué es exactamente y,
cuando sea posible, proporcionar ejemplos de la vida real.

¿Qué es la manipulación?
Una revisión rápida de su diccionario proporcionaría diferentes definiciones
de manipulación. En este libro, estamos interesados en la definición
psicológica. En este campo, la manipulación se describe como una forma de
influencia social, cuyo objetivo es cambiar las percepciones o
comportamientos de otras partes, generalmente a través de métodos
engañosos, abusivos o encubiertos. Colectivamente, el manipulador siempre
persigue sus intereses a costa de la víctima. Como tal, la mayoría de los
enfoques que utilizan se consideran explotadores, abusivos, desviados y
engañosos. La influencia social no es necesariamente perjudicial, pero
cuando el enfoque utilizado conduce a la manipulación, puede causar
resultados negativos.
Cuando un médico persuade a un cliente para que cambie su estilo de vida
para superar problemas de salud como la obesidad, podemos referirnos a esto
como influencia social. Este es un tipo inofensivo de la influencia. Lo mismo
se aplica a todas las otras formas de influencia por las cuales la persona que
ejerce la influencia tiene buenas intenciones del receptor en el corazón. Por el
contrario, si una persona usa una forma de coerción para salirse con la suya y
beneficiarse de la acción o reacción del receptor, esto se considera una
influencia dañina y generalmente se sumará a la manipulación.
La manipulación emocional o psicológica oscura tiene algunos aspectos de
coerción y persuasión. Los componentes de la coerción son muchos, aunque
buenos ejemplos incluyen lavado de cerebro e intimidación. Desde el punto
de vista humano, estos dos son de naturaleza engañosa y abusiva. Las
personas que usan la manipulación entienden esto muy bien, pero tienen que
emplearlos para influir en el comportamiento de sus víctimas. Antes de que
comience la manipulación, el manipulador generalmente tiene su objetivo
final en la cabeza. Lo que queda es estudiar a las víctimas potenciales y luego
decidir las mejores formas de abuso que se aplicarán para obligarlos a
alcanzarlos. El chantaje es un enfoque común utilizado en tales casos.
Una víctima de manipulación no puede adherirse voluntariamente a las
demandas del opresor. Sin embargo, pueden carecer de alternativas,
obligándolos a otorgarles su voluntad, por supuesto, dependiendo de la
táctica utilizada para influir en ellos. Las personas manipuladoras suelen
mostrar una falta de sensibilidad y cuidado hacia otras personas; por lo tanto,
no ven nada malo en sus acciones. Un tipo diferente de manipulador solo se
preocupa por su objetivo final y no le preocupa a quién lastima en el camino;
ya sea un niño, pariente o amigo cercano. La mayoría de las personas
manipuladoras evitan las relaciones saludables porque poseen el temor de no
ser aceptadas. En el caso de que una persona así tenga una relación, no puede
hacerse cargo de sus problemas, comportamientos y la vida en general. Lo
que sigue es que inician el proceso de manipulación y hacen que sus socios se
hagan cargo de esas responsabilidades.

Si analizara todas las formas de control mental, se daría cuenta de que un


manipulador puede usar la mayoría de ellas para obtener la influencia que
necesita desesperadamente. Una de las tácticas más comunes en los cinco
tipos de control mental se conoce como chantaje emocional. Aquí, a un
manipulador se le ocurre un plan para evocar culpa o simpatía en su víctima.
Entienden muy bien que la culpa y la simpatía son una de las emociones
humanas más fuertes, y es probable que abran sus objetivos a su
manipulación.
Una vez que se baja la guardia, el manipulador se aprovecha del sujeto e
inicia el proceso de coerción. En poco tiempo, el tema de la manipulación se
encuentra cooperando y ayudando al controlador a alcanzar sus objetivos
maliciosos.
Un peligro de los manipuladores es que no solo son buenos para evocar estas
emociones, sino que son capaces de evocarlos en grados inconmensurables en
comparación con la situación en cuestión. Tal persona hará que una situación
pequeña como llegar tarde al trabajo parezca tan grande como causar el
colapso de toda una empresa.
El chantaje emocional es una de las muchas tácticas empleadas por personas
manipuladoras. Hay otros, como una forma encubierta de abuso conocida
como “volver loco”. Tal como su nombre lo indica, el objetivo del
manipulador es hacer que su sujeto se sienta loco. Crean un escenario donde
la víctima desarrolla dudas. A veces, el nivel de duda de uno mismo puede
ser tan severo que el sujeto puede pensar que se está volviendo loco. Existe
otra forma de manipulación en la que el manipulador actúa como para apoyar
a su víctima verbalmente, pero da pistas no verbales que muestran un
significado contradictorio. Si se enfrentan, vuelven a la racionalización, la
justificación, el engaño y la negación para tratar de escapar de los problemas.
Discutiremos más de estas técnicas en el próximo capítulo.
Otro gran problema con los manipuladores es que no siempre saben lo que
necesitan sus sujetos. A veces, pueden ser conscientes de ellos, pero carecen
de la capacidad de considerarlos o proporcionarlos. Esto no justifica su
comportamiento. Lo que hace es mostrar que un manipulador no considerará
ni priorizará estas necesidades. Tampoco sienten lástima, culpa o vergüenza.
Lo peligroso de este rasgo es que dificulta que el manipulador detenga su
influencia dañina. Si este es un punto a considerar, explica por qué algunas
víctimas de este vicio nunca se dan cuenta del alcance del daño hasta que es
demasiado tarde.
Los manipuladores también son humanos solitarios. Es más probable que se
encuentren solos porque nunca forman o mantienen relaciones duraderas. El
problema es que después de formar relaciones de cualquier forma, su
naturaleza manipuladora se arrastra y asusta a sus amigos o amantes. Las
personas que en algún momento se relacionan con los manipuladores
confiesan sentirse usados y sin confianza hacia los controladores. En este
caso, el problema afecta a ambas partes; primero, el controlador no podrá
reconocer ni satisfacer las necesidades de la otra parte. Por otro lado, la
persona afectada no logrará crear la conexión emocional necesaria para
mantener las relaciones. Al final, ambas partes siguen su propio camino, y el
manipulador se queda solo.

Las cualidades de una persona manipuladora


Según George Simon, un escritor de psicología, hay cualidades distintas que
definen a una persona manipuladora. Si alguien posee estos rasgos, sus
posibilidades de ser manipuladores exitosos son extremadamente altas. Del
mismo modo, si uno carece de estos rasgos, no puede utilizar a otras personas
para alcanzar sus objetivos egoístas. ¡Apuesto a que esta es una calificación
que no queremos!
En las palabras de Simon, un manipulador exitoso debe:
• Tener la capacidad de ocultar su naturaleza agresiva e intenciones del
público, y más aún sus objetivos potenciales.
• Tener la capacidad de identificar los aspectos vulnerables de sus víctimas
potenciales para decidir qué enfoques utilizar para una manipulación
eficiente.
• Tener un nivel extraordinario de crueldad en ellos que les permita superar
los reparos que puedan surgir del daño que causan a sus sujetos. La crueldad
puede ser emocional o física.
Como podemos ver, el primer rasgo que necesita un manipulador para poder
influir con éxito en otras personas es la capacidad de encubrir sus intenciones
y comportamientos agresivos.
Imagínese que, si andan por ahí contando sus oscuros secretos y planes, nadie
se atrevería a hacerse amigo de ellos por miedo a ser manipulados. Debido a
esto, el manipulador desarrolla un camuflaje que oculta sus pensamientos y
planes, por lo que terminan pareciendo normales. A menudo, la víctima entra
en una trampa sin sospechar y puede que no se dé cuenta al principio. El
opresor se convertirá en un buen samaritano, un mejor amigo o una persona
al azar actuando dulcemente. Para el momento en que la víctima comienza a
sospechar, el manipulador ya tiene suficiente información para doblegarlo
con éxito a su antojo.
Luego, el controlador debe tener la habilidad de observar y determinar los
rasgos vulnerables de sus víctimas. Esta es una aplicación típica del
proverbio que dice que, si debe cortar un árbol, es mejor que tome su tiempo
afilando su hacha. Desde los puntos débiles identificados, pueden sentarse y
decidir el mejor enfoque a utilizar para manipularlos de manera efectiva y
lograr sus objetivos. A veces, el manipulador utilizará la observación para
identificar las vulnerabilidades, mientras que, en otros, deben interactuar con
sus sujetos durante un cierto período de tiempo.
El rasgo final es que se debe aplicar la crueldad. Sería inútil que el
manipulador hiciera el trabajo requerido en los pasos anteriores solo para
comenzar a preocuparse por lo que sentirán sus víctimas o lo que les
sucederá. Si se preocuparan por alguien, no elaborarían estos planes en
absoluto. Dicho esto, el manipulador deja todo el cuidado detrás de ellos y se
hace el ciego ante cualquier daño emocional o físico que pueda ocurrirle a la
víctima. Para ellos, lo que importa es que logren sus objetivos finales.
A partir de estos tres rasgos, podemos decir por qué los manipuladores tienen
éxito la mayor parte del tiempo. La cantidad de planificación y trucos que
usan seguramente atrapará a cualquiera con la guardia baja. Debido a esto, el
sujeto no se dará cuenta rápidamente de que está en medio de un proceso de
manipulación hasta que los efectos comiencen a aparecer. Pueden suponer
que el opresor les desea lo mejor, haciéndoles abandonar todas las defensas.
Para cuando vuelven a sus sentidos y quieren salir, ya están atrapados.

Los comportamientos de las personas manipuladoras


Ya conocemos los rasgos que definen a una persona manipuladora. Estos son
los requisitos que uno debe poseer antes de que puedan ser manipuladores
potenciales.
También hay rasgos que definen un manipulador durante el proceso de
manipulación. En resumen, ¿cuáles son los comportamientos que estas
personas retratan y usan para actualizar el proceso de manipulación?
Discutamos un par de ellos.

