Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE INGENIERÍA, CIENCIAS FÍSICAS Y


MATEMÁTICA
CARRERA DE INGENIERÍA CIVIL
Materia: Hidrología Aplicada Nº. de Trabajo: 1
Nombre: Ramírez Larco Anderson Steve
Semestre: 5 Fecha de Envío: 16 / 06 / 2020
Paralelo: 1 Fecha de 23 / 06 / 2020
Entrega:
Docente: Ing. Efrén Ortiz Moya MSc.

1. EVAPORACIÓN

La evaporación es uno de los cuantos procesos físicos del agua, este cumple con el

cambio del estado líquido al gaseoso, retornando directamente a la atmósfera en forma de

vapor. Los métodos para medir la evaporación son:

a) Balance hídrico, consta en poder calcular el balance del agua que se produce

en el suelo durante un año, conociendo los datos de las precipitaciones que se hayan

registrado a lo largo de este tiempo dando una evaporación mensual estimada.

b) Formulas semiempíricas, con el paso del tiempo se han ido desarrollando

varias fórmulas para facilitar el cálculo de la evaporación por ellos a base de un estudio

minucioso por científicos dependiendo del comportamiento de los factores dependientes.

Para el uso de estas fórmulas se requieren de manera obligatoria datos de la estación

meteorológica de estudio, de acuerdo a ellos se recuren a cuadros los cuales nos permitirán

seleccionar la fórmula adecuada para obtener el dato de la evaporación.

c) Método experimental, tal es el caso de los estanques que tienen diferentes

dimensiones dependiendo de la precipitación de la zona.

Los estanques de evaporación, con un principio de medir el agua perdida por

evaporación en un depósito de regulares dimensiones. Estas se subdividen en 3 tipos:

 Estanque tipo A, es un deposito cilíndrico galvanizada con un ø de 120

cm y 25,4 cm de altura, instalado sobre un enrejado de madera a 15 cm del suelo. El agua

Página 1 de 7
previamente medida, debe mantenerse en días sucesivos entre dos señales a 20 y 17,5 cm

del fondo del recipiente. La medición se efectúa apoyando en un tubo de nivelación un

tornillo micrométrico que tiene un extremo en forma de gancho cuya punta se enrasa con

el nivel de agua. Al lado de este estanque siempre debe haber un pluviómetro.

 El estanque enterrado, tiene forma de paralelepipédica con sección

recta cuadrada de lado de 0.91 m. la altura es de 0.46 m. Para instalarlo se hunde en el

terreno, hasta que la boca queda 10 cm sobre él. Se procura que el agua de llenado, enrase

con el terreno. (Caraballo, 2014)

 Estanque flotante, pretende acercase más a las condiciones de la

superficie evaporante real. Se sitúa flotando sobre el embalse o rio en observación.

2. EVAPOTRANSPIRACIÓN

A este proceso se lo conoce como la combinación de los fenómenos de la evaporación

desde la superficie del suelo y la transpiración vegetal.

a) Para poder determinar la evapotranspiración se pueden emplear al igual

que la evaporación los mismos estanques de evaporación por el método experimental.

Cumpliendo con los mismos requisitos ya antes mencionados.

b) Lisímetro: Consiste en un recipiente enterrado y cerrado lateralmente,

de modo que el agua drenada por gravedad (la que se hubiera infiltrado hasta el

acuífero) es recogida por un drenaje. En su construcción hay que ser muy cuidadoso

de restituir el suelo que se excavó en unas condiciones lo más similares posible a las

que se encontraba. Próximo a él debe existir un pluviómetro.

c) Balance hídrico en el suelo. Es uno de los métodos más antiguos

utilizados. El balance de agua en el suelo se puede expresar así:

ETR = I - S – ΔR

Página 2 de 7
Dónde:

ETR = evapotranspiración real

I = entradas de agua (precipitación y riego)

S = salidas del suelo que no sean evapotranspiración

ΔR= incremento de la reserva de agua del suelo, utilizable por las plantas

Todos los componentes tienen dimensiones de L/T. Usualmente se expresan en

mm/día o mm/año, en función del periodo para el cual se realiza el balance.

El balance se puede realizar mediante fórmulas semiempíricas que combinan

observaciones con relaciones físicas o mediante mediciones directas.

3. INTERCEPCIÓN

Se le define como a la parte que es retenida de lluvia en la vegetación, la cantidad de

agua retenida dependerá directamente de la vegetación en que haya precipitaciones, es decir

el tipo de hoja, densidad de la vegetación velocidad del viento, intensidad y duración.

Para determinar este valor se lo realiza mediante:

a) Balance de masas, en el que se establece que la precipitación total que recibe

el dosel Pd se reparte entre el volumen evaporado desde el dosel, Ed, lo que pasa a través del

mismo, Ps, lo que escurre por el tronco, Pt, y un residuo que es la Interceptación, In:

In = P d – P t – P s - E d

b) Modelo de Horton, para evaluar la Interceptación se han seguido diferentes

modelos. Uno de ellos, propuesto por Horton, estima el volumen interceptado a partir de la

precipitación total siguiendo una ley lineal con coeficientes ajustados empíricamente:

In = Sd –*Pd

Siendo Sd y γ parámetros que dependen del tipo de vegetación.

