Está en la página 1de 16

Exp. N° : 199-2019/CPC-INDECOPI-ICA.

SUMILLA : Interpongo Recurso de Apelación.

AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR DE INDECOPI


DE ICA:

LUIS GUSTAVO SILVA LAOS, Apoderado de MARVENIB SAC,


identificada con R.U.C. N° 20602344712, con Domicilio Fiscal en la Av. San Martin N° 1149
– Ica y con domicilio procesal sito en la Av. Conde de Nieva Nº 533 – Urb. Luren – Ica, con
Gmail: gustavolaos12349@gmail.com; a Ud., atentamente con el debido respeto me
presento y expongo:

I.- PETITORIO:

Que, habiéndose notificado la Resolución 126-2020/INDECOPI-ICA


con fecha 26 de agosto del 2020 y estando en el plazo previsto por los artículos 218.1 b) y
220º del T.U.O. de la Ley Nº 27444 – Ley del Procedimiento Administrativo General,
interpongo RECURSO DE APELACIÓN contra dicha resolución, mediante la cual su
despacho decide DECLARAR FUNDADA LA DENUNCIA presentada por Franz Yestyn
Valenzuela Quispe, y SANCIONA con una multa ascendente a 01 UIT a mi representada –
respecto de un extremo no discutido en la presente haciéndose referencia al art. 150° del
Código -, y le ordena el pago de Costas y Costos del procedimiento; a fin de que el
Superior en Grado, previo estudio de autos proceda a REVOCAR la misma y reformándola
declare INFUNDADA en todos sus extremos la denuncia en todos sus extremos, y se Deje
sin Efecto la Multa Impuesta, por cuanto la misma no ha valorado los medios probatorios
ofrecidos por mi parte, no se ha probado agravio al denunciante y sobre todo porque NO
se ha expedido conforme a ley, con clara transgresión a nuestros Derechos
Constitucionales; razón por la cual espero su COMPLETA REVOCATORIA por el Superior en
Grado, en virtud a las siguientes fundamentos de hecho y derecho que expongo:

II.- FUNDAMENTOS DE HECHO:


Son los siguientes:
PRIMERO: Que, con fecha 26 de Agosto del 2020, se me ha notificado la Resolución N°
126-2020/INDECOPI-ICA, mediante la cual su despacho decide DECLARAR FUNDADA LA
DENUNCIA presentada por Franz Yestyn Valenzuela Quispe, así como impone como
SANCION una MULTA equivalente a 01 UIT y al pago de costas y costos del procedimiento
por parte de mi representada (por un extremo no discutido, es decir la falta relativa a no
contar con el respectivo Libro de Reclamaciones); señalando que se habría infringido el
art. 150 del Código de Protección y Defensa del Consumidor, cuando los aspectos a
discutir en la Resolución recurrida se enfoca a lo dispuesto en el inciso 5.3 del artículo 5 y
el artículo 151 del Código de Protección y Defensa del Consumidor.

En estos extremos observamos que las CUESTIONES EN DISCUSION de la Resolución


recurrida, conforme aparece en el ítem II.8. literales (i) y (ii), la Comisión considera que
corresponde determinar:
(i) Si, Restaurant San Isidro habría incurrido en infracción al artículo 5 numeral 5.3. del
Código de Protección y Defensa del Consumidor.
(ii) Si, Restaurant San Isidro habría incurrido en infracción al artículo 151 del Código de
Protección y Defensa del Consumidor.

