Está en la página 1de 41

INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA

DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6


RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
AREA: RELIGION DOCENTE: LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO
GRADO: 10° PERIODO: 2-4 AÑO: 2020
Elaborar un proyecto personal de vida, recogiendo aspectos éticos, morales, vocacionales, y de intereses
OBJETIVO profesionales; contextualizándolos con sus aprendizajes comunitarios y religiosos con la finalidad de
proyectar su futuro en bien propio y de la comunidad que lo rodea.
COMPETENCIA COMPONENTE
 Comprendo el valor que tiene la vida en el plan
salvífico de Dios e interpreto texto del Antiguo  Descubre el valor de la vida y la dignidad de la
Testamento sobre el sentido de la vida y la persona a la luz del proyecto de vida de Jesús
historia del pueblo de Israel.
 Sustenta mi proyecto de vida a la luz del proyecto de
 Sustento, en base del Antiguo Testamento, hacia vida de Jesús.
donde quiere conducir Dios la vida de los
hombres y de los pueblos.  Integra en su proyecto de vida la misión, la visión y
los valores de Jesús.
 Adopto un actitud de fe, como confianza y
abandono de mi vida y de mis proyectos en las  Confronta los modelos de vida de la sociedad actual
manos de Dios con el proyecto de vida de Jesús.

 Difundo, en mi entorno, las sentencias bíblicas


relacionadas con el valor y el sentido de la vida.
CONTENIDO

VALORES QUE LLEVAN A LA SUPERACIÓN Y CONQUISTA.


 Audacia
 Lucha
 Valor
 Entusiasmo
 Optimismo
 Tenacidad
 Líder
 Emprendedor
 Reflexivo
 Honesto
DIOS LE DA PLENO SENTIDO A LA VIDA.

Dios le da sentido a mi vida y a la historia.

 Dios es el origen de la vida.


 La pregunta por el sentido de la vida.
 El ser humano busca el sentido de la vida.
 La obra de Dios se realiza en la historia.

El reino de Dios, eje de vida del cristiano.

 El Reino de Dios en el Antiguo Testamento.


 Israel reconoce a Dios como su rey.
 El Reino de Dios: distinto y esperanza de un pueblo.
 Esperanza y compromiso.

Misión y liderazgo

 Dios encomendó una misión a la humanidad.


 Nuestra misión en el mundo.
 Líderes en la Sagrada Escritura.
 La misión y la actitud del líder.
 Por qué debemos ser líderes.
 Comprende y se relaciona con los demás seres.
 trabajo en equipo y cooperación.
 Búsqueda de información.
 Pensamiento conceptual.
EVIDENCIA
 Pensamiento analítico.
 Conciencia actitudinal.
 Iniciativa.
 Sentimiento de pertenecía.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 1


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
 Contextualiza y reflexiona las enseñanzas.
 Investiga sobre los fundamentos de la propuesta de Jesús sobre el sentido de la vida.
 Presenta destreza para encontrar y reflexionar citas bíblicas
 Valoro la propuesta de vida que propone Jesús.
 Comprende que desde la religión, recobra mucha importancia la elaboración permanente de un
LOGROS proyecto de vida.
 Analiza como la religión que profesa, incide en la elaboración de su proyecto de vida personal.
 Explica como Dios llamaba a ser llevada la vida según la doctrina de los evangelios y del antiguo
testamento
 argumenta de forma reflexiva su interpretación de la información creando su propio concepto
basado en la realidad.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 2


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
DESARROLLO
MATERIAL DE APOYO
TEMA 1
VALORES QUE LLEVAN A LA SUPERACIÓN Y CONQUISTA.

Audacia
Practicar el valor de la audacia es tener gallardía, ser valiente y decidido. Es atreverse a tirar la
primera piedra, cuando los demás hacen silencio. La vida es un proyecto, una misión en cuya
realización se encuentra el pleno sentido. Todo proyecto implica cierto riesgo, aventura e
imprevisto. Hay que prever y programar, pero es imposible hacerlo en modo absoluto. El que espera
una programación perfecta sin ningún tipo de riesgo jamás podrá triunfar.
Lucha
La lucha también puede darse pacíficamente en el plano de las ideas, para poder imponer las
propias, frente a ideologías opuestas, e incluso la persona puede tener una lucha interna, por
conflicto de valores. Esto se logra a partir del diálogo confrontativo.
Valor
El valor o la valentía no implican ausencia de miedo, sino más bien al contrario, puesto que el valor
es la capacidad para hacer lo que tienes que hacer a pesar de tener miedo.
Entusiasmo
Nos mueve a realizar una acción, favorecer una causa o simplemente llevar adelante un proyecto.
El entusiasmo es el motor del comportamiento. Aquel que está entusiasmado por algo, se esfuerza
en su trabajo y tiene una actitud positiva porque desea cumplir su objetivo y hace todo lo posible
para lograrlo.
Optimismo
Es el valor que nos ayuda a enfrentar las dificultades con buen ánimo y perseverancia,
descubriendo lo positivo que tienen las personas y las circunstancias, confiando en nuestras
capacidades y posibilidades junto con la ayuda que podemos recibir.
Tenacidad
Firmeza, obstinación y constancia para conseguir un objetivo. Firmeza de opiniones y propósitos.
Decimos que una persona es tenaz cuando pone todo su empeño en conseguir lo que quiere o lo
que cree que debe hacer. También es tenaz la persona que mantiene con firmeza y decisión sus
ideas y sus opiniones.
Líder
Los niños no nacen líderes, sin embargo, muchos de ellos tienen las capacidades para serlo y por
ello deben preocuparse de desarrollarlas. Un líder crece a través de su desarrollo personal y con
la repetición de hábitos positivos. Por eso, además de tener iniciativa y saber gestionar conflictos,
la responsabilidad, la generosidad, la humildad y la confianza son valores para ser un buen líder.
Características de un buen líder:
1. Tener vocación de servicio. Ante todo, el líder tiene una vocación de servicio. No utiliza su
situación como un escalón para llegar más lejos.
2. Ser justo. Un líder nunca pide a los miembros de su equipo que hagan aquello que él no
estuviera dispuesto a hacer antes.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 3


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
3. Controlar los enfados. Buenos líderes son también, en cierto modo, actores. A veces han de
guardarse sus enfados para animar a los demás.
4. Mantener el control. Hay que procurar no perder el control delante de los miembros del equipo,
ya que estos dejarían de considerarnos como líderes y habría que volver a ganar su respeto.
5. Saber delegar. Uno de los secretos de los buenos líderes es que saben delegar
convenientemente ciertos trabajos y responsabilidades en los miembros del equipo.
6. Escuchar siempre. Un buen líder, para conocer bien a los miembros del equipo, tiene que
mirarles a los ojos cuando habla con ellos. Así sabrán si les están escuchando, si les están
confundiendo, si están de acuerdo y en qué medida están motivados.
Reflexivo
Ser reflexivo significa meditar sobre todos los conocimientos adquiridos durante el proceso de
aprendizaje, para formar sus propios, conceptos, criterios y opiniones entorno a cualquier asunto o
tema, ser reflexivo implica el proceso por el cual gracias a toda la formación y proceso de instrucción
y formación, nos permitirá discernir entre lo bueno y lo malo dando así juicios de valor.
La reflexión implica un análisis crítico de las cosas, es decir, analizar detenidamente y con cuidado
para la toma adecuada de decisiones que dan una dirección o postura al respecto de un problema.
Por eso es una cualidad importante para el estudiante, ya que las decisiones que tomen, pueden
marcar su futuro y carrera; y no solo lo es para el estudiante, sino para cualquier miembro de
cualquier sociedad o grupo para tomar decisiones, estando consciente de sus fortalezas y
limitaciones
Honesto
La honestidad debe ser resultado de una elección personal, es una manera de actuar que
adoptamos libremente porque consideramos que es lo mejor. A veces, se trata de una decisión
difícil, pues trae consigo una pérdida o un sacrificio. Ser honesto significa, pues, decidir que vamos
a conducirnos con rectitud, justicia y honradez frente a los desafíos que nos plantea la realidad;
quiere decir que no vamos a mentir, robar, engañar o hacer trampa, aun cuando esto nos pueda
producir algún beneficio.
TALLER 1
Leer he interpretar la información de apoyo.
Si no es suficiente el material de apoyo, complementar por otros medios la fuente de
información.
Responder en el cuaderno:
1) Argumenta de forma escrita, lo que interpretas sobre cada uno de los valores que llevan
a la superación y conquista.
2) Argumente de forma escita porque considera importante aplicar estos valores en: la casa,
la escuela, la iglesia y el parque.
TEMA 2
DIOS LE DA PLENO SENTIDO A LA VIDA.
SUBTEMA 1
DIOS LE DA SENTIDO A MI VIDA Y A LA HISTORIA.

DIOS ES EL ORIGEN DE LA VIDA.

Los dos libros de Dios

El Evangelio es una gran revelación de Dios, una luz nueva para iluminar todas las cosas de este
mundo. Nos habla de Dios y del hombre y de su relación mutua. Desde el punto de vista cristiano,
la revelación del Evangelio es, en realidad, la "segunda" revelación, porque Dios ya ha hablado en
la creación, cuando formó la naturaleza: "Los cielos proclaman la gloria de Dios; y el firmamento
anuncia la obra de sus manos" (Sal 19,1)

Por eso, hay una vieja tradición de pensamiento cristiana que habla de los "dos libros" de Dios: el
de la naturaleza y el de la revelación. Así lo dice bellamente San Agustín: "Es libro para ti la Sagrada
Escritura, para que la oigas. Y es libro para ti el orbe de la tierra, para que lo veas".

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 4


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Con esta imagen se expresa bien cuál es la mente cristiana sobre los dos tipos de saberes que
vienen de Dios: el que encontramos en la naturaleza y el que nos llega con la revelación.

Novedades en el libro de la naturaleza

Sobre el origen del hombre y del mundo, antes sólo teníamos el relato del Génesis y algunos mitos
y fábulas antiguos. Desde mediados del siglo XIX, tenemos otro relato sobre el origen de las
especies y del hombre, el que inició Charles Darwin, que ha sido completado y perfilado a medida
que hemos conocido mejor la genética.

Y, desde mediados del siglo XX, tenemos también un nuevo relato sobre el origen del mundo: el
Big Bang, la gran explosión. Según los indicios que tenemos, el universo actual procede de la
explosión de un punto enormemente denso, y todavía está en expansión.

Ambas teorías científicas son más que hipótesis porque han acumulado pruebas en su favor. Esas
pruebas parecen suficientes para sostener que ambas hipótesis conforman la historia de nuestro
universo. Aunque no conocemos todos los detalles ni podemos comprobarlos perfectamente, por
la enorme distancia de tiempo y la imposibilidad de repetir estos procesos en un laboratorio.

En el caso de la evolución, el registro fósil es algo así como un puzzle en el que faltan casi todas
las piezas y las que tenemos están rotas. Pero son suficientemente significativas. Además, es
probable que, en los próximos años, alcancemos una mayor confirmación genética de la forma en
que se han realizado los saltos entre las especies, en la medida en que se conozcan más y se
puedan comparar mejor los genomas de las especies.

En el caso del Big Bang, los indicios también son muy fuertes, pero se trata de un caso límite:
porque en esa explosión no sólo se originó todo el universo que conocemos, sino también todas
sus partes, partículas y leyes, a partir del despliegue de un punto original. Por eso, el momento
original es como una especie de límite de nuestro conocimiento físico y más allá no podemos ir
nada más que con la imaginación.

Hay que tener en cuenta que la investigación científica en estos campos es muy difícil y camina
paso a paso. Hay que estar bastante enterado para comprender cuál es el significado de los
pequeños avances, de un hallazgo en el campo de la paleontología, de la genética, de la astrofísica
o de la física de partículas. O de las nuevas hipótesis que se formulan. Suele ser una información
muy difícil de transmitir. En estos temas hay una gran distancia entre la investigación científica y lo
que se puede transmitir al público. Por eso, no hay que hacer demasiado caso de las noticias
sensacionalistas que salpican los medios de comunicación a lo largo del año. Es mejor recurrir a
revistas especializadas de calidad, con criterio realmente científico.

Un universo unificado

El hecho es que con estas lecturas del libro de la naturaleza, nuestra idea del universo es muy
distinta de la que podían tener, por ejemplo, hace cien años. Hoy podemos contar una historia del
universo desde un momento original hasta el momento actual. Podemos describir todo el
despliegue de la materia con la conformación del universo que conocemos, incluida la tierra, que
es un sistema bien curioso y sorprendente. Y toda la evolución de la vida con su múltiple riqueza y,
también, sus muchas curiosidades y sorpresas. Ciertamente, no podemos contar los detalles, y
desconocemos muchas transiciones, pero podemos contar las líneas generales.

Se trata de una única historia: una historia donde ha surgido todo y donde todo está relacionado:
todas las estructuras de la materia y todos los organismos vivos. Todo se ha hecho a partir de un

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 5


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
punto original y todo está hecho de lo mismo.

Nunca hemos tenido una idea tan unitaria de la realidad. Las gentes de otras épocas vivían en un
mundo lleno de misterios aparentemente inconexos. Había muchas explicaciones parciales y
muchos misterios desconocidos. Hoy no lo sabemos todo, pero sabemos que todo está
relacionado. Es un dato importante y en cierto modo nuevo en la historia del pensamiento. Quizá
uno de los datos más importantes de la historia del pensamiento.

Las ciencias modernas han hecho estas importantes lecturas en el libro de la naturaleza. El avance
de la física, de la química, de la biología y de la astrofísica han llegado a la conclusión de que todo
está hecho de lo mismo, de lo mismos componentes elementales. Además las dos grandes teorías
que hemos comentado (de la evolución y del Big Bang) nos dicen que todo forma parte de una
única historia. "Todo" quiere decir, todo lo que podemos ver en el universo: todos los cuerpos del
espacio, todos los materiales de la tierra, todos los seres vivos y el hombre. Todo forma parte de
una misma historia.

Un mundo maravilloso

Si no hemos perdido la capacidad de asombro, fácilmente nos daremos cuenta de que se trata de
una afirmación maravillosa. Hay mucha gente que ya no tiene capacidad contemplativa, que no se
admira de nada, que todo le parece "normal"; porque se acostumbran a las cosas y entonces ya no
las admiran. Pero al que haya conservado estas capacidades tan humanas, la historia del universo
le parecerá absolutamente fascinante. La historia más maravillosa que se puede contar. Aquí ha
emergido toda la realidad conocida. En ese sentido, el progreso de las ciencias es verdaderamente
fascinante.

El relato sobre la historia del universo es mucho más maravilloso que un cuento de hadas e incluso
podría ser contado como un cuento de hadas: "Érase una vez que había un punto muy pequeño
pero enormemente denso, y, de repente, estalló irradiando una cantidad fabulosa de energía. Y
entonces...".

Para un cristiano, esta historia es una manifestación casi evidente del poder de Dios. Ver tanta
inteligencia y tanta maravilla le recuerdan las famosas frases del inicio d el salmo 19: "Los cielos
proclaman la gloria de Dios; y el firmamento anuncia la obra de sus manos" (Sal 19,1)

En cambio, para personas que tienen una visión materialista, es un puro despliegue de "azar y
necesidad", por usar este binomio que recuerda el célebre libro de Monod, premio Nóbel de
medicina y representante moderno del materialismo biológico. Todo ha sucedido sin sentido alguno
y de una manera imprevista y absurda. Y sigue sin tener sentido ninguno y siendo absurdo: desde
la primera explosión hasta la existencia humana. Esto choca de una manera tan fuerte con nuestra
sensibilidad que apenas afecta a las personas normales. Pero hay muchos teóricos que defienden
que, efectivamente, el universo es fruto ciego del azar y la necesidad. Y, por tanto, en el fondo,
absurdo.

Tres explicaciones globales y tres modelos de hombre

Tres modelos de explicación del universo

Como nuestra imagen científica moderna del universo se ha hecho tan unitaria, se han reducido
mucho las explicaciones posibles. Es decir, la manera global de entender el mundo o de
representarse cómo es. Por eso, se puede decir que quedan muy pocas cosmovisiones posibles,

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 6


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
muy pocas visiones globales del mundo. Y son las que vamos a presentar ahora para compararlas.

De entrada, caben tres posibilidades:

- El mundo viene "de abajo": no hay Dios y el mundo se ha hecho solo a sí mismo, por casualidades
y por el surgimiento casual de leyes internas que han dirigido el crecimiento. Entonces, en el fondo,
efectivamente, el mundo es absurdo. No puede tener ninguna lógica. Es la tesis materialista, que
es defendida por mucha gente, incluido expertos científicos, aunque quizá sin llegar a sus últimas
consecuencias.

- El mundo viene "de arriba": lo ha hecho un ser inteligente, Dios. Por tanto, no viene "de abajo",
sino "de arriba". Y la explicación de su orden interno, del surgimiento de estructuras y de sus
mismas leyes, es que ha sido pensado por un ser inteligente. A Benedicto XVI le gusta pensar en
la misma "entraña matemática" del mundo. Galileo dijo que la naturaleza tiene entraña matemática,
pero ese orden maravilloso merece una explicación.

