Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE BABAHOYO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

CARRERA:
3 Nivel Enfermería ¨A¨
ASIGNATURA:
Semiología

TEMA:
Antecedentes nefrourológicos

NOMBRES:
Kerly Arguello Sánchez

TUTOR:
DRA. Verónica Ayala
PERIODO:
MAYO 2020 -SEPTIEMBRE 2020
ANTECEDENTES NEFROUROLÓGICOS

MOTIVOS DE CONSULTA

EDEMA: Es de origen renal cuando:


• Síndrome nefrítico: es matinal, periorbitario y blando generado por aumento en
la permeabilidad capilar
• Síndrome nefrótico: Anasarca, con piel blanca y de temperatura normal,
asociado con hipoproteinemia: Blando, simétrico asociado a
hiperaldosteronismo con retención hidrosalina secundaria
• Insuficiencia renal crónica: Generalizado, prurito, tinte amarrillo
predomina sobre el blanquecino: mecanismo de hipervolemia por
disminución del filtrado glomerular con retención hidrosalina primaria.

DOLOR LUMBAR: Se origina por irritación de las terminales sensitivas presentes


en la cápsula renal y en el peritoneo parietal posterior, asociado con procesos
inflamatorios locales o propagados, como infección urinaria alta, perinefritis,
absceso perirrenal o tumores; esta dado por las últimas raíces dorsales (VI – XII) y
la primera lumbar; ultimo nervio intercostal y nervios abdominogenitales, por
ende, la localización será:

• Posteriormente: zona lumbar, sacra y parte superior de la región glútea


• Lateralmente: Flancos
• Anteriormente: Región periumbilical, hipogastrio, fosas iliacas y genitales

Según su modalidad de instauración:

Agudo

• Infarto renal por obstrucción embolica de una arteria interlobar. Isquemia


de un segmento triangular del parénquima que compromete la capsula;
Suele caracterizarse por ser en pacientes con antecedentes de
enfermedad vascular periférica, aneurisma de la aorta, estenosis mitral,
endocarditis infecciosa.
• Distención brusca de las vías urinarias: Obstrucción por cálculos, coágulos,
pus o fragmentos de pailas renales
• Cólico ureteral: Tipo cólico, intensidad fluctuante, duración variable,
propagación a los flancos y a los genitales, acompañado de inquietud,
náuseas y vómitos
• Pielonefritis aguda: Mujer, con antecedentes de infecciones urinarias,
fiebre, disuria, aparición de dolor lumbar
• Ruptura de un quiste renal o desplazamiento de un cálculo dentro de las
vías urinarias: Dolor + hematuria

Crónico
• Poliquistosis renal, tumores o procesos inflamatorios perirrenales: Dolor
lumbar de comienzo lento y progresivo, carácter gravativo e intensidad
variable
• Si el proceso inflamatorio involucra el músculo psoas, como en casos de
abscesos en el psoas por tuberculosis o bacterias gram positivas,
perinefritis, se produce retracción del músculo abducción y leve rotación
externa: SIGNO DEL PSOAS
• Los pacientes pueden tener además del dolor, contracción de los músculos
paravertebrales: Actitud antiálgica con flexión del tronco hacia el lado
afectado

• Pstosis renal, tumor renal de gran tamaño, Poliquistosis renal,


hidronefrosis por obstrucción: Dolor progresivo, de intensidad variable
que aparece o se intensifica en dé pie y disminuye en decúbito dorsal. En
estos casos, además podrá palparse una masa durante el examen del
abdomen.

CÓLICO RENOURETERAL: Es un cuadro clínico caracterizado por dolo lumbar


de inicio agudo, de intensidad fluctuante, con irradiación anterior hacia el flanco
y descendente hacia foca iliaca y los genitales, acompañado de sudoración,
náuseas, vómitos o alteraciones de la motilidad intestinal resultantes de la
estimulación vagal. Es provocado por la dilatación aguda de la vía urinaria causa
por obstrucción debido a la impactación de un cálculo que proviene de la vía
urinaria superior lo que ocasiona un aumento en la presión del uréter.