Sobre esto observamos que existe una evidente incongruencia en la motivación de la


Resolución Administrativa, que señala en el punto 21 (i) Se ordene al denunciado que le
Devuelva el importe ascendente a S/. 31.00 soles que cancelo por la compra de ½ porción
de Chicharrón de Pollo y una porción de papas fritas, Que en el ítem 22 Respecto al punto
(i) corresponde denegar dicha solicitud de medida correctiva, toda vez que no guarda
relación con los hechos imputados y desarrollados en la presente resolución, no existe
pronunciamiento en la parte Resolutiva de la impugnada ; toda vez que no existe una
adecuada motivación de dicha Resolución recurrida, que en su contenido señala que
podría ser sancionado por los hechos referidos a la infracción al artículo 5 numeral 5.3. del
Código de Protección y Defensa del Consumidor y solo señala que sería amonestado por
los fundamentos de la infracción al artículo 151 del Código de Protección y Defensa del
Consumidor.
Que sin embargo al momento de resolver arguye fundamentos sobre los supuestos del
artículo 150 del Código de Protección y Defensa del Consumidor, cuando eso no ha sido
materia de discusión en el Procedimiento Administrativo, conforme se aprecia del tenor
del ítem DECISION DE LA COMISION, ítem TERCERO.

Sobre el DERECHO A LA MOTIVACIÓN EN SEDE ADMINISTRATIVA, el Tribunal


Constitucional ha sido claro al expresar en la Sentencia emitida en el Expediente Nº
00191-2013-PA/TC Lima (Johny Alexander Pretell Martínez) en los Fj. 2 y 3, expedida el 19
de Enero de 2017, establece:

2. El derecho a la motivación en sede administrativa


2. El derecho a la motivación de las resoluciones presupone un conjunto criterios
objetivos que permitan construir el marco dentro del cual se debe desarrollar toda
motivación. En ese sentido, para dar cumplimiento debido al derecho a la motivación,
se deben de cumplir con los criterios de la motivación. Tales criterios se derivan, entre
otros, de los principios lógicos de identidad, no contradicción, tercero excluido y razón
suficiente. Una motivación dará debido cumplimiento al derecho a la motivación, si y
solo si, los argumentos que la conforman son suficientes, coherentes y congruentes.

3. Los criterios de la motivación no solo son aplicables a la motivación en sede judicial,


sino que también son extensibles a la motivación en sede administrativa. En efecto,
como este Tribunal lo tiene expresado en uniforme y reiterada jurisprudencia, el
derecho al debido proceso tiene un ámbito de proyección sobre cualquier tipo de
proceso o procedimiento, sea éste judicial, administrativo o entre particulares [STC
02050-2002-AA/TC FJ 12, STC 00090-2004-AA/TC FJ 31, entre otras]. Asimismo, este
Tribunal ha establecido en su jurisprudencia que en los procesos administrativos
sancionadores, la motivación "no sólo constituye una obligación legal esta a la
Administración, sino también un derecho del administrado, a e tos de que éste pueda
hacer valer los recursos de impugnación que la legislación prevea, cuestionando o
respondiendo las imputaciones que deben aparecer con claridad y precisión en el acto
administrativo sancionador. De otro lado, tratándose de un acto de esta naturaleza, la
motivación permite a la Administración poner en evidencia que su actuación no es
arbitraria sino que está sustentada en la aplicación racional y razonable del derecho y
su sistema de fuentes." [STC 2192-2004-AA/TC, FJ 11].

CON RESPECTO A LA INFRACCION SANCIONADA EN EL ART. 5 NUMERAL 5.3

SEGUNDO: La Resolución Apelada al punto III.15 se ha señalado que los comercios


dedicados al expendio de comidas y bebidas están obligados a contar con una lista de
precios en el exterior de su establecimiento comercial en forma visible y accesible a sus
consumidores; así mismo en el punto III.16 donde se señala que se ha quedado acreditado
que el establecimiento comercial (mi representada) no cuenta con una lista de precios en
el exterior, declarando fundada en este extremo la denuncia formulada en su contra;
debemos señalar que existen aspectos que no han considerados adecuadamente por
parte de la Comisión de la Oficina Regional, pasando a detallar:

2.1. El Derecho a la Información que poseen los consumidores, en el marco de una


economía social de mercado, constituye uno de los derechos más importantes, debido a
que, a través de su ejercicio, los consumidores cumplen su función económica de ordenar
el mercado, premiando con su elección a las empresas más eficientes y orientando las
prácticas productivas en función a sus preferencias. No en vano es el primer derecho
reconocido constitucionalmente a favor de los consumidores 1 :

“Constitución Política del Perú de 1993 Artículo 65º.- El Estado defiende el


interés de los consumidores y usuarios. Para tal efecto garantiza el derecho a la
información sobre los bienes y servicios que se encuentran a su disposición en el
mercado. Asimismo, vela, en particular, por la salud y la seguridad de la población
(…).
Atendiendo a su importancia, el derecho de información, regulado en los
artículos 1º.1 literal b) y 2º del Código de Protección y Defensa del Consumidor,

1
Ello no implica que los derechos a la salud y a la seguridad cedan paso en importancia a la información,
pues estos derechos se reconocen a la persona humana en su condición de tal sin importar la función
económica que cumplen, como es el caso de los consumidores.
obliga a los proveedores a proporcionar toda la información relevante sobre las
características de los productos y servicios que oferten, a fin de evitar que los
consumidores sean inducidos a error en su contratación o en el uso o consumo de
los mismos.

Respecto a la obligación de contar con una lista de precios al exterior del


establecimiento
Un elemento importante en la decisión de compra es el precio, porque permite
comparar la oferta existente en el mercado, aun cuando no es el único factor considerado
por los consumidores. Conseguir los precios de los productos y servicios ofrecidos en el
mercado tiene un costo que se traduce en tiempo de búsqueda y comparación, por lo que
se ha obligado a los proveedores a contar con una lista de precios de los productos o
servicios ofrecidos, LA CUAL DEBE SER EXHIBIDA DE MANERA PERCEPTIBLE A LOS
USUARIOS2.
Ahora bien, respecto a los establecimientos que expenden comidas y bebidas, el artículo
5.3° del Código establece expresamente lo siguiente:

Artículo 5º.- Exhibición de precios o de listas de precios. - 5.3 Los


establecimientos que expenden comidas y bebidas y los servicios de
hospedaje y hostelería están obligados a colocar sus listas de precios en el
exterior, de forma accesible y visible para consulta del consumidor. En estos
servicios está prohibido el cobro de montos adicionales por cualquier tipo de
concepto o recargo de manera disgregada al precio final, con excepción del
recargo al consumo por concepto de servicio de los trabajadores previsto en
norma especial, EN CUYO CASO DEBE INFORMARSE AL CONSUMIDOR DE
MANERA OPORTUNA, ACCESIBLE Y VISIBLE.

2
LEY 29571. CÓDIGO DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Artículo 5º.- Exhibición de precios o
de listas de precios. - 5.1 Los establecimientos comerciales están obligados a consignar de manera fácilmente
perceptible para el consumidor los precios de los productos en los espacios destinados para su exhibición.
Igualmente, deben contar con una lista de precios de fácil acceso a los consumidores. En el caso de los
establecimientos que expenden una gran cantidad de productos o servicios, estas listas pueden ser
complementadas por terminales de cómputo debidamente organizados y de fácil manejo para los
consumidores.
En este aspecto la Comisión ha debido tener en cuenta que dicho artículo no
puede ni debe interpretarse de forma aislada y bajo un criterio únicamente literalista, sino
que, resulta necesario efectuar una interpretación teleológica y sistemática del derecho a
la información y las demás normas que buscan corregir la asimetría en la que se
encuentran los consumidores en el mercado, a fin de establecer el verdadero sentido de
tal disposición, por lo que de una lectura de la norma antes descrita, se advierte que la
finalidad del artículo 5.3° del Código no es otra que proporcionar a los consumidores
información clara y oportuna sobre los precios de los productos que se ofrecen en los
establecimientos que expenden comidas y bebidas a fin de realizar una adecuada decisión
de consumo, sin necesidad de consultarlos con su personal, es decir antes de que se
configure efectivamente una relación de consumo, ya que esto último podría convertirse
en un mecanismo de presión para la contratación de los servicios ofertados, en tal sentido
debemos reiterar que mi representada cumple plenamente con la implementación de una
lista de precios de todos los productos que expendemos, toda vez que como hemos
acreditado, se cuenta con un listado general de productos con sus respectivos precios al
ingreso del local (puerta principal), debiendo señalar que este es accesible y visible para
todo consumidor que pretenda hacer consumos de nuestros productos, el mismo que
hace imposible la necesidad de interactuar con nuestro personal (mozos, caja u otros)
para solicitar o consultar sobre los precios de las comidas y bebidas, más aun dicho listado
se encuentra fuera del salón principal de comida, e inclusive antes de la Caja en donde se
realiza el pago de los pedidos y de acceso visible a la puerta de entrada.

