Está en la página 1de 2

PSICOMOTRICIDAD Profesora Jasna Pinac

Resumen Bases Neurológicas del Apego

El apego ha sido estudiado por un largo tiempo, buscando la forma de entender el


vínculo madre-hijo. El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus
padres (o cuidadores) y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para
un buen desarrollo de la personalidad, donde abarca áreas biológicas, sociales y
mentales.
El Psicólogo John Bowlby fue uno de los encargados de profundizar este tema, lo que
lo llevo a formular la “Teoría del Apego” para poder evaluar el desarrollo y las
características del apego. Además, la Neurología estudia el funcionamiento del sistema
nervioso que tiene estrecha relación con el apego, ya que se desenvuelve por procesos
emocionales. Desde esta visión se realizaron muchas hipótesis y estudios (entre ellas:
La teoría del sistema límbico, La ley biogenética), en donde se demostró que el ser
humano comparte características psicológicas y genéticas con los animales. Esto abrió
la puerta a los científicos a realizar pruebas en distintas especies para comparar,
reformular y complementar el concepto del apego en el área de la Ciencia.
Teoría del Apego
La principal tesis es que el estado de seguridad, temor o ansiedad de un humano es
determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su
principal figura de afecto. El apego proporciona la seguridad emocional del niño (ser
aceptado, protegido incondicionalmente). Esto puede observarse en distintas especies
animales y que tiene las mismas consecuencias sobre la proximidad deseada de la
madre como base para la protección y la continuidad de la especie.
Según esta teoría el “bebe” nace con un pequeño repertorio de conductas las cuales
tienen como finalidad producir respuestas en los padres o cuidador: la succión, las
sonrisas reflejas, el balbuceo, la necesidad de ser acunado y el llanto, son estrategias
por decirlo de alguna forma que usan para vincularse con sus padres. De esa forma
buscan mantener la proximidad con la figura de apego y resistirse a la separación si se
lleva a cabo.
Esta teoría presente una serie de fases: 1.- Fase de pre apego (1°eros 2 meses)
2.- Fase de formación del apego (2 a 6 meses)
3.- Fase clara de apego (6 meses a 3 años)
4.-Formación de una relación recíproca (3 años en adelante)
Estas fases explican cómo evoluciona el establecimiento de este vínculo afectivo desde
la perspectiva del Bowlby, en donde dice que el apego se desarrolla a lo largo de toda
la vida, pero en la infancia es el momento en donde el bebe adquiere características de
vida que condicionan su futuro. Si el apego es privado en las primeras fases
provocarían el desarrollo de conductas no deseadas a lo largo de desenlacé de vida
además de enfermedades o traumas psicológicos.
Bases Neurobiológicas del Apego
Al comparar una especie con otra se pueden ver similitudes y diferencias, en este caso
las aves y el ser humano. Las aves al nacer ya poseen su sistema perceptivo y motor
más desarrollado lo que le permite el seguimiento inmediato de su objetivo maternal.
Por el contrario, el ser humano presente por unos mecanismos escasamente
desarrollados, lo que lo condiciona a un largo proceso de aprendizaje. Dentro de
aquello es fundamental el proceso de apego para que sobreviva biológica y
psicológicamente.
Las bases neurobiológicas del apego se dividen en tres partes:
1.-El apego como sistema de cuidado
2.- El apego como sistema de regulación
3.- Apego y regulación epigenética
Esta investigación se centra en mecanismos químicos, neurológicos y hormonales que
facilitan y favorecen el vínculo entre el bebe y la madre desde antes y después del
parto. Ya que antes de nacer el niño y la madre comparten una gran cantidad de
hormonas que afectan profundamente al vínculo y que en un futuro juega un papel en
todas las relaciones sociales que establezca el bebe. Pero no solo se condiciona antes
de nacer puesto que el ambiente en donde se desarrolla, puede influenciar en los
procesos psicológicos y biológicos del ser humano.

Ambos modelos dan aspectos distintos y complementarios del apego, en donde el área
biológica y psicológica determinan una parte del desarrollo personal además del
comportamiento sexual y social que también se ven influenciados por el ambiente en el
que se desarrolla el proceso de apego. El apego, que es el lazo afectivo entre el
lactante y los padres, desempeña un rol fundamental en la regulación del estrés en
momentos de angustia, ansiedad o enfermedad. Los seres humanos han nacido con la
tendencia innata de apegarse a una persona protectora que lo cuida. Pero los lactantes
desarrollan diferentes tipos de relaciones de apego: algunos se apegan con seguridad
a sus padres, y otros se encuentran en una relación de apego inseguro. Padres
sensibles o insensibles cumplen un rol fundamental en el surgimiento de apegos
seguros o inseguros, tal como lo han documentado estudios e hipótesis en donde los
padres sensibles provocan el apego seguro del lactante, a pesar de que no debieran
desestimarse otras causas. 

Alumnos: Ignacio Hellec, Juan Morales, Kinesiologia 01 01/04/19