- El mundo mismo es Dios o, por lo menos divino. Es la tercera posibilidad. Aunque, de entrada,
puede parecer sorprendente, esta postura está bastante extendida. La defienden algunos
panteísmos antiguos o los panteísmos orientales. Y es también la postura insinuada por algunos
importantes científicos modernos, por ejemplo, el premio Nóbel de física Schrödinger o el propio
Einstein. Lo característico de esta postura es transmitir al universo la característica más importante
que se puede hallar en él, la conciencia humana. De tal manera que, aunque no sea una persona,
dan al todo una cierta conciencia o, por lo menos, lo consideran con una cierta lógica global como
el fundamento de todas las conciencias. Al todo, se le puede llamar "Dios", aunque, generalmente,
no piensan en un ser personal. Es más algo que alguien.

Estas son las tres grandes posibilidades. Los materialistas reducen la maravilla a la casualidad.
Los "panteístas" piensan que el mundo es un todo maravilloso con todas las propiedades. Los
creyentes pensamos en un mundo maravilloso creado por un ser inteligente, que no se confunde
con el mundo. Estas son las posturas posibles. El Catecismo de la Iglesia Católica las describe así
: "Algunos filósofos han dicho que todo es Dios, que el mundo es Dios o que el devenir del mundo
es el devenir de Dios (panteísmo). (...) Otros finalmente no aceptan ningún origen trascendente del
mundo, sino que ven en él el puro juego de una materia que ha existido siempre (materialismo)"
(CEC 285).

Tres modelos distintos de hombre

Las tres explicaciones globales dan lugar a tres modelos de ser humano:

- Si el mundo es una casualidad sin sentido, el ser humano es también una casualidad sin sentido.
Y no vale más que el resto. Esto tiene consecuencias prácticas insostenibles. Nuestra cultura
occidental y nuestras instituciones democráticas están basadas en la idea de que todo hombre
tiene una especial dignidad que debe ser respetada. Pero si es un poco de materia acumulada por
casualidad no se ve por qué hay que respetarla especialmente. Desde luego, este materialismo
científico o "cientifista" está erosionando las bases de nuestra cultura democrática, cuando hace
perder dignidad a las personas en condiciones límite (aborto, eutanasia, quizá pronto eugenesia).

- Si el mundo lo ha hecho Dios, el hombre puede ser, como defiende el mensaje bíblico, "imagen
de Dios". Es persona a imagen de las personas divinas. Un ser inteligente y libre, capaz de bien y
de amor, y que se realiza amando, a imagen de las personas divinas. La explicación radical de la
singularidad de la conciencia humana vendría de Dios. Si no, sólo puede venir de la materia.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 7


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
- Si el mundo mismo es Dios o una especie de todo divino, todo es parte de lo mismo. Todo es
divino o emanación unida a lo divino. Entonces, el ser humano sólo puede ser un chispazo
transitorio del todo. Una parte que se ha separado temporalmente y que manifiesta temporalmente
una conciencia personal, pero que está llamada a unirse y fundirse en el Todo, como defienden los
panteísmos orientales (se aprecia en la tradición budista o hinduista). No puede haber una identidad
personal fuerte, sino transitoria. Por eso, es frecuente encontrarse en estas posturas con la
creencia en la reencarnación o trasmigración de las "almas".

El problema de las "mayúsculas"

Estamos acostumbrados a hablar de grandes dimensiones humanas, como el amor, la justicia, la


libertad y la belleza. Nos parecen tan importantes que las podemos escribir con mayúsculas: Amor,
Justicia, Libertad, Belleza.

Pero si el mundo es azar y necesidad, estas dimensiones humanas no pueden tener mucho fondo
ni tener mucho sentido. ¿Qué sentido puede tener el amor o la justicia en un mundo surgido de
partículas elementales por casualidad? En la física, existe la masa o la carga, pero no existe el
amor o la justicia. Si no son dimensiones de la materia, y no hay más que materia, sólo pueden ser
ilusiones del espíritu. Algo ficticio. El amor no puede ser nada más que instinto y, en el fondo, física.
Y la justicia sólo puede ser una ilusión humana que no tiene ningún fundamento ni en la física, que
sólo sabe de atracciones y repulsiones, ni en la biología, donde prima la ley de la selva. Ni en la
física ni en la biología, hay justicia. Es propio de personas que se reconocen una dignidad y que se
saben distintas de la materia y de los animales.

Sólo si el mundo lo ha hecho Dios, estas dimensiones tan humanas pueden ser reflejos de un Dios
personal. Dios lo tiene en plenitud. El hombre lo puede tener como imagen. No lo puede tener en
plenitud, pero lo puede tener realmente. Puede existir en su vida algo que realmente sea amor y
justicia y libertad y belleza. Y no sólo apariencia, sino realidad. Sólo ante el Dios personal, el ser
humano puede ser considerado persona y tener estas dimensiones personales. Para el
cristianismo, el ser humano es querido para siempre. Por eso tiene un alma personal, espiritual e
inmortal.

Es fácil hacer afirmaciones materialistas, pero es muy difícil vivir como un materialista consecuente,
porque contradice las aspiraciones y los usos más elementales de la condición humana. Todo
materialista debería cuestionarse seriamente si tiene sentido que quiera a sus hijos, a su cónyuge,
a sus padres o a sus a migos. ¿Tiene sentido ese amor? ¿Es lógico querer más a un hijo que a un
mueble, si son lo mismo? Y otro tanto en relación con sus aspiraciones o sus reclamaciones de
justicia: ¿Tienen sentido en un universo que es azar y necesidad? ¿Por qué hay que aspirar al
amor o defender la justicia en lugar de aceptar el azar y la necesidad? Pero, ¿cómo ser materialista
y defender la justicia?

Y si el materialismo, que parece tan serio, resulta tan inhumano, ¿no habrá algún error de
planteamiento? Si partiendo de nuestra idea reductiva de la materia acabamos negando lo humano
¿no será que nos equivocamos de método? ¿No habrá que partir de la existencia de estas
dimensiones humanas, que son tan reales por lo menos como las de la materia, para demostrar
que el mundo es más rico que la visión materialista ? ¿O es que la justicia no existe porque no
tenemos un termómetro para medirla?

El problema de la libertad

El tema de la "mayúscula" de la libertad es especial. La Libertad es una gran dimensión humana,

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 8


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
muy enaltecida en la historia de nuestro mundo moderno. Incluso se han erigido importantes
estatuas a la Libertad en París y, sobre todo, en Nueva York (regalo del Estado francés) .

Pero, si el mundo es sólo materia evolucionada por azar y necesidad, no puede haber realmente
libertad. Azar quiere decir pura casualidad; y necesidad quiere decir determinación, ausencia de
libertad. Si la materia no es libre y el hombre es sólo materia, en el hombre no hay libertad. Y
entonces toda la cultura moderna, incluso toda la cultura humana ha caído en un error fundamental.
Sigue viviendo en el mito y no en la ciencia.

Claro es que también aquí es imposible ser consecuentes. Si pensamos que la libertad no existe y
que todo lo que hacemos está dominado por el azar y la necesidad, habría que cambiar muchas
cosas. Pero todo intento de tomarse en serio esta afirmación es una especie de chiste. Porque si
pensamos que el azar y la necesidad es la explicación de todo, hay que pensar que lo pensamos
por puro azar y necesidad, no porque sea lógico. La materia no es ni lógica ni no lógica. Es sólo
azar y necesidad. Y en consecuencia, el pensamiento y todo lo que pensemos, sólo puede ser azar
y necesidad, tanto si pensamos una cosa como si pensamos la contraria.

Así lo argumentó muy simpáticamente el Papa Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona: "Al
final, se presenta esta alternativa: ¿Qué hay en el origen? O la Razón creadora, el Espíritu creador
que lo realiza todo y deja que se desarrolle, o la Irracionalidad que, sin pensar y sin darse cuenta,
produce un cosmos ordenado matemáticamente, y también el hombre con su razón. Pero entonces,
la razón humana sería un azar de la Evolución y, en el fondo, irracional" ( Homilía en Ratisbona,
12.IX.2006).

Pero vayamos al núcleo de la cuestión. Si el ser humano es sólo materia, dominada por el azar y
la necesidad, no puede ser realmente libre. La única salida materialista de este argumento
(intentada por muchos) es refugiarse en la mecánica cuántica. Resulta que toda la física es
determinista, menos la física de las partículas subatómicas, la física cuántica, donde no podemos
determinar exactamente la posición y velocidad de las partículas elementales (electrones, fotones)
ni tampoco su comportamiento (como onda o como corpúsculo). Esto es, en definitiva, el principio
de indeterminación de Heisenberg. Según la visión científica actual de las cosas, la materia está
totalmente determinada, menos en esa esfera. La solución sería, entonces, intentar relacionar la
libertad humana con esa esfera de indeterminación. Es lo que hace, por ejemplo, Penrose (La
nueva mente del emperador). Y le siguen otros.

Pero se trata de un trágico (o cómico) malentendido. Indeterminación significa que no sabemos


determinar dónde está algo ni cómo se va a comportar. Pero libertad es más que no poder prever
lo que va a pasar. Es, precisamente, decidir lo que va a pasar. Ciertamente no podemos saber de
qué manera se va a comportar una persona, porque es libre. En eso el comportamiento de las
personas se parece al de las partículas subatómicas: es imprevisible. Pero las personas libres
piensan lo que van a hacer y son capaces de hacer libremente construcciones que son fruto de su
espíritu, como la catedral de Toledo, por ejemplo. Se puede decir que la catedral de Toledo estaba
indeterminada porque, antes de hacerla, nada hacía suponer que en ese terreno habría una
catedral. Pero la catedral de Toledo no es el fruto de la indeterminación, sino de la libertad humana,
que está llena de pensamiento, de proyecto, de imaginación, de decisiones creativas. Cosa que no
tienen las partículas elementales ni ninguna otra esfera de la materia.

Por eso, es casi un chiste intentar relacionar la libertad humana con la mecánica cuántica. La
libertad humana está relacionada fundamentalmente con la inteligencia. Somos libres porque
somos inteligentes. Y la inteligencia es un misterio casi tan grande como la libertad. Es la prueba

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 9


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
más evidente de que en el universo hay algo más que materia. Que hay pensamiento, que hay
libertad, que hay bondad, que hay justicia, que hay amor. Y todas estas dimensiones de la persona
humana son las que los cristianos defendemos como parte de la imagen de Dios. Como imagen de
un Dios bueno, libre y creador, tiene sentido un hombre libre y creativo, que quiere ser bueno y
justo. Y que considera un gran bien amar y ser amado. Estas dimensiones son la prueba más clara
de cómo hay que contemplar el universo. Si sólo lo queremos explicar desde la materia, desde la
biología o desde las realidades personales, la explicación no es tal.

La imagen cristiana del hombre es un gran camino de evangelización

Con lo que hemos dicho se ve hasta qué punto la cosmovisión cristiana es coherente con la
condición y las aspiraciones de la persona humana. Mostrar esta coincidencia es un gran camino
de evangelización, como señaló el Papa Juan Pablo II. En su discurso a los teólogos españoles en
Salamanca, decía que el pensamiento cristiano "deberá buscar en las estructuras esenciales de la
existencia humana las dimensiones trascendentes que constituyen la capacidad radical del hombre
de ser interpelado por el mensaje cristiano para comprenderlo como salvífico, es decir, como
respuesta de plenitud gratuita a las cuestiones fundamentales de la vida humana. Este fue el
proceso de reflexión teológica seguido por el Concilio Vaticano II en la constitución Gaudium et
Spes: la correlación entre los problemas hondos y decisivos del hombre, y la luz nueva que irradia
sobre ellos la persona y el mensaje de Jesucristo".

¿Compatible o incompatible?

El mensaje cristiano no tiene problemas ni con los datos ni con la teoría de la evolución, ni tampoco
con la hipótesis del Big Bang. Al contrario: el relato científico cada vez es más "maravilloso":
hermoso, asombroso, misterioso... En ese sentido, si no perdemos capacidad contemplativa, cada
vez está más cerca de la sensibilidad cristiana. Después de dos siglos de profesores materialistas
que repetían que "la materia ni se crea ni se destruye" y que tildaban de cuento absurdo la creación
cristiana, resulta que la visión científica del universo, se parece cada vez más a una creación de la
nada. Aunque ésta no se puede probar físicamente.

Lo que resulta incompatible con la fe cristiana es una interpretación materialista o reduccionista


que defienda que toda esta maravilla viene "de abajo", que todo es materia, que, sin ningún sentido
y por pura casualidad ha ido creciendo. Esto contradice el sentido de fe. Pero, según acabamos de
ver, también contradice el sentido común. Y nuestra experiencia directa de la realidad: el orden y
la estructura necesitan explicación.

Hay que saber que en Estados Unidos hay un debate muy vivo entre lo que se llama creacionismo
y un evolucionismo, que no es sólo ciencia sino ideología materialista. Movimientos tradicionales
cristianos, generalmente protestantes, aspiran a que se enseñe en las escuelas una teoría
"creacionista" al mismo nivel con que se enseña una teoría "evolucionista", que, muchas veces, no
es sólo una visión científica del mundo, sino también una visión ideológica y materialista del mundo.
Si sólo explico los datos de la evolución, estoy en el terreno de la ciencia. Si explico que el mundo
se ha hecho por pura casualidad, introduzco una posición ideológica que no se puede demostrar
en el laboratorio o estudiando fósiles.

Llegar a la idea de un Dios creador está más allá de los datos científicos. Pero es una deducción
posible, de naturaleza filosófica, al contemplar el conjunto de la realidad. Para nosotros los
cristianos, esa deducción, viene reforzada por nuestra fe.

En Estados Unidos, las posturas creacionistas están sostenidas, a veces, por grupos

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 10


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
fundamentalistas protestantes que, a veces, defienden una interpretación puramente literal de la
Biblia, incluyendo cálculos de fechas sobre la creación del mundo, que habría sido hace unos 5000
años. En cambio, la posición católica, desde muy antiguo, entiende que el relato no trata de
transmitir datos físicos sobre la constitución y estructura del mundo, sino el dato religioso de que
ha sido hecho por Dios.

Desde el punto de vista católico, Dios creó un mundo que tiene sus leyes propias. No hay ningún
problema en que el universo se desarrolle según su propia dinámica, contando también con
"casualidades". Por eso, la fe cristiana es perfectamente compatible con los "datos" que hoy
tenemos sobre el origen del universo y de las formas de vida, incluido el hombre. Para nosotros la
creación es una maravilla del poder de Dios y todavía está en acto en la historia de este mundo y,
en particular, en cada ser humano que nace.

El valor de las "mayúsculas"

Como hemos dicho, todos los indicios nos hablan de que el mundo también viene "de arriba". Todo
lo que "parece más" que materia, para nosotros es un signo de Dios, un camino hacia Dios; y una
presentación del cristianismo. Hemos mencionado algunas de las grandes dimensiones humanas,
que nos son más queridas, y que son un gran testimonio de la trascendencia de la persona humana,
de la constitución del universo y de su origen divino.

En esta manera de contemplar la realidad humana coincidimos con otras muchas personas,
creyentes o no. Con muchas personas que quizá no tienen una dimensión religiosa de la vida o, al
menos, una dimensión cristiana, pero captan espontáneamente el valor de la realidad. Para esas
personas, la coincidencia entre lo que sienten y la doctrina cristiana puede ser un gran camino de
evangelización. El cristianismo responde a las aspiraciones más profundas de las personas. Vamos
a repasarlas.

1) Los cristianos creemos en el valor de la Persona, en su dignidad, porque no sólo es materia,


sino "imagen de Dios". Todo el que crea en el valor de la persona, se acerca a pensar el mundo
"desde arriba", se acerca a la fe.

2) Creemos en el valor de la Justicia, que no es aspiración de la materia, sino cualidad de Dios y


del mundo personal creado por Él. Todo el que "tiene hambre y sed de Justicia", tiene también
hambre del mundo personal de Dios. No es la ley de la materia ni la ley de la selva.

3) Creemos en el valor del Amor, que no es una propiedad de la materia, sino de Dios. Todo el que
tiene una idea alta del amor personal y una aspiración de comunión entre las personas y de paz
entre los hombres, está deseando a Dios y se acerca al punto de vista cristiano.

4) Creemos en el valor de la Verdad (y del Saber y de Sentido de la Vida), todo lo creado contiene
la mente del Creador, por eso puede ser pensado. Y la vida humana tiene sentido. La idea misma
de verdad nos habla de la inteligencia divina. Porque el fruto de la casualidad es el absurdo. Todo
el que ama la verdad y busca el sentido de la vida está suponiendo que existe y se acerca a la fe.

5) Creemos en el valor de la Belleza, física, moral y espiritual, reflejo de Dios en el mundo y en las
personas y en lo más bello de las personas (la justicia, el amor y la verdad: "Sólo la belleza salvará
el mundo", según la famosa frase de Dostoievsky (que inspiró el célebre discurso del Premio Nóbel
Solzhenitsyn -1972-).

El beneficio de la catequesis sobre la creación

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 11


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Los cristianos vemos el mundo "desde arriba" y "desde abajo", según los dos libros que se nos han
dado para leer: el de la naturaleza y el de la fe. Los vemos compatibles, aunque no conozcamos
todos los detalles. Y nos maravillamos de su belleza, del amor creador de Dios.

