Está en la página 1de 60

Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica Sancti Thomae de Aquino, Summa Theologiae
TRADUCCIÓN DE LA BAC (2001) EDICIÓN LEONINA (1889)
Primera parte Prima Pars
CUESTIÓN 84: [Sobre cómo el alma, unida al QUAESTIO 84
cuerpo, entiende lo corporal, que le es inferior]

PROEMIO PROOEMIUM

[31948] Iª q. 84 pr.
Siguiendo el plan trazado, hay que tratar ahora Consequenter considerandum est de actibus
sobre los actos del alma vinculados a las animae, quantum ad potentias intellectivas et
potencias intelectivas y apetitivas, pues las otras appetitivas, aliae enim animae potentiae non
potencias del alma no caen directamente bajo el pertinent directe ad considerationem theologi.
análisis del teólogo. Los actos de la parte Actus autem appetitivae partis ad
apetitiva corresponden al estudio de la ciencia considerationem moralis scientiae pertinent, et
moral. Esto será tratado en la segunda parte de ideo in secunda parte huius operis de eis
esta obra, en la que se analizará la materia tractabitur, in qua considerandum erit de morali
moral. Ahora, pues, estudiaremos los actos materia. Nunc autem de actibus intellectivae
intelectivos. En dicho estudio seguiremos el partis agetur. In consideratione vero actuum,
siguiente orden: hoc modo procedemus, primo namque
Primero nos centraremos en ver cómo entiende considerandum est quomodo intelligit anima
el alma unida al cuerpo. Después, cómo corpori coniuncta; secundo, quomodo intelligit a
entiende separada de él. corpore separata. Prima autem consideratio erit
La primera consideración será triple: Primero, tripartita, primo namque considerabitur
cómo conoce el alma lo corporal, que le es quomodo anima intelligit corporalia, quae sunt
inferior. Segundo, cómo se conoce a sí misma y infra ipsam; secundo, quomodo intelligit
qué hay en ella. Tercero, cómo conoce las seipsam, et ea quae in ipsa sunt; tertio, quomodo
sustancias inmateriales superiores a ella. intelligit substantias immateriales, quae sunt
Por lo que respecta al conocimiento de lo supra ipsam. Circa cognitionem vero
corporal, se nos presentan tres cuestiones: corporalium, tria consideranda occurrunt, primo
Primera, por qué medio las conoce. Segunda, quidem per quid ea cognoscit; secundo,
cómo y en qué orden. Tercera, qué conoce en lo quomodo et quo ordine; tertio, quid in eis
corporal. cognoscit. Circa primum quaeruntur octo.
La cuestión referente a lo indicado en primer Primo, utrum anima cognoscat corpora per
lugar plantea y exige respuesta a ocho intellectum. Secundo, utrum intelligat ea per
problemas: essentiam suam, vel per aliquas species. Tertio,
1. El alma, ¿conoce o no conoce lo corporal por si per aliquas species, utrum species omnium
el entendimiento? 2. ¿Lo conoce por su esencia intelligibilium sint ei naturaliter innatae. Quarto,
o por algunas especies? 3. Si lo conoce por utrum effluant in ipsam ab aliquibus formis
algunas especies, ¿las especies de todo lo immaterialibus separatis. Quinto, utrum anima
inteligible le son o no le son innatas por nostra omnia quae intelligit, videat in rationibus
naturaleza? 4. ¿Le vienen o no le vienen de aeternis. Sexto, utrum cognitionem
ciertas formas inmateriales separadas? 5. intelligibilem acquirat a sensu. Septimo, utrum
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Nuestra alma, ¿contempla o no contempla todo intellectus possit actu intelligere per species
lo que entiende en las razones eternas? 6. intelligibiles quas penes se habet, non
¿Adquiere o no adquiere el conocimiento convertendo se ad phantasmata. Octavo, utrum
inteligible partiendo de los sentidos? 7. El iudicium intellectus impediatur per
entendimiento, ¿puede o no puede conocer, de impedimentum sensitivarum virtutum.
hecho, mediante las especies inteligibles que ya
posee sin referirse a las imágenes? 8. Al estar
impedidas las potencias sensitivas, ¿queda o no
queda anulado el juicio del entendimiento?

ARTICULUS 1
ARTÍCULO 1
[El alma, ¿conoce o no conoce lo corporal por el [31949] Iª q. 84 a. 1 arg. 1
entendimiento?]
De Verit. q.10 a.4.
Ad primum sic proceditur. Videtur quod anima
Objeciones por las que parece que el alma no non cognoscat corpora per intellectum. Dicit
conoce lo corporal por el entendimiento: enim Augustinus, in II Soliloq. quod corpora
1. Dice Agustín en II Soliloq.: Los cuerpos no intellectu comprehendi non possunt; nec aliquod
pueden ser comprendidos por el entendimiento. corporeum nisi sensibus videri potest. Dicit
Nada corpóreo puede ser percibido más que etiam, XII super Gen. ad Litt., quod visio
por los sentidos. Y dice también en XII Super intellectualis est eorum quae sunt per essentiam
Gen. ad litt.: Sólo hay visión intelectual de suam in anima. Huiusmodi autem non sunt
aquello que está por su esencia en el alma. Los corpora. Ergo anima per intellectum corpora
cuerpos no están así. Por lo tanto, el alma no cognoscere non potest.
puede conocer lo corporal por el entendimiento. [31950] Iª q. 84 a. 1 arg. 2
Praeterea, sicut se habet sensus ad intelligibilia,
2. Más aún. La misma relación que hay entre el ita se habet intellectus ad sensibilia. Sed anima
sentido y lo inteligible, se da entre el per sensum nullo modo potest cognoscere
entendimiento y lo sensible. Pero el alma no spiritualia, quae sunt intelligibilia. Ergo nullo
puede conocer de ninguna manera lo espiritual modo per intellectum potest cognoscere
por los sentidos, pues lo espiritual es inteligible. corpora, quae sunt sensibilia.
Por lo tanto, de ninguna manera puede conocer
lo corporal, que es sensible, por el [31951] Iª q. 84 a. 1 arg. 3
entendimiento. Praeterea, intellectus est necessariorum et
semper eodem modo se habentium. Sed corpora
3. Todavía más. El entendimiento tiene por omnia sunt mobilia, et non eodem modo se
objeto lo necesario e invariable. Pero todos los habentia. Anima ergo per intellectum corpora
cuerpos son móviles y variables. Por lo tanto, el cognoscere non potest.
alma no puede conocer lo corporal por el
entendimiento. [31952] Iª q. 84 a. 1 s. c.
Sed contra est quod scientia est in intellectu. Si
ergo intellectus non cognoscit corpora, sequitur
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

En cambio, está el hecho de que la ciencia se quod nulla scientia sit de corporibus. Et sic
encuentra en el entendimiento. Por lo tanto, si el peribit scientia naturalis, quae est de corpore
entendimiento no conoce lo corporal, hay que mobili.
deducir que no puede haber ciencia de lo
corporal. De esta forma, la ciencia natural, que
trata del cuerpo móvil, desaparece. [31953] Iª q. 84 a. 1 co.

[Solución] Respondeo dicendum, ad evidentiam huius


quaestionis, quod primi philosophi qui de
Hay que decir: Para demostrar la solución a este naturis rerum inquisiverunt, putaverunt nihil
problema, hay que tener presente que los esse in mundo praeter corpus. Et quia videbant
primeros filósofos que investigaron la omnia corpora mobilia esse, et putabant ea in
naturaleza de las cosas, pensaron que en el continuo fluxu esse, aestimaverunt quod nulla
mundo no existía nada fuera de lo corporal. Y certitudo de rerum veritate haberi posset a
porque veían que todo lo corporal era móvil, y nobis. Quod enim est in continuo fluxu, per
lo consideraban en un continuo fluir, estimaron certitudinem apprehendi non potest, quia prius
que no podíamos tener ninguna certeza sobre la labitur quam mente diiudicetur, sicut Heraclitus
verdad de las cosas. Pues lo que fluye dixit quod non est possibile aquam fluvii
constantemente no puede ser aprehendido con currentis bis tangere, ut recitat philosophus in
certeza, puesto que desaparece antes de ser IV Metaphys. His autem superveniens Plato, ut
juzgado por la mente. Así, Heráclito dijo que no posset salvare certam cognitionem veritatis a
es posible tocar dos veces el agua de la nobis per intellectum haberi, posuit praeter ista
corriente de un río, como nos refiere el Filósofo corporalia aliud genus entium a materia et motu
en IV Metaphys. separatum, quod nominabat species sive ideas,
Más tarde, Platón, para salvar la certeza de per quarum participationem unumquodque
nuestro conocimiento intelectual de la verdad, istorum singularium et sensibilium dicitur vel
sostuvo que, además de lo corporal, hay otro homo vel equus vel aliquid huiusmodi. Sic ergo
género de seres sin materia ni movimiento, que dicebat scientias et definitiones et quidquid ad
llamó especies o ideas, de cuya participación actum intellectus pertinet, non referri ad ista
cada realidad singular y sensible recibe su corpora sensibilia, sed ad illa immaterialia et
nombre, como el de hombre, caballo, o separata; ut sic anima non intelligat ista
cualquier otro. Afirmaba, consecuentemente, corporalia, sed intelligat horum corporalium
que las ciencias, las definiciones y todo lo species separatas. Sed hoc dupliciter apparet
referente al acto del entendimiento no se centra falsum. Primo quidem quia, cum illae species
en lo sensible, sino en aquello inmaterial y sint immateriales et immobiles, excluderetur a
separado, de forma que el alma no entiende lo scientiis cognitio motus et materiae (quod est
corporal, sino su especie separada. proprium scientiae naturalis) et demonstratio per
Esto resulta falso por un doble motivo. 1) causas moventes et materiales. Secundo autem,
Primero, porque, al ser aquellas especies quia derisibile videtur ut, dum rerum quae nobis
inmateriales e inmóviles, de las ciencias manifestae sunt notitiam quaerimus, alia entia in
quedaría excluido el conocimiento tanto del medium afferamus, quae non possunt esse
movimiento como de la materia, que es lo earum substantiae, cum ab eis differant
propio de la ciencia natural, y quedaría también secundum esse, et sic, illis substantiis separatis
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

excluida la demostración por las causas agentes cognitis, non propter hoc de istis sensibilibus
y materiales. 2) Segundo, porque resulta iudicare possemus. Videtur autem in hoc Plato
irrisorio que para llegar al conocimiento de las deviasse a veritate, quia, cum aestimaret omnem
cosas manifiestas tengamos que poner como cognitionem per modum alicuius similitudinis
medio otras realidades distintas sustancialmente, esse, credidit quod forma cogniti ex necessitate
ya que difieren de ellas en el ser. Así, aun sit in cognoscente eo modo quo est in cognito.
cuando conociéramos estas sustancias Consideravit autem quod forma rei intellectae
separadas, no por eso podríamos emitir un juicio est in intellectu universaliter et immaterialiter et
de lo sensible. immobiliter, quod ex ipsa operatione intellectus
Parece ser que en esto Platón se desvió de la apparet, qui intelligit universaliter et per modum
verdad, porque, juzgando que todo necessitatis cuiusdam; modus enim actionis est
conocimiento se verifica por una cierta secundum modum formae agentis. Et ideo
semejanza, estimó que la forma de lo conocido existimavit quod oporteret res intellectas hoc
necesariamente está en quien conoce de igual modo in seipsis subsistere, scilicet
manera que en lo conocido. Consideró que la immaterialiter et immobiliter. Hoc autem
forma de la realidad entendida está en el necessarium non est. Quia etiam in ipsis
entendimiento de un modo universal, inmaterial sensibilibus videmus quod forma alio modo est
e inmóvil. Y esto resulta claro por la misma in uno sensibilium quam in altero, puta cum in
operación del entendimiento, que entiende de uno est albedo intensior, in alio remissior, et in
manera universal y con una cierta necesidad, uno est albedo cum dulcedine, in alio sine
pues la acción es algo proporcionado a la forma dulcedine. Et per hunc etiam modum forma
de ser del agente. De este modo, sostuvo que las sensibilis alio modo est in re quae est extra
cosas entendidas debían subsistir por sí mismas animam, et alio modo in sensu, qui suscipit
de modo inmaterial e inmóvil. formas sensibilium absque materia, sicut
No es necesario que esto sea así. Porque colorem auri sine auro. Et similiter intellectus
también en las mismas realidades sensibles species, corporum, quae sunt materiales et
vemos que la forma se encuentra de modo mobiles, recipit immaterialiter et immobiliter,
distinto en unas y en otras. Ejemplo: en un ser la secundum modum suum, nam receptum est in
blancura puede ser más intensa que en otro. En recipiente per modum recipientis. Dicendum est
un ser la blancura va unida a la dulzura; y en ergo quod anima per intellectum cognoscit
otro, no. De la misma manera, la forma sensible corpora cognitione immateriali, universali et
se encuentra diversamente en lo exterior al alma necessaria.
y en el sentido que recibe las formas de lo
sensible inmaterialmente. Ejemplo: el color del
oro sin el oro. Igualmente, el entendimiento
percibe las especies de los cuerpos materiales y
móviles, inmaterial e inmóvilmente, según su
propia naturaleza, pues lo recibido está en quien
lo recibe según el modo de ser de éste. Por lo
tanto, hay que concluir que el alma conoce lo
corporal por el entendimiento inmaterial, [31954] Iª q. 84 a. 1 ad 1
universal, y necesariamente.
Ad primum ergo dicendum quod verbum
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

[Respuesta a las objeciones:] Augustini est intelligendum quantum ad ea


quibus intellectus cognoscit, non autem
1. A la primera hay que decir: Aquella frase de quantum ad ea quae cognoscit. Cognoscit enim
Agustín hay que entenderla en cuanto referida a corpora intelligendo, sed non per corpora, neque
aquello por lo que el entendimiento conoce, no a per similitudines materiales et corporeas; sed
lo que conoce. Pues conoce lo corporal per species immateriales et intelligibiles, quae
entendiéndolo, pero no a través de lo corporal ni per sui essentiam in anima esse possunt.
de imágenes materiales y corpóreas, sino a
través de especies inmateriales e inteligibles que [31955] Iª q. 84 a. 1 ad 2
pueden estar en el alma por su propia esencia. Ad secundum dicendum quod, sicut Augustinus
dicit XXII de Civit. Dei, non est dicendum
quod, sicut sensus cognoscit sola corporalia, ita
2. A la segunda hay que decir: Como indica intellectus cognoscit sola spiritualia, quia
Agustín en XXII De Civ. Dei 4, no hay que sequeretur quod Deus et Angeli corporalia non
afirmar que el entendimiento conoce sólo lo cognoscerent. Huius autem diversitatis ratio est,
espiritual como el sentido conoce sólo lo quia inferior virtus non se extendit ad ea quae
corporal. Porque, de ser así, habría que concluir sunt superioris virtutis; sed virtus superior ea
que Dios y los ángeles no conocen lo corporal. quae sunt inferioris virtutis, excellentiori modo
El porqué de dicha diversidad radica en que una operatur.
potencia inferior no llega a lo que es propio de
una superior; pero, la superior lleva a cabo de [31956] Iª q. 84 a. 1 ad 3
un modo más eminente lo propio de la inferior. Ad tertium dicendum quod omnis motus
supponit aliquid immobile, cum enim
transmutatio fit secundum qualitatem, remanet
3. A la tercera hay que decir: Todo movimiento substantia immobilis; et cum transmutatur forma
supone algo inmóvil. Pues, cuando es la substantialis, remanet materia immobilis. Rerum
cualidad lo que cambia, la sustancia queda etiam mutabilium sunt immobiles habitudines,
inmóvil, y cuando lo es la forma sustancial, la sicut Socrates etsi non semper sedeat, tamen
materia permanece invariable. En las realidades immobiliter est verum quod, quandocumque
cambiables hay relaciones inmutables. Ejemplo: sedet, in uno loco manet. Et propter hoc nihil
aunque Sócrates no esté siempre sentado, es prohibet de rebus mobilibus immobilem
absolutamente cierto que, cuando está sentado, scientiam habere.
permanece en un lugar concreto. Por eso, nada
impide que haya ciencia invariable de lo ARTICULUS 2
cambiable.
[31957] Iª q. 84 a. 2 arg. 1
ARTÍCULO 2

[El alma, ¿conoce o no conoce lo corporal por


su esencia?]
In Sent. l.2 d.3 p.2.a q.2 a.1; l.3 d.14 a.1 q. a2; Ad secundum sic proceditur. Videtur quod
De Verit. q.8 a.8; Cont. Gentes 2,98.] anima per essentiam suam corporalia intelligat.
Dicit enim Augustinus, X de Trin., quod anima
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Objeciones por las que parece que el alma imagines corporum convolvit et rapit factas in
conoce lo corporal por su esencia: semetipsa de semetipsa, dat enim eis formandis
1. Agustín, en X De Trin., dice: El alma recoge quiddam substantiae suae. Sed per similitudines
las imágenes de los cuerpos y se adueña de las corporum corpora intelligit. Ergo per essentiam
imágenes formadas en sí misma de sí misma, ya suam, quam dat formandis talibus
que para configurarlas les transmite algo de su similitudinibus, et de qua eas format, cognoscit
propia sustancia. Pero conoce los cuerpos por corporalia.
medio de las imágenes de los cuerpos. Por lo
tanto, por su propia esencia conoce los seres [31958] Iª q. 84 a. 2 arg. 2
corporales, que emplea para configurar tales Praeterea, philosophus dicit, in III de anima,
imágenes a las que transmite su propia esencia. quod anima quodammodo est omnia. Cum ergo
simile simili cognoscatur, videtur quod anima
2. Más aún. El Filósofo, en III De Anima, per seipsam corporalia cognoscat.
dice: En cierto modo el alma lo es todo. Por lo
tanto, como quiera que lo semejante es conocido [31959] Iª q. 84 a. 2 arg. 3
por lo semejante, parece que el alma conoce lo Praeterea, anima est superior corporalibus
corporal por sí misma. creaturis. Inferiora autem sunt in superioribus
eminentiori modo quam in seipsis, ut Dionysius
3. Todavía más. El alma es superior a las dicit. Ergo omnes creaturae corporeae nobiliori
criaturas corporales. Los seres inferiores están modo existunt in ipsa substantia animae quam in
en los superiores de un modo más perfecto que seipsis. Per suam ergo substantiam potest
el modo que tienen en sí mismos, como dice creaturas corporeas cognoscere.
Dionisio. Por lo tanto, todas las criaturas
corpóreas se encuentran de una manera más
digna en la sustancia del alma que en sí mismas. [31960] Iª q. 84 a. 2 s. c.
Por lo tanto, por su propia sustancia puede Sed contra est quod Augustinus dicit, IX de
conocer las criaturas corpóreas. Trin., quod mens corporearum rerum notitias
per sensus corporis colligit. Ipsa autem anima
En cambio, está lo que dice Agustín en IX De non est cognoscibilis per corporis sensus. Non
Trin.: La mente llega al conocimiento de lo ergo cognoscit corporea per suam substantiam.
corporal a través de los sentidos corporales. En
cambio, el alma no es cognoscible por los
sentidos corporales. Por lo tanto, no conoce lo [31961] Iª q. 84 a. 2 co.
corpóreo por su propia sustancia. Respondeo dicendum quod antiqui philosophi
posuerunt quod anima per suam essentiam
[Solución] cognoscit corpora. Hoc enim animis omnium
Hay que decir: Los antiguos filósofos communiter inditum fuit, quod simile simili
sostuvieron que el alma conoce lo corporal por cognoscitur. Existimabant autem quod forma
su propia esencia. Pues era de patrimonio cogniti sit in cognoscente eo modo quo est in re
común que lo semejante es conocido por lo cognita. E contrario tamen Platonici posuerunt.
semejante. Estimaban que la forma de lo Plato enim, quia perspexit intellectualem
conocido está en quien conoce del mismo modo animam immaterialem esse et immaterialiter
que en lo conocido. Los platónicos opinaron de cognoscere, posuit formas rerum cognitarum
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

forma contraria. Pues Platón, percatándose de immaterialiter subsistere. Priores vero naturales,
que el alma intelectiva es inmaterial y que quia considerabant res cognitas esse corporeas
conoce inmaterialmente, sostuvo que las formas et materiales, posuerunt oportere res cognitas
de lo conocido subsisten también de modo etiam in anima cognoscente materialiter esse. Et
inmaterial. En cambio, los primeros naturalistas, ideo, ut animae attribuerent omnium
por estimar que lo conocido era corporal y cognitionem, posuerunt eam habere naturam
material, sostuvieron que también está communem cum omnibus. Et quia natura
materialmente en el alma que lo conoce. Por principiatorum ex principiis constituitur,
eso, y para poder atribuir al alma el attribuerunt animae naturam principii, ita quod
conocimiento de todo, sostuvieron que el alma qui dixit principium omnium esse ignem, posuit
era naturaleza común a todo, y, como la animam esse de natura ignis; et similiter de aere
naturaleza del ser originado está constituida por et aqua. Empedocles autem, qui posuit quatuor
sus principios, al alma le atribuyeron la misma elementa materialia et duo moventia, ex his
naturaleza de su principio. Así, quien sostuvo etiam dixit animam esse constitutam. Et ita, cum
que el primer principio de las cosas es el fuego, res materialiter in anima ponerent, posuerunt
así también sostuvo que el alma es de naturaleza omnem cognitionem animae materialem esse,
ígnea, lo mismo cabe decir con respecto al aire non discernentes inter intellectum et sensum.
y al agua. Empédocles, que estableció cuatro Sed haec opinio improbatur. Primo quidem,
elementos materiales y dos agentes, sostuvo que quia in materiali principio, de quo loquebantur,
el alma estaba constituida de dichos elementos. non existunt principiata nisi in potentia. Non
De este modo, al determinar que las cosas están autem cognoscitur aliquid secundum quod est in
en el alma materialmente, sostuvieron que todo potentia, sed solum secundum quod est actu, ut
conocimiento del alma era material, ya que patet in IX Metaphys., unde nec ipsa potentia
confundían y no distinguían el entendimiento de cognoscitur nisi per actum. Sic igitur non
los sentidos. sufficeret attribuere animae principiorum
Pero este modo de pensar es inadmisible. 1) naturam ad hoc quod omnia cognosceret, nisi
Primero, porque en el principio material al que inessent ei naturae et formae singulorum
hacían referencia, no se encuentran los seres que effectuum, puta ossis et carnis et aliorum
se originan de él a no ser potencialmente. Y huiusmodi; ut Aristoteles contra Empedoclem
nada es conocido en cuanto que está en argumentatur in I de anima. Secundo quia, si
potencia, sino sólo en cuanto que está en acto, oporteret rem cognitam materialiter in
como consta en IX Metaphys. Por eso, ni tan cognoscente existere, nulla ratio esset quare res
siquiera la misma potencia es conocida a no ser quae materialiter extra animam subsistunt,
a través del acto. Por lo tanto, para que el alma cognitione carerent, puta, si anima igne
lo conociera todo, no sería suficiente atribuirle cognoscit ignem, et ignis etiam qui est extra
la naturaleza de los principios, a no ser que animam, ignem cognosceret. Relinquitur ergo
también poseyera la naturaleza y forma de cada quod oportet materialia cognita in cognoscente
uno de sus efectos, como la de los huesos, la existere non materialiter, sed magis
carne, y demás, como argumenta Aristóteles immaterialiter. Et huius ratio est, quia actus
contra Empédocles en I De Anima. 2) Segundo, cognitionis se extendit ad ea quae sunt extra
porque, si fuera necesario que lo conocido cognoscentem, cognoscimus enim etiam ea quae
estuviera materialmente en quien conoce, no extra nos sunt. Per materiam autem determinatur
habría razón para que las realidades materiales forma rei ad aliquid unum. Unde manifestum est
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

exteriores carecieran de conocimiento, puesto quod ratio cognitionis ex opposito se habet ad


