Está en la página 1de 10

EXPERIENCIA CURRICULAR:

CONSTITUCIÓN Y DERECHOS HUMANOS

SEMANA N° 01

S PERSONA HUMANA, DERECHOS HUMANOS


Y SUS FUNDAMENTOS
E
S
I
Ó
N
CONTENIDOS

N° CAPACIDADES
Analiza la teoría general de los derechos
Los derechos
fundamentos:
humanos y sus

- Derechos humanos: definiciones, principios


humanos, la Metodología Aprendizaje y características
Servicio y el Artículo de Opinión - Fundamentos filosóficos: iusnaturalismo,
01 iuspositivismo,
historicismo
consensualismo e

Metodología Aprendizaje Servicio y


Derechos Humanos en zona de
intervención:
- Estructura
1
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
- Planificación
- Importancia
Artículo de Opinión:
1º. MOTIVACIÓN / EXPLORACIÓN / PROBLEMATIZACIÓN

REFLEXIONA Y
COMPARTE...
 ¿Qué observas en las
imágenes?

 ¿Qué existe de común


en cada una de las
situaciones
presentadas?
 ¿Es posible que el ser
humano sea tan cruel
con su misma especie?
 ¿Qué se puede hacer
para evitarlo?
2º. INFORMACIÒN BÁSICA

1. LA PERSONA HUMANA
Las primeras definiciones sobre lo que se entiende por persona filosóficamente
hablando, datan del Medioevo, especialmente de los filósofos de tendencia cristiana.
Uno de los conceptos más difundidos es el de Boecio, quién señala que la persona
humana es substancia indivisa de naturaleza racional. Las dos notas clave de la
noción de persona en esta línea de pensamiento, al que se adscribieron Santo Tomás
y Occam, son: individuación (unidad del yo personal) y relacionalidad.
En la época moderna se comenzaron a introducir en la noción de persona elementos
psicológicos y éticos. Así, Kant señala la libertad e independencia de la persona frente
al mecanicismo natural como uno de los rasgos de la personalidad. La persona es
capaz de darse leyes prácticas propias a través de su razón. Se da las leyes a sí
mismo, pero no de forma arbitraria, sino de manera que los hombres sean siempre
"fin en sí mismos"; es un rasgo esencial de la persona: no puede ser sustituida por
otra. El hombre es lo único que en el mundo es fin en sí mismo y puede ser
fundamento de leyes. Su dignidad merece respeto. Su racionalidad y su voluntad
autónoma lo fundamentan. El hombre tiende hacia lo "sensible", pero la razón es
capaz de elevarlo.
En la modernidad, el término persona indica al sujeto moral puesto en el mundo,
inquietándose por él en las experiencias cotidianas o "en la existencia que se ha
encontrado en sí misma, por la libertad". Hegel es quién sintetiza la concepción de
persona humana dentro de la filosofía contemporánea al señalar "sed persona y
respeta a los otros como personas", y plantea a la vez la idea de igualdad de todos los
seres humanos, fundamento primero de los derechos humanos, puesto que estos
parten de la necesidad de considerar a todos como seres iguales. Esta afirmación
Hegeliana establece lo que jurídicamente es casi ignorado, puesto que pone en
sentido iusfilosófico (filosofía del derecho), los fundamentos de los derechos humanos,
no en la positividad legal, sino en las necesidades personales de cada sujeto como un
ser moral, racional, valorativo y creador
Para fines de la formulación de la persona cono sujeto de derechos en la sociedad
actual, y asumiendo los aportes de la filosofía, podemos definir a la persona humana
como un ente racional, dotado de razón, lenguaje, arraigado en la moral y en las
relaciones sociopolíticas.

2
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
En los derechos humanos, el concepto filosófico de la persona tiene un papel
definitivo, porque ellos son los derechos morales y políticos con gran vocación de
positividad jurídica. No otra cosa cabe deducir cuando los contenidos esenciales de los
derechos humanos han sido erigidos en normas legales: la libertad, la igualdad, la
dignidad, la seguridad, la justicia o la paz. Así, pues, la acepción de persona que nos
ofrece la filosofía, nos permite iluminar el concepto jurídico que de ella se tiene (no
puede ser al contrario), el cual no abarca completamente a toda la persona, sino que,
a partir de lo que quiere defender, la define, estando así sujeta a fluctuaciones que no
corresponden con el ser y la dignidad misma de ser humano.

