Está en la página 1de 7

9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

TU HORA DE ORACIÓN DIARIA


por el p. Joseph Sergott, OP

Director del Centro del Rosario y Promotor de la Cofradía del Rosario.

En este momento de pandemia, las personas han tenido que quedarse en casa en una medida que nunca antes
tuvieron, tal vez en toda su vida. Para algunos, ha sido una época de crecimiento; han descubierto cosas
nuevas que pueden hacer en el hogar que son constructivas, por ejemplo, dedicarse a la jardinería, abordar
proyectos hogareños olvidados o participar activamente en reuniones virtuales en línea con sus seres
queridos.

Sin embargo, para otros, este ha sido un momento de gran desafío, incluso de crisis. Ha llevado a algunos a
disfrutar de cosas que no son buenas para ellos, por ejemplo, comprar demasiado en Internet, comer en
exceso, ver demasiada televisión, consumir alcohol o ver pornografía.

Recientemente, un amigo mío afirmó que Dios tiene el mundo en "tiempo de espera", algo que generalmente
se les da a los niños que actúan para que puedan reflexionar sobre su comportamiento. Tal vez Dios vea la
necesidad de un "tiempo de espera" en todo el mundo para que sus hijos puedan reflexionar sobre sus vidas y
desechar las cosas que no importan, o peor, las cosas que los alejan de Dios. A medida que nos encontramos
atrapados en casa con tiempo extra en nuestras manos, tal vez podríamos usar ese tiempo para la renovación
espiritual, para tomar "tiempo de descanso" para buscar al Señor.

Sin embargo, nuestra situación no necesita verse con mala luz; pero como un momento para descubrir nuevas
oportunidades o posibilidades encontradas en casa que pueden abrir puertas a caminos inexplorados que
nunca supimos que existían, caminos 
que nos llevan a Dios de maneras que nos transforman y nos dan vida. Dios es infinito y hay innumerables
formas que lo conducen a él, y TODOS proporcionan renovación, ayuda, bendición y sabiduría para quien
los viaja. Todo lo que se necesita es un espíritu de aventura y el deseo de descubrimiento para hacer que
refugiarse en casa sea un momento de acercamiento al Señor; podemos hacerlo siendo creativos e invirtiendo
en nuestra propia vida de oración.

En su forma más básica, la oración es la comunicación con Dios a través de nuestros pensamientos, palabras
y gestos. Lo maravilloso de la oración es que Dios se inclina para encontrarse con nosotros donde
estamos. Él toma en serio cada oración, desde la niña que se arrodilla junto a su cama, hasta los enfermos
confinados en su cama y al pecador o adicto que pide la liberación de su cautiverio. El Señor mira cada
corazón e incluso escucha y responde a nuestros gemidos cuando no sabemos cómo orar. (Cf. Romanos 8:26) Le
aseguro que el Señor escucha sus oraciones a través de todos los esfuerzos sinceros que hace para llegar a él,
sin importar cuán torpe sea el intento.

https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 1/7
9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

El Sagrado Corazón de Jesús se le aparece a Santa Margarita


María Alacoque

La forma en que oramos habla de nuestra relación con Dios. “La vida espiritual no se trata principalmente de
ciertas prácticas de piedad y técnicas de oración, sino de una relación. Se trata de responder a Aquel que nos
ha creado y redimido ". 1 Toda oración se basa en Jesucristo. Jesús es el intercesor ante el Padre. Todas las
cosas fluyen a través de él, como él dice: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino
por mí ". (Juan 14: 6)Además, él dice: “Te aseguro que lo que le pidas al Padre, él te lo dará en mi
nombre. . . Pide y recibirás, para que tu alegría sea plena ". (Juan 16: 23-24)

Para emprender este viaje de oración, recomiendo una hora de oración diaria que puede hacer todas las
mañanas o noches, o en cualquier momento del día que sea mejor para usted, con la mentalidad de que se
convertirá en parte de su vida diaria, incluso cuando La pandemia ha pasado. Es más fácil de lo que
piensas. Además, si te quedas con él, encontrarás que de hecho cambiará tu vida, tu matrimonio o toda tu
familia.