que, si el alma conociera el fuego por el fuego, rationem materialitatis. Et ideo quae non
también el mismo fuego, que está fuera del recipiunt formas nisi materialiter, nullo modo
alma, lo conocería. sunt cognoscitiva, sicut plantae; ut dicitur in II
Por lo tanto, hay que concluir que los objetos libro de anima. Quanto autem aliquid
materiales conocidos están en quien conoce no immaterialius habet formam rei cognitae, tanto
materialmente, sino, más bien, inmaterialmente. perfectius cognoscit. Unde et intellectus, qui
Esto es así porque el acto del entendimiento abstrahit speciem non solum a materia, sed
comprende los objetos que están fuera de quien etiam a materialibus conditionibus
conoce, ya que es evidente que conocemos lo individuantibus, perfectius cognoscit quam
externo a nosotros. Ahora bien, por la materia la sensus, qui accipit formam rei cognitae sine
forma está determinada a un ser único y materia quidem, sed cum materialibus
concreto. Por eso es evidente que la razón de la conditionibus. Et inter ipsos sensus, visus est
materialidad y del conocimiento son opuestos. magis cognoscitivus, quia est minus materialis,
De este modo, los seres que reciben sólo ut supra dictum est. Et inter ipsos intellectus,
materialmente las formas de otros seres, no tanto quilibet est perfectior, quanto
pueden conocer de ningún modo, como, por immaterialior. Ex his ergo patet quod, si aliquis
ejemplo, las plantas, tal como se dice en el II intellectus est qui per essentiam suam cognoscit
libro De Anima. En cambio, cuanto más omnia, oportet quod essentia eius habeat in se
inmaterialmente un ser posee la forma de lo immaterialiter omnia; sicut antiqui posuerunt
conocido, más perfectamente conoce. Por eso el essentiam animae actu componi ex principiis
entendimiento, que abstrae la especie inteligible omnium materialium, ut cognosceret omnia.
no sólo de la materia, sino también de las Hoc autem est proprium Dei, ut sua essentia sit
condiciones materiales individuantes, conoce immaterialiter comprehensiva omnium, prout
más perfectamente que los sentidos, los cuales effectus virtute praeexistunt in causa. Solus
reciben su forma de lo conocido sin su materia, igitur Deus per essentiam suam omnia intelligit;
pero con sus condiciones materiales. De entre non autem anima humana, neque etiam
los sentidos, el de la vista es el más capacitado Angelus.
para conocer, porque, como dijimos ya (q.78
a.3), es el menos material. Entre los
entendimientos, cuanto más inmaterial, más
perfecto.
Se concluye claramente que, si hay un
entendimiento que conozca todas las cosas por
su esencia, es necesario que las posea todas
inmaterialmente. De modo semejante a como
los antiguos suponían la esencia del alma
compuesta en acto por los principios de todas
las cosas materiales, para que las pudiera
conocer todas. Es exclusivo de Dios poseer una
esencia que contenga inmaterialmente todas las
cosas, al modo como los efectos preexisten [31962] Iª q. 84 a. 2 ad 1
virtualmente en la causa. Así, pues, sólo Dios lo Ad primum ergo dicendum quod Augustinus ibi
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

conoce todo en virtud de su propia esencia. No loquitur de visione imaginaria, quae fit per
el alma humana ni tampoco el ángel. imagines corporum. Quibus imaginibus
formandis dat anima aliquid suae substantiae,
[Respuesta a las objeciones] sicut subiectum datur ut informetur per aliquam
1. A la primera hay que decir: Agustín está formam. Et sic de seipsa facit huiusmodi
hablando de la visión imaginaria que se realiza imagines, non quod anima vel aliquid animae
por medio de imágenes corporales. Para formar convertatur, ut sit haec vel illa imago; sed sicut
dichas imágenes el alma pone algo de su dicitur de corpore fieri aliquid coloratum, prout
sustancia, a la manera como se pone el sujeto informatur colore. Et hic sensus apparet ex his
para que sea informado por alguna forma. Es así quae sequuntur. Dicit enim quod servat aliquid,
como produce de sí misma las imágenes, no scilicet non formatum tali imagine, quod libere
porque el alma o una parte suya se transforme de specie talium imaginum iudicet, et hoc dicit
en ésta, o en aquella imagen, sino al modo como esse mentem vel intellectum. Partem autem
se dice que un cuerpo se convierte en algo quae informatur huiusmodi imaginibus scilicet
coloreado porque se le da un color. Este sentido imaginativam, dicit esse communem nobis et
del texto se desprende del contexto. Pues dice bestiis.
que conserva algo, esto es, lo no informado por
tal imagen, que es aquello por lo que libremente
juzga de tales imágenes. Esto lo llama mente o [31963] Iª q. 84 a. 2 ad 2
entendimiento. En cambio, en lo que se refiere a Ad secundum dicendum quod Aristoteles non
que es informada por las imágenes, esto es, por posuit animam esse actu compositam ex
la imaginación, dice que nos es común con los omnibus, sicut antiqui naturales; sed dixit
animales. quodammodo animam esse omnia, inquantum
est in potentia ad omnia; per sensum quidem ad
2. A la segunda hay que decir: Aristóteles no sensibilia, per intellectum vero ad intelligibilia.
admitió, como lo hacían los antiguos
naturalistas, que el alma estuviera compuesta de [31964] Iª q. 84 a. 2 ad 3
todas las cosas, sino que dijo: En cierto modo el Ad tertium dicendum quod quaelibet creatura
alma lo es todo. Y esto en cuanto que está en habet esse finitum et determinatum. Unde
potencia con respecto a todo; por los sentidos, a essentia superioris creaturae, etsi habeat
lo sensible; por el entendimiento, a lo quandam similitudinem inferioris creaturae
inteligible. prout communicant in aliquo genere, non tamen
complete habet similitudinem illius, quia
3. A la tercera hay que decir: Toda criatura tiene determinatur ad aliquam speciem, praeter quam
el ser finito y determinado. Por eso, la esencia est species inferioris creaturae. Sed essentia Dei
de una criatura superior, aunque tenga cierta est perfecta similitudo omnium quantum ad
semejanza con la de una criatura inferior, por omnia quae in rebus inveniuntur, sicut
coincidir en un mismo género; sin embargo, tal universale principium omnium.
semejanza no es perfecta, ya que está
determinada a una especie a la que no pertenece ARTICULUS 3
la criatura inferior. Pero la esencia divina es la
semejanza perfecta de todo con respecto a todo, [31965] Iª q. 84 a. 3 arg. 1
como principio universal de todo.
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

ARTÍCULO 3
Ad tertium sic proceditur. Videtur quod anima
[El alma, ¿lo conoce o no lo conoce todo por las intelligat omnia per species sibi naturaliter
especies impresas naturalmente en ella?] inditas. Dicit enim Gregorius, in homilia
De Verit. q.10 a.6; q.11 a.1; q.18 a.7; q.19 a.1; ascensionis quod homo habet commune cum
Cont. Gentes 2,83; De Anima q.15. Angelis intelligere. Sed Angeli intelligunt
Objeciones por las que parece que el alma lo omnia per formas naturaliter inditas, unde in
conoce todo por las especies impresas libro de causis dicitur quod omnis intelligentia
naturalmente en ella: est plena formis. Ergo et anima habet species
1. Dice Gregorio en la homilía sobre la rerum naturaliter inditas, quibus corporalia
Ascensión: Entender es común al hombre y a intelligit.
los ángeles. Pero los ángeles lo entienden todo
por las formas innatas. Por eso, se dice en el [31966] Iª q. 84 a. 3 arg. 2
libro De Causis: Toda inteligencia está llena de Praeterea, anima intellectiva est nobilior quam
formas. Por lo tanto, el alma posee especies materia prima corporalis. Sed materia prima est
congénitas de todo por las que conoce lo creata a Deo sub formis ad quas est in potentia.
corporal. Ergo multo magis anima intellectiva est creata a
Deo sub speciebus intelligibilibus. Et sic anima
2. Más aún. El alma intelectiva es más digna intelligit corporalia per species sibi naturaliter
que la materia prima corporal. Pero la materia inditas.
prima es creada por Dios con las formas con [31967] Iª q. 84 a. 3 arg. 3
respecto a las que está en potencia. Por lo tanto, Praeterea, nullus potest verum respondere nisi
con mayor motivo el alma intelectiva es creada de eo quod scit. Sed aliquis etiam idiota, non
por Dios con las especies inteligibles. De este habens scientiam acquisitam, respondet verum
modo, el alma entiende lo corporal por las de singulis, si tamen ordinate interrogetur, ut
especies innatas. narratur in Menone Platonis de quodam. Ergo
antequam aliquis acquirat scientiam, habet
3. Todavía más. Nadie puede responder rerum cognitionem. Quod non esset nisi anima
correctamente más que de lo que conoce. Pero haberet species naturaliter inditas. Intelligit
también un idiota, que no tiene ciencia igitur anima res corporeas per species naturaliter
adquirida, responde correctamente sobre cosas inditas.
concretas, con tal que se le pregunte
ordenadamente, como se cuenta de uno en el
Menón de Platón. Por lo tanto, antes de adquirir
su ciencia, se tiene conocimiento de las cosas. [31968] Iª q. 84 a. 3 s. c.
Esto no sería posible a no ser que el alma Sed contra est quod philosophus dicit, in III de
poseyera las especies innatas. Así, pues, el alma anima, de intellectu loquens, quod est sicut
conoce lo corpóreo por las especies innatas. tabula in qua nihil est scriptum.

[31969] Iª q. 84 a. 3 co.
En cambio, está lo que dice el Filósofo en III Respondeo dicendum quod, cum forma sit
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

De Anima al hablar del entendimiento: Es como principium actionis, oportet ut eo modo se


una tablilla en la que no hay nada escrito. habeat aliquid ad formam quae est actionis
principium, quo se habet ad actionem illam,
[Solución] sicut si moveri sursum est ex levitate, oportet
Hay que decir: Como quiera que la forma es quod in potentia tantum sursum fertur, esse leve
principio de acción, es necesario que la relación solum in potentia, quod autem actu sursum
de una cosa con la forma que es principio de fertur, esse leve in actu. Videmus autem quod
acción, sea la misma que mantiene con dicha homo est quandoque cognoscens in potentia
acción. Así, si el elevarse depende de la tantum, tam secundum sensum quam secundum
ingravidez, es necesario que lo que se eleve sólo intellectum. Et de tali potentia in actum
en potencia sea ingrávido sólo en potencia; y lo reducitur, ut sentiat quidem, per actiones
que se leve en acto, sea ingrávido en acto. Pero sensibilium in sensum; ut intelligat autem, per
observamos que el hombre a veces sólo conoce disciplinam aut inventionem. Unde oportet
en potencia tanto sensitiva como dicere quod anima cognoscitiva sit in potentia
intelectualmente. Dicha potencia pasa al acto en tam ad similitudines quae sunt principia
el conocimiento sensitivo por las acciones de las sentiendi, quam ad similitudines quae sunt
cualidades sensibles sobre el sentido, y en el principia intelligendi. Et propter hoc Aristoteles
intelectivo, por medio del aprendizaje de la posuit quod intellectus, quo anima intelligit, non
inventiva. Por eso es necesario afirmar que el habet aliquas species naturaliter inditas, sed est
alma intelectiva está en potencia tanto con in principio in potentia ad huiusmodi species
respecto a las imágenes, principio de sensación, omnes. Sed quia id quod habet actu formam,
como a las semejanzas, principio de intelección. interdum non potest agere secundum formam
Por eso, Aristóteles sostuvo que el propter aliquod impedimentum, sicut leve si
entendimiento, por el que el alma conoce, no impediatur sursum ferri; propter hoc Plato
posee especies inteligibles innatas, sino que posuit quod intellectus hominis naturaliter est
originariamente está en potencia hacia todas plenus omnibus speciebus intelligibilibus, sed
estas especies. Pero porque, en ocasiones, el que per unionem corporis impeditur ne possit in
posee en acto una forma no puede obrar actum exire. Sed hoc non videtur convenienter
conforme a ella por algún impedimento, como dictum. Primo quidem quia, si habet anima
el cuerpo ingrávido no puede elevarse, Platón naturalem notitiam omnium, non videtur esse
sostuvo que el entendimiento del hombre, por possibile quod huius naturalis notitiae tantam
naturaleza, está repleto de todas las especies oblivionem capiat, quod nesciat se huiusmodi
inteligibles. Pero que, debido a su unión con el scientiam habere, nullus enim homo obliviscitur
cuerpo, no pasan a estar en acto. No parece que ea quae naturaliter cognoscit, sicut quod omne
esto sea correcto. totum sit maius sua parte, et alia huiusmodi.
1) Primero, porque, si el alma tiene un Praecipue autem hoc videtur inconveniens, si
conocimiento natural de todo, no parece posible ponatur esse animae naturale corpori uniri, ut
que su olvido sea tan grande y que ni siquiera supra habitum est, inconveniens enim est quod
recuerde que posee dicho conocimiento. De naturalis operatio alicuius rei totaliter
hecho, ningún hombre olvida lo que conoce por impediatur per id quod est sibi secundum
naturaleza, como, por ejemplo, que el todo es naturam. Secundo, manifeste apparet huius
mayor que la parte y cosas parecidas. Y mucho positionis falsitas ex hoc quod, deficiente aliquo
más incorrecto todavía parece, si tenemos en sensu, deficit scientia eorum, quae
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

cuenta que al alma le es natural estar unida al apprehenduntur secundum illum sensum; sicut
cuerpo, como dijimos anteriormente (q.76 a.1), caecus natus nullam potest habere notitiam de
ya que es inaceptable que la acción natural de coloribus. Quod non esset, si animae essent
un ser quede totalmente impedida por algo que naturaliter inditae omnium intelligibilium
le es natural. rationes. Et ideo dicendum est quod anima non
2) Segundo, la falsedad de esta postura aparece cognoscit corporalia per species naturaliter
manifiestamente porque, cuando falta algún inditas.
sentido, falta el conocimiento de lo que dicho
sentido percibe. Ejemplo: el ciego de
nacimiento no conoce los colores. Esto no
sucedería si en el alma hubieran sido infundidas
por naturaleza las razones de todo lo inteligible.
Por lo tanto, hay que afirmar que el alma no [31970] Iª q. 84 a. 3 ad 1
conoce lo corporal a través de las especies Ad primum ergo dicendum quod homo quidem
innatas. convenit cum Angelis in intelligendo, deficit
tamen ab eminentia intellectus eorum, sicut et
[Respuesta a las objeciones] corpora inferiora, quae tantum existunt
1. A la primera hay que decir: Ciertamente, secundum Gregorium, deficiunt ab existentia
común a los ángeles y a los hombres es el superiorum corporum. Nam materia inferiorum
entender, pero en éstos no se da la perfección de corporum non est completa totaliter per formam,
aquéllos. De la misma forma que los cuerpos sed est in potentia ad formas quas non habet,
inferiores, que se limitan a existir, no tienen una materia autem caelestium corporum est totaliter
existencia tan perfecta como la de los cuerpos completa per formam, ita quod non est in
superiores, como dice Gregorio. Pues la materia potentia ad aliam formam, ut supra habitum est.
de los cuerpos inferiores no está totalmente Et similiter intellectus Angeli est perfectus per
formada, sino que está en potencia para algunas species intelligibiles secundum suam naturam,
formas que todavía no posee. La materia de los intellectus autem humanus est in potentia ad
cuerpos superiores está totalmente formada, de huiusmodi species.
manera que, como establecimos (q.66 a.2), no
están en potencia para recibir otra forma.
Igualmente, el entendimiento del ángel está [31971] Iª q. 84 a. 3 ad 2
naturalmente perfeccionado por las especies Ad secundum dicendum quod materia prima
inteligibles, mientras que el entendimiento habet esse substantiale per formam, et ideo
humano está en potencia con respecto a ellas. oportuit quod crearetur sub aliqua forma,
alioquin non esset in actu. Sub una tamen forma
2. A la segunda hay que decir: La materia prima existens, est in potentia ad alias. Intellectus
tiene su ser sustancial por la forma. Y, por eso, autem non habet esse substantiale per speciem
debió ser creada con alguna forma. De no ser intelligibilem; et ideo non est simile.
así, no existiría en acto. Sin embargo, existiendo
con una sola forma, está en potencia con [31972] Iª q. 84 a. 3 ad 3
respecto a otras. En cambio, el entendimiento no Ad tertium dicendum quod ordinata interrogatio
recibe su ser sustancial de la especie inteligible. procedit ex principiis communibus per se notis,
Consecuentemente, no hay paridad. ad propria. Per talem autem processum scientia
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

causatur in anima addiscentis. Unde cum verum


3. A la tercera hay que decir: Un correcto respondet de his de quibus secundo interrogatur,
interrogatorio va de los principios generales, hoc non est quia prius ea noverit; sed quia tunc
comúnmente conocidos, a los casos concretos. ea de novo addiscit. Nihil enim refert utrum ille
Este procedimiento causa el saber en el alma del qui docet, proponendo vel interrogando
que aprende. Por eso, cuando uno responde con procedat de principiis communibus ad
precisión a algo que se le pregunta, no es porque conclusiones, utrobique enim animus audientis
lo conociera antes, sino porque es entonces certificatur de posterioribus per priora.
cuando lo conoce por primera vez. Por lo
demás, da igual que el maestro, al pasar de los
principios generales a las conclusiones, lo haga ARTICULUS 4
exponiendo o preguntando, porque, en ambos
casos, quien le escucha se convence de lo
posterior por lo anterior. [31973] Iª q. 84 a. 4 arg. 1

ARTÍCULO 4
Ad quartum sic proceditur. Videtur quod species
[Las especies inteligibles, ¿pasan o no pasan al intelligibiles effluant in animam ab aliquibus
alma provenientes de algunas formas formis separatis. Omne enim quod per
separadas?] participationem est tale, causatur ab eo quod est
De Verit. q.10 a.6; q.11 a.1; De Anima a.15. per essentiam tale; sicut quod est ignitum
reducitur sicut in causam in ignem. Sed anima
Objeciones por las que parece que las especies intellectiva, secundum quod est actu intelligens,
inteligibles pasan al alma provenientes de otras participat ipsa intelligibilia, intellectus enim in
formas separadas: actu, quodammodo est intellectum in actu. Ergo
1. Todo lo que uno es por participación ha sido ea quae secundum se et per essentiam suam sunt
causado por alguien que lo es por esencia. intellecta in actu, sunt causae animae
Ejemplo: lo encendido tiene por causa el fuego. intellectivae quod actu intelligat. Intellecta
Pero el alma intelectiva, entendiendo en acto, autem in actu per essentiam suam, sunt formae
participa de las mismas realidades inteligibles, sine materia existentes. Species igitur
pues el entendimiento en acto es, de algún intelligibiles quibus anima intelligit, causantur a
modo, lo entendido en acto. Por lo tanto, las formis aliquibus separatis.
cosas que en sí mismas y por su propia esencia [31974] Iª q. 84 a. 4 arg. 2
son entendidas en acto son la causa de que el Praeterea, intelligibilia se habent ad intellectum,
alma intelectiva entienda en acto. Pero las cosas sicut sensibilia ad sensum. Sed sensibilia quae
entendidas en acto por su misma esencia son las sunt in actu extra animam, sunt causae
formas que existen sin materia. Así, pues, las specierum sensibilium quae sunt in sensu,
especies inteligibles por las que el alma quibus sentimus. Ergo species intelligibiles
entiende, son causadas por ciertas formas quibus intellectus noster intelligit, causantur ab
separadas. aliquibus actu intelligibilibus extra animam
2. Más aún. La misma relación hay entre lo existentibus. Huiusmodi autem non sunt nisi
inteligible y el entendimiento que entre lo formae a materia separatae. Formae igitur
sensible y el sentido. Pero los objetos sensibles intelligibiles intellectus nostri effluunt ab
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

que están en acto fuera del alma, son la causa de aliquibus substantiis separatis.
las especies sensibles que hay en el sentido y
por las que sentimos. Por lo tanto, las especies [31975] Iª q. 84 a. 4 arg. 3
inteligibles por las que nuestro entendimiento Praeterea, omne quod est in potentia, reducitur
conoce, son causadas por ciertos objetos in actum per id quod est actu. Si ergo intellectus
inteligibles en acto que existen fuera del alma. noster, prius in potentia existens, postmodum
Así, pues, las formas inteligibles de nuestro actu intelligat, oportet quod hoc causetur ab
entendimiento dimanan de algunas sustancias aliquo intellectu qui semper est in actu. Hic
separadas. autem est intellectus separatus. Ergo ab
3. Todavía más. Todo lo que está en potencia se aliquibus substantiis separatis causantur species
actualiza por lo que está en acto. Por lo tanto, si intelligibiles quibus actu intelligimus.
nuestro entendimiento está primero en potencia
y después en acto, es necesario que esto sea
causado por algún entendimiento que está [31976] Iª q. 84 a. 4 s. c.
siempre en acto. Este es el entendimiento Sed contra est quia secundum hoc sensibus non
separado. Por lo tanto, las especies inteligibles indigeremus ad intelligendum. Quod patet esse
por las que entendemos en acto, son causadas falsum ex hoc praecipue quod qui caret uno
por algunas sustancias separadas. sensu, nullo modo potest habere scientiam de
sensibilibus illius sensus.

En cambio, está el hecho de que, de ser así, para


entender no necesitaríamos los sentidos. Esto es [31977] Iª q. 84 a. 4 co.
evidentemente falso, porque quien carece de un Respondeo dicendum quod quidam posuerunt
sentido, de ninguna manera puede conocer los species intelligibiles nostri intellectus procedere
objetos sensibles correspondientes a dicho ab aliquibus formis vel substantiis separatis. Et
sentido. hoc dupliciter. Plato enim, sicut dictum est,
posuit formas rerum sensibilium per se sine
[Solución] materia subsistentes; sicut formam hominis,
Hay que decir: Algunos sostuvieron que las quam nominabat per se hominem, et formam vel
especies inteligibles de nuestro entendimiento ideam equi, quam nominabat per se equum, et
proceden de algunas formas o sustancias sic de aliis. Has ergo formas separatas ponebat
separadas. Esto sucede de dos maneras. Platón, participari et ab anima nostra, et a materia
como dijimos (a.1), sostuvo que las formas de corporali; ab anima quidem nostra ad
las realidades sensibles subsisten por sí mismas cognoscendum, a materia vero corporali ad
sin materia. Ejemplo: la forma del hombre, que essendum; ut sicut materia corporalis per hoc
él llamaba el hombre en sí, y la forma o idea de quod participat ideam lapidis, fit hic lapis, ita
caballo, que llamaba caballo en sí. intellectus noster per hoc quod participat ideam
Consecuentemente, sostenía también que las lapidis, fit intelligens lapidem. Participatio
formas separadas eran participadas tanto por autem ideae fit per aliquam similitudinem ipsius
nuestra alma como por la materia corporal. Por ideae in participante ipsam, per modum quo
nuestra alma, para entender. Por la materia exemplar participatur ab exemplato. Sicut igitur
corporal, para existir. Y así como la materia ponebat formas sensibiles quae sunt in materia
corporal, por el hecho de participar de la idea de corporali, effluere ab ideis sicut quasdam earum
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