Y es que la lista de precios para comodidad de nuestros clientes,


conforme se ve en una foto tomada por un cliente en MAYO 2018 y que obra en las
búsquedas de GOOGLE MAPS, se aprecia que siempre ha permanecido en el mismo lugar y
ningún cliente de nuestro reconocido negocio dentro de la Región y/o menos nuestros
clientes nacionales o internacionales, hubiese presentado queja alguna por los precios o
por la falta de información acerca de los mismos, siendo esta la primera vez que ocurre
un tema de esta naturaleza. Además que el propio denunciante anexo unas fotografías
en donde se advierte el pedestal con la lista de precios.
Véase en la búsqueda de GOOGLE MAPS la imagen que acompañamos a continuación en
el siguiente link:

https://www.google.com/maps/uv?pb=!1s0x9110e290c34bb1f9%3A0x1e412d437f2dbfac
!3m1!7e115!4shttps%3A%2F%2Flh5.googleusercontent.com%2Fp%2FAF1QipNT-
p0L0E51mSsSj0LiMfQTtenmyOUDJZr1J0Mr%3Dw284-h160-k-
no!5srestaurant%20san%20isidro%20-
%20Buscar%20con%20Google!15sCgIgAQ&imagekey=!1e10!2sAF1QipNt3vA0xA3cSuDPxK
7-wMh5N6-9nOZkk_3X-tAY&hl=es-419&sa=X&ved=2ahUKEwicxq_x1-
jrAhVnK7kGHV_FApoQoiowCnoECBsQBg

Imagen mostrada por link señalado líneas arriba en el portal web referido:
Imagen ampliada donde se aprecia la lista de precios:

También se debe tener en cuenta que exigir que en estos casos que
los proveedores cuenten con una lista de precios en el exterior, colocaría tal obligación
como una formalidad que en la práctica solo impactaría en el diseño o sistema de
atención de estos, sin que ello importe mayores beneficios al consumidor, PUES LA
FINALIDAD DE LA NORMA CITADA SE CUMPLE CON LA COLOCACIÓN DE UNA LISTA DE
PRECIOS FÁCILMENTE PERCEPTIBLE AL CONSUMIDOR EN EL LIMITE DE LA ENTRADA Y
ANTES DE LA CAJA DEL ESTABLECIMIENTO. Cabe resaltar que, en materia de Protección al
Consumidor, como toda aquella que delimita la libertad de empresa en aras a lograr
objetivos de interés público, debe ser aplicada racionalmente, buscando el equilibrio entre
los derechos en conflicto y que las limitaciones que se establezcan se justifiquen en
beneficios efectivos para el consumidor y no en meras formalidades. Por lo tanto,
cualquier consumidor que ingrese a un establecimiento que ofrezca servicios de comida y
bebidas, el cual cuente con una lista de precios accesible y visible en la entrada principal
de su establecimiento, se encontrará en la posibilidad de conocer el valor de los servicios
ofertados y en consecuencia su derecho a la información clara y oportuna no se verá
vulnerado, más aun con la información proporcionada al ingreso del local sus usuarios
obtienen la información de primera mano y de forma directa, sin necesidad de consultar
con el personal de servicio. Es decir, antes de que se configure efectivamente una relación
de consumo. Lo cual no sido evaluado por los miembros de la Comisión solo se limite a
ver si esta fuera o dentro, pero no sobre la ubicación del mismo que da pie a que tenga
todo personal que ingresa al establecimiento.