La catequesis sobre la creación es proporcionar la luz con la que hay que mirar el mundo. Es hablar
del otro libro, que permite levantar la mirada y ver la "maravilla" del relato científico, además de
explicar el sentido de la vida humana en el mundo creado por Dios. Con su verdad, su belleza, su
amor y su justicia. Con el valor eterno de cada persona. También con el valor de la naturaleza, llena
de azar y necesidad, y de maravillosas dimensiones creadas por Dios y reflejo de Dios. Con un
despliegue formidable y asombroso que nos llena de admiración y de devoción.

Nota bibliográfica

Sobre los "dos libros", de la naturaleza y de la revelación

G. Tanzella-Nitti, The two Books prior to the Scientific Revolution, en "Annales Theologici" 18 (2004)
51-83; J. Seibold S. J., Liber naturae et liber Scripturae. Doctrina patrística medieval, su
interpretación moderna y su perspectiva actual, en Stromata (Univ. San Miguel el Salvador) 40
(1984/I-II) 59-85. El tema está en San Agustín, en San Buenaventura y en muchos autores
medievales. Es famoso el Liber creaturarum, de Ramón Sibiuda. También Galileo usó este tema al
defender su postura, en su carta a Cristina de Lorena.

Sobre las cosmovisiones

Este tema ya lo había abordado en Las cuatro cosmovisiones, recogido en mi libro Para una idea
cristiana del hombre, Rialp, Madrid 2010. El materialismo es una forma de pensamiento que
atraviesa toda la historia. El "panteísmo" tiene versiones religiosas antiguas (budismo, hinduísmo,
sintoísmo...); modernas (New age) y versiones no religiosas sino más bien filosóficas: unas
antiguas (Spinoza) y otras más recientes (Schrödinger). En Einstein era más bien una especie de
mentalidad, más que una doctrina construida y no tenía una particular connotación religiosa, sino
de admiración por el universo.

Recientemente, hay que notar un nuevo "biologicismo", que es más que materialismo porque
intenta explicar toda la realidad humana a partir de una ley biológica elemental: la ley de
conservación del patrimonio genético. Con esto intentan explicar todo el desarrollo de la evolución,
con el crecimiento de la complejidad y todas las características de la cultura humana. Es la posición
de Richard Dawkins, desde su libro El gen egoísta y El relojero ciego. Es un importante divulgador
científico visceralmente anticristiano, con mucha presencia en los medios. Se diferencia del
materialismo puro y duro en que no se remite a las propiedades de la materia, sino a una ley
biológica. Aparte de que no son admisibles muchas de sus simplificaciones, cabe hacer una
consideración general: si se admite una ley biológica que no hay modo de reducir conceptualmente
a las leyes de la física, ¿cómo se explica la existencia de esa ley fundamental? Y ¿por qué no va
a haber otras leyes superiores si existe esa?

Sobre la compatibilidad de la visión cristiana con la visión científica del mundo

No siempre es fácil encontrar literatura de divulgación equilibrada y que reúna un buen


conocimiento del estado de las ciencias y suficiente sentido cristiano. Por una parte se necesita
buena información científica: por otra parte hay que saber distinguir lo que es ciencia de lo que es
ideología.

En este campo ha hecho una gran labor Mariano Artigas, físico y teólogo, con muchas obras sobre

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 12


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
la evolución Las fronteras del evolucionismo (Palabra 2004); las relaciones Ciencia y fe. Nuevas
perspectivas (Eunsa 1992); Ciencia, razón y fe (Palabra 1992); como ensayo más global, La mente
del universo (Eunsa 2000). Está pendiente de traducción sus Oráculos de la ciencia, donde
describe y juzga las posiciones de algunos grandes científicos y divulgadores de la ciencia. Y junto
con el genetista Daniel Turbón, Origen del hombre. Ciencia, Filosofía y Religión (Eunsa 2007).

También merece atención la obra de Agustín Udías, catedrático de geofísica de la Universidad


Complutense de Madrid, El universo, la ciencia y Dios (PPC, 2001). Siempre he guardado
veneración por el pequeño y lúcido libro del matemático y físico alemán Pacual Jordan, Creación y
misterio (Eunsa, 1978 ), aunque necesita unos mínimos conocimientos científicos y matemáticos
(estadísticos) para entenderlo.

También vale la pena mencionar la obra de Stanley Jaki, Física y religión en perspectiva (Rialp,
1990). Jaki fue un gran estudioso de la filosofía de la ciencia y de su relación con la religión y
defendía que el desarrollo de la ciencia occidental se debe, en gran medida, a que la fe cristiana
"desencantó" el mundo y le dio al hombre el mandato de dominarlo: The road of science and the
ways to God (Univ. de Chicago, 1978).

Por su parte, A. Fernández-Rañada, en Los científicos y Dios (Trotta, 2002) muestra la fe cristiana
y el impulso cristiano de muchos grandes científicos. En ese sentido también J. M. Riaza, La Iglesia
en la historia de la ciencia (BAC, 1999).

Es particularmente interesante el testimonio de Francis Collins, director del National Human


Genome Research Institute, que ha realizado la investigación sobre el genoma humano. Su
libro ¿Cómo habla Dios? (Temas de hoy, 2007) es un libro muy inteligente y matizado sobre estas
cuestiones, con sentido cristiano. También es interesante el libro de Diego Martínez Caro, Génesis.
El origen del universo, de la vida y del hombre (Homolegens 2008), que, además, de hacer una
buena presentación científica, plantea, al final, las preguntas de la fe.

LA PREGUNTA POR EL SENTIDO DE LA VIDA.

A lo largo de nuestra vida surgen diversas preguntas que apuntan hacia la cuestión acerca
del sentido de la vida: ¿Cuál es el propósito de mi existencia? ¿Por qué el dolor y la enfermedad
en el mundo? ¿Qué es la felicidad? ¿Cómo debo vivir mi vida? ¿Qué pasa después de muerto? Y
así podemos seguir enumerando muchos otros cuestionamientos. Son preguntas que tarde o
temprano exigen una respuesta. Las hay más superficiales o más profundas… el panorama de
respuestas es amplio: están las religiones, las distintas ideologías, corrientes filosóficas
humanistas, materialistas, etc. Pero para cada persona habrá una respuesta particular, o mejor, la
respuesta tendrá una especificidad según los tiempos, lugares y personas.

El sentido de la vida, lo podemos tomar como dirección o como significado… de cualquier manera
no está escrito en ningún tipo de oráculo o libro de recetas. Estamos lanzados a la
existencia, estamos obligados a existir y lo único de lo que tenemos una certeza absoluta es que
moriremos algún día. Para un cristiano la certeza de la resurrección de Jesucristo lo abre a una
esperanza para cuando llegue el día final de su vida… otros en vez de creer en la resurrección
creen en la reencarnación que son casi contrarios pero que abre a la persona a otro tipo
de cosmovisión, así también otros piensan que es imposible conocer lo que haya más allá y otros

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 13


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
niegan que haya más allá. De todas maneras, cualquiera sea la motivación conlleva un obrar aquí
y ahora, una posición en relación a la propia vida y frente a los demás, y es eso lo importante al
enfrentar una pregunta tan elemental como la del sentido de la vida, pues la respuesta nos abrirá
a un modo de vivir la vida que transcurre.

La vida misma es proyecto, es respuesta que se va desentrañando, es opción por uno u otro
camino, es acertar o errar en dichas opciones, es herir y sanar, es salir airoso o fracasado ante las
complicaciones que la vida misma trae aparejada.

La respuesta no puede estar fuera de la vida misma, ya que la pregunta es sobre ella, la dirección
de la vida es la que se le da y el significado quizás se podría reconocer el último día de nuestras
vidas cuando ya hubo transcurrido, y toda la biografía estuviera completa, el ser, la personalidad
ya estuviese plena. No sólo estamos preocupados por el sentido de la vida a nivel teórico, sino que
ya estamos ocupados en eso en la dirección que con nuestras opciones (más o menos libres y más
o menos concientes o inconcientes) le estamos dando, es una praxis que se desarrolla impelido
por lo real, por la fuerza o el poder de la realidad.

Terminemos con Víctor Frankl:

“Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida. Tenemos
que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros
como en seres a quienes la vida les inquiriera continua e incesantemente. Nuestra contestación
tiene que estar hecha no de palabra ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una
actuación rectas. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la
respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida
asigna continuamente a cada individuo.”

FRANKL, V. E., El hombre en busca de sentido, Herder, Barcelona 1982, págs. 82-84 y 78-79.

EL SER HUMANO BUSCA EL SENTIDO DE LA VIDA.

El sentido de la vida es la necesidad de dar respuesta a la propia identidad del individuo. El


sociólogo Carlos Castro, de la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas, Venezuela en su
artículo El vacío existencial, plantea que para encontrar sentido primero llegan las
preguntas: ¿Por qué vivir? ¿Para qué vivir? ¿Quién soy? ¿De dónde vengo y a dónde voy?
¿Qué hacer con mi vida? ¿Qué camino seguir? ¿Qué hacer para sobrevivir?

Estos son los grandes interrogantes existenciales que guían la vida de los seres humanos y muchas
respuestas se encuentran, se reencuentran o bien, se modifican en el camino. El cambio es lo único
permanente en la búsqueda de la propia identidad. Pero, puede suceder que la formulación de
estos interrogantes sean negados por el individuo. Las preguntas incomodan, ya que cuestionarse
implica una autocrítica. Una reflexión profunda de nuestros verdaderos deseos y necesidades trae
como consecuencia la verdad, la reformulación de objetivos y finalmente, trabajar y sacrificarse por
la propia felicidad.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 14


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN

El silencio de Dios

Entonces, ¿qué ocurre si la búsqueda del sentido de la vida es negado por el individuo? Sucede el
vacío existencial. Viktor Frankl, fundador de la técnica psicológica conocida como Logoterapia y
autor del libro El hombre en busca de sentido define al vacío existencial como el desencuentro
del ser humano con su propio deseo. “Tienen el sentimiento de que sus vidas carecen total y
definitivamente de un sentido. Se ven acosados por la experiencia de su vaciedad íntima, del
desierto que albergan dentro de sí. Padecen un sentimiento de vacío interior y de absurdidad de la
vida, una incapacidad para sentir las cosas y los seres".

Por su parte el psicólogo, Eduardo Rovner, afirma que en su experiencia clínica, la cantidad de
pacientes que experimentan vacío existencial ha crecido notablemente, con respecto a décadas
atrás. “Estas personas son conscientes de la sensación de vacío interior pero se defienden
sobrecargándose de actividades. En lugar de formularse conscientemente las preguntas que
deberían plantearse acerca de los cambios a introducir en sus vidas, implementan diferentes
procedimientos para no enfrentarse consigo mismos”, advierte ¿Cuáles son las vías de escape más
comunes para continuar en el vacío existencial?

Trabajar desmedidamente, llenarse de todo tipo de actividades o proponerse objetivos que escapen
de todo vínculo afectivo, “pero una vez alcanzados dan lugar nuevamente al agobio que acompaña
a esa sensación de vacío“, sostiene Rovner.

Además, de la propia psiquis del individuo, ¿existen otras variables que impiden la búsqueda del
sentido? ¿Cuánto pesa la cultura actual en el vacío existencial? Nuestro contexto ha recibido el
nombre de posmodernidad, y se caracteriza por la caída de las grandes instituciones, como el
Estado o las religiones tradicionales que han traído como consecuencia la liberalización de las
creencias y las opciones disponibles cultural y socialmente. Los valores y creencias ya no
dependen de las normas, usos y costumbres institucionales, hoy la libertad ha puesto en aprietos
al hombre posmoderno, él debe ser artífice de su sentido, ha quedado huérfano de aquellos
grandes padres que eran las instituciones.

¿Qué sucede hoy en esta búsqueda del sentido? El sociólogo francés, Gilles Lipovetsky, en “La
era del vacío”, explica que el sujeto posmoderno al no saber hacia dónde encaminar su sentido, se
ha vuelto hacia si mismo, busca el goce inmediato en función de la actividad del momento y le
cuesta proyectar a largo plazo.

Experimenta la “saturación del yo”, pero se produce una gran paradoja. El individualismo
posmoderno no recae necesariamente, en el encuentro con uno mismo ¿Por qué? El sociólogo
inglés Anthony Giddens, en “Modernidad e identidad del yo”, plantea que la sociedad actual está
regida por la “pluralidad de sentidos” ya las opciones no se encuentran limitadas por las creencias

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 15


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
y valores que ofrecían las grandes instituciones, que de alguna manera, ordenaban y brindaban los
usos y costumbres sociales. Es decir, hoy existen millones de criterios para elegir.

“La ruptura de los parámetros de certidumbre y certeza dejan al individuo sin un asidero cultural
bajo el cual dar respuesta a los dilemas existenciales”, formula Giddens. La biografía del individuo
es inseparable de su contexto, entonces, hoy en día la diversidad no ha llevado al encuentro y la
búsqueda de un nuevo sentido sino al individualismo.

En este marco, el Lic. Carlos Castro explica por qué en la actualidad el vacío existencial es tan
frecuente a nivel social: “El predominio de una vida cotidiana en constante reflexión y redefinición,
ante la pluralidad de criterios, se convierte en fuente de frustraciones existenciales y de factor
desencadenante del vacío existencial. Una cultura que no ofrece una pauta normativa y valorativa
a la cual seguir como explicación de la vida y de la muerte, ocasiona puntos de desenclave entre
el individuo y la sociedad que acarrean crisis existenciales y acciones egoísta-narcisista que limitan
la capacidad de trascender y realizar un proyecto de vida pleno con sentido“.

Nosotros somos los otros. Quizá el sentido se encuentre en valores como la solidaridad y la
empatía, y así la biografía dejará de mirarse a su misma.

LA OBRA DE DIOS SE REALIZA EN LA HISTORIA.

Conviene formular una pregunta que nos ayudará a comprender mejor de qué modo interviene Dios
en la historia, tanto según el Antiguo Testamento como según el Nuevo Testamento: ¿cómo
interviene Dios en la historia, cómo se hace presente en ella, cómo conduce los acontecimientos?
No lo hace directamente. Cuando se dice que Dios guía a su pueblo, eso no significa que se ponga
a la cabeza del pueblo. Dios, en cuanto tal, habita en una luz inaccesible (1 Tim 6,16), nadie lo ha
visto jamás (Jn 1,18). Cuando actúa lo hace a través de Moisés. Es Moisés el que se pone al frente
del pueblo, conduciéndolo a la liberación. Y es Moisés el que, cuando el pueblo ha recobrado la
libertad, le entrega las “diez palabras”, el decálogo, los diez mandamientos, en suma, le transmite
la voluntad de Dios (Ex 20,1-21), que no es otra que el cumplimiento de lo que hoy se conoce como
“derechos humanos”: no matar, no robar, no mentir… Los hombres son los que disciernen la
voluntad de Dios cuando defienden los derechos humanos (diez mandamientos) y realizan obras
liberadoras (salida de Egipto).

Después de que el pueblo escucha una serie de discursos de Moisés en los que se manifiesta la
voluntad de Dios, el libro del Éxodo tiene una expresión sorprendente: “creyeron en Yahvé y en
Moisés” (14,31). El pueblo cree en Yahvé, sí, pero Moisés es el que les convence de que Dios dice
lo que dice y quiere lo que quiere y, por eso, a quién directamente creen es a Moisés. Dios siempre
actúa a través de mediaciones y de mediadores humanos. Precisamente por eso, porque actúa a
través de mediaciones y mediadores humanos, a veces no resulta fácil discernir cuál es la voluntad
de Dios. No es fácil creer que es Palabra de Dios, lo que en realidad es palabra humana.

Hay otro detalle importante que debemos considerar: la conducción de la historia por parte de Dios,
respeta siempre la libertad del hombre y, justamente para respetar esta libertad, Dios no interviene
directamente, no se impone, no apabulla con su presencia. De ahí que el pueblo puede
desobedecer a la voluntad de Dios: es un pueblo de dura cerviz (Ex 32,9), son unos cabezotas,
prefieren seguir sus propios deseos y caprichos antes que obedecer a Dios. Porque obedecer a
Dios nunca es fácil, siempre nos descentra, nos saca de nosotros mismos.

El Nuevo Testamento presenta a Jesús como el “nuevo Moisés”, que conduce a su pueblo a la
verdadera tierra prometida, que es el seno del Padre. Dios, a través de las palabras y obras de

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 16


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Jesús, imprime una nueva orientación a la historia para que se ajuste a sus designios. Podríamos
decir que, según el Nuevo Testamento, Dios quiere que su reino llegue a todos e impregne toda
realidad. Por eso Jesús anuncia que el reino ha llegado con su persona y realiza las obras del reino:
cura a los enfermos, devuelve la esperanza a los oprimidos, perdona los pecados. Las obras del
reino son las que redundan a favor del ser humano. Pero, como sucedía en el caso de Moisés, el
Dios de Jesús cuenta con la libertad humana. Por eso, es posible rechazar a su enviado, y eso
hasta el punto de que el mensajero y el instaurador del reino acaba crucificado, máxima expresión
de la libertad y del pecado del mundo.

