Está en la página 1de 10

Sangrado durante el primer

trimestre y segundo trimestre.

Edad avanzada

Alto número de embarazos


previos, abortos, DPP anterior.
Fisiopatologías como trastornos en la
coagulación, presencia de problemas
vasculares.

Cesaría previa

Consumo de cocaína.

Consumo de alcohol, cigarrillos y


tabaco durante el embarazo.
Las Condiciones médicas aumentan el riesgo para un DPP
como:

Asma o infección Útero de forma


en el pulmón. anormal.

Aumento de la
Demasiado o
distensión
muy poco líquido
uterina
en su útero.

Falta de nutrición
La presión y vitaminas.
sanguínea alta

Diabetes mellitus Infección en su


útero o placenta.

Enfermedad renal
Corioamnionitis
crónica
Grado 0 o forma asintomatica

Según la clasificación de Page,


donde el desprendimiento es
menor 1/6 de la superficie
placentaria; la embarazada no
tiene síntomas, pero se palpa un
coagulo retroplacentario
pequeño después del parto.
Diagnosticada al realizar el
examen de la placenta en el
momento del alumbramiento.
Grado I o forma leve

Equivale a los desprendimientos


menores al 30%
aproximadamente de la
superficie placentaria; presenta
escasa sintomatología con
hemorragia vaginal mínima de
color oscuro y pequeños
coágulos, hipertonía uterina,
dolor abdominal leve, feto vivo y
estado general conservado de la
madre.
Grado II o forma moderada

Son los desprendimientos de


entre el 30 y 50% de la
placenta, es el primer
síntoma en el dolor agudo en
el abdomen, la hemorragia
externa o interna, donde
aumenta el tamaño del útero
por presencia de hematoma.
En el 20-30% de los casos el
feto muere a nivel
placentario, en el 90 % de los
casos se presenta
sufrimiento fetal agudo.
Grado III o forma grave

Es el desprendimiento
total, de comienzo
brusco sin aviso previo,
presentando en la
mayoría de los casos
hemorragia externa,
dolor abdominal intenso,
complicaciones
maternas graves, feto
muerto en el 100% de los
casos.

También podría gustarte