En ese orden de ideas resulta desproporcional de los fundamentos de la


Resolución recurrida que en sus extremos del ítem III.1. SOBRE LA OBLIGACIÓN DE
CONTRAR CON UNA LISTA DE PRECIOS, de los numerales 9 al 16, se aprecia una completa
falta de proporcionalidad (al momento de analizar la presunta infracción), que se traduce
en el Principio de RAZONABILIDAD establecido en la Ley y la reiterada jurisprudencia
administrativa; ya que se me pretende sancionar A PESAR DE CONTAR CON LA LISTA DE
PRECIOS Y EN UN LUGAR VISIBLE, Y EL CLIENTE TUVO EN TODO MOMENTO LA
OPORTUNIDAD DE CONSULTAR EL COSTO DEL PRODUCTO ANTES DE SU COMPRA, POR
LO QUE RESULTA COMPLETAMENTE ILÓGICO ASUMIR QUE EL CLIENTE VA A COMPRAR
UN PRODUCTO SIN HACER LA CONSULTA DE PRECIOS TENIENDOLO ESTE DE FORMA
ACCESIBLE, HECHOS QUE NO HAN SIDO EVALUADOS POR LA COMISIÓN A PESAR DE
HABERSE PUESTO DE SU CONOCIMIENTO DE FORMA OPORTUNA, y que inclusive consta
en las fotografías anexadas por el propio denunciante.

Sobre esto debemos precisar que el TEXTO ÚNICO ORDENADO DE LA LEY Nº 27444, LEY
DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO GENERAL, establece:
Artículo 248.- Principios de la potestad sancionadora administrativa
La potestad sancionadora de todas las entidades está regida adicionalmente por los
siguientes principios especiales:
3. Razonabilidad.- Las autoridades deben prever que la comisión de la conducta
sancionable no resulte más ventajosa para el infractor que cumplir las normas
infringidas o asumir la sanción. Sin embargo, las sanciones a ser aplicadas deben ser
proporcionales al incumplimiento calificado como infracción, observando los
siguientes criterios que se señalan a efectos de su graduación:

a) El beneficio ilícito resultante por la comisión de la infracción;


b) La probabilidad de detección de la infracción;
c) La gravedad del daño al interés público y/o bien jurídico protegido;
d) EI perjuicio económico causado;
e) La reincidencia, por la comisión de la misma infracción dentro del plazo de un
(1) año desde que quedó firme la resolución que sancionó la primera infracción.
f) Las circunstancias de la comisión de la infracción; y
g) La existencia o no de intencionalidad en la conducta del infractor.

Es más la Sentencia del Tribunal Constitucional en el Expediente Nº 0050-2004-AI/TC, en


el Fj. 109, publicada el 02 de Febrero de 2006, establece sobre el PRINCIPIO DE
RAZONABILIDAD:

El test de razonabilidad es un análisis de proporcionalidad que está directamente


vinculado con el valor superior justicia; constituye, por lo tanto, un parámetro
indispensable de constitucionalidad para determinar la actuación de los poderes
públicos, sobre todo cuando ésta afecta el ejercicio de los derechos fundamentales. Para
que la aplicación del test sea adecuada, corresponde utilizar los tres principios que lo
integran: fin válido e idoneidad, necesidad y proporcionalidad en sentido estricto.