TALLER 2
Leer he interpretar la información de apoyo.
Si no es suficiente el material de apoyo, complementar por otros medios la fuente de información.
Responder en el cuaderno:
1) Argumente su interpretación de los temas:
 Los dos libros de Dios.
 Novedades en el libro de la naturaleza.
 Un universo unificado.
 Un mundo maravilloso.
 Tres modelos de explicación del universo.
 Tres modelos distintos de hombre.
 El problema de las "mayúsculas".
 El problema de la libertad.
 La imagen cristiana del hombre es un gran camino de evangelización.
 El valor de las "mayúsculas".
2) realice un ensayo sobre el tema la pregunta por el sentido de la vida.
3) realice un ensayo sobre el tema el ser humano busca el sentido de la vida.
4) realice un ensayo sobre el tema la obra de dios se realiza en la historia.

SUBTEMA 2
EL REINO DE DIOS, EJE DE VIDA DEL CRISTIANO.

EL REINO DE DIOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

Hablar de Dios como Rey, es una idea común de las antiguas religiones orientales. El rey o
gobernante era considerado como el lugarteniente terrestre del Dios del cielo, que era, a su vez,
el rey y señor de todo cuanto existe.

Para los israelitas, concretamente, la idea de Yahvé-rey, no aparece en el comienzo de su


historia. El Dios que se reveló primero a Abrahán, Isaac y Jacob, y luego a Moisés, no tiene las
características de un rey. Esta imagen sólo se hizo presente cuando se establecieron en Canaán,
y se constituyeron como un pueblo con territorio propio – la tierra prometida -, como los demás
pueblos de la tierra.

Los israelitas creían que Yahvé, su Dios, es el rey del cielo y de la tierra, y ejerce su soberanía
sobre todos los pueblos del mundo, pero de una manera muy especial sobre Israel, a quien ha
constituído como “su pueblo”, el pueblo de su propiedad. Nos lo dice el libro del Éxodo:

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 17


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
“Moisés subió hacia Dios. Yahvé lo llamó desde
el monte, y le dijo: “Así dirás a la casa de Jacob
y esto anunciarás a los hijos de Israel: “Ya han
visto lo que he hecho con los egipcios, y cómo
a ustedes los he llevado sobre alas de águila y
los he traído a mí. Ahora, pues, si de veras
escuchan mi voz y guardan mi alianza, ustedes
serán mi propiedad personal entre todos los
pueblos, porque mía es toda la tierra; serán para
mí un reino de sacerdotes y una nación santa”.”
(Éxodo 19, 3-6)

La principal exigencia de Yahvé a los israelitas,


como su Dios y su Rey, fue el cumplimiento de la Ley que Él mismo comunicó a Moisés en el
Sina; esto manifiesta que su realeza era de orden moral, y no de orden político.

Más adelante en su desarrollo histórico, los israelitas tuvieron gobernantes y reyes, pero
consideraron siempre que todos ellos estaban subordinados al poder supremo de Yahvé, porque
Dios mismo los había elegido y les había dado la misión de dirigir a su pueblo. De este modo,
cuando parecía, por alguna circunstancia, que unos u otros habían olvidado el origen de su
autoridad y su poder, Yahvé se los recordaba por medio de los profetas.

Luego, cuando el Reino de Israel se derrumbó, y los israelitas fueron llevados al exilio, los guías
religiosos comenzaron a hablar de un rey futuro, el Mesías, el Hijo de David, que restauraría la
grandeza de Israel, y también, de Yahvé como Pastor de su pueblo, que lo haría regresar a su
tierra, lo reuniría como un rebaño, y lo salvaría definitivamente de sus enemigos:

“Voy a reunir a Israel todo entero, voy a recoger al Resto de Israel; los agruparé como ovejas en
el aprisco, como rebaño en medio del pastizal, harán estrépito lejos de los hombres. El que abre
brecha subirá delante de ellos; abrirán brecha, pasarán la puerta, y por ella saldrán; su rey pasará
delante de ellos, y Yahvé a su cabeza”. (Miqueas 2, 12-13)

Además, previeron una extensión progresiva de este reinado de Dios a toda la tierra:

“Y será Yahvé rey sobre toda la tierra: ¡el día aquel será único Yahvé y único su nombre!”
(Zacarías 14, 9)

ISRAEL RECONOCE A DIOS COMO SU REY.

El hecho de que Dios se revela en la historia queda en claro primeramente en el desarrollo del
pueblo de Israel, según testifica el Antiguo Testamento.

En su automanifestación en la zarza ardiendo, Dios realizó una referencia histórica al señalar que
Él ya se había revelado ante los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob (Ex. 3:6).

La liberación de la esclavitud egipcia ha sido el evento central de salvación para el pueblo de


Israel. Dios guió a su pueblo en una columna de nube y una columna de fuego (Ex. 13:21-22).
Esta liberación se menciona una y otra vez en el Antiguo Testamento: los profetas se refieren a
este favor de Dios y los Salmos cantan sobre él.

Además del éxodo de Egipto, la promesa de que al pueblo de Dios le sería otorgada su propia
tierra en Canaán y el pacto hecho en el monte de Sinaí son revelaciones divinas de importancia
decisiva: Dios mismo determinó el lugar donde su pueblo moraría y en el Sinaí, a través de los
mandamientos, dio leyes y normas para la vida de Israel.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 18


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
La fe de Israel está basada en las revelaciones divinas en la historia de este pueblo, las cuales
son experimentadas como expresión de ayuda que proviene de Dios, como así también de
castigo.

Los Salmos 105 y 106 proclaman en forma asombrosa cómo Dios se manifiesta en la historia y
cómo le da forma. Además, los hechos acontecidos durante la época de los jueces y reyes de
Israel y Judá, el cautiverio babilónico y el regreso del exilio proveen ejemplos del hecho de que,
una y otra vez, Dios interviene en la historia.

Por otra parte, Dios se reveló a través de sus profetas: “Y he hablado a los profetas, y aumenté
la profecía, y por medio de los profetas usé parábolas" (Os. 12:10). Es el mismo Dios el que guía
y da las indicaciones a su pueblo: “Mas yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto; no
conocerás, pues, otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí" (Os. 13:4). De la misma manera,
Dios prometió por boca de los profetas la llegada del Mesías (Is. 9:6; Mi. 5:2).

EL REINO DE DIOS: DISTINTO Y ESPERANZA DE UN PUEBLO.

Cuando Jesús deja el desierto, cruza el río Jordán y entra en la tierra que Dios había regalado a
su pueblo. Era por al año 28 de nuestra era y Jesús tiene unos treinta y dos años. No se dirige a
Jerusalén ni se queda en Judea, se va, directamente a Galilea, y vivirá en Cafarnaún, junto al
mar.

Lleva fuego en su corazón y necesita anunciar a aquellas pobres gentes una noticia que le quema
por dentro: “he venido a poner fuego en la tierra” (Luc. 12,49). Cafarnaún es una aldea importante
pero no como Tiberíades. Las casas son modestas, sus calles polvorientas, que se convierten en
barrizales en tiempo de las lluvias. Su población es judía, a excepción de los cobradores de
impuestos y algunos funcionarios y tal vez una pequeña guarnición del ejército de Antipas. Sus
habitantes son gente modesta, bastantes campesinos que viven de los productos del campo y
las viñas de las cercanías, pero la mayoría vive de la pesca.

Al parecer Jesús simpatiza pronto con las familias de pescadores, especialmente Pedro en cuya
casa se hospeda habitualmente. Le dejan sus barcos para moverse por el lago y hablar con la
gente sentada en la orilla. Sus mejores amigos son: Simón, Andrés, Santiago y Juan, hijos del
Zebedeo. Una de las mujeres que le acompaña hasta el final es Salomé y, también María de
Magdalia, curada por Jesús y cautivada por su amor para siempre.

Jesús no se instala. Quiere difundir la noticia del Reino de Dios por todas partes. No es posible
construir su itinerario, pero sabemos que recorrió los pueblos situados en torno al lago; visitó las
aldeas de la baja Galilea: Nazaret, Caná, Naín y llegó a las regiones vecinas de Galilea: Tiro y
Sidón, Cesarea de Filipo y la Decápolis. Evita las grandes ciudades de Galilea como Tiberíades,
la nueva y espléndida capital, construida por Herodes Antipas. Cuando Jesús se acerca a
ciudades grandes no entra en ellas sino que se detiene en las aldeas donde se encuentran los
más excluídos: gente de paso y vagabundos errantes que duermen fuera de las murallas.

Generalmente va acompañado de un pequeño grupo de seguidores. Cuando se desplaza de una


aldea a otra, busca entre los vecinos personas dispuestas a proporcionarles comida y un sencillo
alojamiento. Su lugar preferido es la sinagoga o el espacio donde se reúnen los vecinos, sobre
todo los sábados. Era el mejor marco para dar a conocer la buena noticia del Reino de Dios. Es
el mismo Jesús el que recorre las aldeas invitando a 2 “entrar en el Reino de Dios que está ya
irrumpiendo en sus vidas”. Las parábolas e imágenes que Jesús extrae de la vida de estas aldeas
vienen a ser “parábola de Dios”.

La curación de los enfermos y la liberación de los endemoniados son un signo de una sociedad
de hombres y mujeres sanos, llamados a disfrutar de una vida digna de hijos de Dios. Las comidas
abiertas a todos los vecinos son símbolo de un pueblo invitado a compartir la gran mesa de Dios,

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 19


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
el Padre de todos.

Jesús ve en esta gente el mejor punto de arranque para iniciar la renovación de todo el pueblo.
Estos campesinos hablan arameo, como él, y es entre ellos donde se conservan de manera más
auténtica la tradición religiosa de Israel. En las ciudades es diferente, además de arameo se
habla también algo de griego, lengua que Jesús no dominaba; además la cultura helenista está
allí muy presente. Es muy probable que hay otra razón más poderosa en su corazón. En las
aldeas de Galilea está el pueblo más pobre y desheredado, despojado de su derecho a disfrutar
de la tierra regalada por Dios. Aquí encuentra Jesús, como en ninguna otra parte, el Israel más
enfermo y maltratado por los poderosos, aquí es donde Israel sufre con más rigor los efectos de
la opresión.

En las ciudades, por el contrario, viven los que detentan el poder, junto con los colaboradores:
dirigentes, grandes terratenientes, recaudadores de impuestos. No son ellos los representantes
del pueblo de Dios, sino sus opresores, los causantes de la miseria y el hambre de estas familias.
La implantación del Reino de Dios tiene que comenzar allí donde el pueblo está más humillado.
La semilla del Reino solo puede encontrar buena tierra entre los pobres de Galilea y solo entre
ellos Jesús se siente libre para anunciar el Reino.

La vida itinerante de Jesús en medio de ellos es símbolo vivo de su libertad y de su fe en el Reino


de Dios. El no vive de un trabajo remunerado; no posee casa ni tierra alguna; no tiene que
responder ante ningún recaudador; no lleva moneda alguna con la imagen del César. Ha
abandonado la seguridad del sistema para “entrar confiadamente en el Reino de Dios”. El Reino
de Dios se va gestando allí donde ocurren cosas buenas para los pobres.

ESPERANZA Y COMPROMISO.

Nadie duda de esta información que proporcionan las fuentes: Jesús “fue caminando de pueblo
en pueblo y de aldea en aldea predicando y anunciando la buena noticia del Reino de Dios”.
Podemos decir que la causa a la que Jesús dedica en adelante su tiempo, sus fuerzas y su vida
entera, es lo que él llama “el Reino de Dios”. Es, sin duda el núcleo central de su predicación, su
convicción más profunda, la pasión que anima toda su actividad. Todo lo que dice y hace está al
servicio del Reino de Dios. Todo adquiere su unidad, su verdadero significado y su fuerza
apasionante desde esa realidad. El Reino de Dios es la clave para captar el sentido que Jesús
da a su vida y para entender el proyecto que quiere ver realizado en Galilea, y, en definitiva, en
todos los pueblos.

Es sorprendente que Jesús solo habló del Reino de Dios, no de la Iglesia. El Reino de Dios
aparece ciento veinte veces en los sinópticos; la Iglesia solo dos veces en Mateo (Mt 16-16 y 18-
17).

Lo señalan todas las fuentes. Jesús no enseña una doctrina religiosa para que los oyentes la
aprendan bien. Anuncia un acontecimiento para que aquella gente lo acoja con gozo y con fe. Su
objetivo no es perfeccionar la religión judía, sino contribuir a que se implante cuanto antes el
añorado Reino de Dios y con él la vida, la justicia y la paz. Jesús tampoco se dedica a exponer
nuevas normas y leyes morales. Les anuncia una noticia: Dios ya está aquí buscando una vida
más dichosa para todos. Hemos de cambiar nuestra mirada y nuestro corazón.

Aunque Jesús habla constantemente del Reino de Dios, nunca explica directamente en qué
consiste. Aquellas gentes que lo escuchaban, de alguna manera barruntaban de qué les estaba
hablando, pues conocen que su venida es la esperanza que sostiene al pueblo. Jesús, sin
embargo, les sorprenderá cuando vaya explicando cómo llega ese Reino, para quién va a ser
buena noticia o cómo se va a acoger su fuerza salvadora. Al menos tenían a Dios como buena
noticia.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 20


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
El Reino de Dios era un símbolo ya conocido, que recogía las aspiraciones y expectativas más
hondas de Israel. Esta esperanza que encontraba en el corazón de su pueblo, Jesús supo
recrearla desde su propia experiencia de Dios, dándole un horizonte nuevo y sorprendente. Si
bien la expresión literal Reino de Dios no aparece en el Antiguo Testamento, era reciente y de
muy poco uso en tiempo de Jesús. Fue él quien decidió usarla de forma regular y constante. No
encontró otra expresión mejor para expresar y comunicar aquello en lo que creía.

Jesús desde niño había aprendido a creer en Dios como creador de los cielos y la tierra. Israel
se sentía seguro y confiado. Todo estaba en manos de Dios. El pueblo expresaba su fe con júbilo
a Dios como rey: “digan a los gentiles, Yahvé es rey”. Él gobierna todos los pueblos rectamente.
Pero, cuando se estableció la monarquía en Israel, los reyes no respondieron a la esperanza
puesta en ellos.

Dios había liberado a Israel de la esclavitud de Egipto para crear un pueblo libre de toda opresión
y esclavitud: no habría esclavos entre ellos, no abusarían de los huérfanos ni de las viudas, se
tendría compasión de los extranjeros. A pesar de las denuncias de los profetas, el favoritismo de
los reyes a favor de los poderosos, la explotación de los pobres en mano de los ricos y los abusos
e injusticias de todo género llevaron a Israel al desastre. El resultado fue el destierro a Babilonia.
La pregunta que se hacían: ¿Dónde estaba Dios el rey de Israel?.

Los profetas no se dejaron arrastrar por la desesperanza. Dios restauró a aquel pueblo humillado
y de nuevo lo libraría de la esclavitud. (Isaías 52,7). Dios sigue amando a su pueblo y le ofrece
una vez más su perdón. El pueblo vivía un nuevo “éxodo”. Malaquías considerado el último de
los profetas pone en boca de Yahvé esta alentadora noticia: “Miren, yo envío un mensajero a
preparar el camino delante de mí” (Mal 3-1). Dios librará pronto a Israel de la opresión de las
potencias extranjeras y establecerá en su pueblo la justicia, la paz y la dignidad.

La situación se hizo todavía más desesperada con la invasión de Alejandro Magno y después
con las legiones romanas. Ningún profeta se atrevió ahora a alzar la voz. Un tiempo después, el
grito angustiado de este pueblo oprimido se oyó en medio de unos escritores sorprendentes, los
apocalípticos, que lograron mantener viva la esperanza de Israel. El mensaje de estos visionarios
terroríficos en sus formas literarias, era esperanzador.

La era tenebrosa de desconcierto que vive el pueblo cesará para dar paso a esta nueva paz y
bendición. Sin duda Jesús conocía el libro de Daniel, escritos por los años 168-164 a.C. durante
la brutal persecución de Antíoco IV Epifanes. Según Daniel, los reinos opresores son bestias
salvajes que destruyen al pueblo de Dios. Pero, después de tanta opresión vendrá un reino
humano. Dios quitará el poder de los reinos opresores y se lo entregará a Israel. Los judíos
piadosos expresan su confianza en la pronta intervención de Dios, verdadero rey de Israel, que
establecerá su reino eterno por medio del Mesías de la familia de David.

TALLER 3

Leer he interpretar la información de apoyo.


Si no es suficiente el material de apoyo, complementar por otros medios la fuente de información.
Responder en el cuaderno:

1) realice un ensayo sobre el tema el reino de dios en el antiguo testamento.


2) realice un ensayo sobre el tema israel reconoce a dios como su rey.
3) realice un ensayo sobre el tema el reino de dios: distinto y esperanza de un pueblo.
4) realice un ensayo sobre el tema esperanza y compromiso.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 21


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN

SUBTEMA 3
MISIÓN Y LIDERAZGO

DIOS ENCOMENDÓ UNA MISIÓN A LA HUMANIDAD.

“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread
en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la
tierra.” (Génesis 1:28)

¿Cuál es la misión del Hombre?


1) Fructificar.
2) Multiplicarse.
3) Llenar la Tierra.
4) Sojuzgar la Tierra.
5) Señorear sobre la Tierra.
6) Cultivar y guardar la creación.
7) Estudiar y nombrar la creación.
8) El hombre y la mujer, ser una sola carne.
9) Procrear
10) Crecer.
11) Temer a Dios y guardar Sus mandamientos.
12) Formar una familia.

