Está en la página 1de 5

Principios del comportamiento ético

El comportamiento ético está conformado por un conjunto de principios, los cuales


se mencionan a continuación:

1-La transparencia

Es uno de los principios del comportamiento ético que está fuertemente


relacionado con la honestidad. Consiste en no parcializarse a la hora de tomar una
decisión.

Por tal motivo, se dice que para tener un comportamiento ético es necesario dejar
a un lado los sentimientos, porque estos pueden desviar de lo ético.

Por ejemplo, cuando un profesor le da clases a sus hijos es probable que cuando
corrija una prueba de ellos sea condescendiente y les dé mejor nota que a otros
alumnos.

Si realiza esa acción, tendría un comportamiento no ético, ya que no cumple con


el principio de la transparencia.

2-El respeto

El respeto lo constituye la acción de cortesía que existe entre las personas. Este
principio es fundamental para la convivencia humana.

3-La responsabilidad

La responsabilidad como principio del comportamiento ético, se refiere al hecho de


responder por las acciones y cumplir con todos los compromisos y obligaciones.
Por ejemplo, los médicos son responsables de la vida de cada paciente que ven.
Por tal motivo, deben responder por sus acciones en caso de que ocurra algún
inconveniente.

4-La integridad

Es un principio del comportamiento ético que establece que las personas deben
ser honradas y de recto proceder.

5-La igualdad

Es la relación de equivalencia que existe entre las partes iguales de un todo.


Ahora bien, cuando se habla de igualdad como principio del comportamiento ético,
significa que todos los seres humanos deben tener las mismas oportunidades para
el logro de las metas establecidas.

6- La compasión

Este principio está representado por el sentimiento de lástima o conmiseración


hacia los males o desgracias que afectan a otras personas.

Principios generales de ética

Toda investigación en que participen seres humanos debe realizarse de acuerdo


con cuatro principios éticos básicos, a saber, el respeto por las personas, la
beneficencia, la no maleficencia y la justicia. Se da por sentado habitualmente que
estos principios guían la preparación concienzuda de propuestas para los estudio
científicos. En circunstancias diversas, pueden expresarse en forma diferente y se
les puede otorgar una importancia diferente, y su aplicación, de absoluta buena fe,
puede tener efectos diferentes y provocar decisiones o cursos de acción
diferentes. Estos principios se han debatido y elucidado intensamente en las
últimas décadas, y el objetivo de estas Pautas es que se apliquen a la
epidemiología.
El respeto por las personas incorpora al menos otros dos principios éticos
fundamentales, a saber:

a) la autonomía, que exige que a las personas que estén en condiciones de
deliberar acerca de sus metas personales se les respete su capacidad de
autodeterminación, y
b) la protección de las personas cuya autonomía está menoscabada o disminuida,
lo que requiere que a quienes sean dependientes o vulnerables se los proteja
contra daños o abuso.

La búsqueda del bien es la obligación ética de lograr los máximos beneficios


posibles y de reducir al mínimo la posibilidad de daños e injusticias. Este principio
da origen a normas que exigen que los riesgos de la investigación sean
razonables frente a los beneficios previstos, que la investigación esté bien
concebida, y que los investigadores sean competentes para llevar cabo la
investigación y para garantizar el bienestar de los que participan en ella.

La no maleficencia ("No hagas daño") ocupa un lugar preponderante en la


tradición de la ética médica, y protege contra daños evitables a los participantes
en la investigación.

La justicia exige que los casos considerados similares se traten de manera similar,


y que los casos considerados diferentes se traten de tal forma que se reconozca la
diferencia. Cuando se aplica el principio de la justicia a personas dependientes o
vulnerables, su aspecto más importante son las reglas de la justicia distributiva.
Los estudios deben planificarse de modo de obtener conocimientos que beneficien
al grupo de personas del cual sean representativos los participantes: quienes
sobrelleven el peso de la participación deben recibir un beneficio adecuado, y el
grupo que se va a beneficiar debe asumir una proporción equitativa de los riesgos
y del peso del estudio.

Pueden aplicarse principios éticos generales tanto individualmente como a nivel


comunitario. En el plano individual (microética), la ética rige la forma en que una
persona debe relacionarse con otra y las reivindicaciones morales de cada
miembro de una comunidad. A nivel comunitario, la ética se aplica a cómo una
comunidad se relaciona con otra, y a cómo una comunidad trata a cada uno de
sus miembros (incluidos los miembros eventuales) y a los miembros de otros
grupos con valores culturales diferentes (macroética). Los procedimientos que no
son éticos a un nivel no pueden justificarse simplemente porque se los considere
éticamente aceptables al otro nivel.

 EJEMPLO DE COMPORTAMIENTO ETICO

2) un deber del profesional es tener solidaridad o compañerismo en la ayuda


mutua para lograr los objetivos propios de su empresa y, por consiguiente, tener el
derecho de rehusar una tarea que sea de carácter inmoral, no ético, sin ser
víctima de represalia, aun cuando esto también sea para lograr un objetivo de la
empresa. Al actuar de esa manera demuestra su asertividad en la toma de
decisiones éticas, mientras cumple con sus deberes y hace valer sus derechos.
Además, demostrará su honestidad, que es el primer paso de toda conducta ética,
ya que si no se es honesto, no se puede ser ético. Cuando se deja la honestidad
fuera de la ética, se falta al código de ética, lo cual induce al profesional a exhibir
conducta inmoral y antiética.

* EJEMPLO DE COMPORTAMIENTO NO ETICO

Abuso de poder - utilizar el puesto para “pisotear” a unos o para favorecer a otros.

Conflicto de intereses - emitir normas en su ámbito de trabajo que redundarán en


su propio beneficio, como lo es el participar en el proceso de reclutamiento cuando
uno de los candidatos es miembro de su propia familia.

Nepotismo - reclutar muchos miembros de una misma familia en una institución.

Soborno - aceptar dádivas, obsequios o regalías a cambio de dar un trato especial


o favor a alguien como retribución por actos inherentes a sus funciones.

Lealtad excesiva - mentir para encubrir la conducta impropia del supervisor o


hacer todo lo que éste le diga, aun en contra de sus principios morales.
Falta de dedicación y compromiso - perder el tiempo, hacerse “de la vista larga” y
no dar el máximo de su esfuerzo en el trabajo.

Abuso de confianza - tomar materiales de la institución para su uso personal o


hacer uso indebido de los recursos disponibles en la misma.

Encubrimiento - callar para no denunciar a un traidor, movido por su amistad o por


temor.

Egoísmo - buscar el bienestar propio en detrimento del beneficio de los demás.

También podría gustarte