1. Refuerzo
En psicología, el refuerzo es un estímulo, positivo o negativo, que aumenta o
fortalece la probabilidad de un determinado resultado. Cuando hablamos de
refuerzo positivo, es una táctica que un manipulador usará en público para
elegir a sus víctimas. El manipulador fingirá algunos movimientos, como
risas ruidosas, sonrisas aleatorias, regalos, lágrimas de cocodrilo, disculpas
excesivas, elogios exagerados y encanto temporal, por mencionar algunos. El
refuerzo positivo coloca al manipulador por encima de cualquier extraño al
azar y cautiva la atención. El punto del comportamiento falso es hacer que las
personas quieran hacerse amigos de ellos. Para ser honesto, si una persona
nos ofrece un regalo o inicia una conversación amistosa, nuestras mentes se
suavizan de inmediato y queremos devolverle el favor. Si encontramos a una
mujer de aspecto inocente llorando sola en el parque, realmente queremos
saber cómo podemos ayudarla. Sin que lo sepamos, algunas de estas personas
están cazando.
En el refuerzo negativo, el manipulador ofrecerá "rescatar" a la víctima de
una situación negativa si acepta hacer algo a cambio. Por ejemplo, un maestro
podría ofrecer otorgarle a un estudiante calificaciones de aprobación después
de haber reprobado si el estudiante ofrece sexo a cambio. Esta es una
situación difícil porque la víctima generalmente está en un aprieto y, a veces,
la oferta del manipulador podría ser su única salida.
También hay refuerzo intermitente. Este es un comportamiento donde el
manipulador crea un clima de duda, esperanza y miedo. La víctima, atrapada
en un laberinto de esperanza y duda o miedo, cae en un dilema. Tome las
apuestas en el casino como ejemplo. Las probabilidades en cualquier juego
están establecidas de que, en la medida en que el jugador pierda algo de
dinero, tendrá ganancias intermitentes entre las pérdidas para cegarlos. Si
muerden el anzuelo, continúan jugando durante períodos prolongados y solo
se dan cuenta de que han estado en una racha perdedora cuando sus bolsillos
se agotan. Del mismo modo, un manipulador arrojará recompensas regulares
a la víctima mientras la manipula para que pueda mantener a la víctima, el
tiempo suficiente hasta que hayan logrado sus objetivos.

2. Racionalizar
La racionalización es el acto de inventar excusas para hacer que uno parezca
inocente. Incluso si un manipulador fuera atrapado con las manos en la masa
en el acto de influir negativamente en otros, no lo aceptarían. En cambio, se
les ocurrirían razones convincentes de por qué cometieron el acto. En la
mayoría de los casos, afirman haber estado tratando de ayudar a las víctimas.

3. Castigar
Castigar, en este caso, no es necesariamente el uso de un bastón para azotar a
alguien. Es un método de control donde el manipulador desplegará un
conjunto de comportamientos para influir en la psicología de una víctima.
Algunas de estas tácticas de castigo incluyen tratamiento silencioso, jugar a la
víctima, regañar, gritar, llorar, amenazar y ponerse de mal humor, entre otros.
El objetivo de la acción es hacer que la víctima se sienta culpable de algo que
podría no haber hecho. Si la víctima sigue el juego, entonces comienzan a
disculparse, arrojándola profundamente en la trampa del manipulador.

4. Minimizando
La minimización es una combinación de negación y racionalización. Si los
atrapan, se defienden afirmando que su comportamiento no es tan negativo
como parece.
Todos hemos conocido a personas que nos lanzan chistes de mal gusto, solo
para afirmar que eran simples bromas y que deberían tomarse a la ligera.

5. Explosividad
El comportamiento explosivo, también conocido como aprendizaje
traumático, es el acto en el que el manipulador hará berrinches a la menor
provocación. Las reacciones repentinas, que pueden incluir abuso verbal y
enojo explosivo, están destinadas a desalentar al sujeto de molestar,
confrontar o contradecir al opresor. Debajo de la piel, el manipulador está
jugando un juego de dominación, intimidación y superioridad sobre la
víctima.

6. Desviando Problemas
Cuando a un manipulador se le hace una pregunta, especialmente una
relacionada con su conducta, son excelentes para desviar las preguntas. En
lugar de dar respuestas reales o directas, dan respuestas confusas. Su objetivo
es tratar de distraer la pregunta, especialmente si podría exponer su
comportamiento negativo. En la mayoría de los casos, responderán
vagamente y luego propondrán una táctica de desvío, como presentar otro
tema, hacer una pregunta propia o explotar.

7. Mentir
Los manipuladores son maestros en decir mentiras. Debido a que sus
intenciones y acciones son generalmente desagradables, saben que, siendo
honestos, nadie se enamoraría de ellos. Como tal, inventan mentiras. Las
mentiras que fabrican son tan precisas que generalmente es imposible saber
cuándo son falsas o no. Si bien la verdad puede salir a la luz, generalmente
será demasiado tarde para que la víctima responda. Un manipulador usará
cualquier forma de mentira para convencer a sus sujetos y salirse con la suya.

8. Intimidación
A un manipulador le gusta mantener a sus víctimas a la defensiva o con
miedo. Acumulan amenazas y culpas a la víctima para que parezca que la
víctima está a su merced. Cada vez que la víctima trata de alejarse de ellos,
son amenazados, obligándolos a obedecer al manipulador. Has oído hablar de
relaciones en las que cualquiera de los amantes amenaza con filtrar fotos
indecentes de su pareja si intentan salir o denunciarlas. Esta es una forma
común de intimidación ayudada por el amplio uso de internet.

9. Mentir por omisión


La mentira de omisión, o propaganda, está estrechamente relacionada con la
mentira, solo que, en este último, todo lo que dice el manipulador es mentira.
Sin embargo, en la omisión, el manipulador dirá un tema verdadero, pero
omitirá cuestiones importantes que deben destacarse. Esta es una forma de
manipulación que afecta a muchos padres en la actualidad. Un buen ejemplo
es cuando un niño solicita dinero para comprar algunas golosinas, pero
termina comprando drogas con el dinero. En este caso, el niño dijo la verdad
sobre la necesidad de dinero para comprar "golosinas" mientras que, en
realidad, las golosinas eran drogas. En resumen, si el padre supiera la
intención real del niño, no le habría dado el dinero.

10. Negación
La vida de un manipulador se vive en la negación. Nunca ven las cosas como
son porque si lo hicieran, tendrían que comenzar con el amargo hecho de que
sus vidas son desordenadas. Una de las razones por las cuales una persona
estará de acuerdo con invadir las vidas de otros y destruirlas es porque odian
las suyas. Otro comportamiento que es común con los manipuladores es que
cada vez que se acusa a un manipulador de algo, se negarán a asumir la
responsabilidad independientemente de si hay evidencia o no. De hecho,
revertirán la culpa y la colocarán sobre el tema.

11. Jugando a la víctima


El comportamiento final que discutiremos, que es común en los
manipuladores, es interpretar a la víctima. No importa cuán despiadados
puedan ser estas personas, siempre hacen que el mundo piense que están
oprimidos, a pesar de ser los opresores. Este método generalmente funciona a
su favor porque cuando parecen heridos, fácilmente evocan sentimientos de
lástima, simpatía y compasión. La mayoría de las personas en el mundo están
dispuestas a ayudar a otros que sufren, y los manipuladores les gusta explotar
a esas personas y usarlas para avanzar en sus planes.

Ejemplos de manipulación
En este punto, ya está familiarizado con cómo ocurre la manipulación.
Probablemente te hayas dado cuenta de que alguien te ha estado manipulando
o que alguna vez fuiste una víctima. La manipulación ocurre en todos los
niveles de la vida. Su hermano o cónyuge podría manipularlo. En una escala
mucho mayor, un país podría manipular a otro. Dicho esto, ahora vamos a ver
ejemplos de manipulación. Algunos de los ejemplos ocurren todos los días,
mientras que otros solo surgen durante eventos específicos. Si bien este libro
se centra principalmente en la manipulación a nivel personal, encontrará que
no hay diferencia entre la manipulación a gran escala y la manipulación a
nivel individual. Los principios son los mismos, y lo que puede diferir son los
métodos aplicados.

Publicidad
En el lado más oscuro de los anuncios, y a los que estamos constantemente
expuestos, el objetivo suele ser persuadirnos de comprar productos con el
objetivo de obtener beneficios para los anunciantes. El problema con algunos
de estos anuncios es que prometen algo que no pueden cumplir. Hoy en día,
hay miles de corredores de compraventa de divisas que salpican sitios web
con anuncios que prometen estilos de vida lujosos. Los clientes
desprevenidos podrían ser atraídos, solo para darse cuenta más tarde de que
Forex es equivalente a los juegos de apuestas, y la mayoría de las personas
que comercian terminan perdiendo.
Del mismo modo, algunos anuncios utilizan figuras públicas para respaldar
sus productos. Saben que, al asociar un producto con una persona famosa, los
consumidores pueden confiar en los productos y sentir una conexión con la
figura. La sexualidad también se aplica al vender productos. Los modelos
desnudos se utilizan para llamar la atención de los consumidores, incluso
cuando la sexualidad y el producto que se comercializa no tienen conexión.
Todas estas son técnicas de control mental escritas cuidadosamente para
convencer a los consumidores de que gasten.

En el trabajo
Las personas empleadas pueden no darse cuenta, pero la mayoría de las
organizaciones utilizan la manipulación encubierta para mantenerlos
motivados. El objetivo final de tales organizaciones no es motivarlas, sino
aumentar la producción y obtener más ganancias o crecer. Todos vamos a
trabajar y presentamos nuestro mejor espectáculo porque la gerencia promete
bonos y promociones. Hay piezas regulares de entrenamiento que se utilizan
para recordarnos tales recompensas, que, según este libro, equivalen a
manipulación. También hay castigos en caso de que uno no cumpla con los
umbrales establecidos o si rompen ciertas reglas. Los castigos incluyen
degradaciones, sanciones, suspensiones y despidos. Como los empleados son
manipulados para percibir los castigos como justicia por violar las reglas, los
aceptan y se esfuerzan por no romperlos.
En otro nivel, el acoso en el trabajo es algo común hoy en día. Siempre
surgen historias sobre la contratación por parte de gerentes que solicitan
sobornos como dinero o sexo para contratar empleados. Las víctimas están
cegadas con la recompensa del trabajo y se debaten entre retener la
profesionalidad y ceder a las demandas del manipulador.
Incluso dentro de las organizaciones, sus superiores a veces amenazan con
castigar a los empleados si rechazan sus avances sexuales. Colectivamente,
todas estas son formas de manipulación.
En las relaciones
Este es uno de los canales más notorios para la manipulación, aunque, a
veces, puede ocurrir sin que la víctima y el manipulador se den cuenta. La
manipulación en las relaciones puede tomar muchas formas. Una de las
manifestaciones comunes es cuando una pareja se convierte en el amante
dominante. Toman todas las decisiones y esperan que su pareja las obedezca
sin objeciones. Esto explica por qué las personas pelean, pelean, se divorcian
o se matan entre sí, pero viven juntas. Habrá un compañero que llorará
cuando surjan discusiones solo para atraer la simpatía. Otros gritan de rabia y
ofrecen tratamiento de la indiferencia para dominar al otro.
Los castigos y las recompensas también son comunes en las relaciones
románticas. Podemos tomar el caso de los "buscadores de oro", es decir, las
personas que mantienen relaciones románticas o sexuales siempre que sean
recompensados con dinero.
Si se quita la recompensa, hay posibilidades de que la relación termine. Del
mismo modo, algunas relaciones utilizan el sexo como recompensa, donde se
convence a una pareja para que haga algo a cambio de tener relaciones
sexuales. En ambas situaciones, una parte pierde para que la otra gane.

