Está en la página 1de 6

CORPORACION UNIVERSITARIA AMERICANA

ENSAYO
LA POLITICA SUS SISTEMAS Y REGIMEN

ALUMNA
LINETH PAOLA OROZCO ALTAMAR

PROFESORA
MARGARITA POLO

MATERIA
ELECTIVA EN HUMANIDADES

BARRANQUILLA MARZO DE 2020


LA POLITICA

La política es una actividad orientada en forma ideológica a la toma de decisiones de un


grupo para alcanzar ciertos objetivos. También puede definirse como una manera de ejercer
el poder con la intención de resolver o minimizar el choque entre los intereses encontrados
que se producen dentro de una sociedad. Se considera que los inicios de la política se
remontan al neolítico, cuando la sociedad comienza a organizarse en un sistema jerárquico
y ciertos individuos adquieren poder sobre el resto. Antes, el poder simplemente residía en
el que tenía mayor fortaleza física o en el más inteligente de un grupo. Algunos teóricos
aseguran que este tipo de organización también podría ser considerado como una forma
de política, por lo que ahí caeríamos en la definición de que la política es tan antigua como
la propia humanidad.
Los sistemas políticos de la antigüedad eran generalmente absolutistas ya que la totalidad
del poder se encontraba en manos de un único sujeto. En Grecia, existían también algunas
polis donde se practicaba una democracia parcial y se llevaban a cabo asambleas. A partir
de la Revolución Francesa el esquema político experimentó un cambio importante, donde
un elemento fundamental fue la constitución de los Estados Unidos. Desde ese momento
se instauraron regímenes con características democráticas, donde la toma de decisiones
responde a la voluntad general.
La democracia es la forma de organización política que ha cobrado mayor popularidad en
las últimas décadas, se basa en un estado elegido por mayoría en base a lo estipulado por
una Constitución aprobada por el pueblo, que ejerce un poder parcial y organizacional y
cuyo objetivo es representar las ideas del pueblo dentro y fuera del territorio. Esto es así en
la teoría, pero en la práctica pocas veces se lleva a cabo de la forma deseada, debido a
que es difícil que los políticos dejen a un lado sus intereses particulares para velar por los
de todo el pueblo.
Existen múltiples vertientes de las teorías e ideologías políticas, que pueden resumirse en
dos grandes grupos: las políticas de izquierda (como el socialismo y el comunismo),
relacionadas principalmente a la igualdad social, y las políticas de derecha (como el
liberalismo y el conservadurismo), que defienden el derecho a la propiedad privada y al libre
mercado.
Desde hace siglos se intenta explicar el concepto de política y las formas en las que debe
llevarse a cabo. Entre los documentos más importantes se encuentran los de Platón y
Aristóteles. El primero, en su obra «La república», manifiesta que la forma en la debía
gobernarse un pueblo era a través de la observación de la realidad y la puesta a prueba de
cambios y mejoras idealistas y que dicho trabajo debía estar a cargo de los seres más
sabios de esa sociedad. Por su parte, Aristóteles, proponía un enfoque científico de la
política, donde el análisis social se hiciera tomando en cuenta elementos psicológicos,
culturales y sociales y estableciendo relaciones de causa y efecto. Además, manifestaba la
necesidad de crear una clase media que atenuase la brecha existente entre los más ricos
y los más pobres. Su obra también se llamaba «La república».
En 1970 fue Gramsci quien, basándose en las definiciones antiguas, intentó dar una
respuesta a la verdadera razón de ser de la política. Explicó que el Estado, debe ser
concebido como si se tratase de un organismo perteneciente al grupo que debe representar
al fin de conseguir expandirlo lo máximo posible pero que su desarrollo debe estar
contemplado dentro de las expansiones del resto de las naciones. Decía también que es
razonable que exista un grupo que ejerza la hegemonía pero que esto no debe «escaparse
de las manos», al punto de conseguir una sociedad gobernada por un sistema cuyo único
interés sea el económico-corporativo. En este tratado, podemos entender que la guerra y
la violencia como medio para conseguir los objetivos no debe ser considerado como viable.