piedra, se hace piedra, así también nuestro similitudines; ita ponebat species intelligibiles
entendimiento, por el hecho de participar de la nostri intellectus esse similitudines quasdam
idea de piedra, conoce la piedra. La idearum ab eis effluentes. Et propter hoc, ut
participación de la idea se realiza a través de supra dictum est, scientias et definitiones ad
una semejanza suya en quien participa de ella. A ideas referebat. Sed quia contra rationem rerum
la manera como el ejemplar es participado por sensibilium est quod earum formae subsistant
la copia. Así, pues, de la misma manera que absque materiis, ut Aristoteles multipliciter
afirmaba que las formas sensibles presentes en probat; ideo Avicenna, hac positione remota,
la materia corporal dimanan de las ideas como posuit omnium rerum sensibilium intelligibiles
una especie de imágenes suyas, así también species, non quidem per se subsistere absque
sostenía que las especies inteligibles de nuestro materia, sed praeexistere immaterialiter in
entendimiento son ciertas representaciones de intellectibus separatis; a quorum primo
las ideas que de ellas se desprenden. Por eso, derivantur huiusmodi species in sequentem, et
como dijimos (a.1), las ciencias y los conceptos sic de aliis usque ad ultimum intellectum
los hacía depender de las ideas. separatum, quem nominat intellectum agentem;
Pero porque contra la razón propia de lo a quo, ut ipse dicit, effluunt species intelligibiles
sensible va el que las formas subsistan sin in animas nostras, et formae sensibiles in
materia, como demuestra Aristóteles materiam corporalem. Et sic in hoc Avicenna
sobradamente, Avicena, alejándose de dicha cum Platone concordat, quod species
opinión, sostuvo que las especies inteligibles de intelligibiles nostri intellectus effluunt a
los seres sensibles no subsisten por sí mismas quibusdam formis separatis, quas tamen Plato
sin la materia, sino que preexisten dicit per se subsistere, Avicenna vero ponit eas
inmaterialmente en los entendimientos in intelligentia agente. Differunt etiam quantum
separados. Del primero de estos entendimientos ad hoc, quod Avicenna ponit species
dimana el segundo, y así sucesivamente, hasta intelligibiles non remanere in intellectu nostro
llegar al último entendimiento separado, que postquam desinit actu intelligere; sed indiget ut
llamó entendimiento agente y del que, como él iterato se convertat ad recipiendum de novo.
mismo dice, las especies inteligibles pasan a Unde non ponit scientiam animae naturaliter
nuestras almas, y las formas sensibles a la inditam, sicut Plato, qui ponit participationes
materia corporal. En esta línea, Avicena y idearum immobiliter in anima permanere. Sed
Platón concuerdan en que las especies secundum hanc positionem sufficiens ratio
inteligibles de nuestro entendimiento dimanan assignari non posset quare anima nostra corpori
de ciertas formas separadas. Sin embargo, uniretur. Non enim potest dici quod anima
Platón dice que subsisten por sí mismas, y intellectiva corpori uniatur propter corpus, quia
Avicena dice que están en el entendimiento nec forma est propter materiam, nec motor
agente. También difieren en que Avicena propter mobile, sed potius e converso. Maxime
sostiene que las especies inteligibles no autem videtur corpus esse necessarium animae
permanecen en nuestro entendimiento cuando intellectivae ad eius propriam operationem,
deja de entender en acto, sino que necesita quae est intelligere, quia secundum esse suum a
recibirlas de nuevo. Por eso no admite la ciencia corpore non dependet. Si autem anima species
natural innata, como Platón, el cual sostenía que intelligibiles secundum suam naturam apta nata
las participaciones de las ideas están esset recipere per influentiam aliquorum
invariablemente en el alma. separatorum principiorum tantum, et non
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Pero en esta suposición no es posible encontrar acciperet eas ex sensibus, non indigeret corpore
la razón suficiente de por qué nuestra alma se ad intelligendum, unde frustra corpori uniretur.
une al cuerpo. Pues no puede decirse que el Si autem dicatur quod indiget anima nostra
alma intelectiva se une al cuerpo por el cuerpo, sensibus ad intelligendum, quibus quodammodo
ya que ni la forma existe por razón de la excitetur ad consideranda ea quorum species
materia, ni el motor por el móvil, sino al intelligibiles a principiis separatis recipit; hoc
contrario. Parece, más bien, que el cuerpo es non videtur sufficere. Quia huiusmodi excitatio
necesario al alma intelectiva en orden a su non videtur necessaria animae nisi inquantum
propia operación, entender, ya que, por su ser, est consopita, secundum Platonicos,
no depende del cuerpo. Si el alma por su quodammodo et obliviosa propter unionem ad
naturaleza estuviera destinada a recibir las corpus, et sic sensus non proficerent animae
especies inteligibles sólo a través del influjo de intellectivae nisi ad tollendum impedimentum
ciertos principios separados, y no las recibiese quod animae provenit ex corporis unione.
por parte de los sentidos, para entender no Remanet igitur quaerendum quae sit causa
necesitaría el cuerpo. Consecuentemente, no unionis animae ad corpus. Si autem dicatur,
necesitaría unirse a él. Tampoco basta decir que secundum Avicennam, quod sensus sunt animae
nuestra alma necesita los sentidos para entender necessarii, quia per eos excitatur ut convertat se
en cuanto que los sentidos la estimulan a pensar ad intelligentiam agentem, a qua recipit species;
en las cosas cuyas especies inteligibles recibe hoc quidem non sufficit. Quia si in natura
por parte de los principios separados. Porque no animae est ut intelligat per species ab
parece que el alma necesite dichos estímulos a intelligentia agente effluxas, sequeretur quod
no ser en cuanto que, como dicen los platónicos, quandoque anima possit se convertere ad
está como adormecida y olvidada por efecto de intelligentiam agentem ex inclinatione suae
su unión con el cuerpo. De ser así, los sentidos naturae, vel etiam excitata per alium sensum, ut
no servirían al alma intelectiva más que para convertat se ad intelligentiam agentem ad
alejar el obstáculo que representa su unión con recipiendum species sensibilium quorum
el cuerpo. Consecuentemente, permanece en pie sensum aliquis non habet. Et sic caecus natus
la cuestión de averiguar cuál es la razón por la posset habere scientiam de coloribus, quod est
que el alma se une al cuerpo. manifeste falsum. Unde dicendum est quod
Si, siguiendo a Avicena, se dice que los sentidos species intelligibiles quibus anima nostra
son necesarios al alma en cuanto que la intelligit, non effluunt a formis separatis.
impulsan a recurrir al entendimiento agente del
que recibe las especies, tampoco esto resulta
suficiente. Porque si en la naturaleza del alma
está el que entiende a través de las especies
procedentes del entendimiento agente, habría
que concluir que algunas veces podría volverse
a él por su tendencia natural, o también
estimulada por uno de los sentidos para recibir
del entendimiento agente las especies de los
objetos sensibles que pertenecen a un sentido
que no posee. De ser así, un ciego de nacimiento
podría tener conocimiento de los colores, lo cual
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

es evidentemente falso. Por lo tanto, hay que


afirmar que las especies inteligibles por las que [31978] Iª q. 84 a. 4 ad 1
nuestra alma conoce, no provienen de algunas Ad primum ergo dicendum quod species
formas separadas. intelligibiles quas participat noster intellectus,
reducuntur sicut in primam causam in aliquod
principium per suam essentiam intelligibile,
scilicet in Deum. Sed ab illo principio procedunt
[Respuesta a las objeciones] mediantibus formis rerum sensibilium et
1. A la primera hay que decir: Las especies materialium, a quibus scientiam colligimus, ut
inteligibles de las que participa nuestro Dionysius dicit.
entendimiento se reducen, como a su primera [31979] Iª q. 84 a. 4 ad 2
causa, a un principio inteligible por su propia Ad secundum dicendum quod res materiales,
esencia, esto es, a Dios. Pero proceden de dicho secundum esse quod habent extra animam,
principio a través de las formas de las cosas possunt esse sensibiles actu; non autem actu
sensibles y materiales, de las que obtenemos la intelligibiles. Unde non est simile de sensu et
ciencia, como dice Dionisio. intellectu.
[31980] Iª q. 84 a. 4 ad 3
2. A la segunda hay que decir: El ser que las Ad tertium dicendum quod intellectus noster
cosas materiales poseen fuera del alma, les possibilis reducitur de potentia ad actum per
permite ser sensibles en acto, pero no aliquod ens actu, idest per intellectum agentem,
inteligibles en acto. Por lo tanto, entre el qui est virtus quaedam animae nostrae, ut
sentido y el entendimiento no hay paridad. dictum est, non autem per aliquem intellectum
separatum, sicut per causam proximam; sed
3. A la tercera hay que decir: Nuestro forte sicut per causam remotam.
entendimiento posible pasa de la potencia al
acto por un ser en acto, es decir, por el ARTICULUS 5
entendimiento agente, que es una potencia del
alma, como dijimos (q.79 a.4), pero no por un
entendimiento separado como por causa [31981] Iª q. 84 a. 5 arg. 1
próxima, sino, en todo caso, como causa remota.

ARTÍCULO 5 Ad quintum sic proceditur. Videtur quod anima


intellectiva non cognoscat res materiales in
[El alma intelectiva, ¿conoce o no conoce las rationibus aeternis. Id enim in quo aliquid
cosas materiales en las razones eternas?] cognoscitur, ipsum magis et per prius
De Verit. q.8 a.7 ad 13; q.10 a.6 ad 6; a.8. cognoscitur. Sed anima intellectiva hominis, in
statu praesentis vitae, non cognoscit rationes
Objeciones por las que parece que el alma no aeternas, quia non cognoscit ipsum Deum, in
conoce las cosas materiales en las razones quo rationes aeternae existunt, sed ei sicut
eternas: ignoto coniungitur, ut Dionysius dicit in I cap.
1. Aquello en lo que una cosa es conocida, se mysticae theologiae. Ergo anima non cognoscit
conoce antes y mejor. Pero el alma intelectiva omnia in rationibus aeternis.
del hombre, en el estado de la vida presente, no [31982] Iª q. 84 a. 5 arg. 2
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

conoce las razones eternas, ya que no conoce a Praeterea, Rom. I, dicitur quod invisibilia Dei
Dios mismo, en quien están estas razones, sino per ea quae facta sunt, conspiciuntur. Sed inter
que se une a Él como a un ser desconocido, invisibilia Dei numerantur rationes aeternae.
como dice Dionisio en c.1 Mysticae Theologiae. Ergo rationes aeternae per creaturas materiales
Por lo tanto, el alma no conoce todas las cosas cognoscuntur, et non e converso.
en las razones eternas. [31983] Iª q. 84 a. 5 arg. 3
2. Más aún. En Rom 1,20 se dice: Llegamos a Praeterea, rationes aeternae nihil aliud sunt
lo invisible de Dios por lo creado. Pero entre lo quam ideae, dicit enim Augustinus, in libro
invisible de Dios se encuentran las razones octoginta trium quaest., quod ideae sunt rationes
eternas. Por lo tanto, las razones eternas se stabiles rerum in mente divina existentes. Si
conocen por las criaturas materiales, y no al ergo dicatur quod anima intellectiva cognoscit
revés. omnia in rationibus aeternis, redibit opinio
3. Todavía más. Las razones eternas no son más Platonis, qui posuit omnem scientiam ab ideis
que las ideas. Pues Agustín, en el libro derivari.
Octoginta trium quaest., dice: Las ideas son las [31984] Iª q. 84 a. 5 s. c.
razones permanentes de las cosas que hay en la Sed contra est quod dicit Augustinus, XII
mente divina. Por lo tanto, decir que el alma Confess., si ambo videmus verum esse quod
intelectiva conoce todas las cosas en las razones dicis, et ambo videmus verum esse quod dico,
eternas, es actualizar la postura de Platón, quien ubi quaeso id videmus? Nec ego utique in te,
sostuvo que toda ciencia deriva de las ideas. nec tu in me sed ambo in ipsa, quae supra
En cambio, está lo que dice Agustín en XII mentes nostras est, incommutabili veritate.
Confes.: Si los dos vemos que es verdad lo que Veritas autem incommutabilis in aeternis
tú dices, y los dos vemos que es verdad lo que rationibus continetur. Ergo anima intellectiva
digo yo, pregunto: ¿Dónde lo vemos? Ni yo en omnia vera cognoscit in rationibus aeternis.
ti ni tú en mí, sino que ambos lo vemos en
aquella verdad inmutable que está por encima
de nosotros. Pero la verdad inmutable está [31985] Iª q. 84 a. 5 co.
contenida en las razones eternas. Por lo tanto, el Respondeo dicendum quod, sicut Augustinus
alma intelectiva conoce todas las cosas dicit in II de Doctr. Christ., philosophi qui
verdaderas en las razones eternas. vocantur, si qua forte vera et fidei nostrae
accommoda dixerunt, ab eis tanquam ab iniustis
[Solución] possessoribus in usum nostrum vindicanda sunt.
Hay que decir: Como dice Agustín en II De Habent enim doctrinae gentilium quaedam
Doct. Christ.: Los llamados filósofos, si han simulata et superstitiosa figmenta, quae
dicho alguna verdad en consonancia con unusquisque nostrum de societate gentilium
nuestra fe, debemos reivindicarla para nuestro exiens, debet evitare. Et ideo Augustinus, qui
uso, puesto que ellos son injustos poseedores. doctrinis Platonicorum imbutus fuerat, si qua
Pues en las doctrinas de los paganos hay invenit fidei accommoda in eorum dictis,
ciertas fábulas supersticiosas que todo cristiano assumpsit; quae vero invenit fidei nostrae
que proceda del paganismo debe evitar. Por adversa, in melius commutavit. Posuit autem
eso, Agustín, imbuido en las doctrinas de los Plato, sicut supra dictum est, formas rerum per
platónicos, recogió todo lo que en ellas encontró se subsistere a materia separatas, quas ideas
conforme con la fe, corrigiendo todo lo que se vocabat, per quarum participationem dicebat
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

oponía. Así, Platón sostuvo, como hemos dicho intellectum nostrum omnia cognoscere; ut sicut
(a.4), que las formas de las cosas, que llamó materia corporalis per participationem ideae
ideas, subsisten independientemente de la lapidis fit lapis, ita intellectus noster per
materia, por cuya participación nuestro participationem eiusdem ideae cognosceret
entendimiento conoce todas las cosas, de modo lapidem. Sed quia videtur esse alienum a fide
que, así como la materia corporal se hace piedra quod formae rerum extra res per se subsistant
por la participación de la idea de piedra, así absque materia, sicut Platonici posuerunt,
también nuestro entendimiento conoce la piedra dicentes per se vitam aut per se sapientiam esse
por participación de la misma idea. Pero porque quasdam substantias creatrices, ut Dionysius
parece contrario a la fe que las formas de las dicit XI cap. de Div. Nom.; ideo Augustinus, in
cosas subsistan fuera de éstas por sí mismas y libro octoginta trium quaest., posuit loco harum
sin materia, como sostuvieron los platónicos, los idearum quas Plato ponebat, rationes omnium
cuales afirmaban que la vida en sí misma y la creaturarum in mente divina existere, secundum
sabiduría en sí misma son sustancias creadoras, quas omnia formantur, et secundum quas etiam
como dice Dionisio en c.11 De Div. Nom.; por anima humana omnia cognoscit. Cum ergo
eso, Agustín en el libro Octoginta trium quaest. quaeritur utrum anima humana in rationibus
admitió, en lugar de las ideas de Platón, la aeternis omnia cognoscat, dicendum est quod
existencia en la mente divina de las razones de aliquid in aliquo dicitur cognosci dupliciter.
todas las cosas, según las cuales han sido hechas Uno modo, sicut in obiecto cognito; sicut aliquis
todas las cosas y según las cuales el alma lo videt in speculo ea quorum imagines in speculo
conoce todo. resultant. Et hoc modo anima, in statu praesentis
Por lo tanto, cuando nos preguntamos si el alma vitae, non potest videre omnia in rationibus
humana conoce todas las cosas en las razones aeternis; sed sic in rationibus aeternis
eternas, debemos responder que algo es cognoscunt omnia beati, qui Deum vident et
conocido en otro de dos maneras. 1) Una, como omnia in ipso. Alio modo dicitur aliquid
en objeto conocido, al modo como se ven en el cognosci in aliquo sicut in cognitionis principio;
espejo las cosas cuyas imágenes refleja. De esta sicut si dicamus quod in sole videntur ea quae
manera el alma no puede en el presente estado videntur per solem. Et sic necesse est dicere
de vida ver todas las cosas en las razones quod anima humana omnia cognoscat in
eternas; en cambio, así es como conocen los rationibus aeternis, per quarum participationem
bienaventurados, los cuales ven a Dios y todas omnia cognoscimus. Ipsum enim lumen
las cosas en Dios. 2) Otra, como en su principio intellectuale quod est in nobis, nihil est aliud
de conocimiento. Como si dijéramos que vemos quam quaedam participata similitudo luminis
en el sol lo que vemos por su luz. En este increati, in quo continentur rationes aeternae.
sentido es necesario decir que el alma humana Unde in Psalmo IV, dicitur, multi dicunt, quis
conoce las cosas en las razones eternas, por ostendit nobis bona? Cui quaestioni Psalmista
cuya participación lo conocemos todo. Pues la respondet, dicens, signatum est super nos lumen
misma luz intelectual que hay en nosotros no es vultus tui, domine. Quasi dicat, per ipsam
más que una cierta semejanza participada de la sigillationem divini luminis in nobis, omnia
luz increada en la que están contenidas las nobis demonstrantur. Quia tamen praeter lumen
razones eternas. Por eso, en el Sal 4,6-7 se dice: intellectuale in nobis, exiguntur species
Muchos dicen: ¿Quién nos muestra los bienes? intelligibiles a rebus acceptae, ad scientiam de
El salmista responde a esta pregunta diciendo: rebus materialibus habendam; ideo non per
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Señor, sobre nosotros está sellada la luz de tu solam participationem rationum aeternarum de
rostro. Como si dijera: Por el sello de la luz rebus materialibus notitiam habemus, sicut
divina en nosotros todo se nos da a conocer. Platonici posuerunt quod sola idearum
Sin embargo, porque, además de la luz participatio sufficit ad scientiam habendam.
intelectual para conocer las cosas materiales Unde Augustinus dicit, in IV de Trin., numquid
necesitamos las especies inteligibles que quia philosophi documentis certissimis
provienen de los mismos objetos, hay que persuadent aeternis rationibus omnia temporalia
concluir que no conocemos las cosas materiales fieri, propterea potuerunt in ipsis rationibus
sólo por la participación de las razones eternas, perspicere, vel ex ipsis colligere quot sint
como decían los platónicos afirmando que la animalium genera, quae semina singulorum?
sola participación de las ideas es suficiente para Nonne ista omnia per locorum ac temporum
tener ciencia. Por eso, Agustín en IV De Trin. historiam quaesierunt? Quod autem Augustinus
dice: ¿Acaso porque los filósofos demuestran non sic intellexerit omnia cognosci in rationibus
con pruebas irrefutables que todo lo temporal aeternis, vel in incommutabili veritate, quasi
fue hecho en virtud de las razones eternas, han ipsae rationes aeternae videantur, patet per hoc
podido ver en ellas o deducir de ellas cuántas quod ipse dicit in libro octoginta trium quaest.,
son las especies de animales y cuántos los quod rationalis anima non omnis et quaelibet,
principios germinales de cada uno? ¿Acaso no sed quae sancta et pura fuerit, asseritur illi
acudieron, más bien, al análisis de la historia visioni, scilicet rationum aeternarum, esse
de tiempos y lugares? Que Agustín no entendió idonea; sicut sunt animae beatorum.
que todas las cosas son conocidas en las
razones eternas o en la verdad inmutable en el
sentido de que contempláramos las mismas
razones eternas, resulta evidente por lo que él
mismo escribe en el libro Octoginta trium
quaest.: No toda ni cualquier alma racional es [31986] Iª q. 84 a. 5 ad arg.
considerada apta para dicha visión, o sea, en Et per haec patet responsio ad obiecta.
las razones eternas, sino la encontrada santa y
pura, como la de los bienaventurados. ARTICULUS 6

[Respuesta a las objeciones] [31987] Iª q. 84 a. 6 arg. 1


Está incluida en lo dicho.

ARTÍCULO 6
[El conocimiento intelectual, ¿parte o no parteAd sextum sic proceditur. Videtur quod
de las cosas sensibles?] intellectiva cognitio non accipiatur a rebus
De Verit. q.10 a.6; q.19 a.1; Quodl. 8 q.2 a.1;sensibilibus. Dicit enim Augustinus, in libro
Compend. Theol. c.81.82; De Anima a.15. octoginta trium quaest., quod non est
expectanda sinceritas veritatis a corporis
Objeciones por las que parece que el sensibus. Et hoc probat dupliciter. Uno modo,
conocimiento intelectual no parte de las cosas per hoc quod omne quod corporeus sensus
sensibles: attingit, sine ulla intermissione temporis
1. Dice Agustín en el libro Octoginta trium commutatur, quod autem non manet, percipi
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

quaest.: Ninguna verdad cierta puede esperarse non potest. Alio modo, per hoc quod omnia
de los sentidos del cuerpo. Esto lo prueba por quae per corpus sentimus, etiam cum non adsunt
dos razones. Una, porque todo cuanto el sentido sensibus, imagines tamen eorum patimur, ut in
corporal alcanza, está en continuo cambio; y lo somno vel furore; non autem sensibus
que no permanece, no puede ser percibido. discernere valemus utrum ipsa sensibilia, vel
Otra, porque conservamos las imágenes de imagines eorum falsas sentiamus. Nihil autem
todas las cosas que impresionaron los sentidos percipi potest quod a falso non discernitur. Et
corporales, aun cuando no estén presentes en sic concludit quod non est expectanda veritas a
ellos, como ocurre en el sueño y en la locura, sensibus. Sed cognitio intellectualis est
sin que podamos discernir por los sentidos apprehensiva veritatis. Non ergo cognitio
sobre si lo que sentimos son los mismos objetos intellectualis est expectanda a sensibus.
sensibles o falsas imágenes, y no es posible que
se perciba nada sin discernirlo de lo falso. Así,
concluye que no hay que esperar la verdad de [31988] Iª q. 84 a. 6 arg. 2
los sentidos. Pero el conocimiento intelectual Praeterea, Augustinus dicit, XII super Gen. ad
percibe la verdad. Por lo tanto, el conocimiento Litt., non est putandum facere aliquid corpus in
intelectual no proviene de los sentidos. spiritum, tanquam spiritus corpori facienti
materiae vice subdatur, omni enim modo
2. Más aún. Dice Agustín en XII Super Gen. ad praestantior est qui facit, ea re de qua aliquid
litt.: No debe creerse que el cuerpo obre algo facit. Unde concludit quod imaginem corporis
en el espíritu como si el espíritu estuviese non corpus in spiritu, sed ipse spiritus in seipso
sometido a su acción en calidad de materia, facit. Non ergo intellectualis cognitio a
puesto que es, en todos los conceptos, más sensibilibus derivatur.
digno el sujeto que obra que la realidad en la
que se obra. Por eso concluye: No es el cuerpo [31989] Iª q. 84 a. 6 arg. 3
el que produce su imagen en el espíritu, sino Praeterea, effectus non se extendit ultra virtutem
éste quien produce dicha imagen en sí mismo. suae causae. Sed intellectualis cognitio se
Por lo tanto, el conocimiento intelectual no extendit ultra sensibilia, intelligimus enim
proviene de las cosas sensibles. quaedam quae sensu percipi non possunt.
3. Todavía más. El efecto no sobrepasa la Intellectualis ergo cognitio non derivatur a rebus
capacidad de su causa. Pero el conocimiento sensibilibus.
intelectual llega más allá de los objetos
sensibles, pues llegamos a conocer cosas que no [31990] Iª q. 84 a. 6 s. c.
perciben los sentidos. Por lo tanto, el Sed contra est quod philosophus probat, I
conocimiento intelectual no proviene de las Metaphys., et in fine Poster., quod principium
cosas sensibles. nostrae cognitionis est a sensu.

[31991] Iª q. 84 a. 6 co.
En cambio, el Filósofo, en Metaphys. y al final Respondeo dicendum quod circa istam
del De Poster., demuestra que el principio de quaestionem triplex fuit philosophorum opinio.
nuestro conocimiento parte de los sentidos. Democritus enim posuit quod nulla est alia
causa cuiuslibet nostrae cognitionis, nisi cum ab
[Solución] his corporibus quae cogitamus, veniunt atque
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Hay que decir: Sobre esta cuestión, entre los intrant imagines in animas nostras; ut
filósofos hubo tres opiniones. Demócrito Augustinus dicit in epistola sua ad Dioscorum.
sostuvo que la única causa de cada uno de Et Aristoteles etiam dicit, in libro de Somn. et
nuestros conocimientos consiste en que vengan Vigil., quod Democritus posuit cognitionem
y entren en nuestras almas las imágenes de los fieri per idola et defluxiones. Et huius positionis
cuerpos en que pensamos, como nos transmite ratio fuit, quia tam ipse Democritus quam alii
Agustín en su carta Ad Dioscorum. Y antiqui naturales non ponebant intellectum
Aristóteles, en el libro De somn. et vigil., differre a sensu, ut Aristoteles dicit in libro de
también dice que Demócrito sostuvo que el anima. Et ideo, quia sensus immutatur a
conocimiento se verifica por imágenes y sensibili, arbitrabantur omnem nostram
emanaciones. El fundamento de tal opinión está cognitionem fieri per solam immutationem a
en que tanto Demócrito como los antiguos sensibilibus. Quam quidem immutationem
naturalistas no establecían diferencias entre el Democritus asserebat fieri per imaginum
entendimiento y el sentido, como delata defluxiones. Plato vero e contrario posuit
Aristóteles en el libro De Anima. Por eso, como intellectum differre a sensu; et intellectum
el sentido es alterado por el objeto sensible, quidem esse virtutem immaterialem organo
estimaron que todos nuestros conocimientos se corporeo non utentem in suo actu. Et quia
verificaban sólo por esta alteración producida incorporeum non potest immutari a corporeo,
por lo sensible. Esta alteración Demócrito posuit quod cognitio intellectualis non fit per
afirmaba que se realiza por emanaciones de immutationem intellectus a sensibilibus, sed per
imágenes. participationem formarum intelligibilium
Por su parte, Platón distinguía el entendimiento separatarum, ut dictum est. Sensum etiam posuit
de los sentidos. Así, el entendimiento era una virtutem quandam per se operantem. Unde nec
facultad inmaterial que para su acción no se ipse sensus, cum sit quaedam vis spiritualis,
servía de ningún órgano corporal. Y como lo immutatur a sensibilibus, sed organa sensuum a
incorpóreo no puede ser alterado por lo sensibilibus immutantur, ex qua immutatione
corpóreo, dedujo que el conocimiento anima quodammodo excitatur ut in se species
intelectual no se verifica por la modificación sensibilium formet. Et hanc opinionem tangere
que los objetos sensibles producen en el videtur Augustinus, XII super Gen. ad Litt., ubi
entendimiento, sino por la participación de las dicit quod corpus non sentit, sed anima per
formas inteligibles separadas. Esto ya se dijo corpus, quo velut nuntio utitur ad formandum in
(a.5). También sostuvo que los sentidos tenían seipsa quod extrinsecus nuntiatur. Sic igitur
cierta virtualidad propia por la que ni siquiera secundum Platonis opinionem, neque
ellos mismos, a no ser como facultad espiritual, intellectualis cognitio a sensibili procedit, neque
son alterados por objetos sensibles, que sólo etiam sensibilis totaliter a sensibilibus rebus;
afectan a los órganos sensoriales, por cuya sed sensibilia excitant animam sensibilem ad
alteración de alguna manera es estimulada el sentiendum, et similiter sensus excitant animam
alma en orden a configurar en sí misma las intellectivam ad intelligendum. Aristoteles
especies de los objetos sensibles. Esta opinión autem media via processit. Posuit enim cum
parece ser muy cercana a la expresada por Platone intellectum differre a sensu. Sed sensum
Agustín en XII Super Gen. ad litt., cuando dice: posuit propriam operationem non habere sine
No es el cuerpo el que siente, sino el alma por communicatione corporis; ita quod sentire non
el cuerpo, del que se sirve como de mensajero sit actus animae tantum, sed coniuncti. Et
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