2. PERSONA HUMANA Y NECESIDAD DE LOS DERECHOS HUMANOS


Hubo antaño un mundo sin reconocimiento de los derechos humanos. En él las
personas no valían igual: había aristócratas y plebeyos, y una profunda grieta los
separaba: habitaban en lugares distintos, no se casaban entre ellos, los aristócratas
vivían del Estado, mientras los plebeyos los mantenían y pagaban ellos solos los
impuestos. Este mundo existió hasta hace poco más de doscientos años en Europa.
Hubo también seres humanos de raza negra que fueron considerados esclavos, una
suerte de cosas con vida humana. En el Perú, de acuerdo con las leyes, esta situación
se prolongó hasta 1854. En los Estados Unidos de Norteamérica, los humanos de raza
negra no podían sentarse a lado de los de raza blanca ni acudir a los mismos lugares
públicos que estos hasta la década del sesenta, y en Sudáfrica, hasta poco antes de
que acabara el siglo XX.
La mujer no tuvo derechos políticos en el Perú, porque se la consideraba inhábil para
votar en elecciones nacionales, hasta el año 1956. Además, de acuerdo con las leyes,
al menos hasta 1980 la mujer vivía sometida al marido: este decidía por sí solo cosas
muy importantes para la familia, como el lugar en que vivirían, el dinero que gastarían,
si la mujer podía o no trabajar fuera de casa, y así sucesivamente.
Fueron estas y muchas otras las circunstancias en que los seres humanos carecieron,
precisamente, de derechos humanos, porque así lo mandaban las leyes, en contra de
lo que la naturaleza dicta. Y es que todos los seres humanos son distintos en muchos
aspectos pero iguales en lo esencial: su común pertenencia a la humanidad. Como se
puede ver, no hay que ir muy lejos en la historia para encontrar un mundo sin
derechos humanos. Muchas de las personas que se nos cruzan por la calle, o que
viven con nosotros dentro de casa, fueron tratadas por las leyes como desiguales en
algún momento de sus vidas.
Hemos insistido en las diferencias en el tratamiento de las personas por la ley, porque,
en verdad, los derechos humanos son establecidos a partir del Derecho para ser
aplicados en todas y cada una de las circunstancias de la vida. Como humanos,
vivimos en una constante tensión entre lo que nos hace iguales y lo que nos hace
distintos. Cada uno de nosotros es único y distinto a los demás en muchas cosas,
desde nuestros rasgos faciales y nuestra figura humana hasta nuestros pensamientos
y convicciones más profundas. En realidad, cada uno de nosotros debe ser él mismo y
distinto de los otros si quiere realizarse plenamente como persona.
Pero, al mismo tiempo, todos tenemos en común nuestra constitución humana: el
cuerpo que nos pertenece, nuestras emociones, nuestra inteligencia, nuestros valores,
nuestra creatividad y nuestras creencias divinas y humanas. En todo esto los seres
humanos somos iguales. Precisamente, la individualidad de cada uno, y su realización,
consisten en partir de estas características comunes para construir nuestra propia
realización personal, inimitable y única.
Poco a poco, el ser humano fue dándose cuenta de que, para alcanzar una vida mejor
en sociedad y una mayor realización personal, era indispensable reconocer ciertos

3
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
derechos aplicables a todos por igual: esos derechos que permiten ejercitar nuestras
potencialidades para mejor realizarnos y ser cada vez más humanos.

