Está en la página 1de 2

QUE ES A ALIANZA TERAPEUTICA

La alianza terapéutica o alianza de trabajo es un constructo que se hace operativo por


medio de tres componentes (Bordin, 1979):

 Acuerdo entre paciente y terapeuta respecto a los objetivos de la psicoterapia.


 Acuerdo entre paciente y terapeuta acerca de las tareas propias de la psicoterapia
que se esté llevando a cabo.
 Vínculo entre paciente y terapeuta que «probablemente se siente y expresa por
medio del aprecio, la confianza y el respeto mutuo, y por la percepción de que existe
un compromiso común y una recíproca comprensión de las actividades
psicoterapéuticas» (Bordin, 1994).

Instrumentos de medida

Horvath y Bedi (2002) manifiestan que los cuatro grupos de instrumentos de medida de la
alianza más usados en los estudios empíricos son los siguientes:

 Las Escalas Penn (The Penn Helping Alliance Scales), o Escalas HA (HAcs, HAr,
HAq, HAq-II, TFBcs, TFBr, TFBq).
 Las Escalas del Grupo de Investigación en Psicoterapia de la Universidad de
Vanderbilt (VPPS, VTAS).
 Las Escalas de California-Toronto (CALTARS, CALPAS, TARS).
 El Working Alliance Inventory (WAI; Horvath, 1981; Horvath y Greenberg, 1986,
1989), fundamentado en el modelo transteórico de alianza de Bordin (1979).

En España existen adaptaciones regladas de las versiones largas y cortas del paciente y
del terapeuta del Working Alliance Inventory (WAI), y del Revised Helping Alliance
Questionnaire (HAq-II) (Andrade-González y Fernández-Liria, 2015a; Andrade-González y
Fernández-Liria, 2015 b; Andrade-González y Fernández-Liria (en prensa), Corbella y
Botella, 2003, 2004 y Corbella et al., 2011).

Características centrales de la alianza[editar]


 Ha llamado la atención de clínicos e investigadores en las últimas décadas, y es
uno de los constructos más estudiados en investigación de procesos en psicoterapia.

 La tendencia actual es a conceptuarla como un componente relacional activo y


consciente (Goldstein, 2001).

 Se caracteriza por la colaboración y el consenso entre paciente y terapeuta


(Horvath y Greenberg, 1994; Horvath y Bedi, 2002; Lambert, Garfield y Bergin, 2004),
y por su capacidad para integrar componentes técnicos y relacionales (Horvath y
Greenberg, 1994).

 Las medidas de alianza, casi todas en lengua inglesa, poseen buenas propiedades
psicométricas (fiabilidad y validez) (Andrade-González, 2005).

 El Comité de Dirección del Task Force on Empirically Supported Therapy


Relationships de la División 29 de la APA (Asociación Psicológica Americana), ha
concluido que la alianza es uno de los cuatro componentes eficaces de la relación
terapéutica (Steering Committee, 2002).
 Los resultados de las investigaciones subrayan que el momento crítico para
establecer una buena alianza se sitúa entre la tercera y la quinta sesión (alianza
temprana), ya que de lo contrario el éxito del tratamiento puede verse comprometido
(Horvath y Bedi, 2002), al tiempo que puede aumentar la probabilidad de que los
pacientes abandonen de forma prematura la intervención (Tryon y Kane, 1993; Mohl,
Martinez, Ticknor, Huang y Cordell, 1991).

 La alianza es una de las claves del cambio (Bordin, 1979), ya que exhibe


correlaciones significativas con los resultados de la psicoterapia. Es decir, existe una
moderada pero fiable relación entre una buena alianza y un resultado positivo (Horvath
y Symonds, 1991; Martin, Garske y Davis, 2000; Horvath y Bedi, 2002; Horvath, Del
Re, Flückiger y Symonds, 2011), por lo que de manera general se puede aseverar que
la alianza pronostica los resultados de la psicoterapia.

También podría gustarte