En consecuencia, al haberse acreditado LA EXISTENCIA DE LA LISTA DE PRECIOS, y que


este siempre estuvo en un lugar visible, siendo accesible ya que está ubicada en la
entrada del establecimiento, se aprecia pues que NO EXISTE RAZONES PARA APLICAR
UNA SANCIÓN RESPECTO A ESTE EXTREMO, Y EN TODO CASO CORRESPONDERÍA A LO
MUCHO UNA AMONESTACIÓN, PORQUE SI EXISTÍA LA LISTA DE PRECIOS Y EL CLIENTE
TENÍA A SU ALCANCE LA INFORMACIÓN SOBRE LOS PRECIOS DE LOS PRODUCTOS QUE
OFERTAMOS, EN TANTO NO HUBO GRAVE DAÑO Y MENOS UN PERJUICIO ECONÓMICO AL
CLIENTE, SIN QUE NUESTRO PERSONAL SE LOS TUVIERA QUE INDICAR, POR LO QUE
RESULTA UN ABSURDO LO AFIRMADO POR EL DENUNCIANTE AL SEÑALAR QUE COMO
CLIENTE SE ENCONTRO EN INDEFENSIÓN DE SUS DERECHOS.

CON RESPECTO A LA MULTA IMPUESTA POR INFRACCION AL ART. 150 DEL CODIGO DE
PROTECCION Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR, TENIENDO EN CUENTA QUE EN EL PROCESO
SE HA DISCUTIDO SOBRE EL ARTICULO 151 - EXHIBICION DEL LIBRO DE RECLAMACIONES
CONFORME EL ARTICULO PRIMERO, PUNTO ii):

TERCERO. - Que se ha aplicado a mi representada una multa equivalente a 01 UIT por


presuntamente por haber infringido el artículo 150 del Código de Protección y Defensa del
Consumidor, lo cual resulta incongruente, toda vez que el presente proceso administrativo
ha versado sobre el art. 151° del Código, es decir sobre LA EXHIBICION DEL LIBRO DE
RECLAMACIONES, específicamente sobre EL AVISO que indique la existencia del libro de
reclamaciones, en tal sentido, mi representada siempre ha contado con el LIBRO DE
RECLAMACIONES ASI COMO LA EXHIBICION DEL MISMO A TRAVES DEL AVISO
CORRESPONDIENTE, lo que había surgido era un error en literal en dicho aviso, toda vez
que había omitido de forma involuntaria la palabra “VIRTUAL”, lo cual fue aceptado por
nuestra parte al realizar los descargos respectivos; más aún el denunciante, manifiesta la
existencia del LIBRO DE RECLAMACIONES y es quien realiza la observación con respecto al
contenido del AVISO, y pone de conocimiento la omisión, aspecto que nunca hemos
negado su existencia, por lo que del mismo contenido de la Resolución Apelada en el
Punto 30 se ha establecido la imposición de una sanción de AMONESTACION (Que
inclusive la Directiva 006-2017/DIR-COD-INDECOPI inciso e) del artículo 4.7.1 ordena la
exoneración de Costos del Procedimiento), por lo que resulta perjudicial que se nos pretenda

aplicar una sanción por parte de la ENTIDAD con respecto a un acto que no es materia de
la presente causa. POR CUANTO LO MISMO VULNERA EL DERECHO CONSTITUCIONAL DE
DEFENSA Y DE CONTRADICCION, DEBIDO A QUE NO SE PUEDE IMPONER MULTA SOBRE
HECHOS NO DISCUTIDOS, por el cual ni siquiera se ha aperturado el proceso, conforme se
aprecia en las cuestiones discutidas en el Procedimiento Sancionador.
Esto último ya lo hemos precisado en el ítem primero de nuestro Recurso
Impugnatorio, ya que se sanciona por el Artículo 150 del Código de Protección y Defensa
del Consumidor, cuando los cargos formulados en la Resolución recurrida se remiten al
Artículo 151° del Código; es más lo dicho anteriormente se basa en los fundamentos del
ítem II.2 SOBRE LA EXHIBICIÓN DE UN AVISO DEL LIBRO DE RECLAMACIONES QUE NO
CUMPLE CON LAS CONDICIONES PREVISTAS EN EL REGLAMENTO DEL LIBRO DE
RECLAMACIONES, rubros 17 al 19, establece lo dicho anteriormente dicho al precisar que
era viable la amonestación sobre este extremo, sin embargo en la parte RESOLUTIVA,
establece un artículo diferente al que es materia de cuestionamiento y sin fundamentar
adecuadamente los motivos por sobre los cuales se emite la sanción.

