Está en la página 1de 3

Ventilación natural, basada en la diferencia de las presiones causadas por la acción dinámica del viento, por la diferencia de

temperatura (gradientes térmicos) entre dos masas de aire, o por la acción combinada de ambos.

El flujo de aire a través de un edificio es inducido por la diferencia de presiones producidas


por dos causas: la acción mecánica del viento exterior sobre los volúmenes y las aberturas
de ventilación (ventilación dinámica) y la diferencia entre las temperaturas del aire interior y
exterior (ventilación térmica). Esta última puede considerarse despreciable en la vivienda.
En cualquier caso el desplazamiento del aire se produce desde las zonas de mayor presión
hacia las zonas de menor presión.
Los elementos que propician la ventilación natural son:
las ventanas

las puertas

los conductos de ventilación

los respiraderos en las cubiertas

Estos elementos deben utilizarse formando parte de un sistema de ventilación, que defina el
movimiento del aire dentro del local.
Flujo de viento alrededor de los edificios.
Cuando el viento incide sobre un edificio se crea una zona de alta presión (positiva) en la fachada del terreno frontal al viento
(BARLOVENTO) y en la cubierta; al rodear al edificio incrementa su velocidad, creando zonas de relativa baja presión (negativa) en
las caras laterales y en la cara posterior del edificio (SOTAVENTO).

La acción del viento sobre el edificio que produce diferencias de presión en sus fachadas se llama efecto aerodinámico.

El viento tiene además un efecto mecánico, al producir cargas adicionales sobre la estructura, y un efecto térmico al enfriar las
superficies del edificio.

En estudio realizado por Kukreja se determinó la influencia de la forma y dimensiones de las construcciones sobre el patrón de flujo
de aire alrededor de los edificios.

En la figura se muestra la nomenclatura que se dió a las proporciones de la edificación:

ancho

INSTALACIONES II Arq.GOMEZ, Marta


relación ancho / altura

longitud

pendiente del techo

aleros

orientación con relación al viento

Ancho.

Al aumentar el ancho de una edificación, la profundidad de la sombra aerodinámica permanece relativamente constante.

Altura.

Al aumentar la altura de una edificación, aumenta la profundidad y altura de la sombra aerodinámica en la misma proporción.

Relación ancho / altura.

Al disminuir esta relación aumenta la profundidad y altura de la sombra aerodinámica.

Longitud.

A medida que se incrementa la longitud de una edificación, se aumenta la profundidad de la sombra aerodinámica.

INSTALACIONES II Arq.GOMEZ, Marta


Pendiente del techo.

En caso de techos con pendientes hasta 30º prácticamente no se modifica la sombra aerodinámica.

Aleros.

Cualquiera que sea la posición o proporción de los aleros no se produce una variación significativa en la sombra aerodinámica.

Orientación con relación al viento.

A medida que el ángulo que forma la dirección del viento y la dimensión mayor de la edificación se acerca a 90º, mayor será la
sombra aerodinámica.

INSTALACIONES II Arq.GOMEZ, Marta

También podría gustarte