Muchas personas se estremecen ante la idea de rezar durante una hora. ¡Después de todo, la mayoría de las
personas se asustan ante la idea de meditar en silencio durante 5 minutos! Antes de descartar que esto sea
imposible para usted, considere cuánto necesita acercarse a Dios y las formas prácticas en que puede lograr
este objetivo. Puede comenzar de manera gradual pero constante, y si se apega a ello, descubrirá que su
necesidad se convertirá en un deseo que busca satisfacer.

Cuando ores, ve a un lugar físico que sea propicio para la oración, por ejemplo, una habitación especial en tu
casa o en el patio trasero, donde no te molesten ni distraigan. Recuerda lo que el Señor dice: “Cuando ores,
ve a tu habitación interior, cierra la puerta y reza a tu Padre en secreto. . . " (Mateo 6: 6) Ora a la hora del día
que sea óptima para ti, por ejemplo, si eres una persona mañanera, ora por la mañana. Al comenzar, deje de
lado los asuntos del día, calme sus pensamientos, calme sus ansiedades y concéntrese en el Señor. Colócate
en la presencia de Dios. Pídale al Señor que calme su mente y su corazón, que lo ayude a abrir su corazón a

https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 2/7
9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

él y a orientarse hacia él. Pídele que se te revele, que comparta contigo los misterios de su vida, su sabiduría
y especialmente su amor. En mi experiencia,la invitación es muy importante para el Señor; Aquel que puede
hacer todas las cosas, se precipita al alma de la persona que voluntariamente le abre la puerta de su corazón.

Una última cosa, Santa Teresa de Ávila nos dice que si las oraciones se memorizan o se dicen en voz alta no
determina su valor; lo que importa es si prestamos atención a lo que estamos diciendo y a quién estamos
hablando. 2 Además, 
tenga en cuenta la propia advertencia de nuestro Señor: "Al orar, no balbucea como los paganos, que piensan
que serán escuchados por sus muchas palabras". (Mateo 6: 7)

La Hora de oración diaria se divide en partes intercambiables que se pueden mover para crear la Hora que
desee, aunque hay un orden particular que considero beneficioso. Aunque categorizo estas diferentes formas
de oración, verá que cada una tiene aspectos de las otras, por ejemplo, el Rosario es una oración de
meditación que incluye la oración intercesora, mientras que la Lectio Divina tiene aspectos de alabanza,
meditación, oración intercesora 
y acción de gracias. Además, todo Día de Acción de Gracias es una forma de alabanza a Dios.

1. Alabanza a Dios (5 minutos) 


2. Rosario (20 minutos) 
3. Lectio Divina (20 minutos) 
4. Meditación silenciosa (5 minutos) 
5. Oración intercesora (5 minutos) 
6. Acción de Gracias (5 minutos)

La alabanza de Dios nos inicia en el camino correcto. Aleja mi enfoque y lo reorienta hacia Dios. Es como
subir a un bote y alejarse de la costa. La alabanza a Dios es una de las formas más altas de oración. Es quizás
la única forma de oración que el diablo más odia. No lo pienses demasiado. Hay muchas maneras de alabar al
Señor. Puedes comenzar cantando una canción a Dios, o alabarlo usando tus propias palabras o expresiones,
o rezando los Salmos. Los Salmos han existido durante miles de años y han sido rezados por cientos de
millones de personas. El Catecismo dice: "Rezados y cumplidos en Cristo, los Salmos son un elemento
permanente esencial de la oración de la Iglesia". 3  Recomiendo los siguientes Salmos de alabanza: encuentra
el que más te guste y abre tu oración con él todos los días.

Salmo 150: "Alabado sea el Señor en su santuario" 


Salmo 148: "Alabado sea el Señor desde los cielos" 
Salmo 111: "Daré gracias al Señor con todo mi corazón" 
Salmo 103: "Bendice al Señor, alma mía" 
Salmo 100: “Canta alegremente al Señor” 
Salmo 30: “Te ensalzaré, Señor, porque me has aclarado” 
Salmo 138: “Te daré gracias, Señor, con todo mi corazón” 
Salmo 117: "Alabado sea el Señor, todas las naciones" 
Salmo 136: "Den gracias al Señor, porque Él es bueno" 
Salmo 145: "Los ensalzaré, oh Dios mío y Rey" 
https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 3/7
9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

Salmo 34: "Bendeciré al Señor en absoluto tiempos " 


Salmo 92:" Es bueno dar gracias al Señor " 
Daniel 3: 52-90:" Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres "

También puedes rezar las alabanzas divinas 4 u ofrecer alabanzas a Dios creando tu propia letanía. Esto se
logra alabando el nombre de Dios al tiempo que reconoce sus diversos atributos o cosas por las cuales está
agradecido. Como ejemplo, vea "Mi letanía a Jesús".