Cultos
Los cultos son algunas de las organizaciones sociales más manipuladoras
conocidas hoy en día. Dado que la mayoría de ellos se desvían de los actos y
creencias humanos normales o aceptables, necesitan controlar las mentes de
sus seguidores para garantizar el control y la conformidad. Los líderes de
culto tienden a mostrarse como líderes superiores. Para hacerlo, se relacionan
con seres o poderes sobrenaturales. Es típico escucharlos dirigidos como más
cercanos a Dios que otros, mientras que algunos se refieren a sí mismos como
dioses. El objetivo es exigir la sumisión de sus miembros, para que puedan
ejercer control mental sobre ellos.
Otro rasgo visto en los cultos es el aislamiento del público. Algunos cultos
prohíben que sus miembros interactúen con no miembros citando la
contaminación o la pureza. Los miembros están influenciados hasta el punto
de cortar lazos con amigos, familiares e incluso el empleo.
Si bien las razones proporcionadas podrían parecer que los miembros están
siendo protegidos, la reclusión en realidad está destinada a reducir las
posibilidades de redención. Los líderes de las sectas saben que cuanto más
interactúan sus miembros con los demás, más probable es que vean la verdad.
Los cultos son buenos ejemplos de manipulación masiva.

Religión
La religión extrema es similar a la psicología del culto en que los líderes
pueden distorsionar la realidad de sus seguidores a través del control mental.
La religión extrema es una forma de creencia en la que un grupo se considera
a sí mismo como la única forma verdadera, y todos los demás son falsos y / o
engañosos. El terrorismo es un ejemplo de extremismo religioso. Los
miembros sienten que su camino es el único que existe, y todos los demás son
enemigos que merecen la muerte. Las enseñanzas manipuladoras se crean
para prometer a los terroristas recompensas poco realistas por matar, como 71
vírgenes que esperan a cualquiera que mate a los no creyentes.
Las religiones extremas pueden usar el miedo para obligar a sus miembros a
cumplir con sus demandas. Predican castigos para los miembros que intentan
cuestionar sus creencias. Algunas religiones tienen regímenes de castigo para
los delincuentes, como multas o excomunión.
En el sentido real, los extremistas idean la religión con el objetivo de
promover sus objetivos. Uno de los objetivos comunes es ganar dinero. Los
miembros deben pagar la membresía y contribuir regularmente para apoyar a
las religiones. Por parte del terrorismo, los líderes usan miembros
manipulados para avanzar en su agenda de atacar a otras religiones o países,
ejecutar actividades de piratería, ejercer control sobre las personas y
secuestrar personas para que puedan obtener ganancias de los rescates.

Política
El tema de la manipulación no estaría completo sin la mención de la política
y la manipulación masiva. Todos entendemos que el objetivo final de
cualquier político es asegurar cargos electivos. Por lo tanto, todo lo que hacen
o dicen durante la campaña tiene como objetivo persuadir a los votantes para
que puedan alcanzar sus objetivos. Sin embargo, si analizamos algunos de los
métodos que utilizan para convencernos, hay claros indicios de que se ha
aplicado la manipulación.
Un método de campaña común utilizado por los políticos es santificarse
mientras demonizan a sus oponentes. Señalan las deficiencias de sus
oponentes y prometen ser mejores candidatos. Para el votante inocente,
podría ser fácilmente influenciado por esta información que podría no ser
cierta.
A menudo, el votante se debate entre elegir a una persona con rasgos
negativos y el candidato le promete un cambio real.
Finalmente, el aspecto de difundir el miedo también se usa para ganar votos.
Un político puede referirse a problemas sociales como el crimen y el uso para
amenazar a las personas. Podrían culpar de tales problemas a los colegas en
ejercicio e implicar que, si no son elegidos, estos problemas aumentarán o
persistirán. Del mismo modo, los políticos que continúan podrían señalar
problemas similares y afirmar que, si se los retira del cargo, los problemas se
reducirían. Los votantes, al relacionarse con dicha información, se ven
obligados a un dilema, mientras que algunos de ellos ya pueden haber tomado
una decisión. Evidentemente, la política hace uso de la manipulación más que
cualquier otro contexto.
Capítulo 7: Técnicas utilizadas en la manipulación

Como humanos, todos usamos la manipulación en ciertos momentos de la


vida. Podemos decir mentiras para salvar nuestra piel o halagar a nuestros
amigos cercanos para obtener algo que queremos. Esto es normal. Sin
embargo, para algunas personas, el comportamiento manipulador es su forma
de vida. Lo aplican como un arma para dominar y mantener el control sobre
los demás para obtener ganancias egoístas. Las personas que tienden a ser
narcisistas, sociópatas y psicópatas utilizan la manipulación como su arsenal
en las interacciones cotidianas. La diferencia entre una persona normal y un
manipulador tóxico en el uso de la manipulación es que la persona tóxica lo
aplica en exceso para lastimar, degradar, explotar y controlar a otros mientras
escapa de la responsabilidad. En este capítulo, destacaremos 22 técnicas
comunes de manipulación empleadas por manipuladores tóxicos.

1. Proyección
La proyección se refiere al acto de no estar dispuesto a ver las deficiencias
personales y usar cualquier táctica disponible para ser responsable de ellas.
Este mecanismo desplaza el comportamiento negativo de una persona y lo
atribuye a otra persona. Si bien todos pueden participar en la proyección de
vez en cuando, un manipulador lo usa en exceso y se suma a ser
psicológicamente abusivo.
Un manipulador, en lugar de aceptar sus fechorías, imperfecciones y
defectos, los arroja sobre otras personas de una manera cruel y dolorosa. El
resultado es que el manipulador no abandonará el comportamiento para
buscar corrección o mejora, y sus víctimas se sentirán avergonzadas y se
responsabilizarán de algo que no hicieron.

Un ejemplo de proyección es cuando un empleado de bajo rendimiento


comienza a culpar a sus jefes o colegas por ser ineficaces y ralentizarlos, pero
en realidad el problema es el.

2. Generalización
Los manipuladores típicos tienden a no ser mentes intelectuales,
especialmente al abordar problemas. En lugar de analizar cuidadosamente las
situaciones y resolver los problemas desde la raíz, generalizan los problemas
y pintan a sus víctimas con acusaciones generales. El objetivo de generalizar
es comparar a sus víctimas con personas o sucesos extremos como una forma
de obtener el control a través de insultos indirectos. La generalización tiene
un aspecto de estereotipos.

3. Refuerzo intermitente
Los psicólogos se refieren al refuerzo intermitente como una de las tácticas
de manipulación más eficaces y poderosas.
El método funciona cuando el manipulador le otorga a su víctima un refuerzo
positivo al azar, como adoración, declaración de afecto, alabanza, atención,
etc. Este es el primer paso en este tipo de manipulación. Debido al refuerzo
positivo, la mente de la víctima se acostumbra a las buenas vibraciones dadas
por el manipulador hasta el punto de la adicción.
Una vez que el manipulador sabe que su víctima es adicta a su refuerzo,
comienzan a retirarse. La atención y todo lo demás que estaban dando se
retira gradualmente, y la víctima comienza a sentir que se está perdiendo algo
o que ha perjudicado a su "amigo". Cuando se les pregunta si algo está mal,
lo niegan. Más tarde, los refuerzos comienzan de nuevo, y la víctima piensa
que todo ha vuelto a la normalidad solo para que el manipulador vuelva a
salir. Según los psicólogos, este acto aumenta el vínculo entre los dos
mientras da más poder al manipulador. La felicidad de la víctima depende del
deseo del manipulador. En este punto, el sujeto, sin saberlo, se ha convertido
en prisionero de la persona tóxica y le resulta difícil dejarlo.

4. Refuerzo negativo
En el refuerzo negativo, el manipulador espera que la víctima haga lo que
quiera para que pueda hacer lo que la hace feliz (corresponder). El truco
detrás de este acto es obligar a la víctima a hacer lo que le agrada al
manipulador.
Si hacen lo contrario, el manipulador también cambia la melodía y la
"venganza". En resumen, el manipulador sabe que su sujeto leerá los cambios
y se ajustará para que puedan hacer lo que quieran, lo cual es un control
mental absoluto.
En una situación de la vida real, una persona podría no estar feliz con su
amante saliendo con miembros del sexo opuesto. Por lo tanto, para obligarlos
a no hacerlo, cada vez que saben que su amante ha estado saliendo con
amigos del sexo opuesto, comienzan a tener un comportamiento que lastima a
sus parejas. Sin embargo, cuando su pareja deja de salir con las personas con
las que el manipulador no está contento, restablecen el afecto y dejan de
lastimar a su amante.
5. Discusiones
Cuando no estás de acuerdo con un manipulador tóxico, este convierte las
conversaciones en discusiones como una forma de distraerlo, frustrarlo,
confundirlo y desacreditarlo. Por lo general, se desviarán de la causa del
argumento, que podría haber sido un simple desacuerdo. A medida que
aumenta la discusión, intentan hacerte sentir culpable por estar en desacuerdo
con ellos. En su opinión, tú eres el problema, y harán todo lo posible para que
pagues por ello. Con el tiempo, comenzará a preguntarse cómo la
conversación se convirtió en una discusión.
Por ejemplo, es posible que no haya estado de acuerdo con el sabor de
algunos alimentos, pero pronto, habrán atacado su personalidad, carrera,
familia y todo lo que puedan pensar. Por lo general, tales argumentos
irrelevantes ocurren si toca un tema que lesiona su psicología y los pinta
como el problema.
Eventualmente, atacarán cada aspecto de su víctima hasta que la víctima se
lastime y les permita salirse con la suya. Una vez que sienten que ganaron la
discusión, disminuyen la velocidad y "explican" con calma cómo el sujeto se
equivocó al enfurecerlos.