3. LA DIGNIDAD HUMANA COMO FUNDAMENTO DE LOS DERECHOS


HUMANOS
Deriva del latín dignitas, del adjetivo dignus, cuya forma arcaica nos
revela su origen del verbo decet: decente. Según el diccionario
enciclopédico El Ateneo (t. II), el significado de la palabra dignidad es:
"calidad de digno; que merece algo, en sentido favorable o adverso;
correspondiente, proporcionado al mérito y condición de una persona
o cosa".
La dignidad humana es la actitud de respeto a sí mismo y a los otros,
por el reconocimiento que toda criatura humana posee características
que la elevan por encima de los otros seres. El respeto a esa dignidad La dignidad humana no hace
es la garantía suprema del orden social. distingo del color de piel ni de otra
característica física alguna.
En pocas palabras es el respeto que se tiene en sí mismo y en los
demás. Es una estima que se tiene la persona por tener inteligencia y voluntad y que
además tiene esa misma estima o respeto para con los demás seres de su misma
especie.
La naturaleza de la dignidad humana consiste en conseguir el fin último del hombre;
en buscar los medios más eficaces y adecuados para lograr el bien de la persona
misma y el bien de las demás personas. Esto implica que quienes violentan los
derechos de las demás personas, no solamente atentan contra la dignidad de estas
personas, sino contra su propia dignidad. “La dignidad humana del hombre, o sea su
grandeza esencial, deriva de que existe para sí, así como de su aptitud para realizar
los valores. El derecho es la condición para que pueda realizarlos libremente.” La
dignidad humana está relacionada con la calidad y condición de ser humano de toda
persona, la misma que le otorga ciertas características diferentes de todos los demás
seres existente sobre la Tierra, y merecedor por lo tanto de un respeto, trato y del
reconocimiento de un conjunto de derechos que no nacen de las leyes, sino que son
inherentes a su condición misma de ser humano, a su naturaleza. Veamos lo que nos
dice el filósofo I. Kant al respecto: "...Los seres cuya existencia no descansa en
nuestra voluntad, sino en la naturaleza, tienen, cuando se trata de seres irracionales,
un valor puramente relativo, como medios, y por eso se llaman cosas; en cambio, los
seres racionales se llaman personas porque su naturaleza los distingue ya como fines
en sí mismos, esto es, como algo que no puede ser usado como medio y, por tanto,
limita, en este sentido, todo capricho (y es objeto de respeto). Estos no son pues,
meros fines subjetivos, cuya existencia, como efectos de nuestra acción, tiene un valor
para nosotros, sino que son fines objetivos, esto es, realidades cuya existencia es en
sí misma, un fin...". La persona humana constituye un fin en sí mismo, por su propia
condición, y por lo tanto no pueden ser reducidos a la condición de medios, ello
constituye el verdadero sentido y significado de lo que se entiende por dignidad
humana. Es a partir de este reconocimiento de la dignidad humana, que nacen los
derechos humanos, los mismos que son inherentes a la persona, y en la cual
encuentran su fundamento y razón de ser.
Podemos decir, también, que la dignidad es la necesidad emocional que todos
tenemos de reconocimiento público por la autoridad, personal, amigos, familiares,
círculo social, etc. de haber hecho bien las cosas.
La dignidad se basa en el reconocimiento de la persona como ser digno de respeto.
Toda persona tiene que reconocer las diferencias de cada persona además de
tolerarlas para que así la persona digna se sienta libre y posea las bases que le
permiten actuar consecuentemente y por lo tanto se considera capaz de desarrollar

4
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
cualquier trabajo bien fundamentado. Una persona digna puede sentirse orgullosa de
las consecuencias de sus actos y de quienes se han visto afectados por ellos. Un
exceso de dignidad puede fomentar el orgullo propio, pudiendo crear la sensación al
individuo de tener derechos inexistentes. La dignidad refuerza la personalidad,
fomenta la sensación de plenitud y satisfacción.
La dignidad humana es el valor intrínseco y supremo que tiene cada ser humano,
independientemente de su situación económica, social y cultural, así como de sus
creencias o formas de pensar.
De la dignidad de la persona como valor central, emanan la justicia, la vida, la libertad,
la igualdad, la seguridad y la solidaridad, que son dimensiones básicas de la persona,
que en cuanto tales se convierten en valores y determinan la existencia y legitimidad
de todos los Derechos reconocidos por La declaración Universal de los Derechos
Humanos, por nuestra constitución política, y las normas que rigen la vida de los seres
humanos en las diferentes partes del mundo.