Que ante ello, vemos que el ítem III.5 SOBRE LA GRADUACION DE LA SANCION, en el rubro
(i) RESPECTO AL EXTREMO REFERIDO A LA EXHIBICION DE UNA AVISO DEL LIBRO DE
RECLAMACIONES QUE NO CUMPLE CON EL REGLAMENTO DEL LIBRO DE RECLAMACIONES,
fundamento 29 y 30, se puede observar que en ningún momento hace alusión a la falta
prevista en el Artículo 150 del Código de Protección y Defensa del Consumidor.
En consecuencia, no guarda congruencia lo precisado en la DECISIÓN DE LA
COMISION en la Resolución controvertida, sancionarme sobre hechos relativos al Libro de
Reclamaciones, ítem TERCERO, cuando en los fundamentos fácticos de la Resolución
recurrida se cuestionaba la sanción pecuniaria bajo los alcances de la supuesta infracción
por carecer de una lista de precios, hecho que tampoco se habría acreditado, pero
finalmente hace alusión en la parte Resolutiva al extremo que debía ser materia de una
amonestación; e incluso incluyendo lo dispuesto en el Artículo 150 del Código de
Protección y Defensa del Consumidor, QUE NO HA SIDO MATERIA DE CONTROVERSIA Y
POR LO TANTO VULNERA PRINCIPIOS FUNDAMENTALES COMO LA DEBIDA MOTIVACIÓN
DE LAS RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS, ASÍ COMO OTROS PRINCIPIOS CONEXOS
COMO EL DERECHO A LA DEFENSA Y EL DEBIDO PROCEDIMIENTO, LO CUAL HACE QUE
CAREZCA DE VALIDEZ LEGAL LA CITADA RESOLUCIÓN CONTROVERTIDA.

Finalmente, no se ha pronunciado de lo expuesto en el escrito del 20.02-20 que de


la fotografía del Aviso del Libro de Reclamaciones exhibido en la Oficina de INDECOPI –
Ica, se advierte que cuando hemos recurrido a preguntar con anterioridad, se nos orientó
que el ejemplo estaba en el cartel de la institución, que es el mismo que se encontraba
exhibido el día de la Diligencia de Conciliación programada para el presente
procedimiento, y como es de apreciarse, en dicho cartel tampoco se precisa si este es
físico o virtual, debiendo indicar que esta fotografía corresponde a la fecha del día 15 de
Enero del 2020, a horas 10.30 a.m. señalado para la Audiencia de Conciliación. Además
que la sola solicitud de sanción no es proporcionado, por el ahora denunciante, quien
como recalcamos nunca solicito el Libro de Reclamaciones, por lo que resulta ilógico que
dicha institución e ahora quien me sancione por una falta que también está incumpliendo.
III.- FUNDAMENTOS JURÍDICOS:
Amparo mi recurso en los siguientes Dispositivos legales:

3.1.- DE ORDEN CONSTITUCIONAL


3.1.1.- El artículo 139º Numeral 3) de la Constitución Política del Estado que señala:
“Son principios y derechos de la función jurisdiccional: 3) La observancia del debido
proceso y la tutela jurisdiccional. Ninguna persona puede ser desviada de la jurisdicción
predeterminada por la ley, ni sometida a procedimiento distinto de los previamente
establecidos, ni juzgada por órganos jurisdiccionales de excepción ni por comisiones
especiales creadas al efecto, cualquiera sea su denominación”.