6. Insultos indirectos
Los insultos y los insultos son formas directas de abuso y agresión. Una
persona tóxica lo sabe y usará trucos mentales para que no se le pueda culpar
por insultar o llamar a sus nombres de sujeto. Por lo tanto, pensarán en el
insulto en bruto y encontrarán una manera de cubrirlo con otras palabras, por
lo que parece menos brutal. Los insultos pueden ser entregados de manera
encubierta, como el uso del sarcasmo y el tono de voz tranquilo para
confundir al sujeto. El sujeto podría pensar que se les está dando consejos, se
les ofrecieron soluciones, ayudaron o enseñaron algo, mientras que, en
realidad, han sido insultados.
Sin embargo, el manipulador sabe que sus intenciones no son genuinas, sino
que apuntan a socavar las habilidades y la confianza de la víctima. Estos
insultos encubiertos también se conocen como cumplidos atrasados. En la
medida en que los insultos son endulzados, las víctimas son conscientes de
que han sido socavadas. Esto provoca dolor y dolor, especialmente porque el
manipulador podría ser alguien cercano, como un amante, un hermano, un
amigo, un jefe, un maestro o un colega.
Por ejemplo, una persona podría felicitar a su amigo por comprar un vestido
nuevo. Mientras lo hacen, saben que no les gusta el hecho de que el amigo
con el vestido nuevo tenga un cuerpo enorme. Para expresar esto, podrían
decir: "Es un vestido increíble, pero sería más bonito si tuvieras un cuerpo
más delgado". En esa oración, el tema del abuso se confunde acerca de si
estar contento de que el vestido les quede bien o estar triste de que su cuerpo
reduzca la belleza general.

7. Minucioso
Minuciosidad también se conoce como cambiar los objetivos o encontrar
fallas donde no existe ninguna. En la psicología oscura, la trampa es una
forma de crítica que, en lugar de ayudar a una persona; Los degrada. Un
manipulador moverá los postes de la portería cada vez que su sujeto hable de
un logro del que esté orgulloso.
Su objetivo es hacer que sus sujetos se sientan sin valor, con bajo
rendimiento y fracaso. Durante este proceso, cuando el sujeto se abre sobre
algo que siente que es bueno para ellos, el manipulador plantea más
expectativas solo para desacreditar a sus sujetos. Entienden que al cambiar las
expectativas más altas de lo que sus víctimas han adquirido; pueden hacer
que se sientan insatisfechos y sin valor.
En un nivel más personal, el manipulador busca errores o fallas pasadas que
cometieron las víctimas y los convierte en su punto de enfoque. Su objetivo
es hacer que las debilidades de la persona dominen sus fortalezas para que la
víctima se sienta inferior. En el sentido real, actúan como jueces de vida y
tienen como objetivo hacer que los sujetos busquen su validación.
Un ejemplo es cuando un amigo le dice a su amigo tóxico que tiene una
nueva novia. En lugar de apreciar el logro, la persona tóxica le dice a su
amigo que podrían haber hecho una mejor elección. "¿Por qué no conseguiste
una novia blanca?" "¡Las tallas más las chicas son las mejores, a diferencia de
la que elegiste!"

8. Gaslighting
Esta es una táctica manipuladora que funciona para erosionar y distorsionar el
sentido de la realidad de una persona. Erosiona la capacidad de una persona
de confiar en sí misma. En la aplicación, el manipulador gana ventaja al hacer
que sus víctimas sientan que imaginan cosas que no sucedieron. Negarán que
algo sucedió y se moverán para hacer que la víctima se sienta loca. Cuando se
usa Gaslighting, el sujeto tiene que luchar con la idea de si confiar en el
manipulador o defender lo que creen que sucedió. En este momento, el
manipulador se muda con razones para convencerlos de que las víctimas
imaginan cosas. Muchas veces, la víctima se ve tan profundamente afectada
que puede cuestionar su cordura.
Gaslighting es una táctica de manipulación gradual cuya gravedad y
frecuencia aumentan con el tiempo. A medida que comienza la gravedad, la
víctima experimenta confusión, depresión y ansiedad. Cuando finalmente
comienzan a dudar de su cordura y realidad, su autoestima se derrumba y se
vuelven dependientes del manipulador. En este punto, los manipuladores se
salen con la suya y ejercen dominio o cosechan los beneficios que estaban
buscando. Un ejemplo de Gaslighting es cuando, durante una discusión, una
persona se enoja y dice cosas tóxicas. Más tarde, cuando la discusión se
calmó, la persona que estaba enojada niega haber estado enojada y acusa a la
otra parte de mentir.

9. Destruyendo la autoestima
La autoestima es uno de los impulsores más importantes de los seres
humanos. Dependiendo de la naturaleza de la autoestima, una persona puede
ser fuerte o débil, feliz o triste. Los manipuladores son muy conscientes de
esto y, por lo tanto, atacarán la autoestima de su sujeto de la manera más
brutal. Alta autoestima significa que alguien está más consciente de sí mismo.
Tal persona sería difícil de manipular. Por lo tanto, el manipulador se
asegurará de destruir la autoestima de la víctima al resaltar sus debilidades y
menospreciarlas. Cuando se baja la estima, la persona se vuelve vulnerable a
la manipulación ya que su validación se vincula a fuentes externas.

10. Mentir
Mentir es probablemente la técnica de manipulación más utilizada. Todos
mienten de vez en cuando. Sin embargo, lo que distinguirá la mentira normal
de la manipulación es la intención, el grado y la consecuencia de la mentira.
Los manipuladores expertos mienten todo el tiempo y tienen variaciones de
mentiras que están diseñadas apropiadamente para situaciones específicas.
No sienten ningún remordimiento y, cuando lo hacen, lo ignoran y proceden
solo para alcanzar sus objetivos finales. Dirán cualquier cosa para salirse con
la suya. En definición, una mentira es una declaración falsa que se entrega
como verdadera.
Un manipulador mentirá en el caso de que sepan que decir la verdad reduciría
sus posibilidades de controlar a la víctima. Por lo tanto, elaboran las mentiras
de tal manera que atraen a sus súbditos y hacen que sea más difícil resistirse a
sus avances. Pueden mentir por comisión, que es la mentira típica donde todo
lo que una persona dice no es cierto. También pueden mentir por omisión por
lo que solo dirán la mitad de la verdad.

Las mejores personas asociadas con la mentira son los políticos. Si bien
algunos son genuinos y honestos, la mayoría son simplemente manipuladores
astutos que prometen a los votantes el cielo solo para ser elegidos. En la
mayoría de los casos, una vez que se sientan en los tronos, arrojan sus
promesas por la ventana y les hacen la vista gorda a las personas que votaron
por ellos.

11. Culpa
Los manipuladores experimentados pueden hacer que las personas se sientan
culpables por algo que no han hecho. Aprovechan el deseo y la conciencia de
ser una buena persona para ejercer control sobre ti. Estas personas saben que
las personas de buen corazón evitan maltratar a los demás, y esa es la
debilidad que explotarán.
A través de sus técnicas intrigantes, hacen que sus sujetos se sientan
culpables por no hacer algo que querían que se hiciera, pero era el derecho
del sujeto a aceptar o rechazar. Como vimos anteriormente en el libro, la
culpa es una de las emociones humanas más poderosas. Como tal, es una
herramienta favorita de los manipuladores.

Todos los tipos de culpa son emociones negativas. Como humanos, nos
sentimos mal con nosotros mismos cuando pensamos que hemos perjudicado
a alguien. También nos sentimos culpables cuando creemos que nuestras
acciones han hecho que alguien piense humildemente de nosotros.
Naturalmente, encontramos formas de disculparnos después de sentirnos
culpables de algo. El objetivo de disculparse es corregir el error y restaurar la
forma en que la otra persona nos percibe.
Hasta cierto punto, este acto de compensar a alguien puede convertirse en
manipulación. Esto se debe a que es más probable que hagamos lo que
complazca a la otra persona. Si la persona perjudicada es un manipulador,
entonces nos encontramos sentados directamente en su trampa. La sociedad,
la familia, la religión en las relaciones explotan la culpa y en todas partes hay
interacción humana.
Tomemos un ejemplo de un amigo que necesita pedir dinero prestado a su
amigo. Si el amigo insinuó que no pueden prestar el dinero, el prestatario se
mueve para evocar la culpa en ellos. Podrían decir: "Eres el único amigo al
que puedo contar sobre tales problemas. Sin embargo, dado que no puede
ayudarme, solo tendré que descubrir cómo ganar mi propio dinero sin pedir
prestado. Pensé que estabas muy cerca. En este caso, el amigo podría sentirse
culpable por no ayudar a alguien que los retrata como conocidos.

12. Amenazas
Una de las peores cosas que un manipulador puede sufrir es tener un falso
sentido de derecho, grandiosidad y superioridad. Cada vez que se percibe que
una víctima ha cometido tal violación, se la amenaza. El manipulador recurre
a hacer demandas irrazonables a la víctima mientras promete alguna forma de
castigo por no cumplir con sus estándares. Si la víctima siente que la
amenaza podría afectarla significativamente, no tiene otra alternativa que
hacer lo que el manipulador quiere.
Cada vez que un manipulador se encuentra en desacuerdo con alguien,
intentan quitarle al sujeto el derecho de tomar decisiones. Para hacer esto,
utilizan un enfoque que infunde miedo en la otra persona si no están de
acuerdo o no cumplen con sus demandas.
Cada vez que no están de acuerdo con una persona, se les ocurren ultimátums
egoístas, que siguen el mantra de "¡si no haces esto, entonces lo haré!"