En el examen físico podemos encontrar contractura refleja de los músculos


paravertebrales, dolor intenso espontaneo y puño percusión lumbar. En cuanto
al aspecto de la orina puede ser turbio y con hematuria (los hematies son de
morfología conservada), lo que suele acompañar al pasaje de un cálculo.

TRASTORNOS DE LA MICCIÓN: En general responden a un mecanismo


inflamatorio u obstructivo y expresan enfermedades de la vía urinaria baja
• Disuria: Dificultad para la eliminación de orina, se relaciona con
enfermedades de VU bajas de carácter inflamatorio u obstructivo, aunque
puede relacionarse con cálculos o coágulos.
Mujeres en edad fértil: manifestación de infecciones del TUI, cistitis o uretritis
En los hombres: manifiesta prostatitis o agrandamiento de la próstata. Puede
evidenciarse comoretardo en el comienzo de la micción acompañado por pujos,
emisión de orina interrumpida o modificaciones de la fuerza y forma del chorro.
• Estranguria: micción lenta y dolorosa, gota a gota acompañado de tenesmo
vesical espasmo de la uretra o de la vejiga.
• Polaquiuria: Aumento en la frecuencia de las micciones, pero sin aumento
del volumen eliminado. Enfermedades inflamatorias u obstructivas,
factores de irritación química de la mucosa vesical o alteración funcional
de la inervación vesical.
• Tenesmo vesical: Persistencia del deseo de orina una vez finalizada la
micción, con sensación de evacuación incompleta de la vejiga.
• Retención vesical o retención urinaria: imposibilidad de evacuar la vejiga
total o parcialmente en forma espontánea como consecuencia de la
obstrucción del flujo urinario. Causa: hipertrofia prostática, coágulos,
cálculos o lesión traumática uretral

ALTERACIONES DEL VOLUMNE URINARIO O DEL RITMO DIURÉTICO:


Eliminación normal en 24 h es 1.200 – 1.500 mL. La primera micción en la mañana
es de menor volumen y más concentrada

• Poliuria: Eliminación > 3000 mL diarios


Fisiológica: Tras ingerir grandes cantidades de agua porque se inhibe la ADH y se
quiere mantener las osmolaridades del plasma.
Patológica: Puede darse por IRA, IRC, post desobstrucción de la vía urinaria,
diabetes insípida nefrogénica. Extra renalmente se puede producir por diabetes
insípida neurogenica, DM, infusión de manitol, hipercalcemia.

• Oliguria: Eliminación < 500 mL diarios. Siempre es una situación anormal


y sus causas pueden darse en cada uno de los niveles donde se forma la
orina:
Causas pre renales (afectan la adecuada perfusión del riñón): Deshidratación,
insuficiencia cardiaca, síndrome nefrótico o síndrome ascítico – edematoso; El riñón
intenta resolver la situación de hipovolemia disminuyendo la diuresis
Causas renales (daños que afectan la estructura y función del parénquima renal): IRA,
IRC en etapa terminal
Causas post pos renales (alteraciones vía urinaria libre): obstrucción de la vía urinaria.

• Anuria: Ausencia absoluta de producción y eliminación de orina


Causas renales: origen vascular, necrosis cortical bilateral y trombosis de las menas
renales
Causas post renales: obstrucción ureteral bilateral por cáncer ginecológico o
rectal, ligadura accidental de los uréteres u obstrucción ureteral en el riñón único.