1. FRUCTIFICAR.
La primera misión que el Creador encomienda al Hombre es fructificar. La palabra “fructificar”,
dicha de una planta significa dar fruto, y dicha de alguna cosa, producir utilidad. ¿Qué utilidad
podría producir el ser humano a Dios? La mayor utilidad sería que éste le ayudase a cuidar Su
creación, no la deteriorara y le obedeciera en todo. Lo segundo que fructificara en muchos
hombres más. ¿Cuándo una persona fructifica? Cuando progresa, cuando es próspero en todas
las áreas. No solamente se fructifica al tener éxito profesional, comercial o en la tarea que uno se
haya propuesto; sino también cuando se es mejor persona, es decir cuando se desarrollan
virtudes. En el caso de Adán, tenía todas las virtudes y solamente debía desarrollarlas al máximo
para hacer de la vida en el planeta algo cada día mejor y más productivo. Cuando nos proponemos
tener hijos, queremos que ellos sean hombres y mujeres prósperos, que fructifiquen; si creamos
una empresa, grande o pequeña, deseamos que ésta traiga mucho fruto, tanto para nosotros como
para la sociedad; si iniciamos la obra del Señor, aspiramos a lo mismo; todo lo que hace el ser
humano, siempre lleva esa impronta: el crecimiento, el deseo de prosperidad, éxito, que sea muy
fructífero. Nadie inicia algo para fracasar o para decrecer. De modo que el primer aspecto en la
misión del hombre es “dar fruto”.

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. / Y los
bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los
peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
(Génesis 1:27,28)

“27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. / 28 Y
los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en
los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
(Génesis 1:27,28)

“Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en


ella.” (Génesis 9:7)

2. MULTIPLICARSE.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 22


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
La segunda parte de la misión encomendada al Hombre es multiplicarse. Por ello una de las
características predominantes del ser humano, además de ser una creación de Dios, hecho a Su
imagen, es tener sexualidad y capacidad reproductiva. A través de la Biblia, veremos cuan
importante es para Dios esto, la multiplicación, principio que Él aplica tanto en el plano natural
como en el espiritual. Como el Antiguo Testamento nos habla de la multiplicación literal de la raza
humana, el Nuevo Testamento de la multiplicación de los discípulos de Jesucristo. La acción de
multiplicarse estará presente en toda la Biblia y es un principio fundamental del Evangelio.
Multiplicarse es que cada hombre se duplique en otro y así el número de humanos crezca sobre
la tierra. Así, el segundo aspecto en la misión del hombre es “multiplicarse”.

“27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. / 28 Y
los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en
los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
(Génesis 1:27,28)

“Todos los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que se
arrastra sobre la tierra, sacarás contigo; y vayan por la tierra, y fructifiquen y multiplíquense sobre
la tierra.” (Génesis 8:17)

“Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en


ella.” (Génesis 9:7)

“12 Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera que los
egipcios temían a los hijos de Israel. 13 Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con
dureza, 14 y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor
del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor.” (Éxodo 1:12-14)
“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y
del Hijo, y del Espíritu Santo; / enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y
he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (San Mateo 28:19,20)

“15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. 16 El que creyere y
fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 17 Y estas señales seguirán
a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 18 tomarán en
las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán
sus manos, y sanarán.” (San Marcos 16:15-18)

3. LLENAR LA TIERRA.
El deseo del Creador es que los seres humanos den mucho fruto, o sea produzcan con su mente,
con su espíritu y con su cuerpo. Él quiere que fructifiquemos, pero también que nos multipliquemos
¿en qué medida? Hasta llenar la Tierra. No está preocupado de la sobrepoblación ni de controlar
la natalidad; al menos no que lo hagamos nosotros. Él sólo espera y nos bendice así: “llenad la
tierra”. Como humanos naturales tenemos que llenar la tierra de hijos, como cristianos es nuestro
deber llenar la tierra del Evangelio y de hijos de Dios; como discípulos de Jesucristo estamos
llamados a llenar la ciudad, el país y el mundo entero de discípulos. Entonces, el tercer aspecto
en la misión del hombre es “llenar la tierra”.

“27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. / 28 Y
los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en
los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
(Génesis 1:27,28)

4. SOJUZGAR LA TIERRA.
El diccionario define la palabra “sojuzgar” como: sujetar, dominar, mandar con violencia. De esto
se desprende que el rol del Hombre en la tierra, es decir todo el planeta con sus especies animales
y vegetales, como el aspecto mineral y físico, es gobernarlo, administrarlo. Todas las cosas de

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 23


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
esta tierra fueron puestas bajo la autoridad del ser humano. Somos administradores de la Tierra y
por tanto debemos amarla y cuidarla como una creación Divina. Todas las cosas se nos sujetarán
(riquezas minerales, clima, animales, plantas, etc.) si sabemos administrarlas con inteligencia y
sabiduría. El hombre no debe abusar de esta capacidad de “sojuzgar” sino que valorarla como
una delicada misión. El incrédulo desconoce esta misión y extrae indiscriminadamente y para su
propio beneficio egoísta cuanto ha sido puesto bajo su dominio.

En el plano espiritual, también ha sido dado a los cristianos la autoridad para sujetar bajo sí a la
creación de Dios. Se nos sujetan hermanos, enfermedades, animales feroces y venenosos,
espíritus inmundos, todas las cosas. Administrar esta autoridad es algo delicado que requiere
humildad, santidad, limpia conciencia, sabiduría. De lo contrario esas fuerzas se volverán contra
nosotros. El término “sojuzgar la tierra” es amplio, abarca tanto el plano natural como sobrenatural.
Concluimos que el cuarto aspecto en la misión del hombre es “sojuzgar la tierra”.

“27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. / 28 Y
los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en
los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
(Génesis 1:27,28)

“Someteos unos a otros en el temor de Dios.” (Efesios 5:21)

“Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de
humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. / Humillaos, pues, bajo
la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;” (1 Pedro 5:5,6)

5. SEÑOREAR SOBRE LA TIERRA.


Tiene varias acepciones la palabra “señorear”, entre ellas: Dominar o mandar en algo como dueño
de ello. Esto significaría en nuestro texto, que el hombre fue puesto para dominar sobre la Tierra
y su contenido, como si fuera el dueño de todo. Otro significado de la palabra es: Dicho de una
persona; apoderarse de algo, sujetarlo a su dominio y mando. El Hombre tiene dominio y mando
sobre animales, vegetales y minerales. El significado de “señorear” se distingue de “sojuzgar” en
que este último es sujetar, dominar y mandar, y “señorear” es actuar como el Dueño y Señor.
Ambos se complementan.

El ser humano posee un señorío dado por Dios, sobre todo lo creado. Esto se deja ver claramente
en el progreso de la ciencia y la tecnología. En el plano intelectual el Hombre ha creado una cultura
rica y vasta. Cuando entramos en el campo espiritual, y nos ubicamos bajo el Señorío del Hombre
Perfecto, Jesucristo, Él nos delega autoridad en la Iglesia y la familia, como sobre el mundo
espiritual, señorío que debemos aprender a utilizar, conforme a los dictámenes de la Sagrada
Escritura. Digamos que el quinto aspecto en la misión del hombre es “señorear sobre la tierra”.

“27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. / 28 Y
los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en
los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
(Génesis 1:27,28)

“22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23 porque el marido es
cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su
Salvador. 24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus
maridos en todo. 25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se
entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua
por la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha
ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.” (Efesios 5:22-27)

“1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 24


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando
vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos,
de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato
de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 5 Porque así también
se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a
sus maridos; 6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis
venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.” (1 Pedro 3:1-6)

“9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la
tierra, y debajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de
Dios Padre.” (Filipenses 2:9-11)

6. CULTIVAR Y GUARDAR LA CREACIÓN.


De acuerdo al Génesis, el Hombre fue puesto sobre la tierra con una misión: labrarla y guardarla.
¿Cómo debemos entender esto? La tierra involucra toda la creación de Dios, tanto en el plano
material como intelectual. Labrarla es cultivarla, desarrollarla, fructificarla. Es lo que los hombres
hemos hechos: ha desarrollado la agricultura, la ganadería, la minería, las artes, las ciencias y la
tecnología. Todo eso es “cultivar la tierra”, todo ello es cultura. El hombre es un ser que crea y
construye cultura, así como las abejas, las hormigas y otros insectos hacen panales, nidos, etc.
estos las hacen siempre igual durante todos los tiempos, sin embargo el ser humano va
desarrollando una cultura que interviene y transforma el entorno. La cultura humana ha cambiado
el planeta. Si el hombre no hubiese caído en el pecado, esa transformación hubiera sido positiva,
exenta de ambición y egoísmo, pero como ha sido lo contrario, entonces ha creado una cultura
destructiva. La idea primigenia del Señor fue que el hombre labrara y guardara su mundo: “Tomó,
pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.”
(Génesis 2:15) Por tanto, el sexto aspecto en la misión del hombre es “cultivar y guardar la
creación.”

7. ESTUDIAR Y NOMBRAR LA CREACIÓN.


“19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las
trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales
vivientes, ese es su nombre. / 20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo
ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.” (Génesis 2:19,20)

Dios nos entregó a los humanos una tarea muy especial: nombrar las cosas. ¿Ha pensado usted
que importante es esta función? Fíjese que nada hay en la creación que no tenga su nombre.
Cuando algún científico descubre un microbio o virus hasta ese momento desconocido, de
inmediato procede a ponerle un nombre. El astrónomo que encuentra en el cielo una estrella,
planeta o galaxia jamás antes vista, se pone feliz y la nombra muchas veces con su propio nombre
o el de su novia. Las estrellas, las plantas, los animales, los accidentes geográficos y todas las
cosas tienen nombre. Aún las partes de ellos también llevan un nombre. Tóquese usted cualquier
parte de su cuerpo y si consulta en un libro de anatomía, verá que lleva un nombre. El nombre de
las cosas también tiene nombre, se llama sustantivo. Lleva ese nombre probablemente porque
indica la sustancia o lo que es aquella cosa nombrada. Para el ser humano el universo es un sin
fin de sustantivos, nombres, palabras.

La tarea de nombrar está tan ligada al ser humano que cuando Moisés recibió la misión de ir al
faraón y solicitarle que dejara salir al pueblo de Israel de Egipto, el patriarca preguntó a Dios Su
Nombre, y Dios respondió “Yo Soy El que Soy”. De esas palabras proviene el nombre JAHWÉ,
mal traducido Jehová (1). Relata la Biblia: “Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de
Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren:
¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé? / Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY.
Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.” (Éxodo 3:13,14) Desde la

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 25


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
antigüedad a Dios se le ha nombrado de distintas maneras, de acuerdo a la característica que se
quiera destacar de Él. Veamos algunos de esos nombres.

- ELOHIM. Dios Fuerte y Poderoso, el que tiene Plenitud de Poder.(Génesis 1:1; Salmos 19:1)
- ELYON. Dios Altísimo. (Génesis 14:17-20; Isaías 14:13,14)
- ELROÍ. El Dios que ve. (Génesis 16:13)
- ELSHADDAI. Todopoderoso, Omnipotente. Es usado 48 veces en el Antiguo Testamento
(Génesis 17:1; Salmos 91:1) Indica que Dios es poseedor de todas las potencias en el cielo y en
la tierra.
- ELOLAM. El Dios eterno. (Isaías 40:28)
- ADONAI. Maestro, Señor. Dios es Dueño de Su creación, Regente (Malaquías 1:6)
- YAHWEH. El nombre más común de todos. Aparece 6.823 veces. Significa “El que siempre vive”,
el que tiene vida en sí mismo. Es el Dios del pacto. (Génesis 2:4) Aparecen nueve composiciones
de este nombre. Es la revelación de Dios, como el Dios de Santidad. (Éxodo 6:2-3)
- YAHWE-SABBAOTH. Jehová de los Ejércitos. "Y todos los años aquel varón subía de su ciudad
para adorar y para ofrecer sacrificios a Jehová de los ejércitos en Silo, donde estaban dos hijos
de Elí, Ofni y Finees, sacerdotes de Jehová." (1 Samuel 1:3) El título "Jehová de los ejércitos" es
quizá el más sublime de los títulos divinos. Sugiere un pleno control y señorío sobre el universo
entero. Un hermoso ejemplo de esto se halla en Salmos, donde se lee literalmente: "Levantad,
puertas, vuestras cabezas; y levantaos, puertas de eternidad, y entrará el Rey de gloria. ¿Quién
es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos; él es el Rey de la gloria" (Salmo 24: 9, 10; 2 Samuel
7: 26; Salmos 46: 7; 48: 8; Zacarías 2: 9).
- YAHWE-MACCADDESHCEM. Jehová Santificado. "Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo:
En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por
vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico." (Éxodo 31:13)
- YAHWE-JIREH. Jehová Proveerá. "Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus
espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo
ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová
proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto." (Génesis 22:13-14)
- JEHOVÁ-RAFAH. Jehová que te Sana. "y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios,
e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus
estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy
Jehová tu sanador." (Éxodo 15:26)
- YAHWE-NISSI. Jehová es mi Bandera o mi estandarte de victoria. "Y Moisés edificó un altar, y
llamó su nombre Jehová-nisi;" (Éxodo 17:15)
- YAHWE-SHALOM. Jehová es Paz. "Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás.
Y edificó allí Gedeón altar a Jehová, y lo llamó Jehová-shalom; el cual permanece hasta hoy en
Ofra de los abiezeritas." (Jueces 6:23-24)
- JEHOVÁ-RA'AH. Jehová mi Pastor. "Jehová es mi pastor; nada me faltará." (Salmos 23:1)
- JEHOVÁ-TSIDKENU. Jehová nuestra Justicia. "En sus días será salvo Judá, e Israel habitará
confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra." (Jeremías 23:6)
- JEHOVÁ-SHANMAH, o Jehová-Sama. Jehová allí Presente. "En derredor tendrá dieciocho mil
cañas. Y el nombre de la ciudad desde aquel día será Jehová-sama." (Ezequiel 48:35) Los
nombres de Jehová nos invitan a seguir adelante en la batalla en la cual estamos, cuando sientas
que ya no puedes recuerda que Jehová allí está presente.

Es decir que el ser humano nombra todo lo creado, sea visible o invisible. Y el mismo Dios también
es nombrado. Sin embargo para Dios guardará sumo respeto, a tal punto que tratará de no escribir
su Nombre por ser Santo. También nombra a los seres espirituales como ángeles, arcángeles,
serafines, querubines, etc.

Esta capacidad de nombrar implica que el hombre observa las cosas, halla sus características o
adjetivos, reflexiona sobre su utilidad, piensa en un sustantivo, y luego las nombra. Tal capacidad
del ser humano es parte de la de Dios, ya que Él es el Logos, la Palabra o Verbo de Dios. Nosotros
en gramática llamamos verbo a una acción -como cantar, orar, escribir- pero en Teología se llama

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 26


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Verbo a Cristo. Se dice que Él es el Verbo de Dios, o sea Su Palabra. Dios habla y las cosas son
hechas. Así de poderoso es el Verbo de Dios. ¿En qué medida los humanos hemos heredado
esta capacidad de nuestro Creador? Esta es una pregunta muy interesante de responder.

Cuando usted dice a su pequeño hijo “eres un desordenado” porque encontró su dormitorio todo
revuelto, está utilizando un modo muy negativo de corregirlo. En realidad así el niño no cambiará
su actuación, porque usted ya lo está definiendo o nombrando como “un desordenado”. Lo
correcto sería que usted no calificara ni definiera su persona sino su actuación: “hijo, tu dormitorio
está muy desordenado. Sería conveniente que lo ordenaras para que te sientas más cómodo, no
extravíes tus cosas y se viese más bonito.” Otro caso es cuando se nos encarga una tarea y,
porque nos sentimos incapaces de hacerla, nos decimos interiormente “jamás tendré éxito en esta
tarea”; de partida nos estamos programando para el fracaso. ¿Tienen nuestras palabras poder
sobre las mentes, ya sea la nuestra como la de otros? Al parecer sí.

Y ese poder o capacidad de la palabra hablada ¿tendrá efecto en las cosas? Al parecer si lo tiene
en todo lo que tiene vida, como plantas y animales, pero no hay evidencias que pueda ejercer
algún efecto sobre materia inanimada.

Que Dios hubiese encargado a Adán poner nombre a toda bestia es muy significativo. Deducimos
de ello que: a) El ser humano tiene la capacidad de pensar y hablar, al igual que su Creador; b)
Dios deseaba que el hombre utilizara el poder de la palabra para dominar sobre la creación; c) El
hombre puede observar, reflexionar, pensar y sacar conclusiones sobre todas las cosas creadas,
es decir hacer “ciencia”; d) A Dios no le desagrada la ciencia ni que el ser humano piense sobre
todo lo creado, por el contrario Él desea que observemos, reflexionemos, pensemos y lleguemos
a conclusiones sobre todas las cosas creadas, Dios gusta de un ser pensante.