para formar en sí misma lo que se le notifica de similiter posuit de omnibus operationibus


fuera. Así, pues, según la opinión de Platón, ni sensitivae partis. Quia igitur non est
el conocimiento intelectual procede del sensible, inconveniens quod sensibilia quae sunt extra
ni siquiera el sensible procede totalmente de los animam, causent aliquid in coniunctum, in hoc
objetos sensibles, sino que los objetos sensibles Aristoteles cum Democrito concordavit, quod
estimulan al alma sensitiva para sentir, y, a su operationes sensitivae partis causentur per
vez, los sentidos estimulan al alma intelectiva impressionem sensibilium in sensum, non per
para entender. modum defluxionis, ut Democritus posuit, sed
Aristóteles mantuvo una postura intermedia. per quandam operationem. Nam et Democritus
Con Platón admite que el entendimiento es omnem actionem fieri posuit per influxionem
distinto del sentido. Pero sostuvo que el sentido atomorum, ut patet in I de Generat. Intellectum
no ejerce su operación propia sin que intervenga vero posuit Aristoteles habere operationem
el cuerpo, de tal manera que el sentir no es un absque communicatione corporis. Nihil autem
acto exclusivo del alma, sino del compuesto. corporeum imprimere potest in rem
Lo mismo afirma de todas las operaciones de la incorpoream. Et ideo ad causandam
parte sensitiva. Y porque no hay inconveniente intellectualem operationem, secundum
en que los objetos sensibles que se encuentran Aristotelem, non sufficit sola impressio
fuera del alma produzcan algún efecto en el sensibilium corporum, sed requiritur aliquid
compuesto, Aristóteles concuerda con nobilius, quia agens est honorabilius patiente, ut
Demócrito en decir que las operaciones de la ipse dicit. Non tamen ita quod intellectualis
parte sensitiva son causadas por impresiones de operatio causetur in nobis ex sola impressione
los objetos sensibles en el sentido, pero no a aliquarum rerum superiorum, ut Plato posuit,
modo de emanación, como sostuvo Demócrito, sed illud superius et nobilius agens quod vocat
sino por medio de una operación. Pues intellectum agentem, de quo iam supra diximus,
Demócrito suponía que todas las acciones se facit phantasmata a sensibus accepta
deben a la movilidad de los átomos, como intelligibilia in actu, per modum abstractionis
aparece en I De Generat. Aristóteles, en cuiusdam. Secundum hoc ergo, ex parte
cambio, sostenía que el entendimiento ejecuta phantasmatum intellectualis operatio a sensu
su operación sin la intervención del cuerpo. causatur. Sed quia phantasmata non sufficiunt
Nada corpóreo puede influir en algo incorpóreo. immutare intellectum possibilem, sed oportet
De este modo, según Aristóteles, para que se quod fiant intelligibilia actu per intellectum
produzca la operación intelectual no basta la agentem; non potest dici quod sensibilis
simple impresión de los cuerpos sensibles, sino cognitio sit totalis et perfecta causa intellectualis
que se precisa algo más digno, porque, como él cognitionis, sed magis quodammodo est materia
mismo dice, el agente es más digno que el causae.
paciente. Sin embargo, no en el sentido de que
la operación intelectual sea producida en
nosotros por el solo influjo de ciertos seres
superiores, como sostuvo Platón, sino en cuanto
que un agente superior y más digno, llamado
entendimiento agente, y del que ya dijimos algo
(q.79 a.3.4), por medio de la abstracción hace
inteligibles las imágenes recibidas por los
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

sentidos.
Por lo tanto, según esto, la operación intelectual
es causada por los sentidos en lo que se refiere a
las imágenes. Pero porque las imágenes no son
suficientes para alterar el entendimiento posible,
sino que necesitan el entendimiento agente para [31992] Iª q. 84 a. 6 ad 1
convertirse en inteligibles en acto, no puede Ad primum ergo dicendum quod per verba illa
decirse que el conocimiento sensible sea la Augustini datur intelligi quod veritas non sit
causa total y perfecta del conocimiento totaliter a sensibus expectanda. Requiritur enim
intelectual, sino que, en cierto modo, es la lumen intellectus agentis, per quod
materia de la causa. immutabiliter veritatem in rebus mutabilibus
cognoscamus, et discernamus ipsas res a
similitudinibus rerum.
[Respuesta a las objeciones]
1. A la primera hay que decir: Aquellas palabras [31993] Iª q. 84 a. 6 ad 2
de Agustín dan a entender que no hay que Ad secundum dicendum quod Augustinus ibi
esperar de los sentidos toda la verdad. Pues se non loquitur de intellectuali cognitione, sed de
precisa la luz del entendimiento agente para que imaginaria. Et quia, secundum Platonis
en las cosas mutables conozcamos la verdad opinionem, vis imaginaria habet operationem
inmutable y para discernir entre la realidad quae est animae solius; eadem ratione usus est
objetiva y su imagen. Augustinus ad ostendendum quod corpora non
imprimunt suas similitudines in vim
2. A la segunda hay que decir: Agustín no está imaginariam, sed hoc facit ipsa anima, qua
hablando del conocimiento intelectivo, sino de utitur Aristoteles ad probandum intellectum
lo imaginario. Y porque, según la opinión de agentem esse aliquid separatum, quia scilicet
Platón, la facultad de la imaginación tiene una agens est honorabilius patiente. Et procul dubio
operación que pertenece exclusivamente al oportet, secundum hanc positionem, in vi
alma, Agustín, para probar que los cuerpos no imaginativa ponere non solum potentiam
imprimen sus imágenes en la potencia passivam, sed etiam activam. Sed si ponamus,
imaginativa, sino que es el alma misma la que secundum opinionem Aristotelis, quod actio
las produce, utilizó la misma razón empleada virtutis imaginativae sit coniuncti, nulla sequitur
por Aristóteles para demostrar que el difficultas, quia corpus sensibile est nobilius
entendimiento agente es separado, esto es, organo animalis, secundum hoc quod
porque el agente es más digno que el paciente. comparatur ad ipsum ut ens in actu ad ens in
Según esta opinión, indudablemente habría que potentia, sicut coloratum in actu ad pupillam,
poner en la facultad imaginativa no sólo quae colorata est in potentia. Posset tamen dici
potencia pasiva, sino también activa. Pero si con quod, quamvis prima immutatio virtutis
Aristóteles admitimos que la acción de la imaginariae sit per motum sensibilium, quia
facultad imaginativa pertenece al compuesto, phantasia est motus factus secundum sensum, ut
desaparece toda dificultad, pues el cuerpo dicitur in libro de anima; tamen est quaedam
sensible es más digno que cualquier órgano operatio animae in homine quae dividendo et
animal, ya que se relaciona con dicho órgano componendo format diversas rerum imagines,
como el ser en acto se relaciona con el ser en etiam quae non sunt a sensibus acceptae. Et
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

potencia, de igual modo que el cuerpo, que tiene quantum ad hoc possunt accipi verba Augustini.
el color en acto, se compara con la pupila, que
lo tiene en potencia. Sin embargo, podría
decirse que, aun cuando la primera alteración de
la potencia imaginativa se debe a la moción de [31994] Iª q. 84 a. 6 ad 3
los objetos sensibles, porque, la fantasía es un Ad tertium dicendum quod sensitiva cognitio
movimiento producido por el sentido, como se non est tota causa intellectualis cognitionis. Et
dice en el libro De Anima, en el hombre hay ideo non est mirum si intellectualis cognitio
cierta operación del alma que, por medio de la ultra sensitivam se extendit.
composición y división, forma diversas
imágenes de las cosas sin que los sentidos lo
perciban. Esto es lo que quiere decir Agustín.
3. A la tercera hay que decir: El conocimiento
sensitivo no es causa completa del conocimiento
intelectual. Por lo tanto, no hay que extrañarse ARTICULUS 7
de que el conocimiento intelectual abarque más
que el sensitivo.

[31995] Iª q. 84 a. 7 arg. 1
ARTÍCULO 7

[El entendimiento, ¿puede o no puede conocer,


de hecho, mediante las especies inteligibles que
ya posee sin recurrir a las imágenes?] Ad septimum sic proceditur. Videtur quod
Infra q.85 a.1 ad 4; a.5 ad 2; q.86 a.1; q.89 a.1; intellectus possit actu intelligere per species
In Sent. 1.2 d.20 q.2 a.2 ad 3; l.3 d.31 q.2 a.4; intelligibiles quas penes se habet, non
De Verit. q.10 a.2 ad 7; a.8 ad 1; q.19 a.1; Cont. convertendo se ad phantasmata. Intellectus enim
Gentes 2,73- 81; De Mem. et Remin. lect.3; In 1 fit in actu per speciem intelligibilem qua
Cor. c.13 lect.3 informatur. Sed intellectum esse in actu, est
ipsum intelligere. Ergo species intelligibiles
Objeciones por las que parece que el sufficiunt ad hoc quod intellectus actu intelligat,
entendimiento puede conocer, de hecho, absque hoc quod ad phantasmata se convertat.
mediante las especies inteligibles que ya posee [31996] Iª q. 84 a. 7 arg. 2
sin referirse a las imágenes: Praeterea, magis dependet imaginatio a sensu,
1. El entendimiento pasa al acto por la quam intellectus ab imaginatione. Sed
especie inteligible que lo informa. Pero estar el imaginatio potest imaginari actu, absentibus
entendimiento en acto es lo mismo que sensibilibus. Ergo multo magis intellectus potest
entender. Por lo tanto, las especies inteligibles intelligere actu, non convertendo se ad
son suficientes para que el entendimiento phantasmata.
entienda en acto sin necesidad de recurrir a las [31997] Iª q. 84 a. 7 arg. 3
imágenes. Praeterea, incorporalium non sunt aliqua
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

2. Más aún. Más depende la imaginación del phantasmata, quia imaginatio tempus et
sentido que el entendimiento de la imaginación. continuum non transcendit. Si ergo intellectus
Pero la imaginación puede ejercer su operación noster non posset aliquid intelligere in actu nisi
sin la presencia de lo sensible. Por lo tanto, con converteretur ad phantasmata, sequeretur quod
mayor motivo el entendimiento puede entender non posset intelligere incorporeum aliquid.
sin necesidad de recurrir a las imágenes. Quod patet esse falsum, intelligimus enim
3. Todavía más. No hay imágenes de lo veritatem ipsam, et Deum et Angelos.
incorporal, porque la imaginación no trasciende
el tiempo y el espacio. Por lo tanto, si nuestro [31998] Iª q. 84 a. 7 s. c.
entendimiento no pudiera entender nada en acto Sed contra est quod philosophus dicit, in III de
sin recurrir a las imágenes, se seguiría que no anima, quod nihil sine phantasmate intelligit
podría entender nada incorpóreo. Esto es anima.
evidentemente falso, pues entendemos la verdad [31999] Iª q. 84 a. 7 co.
misma, a Dios y a los ángeles. Respondeo dicendum quod impossibile est
intellectum nostrum, secundum praesentis vitae
statum, quo passibili corpori coniungitur,
En cambio, está lo que dice el Filósofo en III aliquid intelligere in actu, nisi convertendo se ad
De Anima: El alma no entiende nada sin phantasmata. Et hoc duobus indiciis apparet.
imágenes. Primo quidem quia, cum intellectus sit vis
quaedam non utens corporali organo, nullo
[Solución] modo impediretur in suo actu per laesionem
Hay que decir: Es imposible que nuestro alicuius corporalis organi, si non requireretur ad
entendimiento, en el presente estado de vida, eius actum actus alicuius potentiae utentis
durante el que se encuentra unido a un cuerpo organo corporali. Utuntur autem organo
pasible, entienda en acto algo sin recurrir a las corporali sensus et imaginatio et aliae vires
imágenes. De que esto es así, tenemos un doble pertinentes ad partem sensitivam. Unde
indicio. 1) Primero, porque al ser el manifestum est quod ad hoc quod intellectus
entendimiento una facultad que no se sirve de actu intelligat, non solum accipiendo scientiam
ningún órgano corporal, de ninguna manera de novo, sed etiam utendo scientia iam
estaría impedido su acto por la lesión de un acquisita, requiritur actus imaginationis et
órgano corporal si para su ejercicio no ceterarum virtutum. Videmus enim quod,
necesitase el acto de otra facultad que sí utiliza impedito actu virtutis imaginativae per
dichos órganos. Las potencias que sirven de laesionem organi, ut in phreneticis; et similiter
órganos corporales son el sentido, la impedito actu memorativae virtutis, ut in
imaginación y las otras facultades de la parte lethargicis; impeditur homo ab intelligendo in
sensitiva. Por eso resulta evidente que para que actu etiam ea quorum scientiam praeaccepit.
el entendimiento entienda en acto, y no sólo Secundo, quia hoc quilibet in seipso experiri
cuando por primera vez adquiera un potest, quod quando aliquis conatur aliquid
conocimiento, sino también en la posterior intelligere, format aliqua phantasmata sibi per
utilización del conocimiento adquirido, se modum exemplorum, in quibus quasi inspiciat
precisa el acto de la imaginación y el de las quod intelligere studet. Et inde est etiam quod
demás facultades. Pues observamos que, quando alium volumus facere aliquid intelligere,
impedido el acto de la imaginación por la lesión proponimus ei exempla, ex quibus sibi
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

de un órgano, como sucede en los dementes, o phantasmata formare possit ad intelligendum.


impedida la facultad de la memoria, como Huius autem ratio est, quia potentia
sucede en los que se encuentran en estado de cognoscitiva proportionatur cognoscibili. Unde
letargo, el hombre no puede entender en acto ni intellectus angelici, qui est totaliter a corpore
siquiera aquellas cosas cuyo conocimiento ya separatus, obiectum proprium est substantia
había adquirido. 2) Segundo, porque todos intelligibilis a corpore separata; et per
pueden experimentar en sí mismos que, al huiusmodi intelligibilia materialia cognoscit.
querer entender algo, se forman ciertas Intellectus autem humani, qui est coniunctus
imágenes a modo de ejemplares, en las que se corpori, proprium obiectum est quidditas sive
puede contemplar, por decirlo de alguna natura in materia corporali existens; et per
manera, lo que se proponen entender. Por eso, huiusmodi naturas visibilium rerum etiam in
cuando queremos hacer comprender a otro algo, invisibilium rerum aliqualem cognitionem
le proponemos ejemplos que le permitan ascendit. De ratione autem huius naturae est,
formarse imágenes para entender. quod in aliquo individuo existat, quod non est
El porqué de todo esto radica en que la potencia absque materia corporali, sicut de ratione
cognoscitiva está proporcionada a lo naturae lapidis est quod sit in hoc lapide, et de
cognoscible. Por eso, el entendimiento angélico, ratione naturae equi quod sit in hoc equo, et sic
sin vinculación alguna con un cuerpo, por de aliis. Unde natura lapidis, vel cuiuscumque
objeto propio tiene la sustancia inteligible materialis rei, cognosci non potest complete et
separada del cuerpo, por la que conoce lo vere, nisi secundum quod cognoscitur ut in
material inteligible. particulari existens. Particulare autem
En cambio, el objeto propio del entendimiento apprehendimus per sensum et imaginationem.
humano, que está unido a un cuerpo, es la Et ideo necesse est ad hoc quod intellectus actu
esencia o naturaleza existente en la materia intelligat suum obiectum proprium, quod
corporal y, a través de la naturaleza de lo convertat se ad phantasmata, ut speculetur
visible, llega al conocimiento de lo invisible. Es naturam universalem in particulari existentem.
esencial a la naturaleza visible existir en un Si autem proprium obiectum intellectus nostri
individuo que no es tal individuo sin materia esset forma separata; vel si naturae rerum
corpórea, como es esencial a la naturaleza de la sensibilium subsisterent non in particularibus,
piedra existir en esta piedra, y a la naturaleza secundum Platonicos; non oporteret quod
del caballo es esencial existir en este caballo. intellectus noster semper intelligendo
Por lo tanto, de forma verdadera y completa no converteret se ad phantasmata.
se puede conocer la naturaleza de la piedra o la
de cualquier otro objeto material si no se la
conoce existente de forma concreta. Pero lo
concreto lo percibimos por los sentidos y por la
imaginación. Consecuentemente, para que el
entendimiento entienda en acto su objeto propio,
es necesario que recurra a las imágenes para
descubrir la naturaleza universal como presente
en un objeto particular. En cambio, si el objeto [32000] Iª q. 84 a. 7 ad 1
de nuestro entendimiento fuesen las formas Ad primum ergo dicendum quod species
separadas, o si las naturalezas de las realidades conservatae in intellectu possibili, in eo existunt
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

sensibles subsistiesen independientemente de lo habitualiter quando actu non intelligit, sicut


concreto, como dicen los platónicos, no sería supra dictum est. Unde ad hoc quod
necesario que nuestro entendimiento para intelligamus in actu, non sufficit ipsa
entender recurriera siempre a las imágenes. conservatio specierum; sed oportet quod eis
utamur secundum quod convenit rebus quarum
[Respuesta a las objeciones] sunt species, quae sunt naturae in particularibus
1. A la primera hay que decir: Las especies existentes.
conservadas en el entendimiento posible están [32001] Iª q. 84 a. 7 ad 2
en él habitualmente cuando no las entiende en Ad secundum dicendum quod etiam ipsum
acto, como se dijo (q.79 a.6). Por eso, para phantasma est similitudo rei particularis, unde
entender en acto no basta conservar así las non indiget imaginatio aliqua alia similitudine
especies, sino que es necesario que las particularis, sicut indiget intellectus.
utilicemos en conformidad con lo que
representan, esto es, con las naturalezas [32002] Iª q. 84 a. 7 ad 3
existentes en las cosas particulares. Ad tertium dicendum quod incorporea, quorum
non sunt phantasmata, cognoscuntur a nobis per
2. A la segunda hay que decir: La misma comparationem ad corpora sensibilia, quorum
imagen es una semejanza de la realidad sunt phantasmata. Sicut veritatem intelligimus
concreta. Por eso la imaginación no necesita una ex consideratione rei circa quam veritatem
nueva representación particular, como la speculamur; Deum autem, ut Dionysius dicit,
necesita el entendimiento. cognoscimus ut causam, et per excessum, et per
remotionem; alias etiam incorporeas substantias,
3. A la tercera hay que decir: Conocemos las in statu praesentis vitae, cognoscere non
realidades incorpóreas, de las que no possumus nisi per remotionem, vel aliquam
disponemos de imágenes, por la relación con lo comparationem ad corporalia. Et ideo cum de
sensible, de lo cual sí poseemos imágenes. De huiusmodi aliquid intelligimus, necesse
este modo, conocemos la verdad misma habemus converti ad phantasmata corporum,
reflexionando sobre el objeto cuya verdad licet ipsorum non sint phantasmata.
investigamos. Como dice Dionisio, a Dios le
conocemos en cuanto causa y por vía de
eminencia y negación. En lo que se refiere a las ARTICULUS 8
demás sustancias incorpóreas, no podemos
conocerlas en el estado presente de vida más [32003] Iª q. 84 a. 8 arg. 1
que por vía de remoción o a través de una
comparación con lo corporal. Así, para conocer
algo de estos seres, aun cuando no dispongamos
de sus imágenes, es necesario recurrir a las
imágenes de lo corpóreo. Ad octavum sic proceditur. Videtur quod
iudicium intellectus non impediatur per
ARTÍCULO 8 ligamentum sensus. Superius enim non
dependet ab inferiori. Sed iudicium intellectus
[El juicio del entendimiento, ¿queda o no queda est supra sensum. Ergo iudicium intellectus non
impedido cuando el sentido está anulado?] impeditur per ligamentum sensus.
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

2-2 q.154 a.5 ad 3; In Sent. l.3 d.15 q.2 a.3 q. a2


ad 2; De Verit. q.12 a.3 ad 1-3; q.28 a.3 ad 6. [32004] Iª q. 84 a. 8 arg. 2
Praeterea, syllogizare est actus intellectus. In
Objeciones por las que parece que el juicio del somno autem ligatur sensus, ut dicitur in libro
entendimiento no queda impedido cuando el de Somn. et Vig.; contingit tamen quandoque
sentido está anulado: quod aliquis dormiens syllogizat. Ergo non
1. Lo superior no depende de lo inferior. Pero el impeditur iudicium intellectus per ligamentum
juicio del entendimiento está por encima de los sensus.
sentidos. Por lo tanto, el juicio del
entendimiento no es impedido por el [32005] Iª q. 84 a. 8 s. c.
embotamiento de los sentidos. Sed contra est quod in dormiendo ea quae
2. Más aún. Raciocinar es un acto del contra licitos mores contingunt, non imputantur
entendimiento. Durante el sueño, los sentidos ad peccatum; ut Augustinus in XII super Gen.
están impedidos, como se dice en el libro De ad Litt. dicit. Hoc autem non esset si homo in
Somn. et Vigil. Sin embargo, hay quien razona dormiendo liberum usum rationis et intellectus
durmiendo. Por lo tanto, estancados los haberet. Ergo impeditur rationis usus per
sentidos, no queda impedido el juicio del ligamentum sensus.
entendimiento.

En cambio, no se consideran actos pecaminosos


aquellas acciones contrarias a las rectas
costumbres y que se realizan durante el sueño, [32006] Iª q. 84 a. 8 co.
como dice Agustín en XII Super Gen. ad litt. Respondeo dicendum quod, sicut dictum est,
Esto no ocurriría si, estando dormido el hombre, proprium obiectum intellectui nostro
pudiera usar libremente de la razón y del proportionatum est natura rei sensibilis.
entendimiento. Por lo tanto, el estancamiento de Iudicium autem perfectum de re aliqua dari non
los sentidos impide el uso de la razón. potest, nisi ea omnia quae ad rem pertinent
cognoscantur, et praecipue si ignoretur id quod
est terminus et finis iudicii. Dicit autem
philosophus, in III de caelo, quod sicut finis
[Solución] factivae scientiae est opus, ita naturalis scientiae
Hay que decir: Como dijimos (a.7), el objeto finis est quod videtur principaliter secundum
propio y proporcionado a nuestro entendimiento sensum, faber enim non quaerit cognitionem
es la naturaleza de lo sensible. Pero no puede cultelli nisi propter opus, ut operetur hunc
emitirse un juicio completo de algo si no se particularem cultellum; et similiter naturalis non
conoce todo lo que está referido a este algo, en quaerit cognoscere naturam lapidis et equi, nisi
especial si se desconoce el término y el fin del ut sciat rationes eorum quae videntur secundum
juicio. Dice el Filósofo en III De Caelo: A si sensum. Manifestum est autem quod non posset
como el fin de la ciencia práctica es la esse perfectum iudicium fabri de cultello, si
operación, así también el de la ciencia natural opus ignoraret, et similiter non potest esse
es lo que principalmente se percibe por los perfectum iudicium scientiae naturalis de rebus
sentidos. Pues el herrero no busca conocer lo naturalibus, si sensibilia ignorentur. Omnia
que es un cuchillo a no ser para su trabajo, es autem quae in praesenti statu intelligimus,
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

decir, para forjar este cuchillo en concreto. cognoscuntur a nobis per comparationem ad res
Igualmente, tampoco el naturalista busca sensibiles naturales. Unde impossibile est quod
conocer la naturaleza de la piedra o del caballo a sit in nobis iudicium intellectus perfectum, cum
no ser para conocer las definiciones de lo que le ligamento sensus, per quem res sensibiles
ofrecen los sentidos. Es evidente que ni el juicio cognoscimus.
del herrero sobre el cuchillo sería perfecto si
ignorase su funcionalidad, ni tampoco lo sería el
juicio del naturalista sobre los objetos naturales [32007] Iª q. 84 a. 8 ad 1
si ignorase lo sensible. Ahora bien, todo lo que Ad primum ergo dicendum quod, quamvis
en la vida presente entendemos lo entendemos intellectus sit superior sensu, accipit tamen
por comparación con lo sensible. Por lo tanto, es aliquo modo a sensu, et eius obiecta prima et
imposible que el juicio de nuestro principalia in sensibilibus fundantur. Et ideo
entendimiento sea perfecto cuando están necesse est quod impediatur iudicium intellectus
impedidos los sentidos por los que conocemos ex ligamento sensus.
lo sensible. [32008] Iª q. 84 a. 8 ad 2
Ad secundum dicendum quod sensus ligatur in
[Respuesta a las objeciones] dormientibus propter evaporationes quasdam et
1. A la primera hay que decir: Aunque el fumositates resolutas, ut dicitur in libro de
entendimiento sea superior al sentido, sin Somn. et Vig. Et ideo secundum dispositionem
embargo, y en cierto modo, depende de él. Y en huiusmodi evaporationum, contingit esse
lo sensible se fundamenta su primer y principal ligamentum sensus maius vel minus. Quando
objeto. De este modo, es necesario que el juicio enim multus fuerit motus vaporum, ligatur non
del entendimiento quede impedido al quedar solum sensus, sed etiam imaginatio, ita ut nulla
estancados los sentidos. appareant phantasmata; sicut praecipue accidit
2. A la segunda hay que decir: Los sentidos cum aliquis incipit dormire post multum cibum
pierden su actividad en quienes duermen debido et potum. Si vero motus vaporum aliquantulum
a ciertas emanaciones y vaporizaciones, como fuerit remissior, apparent phantasmata, sed
se dice en el libro De Somn. et Vigil. El mayor o distorta et inordinata; sicut accidit in
menor embotamiento de los sentidos depende de febricitantibus. Si vero adhuc magis motus
la disposición de estas evaporaciones. Cuando sedetur, apparent phantasmata ordinata; sicut
su movimiento es grande, no solamente se maxime solet contingere in fine dormitionis, et
paralizan los sentidos, sino también la in hominibus sobriis et habentibus fortem
imaginación, hasta el punto que no se ofrece imaginationem. Si autem motus vaporum fuerit
ninguna imagen, como ocurre sobre todo al modicus, non solum imaginatio remanet libera,
dormirse después de haber comido y bebido sed etiam ipse sensus communis ex parte
demasiado. Si el movimiento de los vapores es solvitur; ita quod homo iudicat interdum in
algo menor, se ofrecen imágenes, pero dormiendo ea quae videt somnia esse, quasi
desfiguradas y desordenadas, como les ocurre a diiudicans inter res et rerum similitudines. Sed
los que tienen fiebre. Si dicho movimiento aún tamen ex aliqua parte remanet sensus communis
es más lento, las imágenes se ofrecen ordenadas, ligatus; et ideo, licet aliquas similitudines
como sucede sobre todo al acabar el sueño y en discernat a rebus, tamen semper in aliquibus
aquellos hombres sobrios y dotados de una decipitur. Sic igitur per modum quo sensus
potente imaginación. Si el movimiento de los solvitur et imaginatio in dormiendo, liberatur et
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