4. DEFINIENDO LOS DERECHOS HUMANOS


Ofrecer una definición de los Derechos Humanos es un problema abierto ya que nunca
se ha producido un acuerdo general entre los teóricos a la hora de definirlos, a causa
de la variabilidad histórica que ha experimentado el contenido de los Derechos
Humanos y como consecuencia de muchos enfoques, puntos de vista e ideologías con
que se puede estudiar la cuestión.
Esto ha determinado una constante provisionalidad de casi todas las propuestas de
definición que se han ofrecido, porque cada una de ellas ha tendido a limitarse a
recoger algún aspecto parcial de los Derechos Humanos. Tras varios siglos de
debates doctrinales y de movimientos revolucionarios inspirados de algún modo en los
ideales de igualdad, justicia y libertad, no hemos sido capaces todavía de ponernos de
acuerdo universalmente acerca de lo que significa eso de "derechos humanos".
Si bien no es sencillo ofrecer una definición única sobre lo que son los derechos
humanos, sin embargo, si podemos tener una idea general de estos, atendiendo a las
diferentes definiciones planteadas por diversos teóricos y especialistas en el tema:
a. Héctor Morales señala que “son los derechos que tiene el ser humano por el hecho
de serlo y que le permiten tener una vida digna; son condiciones universales que
deben ser protegidas por el Estado y por la comunidad internacional; son los
derechos reconocidos por la Constitución y por los tratados internacionales”
b. En palabras del profesor Eusebio Fernández, "los derechos humanos
fundamentales son los derechos morales o pretensiones humanas legítimas
originadas en y conectadas con la idea de dignidad humana y los valores que la
componen (autonomía, seguridad, libertad, igualdad y solidaridad) y, al mismo
tiempo las condiciones mínimas del desarrollo de esa idea de dignidad, exigen su
incondicional protección por parte de la sociedad y del poder político".
c. Para el profesor Pérez Luño los Derechos Humanos son "un conjunto de
facultades e instituciones que en cada momento histórico concretan las exigencias
de la dignidad, la libertad y la igualdad humana, las cuales deben ser reconocidas
positivamente por los ordenamientos jurídicos a nivel nacional e internacional".
d. Para Marcial Rubio Correa son “esos derechos que permiten ejercitar nuestras
potencialidades para mejor realizarnos y ser cada vez más humanos”. “Son
condiciones esenciales de todo ser humano en todo tiempo y lugar, cualquiera sea
su raza, religión, edad o condición en la sociedad, para vivir con dignidad.
Responden a las necesidades que tienen los seres humanos para vivir

5
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
dignamente: desde el simple hecho de mantenerse con vida, alimentarse, vestirse
o tener una vivienda, educarse y tener asistencia médica en caso de enfermedad”.
e. Una de las definiciones más divulgadas, y que puede resumir lo planteado por los
autores anteriormente citados, es la que considera que: “Los Derechos Humanos
son el conjunto de libertades, atributos y facultades reconocidos por la constitución
a los habitantes de un país por su condición de persona”.
f. También podemos definirlo de la siguiente manera: Los Derechos Humanos son el
conjunto de prerrogativas inherentes a la naturaleza de la persona, cuya
realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral del individuo
que vive en una sociedad jurídicamente organizada. Estos derechos, establecidos
en la Constitución y en las leyes, deben ser reconocidos y garantizados por el
Estado.

5. CARÁCTERÍSTICAS DE LOS DERECHOS HUMANOS


A. Inherencia
Su carácter consustancial e indesligable respecto de todo ser humano. En otras
palabras, debe de entenderse que los Derechos Humanos existen
independientemente de cualquier voluntad, como mera constatación de ciertos
atributos esenciales en toda la persona.
B. Indivisibilidad
La dignidad humana no es divisible y es absoluta. No pueden ser respetados o
reconocidos a medias. Los derechos son completos, además la negación de uno niega
necesariamente a los demás: resultaría contrario a la razón abogar por el derecho a la
vida mientras se niega flagrantemente los derechos a la alimentación y la salud.
C. Universalidad
Por ser inherentes a la condición humana, todas las personas son titulares de los
derechos Humanos y no pueden invocarse diferencias de regímenes políticos, sociales
o culturales como pretexto para ofenderlos o menoscabarlos.
D. Son imprescriptible
Significa que no tienen un comienzo y un fin en la vida humana, existen en tanto
existen los seres humanos. Por ello deben ser respetados por todos.
E. Son inalienables
Es decir no pueden ser transferidos a otras personas o renunciar a ellos, se deduce de
la inherencia.