13. Triangulación
La triangulación es otra arma súper efectiva utilizada para manipular a las
personas. El manipulador involucra a un tercero en su relación con las
personas. Su objetivo es hacer que su sujeto sea consciente de que hay un
tercero que puede ser utilizado para reemplazarlos en cualquier momento.
Una vez que se establece la inseguridad, la víctima se ve obligada a obedecer
todos los deseos del manipulador por temor a perderlos y / o ser
reemplazados. Es posible que el tercero no se represente directamente como
igual a la víctima, pero el manipulador se asegura de que la víctima sepa que
existe otra persona a quien le gusta la persona tóxica. Si la víctima pregunta
acerca de la tercera parte, se la considera insegura, celosa o insensible. Si
llega a este punto, el manipulador tiene a la víctima bajo control. La víctima,
por otro lado, intenta hacer un mayor esfuerzo para complacer al manipulador
para que pueda mantenerlo cerca.
La triangulación es muy común en las relaciones. Una persona insegura
señalará a un tercero a su amante como una "advertencia" de que no le
importaría perder a su amante.
El manipulador también puede coquetear con otra persona en presencia de su
pareja o hacer comparaciones, lo que de alguna manera degrada a su amante.
Su objetivo es evocar celos o argumentos, que luego usan como la razón para
terminar una relación y culpar a la víctima.
14. Acondicionamiento
Las personas manipuladoras usan el acondicionamiento, una forma de
entrenamiento a través de recompensas y / o castigos. Cuando una persona
tóxica quiere apoderarse de la vida de alguien, persigue los rasgos y
actividades que hacen que la víctima disfrute de una vida plena. Mejor dicho,
intentan reemplazar lo que alguien alguna vez disfrutó consigo mismo. Por
ejemplo, pueden sabotear las metas de uno o arruinar sus relaciones con otras
personas. Una vez que han logrado eliminar estas cosas, se mudan para hacer
que el sujeto dependa de ellos para la realización de la vida. Esta es la versión
humana del entrenamiento del perro Pavlov en el que una persona está
condicionada con el tiempo hasta que detesta algunas de las cosas que una
vez alegraron sus vidas.
Las personas tóxicas condicionan a otros para que puedan tener toda su
atención. Observan constantemente todo lo que sienten que podría limitar el
control que tienen sobre los demás y erradicarlo.
Sus acciones cambian a las personas hasta el punto de aislarlas de sus seres
queridos. También pueden sabotear sus actividades económicas, por lo que la
víctima se vuelve dependiente de ellas. De manera concisa, el narcisista
quiere convertirse en el centro de la víctima. Un buen ejemplo de
condicionamiento es la psicología del culto. Los líderes en algunos cultos
aíslan a sus miembros de la sociedad y pueden trasladarlos a áreas apartadas
donde no pueden trabajar o interactuar con otras personas. Comienzan a
proporcionarles alimentos y otras necesidades, por lo que los miembros
dependen únicamente de ellos. Con el tiempo, los miembros ya no quieren
valerse por sí mismos. Del lado del culto, perciben a los miembros como sus
robots que no vivirían un día sin ellos.

15. Tratamiento silencioso o ley del hielo


El tratamiento silencioso también se conoce como retención o muro de
piedra. Es el acto por el cual una persona, al sentir que la ha perjudicado,
corta la comunicación y luego aplica retraimiento físico o emocional para
expresar su decepción. Esto es algo que experimentamos principalmente
cuando crecíamos. Cuando éramos niños, si nos negaban algo o cuando
nuestros padres nos castigaban, nos enfurruñaríamos y nos retiraríamos de
ellos hasta que nos lo compensaran. Estoy seguro de que puedes recordar
esto. ¡Alguna vez fuimos unos pequeños manipuladores!
Bueno, podríamos haber sido manipuladores, pero no era tóxico. El
tratamiento con frío se convierte en manipulación tóxica cuando comienza a
transmitir desprecio y menosprecio. Un manipulador está transmitiendo el
mensaje de que una persona no merece su consideración, amor, atención, etc.
La insinuación indirecta es que la víctima es insignificante y que pueden
existir sin ella. Si tienen éxito, la víctima se siente avergonzada e impotente.
Los psicólogos, de hecho, se refieren al tratamiento del frío como tortura
porque los humanos necesitan reconocer su existencia, especialmente por las
personas más cercanas a ellos. Si bien el tratamiento con frío es una falta de
comunicación, es, de hecho, una comunicación fuerte con la que juegas a la
manera del manipulador o continúas sufriendo.

16. Venganza pasiva-agresiva


La venganza pasivo-agresiva es de alguna manera similar al tratamiento frío
en que el manipulador ignora parcialmente a la víctima como una forma de
castigo. La única diferencia es que, en lugar de cortar la comunicación por
completo; los manipuladores actúan de manera terca. Ponen sonrisas falsas
para insinuar que no se ofenden, pero sus acciones, como el lenguaje
corporal, cuentan una historia diferente. Si la persona oprimida intenta
acercarse al manipulador, el manipulador tiene una falsa razón para alejarse.
Del mismo modo, si la víctima intenta hablar con ellos, el manipulador puede
responder con rudeza. Pretenderán olvidar las cosas solo para castigar al otro.
Peor aún, en lugar de hablar sobre los problemas con la persona afectada,
recurren a apuñalar por la espalda.

17. Confundiendo la realidad


Las personas que se encuentran en manos de manipuladores experimentados
encuentran sus diferentes opiniones transformadas en irracionalidad. En
términos más simples, cuando no está de acuerdo con una persona tóxica,
volverá a enmarcar lo que haya dicho que parezca atroz y absurdo. Por
ejemplo, si te enfrentas a ellos para hablar groseramente contigo, te dan
declaraciones como: "¿Así que crees que eres perfecto a diferencia de mí,
¿eh?" Esta técnica se conoce como realidad confusa o falsa. Su objetivo es
evocar la culpa, pero todo lo que una persona hizo fue expresar sus
sentimientos.
En la mente de un manipulador, piensan que pueden leer las mentes de los
demás y conocer sus intenciones. Esto explica por qué saltan a conclusiones
basadas en su propia realidad en oposición a los hechos. Podemos referirnos a
este comportamiento como poner palabras en la boca de las personas y
culparlas por ello.
Según la psicología, los manipuladores entienden su naturaleza oscura y se
moverán rápidamente para acusar a otras personas de pintarlos como de
naturaleza oscura. En resumen, el acto de confundir la realidad es para ellos
una forma de defensa propia.
18. Control mental
Además de controlar a la persona físicamente, los manipuladores son
maestros en el control mental. Son conscientes de que al tomar el control de
las emociones de una persona y jugar con ellas, tienen el control total de sus
vidas. Esto explica por qué las personas tóxicas crean situaciones inexistentes
desde el aire para desequilibrar a otros. Presentarán constantemente
desacuerdos seguidos de ira basada simplemente en las percepciones que
existen en sus mentes. La retirada es una forma de control mental. Un
manipulador sabe que, al alternar entre dos personalidades, pueden privar a
sus víctimas de seguridad y seguridad psicológica. Cuanto más poder tiene
una persona sobre otra, menos probable es que la víctima se dé cuenta de que
está siendo abusada.

19. Anulando la fuerza de voluntad


La fuerza de voluntad es la determinación, el impulso, el control, la disciplina
o el esfuerzo propio para hacer algo.
Los estudios demuestran que las personas con puntajes altos en fuerza de
voluntad son mejores para regular su atención, emociones y
comportamientos. Es esta capacidad distintiva de administrar su vida lo que
los hace excelentes para lograr sus objetivos. Para el manipulador, la fuerza
de voluntad es tan amenazante como la buena autoestima, ya que afectaría su
tasa de éxito en el control de sus posibles víctimas. Por lo tanto, justo cuando
se mueven para atacar la autoestima, implementan tácticas para cancelar la
fuerza de voluntad de una persona antes de invadir sus mentes.
Para anular la fuerza de voluntad de sus objetivos, el manipulador primero
identifica los pilares más fuertes sobre la víctima. Si la víctima retrata una
fuerte determinación, idean medios para desalentarla, como cambiar los
postes de la portería. Cuando una persona que está satisfecha con su
determinación se siente como si fuera insuficiente, podría perder el impulso.
La pérdida del poder de automotivación expone a la víctima a la
manipulación, que de otro modo hubiera sido imposible cuando tuvieran una
fuerza de voluntad fuerte. Una vez que la fuerza de voluntad se ha ido, la
víctima es propensa a seguir las formas del manipulador, que a menudo
causan daño.

20. chantaje
El chantaje es otra técnica favorita aplicada en el proceso de manipulación.
Este es el acto de usar amenazas injustificadas para ganar ventaja o satisfacer
las demandas de uno. También equivale a la coerción. El manipulador utiliza
este método para forzar a un sujeto a que lo desee o obtenga algo que desee.
Para que este método tenga éxito, el manipulador tarda un tiempo en estudiar
a la víctima. Aprenden rasgos personales y secretos que causarían daño al
sujeto si se exponen. Por ejemplo, un hombre puede amenazar con revelar un
secreto sucio sobre una mujer si no tiene relaciones sexuales con ella.
Algunos manipuladores podrían llegar a amenazar con dañar físicamente a
los sujetos o sus seres queridos si no cumplen con sus demandas.
Un ejemplo a gran escala de chantaje es cuando los secuestradores toman a
una persona como rehén y exigen rescate u otros favores. Amenazan con
matar al rehén si se violan los ultimátums que dan en la entrega del rescate.
En tales casos, los secuestradores estudian personas y es probable que
apunten a individuos ricos. El acto de tomar a un ser querido está destinado a
causar un colapso emocional como el miedo o la desesperación, lo que obliga
a las personas afectadas a cumplir con las demandas de los secuestradores.
21. avergonzar
La vergüenza es una herramienta efectiva utilizada por los manipuladores
para atacar la autoestima y la fuerza de voluntad de las víctimas. Un
manipulador estudia los temas de los que la víctima está orgullosa y los ataca.
Al menospreciar y / o hacer que la víctima sienta que tomó malas decisiones
y que debería avergonzarse de ellas, se pierde el orgullo y el sentido de sí
mismo que la víctima puede tener. A las personas tóxicas les gusta conocer
las cicatrices y heridas de las personas, ya que pueden ser un poderoso
arsenal para usar cuando llegue el momento. Los manipuladores pueden ser
tan despiadados que pueden atacar heridas como el abuso en la infancia para
traumatizar a sus víctimas.
Cuando llega el momento de atacar a la víctima, el manipulador hace que la
víctima sienta que se merece el trauma. También pueden hablar
deliberadamente sobre sus propias experiencias infantiles, que fueron
increíbles como una forma de hacer que las víctimas se sintieran indignas y
deficientes. A medida que emplean esta técnica, observan que la víctima se
debilita y, una vez terminada, comienzan su proceso de manipulación.
Podrían pretender consolarlos mientras que en realidad los condicionan. La
víctima, temiendo que el manipulador pueda revivir las heridas crónicas;
hacer todo lo posible para complacerlos siempre