vapores es mínimo, no sólo queda libre la iudicium intellectus, non tamen ex toto. Unde
imaginación, sino también y en parte el sentido illi qui dormiendo syllogizant, cum excitantur,
común, de tal manera que, incluso durmiendo, a semper recognoscunt se in aliquo defecisse.
veces el hombre juzga que lo que ve es un sueño
como si distinguiera entre realidad e imagen.
Sin embargo, en parte está atado al sentido
común. Por eso, aunque la realidad la distinga QUAESTIO 85
de ciertas imágenes, con otras se engaña
siempre. Así, pues, en la medida en que el
sentido y la imaginación se van recobrando PROOEMIUM
paulatinamente durante el sueño, también el
entendimiento recobra el juicio, aunque no [32009] Iª q. 85 pr.
totalmente. Por eso, los que durmiendo razonan, Deinde considerandum est de modo et ordine
siempre reconocen que se equivocaron en algo. intelligendi. Et circa hoc quaeruntur octo.
Primo, utrum intellectus noster intelligat
CUESTIÓN 85: [Sobre el conocer: modo y abstrahendo species a phantasmatibus. Secundo,
orden] utrum species intelligibiles abstractae a
phantasmatibus, se habeant ad intellectum
PROEMIO nostrum ut quod intelligitur, vel sicut id quo
intelligitur. Tertio, utrum intellectus noster
naturaliter intelligat prius magis universale.
Ahora hay que tratar lo referente al modo y Quarto, utrum intellectus noster possit multa
orden en el conocer. Esta cuestión plantea y simul intelligere. Quinto, utrum intellectus
exige respuesta a ocho problemas: noster intelligat componendo et dividendo.
1. Nuestro entendimiento, ¿conoce o no conoce Sexto, utrum intellectus possit errare. Septimo,
lo corporal y lo material abstrayendo especies utrum unus possit eandem rem melius
de las imágenes? 2. Las especies inteligibles intelligere quam alius. Octavo, utrum intellectus
abstraídas de las imágenes, ¿se relacionan con noster per prius cognoscat indivisibile quam
nuestro entendimiento como lo que se conoce o divisibile.
como el medio por lo que se conoce? 3. Nuestro
entendimiento, por naturaleza, ¿conoce o no
conoce ante todo lo más universal? 4. Nuestro
entendimiento, ¿puede o no puede conocer al
mismo tiempo muchas cosas? 5. Nuestro
entendimiento, ¿conoce o no conoce a través de ARTICULUS 1
la composición y la división? 6. El
entendimiento, ¿puede o no puede equivocarse?
7. ¿Puede o no puede alguien conocer mejor que [32010] Iª q. 85 a. 1 arg. 1
otro una cosa? 8. Nuestro entendimiento,
¿conoce o no conoce antes lo indivisible que lo
divisible?

ARTÍCULO 1 Ad primum sic proceditur. Videtur quod


Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

intellectus noster non intelligat res corporeas et


[Nuestro entendimiento, ¿conoce o no conoce lo materiales per abstractionem a phantasmatibus.
corporal y lo material abstrayendo especies de Quicumque enim intellectus intelligit rem aliter
las imágenes?] quam sit, est falsus. Formae autem rerum
Supra q.12 a.4; Cont. Gentes 2,77; De Spirit. materialium non sunt abstractae a particularibus,
Creat. a.10 ad 17; In Metaphys. 2 lect.1. quorum similitudines sunt phantasmata. Si ergo
intelligamus res materiales per abstractionem
Objeciones por las que parece que nuestro specierum a phantasmatibus, erit falsitas in
entendimiento no conoce lo corporal y lo intellectu nostro.
material abstrayendo especies de las imágenes:
1. Cualquier entendimiento que entiende una
cosa de modo distinto a como ella es, está [32011] Iª q. 85 a. 1 arg. 2
equivocado. Ahora bien, las formas de las cosas Praeterea, res materiales sunt res naturales, in
materiales no existen abstraídas de los objetos quarum definitione cadit materia. Sed nihil
particulares, cuyas representaciones son las potest intelligi sine eo quod cadit in definitione
imágenes. Por lo tanto, si conociéramos las eius. Ergo res materiales non possunt intelligi
realidades materiales abstrayendo sus especies sine materia. Sed materia est individuationis
de las imágenes, la falsedad estaría en nuestro principium. Ergo res materiales non possunt
entendimiento. intelligi per abstractionem universalis a
particulari, quod est abstrahere species
2. Más aún. Las realidades materiales son intelligibiles a phantasmatibus.
realidades naturales en cuya definición entra la
materia. Pero nada puede ser entendido sin
conocer lo que entra en su definición. Por lo
tanto, los seres materiales no pueden ser [32012] Iª q. 85 a. 1 arg. 3
entendidos sin la materia. Pero la materia es Praeterea, in III de anima dicitur quod
principio de individuación. Por lo tanto, las phantasmata se habent ad animam intellectivam
realidades materiales no pueden ser entendidas sicut colores ad visum. Sed visio non fit per
abstrayendo lo universal de lo particular, que abstractionem aliquarum specierum a coloribus,
consiste en abstraer las especies inteligibles de sed per hoc quod colores imprimunt in visum.
las imágenes. Ergo nec intelligere contingit per hoc quod
aliquid abstrahatur a phantasmatibus, sed per
hoc quod phantasmata imprimunt in intellectum.
3. Todavía más. En el III De Anima se dice que [32013] Iª q. 85 a. 1 arg. 4
las imágenes se relacionan con el alma Praeterea, ut dicitur in III de anima, in
intelectiva como los colores con la vista. Pero la intellectiva anima sunt duo, scilicet intellectus
visión no se verifica abstrayendo especies de los possibilis, et agens. Sed abstrahere a
colores, sino por la impresión de éstos en la phantasmatibus species intelligibiles non
vista. Por lo tanto, tampoco el entender se pertinet ad intellectum possibilem, sed recipere
verifica abstrayendo algo de las imágenes, sino species iam abstractas. Sed nec etiam videtur
porque las imágenes se imprimen en el pertinere ad intellectum agentem, qui se habet
entendimiento. ad phantasmata sicut lumen ad colores, quod
non abstrahit aliquid a coloribus, sed magis eis
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

4. Y también. Como se dice en III De Anima, en influit. Ergo nullo modo intelligimus
el alma intelectiva se encuentra el abstrahendo a phantasmatibus.
entendimiento posible y el agente. Pero extraer [32014] Iª q. 85 a. 1 arg. 5
las especies inteligibles de las imágenes no le Praeterea, philosophus, in III de anima, dicit
corresponde al entendimiento posible, sino que quod intellectus intelligit species in
le corresponde archivar las especies ya phantasmatibus. Non ergo eas abstrahendo.
abstraídas. Pero tampoco parece que le [32015] Iª q. 85 a. 1 s. c.
corresponda al entendimiento agente, que se Sed contra est quod dicitur in III de anima, quod
relaciona con las imágenes como con los colores sicut res sunt separabiles a materia, sic circa
la luz, la cual no abstrae nada de. ellos, sino intellectum sunt. Ergo oportet quod materialia
que, más bien, influye en ellos. Por lo tanto, de intelligantur inquantum a materia abstrahuntur,
ninguna manera entendemos abstrayendo de las et a similitudinibus materialibus, quae sunt
imágenes. phantasmata.
5. Por último. El Filósofo, en el III De Anima,
dice: El entendimiento conoce las especies en
las imágenes. Por lo tanto, no abstrayéndolas. [32016] Iª q. 85 a. 1 co.
Respondeo dicendum quod, sicut supra dictum
En cambio, está lo que se dice en III De Anima: est, obiectum cognoscibile proportionatur virtuti
En la medida en que las cosas son separables cognoscitivae. Est autem triplex gradus
de la materia, se aproximan al entendimiento. cognoscitivae virtutis. Quaedam enim
Por lo tanto, es necesario que las cosas cognoscitiva virtus est actus organi corporalis,
materiales sean entendidas por abstracción de la scilicet sensus. Et ideo obiectum cuiuslibet
materia y de las representaciones materiales, sensitivae potentiae est forma prout in materia
esto es, de las imágenes. corporali existit. Et quia huiusmodi materia est
individuationis principium, ideo omnis potentia
[Solución] sensitivae partis est cognoscitiva particularium
Hay que decir: Como dijimos (q.84 a.7), el tantum. Quaedam autem virtus cognoscitiva est
objeto cognoscible está proporcionado a la quae neque est actus organi corporalis, neque
facultad cognoscitiva. Hay tres grados en la est aliquo modo corporali materiae coniuncta,
facultad cognoscitiva. 1) Hay una facultad sicut intellectus angelicus. Et ideo huius virtutis
cognoscitiva que es acto de un órgano corporal, cognoscitivae obiectum est forma sine materia
y es el sentido. Por eso, el objeto de cualquier subsistens, etsi enim materialia cognoscant, non
potencia sensitiva es la forma en cuanto tamen nisi in immaterialibus ea intuentur,
presente en la materia corporal. Como dicha scilicet vel in seipsis vel in Deo. Intellectus
materia es principio de individuación, las autem humanus medio modo se habet, non enim
potencias de la parte sensitiva sólo conocen est actus alicuius organi, sed tamen est quaedam
realidades concretas. 2) Hay otra facultad virtus animae, quae est forma corporis, ut ex
cognoscitiva que ni es acto de un órgano supra dictis patet. Et ideo proprium eius est
corporal ni está unida de ninguna manera a lo cognoscere formam in materia quidem corporali
corpóreo, y ésta es el entendimiento angélico. individualiter existentem, non tamen prout est in
Así, el objeto de esta facultad cognoscitiva es la tali materia. Cognoscere vero id quod est in
forma subsistente sin materia, pues, aunque materia individuali, non prout est in tali materia,
conozca las realidades materiales, sin embargo, est abstrahere formam a materia individuali,
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

no las conoce más que viéndolas en las quam repraesentant phantasmata. Et ideo
inmateriales, ya sea en sí mismo, ya en Dios. 3) necesse est dicere quod intellectus noster
El entendimiento humano ocupa un lugar intelligit materialia abstrahendo a
intermedio, pues no es acto de ningún órgano phantasmatibus; et per materialia sic considerata
corporal. En cambio, es una facultad del alma in immaterialium aliqualem cognitionem
que es forma del cuerpo, como quedó devenimus, sicut e contra Angeli per
demostrado (q.76 a.1). Y por eso, le immaterialia materialia cognoscunt. Plato vero,
corresponde como propio el conocimiento de la attendens solum ad immaterialitatem intellectus
forma presente en la materia corporal humani, non autem ad hoc quod est corpori
individual, si bien no tal como está en la quodammodo unitus, posuit obiectum intellectus
materia. Pero conocer lo que está en una materia ideas separatas; et quod intelligimus, non
individual y no tal como está en dicha materia, quidem abstrahendo, sed magis abstracta
es abstraer la forma de la materia individual participando, ut supra dictum est.
representada en las imágenes. De este modo, es
necesario afirmar que nuestro entendimiento
conoce las realidades materiales abstrayendo de
las imágenes. Y por medio de las realidades
materiales así entendidas, llegamos al
conocimiento de las inmateriales, pero de forma [32017] Iª q. 85 a. 1 ad 1
distinta a como lo hacen los ángeles, los cuales Ad primum ergo dicendum quod abstrahere
por lo inmaterial conocen lo material. contingit dupliciter. Uno modo, per modum
En cambio, Platón, atendiendo sólo a la compositionis et divisionis; sicut cum
inmaterialidad del entendimiento humano y no intelligimus aliquid non esse in alio, vel esse
al hecho de que de algún modo está unido al separatum ab eo. Alio modo, per modum
cuerpo, sostuvo que su objeto son las ideas simplicis et absolutae considerationis; sicut cum
separadas y que nosotros entendemos no intelligimus unum, nihil considerando de alio.
abstrayendo, sino, más bien, participando de las Abstrahere igitur per intellectum ea quae
realidades abstractas, como se dijo secundum rem non sunt abstracta, secundum
anteriormente (q.84 a.1). primum modum abstrahendi, non est absque
falsitate. Sed secundo modo abstrahere per
[Respuesta a las objeciones] intellectum quae non sunt abstracta secundum
1. A la primera hay que decir: Hay dos maneras rem, non habet falsitatem; ut in sensibilibus
de Abstraer. 1) Una, por composición y manifeste apparet. Si enim intelligamus vel
división, como cuando entendemos que una dicamus colorem non inesse corpori colorato,
cosa no está en otra o que está separada de ella. vel esse separatum ab eo, erit falsitas in
2) Otra, por consideración simple y absoluta, opinione vel in oratione. Si vero consideremus
como cuando entendemos una cosa sin pensar colorem et proprietates eius, nihil considerantes
en ninguna otra. Así, pues, abstraer según la de pomo colorato; vel quod sic intelligimus,
primera manera indicada, esto es, abstraer con el etiam voce exprimamus; erit absque falsitate
entendimiento cosas que en la realidad no están opinionis et orationis. Pomum enim non est de
abstraídas, no puede darse sin error. Pero no hay ratione coloris; et ideo nihil prohibet colorem
error en abstraer según la segunda manera, intelligi, nihil intelligendo de pomo. Similiter
como resulta evidente en el orden sensible, pues dico quod ea quae pertinent ad rationem speciei
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

si pensamos o decimos que el color de un cuiuslibet rei materialis, puta lapidis aut hominis
cuerpo no le es inherente, o que está separado aut equi, possunt considerari sine principiis
de él, hay falsedad en el juicio o en la expresión. individualibus, quae non sunt de ratione speciei.
En cambio, si consideramos el color y sus Et hoc est abstrahere universale a particulari, vel
propiedades sin referencia alguna a la manzana speciem intelligibilem a phantasmatibus,
en que está el color, o expresamos de palabra lo considerare scilicet naturam speciei absque
que así entendemos, no habrá error ni en el consideratione individualium principiorum,
juicio ni en la expresión. Pues la manzana no quae per phantasmata repraesentantur. Cum
pertenece a la esencia del color, y, ergo dicitur quod intellectus est falsus qui
consecuentemente, no hay inconveniente en que intelligit rem aliter quam sit, verum est si ly
consideremos el color sin referirnos para nada a aliter referatur ad rem intellectam. Tunc enim
la manzana. Igualmente, lo que pertenece a la intellectus est falsus, quando intelligit rem esse
esencia específica de cualquier objeto material, aliter quam sit. Unde falsus esset intellectus, si
una piedra, un hombre o un caballo, puede ser sic abstraheret speciem lapidis a materia, ut
considerado sin sus principios individuales, que intelligeret eam non esse in materia, ut Plato
no entran en el concepto de esencia. En esto posuit. Non est autem verum quod proponitur, si
consiste precisamente abstraer lo universal de lo ly aliter accipiatur ex parte intelligentis. Est
particular por la especie inteligible de las enim absque falsitate ut alius sit modus
imágenes, esto es, considerar la naturaleza intelligentis in intelligendo, quam modus rei in
específica independientemente de los principios existendo, quia intellectum est in intelligente
individuales representados por las imágenes. immaterialiter, per modum intellectus; non
Por lo tanto, cuando se dice que está errado autem materialiter, per modum rei materialis.
quien entiende algo de modo distinto a como es,
se está diciendo algo verdadero si la expresión
de modo distinto se refiere a lo entendido. Pues
es falso el entendimiento que entiende algo
de modo distinto a como es en realidad. Por eso,
sería falso el entendimiento que abstrajera de la [32018] Iª q. 85 a. 1 ad 2
materia la especie de piedra de manera que Ad secundum dicendum quod quidam
entendiese que no está en la materia, como putaverunt quod species rei naturalis sit forma
sostuvo Platón. Pero no es verdadero si la solum, et quod materia non sit pars speciei. Sed
expresión de modo distinto está referida a quien secundum hoc, in definitionibus rerum
entiende. Pues no hay falsedad en que su modo naturalium non poneretur materia. Et ideo aliter
de ser cuando entiende sea distinto del modo de dicendum est, quod materia est duplex, scilicet
ser de la realidad existente, puesto que lo communis, et signata vel individualis,
entendido está inmaterialmente en quien lo communis quidem, ut caro et os; individualis
entiende, según el modo de ser del autem, ut hae carnes et haec ossa. Intellectus
entendimiento, y no materialmente, según el igitur abstrahit speciem rei naturalis a materia
modo de ser de la realidad material. sensibili individuali, non autem a materia
sensibili communi. Sicut speciem hominis
2. A la segunda hay que decir: Algunos abstrahit ab his carnibus et his ossibus, quae non
pensaron que la especie del objeto natural es sunt de ratione speciei, sed sunt partes individui,
sólo la forma, y que la materia no es parte de la ut dicitur in VII Metaphys.; et ideo sine eis
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

especie. Pero, según esto, la materia no entraría considerari potest. Sed species hominis non
en la definición de las cosas naturales. Hay que potest abstrahi per intellectum a carnibus et
tener presente dos tipos de materia, esto es, la ossibus. Species autem mathematicae possunt
común y la concreta o individual. Común, como abstrahi per intellectum a materia sensibili non
la carne y los huesos; individual, como esta solum individuali, sed etiam communi; non
carne y estos huesos. El entendimiento abstrae tamen a materia intelligibili communi, sed
la especie de la materia sensible individual, no solum individuali. Materia enim sensibilis
de la materia sensible común. De este modo, dicitur materia corporalis secundum quod
abstrae la especie de hombre de esta carne y de subiacet qualitatibus sensibilibus, scilicet calido
estos huesos, que no pertenecen al concepto de et frigido, duro et molli, et huiusmodi. Materia
la especie, sino que son partes del individuo, vero intelligibilis dicitur substantia secundum
como se dice en VII Metaphys. Pero la especie quod subiacet quantitati. Manifestum est autem
de hombre no puede ser abstraída por el quod quantitas prius inest substantiae quam
entendimiento de la carne y de los huesos. qualitates sensibiles. Unde quantitates, ut
Las especies matemáticas pueden ser abstraídas numeri et dimensiones et figurae, quae sunt
por el entendimiento, no sólo de la materia terminationes quantitatum, possunt considerari
sensible individual, sino también de la común. absque qualitatibus sensibilibus, quod est eas
Sin embargo, no de la materia inteligible abstrahi a materia sensibili, non tamen possunt
común, sino sólo de la individual. Pues se llama considerari sine intellectu substantiae quantitati
materia sensible a la materia corporal en cuanto subiectae, quod esset eas abstrahi a materia
que es sujeto de cualidades sensibles, como el intelligibili communi. Possunt tamen considerari
calor, el frío, la dureza o la blandura. Y se llama sine hac vel illa substantia; quod est eas abstrahi
materia inteligible a la sustancia en cuanto que a materia intelligibili individuali. Quaedam vero
es sujeto de la cantidad. Es evidente que la sunt quae possunt abstrahi etiam a materia
cantidad está presente en la sustancia antes que intelligibili communi, sicut ens, unum, potentia
las cualidades sensibles. Por eso, las cantidades, et actus, et alia huiusmodi, quae etiam esse
como números, dimensiones y figuras, que son possunt absque omni materia, ut patet in
límites de la cantidad, pueden ser consideradas substantiis immaterialibus. Et quia Plato non
sin las cualidades sensibles, y esto es abstraer de consideravit quod dictum est de duplici modo
la materia sensible. Sin embargo, no pueden ser abstractionis, omnia quae diximus abstrahi per
concebidas sin referirlas a la sustancia en cuanto intellectum, posuit abstracta esse secundum
sujeto de la cantidad, ya que esto sería rem.
abstraerías de la materia inteligible común. Sin
embargo, no es necesario referirlas a esta o a
aquella sustancia. Esto equivaldría a abstraerlas [32019] Iª q. 85 a. 1 ad 3
de la materia inteligible individual. Ad tertium dicendum quod colores habent
Hay esencias que pueden ser abstraídas incluso eundem modum existendi prout sunt in materia
de la materia inteligible común, como son el ser, corporali individuali, sicut et potentia visiva, et
la unidad, la potencia y el acto, los cuales ideo possunt imprimere suam similitudinem in
también pueden existir sin materia alguna, como visum. Sed phantasmata, cum sint similitudines
es el caso de las sustancias inmateriales. Y individuorum, et existant in organis corporeis,
porque Platón no tuvo presente este doble modo non habent eundem modum existendi quem
de abstracción, sostuvo que era abstracto habet intellectus humanus, ut ex dictis patet; et
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

realmente todo lo que, tal como dijimos (ad 1), ideo non possunt sua virtute imprimere in
es abstraído por el entendimiento. intellectum possibilem. Sed virtute intellectus
3. A la tercera hay que decir: Los colores agentis resultat quaedam similitudo in intellectu
existen del mismo modo en la materia corporal possibili ex conversione intellectus agentis
que en la potencia visiva, y, así, pueden supra phantasmata, quae quidem est
imprimir su representación en la vista. Pero las repraesentativa eorum quorum sunt
imágenes, por ser representaciones de phantasmata, solum quantum ad naturam
individuos y existir en órganos corporales, no speciei. Et per hunc modum dicitur abstrahi
tienen el mismo modo de existencia en el species intelligibilis a phantasmatibus, non quod
entendimiento humano, como resulta claro por aliqua eadem numero forma, quae prius fuit in
lo dicho (sol.), y, por lo tanto, por sí mismas no phantasmatibus, postmodum fiat in intellectu
pueden imprimirse en el entendimiento posible. possibili, ad modum quo corpus accipitur ab
Pero en virtud del entendimiento agente, que uno loco et transfertur ad alterum.
actúa sobre las imágenes, en el entendimiento
posible se produce una cierta impresión o
representación de los mismos objetos a los que
se refieren las imágenes, pero exclusivamente [32020] Iª q. 85 a. 1 ad 4
en lo que respecta a su naturaleza específica. En Ad quartum dicendum quod phantasmata et
este sentido, se habla de abstraer las especies illuminantur ab intellectu agente; et iterum ab
inteligibles de las imágenes, no en el sentido de eis, per virtutem intellectus agentis, species
que una forma numéricamente la misma, y que intelligibiles abstrahuntur. Illuminantur quidem,
antes estaba en la imaginación, pase al quia, sicut pars sensitiva ex coniunctione ad
entendimiento posible, tal como un cuerpo pasa intellectivam efficitur virtuosior, ita
de un lugar a otro. phantasmata ex virtute intellectus agentis
redduntur habilia ut ab eis intentiones
intelligibiles abstrahantur. Abstrahit autem
4. A la cuarta hay que decir: El entendimiento intellectus agens species intelligibiles a
agente no sólo ilumina las imágenes, sino que phantasmatibus, inquantum per virtutem
también abstrae de ellas las especies inteligibles. intellectus agentis accipere possumus in nostra
Las ilumina porque, así como el sentir se consideratione naturas specierum sine
perfecciona en su capacidad por su unión a la individualibus conditionibus, secundum quarum
facultad intelectiva, así también las imágenes, similitudines intellectus possibilis informatur.
en virtud del entendimiento agente, se hacen
aptas para que de ellas puedan ser abstraídas las
especies inteligibles. Y abstrae estas especies
inteligibles de las imágenes en cuanto que, en [32021] Iª q. 85 a. 1 ad 5
virtud del entendimiento agente, podemos Ad quintum dicendum quod intellectus noster et
considerar las naturalezas específicas de las abstrahit species intelligibiles a phantasmatibus,
cosas sin sus determinaciones individuales, en inquantum considerat naturas rerum in
cuanto que el entendimiento posible es universali; et tamen intelligit eas in
informado por las representaciones de dichas phantasmatibus, quia non potest intelligere
naturalezas. etiam ea quorum species abstrahit, nisi
convertendo se ad phantasmata, ut supra dictum
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

est.
5. A la quinta hay que decir: Nuestro
entendimiento abstrae las especies inteligibles
de las imágenes en cuanto que considera de ARTICULUS 2
modo universal la naturaleza de las cosas. Sin
embargo, las entiende en las imágenes, porque
no puede entender nada, ni siquiera lo abstraído,
a no ser recurriendo a las imágenes, como [32022] Iª q. 85 a. 2 arg. 1
dijimos anteriormente (q.84 a.7).