MI LETANÍA A JESÚS
Señor Jesús, te abro el corazón:

Alabo tu Santo Nombre, Señor Jesús, (estribillo)

... porque amabas tanto al mundo que diste tu vida por nosotros, 
... porque no condenas a los pecadores, sino que los amas como si fueran tuyos, 
... porque tu perdón es dulce y tu misericordia tierna, 
... porque la belleza de este mundo refleja tu divinidad grandeza, 
... porque veo con los ojos de la fe gracias a ti, 
... por darme esperanza y confianza en ti en medio de la lucha, 
... por las muchas bendiciones que me has otorgado, 
... por mi cónyuge, hijos y las personas que has puesto en mi vida, 
... por tu Iglesia y sus sacramentos de vida, curación y vocación, 
... por darnos a tu Madre mientras colgabas de la Cruz, 
... por las gracias que fluyen hacia nosotros a través de tus santos y ángeles,
... por tu humildad como la Palabra Eterna en convertirte en hombre, 
... por ser el Buen Pastor, buscando a los perdidos, rotos y abandonados, 
... por morir en la Cruz por nuestra Redención, 
... por tu gloriosa Resurrección y la venida de tu reino, 
... por el derramamiento del Espíritu Santo sobre la Iglesia, 
... por otorgarnos el amor que compartes con tu Padre,

¡A ti, Señor Jesús, abro mi corazón, lléname del abundante amor que 
fluye de tu Sagrado Corazón!

Hay un flujo natural a medida que pasamos de la alabanza a Dios a meditar sobre los misterios de la vida de
Jesucristo y su madre en el rosario., especialmente si incluimos algunos de esos misterios en nuestra
letanía. El rosario se incluye en esta hora de oración diaria debido a dos aspectos esenciales. Primero, si rezas
correctamente, meditas en todos los misterios clave de la vida de Jesucristo. Si rezas con sinceridad mientras
intentas acercarte a Dios, los misterios de la Encarnación (Dios convirtiéndose en hombre) y la Redención
(Jesús redimiendo al mundo con su muerte en la cruz) se te abrirán de repente. Cuanto más trates de acercarte
a Jesús, más te alcanzará y te bendecirá de manera imprevista. Segundo, recomiendo el Rosario porque es la
https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 4/7
9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

oración de María. Cuando rezamos el Rosario, la Santísima Virgen se une a nosotros en nuestro camino de
fe, incluso en nuestras luchas. El Rosario es el medio por el cual María une las almas a sí mismas mientras
viajan hacia Dios y su Hijo;5 Además, Dios se ha dignado para otorgarnos gracias a través de María; ella
siempre se trata de mostrarnos las muchas avenidas que conducen a Jesús.

Del Rosario fluye la Lectio Divina . Esta es una forma centenaria de usar las Sagradas Escrituras para la
meditación y la oración. La Sagrada Escritura es la palabra divina de Dios, inspirada por el Señor
mismo. Está en su propia categoría especial. Está vivo y nos habla en todos los días y edades. La Lectio
Divina siempre ha sido una forma clave de oración para los monjes y aquellos que viven la vida
enclaustrada. Encapsula gran parte de la vida de oración a la que están llamados todos los cristianos. En esta
forma de oración, lees las Escrituras cuidadosamente, luego te paras a meditar sobre ellas, le hablas a Dios
sobre tus reflexiones y luego haces peticiones relacionadas con Dios a medida que te inspiras. Al rezar Lectio
Divina, no debes correr por el pasaje que estás leyendo; solo lea un poco, ore con él, "mastíquelo", luego, una
vez que sienta la necesidad de continuar donde lo dejó, siga leyendo. Esta forma de oración está destinada a
elevar nuestra mente y corazón a Dios para que podamos escuchar atentamente lo que nos dice.