22. Campañas de difamación


A veces, una persona tóxica no podrá controlar la forma en que las personas
se perciben a sí mismas. En lugar de rendirse, intentarán controlar la forma en
que otras personas los ven. Las campañas de difamación están diseñadas para
ensuciar la reputación de una persona por parte de un tercero. La explicación
de tal comportamiento es garantizar que la víctima no tenga una red de apoyo
en la que recurrir en caso de que decida cortar los lazos con el manipulador.
Pueden recurrir a acosar y acosar a las personas cercanas a la víctima para
poder decirles cosas malas sobre el tema.
Los manipuladores cotillean y crean historias sobre otros para representarlos
como agresores, mientras juegan el rol de mártir o víctima. Implican que, si
las personas se asocian con el tema, corren el riesgo de adquirir los rasgos
"malos" de ellos. Tales movimientos están cuidadosamente diseñados de tal
manera que cuando la víctima reacciona, el manipulador puede usar las
reacciones para demostrar que son víctimas.
Claramente, existen infinitas técnicas que los manipuladores pueden aplicar
para ejercer su control sobre los demás. En este capítulo, podemos ver los
trucos mentales que usan, así como las posibles consecuencias de ser
manipulados.
Si bien estos no son indicadores precisos de que la manipulación está
ocurriendo, la manifestación de uno o más de ellos podría ser una señal de
alerta. La mejor manera de mantenerse a salvo de los manipuladores es saber
cómo defenderse de su influencia. Algunos métodos preventivos serán
discutidos en el próximo capítulo.
Capítulo 8: Cómo defenderse de las técnicas de manipulación

Hemos llegado al capítulo final de nuestro libro. En este punto de su lectura,


supongo que tiene una comprensión clara de la manipulación con respecto a
lo que es, cómo sucede y las técnicas involucradas. Tal vez estás leyendo este
libro porque has sido manipulado o sientes que te están manipulando.
Cualquiera sea la situación, hemos llegado al capítulo más importante:
aprender a defendernos de los manipuladores. Cuando las personas se dan
cuenta de que han sido manipuladas, pueden sentirse avergonzadas, débiles,
usadas o estúpidas. En general, ser manipulado apesta, especialmente después
de darnos cuenta de que hemos sido utilizados inconscientemente para ayudar
a otras personas a promover sus agendas egoístas.
La manipulación crónica puede tener efectos devastadores en las víctimas. El
efecto más obvio es que la persona afectada desarrolla un mal presentimiento
sobre sí misma y el mundo. Esto es cierto, especialmente para las personas
que han sido manipuladas y que sus cuerpos o mentes fueron abusados.
Algunas personas dejan de confiar en todos y en todo por miedo a ser
manipulados nuevamente. Nadie quiere que sus visiones del mundo se vean
afectadas negativamente por los intrusos.
De todos modos, hay algunas buenas noticias. La buena noticia es que, así
como podemos poner en práctica medidas para evitar que nos enfermemos,
también podemos implementar algunas para prevenir y desalentar la
manipulación. La manipulación solo nos afectará si lo permitimos o si no lo
reconocemos antes y mientras sucede. Por eso me referí a este capítulo como
uno de los más importantes. Al identificar la manipulación antes de que
ocurra, podemos retener el control sobre nuestras vidas. Incluso si ya estamos
siendo manipulados aplicando estas tácticas efectivas contra la manipulación,
podemos superar el vicio y reclamar nuestras hermosas vidas.
Vamos a discutir 18 poderosas formas de evitar o revertir la manipulación.
Algunas de las ideas que destacaremos podrían no ser deseables o efectivas
en cada situación. Sin embargo, con cerca de 18 sugerencias, seguramente se
conformará con algunas, que serán sus mejores apuestas contra estos
controladores mentales maliciosos. Dicho y hecho, pasemos directamente al
primer método para evitar la manipulación.

1. Comprende tus derechos


La razón principal por la que sentirá que alguien lo está manipulando es
porque sentirá que se han violado sus derechos.
Sin embargo, es posible que no se dé cuenta de que alguien lo está
manipulando si no tiene idea de los derechos fundamentales a los que tiene
derecho. Siempre y cuando se apegue a su carril y no dañe a otras personas ni
interfiera con sus vidas, permanecerá en el lado seguro. Los derechos
fundamentales son los límites aceptables que definen la medida en que una
persona puede afectar la vida de otra. Por lo tanto, una de las formas más
efectivas que pueden ayudarlo a mantener alejados a los manipuladores es
comprender dónde comienzan y terminan sus derechos. A continuación, se
presentan algunos de los derechos humanos fundamentales comunes.
• Toda persona tiene derecho a que se le otorgue respeto. Si te das cuenta de
que alguien te está faltando el respeto, podría ser una señal de manipulación.
• Toda persona tiene derecho a determinar sus prioridades. Si decides
priorizarte, nadie debería tratar de interferir con eso.
• Todos tienen el libre albedrío para expresar sus deseos, opiniones y
sentimientos. Como ya hemos visto, la manipulación ocurre quitando el libre
albedrío.
• Todos tienen derecho a rechazar algo sin que se les haga sentir culpables.
Esto es muy importante porque si te das cuenta de que no quieres algo, debes
decir "no".
• Toda persona tiene derecho a tener opiniones que difieran de las de los
demás. Los desacuerdos son normales. Por lo tanto, nadie debe maltratarte de
ninguna manera por tener opiniones diferentes.
• Toda persona tiene derecho a crear y vivir su propia vida sana y feliz. En
resumen, si algo amenaza con quitar esto de inmediato, como una amistad
tóxica, tiene derecho a reducirlo.
Finalmente, y muy importante para nuestro tema de evitar la manipulación,
todos tienen el derecho de protegerse de ser amenazados emocional, física o
mentalmente. En caso de que sienta que se está violando este derecho, no
dude en oponerse y aléjese.

2. Mantenga su distancia
Es fácil detectar un manipulador porque tienden a cambiar sus colores cuando
se enfrentan a diferentes situaciones o cuando interactúan con diferentes
personas. Como humanos, se nos permite adaptarnos a situaciones y
personas.
Sin embargo, con las personas tóxicas, sus variaciones son extremas. Un
manipulador puede ser muy educado cuando está contigo, pero cuando se
encuentran con alguien a quien tienen menos respeto, se transforman en
demasiado groseros o agresivos con ellos. Del mismo modo, pueden parecer
impotentes en un momento, pero se vuelven muy controladores en el
siguiente. Esta es una señal de alerta segura de que la persona es inestable y
poco confiable y que solo será cuestión de tiempo antes de que le extiendan
lo mismo.
La mejor reacción cuando te encuentras con esa persona es mantener una
distancia saludable. Una distancia saludable significa que no necesariamente
los cortarás por completo, pero no te pondrás en situaciones que puedan
facilitar que te controlen. Debes evitar involucrarte con esa persona tanto
como puedas, y solo hacerlo cuando sea absolutamente necesario. Hemos
visto que los manipuladores crónicos lo hacen por complicaciones
psicológicas, y podría ser más fácil evitarlos que tratar de cambiarlos. Sin
embargo, esta es una elección personal, ya que la persona puede ser conocida
y puede sentir la necesidad de ayudarla a salir de su mal hábito.

3. Comprenderlos
Es muy importante comprender que la manipulación puede ser una
manifestación de un problema psicológico.
Si comprende algo, puede determinar cómo lidiar con eso. Por ejemplo, no
regañamos a los bebés por ensuciar su ropa o mantenernos despiertos toda la
noche porque sabemos que está más allá de su control. A medida que crecen,
estos hábitos mejoran. De la misma manera, debe ver a un manipulador como
alguien que está experimentando un problema consigo mismo. Las personas
manipuladoras tienden a poseer baja autoestima, menor fuerza de voluntad,
razones inciertas para vivir y un impulso irresistible de caos y drama.
Dicho esto, no debes tomar lo que hacen o decir ofensivamente. Su forma de
expresión se ve afectada de tal manera que no va bien con las personas
normales. Una de las razones por las que pueden tener la tendencia a
controlar a otros es que se sienten inferiores y necesitan lastimar a otros para
que puedan sentirse mejor. Otros ni siquiera se dan cuenta de que sus
acciones afectan a otros porque les falta empatía. En resumen, si entendemos
que la manipulación es una forma de la enfermedad, entonces podemos tomar
cualquier enfoque de manipulación a la ligera. De esta manera, el
manipulador no gana ningún poder o control sobre nosotros.

4. Oculta tus debilidades


En la parte de introducción de este capítulo, dijimos que la manipulación solo
ocurre si lo permitimos.
Una forma de permitir que suceda es permitir que los extraños conozcan
nuestras debilidades. La agenda de un manipulador suele ser descubrir las
debilidades de sus víctimas y utilizarlas para evocar la sensación de
insuficiencia, culpa, vergüenza, culpa o debilidad. Por lo tanto, no a menos
que sea muy necesario, o la persona a la que se está abriendo ha demostrado
ser real y confiable, siempre mantenga sus debilidades ocultas. La desventaja
de abrirse incluso a amigos reales es que nunca se sabe cuándo podría
terminar la amistad.
Hasta cierto punto, compartir nuestras debilidades ni siquiera es necesario.
Las debilidades son parte del ser humano, y todos tienen una parte de lo
mismo. Por lo tanto, si puede mantener el déficit para usted y sentirse
satisfecho con él, puede ser la mejor defensa contra la manipulación. Después
de todo, todos tienen sus defectos y no andan predicando sobre ellos. Una vez
que el manipulador no tiene atajos para acceder a nuestras emociones más
poderosas, no puede invadir nuestras vidas. En resumen, sepa qué compartir
con los demás y qué mantener solo entre usted.
5. No pida permiso
En nuestra educación, se nos enseña a pedir siempre que se hagan cosas por
nosotros.
Tuvimos que pedir comida en lugar de prepararla nosotros mismos. También
tuvimos que pedir permiso antes de salir o dormir en las casas de amigos.
Solicitar permiso tenía la intención de mantenernos en buena posición con
todos al evitar hacer lo que de otra manera los ofendería.
Desafortunadamente, este entrenamiento condujo al condicionamiento
mediante el cual hacer algo; necesitamos buscar permiso o validación incluso
como adultos. Los manipuladores se han aprovechado de este amable gesto y
lo han convertido en su artillería. Quieren que nos sintamos atados a ideales y
reglas imaginarias que debemos consultar con alguna autoridad antes de
tomar medidas. Peor aún, se instalan como estas autoridades, que debemos
consultar.
Honestamente, pedir permiso, especialmente para hacer cosas en la vida
personal de uno, está desactualizado. Ya es hora de que dejemos de
preocuparnos por las opiniones de los demás con respecto a nuestras
decisiones de vida. De lo contrario, si necesitamos que otros aprueben o
desaprueben todas nuestras decisiones, seremos arrojados a un abismo de
encierro.
Por ejemplo, los padres no deben decidir con quién se casarán sus hijos. Si
bien esto solía ser un gesto amistoso en el pasado, las cosas han cambiado.
Los matrimonios arreglados corren el riesgo de enfrentar a dos personas que
no tienen conexión entre sí.
Tales relaciones se sienten como prisiones para ambos socios y, por lo
general, terminan en un desastre. Por lo tanto, para evitar manipulaciones de
este tipo, debemos tomar nuestras decisiones sin buscar las opiniones de otros
(manipuladores).