También Morin y Kern han intentado comprenderla, ofreciendo preciosos tratados sobre el
arte y la ciencia de la política. La plantean con un carácter multidimensional que surge a
partir de la toma de consciencia de los ciudadanos y contempla cuestiones como el sentido
de la vida de nuestra especie, el desarrollo de las sociedades, los sistemas económicos
que utilizamos, e incluso la vida y la muerte de la humanidad y la extinción del planeta que
habitamos. Intentó abordar una política más comprometida con el medio ambiente, una
política de responsabilidad con nuestro entorno. Una política multidimensional pero no
totalitaria. Entre sus propuestas para llevar a cabo dicha empresa, se encuentran: trabajar
en pos de lo asociativo y combatir lo que sea disociativo, sosteniendo que la emancipación
no puede tener como meta el aislamiento o la ruptura de las relaciones preexistentes, sino
la puesta en marcha de un objetivo común que exija el trabajo asociativo. Lo segundo que
propone, es buscar una universalidad particular y que debe tenerse especial cuidado en
optar por un interés que a simple vista parece universal pero que engloba una necesidad
individual. La universalidad puede conseguirse a través de una serie de acciones que se
orienten a la protección de nuestro universo concreto, el planeta.

Es importante aclarar que todas las teorías coinciden en una cosa, en que la actividad
política sólo puede hacerse realidad mediante el establecimiento de normas jurídicas que
establezcan qué se debe o puede hacer y qué no en un determinado territorio.

REGIMEN POLITICO
Se conoce como régimen político, por lo tanto, al conjunto de instituciones y leyes que
permiten la organización del Estado y el ejercicio del poder. A través del régimen político se
determina la vía de acceso al gobierno y la forma en la cual las autoridades pueden hacer
uso de sus facultades.

Existen varios conceptos que se confunden con la idea de régimen político. El régimen de
gobierno, por ejemplo, se refiere a cómo se vinculan los distintos poderes del Estado
(régimen presidencialista, régimen parlamentario, etc.). La forma de Estado, por su parte,
indica cómo se articulan el poder, la población y el territorio.
Con el régimen político se produce una situación paradójica. El régimen emana de la
voluntad de la gente, que determina las características del régimen político. Pero, de
manera simultánea, la propia estructura de este régimen termina condicionando la voluntad
de la población.

Existen diversos tipos de regímenes políticos. Muchos teóricos distinguen entre la


democracia, la monarquía y la aristocracia. Otra clasificación posible diferencia entre los
regímenes con un único partido y los regímenes pluralistas.

Hay quienes creen que un régimen político puede corromperse y derivar en algo diferente,
aun cuando mantenga sus instituciones y sus formas. La democracia, en este sentido,
podría derivar en demagogia, mientras que la monarquía podría constituirse como una
tiranía.

Además de los expuestos podemos determinar que existen otros tipos de regímenes
políticos, tales como los siguientes:
-Régimen republicano. Como su propio nombre ya nos indica, en este sistema no existe un
monarca que ejerza como jefe de Estado, sino que es un grupo de representantes, elegidos
por el pueblo en las urnas, el que se encarga de gobernar. Ese gobierno lo hace en nombre
del pueblo que es el que posee la soberanía.
-Régimen oligárquico. También responde al nombre de oligarquía y, si estudiamos un poco
su etimología, podemos saber qué significa: el poder supremo de un Estado es ejercido
únicamente por un grupo reducido de personas que pertenecen a la misma clase social. Su
origen se encuentra en la Antigua Grecia y se considera que acaba convirtiéndose en una
tiranía.
-Régimen totalitario. Uno de los regímenes políticos más repudiados y temidos a lo largo
de toda la historia es este, ya que la policía y la propaganda se convierten en los
instrumentos de “presión” y “sometimiento” al pueblo. Y es que en este caso no existe ni la
separación de poderes ni la soberanía, el poder lo tiene únicamente el Estado, que se “salta”
todos los derechos y normas básicas que se establecen en la sociedad actual. Bajo este
paraguas, se encuentran tanto el régimen fascista impuesto en Italia por Mussolini como
por el nazi llevado a cabo en Alemania.
-Régimen aristocrático. El poder soberano, el gobierno de un Estado, en este caso lo tiene
un grupo de personas que se considera que son las más idóneas para realizar dicha labor.
SISTEMAS POLITICO
El sistema político, de este modo, es la organización existente en un determinado territorio
para el ejercicio de la política. En este sistema intervienen diversos agentes, instituciones y
normativas que componen aquello que se entiende por poder político.