6. FUNDAMENTOS FILOSÓFICOS DE LOS DERECHOS HUMANOS


Veamos a continuación los principales enfoques desde los cuales se ha buscado
históricamente, fundamentar los Derechos Humanos.
A. Fundamento historicista
Establece que el fundamento de los derechos humanos son las necesidades sociales
y la capacidad de satisfacerlas, por lo tanto niega que el fundamento sea la naturaleza
humana. Así que según se presenten las necesidades, la lista de los Derechos
Humanos se podrá cambiar. Fundamentación variable según lista de necesidades
sociales e históricas. Se ha señalado que "la variabilidad histórica es bastante cierta
en el caso de los derechos cívicos-políticos y en los derechos económico-sociales y
culturales; pero, ¿lo es igual en el caso de los derechos personales, como el derecho a

6
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
la vida y a la integridad física y moral?" Se ve de forma inmediata que esta
fundamentación, por su relativismo, “fundamenta” poco.
B. Fundamento ético
De entrada, nos da algo de confianza. La expresión que se utiliza para este tipo de
derechos humanos es moral rights. Quienes defienden esta postura afirman que el
fundamento es una "moralidad básica", anterior al derecho positivo que implica
exigencias indispensables para asegurar a la persona una vida digna. Estas
exigencias son derivadas de la idea de dignidad humana y por tanto merecen ser
respetadas y garantizadas por el poder político y el derecho. Pero estos derechos
(moral rights) serían sólo eso, derechos morales; serán derechos humanos sólo
cuando el derecho positivo así los formule, por lo tanto suelen quedarse en la esfera
privada. Para que realmente haya derechos es necesario que un ordenamiento jurídico
garantice que se otorguen a las personas. Entonces, ¿Si no se ha legislado el respeto
a la vida ajena o del inocente…queda en la vida privada que se respete, es sólo un
valor y no un derecho? Suena a legalismo, palabras bonitas que no sirven para la vida
real. Resulta que la tinta en un papel hace real el Derecho. ¿Así es?
C. Fundamento consensualista
En esta teoría la fundamentación de los derechos humanos no depende de algo
objetivo, sino del consenso al que se llega subjetivamente. Así, para sus promotores,
"la única prueba por la que un sistema de valores puede ser considerado como
humanamente fundado y, por tanto, reconocido, es la prueba del consenso general
acerca de su validez". Para quien así piensa, la búsqueda de una fundamentación de
los derechos humanos es pérdida de tiempo, lo que realmente es importante es la
protección de los mismos. Entonces si una sociedad, que por “decisión de la mayoría”,
desarrollase sentimientos, ideologías o valores contrarias a los derechos humanos
(por ejemplo: el racismo, el esclavismo o el abortismo), puede declarar como Derecho
Humano el aborto, o el derecho al bebé medicamento, o… Da escalofríos pensar a lo
que puede llevar esta fundamentación, porque nada hay más fácil de manipular que la
sociedad humana cuando no se la enseña a pensar críticamente y se la educa en la
vaciedad.
El fundamento de los derechos humanos no puede ser una ideología plural –no
necesariamente lo que es aceptado por la mayoría es sinónimo de correcto cuando es
evidente que va en contra de la razón y la verdad– debe admitirse, por tanto, la
objetividad de un fundamento como puede ser la dignidad humana que no cambia.
D. Fundamento iusnaturalista
Sostiene que el hombre tiene derechos naturales, anteriores y superiores al estado y
que tienen su fundamento en la propia naturaleza humana.
“El jusnaturalismo es una escuela de pensamiento para la que por sobre el Derecho
positivo, es decir, el derecho creado por los seres humanos mediante las normas
jurídicas que producen a través de las diversas fuentes del Derecho reconocidas,
existe un Derecho superior (el derecho natural), compuesto por un conjunto de valores
que actúan como inspiración de sus contenidos y como guía de la actuación y
decisiones de los Agentes del Derecho”
La corriente iusnaturalista sustenta que los derechos humanos provienen de una base
objetiva por la cual se aplican de forma universal, siendo además atemporal. Los
derechos humanos encuentran su fundamento en la esencia del hombre, es decir, de
su naturaleza, de su forma propia de ser. Al derecho positivo le toca reconocer y
garantizar, aquellos Derechos que nacen naturalmente de la forma de ser del hombre
y de la mujer y plasmarlos en ley. El derecho natural es el límite de la labor legislativa
que se podrá ajustar al contexto histórico, pero nunca podrá ir en contra de los
derechos humanos fundamentales.