• Nicturia: El paciente orina varias veces durante la noche con inversión del
ritmo normal de la diuresis, se puede observar en cualquier causa de
poliuria, pero también en causas:
Causas renales: IRC, aumento carga osmolar que genera la urea y la incapacidad del
riñón para
concentrar la orina
Causas extrarrenales: estados edematosos, insuficiencia cardiaca, síndrome
ascítico – edematoso, síndrome nefrótico

• Polaquiuria nocturna: Se da por proceso que generan disminución de la


capacidad vesical o irritabilidad con el deseo miccional infección, tumor,
cálculos, afecciones prostáticas y uretrales.
ALTERACIONES CARACTERÍSTICAS DE LA ORINA:

• Color: Normalmente debe ser amarillo claro o ámbar (dependiendo de la


concentración), pero se puede ver modificado por pigmentos endógenos
y exógenos presentes en algunos alimentos, colorantes o medicamentos.
• Aspecto: Puede ser turbia al enfriarse o por la presencia de piocituria y
abundante cantidad de mucus, infección urinaria
• Olor:
• Amoniacal: infección urinaria por gérmenes que desdoblan la urea
• Fétido: comunicación entra la vía urinaria y el tubo digestivo (fístula
rectovesicales)
• Espuma: Proteinuria. Se deben realizar más pruebas para poder
identificar cualitativamente y ver su magnitud en 24 horas (leve,
moderada o grave)

ANTECEDENTES NEFROUROLÓGICOS

Datos personales:
• Edad y sexo:
• Mujeres jóvenes > prevalencia de infección urinaria
• Varón adulto mayor más frecuente la uropatia obstructiva por
adenoma de próstata
• Ocupacionales:
• Intoxicación con plomo, tetracloruro de carbono, mercurio,
arsénico, fósforo.

Antecedentes personales:
• Infecciones estreptocócicas; escarlatina, faringitis a repetición, glomerulonefritis
aguda
• Enfermedades que cursan con hipercalcemia (Sarcoidosis, metástasis
Oseas, linfoma) o Crisis gotosas; litiasis renal, insuficiencia renal por
precipitación de cristales
• Endocarditis infecciosa, vasculitis, enfermedades del colágeno,
mieloma múltiple, amiloidosis hepatopatias como la cirrosis, en su
curso afectan al riñón
• Perdidas sanguíneas hidrosalinas, sustancias nefrotóxicas (medios de contraste,
antibióticos), isquemia renal IRA

Antecedentes familiares:
De enfermedades renales o IR en familiares directos, Poliquistosis renal, riñón en
herradura, síndrome Alport, tubulopatias (acidosis tubular renal o síndrome de Faconi
[glucosuria renal o fosfaturia y aminoaciduria])

EXAMEN FÍSICO
Examen general: Buscaremos alteraciones que puedan relacionarse con
enfermedades del riñón o enfermedades sistémicas que comprometan este
órgano.
• INSPECCIÓN GENERAL:
• Edema: localización, magnitud y características
• Estado general y nutricional
• INSPECCIÓN DE LA REGIÓN RENAL: Los riñones poseen escasa
expresividad semiológica pues se encuentran profundos
retroperitonealmente, no obstante, algunas veces con el paciente en
decúbito dorsal podemos observar abultamientos abdominales con los
que sospechamos agrandamiento el riñón en:
• Hidronefrosis
• Poliquistosis
• Cáncer
• PALPACIÓN DE LA REGIÓN RENAL: Los riñones se ubica profundo en los
fosos lumbares y se proyectan a los flancos en la parte anterior del
abdomen, si palpamos esto podemos ver cómo es la tensión de la pared
abdominal pues esta puede aumentar:
• En forma de ascitis cuando hay síndrome nefrótico
• En hipogastrio cuando hay retención vesical
• En flancos cuando hay tumor renal
• PERCUSIÓN DE LA REGIÓN RENAL: Se realiza puño percusión lumbar con el
borde cubital. Si duele significa pielonefritis, perinefritis, litiasis urinaria o tumor
renal.

• AUSCULTACIÓN DE LA REGIÓN RENAL: En el abdomen, en la zona


periumbilical, o en la zona lumbar se pueden encontrar soplos que
indican estenosis de la arteria renal. Lo sospechamos más cuando el
paciente tiene otras evidencias de enfermedad vascular, HTA de
reciente comienzo y difícil tratamiento.