8. EL HOMBRE Y LA MUJER, SER UNA SOLA CARNE.


Dice la Biblia: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán
una sola carne.” (Génesis 2:24)

Ser una sola carne va más allá de unirse sexualmente con una persona del otro sexto. Ser una
sola carne es ser un solo proyecto. Hay matrimonios en que el hombre y la mujer tienen distintas
formas de entender la vida, diferentes valores, distintos principios; educa cada uno a sus hijos de
un modo diferente al otro y los hijos no encuentran unidad de pensamiento ni de sentimientos en
sus padres. La voluntad del Creador fue que Adán y Eva formaran un solo ser, con iguales
sentimientos, pensamientos, ideales, valores, con un mismo proyecto.

El hombre y la mujer dejan a sus padres para emprender un camino nuevo, una nueva aventura,
la de vivir un proyecto distinto al de sus progenitores. Así tiene que ser para que se renueve la
vida. Si Dios no lo hubiese planeado de ese modo, seguiríamos repitiendo el mismo esquema
siempre, bajo el mando de nuestros abuelos. Pero Él no lo quiso así, sino que el hombre dejara el
hombre a su padre y a su madre para formar un hogar joven, nuevo, con renovadas esperanzas,
que corrigiese cualquier error pasado y tomara nuevas soluciones. Es bueno que así sea, Dios lo
ha querido así.

El hombre se une a su mujer, ambos se gustan y se aman, y juntos construyen un matrimonio y


una familia. Ambos hacen un hogar con sus hijos. La casa es el edificio que alberga a la familia,
pero el espíritu que une a los esposos y cuida el desarrollo y felicidad de sus hijos, eso se llama
hogar. Formar un hogar es más importante que construir una casa; así como edificar una
comunidad cristiana o iglesia es mejor y más importante que construir un templo.

9. PROCREAR
“Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en
ella.” (Génesis 9:7)

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 27


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
La Palabra de Dios utiliza aquí tres términos que nos pueden parecer sinónimos: “fructificad y
multiplicaos; procread”

a) Fructificar es “dar fruto”. Ya hemos visto que nuestro Creador desea que demos frutos en todo
aspecto: en obras, en virtudes, en nuevas vidas.

b) Multiplicar se refiere a “aumentar el número o la cantidad de cosas de la misma especie”


sobretodo hablando de lo que se multiplica por generación. Si fructificar es producir un fruto, un
resultado, multiplicar es ampliar numéricamente ese resultado. Dios desea que los seres humanos
nos multipliquemos en hijos biológicos y en hijos espirituales. En todos los campos de la actividad
humana –las artes, la ciencia, el deporte, la religión, etc.- se plantea este desafío a todo hombre.

c) Por último, “procrear” es “engendrar, multiplicar una especie” Si fructificar es producir un


resultado y multiplicar es ampliar numéricamente ese resultado, procrear es el modo o la operación
misma de cómo se logra el resultado. La procreación es posible sólo con la intervención de tres:
el hombre, la mujer y Dios. Procreamos otras vidas humanas, es el deseo del Señor. También
procreamos otras vidas espirituales; para ello intervienen Jesucristo y Su obra redentora (ya
realizada en la cruz, la sangre), la Palabra de Dios (anunciada por nuestros labios, el agua) y el
Espíritu Santo. “Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y
estos tres concuerdan.” (1 Juan 5:8)

10. CRECER.
Crecer es una palabra de moda. Todo el mundo habla de crecer: crecer como persona, crecer
espiritualmente, crecer en fe, en amor, etc. los organismos vivientes crecen de dos maneras: en
estatura (un árbol se hace más alto) y en cantidad de células, se ensanchan, se engrosan (una
mascota engorda). Los seres humanos agregamos otra forma de crecer: interiormente en nuestra
filosofía de vida o modo de enfrentar las dificultades. Así, una persona crece cuando cumple años,
pero también cuando desarrolla ciertas cualidades. Un grupo humano igualmente puede crecer en
cantidad y en calidad. No siempre se dan ambos crecimientos simultáneamente.

Cuenta la Biblia que los israelitas, después que José los trajo a Egipto, llegaron a ser esclavizados
por los egipcios “Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera
que los egipcios temían a los hijos de Israel. / Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel
con dureza, / y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor
del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor.” (Éxodo 1:12-14)

El crecimiento, al parecer, es clave para enfrentar al enemigo. El enemigo puede ser un defecto,
un vicio, un contrincante, una entidad espiritual, etc. En el relato bíblico era un pueblo opresor,
pero ¿cuántas cosas internas y externas nos oprimen? Sólo podemos presentarle frente
“creciendo” en cantidad de virtudes como la fe, la fortaleza, la templanza, el amor. Multiplicarnos
en número nos ayudará para la oración comunitaria y colectiva, para solidarizar con los hermanos
y el prójimo y para ejercitar el amor. El Señor, por medio de este texto, nos sugiere un principio y
una misión: crecer para que el enemigo tiemble y sea derrotado.

11. TEMER A DIOS Y GUARDAR SUS MANDAMIENTOS.


“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es
el todo del hombre. / Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta,
sea buena o sea mala.” (Eclesiastés 12:13,14)

Al término del libro del Eclesiastés, que muchos piensan fue escrito por el sabio Salomón, éste
expresa el propósito de su discurso. Bien puede ampliarse este concepto a toda la Biblia. El
objetivo del Libro Sagrado es que temamos a Dios y obedezcamos Sus mandamientos.
Claramente en este texto el Espíritu Santo nos indica otro aspecto de la misión del hombre: temer
a Dios y guardar Sus mandamientos.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 28


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
El temor de Dios es uno de los siete dones del Espíritu Santo: sabiduría, inteligencia, consejo,
poder, conocimiento, temor de Jehová y justicia (Isaías 11:1-5). Dice acerca del Mesías: “Y
reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de… temor de Jehová.” (v.2) Consiste en la
disposición que el Espíritu pone en el alma para que se porte con respeto delante de la majestad
de Dios y para que, sometiéndose a Su voluntad, se aleje de todo lo que pueda desagradarle. El
primer paso en el crecimiento cristiano es la huida del mal. Esto es lo que consigue el don o espíritu
de temor. Por ello se dice que es la base de todos los demás. Se empieza a gustar de Dios cuando
se le empieza a temer, y el don de sabiduría perfecciona recíprocamente este temor. Los efectos
del temor de Dios son: continua moderación, santo temor, profundo anonadamiento delante de Él;
gran horror de todo lo que pueda ofenderlo y una firme resolución de evitarlo; vergüenza cuando
se cae en falta y vigilancia sobre las inclinaciones desordenadas. El pecado opuesto al temor de
Dios es el espíritu de orgullo, de independencia y de libertinaje: sigue sólo las propias
inclinaciones, sin soportar ninguna sujeción. El fruto del Espíritu Santo que corresponde a este
don es la templanza. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad,
fe, / mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.” (Gálatas 5:22,23) Quien teme a
Dios, dice Eclesiastés, guardará Sus mandamientos.

Los mandamientos de Dios son muchos en toda la Biblia. En el Antiguo Testamento se resumieron
en 10, el Decálogo entregado por Jehová a Moisés. Jesucristo, en el Nuevo Testamento, nos
entregó un nuevo mandamiento “que os améis unos a otros como yo os he amado” e hizo un
resumen de la Ley en la fórmula amor a Dios + amor al prójimo + amor a sí mismo. Los
mandamientos de Dios son las órdenes de Él para que el ser humano viva feliz. Todo lo que es
bueno y hace bien a todos y no ofende al Señor, eso es un mandato de Él.

Guardar los mandamientos es cumplirlos. Podemos conocer todos los mandamientos de


Jesucristo, más de 90 según un estudioso, memorizarlos, enseñarlos… pero otra cosa es
cumplirlos. Necesitamos esforzarnos en poner por obra los mandamientos de Dios. El apóstol
Santiago enseña: “22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos
a vosotros mismos. 23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es
semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 24 Porque él se considera a sí
mismo, y se va, y luego olvida cómo era. 25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de
la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será
bienaventurado en lo que hace.” (Santiago 1:22-25)

El todo del hombre se refiere a lo más importante, aquello que llena todas sus expectativas, sus
sueños, sus anhelos, el sentido de la vida. El todo del hombre, asegura el Eclesiastés, es Temer
a Dios, y guardar sus mandamientos.

Las obras del hombre es todo lo que hace: lo que habla, lo que toca, lo que construye con sus
manos, lo que deja de hacer, lo que provoca. Todo ello es producto de las motivaciones de su
corazón, de sus sentimientos, de sus ideas e imaginación, de sus deseos y frustraciones. Se
puede conocer el corazón de un hombre por sus acciones y obras, como dijo Jesús: “Por sus
frutos los conoceréis” (San Mateo 7:16). Tanto las obras buenas como las obras malas nacen de
lo más profundo del ser: “18 Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al
hombre. 19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las
fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. 20 Estas cosas son las que
contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre.” (San
Mateo 15:18-20)

El juicio de Dios para los incrédulos y para los creyentes es distinto. A los incrédulos los juzgará
conforme a su comportamiento un día en el Juicio Final: “Y vi un gran trono blanco y al que estaba
sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.
/ Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro
fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban
escritas en los libros, según sus obras.” (Apocalipsis 20:11,12) Todos ellos serán juzgados según

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 29


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
sus obras y como ningún humano es perfecto por ser pecador, ninguno será hallado inocente.
Además se examinará si es salvo, es decir si creyó en Jesucristo, lo cual deberá constar en el
“libro de la vida”: “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”
(Apocalipsis 20:15)

Los creyentes ya fueron juzgados en Cristo. Jesucristo tomó sobre Sí nuestro pecado, Él pagó el
precio de nuestras culpas, así es que los cristianos no serán juzgados para condenación. Sólo
comparecerán ante el Tribunal de Cristo para ser recompensado o avergonzado. En ese tribunal
se recibirá o dejará de recibir el galardón, el cual es la visa para participar en el Reino milenial (2
Corintios 5:10)

Hay muchos pensamientos, hechos, deseos y sentimientos nuestros que permanecen


encubiertos. Son aquellas cosas que nos avergüenzan, lo que no nos atrevemos a reconocer en
público, actos y deseos pecaminosos que sólo son conocidos por Dios. Es necesario que
presentemos al Señor todo aquello en confesión para que sea lavado con la sangre de Jesucristo
o, de lo contrario, un día seremos avergonzados delante de Él. “6 Si decimos que tenemos
comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7 pero si
andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo
su Hijo nos limpia de todo pecado. 8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a
nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y
justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 San Juan 1:6-9)

Se nos aconseja guardar sagrado temor de Dios y cumplir Sus mandatos. Esa es la mayor,
principal y única obra humana, someterse a Dios. Un día Él nos juzgará, sea en el Tribunal de
Cristo o en el Juicio Final. Ese día quedará al descubierto todo cuanto hemos hecho en esta vida:
lo bueno y lo malo. Por tanto todo ser humano debe cuidarse de cumplir exactamente la voluntad
de Dios en su vida.

12. FORMAR UNA FAMILIA.


Una familia natural y una familia espiritual Los seres humanos fuimos llamados por Dios a formar
una familia natural. Este es un llamado muy serio que Dios hace a cada ser humano. Por eso puso
en cada hombre y mujer el natural deseo de unirse en matrimonio y así tener hijos, educarlos,
criarlos y proyectarlos en la sociedad humana. Pero, más allá de formar esa familia natural, al
llamarle a la conversión lo inserta en una familia espiritual, que es la Iglesia o Reino de Dios. Los
cristianos ahora tenemos dos familias: la familia sanguínea y la familia de la fe.

“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de
la familia de Dios” (Efesios 2:19)

¿Cuál familia es más importante? Cabe aquí la pregunta ¿y qué familia es más importante, la
natural o la espiritual? En verdad no podemos despreciar ninguna de las dos ni poner en lugar de
relevancia a una sobre la otra. Ambas son nuestra responsabilidad, ambas son muy importantes.
Nuestro deber con la familia natural es conducirla a Jesucristo, educarla cristianamente, darle los
valores y principios del Reino de Dios, testificarle y evangelizarla. No es, como piensan algunos
cristianos, introducirla por obligación en mi Iglesia y haciendo uso de algún sacramento, la fe no
se impone, sino que conduciéndola a Cristo. Es un trabajo que exige dedicación, seriedad, amor
y mucha oración. Y en cuanto a la familia espiritual tampoco podemos considerarla poca cosa, en
ella están nuestros hijos, padres y hermanos espirituales, con quienes hacemos la obra del Señor.
Es preciso apreciar esa relación y no reducirla a una cosa protocolar superficial.

¿Son iguales ambas familias? ¿Son la misma familia? La familia natural y la familia espiritual no
son la misma, pero bien podría mi familia natural pasar a ser parte de mi familia espiritual. Algunos
también encontrarán en la familia espiritual Iglesia a su esposo o esposa y así a su familia natural.
Queda claro que ambas no son la misma familia.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 30


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Dios ha permitido ambas familias. Si esto es así, si existe una familia natural y otra espiritual, es
porque Dios lo ha permitido. La familia natural es por causa de Dios Creador; Él creó a la mujer,
constituyó el matrimonio y creó la familia, estas que nombramos antes como “creaciones
femeninas de Dios”. Pero, si Dios Creador inventó la familia natural con toda su genealogía, Dios
Salvador creó la familia espiritual. Esta última no existiría sin Jesucristo y su obra redentora. Soy
hijo de Dios nacido de nuevo y miembro de la Familia de Dios, sólo porque hay un Dios Salvador.

Dios quiso tener una familia. ¿Sería la voluntad de Dios tener una o dos familias? Indudablemente
que un Dios Único y de Unidad siempre ha deseado tener una sola familia. Su plan inicial fue
constituir una sola familia con la Humanidad. Dios siempre quiso tener una familia. ¿Será que Dios
se sintió solo? No, puesto que Dios es Autosuficiente, se basta a Sí mismo, no necesita de nada
ni de nadie, Él lo es Todo. Pero Dios es Amor y el amor es generosidad. Dios quiere compartir su
amor con muchos seres y por ello creó al ser humano hombre-mujer, para compartir Su felicidad,
Su amor, Su alegría, Su vida con la familia humana, en que Él es el Padre Eterno.

Una familia eterna. El mayor anhelo de Dios en la eternidad fue gozarse de Su amor. Por eso es
Trino. Siendo Uno, concibe la paradoja de ser Tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Siendo Trino,
crea seres celestiales que le sirven y adoran: querubines, serafines, tronos, dominios, principados,
potestades, virtudes, arcángeles y ángeles. Mas luego crea otro tipo de seres, capaces de
reproducirse, a diferencia de los seres angélicos, ser libres para servirle y con una conciencia de
bien y mal: los humanos. Siempre ha querido Él tener una familia eterna y por ello creó al ser
humano, para tener una familia eterna, que se relaciona con Él en amor.

El propósito de Dios al crear al hombre fue fundar una familia eterna. El propósito que Dios puso
en el hombre fue: fructificar, multiplicarse, llenar la Tierra, sojuzgar la Tierra, señorear sobre la
Tierra, cultivar y guardar la creación, estudiar y nombrar la creación, ser una sola carne con la
mujer, procrear, crecer, temer a Dios y guardar Sus mandamientos. Pero también es formar una
Familia eterna. El propósito de Dios al crear al Hombre fue fundar Su familia.

La familia humana. La Humanidad forma una sola familia, constituida por hombres y mujeres
pecadores, unos arrepentidos que han creído en Jesucristo, el Hijo de Dios y Salvador del mundo;
otros no arrepentidos y que han rechazado o desconocen el mensaje del Evangelio de Jesucristo.
Ambos mundos o reinos forman la “familia humana”. Lamentablemente ambos no son la Familia
eterna de Dios. Sólo los que han creído en Jesucristo podrán vivir eternamente con Dios Padre y
formar la Familia eterna. Los demás irán a perdición eterna en el Infierno.

La familia eterna de Dios. Ya está claro que para pertenecer a la Familia eterna de Dios existen
las siguientes condiciones: a) ser humano; b) ser nacido del agua y del Espíritu Santo; c) obedecer
a Dios escuchando y haciendo Su Palabra. La familia de Dios no es pasajera, no se pertenece a
Su Familia por un tiempo sino para siempre. Alguien que hoy es de la Familia, mañana no puede
dejar de serlo; usted no elimina de su familia a un miembro, aunque sea “la oveja negra”. Tampoco
usted puede decidir dejar de ser de la familia porque no le gustó algo de ella. Quizás se aparte o
reniegue de su sangre, pero jamás dejará de ser su familia. Así es la Iglesia y su pertenencia a
ella. Si usted es salvo ya pertenece a la Familia de Dios; si usted escucha la Palabra de Dios pero
no la hace, quizás no vaya a disfrutar de los galardones del Señor en Su Reino, pero Él no le
echará de Su Familia eterna. Lo más propio de alguien es que aprecie a su familia y respete sus
valores; lo normal en un hijo de Dios es amar y respetar a Dios y Su Palabra.

El padre de la Familia eterna. La familia eterna de Dios ha sido pensada, sentida y creada por
Dios. Él es su Padre. Dios es y será siempre la máxima autoridad en Su Familia, Él dice la primera
y última palabra en la Iglesia. La Familia de Dios tiene un Padre, pero este Padre no es como los
padres humanos. El padre humano no puede decidir como será su hijo, cuanto tiempo vivirá y
cómo será su carácter; tampoco conoce cuál será su destino, aunque conozca muy bien a su hijo,
ni puede decidir el día que dejará esta vida. Si el padre es cristiano, tampoco puede traspasar su
fe al hijo, aunque utilice todo el esfuerzo y capacidad para hacerlo, porque sólo Dios y Su Espíritu

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 31


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Santo pueden tocar el corazón humano íntimamente. Por lo tanto es muy distinto ser papá en esta
Tierra a ser el Padre de la Familia eterna. El Padre Dios es Creador, Omnipotente, Omnisciente,
Absoluto, Santo, Perfecto. Para una Familia eterna se necesita de un Padre Eterno.