7
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
Estamos de acuerdo con Kant cuando escribía en su Fundamentación de la metafísica
de las costumbres: “En el reino de los fines todo tiene un precio o una dignidad.
Aquello que tiene precio puede ser sustituido por algo equivalente; en cambio lo que
se halla por encima de todo precio, y por lo tanto no admite nada equivalente, eso
tiene dignidad” El ser humano tiene una dignidad, cada uno, en sí mismo. ¿Por qué?
Quizás la respuesta pueda ser tan sencilla como esta: porque es el único ser del
universo “amable por sí mismo”.

E. Fundamento iuspositivista
El iuspositivismo, también conocido como positivismo jurídico, es una corriente de
pensamiento jurídico. La principal tesis del iuspositivismo es la separación entre moral
y Derecho, que supone un rechazo a toda relación conceptual vinculante entre ambos.
El iuspositivismo entiende que Derecho y moral son conceptos distintos no
identificables. Dado que el Derecho existe con independencia de su corres pondencia o
no con una u otra concepción moral: una norma jurídica no tiene condicionada su
existencia a su moralidad; en todo caso, puede ésta afectar su eficacia o legitimidad,
mas eso es una cuestión distinta. El Derecho puede ser justo e injusto, aunque lo
deseable sea lo primero. Que una “conducta sea prescrita por el derecho no significa
que lo sea igualmente por la moral. La regla de derecho es un instrumento que sirve
para describir el derecho positivo tal como ha sido establecido por las autoridades
competentes. De aquí se desprende que el derecho positivo y la moral son dos
órdenes normativos distintos uno del otro.”
El iuspositivismo es tan antiguo como el derecho mismo, aunque alcanzó su mayor
desarrollo teórico a partir de los escritos del filósofo inglés Thomas Hobbes, aplicados
al ámbito jurídico por Jeremy Bentham. Hobbes y Bentham definieron la validez del
Derecho por su disposición por una autoridad competente, y negaron que las razones
morales pudieran tener parte alguna en la decisión legal. John Austin definió un
sistema jurídico como aquel que está sometido a una autoridad soberana, y la validez
de las leyes como su imposición formal por esta autoridad a través de sus agentes. Sin
embargo, el verdadero pilar del Iuspositivismo, que define al Derecho como un
producto únicamente de la voluntad del legislador, y a las consecuencias de Derecho
como el mero resultado lógico de colocarse en el supuesto jurídico del que se trate en
lo ordenado, es el austriaco Hans Kelsen, autor de la "Teoría Pura del Derecho." Entre
los iusnaturalistas (la postura opuesta al iuspositivismo) los iuspositivistas son "malos"
e "inmorales"; sin embargo, existen varias clases de iuspositivismo, y algunos
iuspositivistas también critican las leyes injustas, sólo que no dicen que no sean
verdadero Derecho, sino que son Derecho injusto.
Podemos concluir entonces, señalando que esta concepción no reconoce la
existencia de derechos anteriores al estado, postulando el surgimiento de los derechos
subjetivos, sólo en la ley positiva, promulgada y sancionada por el poder público.
Así, esta teoría fundamenta los derechos humanos en su consagración legislativa por
el poder público.Para el Iuspositivismo los derechos humanos se otorgan por la ley,
constitucional u ordinaria, según los diferentes sistemas, emanando de la misma.