Hay muchas opciones al elegir pasajes de las Escrituras. Ya he recomendado los Salmos, que se pueden usar
en Lectio Divina . Especialmente, recomiendo dos salmos especiales que son formas fáciles de sumergirse en
la oración: mi favorito personal, Salmo 63: 1-9 ("Dios mío, eres mi Dios, por ti anhelo; por ti mi alma está
sedienta") y Salmo 25 ("A ti levanto mi alma, Señor, Dios mío"). También recomiendo las cartas de San
Pablo o varios pasajes y eventos del Evangelio que son ricos y hablan de nuestra situación en la vida, por
ejemplo, la mujer en el pozo (Juan 4: 4-42) , el hombre nacido ciego (Juan 9: 1- 41) , el llamado de los discípulos,
los relatos de la crucifixión y la resurrección, la mujer atrapada 
en el adulterio (Juan 8: 1-11), Los milagros de Jesús, las parábolas, la teología de la Sagrada Eucaristía (Juan 6) ,
la Transfiguración de Jesús, la Última Cena, las Bienaventuranzas (Mateo 5: 1-12) , la Anunciación (Lucas 1: 26-
38) y La Visitación (Lucas 1: 39-56) .

La meditación cristiana , o la oración contemplativa, fluye naturalmente de la Lectio Divina . ¡Algunas veces


en oración necesitamos sentarnos y callarnos! Dios habla a nuestros corazones constantemente, pero ¿alguna
vez escuchamos? Santa Teresa de Ávila dice: "La meditación es la base para adquirir todas las virtudes, y
emprenderla es una cuestión de vida o muerte para todos los cristianos". 6 En la tradición cristiana, la
meditación es trinitaria en su fundamento y cristológica en su enfoque. Mientras oramos en meditación, nos
conectamos con la vida divina de Dios dentro de nosotros. Mientras nos sentamos en presencia de la
Santísima Trinidad, nuestra oración se desarrolla a través de nuestra relación con Jesús. 7 7(Normalmente,
recomiendo que esto se haga en presencia del Santísimo Sacramento; pero para la mayoría de las personas
esto no es una posibilidad en este momento). Recomiendo cinco minutos de meditación silenciosa en la que
nos callamos, o incluso nos vaciamos, con el objetivo de permitir que Jesús nos llene de su amor.

Si eres una persona que lucha con la ansiedad, te sorprenderá cómo este tipo de oración puede darte paz y
serenidad. Para mí es un proceso doble. En primer lugar, nos vaciamos de distracciones, tentaciones,
preocupaciones, etc., dándolas a Jesús. Luego oramos para ser llenos de su presencia y amor. La oración de
Jesús, es decir, "Señor Jesucristo, ten piedad de mí", es una oración famosa que se usa a menudo en la
oración contemplativa cristiana. Ha sido rezado por siglos por aquellos que buscan ser sanados y bendecidos
https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 5/7
9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

por Cristo. Mientras te callas, exhala y reza las palabras, "Señor Jesucristo", y cuando inhales, reza las
palabras: "Ten piedad de mí". (Recomiendo uno de mis clásicos espirituales favoritos, The Way of a Pilgrim,
la historia de un hombre que busca la realización. La oración de Jesús ocupa un lugar destacado en el libro).

También puede usar una frase de su elección, por ejemplo, "Señor Jesucristo, confío en ti" o "Señor
Jesucristo, por favor descansa en mí". También puede orar usando el nombre "Jesús". En el silencio de la
Meditación Cristiana, un mundo completamente nuevo puede abrirse en nuestra relación con el Señor. Santa
Gemma Galgani, al hablar sobre la oración con su director espiritual, dijo: “He estado en la presencia de
Jesús; No le dije nada, y él no me dijo nada; los dos nos quedamos en silencio; Lo miré y él me miró a
mí. Pero si supieras, padre, ¡qué delicioso es ser así en presencia de Jesús! ¿Alguna vez lo has
experimentado? Desearías que nunca terminara. 8