6. Ignore a los manipuladores


Si no puede alejarse de una persona que ya sabe que es manipuladora, aplique
el escudo de la ignorancia. Uno de los errores que cometemos al tratar con
esas personas es prestarles la atención que tanto desean. Una vez que reciben
la atención, ganan ventaja al iniciar el proceso de envenenamiento mental.
Por lo tanto, si ve o sospecha que una persona manipuladora está haciendo
movimientos hacia usted, simplemente ignórelos. Por ejemplo, si alguien le
hace demasiados cumplidos, pero aún no los conoce, recurra a ignorarlos.
Puede decirles que los cumplidos son suficientes e ignorarlos de ahora en
adelante.
Un riesgo de ignorar a las personas manipuladoras es que podría
desencadenar una mayor agresividad en ellas. Usualmente están peleando con
sus seres internos y desatarán la ira si sienten que están siendo ignorados.
Esto no significa que no deba aplicar la ignorancia cuando sea necesario. En
el lado positivo, puedes ignorarlos, esperando que su lado humano siga vivo.
Cuando una persona normal se siente ignorada, retrocede y detiene sus
avances. Por lo tanto, suponga que esta es la respuesta que darán. Si recurren
a la agresión, puede tomar las medidas adecuadas, como denunciarlos.
Entraremos en este punto más tarde.

7. Juzga a tu juez
Eres la única persona en este universo que se conoce a ti mismo de la mejor
manera. Incluso si los científicos te estudiaran durante una década, nunca te
entenderían tanto como tú te entiendes a ti mismo. ¿Estás de acuerdo? Bueno,
si dijiste que sí, entonces aprende a confiar en ti mismo y detiene la narrativa
de dudar de tus decisiones o instintos. Has aprendido que un manipulador
trata de sembrar dudas en ti a través de técnicas como hacer locuras, torcer la
realidad, mentir y gaslighting. Si estudia bien estos métodos, se dará cuenta
de que todos están vinculados a la duda. En resumen, si confías en otras
personas más que en ti mismo, es una receta para la manipulación.
La mejor manera de comenzar a confiar en ti mismo es quitando el poder de
los demás para definirte. En este mundo, todos los que conoces tienen una
opinión diferente sobre ti. Imagina lo que sucedería si creyeras todo lo que
todos los que conoces dijeron sobre ti.
No solo estarías confundido sino también herido. Por lo tanto, concéntrate en
tu propia comprensión de ti mismo e ignora lo que otras personas piensan o
dicen sobre ti. Una vez que tienes fuertes creencias sobre ti mismo, es difícil
que las personas manipuladoras interfieran contigo. Sus creencias actúan
como el escudo contra la invasión tóxica.

8. Registro de interacciones de personas tóxicas


Probablemente haya comenzado a ver esto como un método que es un poco
exagerado, pero confíe en mí; Podría salvarte la tortura psicológica. Recuerde
que dijimos que las personas manipuladoras tienen la costumbre de decir
cosas y luego negarlas. También podrían decirte o hacerte cosas malas y
luego cambiar las tornas, para que termines siendo el malo. Para superar tales
incidencias, puede registrar las interacciones con las personas que ha
identificado como manipuladoras. Piénsalo; si proporcionó evidencia de que
alguien dijo algo mientras estaba al frente de negarlo; no solo los
avergüenzas, sino que también los desalientas de repetirlo.

En el mundo actual de los teléfonos inteligentes y las computadoras, grabar


un chat o una conversación telefónica es tan fácil como presionar un botón.
Puedes mantener las conversaciones que tienes con personas sospechosas.
Durante algo así como una llamada, cuando comienza la manipulación, puede
comenzar a grabar.
Incluso en conversaciones cara a cara, si alguien intenta chantajearlo, puede
tocar secretamente la conversación usando su teléfono o dispositivos
discretos. Si alguna vez llega a un punto, donde comienzan a negar decir o
hacer algo, proporcione la evidencia. Esto es suficiente para silenciarlos
permanentemente.

9. Siempre aprovecha nuevas oportunidades


La sociedad actual quiere que las personas se queden atrapadas en el mismo
juego y almacenen todos sus huevos en una canasta. Las personas que nos
rodean están ocupadas diciéndonos qué hacer y qué esperan de nosotros. Para
ellos, trabajar, tomar una hipoteca, casarse a los 25 años y hacer lo mismo
que todos hacen es lo correcto. Para ellos, ser ambicioso es desviarse de la
forma correcta de vida, y comienzan a verte como un paria. Esta es una forma
compleja de manipulación, ya que quieren influir indirectamente en su vida y
hacerla lo más predecible posible. Una vida predecible es fácil de invadir y
controlar.
Las personas ambiciosas son, a veces, vistas como codiciosas, egoístas,
orgullosas y arrogantes. No es raro tener estos nombres marcados en personas
trabajadoras. El truco para evitar este tipo de control mental es seguir
aprovechando nuevas oportunidades y permanecer impredecible.
Perseguir nuevas experiencias, construir nuevas relaciones, iniciar nuevos
negocios y solicitar mejores trabajos mantiene a una persona independiente y
en control de sus vidas. Cuando alguien es impredecible y tiene el control
total de sí mismo, las personas manipuladoras no pueden derribarlo. Por lo
tanto, aproveche cualquier oportunidad nueva que se presente y no le importe
lo que otros digan.

10. Exponerlos
Es posible que un manipulador haya controlado a las personas durante un
largo período de tiempo porque nadie las ha confrontado. Esta es una
suposición, pero no hace que el método sea menos efectivo. Los
manipuladores también pueden ser acosadores, y los acosadores son personas
débiles que torturan a otros que se sienten impotentes ante ellos. En resumen,
no dejes que el manipulador sienta que sabes que te está usando, sino que
temes hablarlo. Permitirles que continúen sin interrupción solo aumentará su
poder sobre usted, así como la gravedad de su comportamiento. Cuando
quede claro que alguien está tratando de meterse con su mente, hágales saber
que se siente incómodo con eso.
Señalar el comportamiento del manipulador podría tener varios efectos
positivos. Primero, se darán cuenta de que estás lo suficientemente despierto
como para darse cuenta de que están intentando engañarte.
Las personas tóxicas odian y temen a las personas con una fuerte conciencia
y autoestima. En segundo lugar, al llamarlos, puede ser la primera persona
que los ha enfrentado. El impacto de ser descubierto más la vergüenza que
conlleva puede ser un elemento disuasorio lo suficientemente fuerte. Si este
es el caso, podría obligarlos a darse cuenta del alcance de su comportamiento.
Asumiendo que no son manipuladores crónicos, pueden cambiar sus formas.
11. Atacar su centro de gravedad
No debes confundir esta sugerencia como una forma de convertirte en un
manipulador. De hecho, sugiero que no use este método hasta que esté muy
seguro de que alguien lo está manipulando. Si no lo haces, podrías convertirte
en un manipulador equivocado si atacas a una persona inocente. Déjame
llevarte un poco para que puedas saber cómo usar este método con precisión.
Una persona puede manipularte si cree que tiene algo que te falta. Un
empleado podría manipular a su jefe porque tiene una habilidad
"insustituible". Tu amigo también podría manipularte porque tiene más
dinero que tú.
Las ventajas que estas personas sienten que tienen sobre otras es a lo que nos
referimos como su centro de gravedad. Si esto no existiera, el manipulador no
tendría ventaja sobre los demás. Por lo tanto, debe descubrir qué los hace
sentir más poderosos que usted.
Supongamos que su amigo lo intimida porque tiene más dinero. Lo que
puedes hacer es hacer los tuyos y dejarlos solos. Del mismo modo, un jefe
puede encontrar a alguien con la misma habilidad, o mejor, que el
manipulador y despedirlo. Una vez que el centro de gravedad queda
impotente, crea un equilibrio y no puede suceder ninguna manipulación.

12. Evita los apegos emocionales


Este enfoque es fácil de decir que hacer, especialmente si descubres
demasiado tarde que has sido manipulado. También sería difícil de aplicar si
el manipulador es bueno para ocultar sus verdaderos colores al principio. De
todos modos, debemos aprender a separar nuestras conexiones emocionales
con las personas que sentimos que nos están agotando. Bueno, hay banderas
rojas cuando un manipulador está a punto de atraparte. Una es que forzarán
sentimientos prematuros. Por ejemplo, una persona que acabas de conocer
hace dos días debería sonar sospechosa si comienza a decir cómo harías una
gran pareja. Sería suicida tragarse este cebo e iniciar un vínculo emocional.
Por lo tanto, tómese más tiempo antes de permitir que nuevas personas lo
atrapen con emociones.
En caso de que ya esté apegado a una persona tóxica, debe trabajar para
eliminar el vínculo. Darse cuenta de que alguien lo ha estado usando debería
ser lo suficientemente decepcionante como para derretir la conexión.
Cada vez que su mente o corazón intente darles la bienvenida, recuerde lo
que le han estado haciendo. Con el tiempo, habrás condicionado tu mente
para eliminar la conexión emocional. Si debe mantener la conversación,
manténgala civilizada y aléjese cada vez que intenten establecer algo más que
eso. Las conexiones emocionales son las herramientas favoritas del
manipulador. ¡Destruyelos!