3.1.2.- El artículo 139º Numeral 5) de Constitución Política del Estado que estipula: “Son
principios y derechos de la función jurisdiccional: 5) La motivación escrita de las
resoluciones judiciales en todas las instancias, excepto los decretos de mero trámite, con
mención expresa de la ley aplicable y de los fundamentos de hecho en que se sustentan.”

3.2.- DE ORDEN PROCEDIMENTAL:

3.2.2.- El Artículo 218º del TUO de la Ley Nº 27444 – Ley del Procedimiento Administrativo
General, que a la letra dice:
“218.1 Los recursos administrativos son:
a) Recurso de reconsideración
b) Recurso de apelación
Solo en caso que por ley o decreto legislativo se establezca expresamente, cabe la
interposición del recurso administrativo de revisión.
218.2 El término para la interposición de los recursos es de quince (15) días perentorios, y
deberán resolverse en el plazo de treinta (30) días.”

3.2.3.- El Artículo 220º del TUO de la Ley Nº 27444 – Ley del Procedimiento Administrativo
General, que a la letra dice: “El recurso de apelación se interpondrá cuando la
impugnación se sustente en diferente interpretación de las pruebas producidas o cuando
se trate de cuestiones de puro derecho, debiendo dirigirse a la misma autoridad que
expidió el acto que se impugna para que eleve lo actuado al superior jerárquico.”

3.3.-DE APLICACIÓN SUPLETORIA:


3.3.1.- El Artículo I del Título Preliminar del Código Procesal Civil que a la letra dice: “Toda
persona tiene derecho a la tutela jurisdiccional efectiva para el ejercicio o defensa de sus
derechos o intereses, con sujeción a un debido proceso.”

IV.- AGRAVIO DE LA RESOLUCIÓN:


Que, la Resolución Nº 0126-2020/INDECOPI-ICA, notificada con
fecha 26 de agosto del presente año, la cual decide DECLARAR FUNDADA en parte LA
DENUNCIA; lo cual me causa un perjuicio económico, por cuanto se me esta sancionando
por hechos incongruentes y falaces, viéndome obligado al pago de una multa equivalente
a 01 UIT por infracción al art. 150, así como al pago de costos y costas del procedimiento a
favor del denunciante, a pesar que a lo largo de todo el procedimiento he cumplido con
demostrar que contamos y cumplimos con los mecanismos en protección de los derechos
de cada uno de nuestros eventuales clientes – consumidores. Además que no se ha
valorado el hecho que si existe la lista de precios en la entrada de la puerta principal del
establecimiento antes de la Caja en donde se puede verificar los precios, razón por la cual
no debe de aplicarse por supuesta infracción del articulo 5 numeral 5.3 del código de
Protección y Defensa del Consumidor, máxime a la aplicación extensiva de la Resolución
N° 2852-2013/SPC-INDECOPI. Además que no se pronuncia desestimando en la parte
resolutiva la solicitud correctiva (i) conforme se reseña en los ítems 21 y 22 de la
Resolución impugnada.
NO EXISTE AGRAVIO PARA EL DENUNCIANTE RESPECTO AL AVISO
DEL LIBRO DE RECLAMACIONES PORQUE NO LO PIDIO NUNCA, Y SE ADVIERTE DE LA LISTA
DE PRECIOS EN UN PEDESTAL AL INGRESO DEL ESTABLECIMIENTO.

POR TANTO:
A Ud. Señor Presidente de la Comisión de Protección al Consumidor
del INDECOPI, solicito se sirva conceder el Recurso de Apelación interpuesta y resuelva
conforme a ley; procediendo a REVOCARLA en su totalidad y reformándola declare
INFUNDADA la denuncia interpuesta en todos sus extremos, asimismo Se Deje Sin Efecto
la MULTA IMPUESTA así como el pago de COSTAS Y COSTOS DEL PROCEDIMIENTO; en
mérito a las consideraciones expuestas y los medios de prueba aportados por mi parte
durante la secuela del trámite.
Ica, 14 de setiembre del 2020.

También podría gustarte