La oración intercesora es otra forma en que la Iglesia ora. Se remonta al principio. San Pablo a menudo
habló a la Comunidad Cristiana de Oración Intercesora y su valor. Él dice: "En primer lugar, pido que se
ofrezcan peticiones, oraciones, intercesiones y acciones de agradecimiento para todos los hombres,
especialmente para los reyes y los que tienen autoridad, para que podamos llevar una vida tranquila y
tranquila en perfecta piedad y dignidad. La oración de este tipo es buena, y Dios, nuestro salvador, está
complacido con ella, porque quiere que todos los hombres se salven y lleguen a conocer la verdad ". (1 Timoteo
2: 1-5) El Apóstol nos recuerda que es nuestro deber cristiano orar por la Iglesia y el mundo, tanto por los
creyentes como por los no creyentes.

El viaje a Belén.

https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 6/7
9/6/2020 Tu hora de oración diaria - Centro del Rosario

En su Hora de oración diaria, ore por aquellos que están entre su familia, amigos y compañeros de trabajo,
así como por las personas que sufren o necesitan en todo el mundo. Ore por todos los líderes religiosos y
civiles, les guste o no. Ellos necesitan tus oraciones. Esto puede ser atractivo para todos en su
familia. Incluso los niños entienden lo que significa rezar por las personas.

Abogo por terminar su Hora de Oración Diaria con oraciones de Acción de Gracias. Al igual que la alabanza
de Dios, estas oraciones también se pueden rezar en forma de letanía, por ejemplo, "Por comida en la mesa y
buena salud, Señor, te damos gracias", "Por las bendiciones sobre nuestra familia, Señor, te damos gracias,
"Etc. Considero que la acción de gracias es un acto de fe porque cuando agradecemos a Dios, reconocemos
su existencia y su beneficencia. Recordemos al leproso que regresó a Jesús para darle gracias (Lucas 17: 11-
19). Al recibir la acción de gracias del leproso, el Señor dijo: "Tu fe ha sido tu salvación". Además, cuando
reflexionamos sobre cómo somos bendecidos, comienza a cambiar nuestra disposición. La gratitud calienta el
corazón y santifica el alma. San Pablo dice: “Descarta toda ansiedad de tus mentes. Presente sus necesidades
a Dios en cada forma de oración y en peticiones llenas de gratitud ". (Filipenses 4: 6)

En resumen, si se está volviendo ardiente y está buscando algo nuevo para hacer en casa, o para decirlo más
claramente, está tratando de evitar volverse loco, le recomiendo que encuentre un lugar tranquilo o cree uno
donde pueda rezar una hora de oración diaria. Cada uno de nosotros es llamado personalmente por el Señor
para acercarnos a él, profundizar nuestra relación con él y explorar las profundidades de su amor. Como los
niños, podemos reconocer cuando tenemos hambre, pero no siempre nos llenamos de lo que
necesitamos. Crea un lugar y un tiempo para Dios; lo que sea que le des, lo recuperarás cien veces. Invítelo a
acercarse y arraigarse en él, para que pueda ser "como el árbol plantado cerca del agua corriente, que produce
su fruto a su debido tiempo y cuyas hojas nunca se desvanecen". (Salmo 1) 

Notas al pie:

1. Martin, Ralph, El cumplimiento de todo deseo, Emmaus Road Publishing: Steubenville, Ohio, 2006,
p. 120. 
2. Ibíd, p. 122. 
3. Catecismo de la Iglesia Católica, # 2597. 
4. Cf. ourcatholicprayers.com/divine-praises.html 
5. En Sinu Jesu, Angelico Press: Kettering, OH, 2016, p. 96. 
6. Santa Teresa de Ávila, The Way of Perfection, Ch 16, # 3, p. 94, cap. 17, n.º 3, pág. 99, cap. 19, n.º 2,
pág. 107. 
7. Keating, Thomas, Intimidad con Dios, Crossroad Publishing Co .: Nueva York, 1998, p. 32. 
8. Ruoppolo, p. Germanus, CP, La vida de Gemma Galgani, Londres y Edimburgo Sands & Co .: St. Louis,
MO, 1913, p. 235.

https://www.rosarycenter.org/your-daily-prayer-hour/ 7/7