ARTÍCULO 2

[Las especies inteligibles abstraídas de las Ad secundum sic proceditur. Videtur quod
imágenes, ¿se relacionan o no se relacionan con species intelligibiles a phantasmatibus
nuestro entendimiento como objeto?] abstractae, se habeant ad intellectum nostrum
De Verit. q.10 a.9; q.18 a.1 ad 1; Cont. Gentes sicut id quod intelligitur. Intellectum enim in
2,75; 4,11; De An. 3 lect.8; Quodl. 7 a.1; actu est in intelligente, quia intellectum in actu
Compend. Theol. c.85; De Spirit. Creat. a.9 ad est ipse intellectus in actu. Sed nihil de re
6. intellecta est in intellectu actu intelligente, nisi
species intelligibilis abstracta. Ergo huiusmodi
Objeciones por las que parece que las especies species est ipsum intellectum in actu.
inteligibles abstraídas de las imágenes se
relacionan con nuestro entendimiento como el [32023] Iª q. 85 a. 2 arg. 2
objeto: Praeterea, intellectum in actu oportet in aliquo
1. Lo entendido en acto está en quien entiende, esse, alioquin nihil esset. Sed non est in re quae
porque lo entendido en acto es el mismo est extra animam, quia, cum res extra animam
entendimiento en acto. Pero nada de lo sit materialis, nihil quod est in ea, potest esse
entendido está en el entendimiento de quien intellectum in actu. Relinquitur ergo quod
entiende en acto, a no ser la especie inteligible intellectum in actu sit in intellectu. Et ita nihil
abstraída. Por lo tanto, esta misma especie es lo est aliud quam species intelligibilis praedicta.
entendido en acto.
2. Más aún. Es necesario que lo entendido en
acto esté en algún ser. De no ser así, nada sería. [32024] Iª q. 85 a. 2 arg. 3
Pero no está en la realidad exterior al alma, Praeterea, philosophus dicit, in I Periherm.,
porque, por ser ésta una realidad material, nada quod voces sunt notae earum quae sunt in anima
de lo que hay en ella puede ser entendido en passionum. Sed voces significant res intellectas,
acto. Por lo tanto, lo entendido en acto está en el id enim voce significamus quod intelligimus.
entendimiento. Consecuentemente, no es más Ergo ipsae passiones animae, scilicet species
que la especie inteligible anteriormente intelligibiles, sunt ea quae intelliguntur in actu.
mencionada. [32025] Iª q. 85 a. 2 s. c.
Sed contra, species intelligibilis se habet ad
3. Todavía más. Dice el Filósofo en I intellectum, sicut species sensibilis ad sensum.
Periherm.: Las palabras son signos de las Sed species sensibilis non est illud quod
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

impresiones que hay en el alma. Pero las sentitur, sed magis id quo sensus sentit. Ergo
palabras significan las cosas entendidas, pues species intelligibilis non est quod intelligitur
por ellas expresamos lo que entendemos. Por lo actu, sed id quo intelligit intellectus.
tanto, lo entendido en acto son las mismas
impresiones del alma, esto es, las especies
inteligibles. [32026] Iª q. 85 a. 2 co.
En cambio, la especie inteligible es con respecto Respondeo dicendum quod quidam posuerunt
al entendimiento lo que lo sensible con respecto quod vires cognoscitivae quae sunt in nobis,
al sentido. Pero la especie sensible no es lo que nihil cognoscunt nisi proprias passiones; puta
se siente, sino, más bien, aquello por lo que el quod sensus non sentit nisi passionem sui
sentido siente. Por lo tanto, la especie inteligible organi. Et secundum hoc, intellectus nihil
no es lo que se entiende en acto, sino aquello intelligit nisi suam passionem, idest speciem
por lo que el entendimiento entiende. intelligibilem in se receptam. Et secundum hoc,
species huiusmodi est ipsum quod intelligitur.
[Solución] Sed haec opinio manifeste apparet falsa ex
Hay que decir: Algunos sostuvieron que duobus. Primo quidem, quia eadem sunt quae
nuestras facultades cognoscitivas no conocen intelligimus, et de quibus sunt scientiae. Si
más que las propias pasiones. Por ejemplo, que igitur ea quae intelligimus essent solum species
el sentido no conoce más que la alteración de su quae sunt in anima, sequeretur quod scientiae
órgano. En este supuesto, el entendimiento no omnes non essent de rebus quae sunt extra
entendería más que su propia alteración, es animam, sed solum de speciebus intelligibilibus
decir, la especie inteligible recibida en él. Según quae sunt in anima; sicut secundum Platonicos
esto, estas especies son lo que el entendimiento omnes scientiae sunt de ideis, quas ponebant
conoce. esse intellecta in actu. Secundo, quia sequeretur
Pero esta opinión es evidentemente falsa por dos error antiquorum dicentium quod omne quod
razones. 1) Primera, porque los objetos que videtur est verum; et sic quod contradictoriae
entendemos son los mismos que constituyen las essent simul verae. Si enim potentia non
ciencias. Así, pues, si solamente entendiéramos cognoscit nisi propriam passionem, de ea solum
las especies presentes en el alma, se seguiría que iudicat. Sic autem videtur aliquid, secundum
ninguna ciencia trataría sobre las realidades quod potentia cognoscitiva afficitur. Semper
exteriores al alma, sino sólo sobre las especies ergo iudicium potentiae cognoscitivae erit de eo
inteligibles que hay en ella. Así, los platónicos quod iudicat, scilicet de propria passione,
sostenían que todas las ciencias tratan sobre las secundum quod est; et ita omne iudicium erit
ideas, entendidas en acto. 2) Segunda, porque se verum. Puta si gustus non sentit nisi propriam
repetiría el error de los antiguos, los cuales passionem, cum aliquis habens sanum gustum
sostenían que es verdadero todo lo aparente. iudicat mel esse dulce, vere iudicabit; et
Así, lo contradictorio sería simultáneamente similiter si ille qui habet gustum infectum,
verdadero. Pues si una potencia no conoce más iudicet mel esse amarum, vere iudicabit, uterque
que su propia impresión, sólo juzga de ella. enim iudicat secundum quod gustus eius
Pero lo que algo parece, depende del modo afficitur. Et sic sequitur quod omnis opinio
como es alterada la potencia cognoscitiva. Por aequaliter erit vera, et universaliter omnis
lo tanto, el juicio de la potencia cognoscitiva acceptio. Et ideo dicendum est quod species
siempre tendría por objeto aquello que juzga, es intelligibilis se habet ad intellectum ut quo
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

decir, su propia alteración tal y como es. intelligit intellectus. Quod sic patet. Cum enim
Consecuentemente, todos sus juicios serían sit duplex actio, sicut dicitur IX Metaphys., una
verdaderos. Por ejemplo, si el gusto no siente quae manet in agente, ut videre et intelligere,
más que su propia impresión, cuando alguien altera quae transit in rem exteriorem, ut
tiene el gusto sano y juzga que la miel es dulce, calefacere et secare; utraque fit secundum
hará un juicio verdadero. Igualmente emitiría un aliquam formam. Et sicut forma secundum
juicio verdadero quien, por tener el gusto quam provenit actio tendens in rem exteriorem,
afectado, afirmara que la miel es amarga. Pues est similitudo obiecti actionis, ut calor
ambos juzgan según les indica su gusto. De ser calefacientis est similitudo calefacti; similiter
así, se deduciría que todas las opiniones son forma secundum quam provenit actio manens in
igualmente verdaderas. Lo mismo cabría decir agente, est similitudo obiecti. Unde similitudo
de cualquier percepción. rei visibilis est secundum quam visus videt; et
Por lo tanto, hay que afirmar que la especie similitudo rei intellectae, quae est species
inteligible con respecto al entendimiento es intelligibilis, est forma secundum quam
como el medio por el que entiende. Se intellectus intelligit. Sed quia intellectus supra
demuestra de la siguiente manera. Como se dice seipsum reflectitur, secundum eandem
en IX Metaphys., la acción es doble. 1) Una, que reflexionem intelligit et suum intelligere, et
permanece en el agente, como ver o entender. speciem qua intelligit. Et sic species intellectiva
2) Otra, que pasa a una realidad externa, como secundario est id quod intelligitur. Sed id quod
calentar o cortar. Ambas se realizan de una intelligitur primo, est res cuius species
forma determinada. Así como la forma según la intelligibilis est similitudo. Et hoc etiam patet ex
cual se realiza la acción que tiende a una antiquorum opinione, qui ponebant simile simili
realidad exterior es imagen del objeto de dicha cognosci. Ponebant enim quod anima per terram
acción, como el calor de lo que calienta es quae in ipsa erat, cognosceret terram quae extra
imagen de lo calentado, así también la forma ipsam erat; et sic de aliis. Si ergo accipiamus
según la que se produce la acción que speciem terrae loco terrae, secundum doctrinam
permanece en el agente, es una representación Aristotelis, qui dicit quod lapis non est in anima,
del objeto. Por eso, en conformidad con la sed species lapidis; sequetur quod anima per
imagen del objeto visible ve la vista, y la species intelligibiles cognoscat res quae sunt
representación de lo entendido o la especie extra animam.
inteligible, es la forma según la que el
entendimiento conoce.
Pero porque el entendimiento vuelve sobre sí
mismo, por un único acto reflexivo conoce tanto
su propio entender como la especie por la que
entiende, y, así, secundariamente, la especie
inteligible es lo entendido. Pues lo primero que
se entiende es la realidad representada en la
especie inteligible.
Esto se comprueba partiendo de la opinión de
los antiguos, quienes sostenían que lo semejante [32027] Iª q. 85 a. 2 ad 1
se conoce por lo semejante. Pues también Ad primum ergo dicendum quod intellectum est
afirmaban que el alma conoce la tierra exterior a in intelligente per suam similitudinem. Et per
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

ella por la tierra presente en ella, y lo mismo las hunc modum dicitur quod intellectum in actu est
demás cosas. Por lo tanto, si en lugar de la tierra intellectus in actu, inquantum similitudo rei
ponemos su especie inteligible, según la intellectae est forma intellectus; sicut similitudo
doctrina de Aristóteles, para quien en el alma rei sensibilis est forma sensus in actu. Unde non
no está la piedra, sino la especie de la piedra, sequitur quod species intelligibilis abstracta sit
tendremos que el alma conoce por medio de las id quod actu intelligitur, sed quod sit similitudo
especies inteligibles la realidad exterior a ella. eius.
[32028] Iª q. 85 a. 2 ad 2
[Respuesta a las objeciones] Ad secundum dicendum quod, cum dicitur
1. A la primera hay que decir: Lo entendido está intellectum in actu, duo importantur, scilicet res
en quien entiende por medio de una quae intelligitur, et hoc quod est ipsum intelligi.
representación. Y así se dice que lo entendido Et similiter cum dicitur universale abstractum,
en acto significa que la representación de lo duo intelliguntur, scilicet ipsa natura rei, et
entendido es la forma del entendimiento, como abstractio seu universalitas. Ipsa igitur natura
la imagen del objeto sensible es la forma del cui accidit vel intelligi vel abstrahi, vel intentio
sentido en acto. Por eso, no se sigue de aquí que universalitatis, non est nisi in singularibus; sed
la especie inteligible abstraída sea lo entendido hoc ipsum quod est intelligi vel abstrahi, vel
en acto, sino que es su imagen. intentio universalitatis, est in intellectu. Et hoc
possumus videre per simile in sensu. Visus enim
2. A la segunda hay que decir: Cuando se dice videt colorem pomi sine eius odore. Si ergo
lo entendido en acto se implica tanto lo quaeratur ubi sit color qui videtur sine odore
entendido como el acto de entender. Igualmente, manifestum est quod color qui videtur, non est
cuando se dice el universal abstraído, se implica nisi in pomo; sed quod sit sine odore perceptus,
tanto la naturaleza misma del objeto como su hoc accidit ei ex parte visus, inquantum in visu
abstracción o universalidad. Así, pues, la est similitudo coloris et non odoris. Similiter
naturaleza que puede ser abstraída, entendida o humanitas quae intelligitur, non est nisi in hoc
concebida de modo universal, no existe más que vel in illo homine, sed quod humanitas
en los singulares, mientras que su abstracción, apprehendatur sine individualibus
intelección y universalización conceptual es conditionibus, quod est ipsam abstrahi, ad quod
propia del entendimiento. Algo parecido sequitur intentio universalitatis, accidit
podemos observar en los sentidos. Pues la vista humanitatis secundum quod percipitur ab
ve el color de la manzana sin su olor. Por lo intellectu, in quo est similitudo naturae speciei,
tanto, si se pregunta dónde está el color que se et non individualium principiorum.
ve sin el olor, la respuesta tiene que ser: en la [32029] Iª q. 85 a. 2 ad 3
manzana misma. El que se perciba sin el olor Ad tertium dicendum quod in parte sensitiva
depende de la vista, en cuanto que posee la invenitur duplex operatio. Una secundum solam
imagen del color y no la del olor. Igualmente, la immutationem, et sic perficitur operatio sensus
humanidad conocida no existe más que en este o per hoc quod immutatur a sensibili. Alia
en aquel hombre. El que sea percibida sin las operatio est formatio, secundum quod vis
condiciones individuantes, en lo cual consiste su imaginativa format sibi aliquod idolum rei
abstracción y de lo que se sigue su universalidad absentis, vel etiam nunquam visae. Et utraque
conceptual, le viene del hecho de ser percibida haec operatio coniungitur in intellectu. Nam
por el entendimiento, en el que se encuentra la primo quidem consideratur passio intellectus
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

representación de su naturaleza específica y no possibilis secundum quod informatur specie


la de sus principios individuales. intelligibili. Qua quidem formatus, format
3. A la tercera hay que decir: En la parte secundo vel definitionem vel divisionem vel
sensitiva hay una doble operación. Una, compositionem, quae per vocem significatur.
consistente en la alteración. Es la operación del Unde ratio quam significat nomen, est definitio;
sentido, que se realiza por la alteración que en et enuntiatio significat compositionem et
los sentidos produce lo sensible. Otra, divisionem intellectus. Non ergo voces
formativa, que se da cuando la potencia significant ipsas species intelligibiles; sed ea
imaginativa forma la imagen de algún objeto quae intellectus sibi format ad iudicandum de
ausente o nunca visto. Esta doble operación se rebus exterioribus.
encuentra en el entendimiento.
Pues, en primer lugar, el entendimiento posible
sufre una modificación al ser informado por la ARTICULUS 3
especie inteligible, y luego, una vez informado,
establece una definición, división o
composición, que expresa por medio de la [32030] Iª q. 85 a. 3 arg. 1
palabra. La razón significada por el nombre es
la definición. La proposición indica la
composición o división hecha por el
entendimiento. Por lo tanto, las palabras no Ad tertium sic proceditur. Videtur quod magis
indican las especies inteligibles, sino lo que el
universalia non sint priora in nostra cognitione
entendimiento forma para juzgar las realidades intellectuali. Quia ea quae sunt priora et notiora
exteriores. secundum naturam, sunt posteriora et minus
nota secundum nos. Sed universalia sunt priora
ARTÍCULO 3 secundum naturam, quia prius est a quo non
convertitur subsistendi consequentia. Ergo
[Nuestro entendimiento, por naturaleza, ¿conoce universalia sunt posteriora in cognitione nostri
o no conoce antes lo más universal?] intellectus.
In Phys. 1 lect.1; Post. Analyt. 1 lect.4; In
Metaphys.1 lect.2.

Objeciones por las que parece que lo más [32031] Iª q. 85 a. 3 arg. 2


universal no es lo primero en nuestro Praeterea, composita sunt priora quoad nos
conocimiento intelectual: quam simplicia. Sed universalia sunt
1. Lo que por naturaleza es primero y más simpliciora. Ergo sunt posterius nota quoad nos.
conocido, es para nosotros posterior y menos [32032] Iª q. 85 a. 3 arg. 3
conocido. Pero lo universal es por naturaleza lo Praeterea, philosophus dicit, in I Physic. quod
primero, porque es anterior aquello que en su definitum prius cadit in cognitione nostra quam
existencia no lleva consigo reciprocidad con sus partes definitionis. Sed universaliora sunt partes
derivados. Por lo tanto, lo más universal es definitionis minus universalium, sicut animal est
posterior en nuestro conocimiento intelectivo. pars definitionis hominis. Ergo universalia sunt
posterius nota quoad nos.
[32033] Iª q. 85 a. 3 arg. 4
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Praeterea, per effectus devenimus in causas et


2. Más aún. Lo compuesto es anterior para principia. Sed universalia sunt quaedam
nosotros a lo simple. Pero lo universal es lo más principia. Ergo universalia sunt posterius nota
simple. Por lo tanto, lo conocemos con quoad nos.
posterioridad. [32034] Iª q. 85 a. 3 s. c.
3. Todavía más. El Filósofo en I Physic. dice Sed contra est quod dicitur in I Physic., quod ex
que antes conocemos lo definido que las partes universalibus in singularia oportet devenire.
de la definición. Pero lo más universal es parte
de la definición de lo menos universal, como [32035] Iª q. 85 a. 3 co.
animal es parte de la definición de hombre. Por Respondeo dicendum quod in cognitione nostri
lo tanto, conocemos con posterioridad lo más intellectus duo oportet considerare. Primo
universal. quidem, quod cognitio intellectiva aliquo modo
a sensitiva primordium sumit. Et quia sensus est
4. Por último. Por los efectos llegamos a las singularium, intellectus autem universalium;
causas y a los principios. Pero los universales necesse est quod cognitio singularium, quoad
son ciertos principios. Por lo tanto, los nos, prior sit quam universalium cognitio.
conocemos con posterioridad. Secundo oportet considerare quod intellectus
noster de potentia in actum procedit. Omne
En cambio, está lo que se dice en I Physic.: Es autem quod procedit de potentia in actum, prius
necesario pasar de lo universal a lo particular. pervenit ad actum incompletum, qui est medius
inter potentiam et actum, quam ad actum
[Solución] perfectum. Actus autem perfectus ad quem
Hay que decir: En nuestro conocimiento pervenit intellectus, est scientia completa, per
intelectual es necesario tener presentes dos quam distincte et determinate res cognoscuntur.
aspectos. 1) Uno, que el conocimiento Actus autem incompletus est scientia
intelectual se origina de algún modo en el imperfecta, per quam sciuntur res indistincte sub
sensitivo. Y porque los sentidos perciben lo quadam confusione, quod enim sic cognoscitur,
particular y el entendimiento percibe lo secundum quid cognoscitur in actu, et
universal, es necesario que el conocimiento de quodammodo in potentia. Unde philosophus
las cosas particulares en nosotros preceda al dicit, in I Physic., quod sunt primo nobis
conocimiento de las universales. 2) Dos, que manifesta et certa confusa magis; posterius
nuestro entendimiento pasa de la potencia al autem cognoscimus distinguendo distincte
acto. Todo lo que pasa de la potencia al acto, principia et elementa. Manifestum est autem
antes que al acto perfecto llega a un acto quod cognoscere aliquid in quo plura
imperfecto, intermedio entre la potencia y el continentur, sine hoc quod habeatur propria
acto. El acto perfecto al que llega nuestro notitia uniuscuiusque eorum quae continentur in
entendimiento es la ciencia completa por la que illo, est cognoscere aliquid sub confusione
conocemos las cosas de forma clara y quadam. Sic autem potest cognosci tam totum
determinante. El acto incompleto constituye la universale, in quo partes continentur in potentia,
ciencia imperfecta, por la que conocemos las quam etiam totum integrale, utrumque enim
cosas de un modo indeterminado y confuso, ya totum potest cognosci in quadam confusione,
que lo que así conocemos, en un cierto grado, lo sine hoc quod partes distincte cognoscantur.
conocemos en acto, y de alguna manera, en Cognoscere autem distincte id quod continetur
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

potencia. Por eso, el Filósofo en I Physic. dice in toto universali, est habere cognitionem de re
que primero nos es evidente y claro lo más minus communi. Sicut cognoscere animal
indeterminado, y, después, conocemos indistincte, est cognoscere animal inquantum est
distinguiendo con precisión los principios y los animal, cognoscere autem animal distincte, est
elementos. Es evidente que conocer algo en lo cognoscere animal inquantum est animal
que estén contenidas otras muchas cosas sin un rationale vel irrationale, quod est cognoscere
conocimiento particular de cada una, es hominem vel leonem. Prius igitur occurrit
conocerlas confusamente. De este modo pueden intellectui nostro cognoscere animal quam
ser conocidos tanto el todo universal, en el que cognoscere hominem, et eadem ratio est si
las partes están en potencia, como el todo comparemus quodcumque magis universale ad
integral, puesto que de uno y otro cabe un minus universale. Et quia sensus exit de potentia
conocimiento confuso sin tenerlo claro de sus in actum sicut et intellectus, idem etiam ordo
partes. En cambio, conocer distintamente lo que cognitionis apparet in sensu. Nam prius
contiene un todo universal es tener secundum sensum diiudicamus magis commune
conocimiento de algo menos común. Así, quam minus commune, et secundum locum et
conocer indistintamente al animal significa secundum tempus. Secundum locum quidem,
conocerlo únicamente en cuanto animal, sicut, cum aliquid videtur a remotis, prius
mientras que conocerlo distintamente significa deprehenditur esse corpus, quam deprehendatur
conocerlo en cuanto racional o irracional, lo esse animal; et prius deprehenditur esse animal,
cual significa conocer al hombre o al león. Así, quam deprehendatur esse homo; et prius homo,
pues, nuestro entendimiento conoce antes al quam Socrates vel Plato. Secundum tempus
animal que al hombre. Y la misma razón es autem, quia puer a principio prius distinguit
aplicable a lo más universal respecto de lo hominem a non homine, quam distinguat hunc
menos universal. hominem ab alio homine; et ideo pueri a
Y porque el sentido pasa de la potencia al acto, principio appellant omnes viros patres, posterius
como el entendimiento, en el sentido autem determinant unumquemque, ut dicitur in I
encontramos el mismo orden de conocimiento. Physic. Et huius ratio manifesta est. Quia qui
Pues por los sentidos formamos un juicio de lo scit aliquid indistincte, adhuc est in potentia ut
más común antes que de lo menos común, tanto sciat distinctionis principium; sicut qui scit
con respecto al espacio como al tiempo. genus, est in potentia ut sciat differentiam. Et
Ejemplo: con respecto al espacio, al ver un sic patet quod cognitio indistincta media est
objeto lejano nos damos cuenta antes de que es inter potentiam et actum. Est ergo dicendum
cuerpo que de que es animal; y antes nos damos quod cognitio singularium est prior quoad nos
cuenta de que es animal que de que es hombre; quam cognitio universalium, sicut cognitio
y antes nos damos cuenta de que es hombre que sensitiva quam cognitio intellectiva. Sed tam
de que sea Sócrates o Platón. Con respecto al secundum sensum quam secundum intellectum,
tiempo, porque el niño empieza por distinguir al cognitio magis communis est prior quam
hombre de lo que no es hombre antes que a este cognitio minus communis.
hombre de aquél. Como se dice en I Physic.,
los niños al principio llaman padre a todos los
varones, hasta que más tarde distinguen quién
es cada uno.
El porqué de esto es evidente. Porque quien [32036] Iª q. 85 a. 3 ad 1
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