Cada sistema político determina la forma de acceso al gobierno (es decir, a la


administración del Estado) y establece las bases sobre las cuales se desarrolla la actividad
gubernamental. Estos sistemas, por lo tanto, están directamente vinculados con el modo
de organización del Estado y con la Constitución.

El sistema político puede relacionarse a la forma de Estado. Una de las posibles


clasificaciones de sistema político arroja las siguientes tres posibilidades: unitario, federal y
socialista. Veamos los tres conceptos más en detalle, a continuación.

* Unitario: este tipo de sistema político consta de un gobierno único y centralizado, en el


cual las divisiones internas tales como provincias o departamentos, entre otras propias del
Estado, se limitan al plano administrativo, o sea que cada una de ellas cuenta con un
gobernante designado por el Gobierno Nacional para representar el Poder Central.

Su Estado Interno no es autónomo ni cuenta con Poderes propios (ni judicial ni legislativo).
Además, no puede dictar leyes por su cuenta, decidir el monto del presupuesto o concebir
impuestos internos, ya que en todos los casos depende del Poder Central.

* Federal: a diferencia del sistema político unitario, el federal provee a las divisiones internas
del Estado de sus propios Poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial), los cuales elige el
pueblo regional. De todos modos, también deben respetar las decisiones del Gobierno
Nacional; por ejemplo, si bien cada provincia tiene su propia constitución, las leyes en ella
expuestas no pueden estar en conflicto con las nacionales.

Otros de los derechos que tienen las divisiones internas en un sistema político federal son
la posibilidad de contar con un cuerpo de policía propio, crear sus impuestos internos y
tomar las decisiones relacionadas con su presupuesto.

* Socialista: en un sistema político socialista, es la sociedad quien tiene el control, y para


ello se organiza como un todo, incluyendo sus fuerzas de trabajo y sus medios de
producción. Esto acarrea un nivel de planificación colectiva que debe tomar en cuenta
diversos factores, como ser el plano económico y social de los habitantes.

Sistema político La forma de gobierno también está determinada por el sistema político. Un
territorio puede organizarse como república (el jefe de Estado es elegido para ocupar un
cargo público) o monarquía (el jefe de Estado es una persona que hereda el cargo y lo
ejerce de manera vitalicia).

A su vez, cada una de ellas se subdivide en diferentes tipos. Dentro de república


encontramos la presidencialista, la semipresidencialista, la parlamentaria y la unipartidista;
en el caso de la monarquía, está la constitucional (también conocida como parlamentaria),
la constitucional con monarcas activos y la absoluta. Otros sistemas políticos
pertenecientes a esta clasificación son los Estados gobernados por juntas militares (como
ser Tailandia, donde el Gobierno lo componen solamente autoridades de las fuerzas
armadas) y la teocracia (la cual no admite una división entre el poder religioso y el político).

Veamos un ejemplo del funcionamiento de un sistema político. En Argentina, el sistema


político vigente establece que el país es una república (está regida por la Constitución),
organizada de modo federal (con provincias que gozan de una cierta autonomía) y con
democracia representativa (el pueblo gobierna a través de sus representantes, quienes son
elegidos en elecciones democráticas).

También podría gustarte