8
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
LOS DERECHOS
HUMANOS
Se basan en reconoce
son
La dignidad Facultades y
humana Constitución
atributos.
Que es
Del
y
Calidad Condición y
Se humano
de
Se organizan en

Ser Humano Derechos D°. Internacional Legislación


Constitucionales .Humanitario Internacional
De toda concretan concretan
concretan e
Persona Libertad Igualdad

permiten

y Realización
Vida mejor
personal
del

SER HUMANO

III- CONOCIMIENTO DE FUENTES

DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA


(RAUL FERRERO)
La dignidad del hombre, o sea su grandeza esencial deriva de que existe para sí, así como de su
aptitud para realizar los valores. El derecho es la condición para que pueda realizarlos libremente.
Como quiere que el derecho es una forma de vida colectiva, debe tenerse presente que no trabaja
con las cualidades auténticas de los hombres, o sea las individualidades irreductibles, sino tan solo
con algunas formas genéricas de ellas, tales como los funcionarios, ciudadanos, particulares,
acreedores, delincuentes, tal como observa Recasens Fiches. En consecuencia, debe de tomar del
hombre aquellas categorías genéricas que dimanan de su función social y respetar la intimidad de
cada uno. Fundamentalmente, ha de garantizar la libertad, para que el hombre cumpla el destino a
que está llamado; la seguridad jurídica, o sea las reglas del juego, un orden cierto cuyo
cumplimiento permite al hombre dedicar su actividad a la consecuc ión de su propio fin; y la justicia,
que es el valor más alto. Ella inspira el derecho y no se agota en un orden de legalidad, sino que
continúa creando normas a tono con las exigencias de la vida social.
El orden jurídico no es del todo justo, pero se dirige finalmente hacia la justicia. En efecto, el poder
es un atributo natural de la comunidad; el gobernante no manda por virtud de una facultad personal
sino por el hecho de ejercer una atribución de mando que se funda en el bien común. Solamente a
través de la ley puede ejercerse autoridad y es en ese sentido que se define el Estado de Derecho
como aquel en el que gobiernan las leyes y no los hombres. En efecto, si bien es verdad que
quienes gobiernan son hombres, o sea voluntades reales, no es menos ci erto que esos hombres
están sometidos a una idea de derecho y a normas establecidas, las cuales condicionan inclusive la
creación de nuevas normas.
IV-
AsíACTIVIDAD DE
entendido, todo APLICACIÒN
gobierno debe de adoptar un sistema que proteja los derechos humanos. Y por
ello es procedente siempre recordar los valores que la pasión de poder tiende a negar: Justicia,
derecho y Libertad. Tal como anota Legaz y Lacambra, la Justicia no siempre coincide con lo que
parece justo a un pueblo sino a la clase dominante o rectora, así como no debe de entenderse por
derecho la jurisdicidad formal ni una ideología encubridora de intereses. Tampoco la Libertad es el
desenfreno individualista sino la existencia de un medio social que permita la realización de las
personas.

9
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2
Realice las siguientes actividades:

1. Explique en qué consiste la persona humana, y cual su importancia para los Derechos
Humanos.
2. Porqué se dice que la dignidad humana es el fundamento de los Derechos Humanos.
3. Formule y explique una definición de los derechos humanos.
4. Ejemplifique cada una de las características de los derechos humanos.
5. ¿Cómo se origina los derechos según cada uno de los fundamentos filosóficos? Dar un
ejemplo de cada uno.
6. Explique la situación de los derechos fundamentales en nuestro país.

IV.- BIBLIOGRAFÍA

 G, O. E. O. (2006a). Derecho Civil I: Personas. Universidad Catolica Andres.


 G, O. E. O. (2006b). Derecho Civil I: Personas. Universidad Catolica Andres.
 Gómez, M. P. (2000). Los derechos humanos: documentos básicos. Editorial
Jurídica de Chile.
 Gallo, J. I. H. (1994). Los derechos humanos: historia, fundamento, efectividad.
Editorial Jurídica de Chile.
 Gordo, F. J. C., & Ramos, J. M. (2004). El autodeterminismo: guía para
encontrarse a sí mismo. Editorial Club Universitario.
 Llopis, C. (2001). Los derechos humanos: educar para una nueva ciudadanía.
Narcea Ediciones.
 Pienda, J. A. D. la. (2006). Persona, derechos humanos y educación. Universidad
de Oviedo.
 Rosales, R. B. (1992). Introducción a los derechos humanos: antología. EUNED.

0111

10
EQUIPO DE CIENCIAS SOCIALES – 2014-2