conoce algo indistintamente aún está en Ad primum ergo dicendum quod universale
potencia para conocer el principio de su dupliciter potest considerari. Uno modo,
distinción, como quien conoce el género está en secundum quod natura universalis consideratur
potencia para conocer la diferencia. Resulta simul cum intentione universalitatis. Et cum
claro que el conocimiento confuso es algo intentio universalitatis, ut scilicet unum et idem
intermedio entre la potencia y el acto. habeat habitudinem ad multa, proveniat ex
Por lo tanto, hay que decir: El conocimiento de abstractione intellectus, oportet quod secundum
los singulares nos es anterior al de los hunc modum universale sit posterius. Unde in I
universales, de igual modo que el conocimiento de anima dicitur quod animal universale aut
sensitivo es anterior al intelectivo. Pero tanto en nihil est, aut posterius est. Sed secundum
el sensitivo como en el intelectivo, el Platonem, qui posuit universalia subsistentia,
conocimiento de lo más común es anterior al de secundum hanc considerationem universale
lo menos común. esset prius quam particularia, quae secundum
eum non sunt nisi per participationem
[Respuesta a las objeciones] universalium subsistentium, quae dicuntur
1. A la primera hay que decir: El universal ideae. Alio modo potest considerari quantum ad
puede ser considerado bajo dos aspectos. ipsam naturam, scilicet animalitatis vel
1) Uno, en cuanto que la naturaleza del humanitatis, prout invenitur in particularibus. Et
universal implica la intención de universalidad. sic dicendum est quod duplex est ordo naturae.
Como la intención de universalidad, esto es, que Unus secundum viam generationis et temporis,
una y la misma cosa se refiera a muchas, secundum quam viam, ea quae sunt imperfecta
proviene de la abstracción del entendimiento, es et in potentia, sunt priora. Et hoc modo magis
necesario que lo universal, bajo este aspecto, sea commune est prius secundum naturam, quod
lo posterior. Por eso, en I De Anima se dice que apparet manifeste in generatione hominis et
el animal universal o no es nada o es algo animalis; nam prius generatur animal quam
posterior. En cambio, según Platón, que admitió homo, ut dicitur in libro de Generat. Animal.
los universales subsistentes, el universal Alius est ordo perfectionis, sive intentionis
considerado así sería anterior a los singulares, naturae; sicut actus simpliciter est prius
los cuales, según él, no son más que secundum naturam quam potentia, et perfectum
participaciones de los universales subsistentes prius quam imperfectum. Et per hunc modum,
llamados ideas. 2) En un segundo aspecto, el minus commune est prius secundum naturam
universal puede ser considerado en cuanto a su quam magis commune, ut homo quam animal,
misma naturaleza, esto es, su animalidad o naturae enim intentio non sistit in generatione
humanidad, tal como existe en los individuos. Y animalis, sed intendit generare hominem.
entonces debemos distinguir un doble orden de
naturaleza. 1) Primero, el de la generación y el
tiempo en conformidad con el que son [32037] Iª q. 85 a. 3 ad 2
anteriores las cosas más imperfectas y las Ad secundum dicendum quod universale magis
potenciales. Desde este punto de vista, lo más commune comparatur ad minus commune ut
común por naturaleza es anterior, como resulta totum et ut pars. Ut totum quidem, secundum
evidente en la generación del animal y del quod in magis universali non solum continetur
hombre, ya que antes se genera el animal que el in potentia minus universale, sed etiam alia; ut
hombre, como se dice en el libro De Generat. sub animali non solum homo, sed etiam equus.
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Animal. 2) Segundo, el orden de perfección o Ut pars autem, secundum quod minus commune
finalidad de la naturaleza, a la manera como el continet in sui ratione non solum magis
acto por naturaleza es anterior a la potencia y lo commune, sed etiam alia; ut homo non solum
perfecto es anterior a lo imperfecto. En este animal, sed etiam rationale. Sic igitur animal
sentido, lo menos general por naturaleza es consideratum in se, prius est in nostra
anterior a lo más general, como lo es el hombre cognitione quam homo; sed homo est prius in
con respecto al animal, pues la finalidad de la nostra cognitione quam quod animal sit pars
naturaleza en la generación humana no se rationis eius.
alcanza con la generación del animal, sino con
la del hombre. [32038] Iª q. 85 a. 3 ad 3
2. A la segunda hay que decir: Lo universal más Ad tertium dicendum quod pars aliqua
común es con respecto a lo menos común como dupliciter potest cognosci. Uno modo absolute,
el todo a la parte. Como un todo, en cuanto que secundum quod in se est, et sic nihil prohibet
en lo más universal no solamente se incluye en prius cognoscere partes quam totum, ut lapides
potencia lo menos universal, sino, además, otras quam domum. Alio modo, secundum quod sunt
cosas, al modo que en animal no sólo está partes huius totius, et sic necesse est quod prius
incluido el hombre, sino también el caballo. cognoscamus totum quam partes; prius enim
Como parte, en cuanto que lo menos común en cognoscimus domum quadam confusa
su concepto contiene no sólo lo más común, cognitione, quam distinguamus singulas partes
sino también otras cosas, al modo como en eius. Sic igitur dicendum est quod definientia,
hombre está incluido no sólo el ser animal, sino absolute considerata, sunt prius nota quam
también racional. Así, pues, animal, considerado definitum, alioquin non notificaretur definitum
en sí mismo, en nuestro conocimiento precede a per ea. Sed secundum quod sunt partes
hombre, pero conocemos al hombre antes de definitionis, sic sunt posterius nota, prius enim
conocer que animal es parte de su definición. cognoscimus hominem quadam confusa
cognitione, quam sciamus distinguere omnia
3. A la tercera hay que decir: La parte puede ser quae sunt de hominis ratione.
conocida de dos maneras.
1) Una, en absoluto, según es en sí misma, y,
así, nada impide conocer las partes antes que el [32039] Iª q. 85 a. 3 ad 4
todo. Ejemplo: Las piedras antes que el edificio. Ad quartum dicendum quod universale,
2) Otra, en cuanto partes de este todo, y es secundum quod accipitur cum intentione
necesario que conozcamos el todo antes que las universalitatis, est quidem quodammodo
partes, puesto que primero tenemos un cierto y principium cognoscendi, prout intentio
confuso conocimiento del edificio antes de universalitatis consequitur modum intelligendi
distinguir cada una de sus partes. Así, pues, qui est per abstractionem. Non autem est
debemos decir que los elementos de la necesse quod omne quod est principium
definición, considerados en sí mismos, nos son cognoscendi, sit principium essendi, ut Plato
conocidos antes que lo definido. De no ser así, existimavit, cum quandoque cognoscamus
no darían a conocer lo que definen. Pero, en causam per effectum, et substantiam per
cuanto a las partes de la definición, nos son accidentia. Unde universale sic acceptum,
conocidos con posterioridad, pues primero secundum sententiam Aristotelis, non est
tenemos una noción confusa del hombre antes principium essendi, neque substantia, ut patet in
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

de saber distinguir todo lo que pertenece a su VII Metaphys. Si autem consideremus ipsam
esencia. naturam generis et speciei prout est in
singularibus, sic quodammodo habet rationem
principii formalis respectu singularium, nam
4. A la cuarta hay que decir: El universal, en singulare est propter materiam, ratio autem
cuanto que implica la intención de speciei sumitur ex forma. Sed natura generis
universalidad, de algún modo es principio de comparatur ad naturam speciei magis per
conocimiento, puesto que el conocimiento modum materialis principii, quia natura generis
intelectivo, que se realiza por medio de la sumitur ab eo quod est materiale in re, ratio vero
abstracción, lleva consigo dicha intención de speciei ab eo quod est formale; sicut ratio
universalidad. Pero no es necesario que todo animalis a sensitivo, ratio vero hominis ab
principio de conocimiento sea principio de ser, intellectivo. Et inde est quod ultima naturae
como pretendía Platón. Pues a veces conocemos intentio est ad speciem, non autem ad
la causa por el efecto y la sustancia por los individuum, neque ad genus, quia forma est
accidentes. Por eso, según Aristóteles, en VII finis generationis, materia vero est propter
Metaphys., el universal así considerado no es ni formam. Non autem oportet quod cuiuslibet
principio de ser ni sustancia. Si consideramos la causae vel principii cognitio sit posterior quoad
naturaleza misma del género y de la especie tal nos, cum quandoque cognoscamus per causas
como se encuentra en los singulares, en cierto sensibiles, effectus ignotos; quandoque autem e
modo y con respecto a ellos tiene razón de converso.
principio formal, ya que lo singular se
constituye en tal por la materia, y la razón de
especie se toma de la forma. Pero la naturaleza
genérica se relaciona con la específica como ARTICULUS 4
principio material, ya que la razón de género se
toma de lo que hay de material en el objeto, y la
de especie, de lo que hay de formal, como la
razón de animal se toma del elemento sensitivo, [32040] Iª q. 85 a. 4 arg. 1
y la de hombre, del intelectivo. De ahí que la
tendencia última de la naturaleza vaya dirigida a
la especie y no al individuo ni al género, pues el
fin de la generación es la forma, y la materia
existe por la forma. No es necesario que el
conocimiento de la causa o del principio para Ad quartum sic proceditur. Videtur quod
nosotros sea lo posterior, ya que, a veces, possimus multa simul intelligere. Intellectus
conocemos por causas sensibles efectos enim est supra tempus. Sed prius et posterius ad
desconocidos, y, a veces, sucede todo lo tempus pertinent. Ergo intellectus non intelligit
contrario. diversa secundum prius et posterius, sed simul.

ARTÍCULO 4 [32041] Iª q. 85 a. 4 arg. 2


Praeterea, nihil prohibet diversas formas non
[Nuestro entendimiento, ¿puede o no puede oppositas simul eidem actu inesse, sicut odorem
entender simultáneamente muchas cosas?] et colorem pomo. Sed species intelligibiles non
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Supra q.12 a.10; q.58 a.2; In Sent. l.2 d.3 q.3 sunt oppositae. Ergo nihil prohibet intellectum
a.4; l3 d.14 a.2 q. a4; De Verit. q.8 a.14; Cont. unum simul fieri in actu secundum diversas
Gentes 1,55; De Anima a.18 ad 5; Quodl. 7 q.1 species intelligibiles et sic potest multa simul
a.2. intelligere.

[32042] Iª q. 85 a. 4 arg. 3
Objeciones por las que parece que podemos Praeterea, intellectus simul intelligit aliquod
entender muchas cosas simultáneamente: totum, ut hominem vel domum. Sed in quolibet
1. El entendimiento está sobre el tiempo. Pero el toto continentur multae partes. Ergo intellectus
antes y el después pertenecen al tiempo. Por lo simul multa intelligit.
tanto, el entendimiento no conoce las cosas
distintas unas antes y otras después, sino [32043] Iª q. 85 a. 4 arg. 4
simultáneamente. Praeterea, non potest cognosci differentia unius
2. Más aún. Nada impide la coexistencia de ad alterum, nisi simul utrumque apprehendatur,
formas diversas no opuestas en un mismo ut dicitur in libro de anima, et eadem ratio est de
sujeto. Ejemplo: el olor y el color en la misma quacumque alia comparatione. Sed intellectus
manzana. Pero las especies inteligibles no son noster cognoscit differentiam et comparationem
opuestas. Por lo tanto, nada impide que un unius ad alterum. Ergo cognoscit multa simul.
mismo entendimiento sea actualizado a la vez
por diversas especies inteligibles y que de este [32044] Iª q. 85 a. 4 s. c.
modo pueda entender muchas cosas Sed contra est quod dicitur in libro Topic., quod
simultáneamente. intelligere est unum solum, scire vero multa.

3. Todavía más. El entendimiento puede [32045] Iª q. 85 a. 4 co.


entender simultáneamente algún todo. Ejemplo: Respondeo dicendum quod intellectus quidem
un hombre o una casa. Pero en cada todo se potest multa intelligere per modum unius, non
contienen muchas partes. Por lo tanto, el autem multa per modum multorum, dico autem
entendimiento conoce muchas cosas per modum unius vel multorum, per unam vel
simultáneamente. plures species intelligibiles. Nam modus
4. Por último. Como se dice en el libro De cuiusque actionis consequitur formam quae est
Anima, no se puede conocer la diferencia entre actionis principium. Quaecumque ergo
dos cosas si ambas no se perciben intellectus potest intelligere sub una specie,
simultáneamente. Lo mismo sucede en simul intelligere potest, et inde est quod Deus
cualquier comparación. Pero nuestro omnia simul videt, quia omnia videt per unum,
entendimiento conoce las diferencias y establece quod est essentia sua. Quaecumque vero
comparaciones entre los seres. Por lo tanto, intellectus per diversas species intelligit, non
conoce muchas cosas simultáneamente. simul intelligit. Et huius ratio est, quia
impossibile est idem subiectum perfici simul
En cambio, está lo que se dice en el libro Topic.; pluribus formis unius generis et diversarum
El entender es único, el saber es múltiple. specierum, sicut impossibile est quod idem
corpus secundum idem simul coloretur diversis
[Solución] coloribus, vel figuretur diversis figuris. Omnes
Hay que decir: Ciertamente, el entendimiento autem species intelligibiles sunt unius generis,
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

puede conocer muchas cosas en cuanto quia sunt perfectiones unius intellectivae
constituyen una unidad, no en cuanto son potentiae; licet res quarum sunt species, sint
muchas. Al hablar de unidad o multiplicidad, diversorum generum. Impossibile est ergo quod
nos referimos a una sola o a varias especies idem intellectus simul perficiatur diversis
inteligibles. Pues el modo de cada acción speciebus intelligibilibus, ad intelligendum
proviene de la forma que es su principio. Por lo diversa in actu.
tanto, todo lo que el entendimiento pue- de
conocer por una sola especie, puede entenderlo
simultáneamente. Por eso Dios lo ve todo
simultáneamente, ya que lo ve todo en una sola
realidad: Su esencia. Las cosas, en cambio, que
el entendimiento conoce por especies distintas,
no las conoce simultáneamente. El porqué de [32046] Iª q. 85 a. 4 ad 1
esto radica en que es imposible que un mismo Ad primum ergo dicendum quod intellectus est
sujeto a la vez sea perfeccionado por distintas supra tempus quod est numerus motus
formas del mismo género y de distinta especie, corporalium rerum. Sed ipsa pluralitas
como es imposible que un mismo cuerpo tenga specierum intelligibilium causat vicissitudinem
simultáneamente y desde un mismo punto de quandam intelligibilium operationum,
vista diversos colores y figuras. Todas las secundum quam una operatio est prior altera. Et
especies inteligibles pertenecen a un mismo hanc vicissitudinem Augustinus nominat
género, ya que son perfecciones de una misma tempus, cum dicit, VIII super Gen. ad Litt.,
potencia intelectiva, aun cuando pertenezcan a quod Deus movet creaturam spiritualem per
distinto género los objetos que representan. Por tempus.
lo tanto, es imposible que un mismo [32047] Iª q. 85 a. 4 ad 2
entendimiento sea perfeccionado Ad secundum dicendum quod non solum
simultáneamente por especies inteligibles oppositae formae non possunt esse simul in
diversas de modo que entienda en acto objetos eodem subiecto, sed nec quaecumque formae
diversos. eiusdem generis, licet non sint oppositae, sicut
patet per exemplum inductum de coloribus et
[Respuesta a las objeciones] figuris.
1. A la primera hay que decir: El entendimiento [32048] Iª q. 85 a. 4 ad 3
está por encima del tiempo, que mide el Ad tertium dicendum quod partes possunt
movimiento de los cuerpos. Pero la pluralidad intelligi dupliciter. Uno modo, sub quadam
de las especies inteligibles origina una cierta confusione, prout sunt in toto, et sic
sucesión en las operaciones intelectivas, según cognoscuntur per unam formam totius, et sic
la cual una es anterior a otra. A esta sucesión simul cognoscuntur. Alio modo, cognitione
Agustín, en VIII Super Gen. ad litt. la llama distincta, secundum quod quaelibet cognoscitur
tiempo cuando dice que Dios mueve a la per suam speciem, et sic non simul intelliguntur.
criatura espiritual en el tiempo. [32049] Iª q. 85 a. 4 ad 4
Ad quartum dicendum quod quando intellectus
2. A la segunda hay que decir: Es imposible que intelligit differentiam vel comparationem unius
coexistan simultáneamente en un mismo sujeto ad alterum, cognoscit utrumque differentium vel
no sólo formas opuestas, sino cualquier tipo de comparatorum sub ratione ipsius comparationis
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

formas de un mismo género, aunque no sean vel differentiae; sicut dictum est quod cognoscit
opuestas, como resulta evidente en el ejemplo partes sub ratione totius.
de los colores y las figuras.

3. A la tercera hay que decir: Las partes pueden ARTICULUS 5


ser conocidas de dos maneras. 1) Una, con
cierta confusión, en cuanto incluidas en el todo,
y de este modo se las conoce por la única forma [32050] Iª q. 85 a. 5 arg. 1
del todo y, por lo tanto, simultáneamente. 2)
Otra, con un conocimiento claro y distinto, en
cuanto que cada una es conocida por su especie Ad quintum sic proceditur. Videtur quod
respectiva, y entonces no se conocen intellectus noster non intelligat componendo et
simultáneamente. dividendo. Compositio enim et divisio non est
4. A la cuarta hay que decir: Cuando el nisi multorum. Sed intellectus non potest simul
entendimiento conoce la diferencia o la relación multa intelligere. Ergo non potest intelligere
de un ser con respecto a otro, conoce los seres componendo et dividendo.
que divide o compara en razón de la misma
diferencia o comparación, tal como dijimos que [32051] Iª q. 85 a. 5 arg. 2
conoce las partes incluidas en el todo. Praeterea, omni compositioni et divisioni
adiungitur tempus praesens, praeteritum vel
ARTÍCULO 5 futurum. Sed intellectus abstrahit a tempore,
sicut etiam ab aliis particularibus conditionibus.
[Nuestro entendimiento, ¿conoce o no conoce Ergo intellectus non intelligit componendo et
componiendo y dividiendo?] dividendo.
Supra q.58 a.4. [32052] Iª q. 85 a. 5 arg. 3
Praeterea, intellectus intelligit per
Objeciones por las que parece que nuestro assimilationem ad res. Sed compositio et divisio
entendimiento no conoce componiendo y nihil est in rebus, nihil enim invenitur in rebus
dividiendo: nisi res quae significatur per praedicatum et
1. La composición y la división requieren subiectum, quae est una et eadem si compositio
pluralidad de elementos. Pero el entendimiento est vera; homo enim est vere id quod est animal.
no puede entender muchas cosas Ergo intellectus non componit et dividit.
simultáneamente. Por lo tanto, no puede [32053] Iª q. 85 a. 5 s. c.
entender componiendo y dividiendo. Sed contra, voces significant conceptiones
2. Más aún. En toda composición intervienen el intellectus, ut dicit philosophus in I Periherm.
tiempo presente, el pasado y el futuro. Pero el Sed in vocibus est compositio et divisio; ut patet
entendimiento abstrae del tiempo, así como de in propositionibus affirmativis et negativis. Ergo
las demás condiciones particulares. Por lo tanto, intellectus componit et dividit.
el entendimiento no conoce componiendo y
dividiendo. [32054] Iª q. 85 a. 5 co.
Respondeo dicendum quod intellectus humanus
3. Todavía más. El entendimiento conoce por necesse habet intelligere componendo et
cuanto se asemeja a las cosas. Pero en éstas no dividendo. Cum enim intellectus humanus exeat
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

se da ni composición ni división, ya que en las de potentia in actum, similitudinem quandam


cosas no se encuentra más que la realidad habet cum rebus generabilibus, quae non statim
significada por el predicado y el sujeto, que es perfectionem suam habent, sed eam successive
una y la misma si la composición es verdadera, acquirunt. Et similiter intellectus humanus non
pues el hombre es la realidad misma que es statim in prima apprehensione capit perfectam
animal. Por lo tanto, el entendimiento no rei cognitionem; sed primo apprehendit aliquid
compone ni divide. de ipsa, puta quidditatem ipsius rei, quae est
En cambio, como dice el Filósofo en I primum et proprium obiectum intellectus; et
Periherm., las palabras expresan los conceptos deinde intelligit proprietates et accidentia et
del entendimiento. Pero en las palabras hay habitudines circumstantes rei essentiam. Et
composición y división, como resulta evidente secundum hoc, necesse habet unum
en las proposiciones afirmativas y negativas. apprehensum alii componere vel dividere; et ex
Por lo tanto, el entendimiento compone y una compositione vel divisione ad aliam
divide. procedere, quod est ratiocinari. Intellectus
autem angelicus et divinus se habet sicut res
[Solución] incorruptibiles, quae statim a principio habent
Hay que decir: El entendimiento humano suam totam perfectionem. Unde intellectus
necesita entender componiendo y dividiendo. angelicus et divinus statim perfecte totam rei
Pues el conocimiento humano, al pasar de la cognitionem habet. Unde in cognoscendo
potencia al acto, guarda una cierta semejanza quidditatem rei, cognoscit de re simul quidquid
con los seres susceptibles de generación, los nos cognoscere possumus componendo et
cuales no poseen inmediatamente toda su dividendo et ratiocinando. Et ideo intellectus
perfección, sino que la adquieren gradualmente. humanus cognoscit componendo et dividendo,
Tampoco el entendimiento humano adquiere de sicut et ratiocinando. Intellectus autem divinus
repente el conocimiento perfecto de una cosa al et angelicus cognoscunt quidem compositionem
percibirla por primera vez, sino que empieza por et divisionem et ratiocinationem, non
conocer algo de ella, esto es, su esencia, que es componendo et dividendo et ratiocinando, sed
el objeto primero y propio del entendimiento. per intellectum simplicis quidditatis.
Después conoce las propiedades, accidentes y
relaciones que acompañan a la esencia. Esto
exige unir o separar unos con otros los objetos
percibidos y pasar de una composición o
división a otra, y esto es raciocinar.
En cambio, el entendimiento angélico y el
divino se asemejan a las realidades [32055] Iª q. 85 a. 5 ad 1
incorruptibles, las cuales, inmediatamente y Ad primum ergo dicendum quod compositio et
desde un principio, poseen ya toda su divisio intellectus secundum quandam
perfección. Por eso, el entendimiento angélico y differentiam vel comparationem fit. Unde sic
el divino adquieren un conocimiento instantáneo intellectus cognoscit multa componendo et
y perfecto del objeto en su totalidad. De ahí que, dividendo, sicut cognoscendo differentiam vel
al conocer su esencia, conozcan comparationem rerum.
simultáneamente cuanto nosotros podemos [32056] Iª q. 85 a. 5 ad 2
alcanzar a través de la composición, división y Ad secundum dicendum quod intellectus et
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

razonamiento. El entendimiento humano conoce abstrahit a phantasmatibus; et tamen non


componiendo, dividiendo y razonando. El intelligit actu nisi convertendo se ad
divino y el angélico conocen ciertamente la phantasmata, sicut supra dictum est. Et ex ea
composición, la división y el raciocinio, pero no parte qua se ad phantasmata convertit,
componiendo, dividiendo ni razonando, sino por compositioni et divisioni intellectus adiungitur
intelección simple de la esencia. tempus.