Página 3 de 7
c) Modelo de Linsley, en este modelo se supone que la Interceptación alcanza su

valor final de modo exponencial al aumentar la cantidad de precipitación:

In = Sd [1- exp(Pd/ Sd)] +k*Ie *t1

Este modelo se lo reduce de manera más acertada a las propiedades de Horton

teniendo en cuenta que se la pueda aplicar cuando existen lluvias abundantes.

d) Detención superficial, se le conoce como el agua que llega a la superficie y se

almacena en las pequeñas depresiones del terreno. Si rebosa se puede generar escorrentía

2
superficial. La detención Superficial máxima oscila entre 10 y 50 mm (10-50 l/m ). Para que

se produzca debe llover lo suficiente y de forma distribuida. La Detención Superficial

contribuye a que los fenómenos de escorrentía estén más dispersados, retrasándolos y

suavizándolos.

Para determinar lo valores por este se debe tomar en cuenta la lluvia eficaz es la parte

de la lluvia que genera escorrentía superficial. Aplicando la siguiente expresión para dicha

lluvia eficaz:

Pe = (P – In )– If

Dónde:

Pe es la lluvia eficaz.

P es la lluvia total.

In es la Interceptación.

If es la Infiltración.

(«RETENCIÓN SUPERFICIAL», 2011, p. 36)

4. INFILTRACIÓN

Página 4 de 7
Es de importancia básica en la relación entre la precipitación y el escurrimiento, por

lo tanto la infiltración es definida como el proceso del agua infiltrada desde el terreno hacia el

suelo. Los métodos para determinar este proceso son:

a) Método indirecto: Se determina la capacidad de infiltración

considerando una cuenca perfectamente controlada, con datos precisos de

precipitación, evaporación y escorrentía, se puede determinar la infiltración.

b) Infiltrómetros: Para realizar el ensayo de infiltración en el campo se

utiliza el infiltrómetro. Es un aparato sencillo, de uno o dos tubos de chapa de

diámetro fijo. Se clava en el suelo a una profundidad variable, se le agrega una cierta

cantidad de agua y se observa el tiempo que tarda en infiltrarse

c) Simuladores de lluvia: Aplican agua en forma constante

reproduciendo lo más fielmente el acontecer de la precipitación. Las gotas son del

tamaño de las de la lluvia y tienen una energía de impacto similar, comparándose los

efectos. Varían en tamaño, cantidad de agua necesaria y método de medición. El área

de lluvia es variable entre 0,1 m2 y 40 m2. La diferencia entre precipitación y

escorrentía representa la valoración del volumen infiltrado.

d) Lisímetros: Es un depósito enterrado, de paredes verticales, abierto en

su parte superior y relleno del terreno que se quiere estudiar. La superficie del suelo

está sometida a los agentes atmosféricos y recibe las precipitaciones naturales. El

agua de drenaje es medida, al igual que la humedad y la temperatura del suelo a

diferentes profundidades.

5. PERCOLACIÓN

La percolación se lo define como la tasa de movimiento del agua a través del suelo.

Por ello es muy importante tomar en cuenta el tamaño de los poros del suelo reviste gran

importancia con respecto a la tasa de filtración. (9. PERMEABILIDAD DEL SUELO, 2010)

Página 5 de 7
El tamaño y el número de los poros guardan estrecha relación con la textura y la

estructura del suelo y también influyen en su permeabilidad.

Las técnicas para poder determinar la percolación son las siguientes:

a) La evaluación visual de la tasa de permeabilidad del horizonte del

suelo.

b) Un ensayo de campo sencillo para estimar la permeabilidad del suelo.

c) Un ensayo de campo más preciso para medir las tasas de

permeabilidad.

6. FLUJO SUBTERRÁNEO

Se lo denomina a la descarga de agua subterránea a la cubeta del humedal y a la

vegetación asociada aporta agua, la infiltración a través del terreno y eventual recarga a un

cuerpo de agua subterránea extrae agua.

Para medir el agua que entra subterráneamente se recurrirá a los piezómetros tomando

en cuenta los niveles freáticos y pozos que se introducen en el terreno. La medida del nivel

puede ser manual mediante instrumentación que se introduce en el piezómetro (flotadores,

aparatos que emiten un clic, medidores con circuito eléctrico) o automática con sensores de

presión hidrostática que incorporan un sistema de almacenamiento data logger.

Una vez obtenidas la piezometría en los puntos de muestreo se elaboran los mapas de

isopiezas cuantificándose el caudal que circula entre ellas mediante la ley de Darcy

BIBLIOGRAFÍA:

 Caraballo, R. (2014). Revista de metodos para medir la evaporacion. Issuu.

https://issuu.com/rubencaraballo/docs/revista_de_metodos_para_medir_la_ev

 Allen, R.G.; L. S. Pereira; D. Raes y Smith, M. (1998).- Crop

evapotranspiration - Guidelines for computing crop water requirements - FAO Irrigation

and drainage paper 56

Página 6 de 7
 Disponible en Internet en español : ftp://ftp.fao.org/agl/aglw/docs/idp56s.pdf

 Rafael HERAS: “Manual de Hidrología”. Centro de Estudios Hidrográficos.

Madrid.1970.

 RETENCIÓN SUPERFICIAL. (2011). En HIDROLOGÍA I: CICLO

HIDROLÓGICO (Vol. 1, pp. 34-40).

http://caminos.udc.es/info/asignaturas/grado_itop/415/pdfs/Capitulo%203.pdf

 9. PERMEABILIDAD DEL SUELO. (2010). Food and Agriculture

Organization of the United Nations.

http://www.fao.org/tempref/FI/CDrom/FAO_Training/FAO_Training/General/x6706s/x6

706s09.htm

 Capítulo 6: El agua subterránea y el ciclo hidrologico. (2020, 24 enero).

HWB. http://hydrogeologistswithoutborders.org/wordpress/1979-espanol/capitulo-6/

Página 7 de 7