13. Termine con relaciones perjudiciales


Los manipuladores pueden ser las personas más cercanas a nosotros, como
familiares, cónyuges, amigos, hermanos, maestros, etc. Esto seguramente
dará miedo, pero es la verdad cruda. Inmediatamente te das cuenta de que
alguien cercano a ti lo está intentando o ya te ha manipulado, debes cortar la
relación. Muchas personas tienen miedo de dejar de fumar debido a sus lazos
con ellos, pero si eres consciente del daño que puede causar la manipulación,
no dudarás. Si una novia necesita dinero o regalos a cambio de amor o sexo,
debe dejarlos ir. Si un padre lo menosprecia al compararlo con otras
personas, puede alquilar un lugar para darles espacio y mantener el respeto.
Dejar de fumar no debería ser la respuesta inmediata, pero, dado que la
manipulación puede ser un problema muy arraigado, tratar de resolverlo
podría empeorarlo.
Sin embargo, puede intentar hablar con la persona cercana sobre el
comportamiento y pedirle que lo mejore. Si esto falla, tiene todas las razones
para irse. Las relaciones cercanas deben ser de apoyo y no destructivas.
Necesitamos personas que equilibren y nutran nuestras emociones en lugar de
destruirlas. Al final del día, no importa cuán cerca te sientas de alguien, si es
destructivo, debes protegerte. Cualquier persona, sin importar qué tan cerca
esté de usted, debe ser reemplazada si resulta ser tóxica.

14. Reaccionar: no adaptarse


La peor forma de injusticia que puedes cometer es adaptarte a ser
manipulado. Un jefe manipulador quiere que te reportes a trabajar a las 8 de
la mañana todos los días y que trabajes para el maní mientras rompen los
bancos. Tu novio tóxico quiere que corras a casa después de la escuela para
que puedas cocinar para ellos y hacerlos sentir como reyes mientras se relajan
en el sofá y beben whisky. Adaptarse a la manipulación lo debilitará aún más
y despertará más demandas en la persona tóxica. Es la forma más segura de
permanecer encerrado en una caja y controlado por la eternidad. En algún
momento, renueva el límite y defiéndete.
Cuando reaccionas, se rompe la monotonía de seguir siempre instrucciones
ciegas.
En lugar de convencer a tu mente y a tu cuerpo de que puedes soportar el
abuso, busca formas de ser diferente. Hemos escuchado historias de esposas
que son golpeadas hasta casi la muerte, pero soportan el abuso porque aman a
sus esposos o quieren que los niños crezcan con ambos padres presentes. La
mejor reacción en situaciones como estas sería hablar con profesionales como
consejeros sobre cómo avanzar sin el abusador. Se deben tomar medidas lo
antes posible antes de que la mente se adapte a la manipulación debido al
control y la repetición. La gente solo nos trata como se lo permitimos.

15. Poseer un gran sentido de propósito


Una persona que es conducida por el destino es más difícil de controlar y
engañar. Una de las razones por las altas tasas de éxito de los manipuladores
es que muchos de nosotros carecemos de un sentido de propósito. Incluso
cuando lo hacemos, tiende a ser insuficiente. Alguien que no tiene un destino
y un sentido de dirección puede hacer cualquier cosa y creer las cosas
fácilmente ya que no tienen metas y planes específicos. Si un manipulador
alguna vez se encuentra con esa persona, balancearla es una tarea simple.
Cuando carece de sentido de propósito, no tiene idea de por qué vive o hacia
dónde se dirige su vida. Para el manipulador, eres un recipiente vacío que
pueden llenar con su malicia.
Por lo tanto, para mantener la manipulación y el control alejados, debe tener
un camino claro en la vida, lo que conduce a un objetivo específico. Con este
plan simple, te volverás más difícil de distraer. Una forma de saber si no tiene
un sentido de propósito es evaluar cuánto tiempo usa en los reality shows,
chismes de celebridades, fiestas, lugares de reunión no controlados y otras
actividades no tan beneficiosas. Si usa mucho tiempo en eso, significa que su
vida tiene un vacío que intenta llenar con estas actividades. Por lo tanto, es
probable que abrace a un manipulador cuando se le acerque con "planes", sin
saber que lo usarán mientras destruye su vida. Cuando esté seguro de su
destino y el camino para llegar allí, nadie puede desviarlo o distraerlo.

16. Deja de ser un bebé llorón


Estoy obligado a decir que, si alguien te manipula una vez, ¡qué vergüenza!
Sin embargo, si te manipulan repetidamente, significa que eres un idiota. Un
idiota es alguien que deja que otros caminen sobre ellos. Un idiota es alguien
que se siente cómodo con ser un saco de boxeo o un chivo expiatorio para
otros. Cuando te conviertes en una persona que siempre está llorando por ser
utilizada y siempre culpando a otros por tus errores, se convierte en una
vergüenza.
En el momento en que te des cuenta de que alguien está haciendo negocios
sospechosos con tu vida, hazte cargo de inmediato y no esperes a lastimarte
para que puedas comenzar a llorar. Muy pocas personas a su alrededor se
preocupan por lo que siente, por lo tanto, depende de usted lidiar con el
problema directamente y dirigir su vida.
Por enésima vez, las personas solo te manipularán si lo permites. Como
adulto, eres responsable tanto de tus fracasos como de tus éxitos. Si otras
personas te engañan fácilmente, entonces la culpa es tuya. Ya ves, todos
estamos de acuerdo en que existen personas negativas, ¿verdad? Entonces,
¿quién crees que te protegerá si no haces ningún esfuerzo por tu cuenta?
Como humanos, necesitamos aprender de nuestros errores. Lo que quiero
decir es, si has sido manipulado antes; no permita que vuelva a suceder.
Cualquiera que haga temblar tus instintos o que te haga cuestionar tu realidad
es venenoso. Muévete rápido y bórralos de tu vida. Libéralos y olvida que
existieron. Los llorones son vistos como personas irresponsables que aman
quejarse en lugar de hacerse cargo. ¡No seas uno!

17. Aprende a decir no


No tiene que estar de acuerdo con todo lo que se le arroja. Recuerde que
tomar decisiones independientes es uno de sus derechos fundamentales.
Su "no" no tiene que ser grosero sino diplomático. Por ser diplomático,
quiero decir decirlo y realmente decirlo. A las personas les gusta convencer a
los demás cuando ya les han dicho que no. Debe hacer que la gente entienda
que una vez que toma una decisión, es definitiva y no está abierta a debate.
Esto es a lo que nos referimos como establecerte como una prioridad y exigir
el respeto que mereces.
Es importante que cuando dices que no, no te haga sentir culpable. Las
personas sensibles entienden que cuando una persona rechaza algo, no es una
reacción personal sino una mera expresión de libertad. Los manipuladores
son personas testarudas a las que no les gusta ser rechazadas. Por lo tanto, al
tratar con ellos, hágales saber que ha tomado su decisión y que no cambiará
de opinión a toda costa. Si persisten, es posible que deba aplicar una técnica
adicional como tal, nuestro método final para evitar la manipulación:
establecer consecuencias.

18. Establecer consecuencias


Finalmente, puede haber intentado muchos de estos métodos para deshacerse
de una persona tóxica, pero siguen siendo persistentes. Es, de hecho, una
ocurrencia común cuando se trata de personas desorientadas como psicópatas
y narcisistas que son notorios manipuladores.
Cuando llegue a este punto, debe implementar las consecuencias.
Implementar una consecuencia en este contexto significa que se verá
obligado a utilizar un enfoque más severo para lidiar con la amenaza, ya que
todos los métodos diplomáticos han resultado inútiles.
Establecer consecuencias puede involucrar acciones suaves o duras. Las
acciones suaves incluyen cortar completamente a la persona, abandonar una
relación, detener algunos beneficios que la persona estaba obteniendo de
usted o cualquier otra acción que se sume a la terminación de la relación
existente. El divorcio es un buen ejemplo de establecer una consecuencia. Las
consecuencias difíciles deberían ser el último recurso, pero, sin embargo,
nunca dude en aplicarlas si es necesario. La dura consecuencia más obvia es
buscar asistencia externa, como denunciar a la persona ante las autoridades.
Cuando sienta que su vida o bienestar están bajo cualquier forma de amenaza
por parte de alguien, confíe en sus agallas y busque ayuda lo antes posible. El
establecimiento de consecuencias está destinado a poner fin a la
manipulación y obligar al infractor a restablecer el respeto necesario.
Siempre debe recordar que las personas tóxicas seleccionan los temas que
consideran débiles. Mientras el sujeto permanezca obediente y pasivos, los
manipuladores se mueven e interfieren con sus vidas.
Las personas tóxicas, por su parte, son cobardes llorones por dentro. Son
personas que buscan validar sus debilidades al menospreciar a otros. Sin
embargo, cuando los enfrentamos, a menudo retroceden. Es por eso que
necesita conocer sus técnicas y frustrarlas en su manifestación más temprana.
Si no detiene la manipulación, puede levantarse una mañana y preguntarse
quién o qué arruinó su vida. Tienes 18 sugerencias de este libro para
defenderte de ser manipulado. Úsalos.
Conclusión
Gracias por llegar hasta el final de Psicología Oscura y Manipulación.
Espero que haya sido informativo y capaz de proporcionarle todo el
conocimiento sobre psicología oscura y manipulación. Este es un tema con
poca información en línea, y que formó la base de mi motivación para
componerlo.
El siguiente paso es poner en práctica la comprensión que adquirió de la
lectura. A estas alturas, tiene la mejor información para comprender la
influencia emocional y el control mental. Este libro te lo dio en el lenguaje
más simple pero más efectivo. La influencia emocional y el control mental
han sido temas controvertidos con la mayoría de las personas
confundiéndolos por fenómenos extremadamente distintos. Sin embargo, se
ha explicado que son temas estrechamente relacionados en el sentido de que
la influencia emocional es un método utilizado en el control mental.
También estuvo expuesto a dos formas principales de control mental: el
engaño y la manipulación. Estas son herramientas comunes utilizadas por
personas tóxicas para aprovecharse de los demás. Después de leer este libro,
nadie debe caer en las trampas de tales personas nunca más. Los temas se
discutieron en gran detalle, y se proporcionaron ejemplos en cada etapa para
garantizar que pueda relacionar el conocimiento con acontecimientos de la
vida real.
Los capítulos más importantes de los libros discutieron los métodos probados
que se pueden utilizar para defendernos de la manipulación y el engaño. Con
suerte, serán efectivos para salvaguardar su mente y su vida en general.
Finalmente, si encuentra este libro útil de alguna manera, ¡siempre
apreciamos una reseña en Amazon!
Gracias por leer Psicología Oscura y Manipulación.