¿Tiene esta familia una madre? Si estuviéramos hablando en términos humanos podríamos
razonar erróneamente así: “Ya que la Iglesia es la Familia de Dios, y Éste es el Padre de esa
Familia, entonces, al igual que la familia humana, la Familia eterna de Dios debe tener una madre;
es más, necesita una madre, una Madre divina” Así argumentan algunos, basados en la
comparación de la familia humana con la familia celestial, y llegan a una conclusión falsa. De este
modo surgen las herejías. Una herejía es un error en materia de fe, sostenido con pertinacia; una
sentencia errónea contra los principios ciertos de una ciencia o arte. También puede llamarse así
a un disparate o acción desacertada. Tampoco debemos pensar que Dios sea masculino o
femenino, puesto que éstas son distinciones de género; Dios es neutro. Él no es hombre ni mujer.
Por eso no podemos hablar de una Diosa ni de un Dios masculino. Jesucristo ascendido a los
cielos es Dios y Hombre, pero hombre no en el sentido sexual sino de su calidad de Hijo del
Hombre. En definitiva, Dios no necesita de una Diosa ni de una madre celestial. Dios Padre requirió
de una mujer para hacer nacer a Su Hijo Jesucristo como humano en la Tierra, ya que el Hijo es
eterno y ya existía en la eternidad como Verbo de Dios, Unigénito del Padre. Para ese efecto, para
hacerlo nacer como humano, escogió una mujer virgen y envió a uno de sus mensajeros angélicos
a anunciárselo: “Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre
JESÚS.” (San Lucas 1:31) María se preocupó de saber cómo sería madre: “Entonces María dijo
al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. / Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu
Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el
Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.” (San Lucas 1:34,35) Esta madre concebiría en
su útero un hijo, sin intervención humana sino del Espíritu Santo. Llamar a la virgen María “Madre
de Dios” mueve a error, ya que se puede concluir equivocadamente que Dios tiene madre, siendo
un Ser increado. El hecho de que el Padre utilizara a María como receptáculo de Su Hijo nacido
en carne, no convierte a María en un ser divino, como no nos convierte en divinos a quienes
llevamos el Espíritu Santo en nuestros corazones.

¿Por qué la familia eterna no tiene madre? La Familia eterna de Dios es creada en Jesucristo.
“Grande es este misterio” (Efesios 5:32) dice el Apóstol “Porque nadie aborreció jamás a su propia
carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,” (Efesios 5:29) queriendo
decir que la Iglesia es de la misma carne o naturaleza que Jesucristo, así como marido y mujer
son “una sola carne”, una unidad de pensamiento, sentimiento y acción. Luego agrega: “porque
somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.” (Efesios 5:30) y así queda
confirmado que la Familia de Dios es una extensión de los huesos y la carne del Salvador. ¿Qué
será primero: el matrimonio humano o el matrimonio celestial entre Cristo y Su Iglesia? Al parecer,
para Dios está primero el segundo; para Él tiene mayor importancia esta relación Cristo-Su Iglesia
que la relación hombre-mujer, siendo esta última sólo un reflejo de la relación de Jesucristo con
Su Cuerpo Místico. Entonces así se explica lo siguiente: “Por esto dejará el hombre a su padre y
a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.” (Efesios 5:31) Si quisiéramos
encontrar una “madre” a la Familia de Dios, tendríamos que remitirnos necesariamente a Cristo,
el Verbo creador de Dios, ya que de Él proviene la Iglesia. Ésta ha sido sacada de sus huesos y
ha nacido del agua y de la sangre que manaron de su costado. Como dice el Espíritu Santo: “Este
es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua
y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad. / Porque tres son
los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. / Y
tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres
concuerdan.” (1 Juan 5:6-8)

¿Qué es ser padre y qué es ser madre? Ser padre es ser progenitor como lo es también ser madre.
El padre o papá es el que deposita el espermatozoide que fecundará el óvulo de la madre o mamá.
Ambos son partes de un mecanismo que hacen una totalidad, el ser humano. A esta unidad la
Biblia llama “una sola carne”. La madre por sí sola no puede tener un hijo, como tampoco puede

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 32


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
el padre por sí sólo. Ambos se necesitan. Este es el procedimiento creado por Dios para dar vida
al ser humano. Sin embargo no utilizó tal procedimiento para crear a Adán, el cual fue hecho con
el polvo de la tierra: “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su
nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.” (Génesis 2:7) El primer hombre nació
inmediatamente adulto y de una manera diferente a la nuestra, que nacemos por cría viva, luego
de una gestación en el vientre materno. En cambio Adán fue “gestado” sólo en el pensamiento de
Dios: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”
(Génesis 1:26). Eva fue “clonada” a partir de un hueso de la costilla de Adán. La palabra “clon”
utilizada hoy por la ciencia viene del vocablo griego utilizado para “retoño”, y se refiere a un
“conjunto de células u organismos genéticamente idénticos, originado por reproducción asexual a
partir de una única célula u organismo o por división artificial de estados embrionarios iniciales.”
Cuando Moisés escribió el Génesis, nadie sabía que un procedimiento así fuese posible, como
hoy sí lo pueden hacer los científicos en laboratorio y reproducir un animal idéntico a otro, sólo
tomando una de sus células. Vemos, entonces, que ya tenemos tres maneras de nacer: a) del
polvo con espíritu de vida; b) clonado a partir de una célula de otro; c) por gestación y cría viva.
Los dos primeros nacen ya adultos y el último, que es el modo en que nosotros nacimos,
comenzamos como bebés. Otro modo de nacer es d) del Espíritu Santo por medio de mujer, la
modalidad que utilizó el Señor para hacerse hombre. Sólo en el modo en que nosotros nacemos
hay intervención de varón. En todos los casos restantes interviene sólo Dios, y en el caso de
Jesús, se utiliza una mujer por receptora. Pregunto: ¿toda concepción de vida tiene un padre y
una madre? No necesariamente, pero siempre mediará la intervención de Dios.

La madre tiene en el vientre a sus hijos. Podríamos definir una madre como aquella que tiene en
el vientre a sus hijos. Desde este punto de vista, ni Adán ni Eva tuvieron madre. No estaba en el
pensamiento de Dios tener una Familia eterna con una “madre”. De haber sido así, habría puesto
una madre para Adán. A Eva se le presenta como “la madre de los vivientes” que es el significado
de su nombre. No hay un vientre que tuviera a Adán, no hay un útero que cobijara al primer
hombre, por lo tanto una Teología que intente dar una madre a Adán es insostenible. Que
Jesucristo, siglos después, estuviese en el vientre de la virgen María no significa que ella fuera
Dios, Diosa o Madre de Dios.

Una mujer bienaventurada. La elección de María es como la elección que Dios hizo de los antiguos
patriarcas. Dios llamó a Abraham por su fe e inocencia, a Noé porque fue humilde y obediente, a
Moisés porque era sincero y dispuesto a seguir Su Palabra. Así también llamó a los profetas. Pero,
sobre todo, llamó a todos porque así Él lo quiso; “en amor habiéndonos predestinado para ser
adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad” (Efesios 1:5)
Los humanos pecadores siempre tendemos a justificar en nuestras capacidades las elecciones
del Señor. Jesucristo escogió a los Doce siguiendo Sus consejos Divinos; no pretendamos
conocer ni verificar las razones de sus juicios. ¿Sería Pedro el más adecuado varón para
apacentar Su Iglesia? Si Él le puso por sobrenombre “Petros” ¿es que sería sólo una piedra
encontrada en su camino? ¿Acaso Él nos escogió por nuestras bondades, buenas acciones,
cualidades… y nos sacó de las tinieblas por algo bueno que teníamos? El mismo razonamiento
apliquémoslo a los hombres y mujeres de la Antigüedad. Abraham, David, Isaías, Daniel, Pablo,
Juan, Priscila y Aquila, no eran tan especiales o buenos como para ser elegidos. Fueron
sencillamente “bienaventurados” con la gracia de Dios. La “gracia” es el favor inmerecido. María
es una mujer bienaventurada porque fue escogida por Dios para ser la madre de Jesús. Dios
necesitaba una mujer hebrea, de la tribu de Judá, dedicada al Señor, conocedora de las Escrituras
y dispuesta a obedecer con fe. Del relato de los Evangelios podemos inferir que ella es tan humana
como cualquier madre, pero no es Dios sino la bienaventurada madre de Jesús. Los siglos la han
llamado “bienaventurada” y muchos han exagerado dándole un papel que ella misma rechazó. “Al
tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. 2 Y fueron
también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. 3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le
dijo: No tienen vino. 4 Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. 5 Su
madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.” (San Juan 2:1-5)

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 33


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
No podemos creer en la deidad de María. Los cristianos creemos en Un solo Dios, Trino, Padre-
Hijo-Espíritu Santo. No podemos creer en la deidad de María, aunque respetamos su persona
como mujer escogida y bienaventurada por Dios para ser la madre de Jesús. Tampoco podemos
llamarla “Madre de Dios” pues Dios no puede tener una progenitora. Tal vez alguien quiera decir
que ella puede constituirse en madre de Dios, en el sentido de protectora, que dio a luz a Jesús,
que lo tuvo en su vientre, en fin mil razones humanas, pero ella no es Dios, ni parte de la Trinidad,
ni un dios menor, es simplemente una mujer santa. De lo contrario estaríamos haciendo de nuestra
fe una religión politeísta, con varios dioses, cosa que es una ofensa al Señor. Creer que María es
Dios, es parte de Dios o una Persona de la Trinidad, es una herejía. Estamos seguros que ningún
cristiano que entienda bien la Teología Cristiana puede afirmar algo así.

Dios es Padre pero no a la manera humana. Ciertamente Dios es Padre, pero no a la manera
humana. La Paternidad Divina tiene las siguientes características: a) Dios Padre es Creador; b)
Dios Padre ama a Sus hijos en su totalidad; c) Dios Padre conoce la condición espiritual de Sus
hijos; d) Dios Padre ha salvado a Sus hijos por medio del sacrificio redentor de Jesucristo; e) Dios
Padre no abandonará jamás a Sus hijos y les habilitará con el Espíritu Santo para que puedan
hacer Su voluntad.

Diferencias entre el Padre Dios y el padre humano. Si comparamos a Dios Padre con el papá
humano, nos encontraremos con muchas diferencias. Veámoslo en el siguiente esquema:

Dios Padre:
· Es Creador.
· Ama a Sus hijos completamente.
· Ama con amor divino.
· Conoce la condición espiritual de Sus hijos.
· Ha salvado a Sus hijos por medio del sacrificio redentor de Jesucristo.
· No abandonará jamás a Sus hijos.
· Dará a Sus hijos el Espíritu Santo para que puedan hacer Su voluntad.
· Es Dios.
· Es Omnipotente, Omnipresente y Omnisciente.

papá humano:
· Es progenitor.
· No siempre ama a sus hijos.
· Ama con amor humano.
· No logra conocer en profundidad el espíritu que gobierna a sus hijos.
. No puede dar la salvación a sus hijos.
· Puede abandonar a sus hijos.
· No puede dar el Espíritu Santo por sí mismo.
· Es hombre.
· No tiene todo poder, sólo está en un lugar a la vez y no lo sabe todo.

Diferencias entre el padre humano y la madre. También podemos comparar las capacidades y
funciones del papá humano y la mamá. Ambos juegan un rol fundamental en la vida del ser
humano, ambos son necesarios.

papá humano:
· Es progenitor, fecunda el óvulo.
· No pare al hijo.
· No alimenta al hijo de su propio cuerpo.
· Está cerca del hijo y le expresa amor.
· Trabaja para sustentar el hogar, la alimentación, vestido y vivienda de la familia (en la mayoría
de los casos)

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 34


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
· Pasa los fines de semana con sus hijos y familia.
· Es modelo masculino para sus hijos.
. Da seguridad.
· Entrega valores.

mamá:
· Se embaraza, cobija al feto y da a luz.
· Pare al hijo con dolor.
· Alimenta al hijo de su seno con leche materna.
· Está muy cerca del hijo y le expresa amor.
· Cuida a los hijos, prepara sus alimentos y vestuario, se preocupa de la casa (en la mayoría de
los casos)
· Pasa mucho tiempo con los hijos.
· Es modelo femenino para sus hijos.
· Da ternura, cobijo.
· Entrega valores.

Diferencias entre el Padre Dios y la mamá. Si tomamos las anteriores características de la mamá
y hacemos una comparación con las características del Padre Dios, obtendremos el siguiente
cuadro:

Padre Dios:
. Es Creador del ser humano y permite la procreación hombre-mujer.
· Permite el parto.
· Posibilita la alimentación física y espiritual de la persona (alimentos y Palabra de Dios)
· Está más cerca de Sus hijos, que el papá y la mamá.
· Se ocupa integralmente de Sus hijos, atendiendo a todas sus necesidades: corporales, mentales
y espirituales.
· Está siempre con Sus hijos, vive en ellos en la Persona del Espíritu Santo.
· Es modelo a Sus hijos, en la Persona de Jesucristo.
· Da seguridad y amor, da la salvación, la renovación, la transformación y la sanación.
· Escribe Sus mandamientos en el corazón de Sus hijos.

mamá:
· Se embaraza, cobija al feto y da a luz.
· Pare al hijo con dolor.
· Alimenta al hijo de su seno con leche materna.
· Está muy cerca del hijo y le expresa amor.
· Cuida a los hijos, prepara sus alimentos y vestuario, se preocupa de la casa (en la mayoría de
los casos)
. Pasa mucho tiempo con los hijos.
· Es modelo femenino para sus hijos.
· Da ternura, cobijo.
· Entrega valores.

De este esquema podemos colegir que Dios Padre es más importante aún que la madre, porque
sacia todas las necesidades del ser humano; que tanto la mamá como el papá son un medio o
instrumento utilizado por Dios para nuestra formación, crecimiento y felicidad eterna. Además se
puede concluir que ante un Dios Padre tan completo y satisfactorio para el Hombre, no es
necesaria la existencia o presencia de una “madre divina”. Pensar en una Diosa significaría
menoscabar el rol del Dios Todopoderoso.

Fuimos adoptados hijos Suyos. Ya que tenemos un Padre, que es Dios, pertenecemos a Su
Familia; ahora somos Sus hijos. Él nos adoptó porque quiso y para un propósito: “en amor
habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 35


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
afecto de su voluntad, / para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el
Amado” (Efesios 1:5,6)

Ser hijos de Dios. Antes de conocer a Jesucristo seguíamos una fuerza espiritual que nos
arrastraba al pecado y la desobediencia al Padre Eterno. Esta fuerza de oscuridad es Satanás, el
gobernante espiritual del mundo. Lamentablemente hay personas que, aún sabiendo de esta
realidad espiritual del reino de tinieblas, persiste en no seguir a Jesucristo. Son los llamados “hijos
de desobediencia” Esas personas religiosas pero desobedientes al Espíritu Santo, son muy
dañinas y peligrosas para la fe, debiendo nosotros evitarlas. En cierto modo todo ser humano es
un hijo del Creador, porque fue creado por Dios, pero si no se vuelve a Él y cambia su manera de
actuar, sólo causa la ira del Padre y es un “hijo de ira” No es el deseo de Dios que seamos hijos
de ira ni hijos de desobediencia, sino hijos de Dios, auténticos seguidores y discípulos del Señor
Jesucristo y del Padre Celestial.

“en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al
príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, / entre
los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne,
haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo
mismo que los demás.” (Efesios 2:2,3)

CONCLUSIONES.
Esta lección nos ha presentado a grandes rasgos cuál es la misión del Hombre, de acuerdo a lo
que enseña la Palabra de Dios: 1) Al ser humano se le ordena dar frutos de toda índole: en su
carácter, en sus obras y en su espíritu, es decir fructificar. 2) El principio de multiplicación está
presente en toda su vida, el hombre habrá de multiplicarse tanto en conocimiento como en número
natural y espiritual. 3) Llenar la Tierra es la orden que Dios ha dado a la Humanidad. 4) Sojuzgar
la Tierra es dominar todas las cosas que el Señor ha puesto bajo señorío del ser humano; es lo
que logra a través de la agricultura, la ganadería, minería, tecnología, etc. 5) Señorear sobre la
Tierra, actuar como el Dueño y Señor de ella, es la misión que el Creador encargó al Hombre. 6)
Éste debe cultivar y guardar la creación; de allí proviene toda cultura, del cultivo del ser y su
entorno. 7) Otra misión es estudiar y nombrar la creación, originando el lenguaje y el desarrollo
del conocimiento humano. 8) Al hombre y la mujer les encarga ser una sola carne. 9) El ser
humano debe procrear, como mandato divino. 10) Dios ordena al Hombre crecer en sociedad e
individualmente, crecer en conocimiento y espiritualidad, crecer en cultura, crecer en el liderazgo
y la política, crecer en Su Palabra y, sobre todo, crecer en el amor y todas Sus virtudes. 11) Una
de las más importantes misiones del Hombre, si no la mayor, es temer a Dios y guardar Sus
mandamientos, cosa por la que será finalmente juzgado por Dios. 12) Formar una familia es la
misión de la Humanidad creada por Dios, puesto que Él desea una familia eterna junto a Sí.