[32057] Iª q. 85 a. 5 ad 3
[Respuesta a las objeciones] Ad tertium dicendum quod similitudo rei
1. A la primera hay que decir: La composición recipitur in intellectu secundum modum
y división intelectual implican cierta diferencia intellectus, et non secundum modum rei. Unde
y comparación. Por eso, el entendimiento compositioni et divisioni intellectus respondet
conoce muchas cosas componiendo y quidem aliquid ex parte rei; tamen non eodem
dividiendo, del mismo modo que conoce la modo se habet in re, sicut in intellectu.
diferencia y relación entre ellas. Intellectus enim humani proprium obiectum est
quidditas rei materialis, quae sub sensu et
2. A la segunda hay que decir: El entendimiento imaginatione cadit. Invenitur autem duplex
abstrae de las imágenes, y, sin embargo, no compositio in re materiali. Prima quidem,
conoce en acto más que refiriéndose a ellas, formae ad materiam, et huic respondet
como dijimos anteriormente (a.1 q.84 a.7). Por compositio intellectus qua totum universale de
esta referencia a las imágenes, la composición y sua parte praedicatur; nam genus sumitur a
división intelectual se dan en el tiempo. materia communi, differentia vero completiva
speciei a forma, particulare vero a materia
individuali. Secunda vero compositio est
accidentis ad subiectum, et huic reali
3. A la tercera hay que decir: La imagen del compositioni respondet compositio intellectus
objeto es recibida en el entendimiento según el secundum quam praedicatur accidens de
modo de ser del entendimiento y no según el subiecto, ut cum dicitur, homo est albus. Tamen
modo del objeto. Por eso, hay algo en el objeto differt compositio intellectus a compositione rei,
que corresponde a la composición y división del nam ea quae componuntur in re, sunt diversa;
entendimiento, aunque no está en el objeto del compositio autem intellectus est signum
mismo modo que en el entendimiento. El objeto identitatis eorum quae componuntur. Non enim
propio del entendimiento es la esencia de la intellectus sic componit, ut dicat quod homo est
realidad material que cae bajo el dominio de los albedo; sed dicit quod homo est albus, idest
sentidos y la imaginación. Ahora bien, en el habens albedinem, idem autem est subiecto
objeto material encontramos dos tipos de quod est homo, et quod est habens albedinem.
composición. 1) El primero es la de la forma Et simile est de compositione formae et
con la materia. A este tipo corresponde la materiae, nam animal significat id quod habet
composición intelectiva, según la cual el todo naturam sensitivam, rationale vero quod habet
universal se predica de sus partes, ya que el naturam intellectivam, homo vero quod habet
género se toma de la materia común; en cambio, utrumque, Socrates vero quod habet omnia haec
la diferencia, que completa la especie, se toma cum materia individuali; et secundum hanc
de la forma. La singularidad se toma de la identitatis rationem, intellectus noster unum
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

materia individual. 2) El segundo es el del componit alteri praedicando.


accidente con el sujeto. A este tipo corresponde
por parte del entendimiento la composición por
la que el accidente es atribuido al sujeto, como
cuando se dice el hombre es blanco. Sin
embargo, hay diferencia entre la composición
intelectiva y la del objeto, pues los componentes
objetivos son diversos, mientras que la
composición establecida por el entendimiento es ARTICULUS 6
signo de la identidad de los elementos que se
agrupan o componen. El entendimiento no
compone de manera que se afirme que el
hombre sea la blancura, sino que el hombre es [32058] Iª q. 85 a. 6 arg. 1
blanco, esto es, que tiene blancura, ya que uno
mismo es el hombre y el sujeto de la blancura.
Lo mismo puede decirse de la composición de
forma y materia, ya que animal significa el ser Ad sextum sic proceditur. Videtur quod
de naturaleza sensitiva. Racional, el de intellectus possit esse falsus. Dicit enim
naturaleza intelectiva. Hombre, el que las posee philosophus, in VI Metaphys., quod verum et
a ambas. Sócrates, el que a todo ello añade la falsum sunt in mente. Mens autem et intellectus
materia individual. Según esta razón de idem sunt, ut supra dictum est. Ergo falsitas est
identidad, nuestro entendimiento compone una in intellectu.
atribuyéndola a la otra. [32059] Iª q. 85 a. 6 arg. 2
Praeterea, opinio et ratiocinatio ad intellectum
ARTÍCULO 6 pertinent. Sed in utraque istarum invenitur
falsitas. Ergo potest esse falsitas in intellectu.
[El entendimiento, ¿puede o no puede ser [32060] Iª q. 85 a. 6 arg. 3
falso?] Praeterea, peccatum in parte intellectiva est. Sed
Supra q.17 a.3; q.58 a.5; In Sent., l.1 d.19 q.5 peccatum cum falsitate est, errant enim qui
a.1 ad 7; De Verit. q.1 a.12; Cont. Gentes 1,59; operantur malum, ut dicitur Prov. XIV. Ergo
3,108; De An. l.3 lect.11; In Periherm. l.1 lect.3; falsitas potest esse in intellectu.
In Metaphys. l.6 lect.4; l.9 lect.11. [32061] Iª q. 85 a. 6 s. c.
Sed contra est quod dicit Augustinus, in libro
Objeciones por las que parece que el octoginta trium quaest., quod omnis qui fallitur,
entendimiento puede ser falso: id in quo fallitur non intelligit. Et philosophus
1. Dice el Filósofo en VI Metaphys.: Lo dicit, in libro de anima, quod intellectus semper
verdadero y lo falso están en la mente. Pero la est rectus.
mente y el entendimiento son lo mismo, como
dijimos (q-79). Por lo tanto, la falsedad está en
el entendimiento.
2. Más aún. La opinión y el raciocinio son [32062] Iª q. 85 a. 6 co.
propios del entendimiento. Pero en ambos hay Respondeo dicendum quod philosophus, in III
falsedad. Por lo tanto, puede haber falsedad en de anima, comparat, quantum ad hoc,
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

el entendimiento. intellectum sensui. Sensus enim circa proprium


3. Todavía más. El pecado está en la parte obiectum non decipitur, sicut visus circa
intelectiva. Pero el pecado implica falsedad, colorem; nisi forte per accidens, ex
pues, como se dice en Prov 14,22: Yerran impedimento circa organum contingente, sicut
quienes practican el mal. Por lo tanto, la cum gustus febrientium dulcia iudicat amara,
falsedad puede estar en el entendimiento. propter hoc quod lingua malis humoribus est
En cambio, está lo que dice Agustín en el libro repleta. Circa sensibilia vero communia
Octoginta trium quaest.: El que yerra no decipitur sensus, sicut in diiudicando de
entiende aquello en lo que yerra. Y el Filósofo magnitudine vel figura; ut cum iudicat solem
en el libro De Anima dice: El entendimiento es esse pedalem, qui tamen est maior terra. Et
siempre recto. multo magis decipitur circa sensibilia per
accidens; ut cum iudicat fel esse mel, propter
coloris similitudinem. Et huius ratio est in
evidenti. Quia ad proprium obiectum
[Solución] unaquaeque potentia per se ordinatur, secundum
Hay que decir: Sobre este punto, el Filósofo en quod ipsa. Quae autem sunt huiusmodi, semper
III De Anima compara el entendimiento con los eodem modo se habent. Unde manente potentia,
sentidos. El sentido no se engaña con respecto a non deficit eius iudicium circa proprium
su propio objeto, por ejemplo, la vista acerca del obiectum. Obiectum autem proprium intellectus
color, a no ser accidentalmente, debido a algún est quidditas rei. Unde circa quidditatem rei, per
impedimento en el órgano, como sucede cuando se loquendo, intellectus non fallitur. Sed circa ea
el paladar de un enfermo juzga como dulce lo quae circumstant rei essentiam vel quidditatem,
amargo, debido a que su lengua está biliosa. En intellectus potest falli, dum unum ordinat ad
cambio, se engaña con respecto a lo sensible aliud, vel componendo vel dividendo vel etiam
común, como al formar un juicio de la magnitud ratiocinando. Et propter hoc etiam circa illas
o de la figura. Ejemplo: cuando juzga que la propositiones errare non potest, quae statim
dimensión del sol es de un pie a pesar de que cognoscuntur cognita terminorum quidditate,
sea mayor que toda la tierra. Y mucho más se sicut accidit circa prima principia, ex quibus
engaña con respecto a lo accidentalmente etiam accidit infallibilitas veritatis, secundum
sensible, al juzgar que la miel es hiel por certitudinem scientiae, circa conclusiones. Per
semejanza del color. El porqué de esto es accidens tamen contingit intellectum decipi
evidente. Pues toda potencia, en cuanto tal, está circa quod quid est in rebus compositis; non ex
ordenada a su objeto. Y lo que está ordenado parte organi, quia intellectus non est virtus utens
siempre obra de la misma manera. Por eso, organo; sed ex parte compositionis
mientras subsiste la potencia no yerra en su intervenientis circa definitionem, dum vel
juicio sobre el propio objeto. definitio unius rei est falsa de alia, sicut
El objeto propio del entendimiento es la esencia definitio circuli de triangulo, vel dum aliqua
de las cosas. Sobre la esencia, y en términos definitio in seipsa est falsa, implicans
absolutos, el entendimiento no yerra. En compositionem impossibilium, ut si accipiatur
cambio, sí puede equivocarse sobre aquello que hoc ut definitio alicuius rei, animal rationale
envuelve la esencia, al establecer relaciones, o alatum. Unde in rebus simplicibus, in quarum
al juzgarlo, o al diversificar, o al razonar sobre definitionibus compositio intervenire non potest,
ello. Por lo mismo tampoco puede errar acerca non possumus decipi; sed deficimus in totaliter
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

de las proposiciones que se conocen non attingendo, sicut dicitur in IX Metaphys.


directamente, una vez conocida la esencia de los
términos, como sucede con los primeros
principios, de los cuales se desprende la
infalibilidad de la verdad de las conclusiones en
lo que se refiere a su certeza científica. Sin
embargo, puede suceder que accidentalmente
el entendimiento se engañe acerca de la esencia [32063] Iª q. 85 a. 6 ad 1
de las cosas compuestas, no por razón del Ad primum ergo dicendum quod falsitatem dicit
órgano, ya que el entendimiento no es una esse philosophus in mente secundum
facultad que use órgano, sino por la compositionem et divisionem.
composición que interviene en la definición,
bien porque la definición de una cosa es falsa [32064] Iª q. 85 a. 6 ad 2
cuando se la aplica a otra, como si la del círculo Et similiter dicendum est ad secundum, de
se aplicase al triángulo, o bien porque una opinione et ratiocinatione.
definición es en sí misma falsa, al implicar la [32065] Iª q. 85 a. 6 ad 3
unión de elementos incompatibles, como si se Et ad tertium, de errore peccantium, qui
define un ser diciendo que es animal racional consistit in applicatione ad appetibile. Sed in
alado. Por eso, acerca de las realidades simples, absoluta consideratione quidditatis rei, et eorum
en cuya definición no puede intervenir la quae per eam cognoscuntur, intellectus
composición, no podemos engañarnos, pero nos nunquam decipitur. Et sic loquuntur auctoritates
engañamos al no poder concebir la realidad en in contrarium inductae.
su totalidad, como se dice en IX Metaphys.

ARTICULUS 7
[Respuesta a las objeciones]
La falsedad que, según el Filósofo, está en la
mente, se refiere a la composición y división. [32066] Iª q. 85 a. 7 arg. 1

Ad septimum sic proceditur. Videtur quod unam


Lo mismo hay que responder en lo referente a la et eandem rem unus alio melius intelligere non
opinión y al raciocinio. possit. Dicit enim Augustinus, in libro octoginta
trium quaest., quisquis ullam rem aliter quam
Y lo mismo también sobre el error de los que est intelligit non eam intelligit. Quare non est
pecan, que consiste en la adhesión a lo deseable. dubitandum esse perfectam intelligentiam, qua
Pero en la absoluta consideración de la esencia praestantior esse non possit; et ideo non per
de una cosa y de lo que por ella es conocido, el infinitum ire quod quaelibet res intelligitur; nec
entendimiento nunca se engaña. En este sentido eam posse alium alio plus intelligere.
hay que entender las autoridades que hemos
ofrecido como réplica a las objeciones.
[32067] Iª q. 85 a. 7 arg. 2
ARTÍCULO 7 Praeterea, intellectus intelligendo verus est.
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

[¿Puede o no puede alguien entender mejor que Veritas autem, cum sit aequalitas quaedam
otro una cosa?] intellectus et rei, non recipit magis et minus,
Supra q.76 a.5; In Sent. l.4 d.49 q.2 a.4 ad 1; De non enim proprie dicitur aliquid magis et minus
Verit. q.2 a.2 ad 11; De Anima a.8. aequale. Ergo neque magis et minus aliquid
intelligi dicitur.
Objeciones por las que parece que uno no puede [32068] Iª q. 85 a. 7 arg. 3
entender mejor que otro una cosa: Praeterea, intellectus est id quod est
1.Dice Agustín en el libro Octoginta trium formalissimum in homine. Sed differentia
qaest.: Quien conoce una cosa de modo distinto formae causat differentiam speciei. Si igitur
a como es, no la conoce. Por lo cual, no cabe unus homo magis alio intelligit, videtur quod
duda de que hay un conocimiento perfecto que non sint unius speciei.
no puede ser superado. Consecuentemente,
tampoco puede progresar hasta lo infinito en el
conocimiento de algo, ni puede uno entender
mejor que otro una cosa. [32069] Iª q. 85 a. 7 s. c.
Sed contra est quod per experimentum
inveniuntur aliqui aliis profundius intelligentes;
2. Más aún. El entendimiento es verdadero en su sicut profundius intelligit qui conclusionem
acción de entender. Pero como la verdad es una aliquam potest reducere in prima principia et
cierta igualdad entre el entendimiento y el causas primas, quam qui potest reducere solum
objeto, no admite más ni menos. Pues in causas proximas.
propiamente no puede hablarse de algo más o
menos igual. Por lo tanto, tampoco puede
decirse que algo sea más o menos conocido. [32070] Iª q. 85 a. 7 co.
3. Todavía más. El entendimiento es lo más Respondeo dicendum quod aliquem intelligere
formal que hay en el hombre. Pero la diferencia unam et eandem rem magis quam alium, potest
de forma implica diferencia de especie. Así, intelligi dupliciter. Uno modo, sic quod ly magis
pues, si un hombre entiende algo mejor que determinet actum intelligendi ex parte rei
otro, parece que no son de la misma especie. intellectae. Et sic non potest unus eandem rem
magis intelligere quam alius, quia si intelligeret
eam aliter esse quam sit, vel melius vel peius,
falleretur, et non intelligeret ut arguit
Augustinus. Alio modo potest intelligi ut
En cambio, está el hecho de que por la determinet actum intelligendi ex parte
experiencia encontramos que hay quienes intelligentis. Et sic unus alio potest eandem rem
entienden más profundamente que otros, como melius intelligere, quia est melioris virtutis in
entiende con mayor profundidad quien puede intelligendo; sicut melius videt visione corporali
reducir una conclusión a sus primeros principios rem aliquam qui est perfectioris virtutis, et in
y primeras causas que el que sólo puede llegar a quo virtus visiva est perfectior. Hoc autem circa
sus causas próximas. intellectum contingit dupliciter. Uno quidem
modo, ex parte ipsius intellectus, qui est
[Solución] perfectior. Manifestum est enim quod quanto
Hay que decir: Que alguien entienda algo más corpus est melius dispositum, tanto meliorem
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

que otro, puede entenderse de dos maneras. 1) sortitur animam, quod manifeste apparet in his
Una, cuando con la partícula más se expresa el quae sunt secundum speciem diversa. Cuius
acto de entender en relación con lo conocido. En ratio est, quia actus et forma recipitur in materia
este sentido, nadie puede entender una cosa más secundum materiae capacitatem. Unde cum
que otro, porque, si la entendiese distinta a etiam in hominibus quidam habeant corpus
como es, o entendiese que es mejor o peor, se melius dispositum, sortiuntur animam maioris
engañaría y no la entendería, como argumenta virtutis in intelligendo, unde dicitur in II de
Agustín. anima quod molles carne bene aptos mente
2) Otra, cuando expresa el acto de entender por videmus. Alio modo contingit hoc ex parte
parte del que entiende. En este sentido, uno inferiorum virtutum, quibus intellectus indiget
puede entender la misma cosa mejor que otro ad sui operationem, illi enim in quibus virtus
por cuanto es superior su vigor intelectual, imaginativa et cogitativa et memorativa est
como en la visión corporal ve mejor un objeto melius disposita, sunt melius dispositi ad
quien posee una facultad más perfecta y con intelligendum.
mejor capacidad de visión.
En el entendimiento esto se da de dos maneras.
1) Una, por parte del mismo entendimiento, que [32071] Iª q. 85 a. 7 ad 1
es más perfecto. Ya que es evidente que cuanto Ad primum ergo patet solutio ex dictis.
mejor dispuesto está el cuerpo, tanto mejor es el [32072] Iª q. 85 a. 7 ad 2
alma que le corresponde. Esto aparece Et similiter ad secundum, veritas enim
claramente en los seres de distinta especie. El intellectus in hoc consistit, quod intelligatur res
porqué de esto radica en que el acto y la forma esse sicuti est.
son recibidos en la materia según la capacidad [32073] Iª q. 85 a. 7 ad 3
de la materia. Por eso, ya que incluso entre los Ad tertium dicendum quod differentia formae
hombres los hay que tienen un cuerpo mejor quae non provenit nisi ex diversa dispositione
dispuesto que otros, tienen un alma de mayor materiae, non facit diversitatem secundum
capacidad intelectual. Por eso, se dice en II De speciem, sed solum secundum numerum; sunt
Anima: Vemos que los de carnes blandas tienen enim diversorum individuorum diversae formae,
buenas aptitudes mentales. 2) Otra, por parte de secundum materiam diversificatae.
las facultades inferiores, que el entendimiento
necesita para el ejercicio de su operación, pues ARTICULUS 8
aquellos que están mejor dispuestos en sus
potencias imaginativa, cogitativa y memorativa,
están mejor dispuestos para entender. [32074] Iª q. 85 a. 8 arg. 1

[Respuesta a las objeciones]


1. A la primera hay que decir: La respuesta está Ad octavum sic proceditur. Videtur quod
incluida en lo dicho. intellectus noster per prius cognoscat
2. A la segunda hay que decir: Ocurre lo indivisibile quam divisibile. Dicit enim
mismo que con la primera objeción, pues la philosophus, in I Physic., quod intelligimus et
verdad del entendimiento consiste en que la scimus ex principiorum et elementorum
cosa sea entendida tal como es. cognitione. Sed indivisibilia sunt principia et
3. A la tercera hay que decir: La diferencia elementa divisibilium. Ergo per prius sunt nobis
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

de forma, que no proviene más que de la distinta nota indivisibilia quam divisibilia.
disposición de la materia, no origina diversidad [32075] Iª q. 85 a. 8 arg. 2
específica, sino sólo numérica, ya que la Praeterea, id quod ponitur in definitione
diversidad de forma en los individuos viene alicuius, per prius cognoscitur a nobis, quia
dada por la diversificación de la materia. definitio est ex prioribus et notioribus, ut dicitur
in VI Topic. Sed indivisibile ponitur in
ARTÍCULO 8 definitione divisibilis, sicut linea enim, ut
Euclides dicit, est longitudo sine latitudine,
[Nuestro entendimiento, ¿conoce o no conoce cuius extremitates sunt duo puncta. Et unitas
antes lo indivisible que lo divisible?] ponitur in definitione numeri, quia numerus est
Supra q.11 a.2 ad 4; De An. l.3 lect.11. multitudo mensurata per unum, ut dicitur in X
Metaphys. Ergo intellectus noster per prius
Objeciones por las que parece que nuestro intelligit indivisibile quam divisibile.
entendimiento conoce antes lo indivisible que lo
divisible:
1. Dice el Filósofo en I Physic.31: Entendemos
y sabemos por el conocimiento de los principios [32076] Iª q. 85 a. 8 arg. 3
y de los elementos. Pero los principios y los Praeterea, simile simili cognoscitur. Sed
elementos de las realidades divisibles son indivisibile est magis simile intellectui quam
indivisibles. Por lo tanto, conocemos lo divisibile, quia intellectus est simplex, ut dicitur
indivisible antes que lo divisible. in III de anima. Ergo intellectus noster prius
2. Más aún. Lo que entra en la definición de una cognoscit indivisibile.
cosa nos es conocido con anterioridad, porque, [32077] Iª q. 85 a. 8 s. c.
como se dice en VI Topic., la definición se Sed contra est quod dicitur in III de anima, quod
establece a partir de lo anterior y más conocido. indivisibile monstratur sicut privatio. Sed
Pero lo indivisible entra en la definición de lo privatio per posterius cognoscitur. Ergo et
divisible, como el punto entra en la definición indivisibile.
de línea; pues, según Euclides, la línea es una
longitud sin anchura, cuyos extremos son dos [32078] Iª q. 85 a. 8 co.
puntos. La unidad entra en la definición de Respondeo dicendum quod obiectum intellectus
número, porque, como se dice en X Metaphys., nostri, secundum praesentem statum, est
el número es una multitud medida por la quidditas rei materialis, quam a phantasmatibus
unidad. Por lo tanto, nuestro entendimiento abstrahit, ut ex praemissis patet. Et quia id quod
conoce lo indivisible antes que lo divisible. est primo et per se cognitum a virtute
cognoscitiva, est proprium eius obiectum,
3. Todavía más. Lo semejante se conoce por lo considerari potest quo ordine indivisibile
semejante. Pero lo indivisible se asemeja al intelligatur a nobis, ex eius habitudine ad
entendimiento más que lo divisible, porque, huiusmodi quidditatem. Dicitur autem
como se dice en III De Anima, el entendimiento indivisibile tripliciter, ut dicitur in III de anima.
es simple. Por lo tanto, nuestro entendimiento Uno modo, sicut continuum est indivisibile,
conoce primero lo indivisible. quia est indivisum in actu, licet sit divisibile in
En cambio, está lo que se dice en III De Anima: potentia. Et huiusmodi indivisibile prius est
Lo indivisible se nos presenta como privación. intellectum a nobis quam eius divisio, quae est
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

Pero la privación es conocida con posterioridad. in partes, quia cognitio confusa est prior quam
Por lo tanto, también lo indivisible. distincta, ut dictum est. Alio modo dicitur
indivisibile secundum speciem, sicut ratio
[Solución] hominis est quoddam indivisibile. Et hoc etiam
Hay que decir: De lo dicho (a.1 q.84 a.7), se modo indivisibile est prius intellectum quam
desprende que el objeto del entendimiento en el divisio eius in partes rationis, ut supra dictum
presente estado es la esencia del objeto material est, et iterum prius quam intellectus componat et
que se abstrae de las imágenes. Y porque lo dividat, affirmando vel negando. Et huius ratio
primario y necesariamente conocido por una est, quia huiusmodi duplex indivisibile
facultad cognoscitiva es su objeto propio, puede intellectus secundum se intelligit, sicut
deducirse el orden con que conocemos lo proprium obiectum. Tertio modo dicitur
indivisible partiendo de su relación con la indivisibile quod est omnino indivisibile, ut
esencia. Pues, como se dice en III De Anima, lo punctus et unitas, quae nec actu nec potentia
indivisible puede serlo de tres maneras. dividuntur. Et huiusmodi indivisibile per
1) Una, como es indivisible lo continuo, que no posterius cognoscitur, per privationem
está dividido en acto, aunque sea divisible en divisibilis. Unde punctum privative definitur,
potencia. Este indivisible nos es conocido antes punctum est cuius pars non est, et similiter ratio
que las partes en que se divide, porque el unius est quod sit indivisibile, ut dicitur in X
conocimiento confuso es anterior al distinto, Metaphys. Et huius ratio est, quia tale
como dijimos (a.3). 2) Otra, como lo es la indivisibile habet quandam oppositionem ad
especie. Ejemplo: el concepto de hombre, que es rem corporalem, cuius quidditatem primo et per
algo indivisible. Lo que es indivisible así, es se intellectus accipit. Si autem intellectus noster
conocido antes que su división en partes lógicas, intelligeret per participationem indivisibilium
e incluso antes que el entendimiento componga separatorum, ut Platonici posuerunt, sequeretur
o divida afirmando o negando, como también quod indivisibile huiusmodi esset primo
dijimos (a.3). Esto es así porque el intellectum, quia secundum Platonicos, priora
entendimiento, en cuanto tal, entiende estados prius participantur a rebus.
clases de indivisibles como su objeto propio. 3)
Tercera, la de lo absolutamente indivisible como
el punto o la unidad, que ni en acto ni en
potencia se dividen. Este tipo de indivisibles,
por carecer de división, son conocidos con [32079] Iª q. 85 a. 8 ad 1
posterioridad. Por eso, el punto se define Ad primum ergo dicendum quod in accipiendo
privativamente diciendo: El punto es lo que no scientiam, non semper principia et elementa
tiene partes. E igualmente para el concepto de sunt priora, quia quandoque ex effectibus
unidad se precisa que sea indivisible, como se sensibilibus devenimus in cognitionem
dice en X Metaphys. El porqué de todo esto principiorum et causarum intelligibilium. Sed in
radica en que lo indivisible mantiene cierta complemento scientiae, semper scientia
oposición con lo corporal, cuya esencia es effectuum dependet ex cognitione principiorum
conocida por el entendimiento de manera et elementorum, quia, ut ibidem dicit
primaria y directa. philosophus, tunc opinamur nos scire, cum
En cambio, si nuestro entendimiento conociese principiata possumus in causas resolvere.
por participación de las sustancias indivisibles
Seminario: Selección de textos I – “TRATADO DEL HOMBRE”, cuestiones 84 y 85.

separadas, como sostuvieron los platónicos, se [32080] Iª q. 85 a. 8 ad 2


seguiría que lo primero que deberíamos Ad secundum dicendum quod punctum non
entender era este indivisible, porque, según los ponitur in definitione lineae communiter
platónicos, las realidades primeras son las sumptae, manifestum est enim quod in linea
primeras participadas por las cosas. infinita, et etiam in circulari, non est punctum
nisi in potentia. Sed Euclides definit lineam
[Respuesta a las objeciones:] finitam rectam, et ideo posuit punctum in
1. A la primera hay que decir: En el proceso de definitione lineae, sicut terminum in definitione
adquisición de la ciencia, no siempre los terminati. Unitas vero est mensura numeri, et
principios y los elementos son los primeros; ideo ponitur in definitione numeri mensurati.
pues, a veces, llegamos al conocimiento de los Non autem ponitur in definitione divisibilis, sed
principios y de las causas inteligibles por los magis e converso.
efectos sensibles. Pero, adquirida la ciencia, el [32081] Iª q. 85 a. 8 ad 3
conocimiento de los efectos siempre depende Ad tertium dicendum quod similitudo per quam
del conocimiento de los principios y de los intelligimus, est species cogniti in cognoscente.
elementos, porque, como dice el Filósofo en el Et ideo non secundum similitudinem naturae ad
mismo libro, cuando podemos reducir los potentiam cognoscitivam est aliquid prius
efectos a sus causas, entonces opinamos que cognitum, sed per convenientiam ad obiectum,
sabemos. alioquin magis visus cognosceret auditum quam
colorem.
2. A la segunda hay que decir: El punto no entra
en la definición general de línea, pues es
evidente que ni en la línea infinita ni en la
circular existe el punto más que en potencia.
Pero Euclides definió la línea recta limitada, y,
así, introduje el punto en su definición como el
límite entra en la definición de lo limitado. En
cambio, la unidad es la medida del número, y,
por eso, entra en la definición del número
medido por ella. Pero no en la definición de lo
divisible, sino, más bien, al contrario.

3. A la tercera hay que decir: La semejanza por


la que conocemos es la especie de lo conocido
en quien conoce. Así, el que una cosa sea
conocida antes, no proviene de su semejanza
con la naturaleza de la potencia cognoscitiva,
sino de su conformidad con el objeto. De no ser
así, la vista conocería mejor el sonido que el
color.