NUESTRA MISIÓN EN EL MUNDO.

¡Ya! No lo sabes. ¿Crees que estás aquí para nada? Pues no creas eso, porque no es verdad. Tú
tienes una misión en el mundo como la tenemos todos, pero eso sí, tienes que descubrirla. Seguro
que estás aquí para algo: para construir, para enseñar, para curar, para crear, para fabricar, para
ayudar… Puede ser cualquiera, pero seguro, segurísimo que tienes una misión. ¿No sientes en
tu interior esa vocecilla que te dice, me gustaría, yo haría, me encantaría, yo podría? Pues si oyes
esa vocecilla, si esa vocecilla te viene insinuando y sugiriendo determinados trabajos, actos o
acciones, ¿no crees que esa puede ser tu misión en el mundo?

No sé si has leído la parábola de los talentos (San Mateo 25, 14-30). Y con esto no quiero que
penséis que voy a hablaros de religión, porque este mensaje es para todos, creyentes y no
creyentes. En esta parábola se nos dice claramente que hemos recibido unos dones y a la vez se
nos pregunta qué hacemos o qué hemos hecho con ellos. No estamos en esta vida para pasar el
rato, para caminar por ella en automático, para que nos den todo hecho, para recibir solamente.
El mundo espera algo de nosotros y el universo se pone a nuestro favor abriéndonos puertas

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 36


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
cuando estamos dispuestos a avanzar poniendo nuestros dones al servicio de los demás. Tu vida
tiene una gran importancia porque tú eres parte de ese gran puzzle del mundo, en el cual si falta
cualquiera de las piezas que lo componen, el mundo no sería el mismo y seguro que la falta de tu
influencia se haría notar.

¡Plantéatelo! ¿Para qué has venido a este mundo? Puede que hayas comenzado tu misión y no
seas consciente de ello. ¿Te has planteado alguna vez, qué hubiera pasado si no hubieras nacido?
Seguro que habría hechos, trabajos, situaciones, problemas, circunstancias, acciones y personas
que se resentirían si tú no hubieras nacido, por eso aunque pienses que no sabes para qué estás
aquí, ni lo que estás haciendo, ni cuál es tu misión en el mundo, lo que está claro, lo que debes
tener muy claro, es que en la bolita de la ruleta de la vida que te entregaron cuando naciste, venía
todito explicado, lástima que ni tú ni nadie podamos saber o descubrir lo que venía dentro hasta
que tu misión, la misión de cada uno, se vea realizada. Por eso, cuando escuches vocecillas,
presta atención a ver qué te están queriendo decir. Yo ya sé cuál es mi misión, ¿lo sabes tú? Te
recomiendo que veas la película “Qué bello es vivir”.

Tú eres parte importante en el mundo, tenlo en cuenta, porque sin ti el motor que se mueve a tu
alrededor no funcionaría. Sin ti, este mundo sería diferente. ¡Valórate! Porque vales mucho más
de lo que tú te crees.

LÍDERES EN LA SAGRADA ESCRITURA.

En el aula de clase aprendimos acerca, de una palabra que considero que muy pocos conocemos
la extensión de su significado, liderazgo. Desde las características de un líder en su aspecto físico,
social, e intelectual; hasta las diferencias en los diferentes tipos de liderazgo: Autocrático,
democrático, y liberal (laissez – faire), y situacional. Abordando de cada tipo sus pro y sus contras,
y donde es correcto aplicar los tipos de liderazgo.

Queriendo abordar los tipos de liderazgo y su relación con la Biblia, me gustaría empezar por el
liderazgo autocrático. En mi opinión un líder autocrático era Moisés, ya que lo que él decía se tenía
que hacer, y como sabemos esta clase de tipo de liderazgo funciona bien en donde hay mucho
desorden, y como conocemos el pueblo de Israel, al ser un gran número, necesitaba de un líder
que impusiera orden.

En cuestión a liderazgo liberal, considero al sacerdote Elí, el cual, teniendo en su hogar desorden,
en su pueblo desorden, posiblemente necesitando de una autoridad autocrática, dejo que sus hijos
primeramente se corrompieran” Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento
de Jehová.” 1 de Samuel 2:12, y de igual forma su pueblo el cual estaba a cargo llegando al punto
de permitir que se llevaran el arca a la guerra, eh aquí vemos las consecuencias de este liderazgo
donde las cosas están en desorden.

El liderazgo democrático podemos observar al rey Salomón, que en uno de sus proverbios nos
deja ver la clase de liderazgo que el manejaba; prov. 24:6 “Porque con dirección sabia harás la
guerra, y en la abundancia de consejeros está la victoria”, prov. 15:22 “Sin consulta, los planes se
frustran, pero con muchos consejeros, triunfan.”, Prov. 11:14 “Donde no hay buen consejo, el
pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria.”. El líder Salomón nos muestra
cuales son las grandes ventajas del liderazgo democrático, y como con ese fue la época más
prospera del pueblo de Israel.

Observando el liderazgo desde nuestra cosmovisión cristiana nuestro modelo de liderazgo es


Jesucristo, que tenía las características físicas, sociales e intelectuales de líder completo desde
su crecimiento. Lucas 2:52 lo describe así “Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia
para con Dios y los hombres.” Desde mi perspectiva en lo personal creo que Jesús, manejaba el
tipo de liderazgo el situacional, porque lo digo así, porque tenemos bastantes ejemplos en la biblia,

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 37


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
en donde podemos ver el modelo autocrático ejemplos de estos tenemos, cuando no soporto ver
un mercado en la casa de su Padre, el modelo democrático, cuando escuchaba a sus discípulos,
y de igual forma el modelo liberal donde los dejaba para que ellos tomaran sus propias decisiones,
en su obra en este mundo, Jesús nunca viajó más de 150 kilómetros de su lugar de nacimiento,
su ministerio público duró solamente tres años y medio, entrenó a un puñado de seguidores y les
dijo que cambiaran el mundo, Jesús enseñaba con el ejemplo, el Señor siguió firme en su
propósito. Es por esa razón que en lo personal pienso que el mejor líder de este mundo fue Jesús,
y que nosotros de igual forma necesitamos ser líderes en este mundo desde nuestra casa, el
lugar donde nos encontremos y lo más importante ser líderes de nuestras vidas, imitando y
conociendo más acerca del líder Jesús.

LA MISIÓN Y LA ACTITUD DEL LÍDER.

Dirigir una institución, un departamento o una empresa, sin la debida preparación y además, con
un concepto equivocado del liderazgo, ocasiona grandes frustraciones y retraso en el
cumplimiento de la Misión, especialmente en el ambiente denominacional. El dirigente de una
Institución o una Asociación/misión, el director o secretario de un departamento, o el pastor de
una iglesia, no importa qué responsabilidad haya recibido, se encuentran constantemente
presionados para:

1. Solucionar problemas diversos que frecuentemente se presentan.


2. Desarrollar la institución o departamento que dirige.
3. Impulsar el plan General y/o los objetivos trazados.

El mayor problema es el concepto equivocado que se tiene de lo que significa ser un “líder
cristiano”. En el ámbito eclesiástico, se considera que todos los que reciben una responsabilidad
o un cargo en la iglesia ya son líderes. El nombramiento, el cargo o responsabilidad que la iglesia
nos concede, de ningún modo nos hace líderes. Este error se ve con mucha frecuencia
especialmente cuando se nombra a los administradores de una institución o campo local, como
es el caso de las misiones. Viene a mi memoria cuando me comunicaron que la junta de la Iglesia
Adventista del Perú, en ese tiempo: Unión Incaica (Perú, Ecuador y Bolivia), en diciembre de 1969,
me había nombrado como presidente de la Misión Peruana del Norte (Iglesias adventistas del
norte peruano). Tenía siete años de ministerio, de los cuales, uno apenas de pastor ordenado,
nunca fui departamental. En ese momento estaba trabajando en mi tercer distrito misionero en
Huancayo, con 15 iglesias y 20 grupos organizados. Yo me pregunté: ¿Qué voy hacer ahora como
presidente? Con toda sinceridad no sabía dónde y cómo empezar a “liderar” esa Misión. Pensé
que mi presidente sería la persona indicada para orientarme, por lo tanto, la primera cosa que hice
antes de ir a tomar el cargo, fue ir donde él con la pregunta: ¿Qué hace un presidente? – Él me
respondió: “Raúl, yo mismo ni sé qué estoy haciendo aquí”.

El secretario de la Unión Incaica, un administrador recorrido y experimentado me dio ciertas


directivas para el desempeño del cargo que había recibido, sus consejos me ayudaron para
empezar mi “liderazgo” en una tarea desconocida, pero no para ser un líder cristiano. Al mirar
aquellos años, reconozco que cometí muchos errores porque tomé como modelo un liderazgo
equivocado. ¿Era ahora un líder cristiano porque me dieron un cargo? ¡Qué equivocación más
grande! Por esta razón, muchos dirigentes, administradores, directores de departamentos o
ministerios, pastores, no cristalizan sus objetivos y se sienten frustrados y fracasados porque
desconocen que: “El líder cristiano, no nace ni se hace, Dios lo hace”.

De los 44 años de liderazgo activo, 37 he trabajado como administrador. Durante ese tiempo he
visto que la mayor parte de los que han sido nombrados para desempeñar un cargo ya sea como
administrador, secretario departamental o director de una institución de la Iglesia, no están
preparados para “liderar”. Muchos son nombrados para ocupar cargos en la iglesia por su
habilidad o por su antigüedad o por algún título que tienen. Esto incluye también al cuerpo
ministerial (pastores), que están preparados para desempeñar las actividades propias de su labor

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 38


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
misionera, pero no para liderar la iglesia en el cumplimiento de su misión.

Algunos cometen el error de imitar lo que otros hacen o han hecho en determinada tarea que la
iglesia les asignó y se olvidan que, es el Señor quien nos forma y nos hace verdaderos líderes
para el cumplimiento de la Misión que nos encomendó.

Concepto equivocado de liderazgo cristiano


La mayor parte de los administradores y dirigentes de la Iglesia adventista, han tomado sus
normas de administración de las teorías y filosofías no bíblicas. Lamentablemente la filosofía
secular de administración es materialista y humanista. La autoridad y el poder se consideran como
medios para manipular y controlar a las personas.
La mayoría de las escuelas de liderazgo definen el liderazgo de la siguiente manera: “lograr hacer
el trabajo por medio de los otros”. Este concepto popular es muy atractivo ya que concede el
derecho de manejar y explotar a los que están a las órdenes del jefe”.
Es lamentable que muchos dirigentes de la iglesia, tomen este modelo como norma para
administrar la misión de la iglesia, no solamente esto, sino que aun, en seminarios de liderazgo
se enseñan los diferentes tipos de liderazgo que existen y se toman esos modelos para orientar e
inspirar a aquellos que se les ha dado un cargo o responsabilidad administrativa en la iglesia. ¿Por
qué sucede esto?, porque no entienden que: “El líder cristiano, no nace ni se hace, Dios lo hace”

Enfoque bíblico de liderazgo cristiano


Bíblicamente hablando, existe un solo modelo de liderazgo que aprender, es el liderazgo de Cristo:
líder siervo. Y esta clase de liderazgo se aprende teniendo como maestro a Cristo y como libro de
texto, la Biblia.
1. San Mateo 20:20-28
“Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y
pidiéndole algo. Él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos
hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús respondiendo, dijo: No
sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el
bautismo que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. Él les dijo: A la verdad, de mi
vaso beberéis y del bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a
mi derecha y a mi izquierda, no es mío daros, sino a aquellos para quienes está preparado por
mi Padre…Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se
enseñorean de ellas, y los que son grandes, ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros
no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el
que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo”

 De acuerdo a estas palabras pronunciadas por Jesucristo a sus discípulos, encontramos


una descripción clara de la forma de administración, entre el pensamiento filosófico del
mundo y el que debieran tener los líderes cristianos sin importar el nivel de responsabilidad
que la iglesia le haya confiado.
 Los dirigentes de instituciones o empresas, a menudo emplean su autoridad y poder para
enseñorearse sobre los que se encuentran bajo sus órdenes. Pero esta forma no tiene nada
que ver con el líder cristiano.

2. 1 Reyes 12:3-11
Roboam, hijo del gran rey Salomón no aceptó el consejo que le dieron los ancianos de la forma
cómo debería gobernar a su pueblo como nuevo rey: “Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y
lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre”.

 En lugar de aceptar este consejo, él siguió el consejo que le dieron sus contemporáneos:
“Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo
mas tú disminúyenos algo; así les hablarás: El menor dedo de los míos, es más grueso que
los lomos de mi padre”. Un “líder” de iglesia autoritario y prepotente, fomenta el
descontento, y crea actitudes negativas.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 39


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
 La actitud de Roboam es un mal ejemplo de liderazgo cristiano. A medida que el verdadero
líder se dedique a suplir las necesidades de sus subalternos, descubrirá con agrado que
ellos le corresponderán con buena voluntad y entusiasmo.

3. Filipenses 2:5-7
Aquí encontramos la descripción clara y definida de un líder cristiano, teniendo como máximo
ejemplo a Jesucristo: “Haya pues en vosotros este mismo sentir que hubo también en Cristo
Jesús, el cual siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como a cosa qué aferrarse,
sino que se despojó a sí mismo, tomando la forma de siervo, hecho semejante a los hombres;
y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la
muerte, y muerte de cruz”.
El líder cristiano tiene como modelo a Jesús recordando que “…el Hijo del Hombre no vino
para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (San Marcos
10:45), por lo tanto, está obligado a servir a los que están bajo su cuidado, ayudándoles a ser
más eficaces en su tarea.
Generalmente a los que ocupan puestos de responsabilidad, les cuesta admitir la idea de servir
a los subalternos. Si nos consideramos líderes cristianos, sigamos el ejemplo de nuestro
máximo líder: Cristo, y de las sublimes enseñanzas de su Palabra.
por Raúl Gómez Méjico

POR QUÉ DEBEMOS SER LÍDERES.

El mundo está perdido en sus deseos y pasiones desordenadas, haciendo cosas incorrectas de
manera continua; muchas veces por que no quieres hacer el bien, pero generalmente por
ignorancia, o mejor dicho por desconocer la palabra de Dios.
La maldad de este mundo está por todas partes, aún hay corrupción en medio de la política y
todas las autoridades; la justicia ya no se administra bien pues se hace lo malo casi siempre,
dejando de lado el bien.
Algunas personas aún han llegado a tal extremo de considerar bueno a las cosas que realmente
son malas; y llamar malo a las cosas que realmente son buenas.
“¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y
de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!
¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!
¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; los
que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!” (Isaías 5:20-23)
Pero en medio de este mundo que se encuentra en estas pésimas condiciones Dios quiere que
nosotros seamos luz y encaminemos a esas personas, siendo unos líderes que los guíen hacia
Dios y les instruyan en la palabra de Dios.
Es por eso que Dios no quiere que vivamos escondidos, sino que salgamos a influir de una vez a
los demás, con una actitud de liderazgo.
“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte NO SE PUEDE
ESCONDER, Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero,
y alumbra a todos los que están en casa.
Así alumbre vuestra luz DELANTE de los hombres, para que VEAN vuestras buenas obras,
y GLORIFIQUEN a vuestro Padre que están los cielos” (Mateo 5:14-16)
Este texto es claro al decirnos que debemos de ser ejemplos para las demás personas de manera
que ellos “vean” y puedan aprender de nosotros; para que así puedan hacer lo mismo,
glorificando de esta manera a nuestro Señor.
Nuestra tarea debe de ser encaminar a este mundo hacia el camino correcto; pero esto solo lo
podremos hacer si primeramente nosotros somos encaminados correctamente hacia el camino
correcto y este es el motivo por el que debemos de leer y meditar en la palabra de Dios de la
misma manera como debemos de congregarnos en una iglesia.

TALLER 4

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 40


INSTITUCIÓN EDUCATIVA TECNICA ROIG Y VILLALBA
DANE: 144279000368 – NIT 892 115181 DV – 6
RESOLUCIÓN: RES.262XI-5-2002.
DIRECCIÓN: CR 21 NO.20-33 TEL.(5)7756128 FONSECA, LA GUAJIRA
GUÍA DE ORIENTACIÓN
Leer he interpretar la información de apoyo.
Si no es suficiente el material de apoyo, complementar por otros medios la fuente de información.
Responder en el cuaderno:
1) ¿Cuál de las 12 misiones estudiadas considera usted que es la más importante y por qué?
2) ¿Hay a su juicio alguna misión que encierre a todas las demás y por qué?
3) ¿Qué misión se siente usted llamado/a a cumplir ahora y por qué?
4) Realiza un ensayo sobre el tema la misión del hombre en el mundo.
5) Arguemente de forma escrita tu opinión sobre los tipos de liderazgo, cual se acomoda a tu
personalidad y como lograrías ser un líder posotivo a través de este.
6) Realiza un ensayo del por qué debemos ser líderes positivos.

LIC. DELIO JOSE ESCOBAR CABALLERO 41

También podría gustarte